www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5359212
No recomendado para menores de 7 años Españoles en el mundo - Córcega - ver ahora
Transcripción completa

Los griegos llamaban a Córcega "La sublime"

y los franceses "La isla de la belleza".

Hoy van a descubrir por qué.

¡Viva España!

(Cantan)

Les invitamos a perderse por playas de aguas azul turquesa

pero también por paisajes tan impresionantes como este

porque Córcega es la isla más montañosa del Mediterráneo.

En plena naturaleza, sitios salvajes,

muchas paredes, mucho esquí en invierno.

Perfecto.

-Esta es la playa de Palombaggia.

Es una de las más bonitas de todo el Mediterráneo.

-Córcega es una montaña en el mar.

Los corsos son más bien gente de montaña.

-Si tenéis coraje nos damos un baño.

Está helada.

¡Está helada!

Sus habitantes, los corsos, son un pueblo orgulloso

y que reivindica una fuerte identidad propia.

La familia es lo más importante para los corsos.

Toda la familia, mi hermana.

-El postre de los corsos auténticos.

La capital es Ajaccio,

la ciudad donde nació este hombre que ven aquí,

Napoleón Bonaparte.

No se puede entender Napoléon

si no se entiende su identidad corsa.

También llegaremos hasta Corte, en el corazón de la isla,

para descubrir la que fue la capital de la Córcega independiente.

Corte se la conoce también como la Ciudad Paulina.

Fue donde Pasquale Paoli

estableció su gobierno durante los 14 años

que fue independiente.

Como no disfrutaremos de Bonifacio,

una ciudad colgada de un acantilado, la auténtica joya de la isla.

Bonifacio es como la Torre Eiffel para París.

Las casas están construidas al ras del acantilado.

Cuando se tiende la ropa, si no la tiendes bien se cae.

Balzac decía que Córcega es la isla francesa

que se calienta al sol de Italia.

Esa combinación de su pasado genovés

y su presente francés hacen de esta una isla única.

Bienvenidos a Córcega.

(Sintonía "Españoles en el mundo")

Me llamo Nela.

Soy de Bilbao y llevo viviendo en Córcega ya casi 21 años.

Soy guía turística

y mi sueño sería ser profesora de español.

Buenas, Nela. Hola.

En la playa, mejor no me puedes pillar.

¿Qué playa es esta?

Es la playa de Palombaggia, es una de las más bonitas,

creo que la más bonita de toda Córcega.

Es una playa muy grande

pero luego tiene como pequeñas calas,

pequeños golfos un poco más intimistas, aislados.

La isla de Córcega es una montaña en el mar.

Tenemos la playa, el litoral y al mismo tiempo, la montaña.

Puedes estar haciendo barranquismo, senderismo,

sin pasar tres horas en el coche,

en apenas 20 minutos estás en la montaña.

¿Por qué te viniste a Córcega?

Porque estaba haciendo estudios en la universidad

y al parecer según mi profesora, yo era muy mala en francés.

Me dijo que o me las apañaba

o iba a suspender a causa del francés.

Me propuso venir como "chica au pair".

Hice tres veranos con una familia corsa.

El primer verano conocí a mi marido, que es corso.

Terminé los estudios y desde entonces aquí estoy.

(Habla en francés)

Cuéntanos qué ha pasado.

Que he conseguido el título de profesora de español.

¡Ole!

Estoy muy contenta porque ser profesora de español

para una persona como yo, que viene de un país extranjero...

No sé cómo explicarte.

Es mejor que si hubiese ganado la lotería.

Ama, soy yo. ¿Estás preparada?

Lo he conseguido. Soy profesora de español.

¡Lo he conseguido!

Ya le puedes decir a André que tiene perro.

¡Tiene perro! ¡Besos!

Hemos llegado a Bonifacio.

Es el extremo sur de la isla

y es la zona más visitada de toda la isla.

Es como la Torre Eiffel para París.

Todo el mundo que viene a la isla visita casi por obligado Bonifacio.

Si no lo has visitado algo te has perdido.

Aquí tenemos un turismo de lujo,

cuando decimos turismo de lujo es de lujo.

Los barcos que están viendo son barcos pequeños

porque normalmente recibimos hasta 70 metros de largo.

Primero van a Saint-Tropez,

después a Porto Cervo en Cerdeña y terminan en Bonifacio,

donde en todo lo largo de la salida del puerto

podemos elegir el que queremos, el más grande o pequeño,

pero todos son grandes.

Bonifacio está dividida en dos partes,

la parte baja del puerto,

arriba, la parte alta, la ciudadela.

Le llamamos la pequeña península.

Han pasado griegos, romanos, cartagineses, etruscos,

genoveses, aragoneses.

El Reino de Aragón intentó apoderarse de la isla y de Bonifacio

porque la isla se encuentra situada en el medio del Mediterráneo,

una posición estratégica todavía hoy en día muy importante.

Durante 14 años, de 1755 a 1769, la isla de Córcega

ha sido independiente.

A partir de 1769 en la batalla de Ponte-Novo,

los corsos perdieron frente a Francia.

Somos franceses hasta hoy en día.

La ciudadela de Bonifacio.

Los genoveses siempre se guían por el mismo método,

un lugar en lo alto, lo protegían con murallas

y traían familias genovesas.

Las casas están construidas al ras del acantilado,

un acantilado que mide más de 80 metros de altura.

Cuando se tiende la ropa, si no la tiendes bien se cae.

Es la bandera nacionalista corsa, que ha sido copiada

de la antigua bandera del Rey de Aragón.

Es una bandera con un fondo blanco que representa a la Virgen,

porque la isla está bajo la protección de la Virgen

y la cabeza que veis o el pañuelo,

se colocó por encima de los ojos

porque representaba que la isla de Córcega

había estado bajo dominación genovesa durante mucho tiempo

y que ahora no querían estar cegados por esa dominación

y decidieron avanzar hacia adelante.

Ahora estamos en la parte de arriba de Bonifacio,

en la ciudadela, en el centro histórico.

Son callejuelas muy estrechas con casas muy altas.

El acceso a las casas es muy complicado

porque todo ha sido construido con una connotación defensiva

para protegerse del enemigo.

Bonifacio es un mundo aparte, es como la pepina,

la orquídea de la isla de Córcega que tienes que conocer, visitar.

Hemos llegado a mi casa.

Es una casa con tres habitaciones

que hemos construido hace unos diez años

en un terreno familiar de la familia de mi marido.

Mi marido, José. Hola.

¿Hablas español? Un poco.

-Mi hija Tiara.

¿Qué tal? Muy bien.

¿Qué estudias aquí?

Hago un grado de corso y otro de español.

El de corso para poder hacer magisterio

y el de español era solo para mí

para poder marchar en Erasmus o algo así.

¿A qué te dedicas aquí, José? Periódico.

Eres periodista.

Pero soy un hombre. -Pero eres periodista.

-Trabajo para la radio, en casa.

¿La radio en qué idioma es?

Francés y corso, hace los dos.

A las 7:00 es en francés y a las 7:15 en corso.

La gente habla francés y corso en la misma frase.

¿A qué se parece el corso?

Al italiano. -Un poquito.

-Primero, es una isla.

A partir de eso, estás lejos del país de donde eres.

Te sientes más corso que francés.

Aquí tenemos esas tradiciones que solo existen aquí,

así que nos sentimos más corsos que francés.

¿De qué parte de la isla eres? De aquí, del pueblo de mi padre.

¿Cómo es el concepto de la familia de los corsos?

La familia es lo más importante para los corsos.

-Aquí está ella,

aquí está mi hermano, mi hermana.

-Son familias que se extienden mucho,

hasta los primos terceros lejanos forman parte de la familia,

porque es lo más importante para la gente de aquí.

¿Dónde está tu futuro? ¿Volverías a España?

¿Quieres que yo tenga jaleos en mi casa?

Nunca se sabe dónde puedes terminar.

De momento, como me van las cosas, aquí.

-Y yo, en España.

Ha sido un placer conocerte y conoceros.

El placer es nuestro.

Que os vaya fenomenal por aquí. Muchas gracias.

Besos a la familia.

-Me llamo Alberto, soy de Albacete,

trabajo como jefe de cocina en una empresa sueca,

llevo siete años en Córcega, es una isla maravillosa,

uno de los últimos paraísos de Europa.

Buenos días.

¿Qué tal? Muy bien.

Encantado. Igualmente.

Este pequeño castillo es el hotel en el que trabajo.

¿Qué tal es trabajar aquí? Muy tranquilo.

El tema de vivir en Córcega,

como cocinero, echo mucho de menos España,

pero no tanto cuando vivo en Córcega.

Tenemos diferentes nacionalidades,

creo que estamos rondando la veintena en el hotel.

Aquí tenemos a Laura.

¿Qué tal? Bien, controlando todo.

¿Cómo has acabado aquí? Todo viene por Alberto.

Yo estoy con mi novio, que es de Londres,

que está en la cocina con Alberto,

y nos habló que Córcega es muy bonito,

que vamos para allí y aquí estamos, nos convenció.

¿Cómo es la vida en Córcega?

Es un poco cara, es muy bonito.

Los paisajes son alucinantes, yo no me lo esperaba para nada.

De hecho, hasta que empezamos a tener la idea de venir aquí,

nunca me había planteado venir a Córcega.

-En esta cocina estamos 20 personas y creo que tengo 12 nacionalidades.

En el hotel podemos llegar a tener unas 350 personas,

necesitamos muchos "staff".

Es muy importante tener manos derechas en grandes cocinas.

Ella es la mejor mano derecha que he tenido nunca.

Esto es el alma de la isla.

Lo que tenemos aquí es la charcutería,

que tiene muy buena pinta y está muy buena.

Es una de las partes que menos echo de menos de España.

Nunca compararé el jamón de Córcega con un jamón de Jabugo,

pero hay algún producto que tiene mejor calidad que la nuestra.

El proceso es cubrirlo con mucha pimienta negra.

Nosotros también lo trabajamos así, pero el sabor lo sientes mucho,

tiene mucha pimienta,

lo hacen para controlar el tema de la humedad,

todo el moho se queda fuera pero nunca llega al producto.

Una cosa muy curiosa es

que ellos también tienen su propia morcilla,

no es tan fuerte como la nuestra,

no se hace con sangre, se hace con hígado de cerdo,

y no es tan especiada, pero es ahumada.

Tenemos el cabezón de lomo, lo cocinamos mucho para pastas,

es el topping de la pasta, con lo que acabamos la pasta.

Charcutería y queso es lo más típico de la isla

y el jabalí.

Me encanta entrevistar a cocineros,

porque siempre acabo comiendo muy bien.

Lo entiendo.

Esto es una pequeña selección de los quesos corsos.

El "brocciu" es queso de oveja muy de Córcega.

Es un queso fresco, tiene una duración muy corta,

no llega muy largo.

Tenemos un queso fuerte, tiene un sabor fortísimo

y se come entero, con la corteza.

El postre de los corsos auténticos.

Este queso ya ha sudado y así es como hay que comerlo.

Nunca se come un queso directo del frigorífico.

Tenemos una mermelada de higos de la isla.

Esto es lo que te vas a comer.

Este es el de los corsos y las corsas duras.

Es el postre para los auténticos.

Vamos a ver si tengo algo de corso.

Está muy bueno. Es fuerte.

Todos tenemos un pequeño corso dentro.

Tenemos montado una parte del plato,

que es un coral de algas.

El corso es un ciudadano al que le gusta cuidarse,

comen muy bien.

Lo que les gusta es el producto natural

y comen todo muy bien, los niños también.

El pez gallo, que está frito y asado al horno.

Aquí tenemos una mayonesa de mojama y esto es un puré de boniato.

Vamos a poner el coral de cabeza de gamba.

El pueblo se llama L'Ile-Rousse, es un pueblo de 3.500 habitantes.

Puede acabar en 50.000 personas cuando es verano alto.

Su economía es el turismo y pescado.

Es el tercer puerto más importante de Córcega.

¿Cómo es vivir aquí? Muy tranquilo.

Vivir en Córcega se basa en la tranquilidad,

en la buena comida y en la buena gente.

Este es el deporte internacional de Francia,

el que más les gusta.

En Córcega se celebra

el Campeonato Mundial no oficial de petanca.

Aquí montan un recinto grandísimo con cámaras flotantes

y viene gente de todo el mundo.

Él es el campeón de Córcega.

Dice que, para ellos, es su tiempo libre.

En España también se hace,

pero aquí, jóvenes y mayores lo hacen.

Un día festivo, las familias juegan juntas.

De primeras, son cerrados,

es cierto que no vas a encontrar un amigo la primera semana.

Cuando encuentras un amigo en Córcega,

lo tienes para toda la vida.

Este es el mercado de L'Ile-Rousse, tiene 100 años de antigüedad.

A partir de abril, está abierto todos los días.

Todo el producto es natural,

el 80% de la fruta que hay en el mercado es de Córcega.

Ronda el doble de precio que en España.

Algunos productos lo triplican.

El tomate vale 5,80 el kilo.

Los pimientos valen 5,80.

No sé a cuánto están en España, pero imagino que más baratos.

¿Habla español? No, Rita.

-Esta señora tiene producto natural, está escrito a mano,

diferentes mermeladas, pestos, tapenades.

Cuidan mucho el producto y cuidan mucho la forma de cocinar.

En eso sí que son franceses.

La calidad del producto siempre es muy buena.

-¿Televisión española? Sí.

Viva España.

-Ella es de pura raza corsa.

La pata negra corsa.

¿Es igual? No es igual.

Sin conservantes ni colorantes, como ella.

Eres una estrella. Que te doy el número, si quieres.

Este es el faro de L'Ile-Rousse.

Es una de las zonas turísticas más visitadas en la isla.

Esta es mi zona de hacer pesca submarina.

Aquí es donde me saco la cena.

Estas son las vistas de L'Ile-Rousse desde el faro.

Hoy, que está nublado, no podemos disfrutar de la montaña.

Los días que está despejado, se ve el Monte Cinto,

que es el monte más alto de la isla, son más de 2.700 metros.

Llegamos a mi sitio de descanso, donde vengo a tomarme mi cerveza

y a hacer pesca cuando acabo el trabajo.

Es un bar de playa, muy auténtico, ya tiene 30 años.

No se puede estar mejor.

Buen sitio, tranquilidad y calma.

Hoy está bastante lleno,

pero suele ser un sitio en el que se puede estar tranquilo.

Esto es una caña corsa.

Está tocada en un sabor con castaña.

En presión y carbónico es parecida a la nuestra.

¿Qué planes de futuro tienes? ¿Te quedarías aquí?

Estoy bien aquí, me estoy labrando un buen futuro.

Me sabe mal hablar de jubilación con 37 años.

Si piensas en el futuro

y quieres llegar a viejo con un poco de base,

Francia es una buena opción.

Nos lo hemos pasado genial contigo. Muchas gracias, igualmente.

-Me llamo Raquel, soy madrileña

y vine a Córcega para cambiar mi vida.

Lo único que no he cambiado en que sigo bailando flamenco.

Raquel, muy buenas. Hola.

¿Qué tal? Muy bien.

¿Y tú? Muy bien, mira, encantada.

Llevo mi equipaje, que mi flamenco, mis raíces, mi España y mi cultura.

A este pueblo le gusta, es muy cercano a nosotros.

Estamos en Porto, en el puerto de Porto.

Tenemos el plan de coger un barquito

e ir a visitar las calancas de Piana.

Córcega es una montaña en el mar, los corsos son gente de montaña,

se puede pensar que estamos en una isla

y que se vive del mar y de la pesca, y no hay nada de nada.

Ellos viven en la montaña.

Esta es la única playa de arena de todo el golfo de Porto.

La de al lado es de piedras, muy pequeña,

y es la última playa en la que se puede acceder en coche.

Todo lo que vamos a ver, solo es en barco.

Las carreteras son pequeñas,

no caben dos coches o un autobús y un coche,

hay muchas cabras, muchos jabalíes.

Eso es lo que le da el encanto.

No todo el mundo puede llegar con su bolsa de comida

y dejarla en cualquier sitio.

Hay mucho paisaje de todo.

Este es un ejemplo, mira, nos hemos perdido, qué maravilla.

La roca es de granito rojo.

Estamos en la misma longitud que Barcelona,

si seguimos todo recto, llegamos a Barcelona.

Pero vamos a quedarnos por aquí un poquito.

Esto es la gruta del Velo de la Recién Casada.

Las maniobras que está haciendo el Capitán para entrar aquí

son alucinantes.

En la tradición, para pedirle la mano a una mujer,

se venían hasta aquí.

Había que buscarse los medios para llegar.

Cuando un hombre te pedía casarte aquí,

estaba claro que te quería.

¿Cómo has acabado en Córcega?

Estaba trabajando en París

y vino un grupo de Córcega a verme bailar.

A partir de ahí, empecé a venir al norte de la isla

a dar cursos de flamenco.

Fue un momento en mi vida que dije:

"No busco nada, me voy a ir a un sitio nuevo,

donde ande y pise por la primera vez,

vean lo mejor de mí".

Con 45 me sentía estupenda y dije: "Allá voy".

Estamos en la iglesia de St-Érasme, es el patrón de los marineros.

Vamos a escuchar una polifonía corsa.

Ellos lo llaman "canto sagrado" y son tradicionales.

Empezamos, que lo disfrutéis.

(Cantan)

La música es muy importante, ellos la viven en la calle,

porque es un pueblo muy religioso, muy católico.

La polifonía es parte de la parte católica.

(Cantan)

Hay cantes polifónicos paganos y religiosos.

Los paganos, la tradición cuenta

que son los pastores los que los divulgaban contando

las historias del día a día,

se hacían más en fiestas familiares o fiestas del pueblo.

La música corsa es melancolía.

Lo llaman "La Parata",

es un parador que es una torre genovesa,

que viene de 1600.

Hay 82 en todo Córcega, alrededor de la isla.

Vamos a subir para ver las Islas Sanguinarias,

que son cuatro.

La gente viene aquí a ver las puestas de sol.

Son islas vacías, no vive nadie.

Se cuentan muchas historias.

En la época de los piratas,

cuando llegaban los barcos, se les ponía en cuarentena,

ponían aquí a los marinos y las mercancías,

ha habido mucha muerte.

Nos evoca lo rojo que se ve en las puestas de sol.

Qué guapísima te has puesto. ¿Has visto?

¿De dónde te vino esto del flamenco?

Iba con las hijas de Los Chunguitos al colegio.

A la hora del recreo,

en vez de jugar a la cuerda o a la goma, ellas...

Ahí empecé, yo quería bailar desde pequeña.

Hola, chicos, venid por aquí.

Os presento a Rumbaíto.

¿Qué tal? Bien.

-Y a José, de Granada.

¿Cómo estás? Muy bien.

-El cantaor y el guitarrista. -Trabajando como los buenos.

Córcega tiene algo que te enamora, es preciosa.

Las cosas fueron bien y nos hemos quedado.

¿Tú eres corso? Sí.

¿Cómo sois los corsos?

Son bastante buenos, son buena gente.

Hay más alegría en otro sitio, en Andalucía hay más alegría.

El corso es bastante triste, pero buena persona.

-El perfume de la sierra.

¿Te puedes ganar la vida con el flamenco en Córcega?

Sí que se puede.

Trasmito nuestra cultura en colegios,

participo con las clases de español

a través del flamenco y de la música.

Luego, tengo las clases de flamenco.

¿En Córcega cómo se recibe el flamenco?

Les gusta mucho porque aparte de encontrar

el lado melancólico y triste que ellos tienen

encuentran también el lago burlesco, el que tenemos los españoles.

Yo quiero mandar un beso, con el corazón que me hace así,

a mi madre, la primera, y a todos los que van con los Gómez.

Nos lo hemos pasado fenomenal. Que sigáis con ese arte, chicos.

Gracias. Gracias. Cuídate mucho.

Me llamo Borja.

Soy fisioterapeuta

y me vine aquí buscando una nueva etapa en mi vida.

Me siento bien aquí, en plena naturaleza,

hay sitios salvajes, muchas paredes, mucho esquí en invierno.

Perfecto.

Borja, buenos días. ¿Qué tal?

Buenas. Disfrutando del paisaje un poco.

Este es el valle de la Restonica.

Es el punto de partida para rutas de senderismo y eso.

Vamos a ir al lago de Melu.

Un poco más arriba, está el lago de Capitel,

de donde surge la Restonica, que es este río.

Después si tenéis coraje nos damos un baño.

Coraje porque estará fresca. Sí.

A mí me gusta bastante la práctica de los deportes de montaña,

la escalada, el esquí.

Aquí lo puedo hacer todo.

Casi toda la isla es montañosa, la orografía es bastante escarpada

y tienes zonas muy salvajes.

Vamos a hacer un camino de más o menos

una hora andando tranquilamente por un camino corso.

Son bastantes piedras.

Te veo muy en forma.

Vamos a ver si podemos seguir tu ritmo.

Vamos tranquilamente.

Tenemos agua, comida, todo lo que hace falta.

Hemos empezado cerca de 1.200

y creo que habrá unos 300 o 400 metros de desnivel.

Queda nieve todavía en verano. Sí.

Esta zona, que es bastante expuesta al sol,

hay que andarse con cuidado.

Hay zonas bastante expuestas, neveros.

-Torino, Italia.

-Córcega está más cerca de Italia que de Francia en distancia.

También era una isla italiana hace años,

se la cedieron los genoveses a los franceses.

Se la vendieron un poco.

Un regalo un poco... -Grande.

-El GR-20 es un sendero de gran recorrido

que recorre la isla de noroeste y va al sudeste.

Toda la gente que viene a hacer montaña

o hace una parte o entero.

Da bastante trabajo a los guías de media montaña.

Este es el lago de Melu,

que está alimentado por el Capitello, que está encima.

¿Cuál es la relación de los corsos con la naturaleza?

A pesar de ser una isla,

esencialmente se han dedicado al pastoreo

desde hace cientos de años.

La gente que pasa mucho tiempo en montaña,

suele ser gente más introvertida, más cerrada.

Cada vez hay más turismo.

Están obligados a abrirse al público.

A mí me han acogido muy bien aquí.

Al lío, un poco de crioterapia.

¿Qué tal está? Bien.

¿Fresca?

¿Qué tal? "Dabuti".

¿Para ti qué es lo mejor de Córcega?

La naturaleza.

Creo que es muy salvaje.

Lo que más me sedujo

y me fascinó cuando llegué fue la montaña.

Que quede claro que el equipo de "Españoles en el mundo",

cámara y reportero, también se bañan.

Borja ha dicho que estaba bien.

Mentira, está helada. Está fresquita.

Helada.

¿Cómo has acabado aquí?

Empecé una formación de osteopatía cuando estaba viviendo en Grenoble

y fue un compañero de osteopatía, que un día hablando con él

me comentó que estaban buscando gente para la clínica aquí.

Fue el punto dulce que yo estaba buscando para irme.

Cuando tu amigo te dijo "Córcega", ¿qué pensabas?

Había escuchado hablar de Córcega

como una zona que hay mucha montaña y sitios para escalar.

Es lo que me mueve a mí siempre.

Nos vamos a Corte a visitar la ciudad de Pasquale Paoli.

Ya estamos en Corte.

Por el hecho de que esté en interior ha quedado mucho más aislada.

Es donde se ha gestado gran parte

del movimiento independentista de Córcega.

Como es la única ciudad aquí que tiene una universidad,

hay muchos estudiantes,

hay mucha vida estudiantil que le ha dado bastante vida.

Este es Pasquale Paoli,

que fue el que consiguió la independencia para Córcega,

que no duró mucho tiempo, duró 14 años.

Estamos en el mirador de la ciudadela,

que es el símbolo de la independencia de Córcega.

Fue donde Pasquale Paoli estableció su gobierno.

Cuando piensas en Corte y te lo muestran,

es esto lo que se ve.

¿A dónde llegamos ahora?

A mi lugar de trabajo, a la clínica.

Después de un duro día de montaña, hay que trabajar igualmente,

hay que ganarse el pan.

Esta es una de las salas de reeducación que tenemos.

Tenemos todos los aparatos aquí.

En Francia forma parte de la Seguridad Social.

Cubre la fisioterapia.

La gente recurre mucho más al fisioterapeuta que en España.

¿Por qué hay tantos fisioterapeutas españoles en Francia?

Se gana uno muy bien la vida y hay muchísimo trabajo.

¿Cómo es el sueldo aquí? ¿Qué cobra un fisioterapeuta?

Depende de lo que trabajes, todos los pacientes que veas,

puedes llegar a ganar 8.000 o 9.000 euros.

¿Al mes? Al mes.

Ya hemos salido de trabajar y ahora os he traído a cenar aquí.

Dentro nos espera Chema.

¿Qué tal? Encantado.

Igualmente.

¿Por qué viniste a Córcega?

Por amor.

Mi chica vino aquí de Erasmus a estudiar.

Ella me convenció de venir aquí un año

y al final llevo aquí casi cuatro años.

¿Cómo es la cocina corsa?

Dice que se acerca más a la cocina italiana

que a la francesa.

Es una cocina muy simple

y se basa en la calidad del producto.

Esto es "prosciutto", que es como el jamón.

Esto son tortitas de requesón, que es muy típico de aquí.

¿A qué te dedicas aquí?

Trabajo con "Le Petit Train", el tren turístico,

que visita la ciudad de Corte.

Soy el chófer.

-Esto es un licor típico de Córcega, que es de mirto.

Es una especie de baya.

Se podría parecer al pacharán.

Mando un beso a la familia y a todos mis amigos pedriceros.

Por España y por vosotros, chicos.

La familia, los amigos, todos.

Ha sido un placer, chicos.

Nos lo hemos pasado genial.

Muchas gracias. Igualmente.

Cuidaos mucho. Hasta pronto.

-Me llamo David, soy de Madrid, soy pintor,

ahora me dedico a ser guía turístico y traductor en la isla de Córcega.

David, buenos días. Hola, Luis.

Encantado de conocerte.

Es un mercado muy animado, sobre todo, el sábado.

Vengo a comprar frutas, los tomates, productos de primera necesidad.

Son yogures de leche de cabra.

Son unos pastores, que tienen sus cabras en la montaña.

Cada sábado vengo aquí.

¿Son caros los precios en general? Sí, Córcega es caro.

Cuando voy a ver a mi padre, que vive en Alcalá de Henares,

voy al supermercado

y tengo que pagar la mitad de lo que pagaría en Córcega.

¿Los ingresos son mayores? Son más bajos.

Muchos jóvenes van a estudiar al Continente

y, cuando acaban los estudios,

se van a buscar la vida al Continente.

Hay pocas oportunidades de trabajo.

Este hombre se llama David, habla español, ha vivido en Madrid.

¿Por qué hablas español? Me gusta España.

¿Tú eres corso? No, de adopción.

¿De dónde eres? De Francia.

Se marca la diferencia entre corso o ser de Francia.

Sí, claro, mucho mejor aquí. ¿Por qué?

Me gusta, tranquilo, todo bueno, gente alegre.

¿Qué venden por aquí? Turrón, lo hacemos nosotros.

-Esta fruta, que es como un limón grande,

había gente que venía de Rusia y de Polonia, rabinos,

porque se utiliza en una fiesta judía.

El mirto, turrón de alcohol de mirto.

El mirto es como una fruta, que hay en un arbusto,

es la vegetación típica de Córcega.

Este tipo de turrón no se puede encontrar en otro sitio.

Vives en pleno centro.

Muy céntrico, es muy práctico, por eso no tengo coche.

Estamos en casa, aquí tenéis mi palacete, mi cuarto.

Aquí es lo que me sirve de estudio.

Esta casa fue restaurada por mi padrastro,

que había comprado lo de abajo y yo me quedé con esta parte.

¿La vivienda es cara en Córcega? Sí, es cara.

En Ajaccio es como Burdeos, que tiene diez veces de población.

Un piso como este,

el precio normal serían unos 600 euros.

¿Qué hacías antes de venir aquí? Era pintor.

Me fui con 22 años a Nueva York.

Allí estuve viviendo siete años.

En Córcega, la actividad que más dinero me da

es como guía turístico.

Empecé hace 25 años, no es lo que quería hacer,

pero hablaba idiomas y mi madre se dedicaba a eso,

mi madre fue una de las primeras guías.

No era mi vocación, pero como pagaba bien,

había trabajo, dura cuatro meses,

lo que permite dedicarse el resto del año

a otras cosas más vocacionales.

Estamos dentro del golfo de Ajaccio, es el más grande de Córcega.

El casco antiguo fue fundado por el Oficio de San Jorge,

que gestionaba los asuntos de Génova,

fue fundada en 1492.

Los genoveses trajeron 700 colonos del norte de Italia,

incluyendo la familia Ramolino,

que más tarde va a dar a Leticia Ramolino,

la madre de Napoleón, y la familia Buonaparte,

porque Napoleón nació aquí, luego afrancesó su nombre.

Estamos en frente de la ciudadela,

que es donde empezó la historia de Ajaccio.

Para Génova era imprescindible tener esta isla bajo su control

para asegurarse que los barcos,

que volvían de todas partes del mundo,

pudiesen volver sanos y salvos al puerto de Génova.

Esta ciudadela era para proteger de los ataques de los piratas,

porque esta isla está

en primera línea de lo que llamamos "berberiscos"

y atacaban siempre esta costa.

Por eso, solo el 20% de la población vivía en la costa

en media docena de ciudades.

Tenemos a Napoleón Bonaparte vestido de emperador romano,

rodeado de sus cuatro hermanos.

Aquí nació Napoleón el 15 de agosto de 1769.

Es el hijo de Ajaccio,

el héroe local de esta ciudad y de todo Córcega.

¿Marcó el carácter de Napoleón el ser corso?

Completamente.

No se puede entender Napoleón

si no se entiende su identidad corsa.

Napoleón no se comporta como un rey de su época,

lleva el imperio de la forma que lo daría un jefe de clan corso.

Esta es la calle principal de Ajaccio, Le Cours Napoléon.

Hay mucha cultura de bailar, de cantar.

Es una cultura corsa donde se les da mucha importancia a los niños.

Es una cultura muy matriarcal.

La tasa de natalidad es más alta que en Francia,

y eso que Francia es la más alta de Europa.

Lo que viene es el momento clave del carnaval,

que es Napoleón de astronauta.

Hubo un tiempo que la gente se había apartado de Napoleón,

había rechazado a Napoleón, ahora está volviendo a la moda.

¿Qué planes tienes? ¿Cuál es tu futuro?

No puedo decir dónde estaré viviendo de aquí a diez años,

igual en Argentina, igual en España.

De momento, estoy aquí.

Te dejamos disfrutando de este carnaval.

Que vaya muy bien. Adiós, gracias.

-Os voy a dar un trozo, al cámara también.

Al cámara hay que darle. -Muchas gracias.

¿Cómo está? Fortísimo.

Qué arte.

-Está muy fría.

No hagas eso, tío.

Vaya tela. Está muy fría.

-Solo por eso, me alegro de haberme venido.

Hubo un tiempo que la gente sabía a...

Napoleón con la bandera...

Cómo nos divertimos aquí.

-Adiós con el corazón.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Córcega

Españoles en el mundo - Córcega

01 ago 2019

Con Nela, Alberto, Raquel, Borja y David recorremos la montañosa Córcega. Conocemos Ajaccio, la capital y patria de Napoleón, Portovechio y sus famosas playas, el pueblo pesquero de Lile Rousse. Disfrutamos de Bonifacio, la joya de la isla, suspendida de un acantilado y de rico pasado genovés.

ver más sobre "Españoles en el mundo - Córcega" ver menos sobre "Españoles en el mundo - Córcega"
Clips

Los últimos 2.104 programas de Españoles en el mundo

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios