www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5272498
Para todos los públicos Ese programa del que usted me habla - 10/06/19 - ver ahora
Transcripción completa

(Aplausos)

¿Qué tal? ¿Cómo estáis? (LOS DOS) Bien.

Yo, "regu", ¿eh? ¿Eh?

Estoy "regu". Yo me iría a casa.

Esto se hace entre dos. Claro, yo me iría.

Hombre, pero... El ojo me duele, pero puedo ver el "cue".

Yo me iría a casa. Sí, aparte, puede ser contagioso.

O algo, y el público no está preparado.

Yo me iría a casa. Me quedo.

¿Sabéis qué pasa? Es que a veces tengo la sensación

de que estaríais mejor sin mí. (LOS DOS) No, no.

Oye, que estoy aquí. ¿Eh?

Que veo, o sea, tengo una cosita en el ojo, pero os veo.

Igual que veo el "cue", me quedo, me quedo, me quedo.

(Aplausos)

¡Me quedo! Hoy empezamos hablando de Estonia.

Hombre, Estonia, joer, Estonia,

mi república báltica favorita, me encanta, sí.

Sí, me mola mucho, no como los letones,

que me dan un asco... Bueno, pues el país báltico

es de los más digitalizados del mundo,

por lo que se ha convertido en el entorno ideal para albergar

las capacidades defensivas y ofensivas

de hasta 21 países en el marco de la OTAN.

Sí, y es que Estonia sufrió en 2007 un ciberataque por parte de Rusia,

que paralizó al país. Vamos, que el país entero

hizo pantallazo azul. Gracias a esto se han puesto las pilas,

y ahora acogen el centro de excelencia

de defensa cibernética cooperativa, una organización con un poder

casi a la altura de forocoches, la verdad.

Ya, bueno, ¿pero sabemos para qué exactamente lucha el centro?

Bueno, pues de momento, contra las campañas para influir

en la opinión pública, las "fake news",

y el espionaje por parte de Rusia y China,

pero también contra posibles ataques a infraestructuras críticas,

como centrales eléctricas o aeropuertos

que podrían dejar a Europa así.

Pero bueno, yo tengo toda mi confianza en los estonios.

Alberto, ¿se dice estonios o estones?

Yo digo los Rolling.

(Risas)

Miramos afuera, porque Donald Trump y Kim Jong-Un

han llegado hoy a Hanói para su segunda cumbre

sobre la desnuclearización norcoreana, las, ya sabéis,

únicas cumbres donde Trump pues es algo así

como el único normal de la reunión, ¿no?

Sí, el líder norcoreano ha llegado como una estrella de Hollywood,

saludando desde una limusina, y como siempre,

rodeado de su escolta. Eso sí, después de un viaje en tren

que ha durado 60 horas, ha sido un viaje muy duro,

sobre todo para la escolta, que ha tenido que ir corriendo

junto al tren, ¿vale? Ha sido muy fuerte.

¿Qué pasa, que quería ahorrar el abono transporte o algo así?

Debe ser, normal, porque después de tantas horas, lo normal

que lo primero que hiciera fuera echarse un piti.

Para la primera cumbre, las expectativas eran tan bajas

que con no desencadenar la tercera guerra mundial,

ya se ha dado por buena. Mientras tanto,

la Cámara Baja de Estados Unidos ha rechazado la emergencia nacional

de Donald Trump para desviar fondos

para la construcción del muro. Imagino a Trump comentándolo con Kim

en plan de quién hay que matar para que te hagan caso, y Kim,

pues te hago una lista, espérate que te...

No me faltan. Chicos, una cosa os digo,

esta es la segunda cumbre entre Trump y Kim, a la tercera,

ya sabemos lo que toca. Vamos con una noticia lingüística

preocupante, el lenguaje político,

al parecer, es cada vez más pobre y más simple.

Sí, un estudio ha analizado cientos de miles de discursos políticos

de las últimas décadas y la conclusión es alarmante,

se está utilizando un lenguaje elemental,

que rehúye la complejidad y el análisis.

Los políticos ya no tienen como referentes de la lengua

a grandes figuras como Shakespeare, Cervantes o el Fary, por ejemplo.

Ya, claro, el Fary, ¿no? En plan... Señorías,

aplástense en sus escaños, porque... ¿Quieres decirlo tú?

Sé que quiere decirlo ella. ¡Porque este decreto de ley

es un melocotonazo!

Tú tampoco lo has visto claro.

Tú, tampoco. Me he puesto nerviosa.

Y es que os voy a contar la noticia en la que estamos,

y es que la nueva generación de políticos ya no tiene

este verbo fluido...

"Cuanto peor, mejor para todos, y cuanto peor para todos, mejor,

mejor para mí. El suyo, beneficio político".

(Aplausos)

Dice la leyenda que si consigues hacer un análisis sintáctico de esto

delante de un espejo, se te aparece el fantasma de María Moliner

y te da un abrazo. Por otra parte, un claro ejemplo

de lenguaje político pobre y elemental fue este tuit

de Íñigo Errejón, que pone lo siguiente.

Solo le ha faltado rematar con el clásico "¿Sí o qué?.

No se les entiende nada a los jóvenes de hoy en día.

Yo tampoco he entendido el tuit de Íñigo,

y también te digo que luego os quejáis de Pedro Sánchez,

pero tuitea "Buenos días in the morning",

y por lo menos, se le entiende. Vamos ahora con la ronda rápida,

una sección que dura menos que Miguel Bosé

en la facultad de medicina.

(Música)

La atleta gallega Ana Peleteiro, campeona de Europa

en pista cubierta de triple salto. Sí, gana la medalla de oro

con una marca de 14,73 m, y supera el récord de España.

Por suerte, el salto es de longitud, si fuera de altura,

se daría con el techo de cristal.

Una foto desvela que en el Congreso de los Diputados

se sigue utilizando Windows XP. Los más sorprendidos por la noticia

han sido sus señorías, que han dicho:

"Ah, ¿pero se encienden, estos se encienden?".

Carles Puigdemont quiere que su república digital

tenga banco por internet y criptomoneda propia.

Estas han sido sus declaraciones en su refugio de Waterloo.

"República...

¡Ay! Como vino, se fue".

(Música "Bla bla bla")

(Música)

Con los compañeros de varios trabajos,

y la verdad es que Cristina, de las personas que conozco,

es de las personas más trabajadoras y que a las 7 de la mañana

está sonriendo. -Tengo mejor humor

cuando me levanto que cuando acaba el día,

según va evolucionando el día... Pasa, ¿no?

Debe ser por eso, nunca curramos al final de la hora laboral.

-Eso debe ser. -Muy buenas.

¿Qué traes hoy, Darío? Límites. Hoy traigo un límite

del que no se ha hablado, y Cristina, no tiene nada que ver contigo,

que es el límite de los estilismos capilares,

te juro que no. Tenemos el límite de los estilismos capilares,

que es algo de lo que se habla muy poco, pero creo que hay

un límite muy claro en lo que se llama popularmente

el corte "pollo Calimero".

¡Oh, qué bien me queda!

Hostia, yo imito a Calimero superbien.

No, Eva, no. Te voy a decir una cosa,

si te cortas el pelo así, podrás venir a trabajar

por lo menos una hora y cuarto más tarde.

Eso es verdad. Vamos a explicar qué es

el "corte Calimero". Era un corte que se popularizó

entre las mujeres oriundas de Bilbao en la década de los 80 y 90.

Pero ahora se ha traspasado al independentismo capilar catalán.

Lo lleva, por ejemplo, Carles Puigdemont,

que a ver, Carles, es admirable el pelaco que tienes,

yo te lo admiro mogollón, pero a tu edad, ese corte de pelo,

el problema es que pareces Noel Gallagher, de Oasis,

pero recién despierto y después de tres días de resaca.

Ahí está, míralo. Es Liam, es Liam.

¿Ah, sí? Después de cuatro días de resaca.

Tiene pelazo Puigdemont. Hombre, en este país

nos iría mucho mejor si el único problema de Puigdemont

fuera el pelo. -Hablando de flequillo,

otro de los límites importantes para esto del pelo

es que ahora se ha puesto de moda y es muy "trendy"

el flequillo a lo Hitler. Esto entre los hipsters se lleva mucho.

Yo tengo un problema con este tema, y es que la gente dice

que qué te va a hacer un hipster, si un hipster es sensible,

que le gustan los perros, que come vegano,

no tiene ni media hostia.

Me están entrando ganas de pintar, fíjate.

¿Es verdad que coleccionas, entre otras cosas,

fotos post mórtem? Es decir, gente muerta.

No se puede decir más claro. ¿Fotos de gente muerta?

Sí. ¿Qué pasa, que no conocéis muchos, no?

Pues hay quien colecciona búhos... Tendrá una explicación, o sea,

¿esto cuándo nace, y sobre todo, por qué nace?

Pues lo peor de todo es que no tengo mucho más que contar, o sea, es...

Gente muerta. Si lo que quieres saber

es de dónde viene la enfermedad, o sea, hace cuánto...

Estamos viendo algunas de tus fotos. Sí, efectivamente,

me gusta mucho la fotografía antigua,

y dentro de la fotografía antigua, claro, la fotografía post mórtem

es algo que hoy en día no es muy habitual,

porque la fotografía post mórtem se hacía para tener un recuerdo

de la gente que no había tenido una foto a lo largo de su vida.

Entonces, esas fotos que hoy vemos con morbo y con...

Con extrañeza y un poquito de pudor y repelús,

en realidad se hacían como un recuerdo

de los seres queridos en una época

desde mediados del siglo XIX hasta principios del XX,

en el que la muerte era mucho más cotidiana.

La gente estaba mucho más familiarizada con los muertos.

Se velaba a los muertos en las casas, era una cosa mucho más normal.

No se hacían fotos de vivos, y luego decían: "Ahora es el momento".

Había mucha gente que a lo largo de su vida no tenía fotos,

sobre todo, la fotografía... O niños que eran de corta edad,

y no les había dado ni tiempo. Efectivamente.

Hay mucha fotografía post mórtem infantil,

y yo tengo una gran colección de fotografía antigua,

y dentro de mi colección de fotografía antigua, pues...

Has colado esta sección, ¿no? Sí, la he colado.

¿Dónde las compras? Por Wallapop...

Si alguien pone: "Vendo fotos de niños muertos",

yo no quedo con esa persona.

Bueno, lo bueno es que las fotos no te salen movidas.

Claro, pero es verdad. Claro, claro.

Vamos a aprovechar para hacer una ronda de chistes,

pero tienen que ser malos, hacer reír con un chiste bueno

no tiene mérito. Empiezas tú, Leo. Venga, empiezo yo.

"Quería unas gafas. -¿Para cerca o para lejos?

-Para aquí, para el pueblo". Alberto.

"Qué bonito ese cuadro que tienes colgado en la pared.

-Es un Murillo. -Bueno, colgado en el murillo".

Zahara.

¿Qué es un pingüino menos un pingüino? Un "ningüino".

"¿Es aquí el examen de jardinería?

-No, es en otra planta. -Joer, pues empezamos bien".

"¿Cuántos horas dura tu jornada laboral? 8.

¿Computadas? -No, con con putadas, 12".

¿Otro tienes? Sí, hombre, tenemos otro.

Un tío en una boda que dice: "Joder, qué novia más fea,

hacía tiempo que no veía yo una novia tan fea, es una mujer fea.

Se oye una voz que dice: "Es mi hija".

Discúlpenme, no sabía que era el padre. Soy la madre.

(RÍEN) Lo arregló.

-Tengo mi periplo político ahora, os cuento, sigo con los viajes

por el bochorno electoral, y hoy traigo

las promesas políticas de campaña más locas de nuestra democracia.

Mariano Rajoy aseguró en 2008 que plantaría 500 millones de árboles

500 millones de árboles, Cristina, ¿qué opinas de esto?

-Que nos tendríamos que ir nosotros para que entrarían

los 500 millones de árboles. Que no cabemos todos.

No haríamos todos arboríferos. -500 millones ni uno más ni uno menos

más de 14 000 a la hora durante cuatro años, ¿vale?

La idea era plantar árboles

que nos permitan seguir plantando árboles

porque lo que no va a hacer nunca un árbol es plantar árboles.

Lamentándolo mucho, no obstante, en España no tenemos

nada que hacer contra el rey de las locuras

en campaña electoral, que es Donald Trump.

Voy a intentar, tengo un pequeño reto esta tarde,

compañeros de realización, por favor, ponedme un cronómetro

para ver cuántas promesas que ha hecho Trump

me da tiempo a meter en medio minuto. ¿Vale, estamos?

Ha prometido no volver a comerse una oreo hasta que se fabrique

en Estados Unidos. Cancelar las ciudades santuario,

acabar con la ciudadanía que se obtiene al nacer en el país,

asegurar la pena de muerte a los que asesinan a policías,

cancelar los visados de todos los países que no acepten

a los inmigrantes de vuelta, legalizar la tortura,

matar a familias de los terroristas, demandar a los que le acusaron

por acoso sexual, obligar a todo el mundo a decir "Feliz Navidad",

cancelar las ayudas en la lucha mundial contra el cambio climático,

cerrar partes de internet en las que trabaja Isis,

construir un muro entre México y Estados Unidos,

que México pague por esa muro...

Encarcelar a Hillary Clinton...

Yo ya no quiero ná.

Venga, nena, vámonos.

Es el día a día de este programa.

Canciones y bailes. Te vienes arriba.

Tienes fama de La 2. Este año es el año de las mujeres

y del Power en la música. Habrá gente que diga,

incluso ella misma, a ver, esa canción, feminista no es.

Es verdad que hay muchos temas más importantes

por los que el feminismo tiene que pelear,

pero está bien que las mujeres que siempre han asumido

o se les ha representado con un rol de sumisión o aceptación

y que viene un tío y le tienes que hacer caso, pues de repente,

llega a una pava y diga que no, hey, tronco, que no me interesa esto.

Que va a ser lo que yo quiera. Bueno, tampoco, pero desde luego,

lo que tú quieras porque tú lo quieras, pues tampoco.

Te has puesto un poco el Fary. Que por eso no te voy hacer caso.

Y por si acaso alguien no se ha enterado bien,

pues yo se lo voy a explicar así,

despacito, para que quede claro.

Versión indie del "Yo ya no quiero ná",

de Lola Índigo. Eso es.

Me vienes a buscar, ahora sí me vas a encontrar,

Mí, me, conmigo, lo que te digo, sola sin nadie más.

Esta es la situación, no me des una explicación,

en la baraja, la reina soy yo.

Pero yo he estado notando

que estabas imaginando

que yo bailaba pa'ti ná más, no, de ti yo ya no quiero ná.

Yo ya no quiero ná.

Yo ya no quiero ná.

Yo ya no quiero ná.

¡Maravilla, bravo, Zahara!

(Música)

Disculpad, tengo que contestar un tuit.

"@realdonaldtrump. Estimado imbécil.

Si tan mal te caen los hispanos,

puedes encontrar uno cada mañana en la puerta de la Real Academia,

calle Felipe IV, Madrid.

Me reconocerás porque soy el que te va a reventar la cabeza,

#terevientolacabeza". Enviar.

No veo a mis perros.

¡Churruca! ¡Catalina de Erauso! ¡Pizarro! ¡Spark!

Hola, ¿cómo están mis niños?

¿Qué tal? ¿Quién os quiere a vosotros?

¿Quién os quiere? ¡Nadie! ¡Nadie!

Por eso estáis conmigo, y porque el mundo es un territorio hostil

ajeno a todo sentimiento. ¿A que sí? Muy bien, venga.

En fin, adiós, amigas, adiós, espectadores,

y recordad, si descubro que alguno de vosotros maltrata a un perro,

lo mataré. A ver, chicos, venga, ahí está,

ya he recogido a lo vuestro, ahora os toca a vosotros

recoger lo mío, venga, que aquí viene el peñón de Gibraltar.

¡Epa, ahí!

(Música)

Te gusta la astronomía, y no sé, igual te hace ilusión esto.

¿Qué es esto? Ábrelo.

Qué ilusión, qué vergüenza, nunca me han dado un regalo,

me dan mucha vergüenza los regalos.

"Ese programa del que usted me habla"

ha comprado una cosa para ti. Un póster de Júpiter.

¡Hala, qué guay! ¿Qué dices?

Esto es un billete para irme... ¿Dónde?

No, es una estrella, es una estrella.

Pensaba que era un billete.

Claro, me ha dicho que es lo mejor que le ha pasado en la vida

y se cree que se va a la luna, no. Una estrella.

La estrella Taurus RA4H 39 minutos y 4 segundos de 9°...

¿Cuánto se ha pagado por eso? Se ha pagado mucho dinero.

Zahara, tu sueldo de hoy es para la estrella de Anni B. Sweet.

Lo doy encantada, se lo merece. -Muchas gracias.

¿Cuánto ha costado eso? Ya da igual, ya lo tengo.

20 E, me dicen. ¿Hemos pagado 20 E por una estrella?

¿En serio? Mi sueldo, todo mi sueldo.

Es mi puñetero cumpleaños y ella lleva aquí 2 minutos

y le regaláis una estrella, y a mí... No, no, es que...

Me lo curro todos los días este programa haciendo imitaciones,

me humillo en directo para toda España,

y a ella le regaláis una estrella, y yo vengo con un gorro,

que no me gusta ni siquiera hacer esto, que no me gusta.

Eva, un momento, mírame, ven, mira a cámara y di la verdad.

¿Tu madre te regaló ya una estrella? Mi madre me regaló una estrella.

Pues entonces no te quejes. Queremos formularte un test

que es el que le haces tú a los políticos

en el "Huffington post", para conocer sus gustos televisivos.

"Tú qué miras", sí. Eso, Mariola, "¿Y tú qué miras?.

¿Te parece bien que lo hagamos? Me parece muy bien.

Fenomenal, pues vamos a una ronda rápida.

Primera pregunta. ¿Con qué programa de televisión

te has quedado dormida? Pues mira, el último

ha sido el de Mercedes Milá, "Scott y Milá".

Voy a decirlo claramente, que no lo entendí bien.

Vale, solo quería darte... Yo no lo he visto.

Veo mucho la tele y entonces me quedo dormida muy a menudo,

entonces este ha sido el último. Pero un apunte, desde entonces,

¿miras la caca del váter? No.

Yo, sí. ¿Cuál es tu primer recuerdo televisivo?

Pues mira, yo, contra todo pronóstico,

no era una niña televisiva, con lo cual, yo recuerdo,

que ya tengo una edad, a Epi y Blas, que tampoco sabéis quién es.

Sí, hombre. Sabemos quién es Epi y Blas.

Pues a Epi y Blas los tengo porque me hicieron gracia

desde el minuto 1. Había sarcasmo desde el minuto 1.

Vale. ¿Qué es aquello que te hace reír y que no debería,

y viceversa? No, lo que me hace reír

y no debería, no, porque yo tengo la carcajada muy fácil,

y lo que me hace reír me debería hacer reír.

No me hace reír una cosa que le hace reír a todo el mundo

por ejemplo, que es "Lo que se avecina".

La serie, "La que se avecina", que a todo el mundo le hace reír,

y yo digo: "Coño, qué pasa...". Que no conecta contigo.

Exacto. Bueno, pero lo petan

incluso en las repeticiones, que eso es tremendo.

Y con los niños, muy importante.

Vale. ¿Cuál es el programa más friki que has visto?

A ver, el programa más friki es uno que hay en Estados Unidos,

y que aquí ha habido en las TDT, que se llama "Cazando osos".

Es un programa en el que la gente, cada semana...

Se caza un oso cada programa. Entonces te explican cómo se caza...

Estoy tomando nota, porque me interesa mucho.

Es acojonante el programa, es una cosa increíble,

pero en general, todos esos programas de "soy gordo", "soy fea",

"me voy a casar y mi suegra es una bruja"...

"Vestidos de Hollywood". Este tipo de frikismo

a mí me pasma que la gente siga aceptando ir a la tele

a contar semejantes intimidades y de una manera tan descarnada.

"Mi extraña adicción" era muy bueno. ¿Cuál?

"Mi extraña adicción". Sí, me como...

Me gusta ver los pañales, una cosa espantosa.

Vale, y para acabar, ese placer culpable

que jamás se podría confesar, pero que aquí, en La 2,

nos vas a contar. Va. ¿Habéis visto "Élite"?

Sí, no entera, he visto un par de capítulos.

Es un culebrón, por muy bien hecha que esté y tal, es un culebrón,

pero yo me la tragué con la excusa de: "Yo tengo que ver todo,

estoy viendo la tele, además, la estoy viendo con mi hija,

que tiene 13 años, porque así no ve sola,

y así, la guío y tal". Todavía peor.

Me la tragué entera. O sea, todavía peor,

es para ser buena madre. Para ser buena madre, totalmente.

¿Quién encaja mejor los chistes, quién tiene ahora mismo

de los políticos sentido del humor de verdad, no de postureo?

Pues fíjate que yo creo que en general,

el Partido Popular tiene bastante cintura en general.

Creo que Podemos al principio no tenía nada de cintura,

ahora ya pues van mejor de cintura,

y creo que el Partido Socialista, ahora mismo, no le queda otra

que tener un poco de sentido del humor,

porque entre los que se van, a los que quieren echar, en fin,

pues bueno, y en Ciudadanos,

pues normal, no sé, normal,

tampoco no da para mucho. Una cosa, calma chicha.

Sí, exactamente. Lo decías antes, tú has cubierto

sobre todo al PP, muchísimo, les conoces,

y yo creo que hay un líder que le tienes tan en la mente...

Vamos a hacer una cosa, vamos a ver si serías capaz

de reconocer las frases de Rajoy

solo con esas primeras palabrillas de poesía que tiene,

algo así como si yo te digo un: "Un plato es un plato...".

"Y un vaso es un vaso". Pues claro que sí, claro que sí.

Ha sido mucho tiempo. Ha sido mucho tiempo,

pero esa era fácil. Vamos a ver si sabes cómo continuar esta.

"Cuanto peor, mejor para todos, y cuanto peor, para todos mejor".

-"Para mí, el suyo, beneficio político".

Vale, vamos a resolver.

"Mejor para mí, el suyo, beneficio político".

(Aplausos)

Hablas "rajoyer". Sí, han sido muchos años,

y además, creo que esa era una parte de Rajoy

que le humanizaba bastante,

y a mí me parecía entrañable, qué quieres que te diga.

¿Alguna vez se te escapa hablar así? Ya te ha quedado en la cabeza eso.

Pues alguna vez lo utilicé para hacer alguna pregunta

en la sede del PP y tal, alguna vez lo he utilizado.

Y te entendían perfectamente. Sí, claro.

Es que es un idioma, en la academia se entienden.

Pero igual él lo hacía para ser entrañable,

rollo "si cambio las cosas", "El alcalde lo elige...".

Es que eso no lo puedes hacer a propósito, es que es imposible.

Vamos a ver si esta la has utilizado alguna vez.

"Tenemos que fabricar máquinas

que nos permitan seguir fabricando máquinas...".

¿Cómo termina?

"Porque las máquinas nunca fabricarán máquinas", o algo así.

Sí, bastante así, resolvemos.

"Porque lo que no va a hacer nunca la máquina es fabricar máquinas,

a su vez, ¿no?".

Bueno, afortunadamente, algo hemos avanzado,

por lo menos, pues ya no pasan cosas como la que te pasó a ti en Jaén.

Sí, sí, fíjate que yo que me creía ya la reina del "chanteglé",

una roja perdida, habiendo hecho Derecho,

defendiendo presos políticos, bueno, el mundo por montera, era todo,

voy con mi 600 a Jaén y tal, y llego allí,

y no me dejan entrar en la cárcel, estaban los presos políticos

en huelga de hambre, y yo quería ver en qué estado estaban.

El director no me dejó, una pelotera tremenda,

y me digo que ahora mismo voy a denunciarle.

Me llego yo al juzgado de guardia de Jaén, en un chiringuito perdido,

y digo: "Que vengo a denunciar al director de la cárcel.

-Qué valiente. A ver, el nombre". Salió el juez, el secretario,

a ver, el nombre. Cristina Almeida. Profesión, abogada. Qué lista.

Edad. 23 años. Qué joven.

¿Estado civil? Y yo se me había ocurrido casarme por primera vez

porque ya he dicho que me he casado otra vez también,

y he tenido pareja de hecho, de desecho y de todo, ¿no?

Y de repente...

(Aplausos)

De desecho hemos tenido todos alguna.

Todas tenemos alguna, por eso lo digo, para hacernos solidarias.

Le pilló casada. Me pilló casada,

y puse esa cara de tonta que te deja tres meses,

digo "Casada".

Y nada más decir "Casada", se frena el juez y dice:

¿Está ahí su marido? Y digo que no, mi marido está en Madrid,

estará durmiendo.

Y dice: "Es que usted no puede denunciar.

¿Cómo que yo no puedo denunciar,

si yo denuncio en nombre de todo el mundo?

Pero en nombre de usted tiene que denunciar su marido".

Era una ley que obligaba. ¿De qué año hablamos?

Pues hablamos del año 68, que parecía que todo el mundo

estaba en el mayo de París, aquí no se fue ni Dios a París,

no teníamos pasaporte, y las mujeres, menos,

que nos lo tenía que hacer el marido. Bueno, pues teníamos permiso

para trabajar, teníamos que tener permiso del marido para todo,

y eso duró hasta el año 75, y era el año internacional de la mujer,

fue el año que murió Franco, que fue un regalito

que nos hizo a las mujeres a final de año,

y terminamos el año sin esa ley. Yo me acuerdo que cuando me vine

de Jaén, con una vergüenza, porque había estudiado

las limitaciones de la mujer, pero las cosas que estudias

parece que son para los exámenes, no te das cuenta que eres tú,

y de repente, me di cuenta allí en Jaén,

que por haberme enamorado de este glorioso camarada,

que me quería tanto, haberme casado y se había quedado

con todos mis derechos. Bueno, vine a Madrid

que el 600 parecía un Maserati, y yo parecía una Fittipaldi.

Me llevé al marido al notario, y he tenido que viajar toda mi vida

con el carné del coche, con el carné de conducir,

con los papeles aquí, y el permiso del marido

debajo del brazo, por si me lo pedía la Guardia Civil.

Entonces, eso, el día que lo quitaron, en el 75,

nos cogimos un pedal todas las que teníamos el permiso del marido

y dijimos: "Ya somos libres sin permiso",

hicimos una pira funeraria con eso. Qué maravilla.

Hoy en día no podemos vivir sin el teléfono.

Sin él no podríamos saber qué ha comido la gente,

dónde han estado, bueno, ni sabríamos cómo disimular

cuando nos quedamos solos en las fiestas, ¿no?

Que lo hacéis todos. Bueno, nosotros tampoco podemos vivir

sin nuestro teléfono rojo, aunque la verdad,

no sabemos muy bien por qué.

(Pitidos)

¿Quién es ahora? Los enanos ya se han ido.

-¿Has visto, listo? -Ah, eres tú, Rami Malek.

-Rami ganador del Oscar Malek, si no te importa.

-Ah, sí, es verdad, enhorabuena, Rami, felicidades, Rami,

que cumplas muchos más, Rami... -Mira mi película, te digo.

-Bueno, a ver, no te flipes, que solo has hecho de mí.

Te han dado un Oscar, eso está muy bien, pero en realidad...

-En realidad... -Prefiero haberlo vivido, tío.

Y vaya si lo he vivido. ¡Anda! Si la fiesta no ha acabado.

-(CANTA) "Al compás del chacachá, del chacachá del tren,

qué gusto da viajar cuando se va en el tren".

-No escucho nada. ¿Estáis marcando bien el número?

-Sí, claro. Oye, ¿estáis marcando bien?

Zanahoria dice que no da señal. -(RADIO) "Lo confirmo,

oye, el conejo dice que la zanahoria huele mal".

-A ver, el granjero dice que el conejo dice

que la zanahoria está pocha. -Oye.

(A LA VEZ) ¿Qué pasa? -Estoy viendo desde aquí,

que tengo la mirilla telescópica, pues que "Zanahoria"

está sujetando el teléfono al revés.

-Ahí va, creo que tengo el teléfono al revés.

-Lo tengo a tiro, repito, lo tengo a tiro.

-La vida no tiene sentido para mí.

-A tu peli le han dado un Razzie, Kevin,

¿y sabes lo que hay que hacer cuando te dan un tortazo?

-Poner la otra mejilla, sí. -No, Kevin,

cuando te dan un tortazo... -¿Devolverlo?

-¿Me quieres dejar hablar de una vez? -Pero si soy yo quien te pone la voz,

tu eres un muñeco de bronce de 3,6 kilos, bañado en oro,

que tengo en la vitrina. -Un muñeco, dice,

me saco la espada y...

¡Oh, soy un muñeco! (GRITA) ¡No!

-(RÍE) Si no fuera por estos ratos...

-(CANTA) "Y sigo, y sigo, y sigo, y sigo, y sigo,

dándole a la manivela a ver si ya lo consigo".

Os dejamos con una última hora, el Gobierno podría exhumar a Franco

solo para que Areces le haga la foto.

Muchas gracias, Carlos Areces, Darío Adanti, Eva Soriano, Alberto,

volvemos mañana.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Ese programa del que usted me habla - 10/06/19

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Ese programa del que usted me habla - 10/06/19

10 jun 2019

Programas completos (136)
Clips

Los últimos 397 programas de Ese programa del que usted me habla

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios