www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4627498
No recomendado para menores de 7 años Españoles en el mundo - Cuba - ver ahora
Transcripción completa

Allá en La Habana del este, pasando el túnel de Amor,

tengo una casita linda...

Aterrizamos en uno de los lugares más icónicos del planeta.

Ole que ole con ole.

-Esto lo hago en mi casa a lo cubano.

-¡Les quiero muchísimo!

La Habana,

donde sentiremos el sabor añejo que tanto la caracteriza

junto con los últimos avances que está experimentando el país.

Pasear por el centro de La Habana Vieja

es como pasear por el Madrid de los Austrias.

-Resolver cubano, que es como toda una filosofía

de cómo tiro para delante con pocas cosas.

-Están haciendo guarapo, que es el jugo de la caña de azúcar.

-Cuando hay sol aquí se pone allá, cuando hay sol allá se pone aquí.

El Malecón al atardecer, la vida en la calle, y, cómo no,

un ritmo contagioso que no deja indiferente a nadie.

Lo mejor que tiene Cuba es la gente.

¡Esto es Cuba!

Y les mandamos un saludo para el mundo

el amigo español que está aquí.

La música cubana, amigos, en La Habana,

y de Cuba la música cubana.

-"Españoles en el mundo", saludos.

A unos 200 kilómetros nos topamos con Pinar del Río,

hogar del guajiro y del mejor tabaco del mundo.

¿Esta es la semilla de tabaco? Esto es la semilla del tabaco.

-Ya está. -Finito.

-El Mural de la Prehistoria. Esto lo pintó un pintor cubano.

Y, cómo no,

disfrutaremos de sus paradisiacas playas.

Hoy echamos el ancla en cayo Ensenachos.

Bienvenidos a la tierra del son, del sabor y de la gozadera.

Soy Ismael Sayyad.

Aquí me dedico a consultorías de cambio climático

y la otra vertiente es director del festival La Habana World Music.

Estoy casado felizmente con Eme. La adoro.

Es una cantante maravillosa cubana. Enganchadísimo con Cuba.

Buenos días. Buenos días.

-No estamos en China, estamos en Cuba.

Estamos en el barrio chino de La Habana,

que fue el segundo más grande después de San Francisco

fuera de China.

Hay aquí chinos originarios descendientes.

Se juega al mahjong, al dominó chino.

-Una escalera, ¿viste? De números, mira.

-Yo puedo completar ahí. -Puedes completarlo tú.

-La herencia china ahora mismo en Cuba

se puede notar en varios aspectos,

en el tema culinario, en el tema musical...

La corneta china está en la conga cubana.

Ahora mismo volvemos a tener una influencia fuerte con China

con las nuevas relaciones.

Hay mucha gente estudiando chino, yo entre ellos.

-Mi papá vino muy pequeño, como de 16 años,

a trabajar en su juventud a un pueblito de La Habana,

en Vereda.

Allí conoció a mi mamá y de ahí salí yo y mi familia.

-Este es el Instituto Confucio, que es nuestro instituto Cervantes.

En Centro Habana hay muchas comunidades diferentes.

La española es obvia.

Pasear por el centro de La Habana Vieja

es como pasear por el Madrid de Los Austrias casi.

El tema africano se ve mucho también.

El barrio árabe está un poco más al sur.

Llega a haber de 30.000 a 40.000 árabes aquí.

¿Qué relación tienes tú con las comunidades árabes?

Mi padre es árabe, es de Jordania. Yo soy medio español, medio árabe.

Mi padre vino de Jordania a España, yo desde España a Cuba

y mis hijos irán a Australia, Nueva Zelanda...

Yo aquí tengo dos facetas,

una de consultor de cambio climático,

trabajo en proyectos de cooperación,

y otra faceta más cultural,

soy director de un festival que se llama Habana World Music,

que tenemos bandas locales y bandas de casi 20 países.

La cultura de aquí es muy potente.

Te das cuenta

que estás formando parte de algo importante.

Esto es calle Prado.

Prado divide La Habana Vieja de Centro Habana,

que tiene varios edificios muy emblemáticos.

Este es el Gran Teatro de La Habana

y ahora se llama Gran Teatro de Alicia Alonso.

Esto de aquí es el Capitolio,

que se construyó a principios del siglo pasado

a imagen del Capitolio de EE.UU.

Aquí se usaba para tema de política.

Cuando llegó la revolución,

se convirtió en un museo, biblioteca, planetario...

Estamos en el Callejón de Hamel.

Es un proyecto comunitario que empezó en los años 90

y que ya tenía las primeras manifestaciones murales

de la cultura de la herencia afrocubana.

La música africana, que luego ya es afrocubana,

es de las más importantes de Cuba.

Es de donde han surgido otros géneros cubanos,

como el son.

Te presento a Estefanía. -Hola, Estefanía. ¿Cómo tú andas?

-El creador de todo esto.

-Usted es representación de España, ¿verdad?

Sí, bueno, no sé. Qué linda mujer.

¿Qué idea tuvo usted para crear todo esto?

No tengo respuesta. Nació.

El primer mural en la vía pública

dedicado a la cultura afrocubana en todo el país con el con,

con cariño, con amor, con tenacidad y con otras cosas.

Siento el orgullo más hermoso que puede tener un ser humano

como partícipe de una obra, de una cultura viva,

que es la cultura afrocubana.

¡Las quiera muchísimo a todas, porque son bellas!

-Vamos a coger un carro colectivo, de los que se llaman almendrones.

Mira, aquí viene uno.

Te pueden decir que va lleno o que solo tiene espacio para uno.

Si tú le haces mal la seña, el tipo para y no tenía que parar,

se enfada contigo.

Hasta 23, chófer.

¿Cuánto cuesta este trayecto desde donde vamos?

El viaje básico son diez pesos.

¿A usted qué tal le parece el transporte cubano?

"Españoles en el mundo", un saludo.

-Estamos en el cruce más importante de El Vedado,

que es 23 y L.

Es el barrio con más relevancia de La Habana

a nivel económico, de ocio y financiero.

Se empezó a construir a mediados del siglo XIX.

Aquí entraron varios ataques de piratas

y entonces se decidió que aquí no se podría construir

ni hacer ninguna vereda ni senda,

nada que facilitara a los piratas entrar.

Habana Libre antes de la revolución era el Hotel Hilton.

Cuando llegó la revolución

y entraron los revolucionarios victoriosos en La Habana,

hicieron del Habana Libre la primera sede del gobierno.

Esto es Copelia, la heladería más grande de Cuba.

Antes de la revolución,

el helado era un producto casi como de lujo, caro.

¿Cuánto tiempo llevan haciendo la cola?

70 minutos.

¿Cuánto cree usted que le queda?

Unos 40 minutos por lo menos. Hay que hacer cola.

-Estamos en el famoso Malecón de La Habana.

Esta es Eme, mi esposa. ¿Cómo estás?

Nos hemos besado en la "tele".

-Soy como una mezcla.

Creo que yo soy un poco Cuba.

Tengo a mis abuelos españoles, por las dos partes,

mi padre y mi madre, tengo chino también por ahí,

tengo africano...

-Un flechazo. Me atrapó.

Cada cosa que vas conociendo te gusta más.

-Cuando nos conocimos,

yo vengo de una familia de músicos, mis padres son muy conocidos

y mi hermano también en Cuba,

él no sabía mi nombre, no me había visto nunca,

y esa cosa de descubrir a una persona

que te descubre por primera vez

yo creo que fue lo más bonito desde el principio.

Nadie te escribe una carta de amor ni nadie se cuela en tu casa

para darle flores a tu madre.

Eso no pasa y eso lo hizo.

¿Quién puede decir a eso que no?

Vamos a tener nuestro primer bebé

y sí es un proyecto a corto plazo, pero uno muy bonito y muy especial.

-Soy el cielo de tu libertad,

tengo la suerte de los adivinos,

tengo la fuerza de una tempestad

que acoge el polvo como un remolino.

-Estamos en la Fábrica de Arte Cubano,

un centro multicultural,

porque aquí están todas las manifestaciones artísticas.

Aquí tenemos artes visuales,

pintura, escultura, teatro, danza y música.

El cartel de este año, del 2018,

es la conjunción de la música con objetos muy cubanos,

en este caso, un almendrón.

Yo soy el director y Eme es la directora artística

que cubre a todos los artistas.

Llevo la Dirección General, que tiene música, "performance",

arte urbano...

Os voy a presentar a la familia de Eme,

que están aquí todos reunidos.

-Hola, ¿qué tal?

-Carlos, el papá de Eme, ella es la mamá, Sarita, la tía,

Sany es la prima...

Viene de una familia que es reconocidísima musical.

Los dos papás aquí

son una institución musical y cultural.

-Al final es como que estás en el ciclo

y cuando estás fuera de Cuba te das cuenta

que esa es tu identidad, tu familia.

Mi hermano también se escapó,

pero Equis también es una figura muy importante

dentro de la música cubana.

Equis trabajó todo lo que fue la mezcla de hip hop

y de la música urbana con la música cubana.

(Cantan)

-Esto forma parte de un rezo a Oshun de una mujer

que le hace ofrenda para tener un niño o una niña.

Tú ya lo tienes.

A ver quién de nosotras es la siguiente.

¿Mandamos un saludo a la familia?

A la familia de Aranda.

Les mandamos un beso

y todo nuestro cariño desde La Habana.

-Vamos a ver cuándo puede ir allí a comer conejo de nuevo.

-A toda la familia, que, por supuesto, es mi familia,

y a todo Aranda.

Un besito para todos los españoles.

-Un beso, mamá y papá, Fati, Mari, Nadia y al resto de la familia,

a todos mis amigos y me quedaría corto.

Espero que nos podamos volver a ver.

Seguro. Volveréis pronto, seguro.

Un beso muy fuerte. Adiós. Adiós.

-Soy Paco Carreras

y desde hace 22 años estoy viviendo

en esta ya mi segunda patria.

He disfrutado mucho en este país con la música,

de su gente, de sus paisajes, de sus ciudades...

Me encanta Cuba.

Hola. Buenos días. Hola.

Sabiendo que iba a salir en la televisión, he dicho:

"Lo primero de todo habrá que cortarse el pelo".

-Para estar muy guapo.

Los clientes vienen aquí también como a una psicoterapia.

-Con 10-12 años yo creo que me cortaba el pelo

en unos sillones de este tipo de modelo.

-Como del año 1920 o 1930, de cuando los americanos,

porque, de hecho, son americanos.

Ahora somos cuentapropistas, que es muchísimo mejor.

Pagamos Seguridad Social, espacio, electricidad

y todos nuestros gastos.

Es mucho mejor.

-Yo vine en el 96,

ya hace 22 años que estoy trabajando.

Cuba lo conocí en el 91 como turista

y después me planteé el poder venir a trabajar aquí.

Pasaron cinco años en España soñando que saliera ese trabajo

y me dicen que puedo participar en la construcción

del Hotel Parque Central,

que está en el mismo corazón de mi querida Habana Vieja,

Fue como si me hubiera tocado la lotería.

Qué bien.

Muchas gracias.

Guantanamera,

guajira, guantanamera,

guantanamera,

guajira, guantanamera.

-Esta zona es Centro Habana.

No es una zona en la que se pueda ver ya tanto turismo,

pero sí que es una zona en la que se perfectamente

lo que es La Habana de verdad.

Patricia seguro que estará por aquí.

Os la voy a presentar. Es mi mujer.

Está también con mi niña.

Hola. ¿Qué tal? Yo me llamo Imilsis.

¿Y tú cómo te llamas? -Diosa.

-Se llama Diosa. Ella es mi madrina. -Hola. Encantada.

-Es mi madrina de santo.

Tengo que hacer una ofrenda a Yemayá,

que es a la que le voy a poner unas frutas para llevar al mar

porque es mi santo.

-Yemayá es la dueña del mar,

la que representa las aguas saladas.

¿Todo el mundo tiene un santo?

Sí, cada cual tiene su santo.

¿Se practica mucho esta religión aquí?

En Cuba se practica mucho.

¿Y de dónde viene esta religión?

De Nigeria.

-Se hace un poco de fusión entre las dos religiones,

con la población africana que llegó a la isla,

con los españoles colonos que trajeron la religión católica.

Todas las imágenes tienen que ver

con vírgenes de la religión católica.

Verás que Oshun es Virgen de la Caridad del Cobre,

Yemayá la Virgen de Regla...

-Hasta luego. -Gracias.

-A comprar fruta, ¿no?

-Le puedes ofrecer lo que quieras,

en este caso, yo he escogido la fruta.

Puedes ofrecerle flores, animales, un gallo,

lo que hayas prometido ofrecer.

-Están haciendo guarapo.

Están prensando la caña de azúcar

y sale lo que llaman guarapo, que es un jugo muy dulce.

-Guarapo de caña de azúcar. -Riquísimo.

-Es exquisito.

Es recomendable para la mujer cuando está menstruando,

pero es mejor para el hombre.

De vez en cuando yo le doy guarapo.

-Vamos a hacer la ofrenda al cayo así que nos vamos para allá.

Estamos en uno de los hoteles más lindos de Cuba.

Estamos en el paraíso.

Cayo Ensenachos es uno de los muchos cayos que tiene Cuba.

El hotel abarca todo el cayo Ensenachos

y es precioso.

Normalmente me toca venir de trabajo,

pero también vamos a poder disfrutar con la familia.

Está Rafa, su marido, mi hijo mediano...

-Yo cuando estaba más chiquita, con cinco años,

no sabía nadar y él me cargaba

y me tiraba así al agua para que yo nadara.

-Mira a ver si cazas una estrella marina por ahí.

-Ella también está trabajando aquí.

-Vinimos juntos.

Vinisteis juntos. Sí.

¿Erais pareja entonces? Sí.

Nos conocemos desde los 18 años. -18 o 19.

-Han caído unos cuantos.

Hemos rehecho cada uno nuestra vida.

Rafa es ahora mi esposo

y a Imilsi ya la conocéis.

-Nos vamos a comer.

Qué bien, qué rico todo.

Lo disfrutamos todos y lo compartimos todos,

porque esta es una historia

que yo solo no la hubiera podido hacer,

ni mucho menos.

Espero el tiempo que me quede

poder dejarlos bien encarrilados a los tres.

No hay que llorar,

que la vida es un Carnaval

y es más bello vivir cantando.

Queremos mandar un saludo.

-A mis hermanos, a toda la gente de Logroño,

de Barcelona, de Palma, a todos.

-Y a toda mi gente querida,

que al final es lo único que echo en falta aquí.

A todos, a mis hermanos, sobrinos, sobrinos nietos...

-A todo el mundo en España, muchos besos.

-Un beso para todos. ¡Os queremos!

-Soy Silvia. Cuba te enamora o no la soportas.

A mí me enamoró y aquí estoy.

Han pasado 18 años y ahora tengo una escuela de baile.

Me quedo con la gente, es lo mejor que tiene Cuba.

Buenos días. Hola.

Me has cogido en plena clase.

Esto es una rueda de casino, que es la salsa cubana,

pero bailada en parejas intercambiándose todo el tiempo.

Es la Casa del Son, una casa colonial de 1715

que la fui rehabilitando poco a poco.

En lo que se ha convertido ahora es en una escuela de baile.

Él empezó aquí conmigo picando el muro

y ahora se ha convertido

en uno de mis principales profesores de la escuela.

Trabajamos con extranjeros,

gente que viene a tomar clases de baile de forma exclusiva

en sus vacaciones.

-Son de India.

¿Por qué has podido montar esto?

La suerte que tuve fue que llegaron unos cambios en Cuba.

Surgió la figura del cuentapropista,

que es la figura de autónomo en España, algo parecido.

Nos dio la posibilidad a mucha gente como yo

de montar nuestros propios negocios pagando impuestos.

Las licencias tienen una tarifa fija y, aparte de esa tarifa fija,

que no es mucho, después pagas un 10% de lo que facturas.

De aquí no se puede ir nadie sin tomar una clase de salsa.

Suelta la cámara.

No sé qué vas a hacer con ella, pero te queremos poner aquí.

La mayoría de estas casas las están cogiendo para hostales.

Esto que veis es una galería de arte,

restaurantes o cafeterías...

El casco histórico de La Habana Vieja es esto,

la gente en las puertas, en sus casas abiertas.

Tiene vida propia.

-¡Mami!

-El cubano es especial, diferente a otro país latinoamericano.

El cubano es orgulloso, gente con mucho carácter,

con mucha fuerza, muy especial.

-Ole que ole con ole, déjala que baile sola.

-Siempre hay ese miedo.

Cuando hay una gran apertura y empieza a entrar mucho turismo

y se sobrecarga demasiado,

quizá se pierda ese sabor que tiene La Habana.

Ella es una señora, que es la delegada,

que son los que coordinan cualquier situación,

puede ser un problema familiar.

-Ella es gente del tercer mandato.

Quiere decir que es una compañera que promete,

que se merece el buen trato de todos nosotros.

-Esto es deporte nacional.

Lo juegan con mucha energía, con mucha fuerza.

-Es muy importante, porque es una forma recreativa que tenemos

para despejar nuestras mentes de muchas cosas.

-Esto son carretilleros.

Hay muchos en La Habana que venden productos de la agro,

frutas y vegetales.

Esta chica siempre se pone aquí.

Cuando hay sol aquí se pone allá y cuando hay sol allá se pone aquí.

¿Desde dónde viene con esta carretilla?

Desde La Habana Vieja.

Hay que caminar.

¿Qué es lo que más se lleva la gente?

Malanga y tomate.

-Estoy vendiendo ambientador. -Huele desde fuera.

Fuerte. -Cinco pesos en la ciudad.

Yo soy el que lo hago.

Cuando no vendo, entonces vengo aquí, compro malanga,

cuando lo vendo, compro boniato,

cuando lo vendo, compro eso rico y sabroso, tomate,

y así sucesivamente.

Yo esto lo hago en mi casa a lo cubano.

-Un lugar donde mi hija y sus amigas se hacen las uñas.

Se llama "manicuris".

Paula está aquí con sus amigas.

Hola. ¿Qué tal? Bien.

Es Lauren. -Hola.

-Les gusta mucho arreglarse. Mira cómo sonríen.

Las manos y los pies siempre los tienen impecables.

¿Cuánto cuesta hacerse una manicura?

Siete las que duran más tiempo, y cinco las extensiones.

-Hay mucha gente que tiene casas que dan a la calle,

alquilan este salón y el resto de la casa,

a partir de este salón hacia atrás sigue viviendo la familia,

sigue siendo una casa familiar.

¿Criar una hija en Cuba, en tu caso cómo fue?

En algunos aspectos yo pienso que es mejor.

Yo me he sentido siempre muy segura, muy tranquila.

Esto es como un pueblo.

Aquí todo el mundo nos conocemos.

En la escuela, un niño que sea estudioso,

con lo que se enseña en la escuela es suficiente.

Ella está en Secundaria.

Empieza a las 07:30 hasta las 12:00, que sale,

y a la 13:30 vuelven a entrar, que es la hora del almuerzo,

hasta las 16:30.

¿La educación es gratuita? Es gratuita completamente.

Desde el círculo infantil hasta la universidad

es completamente gratuito.

No pagas absolutamente nada. No pago absolutamente nada.

¿Qué es lo que más te gusta de ir a España?

Ver a mi familia de allá,

los centros comerciales y el ambiente.

Tengo tres primas, Victoria, Teresa y Cristina,

que las quiero mucho.

Viven allá, son mis primas hermanas y las extraño mucho.

Les mando un beso a todas y a mi papá también,

que lo tengo allá y lo quiero mucho.

¿Dónde vais a ir a lucir las uñas?

A una cafetería donde venden creps y de todo un poco, cosas para picar.

En frente del Malecón.

-A presumir de uñas.

Este es un campo que se utiliza mucho para aficionados,

para escuelas también, para niños.

Mi novio viene todos los sábados a jugar.

Hola. ¿Qué tal? ¿Cómo está?

Aquí divirtiéndonos un rato, jugando como todos los sábados aquí.

Hoy estamos ganando.

Con siete carreras estamos arriba.

-Está contento. -Sí, sí.

Cuando se gana, siempre se está alegre.

Este es el deporte nacional de Cuba. Sí, de Cuba.

Nuestra competencia es el fútbol ahora,

pero estamos todavía ganando.

Se ve mucho fútbol en Cuba.

-Yo creo que está casi 50% fútbol y 50% pelota.

¿Y desde cuándo?

Quizá los últimos seis años. -Seis o siete años.

Están transmitiendo mucho

y se ha organizado mucho para transmitirlo aquí.

Eso ha hecho una furia nacional.

Las generaciones más pequeñas vienen

abogando más por el fútbol que por el béisbol.

Voy al campo.

-Ya estáis en mi casa.

La cocina, pequeñita.

La habitación de Paula.

Esta casa es de propiedad.

Como residente permanente puedes comprar una casa,

pero solo una.

Este apartamento lo compré a nombre de mi hija, de Paula.

Hace años estaba prohibido,

no existía la compra-venta de la vivienda,

y entonces la gente hacía permutas, un intercambio de casas.

¿La idea que podemos tener en España del desabastecimiento es real?

Es real.

Primero se nota el bloqueo.

Muchas empresas no pueden traer productos a Cuba

porque después no pueden ir, durante no sé cuántos meses,

a un puerto americano, entonces estas cosas se notan.

El papel higiénico desaparece.

De pronto, papel higiénico no hay en la tienda,

y entonces tienes que salir a buscar por toda La Habana papel higiénico.

La gente compra paquetes inmensos de rollos de papel higiénico

porque tienes que tener en la casa guardados.

¿Qué dirías tú que tiene el baile cubano?

Tiene sabor, calor, corazón.

-Lo que tenemos diferente de entre todo el mundo

es la sangre que corre por nuestras venas

siempre tratar que sea real, pura, positiva, alegre.

Yo creo que esa es una de las cosas

que nos identifica alrededor del mundo.

¿Cuál es vuestro mayor orgullo? ¡Ser cubanos!

Vamos a poner en práctica lo que hemos aprendido hoy.

Mando un saludo a mis amigos y a mi familia.

Muchísimas gracias por todo. Gracias a vosotros.

-Soy Víctor Colino.

Soy carpintero desde hace muchos años,

tuve que cerrar el negocio

y decidí por unas amistades venirme a Cuba a trabajar.

¿Qué tal estás?

Trabajando,

restaurando el Museo de la Revolución.

Para mí es un orgullo

estar restaurando una cosa tan emblemática

y poder decir que yo he hecho eso.

Mi equipo y yo. Hola. ¿Qué tal?

Entre ellos está mi mujer.

-Trabajamos juntos.

-Muy bien.

Soy su jefe.

Como podéis apreciar,

el estado de cómo están las puertas a cómo las estamos dejando.

Levantamos todas las piezas estas, toda la pintura,

y las volvemos a ensamblar.

Estas ventanas son del inicio del edificio.

Pueden tener más de 100 años.

A mi madre la volvía loca

porque le llevaba todas las maderas de la basura.

Me decía que yo tenía que ser carpintero,

me metió en una escuela de carpintería

y me puse a trabajar.

Desde los 16 años llevo trabajando.

Una imagen de los tres comandantes, Fidel, el Che y Camilo,

que entraron con el yate Gramma por la Sierra Maestra

y fueron las tres personas importantes

de la revolución y de la lucha.

Esto es del Che, la ropa que utilizó él.

Esto son muebles que fueron donados por EE.UU a Batista.

La Habana fue una ciudad muy importante

para Centroamérica y EE.UU.

Antes de Batista, Cuba era como Las Vegas.

Batista cogió la presidencia a través de un golpe de Estado

y apoyado por EE.UU.

Por eso se creó la revolución. Ya quitó a EE.UU.

Poco a poco,

se está abriendo un poco más la forma de vida.

Las personas mayores son muy fidelistas

y la gente joven ya no sigue los ideales,

entonces solo están viendo las posibilidades que tienes

al hacer dinero, al tener tu propio negocio.

Es la diferencia que marca, es la edad.

¡Rafa!

-¿Cómo está la cosa? Vamos a mi casa.

Esto es un taller de la fabricación de una pipa.

Aquí les puedo mostrar un poco.

Estas son piezas más artísticas, más trabajadas,

con un poco más de elaboración.

Esta es una pipa de la época en la que yo comencé.

Para mí es una pieza muy bonita que marca la historia,

los rasgos del guajiro clásico que trabaja en las vegas.

Mis pipas están enfocadas a un mercado europeo.

Casi todos los coleccionistas que existen

tienen pipas

de diferentes artistas de todo el mundo.

-Déjame un cacho de madera.

-Primero búscate un lápiz y busca el centro.

Ha hecho su primer hornillo en una pipa.

¡Bien!

Vamos a hacer una ruta.

Nos vamos a unas plantaciones de tabaco.

Nosotros vamos en "bici" y ustedes van en las motos.

Vámonos.

-Cuando en el País Vasco se enteren. -Me mata este.

Hemos llegado a la casa de nuestros amigos.

Aquí vamos a conocer a Alexis.

Es un guajiro, una persona de campo, y están en su afición,

la más típica de Cuba, que es el dominó.

-Bien, ¿y ustedes? -Muy buenas.

Son las fincas donde se cultiva el tabaco.

-El trabajo mío es plantarlo, recolectarlo, secarlo

y hacerle el proceso de prefermentación.

¿Todo este tabaco que está aquí cuándo lo recolectó?

Hace un mes y medio más o menos.

¿Y cuánto tiempo está secándose? Tres meses.

El 98% de toda la producción hay que vender.

¿Por qué dice que hay que vendérselo?

Eso es obligado.

El tabaco hay que vendérselo al gobierno.

Nosotros dejamos un 2% para nuestro consumo.

Nos pagan por cada 50 kilos de hojas de tabaco

2.400 pesos

y tengo que venderle 1.200 kilos de hojas de tabaco.

-Un polvillo.

-Cada semillita de esas es una planta de tabaco.

-¿Tan pequeño?

¿Esto es la semilla de tabaco? Esto es la semilla de tabaco.

Partimos la planta en cuatro partes,

cuatro o cinco hojas de abajo le llamamos libre de pie,

las otras cuatro o cinco más arriba centro fino,

cuatro o cinco más, centro gordo, y, por último, arriba la corona.

Ninguna de las recolecciones tienen el mismo sabor,

unas son más suaves, otras un poquito más fuertes

y la última de arriba es la más fuerte de todas,

porque los rayos del sol le dan más directos

y está más tiempo en el campo.

Si quieren un Cohiba,

tienes que coger un 75% de la corona.

Si quieres un Romeo y Julieta,

tienes que coger de la segunda recolección

el 75% de las hojas.

-Esta ya es la hoja fermentada y seca.

Se divide en tres partes.

A esto le llamamos tripa, capote y después la capa.

La capa tiene que ser la más...

Bonita. Es la que le da la vista.

-Ya está. -Finito.

¿Es verdad lo que dicen de que las mejores torcedoras son las mujeres?

Las mujeres.

¿Por qué? No sé.

Cada vez que mi abuela hace uno, lo hace mejor que yo.

Y tiene 94 años.

-¿Ahora eres zurdo o eres derecho? -Soy diestro.

-Derecho.

Tienes que cogerlo con la mano zurda.

-¿Por qué? -Y así.

-¿Así? -La derecha.

-Para encenderlo.

Estamos en el Mirador de Chile y estamos rodeados de los mogotes.

Lo que ves al fondo

son unos edificios que inauguró Fidel en 1959.

Fue el primer asentamiento rural que se creó.

El Mural de la Prehistoria.

Esto lo pintó un pintor cubano que fue descendiente de Frida Kahlo,

la famosa pintora mexicana.

Esto cuenta la historia de la humanidad,

desde los moluscos a los dinosaurios,

pasando por mamíferos y llegando al ser humano.

¡Hola!

Hola, bichitos.

-Ella me acompaña en todas mis locuras.

Una ciclista de montaña también.

Siempre dice que no llega, pero siempre termina la ruta.

-Desde que salgo, digo: "No puedo más".

Y llego a los 70 km y, al final, lo hago bien.

-En todas las reuniones familiares, lo típico es hacer puerquito asado.

-El arroz moro siempre va a estar presente en cualquier actividad,

donde estén los cubanos, no va a faltar eso.

Muy bueno.

Muchas gracias.

-Como siempre he dicho, en Cuba se vive

como se vivía en España hace 50 años,

con la familia, con los amigos.

Esto es otra etapa de mi vida. No me arrepiento de nada.

-¡Adiós!

-A mamá Manoli. -A mamá Manoli.

-A la amatxu, que seguro me está viendo,

a mis dos hermanas y a mis sobrinos.

A los amigos que dejé allá, un gran saludo y pronto nos veremos.

-Soy Leire Fernández, aquí estoy, en La Habana.

Antes de venir para acá, vivía en Ghana

y trabajaba para la embajada española.

Ahora trabajo en Clandestina,

la primera marca de ropa urbana cubana.

Buenos días. ¿Qué tal?

Estamos en La Chorrera,

el Malecón empieza aquí y acaba en el puerto.

Es muy bonito, para trabajar, todos los días voy para allá.

Se nos ha calado.

Le llaman "cucarachita".

¿De qué año es este coche? Del 56.

Volkswagen Luxe. Es de lujo, no sé si lo has notado.

Lo más económico está esto.

¿Cuánto te puede costar?

¿Los caros modernos?

100.000 dólares, no tiene nada que ver.

¿Cómo puede costar tanto un coche? Cositas cubanas.

Esto es un sitio

donde antes se protestaba contra el imperialismo.

Es un país con mucha incertidumbre,

nunca sabes qué va a pasar el año que viene.

Hay muchos cambios por superar.

Este vende manís.

Dame cinco.

Un clásico.

Esto es Prado, Habana Vieja,

para acá está Centro Habana, que fue el primer ensanche grande.

Vamos a entrar en la Habana vieja, pero en el barrio Belén.

Estamos en la Plaza del Cristo,

se ve gente que está resolviendo en la nueva Habana.

Los cuentapropistas, se sacan una licencia

y empiezan a generar ingresos.

Sería como la pequeña empresa.

Esta plaza tiene esas cajas, que son de señal de Wifi,

llevan muy poquito, es una señal de Internet.

No significa que sea gratis,

es que te da señal a un portal, que es como la Telefónica cubana,

ahí tienes que tener un cuenta, pagas dinero.

Es caro, la hora está a 1,5 dólares.

Aquí se compran las tarjetas.

El muchacho te vende una.

Ahí tienes que meter el usuario y la contraseña.

Conectado. Tengo una hora.

¿Cómo ha afectado el tema del Wifi?

Nosotras abrimos la página "on-line",

diseñamos toda la web

y montamos toda la tienda "on-line" en parques.

Es una hora, muy estresada.

Eso fue un reto.

La providencia nos mandó las dos cajitas que veis

y nosotras cogemos la señal y trabajamos desde la oficina.

Es como un milagro, depende de la oficina,

tener internet era como nuestros padres o abuelos

cuando llegó el agua corriente a la casa.

"Clandestina" es la primera marca de moda cubana.

Se inspira mucho en el resolver cubano,

es una filosofía

de cómo tiro para adelante con pocas cosas.

Reutilizamos cosas y nos metemos dentro de un movimiento que hay

a nivel internacional, que se llama "Moda ética".

Esto es una camiseta, es la típica de segunda mano,

que era una XXL.

Bolsas de Alemania.

Antes todo era del Estado, ahora empieza a haber negocios,

que ofrecen servicios diferentes.

Lo que más dan es futuro.

Clandestina es un "sí se puede".

Te puedes quedar aquí, te lo puedes currar

y alguien tiene que currárselo, alguien tiene que hacer esto,

no pueden ser extranjeros, tienen que ser cubanos.

Si son jóvenes, mejor.

Hola, encantada.

¿Cómo estás? Bien.

-Es mi pareja y yo soy su pareja. -Si no, no la podría soportar.

-No nos soportamos,

pero lo hacemos todo por "Clandestina".

Ella es la líder del proyecto de "Clandestina" en Cuba.

Lo que ella hace es crear este universo de contenidos,

de diseño, inspirados en Cuba y hecho por cubanos.

Yo comercializo eso en Estados Unidos.

-Es un discurso que representa una nueva generación.

Tiene que ver mucho con el sentido del humor,

con el estar presente, escuchando qué pasa en la calle.

Este dinosaurio representa nuestra relación con Internet.

Si tienes el Google Chrome y lo abres,

te sale un dinosaurio si no tienes conexión.

Así es como nos sentimos,

como si estuviéramos en la Prehistoria.

-Se pinchó la rueda.

Las ruedas están un poco viejas aquí,

las arreglas y las arreglas.

La mala noticia es que no tengo rueda de repuesto,

así que nos toca esperar.

¿De dónde habéis sacado esto? De una cochera.

¿Qué es una cochera? Un taller.

Nos vamos. Bravo, bravo.

Estamos en el estadio universitario Juan Abrantes.

Estamos en el corazón de El Vedado, en la zona alta.

Somos futbolistas feministas.

Jugamos fatal, pero tenemos un gran entrenador,

que se lo toma muy en serio, como nosotras.

Vamos a entrenar.

Aquí hay mucho rollo entre extranjeros y cubanos,

no se mezclan,

no hay muchos extranjeros que vivamos aquí.

Para los cubanos, los extranjeros siempre son turistas

y representan dinero.

En cambio, aquí tienes holandesas, italianas, americanas.

Es gente que vive aquí, que trabaja aquí,

que son mujeres con otras culturas y otras aspiraciones,

que están con cubanas.

Que haya dos mujeres de dos culturas distintas

en este contexto hablando, ayuda.

Esto se llama "tercer tiempo".

-Muy contento,

llevamos ya más de un año de trabajo con este proyecto.

El fútbol en Cuba no es muy común.

Se ha vuelto común, ha cogido bastante auge.

Las muchachas las vamos incorporando también a ese mismo sistema.

Mi papá fue jugador en el equipo nacional de Cuba,

fue a múltiples competencias a toda el área del Caribe.

Es mi inspiración, es mi héroe y quiero seguir sus pasos.

¿Quieres mandar un saludo a casa? No.

Mando besos a mi familia, a mis colegas.

Me voy a poner sensible.

Un beso grande, que vengáis a Cuba, que Cuba está guay.

-Vamos a tener que tener un pacto

de cuáles son las imágenes que se pueden grabar.

-No tengo la respuesta, empezamos mal.

-Voy a descansar en los momentos que hay que descansar.

-Mandamos un saludo a la familia desde La Habana,

que nos han pillado paseando,

un beso muy fuerte a nuestras familias.

Esto es Cuba.

  • Cuba

Españoles en el mundo - Cuba

07 jun 2018

Españoles en el mundo viaja hasta Cuba, la mayor isla del Caribe, para conocer sus atractivos históricos y culturales, sus costas y playas. Con Ismael, Paco, Silvia, Leire y Víctor como anfitriones el espacio de viajes, redescubrimos la belleza de La Habana, sus gentes, tradiciones religiosas, la música y el son: las paradisíacas playas y arrecifes de los Cayos en el noroeste de la isla, y el Valle de Viñales.

ver más sobre "Españoles en el mundo - Cuba" ver menos sobre "Españoles en el mundo - Cuba"
Programas completos (260)
Clips

Los últimos 2.077 programas de Españoles en el mundo

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios