www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
3338553
No recomendado para menores de 7 años  Esto es vida! - 28/10/15 - ver ahora
Transcripción completa

(Aplausos)

Buenas tardes. ¿Cómo están?

Bienvenidos a todos a "Esto es vida".

Durante los próximos 45 minutos

vamos a hablar de salud, de bienestar, de ciencia.

Pero, sobre todo, nos vamos a divertir.

Y para eso necesito a mi equipo médico.

Así que, en primer lugar, la responsable de que tengamos

este cutis tan maravilloso, la doctora Paloma Borregón.

(Aplausos)

El pediatra que toda madre querría tener cerca,

nuestro doctor Fernando Uribarri.

Y nuestro especialista en aparato digestivo,

que es un auténtico corazón con patas,

nuestro doctor Luis de Benito.

Hola, Cristina. Un momentito, un momentito.

Pero ¿dónde estás? Estoy en el holograma.

Los últimos ajustes. Ya voy, ya voy.

Date prisa, Luis. Date prisa.

Hoy vamos a hablar de alzhéimer y de memoria.

Precisamente, en el episodio de hoy de "Centro médico"

nos quedábamos todos con la carne de gallina.

Hola. -No, no, no...

-No permite que nadie le toque, cielo.

Nada más que yo.

-Pues nos vamos. -Muy bien.

-Se pierden las capacidades

para hacer casi cualquier cosa por uno mismo.

Las personas como Gerónimo necesitan ayuda constantemente.

Lo importante que es la familia y el entorno en estos casos.

La verdad es que voy a hablar yo porque, por experiencia personal,

esduro, ¿no?

Mi abuela tuvo alzhéimer.

Y la verdad es que es difícil, para el paciente, por supuesto,

pero para los familiares, vas viendo poco a poco

cómo tu familiar no te reconoce, al principio lo pasa mal...

Mi abuela, por ejemplo, la tuvimos que operar de un tumor de la piel,

la ingresamos en el hospital, y ella no sabía que yo era yo.

No sabía que yo era su nieta. Pero cuando yo no estaba,

le preguntaba a las enfermeras: "¿Dónde está la doctora esa rubita

que me cuida tan bien?".

Ella sabía que yo era alguien especial que la apoyaba,

y, sin llegar a conocerme...

Y la verdad es que es una experiencia importante.

El apoyo familiar es fundamental

para que ellos sepan que tú estás ahí.

Gracias, Paloma, porque yo creo que muchos

se han sentido identificados con lo que nos ha dicho.

Y ahora, atención, necesito que me prestéis mucha atención.

Porque, por primera vez en televisión,

vamos a ver algo que no se había realizado antes,

ni en España ni en el mundo entero.

Lo vamos a ver aquí. Y lo vamos a ver, además,

gracias a una persona muy particular y que conocen muy bien.

Hola, soy Juan José Padilla. Soy torero.

Y hoy voy a hacer una prueba del Holter,

es una experiencia nueva.

Maestro, buenas tardes. ¿Cómo está? Muy bien.

Encantado de estar en vuestro programa, claro.

De verdad que muchísimas gracias.

Todos sabemos lo valiente que es, pero yo lo digo también

porque ha dejado que le coloquemos este aparatito.

Es un Holter, y sirve para medir los latidos del corazón.

Atención a este experimento,

porque nunca antes se había hecho.

A Juan José le vamos a colocar este aparato y vamos a ver

a qué velocidad le late el corazón a un torero

cuando se pone delante de un toro. No esperamos más.

Quédense con nosotros. "Esto es vida".

(Música)

Como en "Esto es vida" nos encantan los experimentos,

vamos a hacer otro experimento más.

Vamos a poner a prueba la memoria de nuestro público.

¿Con qué? Con la ayuda de todos estos objetos

y de un especialista en neurología.

Además, vamos a tener todo un campeón de memoria.

No os lo perdáis.

¿Saben qué hace falta para encestar un balón?

Dos cosas fundamentales:

una canasta y mucha confianza.

Lo demostraremos con un experimento sobre refuerzo positivo.

Tres experimentos hoy, estamos que nos salimos.

Venga, que no puedes, ¿o qué? Venga, anda. Toma, toma.

Muy bien, Luis. Muy bien.

Me la has quitado muy bien. Esto es refuerzo positivo.

¿Y tú sabes qué es lo que hace nuestra compañera Ana Caravaca

y Juliana con la caravana? Sí lo sé, sí.

¡Ah! Sabes dónde está, ¿eh? Sí, sí, sí.

Pues muy bien. Muy bien Fernando.

Esto también es refuerzo positivo. Mejor que nos lo cuenten ellas

en el vídeo que vamos a ver a continuación.

Yo voy a hacer una canasta.

Hoy la caravana llegaba a Cabeza la Vaca,

un pueblo de Badajoz, para conocer la salud de sus paisanos

después de comer muchísimo jamón, su producto estrella.

Os lo cuento en un momentito aquí, en...

(TODOS) ¡Esto es vida!

Juan José Padilla, maestro, te quería dar de nuevo las gracias

por estar con nosotros en "Esto es vida",

y también por, como decía antes, colocarte este aparatito,

este Holter, para medirte los latidos del corazón.

No sé si alguna vez imaginaste que te ibas a poner

enfrente de un toro con este aparato.

No, nunca. Nunca me lo había planteado.

Pero quiero darle las gracias al programa.

De alguna forma, la fiesta, nuestra profesión,

que se digna de mucha verdad,

tiene la oportunidad de enseñar a muchas personas,

y creo que servirá también para muchísimos profesionales

esta experiencia nueva.

Seguro que sí. Fernando, vamos a explicar esta experiencia.

¿Qué es lo que hemos con este Holter y con el maestro?

Pues hemos medido al maestro Padilla

la velocidad a la que late su corazón

y el ritmo al que ha latido su corazón.

Queríamos ver, en el caso del maestro Padilla,

si latía rítmico y a qué frecuencia estaba latiendo.

Bueno, pues vamos a ello. Por primera vez en televisión,

le medimos el ritmo cardiaco a un torero

cuando se pone delante de un toro.

¿En qué momento se habrá acelerado más su corazón?

Esto es lo que registró el Holter.

(Música, guitarra)

A medida que se va acercando la hora

y vamos tomando el paso más cerca a la plaza de toros,

el trayecto en el que vas montado en la furgoneta,

vas pensando ya un poco cómo son los toros,

el toro que te ha tocado, la ganadería...

Empieza uno a pensar la tarde del compromiso que tienes.

Y cuando entras en el patio de cuadrilla,

saludas a tus compañeros, te quedas solo un rato en la capilla,

estás orando, estás entregándote a Dios

y ofreciéndole a Dios la tarde,

yo creo que son momentos que empieza la adrenalina

un poco a subir y a notar ese ritmo.

Para mí, los puntos, creo, que pueden subir un puntico más,

será en el paseíllo, antes del paseíllo

y el momento en el que sale el toro.

(Pasodoble)

(Pitidos)

(Aclamaciones)

(Pasodoble)

Tengo inquietudes por saber qué reacción tengo,

en qué momento me encontraba un poco más nervioso,

porque me sorprenderá. Incluso a mí me podrá sorprender.

(Aplausos)

Juan José. Curioso, nos decías:

"Yo creo que el momento va a ser cuando cuando pise el albero

y cuando salga el toro". Pero no.

Los dos picos los hemos tenido, bueno, en un susto,

en un amago de cogida, que llegas a 160,

y después, en la ovación del público.

Ahí es donde tenemos el pico más alto, en 174 pulsaciones.

Me sorprende mucho. Me sorprende mucho.

Bueno, partimos de la base, principalmente,

de que los toreros somos...

Nos estamos preparando en estos tiempos

como deportistas de élite.

Eso es fundamental también para mantener esos ritmos cardiacos.

Precisamente, para cuando un toro te plantea una dificultad.

No pensaba que en ese momento sería tan alto el pico.

Para mí siempre...

Llevo muchos años vistiéndome de torero, llevo 21 años de matador.

Y he pensado siempre que, en el momento de salir al ruedo,

he sentido cómo me palpitaba el corazón.

Cómo se aceleraba.

Cómo se acelera el corazón en ese momento de salir al ruedo.

Y luego, el otro momento es esperar el toro.

No sé la reacción que va a tener el toro, no sé cómo...

Los primeros lances, qué reacción puede tener.

Está claro, lo hemos visto, que se mantiene más la calma.

En cambio, Fernando, llegamos a 174 en esa ovación del público.

No sé si esto es normal, si es alto, es bajo...

Es normal, es normal.

Una persona preparada como el maestro Padilla,

ningún problema. Le puede subir...

Hay muchas formas de medirlo.

Una de las más populares es a 220 restarle la edad de la persona.

Si está más o menos entrenada, hasta esas pulsaciones puede llegar.

Ha tenido un Holter impecable.

Un Holter impecable también por la parte baja,

cuando ha estado más calmado.

Eso quizá sí que se lo podría imaginar más,

es en el momento de recogimiento,

cuando te quedas solo antes de salir.

Quizá el momento de más tranquilidad y de mayor paz

es cuando te entregas a Dios, ¿no?

Y cuando tenemos el momento de la oración,

el momento de entregarte a Dios,

son momentos que prácticamente estás evadido

y estás hablando con Dios y ofreciéndole tu tarde.

Juan José, yo tengo una pregunta.

¿Qué crees que habría pasado si el Holter,

en vez de llevarlo puesto tú, lo hubiera llevado tu mujer?

Mi mujer no... Buena pregunta.

Mi mujer, fíjate.

Tengo la suerte de tener una mujer con una gran capacidad,

una gran frialdad. Una mujer con una gran estabilidad.

La he visto en situaciones difíciles,

en cuanto a percances que he tenido muy graves,

como todos conocéis.

Y se ha mantenido siempre con muchísima frialdad,

una mujer que tiene una gran capacidad

de superar momentos difíciles, pero claro, eso, como va por dentro,

igual lo que usted dice, doctora, tiene razón.

Puede ser que el corazón se le acelere mucho y no se le note.

No sé también si este Holter, este aparato,

si se lo hubiéramos colocado, en vez de en esta corrida de toros,

por ejemplo se lo hubiéramos colocado en la plaza de Zaragoza,

donde tuvo esa grave cogida hace cuatro años,

si crees que el resultado hubiera sido diferente o no.

¿O hubiera dado el mismo? Los toreros nos vestimos de luces

y vamos a la plaza a entregarnos en cuerpo y alma en todas.

Pero no cabe duda que hay ciertas ferias

que son de máxima responsabilidad,

que el público a lo mejor es más exigente.

Yo pienso que el cambio de feria, el cambio de plaza,

haría que también el corazón palpitara a otro ritmo diferente.

Pues, maestro, Juan José Padilla, yo le vuelvo a repetir

que muchísimas gracias por estar con nosotros,

por participar en este experimento, y en este experimento,

en esta corrida de toros, donde cortó cuatro orejas,

así que también... ¡Olé!

De verdad, muchísimas gracias. Gracias por la experiencia.

Gracias a todos. Gracias, doctor.

Muchas gracias, maestro Padilla,

por su presencia con nosotros en "Esto es vida",

de la que esperamos que se lleve un gran recuerdo.

Precisamente del recuerdo y de la memoria

es de lo que vamos a hablar a continuación.

¿Sabían ustedes que el cerebro, nuestro cerebro,

puede procesar información cinco veces más rápido que un ordenador?

¿Sabían ustedes que además es capaz de almacenar

más información que 156 000 teléfonos móviles juntos.

Hay una memoria que es inmediata, que la utilizamos para los datos

de uso corriente, por ejemplo para recordar datos inmediatos.

Esto se almacena en la corteza prefrontal...

En esta zona que vemos en color verde, en la parte frontal.

Si yo les digo, por ejemplo, que me recuerden este número

para repetírmelo: "778 254".

Ustedes serían capaces de repetirlo porque lo tienen aquí.

¿Lo notan aquí, en el cerebro? Pesa, ¿verdad?

778 254.

Esa información, si no es importante, se olvida.

Porque los datos importantes viajan a través del cerebro

a una zona, que lo vamos a ver con un corte en el cerebro,

damos una hachazo por el medio y viajan a esta zona

que es el hipocampo. Es la segunda zona de la que quiero hablar.

El hipocampo es como si fuera la agenda.

Almacena la información importante que necesitamos recordar.

Por ejemplo, un número de teléfono que tenemos que recordar,

el día de la boda, una fecha señalada, lo que comieron ese día.

Todos esos datos que son importantes en su recuerdo se almacenan aquí.

Yo también tengo el día de mi boda aquí grabado,

aunque mi mujer dice que no, pero en algún sitio seguro que está.

¿Qué parte del cerebro decide qué información es importante

y cuál no?

Esta estructura que vemos abajo, que se llaman los ganglios basales.

Se llaman así porque están en la base del cerebro.

Es la zona del cerebro que nos dice: "Esto es útil y esto no".

Por ejemplo, si yo ahora les digo a ustedes:

¿se acuerdan del número que les dije al principio?

Muchos lo habrán olvidado porque es un dato absurdo.

Sin ningún significado, sin ningún valor.

Pero si yo les digo, por ejemplo:

"El Gordo de Navidad de este año va a ser el 56 223".

Todo el mundo procesa eso, porque se le ha quedado clavado

no solo en el hipocampo, sino hasta la rabadilla,

porque ese dato es muy importante. Tiene mucha importancia para usted.

La memoria es selectiva. Guarda con más intensidad

aquellos datos que más les interesa.

La memoria, como todas las funciones superiores,

se pueden entrenar. De eso vamos a hablar en este programa.

Muy bien, Luis. Vamos a entrenar la memoria.

Vamos a entrenar la memoria. Muy bien.

¿Qué? Te veo aquí con tus cositas y te lo estás pasando estupendo.

Estaba explicando lo del cerebro. Genial.

Pero qué me dirías si te digo que sin cambiar de tema

podemos cambiar de color a las espinacas.

¿A las espinacas? A las espinacas.

¿Puedes cambiar el color a cualquier cosa?

Sí. ¿A cualquier cosa?

Ponme a prueba.

Pues tengo aquí un billete de 20 euros que es azul.

Si lo cambias a uno morado de 500... ¿Lo puedo ver?

Vale, me parece estupendo. Luego lo vemos

A ver si es posible. Vale.

No os perdáis "El Loculatorio". Vais a flipar.

El doctor Fernando Uribarri nos va a hablar de los percentiles.

Algo que nos obsesiona mucho a las madres, ¿verdad?

El percentil refleja cómo es el crecimiento de altura

y peso de un niño en relación a otros de su mismo sexo y edad.

(Música)

Sin cita previa con doctor Uribarri.

Malditos percentiles.

No le deis tanta importancia al percentil.

Esos comentarios: "Mi hijo está en el percentil 3,

el mío está en el 40, el mío está en el 84...".

A los pediatras no nos llama la atención eso.

En lo que nos fijamos es en la evolución del percentil

de vuestros hijos.

Si un niño ha ido evolucionando siempre por el percentil 3,

es un niño absolutamente sano.

Por el contrario, si un niño ha ido siempre por el percentil 50,

por ejemplo en peso, y vemos que últimamente va aplanando el peso

y baja al percentil 3, ese niño sí que nos llama la atención

y nos puede preocupar.

No le deis importancia al valor absoluto del percentil

ni a las comparaciones, que como siempre decimos son odiosas,

y fijaros más en la evolución. Que no haya cambios bruscos,

ni para arriba ni para abajo del percentil.

(Música, aplausos)

¿Os acordáis que al principio del programa hablábamos de memoria

y decíamos que íbamos a hacer un experimento de la memoria?

Para eso tenemos aquí con nosotros, al doctor Ignacio Hernández Medrano.

Buenas tardes. Buenas tardes.

¿Qué tal, cómo estamos? Gracias por estar aquí con nosotros.

Hola Paloma, buenas tardes. Doctor Hernando, buenas tardes.

Tenemos a una eminencia, aquí donde lo ven,

tan jovencito, pero yo podría estarme hasta mañana

en el programa de Mariló Montero, contando tu currículum,

pero bueno, lo voy a dejar en tres pinceladas:

Eres neurólogo, trabajas en el Instituto Ramón y Cajal,

y eres experto en inteligencia artificial.

Y posees muchos másters, aunque no te gusta que lo digamos,

pero tienes muchos másters. Ni uno, ni dos, ni, ni tres.

Además está trabajando investigando en técnicas novedosas,

para mejorar la atención al paciente.

Entre tanto que hace, no sé cómo el ha tenido tiempo

de venir al programa, estar hoy con nosotros,

muchas gracias, doctor. Pues yo tampoco.

Pero llámame de tú porque además sabes que los médicos nos tuteamos

sin problema o sea que, Nacho. Sí. Perfecto.

Sin problema. Gracias, Nacho.

Pues hemos estado grabando antes del programa el experimento,

con dos voluntarios, con los que está Luis.

¿En qué ha consistido la prueba? Cuéntanos.

El test que hemos hecho es algo muy similar a lo que hacemos

los neurólogos en la consulta cuando tenemos un paciente,

una persona de la que sospechamos

que puede tener un fallo de memoria, un deterioro cognitivo.

Entonces lo que hacemos es que le enseñamos una serie de objetos,

de imágenes, y la persona que las ve

tiene que ir nombrándolas y recordarlas.

La siguiente prueba que van a ver también la pueden realizar

desde casa. Atentos.

Van a ver una sala llena de objetos.

Tienen que intentar recordar el máximo número de ellos. Prueben.

A ver cuántos es capaz de recordar, de todos los que hemos dicho.

Empezamos. -Tenemos un frutero con naranjas...

-Perfecto. -Tenemos una tazas también.

Teneos también un percherito con unos sombreros.

¡Ah, la jaulita de los pajaritos! -La jaulita también.

¿Alguna cosa más se nos queda por ahí? ¿Por ejemplo, para adornar?

-Sí, una figurita y luego había también como un cactus, creo.

-Muy bien. -Pues hijo, no he estado mal, ¿no?

-Bueno, y a ver, a ver... A ver si sacamos alguno más.

Una cosa que usamos por las mañanas para despertase...

-¡Ay, sí! Estaba el despertador. ¡Con lo grande que era, Dios!

-Bueno, ese también. -Muy bien. Pues lo ha hecho muy bien.

Se ha acordado de casi todo sola y de alguno con ayuda.

-Bueno vale. Hijo, pues me alegro. -Tiene buena memoria.

-Bueno, pues mira, eso está bien. -Muy bien.

Nacho, ¿qué conclusiones has sacado de esta primera prueba de Paloma?

Bueno, yo creo que Paloma está muy bien de memoria.

Ha acertado muchísimo, más de lo que se suele acertar

porque una cosa importante es que tampoco hace falta hacerlo perfecto.

Lo normal es acertar casi todo y cuando uno está además nervioso,

delante del médico, lo normal es que alguna cosita se escape.

Lo que nos empieza a preocupar es cuando ya los fallos se encadenan.

En su caso está muy sana y muy bien porque acertaba sin problema.

Bueno, perfecto. De maravilla.

Ahora vamos a ver qué ha pasado con Izan. Vamos a verlo.

-Pues en la primera mesita hay 7 u 8 naranjas...

-Vale, muy bien. -Un despertador...

-Estupendo.

-Y en esa mesa no me acuerdo de la tercera cosa.

-Vale. Seguimos. Tú los que te acuerdes, así, rápido.

En la siguiente hay un casco de soldador...

-Perfecto.

-En la siguiente hay dos tazas... -Vale.

-En otra hay una mano que sostiene ramas...

-Muy bien.

-Una estatuilla... -Vale.

Y por ejemplo, algo para los animales, ¿te acuerdas?

-¿Para los animales? Comida de gato o de perro.

-Muy bien. Perfecto. Correcto. ¿Y algo para disparar, un arma?

-No.

-En eso yo creo que no te has fijado. -En eso no me he fijado.

-Muy bien. Has acertado la mayoría de ellos,

y alguno con una ayuda. O sea que perfecto.

(Aplausos)

Cuéntanos qué te ha parecido. Qué tal lo ha hecho Izan.

Es un paciente un poquito más... Bueno...

Una persona un poquito más joven.

Bueno, lo primero es que Izan está bien, está sano,

no tiene ningún problema de memoria,

pero esto es curioso y a veces puede pasar.

Ha fallado alguna más que Paloma. Aunque sea algo más joven.

Los nervios, a lo mejor.

.Eso, ¿por qué puede ser eso? Es que los nervios influyen mucho.

Y entonces esto para nosotros es muy interesante en la consulta.

Porque muchísimos pacientes vienen: "Ay, pues doctor, es que voy

a la cocina y no me acuerdo de lo que iba a hacer.

¿Tendré alzhéimer, tendré algún problema de demencia?".

Es un paciente un poquito más... Bueno...

Perdonad que os interrumpa, pero es que quiero que conozcáis

a este prodigio de la memoria, que es Víctor. Un aplauso para Víctor.

(Aplausos)

Víctor nos va a demostrar la memoria tan increíble que tiene

con una simple prueba que yo creo que además

sería bueno que lo hiciera primero alguien del público

para que así entendamos más todavía lo difícil que es.

Luis. Elígeme a alguien del público que quiera hacer esta prueba.

Lo que va a hacer lo hace primero la persona del público,

Usted es joven, no le importa, ¿verdad?

¿Su nombre es?

Miguel. Miguel tiene cara de matemático.

Se llama Miguel, como mi primo Germán...

Miguel, durante...

(Aplausos)

Durante unos segundos, Miguel va a estar mirando a la pantalla,

va a ver una serie de cifras,

vas a tener unos segundos para memorizar las cifras

y el orden en el que están, ¿vale? ¿Está claro?

Ya sabes. Tú intenta memorizar todo lo que puedas. ¿Vale?

Vale. ¿Estás preparado, listo?

Sí. Pues venga.

(Música)

Te he dejado un poquito más del tiempo que va a estar Víctor.

Si yo te digo: "El.... 2".

Te puedo decir el 38... Bueno, bueno, bueno.

No es, pero vamos a intentar otro. Venga, el 9.

9 no me...

¿No? ¿Y el 6? El 6... 52.

¿Y el 5? Bueno. Habéis visto lo difícil que es, ¿no?

Por supuesto, vale. Muchísimas gracias por intentarlo.

Muy bien. Muy complicado. Muchísimas gracias.

Quédate si con nosotros mientras hacemos la prueba.

Bueno, Miguel. Ahora vamos a ver aquí al...

Ahora vamos a ver al profesional, al prodigio.

Unos segundos para mirar otra serie de cifras diferentes y te pregunto.

¿Estás preparado? Listo.

¿Sí? Pues date la vuelta.

Ya.

¿Bien? Sí.

Vamos a empezar a preguntar. El 3, Víctor.

78.

¡Bien!

(Aplausos)

El 10.

14.

Muy bien. El 8.

43.

El 5. 32.

¡El 1! 12.

Ya no me acuerdo los que te he preguntado. El 12.

87. Por favor... ¿Habéis visto?

¿Habéis visto lo complicado, lo complicado que es?

Increíble. Víctor... Espectacular. Me he quedado impresionado.

Estoy mucho más cerca de Miguel que de ti, por supuesto.

Como todos. Vamos a preguntarle a Nacho.

Nacho, ¿cómo se interpreta esto?

Cómo es capaz una mente de ver tan rápido y quedárselo todo?

Aquí lo que vemos es esto, que la persona, con entrenamiento,

puede conseguir muchas cosas.

Hay una pequeña parte genética en esta capacidad,

pero sobre todo hay la voluntad y el entrenamiento,

y eso es aplicable a cualquier persona.

Nosotros nos vamos con Víctor, y así entrenamos un poquito

la memoria, Miguel y yo, que falta nos hace.

Doctor Hernández, no te vayas todavía

porque vamos a seguir hablando de todo lo contrario.

De la pérdida de memoria.

De la causa más frecuente, que es el alzhéimer.

¿Por qué vamos a hablar del alzhéimer? Por tres motivos.

El primero es porque afecta en España a más de 500 000 personas.

Porque se diagnostican 40 000 casos nuevos cada año,

y además porque se prevé que aumente y que en 2050

haya más o menos como más de millón y medio de casos diagnosticados.

Pues precisamente, de esos 40 000 nuevos casos de alzhéimer,

siempre solemos asociarlo a personas de edad avanzada.

¿Cómo se afronta el alzhéimer cuando aparece a una edad mucho más joven?

(Música)

Marisol jamás pensó que tendría que renunciar a muchas cosas

por cuidar al amor de su vida.

A Juanjo, su marido, hace 5 años le diagnosticaron alzhéimer precoz.

Y desde ese instante no ha vuelto a ser el mismo.

Juanjo, poco a poco va olvidando las cosas más cotidianas.

Marisol y sus hijos han asumido que no hay marcha atrás.

Pero con amor y dedicación,

luchan por ralentizar el avance del alzhéimer.

49 años, Marisol. Sí.

¿Cómo os enteráis que Juanjo tiene alzhéimer?

En principio no sabíamos que era alzhéimer.

Yo empecé a detectar...

una serie de despistes, de cosas raras.

Era totalmente ajeno a su personalidad.

Empezó a trabajar en un sitio nuevo,

e incluso una de las personas que le conocía desde los 16 años,

me llamó para decirme que cosas que sabía...

que había aprendido de él, mi marido no sabía ya hacerlas.

Es como que las había olvidado.

Sí. Las había olvidado.

Era incapaz de hacer una programación en el trabajo,

y aunque se lo dieran escrito, no era capaz de seguirlo.

Tú te preocupas, vas al médico.

En un principio no os creen. No...

Sabes que algo pasa, pero te dicen: "Bah, son cosas tuyas".

¿Cómo te hacen caso y cómo se dan cuenta que sí que es alzhéimer?

Yo estaba muy preocupada, y acudí al médico.

Un médico que nos conoce prácticamente de toda la vida.

Y le expliqué el caso de mi marido, sus despistes, las pérdidas.

Perdió guantes, perdió de todo. Y no me creía.

En principio dijo...

No me lo dijo con esas palabras, pero me dijo:

"Eres tú la que tiene los problemas.

Estás cerca de la menopausia, tu marido seguramente que esté

perfectamente bien. No seguramente. Seguro que está bien.

Es que los hombres también nos cansamos de hacer las mismas cosas".

Yo... fue mi situación de impotencia. De decir: "No me ayuda mi médico.

¿Quién me va a ayudar?".

Al final se dieron cuenta que sí: que realmente tenía alzhéimer.

Un alzhéimer precoz. ¿Cómo lo afronta?

Porque yo estaba diciendo: "Son 49 años nada más".

¿Cómo afronta él y cómo afronta la familia que tiene alzhéimer?

Pues él, al principio, negaba que tuviera ningún tipo de problema.

Después admitió, después de pruebas y que la neuróloga le explicara

en qué consistían más o menos sus despistes y todo eso,

lo fue aceptando.

Yo, en principio, dije: "Sí, alzhéimer. ¿Y ahora qué?".

Y ahora qué hacemos...

Estaba muy perdida. Muy perdida porque sí,

¿quién no ha oído hablar del alzhéimer?

¿Quién no ha tenido un caso de alguien más o menos cercano?

Pero, gracias a Dios, en mi familia no había habido nadie...

No conocía la enfermedad.

Son cinco años de alzhéimer, creo que ha estado de una manera leve

hasta hace poquito.

¿Cómo habéis notado que ha pasado a un nivel superior?

Porque él ya no es consciente de que tiene ningún tipo de enfermedad,

cuando hasta hace poco me decía:

"Cuando yo ya no pueda comer, cuando yo ya no pueda andar,

¿vas a estar conmigo siempre?".

Ahora ya no se plantea nada. Sencillamente, se deja llevar.

Él acude a un centro, creo que son dos veces por semana.

¿Qué tipo de terapias recibe en ese centro?

Se trata de hacerles mantener la motricidad, la memoria,

las tres erres, que se suelen llamar.

La de recibir la información, retener la información y...

Y ahora no me acuerdo, pero vamos.

Que es poder recordarla. Recordarla. Entonces, les ayudan en este proceso.

Pero no solo la asociación hace ese trabajo, que es importantísimo.

Para mí el trabajo más grande, por lo menos de la asociación

en la que estamos, es la ayuda que nos aportan a los familiares.

También, desde casa, como decía, estáis apoyándole.

De hecho tu hija, creo que la mediana,

que es la que es profesora... Ainhoa, sí.

Le ayuda de una manera muy especial. Le ha hecho un álbum, ¿cómo es?

El álbum de vida, que se suele llamar,

con los momentos más importantes de su infancia,

de su adolescencia, de su juventud, de su madurez, de su trabajo...

Y otro muy bonito, que tiene mucho mérito por su parte,

es un árbol, pero no el árbol genealógico que todos conocemos, ¿no?

De nuestros antepasados.

Este árbol es de los familiares y personas

que ahora mismo conviven con nosotros, para que él,

mediante un sistema de belcro, le quitamos todas las fotos,

y él tiene que ir asociando quién es...

Quién es su padre, quién es su madre,

quiénes son sus hermanos, quiénes sus hijos, quiénes sus sobrinos...

Y quién es, para él, por lo que nos has contado, Marisol,

y por lo que hemos hablado antes del programa,

quién es su referente y quién es su espejo, que eres tú.

Esto lo digo porque en ese álbum, precisamente,

creo que tu hija escribió, donde está vuestra foto juntos:

"Marisol y Juanjo, 20 años de casados",

pero creo que él, en algún momento, además ya con el alzhéimer avanzado,

escribió algo a boli al lado de esa frase. ¿Qué puso?

Sí, es muy emocionante; porque puso: "Y 20 años más".

Él, es verdad que me tiene como su referente,

y lo del espejo es una palabra que yo uso mucho porque...

Porque sí, porque dependiendo de mi estado de ánimo es el suyo.

Desde luego que las ayudas terapéuticas son muy importantes,

tener paciencia, pero sobre todo lo que demuestras todos los días,

Marisol, con Juanjo, que es un amor inmenso.

Muchísimas gracias por haber estado hoy con nosotros.

Gracias a ti, Cristina.

(Música)

La historia de Marisol, yo creo que nos llega a todos,

de lo importante que es la familia, el apoyo, casi todos,

o mucha gente conocemos a alguien que ha tenido alzhéimer,

yo ya os he contado antes la historia de mi abuela.

Es muy duro estar durante muchos años viendo cómo tu familiar va,

poco a poco...

Lo vas perdiendo, y él al principio sí que es consciente.

Mi abuela al principio era consciente de lo que le pasaba,

pero llega un momento que los que peor lo pasan

son, incluso, los familiares, ¿verdad?

Igual que nos ha contado Marisol,

¿Qué podemos hacer para retrasar esta evolución?

¿Cómo los familiares podemos ayudar a la persona a retrasarlo?

Es muy importante esto que comentábamos.

El mantener, en la medida de lo posible,

bien desde antes de que empiece la enfermedad

o en las primeras fases, la actividad intelectual lo máximo posible.

Porque además fíjate que tener trucos,

para enfrentarse a las situaciones cotidianas

en las que hace falta memoria, es muy importante.

Para entendernos. Es como si la persona

cuando ha entrado antes a la habitación, le hubiéramos...

Fuera una persona muy buena en técnicas para memorizar,

como es Víctor, y hubiera dicho: "Ah, pues voy a imaginarme a alguien

con la máscara de soldador soldando una naranja".

Y con ese truco se acordará.

Hay personas que, sin darse cuenta, al ir practicando la mente,

el ejercicio mental, a lo largo de la vida, aprenden muchos trucos.

Esas personas consiguen retrasarlo más,

o defenderse mejor cuando ha empezado.

Yo me hago siempre una pregunta: Hay cosas que sí que se olvidan

y hay cosas que no se olvidan.

Por ejemplo, uno olvida la fecha de nacimiento,

incluso el nombre de sus nietos, pero por qué uno no se olvida

de cómo cantar una canción, o cosas de ese tipo. Por qué.

Cada parte, la memoria dentro del cerebro no está toda

en el mismo sitio.

Cada recuerdo está en una zona determinada, en un área.

Y algunas están más vinculadas a cosas emocionales,

y esas son las que recordamos mejor.

Las cosas que son más racionales, más intelectuales,

esas las olvidamos antes.

En el alzhéimer, en la demencia, lo que ocurre es que se pierde

primero la capacidad de crear nuevos recuerdos.

Pero los recuerdos antiguos, de la infancia,

esos no se borran hasta casi el final de la enfermedad.

Esos están ahí, ¿no? Mientras tanto, iremos entrenando la memoria.

Muchas gracias, doctor, por haber estado aquí con nosotros,

la verdad es que ha sido un honor y un placer tenerte

y que nos enseñes, un poco, a entrenar la memoria.

Muchísimas gracias a vosotros. Un placer.

¡Uy!

Pero bueno, ¿dónde está mi vídeo?

Es que yo he venido aquí a hablar de mi vídeo.

Bueno. Ana quiere hablar de su vídeo.

Pues hala, dentro vídeo.

(TODOS) ¡Esto es vida!

(Aplausos)

Parte de que el jamón de bellota sea bueno para la tensión,

también es bueno para las dietas, ¿no? Adelgaza.

-Claro, está recomendado en las dietas de adelgazamiento.

Precisamente por lo que os decía, como tiene ácido oleico,

lo que hace es bajar el colesterol malo y subir el colesterol bueno.

-¡Ay, qué bueno!

-¿A que está buenísimo?

Carmen la Portuguesa. ¿Qué hace para estar tan guapa con 103 años?

-Compro un cuarto de kilo. O un... un choricito.

-Sí. -Lo compro.

Y muchas noches, eso es mi cena.

-¿Usted nunca ha ido al médico? ¿No ha tenido ningún problema...?

-Nunca. Jamás.

Jamás.

-¿Qué te parece si hacemos un chequeíto rápido?

-¿A ella?

-Hombre, claro.

-Donde quieras y como quieras.

Ella me ha estado contando lo que ha hecho el día de la boda,

y es porque el jamón tiene unas excelentes propiedades

para la memoria.

-¿Para la memoria?

-A mí me pueden ustedes preguntar por lo que quieran.

-Qué envidia de mente, Ana.

-De mente y de tensión, que tiene 13-8.

-¡Un aplauso para la abuela de Cabeza La Vaca!

(Aplausos)

-Ayuda con la tensión, adelgaza... ¡Corre! ¡Ahora que no nos ve nadie!

¡Para la caravana, que nos queda mucho camino!

¡Corre, corre!

-Juliana...

-Que hay que recorrer España. Corre, ya tenemos jamón... Adiós.

(Despertador)

Es la hora de la...

(PÚBLICO) ¡Pastilla!

A ver, señoras y señores que me estáis viendo desde vuestras casas.

Es muy importante que sigáis el tratamiento que os manda

vuestro médico.

Él os conoce, él sabe de qué padecéis,

si tenéis la tensión alta o tenéis diabetes o úlcera.

Y sabe la pastilla que tenéis que tomar

y la hora a la que tenéis que tomarla.

No dejéis de hacerle caso, y seguirlo a pies juntillas.

Si no, no mejoraréis, y el día de mañana,

cuando no os encontréis bien y volváis al médico,

¿qué le vais a decir?

No he seguido el tratamiento y por eso no me encuentro bien.

No dejéis nunca de hacerlo.

Ahora mismo vamos a hacer un experimento

para demostraros lo importante que es el refuerzo positivo.

El animar a las personas o el refuerzo negativo,

que es todo lo contrario, desanimar a las personas.

Lo comprobamos con un experimento que vamos a hacer con César,

que es un voluntario que está ahí con Paloma,

que va a hacer unos tiros de baloncesto.

A ver qué tal lo haces, César. Que tú, sabemos que eres bueno.

Vamos.

Muy bien. Muy bien.

(Aplausos)

Y ahora va a tirar Sergio desde la misma distancia, es un triple.

Vamos a comprobar...

Bueno. Pues nada.

(Aplausos)

Y ahora vamos a hacer lo mismo, pero con antifaz.

Y se trata...

A ver los...

Ahora vamos a necesitar la participación del público,

y los pompones y... etc., etc..

Y ahora va a tirar César, que ya sabemos que es un gran tirador.

(Abucheos)

Bueno, César.

César, has fallado.

No sé qué te pasa, pero has estado bastante lejos de acertar.

A ver ahora qué tal sin el antifaz.

(Abucheos)

Y César vuelve a fallar.

Tenéis un ejemplo de cómo una persona que casi no falla nunca,

porque le hemos visto hacer 99 de 100 tiros antes en plató,

ahora ha fallado en cuanto se le ha abucheado.

En cuanto se le ha desanimado.

(Aplausos)

Y ahora, por el contrario, vamos al refuerzo positivo.

Tenemos aquí a Sergio, y vamos a ver, Sergio,

que es bastante paquete, pero vamos a ver...

Bueno, perdón. Que es bastante bueno,

y vamos a ver qué es lo que hace Sergio.

Muy bien, Sergio.

(Aplausos)

Sergio, a la primera, ni tocar el aro.

A ver qué tal lo haces ahora sin gafas.

(Aplausos)

Por fin ha acertado, fenomenal, Sergio, muy bien.

Aquí se ha demostrado lo importante que es el animar a la gente.

El refuerzo positivo.

Tú, que eres, perdóname que te lo diga, un poco paquete,

te has venido arriba, y en cambio César,

que le he visto que no fallaba una, antes, en el entrenamiento,

se ha venido abajo por los abucheos del público.

Esto es lo importante en la vida, al final, la actitud.

Y ahora. ¿Queréis saber más cosas curiosas sobre la salud?

Curiosidades de la ciencia.

El cuerpo humano tiene 1,5 kilos de bacterias.

O, lo que es lo mismo, 100 billones de bacterias.

Es decir, que, si las pusiéramos en fila,

podríamos recorrer tres veces el Puente de la Pepa, de Cádiz.

(Aplausos)

Ay, madre, cuando os veo venir con la mesa, a los dos, no sé por qué,

pero me viene a la mente siempre el doctor Bacterio y Filemón.

Y no me preguntéis por qué. No me preguntéis por qué...

¿Qué era eso de las espinacas y que las ibas a cambiar de color?

¿Cómo puede ser? Por cierto. ¿Mi billete de 20 euros?

¿Lo has cambiado de color? Sí.

Antes de empezar a cambiar más... -Quedó estupendo el billetito de 10.

Anda, mira. No. No, no.

Ha sido rojo, casi lo que tú querías. Pero era morado, de 500.

-Venga, hombre. Luego ya... Por avaricioso.

Luis, vamos a lo que vamos. Venga.

¿Podemos ver el cambio de color de las espinacas?

Sí, sin duda. Pero primero déjame enseñarte la otra demostración

que hemos hecho. Venga. Vale.

(Música)

Da, da, da.

Da, da, da.

(Música)

Ba, ba, ba.

(Música)

Ba, ba, ba.

Ba, ba, ba.

Ba, ba, ba.

Es alucinante, de verdad.

¿A que es flipante? La verdad es que sí.

Lo que pasa generalmente es que los ojos son un poco mentirosos.

Y nos engañan un poco según lo que estés mirando.

Es lo que pasa con las espinacas... Más o menos.

A ver. Pero vamos a ir haciéndolo.

Esto me gusta más, Jorge.

De verdad, todavía no entiendo cómo se puede cambiar

el color de una espinaca. La espinaca es verde.

Y todas las plantas. Sí, todas las plantas.

-Pero espérate un momentito. A ver. Machaca unas pocas espinacas,

por favor, y échale alcohol. -Hombre... Venga.

¿Cuántas? ¿Seis, siete, ocho, nueve, diez?

Todas. ¿Todas? ¿Todas?

Venga. Lo que pasa...

¿Te has preguntado alguna vez por qué las plantas son verdes?

No, es que son verdes. Es que son de color verde.

Lo que pasa es que el sol emite luz, y según lo que hacen las plantas

es la clorofila nos devuelve algo que es verde.

¿Vale? Lo que no se quedan nos lo devuelven, y eso es verde.

Me estás diciendo que, por la luz del sol, esto es verde.

Esto es.

Vale, y si no fuera por la luz del sol, ¿sería de otro color?

Puede ser. Según el filtro que le pongas.

Lo que vamos a hacer nosotros es seleccionar una parte

de esa luz del sol y verlo de otro color.

Como hemos previsto que Luis igual era un poco lento...

Hombre. No, no. Yo ya estoy en ello.

Pues ya lo hemos hecho. Esto es lo mismo que ha hecho Luis,

pero lo tenemos... Tú sigue. Ah, vale, vale.

Lo tenemos aquí en color verde. Es, más o menos...

Bueno, más o menos... Es verde.

Es un poco verde como mi... discreta bata.

Entonces...

Pero si nos acercamos la luz ultravioleta, que es una parte de...

Hemos seleccionado un poco de la que tiene el sol.

Si ves, se debería ver...

¡Ah! ¡Oh!

(Exclamaciones de asombro)

Roja.

(Aplausos)

¿Vale? ¿Se ve? Y ahí lo estamos viendo rojo.

Rojo.

Esto está muy bien para poner...

Que no, Luis, que es de 10. Olvídate. Es de 10.

No te preocupes. Si quieres, dámelo...

No, no, no, no, no, no.

Que digo que esto, mira, por ejemplo, una lámpara así,

para los niños, para engañarles y que crean que las espinacas...

Creo que los niños son un poco más listos.

Seguramente. Más que yo, seguro. Por cierto.

¿Sabes para qué valen estos polvillos negros? ¿Lo sabes?

Yo no. A mí me parecen como lo de para dibujar al carboncillo,

o lo de los ojos...

No, no. Tienes suerte, que yo te lo voy a explicar.

A ver.

Para esto está Juanjo. Explícale. Explícale tú para qué vale.

Bueno, mira. El tema, esto es fluoresceína.

Aunque lo veas así en polvillos,

es una cosa que utilizan los médicos y los investigadores

por todos los lados constantemente.

No te puedes imaginar la cantidad de aplicaciones que tiene.

Es muy importante para los médicos. Muy importante. Eso es.

Ajá. ¿Por qué?

Primero, déjame ver que es fluorescente, espérate...

Vamos a coger esta de aquí.

Repíteme el nombre. Fluoresceína.

Sí. Porque la verdad es que, visto así...

Con jota, con jota.

Fluoresceína.

Sí. Esto es alfabéticamente así.

Muchas gracias, Luis.

Es verdad que es que así muy fluorescente no parece.

Claro. Ahí en negrillo... Pero, si echamos un poquito...

No cae.

No cae.

Ahí.

¡Ah, qué chulo!

¿Ves que está completamente fluorescente?

Y es siempre amarillo.

(Exclamaciones, aplausos)

¡Parecen nubes!

¡Oh!

¡Ala! ¡Te has pasado! Ahora sí... Mira, mira, mira...

Qué narices...

¡Hala! La fluoresceína, la verdad es que tiene

muchas aplicaciones en medicina, ¿eh?

Para los oftalmólogos, por ejemplo. Sí. Sí, sí.

Ajá. Por ejemplo, cómo se puede utilizar esto...

Cómo lo utiliza un oftalmólogo.

Ellos lo que hacen es utilizar la fluoresceína para detectar todas

las heridas que tengas en los ojos.

¿Cómo?

Para ilustrar esto...

A ver.

Lo que hemos hecho es traerte, solo para ti...

Muchísimas gracias, bueno. Te lo agradezco mucho.

Estos estupendos ojos de vaca. ¡Ay! ¡Son ojos de vaca!

Están mirando.

Dios mío de mi vida. No sé. Son tres.

No sé de dónde habéis sacado esto, casi prefiero no preguntar...

Sí, con el dinero de Luis. Ah, ¿que de ahí han salido?

Claro.

¡Anda! ¡Fíjate qué bonito! Para lo que valen unos diez euros.

A ver. Y vamos a ver qué es lo que hace este...

La fluoresceína. Este líquido en esos ojos.

Eso es. Vale.

Vale.

Entonces. Déjame que coja la fluoresceína que, que tenemos...

Ya la tenéis preparada. Sí.

Vale.

¿Vale? Entonces... Échale un poquillo de agua.

¿Yo le echo un poquillo de agua?

Para que esté más...

Sí, normalmente los pacientes están vivos, ¿no?

Un poco más vivos, sí, que esto. Okey.

Ni parpadean, oye. Ya, ya.

¿Cómo les has dejado?

Están, vamos.

Bueno. Entonces....

Si echamos fluoresceína, encima...

¿Vale? Ay, sí, mira.

Lo que tienes que ver es...

¿Ves las pequeñas heridas que tiene aquí?

Sí.

A ver. ¿Se puede poner así, un poquito enfrente al público,

para que lo vean? ¿A ver? ¿Lo levantamos un poquillo a ver?

No, no, no, no. Que lo tiras.

No, no se cae. No se cae. Lo tengo todo... bajo control.

Hay unas pequeñas heridas en la córnea, es cierto.

Se ven dibujadas en verde, se realza muchísimo con la fluoresceína.

Si quieres echamos más. Verde amarillento, sí.

Lo que se quede brillando, eso significa que es una herida

que tienes en el ojo.

Porque el líquido se ha quedado dentro del agujero...

(Exclamaciones, aplausos)

¡Hala! ¡Es cierto!

Pues esto es uno de los usos de la fluoresceína.

Con esto los oftalmólogos ven las heridas, las úlceras cornéales.

Eso es.

Las úlceras cornea... Ya empezamos.

Heridas, lesiones en los ojos...

Pero otros muchos médicos, también lo utilizan, investigadores.

Este líquido, estos polvitos negros son impresionantes.

A veces se usa en intravenoso. Para ver...

No, no empecemos, no empecemos, no empecemos.

Lo dejamos aquí, que ha quedado muy interesante.

Muchísimas gracias, muchísimas gracias...

Lo primero, por si acaso a alguien se le ocurriera, por favor,

si tenéis cualquier tipo de lesión, no os echéis en casa,

os vais al especialista y que os mire.

Mejor es ir a un médico. Mejor. A un médico. Como...

Pues nada. Muchas gracias. Muchas gracias a vosotros.

Hasta luego.

A partir de ahora en "Esto es vida",

vamos a aprovechar un día a la semana,

y vamos a aprovechar un minuto para una iniciativa solidaria.

En este caso. ¿Os acordáis del reto de los cubos de agua helada?

¿Os tocó a vosotros hacer el reto de los cubos? ¿Sabéis para qué era?

Era para recaudar fondos para la esclerosis lateral amiotrófica.

El ELA. Y diréis: "¿Qué es el ELA?".

El ELA es una enfermedad que poco a poco te va paralizando.

Normalmente se diagnostica bastante tarde,

incluso llega a ser mortal. Pero ¿de qué nos sirve acordarnos

del ELA una vez al mes si nos olvidamos el resto del año?

Han organizado una caminata, en Madrid el día 7 de noviembre.

Esperamos que esta iniciativa tenga mucho éxito, y podamos seguir

apoyando a la investigación.

(Aplausos)

Mañana volvemos en "Esto es vida".

También veremos dos nuevos apasionantes casos clínicos,

en "Centro Médico".

¡Nos vemos mañana! ¡Cuídense! ¡Chao!

(Aplausos)

  • Esto es vida! - 28/10/15

Esto es vida! - 28/10/15

28 oct 2015

Espacio de entretenimiento sobre salud y bienestar presentado por Cristina Lasvignes. Junto a ella en el plató, tres médicos especialistas que abordan múltiples aspectos relacionados con la salud, siempre de una forma amena y divertida. Además, otra médico del SUMMA recorrerá España para mostrar la salud desde distintos puntos de vista.

ver más sobre "Esto es vida! - 28/10/15 " ver menos sobre "Esto es vida! - 28/10/15 "
Programas completos (64)
Clips

Los últimos 498 programas de Esto es vida

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos