www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.14.0/js
4435286
No recomendado para menores de 7 años Españoles en el mundo - Baja California - ver ahora
Transcripción completa

Bañado por el océano Pacífico y el mar de Cortés,

hoy visitamos Baja California,

un Estado mexicano que nos ofrece paisajes desérticos,

playas paradisiacas y un auténtico coctel de culturas.

Estos son los colores de Baja California,

es como un cuadro.

Al fondo podemos ver el mar.

-Los primeros monjes sembraron uvas, vinieron desde España

y hay viñedos de más de 450 años.

-Estos cactus deben tener unos 60 u 80 años, como mínimo.

-Ahora vamos a hacer un carajillo mexicano-español.

-España y México.

-Viva México, viva España.

La ciudad más habitada de Baja California es Tijuana.

A diario, más de 130.000 personas cruzan esta frontera,

la que separa México con Estados Unidos.

Es la frontera más transitada del mundo entero.

Tijuana es más mexicana que el chile.

En Baja California sur encontramos Los Cabos,

uno de los destinos turísticos más importantes de todo México,

visitarlos es como recorrer un museo al aire libre.

La caminata en el Distrito del Arte,

que está lleno de joyerías, galerías de arte.

-Desierto y mar, no hay mucho más,

pero hay una tranquilidad y un paisaje precioso.

Por la riqueza de las aguas de Baja California,

Jacques Cousteau definió este lugar como "el acuario del mundo".

Ya encontró uno.

Al agua, patos.

Les invitamos a conocer, a descubrir

y a relajarse, como lo está haciendo él,

en nuestro destino de hoy.

Bienvenidos a Baja California.

¡Cuidado!

-Hola, buenos días.

Habla Diego, un español por Tijuana,

llevo aquí tres años, seis años en México.

Nos vamos a dar una vuelta por los rincones más característicos

y para que conozcáis el puro sabor de Tijuana.

Unos poquitos de estos.

Buenos días, Diego. Qué alegría, María.

Estamos comprando

en uno de los mercados más representativos de Tijuana,

por no decir el más antiguo, comprando un poco de producto

para luego ir a donde tenemos el puesto

y poder cocinar unas croquetas.

Tenemos una gran variedad de chile, tamarindo usamos mucho,

son variedades de chile,

dependiendo para qué plato, usas unas u otras.

Flor de Jamaica,

este es uno de los productos más representativos de México,

es una flor seca,

esto lo usan para hacer agua de sabores,

pero también se pueden hacer platos, postres, alguna gelatina.

Este sería nuestro jalapeño, un chile güero,

los güeros somos blancos, es rubito y blanco como nosotros.

¿A nosotros nos llaman "güeros"? Sí.

El chile más bravo que hay en México,

que es el habanero.

Con este, pocas bromas.

Para mí, esto es una maravilla,

vamos a echar unos poquitos más de chipotles.

Vamos a pagar.

Perfecto, muchas gracias.

Que tengan un día estupendo. -Igualmente.

¿La cesta de la compra es barata en Tijuana?

Unos chiles, han sido tres jalapeños,

unos pocos de chipotles, 13,78.

Tijuana es un poco más caro que otras partes,

que otros mercados de México.

Estamos en un territorio muy al norte,

está bastante lejos,

aquí no se produce todo lo que compramos.

Tiene que venir camión o te lo cruzan de Estados Unidos.

Eso es lo que te va a incrementar el precio del producto.

¿Por qué te viniste?

Para crecer gastronómicamente hablando.

Llegué hace seis años y aquí sigo.

Si van bien las cosas,

no me echa de aquí ni la Policía Federal.

Es broma, pero creo que me voy a quedar una buena temporada.

Además ahora ando con un socio,

tenemos un proyecto que nos hace mucha ilusión,

que es una croquetería.

Es una fusión de croqueta española con producto mexicano.

Es un sitio muy representativo de Tijuana,

hay infinidad de "food truck",

cada uno tiene una oferta gastronómica.

Nosotros vamos a inaugurar la croquetería en este espacio.

Ahora vamos a hacer unas pruebas de menú.

Os presento a Eduardo, mi socio.

¿De dónde eres? De Ávila.

-Nos vamos a vestir de romano y vamos a darle un poquito.

¿Quién te enseñó a cocinar?

De pequeño era muy mal estudiante,

cuando llegaba del colegio, en vez de ponerme a hacer la tarea,

me ponía a ver el programa "Con las manos en la masa".

Mi madre me enseñó a hacer la receta de los crepes,

los sábados por la mañana yo era el encargado de hacer los crepes,

pero era bien pequeño, tendría ocho o nueve años.

Siempre que vuelves a casa, me pillas en la cocina,

embadurnada de harina, con las manos en la masa.

Aquí tenemos unas de pollo con un poco de chile,

camarones con chipotle,

esta es muy mexicana, con un poco de portobello.

Viva México.

Agarrad una con chipotle.

-Si no pica, está soso.

Pica.

Te he dicho que te iban a engañar.

-Esta es una de las principales arterias,

es la Avenida Revolución.

¿Esta es la mascota de Tijuana? Podríamos decir que sí.

Es uno de los elementos más representativos de la ciudad,

es el burro cebra.

-El burro pintado.

Hace 100 años no salían en los retratos,

porque era en blanco y negro, no salía el burro.

De ahí vino la idea de pintarle unas rayas

para que saliera en la foto.

¿Cuánto cuesta una foto con el burro?

Diez dólares y está cariñosa.

¿Te hablan en dólares?

Es que estamos en la frontera,

incluso las rentas de las casas son en dólares.

La gente prefiere cobrar dólares.

¿Tijuana es más americana que mexicana?

No, no.

Tijuana es más mexicana que el chile.

No solo es la frontera de Tijuana,

es la frontera más transitada del mundo.

Esta es la línea que divide, aquí justo tenemos Tijuana,

acá, en los cerros, aquello es Estados Unidos.

¿Cuánto tiempo de media puedes estar aquí para cruzar a Estados Unidos?

Tres horas no te las quita nadie.

Incluso conozco a gente que trabaja en San Diego,

cruzan por la noche, sobre las 02:00,

porque ahí cruzan directo, no hay fila,

se quedan luego en sus coches o en sus furgonetas a dormir

hasta las 07:00, que empiezan a trabajar.

¿Y en el lado mexicano? Ahí no hay fila.

La línea es un punto muy importante en Tijuana

porque da de comer a mucha gente

y los trabajadores públicos más toda esta gente,

que se dedica a la venta ambulante.

-Estamos vendiendo nuestro producto.

-Ellos hacen el trabajo para no ir hasta el taller.

Nosotros somos de la Baja California.

-¿Va a pasar el fin de semana a San Diego?

-No, no, las cosas están tan caras

que no puedes pasar un fin de semana.

Vas de compras, visitas a un familiar y te regresas.

-Estados Unidos pide "aseguranza" para todos carros.

Esta compañía lleva aquí nueve años ya,

surtiendo de seguro a las personas que cruzan.

Es Seguros CAIC, es bueno.

-Nos va a hacer un tejuino.

-Es una bebida mexicana hecha de maíz.

-Es el limón,

que aquí le llaman limón a lo que nosotros llamamos lima.

Son artesanales las nieves. Esto es un popote.

Para nosotros la pajita, aquí se le llama popote.

Estamos en el muro. Aquí dirían en el pinche muro.

Esta es la realidad de Tijuana.

Nosotros no lo podemos observar, pero debajo del mar sigue el muro.

Hay un muro subterráneo.

Estaría hecho para que la gente no pase buceando,

para que no metan el tema de la droga también.

Típico, esto es un 15 años.

¿Y están en el muro haciéndose la foto?

El escenario no puede ser más extraño con el muro ahí.

Para vosotros sí, para ellos no.

Ellos han nacido con esto, se han criado con esto.

Para ellos es lo más normal del mundo.

Se reúnen familias de un lado y de otro

y aquí pueden hablar de un lado y del otro.

Son gente que ellos no pueden ir porque no tienen visado

y los que están allá muchos de ellos están ilegales,

entonces tampoco van a poder volver aquí

para pasar un fin de semana.

Ahora mismo sería EE.UU.

Aquí nuestra mano la tenemos en EE.UU ahora.

Tenemos que tener en cuenta que estamos pegados a San Diego,

que es la capital mundial de la cerveza artesanal,

y entonces algo se nos pega.

Hay mucha afición, muy buenos cerveceros en la Baja.

Lo que predominan son las cervecerías artesanales.

Señores, señores, señores.

Aquí tenemos a mi gente.

¿Qué significa el tatuaje? Es mi familia.

Por eso no les echo de menos, los llevo conmigo.

Es mi padre, Felipe, mi madre, Mercedes,

mi hermano, Felipe, este soy, el azul, el raro,

y mi hermano, Fernando.

Vaya donde vaya, están conmigo siempre.

Les echo de menos, pero aquí están.

Mamá, te quiero. Papá, te quiero. Hermanos, sois los mejores.

Y a mis amigos, los más grandes. -Un abrazo a toda la familia.

-Un beso a toda la familia y a todos los amigos.

Se os quiere.

-Hola, soy Iñaki y estamos en Baja California.

Me vine hace ocho años por amor

y Baja California me ha dado una familia,

un negocio y una segunda patria.

Como dice mi suegro, me vine aquí y quemé las naves.

¿Qué tal? Buenos días. Bienvenidos.

¿Cómo estás? Muy bien, muy bien.

Ignacio y compañía. Alejandra.

-Mi esposa, Alejandra.

¿Qué sitio es este?

Rancho Doce Piedras,

que está ubicado en el Valle de Guadalupe,

que es el territorio del vino por excelencia en México

y ahora está teniendo muchísimo auge

por todo el turismo alrededor del mundo del vino.

Ahora estamos viendo todo el Valle de Guadalupe.

Vemos las texturas de los paisajes de olivo y de vid,

que ahí podemos ver un poco de vid.

Es como un cuadro. Al fondo podemos ver el mar.

Estos son los colores de Baja California.

Al estar más al norte, es un clima muy especial.

Es un clima muy mediterráneo el que tenemos aquí.

¿Dónde hemos dejado a tu mujer? Nos está saludando con la mano.

-¡Qué bien!

-Ahora estamos en el municipio de Ensenada,

uno de los municipios más grandes del mundo,

y, en concreto, estamos en La Bufadora.

Es como una especie de géiser,

solo que los géiser son de aguas termales

y esto son las propias olas que entran en una cueva rocosa

y lo que hace es subir casi como si fuese un géiser.

-Ahí viene, ahí viene, ahí viene. ¡Hala!

Suben hasta 28 metros.

¿Y vosotros dos cómo os conocisteis?

Trabajamos juntos en Madrid en una empresa de diseño urbano.

-Yo soy urbanista y él era el líder del proyecto.

¿A ti te gustó desde el principio? A mi desde el primer día que la vi.

Éramos muy buenos amigos en España, luego ya ella se tiene que venir

y seguíamos hablando por teléfono hasta que un día me dijo:

"¿Por qué no te vienes a pasar un verano aquí?".

En esas vacaciones surgió el amor y dije:

"De aquí soy y aquí me quedo".

-Y, como dice mi papá, llegó y quemó las naves.

Como buen conquistador,

llegó a América, quemó las naves y se quedó.

-Hoy es el día de mi cumpleaños y estamos de celebración.

Vais a conocer aquí a toda la gran familia mexicana.

Es nuestra hija Lucía. Hola, Lucía.

Di hola. -Hola.

¿Y este señorito? ¿Tú cómo te llamas?

-Gonzalo. Hola, Gonzalo.

¿Cuántos años tienes? Seis.

-Hola, familia. -Cumpleañero, ¿cómo estás?

-¿Qué tal, suegrita?

-Mucho gusto. Bienvenidos a casa.

-La abuela de Alejandra, Alicia,

y don Carlos, que es el abuelo de Alejandra.

-Me cayó bien desde el primer día. ¿Seguro?

Desde que lo vi me gustó, y si no, pregúntale a mi madre.

-Para entonces parecía torero.

-Eso es lo bueno de la comida mexicana.

15 kilos más.

-Ya parece picador.

-De los jóvenes.

-Dicen que yo soy la culpable, pero no.

-En su casa se come muy bien.

-Acompáñennos.

¿Estos niños dónde han nacido?

Nacieron los dos en San Diego,

pero son americanos, mexicanos y españoles.

¿Dónde vas a estudiar cuando seas grande?

En España.

¿Y eso por qué? Allí están mis abuelos.

Me han dicho que hay una palabra que te dejan decir en casa.

Salimos de casa meados y cagados.

-¡No, eso no!

Estas son las mañanitas

que cantaba el rey David.

Muchas gracias a todos.

-¡Quiero mordida! -¡Mordida, mordida!

Estamos en uno de nuestros negocios.

Es un hotel que son burbujas, como unas naves espaciales.

Empezamos con cuatro burbujas y ahora ya tenemos la décima,

que la acabamos de inaugurar ahora.

Es una habitación que cuenta

casi con todas las comodidades que puede tener un hotel.

Al estar presurizado,

es como si estuvieses en una cámara hiperbárica

durmiendo de maravilla,

casi como que estás descansando en el vientre de mamá.

Intimidad no sé si tienes mucha.

Claro, pero tienes los viñedos y, aun así,

lo que sí que puedes hacer es que tienes estas cortinas

y te puedes cerrar perfectamente.

Estás con casi todas las comodidades que pudieras tener en un hotel,

pero al final es un concepto que es "glamping",

que es fusión entre el camping y el glamour.

Estamos en una de las casas que estamos construyendo.

¿Qué tal, Carlos? Así, saludo mexicano.

-¿Cómo estás?

Y español también, Carlos. Sí, de Palencia.

¿Es habitual que los arquitectos construyan en México?

Claro, lo que pasa que aquí hay mucho constructor un poco pirata.

El cliente,

y sobre todo en este tipo de construcciones,

que son de alto nivel,

te exige, te pide que tú se lo construyas.

-Nunca había tenido unos patrones tan buenos.

De corazón, él lo sabe y él lo sabe.

-Son 250 metros cuadrados,

que para ser una segunda vivienda está bastante maja.

Apañadita. Apañadita.

¿Cuánto puede costar una casa como esta?

Por encima de los 300.000 dólares.

300.000 o 350.000 más luego otros 150.000 de terreno

estamos hablando que es una casa

que se anda poniendo en torno al medio millón de dólares.

Esta casa una de las cosas que tiene

es que muchos de los productos son españoles.

La cocina es española.

Les gusta mucho lo europeo por el diseño.

¿Erais amigos vosotros de la universidad?

Sí, nos conocimos estudiando la carrera en Segovia

y aquí nos trajo el destino.

-A ti por amor y a mí porque me liaste.

Que lo paséis bien. Que vaya bien el curro.

Bye. -Bye.

-Vais a conocer a uno de los chefs más prestigiosos de todo México.

Ha viajado por todo el mundo presentando,

fue el creador del concepto "bajamed",

además es familia.

¿Cómo estamos? -Hola.

-Es tío de Alejandra. -La sobrina.

Tenemos enchufe del bueno. De sangre.

El producto de baja es el actor principal,

con tres diferentes influencias, la mexicana, por supuesto,

una influencia es la mediterránea,

la tercera es la oriental.

Se hacen las influencias con el producto local

del Pacífico y del Golfo.

Creamos esta cocina, que se llama "bajamed".

Vamos a cocinarles un ceviche "bajamed".

Quiero que disfruten

y que sientan el calor y la pasión que les tengo.

-Muchas gracias, Miguel Ángel.

-La tostada es la tortilla mexicana, como la de los tacos,

pero frita y dura.

-Es de las cosas más difíciles que hay que hacer,

porque toma mucho tiempo

para que no se queme y se deshidrate en el asador.

Maravilloso.

Te dije que te iba a llevar con el mejor.

Un deseo que quieras pedir por tu 36 cumple.

Desearle a mi esposa lo mejor del mundo,

porque es mi compañera.

Sin ella, nada de esto hubiera sido posible.

A mis padres, los echo mucho de menos,

a mi hermano y a todos mis amigos de la Universidad,

que les mando un abrazo muy fuerte.

-A mis sobrinos hermosos.

Ha sido un placer, chicos.

Que vaya muy bien y que vivas muchos años en México

y feliz.

Muchas gracias, cuidaros mucho.

-Soy Mónica, de Barcelona.

Hace 20 años descubrí Los Cabos, en Baja California Sur.

15 años después he regresado y este es mi paraíso.

¡Mónica! Hola.

¿Cómo estáis? Adelante.

Esta chica tan guapa y hermosa es mi hija.

¿Cómo estás? Bien.

¿Qué años tienes? 14.

Qué guapa estás. ¿Dónde vas ahora? Al cole.

¿A qué hora entráis? A las 07:00.

-No solo las escuelas, sino que en los hoteles,

los desayunos empiezan pronto, la actividad empieza pronto,

todo empieza pronto.

El espacio es amplio, aunque la casa es pequeña.

¿Cuánto puede costar un departamento en Los Cabos?

En unos 300 euros.

Tampoco hay tanta oferta, sobre todo en San José.

Hay muchos bloques,

pero pertenecen a diferentes hoteles para sus empleados.

Deberíamos de irnos poniendo en marcha,

porque lo de llegar tarde a la escuela...

¿Se lleva mal?

Cierran la puerta y ya no dejan entrar.

Adiós, chicas, que tengáis buen día.

Los mexicanos son muy protectores con los hijos.

Haces una fiesta o vienen a dormir a casa

y les cuesta dejarlas, porque me ha pasado con ella.

Ahí está la Hermana.

-La directora general de Secundaria. -¿Cómo está?

¿Es muy internacional o es mayoría mexicana?

Mexicana, pero de diferentes estados.

¿Hay muchos exámenes? Cada bimestre.

¿Y muchos deberes? Sí.

¿A qué te dedicas?

Al sector del turismo, empiezo a trabajar.

Si queréis, acompañadme.

Nos vemos ahora.

Adelante, adelante.

¿Qué haces?

Mi empresa "Everything is posible en Los Cabos"

trae huéspedes del aeropuerto al hotel,

luego vendemos actividades, tours.

Esto también es mi oficina.

Nos instalamos aquí abajo para dar información a los huéspedes.

¿Por qué te viniste aquí?

Fue una época difícil, con la crisis que nos llegó,

para conseguir trabajo.

Como madre soltera, tenía que buscarme la vida.

Hace 20 años me estaba separando,

tenía una muy buena amiga que estaba aquí, me dijo:

"Vente, vente".

Me vine, me gustó,

entré como gerente de ventas en un hotel.

¿Esta segunda vez es diferente?

No vengo sola, vengo con mi hija.

Encontrar trabajo ha sido una tarea más difícil.

Pero, al final, todo se consigue si uno quiere.

Estoy tranquila, feliz conmigo misma, ya tocaba.

Os he traído a uno de los hoteles más emblemáticos,

llevan aquí, al menos, desde que yo llegué la primera vez.

Aquí tenemos a Alejandro.

-Era la casa del hijo del presidente mexicano

Don Abelardo Rodríguez en los años 50.

Cuidado con las palmeras.

¿Preparada? Lista.

-El hotel tiene 15 hectáreas.

Tenemos dos habitaciones fuertes.

Bienvenidas.

-Tiene mucho sabor mexicano, la baldosa, las cerámicas.

¿Quién ha venido? Alguna celebrity que puedas decir.

Robin Williams, Tom Cruise, estuvieron aquí

durante el cumpleaños de John Travolta

cuando hicimos la apertura del hotel.

Está muy cerca de California,

estamos a dos horas y media de vuelo.

Se puede desayunar en California

y a la hora del almuerzo estás en México.

¿Cuánto cuesta una habitación como esta?

1.500 dólares la noche, más servicio impuesto.

-Estamos hablando de 31% más.

Hola, ¿se puede?

¿Cómo está? Bien, disfrutando.

Estoy sola, todos están trabajando.

¿Vive con la familia? Sí, claro.

Llevo 20 años aquí.

Lo disfruto.

Con 90 años ya.

Estos últimos años han sido como 20 de regalo.

Como las plantas, que las riegas y crecen.

Café de olla, mexicano puro.

-Canela, una cáscara de limón.

No me sé la receta, cántala tú.

-Para cuatro o cinco personas, dos litros de agua,

un trozo de canela, un poquito de chocolate,

dos clavos, un poco de corteza de naranja

y tres cucharadas de café para cada litro de agua.

Esto va a gusto del que pone el café.

¿Qué tal?

No es porque lo haya hecho yo, que soy española.

Ahora vamos a hacer un carajillo mexicano español.

-Vale, vale.

-Viva México y viva España.

-Aquí tenemos a Belén, una paisana, y su hijo.

Española también. -De Donosti.

¿De dónde eres tú? -De La Paz y de España.

-Listos para zarpar cuando gusten, a vivir aventuras.

Hola, capitán. Buenas tardes.

-En invierno tenemos ballenas,

dentro están las jorobadas, delfines, el tiburón ballena.

Son los animales más nobles que existen

en la tierra y en el mar.

Lo primero que hay que hacer es localizarlos en superficie.

Ya encontró uno.

-¡Hala, chaval!

-Nos vamos a quedar cerca de él, pero sin molestarlo.

Al agua, patos.

¡Es enorme!

¡Padrísimo!

-Estamos en el Art Walk,

que es la caminata en el distrito del arte.

Está lleno de joyerías, galerías de arte...

Hemos quedado aquí con mi hija.

-¿Cómo estás? -¿Cómo estás, chiquitina?

-Bien, ¿y tú? -Bien.

-Me gusta venir aquí porque te encuentras a todo el mundo

y es muy divertido socializar con el resto.

Me encantan nuestros planes. Son sagrados.

Tenéis ese vínculo especial. Estáis solas aquí.

A veces sí y a veces no.

-Tenemos el vínculo especial, pero también roces especiales.

Queda todo compensado.

¡Hola! ¿Cómo estás?

Os presento a Patricia Mendoza, la dueña de la galería.

-Somos alrededor de 15 galerías.

Tenemos tequila para nuestros invitados.

Quien viene por el arte, normalmente viene más temprano,

y los que vienen por la bebida vienen un poquito más tarde.

Te ves en España viviendo, ¿no?

Sí. -Jubilándome, yo creo.

Familia y amigos que están en España,

por los amigos que están aquí, por todos ellos.

Hasta luego. Adiós.

-¡Vuelvan pronto! ¡Seguro!

Soy Nando y nos encontramos en Los Cabos,

Baja California Sur.

A lo que me dedico es al producto de lujo,

como por ejemplo la venta de estos diamantes.

Pero para mí el auténtico lujo es esto,

el mar y mi tabla de surf.

Buenos días, Nando. Buenas.

¿Cómo estamos, María?

Cabo San Lucas para mí es el paraíso donde vivo.

Es el destino de México que viene gente con más dinero.

Aquí recibimos 172 cruceros.

Los turistas aquí vienen buscando la tranquilidad,

el disfrute de las playas y actividades naturales que ofrecen.

Yo me dedico a trabajar con joyería.

Es una empresa de diamantes y relojes de lujo americana.

Me encargo de llevar

todo el departamento de marketing de todo México.

Mi base está en Los Cabos porque es el lugar que más me gusta.

Yo le dije a mi jefe:

"Me ocupo de todo México, pero no me saques de mi Cabo".

Para ser una joyería, es muy grande.

Son 500 metros cuadrados

y no es de las más grandes que tenemos en todo México.

Os voy a enseñar algo especial.

-Lo tomas con este trapo, que es únicamente para diamantes,

ya que tiene polvo de diamante.

-A este diamante lo llaman el diamante de las diez mesas

porque alejado diez mesas de ti puedes ver el brillo de ese diamante

en cualquier parte de una mujer que lo lleve.

Estos diamantes son más caros que los normales.

Solo hay alrededor de 200 personas en el mundo

que pueden cortar este diamante como se debe,

porque todos los cortes

tienen que estar de una simetría totalmente perfecta.

Todos nuestros diamantes de toda la empresa

están certificados por institutos gemológicos,

tanto del europeo como del americano.

¿Cuánto cuesta este diamante? 196.000 dólares.

-Tenemos cosas más caras.

-Mire. Respira.

Una de nuestras mejores piezas ahora mismo.

-700.000 dólares.

-Todo el mundo va a tratar de regatear,

porque así es la cultura americana cuando está en México.

En España ni se me ocurriría ir a una tienda de diamantes

y pedir un descuento.

Aquí la cultura americana viene con ganas de jugar y regatear.

¿Y esa negociación es dura?

Hay clientes que han estado sentados

aquí con una copa de champán tres o cuatro horas fácil.

-El 90% termina con una sonrisa y muy grandes amigos.

-Estamos en playa El Médano,

la zona más turística que podemos encontrar en Los Cabos.

Aquí está Marcos.

-Bienvenidos.

Vaya abrazos os dais aquí. Somos muy de agarrar.

Marcos, eres igual que Enrique Iglesias.

No sé si te lo han dicho. Alguno me lo ha dicho.

Me sigo mirando y todavía no me veo.

Estás a un paso del océano Pacífico.

Esta ventana

comunica el océano Pacífico con el mar de Cortés.

Estamos ya llegando a lo que llaman la playa del Amor.

Dicen que la playa del Amor está en la parte más calmada

porque todo es calmado en el amor y todo es precioso.

A la derecha tenemos una cueva

que la llaman la cueva de San Andrés,

porque entran dos y salen tres.

Nadie sabe por qué.

Será por magia, ¿no? Será por magia. Seguro, por eso.

Vamos a girar a la derecha

para ver lo más típico que tenemos en Los Cabos,

que es el arco.

Es una formación completamente natural.

Cada año se va modificando un poco,

porque todos los años tenemos alguna depresión,

alguna tormenta tropical o algún huracán.

Tenemos la suerte de que al lado del arco

tenemos una colonia de leones marinos

tan espectacular como esta.

Aquí os presentamos al rey de Cabo,

que se ha adueñado de su roca

y de ahí no se va a mover en toda la mañana,

te lo puedo asegurar.

¿Esta es un poco la vida de Los Cabos?

¿Vivís como leones marinos vosotros? Por eso la elegimos también.

No es lo mismo estar en una gran ciudad con mucha presión

que aquí,

porque aquí puedes disfrutar de otras cosas con más tranquilidad.

También trabajamos.

-Y mucho. -Y mucho.

Esta es la playa del Divorcio,

que es justamente la playa opuesta a la del Amor,

en la que tenemos el océano Pacífico ya abierto.

Estamos en la punta de Baja California Sur.

Me voy a currar. Adiós. Hasta luego.

Este es el Nando de verdad.

Es el Nando de trabajo y este es el Nando de verdad.

Estamos en el pueblo de Todos Santos,

un "pueblo mágico" de la Baja California Sur.

Tienes artesanías,

tranquilidad, rodeado de un oasis, mar, surf...

Es un poco lo diferente de Cabo,

que es fiesta, lujo, turismo masivo...

¿Por qué saliste de España?

Acabé mi proyecto final de carrera y viajé mucho por el país.

Me enamoré del país

y cuando empezó la crisis vi opciones.

"Españoles por el mundo"

fue uno de los que me ayudaron a animarme a salir.

Me vine a México y me quedé.

Cuando dijiste en casa que te marchabas,

que ibas a ser un español en el mundo...

Pues suerte. La verdad, me animaron.

Tengo una familia espectacular,

de esas que nos juntamos cada domingo a comer paella

con mi abuelito cocinándola,

y todos me animaron a seguir para delante.

Tengo una gran familia y estoy orgulloso de ellos.

Caminando nos hemos encontrado...

Con el hotel California,

que es donde se supone que los Eagles se fundamentaron

en hacer su canción de "Hotel California".

Yo canto fatal.

Lo que se dice es que mucha gente de EE.UU,

y entre ellos el grupo de los Eagles,

bajaban para recorrer el desierto,

drogas, sexo y rock and roll,

que era lo que venía aquí a buscar la gente americana en esos tiempos,

en los 60-70.

Hugo, ¿cómo estamos?

-Buenas tardes. Bienvenidos. -Buenas tardes.

-Esta es conocida como Junior Suite del hotel California.

-Aquí se ve el mar y el oasis. Vista privilegiada de Todos Santos.

¿Cuánto cuesta una habitación como esta?

Una habitación como esta está en 3.000 pesos más impuestos.

¿Es caro para la zona en la que estamos?

Para mí lo vale.

Me encanta este lugar y donde estamos,

comparado con los precios que encontramos en Cabo,

pero para gente sí les será caro.

¿Qué tipo de público viene a este hotel?

Artistas, cineastas, directores, actores...

Muchísima gente.

Nando, esto es purito desierto, que decís aquí.

Puro desierto.

Estos cactus deben tener alrededor de 60-80 años como mínimo.

No me voy a acercar

porque no quiero que me salga ninguna serpiente.

¿Hay serpientes? Sí, hay serpientes.

Estamos en el desierto

y sí hay mucha variedad de serpientes,

entre ellas la serpiente cascabel.

Cada vez más está llegando gente buscando la calidad del clima,

tener el mar cerca y, sobre todo, la tranquilidad que da el desierto.

¿Quién busca venir al desierto? ¿Qué tipo de personas?

Gente americana retirada

que quiere pasar sus últimos años de vida tranquilo,

cerca del mar, sin que nadie les moleste.

Hemos llegado a la playa de Los Cerritos,

en la parte del Pacífico,

dicen que es la mejor playa para poder surfear.

Esta sí que es la joya de la corona.

La chica de mis ojos, esta y esta.

Brenda.

¿Cómo os conocisteis? Surfeando.

-Poco a poco fuimos compartiendo cosas

y ya no se va a ningún lado.

¿Qué te gustó de Nando?

Su alma, su alma viajera, muchos aspectos.

¿Y a ti de ella?

Me entendía, compartía mis gustos y me seguía a todos mis viajes

y mis locuras, dije: "Esta es".

Yo ya estoy mirando las olas.

Te da igual la cámara.

Estoy viendo que si sale un pico lo pasaremos bien.

¿Vamos para el agua? Vamos.

Familia, abuelito, abuelita, a todo el mundo, os quiero.

Chicos, cuidaros. Vamos a ver si pillamos algo más.

-Soy María y hace más de 20 años que me vine a México.

Vine a Baja California porque es el lugar donde se hace buen vino

y estos son mis viñedos, mis hijos.

Buenos días. Hola.

Este es mi negocio,

lo veo más como ocio que como negocio.

Es un viñedo de corte orgánico,

aquí se vinieron las misiones

y vinieron los primeros monjes a sembrar uvas,

vinieron desde España,

hay viñedos de más de 450 años.

Mi marido y yo ya somos mayores,

esto lo tomamos como un hobby de jubilación,

echamos mucha pasión.

No tenemos hijos, estos son nuestros hijos.

Pero sí queremos dejar algo para la gente.

Para que esto sea un modo de vida para mucha gente.

Vamos a hacer una mezcla de uno de nuestros vinos estrella,

que se llama "Nada".

Cuando te dicen: "¿Qué has bebido?". "Nada".

Te pueden poner el polígrafo, que no estás mintiendo.

Es una mezcla de petite sirah,

que es una uva que se da muy bien el valle,

y tempranillo, que es una uva española.

Tiene un color ciruela intenso bastante interesante.

Luego lo movemos para sacar los aromas de la barrica.

Huele a frutos rojos, a eucalipto,

también a algo de Jamaica.

Todo esto sin probarlo. Sí.

¿Brindamos por Nada?

Está rico.

Hay que tener las tres P, pasión, paciencia y perseverancia.

Mi marido Joaquín.

¿Cómo estás? Hola.

-Abogado y filósofo.

Sobre todo, filósofo de la vida.

-En un mundo de locos, busco a alguien para compartir soledades.

Me la encontré y, desde entonces, a eso nos dedicamos, a compartir.

El proyecto nos enamoró.

-Vine a las Fiestas de la Vendimia,

fue el primer viaje que nos abrió los ojos,

a la hora de pensar en venirnos para acá,

pensamos en el valle.

Está empezando el enoturismo.

Aquí el terreno es muy caro.

El metro cuadrado cuesta más que en España y Francia.

¿Dónde vas con el vino?

Voy a hacer un encargo.

Con estas dos botellas de vino que traigo,

voy a pagar el pan y el queso que necesito.

¿Aquí se lleva el trueque? Claro.

Aquí no pagamos con dinero.

Por esas dos botellas, yo me puedo llevar un queso.

-Un queso y un aceite.

-Es volver a las raíces,

a la forma normal que se hacía antes de hacer comercio.

¿A cuánto vendéis el vino?

Unos 15 euros la botella.

Es caro, para ser México. Sí.

El vino mexicano tiene un impuesto altísimo,

como el tequila o el ron.

Os he traído a unas cuadras de unos amigos,

tienen la crianza del caballo azteca.

Que es único aquí, lo trajo Domecq,

hizo la cría del garañón andaluz con el cuarto de milla americano,

salió el caballo azteca.

Ahora es un caballo que se exporta a todo el mundo,

incluso exportan el semen, y es mexicano de pura cepa.

Los caballos que están criando ahora son mayores,

son más grandes que este.

Este, en teoría, es pequeño.

Les estrenan de una forma muy suave,

a partir de los cinco años, no antes,

porque se les pueden estropear los huesos.

Va marcha atrás.

Aquí tenemos a Poncho, este es su taller.

Él arregla autos para correr la Baja 1000.

-Son carreras de desierto.

Es una carrera de 1.000 millas. De Ensenada a La Paz.

Estos dos son nuevos, los estoy haciendo.

-¿Los diseñado tú? -Sí, son diseños míos.

-Me encanta cuando da los acelerones.

Si yo me quiero comprar un coche de estos,

¿por cuánto me lo vendes?

-Depende, este vale unos 60.000.

-¿Y los más caros? -Unos 750.

¿Te ves conduciendo uno de estos? Me encantaría, me voy a aficionar.

¿Qué se necesita para conducir uno de estos?

Darle.

-No se necesita licencia,

solo se necesita la aprobación de Dios.

Bienvenidos.

¿Cómo os conocisteis?

Yo vine a México sin ganas de liarme la vida,

de relax, de vacaciones.

Tengo familia en Guadalajara, me invitaron a ir a cenar,

me dijeron que iban a pasar primero a por Joaquín,

porque estaba en un torneo de golf y era su cumpleaños.

Él dice que puso el brazo así para que me bajara del coche

y nunca me solté.

Yo le digo que no me dejó soltarme.

Ahí empezó.

Yo me fui a España a seguir con mi trabajo y mi vida.

Empezamos a comunicarnos por teléfono,

me escribía cartas, eran muy románticas.

Tuve la opción de venirme con la compañía

y, como ya conocía a Joaquín y andábamos tonteando, dije:

"Está bien, voy a decir que sí".

Tenía 37 años.

¿Qué decía tu entorno?

La gente decía que estaba loca, otros me decían:

"No te atreves, al final te rajas".

Dejé todo, dejé familia, dejé amigos.

La verdad es que mereció la pena.

¿Quieres mandar un beso a la familia?

A la familia, a los amigos, me encantaría estar más cerca.

Desde aquí les deseo lo mejor y que sean muy felices.

Cuídanosla. Como mi vida.

Adiós. Adiós.

-Mi abuelita dice que los hombres tienen

que abrir la puerta a las mujeres.

-Mi lado bueno es el izquierdo.

-No pongas platos finos,

vengo del trabajo y no me apetece pato chino.

Las 10:00 y ya estamos con un vino.

Te hemos traído un regalo de España.

¿Qué es? ¡Azafrán!

-¿Qué te cuentas? ¿Qué te cuentas tú?

Si no pica es igual a soso.

Espera, que me está atacando tu bodega.

Esta es sin picar.

Vaya, pica.

Muchas gracias.

-Viva México.

  • Baja California

Españoles en el mundo - Baja California

23 ene 2018

Viajamos a la Costa del Pacífico y conocemos Ensenada y el Valle de Guadalupe, los Cabos de Baja California del Sur, navegamos por el mar de Cortés y nadamos junto al famoso tiburón ballena.

ver más sobre "Españoles en el mundo - Baja California" ver menos sobre "Españoles en el mundo - Baja California"
Programas completos (256)
Clips

Los últimos 2.071 programas de Españoles en el mundo

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Vanezz Zita

    Hey que buen programa, México es maravilloso y ese Diego es un guapote¡ debería ser locutor¡

    09 feb 2018