www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5300563
No recomendado para menores de 7 años Españoles en el mundo - Gdansk, Sopot y Gdynia (Polonia) - ver ahora
Transcripción completa

¿Qué les parece si hoy les damos tres por uno?

¿Qué les parece si hoy les damos tres por uno?

Aquí, junto al mar Báltico, vamos a visitar

lo que se conoce en Polonia como el "Trójmiasto"

o en español sería la Triciudad.

Bienvenido a Polonia. Bienvenido a mi tierra.

-Bienvenido a la casa patas arriba.

-Hola, España.

Gdansk, Sopot y Gdynia son tres ciudades en una,

tan pequeñas y cercanas entre sí que casi se puede ir caminando.

Cada una de ellas tiene su propio encanto e identidad.

Son como tres ciudades hermanadas

y se comunican en tranvía, en trenes.

Es una gran área urbana.

-Esta es la colegiata de los cartujos,

que son los fundadores de la ciudad.

Gdansk es la urbe más importante de la Triciudad,

la más antigua de las tres y donde reside el núcleo histórico.

Es increíble, cuando llegué, me quedé enamorado de la ciudad.

Fue aquí donde Lech Walesa lideró las huelgas obreras

que desembocarían en el fin del comunismo en Polonia

y en el resto del continente.

Cuando salió de la cárcel, crea un partido político.

Con todo el apoyo que tuvo, en 1989 ganó las elecciones.

Gdynia es

la segunda ciudad más grande de la zona del mar Báltico

y es considerada una de las ciudades con mayor calidad de vida

de Polonia.

Gdynia es conocida

como la ciudad del mar y de los sueños

y donde vive la gente más feliz.

Sopot es famoso por poseer

el muelle de madera más largo de Europa

y también por ser el lugar preferido por los polacos

para pasar las vacaciones.

Muchos nobles, aristócratas polacos, sobre todo de Gdansk, venían aquí,

se hacían sus residencias enormes, palacetes.

-Bienvenidos a Sopot.

Gdansk, la historia,

Sopot, la diversión,

Gdynia, el modernismo.

El trío perfecto del norte de Polonia.

No se lo pierdan, que empezamos.

Buenos días, señor. Buenos días.

Me alegro de verte. ¿Qué tal?

¿En plena faena? Sí.

Os he traído a mi trabajo,

es un proyecto de la construcción de los cinco kilómetros de tranvía

que va hacia la playa de Gdansk.

Soy Pablo, tengo 27 años, aunque mi pelo diga lo contrario.

Mi sueño siempre ha sido viajar y, gracias a mi trabajo,

he podido trabajar y viajar a la vez.

Este tramo es el tramo crítico, porque es en mitad de la ciudad.

Aquí no se encuentran restos romanos.

No se encuentran restos de esos,

pero se encuentran bombas de la II Guerra,

ya hemos encontrado tres.

Hay que llamar a la policía, cogen la bomba,

chequean todo y se lo llevan.

¿Trabajan bien los polacos?

Trabajan bien, pero no hay mucha mano de obra.

Estos son de Ucrania.

Están construyendo la obra de drenaje,

tienen tuberías enormes para poder drenar

todo el agua en la época de lluvia y que no se inunde.

Me cambio y vamos a enseñaros el Old Town de la ciudad.

Aquí empieza la ciudad, el Old Town.

Esta es la primera puerta que había en la ciudad,

ahora es un centro de información.

Es preciosa. Es increíble.

Cuando llegué, me quedé enamorado de la ciudad.

Este es el museo del ámbar,

está construido en una antigua prisión.

Vamos a cruzar ahora,

porque se puede atravesar el patio interior de la cárcel,

donde estaban los prisioneros.

Aquí los enganchaban de los brazos y los sacaban al patio.

Aquí residía el verdugo, en esta torre.

Ahora sí.

Ya me podéis preguntar lo que queráis,

que no tengo escapatoria.

¿Qué grilletes te han atado a Gdansk?

La aventura, porque me encanta trabajar fuera,

conocer nuevas culturas, nuevas mentalidades.

La calle del ámbar, cada casa tiene un balcón distinto,

las bajantes de agua tienen esculturas de dragones

y es preciosa.

Al fondo tenemos la basílica de Santa María,

la más grande hecha de ladrillo del mundo.

Si hay un sitio donde comprar ámbar es en esta calle.

-Hola.

¿Dónde aprendiste el español? En la escuela.

¿Estas pulseras? Es 50.

Dicen que el ámbar es bueno para la salud.

Sí, sí.

¿Qué propiedades tiene? Para las rodillas.

-Articulaciones. -Sí.

Para la cabeza. Para él, que tiene la cabeza blanca.

¿Crees que le cambiará?

No creo que el ámbar me solucione mi problema.

¿Con cuántos años tenías el pelo blanco?

Desde los 16 empezaron a crecer.

¿A quién se lo debes? Mi abuelo.

Un abrazo, abuelo, que me está viendo desde Almería.

Esta es la Calle Larga,

para mí es la más bonita de la ciudad

todas las casas son pequeñas, de colores.

Muchas ciudades tienen su centro histórico

y tienen una parte con dos o tres casas bonitas

o medio kilómetro con casas bonitas.

Esta ciudad, todo el Old Town es así,

casas preciosas, ornamentadas.

¿Qué les pasa con los gofres?

Ahora, que la temperatura empieza a subir,

hay muchos puestos de gofres y les ponen chocolate, nata

y lo come la gente por la calle como si fueran pipas.

Esta es la fontana de Neptuno y está al lado del ayuntamiento.

Después de la II Guerra Mundial, esto quedó destruido,

solo quedaban piezas de edificios

y se reconstruyó uno a uno con detalles precisos.

La estatua de Neptuno tiene una camiseta.

Este monumento lo suelen customizar con ropa,

le ponen ropa de partidos políticos.

Si gana el equipo de fútbol de aquí, como es este caso,

le ponen la camiseta del equipo.

Este es el termómetro de Fahrenheit.

Fahrenheit vivió aquí.

Es muy gracioso porque aquí no utilizan

los grados Fahrenheit, utilizan Celsius.

Mucha gente ni sabe que él fue de aquí.

-Yo soy polaco, no hablo como ustedes,

pero más o menos.

¿Dónde aprendiste?

En España, estuve una semana.

País Vasco, Madrid, Barcelona, Cádiz y Canarias,

una semana es suficiente.

Bienvenidos a Polonia, bienvenidos a mi tierra.

-Estamos en el Museo de la Solidaridad,

da su nombre al primer partido independiente,

liderado por Lech Walesa.

Lech Walesa fue un electricista que trabajó en los astilleros.

El origen del Sindicato "Solidaridad".

Este es Lech Walesa.

Una de las características es que firmaba casi todos documentos

con este bolígrafo, que parece una barra de pan.

En esta sala tenemos

la grúa donde trabajaba la operadora de la grúa,

que fue despedida

y fue el detonante del movimiento de huelgas en los astilleros.

El primer sindicato independiente en el bloque soviético.

Nunca había existido

ningún sindicato ni nadie que fuera en contra del gobierno,

luchaba por los derechos.

Puedes ver los cascos originales de estos trabajadores.

Después de este movimiento sindicalista,

hubo decenas de muertes

y hubo una opresión brutal en aquel tiempo.

Cogieron al líder, que era Lech Walesa,

y lo metieron a la cárcel durante un año.

Cuando salió de la cárcel, crea un partido político.

Con todo el apoyo que tuvo, en 1989 ganó las elecciones

y fue cuando inició este movimiento anticomunista.

Fue el fin del comunismo de la Unión Soviética.

Os invito a conocer dónde vivo.

Utilizo una aplicación que se llama "coach-surfing",

que sirve para alojar gente,

viajeros de distintas partes del mundo.

Ahora mismo

hay dos chicas de Bielorrusia viviendo aquí,

Tania y Kessia.

(Hablan en inglés)

Básicamente consiste

en que tú tu sofá lo compartes con otros viajeros

de forma gratuita totalmente y altruista.

Gracias a eso, puedes traer gente, compartir culturas

y viajar a otros países, ir gratis también.

Está muy bien.

¿A estas chicas las has conocido hace cuánto?

Las conocí ayer.

(Hablan en inglés)

Eres un buen anfitrión.

Aquí ha venido gente de todo el mundo.

Han venido de Australia,

de Japón vino la semana pasada un chico...

De vez en cuando me mandan comida de España.

Traigo jamón, atún y cosas.

¿Cuánto jamón te queda?

Es el último paquete. Esto es ahora mismo...

¿Se echa de menos la comida o qué? Se echa de menos la comida.

Está buena la comida de aquí, pero como en España...

La diversidad que tienes...

¿Cuánto pagas aquí de casa?

2.200 zlotys sin gastos,

pero los gastos son cada 3 meses más o menos 150-200 zlotys.

¿Eso en total cuánto sería? 400-500 euros.

Es grande, ¿no?

Es grande, está bien, y, además, lo bueno de esta casa

es que está situada justo en el centro de la ciudad.

Vamos a comer los mejores pierogis de Gdansk.

Son como unas empanadillas

que rellenan de distintos sabores, distintos ingredientes,

y están muy buenos.

El original es con col y patata.

Lo comen y lo cocinan solo en Navidades.

No es típico ver a polacos comiendo pierogis todo el año.

Normalmente en este sitio

hay colas de 20-30 minutos o más largas

todos los días.

Esta señora es encantadora.

Estos son de espinacas, estos son de champiñones,

uno es de queso y este es de pollo barbacoa.

Tiene aquí una salsa de ajo que te deja el aliente perfecto,

pero está buenísima.

Ahora me dirás.

Ahora me dices. ¡Buenísimo!

Tú no te has visto en una de estas en tu vida.

Haciendo "coach-surfing"

te encuentras con "Españoles en el mundo.

Con "Españoles", comiendo como una marquesa...

¿Tienes pensado seguir viajando sin parar?

Mi idea es seguir viajando.

La idea es

seguir trabajando en distintos países,

conocer nuevas culturas...

Todo lo que pueda viajar, hacerlo ahora,

porque es el momento para hacerlo.

No sé si quieres saludar a alguien.

Un saludo a mi pueblo, Navaluenga, que volveré pronto,

y a mi familia, que os quiero.

Has sido el perfecto anfitrión de "coach-surfing"

y el perfecto anfitrión para "Españoles en el mundo".

Muchas gracias. Ha sido un placer.

Adiós. Nos vemos. Chao.

¡Susana! ¿Sí?

¡Bajamos! Vale.

¿Qué tal? Muy bien, a pesar del frío.

Sí, que se ha levantado un aire con agua que...

Es como en el norte de Galicia. Cambia el tiempo...

Me llamo Susana Alegre Raso y soy gallega, de La Coruña.

Vine con una beca a la Academia de Música de Varsovia

y luego me fui quedando.

Vine por la música y en este momento vivo en Casubia,

tengo un grupo de música, hacemos música antigua y folk.

Esta es la colegiata de los cartujos,

que son los fundadores de la ciudad,

de ahí el nombre Kartuzy.

La construyeron en el siglo XIV-XV.

La fachada que vemos es barroca y en forma de ataúd,

porque su "memento mori" recuerda que vas a morir.

Eran muy estrictos los cartujos.

Casubia es una región con lagos.

La región más famosa de Polonia con lagos

es Masuria.

Aquí son más pequeños y entonces tienen más encanto,

no es un turismo tan de masas.

Hay como tres capitales de Casubia, pero esta es la más antigua.

Todos los letreros de las ciudades están bilingües.

¿Tú hablas polaco? Sí.

Hablo polaco y estoy intentándolo con el casubio.

Esta es la estación de tren.

Esta parte pertenecía a lo que era Prusia,

entonces es de estilo muy alemán y recientemente renovada.

Esto es el Centro de Culturas.

Él es el presidente de la Asociación de Casubios de Suleczyno.

(Hablan en polaco)

-Es el tradicional traje de los casubios.

Es una región cultural, una región histórica,

muy germanizada,

por eso la lengua tiene muchas palabras también del alemán.

A esto le llaman el violín del diablo

y es un instrumento tradicional.

Se puede tocar y golpear. ¿Cómo sería?

(Habla en polaco)

(Habla en polaco)

A él le sorprendió

cuando hicimos la reunión del Centro de Cultura Ibérico.

Yo empecé a saludar en casubio.

¿Cómo sería un saludo en casubio?

(Habla en casubio)

¿Eso es "Hola. ¿Qué tal?". Sí.

Estamos en el Parque Etnográfico Casubio,

un museo al aire libre.

Tenemos una guía guapísima que es Mónica.

"Hello, Mónica". "Hello".

¿Ella va vestida típica de aquí o qué?

Sería el traje de campesina

entre finales del XIX y principios del XX.

¿Esto son casas típicas?

Sí, esta es de las más nuevas,

porque esto ya son los años 20 y 30 del siglo XX.

Aquí le pegan mucho los gofres, ¿no? De toda la vida, sí.

Me deja tumbar en la cama y todo.

Vamos a ver si es cómodo.

¿No te tapas ni nada?

Esto está más duro que una piedra, Dios mío de mi vida.

Yo lo veo esto cómodo.

La campana para que entren los niños a la escuela.

Es el profesor. Profesor de la época.

Y esto son las cuentas, el ábaco, la tinta...

Y lo que los niños están escribiendo,

porque pueden escribir con pluma.

¿Qué pasa?

(Habla en polaco)

Si no sabías, era lo que te tocaba. A ver.

Antonio, es que...

Sí que picaba, ¿eh?

Así estudiaban los niños.

(Habla en polaco)

Hay unos guisantes

para que te pongas de rodillas en los guisantes.

Es que duele.

¿Cómo que duele? Ya lo verás.

Aquí un rato me parece que no aguanta uno.

(Habla en polaco)

Si estás así, vas a ser mejor.

Hay mucha tradición de iglesias de madera

y esta la trajeron de un pueblo casubio.

Es del siglo XVIII. Aquí la gente es muy religiosa.

Tres veces, porque en Polonia se dan tres besos.

Ah, son tres besos.

En Polonia son tres, para que lo sepas.

-"Bye. Thank you".

¿Este es tu barrio? Sí, es una aldea.

Yo soy muy de ciudad, pero dije: "Vamos a probar".

Llegué aquí y ahora estoy encantada.

¿Por qué aquí? Somos músicos, para ensayar.

Este es mi grupo, este es mi novio

y esta es nuestra flautista y amiga.

¿Hablas un poco de español? Sí, un poco.

¿Quién te ha enseñado?

Él tiene un libro, "Español en cuatro semanas".

Y será verdad. No se puede.

-Nuestro proyecto es de música antigua y folk.

Él hace los arreglos y hay composiciones suyas.

(Canta)

Me acabáis de dejar alucinado. Qué bien sonáis.

Uno de nuestros hits en frío.

Yo vine a estudiar canto clásico y la vida te va llevando

y van saliendo proyectos y cada uno trae su bagaje musical.

Esto es muy especial, esto es muy medieval.

En gallego se llama "zanfona",

en polaco se llama "lira korbowa".

Es un instrumento medieval

que está teniendo su renacimiento en la música folk.

Esta es la primera que hizo él, le llevó medio año hacerla.

¿La ha hecho él? Sí, es mi primera lira.

¿Mucho trabajo? Sí, mucho.

-Está el teclado.

No sé si quieres mandar un saludo a alguien.

Hola, mamá.

Elena, José Manuel, Martín y Manuel, que son los sobrinos,

y el vecino Antonio.

Ha sido un placer estar contigo. El placer es mío.

Te dejamos cantando.

Elena, David. Hola.

Buenos días. ¿Qué tal?

Estamos en el centro histórico

y vamos a dar una vuelta en el "Czarna perla",

que es la "Perla Negra" polaca.

Hola, soy Elena, de Almagro.

-Yo soy David, de Mota del Cuervo, Cuenca.

-Los dos somos manchegos y ahora vivimos en Gdansk,

donde tenemos una escuela de español.

-También tenemos una perrita, que se llama Vega, es polaca.

-Vamos a ver Westerplatte,

que es la zona donde empezó la II Guerra Mundial.

¿Sale pronto? Ya mismo, en cinco minutos.

Gdansk es una ciudad portuaria. Sí, completamente.

-El mar está a cinco kilómetros de aquí.

Pero este río desemboca en el Báltico.

-Vamos hasta Westerplatte y vas viendo toda la bahía.

-La zona centro.

-Esta es la grúa medieval, es la más antigua.

Para moverla hay unas ruedas dentro donde metían a gente, esclavos,

y los hacían caminar o correr para que pudieran

levantar a los barcos.

-Las casas blancas de estilo holandés.

-En Gdansk hay mucha influencia de Holanda,

hubo mucha población holandesa viviendo aquí.

Desde luego, dejaron una marca muy clara en las casas

y en las viviendas del centro.

-Estos son los famosos astilleros de Gdansk.

Daban trabajo a más de la mitad de la población de la ciudad.

Aquí trabajaba mucha gente.

-Este es el famoso monumento de Westerplatte,

que es el símbolo de la resistencia polaca.

-En esta península se dispararon

los primeros tiros de la II Guerra Mundial.

Esto era lo que conocían los alemanes como "Danzig".

Sí, porque era una ciudad libre.

Hitler siempre pensó que era alemana,

por eso llegó, invadió esta zona y dijo: "Esto va a ser mío".

-Su excusa fue que aquí vivía mucha gente alemana

y quería proteger a los ciudadanos alemanes.

Vino para firmar un tratado, empezó a atacar Westerplatte.

A los siete días se quedaron sin munición y sin comida

y tuvieron que rendirse.

¿Ves esa cosa amarilla y redonda?

Es el estadio de fútbol donde jugó España

la fase de grupos de la Eurocopa en 2012.

Nosotros vivimos detrás y muy cerca está nuestra escuela.

-Ella es nuestra secretaria. -Me llamo Alexandra.

Hablas muy bien español. Creo que sí.

-Todos son fotos de su pueblo de Cuenca,

de Mota del Cuervo.

Esta es la clase "Don Quijote", esta es "Dulcinea",

y esta más pequeña es "Sancho".

Almagro tampoco falta. Algo tiene que haber de Almagro.

Esto es una franquicia. Sí.

Aunque somos la primera franquicia que sacan.

La sede está en Breslavia y nosotros somos los primeros.

-Se querían expandir por Polonia

y la primera franquicia es en Gdansk.

-¿Qué tal el puente de mayo? -Estupendo.

Mi familia, con amigos.

Qué bien habla esta chica. Susana tiene muy buen nivel.

¿Por qué quieres aprender español?

Quiero visitar México

y quiero hablar con mis amigos de España.

La lengua española es muy buena, muy hermosa para escuchar.

-Me gusta que hablen, si no, la gramática se queda muy vacía,

necesitas usarla, que hablen, al final es lo más importante.

-Escribo de Penélope Cruz. -Muy bien.

-A los cuatro años comienza a aprender a bailar.

En Polonia hay palabras que se parecen mucho al español,

que me he fijado.

Hay algunas que se parecen,

la palabra "rana" es "herida", "joroba" es "enfermedad".

"Parasol" significa "paraguas" en polaco.

-Abuelo.

Hijos de tu hermano o hermana,

son tus sobrinos.

¿Qué es lo más difícil para ellos cuando empiezan?

Los artículos.

En polaco no tienen artículos, les cuesta mucho.

En español tenemos muchos artículos, en plural, en masculino, femenino...

Esto es una curiosidad, que es el nombre de nuestro barrio.

Es una palabra de ocho letras y solo tiene una vocal.

¿Cómo se pronuncia? Wrzeszcz.

-Significa "grita" en imperativo. -Como una orden.

-Este es el gimnasio del edificio.

Esto entra dentro de los gastos de comunidad.

Sí, entra la calefacción, el gimnasio, portero...

¿Cuánto pagáis?

2.700 eslotis, que serían 600 euros.

Esta pequeña es Vega. Sí, nuestra perrita.

Tiene tres meses y es un manojo de nervios.

¿Es polaca o española? Mitad y mitad.

Ella es polaca pero habla español.

¿Cómo se dice "perro" en polaco? Pies.

Mira, Vega, mira.

-Elena echaba mucho de menos a su perro.

-Yo tengo una perrita en España. -Ya somos tres.

¿Echáis de menos España? Un montón.

La comida, la familia...

¿Adaptarse a Polonia es difícil? Adaptarse no es tan difícil.

Pero estar mucho tiempo, con el frío...

-El idioma, mucha gente habla inglés,

pero la gente mayor no habla inglés.

En algunas situaciones es un poco difícil.

Vega va a estrenar el tren. Sí, para ir a Sopot.

-Vamos a coger un SKM,

que son los trenes que unen las tres ciudades,

Gdynia, Sopot y Gdansk.

-Esta zona se la conoce como "Trojmiasto"

o, en inglés, "Tricity".

Son tres ciudades,

primero está Sdansk, Sopot y Gdynia, que es la que está más alejada.

Esta es la calle Monte Cassino.

Está muy llena ahora.

En la Guerra de Secesión polaca la destruyeron

y ahora ha recobrado su vida.

Es una ciudad muy turística.

En el siglo XVI fue construida con la idea de ciudad balneario.

Muchos nobles, aristócratas polacos, sobre todo de Gdansk, venían aquí

y se hacían residencias enormes, palacetes.

Esta casa tiene una estructura desalineada.

La casa curva o la casa torcida.

Está inspirada en la arquitectura de Gaudí.

Es un centro comercial. Sí.

Estoy viendo esa estatua.

¿Qué es?

Es "El Equilibrista",

es otro de esos puntos turísticos de Sopot,

es un pescador que está haciendo equilibrio.

¿La estatua está en equilibrio de verdad?

Sí, sí.

-Bienvenido al muelle de madera más largo de Europa.

-El muelle de Sopot. -Mide 515 metros.

-Es el típico sitio para hacerte fotos de Instagram.

-Ahora estamos en medio, eso es Gdansk, con los astilleros.

Al otro lado está Gdynia.

La gente viene a...

A tocar a los cisnes, a hacerles fotos, les echan comida.

En verano tiene que ser...

La gente que es de aquí dice que es la Ibiza de Polonia o la Marbella,

porque hay muchos sitios de dinero y muy lujosos y mucha fiesta,

sobre todo, cuando hace buen tiempo.

¿Qué tenéis pensado hacer?

Durante los próximos años, tenemos pensado quedarnos aquí,

a ver cómo va la escuela, esperemos que vaya bien.

En un futuro, no sabemos cuándo, volver a España.

-Siempre hay que volver a las raíces.

Os dejamos disfrutando del día con vuestra perrita.

Ha sido un placer estar con vosotros.

Muchas gracias, chicos. Adiós.

Buenos días, señor. Antonio.

Me alegro mucho de verte.

Qué bueno escuchar este acento de la tierra.

Soy Miguel, soy profesor de Lengua y Literatura.

Yo no he elegido Polonia, Polonia me eligió a mí.

Pensaba que era igual que Rusia o que Letonia,

países donde ya he trabajado.

Nada que ver, es un país emergente, un país con mucha ilusión.

Te veo bien acompañado.

Es compañera de trabajo, es profesora de Biología.

Muchas veces quedamos para practicar su español.

¿Es buen profesor? Seguro, creo que sí.

-Lo intento.

¿Al polaco le gusta el español?

Los alumnos que tenemos en la sección bilingüe son

unos enamorados de la cultura española,

del fútbol, de la música.

¡Qué parque más bonito! ¿Dónde nos encontramos ahora?

Es el parque de María Luisa de Gdansk,

es el parque emblemático

donde la gente viene a pasear con la familia,

es el barrio emblemático de Gdansk, barrio de Oliwa.

Dicen que hubo un monje cisterciense español

que vino aquí y quiso plantar olivos.

El invento no le salió bien,

aquí hace mucho frío para plantar olivos.

Ella se va. Se va a ver a la familia.

Esta es la casa del arzobispo, el palacio arzobispal.

Detrás, la catedral de Oliwa, es obligatorio.

Si escucháis el órgano, es algo digno de ver.

Este órgano fue construido por un monje, hecho a mano.

Está hecho de madera de ébano.

La música clásica se lleva mucho en Polonia.

Estamos en la tierra de Chopin.

La música es una asignatura, es casi una religión.

Acaban de terminar la misa

y nos han dejado subir aquí a conocer a la maestra organista.

¿Hablas español? No.

¿Inglés? No.

-Yo hablo ruso,

mezclo las cuatro palabras que sé de polaco con el ruso

y hablo una mezcla ruso y polaco.

A ella le gusta improvisar, la música es universal.

Es como el jazz y el blues, la improvisación es muy importante.

Te echo un cable, no te preocupes.

Es momento glorioso para mí.

"El fantasma de la ópera".

Te queremos.

Estamos en Szymbark.

Es una aldea, es un lugar donde hay una fábrica de casas de madera.

Os voy a llevar a un sitio muy curioso,

la casa al revés de Szymbark, os va a gustar.

¿Por qué se ha construido esta casa al revés?

El arquitecto quiso expresar lo que opinaba sobre el comunismo,

que solo trajo desdichas y se extrapola a la sociedad actual.

No sabemos a dónde vamos.

Ahí pone "Aviso".

Porque se pierde la orientación, se puede perder el lugar.

Es una locura, una locura.

Es una alegoría de la vida.

Muchas veces, nuestra vida se pone patas arriba.

¿Cuánto tardaron en hacer esta casa? Fueron más de 100 días.

Fueron casi cuatro meses.

Esta gente hace las casas en dos o tres semanas.

Para esta casa, unos cuatro meses.

A los obreros se les iba la pinza.

Normal, mira nosotros, si yo me estoy muriendo aquí.

Ahora mismo nos tenemos que parar,

porque no somos capaces de dar un paso más.

Miramos al suelo.

Estoy hablando en serio.

¿Dónde estamos ahora?

Dentro de este parque temático tan bonito,

tenemos lo que queda de un campo de concentración soviético,

un campo de Stalin.

En cuyo tren, que quedan restos, mandaban a disidentes

a los gulag de Siberia a morir.

Se llama "Puerta de la Muerte".

El título ya lo dice todo.

Quedan algunos barracones, quedan algunas garitas,

algunas torres de control.

Los polacos que no estaban a favor del comunismo,

los mandaban a picar piedra a Siberia,

si llegaban,

lo mismo que hicieron los nazis, hizo Stalin.

Ya lo sabemos todos por la historia.

De aquí a Siberia en primera clase.

Tengo entendido que Stalin quitaba

un día de pena por cada día trabajado.

Si tenías 100 años de prisión.

Estos sitios me deprimen mucho,

pero es la historia y hay que conocerla.

¿Este oso? Su anécdota es muy surrealista.

Se llama Wojtek,

es la mascota del ejército polaco de la II Guerra Mundial.

Fue adiestrado para llevar armamento.

¿Estás hablando en serio? De verdad.

Tan en serio, como que lo jubilaron

en el zoo de Londres con el grado de Sargento.

Vamos a ir al castillo de Malbork.

Es una zona espectacular de Pomerania.

Estamos en el castillo de Malbork,

es un castillo hecho de ladrillo más grande de Europa

por los teutónicos.

Quien más sabe de esto es un español afincado aquí,

amigo y compañero de trabajo, al que yo llamo "Maestro Yoda".

Él nos va a enseñar el camino de la fuerza por aquí.

Señor Fernando. ¿Qué tal?

Nos estaba vendiendo como el "Maestro Yoda".

Debe ser por la antigüedad que tengo aquí,

ya llevo viviendo diez años,

pero no soy tan maestro yo como aparenta la cosa.

Es el castillo más grande del mundo que está hecho en ladrillo,

no con piedra,

como estamos acostumbrados en España.

Esto es un castillo de la Orden Teutónica,

que eran monjes y guerreros del estilo de los templarios.

Ellos controlaban todo el tráfico de ámbar.

Se le consideraba el oro del Báltico.

Era muy apreciado en todas las Cortes.

Se hicieron tremendamente ricos

y entonces su espíritu caritativo quedaba bastante disipado

y eso fue precisamente lo que provocó su caída.

Cuando los caballeros de la Orden Teutónica

se fueron,

esto perteneció ya al reino de Polonia.

Esta era la zona del refectorio. Aquí es donde comían.

Estos tubos están conectados con una caldera que había debajo

y a través de estos tubos es como se producía la calefacción.

La obligación era lavarse los pies y las manos

y cuando ya estaban limpios y presentables

entraban en el salón de recepciones.

Los reyes polacos recibían a sus huéspedes.

Las cristaleras

tienen una visión perfecta a lo que era el río Nogat,

que les permitía a los soldados

bajar desde el castillo hasta Gdansk.

-Gracias por todo y por iluminarnos con tu sabiduría.

-Gracias a ti.

-Ahora nos vamos a hacer un poco de deporte.

En todos mis traslados,

siempre encuentro antes karate que piso.

Dime que estás hablando en serio.

Mi madre me dice:

"Pero, Miguel, ¿cómo eres tan friki?".

Eres cinturón marrón, por lo que veo.

Sí, marrón. Décimo Dan. Llevo de marrón un montón de años.

Es una clase de auténticos karatekas.

Yo le llamo "Iron Man",

porque cuando me bloquea duele mucho.

(Hablan en inglés)

Yo vendería mi alma al diablo

por estar como este hombre ahora, no con 60.

Él es un gran músico,

un viejo rockero conocido de Polonia,

y siempre nos ponemos juntos, porque somos de un tamaño similar.

Pareces polaco. Yo soy un poco polaco ya.

-Polonia es un país eminentemente futbolístico.

Me dice: "¿De dónde eres de España?",

"De Sevilla", "¿Betis o Sevilla?",

"Yo soy del equipo humilde, que se llama Real Betis",

"Oh... Kowalczyk",

que fue un jugador del Betis de los años 90,

y pensé: "Este hombre y yo vamos a ser amigos".

Ha sido un auténtico placer disfrutar del día que hemos pasado.

El placer ha sido mío. Muchas gracias por todo.

Te dejamos en tu clase, que te está esperando tu compañero.

Adiós.

¿Estás mirando flores o qué? Hola. ¿Cómo estáis?

Me alegro de verte. Igualmente.

Estamos en el mercado de Gdynia.

Aquí podéis encontrar muchas diferentes cosas:

ropa, comida, cosas típicas de la zona de Casubia,

mantas, sábanas, gorros, zapatos...

Porque aquí hace frío. Sí, claro.

Me llamo Iván Marcos Cantabrana, soy de Guipúzcoa.

Salí de España

y la verdad que no paré de viajar hasta que llegué a Polonia.

Esta es mi mujer, Carolina, y esta es mi hija, Laura.

-Hola.

Aquí veo todo que es muy casero. Los huevos son como antiguamente.

Toda la comida que pueden encontrar aquí

es comida rural.

Toda esta gente tiene sus propias granjas.

El ahumado es lo que hace furor aquí, ¿no?

Sí. Se come bastante pescado ahumado.

Esto es anguila, esto es salmón...

Ella va a ser famosa.

(Hablan en polaco)

Dice que son fresas de España.

Fresas españolas y ahí tenemos fresas grecas.

Todavía no tenemos las fresas polacas.

12,80 el kilo. Son como unos tres euros el kilo.

Llevo casi 11 años en este país

y desde un principio tenía interés en aprender el idioma.

También estudié en Polonia.

Filología Española con especialización en Traducción.

Pero no trabajas de profesor. No.

Trabajo en una corporación como jefe de equipo

en el departamento de Fondos de Inversión.

Conseguí la nacionalidad polaca

porque ya llevaba más de cinco años con el permiso permanente en Polonia

y decidí la nacionalidad,

puesto que todas las entrevistas y todo lo que tienes que hacer

es en polaco,

entonces para conseguir la nacionalidad

definitivamente tienes que hablar polaco.

(Habla en polaco)

Lo que he pedido son estos pepinos fermentados,

muy típico en Polonia.

Dice que puedes coger uno.

(Hablan en inglés)

¿Qué te parece?

Fermentado, pero fermentado.

Este es el monumento a la toma de posesiones alemana.

Una mujer con sus hijos en dirección a la estación de tren,

porque a los hombres posiblemente

ya se los habían llevado a los campos de trabajo.

Cuando vinieron aquí los alemanes,

desalojaron a la gente de Gdynia y ocuparon sus casas.

Solo les dieron opción a coger lo primero que podían,

una maleta,

llenar lo primero que ponían y los echaban a la calle.

Ellos no se olvidan de eso, ¿no?

No, porque después de los años, cuando terminó la guerra,

toda esta gente volvió otra vez a Gdynia

a recuperar sus viviendas y reunirse de nuevo con su familia.

Aquí tenemos a otro tocayo mío. Este es Iván.

Me alegro de conocerte. ¿De dónde eres tú?

De Linares. Soy ingeniero informático.

Trabajo en este edificio de detrás nuestro.

¿Esto es una cocina? Una cocina.

Diseñaron cada planta de cada edificio

inspirada en una ciudad nórdica diferente.

Esta planta es Helsinki y algunas de las otras plantas

son Estocolmo, Oslo, Copenhague y demás.

A esta gente le gusta mucho el diseño.

Cada planta es diferente,

cada sala de reuniones es diferente...

Por cosas como esta ganó

el Premio Nacional de Diseño de Oficinas.

Sala de cuidados para bebés,

para las madres dar el pecho y echarse una siesta si hace falta.

-Las condiciones para las mujeres son muy buenas.

En Polonia hay un año de maternidad.

-Yo aun así prefiero la oficina de casa.

Desde que tengo a la señora embarazada,

llevo casi dos meses trabajando desde casa.

Tu mujer está embarazada. Le quedan dos semanas.

No me digas. Vas a tener un polaco o polaca.

Polaco. Bruno. Bruno.

¿Y esto es para cuando uno tiene ganas de desahogarse?

La pena es que no sepa tocar un buen pasodoble de Cádiz,

con lo que me gustan a mí los Carnavales.

Echáis de menos España vosotros, ¿no?

Lo echo un montón.

Yo sobre todo los Carnavales de Cádiz,

que me encantan con locura.

Adelante.

¿Las condiciones de trabajo son buenas aquí?

Las condiciones de trabajo son muy buenas.

Me han llegado ya ofertas para volverme a España

y no, haces las Matemáticas y no sale.

-A mí me cuesta también ahora volver a España,

más que nada por eso,

porque ya me he acostumbrado a ciertas condiciones de trabajo

que en España no te pueden ofrecer.

-En el campo de informática los salarios hoy en día

son superiores a los salarios en España.

Un placer, señor. Igualmente, Antonio.

Que vaya bien todo. Gracias.

Puedes tumbarte ahora en la hamaca, por lo que veo.

Menudas vistas tenemos desde aquí. Aquí las vistas son maravillosas.

Tienes la playa justo al lado de la ciudad.

Son máximo diez minutos andando y ya te metes en el bosque.

Puedes ver el modernismo de los años 30

junto con el modernismo de ahora.

Está el teatro de música y el hotel,

pero luego por detrás puedes ver aquello.

Ayer fue el día de la Constitución

y aquí normalmente hacen una especie de desfile.

¿Tú cómo acabas en Gdynia?

Salí de España porque necesitaba aprender inglés.

Una amiga mía vivía en Edimburgo

y en principio me fui un mes para conocer un poco el país.

Era la primera vez que salía de España,

pero me gustó tanto que ya nunca volví a España.

Hola, mi amor.

¿Me das un abrazo?

Ella es mi mujer Carolina.

Hola, Carolina. ¿Qué tal? Muy bien.

-Esta es mi hija Laura. Hola, Laura.

¿Qué tienes aquí?

¿Cuántos años tiene Laura? Tres.

¿Cómo os conocisteis?

La conocí en la escuela de idiomas donde yo trabajaba.

Ella era mi alumna.

-Luego, él fue mi alumno. -Luego, yo fui su alumno.

Porque ella es licenciada en Filología Polaca.

-Yo quería quedarme en España,

porque tuve una beca de Erasmus de intercambio.

Un mes antes de salir a este intercambio, me pidió la mano

y ya he ido marcada.

En Polonia, las bodas son muy tradicionales.

La boda la hicimos en Zumárraga, en la ermita de Antigua,

en una ermita muy antigua que hay en mi pueblo.

Os puedo enseñar la casa, este es el cuarto de mi hija.

Esta es nuestra habitación.

Las casas no son muy grandes en Polonia.

No, las casas no tienen salón.

Nosotros hicimos salón, queríamos tenerlo estilo español.

La sala por la noche es una habitación.

Cuidado con las bicicletas.

Aquí es donde vive la gente rica de esta zona.

Por aquí es por donde yo suelo hacer mi ruta de bicicleta.

Esto me llamó mucho la atención,

es una estación para arreglar las bicicletas

y está disponible para todo el mundo y tienes bastantes herramientas.

No me lo puedo creer.

Se coge mucho la bici aquí, veo que hay bicis por todos lados.

Está muy bien y tiene casi 100km de carril bici.

¿Tú puedes ir desde Gdansk hasta Gdynia en bicicleta?

Sin problema.

Incluso más para allí.

¿Cómo te llevas con tu suegra y con tu familia española?

Muy bien.

Son más abiertos.

Incluso, aunque mi familia no habla castellano,

se entienden muy bien.

Solo que mi madre siempre me pregunta si se pelean

porque hablan tan rápido y tan alto: "Se pelean, se pelean".

"No, mamá, están hablando normal".

¿Contemplas volver a España?

En un tiempo lo contemplamos,

ahora estamos a gusto en Polonia y, de momento, aquí nos quedamos.

Que lo paséis bien, ha sido un placer.

Igualmente, adiós. ¡Adiós, Laura!

Mira, que me he venido a Polonia a sacar al perro,

a Gdansk, que está cerquita.

Ataca, ataca, cómete al cámara.

¿Y este hombre?

Es nuestro guía, que nos va a echar un cable.

Está echando marcha atrás.

Te lo traen en el recipiente adecuado,

es tabaco.

Hay que esnifarlo,

absorberlo por la nariz.

¿Lo has hecho alguna vez?

Sí, lo hice una vez pero me salió fatal.

¿Tengo que hacerlo ahora? Sí, claro.

(Canta en polaco)

-Bravo.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Gdansk, Sopot y Gdynia (Polonia)

Españoles en el mundo - Gdansk, Sopot y Gdynia (Polonia)

27 jun 2019

Viajamos a las costas del mar Báltico en Polonia para recorrer la conocida como Trojmiasto o Triciudad, que agrupa a las ciudades de Gdansk, Sopot y Gdynia. En Gdansk contaremos como guías con Pablo, Elena y Miguel. Con Susana conocemos la región de Casubia y con Iván conoceremos Gdynia.

ver más sobre "Españoles en el mundo - Gdansk, Sopot y Gdynia (Polonia)" ver menos sobre "Españoles en el mundo - Gdansk, Sopot y Gdynia (Polonia)"
Clips

Los últimos 2.101 programas de Españoles en el mundo

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios