Dirigido por: Ricardo Sánchez Montero

Programa que se acerca a destinos de todo el mundo a través de los españoles que han decidido instalarse en otro país. Estos ''nuevos emigrantes'' ofrecen su particular punto de vista sobre el país que los ha acogido y explican sus anécdotas sobre cómo son sus vidas allí.

Este contenido no está disponible en Estados Unidos, Canadá y República de Chile por restricciones de derechos.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5288178
No recomendado para menores de 7 años Españoles en el mundo - Washington, Distrito Columbia - ver ahora
Transcripción completa

Seguro que reconocen esta imagen.

Porque nos encontramos en el escenario

de infinidad de series y de películas.

Pero hoy no les invitamos a ver una ficción,

sino la realidad de nuestros españoles en Washington.

¡Españolas en Washington!

-Washington es una ciudad única.

Es un foco de influencia mundial.

-Es el barrio más antiguo de Washington D.C.,

donde viven muchos políticos de la ciudad

porque es una zona bastante cara.

A pesar de que fue fundada hace poco más 200 años,

Washington es la ciudad donde se escribe la historia.

Nombres propios

como Abraham Lincoln, John Kennedy o el propio Martin Luther King,

transformaron el mundo desde aquí.

Es la carta escrita de su puño y letra de George Washington.

-Cuando los presidentes toman posesión

en esos inviernos gélidos de Washington,

se pone la tarima, la estructura y salen por esa puertecita

y aquí es donde toman juramento.

Además, sus prestigiosas universidades

y sus impresionantes museos, convierten a Washington

en el mayor referente cultural de este país.

Estamos en el "hall" principal y ese es el elefante Henry,

que da la bienvenida.

-Es una de las mejores universidades del país.

Tiene muchos ex alumnos que son muy prestigiosos,

entre ellos, Bill Clinton, el actual rey de España,

Felipe VI...

Hoy les proponemos adentrarse con nosotros aquí, ni más ni menos

que en la Casa Blanca.

En la puerta hay un marine

cuando el presidente está en la sala Oval,

entonces no hace falta que preguntes, si ves el marine,

está el presidente.

También les invitamos a descubrir qué se siente al volar al espacio

con este transbordador, gracias al primer astronauta

nacido en España de la historia,

Miguel López Alegría.

He ido al espacio cuatro veces.

Tres en el transbordador, incluso una en este.

-Hola, España.

Bienvenidos a la capital de los Estados Unidos de América.

Bienvenidos a Washington.

Soy Gustau Alegret, vine a Estado Unidos para estudiar,

para ampliar mi visón del mundo.

Viene por 9 meses y llevo 12 años.

Gustau, ¿qué tal? Bon dia. ¿Cómo estás? Bon dia.

Bienvenidos a NTN 24.

He acabado hace 10 minutos el consejo de redacción

y ya estamos en marcha.

¿Cuál es un poco la dinámica de una mañana aquí?

Bueno, la marcan las noticias.

Hay que levantarse y saber qué ha pasado.

Irse a dormir sabiendo qué puede pasar.

Esta es una ciudad que no para. Dicen que es la capital de mundo.

Yo no sé si sería tan ambicioso,

pero sí que desde el punto de vista noticioso,

no te da respiro.

¿Qué haces aquí Gustau?

Coordinar las noticias, saber lo que puede pasar,

estar preparado para explicarlas y asegurarse

que el equipo de Washington y de Estado Unidos en general,

está al nivel de un canal de noticias

como el que somos.

Vamos a grabar el programa de análisis, de debate,

sobre cuestiones de actualidad que tenemos en el canal

y que se emite los domingos.

Un momento, ponme el primer plano ahí, por favor.

Bienvenidos a Poder Latino

un domingo más en el que vamos a analizar

algunas cuestiones de la actualidad

y esta semana nos vamos a centrar en un fatídico aniversario.

Hay un punto fundamental

y es hasta qué punto, el impacto de esos huracanes

y particularmente del huracán Mariel.

Puerto Rico es el tema que hoy nos ocupa en este programa.

Nosotros escogemos los temas de la política

o de la actualidad de Estados Unidos

que pueden interesar a la comunidad que habla español,

la comunidad latina.

Nosotros estamos a dos manzanas, dos cuadras que dicen aquí,

de la Casa Blanca.

Cuando convocan rueda de prensa, nos acercamos

y escuchamos al menos.

Esto es el centro de Washington,

lo que se conoce como Downtown.

Aquí hay hoteles, oficinas... Hoy hay mucha vida,

pero el fin de semana está vacío, desolado.

¿Qué es lo que tenemos aquí?

La pequeña Casa Blanca.

Porque la gente siempre dice lo mismo.

¡Uy!, es más pequeña de lo que parece.

Cuando tú la ves en el mundo del cine

o en fotografías te parece más grande.

Es la casa o residencia del presidente de Estados Unidos

y aquí es donde se toman muchas decisiones que afectan

no solo a los estadounidenses sino a mucha gente del planeta.

En la parte de arriba, las ventanas,

es la zona de la residencia del presidente

y la primera dama.

Y en la parte de abajo, es la parte de museo,

es la parte noble.

A la derecha está el comedor del Estado

y a la izquierda, la Sala Este,

donde se hacen recepciones oficiales.

¿Tú puedes entrar? Sí claro, con el pase de prensa sí.

Esta es la zona de interacción de la prensa,

de los grandes medios de comunicación estadounidenses

con los altos funcionarios de la Casa Blanca

y con el presidente particularmente.

Esta es la zona donde se instalan las grandes cadenas.

Desde aquí es donde hacen sus reportes de prensa,

sus stand-ups, con la cámara

y con este fondo, que es un fondo emblemático.

Este es el ala Oeste de la Casa Blanca,

aquí es donde trabajan

los altos funcionarios de la administración.

Los asesores que son más próximos, la secretaria de prensa...

Fijaros que en la puerta hay un marine.

Cuando el presidente está en la Sala Oval,

aquí fuera hay un marine.

Entonces no hace falta que preguntes,

si ves el marine, está el presidente.

Esta es la sala de prensa.

Es pequeña.

Por aquella puerta de allí de al lado,

es de donde sale la secretaria de prensa, Sarah Sanders,

para dirigirse a los medios.

Da unas palabras al principio y luego se abre el debate

o las preguntas.

Cada silla está asignada a un medio de comunicación.

Los principales tienen la primera fila

y ellos son los que reciben muchas veces la primera palabra.

¿Tú te acuerdas de tu primera rueda de prensa aquí?

Sí, yo me acuerdo. Y la primera pregunta que hice.

Yo estaba ahí.

No tenía silla, pero estaba ahí de pie.

Y me llamo por el nombre, porque lógicamente antes hay

que hacer la gestión para decir oye me gustaría preguntar,

quiero preguntar sobre este tema y al final en función del tiempo

y lo que se ha extendido la rueda de prensa,

van a otros medios.

Y en esos otros medios dijeron, Gustau.

Como si me conociese de toda la vida.

Entonces yo hice mi pregunta y recuerdo que se enfadó,

porque yo le hice una pregunta con dos puntos

y la persona con la que yo hable de la administración me dijo,

pregunta sobre esto, y yo la amplié un poquito más.

"No habíamos quedado en esto..."

Tuve que sonreír, decir "de acuerdo"...

Esta es la zona que está detrás de cámaras.

Aquí es donde están los periodistas que hacen guardias,

que esperan, que forman parte del "pool" de prensa.

Y esta es una máquina de café que regaló Tom Hanks,

el actor, al equipo de periodistas que cubren la Casa Blanca,

por las largas noches de café que se van a tener que tomar

para hacer bien su trabajo.

Este es uno de los iconos más emblemáticos de Washington.

Es la cúpula del congreso.

Hay una cosa que muy poca gente sabe.

En Washington, no hay rascacielos.

Y no hay, porque hay una ley que dice que no hay ningún edificio

que pueda ser más alto que el Capitolio.

Ahí está el Senado

y en la parte de la derecha está la Cámara de Representantes.

Las dos cámaras son el Congreso de los Estados Unidos.

En esta zona que veis aquí que está la fuente,

es donde habitualmente toman posesión los presidentes

en esos inviernos gélidos de Washington,

se pone la tarima, la estructura, y salen por esa puertecita,

y aquí es donde toman juramento

frente al presidente de la Corte Suprema.

Esta explanada de aquí es la que ellos ven

y es una de las más bonitas de Washington.

¿Por qué te viniste a Washington?

Me vine a estudiar, a mejorar mi inglés

y a hacer un poquito de periodismo desde fuera,

que siempre es enriquecedor.

Yo cuando salí de la puerta de mi casa me despedí de mi madre.

Yo le dije: mamá me voy por nueve meses.

Y mi madre me miró, ya estaba llorando por supuesto,

y me dijo: tú ya no vuelves. Y mira aquí sigo.

Además se lo digo cuando voy y me dice: yo te lo dije,

¿qué te crees que no te conozco?

¡Como si te hubiera parido!, me dice.

Esta es la fachada principal de la Biblioteca del Congreso,

218 años de historia y una infinidad de cultura en su interior.

Fue fundada por una ley del Congreso el 24 de abril de 1800.

Estuvo primero en Nueva York, luego en Filadelfia...

Ellos dicen que son la biblioteca más grande del mundo.

El objetivo fundacional fue ayudar a los miembros del congreso

a estar bien informados,

e inmediatamente se abrió para apoyar a investigadores

en todo el mundo.

470 idiomas, una sección de estudios hispánicos...

La quieren conservar a pesar de que el catálogo de libros

está digitalizado.

La verdad es que cuando yo iba a la universidad lo buscaba así.

Tengo mis años.

¡Mira! Josep Gifreu,

editado por la Abadía de Monserrat en 1978.

¿Cómo son las viviendas en los barrios aquí en Washington?

Apartamentos de una habitación es lo habitual.

Hay muchos apartamentos que son una única estancia.

Ya empieza a haber algún apartamento de dos habitaciones y de tres,

pero la vivienda es muy cara y especialmente en Washington.

Si vives en el centro de Washington,

lo que es el distrito de Columbia.

Yo aposté por tener una casa para poder caminar hasta mi oficina.

¡Hola amor! -Hola.

-Adelante.

Muchas gracias.

Bienvenidos a nuestra casa.

¿De dónde eres tu Marta? De Colombia, de Bogotá.

Vine a estudiar y luego conocí a este lindo español.

Marta ¿cómo es vivir

con un periodista que vive pegado a la actualidad,

a la noticia? ¿Cómo se lleva eso?

Pendiente de que me desenganche un poquito de la actualidad

de vez en cuando.

-Tratamos de tener momentos de familia.

Por ejemplo, el desayuno tratamos de que sea en casa

a pesar de que Gus salé muy temprano en la mañana.

A veces el celular es un poco un enemigo.

Yo trato de que se desconecte un poco

porque en la casa hay que conectarse,

pero con la familia.

Gus ¿te imaginas volviendo algún día a tu tierra?

Sí claro.

Si yo hay algo de mi experiencia internacional

que puedo llevar al periodismo de mi tierra,

estaría encantado de hacerlo.

Nos volveremos a ver algún día.

Seguro que sí. -Gracias por venir.

Siempre bienvenidos.

-Hola. Soy Sandra, soy de Guijuelo, Salamanca,

aquí soy profesora de español.

Me vine a Estados Unidos para estudiar el doctorado

y un poquito por amor también.

Sandra, ¿qué tal?

Hola, ¿cómo estáis? Aquí tenéis la Universidad de Georgetown,

que es la universidad católica más antigua de Estados Unidos.

Es una universidad jesuita

y ha sido mi casa académica durante los últimos cinco años,

así que, le tengo mucho cariño.

Aquí estudié el doctorado.

También di clase, aquí en la universidad,

de español y lingüística.

Es una de las mejores universidades del país,

y tiene muchos ex alumnos que son muy prestigiosos,

entre ellos, Bill Clinton, el actual rey de España, Felipe VI,

el actual rey de Jordania.

Es una universidad muy exigente y de hecho,

entrar en la universidad es ya lo más difícil.

Solo el 15% de las personas que solicitan,

pueden entrar en la universidad.

El barrio de Georgetown es el barrio más antiguo de Washington D.C.

Fue anterior a la fundación de la ciudad.

Es el que tiene la universidad

y donde viven muchos políticos de la ciudad,

porque es una zona bastante cara.

Una casa aquí puede costar alrededor de un millón de euros.

De hecho aquí el alquiler es muy caro.

Un piso de una habitación puede costar 2000 dólares

y uno de dos habitaciones 2500, eso es la media.

El estilo de este barrio es muy pueblo, casitas,

callecitas muy pequeñas...,

que para lo que es la ciudad es bastante pintoresco

y bastante diferente a toda la ciudad.

Las escaleras donde se grabó la película del exorcista.

Cuando se mete dentro de él el demonio, desde la casa,

justo se tira por estas escaleras.

Es un clásico del barrio, y si vienes a Georgetown

y no has visto las escaleras del exorcista,

no has estado en Georgetown realmente.

Estamos en la Universidad de George Washington.

Es donde doy clase actualmente.

Esta universidad siempre aparece en los rankings

como de las universidades más caras del país.

Una universidad privada como ésta o la universidad de Georgetown,

cuestan 55 mil dólares por año.

A lo que hay que sumarle los gastos de estancia, en las residencias,

a lo que se puede subir como unos 75 mil dólares por año.

Aquí vienen muchos jóvenes adinerados

pero también un poquito más de la mitad

de los estudiantes de esta universidad, está becado.

Ahora nos vamos a ir a clase,

que me pilláis a punto de empezar mi clase de español intermedio.

Hagan una descripción detallada de los personajes.

Los personajes ¿qué es en inglés? -"Characteres".

Los alumnos pagan muchísimo dinero aquí,

¿los profesores también cobran muchísimo dinero?

Los profesores no cobran tanto como los estudiantes pagan.

Pero cobran mucho más que en España.

El salario para comenzar de un profesor puede ser

entre 60-70 mil dólares al año.

Como veis, están terminando de comer,

pero es común.

-Creo que el español es una parte grande de mi vida.

Yo necesito usar diferentes lenguas con otras personas

y el español es muy bueno para hablar con vosotros.

¿En qué te gustaría trabajar?

En el futuro, no lo sé, tengo 18 años y no tengo un futuro.

-Aquí muchas veces empiezan la universidad

y no tienen una idea clara.

Entran en la universidad y exploran muchos temas.

Y después de explorar, digamos el primer año,

ya deciden qué carrera les interesa más.

Aquí no saben que quieren estudiar

pero si tienen claro que quieren tener un trabajo

dentro de las finanzas, por ejemplo,

o aquí es muy común decir, quiero ganar mucho dinero,

quiero tener un trabajo muy bueno que me permita ganar mucho dinero,

eso es algo muy americano.

Hemos llegado a Alexandria.

Es una ciudad que está como a 10 kilómetros de Washington.

Es una de las ciudades más antiguas de Estados Unidos.

Para ser Estados Unidos, el casco histórico

conserva muchos edificios del siglo XVIII,

que para ser Estados Unidos, eso es muy, muy antiguo.

Ahora os voy a presenta a mi novio, mi futuro esposo.

¡Hola!, ¿cómo estás? -Bien.

¿Qué tal Taylor? Encantado.

Veo que hablas muy bien español.

Así es, tengo una muy buena profesora.

¿Y algún refrán te sabes?

A cada cerdo le llega su San Martín.

Dios ayuda a quien madruga. -A buenas hora...

-Mangas verde.

¿Habláis en español normalmente o en inglés?

Depende.

Los fines de semana español y entre semana inglés.

A menos que estemos peleando que entonces los dos hablamos

su idioma nativo.

Pero eso ocurre poco. Muy poco.

¿A qué te dedicas?

Soy consultor de energía renovable.

¿Hay bastantes energías renovables aquí?

¿Se le está dando importancia a eso?

Cada vez más.

Todavía la mitad del país no cree en el cambio climático,

entonces eso es un problema,

pero como en California hay mucha energía solar,

mucha innovación, está aumentado cada día.

-Es un mercado de comida. De productos frescos de la región.

Es una vez por semana.

Los tomates, el jengibre, las cebollitas...

Mira aquí tenemos tres dólares por una libra,

que es como medio kilo.

-La comida sana es más cara aquí,

por eso tal vez los norteamericanos no comen tan sano.

Si no tienes tanta plata es muy difícil comer sano.

No disfrutamos la comida, es como algo para sobrevivir.

Cuando voy a España, la comida dura dos o tres horas.

Tomamos una siesta. Caminamos una hora.

Y ya regresamos a cenar.

-Hemos llegado aquí,

a lo que es el paseo fluvial de Alexandria.

Es la zona desde donde salen todos los barquitos

hacia los distintos muelles de Washington.

Estamos en el río Potomac.

Aquí tenemos el monumento a Washington, el Obelisco,

y se construyó en dos fases.

De hecho si te acercas un poquito

se ve que tiene dos colores diferentes,

de dos mármoles diferentes,

porque durante la Guerra Civil hubo un parón,

y cuando se reanudó pues ya no había el mismo tipo de mármol

y hay dos colores.

La parte de enfrente es Rosslyn,

que ya es el estado de Virginia. Allí están todos los rascacielos

y las sedes de las empresas más importantes de Washington.

¡Ahí va el presidente, sí!

¿Cómo os conocisteis vosotros dos? ¿Cómo fue esa historia?

Bueno, nos conocimos en Miami hace ya seis años.

Era cuando yo vine a Estados Unidos como para un año.

Pero resulta que al finalizar mi año,

lo conocí a él en Miami

y me volví a España porque se acababa mi beca,

pero desde España como que dije:

¡Quiero volver! Que allí me he dado algo.

-Nos vamos a casar el verano que viene en su pueblo,

en Salamanca. De hecho está cerca Guijuelo.

Y como es una boda guijuelense,

tenemos que tener tres cortadores de jamón,

lo cual me sorprendió cuando me lo dijo la primera vez.

Estamos en la calle U con la calle 14,

y es el barrio de la vida nocturna.

Este es un barrio tradicionalmente negro,

de hecho hay más población negra que blanca en Washington.

Es un lugar que lleva muchos años en la ciudad.

Es visitado por muchas personas famosas.

Tienes que venir a comerte el perrito caliente,

entonces vienen los pobres, los ricos, los presidentes,

los famosos, los actores...

Aquí estamos con Virginia,

la fundadora de este restaurante tan emblemático de Washington.

Estamos dentro de las cocinas,

tenemos mucha suerte de que nos lo quiere enseñar

y cómo se hacen los perritos calientes de primera mano.

La mostaza, la cebollita y ahora viene la salsa famosa,

que tiene la salsa chile que tiene carne picada,

que es el ingrediente secreto.

(Hablan en inglés)

Aquí tenemos a las mejores amigas que tengo en Washington, Gabriela.

¿Qué tal Gabriela? Hola.

¿De dónde eres tú?

De Denver. Hago un doctorado en lingüística.

Como Sandra, bueno Sandra ya terminó.

-Megan. -Hola.

¿Qué tal Megan? Bien.

¿De dónde eres tú? Yo soy de acá, de Pensilvania.

¿Y ese acento como argentino?

Sí, mi mamá es porteña. -Esta es María.

¿De dónde eres tú? De Valladolid.

Yo trabajo en el FMI.

Es súper interesante.

Realmente te enteras de todo lo que está pasando

en política económica en el mundo.

-Oye, ¿puedo saludar a la familia? Mamá, papá, Pablo y Luis,

os mando un beso muy fuerte y os echo de menos

y os quiero.

Ha sido un placer, nos veremos en España chicos.

¡Nos vemos en España!

Pasadlo muy bien. Gracias. Adiós.

-Soy Gonzalo, soy ingeniero aeronáutico.

Trabajo en el sector espacial hace muchos años.

Me vine a Washington hace 14 años

a vender tecnología espacial española a la NASA,

y a otros operadores de satélites.

Hola Luis ¿cómo estás?

Muy bien y ¿tú? Muy bien, encantado de verte.

Esto es uno de los sitios más famosos,

uno de mis sitios favoritos de Washington.

Tenemos aquí la vista del monumento Washington

y aquí está el memorial de Lincoln.

Todo el mundo recuerda seguramente la película Forrest Gump,

donde hay una concentración aquí que es histórica,

una manifestación gigantesca en contra de la guerra de Vietnam.

Es una de las escenas que todo el mundo recuerda.

Este es el presidente Lincoln,

una estatua absolutamente imponente.

Fue elegido un poquito antes

de que empezara la Guerra Civil de Estados Unidos.

Estuvo al mando del país

durante todos los años de la Guerra Civil,

y cinco días después de ese fin de la Guerra Civil,

Lincoln es asesinado.

Aquí en los pies del memorial de Lincoln,

con un cuarto de millón de personas concentradas aquí,

tuvo lugar un discurso que es uno de los discursos más importantes

de la historia de Estados Unidos y es el discurso de Tengo un sueño,

de Martin Luther King.

Martin Luther King fue asesinado en el año 68 por sus ideas.

Tiene una importancia muy grande

para todo lo que es la lucha por los derechos civiles,

por la igualdad en Estados Unidos.

¿Tú como acabaste en Washington?

Yo estaba trabajando en una empresa tecnológica española.

Se me ofreció la posibilidad de venir a vender

tecnología espacial española a la NASA

y a otros operadores de satélites.

¿Tecnología espacial a la NASA?

Sí, un amigo me decía que era como si un americano

se fuera a España a vender paellas,

y por eso me gustaba la aventura.

Lo cierto es que lo logramos y hay productos

controlando misiones muy importantes de la NASA.

Estamos en el Memorial

de los Veteranos de la guerra de Vietnam

y esta estatua representa la diversidad

en los soldados que lucharon allí.

Un soldado blanco, un soldado afroamericano

y un soldado hispano, destacando en particular

la aportación de las minorías.

Este es uno de los sitios más impactantes

del Memorial de los Veteranos de la guerra de Vietnam,

aquí están los nombres de los cerca de 60 mil fallecidos

en acción de combate.

Viene la gente a grabar el nombre de un familiar que falleció

en la guerra de Vietnam.

El Cementerio Nacional de Arlington es un cementerio militar,

abierto exclusivamente, a veteranos de cualquiera de las guerras.

La tumba del soldado desconocido es un lugar simbólico

de gran importancia

y que intenta reconocer el sacrificio de las personas

que han luchado y han dado su vida por su patria en distintas guerras.

Esta es la tumba de John Kennedy,

el presidente que fue elegido en el año 1961.

Fue asesinado en el año 63, en Dallas.

Probablemente el entierro que más se recuerda

de los que han tenido lugar aquí, en este cementerio de Arlington.

Pues este es el Udvar-Hazy Center

que es parte del Museo del aire y el espacio

de la institución smithsoniana.

Esto es un Black Bird,

este es el avión más rápido de la historia

con propulsión tradicional, sin motor cohete.

Es un avión espía que se utilizó

en la guerra fría durante casi 30 años.

Llegó a volar a velocidades

de tres veces la velocidad del sonido.

Este avión hizo un vuelo entre Londres y Nueva York

en menos de dos horas.

Pues tenemos una parte importantísima

de la historia de la II Guerra Mundial.

Es el Enola Gay.

Es un B-29, es una súper fortaleza volante

que soltó la primera bomba atómica

sobre la ciudad de Hiroshima, en Japón.

Vamos a ver el Space Shuttle Discovery,

pero además nos lo va a contar una persona muy especial

y muy espacial.

Es mi amigo Miguel, Michael López-Alegría.

Miguel, muchísimas gracias, lo primero de todo.

Encantado.

-Michael voló en el Space Shuttle Discovery,

este mismo que tenemos aquí, en el año 2000.

Es un veterano de cuatro misiones espaciales,

tres con el Space Shuttle y una en la Estación Espacial Internacional.

¿Cuál es tu conexión con España?

Nací en Madrid,

pero nos fuimos cuando yo tenía menos de dos años.

Vivimos tres años en Boston y lo demás en el sur de California.

¿Cuántas veces has estado tú en el espacio, Miguel?

He ido al espacio cuatro veces, tres en el Transbordador,

e incluso una, en este.

Y una vez en la cápsula rusa Soyuz para pasar siete meses

como comandante de la EEI, eso hace 11 años.

Este aparato lo diseñaron en los años 60-70, ¿no?

Con la tecnología que había en ese momento.

Y voló por primera vez en el año 81.

Pero con esa tecnología tan primitiva,

comparado con lo que tenemos hoy.

Mira, tienen cinco ordenadores

y cada ordenador tenía capacidad de 512 KB.

O sea, eso tiene tu móvil, tu reloj, como 1000 veces más.

¿Cómo es esto por dentro?

Es muy pequeño, la parte que vemos con los cristales

es un compartimento como puede ser la cabina de un 747,

y todo lo de detrás es un compartimento de carga.

¿Cómo es ver la tierra desde el espacio?

Es muy difícil, incluso en inglés,

explicar cómo es porque son sensaciones

que son ajenas a casi todo.

Pero ves una Tierra en paz, tranquila

y no se notan las fronteras.

Luego los colores son híper impresionantes

y ver todo el horizonte con el cielo detrás es alucinante.

Cuando uno se sube a esto sabiendo que va al espacio,

¿qué pasa por su cabeza?

Bueno, mira,

en ese momento ya había pasado el momento de miedo, ¿no?

Lo he asumido hace mucho tiempo.

La cuenta atrás es increíble porque ya sabes que,

cuando llegue a cero, algo va a pasar.

Todos tenemos una sensación que en inglés

se llama la "overview effect",

que venimos del espacio un poco mejorados, ¿no?

Y eso me parece muy bonito,

y si eso pasara a más gente, pues el mundo sería un sitio mejor.

Quería ser futbolista, bombero...

Lo típico, ¿no? Y fui a la academia naval

y no tenía muy claro que quería ser piloto.

Me interesaba más ser submarinero

y luego pasé unos días en un submarino

y me dije que no, que para nada.

Estaba mirando una revista donde hablaba

de la escuela de piloto de pruebas de la Marina Americana,

y ahí ponía todos los que habían salido

que se habían convertido en astronautas,

y en ese momento el sueño renace

y desde entonces me enfoqué en esta carrera.

Te hemos traído un pequeño regalo de España,

un pequeño detalle. ¡Anda!

Espero que te haga ilusión.

Creo que te puede conectar con tu tierra un poco.

¿Sí? A ver qué te parece.

Cuando iba a salir en mi primera misión,

en el año 95, quería llevar algo español,

entonces llamé a la embajada americana en Madrid,

me dieron una bandera española,

una bandera de la Comunidad de Madrid

y una bandera del Real Madrid.

Una semana después suena el teléfono

y se pone alguien que era entonces el presidente.

Dice, tengo entendido que eres madridista

y yo, que en ese momento no sabía si madridista o madrileño,

yo creía que sería madrileño, pues llevo así toda mi vida,

entonces me invitó a hacer el saque de honor y todo.

Miguel, ha sido un placer enorme.

Igualmente, Luis.

Un orgullo y hemos disfrutado mucho escuchándote.

Muchas gracias, Miguel. -Gracias, Gonzalo.

-Pues estamos en Glen Echo,

que es la meca del swing en la costa este de Estados Unidos.

Esta es Lisa, mi chica.

Nice to meet you. Mucho gusto.

-Los americanos no tienen sentido del ridículo.

Esa es una cosa que aprendes rápidamente.

De hecho no existe ni siquiera la traducción

de la palabra "sentido del ridículo".

Entonces, cuando llevas aquí suficiente tiempo,

acabas perdiendo el sentido del ridículo

y te da lo mismo.

Desde los años 20-30, cuando estaba el swing en su pico de interés,

esto estaba repleto de gente.

De hecho, en esta sala,

pues puede haber hasta casi 1000 personas.

¿Dónde está tu futuro?

Mi futuro está, de momento, en Washington,

tengo a mi hija, tengo a Lisa... No tengo planes de vuelta

pero me gusta volver a España siempre que puedo.

Un abrazo muy fuerte a mi familia de Madrid

y de Burgos y de Valladolid,

y a todos mis amigos de España. Y al resto de España,

encantado de estar con vosotros, muchísimas gracias.

Ha sido un placer, Gonzalo. Muchas gracias.

Gracias. Adiós.

Disfrutad. Bye, Lisa.

Soy Fernando Bolívar, soy biólogo y pintor

y estoy en el Museo de Historia Natural de Washington

realizando trabajos artísticos

para un proyecto de investigación científica.

Buenos días, Fernando. Hombre, me alegro de veros.

¿Qué tal compañero? ¿Qué tal, Luis, cómo está?

Muy bien, ¿y tú? Muy bien, pues deseando veros

y deseando contar esta maravilla de museo.

¿Cuál es?

Pues el Museo Nacional de Historia Natural, de la Smithsonian.

La Smithsonian Institution

es la fundación de todos los museos nacionales de Estados Unidos,

y este es uno de los más importantes,

si no el más.

Aquí, aunque no os lo creáis, hago pintura.

Aquí, en un museo de ciencias naturales,

no es lo normal,

pero es pintura aplicada a un proyecto científico,

que se investiga en el caribe,

pero que se estudia aquí en los laboratorios de aquí.

Estamos en el Hall principal, y ese es el elefante Henry,

que es el que da la bienvenida

y sirve para explicar la vida del elefante en África.

The Ocean Hall es la que está más relacionada

con el trabajo que yo hago.

Esta es la parte, digamos, que habla de toda la fauna

y biología marina, invertebrados...

Esta es la típica ballena que se encuentra

por toda la zona del norte del Atlántico.

Vemos el modelo y vemos luego el esqueleto real.

Aquí está el calamar más grande del mundo

que es el calamar gigante.

Tiene 11 m, y es curioso, porque además procede de España.

Procede de la zona de barca de Bilbao.

¿Qué representa para ti estar trabajando en un museo como este?

Una pasada.

Y encima trabajar, no solo como biólogo,

sino como artista, también, que es mi otra gran dedicación, ¿no?

Este es el celacanto.

Esta es una especie que se creía que no existía,

que era fósil simplemente

y apareció solamente en dos puntos de la tierra.

Cerca de Madagascar, en la costa africana y en Indonesia.

Y es muy importante porque es la evolución del pez

hacia el anfibio.

O sea, a partir de este pez evolucionaron

las primeras salamandras

y lo que luego se convirtieron en ranas.

Este rinconcito me encanta porque es súper ecológico

y artístico a la vez, y social.

Esta señora se dedica a extraer basura y plásticos del océano,

reciclarlos y hacer obras de arte.

El museo lo ha destacado porque le importa mucho la conservación,

el tema ecológico.

Carole Baldwin, ella es bióloga y doctora en biología marina.

Es mi supervisora, mi jefa.

Se están descubriendo nuevas especies,

porque se está entrando en la parte más profunda del Caribe,

que ahí está la zona de Curazao, el norte de Venezuela.

Carol, are you here? Come in, come in.

Carole Baldwin.

Nice to meet you. Nice to meet you.

I'm Luis.

Este es mi laboratorio.

No es un laboratorio al uso, están la parte artística

y la parte científica colaborando.

Explícame, ¿tú que haces aquí?

Pues la verdad aquí me lo paso bomba,

porque estoy entre científicos y también artistas que hay aquí.

Y realizo un trabajo que es reflejar una especie,

en este caso son especies nuevas descubiertas en Curazao

y que se pretende que lleguen al público.

¿Y cómo puede llegar más al público?

Pues mediante una técnica que llame más la atención

y que se vea de otra manera.

Y, entonces, esta técnica permite verlo en 3D

con unas gafas que diferencian y filtran las longitudes de onda.

Ponte estas tú más fashion.

Estas son más de científico loco.

Estas son tuneadas, hechas por mí.

¡Anda!

Pero de pronto el pez sale del cuadro.

Ves cómo sale la aleta y está esta parte, lo rojo, sale.

Oye, está muy guay, eh.

Y tiene un entramado... Dale con el pincel

como si estuvieras pintándolo

y verás cómo se te mete dentro del pincel.

Me parece muy original, ¿no?

Sí, la verdad es que de esta forma no...

Sobre todo las gafas que nos quedan fenomenal, estamos guapísimos.

Yo no sé si difundiremos la ciencia,

pero para ir al carnaval estamos.

Esto es el Mall.

La parte casi central del Mall, que es un parque.

Y a los dos lados del Mall están casi todos los museos

y edificios importantes.

Este es el castillo Smithsonian, que es el primer museo Smithsonian.

Un centro cultural de investigación sobre todo de la ciencia

y de la cultura en general.

Realmente, Washington está hecho de museos

y de edificios del gobierno, ¿no?

Todos los ministerios, la embajada de todos los países...

Pasad, pasad.

Aquí tengo todo lo que necesito para poder pintar.

Esto, lo que preside el estudio siempre es la cama, ¿no?

Aquí es donde se pone uno para estudiar,

para tocar música, para lo que sea, para trabajar incluso.

¿Y cuánto cuesta un estudio como este?

Bueno, a mí me lo han dejado a un precio especial

a través de una amiga y tal, pero es sobre 1.550.

Además de pintar, ¿también tocas?

Pues intento seguir con la tradición de la música

que también la inicié muy jovencito.

Recuerdo aquella vez, que yo te conocí,

recuerdo aquella tarde, pero no me acuerdo ni cómo te vi.

Pero sí te diré, que yo me enamoré de aquellos lindos ojos,

de tus labios rojos que no olvidaré.

¿Dónde vamos a terminar el día, Fernando?

En el Marvin, un sitio típico americano, típico de aquí de DC

y encima con el lujo de tener unos buenos músicos en directo.

Fíjate, tenemos, de nuevo, picto-cajón, vamos a ligar la música

con la pintura mediante la percusión.

¿Cómo se te ocurren estas cosas, Fernando?

Pues viviendo la pintura y viviendo la música.

Los pinceles, que son los dedos

en el papel que va a ser el soporte de la obra.

Fíjate, menos mal que esto es acuarela y no hay problema,

esto se limpia fácil.

Pues sigue disfrutando, ha sido un placer.

Gracias. Muchas gracias a vosotros.

Que vaya muy bien.

Gracias, que lo paséis muy bien.

-Me llamo María José Bravo, soy de Barbate, Cádiz

y me vine a Estados Unidos cuando me casé, para conocer mundo,

porque soy muy curiosa, y llevo 25 años aquí.

Muy buenos días, María José. Hola, ¿qué tal?

¿Cómo estás? Muy bien.

Este es un barrio de Chevy Chase,

que es una zona de los alrededores de Washington.

La casita es una casita modesta para la zona.

La zona está llena de mansiones y de casas de muy alto nivel.

Aquí tenemos a la familia que,

no sé, se han desperdigado. Mi marido, José Alberto.

-Trabajo para la Marina de Guerra Americana, en submarinos.

Mi padre era Venezolano, diplomático.

Nací en Costa Rica, no he vuelto. Me dice es muy bonito.

Un joven de 17 años, ¿qué vida puede hacer,

qué planes puede hacer?

Como están más lejos las cosas si quieres hacer algo

con unos amigos tienes que ir en bicicleta

o en coche a la ciudad.

¿A qué edad puedes empezar a conducir aquí?

A los 16 tú puedes conducir con un adulto contigo.

Este, desde luego, hasta que no tenga 20 años

o más, que yo le vea la cabecita madura,

no se mete en un coche solo, vamos, y menos con el mío.

¿Y tú, por ejemplo, qué te sientes, norteamericana, española?

Yo me siento de aquí,

porque aquí es donde voy al colegio, donde vivo...

Pero cuando voy a España me gusta estar ahí, pero,

no sé, es más como sólo por vacaciones, ¿sabes?

Después de un rato ya echo de menos la formalidad de aquí.

Es que en Barbate, no sé, todo es como muy a la ligera.

¿Algún recuerdo de España, de tu tierra, hay por aquí?

Hombre, claro, tengo ahí al Rey, también

y mi bandera de España que no me puede faltar.

Ahí estás de reina, eh.

Aquí doña Letizia estaba al lado, pero digo yo...

¡Ah, la has quitado de la foto!

Si la sacas del marco así, está doña Letizia.

Hemos llegado a la ciudad de Annapolis.

Es una ciudad muy inglesa, me traslada un poco a lo nuestro,

a Europa.

Aquí la gente, realmente, viene a pasar un día de tranquilidad,

de sol.

Estamos en una de las calles más antiguas que tiene Annapolis,

de los primeros colonos que llegaron.

Y muchas de estas casas aún se conservan.

Son del XVII y del XVIII.

Todas de madera, que era la construcción típica de la época.

A mí me recuerdan a las casetas de madera

que teníamos nosotros en la playa.

Estamos dentro del Statehouse,

que es la sede del gobierno de Maryland.

Estamos en la parte más antigua del edificio.

Es la sede parlamentaria más antigua de Estados Unidos.

La ciudad de Washington no estaba establecida como tal,

como capital de Estados Unidos.

Esta ciudad fue capital de Estados Unidos temporalmente.

Esta fue una de las 13 colonias

que se rebelaron contra el dominio británico.

Esto es súper importantísimo.

Es la carta escrita de su puño y letra de George Washington

renunciando a su puesto de comandante en jefe

del ejército continental.

-Tuvo la visión de decir, no, los militares aquí no mandan,

mandan los civiles.

Renunció a su nombramiento de general y se fue a su casa.

-Aquí estamos junto a la estatua de George Washington

renunciando a su cargo delante del presidente del Congreso.

Aquí en el Congreso, no se permitían mujeres,

entonces montaron para el evento tan importante que era este,

una galería ahí y parece que su mujer

presenció este hecho desde esa galería.

¿Cómo os conocisteis vosotros dos?

Pues de casualidad, en Barbate.

Nos presentaron unos amigos comunes que tenemos

y el me invitó al mes siguiente, ¿verdad?

Me invitaste a venir a Estados Unidos

y conocí a su familia y me encantó.

Lo que pasa que en aquella época

las relaciones eran por teléfono y por carta y salía más barato

casarte que llamar todos los días por teléfono, ¿no?

Nos vimos tres o cuatro veces y yo empecé a contar los días.

Y digo, pero si yo me estoy casando con alguien que he visto 33 días,

no lo había visto más. Y digo, uy,

¿en qué me estoy metiendo? Pero mira, funcionó.

Un lugar típico para comer, el Blue Crab,

el cangrejo azul, que cuando lo cocinan es rojo,

o sea, que no lo vamos a ver azul, lo vamos a ver rojo,

pero es lo más típico que hay por esta zona.

Es un sitio con mucha solera.

Yo creo que es uno de los que primero se establecieron

en la zona de Annapolis.

Nos van a pasar unas mazas y entonces nos vamos a liar

a pegarle hasta que podamos llegar al corazoncito,

que es lo de verdad. El cangrejo es así,

pero lo que te vas a comer es un trocito así.

Así que más vale que lo aproveches, porque son caros

y están buenísimos.

Bueno, bueno, bueno, bueno.

¿Pero esto qué es? Ah, y los tira aquí.

Los tira aquí.

¿Para qué crees que han puesto esto?

Ah, qué bueno.

Primero le tienes que quitar las patas.

Las patas delanteras guárdalas porque eso tiene carnecita.

Las de atrás tíralas porque no merecen la pena,

no tienen nada.

Esto es lo que diría Chiquito de la Calzada:

una "guarrerida" americana.

¡Ole!

Los cortas por la mitad, ¿no? No.

Quítale el caparazón, muy bien. Ahí, hasta el centro.

-No me lo vayas a echar en la cara.

-Y ahora los partes por la mitad. -Ahora lo tienes que limpiar.

Todo eso fuera.

Vaya proceso, ¿no? Para comerse el cangrejo.

Esto, no vengas con hambre, de verdad.

Cómete una barra de pan con mantequilla

antes de un cangrejo.

Lo único que se aprovecha del cangrejo...

Al final no queda nada.

Nada, por eso más vale que lo aproveches.

Cuando te lo metas en la boca di tú, no habladme.

Después de cinco minutos destrozando un cangrejo,

esto es lo que voy a comer.

No, hombre, rebusca, que hay más.

Está buenísimo, pero...

¿Cómo está? Está buenísimo, ¿verdad?

Está buenísimo. Alex, ¿cómo lo llevas?

Eso córtalo por la mitad. -No sé, no sé cómo se hace.

Es que no sé qué tengo que comerme y qué no tengo que comerme.

Creo que prefiero una hamburguesa.

-Oye, por favor.

Lo llevo fatal y con el hambre que tengo, peor.

En lo que tú te comes uno, José Alberto se come tres.

Esto es peligrosísimo, comer con él cangrejo.

Si no es por ti, hoy no comemos, ¿eh?

Ha salido volando por los aires.

-No se le debe dar mucho, pero es que si no, no comes,

entonces aquí vamos rápido.

Ah, muy bien. Muy bien.

Esto es... Ni me hables.

Oh, qué rico.

Buenísimo.

Se nota, María José, que ha habido una batalla aquí, ¿no?

Miedo me da mirarlo, miedo.

-Y aquí también, aquí también está la batalla.

-Yo prefiero un plato de carabineros,

si te digo la verdad.

Así unas gambitas de la bahía de Cádiz.

¿Tú volverías a España, a tu tierra a vivir?

Claro que volvería.

Yo, además, cuando nos jubilemos, ¿no?

Esos son nuestros planes. -Es el plan.

-Sí.

Que por muy bien que se viva aquí...

Como la tierra de uno, a mí que me dejen.

A mi familia de Los Barrios y a mis hermanos, mis sobrinitos,

a todo Barbate y sobre todo a mis padres.

Un besito a todos.

Pues muchísimas gracias, familia, ha sido un placer, ¿eh?

Hasta luego. -Adiós.

Que vaya muy bien, adiós. Adiós.

Fernando, estamos ansiosos.

Ya salgo, ya estoy.

Vamos, vámonos.

-Hombre, un despacito, ¿no? -Tú quieres bailar lento ya, ¿no?

-Yo no quiero bailar nada, porque no sé bailar.

-Hombre, español, hay que bailar.

-¡Viva España! -Adiós.

Este rico pasodoble, este rico pasodoble

y se deje de otras cosas.

Este rico pasodoble y se deje de otras cosas.

Españoles en el mundo - Washington, Distrito Columbia

20 jun 2019

Clips

Los últimos 2.097 programas de Españoles en el mundo

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios