Dirigido por: José Antonio Guardiola

Espacio que ofrece reportajes que acercan al espectador a la actualidad internacional a través de situaciones conflictivas que sufren determinados países. ''En portada'' tiene varios premios, entre los que destacan el Premio UNICEF y el Premio Rey de España de Periodismo.

Contacto

Escriba al programa En portada: enportada.tve@rtve.es

3146378 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.11.0/js
Para todos los públicos En Portada - Cara Venezia - Ver ahora
Transcripción completa

(Campanas)

He despertado sobresaltada, inquieta.

Aunque no sé por qué.

Es un día como cualquier otro, un poco gris y con mucha humedad.

Tanta que hasta se puede tocar.

En la calle no veo nada raro.

La gente está ocupada con las tareas cotidianas.

Quehaceres que, como en otras ciudades,

son madrugadores pero que aquí tienen una característica especial.

El agua es mi peculiaridad.

Sobre ella me levanto.

Es mi espejo y siempre ha sido mi refugio.

Me consideran una de las más bellas.

Soy la más retratada, pintada,

protagonista y escenario de grandes obras.

Soy la reina del Adriático, la serenísima,

la más elogiada, protegida y observada.

Musa de grandes artistas, inspiración de creadores.

Pero cada vez me siento más sola.

Hablan de mi pasado glorioso, de mi decadencia,

pero se olvidan de mi presente.

Todo está dispuesto para mis invitados.

20 millones de personas vienen cada año a verme.

Yo ya estoy acostumbrada a ellos,

pero cada vez su presencia me inquieta más.

(Gritos)

(Aplausos)

¿Qué me está pasando?

¿Acaso quieren transformarme?

Ser la más hermosa no me hace sentir más segura.

Soy frágil y necesito cuidados.

A pesar de mis bellos vestidos, museos, plazas, iglesias,

palacios y puentes y de mi estilo único,

una mezcla de gótico, renacentista, clásico y barroco,

quieren ponerme un disfraz grotesco,

explotarme y convertirme en una marioneta,

un mero objeto comercial en el que todo se compra y se vende.

Es difícil encontrarse con venecianos por mis calles.

Vilma es uno de ellos.

Su forma de arreglarse, cuidando el mínimo detalle

aunque sea para ir al mercado

le distingue de los batallones de turistas

que desfilan por mis lugares emblemáticos, sitios de los que,

casi nunca, se desvían.

Quien quiere conocerme de verdad tiene que andar por mis calles.

Cruzar mis puentes, pasear por mis sestiere o barrios,

donde mis vecinos

llevan esta especial forma de vida condicionada por el agua,

que para ellos, no es complicada ni extraña

porque están acostumbrados desde que nacen.

La Piazzale Roma es el punto de partida

o el final de los recorridos.

Aquí los autobuses trasladan a tierra firme.

Es un lugar de paso, de ida y vuelta del trabajo, de incesante trasiego.

Cerca de este lugar me adentro por uno de mis barrios

y los protagonistas de las caminatas son ahora los niños.

Van al colegio andando o en patinete porque yo no tengo coche.

Aunque mi vida transcurre lentamente,

caminamos rápido siempre, buscando atajos.

Acostumbrados a subir y bajar escaleras.

Es así, ¿no, Mateo?

Como cada mañana hacéis Beata y tú para llevar a la pequeña Natalia

al colegio.

Me he dado cuenta que esta intranquilidad que siento

no es nueva.

Siempre he tenido miedo a desaparecer.

Terror a las catástrofes, pánico a hundirme.

(Música suspense)

Me han tenido mucha envidia

y desde que nací he tenido que esconderme para evitar

ser conquistada.

De ahí, mi carácter fatalista.

Olvido por un momento las preocupaciones y continúo mi paseo.

Me disgusta ver cómo me ensucian, cómo llenan de pintadas mis paredes.

¿Destruirme? ¿Por qué?

Voy en busca de ayuda.

Me subo al vaporetto, nuestro autobús acuático.

He llegado a Fundamenta Nuove, allí comen su pequeño hotel,

confieso a Mateo mis temores frente a una copa de proseco.

La mayoría de mis casas se han convertido en hoteles,

albergues, pensiones.

Ya no veo asomarse a mis vecinos por los ventanales.

Apenas quedan cines o teatros,

a pesar de que soy la ciudad del arte por excelencia.

Mateo, ¿qué me está pasando?

Mientras me alejo,

el eco de sus palabras sigue sonando y me acompaña en el recorrido.

La conversación con Mateo me ha inquietado más,

siento que alguien me persigue, pero la calle está casi vacía.

¿A dónde se ha ido todo el mundo?

Me dirijo hacia el centro.

Llego a esta farmacia en el campo de San Bartolomeo.

En su escaparate, me encuentro un alarmante aviso.

Un contador que va marcando cómo va disminuyendo mi población.

En 40 años he perdido la mitad de mis ciudadanos.

Uno de ellos es Adriano.

Tantos años a mi lado y, al final, también él ha acabado dejándome.

Aunque su trabajo le obliga a regresar cada día.

Llega al Tronchetto, una isla artificial que sirve de parking

y allí coge el vaporetto para llegar hasta mí.

Mientras me contempla a lo lejos, comprueba cómo ha cambiado todo.

Recuerda ese especial arraigo que sentíamos el uno por el otro.

Recorre las mismas calles por las que de pequeño

iba a comprar el pan, pero ahora apenas quedan tiendas

que no sean las de recuerdos para turistas.

Tampoco hay trabajo que no sea relacionado con este sector.

Por suerte, Adriano sigue haciendo lo que más le gusta.

Cuando termina el trabajo, muchos se dirigen de nuevo

a coger el vaporetto.

Le sigo y llego hasta la Piazzale Roma.

Allí cogen el autobús.

Va lleno de gente que se traslada a Mestre

y otras localidades cercanas,

donde se ha refugiado la mayor parte de mi población.

Vilma y María Rosa ensayan el mes de los bailes

que disfrutarán en carnaval.

Vilma se siente afortunada por poder seguir a mi lado

mientras María Rosa se consuela con las comodidades

que le brinda vivir en tierra firme.

Aunque Mestre sea tan diferente a mí,

como la forma de ser de estas dos hermanas.

(Música)

Muchas de las máscaras que veo no tienen ese toque de seducción,

belleza y misterio.

Son simples recuerdos para turistas

que no se han hecho en talleres artesanales

sino que han sido fabricadas en China a toda prisa.

Quedan ya pocos lugares en los que todavía

se pueden ver aquellas máscaras,

réplicas de las que se usaban durante la época de esplendor

de mis carnavales.

(Música)

Las máscaras no ocultan

sino que dejan ver lo que sin ellas está oculto.

No expresan ninguna emoción pero dejan libre el espíritu

y así puedes transformarte en lo que quieras.

La mayoría de los que me visitan

tienen una imagen estereotipada de mí, que yo misma,

sin darme cuenta, acabo aceptando.

Intento disfrazarme pero noto que, poco a poco,

estoy perdiendo el alma.

(Música orquesta)

Y me resisto a ello.

Así que voy en busca de aquellos lugares

donde los carnavales siguen teniéndome a mí

como principal invitada.

En la fachada de un palacio hay una misteriosa inscripción.

Me han dicho que han aparecido otras iguales en más edificios,

y que los vecinos están enfadados, pero no entiendo el mensaje.

Mis palacios, mis bellos palacios,

recuerdos de aquellos tiempos han dejado de ser habitados

por una sola familia.

Son tan costosos de mantener,

que la mayoría ha dividido sus estancias,

transformándolas en apartamentos para la venta,

o han sido adquiridos para convertirlos en hoteles.

Luca y Flavia pasan mucho tiempo realizando vestidos

como aquellos que lucía en mi mejor época.

Luca, como arquitecto, se preocupa también de mis edificios

y mi estructura.

Y mima con detalle aquellas fiestas de carnaval.

Estos salones fueron en su tiempo las habitaciones del palacio

dedicadas a las fiestas.

Por eso, quizás, en cada uno de sus rincones

se encuentra ese espíritu de carnaval que ahora intentan ocultar.

Y mientras cae la noche y la oscuridad lo envuelve todo,

empiezo a comprender por qué hay tantas historias de misterio

inspiradas en mí.

(Música jazz)

Los umbríos canales de aguas verdes y grisáceas,

y laberínticos paisajes me conducen de nuevo al agua.

Quizás, solo permanezco como un reflejo en ella,

solo por un instante, luego desaparezco.

Quizás ese misterio es el que me mantiene siempre viva.

Pero me asomo como si de un espejo se tratara,

y no veo mi silueta, sino una nueva amenaza.

¿Me mataran?

Tengo que evitarlo.

Acudo al comisario Marini de la policía,

aunque dicen que soy muy segura,

que puedo pasear sola por cualquier lugar

y a cualquier hora, voy a ver cómo me protegen.

Con la patrulla recorro algunos de mis canales.

Como una gran autopista, comprueban la velocidad de las embarcaciones.

A veces encuentran cosas que han sido arrojadas al agua,

como esta caja.

Pero también sofás, o incluso lavadoras.

Vemos también las huellas de la continua crecida del agua.

Las nuevas embarcaciones a motor provocan una estela que me daña.

El agua choca con mis cimientos y abre grietas en mis edificios.

¡Qué tristeza!

Antes solo me mecía el suave movimiento de las góndolas,

y en lugar de ruido de motores, solo se escuchaban risas de niños

que jugaban en mis canales de agua transparente.

Dicen que soy fascinante e intrigante,

que cuando se me conoce por primera vez

siempre queda algo oculto, inédito, que invita a volver a buscarme.

El tiempo parece detenerse aquí, es el salón más bello de Europa,

así llamó Napoleón a esta plaza, mi única piazza,

porque a todas las demás las llamo piazzale o campos.

Solo a primera hora de la mañana puedo recorrerla a solas.

De pronto surge en el agua algo que me tapa completamente la vista

y me hace temblar.

El miedo, pese a un nuevo intento de acabar conmigo,

me lleva alguien que sabe muy bien cómo prevenir asesinatos

o encontrar sospechosos.

Me dirijo uno de los lugares que suele frecuentar

el comisario Guido Brunetti.

Un personaje creado por Donna Leon, escritora estadounidense

de novela negra que vive conmigo desde hace varias décadas.

Brunetti es el protagonista

de sus novelas de intriga y asesinatos,

historias cuyo escenario son mis calles, teatros o canales.

Estoy segura de que a esta hora la voy encontrar tomando un expreso

en este histórico café.

A Donna Leon, es decir, a Brunetti no le extraña verme,

sabe muy bien que hay peligros que me acechan,

y uno en concreto del que siempre me alerta.

Así que, le pregunto directamente. ¿Cómo puedo salvarme, Brunetti?

La conversación con Brunetti se ha interrumpido.

Fuera se escuchan gritos.

Ciudades flotantes pasan a pocos metros de mí.

Algunos aseguran que no es al mar a quien debo temer,

sino a estos nuevos monstruos marinos.

En medio de los que protestan contra la entrada de estas naves,

veo a Silvio Testa, un periodista que siempre ha vivido conmigo

y que piensa que corro un grave peligro.

(Gritos)

Les veo entrar a lo lejos desde el Adriático,

acercarse y aproximarse serpenteando a través de mi canal de la Giudecca.

Rodeándome para poder contemplarme.

Desde sus balcones,

los turistas me miran como quien observa una postal,

y yo, como en los viajes de Gulliver, parezco la enana

y los barcos el gigante.

(Gritos)

Y los más gigantes con los que luchan

cual batalla de don Quijote y los molinos,

solo serán alejados para entrar por otra puerta.

(Gritos)

El nuevo recorrido no se priva mi vista,

comienza en el puerto de Malamocco, se dirige hacia mi zona industrial,

y a través del nuevo canal, llega al puerto marítimo.

Recorro la terminal de pasajeros junto al puerto,

a donde en un fin de semana llegan nueve de estos rascacielos del mar.

Su director, Roberto Perucchio dice que los temblores

no se deben a los grandes barcos,

que según estudios técnicos elaborados al respecto,

los temblores de los que hablo son solo fábulas.

Me habla del movimiento del agua, y también del movimiento del dinero

que supone la entrada de estos grandes barcos,

no solo para el puerto,

sino también para muchos comerciantes de la ciudad.

No solo me alarman los cruceros, sino el miedo a ahogarme.

El agua salada procedente del mar

inunda parte de mí varias veces al año.

Esto me causa muchos problemas. Son las mareas altas.

Las inundaciones son cada vez más frecuentes.

Todavía recuerdo las más destructivas en 1966.

Desde hace años trabajan en este faraónico proyecto de ingeniería

para evitar que el agua entre en mi laguna.

Unas barreras que se elevan cuando se necesitan

y se cierran por completo evitando que entre el agua.

Es el Proyecto Moisés, con un coste elevadísimo,

que antes de que lo terminen ya se ha llevado por delante

a toda la cúpula del sistema político regional

y local, acusados de corrupción.

Me refugio en uno de mis hoteles junto al Canal Grande.

Allí me encuentro al empresario hotelero Victorio

dispuesto a consolarme.

De nuevo en el café,

el comisario Brunetti sospecha que una de las claves

para resolver mi caso es estar ligada precisamente

a todo ese dinero que muevo.

En esta misma plaza he quedado con alguien

a quien quiero preguntar

acerca de lo que me decía el comisario Brunetti,

¿por qué no puedo tomar sola mis decisiones?

Hugo fue mi alcalde en 1990.

Ninguno de los políticos que me ha gobernado

ha sido capaz de alejar mis miedos.

Cada vez me siento más decrépita y abandonada.

(Timbre)

Solo los mayores me acompañan.

Los que a pesar de los inconvenientes

de vivir sobre el agua conservan sus casas

como si se tratara de la última joya de la familia.

Orgullosos de poder vivir en un lugar que millones de personas

anhelan contemplar, aunque solo sea por unas horas.

Y una mañana más, todo parece tranquilo.

Todos ocupados con sus tareas cotidianas.

Todos, ajenos a mi lenta agonía.

Elena ha logrado con sus pinceles

maquillar el triste viaje de mi muerte,

de la que, sin duda, existen culpables.

Veo la muerte como parte de mi destino.

Pero mis miedos se esfuman al comprobar que,

aunque hay demasiados culpables,

nadie está dispuesto a renunciar a mí.

Por cierto, alguien me ha dicho

que hace poco descubrió el significado

de aquella misteriosa inscripción que había aparecido en el palacio.

En el sistema Braille en francés, aquellos puntos raros decían:

"Aprende a mirarme invisible".

En Portada - Cara Venezia

41:07 28 may 2015

En Portada  innova y recrea las reflexiones que agobian a “La Serenísima”, la vieja ciudad de los canales, que poco a poco se vacía de los venecianos de siempre. En cuarenta años su número ha descendido a la mitad. Los altos precios de las casas, la falta de trabajo fuera del sector turístico, y la pérdida de su función urbana en beneficio de los turistas amenazan con convertirla en una especie de parque temático. 

Algunos de los proyectos destinados a salvarla, como el proyecto Mose, para tratar de evitar las inundaciones durante la marea alta, han destapado una amplia red de corrupción que ha llevado a muchos de los políticos regionales y locales a prisión.

A pesar de la disminución y del envejecimiento de su población, en Venecia han surgido movimientos ciudadanos de protesta contra la entrada en la laguna de los cruceros. En temporada alta, hasta nueve cruceros desfilan por el canal de la Giudeca en un fin de semana. Algunos vecinos alertan a Venecia de que estas enormes naves dañan su frágil estructura, mientras que los que viven del turismo, argumentan que la industria de los cruceros es la única que puede salvarla de un turismo cada vez más empobrecido por la crisis económica mundial. 

En Portada  innova y recrea las reflexiones que agobian a “La Serenísima”, la vieja ciudad de los canales, que poco a poco se vacía de los venecianos de siempre. En cuarenta años su número ha descendido a la mitad. Los altos precios de las casas, la falta de trabajo fuera del sector turístico, y la pérdida de su función urbana en beneficio de los turistas amenazan con convertirla en una especie de parque temático. 

Algunos de los proyectos destinados a salvarla, como el proyecto Mose, para tratar de evitar las inundaciones durante la marea alta, han destapado una amplia red de corrupción que ha llevado a muchos de los políticos regionales y locales a prisión.

A pesar de la disminución y del envejecimiento de su población, en Venecia han surgido movimientos ciudadanos de protesta contra la entrada en la laguna de los cruceros. En temporada alta, hasta nueve cruceros desfilan por el canal de la Giudeca en un fin de semana. Algunos vecinos alertan a Venecia de que estas enormes naves dañan su frágil estructura, mientras que los que viven del turismo, argumentan que la industria de los cruceros es la única que puede salvarla de un turismo cada vez más empobrecido por la crisis económica mundial. 

ver más sobre "En Portada - Cara Venezia" ver menos sobre "En Portada - Cara Venezia"

Los últimos 698 documentales de En portada

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Gambia sonríe de nuevo

    Gambia sonríe de nuevo

    41:06 pasado lunes

    41:06 pasado lunes Gambia se ha convertido en referencia democrática en África. Su transición es un modelo, pero no está exento de amenazas. El pasado enero, en un hecho sin precedentes en la historia reciente de África, caía el régimen del dictador de Gambia sin derramamiento de sangre. Se dio paso a la democracia.

  • Tu casa es nuestra

    Tu casa es nuestra

    40:17 02 oct 2017

    40:17 02 oct 2017 El reportaje ‘Tu casa es nuestra’ muestra la trama de los desahucios en Varsovia. Un equipo del programa ha viajado a Polonia donde miles de inquilinos han sido desalojados de sus casas, después de que el edificio en el que vivían, de propiedad pública, pasara a manos privadas. Los afectados cuentan a ‘En Portada’ hasta dónde puede llegar la intimidación por parte de los nuevos propietarios. Muchos arrendatarios están viviendo auténticas pesadillas en Varsovia, porque algunos de los nuevos propietarios los presionan (con una subida desorbitada del alquiler o, incluso, mediante intimidación y acoso) para que abandonen su hogar, a fin de poder vender o alquilar las viviendas a un precio mucho mayor. Inquilinos, activistas y algunas instituciones denuncian un proceso al que han denominado “reprivatización salvaje”. Señalan a propietarios sin escrúpulos y a una “mafia” que utiliza todo tipo de estratagemas para forzar el desalojo de quienes se resisten a marcharse, y para silenciar a las voces críticas que se alzan en contra. Una ONG en defensa de los inquilinos y periodistas de investigación han destapado las conexiones entre algunos funcionarios del Ayuntamiento de Varsovia y grandes inversores inmobiliarios, envueltos en este proceso de reprivatización. La fiscalía y la Oficina Central Anticorrupción ya han practicado varias detenciones y siguen investigando una posible trama de corrupción. El proceso de reprivatización se inició en Polonia con la llegada de la democracia en 1989. Varsovia quedó prácticamente arrasada durante la II Guerra Mundial y el régimen comunista puso en marcha la rápida reconstrucción de la capital y la nacionalización de la propiedad. En las últimas décadas, antiguos dueños han empezado a reclamar sus derechos sobre la propiedad nacionalizada. Pero la ausencia de una legislación y de una vigilancia por parte de las autoridades ha llevado al desahucio y a la práctica indefensión de unos 40.000 inquilinos sólo en la capital polaca.

  • Un pueblo en dos países

    Un pueblo en dos países

    40:41 18 sep 2017

    40:41 18 sep 2017 Durante siglos, la oscilante frontera entre Francia y Alemania ha generado multitud de historias personales de unión o división, según los casos. En Portada ha buscado esos testimonios.

  • Los tiempos de Erdogan

    Los tiempos de Erdogan

    40:05 26 jun 2017

    40:05 26 jun 2017 En Portada aborda la división en Turquía entre partidarios y detractores del presidente Erdogan, un Estambul de relojeros en que el inexorable paso del tiempo afianza las dos Turquías, la tradicional que mira a Oriente y la más juvenil y moderna que se asoma a Occidente.

  • Entre muros y santuarios

    Entre muros y santuarios

    41:20 12 jun 2017

    41:20 12 jun 2017 En Portada aborda el asunto de la inmigración en Estados Unidos: Desde los centroamericanos que acaban de cruzar la frontera hasta aquellos que llevan allí toda una vida trabajando con permiso de residencia y ahora se han lanzado a tramitar la ciudadanía estadounidense por temor a una expulsión. La historia comienza en McAllen, una ciudad del sur de Texas. Allí llegan a diario decenas de salvadoreños, hondureños y guatemaltecos que cruzan el Río Grande en lanchas fletadas por coyotes. Y desde McAllen, En Portada desarrolla todo el proceso en el que se embarcan los que escapan de sus países en busca de una vida algo mejor. En la inmensa mayoría de los casos, la huida surge de la violencia o la pobreza.

  • 41:21 22 may 2017 En Portada recorre las dos orillas del Dniéster a su paso por Moldavia. El río delimita el conflicto más olvidado de Europa, el de Transnistria (en rumano/moldavo) o Pridnestrovia (en ruso), heredero de la disolución de la Unión Soviética. Cuando se cumplen 100 años de la Revolución Bolchevique, en este pequeño territorio europeo, de poco más de 4.000 kilómetros cuadrados, Lenin merece todo los honores y Moscú es el gran valedor. La autoproclamada República Moldava Pridnestroviana rompió con Moldavia en septiembre de 1990, pero no con la URSS. Delimitada por el río Dniéster al oeste y por Ucrania, al este, este pequeño territorio marca también una de las fronteras del pulso estratégico que, desde el fin de la URSS, mantienen Rusia, la Unión Europea y la OTAN en el este europeo. Hasta ahora, Pridnestrovia no ha conseguido el reconocimiento internacional, ni siquiera por parte de Moscú, su gran aliado. Este conflicto enquistado condiciona además al desarrollo de ambas orillas del Dniéster. Moldavia es el país más pobre de Europa y el más desconocido.

  • La paz empieza mañana

    La paz empieza mañana

    41:14 08 may 2017

    41:14 08 may 2017 En Portada ha sido testigo de la desmovilización de las FARC, la guerrilla más antigua de Latinoamérica. Para todos, sociedad civil, gobierno e insurgentes, comienza la paz, tras medio siglo de conflicto. ¿Se puede superar un conflicto que a lo largo de 52 años ha causado 220.000 muertos; 5 millones de desplazados; más de 40.000 secuestros; 60.000 desaparecidos que yacen en fosas comunes repartidas por todo el país? ¿Se puede poner a cero el contador de la historia?¿Por qué el gobierno de Juan Manuel Santos ha conseguido lo que intentaron, sin éxito, anteriores presidentes? . Nadie sabría responder con certeza, pero los analistas y expertos en el conflicto más antiguo de la región latinoamericana, coinciden en que sólo ahora se han dado circunstancias que antes no existieron: discreción en las negociaciones que han durado seis años y de las que sólo se tuvo noticia en el último tercio; una férrea voluntad por parte del gobierno y de las FARC para llegar a un acuerdo y la externalización del diálogo que transcurrió fuera de Colombia y con la mediación de gobiernos extranjeros y de Naciones Unidas. El proceso está en una de las fases más delicadas: la de la desmovilización de las FARC, la guerrilla que en los 90 estuvo a punto de ganar la guerra al Estado; la entrega de las armas y la puesta en marcha del calendario de incorporación de los guerrilleros a la vida civil. El llamado Mecanismo de Monitoreo y Verificación –del que forman parte el gobierno, la guerrilla y Naciones Unidas-, tenía una hoja de ruta para la entrega de las armas que debería finalizar el 1 de junio.

  • El temporal francés

    El temporal francés

    39:03 24 abr 2017

    39:03 24 abr 2017 Un día después de la primera vuelta de las elecciones presidenciales, En Portada retrata la nueva Francia. Un equipo del programa recorre el país para mostrar los cambios sociales, económicos y culturales que han configurado un nuevo mapa político.

  • 5:53 21 abr 2017 El viraje de Francia hacia la ultraderecha ha llegado hasta el sur del país, tradicional feudo de la izquierda. "No podemos aceptar que las fronteras no existan. Las fronteras nos protegen. Es una locura. Yo no estoy de acuerdo con todo lo que dice Trump, pero su elección en el país del culto al librecambio significa que se lo cuestionan. El voto sobre el Brexit es lo mismo: es el rechazo a eso. Quizás vivamos lo mismo en Francia", explica al programa de TVE En Portada, Robert Ménard, el alcalde de Béziers, la mayor ciudad de Francia en manos de la extrema derecha. Ménard no pertenece al Frente Nacional, pero llegó al poder con su apoyo. Béziers es también la ciudad más pobre de la región de Occitania, en el sur del país. La tasa de paro duplica la media nacional.

  • La casba rebelde

    La casba rebelde

    40:28 10 abr 2017

    40:28 10 abr 2017 La casba de Argel es mucho más que una medina, mucho más que el barrio más antiguo de la capital y más que el lugar reconocido en 1992 por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad, por su interés cultural e histórico. La casba es el corazón del país y late en función del propio sentir de Argelia. Un pulso que se ha mantenido en paralelo con los acontecimientos más sobresalientes de su historia.

  • 40:55 07 abr 2017 En la actualidad, unas 3.000 mujeres y niñas yazidíes siguen siendo esclavas del Dáesh. En diciembre de 2015, Nadia Murad intervino en el Consejo de Seguridad de la ONU y pidió al mundo que pusiera fin a la barbarie. En su ofensiva en el norte de Irak, el Dáesh ejecutó a miles de hombres y secuestró a más de 5.000 mujeres y niñas yazidíes, para convertirlas en esclavas sexuales. Una de las protagonistas de este reportaje, Nadia Murad, narró ante las cámaras de 'En Portada' el horror que sufrió a manos de los yihadistas.

  • El puente de Bolívar

    El puente de Bolívar

    40:34 27 mar 2017

    40:34 27 mar 2017 En Portada viaja esta semana al punto fronterizo más dinámico de América Latina, el puente Simón Bolívar, que une Cúcuta (Colombia) y San Antonio del Táchira (Venezuela). A ambas orillas del río Táchira, colombianos y venezolanos comparten lengua, gastronomía, familias, historia, economía, problemas y conflictos. Unas relaciones fluidas, no exentas de problemas, que se vieron interrumpidas por el cierre del puente durante un año. Su reapertura en agosto fue una fiesta multitudinaria. Desde entonces, aunque el paso aún está limitado y no ha recuperado la fluidez de antaño. Colombianos y venezolanos cruzan a diario este puente en un incesante ir y venir, buscando en el otro lado lo que más les conviene. Los colombianos, la gasolina barata de Venezuela. Y los venezolanos, los comercios donde encuentran los innumerables productos de primera necesidad que han desaparecido de sus tiendas. Un trasiego de mercancías, abonado por la diferencia de precios, da pie también a un contrabando al por menor y otro, mucho mayor, controlado por grupos criminales.

  • Holanda en claroscuro

    Holanda en claroscuro

    40:21 13 mar 2017

    40:21 13 mar 2017 En Portada retrata las contradicciones de Holanda, un país abierto y tolerante en el que podría triunfar la extrema derecha. Las elecciones se celebran el miércoles 15 de marzo. El populista de extrema derecha Geert Wilders disputa la victoria al primer ministro holandés, el liberal Mark Rutte. En cualquier caso, y según las encuestas, ninguno obtendría mayoría suficiente para gobernar en solitario y de nuevo será necesaria una coalición. En Holanda en claroscuro escuchamos a representantes políticos, sociales, culturales contrarios y favorables a la extrema derecha y también a miembros de la comunidad musulmana y a refugiados. Musulmanes y refugiados están en el punto de mira de la extrema derecha. También hemos viajado a la ciudad de Almere y a la turística Volendam, bastiones en los que Wilders ha ganado en distintas elecciones.

  • Los últimos de Calais

    Los últimos de Calais

    39:23 13 feb 2017

    39:23 13 feb 2017 Las gaviotas han vuelto a colonizar las dunas de Calais sobre las que creció el mayor asentamiento de inmigrantes y refugiados que ha habido en Francia. Los propios desplazados se referían al campamento como 'La Jungla', un lugar insalubre sobre lo que fue un vertedero, sin apenas infraestructuras, tapizado de lonas y plásticos, donde se hacinaban cerca de 10.000 personas. Un equipo del programa ha vivido de primera mano este proceso, que sirve para analizar la política migratoria europea. El desmantelamiento del campamento de Calais fue un golpe de efecto ante 500 informadores de todo el mundo, que veían cómo los inmigrantes subían a los autobuses, aparcando así su sueño de pasar al Reino Unido. Esos autocares les trasladaban a los Centros de Acogida distribuidos por toda Francia. Además, ha sido un éxito político para el Gobierno de François Hollande, al que acusaban de mirar a otro lado y permitir un enclave extranjero en suelo francés. Aunque la dispersión ha rebajado la presión y los incidentes en la autopista del Eurotunnel, nadie duda que la medida no detendrá la hemorragia migratoria de quienes cruzan Europa, con la vista puesta en el Reino Unido, donde tienen familiares o amigos. De hecho, los Centros de Acogida se han vaciado lentamente y la presencia de los inmigrantes y refugiados en el área de Calais ha ido en aumento. Lo que pasó en Calais concuerda con las nuevas políticas de la Unión Europea que, pese a la falta de políticas comunes, sí parece estar de acuerdo en cortar los flujos migratorios de carácter económico y en endurecer sus políticas de asilo.

  • Guerra a la mentira

    Guerra a la mentira

    40:33 30 ene 2017

    40:33 30 ene 2017 Guerra a la mentira aborda una nueva forma de investigar los conflictos, aunque los hechos ocurran en lugares lejanos o inaccesibles: la investigación de fuentes abiertas, basada en analizar lo que se publica en abierto en Internet. Las nuevas tecnologías, con dispositivos móviles e Internet, permiten documentar lo que sucede en cualquier lugar del mundo en tiempo real y compartirlo en la red.

Mostrando 1 de 47 Ver más