www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
3612973
Para todos los públicos En Portada - Honor - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

"Tu hermana hizo esto o aquello". "Tu hermana hace esto o lo otro".

"No eres un nombre sino la matas".

-Ese impulsó a mi hermano a que me disparara.

-Imagina que una chica es detenida durante tres días.

Bajo el pretexto de que se va a encontrar una solución a su problema.

Y acaba en la cárcel ocho años sin haber cometido ningún delito.

(Música)

La primera bala alcanzó la pared de la cocina.

(Música)

Empezó a dispararme a la pierna, al estómago.

(Música)

Sujetaba la pistola y no sabía dónde disparar.

Y dijeron que escapé de la muerte de milagro.

Hasta el día de hoy, siento no haber muerto entonces,

que mi vida se hubiera terminado.

Porque ya no tengo nada en esta vida, solo problemas y más problemas.

(Música)

Incluso cuando muera, nadie irá a mi funeral.

He muerto hace mucho tiempo.

(Música)

En verano, la temperatura en Jordania se dispara a unos incómodos 30°.

En la sofocante capital,

los ciudadanos de Ammán

que tienen la fortuna de no tener que hacer su vida

en las tumultuosas calles,

se esconden del sol en las numerosas cafeterías de la ciudad.

Era un 31 de mayo de 1994.

El día en el que la madre de Kifaya, sus hermanos y sus tíos,

habían decidido que ella debía morir.

En la parte alta de la conservadora ciudad vieja,

Kifaya estaba sentada atada a una silla

en la cocina de la casa de su familia.

Los dulces que su hermano mayor

le había comprado para persuadirle de que todo estaba bien,

permanecían sin tocar sobre la mesa.

El crimen de Kifaya era haber permitido ser violada

por su otro hermano, Mohamed.

Este tipo de historia no es algo que sucede a menudo en Jordania,

no pasa todos los días, pero por alguna razón,

esta fue la historia que más me conmovió al comienzo de mi carrera

porque cuando empecé a trabajar en el "Jordan Times",

me encargaron la redacción de noticias de sucesos

y nunca imaginé que iba a escribir sobre crímenes de honor.

Incluso, no sabía que existían.

(Música)

¿Qué significa honor? ¿De qué estamos hablando?

¿Por qué el honor está relacionado con crimen?

¿Por qué está relacionado con la mujer?

Hay que quitar la palabra honor.

El honor no es algo relacionado con el cuerpo.

Con la mujer que es virgen o no virgen.

Que la mujer tiene relación con otro,

que tiene relación con otro.

Es algo separado.

El honor es cuando mi territorio es ocupado, es falta de honor.

Cuando no tengo trabajo, es falta de honor.

Cuando no puedo dar comida a mis hijas, es falta de honor.

(Música)

Los asesinatos en nombre del honor son el punto final

a una tragedia que suele comenzar con malos tratos

ejercidos por los varones de la familia.

Cada día siento miedo.

No sé lo que va a ocurrir al día siguiente.

La situación es muy peligrosa.

Es peligrosa en casa.

No puedo hacer nada sin que mi padre lo sepa.

Para no tener problemas, todo lo que hago se lo cuento

para que no se enfade y me pegue.

Le cuento todo.

Ya no tengo confianza ni respeto en mí misma.

Me siento ante los demás que no soy nadie.

Mi padre piensa que las chicas no deben estudiar en la universidad

porque hay chicos que nos pueden engañar.

Él pretende protegernos, pero no sabe cómo.

No sabe proteger a sus hijas.

De tanto ver a chicas saliendo con chicos, le entra mucho miedo.

Pero él lo hace peor.

No tiene en cuenta ni mis derechos ni mi libertad.

(Música)

No hay otra solución mas que me muera.

Pero mi madre llora.

Dice: "No vayas a hacer nada, espera. Todo se arreglará.

Espera, que Dios nos va a ayudar. Espera un poco".

No tiene compasión, no hay compasión en su corazón.

Puede que, dentro de cinco años, las cosas vayan a peor.

Puede que me case con el hombre que él quiera.

Y que le pueda dar dinero y que la cosa vaya mejor.

Puede... Puede que se muera.

Y, a lo mejor, así todos nosotros estaremos mejor.

Es muy triste querer que un padre muera por muy malo que sea.

Nadie debe desear la muerte de su padre.

Pero, si se muere, quizás mejore la situación

o todo empeore para siempre.

(Música)

Todas estas causas en Jordania son parecidas.

Incluso el tipo y el escenario es idéntico.

Consiste en que una chica en la universidad o en su trabajo

conoce a un chico, se hacen amigos.

Una persona les ve y comenta algo sobre ellos.

Hace llegar un mensaje a la familia

y lo que ocurre en realidad

es que, cuando les llega ese mensaje, se ha ido agrandando.

Va de un rumor a otro y termina tergiversado,

así que algo sencillo se convierte en una complicada historia.

Le puedo asegurar que el 80 %

de las mujeres asesinadas por crímenes de honor,

eran vírgenes.

-Sufren en la casa de una manera u otra,

de una manera u otra,

y no pueden hablar

por el respeto de la familia,

por el futuro de los niños,

por... A veces no hay otro lugar.

A veces la mujer no tiene ni dinero para salir de la casa

e ir a su familia.

Y a veces no tienen trabajo. Dicen:

"No, a ver si puedo aguantar un poquito más.

¿A quién voy a hablar?"

Para hablar al tío o a la tía o al primo.

Nadie lo acepta.

Yo tengo muchos casos de mujeres

que, cuando se fueron al centro de la Policía,

regresaron más mal.

Regresaron malísimas.

Jordania no es uno de los países

donde más se producen este tipo de asesinatos.

Algunos los desconocían,

para otros es algo de lo que no se debería hablar.

El "Jordan Times" rompió el silencio.

Cuando trabajaba en esto,

mis editores, mis compañeros, todos me apoyaron.

Entonces, era algo que se había ignorado durante mucho tiempo.

Pero pasaron muchas cosas desde que comenzamos nuestra campaña.

Hubo un movimiento popular.

Antes que nada, rompimos el silencio sobre este tema.

(Música)

En realidad, tenemos una fatua en la corte religiosa

que dice que, desde el punto de vista de la religión,

no hay ningún derecho a matar a una mujer en nombre del honor.

Pero, desgraciadamente, aunque no es un tabú,

sin embargo, cuando llegas al punto de pedir un cambio en la legislación,

te encuentras con que hay mucha resistencia a ello.

-Fue forzada por su familia a abortar en secreto a su hijo

y a casarse con un hombre 34 años mayor que ella,

del que se divorció después de seis miserables meses.

Ella había avergonzado a su familia.

Solo había una solución,

Alep puso un vaso en los labios de Kifaya,

le dijo que bebiera un poco de agua,

le pidió que recitara unos versos del Corán

y cogió un cuchillo.

Kifaya suplicó clemencia.

Fuera los vecinos escuchaban,

pero nadie hizo nada hasta que ella empezó a gritar.

(Música)

El asesinato de Kifaya

es uno de los relatos que Rana Husseini

trasladó de las páginas del periódico a su libro.

Las historias que antes se resumían en un titular de sucesos,

empezaron a conmocionar a los jordanos.

Vamos a debatir rápidamente sobre los crímenes de honor en Jordania.

Me gustaría saber qué opinión tiene cada uno de vosotros sobre esto.

-Se debe mucho a las costumbres y tradiciones dominantes.

Nosotros, como pueblo, nos agarramos demasiado

a las tradiciones relacionadas con el honor.

Tenemos mucho en cuenta las costumbres.

Y por eso, por ejemplo,

cuando hay una chica perteneciente a una familia cerrada,

o estricta religiosamente, cerrada en cuanto a la religión...

-¿Estás hablando de costumbre y religión al mismo tiempo?

-Sí, y en concreto, en este asunto.

Pero hay que decir que la aplicación de la religión

depende de las personas.

Yo creo que las costumbres y los usos

son lo que más influyen en la sociedad jordana.

-Para ellos el honor es la chica.

Piensan que, si no la conservan y acotan su libertad, se va a perder.

Así que el honor de la familia se pierde.

-No podemos aceptar ningún tipo de norma social

que está totalmente en contra de los derechos humanos.

En contra del espíritu religioso.

En contra de cualquier forma de razonamiento.

No solo respecto a los derechos humanos,

sino del propio derecho a la vida.

-Escribí en mi libro sobre un hombre que era musulmán

y le dije:

"Tú sabes que el islam está en contra.

Sabes que está en contra de la religión matar a tu hermana".

Me dijo: "Lo sé,

pero la sociedad y la cultura son más fuertes que yo".

-Les puedo asegurar que este tipo de pensamiento

no tiene ninguna base en la religión,

sobre todo, si tenemos en cuenta que hay problemas

con familias de religión musulmana y también cristianas

que han cometido crímenes de honor.

Este es un asunto social

y no es fácil cambiar las tradiciones de una sociedad.

(Música)

Para las víctimas, es muy difícil hablar de sus casos.

Además del miedo a ser reconocidas, les da vergüenza hablar de ello

debido a la presión social y a sus costumbres.

(Música)

Hacer públicas sus historias les puede acarrear la muerte.

Por eso, sus voces están distorsionadas

y sus rostros ocultos.

Solo salía de casa con mis hijos para buscarles comida.

Mi madrastra me pegaba, se metía,

no dejaba que saliera ni entrara, me cerraba,

y por eso pasó todo esto.

Mi padre se había divorciado de mi madre

y luego se casó de nuevo.

Mi madrastra, que no teme a Dios,

se dedicaba a calentarles la cabeza a mis hermanos,

provocaba a todo el mundo.

Me escapé y fui a dormir a casa de una amiga,

y pensaron que me había ido con un chico.

Mi madrastra avisó a mis hermanos y me pegaron.

Y me amenazaron con que me iban a matar.

Llamaron al gobernador y me llevaron a la cárcel.

Mis hermanos y mi madrastra

le dijeron al gobernador que no me querían

y que se encargara de mí la Policía.

(Música)

Esperamos varios meses para obtener el permiso de entrada

a esta cárcel de la capital jordana.

Algunas pasan hasta 20 años allí.

¿Y qué les pasa después de esto?

¿Qué vida van a llevar después de eso y qué vida han tenido?

Es, básicamente, una cadena perpetua en lugar de ser asesinadas.

-Yo creo que ahora, en el 2016,

la cosa está más desarrollada que antes.

Un poquito desarrollada porque se puede la prensa

visitar a ellas,

se puede la Cruz Roja visitar a ellas,

las organizaciones no gubernamentales

que trabajan en esta espera, visitarlas en la cárcel.

Un poquito mejor la situación.

Pero para ellas es muy fatal.

Estar con la gente de droga y de crimen

y las otras muchachas.

Y no sé hasta qué punto

ellas pueden hablar de su problema libremente.

Aunque en nuestra solicitud

consta que queremos hablar con algunas de las víctimas,

nos presentan a tres mujeres que, según ellos,

son las únicas dispuestas a hablar,

pero cuyos casos nada tienen que ver con crímenes de honor.

Cuando accedemos al recinto, intentamos hablar con las presas.

Les explicamos por qué estamos allí e iniciamos una conversación.

Pero rápidamente nos lo impiden.

En un ambiente tenso, la policía nos invita a salir.

Exigimos que haya casas de acogida y no prisiones.

No deben estar con las presas comunes.

Sino que tienen que procurarles una casa de acogida

donde tengan un trato adecuado,

tanto psicológica como socialmente,

para que, cuando puedan salir, puedan mantenerse por sí mismas.

En la mayoría de los casos,

sabemos que la familia ni les acoge y les recibe.

Aunque no la maten, no la quieren en su vida.

-Todo va muy lento en relación con los centros.

Ha llevado años poder contar con el segundo centro de acogida,

que se abrió el año pasado.

-Nadie me visitó en la cárcel, nadie se comunicó conmigo.

Ni me visitaron, ni me enviaron dinero para mis gastos.

Se cortó toda relación con la familia.

No sabían nada de mí ni yo de ellos.

Estaba destrozada, ciega en la cárcel.

¿Cómo crees que se va a sentir alguien en la cárcel?

Vi cosas que dan miedo, cosas que nunca había visto antes,

como asesinatos, ahorcamientos,

cosas que van destrozando tu mente y tu personalidad más y más.

La Policía no era buena,

nos gritaba cada vez que pedíamos algo.

Había un montón de chicas en mi mismo caso,

la cárcel estaba llena, algunas llevaban allí 2 y 3 años.

y la familia también les había abandonado.

En la cárcel, uno ve cosas que no sé cómo explicarte.

Mi alma estaba destrozada, no me enteraba de nada,

no tenía ni idea de por dónde me iba a llevar la vida.

Tenía miedo, miedo de hablar, no quería hablar con nadie,

no me atrevía, estaba encerrada en mí misma.

No pensaba, no sabía qué pensar,

si me iba a quedar ahí dentro o si podría salir.

(Música)

Las mujeres, por sí mismas, no pueden abandonar la cárcel,

les ponen en prisión para protegerlas y no pueden salir,

solo si el gobernador acepta que pueden salir.

Si ellas dicen: "Quiero irme", no, no pueden salir.

-Tienen que contar con una garantía

firmada por un miembro varón de la familia

que asegure que va a ser protegida, así que no puede salir,

porque si se produjera el crimen,

entonces, sería la responsabilidad del gobernador que no le protegió,

así que esa es la manera de protegerles la vida.

-Cuando uno entra en prisión, sabe cuánto es su condena,

tres, cuatro años, lo que sea,

lo calcula y sabe la fecha de su salida.

Pero estas mujeres bajo detención administrativa,

no saben cuándo van a salir, ni siquiera si van a poder salir,

así que pierden la esperanza.

-Hay muchachas que salieron de la cárcel

después de la afirmación de un varón de la familia

y la mató fuera.

Su honor.

-Una amiga de la cárcel me habló de un chico para casarme.

Él firmó la autorización para que pudiera salir de allí

y nos casamos sin enterarse mi familia.

La señora de la ONG fue quien habló con el gobernador,

trajeron al chico, hablaron con él

y aceptaron la solicitud de casarme y así, salir de la cárcel.

Por eso me dejó el gobernador.

Solo me casé para salir de la cárcel, nada más.

Es bueno conmigo, gracias a Dios.

Me casé con él, tenemos un niño y, actualmente, estoy embarazada.

Yo trabajo y todo va bien.

Solo mi madre sabe que estoy fuera.

Mis hermanos creen que todavía sigo en prisión.

Mi madre lo sabe, pero me tapa, no dice nada.

En 2009, se estableció un tribunal especial

para juzgar los crímenes de honor.

La presión de activistas y ONG lograron que estos casos

fueran investigados más exhaustivamente

y que las penas de cárcel para los asesinos

pasaran, de tan solo unos meses, a una media de siete años.

Muchas veces, ellos quieren librarse de ella.

En muchas ocasiones, esto se produce, no por causas de honor,

sino, por ejemplo, por cuestiones de herencia o cualquier otra cosa

y luego, esgrimen causas de honor, todo para librarse de ella,

para sacarla de su ámbito y camino.

-En los informes médicos de las víctimas,

son vírgenes,

no tenía ni una relación sexual

con ninguno y, ¿por qué se mató?

¿No era crimen de honor? ¿Era por otra cosa?

Por dinero o por herencia o por...

O porque ella rechazó darle algo de eso.

-Ahora, no es tan fácil escapar de un crimen

contra una mujer de la familia

argumentando que se trata de un crimen de honor.

Está siendo más difícil.

Este es nuestro pequeñísimo paso adelante, pero no es suficiente.

(Música)

Vamos a ver cómo relacionamos lo que habéis hablado

con algo que, para mí, es muy importante, la ley,

la ley jordana.

Podemos decir que hay una ley tribal

que dirige las relaciones entre las tribus

y, por otro lado, tenemos la ley del Estado,

la que hace el Gobierno.

Ambas se ponen al lado o, de alguna manera,

favorecen al chico que comete el asesinato, las dos,

bien sea de forma no escrita, la ley tribal, o escrita.

-¿Por qué dices que se ponen de su lado?

-Responde tú a esta pregunta.

¿Por qué crees que se pone al lado del hombre?

-Yo, personalmente, digo que esto es por ignorancia.

Ponerse al lado del chico me parece así.

Solo es ignorancia,

no saben la historia de la chica, porque no hablan con la chica.

-¿Creéis que es ignorancia? -No, es porque alegan arrebato.

-Eso es, dicen que fue un arrebato o estrés

y que por eso la mató.

-Que fue un ataque de rabia.

-Para ellos, esto tiene mucho valor y cuando la chica se equivoca,

lo consideran como una traición

y, por lo tanto, por el error, reacciona y le pega o la mata,

pero él, efectivamente, no lo hace de forma voluntaria.

-Pareciera que tú también estás de parte de ellos.

-Sí, parece que estás de su parte.

-Lo que acabas de decir es lo mismo que señala la ley.

Y es que,

¿tú apoyas ese artículo de la ley

que, realmente, rebaja la pena por eso?

-No, pero puede que sea una reacción natural

y, sobre todo, hay que tener en cuenta

que quienes hacen esto en Jordania son muy pocos.

Somos un pueblo unido

y no podemos generalizar sobre este tema.

-Un solo caso de crimen de honor al año es mucho, es inaceptable,

debe haber tolerancia cero.

(Música)

Se aprovechan del contenido de los artículos 340 y 98,

que se aplican teniendo en cuenta

el estado de rabia en el que se cometió el crimen.

Por tanto, se considera a la persona que cometió el asesinato

como que estaba ida cuando llevó a cabo el crimen,

fuera de sí, como se suele decir.

Esta situación se tiene en consideración

por parte del tribunal.

-De acuerdo con la ley,

un hombre que se encuentra a un pariente directo,

esto quiere decir a su hermana o su esposa o su hija o su nieta,

en una situación que se considera deshonrosa y la mata,

puede beneficiarse de una reducción de la pena bajo la ley.

Así que, al final,

se enfrenta a siete años, gracias a esos atenuantes de la pena.

-El Gobierno jordano intentó revocar estos artículos y cambiarlos

y presentó una propuesta de ley al Parlamento para modificarlos,

pero el Parlamento, respaldado por las tribus

y por sectores religiosos profundos arraigados en Jordania,

rechazó la propuesta.

-La última vez que propusimos su enmienda a la Corte penal

que incluía la supresión de ese artículo,

por desgracia, lo único que conseguimos

fue la aprobación de un artículo paralelo para la esposa.

-Desde el principio de los derechos humanos,

no tiene derecho de matar a ninguno o a ninguna.

En el mismo sentido, la mujer

no tiene derecho de matar al hombre cuando se le ve con otra mujer.

La ley dice que cuando la mujer,

esposa, nada más, la esposa,

ve a su hombre con otra mujer,

solo, imagínate, solo en la cama de matrimonio.

Terrible.

-Así que, para la mujer, solo es el marido, su propietario,

si encuentra a su marido en la cama de matrimonio.

Si es en la habitación de un hotel, entonces, no.

No disfruta de la misma reducción dentro de esta ley.

Eso no era lo que pedíamos las mujeres ni la sociedad

y pusieron este artículo en el contexto de igualdad.

"Así damos igualdad al hombre y a la mujer",

pero nosotras no queremos esa igualdad,

no queremos, ni para el hombre ni para la mujer,

el que se tome la justicia por su mano.

Nadie puede matar a nadie bajo ningún concepto.

Hace 17 años, el Parlamento jordano rechazó una propuesta de Gobierno

para eliminar esos atenuantes de la ley.

Un año después, el Parlamento volvió a votar en contra

a pesar de las recomendaciones del rey

de reformar todas las leyes discriminatorias.

La postura de Palacio es muy avanzada,

al contrario que otros países.

En todos los países,

la población va por delante de su propio Gobierno,

pero nosotros, al revés,

aquí, nuestro reinado, está más adelantado,

tienen una visión muy buena sobre la mujer,

exigen la entrada de las mujeres en todos los campos

y exigen el cambio de leyes coactivas.

-La familia del rey dentro del país

no puede ir más allá en el cambio.

¿Por qué?

Los Hermanos Musulmanes de un lado y las tribus de otro lado,

son las dos cosas que atrasan el país.

Nosotros lo decimos,

son fuerzas de cambio hacia atrás.

Las tribus están formadas por beduinos,

originarios de esta zona, antes de la creación del Estado.

Aferrados a sus costumbres,

cuentan con su propio código de honor.

Los jeques son los que median para resolver sus problemas.

Si te fijas en los casos que se han producido,

no ves el nombre de ninguna chica

que pertenezca a una gran tribu de Jordania.

Algunos ocupan puestos importantes

en la vida política y social del país.

Las tribus tienen también un papel político.

Que vienen de abajo, de arriba, que lo protegen...

Qué relación hay entre las tribus y la decisión política,

qué relación hay con el Gobierno,

quién maneja el juego de la política del país.

A veces, no lo tienes muy claro.

(Música)

-En el reino jordano Hachemí, desde hace mucho tiempo,

el Estado repartía tierras a las tribus.

A cada tribu de Jordania le daba algo.

Esta tierra pertenece a los Beni Hassan

y se la concedió el Estado hace muchos años.

-He sido diputado en el parlamento durante tres legislaturas,

y para hablar sobre Beni Hassan, la tribu de Beni Hassan,

diré que es la tribu más grande de Jordania.

Debe haber condenas para los que cometen este crimen

de forma equitativa.

Es decir, dependiendo de si es un crimen intencionado

o involuntario.

En el artículo 340,

ha habido errores y se han cometido equivocaciones

cuyas consecuencias han pagado personas.

Mucha gente ahora exige su anulación.

Las mujeres en concreto han sido oprimidas por esta normativa.

A algunas les han disparado erróneamente.

De todas formas, son los jueces los que condenan y resuelven.

-Recuerdo un caso concreto que seguí durante cuatro o cinco años.

Se trataba de una familia acomodada económicamente.

La hija se casó y se divorció por primera vez.

Después, se casó una segunda vez.

Su marido era muy violento, le pegaba.

La sometía psicológica y físicamente.

Incluso sexualmente.

Ejercía sobre ella todo tipo de violencia.

Ella quería divorciarse, pero su familia no lo aceptaba.

Le decían que debía cerrar este asunto y arreglarlo.

Ella no acepto y pidió el divorcio.

Y lo consiguió.

Por ello fue perseguida por sus tíos.

Un día, estaba con su amiga en un coche.

La sacaron del coche, la llevaron a una zona abandonada

y le dispararon.

Creo que le dispararon 22 balas. Se cayó al suelo.

Y entonces pensaron que había muerto.

Luego, pidieron a su hermano que viniera.

Le entregaron una pistola y le dijeron que contara

que lo había hecho él, que había sido un crimen de honor.

-El menor tiene un trato especial.

No va a la cárcel, sino a un reformatorio.

Va allí como si fuera a un colegio, a un internado.

Vive una vida normal,

incluso su familia le visita todos los días.

-Los hombres que he entrevistado nunca lo admiten.

No muestran arrepentimiento por lo que hicieron.

O dicen: "OK, no debería haberla asesinado.

Pero, si me pusieran en la misma situación, lo volvería a hacer".

(Música)

-Las propias mujeres educan a sus hijas

de la misma manera que ellas fueron educadas.

Cuando la niña sale a la calle, le dicen al hermano:

"Ve a buscar a tu hermana a ver dónde ha ido".

Las educamos de esta manera. Hay muchos problemas.

En ocasiones, la chica tiene 20 o 30 años

y no puede salir sola.

Tiene que ir acompañada de un chico. A veces, de 14 o 15 años.

Esa es la manera de pensar.

Es una forma de trato discriminatorio y hay que cambiarlo.

-Creo que va a llevar mucho tiempo solucionar este problema en general.

Hasta que la gente, la sociedad, se desarrolle más.

La sociedad está en un momento de transición.

-No olvido.

Nunca olvidaré lo que me han hecho.

-Mi marido no quiere hablar de esto y me dice:

"El pasado, cerrado. No lo abras".

(Música créditos)

  • Honor

En Portada - Honor

19 may 2016

En Portada entra en la cárcel de Jweidah en la capital jordana, el único lugar donde pueden refugiarse las víctimas de los "crímenes de honor". Estos asesinatos se cometen por un miembro varón de la familia con la excusa de que les ha deshonrado y que solo su sangre puede devolver el honor. El reportaje está centrado en Jordania porque allí se ha iniciado un movimiento ciudadano que intenta acabar con estos crímenes.

ver más sobre "En Portada - Honor" ver menos sobre "En Portada - Honor"
Programas completos (282)
Clips

Los últimos 708 programas de En portada

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos