www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4820799
No recomendado para menores de 7 años Españoles en el mundo - Kyoto - ver ahora
Transcripción completa

Nos hemos venido hasta Japón,...

...el país del té, el kimono y el sake.

Aquí, en las ancestrales ciudades de Kyoto y Osaka hemos conocido...

...a seis españoles que dejaron atrás su país natal...

...para adentrarse en una de las culturas más antiguas del mundo.

¿Queréis conocerlos? Os los presentamos al estilo nipón.

-Al principio dijo: "cómo se te ocurre estudiar japonés.

Estudia francés o alemán"...

Pero luego ya se acostumbraron. Dijeron: este tío es raro...

Pues habrá que asumirlo, ¿no?

-Llevo más tiempo aquí que en España. Vivo a mi manera.

Entonces, bueno, esto me da fuerza.

Me empezó a interesar la cultura japonesa cuando empezó en España...

...el fenómeno del anime y el manga.

Aquí tenemos uno de los manga que estoy leyendo últimamente.

-Mi amiga, que vivía en Santiago, me dice:

"Va un japonés a Barcelona.

Por favor, enséñale...

enséñale Barcelona". Y ahí surgió el amor.

-Pues fue básicamente por amor, como quien dice.

Me pareció muy guapa y, luego,...

...cuando la fui conociendo más... simpática.

Y... Y surgió el amor.

-La primera vez llegué, después del tan largo, que es lo peor...

Y llegas aquí y todas... las caras diferentes. Al principio,...

...yo veía a las alumnas y todas me parecían igual.

Aquí en Kyoto, en el corazón de Japón,...

...hemos quedado con Raúl, profesor de español en la universidad.

¿Raúl? -¡Hola, buenos días!

¿Qué tal? Buenas.

-Ya estamos aquí. Nacido en Madrid, ¿no?

-Nacido en Madrid pero... de valencia.

Pues nada, enséñanos tu casa. -Vamos para adentro.

Os presento a Miki, mi mujer. -¡Hola!

¿Qué tal? -Estamos esperando gemelos.

Sabemos que uno, porque son dos... una es niña, el otro aún no.

Enhorabuena. -Muchas gracias.

Empecé a estudiar japonés en España.

Y bueno, primero estudias el idioma, luego la cultura...

Y me interesó. Vine en 2001 con una beca del gobierno.

¿Para hacer tu tesis y poder trabajar en la universidad?

Siempre he tenido interés por el tema de los idiomas.

En aquel momento, estaba el tema del Manga, el cómic japonés...

Y por ese lado, era fácil aproximarse a este idioma.

Este es el salón. Esto que ves aquí es la cocina.

Esto lo tenemos así porque venís vosotros,...

...si no, normalmente está...

...más desordenado. Es una casa occidental...

...pero con los detallitos que gustan mucho por aquí.

Vemos que Kyoto, además, no tiene una altura...

No es una ciudad con mucha altura. Son todo casitas bajas.

-Sí, sí. Eso siempre está legislado.

Se puede construir hasta una cierta altura.

La ciudad está... pues rodeada completamente de montañas.

La puerta roja esa que veis ahí...

...es uno de los templos más visitados de la ciudad.

Si te parece, nos vamos al templo shintoista que nos querías enseñar.

-Sí. Vamos dando una vuelta. Damos una vuelta.

-Muy bien. Vamos para allá.

Es el templo Heian.

Se construyó para conmemorar...

...los 1000 años de la fundación de la ciudad.

Aquí tenéis la primera parte de todo templo shintoista: el torii.

Marca la entrada a lo que es el área sagrada del templo.

Este es el ritual para purificarse. -Exacto.

Primero nos lavamos la mano derecha, luego la izquierda...

Nos enjuagamos y la quitamos.

Cuando te viniste a Japón... -Sí.

¿Qué te dijeron?, porque, un sitio tan lejano...

-Al principio: "Cómo se te ocurre un idioma tan raro...

Estudia francés o alemán".

Pero luego ya se acostumbraron. "Este tío es raro..."

Pues habrá que asumirlo, ¿no? Me han apoyado siempre.

Aquí, normalmente, se suelen hacer eventos relacionados...

...con temas religiosos...

...o festivales, "matsuris", representaciones teatrales...

Normalmente los templos shintoistas no suelen ser tan grandes.

¿Qué características particulares...

...tienen los templos shintoistas?

-Principalmente es a lo que se adora.

Aquí, normalmente, es a la naturaleza.

Aprovechando la coyuntura, tenemos ahí una boda shintoista.

La gente no suele hacerlas.

Porque son más ceremoniosas y cuestan más que una occidental.

La novia, veis que es muy elaborado el traje.

Y hablando de bodas, ¿vosotros no os casasteis en Japón?

-Nos casamos en España. Nos conocimos aquí.

Miki estaba estudiando español...

...y yo japonés. Y por ese motivo nos conocimos.

Al cabo de los años, yo vine aquí y ya formalizamos la cosa.

Nos casamos hace cuatro años.

Este tipo de zona, los templos, las zonas de palacio en Kyoto...

...son las zonas que merecen la pena visitar.

Y donde la gente, que vivimos por aquí, te acercas y paseas.

Este es el centro comercial de tiendas; la gente pasea...

Aquí tenéis explanada; la gente viene a comer, merendar...

...a tomarse sus cosas.

La verdad, es precioso.

Raúl, tú cuando viniste a Japón, ¿el choque de culturas...

...fue muy fuerte para ti? -En mi caso, no, sabía a qué venía.

Lo que es el tema cultural, la verdad es que me he adaptado.

Kyoto tampoco es una ciudad muy cara, ¿no?

-Pues, en comparación con Tokyo u Osaka,...

...no. Pero Japón es que sigue siendo para ciertas cosas cara.

Este es el centro comercial de tiendas, restaurantes, souvenirs...

Aquí es donde compramos los regalitos que dimos en la boda.

Que dimos unos abanicos.

¿Tu familia y amigos vienen mucho a visitarte?

-Sobre todo al principio.

Ahora ya se han acostumbrado a que yo esté aquí.

Y se han acostumbrado también a que vayamos de vez en cuando.

Entras a las tiendas y ves mucha amabilidad.

Te saludan, el típico "bienvenido" ("Irashaimasu").

Y eso choca mucho a la gente, pero para bien.

Por el otro lado, la forma de vivir aquí en Japón.

La falta de vacaciones, el trabajo excesivo.

¿Qué echas de menos de España?

-Los amigos y al familia. Eso se echa mucho de menos.

Y de vez en cuando, pues salir...

La vida en la calle, que se hace mucho en Valencia. Las paellitas...

Aquí tenemos una de las diversiones nacionales de Japón,...

...el Pachinko. Podéis ver un poco el ambiente.

¡Es una locura!, ¿no?, Todo es ruido.

-Sí, es la música, el humo, el tabaco...

Y es como una tragaperras. La gente...

Hay gente que, desde por la mañana,...

...está haciendo cola para entrar, empezar a jugar...

...y ganar dinero. Ese es uno de los problemillas de Japón:

la ludopatía del Pachinko.

Todavía no he tenido la experiencia de entrar...

...ni creo que... ¡Ni creo que lo haga!

Bueno, ahora estamos en el barrio de Pontocho.

Y dicen que le nombre viene del portugués "puente".

Es un barrio de distracción.

Vienes aquí a comer... ¿Y qué tal se come?

-Bien. Encontraréis aquí muchas comidas típicas.

Por ejemplo, allí, ahora pasaremos junto a un vendedor de tofu.

Es queso de soja, la tradición. Y no sabe a nada.

Pero es muy suave al paladar. Y normalmente se sazona...

Con verduras, con soja...

Como todos los domingos, voy a practicar iaido.

Es un arte marcial bastante poco conocida. Incluso en Japón.

Ya veréis en qué consiste.

Es el arte de desenvainar el sable japonés.

Vamos allí al dojo, que lo tenemos aquí.

(SUSURRANDO) Me voy a cambiar. Llevas una hakama, se llama hakama.

Que es este tipo de pantalones bombachos

Gritos.

Aquí, a través de los ejercicios, a través de los katas...

Se adquiere un estado de relajación.

Aquí no veréis nunca o casi nunca un enfrentamiento con dos personas.

¿Cuánto tiempo llevas practicando? -Pues llevo como 4 ó 5 años.

Lo que me aporta es comprender más cosas de la sociedad japonesa.

Gritos. Pues nos vamos a ir,...

...te dejamos aquí con tu práctica.

¿Qué tienes en mente para el futuro?

-De momento, por aquí estaremos. Otra vez que volváis...

Tener a tus niños... ¿vais a volver a España?

-Pues de momento aquí. Ya veremos,...

...a lo mejor en un año nos vemos por allí.

De momento, aquí. Mucha suerte.

-Muchas gracias. Y pásalo bien.

-Muy bien. Gracias. Hasta luego. Buen viaje de vuelta.

A tan sólo 20 min de Kyoto, hemos quedado con Carmen en su casa.

El amor la trajo a Japón. Y aquí es donde ha formado su familia.

¡Hola, Carmen! -¡Hola!

¿Qué tal? -Muy bien. ¿Y vosotros?

Estamos a media hora de Kyoto.

Esta parte es Uji. Mi casa es es muy pequeñita pero... acogedora.

Pasad. Os voy a presentar a mi profesora de arte floral.

Konnichiwa. -Konnichiwa. Ogenki deska?

¿Cuánto tiempo llevas aquí?

-En Japón llevo 33. 33 ya.

¿Y cómo fue que te viniste a Japón? -Me enredaron.

Andando por Las Ramblas, allí conocí a un japonés.

¡Por Las Ramblas! -Paseando.

¡Qué bonito!, ¿no? -Sí, sí.

Y así, después de un año, me vine a Japón.

Ahora yo ya me he acostumbrado. Pero era muy difícil porque...

El idioma no lo sabía;...

...luego las costumbres son completamente diferentes.

Y las comidas también. Con fuerza, con ganas de conocer el país,...

...conocer a la gente. Y también acostumbrarse...

No sé, una desde el principio, es negativa.

Todo lo encuentra mal.

Si no me acostumbro, me regreso. Y así.

Tengo tres hijas. Tres.

-¿Os las enseño, aunque sea por fotografía?

Esta es Akimi Cristina, que es la mayor.

La segunda es Naomi Margarita.

Ella es Hiromi Mercedes.

Hoy vamos a hacer... se llama Moribana.

Significa que tiene...

...que tiene mucho tipo de flores. Ajá.

-Lo ponemos aquí y significa 'el paisaje'.

Cada semana aprendo arreglo floral. Entonces, cada semana hay...

...otro tipo de flor en mi casa.

Tú, cuando te viniste a Japón,...

¿tu familia, tus padres qué opinaban?

-Ellos me dijeron que...

Si veía que yo no me adaptaba, que regresara.

Nos casamos en España. Ajá.

-Y llevo más tiempo aquí que en España.

¿Podrías decir que te sientes más japonesa que española?

-Casi. Vivo a mi manera.

Entonces, esto me da fuerzas.

No tengo que dar explicaciones a la gente.

Mi esposo también trabaja por su cuenta.

Cuando llegaste aquí, ¿cómo fueron los inicios?

-Yo sólo hablaba español.

Entonces no conocía a la gente.

La comida para mí era muy difícil. Todas las cosas tenían salsa;...

...a mí que no me gusta. Mi esposo, en este momento,...

...a mediodía regresaba a casa.

Entonces, tenía con quien hablar.

¿Qué es lo que más echabas de menos al principio de venir?

-Bueno, mis padres, los amigos, mis hermanos...

Y luego también, pues, no había jamón.

¿Qué tal? Precioso.

-A ver si te animas y... ¡Me encanta!

-Vamos al centro para que conozcáis algunos sitios que me gustan mucho.

Estupendo. Venga, vamos.

-Estamos en un centro... que se venden muchas cosas también.

Aquí hay pescado crudo,...

...que parece muy bueno y fresco.

¿Cuánto puede costar...? -¿Angula?

Vale 900 yenes. Menos de 10 euros.

Mira, aquí también hay unos dulces que están hechos de arroz.

Muchos extranjeros vienen a comprar aquí

¿Qué es lo que más te gusta de la comida?

-Me gusta... el tofu me gusta mucho.

Y luego me gustaba también el okonomiyaki.

Es como una tortilla, pero tiene muchas verduras.

Está más caro porque en España podemos comprar...

...un kilo de algo y aquí...

...una cestita que sólo tiene tres o cuatro cosas.

Aquí también hay una buena tienda.

Son productos ya cocinados. Sería como pescado rebozado, ¿no?

-Sí, como un pescado rebozado. Sí.

Vamos a probar, ¿no? Sí, tiene buena pinta.

(CONVERSA CON LA TENDERA EN JAPONÉS)

-Uno vale 160. Así que un euro y un poco.

Huy, qué bueno. Está bueno.

Estamos ahora mismo en el barrio de las geishas.

-Sí. Es muy tradicional y por aquí por las noches,...

...salen las maiko y las geishas.

Las maiko son chicas jóvenes que están preparadas...

...para ser geishas.

La edad de ellas puede ser de unos 15-16 años...

...hasta unos 20 y algo.

Las geishas son ya personas, chicas un poco más maduras.

Normalmente, actúan.

Tocan algún instrumento japonés y luego bailan.

Se ha confundido muchas veces con la prostitución.

-Sí. No tiene nada que ver.

-Eh... No. Yo creo que no.

Normalmente las geishas tienen algún patrón.

Porque el vestido que llevan ellas, el traje,...

...pues siempre vale casi 1 000 000 de yenes.

Ellas no pueden volver a su casa, ellas tienen un sitio...

...y allí viven todas y allí se educan.

¿Y las familias? ¿Vuelven a verlas? -Sí.

Depende. Antiguamente, yo creo que las dejaban y las perdían.

Ajá. -Hay un sitio que hay una amiga...

...que viste a las personas normales como una maiko.

Entonces vamos a visitarla. Venga. Vamos a ver.

(SE SALUDAN EN JAPONÉS)

-En esta sala están pintando a las chicas...

...para vestirse con el quimono.

Las pintan en blanco y les ponen un poquito de color.

Les hacen el labio más pequeño. Ajá.

-Porque es tradicional y luego les ponen la peluca.

¿La pintura tiene algún significado o representa algo?

-Porque tienen que estar largo tiempo y entonces...

...este color no se les va. Ah.

-Parece que no se va fácilmente.

Luego tienen que quitárselo con crema.

¿Cuánto se tarda más o menos en pintar a una geisha?

-Se tarda unos 50 minutos.

Luego en vestir el quimono también se tarda un poco de tiempo.

Aquí salen.

Es impresionante todo lo que llevan encima.

(CARMEN LES HABLA EN JAPONÉS)

-17 y 14. Huy, qué jovencitas.

Parecen muñecas de porcelana...

...así con la cara blanca y los labios rojitos.

-Yo creo que tienen que costar unos 15 000 yenes.

Con fotografía, vestirlas y pasear con ellas.

Casi unos 80 euros o 90. Ajá.

-Las chicas normales que van vestidas sólo,...

...al andar se le nota porque andan más rápido.

En cambio, las maiko y las geishas andan...

...con las piernas más juntas, así. Ajá.

-Entonces van... andan mucho más lento.

Supongo es difícil andar...

...sobre esas maderas, ¿no? -Es muy difícil.

Sí, porque el zapato es más pequeño que el pie.

Bueno, Carmen, vemos que tú aquí no te aburres.

-No. En cuanto tengo tiempo,...

...vengo a pasear con lo bonito que está.

Es que está precioso. ¿Tienes pensado qué vas a hacer...

...con tu futuro, quieres volver a España?

-En el futuro me gustaría ir a España.

Quiero decir, volver con la familia.

Al tener hijas aquí, entonces no sé si ellas...

...van a querer venir o ellas se casan aquí...

No sé, lo estoy pensando. Estás entre dos amores.

-Verdad. Me gustaría volver porque yo pienso...

...que aquí la vida es muy tranquila,...

...pero demasiado tranquila cuando una es mayor.

Te dejamos aquí disfrutando del maravilloso paisaje...

...y que tengas mucha suerte. -Gracias, igualmente.

Gracias, Carmen. -Adiós, hasta otra. Adiós.

En nuestro recorrido nos desplazamos hasta Nagaoka,...

...una pequeña población a las afueras de Kyoto.

Hemos quedado con el pamplonica Vicente programador informático...

...y dueño de un pequeño restaurante español.

-¿Qué tal? ¿Qué tal, Vicente?

-Aquí estamos esperándoos. ¿Todo bien?

-Muy bien.

¿Qué tal? Pasad, pasad.

Recordad quitaos los zapatos cuando entréis.

En las casas típicas japonesas, hay que quitarse los zapatos.

Al estilo japonés. -Exacto.

¿Aquí vives con tu mujer?

-Sí, eso es. Con mi mujer y mi suegro.

Ajá. Bueno, Vicente, ¿cuánto tiempo llevas aquí?

-Pues llevo ya tres años. Me empezó a interesar...

...la cultura japonesa cuando empezó en España...

...el fenómeno del anime y el manga.

Aquí tenemos uno de los mangas que estoy leyendo.

Ya en Pamplona se hicieron...

Se hermanaron con la ciudad de Yamaguchi de Japón...

...y pusieron en la escuela de idiomas el japonés.

Vinimos aquí a Japón una semana y esa semana cambió mi vida.

Después de tres veces venir aquí a Japón, encontré a mi mujer...

Pensamos qué podíamos hacer para estar juntos...

...y aquí en Japón es muy sencillo montar una empresa.

Montasteis un restaurante. -Cuando vine y vi lo que era...

...la comida española, dije: ¿Qué es esto?.

La comida que comemos nosotros en casa, no hay.

Comida casera de verdad. -Eso es.

Les quería enseñar la comida de verdad.

Yo en principio soy programador.

Aquí tengo mis dos pequeños ordenadores,...

...con mis dos conexiones a Internet de 1000 Mb.

Jolín. -Por 5000 yenes al mes.

Aquí en Japón hay trabajo de informática de todo tipo.

Normalmente trabajo por las mañanas de freelance.

Trabajo desde casa las horas que quiera, cuando quiera.

Cuando acabo el trabajo se lo mando y ya está.

Una hora, 60 euros.

Bueno, ¿y qué te dijo tu familia cuando dijiste:

Me voy, he conocido a una japonesa, me enamorado y me voy a Japón?

¿Cómo reaccionaron? -Me dijeron: Lo sabíamos.

Cada año o cada dos años, intento ir a España un mes.

Ahora con Internet y con las videoconferencias,...

...puedes hablar como si estuvieras allí.

Por ejemplo: "Mamá, ¿cómo se hacía tal receta que no me acuerdo?".

Vamos a montarnos en el coche y vamos a donde compramos...

...los vegetales y luego adonde está el templo para enseñaros.

Vamos para allí. Vamos.

-En Japón últimamente ha habido muchos problemas...

...con las verduras chinas por los pesticidas.

Le echan muchos pesticidas.

Aquí podemos ver, por ejemplo,...

...que estamos muy, muy cerca del campo.

Los precios no son fijos.

Los precios varían según la cantidad de stock que haya.

Un día te puede valer muy barato y al día siguiente muy caro.

Pues aquí tenemos uno de los sitios donde se venden verduras.

Es la casa particular de alguien que vende, por ejemplo...

Pues aquí tenemos "ninjins".

Normalmente suelen poner todas las verduras a 100 yenes.

Esto sería lo que es famoso en Nagaoka.

Eh... Brotes de bambú. Ajá.

-Estas son las famosas espinacas. Ajá.

-Y voy a coger algunas para el restaurante.

Aquí no hay nadie que esté vigilando.

Entonces tú llegas, coges...

-Coges, echas los 100 yenes aquí dentro y listo.

¿Ah, sí? ¿Y se fían así de la gente?

-Sí. (RÍEN)

-No está nada más, 5 zanahorias por 100 yenes.

Está muy bien. Echa la moneda. -Vamos para el templo.

Hemos hecho una pequeña parada, este es un lugar interesante.

Aquí tenemos un buda hecho totalmente de madera.

Normalmente la gente viene andando...

...o en bici y cuando llegan a este punto,...

...están muertos de las cuestas que hay.

Estamos subiendo 400 metros de montaña.

-400 m de montaña por un camino de cabras.

Vamos al templo de... -Al templo de Sankoji.

Sankoji. -Está muy bonito en primavera...

...y en otoño. A los japoneses también les gusta venir...

...aquí a las zonas verdes por los problemas de asma...

...y, sobre todo, de la alergia.

Este es el templo de Sankoji.

Desde aquí arriba se puede ver toda la comarca de Kyoto.

Cuando vienen mis amigos les enseño este lugar...

...porque aunque hagan una visita guiada, no lo van a ver.

La economía no es que esté muy bien en todo el mundo,...

...pero vienen cuando pueden.

¿Qué es lo que más echas de menos de España?

-El sol y el chorizo... Y las chistorras.

Las chistorras no se consiguen aquí en Japón.

Normalmente los templos tienen estas campanitas pequeñas...

...que serían para...

Tocar y que los dioses vengan y escuchan la plegaria.

Vamos a ir adentro a tomar un té verde.

Esta es la zona donde viven los monjes de los templos.

Desde aquí se puede ver todo el templo desde fuera.

Nos sentamos así con los pies hacia atrás.

Normalmente duele al cabo de un rato.

Echan el polvo de té, el agua...

...y lo mueven.

Y aparte tenemos un dulce japonés...

...que es arroz prensado...

...con sabor a cerezo.

Este es otro tipo de té más normal.

Ah.

-Porque este es muy agrio. Tu mujer en casa supongo...

...que hará bastante té y bastante comida japonesa.

-Sí, eso es. Bueno, durante la semana tenemos el restaurante...

...y comemos en el restaurante.

Y luego los días de fiesta comemos japonés.

¿Cómo conociste a tu mujer?

-Pues me la presentó un amigo que la conocía, que vivía aquí.

Me la presentó, viajamos un poco, nos conocimos y ya...

Bien.

¿Fue como un flechazo a primera vista o...?

-Sí. Sí.

-Los japoneses a la hora de beberlo,...

...giran tres veces el cazo...

...para admirarlo y luego beberlo.

A mitad de la bajada del templo,...

...hemos parado en el bosque de bambú.

Es precioso. -Antiguamente toda esta zona...

...y toda la zona de cerca a Kyoto...

...era todo bosque de bambú. Ajá.

-Poco a poco las construcciones de las casa se lo han ido comiendo.

Nos hemos venido a un centro comercial.

Aquí les encanta leer.

Les encanta leer cómics. Aquí es donde se hacen...

...y están muy baratos. "Astro Boy" fue un de los animes...

...más famosos en Japón y que dio lugar...

...a una cultura mucho mayor.

Los hay de mujeres para mujeres, para hombres,...

...para jóvenes, para hombres mayores...

Hay de todos los estilos de... Hay de todos los estilos.

Les encanta, sobre todo, llevar los últimos trajes...

...y los últimos complementos que llevan los personajes...

...que les gustan de anime y de manga.

Vamos a entrar.

Aquí está el restaurante. Con aire andaluz.

-Vale. Pasad, si queréis. Es un poco pequeño.

Es más familiar.

Aquí tenéis uno de los recuerdos que he traído yo de Pamplona.

Ajá. -Un San Fermín.

Para no olvidar tus raíces. -Para bendecir el restaurante.

Aquí tenemos la cocina. No es gran cosa del otro mundo.

Podemos tener 11 clientes sentados.

¿Piensas ir a España dentro de poco?

-Hemos abierto hace 2 meses, entonces no vamos a ir este año.

Iremos ya el año que viene cuando hayamos ahorrado...

...y hayamos amortizado un poco la apertura del restaurante.

Por ahora estamos bien asentados aquí y vamos a seguir aquí.

Muy bien. Bueno, Vicente, vamos a dejarte que tendrás...

...que ir preparando las cosas. -Eso es.

Tengo que preparar la comida del restaurante...

...para los clientes que vayan a venir.

Bueno, pues muchas gracias. -Nada. A vosotros.

Venga, suerte. Hasta luego. -Hasta luego.

Nuestra aventura nipona por Kyoto nos lleva hasta María,...

...una valiente gallega que dejó atrás su tierra hace 3 décadas.

Hola, María. -Ah. Hola. Buenos días.

¿Qué tal? -Bien, Rocío. Gracias.

¿Qué tal todo? -Bien.

Bienvenidos a Japón.

Es una casa tradicional japonesa.

Está muy vieja, tiene unos 70 años.

Generalmente las casas duran 20 años.

Pero ha soportado el terremoto de Kobe.

Aquí nos quitamos los zapatos.

-Sí, nos quitamos los zapatos y les damos la vuelta.

En el sentido de un barco que va a salir.

¿Cuánto tiempo llevas aquí? -30 años.

30 años. -30 años, sí.

¿Y cómo fue que te dio por venirte a Japón?

-Bueno, es que mi marido es japonés.

Pero le conociste en España...

-Le conocí en Barcelona.

Mi amiga que vivía en Santiago me dice:

"Va un japonés a Barcelona.

Por favor, enséñale Barcelona".

Tú hiciste un poco de guía con tu marido.

-Sí, sí.

Hice de guía. Y ahí surgió el amor.

-Y ahí surgió el amor. Estuvisteis un tiempo separados,...

...manteniendo una relación a distancia.

-Sí, nos casamos en el 79.

¿Por qué no os quedasteis en España?

-Pues no se nos ocurrió.

Entonces esta es la parte más importante...

...de la casa...

...y siempre tiene un ikebana. ¿Tú familia, María,...

...qué te dijo cuando te viniste aquí a Japón?

-Mi madre me dijo que era un lugar muy lejano,...

...si había algún problema...

...yo estaría sola, a excepción de mi marido...

...quién me iba a ayudar.

Cuando se es joven no se tiene miedo.

El choque cultural es... terrible.

Es como... igual que un terremoto.

Estos son tus hijos. -Sí, sí.

Estas son de cuando eran pequeños.

Mi hija ahora está en Barcelona. ¿No me digas?

-Y mi hijo está en Okinawa.

Mi padre está en Galicia y yo, bueno, yo aquí.

Estamos cada uno separados.

Vamos a ver cómo se hace la tinta china.

Cuando hacía bachillerato pues había dibujo lineal...

...y era un problema con el tiralíneas...

...y el borrón que se caía.

Ella nos va a enseñar cómo se hace la tinta china.

Vas a escribir esto, como este. ¿Yo?

-A veces debe ser una letra perfecta perfecta...

...como si fuera de imprenta...

...y otras veces es un perfecto garabato.

A ver, que a mí me va a salir un churro.

-Oh! Perfecto, está bien escrito,...

...pero el orden es distinto. -Oh.

-Significa flor.

En Japón cuando decimos flor la imagen que nos viene es...

...la flor de cerezo.

Este es el Camino de Filosofía, como el nombre indica...

...pues... los filósofos paseaban por aquí...

Son preciosas las flores.

-Las flores de cerezo, ¿verdad?

Parece que hay como 200 especies de flores de cerezo,...

...el inconveniente es que no tienen cerezas.

Y las cerezas es mi fruta preferida.

Me acuerdo del cerezo que había en mi casa,...

...mi abuela subía al árbol, entonces nos tiraba...

...las cerezas a mí y a mi primos.

¿Y quién te iba a decir a ti...

...por aquel entonces que ibas a acabar aquí?

-Sí. Nunca lo hubiera imaginado. Hay una anécdota curiosa.

Mi juguete, el único que he tenido cuando era pequeña, es un piano.

Cuando me iba a casar lo miré y cuál es mi sorpresa...

...cuando descubro que pone "Hecho en Japón".

Cuando llegué a... a Japón...

...recién casada, entonces mi suegra ofrecía...

...a las personas que venían a casa...

...el té de cerezas.

Las flores estas estaban metidas y conservadas en sal.

Las metía en agua caliente.

Y, bueno, pues...

¿Está bueno? -Salado.

¿Salado, no? -Salado.

Pero es símbolo de felicidad.

Vamos a dar un paseo en el taxista tradicional.

Que tenga buen viaje. -Gracias.

Un poco me preocupa por razones de peso.

Oh...

¡Adiós, adiós!

Todas estas personas están diciendo "extranjera".

Pero realmente yo no me siento extranjera.

Si no me miro al espejo me siento como una persona... como ellos,...

...exactamente como ellos.

Gracias. ¿Qué tal?

-Bien. ¿Cómo te sientes?

-Bien. Guardan las mismas señales de tráfico que un coche.

(HABLA EN JAPONÉS)

-Vamos a ver la ceremonia del té...

...y la casa de la profesora. Es que hay un refrán que dice:

Dónde quiera que fueres haz lo que vieres.

Y, bueno, la cultura japonesa me gusta infinitamente,...

...como has podido comprobar. (SALUDA EN JAPONÉS)

Pues saludo a la profesora para que corrija...

...el lugar dónde yo me equivoco.

(HABLA EN JAPONÉS)

Esta es la cajita que tiene el té, hay que limpiarla,...

...antiguamente lo hacían los hombres.

Entonces en esa reunión...

...pues tramaban cualquier cosa.

Situaciones políticas, guerras...

Voy a calentar la taza. Ajá.

-Le doy permiso para que tome el té.

Ajá.

-El té es totalmente natural.

En distintas regiones tiene distintos sabores.

En el té están combinadas las distintas artes.

Para saber un poco se necesita al menos 10 años.

Es una forma de comportarse.

Entonces es una ayuda para la vida de cada día.

¿Os gusta mi happi? Muy bonito.

-Vamos a tocar un poco de wadaiko...

...o tambor japonés.

¡Ya verán qué bien lo hago!

Es... muy agradable y desestresante...

...y me lo paso bien. Pues vamos a ver qué tal se os da.

-Ya veréis, muy bien lo hago. A ver.

Aplausos. ¡Muy bien!

-Tengo un grupo de cocina que se llama Club aceite de oliva.

O sea, que tú eres profesora de cocina.

-Bueno, me he hecho profesora.

Nadie me ha dado el título, sencillamente me lo doy yo.

¿Desde cuándo eres profesora? -Hace siete años.

¡Siete años! -Sí. La necesidad obliga.

Entonces lo hice,...

...empecé cuando la economía familiar era mala.

Yo no sabía cocinar, cuando me casé me encontré...

...que, de repente, si quería comer tenía que cocinar.

Utilizando los libros de Arguiñano...

...y las recetas de Pepe Vieira.

Bueno. ¿Qué es lo que vamos a cocinar hoy?

-Empanada de vieiras, es una receta que aprendí...

...en Tokio con Pepe Vieira, con los Pepe's Vieiras.

Más caldeirada gallega, como no, tarta de almendra...

...o tarta de Santiago.

¡Hola! Buenas tardes, cuánto tiempo.

(SALUDA EN JAPONÉS)

Empanada gallega.

¿Cómo va e guiso? -Bueno, va bien, va.

(HABLAN EN JAPONÉS)

¿Os ha quedado rico entonces, no?

¿La empanada? -Sí, sí.

Pues nada, te vamos a dejar aquí, que disfrutéis de la comida...

...que habéis trabajado. -Está delicioso.

Gracias. -A vosotros muchas gracias.

Muchas gracias por todo.

-Esperamos volver a veros nuevamente.

Adiós. (TODAS) Adiós.

Y de un salto nos trasladamos a la imponente ciudad de Osaka.

Aquí Iván será nuestro guía, el amor le hizo desplazarse...

...a más de 10 000 km de Madrid su ciudad natal.

Hola, Iván. -Hola, ¿qué tal?

¿Qué tal? -Muy bien.

Nos has traído al castillo de Osaka, ¿no?

-Al castillo de Osaka. Eres de Madrid.

-De Madrid, efectivamente. ¿Cómo llegas aquí?

-Llevo casi dos años.

¿Cómo fue que te viniste aquí a la otra parte del mundo?

-Pues fue básicamente por amor como quien dice.

Conocí a la que es ahora mi mujer allí en Madrid.

Nos vinimos aquí, nos casamos y aquí estamos viviendo...

...el sueño japonés.

Yo en Madrid trabajaba de operador...

...en una empresa de seguridad.

Por esta zona no pude encontrar un buen empleo...

...y, bueno, tuve que buscar otro tipo de trabajo.

Estoy trabajando en una fábrica aquí en la ciudad.

Sí, es un trabajo que no esperaba hacer,...

...es bastante duro físicamente hablando,...

...bueno, compensa que los compañeros de trabajo...

...son muy buena gente y el ambiente es...

...muy bueno dentro del trabajo.

Pues este, como puedes ver, es el castillo de Osaka.

En principio el edificio que estamos viendo no tienen...

...nada que ver con el edificio original,...

...creo que fue reconstruido hace pocos años, no más de 20 ó 30 años.

Lo han reconvertido en museo, en un centro turístico...

...para que la gente pueda conocer la historia de la ciudad.

Cuatro personas serían unos 19 euros.

No, no está mal. -No está mal.

Pasamos al castillo..

...y vemos lo vemos un poquito por dentro.

(HABLAN EN JAPONÉS)

-El edificio original databa más o menos del siglo XVI.

Para ser el centro neurálgico de Japón.

Estamos en la azotea de lo que es el castillo de Osaka.

Desde aquí podemos ver toda la ciudad.

-Eso es, desde aquí se puede ver prácticamente toda la ciudad.

Yo vivo, sería más o menos la parte Sureste.

¿Tu familia suele venir a verte a menudo?

-Japón está muy lejos y tengo idea de hacer...

...un viaje al año a España o como muy tarde uno...

...cada dos años.

Mi familia estuvieron el año pasado...

...cuando me casé aquí.

Lo que más echo de menos es la gente: amigos y familia.

Pero lo que es la gente... no se puede reemplazar, no.

Ahora vamos a dirigirnos hacia mi barrio,...

...hacia la zona dónde yo vivo...

...para que veáis un poquito una zona...

...más típica japonesa de aquí de Osaka.

Hay una estación en la que convergen...

...tres líneas,...

...dos líneas de trenes, una línea de metro.

Cerca de las estaciones están las zonas de la ciudad...

...donde hay más vida.

Hay mucha vida en la calle, muchas bicis.

-Sí, sí, aquí, bueno, como puedes ver,...

...bicicletas aparcadas muchísimas.

Esto aquí en Osaka es muy típico dejar...

...la bici aparcada en la calle.

¿Esto qué es?

-Pues esto es yakisoba, que es una especie de tallarines.

Y ahora, si queréis, pues vamos a pasar...

...a un restaurante de sushi, típico de aquí de Japón,...

...para que todo el mundo vea cómo se come sushi en Japón.

(SE SALUDAN EN JAPONÉS)

-Aquí tenemos a mi mujer, a Reiko.

-Hola. Hola.

-Yo la conocí a ella en la universidad en Madrid.

Ella estaba estudiando español, yo estaba estudiando Filosofía...

...y me gustó ella, no sé, me pareció muy guapa,...

...y luego cuando la fui conociendo más, muy simpática y...

Y surgió el amor. -Y surgió el amor, sí.

¿Por qué te enamoras de alguien? No sé.

¿Esto en qué consiste?

Porque vemos que se mueven los platos, van pasando.

-Dependiendo del color del plato el precio cambia.

Y una vez que terminas de comer, vienen, te cuentan...

...los platos que has comido y te cobran.

La cocina japonesa es muy variada.

Solamente se tiene idea del sushi y del pescado crudo,...

...pero hay muchas cosas. Ya me he acostumbrado...

...y todo me parece rico, pero está bastante buena de comer.

Aquí se toma mucho.

Pero los mayores suelen tomar más cerveza.

¿La cerveza japonesa qué tal es?

-Bueno, yo... no os lo he contado, pero yo no tomo alcohol,...

...entonces no lo sé.

Pero cuando vinieron mi familiares dijeron...

...que está bastante buena, así que debe ser buena.

Normalmente se suele poner salsa de soja.

Echas la salsa de soja.

¿Un plato de estos de sushi por cuánto te puede salir?

-Mira, tenemos aquí los precios.

Los platos blancos son 135 yenes.

Un euro y poco.

Los marrones son 195.

Que no llega a dos euros.

Y los dorados, son los más caros, serían 295 yenes.

Que serían... dos euros y medio o no llega.

El sushi siempre es comida barata,...

...aparte que tú puedes comer lo que quieras,...

...puedes comer un plato, dos o 20 ó 30 o los que quieras.

Japón hay algunas cosas caras como el transporte,...

...pero lo que es la vida...

...la verdad es que no es cara.

Si encuentras un trabajo más o menos estable,...

...pues puedes mantenerte en Japón bastante bien.

Mi idea de Japón ya...

O sea, no venía sin conocer nada, ya conocía cosas.

Y... no ha cambiado mucho,...

...es más o menos lo que me esperaba encontrar.

La gente dice que los japoneses son muy serios...

...que hasta cierto punto es verdad.

Pero... también tienen una vena muy juerguista...

...y yo creo que se parecen mucho a los españoles.

¿Tus padres que pensaron cuando le dijiste...

...que venías a Japón?

-Mi madre no quería que viniera. "Porque está muy lejos", me decía.

La distancia la verdad que a veces se lleva mal.

No puedes estar con la gente que quieres,...

...pero, bueno, como estoy con mi mujer,...

...y la quiero mucho,...

...se puede sobrellevar.

Quería enseñaros un poquito, algo más tradicional,...

...del Japón más tradicional...

...que es un santuario shintoista.

Aquí se puede ver, hay una imagen sagrada.

Lo tradicional es echar unas monedas, aquí en este cajón.

Después coges el cacito este con agua, mojas a la figura...

...y luego pides un deseo.

Como veis, hay mucha gente.

La marcha aquí en Japón es más en...

En sitios cerrados, podemos decir.

No se suele ver, por ejemplo, a gente viviendo en la calle.

Las chicas aquí... supongo que por la noche se verá de todo.

-Eso no lo sé mucho porque, cuando yo vine, ya estaba casado.

No me dio lugar a mucho.

Pero, según me han contado, pues...

Parece que si eres extranjero en Japón y conoces el idioma,...

...puedes tener éxito.

Ahora hemos llegado al puente de Dotonbori.

Osaka está atravesada por multitud de canales,...

...como podemos ver aquí.

La mayoría de los puentes que existían antes fueron derribados.

Pero este se ha mantenido, como una especie de símbolo.

Lo que más me llamó la atención cuando llegué a Japón...

...fue la moda de la gente joven, de chicos y chicas.

Los peinados...

(RIENDO) La ropa.

Una moda que en España no se ve por ninguna parte...

...y que hay que venir a Japón para verla.

Música muy alta.

Bueno, ¿qué, entonces a cantar un poquito?

-Sí, bueno, después de estar dando una vuelta por ahí.

Vamos a ver si entramos en el karaoke y cantamos un poco.

Que es una de las imágenes típicas de Japón.

(CANTA EN JAPONÉS)

-¡Esto es muy difícil!

Bueno, Iván, ¿el mes que viene te vemos en España?

-Eso es, el mes que viene voy. Pues nada, que tengas buen viaje.

Y os dejamos eligiendo otra canción.

-Vale. Muy bien, muchas gracias. ¡Hasta luego, adiós!

-¡Adiós, adiós!

Aquí, en un pequeño taller de guitarras españolas,...

...hemos quedado con Milagros, natural de Cádiz...

...y desde hace cinco años profesora de flamenco en Japón.

¡Milagros! -Hola.

¿Cómo estás? -Bien.

Bueno, nos has traído a una fábrica de guitarras.

-Pues sí, es un taller pequeñito.

Aquí hacen guitarras clásicas y flamencas.

Y vamos a ver cómo trabaja él. Pues venga, vamos para adentro.

-Konnichiwa. -Konnichiwa.

-Es Shuesao, él es mi jefe. Tu jefe.

-Yo vengo viniendo cinco años...

Yendo y viniendo entre España y aquí.

Yo le conocí a él, que él va a España a hacer audiciones.

Y tenía muchas ganas de venir a trabajar aquí,...

...porque había oído a compañeros que venían a trabajar.

Y siempre contaban cosas buenas de Japón.

La primera vez que llegué, después del viaje tan largo...

Y llegas aquí y todas las caras... diferentes. Al principio,...

...yo veía a las alumnas y todas me parecían igual.

¿Y tú familia qué te dijo? -No quiere.

Ellos quieren tenerme por allí pero, bueno...

Hay que trabajar Y donde esté el trabajo, hay que ir.

Supongo que no habrá muchos artesanos de guitarras en Japón.

-Dos en Osaka. -Dos.

(HABLA EN JAPONÉS)

Milagros, ¿es verdad que el flamenco es muy popular?

-Popularísimo.

Países tan lejanos pero... de cultura fuerte los dos.

¡Y les encanta! ¡Sí, ellos lo viven!

(HABLAN EN JAPONÉS) -Ahí diseña la guitarra.

Aquí diseña la guitarra. (SHUESAO) Improvisando...

-Ah, la está haciendo nueva. -Nueva, nueva.

¿Tiene muchos pedidos normalmente aquí?

-Diez. Diez guitarras nada más.

No hace más de diez en un año. ¡En un año diez guitarras!

¿Qué es lo que más te gusta de trabajar en Japón...

...como bailaora? -Me gusta mucho la organización.

Porque vas a trabajar a los sitios y sabes ya lo que vas a encontrar.

Todo el mundo llega a su tiempo, puntual.

Todo el mundo sabe lo que tiene hacer. Hombre, le falta...

Esa cosita que hay en España pero, aquí suelen ser muy reservadas.

Pero, a medida que vas a conociendo a las alumnas,...

...son como las españolas.

Igual. ¿Tú te sientes gratificada?

-Yo sí, mucho, aquí mucho.

Mucho. A veces, más que en España.

De España echo de menos un poquito del aire;...

...a la hora de trabajar, es diferente.

Estás en otro país... Ten en cuenta que el flamenco...

...hay que vivirlo allí, vivir un poquito de España...

...para conocer nuestras tradiciones.

Y ahora nos tomamos una cañita... Y eso aquí no hay.

Y en Osaka lo que más echo de menos es mi playa.

Cuando ya llevas aquí mucho tiempo, es normal.

Echas de menos a tu familia, a tu novio...

Y te apetece volver a tu casa. Y estoy allí y quiero volver.

Me ha cambiado la vida Japón. Muy buenas personas.

Sí, si les das un poquito de amor en el corazón, te lo dan todo.

Sí, genial. ¿Pero tú eres guitarrista,...

...aparte del jefe de Milagros? -Era, era, era, ya no.

-Ya cada vez menos. Muéstrame un poco tu arte,...

...a ver qué tal con la guitarra.

(TOCA UNOS ACORDES DE FLAMENCO)

-¡Qué arte! ¡Ele!

A toda esta parte le llaman America-mura,...

...que es el 'pueblo americano'.

Porque hay mucha influencia americana; tiendas, juventud.

Mucho piercing; los pelos un poco así, tatuajes...

¿Vienen mucho a visitarte amigos, familiares?

-No, no. Un viaje muy largo; mis padres están mayores también...

Entonces no. Mi madre, ¡que me vaya ya!

No sabe el día que llego. Tu novio es de España, ¿no?

-Sí, él es guitarrista.

Estos dos meses viene conmigo, porque ahora vamos a hacer...

...una gira por todo Japón.

Un poco duro pero, bueno, a la vez bonito.

Porque, cuando nos vemos, tenemos muchas ganas de vernos...

Tendrás muchísimas ganas de verle. -¡Pues sí!

Sí. ¡Hola, Luquita, amor!

Este es el país del trabajo,...

...aquí es donde más se trabaja en el mundo.

La gente no tiene casi vacaciones. -No.

Una semana, ni una semana en Navidad,...

...y la primera semana de mayo que le llaman golden week...

...y tienen esa semana de vacaciones nada más.

Yo de 30 días que tiene un mes trabajo 27 ó 28.

Japonesa, japonesa. -Totalmente.

Me lo dicen, ¿eh? ¿Sí?

-Pareces japonesa.

Carácter como japonesa. Sí.

Vamos a bajar y vamos a ir a Manzanilla...

...que es con la siguiente empresa que voy venir,...

...que ellos hacen trajes de flamenca.

Vamos a verlos. -Vamos.

Línea azul tenemos que coger.

A la hora punta, por la mañana, no te puedes imaginar...

...la de gente que hay...

...y están afuera todos y te empujan como sardinas.

Aquí hay una vida subterránea porque como no hay tanto espacio.

Entonces construyen a lo alto y para abajo, ¿no?

Entonces a veces dos o tres plantas abajo.

¿Cuánto sale un tique de metro? -¿Un tique de metro?

Pues entre dos euros y algo, depende de la estación...

...dónde vayas. ¿Dos euros y algo?

-Sí. Más o menos.

Japón es muy caro y lo más caro que tiene es...

...la fruta y la verdura.

O sea, por tres euros compras una manzana.

Son superconsumistas.

Al igual que son de trabajadores les encanta comprar.

¡Les encanta!

O sea, es automático, entran en el metro...

...y él directamente se sienta y a dormir.

Sí. Porque están muy cansados, se levantan muy temprano,...

...vienen de muy lejos.

(SE SALUDAN EN JAPONÉS)

-Aquí estamos en Manzanilla, será mi próxima empresa.

Y ellos hacen vestidos de flamenco.

Contratan, tienen sus diseñadores en España,...

...en Sevilla concretamente.

Entonces ellos hacen el pedido y ellos preparan...

...toda la colección que vamos a presentar.

Y estoy muy contenta porque voy a conocer...

...muchos sitios de aquí de Japón.

Sí. -Muchos lugares.

Vamos recorrerlo entero desde Sendai al Norte...

...a Okinawa que tengo muchas ganas de ir.

Depende de la moda, ¿no?

Hay dos piezas, vestidos enteros, batas de cola.

Este blanco es precioso.

-Sí, ese creo que es el vestido de novia, ¿no?

Yo prefiero siempre el dos piezas. ¿Sí?

-Pero por comodidad, me he acostumbrado...

...y son los que más me gustan.

La japonesa normalmente se suele cargar un poquito de volantes...

...y de cosas porque dice que así se siente más bonita.

¿Y es verdad que hay un poco de machismo...

...en la sociedad japonesa?

-A los japoneses les gustan más las mujeres sumisas.

Por eso hay tantas solteras en el flamenco.

Yo creo que sí, porque el flamenco es...

...muy pasional y muy así...

Claro, piensan que es un poco... Es un poco extraño para ellos.

Bueno, pues ya estoy. Bueno.

-Me está un poquito grande, pero bueno.

Nos vamos a tu clase, si quieres.

-Pues sí, nos vamos que casi llegamos tarde.

Pues venga. -Aquí, este es el estudio...

...donde damos las clases normalmente...

...y donde se hace el tablao también los sábados.

Vamos. Vamos a verlo.

-Venid por aquí abajo.

Bueno, estas son algunas de mis niñas.

Le das clases.

¿Qué tal son las japonesas con el flamenco dando clases?

-Son muy buenas. ¿Sí?

-Sí. Aprenden muy rápido y bailan muy bien.

Sí. Ten en cuenta que tienen una clase,...

...normalmente una clase a la semana,...

...entonces a la siguiente semana todo perfecto.

Es un placer enseñarles porque son muy agradecidas.

Las japonesas me gustan porque son muy disciplinadas.

Entonces eso la profesora lo agradece mucho.

Bueno, vamos a repasar las comillitas, ¿vale?

Eso es. (INDICA EN JAPONÉS)

Ahí, eso es. (INDICA EN JAPONÉS)

Y...

Guitarra.

Bueno, Milagros, vaya arte. -Bueno, se ha hecho...

...lo que se ha podido. Muy bonito, nos ha encantado.

-Muchas gracias. Te vas de gira por todo Japón.

-Sí, sí. Te vamos a dejar que festejes...

...la despedida y que tengas muchísima suerte.

-Muchas gracias. Chao. Adiós. Bye, bye, hasta luego.

-Bueno, pues entonces yo hago así como que estamos hablando,...

...miro a la cámara...

-No, no, no, eso no.

-Pero cuando... -Paramos.

-Ay, ay...

-O sea, me niego a cantar.

(CANTA EN JAPONÉS)

-Qué arte.

-Hola. Qué divino. (RÍE A CARCAJADAS)

-Y aquí también...

Nos hemos venido hasta Japón el té del...

-Cuidado, cuidado...

Cuidado. Venga, haznos uno.

(MARÍA GORGORITEA)

-En español. -No levantaba cabeza.

Risas. Me dejó...

-Perdón.

-Pues voy a darle las gracias a la profesora.

(HABLA EN JAPONÉS)

-Las famosas... Espera, que se me ha olvidado.

Seis españoles que dejaron atrás su país...

Joder, tío.

-Pues la verdad es que no está muy claro.

A ver si...

Está un poco complicado.

-¡Y...! (INDICA EN JAPONÉS)

De geisha total, mirad.

(MARÍA RÍE)

(SALUDAN EN JAPONÉS)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Kyoto

Españoles en el mundo - Kyoto

01 nov 2018

El equipo de Españoles en el mundo, visita Kyoto. De la mano de 6 españoles, recorreremos los lugares más bellos de la ancestral ciudad, conoceremos sus templos y nos acercaremos un poco más a una de las culturas más antiguas del mundo.

Histórico de emisiones:
04/05/2009

ver más sobre "Españoles en el mundo - Kyoto" ver menos sobre "Españoles en el mundo - Kyoto"
Programas completos (266)
Clips

Los últimos 2.087 programas de Españoles en el mundo

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos