www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.11.0/js
3870098
Para todos los públicos En portada - Obama Out - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

(Música)

(OBAMA)

(Continúa música)

(OBAMA)

(Continúa música)

(OBAMA)

(Risas)

(Risas)

(Risas)

(Risas)

(Risas, aplausos)

Obama se retrató sin complejos en la última cena de corresponsales,

un acto anual organizado por los periodistas

que cubren la Casa Blanca, y en el que los presidentes se permiten

licencias inimaginables en cualquier otro evento.

(HABLA EN INGLÉS)

(RÍEN)

(HABLA EN INGLÉS)

(Risas, aplausos)

Destiló humor a raudales, saltó de la ironía al rigor,

y hasta a la emotividad,

para terminar imitando a los cantantes de pop

que dejan caer el micro al suelo cuando cierran una actuación

de la que se sienten orgullosos.

(Vítores, aplausos)

(RÍEN)

Obama atribuye a Hawái el elixir de su templanza,

ese sosiego y saber escuchar que tanto fascinan a estos becarios

de la Casa Blanca, y que le definen como estadista

ante colaboradores y gobernantes de medio mundo.

(HABLA EN INGLÉS)

(RÍEN)

(HABLA EN INGLÉS)

(Música)

El pequeño Barack Obama tiene todas las cartas

para no llegar a ser presidente, y no solo por el color de su piel.

Hijo único de una familia rota cuando él apenas camina,

el padre, economista keniata, la madre, antropóloga estadounidense.

Nace en el lejano Hawái y crece en la aún más lejana Indonesia,

todo ello forjada en él una visión del mundo diferente

a la de cualquier otro presidente de Estados Unidos.

(Música rock)

Estudiante aplicado, se licencia en Políticas por Columbia,

y en Derecho por Harvard. Es en esa década, de los 20 a los 30 años,

en la que Obama pasa de ser un chaval desorientado y confuso,

a un joven con don de gentes y ambiciones políticas.

(Música rock)

Ya en 1990, "The New York times" presenta ante el mundo

a un estudiante de 28 años, brillante y prometedor,

que acaba de ser elegido director de la "Revista de Derecho"

de la Universidad de Harvard.

Nunca un negro había ocupado ese cargo, un titular premonitorio.

(VITOREAN)

(VITOREAN)

Obama llega a la Presidencia de un país descompuesto,

agobiado por una crisis económica descomunal,

y desangrado por las dos guerras abiertas en Afganistán e Irak,

esta última, muy criticada desde su escaño en el Senado.

(HABLA EN INGLÉS)

Si algo tiene claro, es que prefiere la contención militar

que mostró Bush padre en 1991, al belicismo de Bush hijo en 2003.

Pretende cerrar esos dos conflictos, pero el destino

le tiene reservado un gran desafío en Siria.

Verano de 2012, Obama irrumpe en una conferencia de prensa

hasta ese momento algo tediosa.

Reflexiona sobre su proyecto estrella, el Obamacare;

sobre encuestas y candidatos; y ya a punto de despedirse,

casi sin querer lanza una frase de las que marcan una presidencia.

Queda claro, si un presidente de Estados Unidos

dibuja tan nítidamente una línea roja, es porque la amenaza es seria,

determinante, así ha ocurrido siempre.

(Explosiones)

La guerra se recrudece, y justo un año después de la amenaza de Obama,

su línea roja se desdibuja: las tropas de Bashar al-Asad

atacan con armas químicas el barrio de Guta, a las afueras de Damasco,

mueren 1400 sirios, víctimas del gas sarín.

Nadie espera otra cosa de Estados Unidos que la represalia anunciada,

sea más o menos contundente.

(Música tensión)

Obama escucha a asesores y aliados, desde el británico Cameron,

al francés Hollande. Desde su secretario de Estado, Kerry,

al vicepresidente Biden, todos respaldan la acción militar.

En un mundo tan complejo como el actual, les resulta impensable

que Estados Unidos se amilane, que no cumpla su amenaza.

(Música tensión)

El presidente decide aislarse con su jefe de gabinete

en los jardines de la Casa Blanca, y después de un largo paseo,

toma la decisión que mejor retrata su legado en política exterior.

La decisión tomada en los jardines del 1600 de la avenida Pensilvania,

que desvela la revista "The atlantic",

se resume en dos conceptos:

contundencia diplomática, y contención militar.

Es la doctrina Obama, y la defiende hasta el final, incluso

como presidente saliente ante un grupo de soldados en Florida.

(Vítores)

(Aplausos)

Ya en la presentación de su retrato presidencial, en 2012,

George Bush hijo bromea con Obama,

y le anticipa esa tortura intelectual y emocional

que rodea las decisiones trascendentales,

en las que cualquier presidente busca inspiración en sus referentes.

(Risas)

(HABLA EN INGLÉS)

Obama cambia el foco de la política exterior de Estados Unidos.

Orilla Europa, y se acerca a Asia y Pacífico,

junto a la guerra de Siria, el más relevante de sus fracasos

es el aumento de la tensión con Rusia.

(Música tensión)

La sonrisas se borran en poco tiempo, las relaciones con Moscú

se envenenan tras la guerra de Ucrania y la anexión de Crimea,

y casi estallan a raíz del ciberespionaje electoral,

que según la CIA, ordena el propio Vladimir Putin.

(Música tensión)

En Oriente Medio no aspira, como otros predecesores,

a inscribir su nombre en las páginas de historia

por alcanzar el gran acuerdo de paz,

es más, parece desatender la región, y marca distancias con Israel.

Con todo, Oriente Medio, en sentido amplio,

sigue siendo el origen de muchos de sus desvelos.

(Música tensión)

(Música tensión)

(VITOREAN)

Obama puede presumir de un descenso drástico

de los despliegues en Afganistán e Irak,

y de que Al Qaeda es hoy una sombra de lo que fue.

Pero la tensión es altísima en toda la zona,

y se ha multiplicado por las atrocidades del Estado Islámico.

(Música tensión)

Sí se apunta dos hitos que su sucesor amenaza con desmontar:

uno, el acuerdo nuclear con Irán;

y el otro, a solo unos kilómetros de Florida.

El giro se gesta en Sudáfrica durante el funeral de Mandela,

durante meses, la diplomacia trabaja en silencio

para evitar susceptibilidades de la poderosa colonia cubana.

Con el acuerdo ya cerrado,

la Administración Obama se vuelca sin complejos.

¿Usted pudiera mandarle un mensaje al presidente Obama?

¿Se lo puede dar?

Ay, Dios, estoy hablando con Obama.

-Nos vemos en la La Habana.

(Música cubana)

Obama despliega todo su encanto en su visita a Cuba.

Mucho gusto.

-No, no mucha agua porque...

Actúa de sí mismo en programas de máxima audiencia

de la televisión cubana, y disfruta con su familia

de un partido de béisbol.

(APLAUDEN)

Imágenes eficaces y deslumbrantes que logran dejar en segundo plano

la parte más controvertida de la visita...

el encuentro con la disidencia,

y el contacto con la vieja guardia de la Revolución.

¿Cómo está?

¿Qué hora son, mi corazón?

-Te lo dije muy clarito...

-Permanece a la escucha.

-Permanece a la escucha.

-Doce de la noche en La Habana, Cuba.

-Once de la noche en San Salvador, El Salvador.

-Once de la noche en Managua, Nicaragua.

-Me gustan los aviones, me gustas tú.

Me gusta viajar, me gustas tú.

Me gusta la mañana, me gustas tú.

Me gusta el viento, me gustas tú.

Me gusta soñar, me gustas tú.

Me gusta la mar, me gustas tú.

¿Qué voy a hacer? Je ne sais pas.

¿Qué voy a hacer? Je ne sais plus.

¿Qué voy a hacer? Je suis perdu.

(HABLA EN INGLÉS)

(Música)

Politifact mide el cumplimiento de promesas,

o la veracidad de los comentarios de los políticos estadounidenses.

Obama tiene una ratio alta,

ha cumplido más del 70 % de sus promesas.

Los incumplimientos más sonados, el cierre de Guantánamo,

de control de armas, o la reducción del consumo de petróleo,

y también un cumplimiento muy perseguido.

(Música)

Hubo un día en que el templado Obama

no supo contener sus nervios.

(HABLAN EN INGLÉS)

21 de marzo de 2010, 10 de la noche,

Obama reúne en la sala Roosevelt a todo su equipo,

el Congreso vota su proyecto estrella, el Obamacare.

(HABLA EN INGLÉS)

(VITOREAN)

Los demócratas llevaban décadas intentando reformar

y universalizar la asistencia sanitaria en un país

con los mejores hospitales del mundo,

y una de las peores coberturas de Occidente,

la alegría es comprensible.

Obama tarda dos años en consensuar los más de 900 folios

de la Ley para una Salud Asequible, como realmente se llama.

Persigue la cuadratura del círculo, extender la protección sanitaria

a 20 millones de estadounidenses sin coste adicional.

El documento desfila por los despachos de Washington

antes del gran momento, la firma que tanto se había hecho esperar.

(HABLA EN INGLÉS)

(Aplausos)

"Después de años en el Capitolio, un caso en la Corte Suprema,

elecciones presidenciales, y el previsto fin del mundo maya...

(Explosiones)

La Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio,

a veces llamada Obamacare dará su puntapié inicial,

y grandes cambios llegarán...". El Obamacare ilustra

la complejidad de la política estadounidense,

el juego de las influencias, y el poder de los lobbies.

Al margen de la lucha política, Obamacare ha permitido

a millones de personas acceder a un seguro médico,

o mejorar el que tenía.

"Casi la mitad de las personas tendremos seguro

a través de nuestros trabajos, como ahora.

Alrededor de un tercio quedarán cubiertas por el Gobierno

bajo Medicare y Medicaid.

Casi una de cada diez comprarán su propio seguro.

Así y todo, lamentablemente, cerca de 30 millones de personas

todavía se quedarán sin cobertura médica".

(Cámaras fotográficas)

Para lograrlo, Obama echa el resto.

Pone en marcha toda la maquinaria presidencial.

Quizá, recordando los días en que su madre litigaba

con los seguros médicos cuando ya agonizaba de cáncer.

Obamacare abre heridas y cosecha enemigos.

Los republicanos consideran Obamacare su casus belli.

Donald Trump ha ordenado que comience su demolición,

aunque sea parcialmente.

La operación, en la que se empeñan ya varios congresistas,

no será fácil.

Algunos economistas progresistas calculan que echar abajo Obamacare

costaría más de 500 000 millones de dólares

durante los próximos diez años.

(Canción en inglés)

En marzo de 1965,

los negros de América cruzaron un puente,

el puente de los derechos civiles y la igualdad,

el puente del orgullo y el final del miedo.

Ocurrió en Selma, Alabama.

Al otro lado, las porras y los gases lacrimógenos

despertaron del sueño a los 500 afroamericanos

que tuvieron el arrojo de avanzar por ese puente prohibido.

(Megafonía)

La televisión hizo el resto esa misma noche.

Estas imágenes las vieron 50 millones de telespectadores.

Estados Unidos comprobó que, un siglo después

de la Guerra de Secesión, el racismo seguía presente.

Salma se convirtió en un hito en la lucha por los derechos

de la comunidad negra.

(Canción en inglés)

La marcha arrancó en la misma Brown Chapel

a la que acudió Obama en 2007

para examinarse ante los líderes de la comunidad afroamericana.

Aprobó con sobresaliente.

Y ese momento se convirtió en el verdadero punto de partida

de su carrera hacia la Casa Blanca.

Ya como presidente, Obama cruza simbólicamente ese viejo puente

acompañado por algunos héroes del 65.

(OBAMA)

(Aplausos)

Ese chico es Trayvon Martin, asesinado con 17 años

por un guarda de seguridad en Florida.

(Disparos)

Casos como el de Trayvon han salpicado el mandato Obama

y han generado brotes de tensión racial

que parecían condenados al olvido con un presidente

que se considera hijo de los héroes del puente de Selma.

(Disparos)

Y junto a esa violencia racial, la frustración por despedirse

sin un solo avance en el control de armas.

La impotencia por no haber podido parar la lista de ciudades mártires.

San Bernardino, Orlando, Charlestown, Newtown...

(Aclamaciones)

(Voz en inglés)

(PÚBLICO) ¡Obama! ¡Obama! ¡Obama!

(Aplausos)

(Música)

"Miles de bancos quiebran.

La Bolsa cae como nunca lo había hecho en la historia.

Llevaba subiendo sin parar cinco años".

"Millones de personas lo pierden todo.

Al crack le sigue una depresión económica

que se extiende por todo el mundo".

(Música)

La apuesta por los estímulos dio resultado.

Al menos en términos macroeconómicos.

En sus ocho años, la economía no ha dejado de crecer,

pero la Administración Obama no ha sido capaz de aliviar

el deterioro de las infraestructuras,

y eso pone en peligro su competitividad.

Tampoco ha frenado la desigualdad,

y ahí radica el error estratégico de Obama.

No ha sabido cohesionar a un país fracturado

entre la élite urbanista,

que se beneficie de una economía global y tecnológica,

y una América posindustrial empobrecida por la deslocalización

y unos salarios más bajos.

Deja al país más dividido de las últimas décadas.

(Música)

El Centro de Investigación Pew de Washington

lleva años midiendo la popularidad de los presidentes.

Obama dejará el Despacho Oval con un nivel de aceptación

cercano al inalcanzable Ronald Reagan o a Bill Clinton.

Se va con un 58 % de aceptación.

Bush hijo no llegó al 25.

La aprobación es aún mayor fuera de Estados Unidos.

(Música)

Ante cualquier cámara, de vídeo, de fotos o de su celular,

no ha habido otro igual.

Obama ha intentado acercar la política a la gente

a base de gestos y guiños.

Llegó al Despacho Oval pidiendo permiso para usar su BlackBerry.

Con los años, se ha revelado como el presidente más activo

en redes sociales.

Se acerca a todos al más puro estilo mandeliano,

con una broma y una sonrisa por delante.

Incluso cambia el acento o pronunciación

según su interlocutor.

(OBAMA) Bienvenidos a la Casa Blanca.

Su actividad es tal que el canal de la Casa Blanca en YouTube

tiene más de 300 millones de visualizaciones.

Una fuente inagotable de imágenes, también para este reportaje.

(HABLA EN INGLÉS)

(Música alegre)

Orgulloso de su legado, concede decenas de entrevistas

y visita los platós de las televisiones.

Se deja querer y se permite bromas, algunas poco afortunadas,

o, al menos, poco visionarias.

(Aclamaciones)

Y así, contra pronóstico, se topa de bruces con la realidad

el 8 de noviembre de 2016.

Los estadounidenses eligen a un candidato

en las antípodas de Obama.

El rubio, conservador, multimillonario y descortés

Donald Trump.

Tres de cada cuatro estadounidenses admiran a Michelle Obama.

Michelle ha sido y es el gran activo de Barack.

Ha sabido interpretar su papel como primera dama

aprendiendo de los errores de Hillary Clinton,

que en los 90 fracasó en su ambicioso proyecto

de universalizar la sanidad.

Michelle Obama aprendió de ello e intentó no hacer algo tan drástico,

y simplemente puso su función de primera dama

y sus iniciativas en algo que fuera un tangible al cual pudieran llegar.

Un programa muy importante en EE. UU. es lo que llaman aquí...

el School Lunch Program, el programa de...

De comidas en las escuelas.

Es siempre una guerra entre republicanos y demócratas.

Tanto la cantidad del dinero destinado a esos programas

como la calidad de esos alimentos.

En los últimos ocho años, se ha incrementado.

Se incrementó lo que podríamos llamar una alimentación más sana.

Esto es una cosa que realmente Michelle Obama se lo ha trabajado.

(CANTA)

(Aclamaciones)

(Canción en inglés)

Michelle está siempre en sus labios.

Bien sea en palabras o en besos.

Encuentra con facilidad una frase para encumbrarla.

Para un hombre con tantos desarraigos como Obama,

Michelle es la compañera que le ancla al mundo,

y siempre halla el momento oportuno para mantener viva la llama.

Te puedo contar una anécdota bastante divertida.

En el San Valentín de hace dos o tres años,

vienen a Minibar,

que es mi restaurante de cocina creativa,

solo tengo doce asientos.

Y empiezo con el menú de degustación,

donde el presidente lo disfruta y está muy interesado

en muchos de los platos y en cómo los hacemos.

La primera dama me está riñendo porque no estoy yo con mi mujer.

La acabo llamando, y acaba viniendo y los acaba saludando

al final de la comida.

Pero lo que fue curioso de esta comida,

de muchas veces que han venido a alguno de mis restaurantes,

es cuando el presidente me dice: "Me está encantando todo, pero...

¿me puedes traer, por favor,

un plato bueno de carne?".

(Música)

Además del Obama compañero, también ha aflorado el Obama padre.

En alguna ocasión, Michelle ha reconocido

que Barack se vuelca con sus dos hijas

porque quiere darles el padre que él no disfrutó.

(HABLA EN INGLÉS)

Obama se va y deja un país dividido y sacudido

por la incertidumbre sobre el nuevo presidente.

Pero deja también la imagen de un político honrado,

respetuoso, que ha ejercido un liderazgo tranquilo.

Un hombre que sabe distinguir entre lo coyuntural

y lo permanente.

(Cámaras fotográficas)

(Aplausos)

(Canción en inglés)

(Canción en inglés)

  • Obama Out

En portada - Obama Out

16 ene 2017

A solo unos días de su salida de la Casa Blanca, En portada recuerda los ocho años de la Presidencia de Barack Obama. Analiza los hitos de su mandato, desde el Obamacare a la no intervención en Siria.

En agosto de 2013, Barack Obama tomó una de las decisiones que mejor define su mandato en política exterior. Después de haber marcado en 2012 una línea roja sobre la intervención militar de Estados Unidos en Siria con el uso de armas químicas, dio marcha atrás una vez se conoció que el régimen de Basher el Asad había atacado con gas sarín el barrio de Ghouta, cerca de Damasco. Contundencia diplomática, pero contención militar. Así se resume la doctrina Obama.

ver más sobre "En portada - Obama Out" ver menos sobre "En portada - Obama Out"
Programas completos (278)
Clips

Los últimos 698 programas de En portada

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios