Dirigido por: Ricardo Sánchez Montero

Programa que se acerca a destinos de todo el mundo a través de los españoles que han decidido instalarse en otro país. Estos ''nuevos emigrantes'' ofrecen su particular punto de vista sobre el país que los ha acogido y explican sus anécdotas sobre cómo son sus vidas allí.

Este contenido no está disponible en Estados Unidos, Canadá y República de Chile por restricciones de derechos.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5234179
No recomendado para menores de 7 años Españoles en el mundo - Bali y Lombok - ver ahora
Transcripción completa

Bañado por el océano Pacífico y el océano Índico,

hoy visitamos Indonesia.

Son 17.000 islas, de las cuales 6.000 están habitadas.

Indonesia es, para surfear, de los mejores lugares del mundo.

Indonesia es el país con mayor número de musulmanes,

en esta realidad, contrasta la isla de Bali,

donde la religión mayoritaria es el hinduismo.

Rica en cultura, costumbres y tradiciones,

visitar Bali es un disfrute para todos los sentidos.

La religión es lo más importante, es su salud,

el dinero, su protección, todo en la vida es religión.

-Esta danza es muy especial, no usan ningún tipo de instrumento.

Visitaremos la isla de Lombok, la que dicen que es la nueva Bali.

Estamos en una de las playas más bonitas del mundo.

Esto que ven es "peresean", una lucha de palos,

la realizan los Sasak, la etnia más mayoritaria de Lombok

y lo hacen para invocar a la lluvia.

Dicen que cuanta más sangre se derrama en la pelea,

más lluvia va a venir.

15km cuadrados de paraíso,

esto es una isla en la que el transporte solo es

a pedales o a caballo.

¡Taxi!

Cuando yo pisé esta isla, fue mágica.

Uno de los colores que predominan en Indonesia

es el verde, el de terrazas de arroz, como esta.

El arroz es una de las principales fuentes económicas del país

y en la mesa balinesa el pan de cada día.

Kilos y kilos de arroz.

-Van haciendo las terrazas, el agua va bajando

y es la manera de cultivar el arroz en el sudeste asiático.

Bienvenidos al paraíso, bienvenidos a Bali.

Hola, mi nombre es Cristian.

Descubrí el surf con 21 años y Bali es mi casa.

Aquí os enseño la parte del baño,

por aquí tengo la cocina, el comedor.

¿Qué os parece mi casa?

Buenos días. Hola.

Intentamos surfear cada día,

combinar el tema del trabajo y del surf.

La primera vez que vine a Bali fue en 2004.

Antes hacía seis meses en Barcelona y seis meses en Indonesia,

trabajaba, hacía algo de dinero y venía solo a surfear.

En el 2004, esta zona era única para surfers

y no había casi gente, no había Internet,

no había servicios.

Solo veníamos los que buscábamos surfear en Bali.

¿Las de Bali son de las mejores olas del mundo?

Indonesia es, para surfear, de los mejores lugares del mundo.

¿Qué tal? Ha estado divertido.

Dicen que el peor baño de surfing es

mucho mejor que un día en la oficina.

Así que no nos vamos a quejar.

Miguel es muy buen amigo mío, lleva muchos años viviendo en Bali.

¿Qué tal? Muy bien, encantado.

¿Balinés? Casi, de Pontevedra.

Solemos vernos en el agua. -O echando unas cervecitas.

¿Qué tiene el surf que os atrapa tanto?

Es adictivo, es el estilo de vida.

No solo es el surf, es el surf y el estilo de vida.

-Yo me vine hace siete años por lo mismo que Cristian,

por las olas, hay mucha frecuencia de olas

y muy buen ambiente en el agua.

Aquí no hay los localismos que puede haber en otros sitios,

estás mucho más cómodo.

-Dejamos a Miguel en el lugar espantoso.

Nosotros nos vamos para la oficina.

Hasta luego. Hasta luego, encantado.

-Utilizamos la Scooter,

esto es lo que usamos para llevar la tabla,

es muy común en Bali, todos los surfers deberían tenerlo.

Ya estamos en la oficina, se acabó el placer,

me cambio y os presento a mi equipo.

No hay mucha diferencia, nos ponemos pantalón corto

y cambiamos la camiseta vieja por una camisa,

tampoco está tan mal.

Nos dedicamos a vender villas, terrenos.

El tema de construcción tengo a mi socio indonés, que es él.

Él es local, Yakarta, de la capital.

¿Le puedes preguntar cómo es trabajar con un español?

Nos lo tomamos en serio.

Os voy a presentar al resto. Ella es Raquel y Bina.

-Muy responsable.

Lo que eres es muy joven.

Para tener una empresa así en Indonesia,

¿es fácil montar un negocio?

Empecé desde muy abajo,

vi un potencial muy importante,

porque este país es muy joven.

Me recuerda a España en los años 80,

que quedan un montón de cosas por hacer

y creo que estamos en el sitio adecuado

y en el momento adecuado.

Ahora os voy a enseñar

una de las villas que tenemos en Pandawa,

es una villa muy "luxury".

Lo más impresionante de esta villa, aparte de la construcción en sí,

son las vistas.

Esta es la vista que tenéis al entrar en la casa.

Es lo que llamamos "luxury", es algo muy especial.

¿Cuánto puede costar?

Puede rondar los cinco millones de dólares.

Este es el salón principal,

tenemos la parte de sofás con vistas al océano.

Muy balinesa la decoración.

El cliente es local, es de Yakarta.

Hay una diferencia,

cuando el propietario es extranjero o indonesio

lo notas en la decoración.

Una de las siete habitaciones, imagínate despertarte cada mañana,

abrir la puerta de tu casa y tener estas vistas.

Esto es lo que hablamos, si los tuviera, los pagaría también.

¿Construir en Indonesia es barato? No es tan barato.

Lo que sí es barato respecto a Europa

es la mano de obra.

Pero a nivel de materiales es un poco más barato,

pero no es superbarato.

No considero que sea muy barato construir en Indonesia.

Bali es como el Ibiza asiático, una isla pequeña,

con unas parcelas limitadas y demanda superalta.

A partir de ahí, hace que los precios suban.

Te hemos preparado una pequeña sorpresa,

el masaje balinés es muy famoso y solo tienes que relajarte.

¿Cómo es un masaje balinés?

Consiste en puntos de presión por todo el cuerpo

para que te vayas relajando un poco, aliviar tensiones de todo el día.

¿Es algo que los balineses hacen? Es bastante cultural.

Siempre verás a la mujer dando un masaje al hombre,

el hombre a la mujer, entre ellos...

Es bastante común.

Es una cultura cercana, se tocan bastante.

No tienen el tabú como podemos tener en Europa:

"Si no te conozco, no te toco".

(Habla en balinés)

-Nos está diciendo

que ya desde pequeños ellos ya tienen esta cultura.

Se pasa de una familia a otra, es como una tradición.

(Habla en balinés)

-Consiste en los puntos de presión bien aplicados para relajarte.

Me relajo escuchando el ruido del mar.

Muy mala vida.

¿Dónde estamos ahora? En el templo de Ulluwatu.

Es uno de los templos más grandes que hay en Bali enfrente del mar.

Nos estamos poniendo un sarong

para no mostrar las rodillas, las piernas,

en señal de respeto a los dioses balineses.

Vienen turistas de todos los sitios del mundo.

El templo de Ulluwatu es increíble.

Tenemos un acantilado que queda en el océano Índico

y es muy bonito.

Son bastante tolerantes. Aquí cada uno va un poco a lo suyo.

Conviven las religiones con bastante armonía

respecto a otros países.

Esta es una danza especial balinesa.

Es un coro de 70 personas

en el cual no usan ningún tipo de instrumento.

La historia es de un hombre que queda poseído

y se comunican con los espíritus bailando.

Este señor se llama pemangku y es como el cura de la ceremonia.

Los está limpiando y bendiciendo a todos.

Ahora están haciendo una limpieza, una purificación.

¿En qué se basan los rituales de la cultura balinesa?

El elemento principal es el agua, el fuego, la tierra...

Los elementos de la tierra son muy importantes.

Los balineses son un pueblo muy ceremonioso.

Esto lo hacen haya turistas o no.

Hay otras ceremonias más pequeñas, más privadas,

en las cuales también lo hacen.

Es un tipo de danza balinesa.

Se gesticula mucho con los brazos,

la manera de mover las manos, la mirada,

los ojos cómo los abren, parpadean ...

¿Qué has aprendido aquí en estos años?

He aprendido a ser más paciente,

a aceptar otras culturas que no son las mías

y sobre todo a ser tolerante.

¿Quieres mandar un beso a tu familia?

Un beso a toda mi familia, a mis amigos

y os espero en Bali si queréis venir a visitarme.

Un placer. A vosotros. Gracias.

-Hola, soy Marta y vivo en Lombok,

una de las 17.000 islas de Indonesia.

Para mí es una isla muy auténtica y os la voy a enseñar.

Buenos días, Marta. Buenos días, María.

¿Cómo estás? Muy bien. ¿Y tú?

Esta es mi oficina, la mejor que he tenido nunca.

Esto es un berugak, que es donde se hace la vida,

donde se toma café, donde se hacen reuniones...

Todo se hace aquí.

Antes de empezar a construir cualquier cosa,

lo primero que se pone es el berugak.

¿Tú a qué te dedicas?

Estamos en el Martas Windows. Es un hotel pequeño.

Os lo voy a enseñar. Esto es muy local.

El tipo de construcción de los bungalows en punta

es típico sasak de la isla.

Estas son las vistas que tenemos desde los bungalows.

Todo muy verde, la piscina...

Está catalogado como un hotel de tres estrellas,

pero normalmente lo que más hay es estándar,

es lo que suele haber en Indonesia.

-Buenos días.

(Habla en balinés)

¿Qué tal?

¿Es la primera vez que trabajan con una española?

¿Son buenos trabajadores? Son muy buenos trabajadores.

(Habla en inglés)

¿Es muy difícil arrancar un negocio en Indonesia?

Muchas limitaciones,

aquí todo se lleva con mucha calma y es todo muy relajado.

Estamos en el mercado de Kuta. Puedes encontrar cualquier cosa.

Hay puestos de gafas, de lentes, de herramientas,

de ferretería y de todo.

Estos son los espetos indonesios.

Este pescado suele ser local y lo suelen asar en cáscara de coco,

entonces tiene un sabor muy rico.

En Málaga lo que más nos gusta son los espetos de sardinas.

¿Y de precio?

Barato, 50 o 60 céntimos el espeto.

Esto es tofu fresco. Se come muchísimo.

Es uno de los productos que más se usa.

Esto se llama tempeh.

Es soja fermentada,

tiene un montón de propiedades y está muy rico.

¿La gente conoce Lombok?

Está empezando a conocerse un poquito más,

está poniéndose muy de moda,

pero es verdad que al principio me decían que dónde era eso

y eso es al lado de la isla de Bali.

Indonesia son 17.000 islas,

de las cuales 6.000 están habitadas y el resto deshabitadas.

Cada isla es diferente.

Suelen tener su propio dialecto, su propio idioma,

su propia cultura y tradiciones.

En Lombok tenemos la cultura sasak

con el idioma sasak.

Hemos llegado al poblado de Sade, que es un poblado tradicional

donde siguen viviendo todavía como hace 60, 70, 80 años.

Lo más tradicional de la isla.

(Habla en sasak)

Es la cultura sasak,

que es una etnia nativa de las últimas que quedan en Lombok.

Es el segundo jefe del poblado

el que nos va a llevar un poquito y a dar información.

(Hablan en sasak)

Este poblado existe hace 15 generaciones

y se casan solamente entre ellos, no se casan con gente de fuera.

(Habla en sasak)

-La cultura sasak dice que es toda una forma de vida.

Las tradiciones, las ceremonias, tienen su idioma propio de Lombok,

que se llama sasak también.

¿Cuánta gente vive aquí?

Hay 150 casas donde viven 700 personas.

Esto es cómo hacen el hilo del algodón.

Se saca primero en color blanco

y luego usan pigmentos naturales para darles el color.

Aquí las niñas aprenden a tejer desde que son pequeñas.

Lo usan sobre todo para tejer los sarong.

Los venden y es una forma de subsistir.

(Habla en sasak)

-Dice que lo que más necesitas es paciencia,

pero que no es tampoco muy complicado hacerlo.

(Habla en sasak)

-Tienes que enganchar el hilo con la mano

e ir dándole vueltas.

(Habla en sasak)

-Es complicado. Hay que tener práctica.

Se te da, se te da. Ella lo hace mejor que yo, seguro.

Estos son los sarong que se hacen con diferentes colores.

Los hombres también usan sarong,

la única diferencia es la forma de ponérselo.

Lo usan casi a diario.

(Habla en sasak)

Está contenta.

No ha ido al colegio

porque no quería perderse "Españoles por el mundo".

Esta es su casa.

Es una casa típica tradicional sasak.

Está todo hecho artesanal a mano.

Bambú, paja y excremento de búfalo con barro,

que dicen que tiene propiedades antibacterianas,

repelente de mosquitos y aísla la casa del calor.

¿Cuántas personas viven aquí?

(Habla en sasak)

Dice que unas seis o siete personas. Padres, hijos...

Aquí todavía las familias son con bastantes hijos,

cuatro, cinco o seis niños.

En esta parte de fuera duermen los hombres

y las mujeres duermen dentro, donde se cocina.

¿Esta señora qué hace?

En cualquier visita que hagas a cualquier lado,

lo primero que te ofrecen es un café.

Se llama café Lombok.

Tienen su propio café, lo tuestan y lo muelen,

hierven agua, le echan las dos cucharadas,

lo mueven y tienes que esperar que los posos se asienten,

porque si no te los bebes todos.

¿Qué años puede tener esta señora?

(Hablan en sasak)

75 años.

Me dice: "Yo hago café, no me preguntes la edad".

Tienen humor. Sí, tienen humor.

Habla sasak, no entiende indonesio.

El indonesio aquí

se puso en las escuelas hace 10 o 12 años solamente.

Lo hicieron

porque cuando viajaban de una isla a otra

entre ellos no se entendían.

La gente mayor no habla indonesio, habla sasak.

(Hablan en sasak)

50.000 rupias. ¿Eso es caro?

(Habla en sasak)

Que le compremos unos paquetes de café.

Son buenas comerciantes.

Contenta porque le hemos comprado café.

Vamos a ver lo que se llama el sasak peresean,

que es la lucha de palos.

Es una mezcla entre lucha y baile.

Se dan fuerte.

Lo usan para los rituales de lluvia.

Dicen que cuanto más sangre se derrama en las peleas,

más lluvia va a venir.

Estamos en Selong Belanak,

una de las playas más bonitas del mundo.

Es espectacular.

Nos vamos a meter en el agua con un barquito.

-Me llamo Ari.

-Me llamo Ranna, encantado de conocerte.

-Estos son los profesores de surfing,

los pescadores de aquí.

Les dicen "beachboy" a todos.

Esta es la red que usan para pescar, o con caña les encanta.

Son muy aficionados a la pesca con caña.

Ellos viven en la playa, ellos tienen los negocios,

los restaurantes, dan las clases ahí,

duermen ahí la familia, su vida es aquí,

24 horas al día en la arena.

Este es un restaurante local y es donde ellos viven.

Esta es como mi madre de Indonesia, es la que me cuida,

aquí me he quedado a dormir con ellos en la playa

viendo las estrellas.

Un buen pez, esto es lo que no hemos pescado.

Es un pescado local. Un buen pescado.

Son lo máximo, lo poquito que tienen lo comparten.

Que mi madre no se preocupe, que me están cuidando.

Esta es la cañada real de Lombok, el poblado de pescadores está allí,

los suelen tener allí,

los cruzan tres o cuatro veces al día

a pastar al campo a la derecha de la playa.

Son búfalos indonesios, despacito.

Se pueden tocar, son mansos.

Los pequeños son para comérselos.

Aquí tenemos al pastor de búfalos.

Más de 20 años los llevan cruzando por esta playa.

¿Cómo conviven los búfalos con los bañistas?

Dice que muy bien, que se llevan muy bien.

Los búfalos se usan en las ceremonias y para cocinar.

El estofado de búfalo está riquísimo.

¿Dónde llegamos ahora? A mi casa.

Aquí tenemos el grupo de la pequeña familia de Indonesia.

Los primeros fueron él, Cristian y Alberto,

después vine yo y detrás ha venido muchos más.

-Es una isla de oportunidades.

Está creciendo mucho, tiene mucho desarrollo

y es un sitio donde aún se pueden hacer cosas.

¿Quién es el alcalde de Kuta Lombok? ¡Marta!

-En indonesio.

-Marta lo sabe todo.

Tienes una duda. ¿A quién llamas? A Marta.

¿Qué te ha dado a ti este lugar? Felicidad, lo más importante.

Quiero darle un beso muy grande a mi niño, a Alejandro,

y a mis padres.

A todo el resto de la familia.

Ha sido un placer, Marta, a ti y a todos los amigos.

Me llamo Pablo, soy de Málaga,

me vine aquí porque me enamoré de mi mujer y de Bali.

Aquí estamos, que vamos a ver una cosa extraordinaria.

Pablo, buenos días. Hola, María.

Estamos en la zona este de Bali,

un sitio extraordinario para el buceo.

Aparte del buceo tan bonito que hay,

es que hay mucha variedad de mantas, de tortugas, de tiburones,

es un sitio extraordinario, fuera y dentro del agua.

Estos barcos tienen estos laterales para tener más estabilidad.

Hoy tenemos un día extraordinario, tenemos nada de olas,

la visibilidad es espectacular, el agua está calentita.

¿Qué es el buceo para ti?

Al principio fue un trabajo, me metí como buzo profesional,

soldando, cortando.

A una espátula le pones cemento, limpiando barcos de 80 metros.

Las manos y los brazos reventados.

Era un curro, sí que debajo del agua,

un obrero mojado, pero bien chulo.

Un fin de semana me fui a meterme con unos amigos y vi peces.

Eso era una cosa como estar en la luna,

peces alrededor tuyo

y es lo más bonito que hemos visto nunca,

por eso te engancha

y el resto de mi vida espero que siga así.

Qué pasada.

Estamos en Tirta Gangga, en el palacio del agua.

Antiguamente era de los reyes, tenemos unos arrozales,

los cuales se llaman "Arrozales reales".

El agua que sale de este sitio va a regar esos arrozales.

Está reconstruido,

la explosión del volcán del 63 lo destruyó.

¿Por qué estás en Bali? Por mi mujer.

A mi mujer la conocí en Maldivas, tuvimos nuestro niño.

Por comodidad y por tener a la familia cerca:

"Vamos a probar unos meses".

Después de estar por aquí un tiempo, me quedo con Bali.

Es gente muy familiar, dentro de Asia son muy amables

y siempre nos van a dar la bienvenida.

Tenemos los tiburones cocodrilos, que los tenemos por aquí,

vamos a intentar sacarlos a la luz.

Si no les pones el dedo gordo, no hay problema.

Estamos en la casa de mi suegra,

donde tenemos a la familia concentrada.

Estos son sobrinos.

Ahí tienes unas cuantas hermanas de mi mujer.

-Hola. -Esta es Agus.

Encantada.

¿Cuántas hermanas son? Cuatro hermanas, que falta una.

Con nuestro niño, 21.

¿Es habitual tener tantos hijos en Indonesia?

Sí.

Hasta que no tienen al niño, no paran.

Si yo tengo cinco niños,

cinco niños van a trabajar y después me van a mantener.

Las chicas se van a la familia con el que se casa,

no cuentan con ella para el futuro.

Cuantos más niños, más riqueza, mejor vas a tener tu jubilación.

Esta es la furgoneta de mi suegra,

se dedica a la venta de arroz, de aceite, pienso para cerdos.

Lo importa, lo trae aquí, lo distribuye por Bali y Lombok.

Aquí tiene kilos y kilos de todos materiales,

arroz, pienso, aceite.

Lo tiene almacenado por toda la casa.

Es un poco desastre,

dentro de ese desastre tienen su orden.

El primer día que llegué, el día antes de casarme,

nos quedamos aquí y fue por la noche.

Solo olía a cerdo, escuchaba ruidos y los coches pasando todo el día.

Cuando me levanté por la mañana, esto era una experiencia diferente.

Puedes visitar Bali y templos, que es una cosa preciosa,

pero venirse aquí te cambia la vida.

Esta es mi suegra, es la sacerdotisa de todo el poblado.

Este es el uniforme, de blanco.

Para ellos, la religión es lo principal.

El 70% de su salario es para la religión, para las ofrendas,

para todas las decoraciones que veis en la calle,

para los templos.

¿Qué tiene ahí?

Se le llama "chanan",

son las flores con la hoja de palmera,

y esto lo ponen todos los días.

Todos los días en la puerta de la casa.

El agua es sagrada para purificar.

¿Cuántos dioses tienen?

Tienen uno

y luego tienen diferentes dioses en cada cosa representados.

-Mata Hari.

La primera ofrenda que se le hace es al dios del Sol.

¿Esto es para el dinerito? Sí.

¿Qué papel juega la religión en un lugar como Bali?

La religión es lo más importante,

es su salud, el dinero, su protección,

todo lo que es en la vida es religión.

¿Son tolerantes con el resto de religiones?

Sí que lo son.

Aquí conviven todas las religiones, musulmán, cristianos, budistas.

¿Y la relación con el español? ¿Cómo lo ve la suegra?

Como su hijo.

Yo soy el único que me han acogido para hacerme hinduista

y me han acogido de fuera.

Por eso yo estoy dentro de su familia

y me tiene que tratar como un hijo.

Vemos el arroz, kilos y kilos de arroz.

¿Es una sociedad muy familiar?

Sí, hay muchas reuniones familiares, cualquier cosa se comparte mucho,

el dinero, comida.

Te abres una birra pequeña y te la bebes.

Aquí es una birra, un vaso

y uno es el que la llena y lo va dando.

El primer día lo cogí y le metí un trago y todo el mundo:

"¡No! Esto se comparte, todo se comparte".

Y va en un orden.

¿Qué sabían de España antes de conocerte a ti?

Poquito, poquito. -España, telenovela.

-Son telenovelas sudamericanas que se las aprenden de memoria

y por eso aprenden un poco de español.

¿Y esta cosita? Wayan José. Tiene un año y medio.

¿Por qué Guayan? Es el primer hijo.

Se le llama Wayan, Putu, Gede o Luh.

Teníamos que elegir

y pensé el nombre dependiendo de llevarlo a España.

Si es Putu o Gede lo acribillan en la escuela,

así que Wayan suena guay, más americano.

Vámonos al poblado a ver lo que vemos.

Estamos entrando en el poblado de Bug Bug,

uno de los pueblos más antiguos de toda Bali.

Muy chulo.

(Habla en balinés)

Aquí hay mucho negocio local.

Se vende mucho arroz, no le falta un plato a nadie.

A la derecha tenemos el baño público

donde la gente viene y se baña desnudo

para hombres o mujeres.

En casa tienen baño,

pero es que antiguamente no lo tenían y era una comuna.

¿Cómo os conocisteis vosotros dos?

Estábamos trabajando en un resort en Maldivas.

Éramos 150 empleados en este sitio y 10 mujeres.

Después de los seis meses yo ya hablaba con los cocos

y llegó ella, entonces fue un suspiro.

A las dos semanas empezamos a quedar

y de ahí surgió todo.

¿Qué le gustó a ella de ti?

¿Tú volverás a España, Pablo?

Yo no lo sé,

pero por ahora vamos a disfrutar todo lo que tenemos mucho y más

y que siga esto así de bien para delante.

Chicos, aquí os dejamos. Muchas gracias.

Un besito para mi madre, para mi padre,

para mi hermano Guille, para mi abuela Maruja

y para todos los que tenemos allí.

Ha sido un gusto conocerte. Encantado. Un placer, chicos.

Nos vemos en otra ocasión. Gracias. Adiós.

-Hola, me llamo Marta.

Soy diseñadora

y en Bali he encontrado la inspiración

en cada rincón.

Hola. ¿Qué tal? Buenos días, Marta. Bienvenidos.

¿Cómo estás? Muy bien.

¿Esos quiénes son? Mis compañeros de piso.

Ahora mismo creo que hay ocho, pero esto varía.

Siempre me han gustado los animales y en Bali es fácil,

porque hay un montón de perros abandonados

y es el caos total.

Esto es la piscina, el jardín...

Esta es la habitación.

Los cuartos de baño son exteriores, que eso a mí me gusta mucho.

¿Te duchas al aire libre? Sí. Ahí un templo.

Y mientras están haciendo las oraciones...

¿Cuánto pagas de alquiler por una casa como esta?

Con todos los gastos, unos 1.000 euros al mes.

¿Es caro para ser Bali? Sí que es caro.

Ha subido un montón y sigue subiendo.

Tienes que pagar un año o dos por adelantado.

Primero consigues un precio mucho mejor,

porque si no te arriesgas

a que al año te incrementen mucho más el precio.

La casa es como un museo moderno.

Siempre me ha gustado mucho el tema del reciclado

y empecé a crear esto con las maderas,

como "skylines".

En la estación de lluvias,

las playas traen un montón de maderas.

Cada bloque de apartamentos es un país.

Esto sería Vietnam, España, esto sería Italia, Francia

y esto sería Bali con los surferos, las balinesas...

Siempre me ha encantado dibujar, desde pequeña,

y de repente aquí he sacado toda mi creatividad.

A lo que realmente me dedico es al diseño de moda.

Aquí tenemos cuatro tiendas. La ropa la creamos en Bali.

Aquí hay una parte de montaje,

pero otra parte es donde se ensambla y donde se termina.

Hola.

Este es uno de los talleres

donde hacemos la mayor parte de nuestros modelos.

Llevamos trabajando casi cinco años.

¿Es muy artesanal el proceso? Sí.

Primero lo cortan, luego montamos,

proceso de bordado y luego lo vuelven a cerrar.

Bali tiene fama porque la gente trabaja muy bien

y tienes la facilidad

de no tener que encargar grandes cantidades,

como ocurre en China.

Están muy bien cotizados y muy buscados.

Un buen costurero es una joya y entonces hay que cuidarlos.

Ellos lo saben.

Todo siempre muy naif, como muy infantil,

pero fresco al mismo tiempo.

¿Tú eres muy así también? Sí, yo soy naif total.

La vida es color, la vida es alegría.

Ponerle ese toque a la vida es lo que me gusta.

No todo el mundo se la pondría,

pero la gente que se la pone no pasa desapercibida y le gusta,

se siente distinta.

Me voy a cambiar

y nos vamos a dar una vuelta por Ubud,

que todavía nos queda una hora para llegar allí.

¿Cómo vamos? En moto.

Vamos a vivir la experiencia balinesa.

Seguidme.

¿No hay normas aquí? Sí, pero es un poco más anárquico.

No hay muchas señales si te has dado cuenta.

-No, nunca. Aprendí aquí.

¿Económicamente Bali está creciendo mucho?

Muchísimo.

En la playa donde vamos siempre había 1 restaurante

y ahora yo creo que hay 50 en los últimos 6 años.

En estos arrozales hace tres años no había nada

y de repente todo el mundo quiere construir una casa u hotel,

engancharse al carro del desarrollo, del turismo,

que es lo que realmente da dinero en Bali.

Tengo que echar gasolina. ¿Dónde hay una gasolinera aquí?

Espérate, vamos a buscarla.

Aquí están las botellitas.

¿Vamos a parar aquí a echar gasolina?

Sí. "Hello".

¿Esto es gasolina?

Esto es gasolina.

Hay dos calidades, la azul y la amarilla.

La azul es mejor. Huele a gasolina, eso sí.

¿Cuánto cuesta aquí la gasolina? 50 céntimos.

¿Un litro? Sí.

Es muy barato. Ha subido muchísimo.

Cuando llegué, yo creo que estaba a 20 céntimos.

Vamos a los arrozales de Tergalalan, que son patrimonio de la Unesco.

Van haciendo las terrazas, el agua va bajando

y es la manera,

como son todo superficies montañosas,

de cultivar el arroz en el sudeste asiático en general.

En cada esquina casi hay templos,

porque hay una diosa que es la que protege el arroz.

Se utiliza para todo. Las ofrendas empiezan con el arroz.

Cuando hay una buena cosecha, lo festejan también con arroz.

Cuando hay sequía,

también hacen ofrendas para que llueva.

¿Tú por qué saliste de España?

Trabajé en Cooperación muchísimos años en África.

Vinimos una vez de vacaciones

y vimos que era un buen sitio para montar un negocio.

Tampoco sabía muy bien lo que iba a pasar.

Creo que la vida debe ser una aventura.

Tienes que realizar tus sueños, perseguirlos,

y, aunque no lo consigas, lo has intentado,

y eso es lo más importante.

Estamos en una cascada que se llama Blangsinga.

Es una de las más grandes.

Hay un montón de cascadas,

sobre todo por el norte y por la zona de Ubud.

Bali tiene esta fuerza.

Es pura naturaleza,

sobre todo en cuanto sales un poco de las zonas turísticas

y te pierdes.

Para mí Bali es eso.

Todavía tiene esa fuerza y esa tradición.

¿Y vienen los novios a hacerse fotos?

Esto es muy típico. Gente de India y de otros países.

(Hablan en inglés)

Ellos se van a casar en agosto y hacen las fotos ahora.

Va muy guapa.

¿Las novias visten con lentejuelas y con este estilo?

Sí, esto es muy estilo balinés. Les gusta así.

(Habla en inglés)

Aquí hay ceremonias para todo, prácticamente cada día.

(Hablan en balinés)

Van al templo. Simplemente.

Simplemente van al templo.

¿Hablas español? Un poquito.

Mucho español viene aquí.

¿Mucho español viene aquí? Sí.

El mes de junio está dedicado al dios de Shiva.

-Ah, de Shiva. -Esta ya ha terminado.

-Ahora estamos en el corazón de Ubud,

tienes que tener cuidado con la mochila.

Si se te sube un mono, no haces nada.

Que se suba y que se baje, si no, puede ser peor.

Estamos rodeadas de monos.

Hay unos 600 monos en la Monkey Forest.

Hay muchas peleas entre los grupos, son muy territoriales.

Los templos de los monos datan del siglo XIV.

Es muy hinduista.

¿Podemos acercarnos?

Normalmente no se puede contactar con los ojos,

parece que es algo dominante, como que se sienten atacados.

¿Qué están haciendo ahora? Se están despiojando.

Incrementan los lazos a través de despiojarse.

¿Qué te está quitando?

Las gafas, todo.

¿Qué hacemos? No haces nada.

¿Me quedo quieta? Abren y eligen. Dale la botella y que coja él.

Suéltala.

No quiero estar cerca de este mono.

Vámonos de aquí ya.

Me da mucho miedo.

¿Volverás a España?

De visita me encanta,

voy dos o tres veces al año y me gusta mucho.

De momento, no me veo allí.

¿Qué es lo que más echas de menos de casa?

A mi familia y la comida y el vino.

A todos mis amigos, a mi familia, un beso enorme.

Que vaya muy bien, te dejamos aquí.

Cuídate, que los monos son muy malos.

Hola, soy Itziar, vine de vacaciones a Indonesia,

me encontré con este paraíso y me quedé aquí.

Esta es isla es Gili Air

y me tiene enamorada desde que la pisé.

Buenos días. Buenos días.

¿Dónde estamos? Estamos en Gili Air.

Mirad mi paraíso.

¿Es una islita?

Sí, la de al lado se llama Gili Meno

y la otra, con la montañita, es Gili Trawangan.

Esta es la isla entre medias,

no es ni muy fiestera ni muy tranquila.

Ahí tenemos la isla de Lombok,

que es donde vamos a hacer las compras

y cosas importantes de bancos.

¿Nos ponemos a pedalear? Vamos.

Todo el mundo nos movemos con las bicis

o el carro de caballos.

Cuando me moví de España, venía buscando relax,

tranquilidad y vivir en el paraíso, es muy romántico.

Un sitio para enamorarse. Sí.

Los chicos son muy románticos.

Luego te presento al mío.

¿Tienes chico aquí? Sí, tengo un chico local.

Tiene un puesto de pareos, de pulseras.

Todos viven del turismo, hoteles, restaurantes, tiendas así,

siempre hay turistas, todo el año.

Toda la isla te conoce. Sí.

Es maravilloso,

te levantas y siempre estás: "Hola, buenos días".

-Barcelona. -Atlético de Bilbao.

-¿Bilbao? -Sí.

Ellos no saben dónde viven, porque míralo, sentado aquí.

Si vende tickets, bien, si no vende tickets, también.

Vamos a hacer un poco de snorkel.

¿Cómo conociste las Gili?

Vine a Bali, venía para un mes,

el segundo día vine a las islas Gili y me quedé 25 noches.

Todas mis vacaciones aquí.

Cuando pisé esta isla, fue mágica.

Gili es "pequeño" en indonesio.

"Air" es "agua" en indonesio

y es porque fue la primera en la que había agua dulce.

Y después de esas vacaciones, decidiste volver.

Fui a España, me metí en la oficina y dije:

"Me parece que este no es mi sitio".

Cogí mi maleta: "Vámonos para allí".

Sé que esto es lo que yo quiero.

¿Qué vamos a ver ahí abajo?

Unas tortugas

y un monumento subterráneo increíble.

¿Dónde estamos ahora?

En mi hotel y en mi restaurante.

Vamos a recepción.

(Habla en balinés)

No ha trabajado nunca antes.

Tiene 18 años.

No le avergüenza hablar con los clientes,

que es muy importante.

La gente es muy tímida, tanto los chicos como las chicas.

Aquí tenemos el restaurante,

tenemos Indonesia, tenemos un poquito de español.

¿Comemos un poquito?

¿Trabajan mucho las chicas aquí?

Las mujeres, en cuanto se casan,

lo único que piensan es en tener hijos y en poco más.

De momento, esta no se nos ha casado,

está echándole el ojo a uno de los "staff".

El papel de la mujer es como en España hace 40 años,

sus hijos, su cocina.

Los chicos son un poco machistas.

Ya lo tiene todo.

Yo soy "bulé", a los extranjeros nos llaman así.

Yo soy diferente.

¿Qué tenemos aquí?

Esto son los vegetales con salsa de cacahuete.

Vamos a comprobar si es "spicy", es el "vegetable curry".

¿Es muy difícil montar un negocio como estos

y que tire para adelante?

En Indonesia, para el extranjero, no es nada fácil.

Necesitamos muchos permisos de trabajo,

los documentos de la empresa son muy caros.

Si quieres hacer un hotel como este en España,

para mí sería muy difícil o imposible.

La inversión que he hecho aquí,

con ese dinero no podría hacer nada en España,

comprarme un garaje.

Parece que no pica.

El poquito ese es nada para ellos. Sí pica.

Alguien que se casa.

Son unos locales, pero no se casan hoy.

Ahora van a casa del chico y ahí tienen que estar una semana

y todo el mundo va a darle la enhorabuena.

Después de la semana, se casan.

¡Taxi, taxi!

¿Es una isla cara?

Se puede comer muy barato en restaurantes locales.

En hoteles sí se nota la diferencia en Bali,

es un pelín más caro.

Tenemos hoteles de lujo, tenemos hoteles medios, bungalós,

tienes mucha diversidad de precios.

¿Dónde estamos?

Estamos en el supermercado de la isla.

Hemos venido a comprar electricidad para el hotel.

Me dan un ticket con un número,

yo voy al contador, meto el número y se acabó.

Y así lo recargas. Sí.

¿Cuánto cuesta la electricidad?

Gasto unos 90 euros al mes en electricidad.

En el contador tengo 0,03.

De electricidad. Sí, nada.

Ahora tenemos otro problema,

la electricidad de la isla está...

Suele pasar, se va la luz.

Cuando hace mal tiempo, siempre nos quedamos sin luz.

Pero yo nunca he estado más de un día entero sin luz.

Los productos locales no son muy caros,

las típicas galletas suelen costar 10.000, que son 60 céntimos.

Si nos vamos a otros productos,

que ya son más conocidos para nosotros,

sube el precio.

Me gusta mucho desayunar con yogur natural y fruta.

Este yogur cuesta 4,5 euros.

Carísimo. Muy caro, sí.

Necesito comer algo más que arroz picante.

(Habla en balinés)

Estamos en una parte de Gili Air,

que es muy famoso para ver el "sunset",

este es el típico columpio, aquí está mi chico esperándonos.

¿No os dais besos cuando os veis? No.

Él es musulmán y se ve muy mal eso de darse besos.

Cuando yo vine, los indonesios no me gustaban.

Le conocí en la obra de mi hotel,

le vi subiéndose a una palmera a buscar los cocos

y me pareció increíble.

La cosa más sexi que he visto en mi vida.

Así lo cuento siempre.

Tiene una vergüenza que se muere.

Mogollón. Lo pasa mal.

Vamos a ponernos cómodos, a sentarnos, a tomarnos algo

y vamos a ver el "sunset", que es todo un espectáculo.

¿Cómo eras en Bilbao?

Era de estar todo el día de compras, capitalista total.

Y aquí no necesito nada, unos pantalones cortos y un niqui.

¿Quieres mandar un beso a la familia?

Mando un beso a mi familia, a mi hermana, a mi madre,

a todos mis amigos.

Estoy en el paraíso,

no os preocupéis por mí, que ya volveré.

Te dejamos disfrutando de tu paraíso.

Muchas gracias, adiós.

Se nos ha ido bien.

Ya hemos pasado la cuesta. Ya está pasada.

-Se lo has dejado ahí. Venían los dos a por mí.

¡Páralo, páralo!

¿El palo? No.

No aprendo.

Lo vamos a dejar aquí, querida.

Españoles en el mundo - Bali y Lombok

23 may 2019

Clips

Los últimos 2.092 programas de Españoles en el mundo

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios