Dirigido por: José Antonio Guardiola

Espacio que ofrece reportajes que acercan al espectador a la actualidad internacional a través de situaciones conflictivas que sufren determinados países. ''En portada'' tiene varios premios, entre los que destacan el Premio UNICEF y el Premio Rey de España de Periodismo.

Contacto

Escriba al programa En portada: enportada.tve@rtve.es

3128058 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos  En portada - La crisis del agua - ver ahora
Transcripción completa

Es el componente de la vida.

Una de sus moléculas más simples y extraordinarias.

La corriente sanguínea de la biosfera.

Cada gota derramada,

supone la pérdida de un bien único.

Somos agua,

los alimentos, los animales;

los seres humanos estamos hechos de agua.

Es el elemento que garantiza la vida

y su escasez, el cauce por el que navegan,

la pobreza económica, sanitaria y educativa del planeta.

Julio César Cu trabaja entre aguas.

Es el buzo de las cloacas de la capital de México,

la tercera ciudad más poblada del mundo.

El encargado de desatascar las tuberías por las que circulan

las aguas negras de la megalópolis.

Antes de sumergirse en un mar putrefacto,

dos empleados le visten con el traje reglamentario de neopreno

y comprueban que los guantes, el cuello y la escafandra

están herméticamente sellados.

Es un trabajo muy pesado;

el agua es muy pesada por la gran cantidad de basura que viene.

Trabajamos totalmente a ciegas.

Cada 10 centímetros que entramos no hay nada de visibilidad.

¿Qué es lo que hacemos?

Nosotros damos mantenimiento a las bombas,

porque con toda la basura que llega las propelas se llegan a atorar

y parte de nuestra labor es retirar esa basura.

Hemos encontrado aparatos electrodomésticos,

animales, personas, microondas, refrigeradores,

partes de automóviles,llantas. Miles de cosas.

En cada inmersión, Julio César Cu contribuye

a que 20 millones de mexicanos, no tengan problemas de abastecimiento.

Pero si trabajase en el espacio, vería un planeta azul,

con el 70 % de su superficie cubierto por agua.

Cuando se nos juzgue a esta civilización

uno de los juicios más fuertes y más duros será

el de pensar que una civilización que era capaz, -que somos capaces-,

de mandar una nave a Marte, para saber si hay agua,

no era capaz, -no somos capaces-, de dar agua potable

a centenares de millones de seres humanos,

semejantes como nosotros que no les damos agua potable.

¿Qué nos pasa? Es un fracaso civilizatorio extremo.

La tierra es elúnico planeta con agua líquida.

Sus vecinos del sistema solar, son astros demasiado fríos

o demasiado calientes.

Pero el agua dulce, apenas supone el 3 %

y se almacena en los glaciares, -ríos petrificados,

desde hace miles de años-, y en los acuíferos subterráneos.

No sobra agua, pero la que hay podría ser suficiente.

Hay tres grandes claves

de la crisis global del agua en el planeta:

la crisis de insostenibilidad que hemos creado

sobre nuestros ecosistemas acuáticos:

donde antes se podía beber

hoy nos envenenamos o nos contaminamos;

la crisis de inequidad y pobreza en un modelo social y económico

profundamente inmoral,

y la crisis de gobernanza o de buen gobierno democrático

frente a las presiones privatizadoras

de los servicios de agua y saneamiento.

El acceso al agua y al saneamiento

es un derecho reconocido por Naciones Unidas.

Sin embargo, casi dos millones de personas

fallecen al año por falta de agua potable

y una de cada diez, no puede acceder a fuentes seguras.

África es el continente de los desheredados del agua.

Su vientre guarda enormes reservas, pero la superficie se muere de sed.

En muchos países, la principal ocupación de sus mujeres

es la búsqueda del agua.

Lo hacen en detrimento de su educación

y a cargo de miles de horas de escuela perdidas.

No hay actividad del ser humano que no implique el uso del agua.

Su demanda crece, pero su disponibilidad es limitada.

China tiene sed.

Es el hogar del 21 % de los habitantes del planeta,

pero sus recursos hídricos apenas llegan al 7 %.

El consumo de agua en China,

se ha quintuplicado en el último medio siglo.

La causa de su crisis hidrológica no es la superpoblación,

sino el desorbitado crecimiento industrial,

cuya demanda de agua ha impulsado grandes obras públicas

y trasvases faraónicos.

Al norte del río Amarillo, hay poca agua.

Lo lógico sería construir fábricas donde la haya,

por ejemplo cerca del Río Yangtze.

Y también variar el precio del agua dependiendo de las zonas,

para que las industrias sepan lo que les cuesta,

antes de elegir sus emplazamientos.

El trasvase de aguas del sur al norte de China,

que fue la principal estrategia del gobierno, se está completando,

pero hay que pensar en otras medidas

porqueno es suficiente para solucionar la escasez.

Las principales reservas de agua en China están en el Yangtze,

el río Azul.

Un 10 %de su caudal ha tenido que ser trasvasado

para regar las zonas áridas del norte.

Sobre su lecho se levanta la presa de las Tres Gargantas,

una colosal obra de ingeniería

que desplazó a más de un millón y medio de personas

y sumergió bajo las aguas 12 ciudades y 325 pueblos.

China está pagando caro el precio del desarrollo.

El impacto medioambiental es enorme;

el 40 % de sus ríos están contaminados

y sus aguas, en ocasiones son tóxicas,

incluso para el contacto humano.

La mitad de la población china bebe agua contaminada

con desechos humanos o animales.

El porcentaje de metales pesados, rebasa los límites autorizados.

Las autoridades se han visto obligadas a admitir

la existencia de pueblos del cáncer:

todos están cerca de ríos cuyas aguas se han vuelto venenosas

debido a la polución química.

Nadie, ni el gobierno, ni la industria, ni la población,

parecían ser conscientes de la gravedad del problema.

Pero algo está cambiando.

Incluso, hay ONG que organizan excursiones

a los canalesde abastecimiento,

para concienciar al ciudadano sobre el terreno.

Nuestro objetivo es que la gente aprenda a vigilar

y a proteger el medio ambiente.

Que cada uno de nosotros transmita el mensaje

a los que están a nuestro alrededor.

Además, también vienen funcionarios

y pueden influir ante las autoridades.

Es otra forma de que nos escuche el gobierno.

La contaminación de los canales

que abastecen a grandes ciudades como Pekín, es alarmante.

El Canal del Norte, el que drena las aguas en el centro de la capital

y abastece al 70 % de sus habitantes,

es uno de los más contaminados.

El porcentaje de residuos tóxicos

a veces es casi cien veces superior a los límites considerados seguros.

Este canal empieza a abastecer agua en el barrio de las Embajadas.

En esa parte dela ciudad, el agua es limpia y clara.

Pero cuando llega al cuarto anillo de Pekín,

el agua ya está muy contaminada.

Y a partir de aquí,

la calidad del agua todavía es mucho peor.

Si China no soluciona los problemas de escasez de agua,

a medio plazo su economía se desacelerará

y se desplomarán sus expectativas de crecimiento.

Pero el estrés hídrico de la primera potencia económica,

es un problema global.

Las grandes multinacionales, producen en Asia.

China es la fábrica del mundo.

Y en la cadena de producción de bienes,

el agua es imprescindible.

Tenga usted en cuenta que estamos en un mundo cada vez más globalizado

donde las empresas producen en un país o en otro.

Si realmente no existe esa buena gestión del agua,

esa gestión de la escasez,

va a tener impacto en las multinacionales, seguro.

Casi todos nuestros bienes y servicios

se producen en la India, en la China

y son dos países que están muy sometidos

a los problemas de escasez de agua.

En Asia se concentra el 60 % de la población mundial

y apenas el 30 % del agua dulce.

Sin embargo, el mayor desastre ecológico del continente,

la desecación del mar de Aral,

no tuvo que ver con la necesidad de abastecerse de agua,

sino con el trasvase de dos ríos

para favorecer el cultivo de algodón.

El mar de Aral comenzó a secarse.

Su volumen se redujo a la cuarta parte;

el clima se volvió extremo;

la salinidad aumentó y con ella, las enfermedades.

El derecho humano al agua no seca ningún río.

Lo que seca un río es la ambición humana.

Y tenemos el gran desastre del mar de Aral,

la miseria, la destrucción

y el conflicto del agua allí donde no había mucha población.

Pero había suficiente ambición humana

para destruir los ecosistemas acuáticos

y por tanto, destruir la vida de la gente que vivía allí.

En Asia, la situación es crítica.

En las áreas monzónicas llueve durante tres meses

y muchas veces con resultados catastróficos.

Pero la agricultura necesita agua todo el año

y como el riego no se realiza de forma sostenible,

el suelo se saliniza, los pozos se secan.

El 90 % del caudal del río Indo,

compartido por India y Pakistán,

no llega al mar.

Los informes de Naciones Unidas

alertan de que la falta de agua en el medio rural,

está provocando flujos migratorios hacia las grandes ciudades

mientras la delincuencia y el malestar crecen.

Las reservas de agua del continente americano son enormes.

Brasil es el país con más recursos hídricos del planeta,

pero sus aguas se concentran en la Amazonia.

Los 22 millones de habitantes

de la región metropolitana de Sao Paulo,

el eje económico de Brasil,

uno de los principales centros financieros del mundo,

llevan meses con el agua racionada

y la situación está lejos de mejorar.

No llueve desde hace dos años.

Las seis represas del sistema Cantareira,

están al borde del colapso.

El paisaje se ha vuelto lunar.

Nadie tomó nota de la lección del pasado

y ahora solo queda aprender para el futuro.

Pese a las lluvias de enero y febrero,

los pantanos siguen en cuota de "volumen muerto",

en niveles mínimos

y los paulistas temen los seis meses de estiaje,

entre mayo y octubre.

El embalse de Guarapiuranga abastece a casi seis millones de personas,

pero se está vaciando debido a la sequía

y sobre todo, a la falta de previsiones.

Los reproches se dirigen al gobierno por no haber invertido lo suficiente

Los responsables del servicio de aguas

redujeron hace tiempo la presión del suministro,

que muchas veces se interrumpe.

Es un racionamiento no declarado que obliga a comprar agua.

En algunas guarderías han llegado a utilizar agua mineral

para el lavado de los bebés.

La cadena del agua siempre se rompe por el lado más débil.

En el asentamiento de Vila Nova Palestina,

en la zona sur de Sao Paulo,

viven 8.000 familias vinculadas al movimiento de los Sin Techo.

Desde 2013, ocupan una finca abandonada

de 300.000 metros cuadrados.

Funcionan en régimen de autogestión colectiva.

Sus instalaciones son todavía precarias y con servicios comunes.

El asentamiento está muy cerca

de la agonizante represa de Guarapiranga.

Desde hace meses, el agua que beben está contaminada.

La peor sequía de los últimos 80 años,

obligará a nuevos racionamientos.

El gobierno ya no niega que existan restricciones

ni camufla los cortes de agua como "trabajos demanutención".

El máximo responsable de SABESP, la compañía de aguas de Sao Paulo,

ha pedido a los ciudadanos que recen

para que San Pedro, el patrón de la lluvia,

tenga más puntería la próxima vez.

Las aguas residuales regeneradas

son parte de los recursos hídricos del planeta.

Sirven para el riego agrícola de cultivos

que no se consumen en crudo.

Son aguas valiosas, pero su gestión se ha descuidado,

hasta convertirse en una amenaza para la salud humana.

Naciones Unidas calcula,

que solo el 20 % de las aguas residuales del planeta

reciben tratamiento.

Los países pobres o en vías de desarrollo,

son los más perjudicados.

No es de recibo que el 80 % de las aguas residuales en el mundo

se viertan a los cursos del agua sin depurar.

Nos estamos tirando piedras contra nuestro propio tejado.

No podemos decir que falta agua,

cuando lo que hacemos es contaminarla y no podemos usarla.

En el Valle de Tula y en la región del valle de México,

uno de los graneros de la capital y de toda la República,

las aguas residuales se utilizan para riego agrícola.

Aguas negras con las que se logran buenas cosechas,

porque contienen, entre otros nutrientes,

nitrógeno y fósforo.

Los campesinos tienen derecho de acceso, por decreto presidencial,

desde hace un siglo.

Para ellos, las aguas negras de la capital son el maná,

su medio de vida.

Estas aguas nos sirven para regar las parcelas de cultivo

donde sembramos maíz, sembramos grano, sembramos frijol,

sembramos forraje.

Ha sido el medio de vida

y agradecemos a estas aguas residuales,

que nos han dado sustento económico.

Las aguas bajan putrefactas, a la vista de todos.

Pero los agricultores no temen tanto los problemas sanitarios,

como que los tratamientos de depuración disminuyan

el porcentaje de materia orgánica y el crecimiento de sus cultivos.

Hemos aprendido a coexistir.

Vivimos en simbiosis con ese tipo de agua.

Porque para muchos la catalogan como perjudicial para nosotros.

Para nosotros no, porque no ha habido nada hasta ahorita

y usted lo puede investigar en la Secretaría de Salud.

No tenemos nada.

Ningún reporte, ninguna situación

de que esté perjudicando directamente a la salud.

Se maneja esta información de manera tendenciosa.

Los regantes de la zona están preocupados

y no por los patógenos que afectan a la población.

Muestran orgullosos sus campos de hortalizas,

repletos de coles, cebollas y tomates.

De aquí sale todo el chile verde que se comercializa en México.

Muy cerca de los cultivos se levanta un conjunto de edificios de cemento.

Es la planta de tratamiento de Atotonilco,

una de las más grandes del mundo.

Solucionará el manejo del agua en la zona más poblada del país.

Sus responsables dicen que eliminará los patógenos

y mantendrá buena parte de los nutrientes.

Estamos de acuerdo en que se sanee el agua.

Que le quiten los metales pesados, los químicos, los detergentes,

el ácido, la sosa,

pero sí queremos que en este saneamiento de agua,

le quiten lo menos posible, lo que es materia orgánica.

que es la que nos sirve a nosotros.

El acuífero del valle de México,

de donde procede el 70 % del agua que suministra a la capital,

está sobreexplotado

y la ciudad se hunde un metro cada diez años.

México DF, una de las metrópolis más grandes del mundo,

sufre estrés hídrico permanente.

Es la gran paradoja de una urbe que se asienta sobre un lago,

sufre frecuentes inundaciones

y millones de personas carecen de buen suministro.

Isla Urbana, es una ONG que apuesta por el uso sostenible del agua.

Ayuda a los habitantes de la periferia pobre

a guardar el agua de lluvia,

mediante sistemas de captación sencillos y económicos.

Esto es un tlaloque. Es un separador de primeras lluvias.

Es un separador del agua de los primeros minutos de lluvia,

que son los más contaminantes.

Todo lo que está sucio en las láminas o en el techo,

se queda en este tlaloque.

Y de ahí ya nos vamos a la cisterna.

Posteriormente, la cisterna cuando ya tiene su bomba,

ponemos dos filtros,

uno de carbón activado, que es para sedimentos.

Y eso hace que se nos potabilice cien por cien el agua

para todo uso doméstico.

-Hemos comprobado, a ciencia cierta,

que es más limpia el agua que cae del cielo,

que ya viene libre de partículas contaminantes,

que la que llega del sistema de Cutzamala,

que viene tratada pero si se analiza,

se ve que viene con un tanto por ciento de heces fecales.

Una alternativa a los camiones-cisterna que, además,

ha reducido sensiblemente

la factura del agua en hogares como el de Rosalía.

Es muy bueno, porque la verdad el agua aquí es cara, es cara.

Y con el agua de la lluvia

pues ya uno se ayuda de alguna manera.

Controlar el agua es controlar la vida.

La gestión del "oro azul" influye en millones de seres humanos.

En Israel se reutiliza el 80 % del agua.

El Estado judío se levantó sobre un terreno árido.

Presumen de haber cumplido la profecía de Isaías:

de "hacer florecer el desierto".

Todo el desarrollo del riego en Israel

empezó por la falta de agua.

Tanto aquí, en este Kibbutz, donde no había agua

y había que buscar la forma de poder regar sin gastar agua,

e intentar minimizar el gasto al máximo,

como en todo el país.

La falta de agua ha desarrollado sistemas muy sofisticados

para aprovechar al máximo las gotas que tenemos.

En el kibbutz Naan no abunda el agua.

Los nuevos sistemas de riego

permiten aprovechar al máximo cada gota.

La que sale del grifo viene del mar de Galilea

y la que utilizan para riego agrícola,

es un embalse de aguas residuales tratada.

Los campos de berenjenas, naranjas y mandarinas

ha transformado el paisaje al que llegaron sus primeros pobladores.

Eliyahu nació y vive en el kibutz Naan.

El espíritu comunitario de sus comienzos

ha dado paso a otra forma de vida

y la actividad económica se ha diversificado.

Pero reivindican el espíritu pionero.

El agua no es ajena al conflicto

que enfrenta desde hace décadas a Israel y a Palestina.

No es una guerra por el agua, pero es un arma más.

Naciones Unidas ha denunciado

que la mayor parte del agua que consume Israel,

proviene de fuera de las fronteras de 1948.

En el valle del Jordán, militarizado por Israel,

el río no está a la vista,

pero sí son visibles las diferencias que separan a los colonos judíos

de los antiguos pobladores.

Los colonos consumen una media de 450 litros al día,

los palestinos, apenas 40.

Los colonos no tienen problemas de agua

y pueden dedicarse a la actividad agrícola;

los beduinos palestinos, malviven del pastoreo.

Pagan una media de 140 euros al mes por el suministro en cisternas

y no disponen de cañerías ni alcantarillado.

Burhany su familia son beduinos,

pero se asentaron en este paraje hace más de 30 años.

No quieren irse,

pese a que uno de sus hijos murió de un disparo

cuando pastoreaba cerca de un campo de entrenamiento israelí.

En el mundo hay 270 ríos transfronterizos.

Las aguas del Jordán bañan cinco territorios

y cuatro de ellos, -Líbano, Siria,

Jordania y Cisjordania-, acusan a Israel de sobreexplotar,

de forma unilateral, el río y los acuíferos.

La mitad de los 7.000 millones de habitantes del planeta

residen en ciudades.

En Nueva York, viven casi 20 millones.

Su rápido crecimiento provocó, en su día,

problemas en el suministro de agua.

Era necesaria para el consumo,

pero también para actuar con rapidez en caso de incendio.

Los estilizados edificios neoyorquinos,

incorporaron a sus tejados enormes depósitos

con capacidad de hasta 40.000 litros que, con el tiempo,

se han convertido en marca de la ciudad.

Las azoteas de Nueva York están coronadas

por más de 15.000 cisternas.

Hasta hace poco, cada tanque se dividía en dos partes:

la superior para el agua destinada al consumo

y la inferior, para la lucha contra el fuego.

La ley obliga a revisiones anuales

y el proceso de retirada y reconstrucción, dura tres días.

El agua que beben los neoyorquinos llega de Catskills,

una cuenca forestal que realiza, de manera natural,

las labores de filtrado.

La gran manzana presume de la calidad y del sabor de su agua.

El profesor Stephen Edberg, de la Universidad de Yale,

es uno de los grandes expertos en microbiología,

la ciencia que ha permitido combatir muchas enfermedades

que llegaban a través del agua contaminada.

La supervivencia de los seres vivos depende del agua,

y el agua, de unos ciclos cada vez más irregulares.

Es la consecuencia del cambio climático

cuyos efectos veremos antes de que acabe el siglo.

Los humedales, deltas y albuferas se verán afectados

por la subida del nivel del mar.

El caudal de los grandes ríos se ha reducido

y dispondremos de menos agua dulce,

aunque las cifras globales sean las mismas.

El agua que vamos a tener, con o sin cambio climático,

es la misma que había en tiempos de los dinosaurios.

Pero al final, en nuestra vida,

el cambio climático va a influir en que al cambiar los biorritmos,

va a haber más eventos extremos de sequías

y también de grandes lluvias.

Y eso nos va a llevar a grandes dificultades importantes

en el tema del agua.

Porque ya no vamos a disponer del agua que estábamos acostumbrados

en el régimen de lluvias que disponíamos.

La biosfera no nos necesita.

Nosotros sí. Dependemos de la aturaleza.

Hay un tema que pactar con la naturaleza.

No tendríamos que hacer un desarrollo económico

torciéndole el brazo a la naturaleza,

sino tendríamos que encontrar un modelo de desarrollo económico

que respetara a la naturaleza.

Porque entonces sí que será

de largo recorrido, de largo plazo.

Subtitulación realizada por Teresa García Román

En portada - La crisis del agua

40:33 14 may 2015

 En Portada analiza los desafíos para garantizar agua a toda la población mundial. Hay agua para todos, pero está mal repartida y contaminada. No es un problema de superpoblación sino de gestión. Aunque es un derecho universal, cada año mueren dos millones de personas por enfermedades derivadas de la falta de agua potable. El reportaje 'Las crisis del agua' analiza los desafíos del planeta para garantizar, a corto plazo, agua a toda la población mundial.

 En Portada analiza los desafíos para garantizar agua a toda la población mundial. Hay agua para todos, pero está mal repartida y contaminada. No es un problema de superpoblación sino de gestión. Aunque es un derecho universal, cada año mueren dos millones de personas por enfermedades derivadas de la falta de agua potable. El reportaje 'Las crisis del agua' analiza los desafíos del planeta para garantizar, a corto plazo, agua a toda la población mundial.

ver más sobre "En portada - La crisis del agua" ver menos sobre "En portada - La crisis del agua"
Xcerrar

Añadir comentario ↓

  1. Esther Prinz

    El agua, un elemento tan enlazado a la vida, a la existencia en el planeta, sólo cuando sentimos la escasez, tomamos en cuenta su importancia vital. La gestión del agua debe ser a partir del buen uso y de la equidad según las necesidades, de hacer llegar agua potable a todos, pero asegurar que cada quien debe tener conocimiento de la importancia del agua para evitar el uso desmedido, evitar la contaminación porque es crear insalubridad y es estar contra la vida. Potabilizar el agua tiene un alto costo. Si alguien tiene sólo un balde de agua al día, cuida cada gota como un tesoro, pues pensemos siempre que disponemos de un tesoro brillante que necesitamos para vivir.

    19 abr 2017

Los últimos 758 documentales de En portada

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Prisionero 151/716

    Prisionero 151/716

    41:27 05 nov 2018

    41:27 05 nov 2018 En Portada ha estado con uno de los iraquíes que fueron torturados por las tropas estadounidenses en la prisión de Abu Ghraib. Ali Alqaisi se reconoce en esta foto icónica que dio la vuelta al mundo. Ali ha desgranado para En Portada las torturas y vejaciones que las tropas estadounidenses le infligieron en la prisión de Abu Ghraib. “La tortura no se olvida nunca”. Han pasado quince años y Ali sigue arrastrando la losa de aquel proceso de deshumanización que empezó cuando, a su entrada en prisión, le asignaron el número 151/716. Alqaisi sigue reclamando justicia para él y para los miles de iraquíes torturados por las tropas invasoras. Asegura que lo que ha trascendido a los medios de comunicación es una parte ínfima de las torturas y abusos que se cometieron. Abu Ghraib era sólo una de las 76 cárceles que había entonces en Irak.

  • 1:40 05 nov 2018 "Estoy seguro de que lo publicado hasta ahora en los medios no es ni la millonésima parte de lo que realmente ocurrió en la prisión de Abu Ghraib". Quien así habla es Ali Alqaisi, uno de los iraquíes que fueron torturados por las tropas estadounidenses en la prisión de Abu Ghraib, y al que ha entrevistado el programa En Portada. Recuerda las sesiones de interrogatorios que sufría, de más de 15 horas. "Te prohibían beber agua y te encadenaban al suelo". "Nos tiraban heces y se orinaban encima del detenido". "He visto cómo violaban a hijas delante de sus padres, a mujeres ante sus maridos, a niños delante de su madre y su padre", explica aún conmocionado quince años después. 'Prisionero 151/716' se estrena este lunes 5 de noviembre a las 23:30 horas, en La 2 de TVE. 

  • 00:22 30 oct 2018 Las torturas en la prisión de Abu Ghraib tiene una imagen icónica que dio la vuelta al mundo: una persona completamente cableada vestida con una capucha. ¿Quién está detrás? En Portada te lo cuenta este lunes 5 de noviembre en #Prisionero151716.

  • 1:32 30 oct 2018 En Portada ha estado con uno de los iraquíes que fueron torturados por las tropas estadounidenses en la prisión de Abu Ghraib. Ali Alqaisi se reconoce en una foto icónica de la tortura que dio la vuelta al mundo. 'Prisionero 151/716' se estrena el lunes 5 de noviembre a las 23:30 h. en La 2 de TVE. Ali Alqaisi se reconoce en esta foto icónica que dio la vuelta al mundo. Ali ha desgranado para En Portada las torturas y vejaciones que las tropas estadounidenses le infligieron en la prisión de Abu Ghraib. “La tortura no se olvida nunca”. Han pasado quince años y Ali sigue arrastrando la losa de aquel proceso de deshumanización que empezó cuando, a su entrada en prisión, le asignaron el número 151/716. Alqaisi sigue reclamando justicia para él y para los miles de iraquíes torturados por las tropas invasoras. Asegura que lo que ha trascendido a los medios de comunicación es una parte ínfima de las torturas y abusos que se cometieron. Abu Ghraib era sólo una de las 76 cárceles que había entonces en Irak.

  • Saudade de mi barrio

    Saudade de mi barrio

    38:21 22 oct 2018

    38:21 22 oct 2018 Saudade de mi barrio aborda el problema del turismo de masas y la especulación inmobiliaria en Portugal. En Portada se adentra en Alfama uno de los barrios más turísticos de Lisboa. Un lugar donde la mayor parte de sus casas han sido rehabilitadas, pero donde muchos de sus vecinos fueron desahuciados de sus viviendas.

  • 00:46 22 oct 2018 La gentrificación es un fenómeno global que a veces se lleva por delante el alma de las ciudades. En Lisboa los vecinos no han declarado la guerra a los turistas, pero sienten que sus barrios están perdiendo su identidad. ¿Cómo se logra el equilibrio?

  • 1:01 22 oct 2018 ‘En Portada’ aborda el problema del turismo de masas y la especulación inmobiliaria en Portugal. El reportaje ‘Saudade de mi barrio’ muestra, desde Lisboa, algunas de las consecuencias del uso del turismo como motor de la economía. Un equipo del programa se adentra en Alfama, uno de los barrios más turísticos de Lisboa. Un lugar donde la mayor parte de sus casas han sido rehabilitadas, pero donde muchos de sus vecinos fueron desahuciados de sus viviendas. Los propietarios no renuevan los contratos de alquiler para poder convertir estas casas en pisos turísticos. En pocos años los precios de las viviendas se han disparado en todos los barrios lisboetas. Los más afectados son las personas mayores que llevan mucho tiempo residiendo en estos barrios. Los jóvenes también han sido expulsados del centro. El fenómeno de la “turistificación” afecta también al comercio tradicional que ha sido suplantado por otro tipo de tiendas especializadas solo en productos para turistas. Estreno el lunes 22 de octubre a las 23:40 horas en La 2

  • 1:26 09 oct 2018 Claudette es palestina, y no ha podido volver a entrar en su casa, en Jerusalén occidental, desde que Israel ocupó esa parte de la ciudad tras la primera guerra árabe-israelí (1948). Su antiguo barrio es ahora uno de los más caros de la ciudad. Su casa está valorada en varios millones, pero ella no ha recibido nada.

  • 41:09 08 oct 2018 Un equipo del programa ha estado en Jerusalén, siempre en el centro del conflicto árabe-israelí, para mostrar los problemas de convivencia y algunos aspectos de la ocupación a través del tren ligero que recorre parte de esta ciudad. Un tranvía inaugurado en 2011, con un trayecto de casi 14 kilómetros y con 23 paradas, sigue generando polémica, ya que se adentra por la Jerusalén ocupada y conecta los asentamientos ilegales construidos en esa zona. También atraviesa la denominada Línea Verde, que parte la ciudad en dos. El reciente traslado de la embajada estadounidense de Tel Aviv a Jerusalén ha reabierto el debate sobre su estatus internacional y ha colocado, de nuevo, a la ciudad en el epicentro de cualquier negociación de paz entre palestinos e israelíes.

  • 1:15 08 oct 2018 Jerusalén. Antes de las seis de la mañana se inicia el primer recorrido de la línea roja del tranvía urbano. Palestinos e israelíes suben a uno de los pocos espacios que comparten en esta ciudad. Con cristales blindados en puertas y ventanas, el tren tiene 23 paradas, algunas con nombres poco adecuados para la convivencia. Su recorrido de casi 14 kilómetros se adentra por la Jerusalén ocupada. "Aquí hay murallas invisibles que distinguen entre los judíos y los palestinos, aquí estamos prácticamente no en una ciudad con dos partes sino en dos planetas distintos", explica al programa En Portada de TVE Meir Margalit, historiador y escritor israelí. Margalit fue antiguo concejal de Jerusalén una ciudad a la que ahora ve más dividida que nunca: "Lo que yo veo es un temor, un temor mutuo, todos en esta ciudad viven con miedo." El tranvía conecta los asentamientos judíos construidos en la parte oriental con la parte occidental de la ciudad. Para los palestinos este transporte es un símbolo de la ocupación. Los israelíes ya tienen planificadas ocho líneas MÁS de tranvía para unir otros barrios de Jerusalén.

  • 1:10 05 oct 2018 Imágenes del rodaje del equipo de En portada en Jerusalén.

  • 1:48 05 oct 2018 La línea roja de Jerusalén es mucho más que el trayecto de un simple tranvía. Su recorrido, su blindaje o el nombre de sus paradas desvelan que todo ello tiene una interpretación política que va más allá de aliviar el caótico tráfico de Jerusalén.

  • 36:43 24 sep 2018 'El viaje de Madre Guáramo', un reportaje de plena actualidad, grabado hace apenas una semana, en el que acompaña a Meivis, una madre con tres hijos, en su viaje de Venezuela a Brasil para buscar un mejor futuro. Es una huida más de las que han protagonizado centenares de miles de venezolanos en los últimos meses. Meivis decidió dejar Venezuela el pasado 27 de julio. Fue justo después de la graduación de su hijo mayor, al ser consciente de que su país ya no le ofrecía un futuro. Meivis y sus tres hijos cruzaron la frontera con Brasil hace apenas diez días. Desde ese momento, 'En Portada' ha seguido su recorrido, cargado de angustia, incertidumbre y desesperación.

  • 00:45 21 sep 2018 Esta semana tenemos un programa muy especial: "El viaje de Madre Guáramo', en el que acompañamos a Meivis, una madre con tres hijos (César, Beatriz y Brian) en su viaje desde Venezuela a Brasil en busca de un futuro mejor. Estreno lunes 24 de septiembre, a las 23:30 en La 2 de TVE

  • Paralelo 38

    Paralelo 38

    40:57 10 sep 2018

    40:57 10 sep 2018 En portada viaja a la última frontera de la Guerra Fría. 2018 es el año de la distensión de las dos Coreas. El Paralelo 38 es una línea de separación marcada por la guerra de 1950, las heridas abiertas y los secuestrados por el Norte. Varios desertores de Corea del Norte relatan en primera persona las razones para su huida del país más hermético del mundo. Unos huyeron por la hambruna, otros en busca de libertad. Muchos han sido víctimas de la violación de los Derechos Humanos en la dictadura estalinista. Todos los protagonistas del reportaje viven con expectación los primeros pasos de distensión, especialmente tras la celebración de las dos cumbres intercoreanas.

  • 1:19 05 sep 2018 En Portada viaja a la última a la última frontera de la Guerra Fría. 2018 es el año de la distensión de las dos Coreas. 'Paralelo 38' se estrena en La 2 el lunes 10 de septiembre a las 23:30

  • 00:53 05 sep 2018 En Portada viaja a la última a la última frontera de la Guerra Fría. 2018 es el año de la distensión de las dos Coreas. 'Paralelo 38' se estrena en La 2 el lunes 10 de septiembre a las 23:30

  • 37:38 11 jun 2018 Los gunas, uno de los pueblos que mejor ha logrado mantener su identidad y autogobierno indígena en América Latina, habita en la comarca autónoma de Gunayala, integrada por más de 360 islas e islotes de origen coralino y una franja continental a lo largo de la costa del caribe panameño. Cada año atrae a miles de turistas seducidos por su apariencia paradisíaca. Pero para varias comunidades gunas la vida en sus islas no lo es tanto y saben que tarde o temprano, tendrán que trasladarse a tierra firme. Y la isla de Gardí Sugdub es la primera que lo ha pedido oficialmente.

  • 1:29 07 jun 2018 En Portada viaja a las islas Guna, amenazadas por el cambio climático. Sus habitantes pueden ser los primeros desplazados indígenas de América. Guna Yala es su territorio, una comarca autónoma del Caribe panameño. 'Guna Yala entre la mar y la tierra', se estrena el lunes 11 de junio en La 2 de TVE a las 23:30

  • 2:25 07 jun 2018 En Portada viaja a las islas Guna, amenazadas por el cambio climático. Sus habitantes pueden ser los primeros desplazados indígenas de América. Guna Yala es su territorio, una comarca autónoma del Caribe panameño. 'Guna Yala entre la mar y la tierra', se estrena el lunes 11 de junio en La 2 de TVE a las 23:30

Mostrando 1 de 38 Ver más