www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4743959
No recomendado para menores de 7 años Españoles en el mundo - Normandía - ver ahora
Transcripción completa

Cuando, a mediados del siglo IX,

el vikingo Rollon se asentó por estas tierras,

bien sabía lo que hacía.

Por eso, hoy, "Españoles en el mundo" les invita

a conocer Normandía.

(TODOS) Bienvenidos a Normandía.

-Un, dos, tres.

-La tarta se sirve caliente y luego le van a poner

una tapa de nata, típica de Normandía,

aquí se come mucha nata.

Normandía está llena de pueblos

en los que el tiempo se paró en la Edad Media.

Se conservan perfectamente como en aquella época

y son escenarios de auténticos cuentos.

Esta parte tiene un aspecto medieval.

Está lleno de tiendas y de suvenir para el turismo.

-Giverny es el pueblo donde Monet se enamoró

y construyó su casa, sus jardines.

Rouen, la capital administrativa de Normandía,

es una de las ciudades francesas más desconocida por los españoles.

Durante la Edad Media fue

la segunda ciudad más importante de Francia.

Esta es la plaza del viejo mercado, que es la que podéis ver

en todas las postales típicas de Rouen,

con las casitas típicas normandas de colores.

A veces, en el mar, a veces, en la tierra,

así nos encontramos en Monte Saint Michel,

un lugar de peregrinaje que se ha convertido

en el segundo monumento más visitado de Francia.

Bienvenidos al Mont Saint Michel.

Mira la vida aquí.

-Es el Monte de San Miguel, en honor al arcángel San Miguel.

Se encuentra en la aguja de arriba del todo.

Por lo que es más conocido Normandía es por lo que ocurrió

en estas playas el 6 de junio de 1944.

160.000 soldados llegaron a estas costas

para liberar a Europa de la ocupación nazi

en lo que fue el desembarco más grande de la historia,

el Desembarco de Normandía.

Por aquí llegaron los americanos y aquello fue una masacre.

Llena de historia bella y con mucho carácter.

Bienvenidos a Normandía.

Me llamo Roberto, soy de Cádiz, me vine aquí por mi pareja Lis.

Tuvo una oportunidad importante de trabajar en Francia

y decidimos venirnos aquí.

-Se adaptó bastante bien.

-Nos hemos comprado una casa y muy pronto vamos a tener un hijo.

Buenos días, Roberto. Buenas.

Me alegro de verte. ¿Cómo estás?

-Hola. ¿Qué tal?

Ella es... Lis, mi pareja.

Vamos a hacer un vuelo sobre el Monte Saint Michel

con estos dos aviones.

Este aeródromo se encuentra en la Bretaña,

pero el Monte Saint Michel se encuentra en Normandía.

¿Hay una guerra?

Como la abadía separa Normandía y Bretaña,

los de Bretaña dicen

que el Monte Saint Michel es de Bretaña,

pero los normandos también lo dicen.

Él acepta que es de Normandía.

Ya estamos a los pies del Monte Saint Michel.

Aquí estamos.

Es el Monte de San Miguel, en honor al arcángel San Miguel.

Se encuentra en la aguja de arriba del todo.

Ahora vamos a hacer el paseo por la bahía del Monte Saint Michel,

vamos a vivir una pequeña aventura.

Como hacían los antiguos peregrinos,

vamos a hacer la ruta de peregrinaje,

ellos pasaban muchos obstáculos y peligros sobre arenas movedizas.

Vamos a hacerlo con un guía, porque es un camino peligroso.

Desde hace poco hacen pagar a los turistas

para pagar el rescate, de tantos rescates que hay cada año.

Si te caes, lo pagas. Sí, si sobrevives.

Hay dos subidas de agua por día, dos mareas.

Estas mareas son tan fuertes y tan rápidas

que, si uno no sale a tiempo, te pueden arrastrar.

El ruido de esa marea es como cascos de caballo,

golpeando el suelo, de tan fuerte y tan poderosa que es la velocidad.

Llega a alcanzar hasta 40 o 60km/h.

-Dicen que va a ritmo de un caballo al galope.

-Están haciendo una cama elástica con el agua y la arena.

En cuanto se rompa debajo de los pies,

va a absorber a la persona.

Escúchame, esto me está chupando de verdad.

Estamos viviendo

las arenas movedizas del Monte Saint Michel.

Me estoy agobiando, porque me estoy hundiendo más.

De verdad, que no puedo salir.

Te acompaño. ¿En el sentimiento?

Nos vamos los dos aquí.

¿Tirarme?

Si yo quiero salir... Te tiras hacia adelante.

Con la rodilla.

Cómo cansa esto.

Ahora nos encontramos

en la parte baja del Monte Saint Michel.

Esta parte tiene un aspecto medieval,

hoy en día está lleno de tiendas y de suvenir para el turismo.

Este es el famoso restaurante "La Mre Poulard".

Están batiendo las tortillas a punto de nieve.

-Con ritmo.

-La Mre Poulard fue una sirvienta que venía con su señora

y se casó con el panadero del lugar.

Ellos crearon el restaurante "La Mre Poulard".

Tenían que buscar un producto que fuera

contundente y rápido de hacer.

-Para los peregrinos que venían por la zona.

-Tiene pinta de una tortilla que puede hacer

cualquier mamá en casa,

salvo que en casa te puede costar 1 euro

y aquí puede costar 34 euros.

La abadía está construida

a partir de piedras de la isla de Chausey,

una isla que no está muy lejos de aquí.

Esta es la parte románica

y la otra mitad de la abadía es parte gótica.

Este es el claustro del Monte Saint Michel.

Aquí es donde los monjes se reunían y hacían sus plegarias

y paseaban haciendo sus reflexiones.

-Aquí había un jardín hasta el siglo XIX.

-Aún quedan monjes benedictinos

y hay siete hombres y cinco mujeres.

Coreanos, japoneses,

al asiático le flipa el Monte Saint Michel.

Llegan a París, visitan la Torre Eiffel,

hacen Versalles y luego les meten en un autobús directos hasta aquí.

Idea y vuelta solo para visitar el Monte Saint Michel.

-Esta rueda se utilizaba

para cargar mercancía desde el extremo de la fachada.

Imaginaos cuánto peso podrían cargar con esta rueda,

hasta tres toneladas.

A nuestro alrededor empieza la bahía que separa

el Monte Saint Michel de Normandía y de Bretaña.

-El Monte Saint Michel se convierte en una isla,

dependiendo de las mareas.

Todo lo que ves abajo, llega el agua

y el Monte Saint Michel ya está separado del continente.

-Quedan algunos restos de la Guerra de los 100 años.

Estuvo durante todos esos años encerrado por los ingleses

y no conseguían conquistar el Monte Saint Michel.

-Yo entré en Cádiz y conquisté lo que nunca hizo Napoleón.

Lo dice mi suegra.

¿Te llevas bien con tu suegro?

Tengo uno de los mejores suegros del mundo entero.

Qué pelota eres.

En serio.

Me llevo mejor con su madre que con ella.

Estamos en Houppeville.

-En Normandía vivimos mucho en los pueblos

y vamos a trabajar a las ciudades más grandes.

En casa de mis padres estamos.

Muy jardín inglés.

Estamos en Inglaterra.

¿Quién cuida el jardín?

Mis dos padres.

-Hay lechugas, zanahorias, cebolla.

-Esto lo tenemos para hacer mermelada para todo el año.

Hola, soy Antonio. Buenos días.

¿Su nombre es?

Roselina. -Domic.

¿Habláis español?

Un poco. -Muchas vacaciones.

Cambiamos esta casa.

En San Mateo de Gállego en Zaragoza, en Madrid.

Hacéis intercambio de casas. Sí.

-Han ido como diez veces a España

y españoles vienen a esta casa a pasar el verano.

Va a haber españoles que reconozcan esta casa.

Sí, mucho.

Tenemos mejillones. La nata de Normandía.

Qué bueno.

Aquí se sigue reuniendo mucho la familia.

Es muy importante la familia aquí.

Los primos, los tíos, nos reunimos, hacemos grandes comidas.

-Sin embargo, con respecto a España

el cambio es que cuando tienes 18 o 19 años,

los jóvenes se van de casa.

Ya se buscan un piso, se alquilan, se van a estudiar, fuera.

Pero siempre vuelven al nido los fines de semana para comer

con la familia y los padres porque les echan de menos.

-Uno, dos, tres.

¿Ya?

Qué maravilla.

Es una tarta que se sirve caliente

y se le pone una capa de nata típica de Normandía,

que aquí se come mucha nata.

Típico normando tomarse el postre en el jardín.

Cuando deja de llover intentamos disfrutar un poco del jardín,

que es lo bueno de vivir por aquí.

¿Esto que estamos sirviendo qué es?

Calvados, el alcohol de Normandía.

-Aguardiente de manzana. -Prueba.

Pruebo con vosotros.

Esto es una bomba, niño.

¿Qué es lo que más os gusta de España a vosotros?

El jabón Lagarto.

-Una paella cerca de Valencia.

Es un buen... -Recuerdo.

¿Qué futuro tenéis planteado ahora? Con el bebé que viene en camino.

Hemos comprado una casa.

Vamos a tener nuestra casa y a seguir por Normandía.

-Yo tengo mi corazón aquí en todos los sentidos

y me gusta Normandía y de momento no tengo pensado irme.

Cádiz, para el verano.

Ha sido estupendo. Sois una familia genial.

Muchas gracias. -Para la familia de Cádiz.

Adiós.

Yo soy Marisa. Ella es Vera.

Somos de Albacete.

Todo empezó porque encontré a Vera abandonada en la calle.

Era una perra que estaba muy traumatizada.

Hice todo para sacarla adelante.

Por eso soy entrenadora,

porque tuve que aprender todas las técnicas.

Trabajamos en Normandía

en la mejor escuela de perros actores.

Buenos días, Marisa. Buenos días.

Os pillamos en plena faena.

Estamos entrenando a un perro de un programa de televisión

que vamos a grabar en directo.

Tienen que hacer algunos ejercicios,

entre ellos, posar su cabeza en el pulsador.

También tiene que tocarlo con la pata.

Tenemos que habituarlo a todo, por eso hay mucha gente alrededor.

Tú llevas una cámara. Como la vuestra.

Estamos entrenando perros actores para cine, espectáculos.

Este es Patrick Pipttarino, el jefe.

Lleva 30 años entrenando perros para cine.

Tiene mucha experiencia.

¿Todos esos carteles son películas que ha hecho él?

Por eso hay tanta gente trabajando.

Hay cinco entrenadores, más Patrick, su mujer, su hija.

Tenemos que preparar una escena donde el perro

tiene que morder al actor.

Este traje es para ti, Antonio.

¿Cómo que para mí?

Sí, ya que has venido. Te tienes que poner esto.

¿El perro ataca aquí? A veces.

Este es Elvis, el perro que te va a morder.

¿Tú cuando llegaste hacías estas cosas?

Me metía al traje todos los días.

Me soltaban a morder todos los perros que había.

¿Eras instructora de perros en España?

Sí pero no hacia estas cosas.

¿Las manos que están al aire? ¿Qué?

Elvis se llama encima.

Corro.

Eso no va a ser difícil.

¡Acarícialo!

¿Lo puedo acariciar?

Dios mío.

Hola, Elvis.

¡Elvis!

¡Qué bocado!

¡Elvis, somos amigos!

Señor Colombo.

¿Él es tu novio? Sí.

¿Os conocisteis aquí?

Sí, trabajando juntos.

Él hace monólogos de imitación y aparte es cantante.

Tienes un novio completo.

Lo tiene todo.

¡Elvis! ¡Elvis!

Volvía otra vez por ti.

En España no existe esto.

Ahí existe el entrenamiento normal de los perros

pero no específico para cine.

Me dijo de venir tres días, me vine,

luego me dijo de volver otros 15, me hice la maleta,

dejé mi negocio y ya no volví.

Aquí tenéis al famoso Idéfix.

¿Este chiquitín? Qué cosa.

En la película se usaron tres. Ella se llama Marie.

Ahora vamos a ir a trabajar con Monette.

¿Quién es?

Ella.

Estamos preparando una película

y tenemos que hacer unas acciones en exterior.

Estamos en Lyons La Foret.

Es uno de los pueblos más bonitos de Normandía.

La primera sensación que tuve cuando vine aquí

es estar en un cuento.

Las casas son de cuento.

Estas casas se mantienen desde la Edad Media.

Aquí tenéis la plaza de la Halle.

Antiguamente era un mercado.

Aquí vienen mucho los parisinos para desconectar.

¿Renault?

Un Renault de 1955.

¿Y el pan? Pan.

La gente aquí es muy amable.

Muy hospitalaria y amable.

Aquí vivimos.

Para nosotros lo más difícil que hay es encontrar una casa

que nos alquilen con cuatro perros.

Era una antigua granja normanda.

Está construida en 1900.

Cuando llegué tenía miedo de que hubiera algún fantasma.

Aquí una casa normalmente cuesta unos 700 euros.

Nosotros pagamos 500 porque la casa estaba en ruinas.

Esta casa estaba inhabitable.

Tuvimos que habilitarla nosotros, pintar, todo,

para que nos dejaran vivir con los perros.

Ya veis que hay camas de perros por todas partes.

Hemos intentado reciclar lo máximo posible.

El escritorio lo hizo Lionel con palets.

La mesa también.

Las sillas nos las encontramos

y las tapicé con un trozo de cortina.

Lo rescatas todo, no solo los animales.

Me vine sin nada.

Aquí hay una cosa que está muy bien que hacen que son mercados

donde la gente vende las cosas que no usa,

puedes comprar muchas cosas muy baratas.

Ahora nos vamos a una plantación de manzanas

donde elaboran la sidra.

(Hablan en francés)

Os voy a presentar a Christine.

Ella se encarga aquí

de la producción y recolección de las manzanas

para hacer la sidra.

En Normandía puede haber

hasta miles de variedades en cada región

diferentes de manzanas.

Esta manzana es una variedad de manzana roja

que se llama pomme rouge délicieuse.

Es muy ácida y es roja por dentro.

Ácida, pero vamos...

Esta que vamos a probar

es la sidra que se hace con la manzana que hemos visto roja.

Está muy dulce, muy rica.

Al principio, cuando llegué, Lionel no me quería nada.

Le decía al jefe: "No sabe hacer nada.

Mándala a España. No entiende nada. Parece tonta"

y yo decía: "Encima que no sé hablar,

en vez de ayudarme mira cómo me trata".

Le decía: "Qué asqueroso eres",

le sonreía y se ponía rojo como un tomate.

De pronto empezamos a reírnos mucho,

porque la verdad que era una situación muy cómica,

y con el tiempo mira.

-Dos años.

-Hace casi dos años que estamos ya juntos.

Estamos en un pueblecito que se llama Le Vaudreuil

que todos los años hacen una fiesta medieval.

Recrean batallas. Hoy hay un mercado medieval.

Toda la gente que vive en el pueblo se viste de la época.

(Habla en francés)

-Él es primo de Ricardo Corazón de León.

-Ven a tomar algo. Venir a tomar algo.

¿De dónde eres tú? Yo soy gallego.

Y estás vestido de príncipe medieval.

¿Cuánto tiempo llevas tú aquí? Muchos años.

Compré este bar aquí y hace 15 años que estoy aquí.

A toda la familia de Galicia, Coruña, Monforte y Orense.

-¡Vamos, vamos! -¡A todos!

Os dejamos aquí de fiesta medieval Muchísimas gracias a todos.

-Muchas gracias.

-Le mando un beso muy grande

a mi familia, a mis amigos, a mi gente perruna.

Muchos besos.

A disfrutar, chicos. Chao. Chao.

-Hola, me llamo Prado, como la patrona de mi ciudad.

Soy de Ciudad Real.

Dejé La Mancha de don Quijote para venir al Canal de La Mancha.

Aquí estoy con Hugo, que es mi hijo.

Me encantaría que nos acompañéis.

Os voy a enseñar parte muy importante de Normandía.

Prado, ¿cómo estamos? Muy bien.

Vengo de la universidad. He tenido un examen con mis chicos.

¿Eres profesora?

Soy profesora de Economía y Gestión

del Instituto Universitario Tecnológico

de la Universidad de Le Havre.

Nos encontramos en la plaza Charles-de-Gaulle.

Esto que tenemos aquí al lado

es el monumento a las víctimas de la I y de II Guerra Mundial.

Detrás hay

una de las grandes obras arquitectónicas

de esta ciudad,

que es el Volcán, obra del arquitecto Niemeyer.

Es un teatro nacional de Francia

y el pequeño Volcán es una biblioteca, mediateca,

muy interesante.

La ciudad de Le Havre durante la II Guerra Mundial

fue bombardeada en 132 ocasiones por los aliados,

que necesitaban abrir una zona de entrada

para todos los aliados

que habían desembarcado 3 meses antes

en las playas de Normandía.

La ciudad quedó completamente destruida,

todo el centro histórico completamente destruido.

Esto que vemos hoy en día es resultado de la reconstrucción.

Esto es el mensaje

que dirigió de Gaulle a todos los franceses

el 18 de julio de 1940 y donde dice:

"La Francia ha perdido una batalla,

pero la Francia no ha perdido la guerra".

"Vive la France!", el grito de guerra en Francia.

Esta es la plaza del Ayuntamiento

y es la plaza abierta más grande de toda Europa.

Se respira en esta plaza.

El acento francés lo tienes muy marcado.

¿Cómo has llegado hasta aquí?

Llevo aquí seis años va a hacer bien pronto.

Yo creo que me trajo una de las razones más bonitas

que te puede traer a un sitio lejos de tu país,

que es el amor.

Un francés me robó el corazón.

¿Normando? No, es bretón.

Esta es la obra cumbre de toda la reconstrucción.

Es la iglesia de San José.

Desde lejos parece como si fuera

uno de los rascacielos de Nueva York.

110 metros de altura y los días claros

se puede ver desde el mar a 60 kilómetros.

Era esa la idea que tenía el arquitecto,

que los que llegaban de EE.UU al puerto de Le Havre

fuera su primera visión al llegar a la ciudad.

Estamos en el puerto,

una de las principales actividades económicas de la ciudad.

Veis un gran barco que lleva contenedores.

Le Havre es el primer puerto francés

de transporte de contenedores de mercancías.

De aquí salían emigrantes un poco de toda Europa,

entre ellos españoles,

y era el puerto de salida y de entrada

de los americanos que venían de Nueva York.

No hay que olvidar que es el la desembocadura del Sena

y de aquí el tráfico fluvial hasta París.

Es el puerto de París Le Havre.

Le Havre es la cuna del impresionismo.

Te he traído al punto desde el que Monet pintó

el famoso cuadro llamado "Impresión, sol naciente",

que da nombre

a toda la corriente pictórica del impresionismo.

Monet desde aquí la perspectiva que él tuvo.

Que no es la misma que ahora. Que no es la misma que ahora.

Pedazo de grúa.

Los trabajos de rehabilitación que están haciendo.

No le hubiese impresionado tanto.

Yo creo que no le hubiese impresionado tanto.

Hola, chaval. ¿Cómo estamos? Yo soy Antonio, ¿y tú?

Hugo. Qué nombre más chulo.

¿Qué tal? -Muy bien.

-¿El día de "cole" bien? -Bien.

¿Cuántos años tienes? Cinco años.

-No, seis ya. -¡Seis!

¿Aquí el colegio cómo funciona?

Cada 6 semanas lectivas hay 15 días de vacaciones.

Ellos empiezan el colegio el 1 de septiembre

y terminan el 7 de julio.

Parece que tenemos más vacaciones, pero no,

en realidad son las mismas que en España,

pero repartidas de diferente manera.

¿Te gusta el "cole", Hugo? Sí.

-Esto le encanta.

Es una de las actividades que más le gusta.

Coger la carretilla y venir a buscar fresas

le gusta mucho.

¿Esto se hace mucho en Francia? Esto se hace mucho.

Últimamente,

con esta locura de la fruta bio y todo lo ecológico,

se ha puesto muy de moda.

¿Qué te parece como espécimen? Fantástico.

Lo más típico de aquí son las manzanas.

Estamos en tierra de manzanas.

La huerta en general

aquí tiene muy buenos productos y es distinto.

Vienes, coges lo que a ti te gusta directamente de la mata,

lo pagas y te lo llevas para casa.

A Hugo le encantan las fresas. Es un devorador de fresas.

¿El francés protege mucho su producto?

Tienden a consumir,

a privilegiar siempre el producto francés al extranjero.

¿Qué te parece? Me parece una gran recolección.

Creo que Hugo ya está tumbado. Míralo, como un marqués.

Cuando en la televisión había danza clásica,

se quedaba hipnotizado,

él repetía los mismos movimientos.

Le preguntamos si quería hacer eso, dijo que sí

y lo inscribimos en el Conservatorio.

Hay muchas actividades. Muchas.

Es verdad que potencian mucho el arte, la música,

la pintura y la danza en los niños.

El sistema educativo lo potencia bastante.

¡Se nos va!

Vamos a ver si está papá, que ya ha venido del trabajo.

Hola, papá. -Hola.

-Este es Gerome.

Hola. Hola.

Tú estuviste en España. Sí, cuatro años.

¿Y qué tal? Muy bien, me gustó mucho.

Pero ahora estamos por aquí.

Tanto te gustó que te trajiste una española.

Sí, sí.

¿Cómo os conocisteis?

En un pub de Ciudad Real,

pasando una noche entre amigos y nos conocimos,

nos pusimos a hablar y ya está.

Hasta el día de hoy.

Venga, corre, corre.

Ahora os voy a llevar a un sitio maravilloso,

se llama Etretat.

Pero eso hay que verlo, no se puede explicar con palabras.

Bienvenidos a Etretat. Es una pasada.

Es una de las imágenes de Normandía, con el Monte Saint Michel,

la más conocida mundialmente.

Es conocido como "aguja hueca" o "nariz de elefante",

es como si hubiera un elefante con la nariz metida en el agua.

Siempre que viene alguien de España, amigos, familia,

venimos aquí a enseñarlo.

Me sigo quedando sin palabras como la primera vez.

¡Bien, Hugo! Vamos.

Podéis entender por qué los pintores impresionistas

se inspiraron tanto en Normandía.

Esto es arena de playa.

Digamos que es una arena con unos granitos un poco gordos.

Hay que decir que están protegidos, está prohibido llevarse las piedras,

porque son las que protegen el litoral de esta zona.

Está prohibido,

bajo multa de 90 euros si te llevas una piedra.

Has sido nuestra patrona en Normandía.

Nos lo hemos pasado genial.

Espero que hayáis disfrutado mucho y un saludo a todo el mundo.

Un besito a amigos, familia y a mamá.

Os esperamos aquí.

-Me llamo Alejandro.

Cuando terminé la carrera,

me entraron unas ganas de aventura increíbles,

así que decidí cogerme el coche y venirme para Rouen.

Decidí, hace un año,

montar mi clínica con otros cinco socios españoles.

Encontré a la mujer de mi vida, es sevillana y se llama Susana.

-Hola.

Hola, Alejandro. ¿Qué tal?

Un besito.

¿Habéis desayunado? Algo hemos comido.

Porque os traigo

los verdaderos croissants de mantequilla franceses,

que esto es...

¡No me digas!

Así arrancamos con Alejandro.

¿Qué tal? Espectacular.

Lo mejor que hay en Normandía son los dulces.

Estamos en la plaza del Viejo Mercado de Rouen.

¿Qué tal?

-Le compra las naranjas de España a él.

Y tú eres de Sevilla. Sí.

¿Os habéis conocido aquí? Sí.

Formábamos parte del mismo grupo de amigos

y tiene mucho encanto.

En cuanto la vi, me enamoré de ella.

El queso es un manjar.

Desde que estoy en Francia

y cada vez que tengo que ir a comprar, no sé cuál elegir.

En Normandía tenemos cuatro tipos de quesos,

el camembert, el livarot, el pont l'eveque

y el que os he dicho que tiene una forma particular,

que es el neufchatel, tiene forma de corazón.

Durante la Guerra de los 100 años,

las francesas que se enamoraban de los ingleses les hacían

un queso en forma de corazón

y dentro del queso les ponían una carta de amor.

Para que no fueran descubiertos. Exacto.

Qué pintaza tiene, esto es muy asequible.

Las ostras, que son muy típicas de Normandía,

por unos 12 o 13 euros puedes tener tu plato de ostras,

tu copa de vino blanco y comer como un señor.

Seguimos en la plaza del Viejo Mercado,

que es la que podéis ver

en todas las postales típicas de Rouen,

con las casas típicas normandas de colores.

La ciudad de Rouen tiene

un plan de protección para las viviendas antiguas,

la fachada no se puede modificar, solo la parte de dentro.

Aquí hay una cruz, se construyó en honor a Juana de Arco.

Está para conmemorar el lugar donde fue quemada.

Rouen era corona británica, fueron los ruaneses

los que se la vendieron a los ingleses para que la juzgaran,

aunque luego no se esperaban que la fueran a quemar.

Llama mucho la atención este tejado.

¿Esto es una iglesia? Sí.

No diríamos que es una iglesia, pero tiene una forma muy particular

y hace representación al casco de un antiguo barco vikingo.

Los vikingos pasaron por Rouen y se quedaron bastante tiempo.

Esta calle es la calle de Gros-Horloge o Gran Reloj,

es la calle peatonal más antigua de Francia.

Aquí tenéis el Gros-Horloge,

que es el reloj que da nombre a esta calle.

Tiene una sola aguja, que es algo característico.

En la punta de la aguja hay un cordero,

que representa el símbolo de Rouen, el cordero.

Antiguamente había un mercado de lana

y así es cómo se ganaba la vida la gente.

Estamos en lo alto de la torre del reloj.

Exacto.

-Impresionante, las vistas son preciosas.

-Lo que más podemos ver es la catedral de Rouen.

Es la segunda catedral más alta del mundo.

Aquello es la abadía de Rouen.

Hay un montón de iglesias.

Por eso a Rouen,

Víctor Hugo la llamaba "la ciudad de los 100 campanarios".

Ahí están sonando las campanas.

Este es el palacio de Justicia,

es el edificio gótico más grande de Francia.

Toda esta parte, durante los bombardeos,

quedó destruida.

Estos boquetes son producto

de los bombardeos de la II Guerra Mundial.

La gente de Rouen se niega a que lo reparen,

para ellos es un orgullo haber conseguido reconstruir

y levantarse después de todo lo que pasó.

Para recordar aquella época

se han dejado estos restos de agujeros,

que hay de muchos tamaños y hay alguno que es bastante grande.

Se dice que en la cripta de esta catedral

estaba enterrado el corazón de Ricardo Corazón de León.

Aquí tenemos dos casas que las llaman "los amantes".

Las casas están construidas en madera

y la madera dilata,

se mueven un milímetro o dos al año.

Dicen que algún día

si siguen moviéndose como se están moviendo,

algún día se darán un besito.

-Estamos en Giverny,

que es el pueblo donde Monet vio el paisaje

y se enamoró perdidamente de este lugar.

Construyó su casa, sus jardines.

Era uno de los representantes máximos del impresionismo.

-Como solo abren durante seis meses al año,

la gente aprovecha cuando hace bueno

para poder venir a visitarla.

-Tenemos un montón de réplicas de sus cuadros.

Este es uno de mis cuadros preferidos.

Podemos ver los nenúfares.

Los pintó muchísimas veces

y es algo curioso porque en Normandía

no era normal ver nenúfares.

Es algo típico de Japón.

Esa es la catedral. -La que hemos visto antes.

Qué vistas tenía desde su habitación.

-Se levantaba y mira lo que veía cada mañana.

Tenía un jardinero que trabajaba a tiempo completo.

¿Ahora cuántos jardineros hay?

Ahora hay 11, que se ocupan durante todo el año.

-Hemos dejado atrás Normandía y nos hemos venido hasta Japón.

Bambú, plantas asiáticas.

Vamos a descubrir los nenúfares que es lo que inspiró a Monet

para pintar todos sus cuadros.

¿Tú ya no vives Rouen?

No, desde hace unos meses me fui a España por trabajo

pero he estado aquí viviendo tres años y medio.

-Estoy deseando que vuelva. -Si todo va bien, volveré.

-Ahora vamos a ir a un restaurante típico "rouanés",

que es la taberna más antigua de Francia,

donde vamos a comer el plato típico por excelencia de aquí,

que es el "canard au sang" o pato a la sangre.

-"Bonsoir, enchanté."

-Aquí tenéis a la propietaria del restaurante.

Está lleno de fotografías.

Para que veas la gente famosa que ha venido aquí

a comer a este restaurante, desde políticos, deportistas,

actores de cine.

Este restaurante y cualquier restaurante en Francia

de que como veis las mesas están muy juntas

y prácticamente no tienes intimidad.

Escuchas la conversación del vecino

y tienes que hablar muchas veces así, bajito,

porque los españoles somos de hablar muy fuerte

y en cuanto hablas fuerte ya te están mirando.

Aquí empieza el espectáculo.

Te separan los muslos

y esta parte de la van a cocinar en la cocina.

Van a meter todos los restos en la presa

para sacar su jugo.

Me toca estrujar al pato así que vamos allá.

Llega un momento que cuesta.

(Aplausos)

-Riquísimo.

-Lo probamos, el pato está bien exprimido.

-De diez.

-Espectacular. Prueba.

Yo no sé muy de pato. Este te va a encantar.

Sin palabras. No te doy más.

¿Qué tenéis pensado hacer? ¿Queréis volver a España?

El año que viene me vendré para acá, si todo sale como queremos.

-La idea es vernos por Sevilla.

Me parece que me va a tocar irme para allá, pero encantado.

Nos lo hemos pasado genial. Igualmente.

Bon appetit. Merci beaucoup.

-¿Quién soy?

Señora Ortega Pérez.

Me llamo Eirin,

soy profesora de Español en Saint Lo.

Me vine aquí por amor.

Me conquistó un vikingo normando.

-(TODOS) ¡Hola!

-Buenos días. -(TODOS) Buenos días.

Podéis sentaros.

Qué chicos más obedientes.

Buenos días, chicos. ¿Cómo estáis? (TODOS) Bien.

¿Cuántos años tenéis? 12.

¿El instituto es como en España? No, aquí empiezan un año antes.

Ellos están en 2” año de instituto.

-Un plato muy delicioso, hace calor en Colombia, besos.

¿Está bien pagado ser profesora aquí?

No te creas.

Si no consigues las oposiciones, no está bien pagado.

-(AMBOS) Español, español, español,

"Españoles en el mundo" en Normandía.

¿Qué te has traído ahora?

Mi cámara de fotos, que es mi segundo trabajo.

Suelto los libros y cojo la cámara.

Esto es Saint Ló.

Esta es la ciudad que fue destruida.

Este es el símbolo de la ciudad, que es un unicornio.

En la mañana del 6 de junio del 44,

bombardearon la ciudad entera, cayó el techo, cayó todo

y solo quedó el Cristo en medio.

Todo el mundo lo vio como una señal de que tenía que quedarse en pie.

Esta es la puerta de la prisión

y hoy están los nombres de todas las personas

que no pudieron escapar al bombardeo y que murieron.

Siempre hay flores, siempre.

Estamos en Omaha,

se la conoce también como Omaha "la sangrienta".

Por aquí llegaron los americanos y aquello fue una masacre.

El mar estaba rojo de sangre.

Este cementerio es impresionante, es enorme.

Eso refleja la cantidad de personas que perecieron aquí

solo al desembarcar en la playa.

Francia cedió este territorio

para que los americanos, que perecieron aquí,

pudieran estar enterrados en Estados Unidos.

Aquí viene mucha gente de Estados Unidos

para rendir homenaje

a todos los americanos que perecieron aquí,

a pesar de que hace ya 74 años.

Aun así, sigue viniendo mucha gente,

siguen poniendo flores y todo tipo de homenajes.

Ahora estamos en el museo, que está junto a Omaha,

en el que encontramos toda la información al detalle

y cómo fue la Operación Overlord y cómo fue

desde el principio de la guerra hasta el final.

Tenemos muchos objetos personales de las personas que desembarcaron

y muchas imágenes reales.

Estaban seguros de que iban a llegar por el norte de Francia,

lo que ahora es el Eurotúnel.

Intentaron hacerles creer al máximo

que iban a desembarcar en otra parte.

La Operación Titanic consistió en enviar paracaidistas falsos

en otra parte para confundirles,

porque desembarcar en Normandía, donde estamos, era un suicidio.

No creían que iban a hacerlo.

Esto es totalmente lo opuesto. Sí.

Ahora estamos en el cementerio alemán,

que es todo lo contrario.

Es menos grandeza, es más alemán.

Siguen siendo jóvenes que fueron enviados para luchar,

como todos los demás,

y que también murieron por su patria en el extranjero,

igual que los demás.

Son los olvidados de la historia.

Ahora mismo estamos en Point du Hoc

y todos estos socavones que ven por aquí

son las marcas de las bombas de los aliados.

Esto es Point du Hoc, esta punta de aquí.

Este sitio es precioso. Es muy bonito, sí.

Si no estuviera tan marcado por tanta tragedia...

¿Por qué era tan importante?

Tiene una vista de toda esta playa y de toda la playa de al lado

y además está muy bien guardada por los acantilados.

Era prácticamente inaccesible.

Lo tomaron lanzando ganchos que iban con una escalera

y luego iban subiendo las escaleras.

Aquí se produjo el mayor desembarco de la historia.

Aquí fue, en esta playa en la que está la gente jugando,

los niños divirtiéndose...

Imaginarse a estos soldados que iban llegando y desembarcando

sabiendo que aquello era una misión suicida

con todos los alemanes aquí esperándolos allí arriba,

viendo a sus compañeros

muriendo uno por aquí, otro por allá,

y tú intentando avanzar igualmente.

Ahora esto es una playa normal y corriente

donde la gente viene a disfrutar.

Claro.

Aquí están los jóvenes jugando no sé a qué, a la pelota.

¿Ahora dónde vamos? A buscar a mi marido.

Nos está esperando en el puerto de Carentan.

Aquí tengo a mi marido vikingo.

No es francés, francés, es normando. -Casi lo mismo.

¿Dónde os conocisteis? En Finlandia.

Mi vida me ha llevado siempre al norte.

Me fui para allá, lo vi a él de lejos

y dije: "Mira, un finlandés"

y luego hablando con él: "Ah, no, es francés".

Es muy guapo.

Ya van casi nueve años.

¿Y casados cuántos? Ahora en agosto va a hacer un año.

¿A qué te dedicas?

Ahora estoy trabajando

en una Oficina de Turismo en la costa.

¿Funciona el turismo en Normandía?

Claro que sí,

pero funciona mucho mejor durante el verano.

¿Qué fue lo que te gustó de ella? Su sonrisa.

¿Esto que tenemos aquí qué es?

Una réplica exacta

de uno de los barcos que se encontraron en Suecia.

Es una asociación que ha hecho todo lo posible

para poder conservar la herencia vikinga normanda,

que está bastante vigente en todas partes.

Este barco, que se llama Dreknor, forma parte de esto

y de lo mucho que a los normandos les importa

el hecho de ser descendientes vikingos.

Yo me voy a meter aquí

para sentirme un auténtico Ragnar Lodbrok.

La gente puede venir aquí, atraviesan todo el canal

y van hasta mar abierto en el Dreknor.

Es una pasada, es increíble.

Los vikingos llegaron hasta Normandía, claro.

Normandía fue fundada por los vikingos.

"Normans" son los hombres del norte.

¿Y volver a España? No.

¿Has visto esto? ¿Cómo me voy a ir a España ahora?

Por ahora estamos bien aquí.

Si nos fuéramos, nos iríamos más al norte.

Ha sido un placer estar con vosotros y un placer conoceros.

Os dejamos al timón

y a los mandos de este barco vikingo.

Muchas gracias. Gracias a vosotros.

Posee un clima muy parecido con abundantes precipitaciones,

vamos, que aquí llueve mucho.

Pues aquí estamos esperando.

Pues aquí estamos esperando a nuestra española.

¿Tú te fías de mí?

Seguro, ¿eh? Sí, me fío de ti.

Tiene una cara de bueno el valenciano...

Qué bonita vista, ¿verdad, Javier? Sí.

Hace fresquito, ¿eh? Hace "frescote" hoy.

No llevo gafas y estoy así. ¡Ah, que no ves ni un pimiento!

Pues haberte puesto las gafas, presumida.

Cómo te he echado de menos. Y yo a ti, tío. Te quiero.

Te quiero.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Normandía

Españoles en el mundo - Normandía

18 sep 2018

Visitamos tierras normandas con Roberto, Marisa, Prado, Eirin y Alejandro: ciudades como Rouen, de gran importancia en la Edad Media, pueblos como Le Vaudreuil, o Saint Ló; los acantilados de Etretat, los jardines de Giverny que inspiraron a Monet, y ascenderemos al Mont Saint Michel.

ver más sobre "Españoles en el mundo - Normandía" ver menos sobre "Españoles en el mundo - Normandía"
Programas completos (266)
Clips

Los últimos 2.087 programas de Españoles en el mundo

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Helena

    Muy bonito Normandía , gracias a españoles por el mundo . , me he emocionado ver a mi hija Eirin junto a mi yerno ¿¿¿¿

    19 sep 2018