www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.14.0/js
4604984
No recomendado para menores de 7 años Españoles en el mundo - Corea del Sur - ver ahora
Transcripción completa

Hoy les invitamos a hacer un viaje al pasado

y también al futuro.

Eso solo se puede hacer aquí.

Estamos en Corea del Sur.

Corea del Sur es un país de contrastes.

Creo que eso es lo que la hace especial.

-No deja indiferente a nadie.

Sin duda, es lo más espectacular.

-Va a escribir el nombre del programa en coreano.

A mí me encanta Corea, lo adoro, no puedo estar sin Corea.

Corea del Sur es

una de las civilizaciones más antiguas del mundo

y a su vez se ha convertido

en uno de los países más avanzados tecnológicamente.

Vamos a ver un Hanok por dentro, a ver cómo es vivir

en el siglo XVIII.

-Aquí en Corea se respeta mucho a la gente mayor,

sobre todo, al padre.

-Corea está creciendo,

especialmente en temas de tecnologías.

Descubriremos todos los secretos de su capital, Seúl,

una mega urbe vibrante y dinámica,

que tiene en su área metropolitana 25 millones de habitantes.

Una de las ventajas de vivir en Seúl

es que puedes ver cosas extraordinarias.

-Hay cafeterías de gatos, de perros, de ovejas, de tortugas.

-Repleto de gente, estudiantes, restaurantes, bares, karaokes.

Si vienes a Seúl hay que visitar este barrio.

También les llevaremos hasta rincones mágicos

como este en Busan,

que es la segunda ciudad más grande del país

y el puerto más importante.

Es una ciudad muy dinámica, muy moderna.

Prepárense porque nos adentraremos

en uno de los puntos más calientes del planeta,

la frontera entre Corea del Norte y el Sur,

una de las fronteras más militarizadas

y vigiladas que existen.

Es la última frontera de la Guerra Fría.

Estos son mensajes que puede dejar cualquier persona

que desee la unificación entre las dos Coreas.

Si quieren aprender Taekwondo,

relajarse en una típica sauna coreana

o tomarse un café rodeados de mapaches,

este es su lugar.

Bienvenidos a Corea del Sur.

Hola.

Mi nombre es Alessandro Navarro Barbeito.

Tengo 23 años. Soy de Barcelona.

Mi profesión es bailarín de danza clásica

y vine a Corea del Sur por amor a la cultura y al país.

Alessandro, buenos días. Buenos días.

¿Qué haces aquí?

Eso me pregunto yo todos los días.

He venido porque en mi corazón ponía Corea

y así lo he sentido desde la primera vez que vine.

Vine hace tres años por primera vez,

que estaba en ese momento trabajando en Alemania.

Vine de gira y me fascinó no sé por qué.

Creo que es la energía que se respira aquí, la gente.

Llegó a mi corazón

y pensé que aquí tenía que volver por una temporada,

y aquí estoy.

Yo comía y hacía platos coreanos en mi casa,

en Suiza, Alemania, donde viviera.

La bandera coreana la tenía en mi habitación,

junto con la española también.

Una cosa muy extraña.

Me ofrecieron trabajo en esta compañía y aquí estoy.

Un flechazo 100%.

¿Se puede vivir de ser bailarín en Corea?

En Europa es un poco más fácil vivir del arte.

Corea no es el sitio más fácil pero tampoco es imposible.

El barrio de Insadong es un barrio muy tradicional,

muy típico de la ciudad de Seúl pero muy interesante y concurrido.

Hay bastante turista que se prueba el traje tradicional coreano,

el Hanbok.

Alquilan el traje y se pasean por la calle

de arriba abajo con el traje y luego lo devuelven.

Su cultura se está abriendo al mundo.

Creo que es un país que poco a poco se está abriendo

pero no está del todo abierto,

como los países vecinos, como Japón y China.

-Cuánto tiempo.

-Esta es mi madre que ha venido de visita,

primera vez en Asia.

¿Cómo le ves a él aquí?

Lo veo muy feliz.

Quizás yo no tanto porque está muy lejos

pero lo veo muy feliz.

Está muy acostumbrado,

en seis meses escribe y habla coreano,

come todos los días coreano.

Madre mía, ¿pero tú de dónde has venido?

¿Seguimos nuestro recorrido y os dejamos de compras?

¡Hasta pronto!

Hay muchísima gente en esta ciudad. Muchísima.

Creo que la ciudad en sí tiene 11 millones de habitantes

pero creo que si sumas el área metropolitana

suma más de 20 millones de habitantes.

¿Esto es seguro?

Yo me atrevería a decir que Corea del Sur en sí,

es igual más seguro que España.

Puedes caminar solo a altas horas de la noche,

ya seas mujer o varón, no hay ningún problema.

Corea del Sur es un país de contrastes a más no poder.

Creo que es lo que la hace especial.

Ahora mismo estamos en un templo muy tradicional y espiritual

con rascacielos muy innovadores al lado.

Ahora mismo os he traído a un templo

que fue construido en 1910

y se encuentra en pleno corazón de Seúl

y no es el más grande dentro de la ciudad

pero igual es el más concurrido.

El budismo es una religión no teísta.

El símbolo de esta reverencia es de respeto a la persona.

Es un respeto a las enseñanzas que Buda enseñó en su momento.

El saludo es intenso pero el básico es bajar al suelo,

pones las palmas en el suelo y levantas las palmas

y una última reverencia.

Este es el más básico.

Después está el completo que lo tienes que hacer 108 veces.

Eso es lo que suelen practicar los monjes budistas todos los días.

Un mercado de tantos que hay

pero este precisamente es el más conocido.

Además, está en pleno corazón de Seúl,

en la zona de Nandaemun.

Todo lo que tú quieras encontrar lo puedes encontrar aquí.

Está todo a tu alcance.

Tenemos comida, electrodomésticos, ropa,

de todo, cualquier cosa te puedes encontrar aquí.

Les gusta mucho el "Street food", comida callejera,

como este tipo de snacks, pan,

"chapche", que son fideos coreanos, fruta.

La expresión coreana

que define mejor el ritmo de vida del día a día

es "pali pali", que significa "rápido, rápido".

Esto es como descifran ellos su día a día.

Tú comes y no hay sobremesa.

Es comer y en el momento en tú dejas la última cuchara

o la última ingesta de comida, te vas.

No hay momento para hablar.

Es comer y vamos, siguiente.

Este es mi barrio.

Esta es mi casa.

En Corea el sistema de llave prácticamente no existe.

Aquí todo funciona con códigos,

no tienes excusa para no volver a casa.

Esto es la cocina.

Aquí tenemos el baño.

Esto es algo muy típico,

que a mí me sorprendió mucho la primera vez.

Este baño no tiene pica.

Tú cuando necesitas lavarte las manos te limpias aquí

y haces todo tu aseo aquí.

La bañera en sí no existe en Corea,

a no ser que sea un piso muy moderno,

que se haya construido hace un par de años,

no existe.

Te duchas con el retrete al lado.

Cuando quieres limpiar el baño,

le das un manguerazo y lo limpias todo.

Esta es la habitación,

que ahora está todo lleno de maletas de mi madre,

que han venido ahora.

¿Cómo es el precio de la vivienda en Corea?

Es muy caro.

Por esto pago casi unos 400 euros al mes,

por la habitación,

más después tienes el depósito de entrada,

que a lo mejor puede ser 2.000-3.000 euros.

La casa es esto, no hay más.

Os he traído a uno de los barrios de fiestas universitarias.

Es el barrio de Hongdae,

que justo por esta zona se encuentra la Universidad de Hongdae.

Si vienes a Seúl, hay que visitar este barrio.

Ya lo ves, aquí lo tienes repleto de gente,

de estudiantes, de restaurantes, de bares, de karaokes...

Es una zona donde se reúnen muchos grupos musicales.

Aquí está el K-Pop, la música coreana pop,

que es una grandísima industria en Corea

y suelen ser muy románticas todas las canciones.

Siempre hay unas coreografías ya diseñadas para ello.

Toda esta gente está intentando ver

el espectáculo que está haciendo un grupo de jóvenes ahí dentro.

A ver si podemos ver un poco.

Te está retando. Pues yo le voy a ganar, coño.

¿Te has divertido? Mucho. Me lo he pasado bien.

Estoy un poco en shock todavía.

¿Dónde está tu futuro? ¿Tu siguiente etapa?

No lo sé eso.

Vivo el día a día y lo que tenga que venir que venga.

Mil gracias. Que sigas triunfando.

Muchas gracias y hasta pronto. Un placer.

Hasta pronto. Que vaya bien. Gracias.

-Me llamo Aina Piza,

soy de Mallorca y vine a Corea a estudiar,

pero me enamoré, formé una familia y ahora vivo en un pueblo.

Aina, ¿qué tal? Hola. ¿Qué tal?

Muy buenas. ¿Cómo estás?

Bien, ¿y tú? Bien.

Estamos en Saeguk, a una hora y media al sur de Seúl.

Yo conocí a mi marido en Seúl.

Es agricultor,

quiso montar aquí su negocio y aquí vinimos.

Es un pueblo muy pequeñito.

Aquí la gente normalmente se dedica a la agricultura.

¿Y tú a qué te dedicas aquí?

Yo me dedico a mis hijos, soy ama de casa.

Mis jefes son mis hijos.

Vamos a casa de mis suegros.

Vamos a hacer una ceremonia para conmemorar

el fallecimiento del bisabuelo de mi marido.

Es mi marido. "Hello".

Mi suegro. Mi hijo pequeño.

Di hola.

"Nice to meet you". "Nice to meet you".

-Y mi suegra. "How are you?".

-Aquí está mi hija. Qué guapa.

Di hola.

Tienen que hacer dos reverencias.

Primero lo ha hecho mi suegro,

ahora lo hacen los jóvenes y ahora le tocará al pequeño.

Con papá.

El hombre es el cabeza de familia, un poco a la antigua en España.

Es el que tiene que seguir la tradición familiar.

La mujer, cuando se casa,

ya tiene que hacerlo en la casa de su marido.

Siempre está la sopa, arroz, fruta,

pescado, algunas verduras,

tofu y el makkoli, que es un licor coreano de arroz.

Normalmente somos las mujeres

las que luego recogemos y preparamos.

Los hombres esperan y luego comen. A veces ayudan, depende del día.

En Corea se respeta mucho a la gente mayor,

sobre todo al padre.

Yo no llamo a mi suegro por su nombre.

Yo le llamo "abeoji", que es padre en coreano.

A mi suegra le llamo "eomeoni", que es madre.

Ella, que es mi cuñada,

como es más pequeña que yo, yo le llamo por su nombre,

pero ella a mí me tiene que llamar hermana mayor,

que es "eonni".

En una mesa coreana nunca faltará el kimchi.

Es col con pimienta, muy picante normalmente.

Comen muy sano.

Casi siempre arroz, kimchi, que es muy sano,

algas secas y muchos "banchan", que son platos pequeñitos.

¿Normalmente coméis sentados en el suelo?

Hay familias que comen y duermen directamente en el suelo.

En Corea se hace mucha vida en el suelo.

Mi suegra duerme en el suelo y mi cuñada también,

pero yo no puedo.

Va a escribir el nombre del programa en coreano.

La gramática coreana y la japonesa son muy parecidas.

En español tú dices "Me voy a casa" y en coreano sería "A casa voy".

(Habla en coreano)

"Thank you".

Qué guapos estabais los dos.

Éramos jovencitos y no teníamos pequeños.

¿Cómo os enamorasteis y os conocisteis?

Nos conocimos en una discoteca y él se fijó en mí.

Mi marido es agricultor de arroz orgánico.

Y vive de esto, ¿no?

Sí, su trabajo es ser agricultor y ya está.

Mucho trabajo.

Mi marido es abogado,

pero él no quiso ejercer y su padre le dijo:

"Vente al pueblo, que tenemos un par de tierras,

y a ver si te gusta".

Le gustó, compró más tierras y ahora ya es su trabajo.

Os voy a presentar a mi hermana,

que está aquí de visita y es una experta en el tour de DMZ.

Hola. -Hola. ¿Qué tal?

¿Tú qué haces por aquí?

He venido de visita. Siempre que puedo vengo.

Antes venía mucho más, cuando era estudiante,

porque tenía más vacaciones.

Vamos a hacer el tour de la DMZ, de la zona desmilitarizada.

Se coge aquí el autobús

que nos va a llevar hasta la excursión.

-Es una experta, así que nos va a hacer de guía hoy.

-Vamos hacia el norte.

Vamos a ver

la frontera de Corea del Norte con Corea del Sur,

la zona desmilitarizada, el paralelo 38.

Hay ciertas zonas

a las que se puede acceder con coche,

cualquier puede ir,

pero hay otras

que únicamente puedes acceder con el tour organizado.

Este es el puente de La Libertad, Freedom bridge.

Cuando después de la guerra

se hicieron intercambios de prisioneros,

se intercambiaron unos 13.000 prisioneros de guerra.

A través de aquel puente blanco llegaban en coche

y a partir de la caseta azul

toda esta parte la tenían que hacer solos y a pie.

La zona desmilitarizada

surge justo después de la guerra de Corea,

cuando se firma el armisticio,

que es un tratado de no agresión simplemente,

porque técnicamente

las dos Coreas hoy en día siguen en guerra.

Se crea una zona desmilitarizada

para marcar la zona que va a ser del sur

y cuál va a ser el norte.

Es una zona caliente esta.

Sí, caliente,

pero es la última frontera de la Guerra Fría.

Esto son mensajes que pueden dejar tanto los turistas como familiares

o cualquier persona

que desee la unificación entre las dos coreas,

o dejar algún mensaje para algún familiar del norte.

Las siglas DMZ significan "zona desmilitarizada".

Se supone que en una zona así no tiene que haber control militar

pero es todo lo contrario.

Es una de las zonas más militarizadas del mundo.

Este es un monumento a la unificación.

Aquí hay un sentimiento bastante fuerte de unificación.

Desean que las dos Coreas vuelvan a ser una misma nación

y esto representan a ambos pueblos ayudando a unirlos.

¿Tú por qué sabes tanto de esto?

Una de las veces que vine,

el marido de mi hermana

me regaló una excursión para ver la Zona Desmilitarizada

y me impactó,

porque es un conflicto que a día de hoy continúa.

¿Cómo puede ser que una zona que es un conflicto

y que es un tema serio

traigan tours y traigan a gente de muchos países

a curiosear?

Llama mucho la atención

pero, más que a los coreanos, a los extranjeros.

Los propios coreanos no vienen a esta excursión.

Empecé a interesarme y cada vez un poco más.

Al final, terminé haciendo mi Trabajo de Final de Carrera

sobre la Guerra de Corea, la Zona Desmilitarizada

y la situación política actual.

Estamos en el Observatorio Dora

y desde aquí se puede ver Corea del Norte.

En realidad, aunque no lo veamos,

en toda esta zona hay puestos de vigilancia.

Ahora mismo puede haber militares camuflados

y no los estamos viendo.

Por todo hay micros, hay cámaras, aunque nosotros no los vemos.

Nos gusta ver el espectáculo pero está todo controladísimo.

¿Qué te transmite aquí estar en este punto?

¿Tener esto en frente?

Bastante curiosidad.

Por una parte,

porque todo lo que conocemos de Corea del Norte

es lo que nos cuentan.

No podemos saber realmente qué hay allí.

Esta línea separa familias, una misma nación.

En Corea del Norte hablan el mismo idioma,

utilizan la misma moneda, el won, tienen la misma religión.

Es bastante curioso que estén separados.

Ahora estamos en Hongdae.

Aquí vienen los jóvenes de compras, a beber.

Os llevo a una cafetería de mapaches.

Hay cafeterías de gatos, de perros, de ovejas,

de tortugas, de mapaches.

Lucía, te dejo a ti el honor de entrar.

Los coreanos no suelen tener muchos animales en su casa.

A lo mejor vienen aquí y están con ellos un rato.

Desconectan un poco,

es algo diferente del trabajo, de los estudios.

Trabajan muchas horas, estudian muchas horas.

No tienen tiempo de estar pendientes de un animal.

Vienen aquí,

están con animales que normalmente no estás

y es divertido.

Es original.

Empiezan a trabajar en teoría a las 9:00

pero van antes a trabajar.

En teoría se termina a las 18:00

pero hasta que el jefe no se va, nadie se va.

Es una sociedad muy competitiva.

Yo creo que la mayoría de los coreanos tienen mucho estrés

y a lo mejor por esto están este tipo de cafeterías.

Nunca pensé que podría tocar a un mapache.

Hay algunos perros de aquí que los rescatan de las calles.

A lo mejor han tenido un accidente.

Los traen aquí y eso me parece muy bien.

¿Dónde está tu futuro? ¿Volverías a España?

Yo no voy a volver.

Es una cosa que hablé con mi marido cuando éramos novios

y él al ser el primogénito, se tiene que quedar aquí.

Echo de menos a mi familia pero aquí me tratan muy bien.

-Es duro porque está lejos, mis sobrinos están lejos,

me pierdo como crecen.

Cuando los veo han cambiado muchísimo.

Nos lo hemos pasado genial con vosotras.

Que sigáis así de bien.

Muchas gracias. Cuidaos.

Buen viaje. -Adiós.

-Me llamo Roberto Gourlay Fernández.

Soy de Palma de Mallorca.

Vivo en Busan,

la segunda ciudad más grande de Corea.

Soy profesor de inglés y entrenador de fútbol.

Roberto, buenos días.

Luis, ¿cómo estamos? ¿Cómo va?

Nos encontramos en el Jagalchi,

que es el mercado de pescado y marisco

más grande de Corea.

Estamos en la parte exterior.

Tenemos el mar justo aquí al lado.

Muchos turistas vienen

de diferentes partes de Asia y desde Seúl

para ver cómo es el marisco, el pescado fresco.

Es una zona céntrica que divide Busan en dos.

Esta parte es la más antigua de Busan.

Están las casas de colores.

A nuestra izquierda, estaría la zona más moderna

con edificios más modernos y centros comerciales.

Busan es la segunda ciudad más grande de Corea.

La población está cerca de los cinco millones.

También es la ciudad que más cerca está de Japón.

Desde Busan, puedes coger un ferry

y en dos o tres horas están en Fukuoka.

¿Cómo acaba un mallorquín como tú en Corea?

Por varias razones.

Aparte de que mi mujer es coreana y de Busan,

también por tema laboral y la educación de los niños,

que mis hijos puedan aprender el idioma de la madre.

Ellos hablan inglés y español pero les falta el coreano.

Ahora están en la escuela.

Vamos a entrar en el edificio principal del mercado,

del Jagalchi Market.

Es un edificio que tiene siete plantas.

Tienen todo tipo de marisco y pescado que te puedas imaginar,

tanto fresco, como podéis ver, como también seco.

Fíjate las langostas, qué increíbles que son.

Qué tamaño.

Comparado con España,

hay algunas cosas que lógicamente son más baratas y otras más caras

pero en tema de fruta, verdura, pescado y carne,

mucho más caro aquí.

Seis manzanas a lo mejor te cuestan 10 euros.

Las peras coreanas, que son bastante raras,

a lo mejor cuatro peras son seis euros.

Especialmente, los pulpos pequeños se los comen crudos.

Lo ponen en aceite de sésamo

para que las ventosas no se te peguen a la garganta.

Es algo que toman bastante.

Se sigue moviendo.

Impresiona un poco.

Pero el sabor tiene que estar bueno así que vamos a probarlo.

Se queda pegado.

¡Valiente!

No es el pulpo a la gallega

pero vamos a probar el pulpo de Busan.

Las ventosas, en este caso son bastante pequeñas.

No nos vamos a ahogar.

(Tose)

Cuidado.

¿Probamos? Vamos.

Qué cositas más raras hacen los coreanos.

Eso sin duda, es verdad.

Mi suegro me lo hizo probar una vez

para ver si era lo suficientemente coreano

para estar con mi mujer.

Nos encontramos en el Gukje Market, que es una de las zonas

más emblemáticas y tradicionales de Busan.

Antiguamente era un mercado de comida

y ahora se ha convertido en un mercado

donde puedes encontrar cualquier tipo de cosa.

Es la zona más antigua de Busan.

Sería como el centro de Busan.

Desde este centro, se ha ido extendiendo

y se está modernizando mucho.

Vamos a ver algo típico y tradicional de aquí,

su deporte favorito, el taekwondo.

Son muy ordenados y escuchan a su maestro.

Todos están en lo suyo y lo hacen muy bien.

Los padres ponen mucho empeño y dinero para que los niños,

aparte de taekwondo, hagan matemáticas o robótica,

algún deporte.

En Corea tenemos la educación pública

que es gratuita y que incluye programas especiales,

como tienen mis hijos, para familias internacionales.

Es todo gratuito y el gobierno ayuda mucho

en excursiones o comidas.

Luego, están las privadas que lógicamente son las de pago

y son muy caras,

especialmente, las internacionales

donde puedes llegar a pagar casi 30.000 dólares al año.

Se le da mucha importancia a la educación.

Aquí los alumnos tienen mucha presión.

Especialmente los alumnos

que están a punto de ir a la universidad,

tienen mucha presión de sacar una buena nota

en el examen equivalente a la selectividad en España.

Entramos ahora en el templo de Haedong Yonggungsa,

que es uno de los templos más emblemáticos de Busan.

Al fondo tenemos la diosa budista de la mar salada.

Es un templo bastante pequeñito, pero es muy acogedor.

Una de las cosas muy bonitas del budismo

es que no es una religión

que tengas que ir obligado a hacer algo,

sino simplemente es para relajarse,

y qué mejor sitio que al lado del mar.

Nos relajan las olas del mar y ese sonido cercano del mar.

-Estas escaleras que estoy bajando son 108 exactamente.

Cada escalera representa una preocupación.

Lo que dice el templo

es que cada escalón que bajamos es una preocupación menos.

Cuando ya llegas al final de 108 escaleras,

te quitas todas las preocupaciones.

¿Qué pasa, Aarón? ¿Cómo estás?

¿Cómo estás?

Mi mujer. Luis. -Hola.

¿Qué tal? Encantada.

¿Aquí se da la mano

o podemos hacerlo a la española con dos besos?

¿Qué tal?

¿Por qué quisisteis veniros a Corea?

Tengo familia aquí y es mi ciudad.

¿Echabas de menos tu tierra? Sí.

La familia, la cultura, la comida y todo.

¿Tú crees que nos parecemos en algo coreanos y españoles

o somos muy diferentes?

Somos muy similares.

Los coreanos somos muy familiares, como los españoles.

La familia es muy importante.

Ellos hablan muy bien,

muchísimo mejor de lo que yo pensaba.

Hacen amigos muy fácil también y están muy bien.

¿Preferís España o Corea? (AMBOS) Corea.

Qué claro lo tienen.

¿Es muy diferente el colegio español del coreano?

Sí. ¿Por qué?

En España no es muy grande y el parque es de piedra,

pero aquí hay un campo de fútbol muy grande.

-Lo que más me gusta del colegio es la comida.

¿Es comida coreana? Sí.

¿Y qué es lo que más te gusta de España, Adrián?

La comida, como el fuet. ¿El fuet?

¿Fue mucho cambio para vosotros venir de España a Corea?

(AMBOS) Sí. ¿Por qué?

Aquí no hace mucho calor, pero en España sí.

-Y aquí hay más nieve.

-Dos besitos.

Hasta luego. Nos vemos pronto.

Adiós, familia. Que vaya muy bien, chicos.

Adiós. ¡Adiós!

Estamos en uno de los campos

donde hacemos alguno de los entrenos.

(Habla en inglés)

¿Cómo has conseguido este trabajo de entrenador?

A través de internet.

Salió la oferta en internet, la vi y no lo dudé.

Me saqué la licencia

para poder entrenar a niños desde los 3 años hasta los 17.

Niños de las escuelas internacionales

y escuelas coreanas.

Este es mi primer año como entrenador

y lo estoy disfrutando mucho.

¿Se puede vivir de esto aquí? ¿Da dinero?

Un entrenador de fútbol, dependiendo de sus horas,

puede estar entre los 2.000-2.200 euros al mes

trabajando simplemente los mediodías o las tardes.

Los padres pagan buen dinero para que sus hijos aprendan,

no solo el deporte, también que lo aprendan en inglés.

(Habla en inglés)

Aquí tenemos

el puente de dos niveles más largo de Corea.

Es una atracción

para muchos ciudadanos que vienen aquí.

Por la noche, a partir de las 20:00,

hacen un espectáculo.

Tiene 16.000 LED y hacen imágenes, se va iluminando el puente...

¿Tu madre cómo lleva que vivas aquí? No por mí, más por los niños.

Ahora ya es abuela y entonces a los nietos los echa de menos.

Esperan que yo visite al menos una vez al año

o que ellos vengan.

Yo estoy intentando que vengan también.

¿Dónde está tu futuro? ¿Algún día en Mallorca?

Veremos dentro de un par de años. Por ahora estamos bien aquí.

El futuro tiene que estar en Busan o en Mallorca.

Muchas gracias por visitarnos y que volváis otra vez a Busan.

Lo haremos. Cuídate, amigo. Igualmente. Nos vemos.

Adiós, chicos.

-Yo soy Laura Valls, de Sabadell, Barcelona.

Tengo una consultoría y vine a Corea porque me enamoré de un coreano

y, a pesar de la oposición de su familia,

nos casamos.

Muy buenos días. Hola.

¿Qué tal? Bien.

Dos besitos. ¿Cómo estás?

Ahora estamos en Gyeongbokgung Palace,

el palacio del rey en la dinastía de Joseon.

A las 10:00 empezará el desfile de la guardia.

A mí me encanta Corea.

Tengo épocas de "Me quiero ir"

y épocas que lo adoro y que no puedo estar sin Corea.

Ahora estoy en la época de que adoro Corea.

Las tradiciones en Corea

están muy arraigadas al día a día de los coreanos.

La gente es muy conservadora y tradicional al mismo tiempo.

¿En qué sentido? Yo me casé a escondidas.

Con eso te lo digo, ¿no?

Mis suegros no aprobaban que nos casáramos

y estaban esperando que rompiéramos.

Un día fuimos a City Hall, que está ahí, y nos casamos.

Aquí el matrimonio es más entre familias,

no entre dos individuos.

Aquí los padres tienen que estar de acuerdo,

se tienen que sentar,

se tiene que hablar de quién es quién, porqué y cómo.

Estos son los "hanbok", que son los vestidos tradicionales.

Las mujeres solteras llevan colores más vivos

que las mujeres que ya son más maduras,

que llevarían unos colores púrpura, lila...

¿Esto se usa hoy en día? Sí que se usa hoy en día.

Cuando tú te casas en Corea,

llevas el vestido tradicional coreano.

Estas chicas lo llevan porque si lo llevan

tienen entrada gratuita en todos los palacios.

Estamos pasando por donde estaban los súbditos

clasificados por rangos, del más bajo al más alto.

Ahí estarían los generales, ahí es donde da la audiencia el rey

y ahí es donde el rey trataría los asuntos de Estado.

Bajo el mandato del rey nació el "hangeul",

que es la manera de escribir que tienen los coreanos hoy en día.

En Corea no hay analfabetismo. No hay ningún porcentaje.

Todo el mundo sabe leer y escribir,

como prácticamente todo el mundo tiene carrera universitaria.

¿Es muy exigente la educación? Muchísimo.

Desde nuestro punto de vista, es un poco excesivo,

pero los hacen muy competitivos.

La sociedad en si es muy opresiva y genera mucha presión a la gente

para llegar a unos niveles de productividad

en el trabajo, en la escuela, con tu marido, con tu mujer,

con tu suegra, con tu suegro, con todo.

Esta es la avenida principal. Aquí tenemos a Sejong.

Aquí está el Centro de Cultura Sejong,

aquí está la ópera y aquí está la Embajada Americana.

Hemos llegado a N Seoul Tower, que es la torre de Seúl.

Seúl es inmensamente grande.

12.000.000 de personas residen en Seúl,

pero 20.000.000 son las que están cada día,

porque vienen de la provincia a trabajar.

¿Cómo es vivir en una ciudad tan grande?

Ocupada, estresante, emocionante.

La vida pasa muy rápido aquí.

Tú vas a la tienda,

compras un candado con tu pareja o con la persona que te gusta,

lo pones aquí junto con los otros

y significa que tu amor está anclado juntos para siempre.

¿Tú por qué viniste a Seúl?

Me enamoré de un coreano cuando vivía en Londres.

Supimos que era amor a primera vista.

Como él no venía a Londres, tuve que ir yo.

Era joven, había una oportunidad, podía hacerlo, ¿por qué no?

Lo hice.

Si me hubiera salido mal, habría buscado otro sitio donde ir.

¿Cómo es la combinación entre una española y un coreano?

Yo no diría que nos parecemos porque no nos parecemos

pero no es mala.

Congeniamos.

Ahora toca ponernos guapas en The Nail Bar,

que es un sitio donde nos hacemos la manicura.

¿Se preocupan mucho por la belleza las coreanas?

Las mujeres coreanas gastan mucho tiempo

en sitios como este, haciéndose la manicura, los pies,

los tratamientos de belleza, de piel.

La inversión en belleza es importante aquí.

Se cuida mucho más que nosotros.

Tienen muchos más productos al alcance de su mano que nosotros

e importan muchos productos.

Ellos producen muchos productos.

En cuestión de cirugía estética, es un referente en Asia

porque mucha gente, por ejemplo de Tailandia,

viene aquí

y se hacen las operaciones de cirugía estética

y luego se vuelven a su país.

Acabamos el día estupendamente

en un sitio donde vamos a comer carne de vaca coreana.

Traen el carbón para poder poner la carne encima.

¿Por qué los coreanos prefieren la carne de vaca, el "hanu"?

Porque esta carne no se exporta.

Es porque la cuidan muy bien.

Por eso no tan barata como otra carne de vaca

u otro tipo de carne que importan en Corea.

En una barbacoa coreana

siempre hay este aparto que absorbe los humos para fuera.

Es imprescindible.

Esto ya está para comer.

Que viva Corea.

Esto es impresionante.

¿Dónde está tu futuro, Laura?

Mi futuro está en Corea, con mi marido y mi hijo,

o en Asia.

Cuídate mucho, Laura.

Adiós.

-Me llamo Yago.

Soy de Galicia, de A Coruña,

aunque toda mi familia es de un pueblo pequeño,

que se llama Camariñas.

Soy arquitecto

y me apetecería enseñaros una ruta arquitectónica

a través de la ciudad.

Yago, buenos días.

¿Qué tal? Bien, ¿y tú?

Bienvenidos a Corea. Muchísimas gracias.

¿Por qué te viniste a Corea?

Aquí Daniel, mi jefe, me propuso venir a Corea

porque él ya llevaba mucho tiempo en Corea.

Tuvo la idea de abrir una oficina

y me pareció una idea muy interesante,

por lo exótico que es Seúl.

Qué tranquilidad en la oficina.

Porque son las 8:30.

Aquí estamos todos los españoles desde primera hora.

La mitad del equipo es coreano y la otra, española.

¿Es verdad que los coreanos trabajan tanto?

Sí, trabajan mucho.

No quiere decir que todas las horas sean productivas

pero creo que en horas no les gana nadie.

Mi jefe, Daniel.

¿Cómo estás? Encantado.

¿Están reconocidos en Corea arquitectos españoles?

Tenemos bastante reconocimiento.

En general, los europeos.

Se nos tiene en mi alta estima a los europeos.

-Me ha parecido buena idea traeros a Jamsil,

al Lotte World Tower,

porque es el edificio más alto de Corea del Sur

y el quinto más alto del mundo.

Espero que no tengáis vértigo porque hay un suelo de cristal.

Seguidme que vamos al ascensor.

Tengo entendido que es el ascensor más rápido del mundo.

Vamos a ver cuál es la sensación.

Están haciendo una explicación de cómo se desarrolló

la ciudad de Seúl en los últimos 50 años.

"Floors" son los números de plantas

y los metros de altitud que estamos subiendo.

Todos estos edificios de aquí son puramente residenciales.

Ha crecido para arriba porque no tiene espacio.

Puedes encontrarte rascacielos de cien plantas

al lado de viviendas de dos alturas.

Yago, ¿esto que se ve es niebla o polución?

Las dos cosas.

Es lo que se denomina smog,

son humos producidos por la contaminación y niebla.

Es una combinación de las dos.

Ellos siempre culpan a los chinos de la contaminación

porque en una hora y media estamos en Pekín.

Está muy cerca.

Cuando los vientos vienen en esa dirección,

tenemos mucha contaminación que viene de China.

Vamos a echar un vistazo al suelo de cristal,

a ver si nos caemos.

Impone.

A mí me da muy mal rollo.

¿Hablo aquí un poco?

Si te salen las palabras.

Ahora mismo estamos a 555 metros sobre el suelo.

Creo que si nos caemos quizás nos podemos lesionar.

Venimos a tomar un café.

Este hombre es un artista.

Hace cualquier dibujo que tú quieras

con la espuma del café.

Es un reclamo a la hora de diferenciarte

respecto a otros cafés para atraer gente.

Demuestra que el arte, el diseño, tiene muchas salidas.

Rara vez tú invitas a un amigo, a un conocido a casa a tomarte algo.

Siempre van a los cafés.

Los cafés son una extensión de la casa.

La gente va a hacer actividades allí que en casa no puede.

Nos acaba de dibujar un cuadro de Van Gogh.

Es increíble.

¿Qué cuesta un café como este?

Sobre unos 25 euros.

¿Un café 25 euros?

El diseño se paga.

Seúl es una ciudad cara.

Me voy a beber un cuadro de Van Gogh.

Acabamos de llegar a Bukchon Hanok Village.

Durante la dinastía de Joseon, que duró unos 500 años,

era donde vivía la aristocracia

porque es una villa que está localizada

entre los dos palacios principales de Seúl.

Esto son los "hanok",

que es la vivienda tradicional coreana.

Hoy en día todo esto que vemos son galerías, museos,

cafés, tiendas.

Hay poca gente que todavía viva aquí.

Esto son los contrastes de Corea.

Casas de la modernidad a la historia,

vuelta a la modernidad continuamente.

Vamos a ver un "hanok" por dentro.

A ver cómo es vivir en el siglo XVIII.

El "hanok" básicamente es un techo sobre columnas.

Aunque estemos en una vivienda tradicional,

esto es muy moderno.

Puedes colgar los muros del techo de manera

que puedes tener espacios un poco más personalizados

al gusto que tú quieras, más grande o más pequeño,

dependiendo del uso que le des.

Tradicionalmente, las casas coreanas tenían un sistema

que se llama "ondol",

que es básicamente un suelo radiante.

Con un sistema de tuberías

meten el humo de la hoguera debajo del suelo de la casa,

de manera que ese humo calienta el suelo.

Estamos llegando al Cheonggyecheon Stream,

que es un proyecto de renovación urbana

que se hizo en Seúl en el 2005.

Se trataba de convertir una antigua autopista

en un parque urbano.

Antes había una autopista pasando por encima de nosotros

y ahora mismo es un parque precioso.

Acabamos la jornada arquitectónica en DDP.

Es un edificio

de una arquitecta muy conocida que se llama Zaha Hadid.

Este es un edificio

que no tiene ni un solo ángulo recto.

Es una arquitectura fluida, un espacio envolvente.

No deja indiferente a nadie

y es lo más espectacular que hay en la ciudad de Seúl.

Verdaderamente, parece un OVNI.

Os voy a presentar a mi novia. "Nice to meet you. I am Luis".

¿Cómo os conocisteis, Yago? No te voy a mentir.

Esto es bastante chocante,

pero nos conocimos en una aplicación.

La gente no tiene mucho tiempo libre

y el mundo online está bastante al corriente en Seúl.

Mucha gente hace este tipo de citas, lo que se llama "blind dates".

Yo me afeitaba a propósito,

porque sé que a las chicas en Corea no les gusta la barba.

Ya sabía a lo que iba.

Se ilumina esto, ¿no?

Ahora que ya está cayendo la noche están poniendo las luces.

Ahora sí que parece un OVNI de verdad.

Hola, papá y mamá. Estoy muy bien por aquí.

Os quiero mucho.

La próxima vez que vengáis a Seúl, estoy por aquí.

Muchas gracias y que vaya muy bien. Encantado. Hasta luego.

Gracias.

No. Fallido. No nos sabemos el código.

No, no me lo sé.

-Yo sé que mi horóscopo en chino es el mono.

Eso dice mi mujer muchas veces, que soy un mono.

Que haces el mono. Exacto.

A ver si hay suerte.

El nombre de Pablo.

Un regalo para nuestro cámara, que se lo ha currado mucho.

-Esto no creo que sea.

Esto son los baños, macho.

  • Corea del Sur

Españoles en el mundo - Corea del Sur

17 may 2018

Españoles en el mundo viaja hasta Corea del Sur para descubrir su mezcla única de culto a las tradiciones y costumbres milenarias con la modernidad más tecnológica. El Templo de Jogyesa y el Palacio de Gyeongbokgung, en Seúl; la ciudad de Busan o el Paralelo 38, en la frontera con Corea de Norte, son algunos de los lugares que visitan Alessandro, Aina, Roberto, Iago y Laura, los protagonistas de esta semana.

ver más sobre "Españoles en el mundo - Corea del Sur" ver menos sobre "Españoles en el mundo - Corea del Sur"
Programas completos (254)
Clips

Los últimos 2.068 programas de Españoles en el mundo

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos