El señor de los bosques La 2

El señor de los bosques

Domingos a las 18.30 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4313858
Para todos los públicos El señor de los bosques - Programa 2 - ver ahora
Transcripción completa

"En el Pirineo oriental navarro se extiende una enorme mancha verde

de 17.000 hectáreas:

la Selva de Irati.

Es el segundo mayor bosque de hayas y abetos de Europa,

solo por detrás de la Selva Negra de Alemania.

Las hojas de las hayas forman una tupida cobertura

que mantiene el frescor y favorece el crecimiento de musgos

y de nuestras apreciadas setas.

Internarse en un hayedo

es transportar tu imaginación a un mundo mágico

poblado por hadas y brujas.

Por eso he venido con la escritora Espido Freire

que es una fabuladora y yo creo que tiene algo de hechicera.

Nuestro chef, Diego Ferrer

nos cocinará hoy un sabroso pichón,

acompañado de lo que le traigamos en la cesta".

Espido, estamos aquí en la zona occidental de la Selva de Irati

y este es el hayedo abetal,

seguramente es el segundo más importante de Europa.

Y tiene unas hayas

viejas, superespectaculares.

Es una zona un poco aclarada para el ganado.

Para el ganado, sí. Vestigios

de que ha estado el ganado.

Es muy elegante llamar vestigios a lo que estamos encontrando.

Es elegante el lugar.

El lugar es impresionante. Es impresionante.

Yo no había estado nunca, sí conocía la zona.

Había hecho el camino de Santiago desde Roncesvalles.

Además yo no soy de demasiado lejos,

soy de la zona entre Bilbao y Álava.

Pero siempre estaba intentando venir a la Selva de Irati

y fíjate la ocasión ahora a principios de otoño

y contigo que me ha traído aquí.

Estamos aquí en esta zona que es más húmeda.

Ya se nota, ya. Boj, que es este arbustillo de aquí.

Esto nos proporciona aquí en mitad de las hayas también

que no tiene apenas vegetación.

Y vamos a ir para este lado porque acabo de ver una seta.

Es que es tan blanquita que se ve muy bien.

Ah, sí, mira. Destaca bien. Destaca muy bien.

Esta seta yo juraría,

sin sacarla. Las setas hay que sacarlas para identificarlas.

(ASIENTE) Juraría que es del género amanita.

que yo creo que sí.

Estamos en lo cierto. Es bonita, ¿eh?

Sí.

Es una amanita muy bonita y muy elegante.

Esto viene del monte Amano, en Grecia,

el genérico de amanita.

Y tiene... Es una familia extensa,

y venenosa y comestible.

Esto es una "amanita lividopallescens"

o de la misma estirpe. (ASIENTE)

Son amanitas que no tienen anillo, el subgénero "amanitopsis".

"Sección vaginatae" porque vagina significa "vaina".

Y en este caso está envainada con un saquito que se llama volva.

¿Lo ves? Estás diciendo guarrerías

una detrás de otra. Sí, esto de las setas...

"Phallus impudicus", que es otra seta.

Bueno, pues esto tiene aquí un saquito que envuelve

solo el género amanita,

todas las especies del género amanita.

Y otras que se llamaban

antiguamente "volvariellas", que son "volvopluteus"

por eso se llaman así.

Solo esos dos géneros tienen este saquito, esta volva.

Posiblemente comestible,

pero previa cocción.

Ya.

Bueno, pues ¿qué hacemos?

¿La llevamos o la dejamos? Vamos a dejarla.

Aunque la hayas desprendido, las esporas continúan

su función, ¿verdad?

No envejecería igual que una seta, pero puede soltar esporas,

de hecho estará esporando. Muy bien.

Que espore, que espore.

"Especie cosmopolita que podemos encontrar

en casi cualquier tipo de bosque,

formando pequeños grupos o de forma aislada.

El grupo "vaginata" incluye especies muy parecidas,

la mayoría de las cuales solo se diferencian

por la tonalidad de su sombrero.

Es una seta tóxica y, por tanto, debe ser evitada.

La recogida de setas no es libre en Irati.

Existen permisos de día y por temporada.

Se trata de favorecer un aprovechamiento sostenible

y responsable de los recursos del bosque".

¿Has visto la cantidad de musgo que hay por esta zona?

Está todo tapizado. ¿A que sí?

La gente suele pensar que el musgo surge solo en la cara norte.

Estaría desconcertado si alguien viniera y viera

que no hay norte, ni este ni oeste.

Tendrían un problema para poder ubicarse.

Yo creo que no estamos acostumbrados a ver esto

más que en las películas, en los cuentos de hadas,

en el imaginario colectivo.

Nos lleva al norte, pero no al norte de España,

sino al norte más nórdico,

a los bosques que nos contaban los hermanos Grimm,

donde se perdían las niñas y aparecían lobos que hablaban.

Y elfos. Estamos en tierra propicia para leyendas.

Mira, aquí en mitad del camino hay unas setas superchulas.

Mira, mira, mira. Ah, pues mira.

¿Esto es una seta? (RÍE) ¿Si esto es una seta? (RÍE)

Parece una nave espacial. Una estrella.

Está muy resbaladiza, hay que tener cuidado.

¡Ole! Fíjate, mira lo que suelta.

Sí.

(ASIENTE) O "Estrella de tierra".

"Geastrum".

"Gea", de la diosa Gea.

"Astrum"... "Astrum" de estrella.

Y aquí dentro tiene la masa esporal.

Que sale... Sí, sí.

Es como un Pedo de lobo.

Pedos de lobo que hay en los prados. Que hace: chuf.

Pero está inserto en un soporte.

En este caso serían como unas lacimias,

como una especie de radios de estrella.

Es superdura. ¿Puedo?

Sí, claro.

Qué gracia, es consistente. Es consistente.

Parece casi material sintético. Es coriáceo.

Goma... ¡Coriáceo!

Y la masa esporal se dispersa.

Normalmente viene en forma de huevo, se va abriendo,

Vale, vale. Que protege entonces la masa de las esporas.

Y por eso es tan dura. Efectivamente.

forma un pequeño micelio o un gran micelio

e irán saliendo más en esta zona húmeda.

Importante, curiosa y bonita seta.

Sí.

"Es la especie de mayor tamaño dentro del género "Geastrum",

llegando a alcanzar un diámetro de 12 centímetros.

Su nombre "triplex" viene por su característica más singular,

las tres capas de las que se compone.

Al ser una especie cosmopolita

aparece en distintos tipos de bosques,

pero también en claros y matorrales.

La solemos encontrar en pequeños grupos".

Mira, aquí, de cara,

otra seta... ¡Hala!

Y con un aspecto diferente.

Tócala. ¿Es compacta o es gelatina?

Es gelatinosa. Ah, ostrás.

De hecho, se llaman hongos gelatinosos.

Estos, del género "exidia",

tienen ese aspecto turbinado,

como metido así en...

Cuerpos fructíferos de seta unidos.

Y lo que hace es descomponer la rama que está aquí caída,

que ya está seca. Empieza por aquí...

Efectivamente. Ya.

Y son curiosas por la textura. Da un poquito de grima,

entre tú y yo. Sí, ¿verdad?

Pero tiene su aquel tocarle, tiene humedad,

es curiosa.

Realmente esta seta no sirve a nivel culinario.

No se puede comer. Ya.

Pero sí es descomponedora de la materia orgánica,

en este caso de la rama caída.

Y forma a veces colonias enteras en los árboles.

En este caso en este.

Hay otras especies de "exidias" oscuras,

que nacen en otro tipo de árboles,

pero, en este caso, esta a nivel culinario no sirve.

Cero. Limpian el bosque poco a poco.

Efectivamente, son limpiadoras de bosques.

"Estos hongos se alimentan de madera en descomposición,

donde crece uniéndose unos a otros hasta formar grupos gelatinosos.

Cada uno de los hongos es de pequeño tamaño,

no superando los 3 centímetros de diámetro.

Su cuerpo fructífero recuerda a un cerebro,

de ahí que se diga que son cerebreiformes.

Como bien describía Espido, no tiene un aspecto muy apetecible

y apenas tiene carne,

así que, aunque no es tóxica, no se emplea en la cocina.

Koldo Villalba es un guía de naturaleza

que conoce este bosque como nadie.

Caminar a su lado y escuchar todo lo que tiene que contarnos

Especialmente cuando nos habla de la relación del hombre

con este ecosistema tan rico".

¿Sabéis qué hacemos aquí cuando tenemos sed?

Vas por el monte y te has dejado la botella de agua

puedes comer estas hojitas de trébol.

(KOLDO) De los "oxalis". "Oxalis".

Tienen ácido oxálico... (ESPIDO) ¿Se puede comer?

(KOLDO) Sí, sí.

(ESPIDO) ¡Hum! (KOLDO) Un sabor a limón

que notaréis en la lengua.

Sí, sí.

Trébol de toda la vida, pero no el trébol

que estamos acostumbrados a ver.

(KOLDO) No es el mismo que puedes encontrar en el césped de la piscina.

Gramíneas. Sí, eso es.

"Esta hierba es propia de los bosques frescos

y, por tanto, muy común en el norte de España.

Tiene hojas trifoliadas, como las de los tréboles,

pero cada uno de los segmentos o foliolos es de forma acorazonada.

Además de usarse en medicina tradicional

también sirve para dar un toque refrescante a sopas y ensaladas,

pero debe hacerse con moderación por su contenido en ácido oxálico".

(KOLDO) Precisamente, hablando de la vida y de la muerte,

aquí tenemos una planta que se usaba en la Edad Media como abortiva.

-Es la "daphne laureola" o adelfilla.

-Ah, claro. Las adelfas son venenosísimas.

-Provoca unas contracciones muy fuertes,

y en el caso de estar embarazada perdería al niño.

Es el caso de algunos frutos,

como el "juniperus oxycedrus" el enebro de la miera,

que se llama en algunos sitios,

es abortivo.

Y la ruda, y el perejil. Y había toda una farmacopea

para embarazos no deseados.

Ahora, duro, ¿eh?

Este tipo de contracciones debían ser... Vamos.

Sí. Había muchas mujeres que morían. Como no tomes la dosis adecuada...

"La laureola o adelfilla es un arbusto

que alcanza el metro de altura.

Le gustan los suelos calizos de los lugares frescos,

como los sotobosques y las zonas de matorral de baja y media montaña.

En la medicina popular se cocían las hojas y los tallos

para curar heridas y llagas.

La corteza, en cambio, es irritante y muy efectiva como purgante.

Por supuesto, también es abortiva".

Estas hayas de aquí

para los celtas, árboles sagrados.

Y además, los alemanes les llaman "las madres del bosque".

y donde estaban ellas no permitían que creciera ni nada ni nadie más.

¿No? Efectivamente.

Menuda madre, menudo jefe... (VICENTE RÍE)

Pues fíjate, toda la sombra que dan

no deja que crezca apenas vegetación,

excepto en algunas zonas aledañas algún tipo de arbusto.

¿Tú sabes que la corteza del haya se usaba para hacer pan?

Se tostaba, se secaba y se mezclaba con harina.

¡Ah, mira! Mira qué hay aquí.

Bueno, no te creas. (RÍE)

Porque voy entrenando contigo. ¿Qué son?

Me parece, voy a sacarlas, que son Setas del ajo

o setas Con sabor a ajo.

Se llamaba antiguamente "Marasmius alliaceus",

pero ahora mismo la han cambiado de género...

No fastidies. Sí.

Sin avisar. (RÍE) Avisando.

Entonces ahora se llama "Setulipes alliaceus" creo recordar.

Es una seta que tiene el pie muy largo.

Sí. Y un poquito rígido.

¿No? Es totalmente resistente.

Es bastante duro, negro.

La parte interna es blanca,

por aquí arriba tiene un color marroncillo,

el mamelón es la parte de arriba, mamelón o pezón.

Un poquito más oscuro. (ASIENTE)

El margen ligeramente acanalado.

Y sobre todo, vamos a aplastar una para que veas

por qué se llama Seta del ajo.

A ver.

Sí. Sí, sí. Es ajo, ajo. Es ajo.

No es comestible "per se",

pero se ha usado para aromatizar guisos.

Como condimento. ¿Seca?

Sí, hombre, un poco más seca.

Incluso el sabor...

Prueba un poquito. Que no te dé reparo.

A mí reparo no. En la punta de la lengua.

Ya no muero joven...

Sí, sí sabe a ajo, sí.

Sabe a ajo. Huele más de lo que sabe.

pero si no sabría bastante más.

Vamos a llevarle a Diego alguna de estas

a ver si puede hacer... ¿Si pillamos más?

¿Son frecuentes? Solo sale bajo hayas.

Vale. Es decir, el haya no permite que crezca casi nada,

pero, por ejemplo, esta seta sí.

Tienen un cortejo fúngico o microflora,

así se llama, asociado impresionante las hayas.

Muchísimas variedades distintas.

¿Quién no querría un cortejo fúngico detrás de ellos?

Y menos dicho de esa manera.

"En algunas guías aparece como "Marasmius alliaceus",

que era su antiguo nombre.

Su largo pie puede alcanzar los 20 cm,

es estrecho y aterciopelado.

Eso y su sombrero, de un diámetro de 2 a 5 cm,

le dan un aspecto inconfundible.

Crece en suelos donde hay hojas y ramas en descomposición,

principalmente de hayas.

Su sabor a ajo le convierte en un sustituto perfecto

para los que tengan alergia a este ingrediente.

Nuestra cesta se ha llenado de cosas interesantes,

pero poco de comestibles.

Más nos vale encontrar algo que llevarle a nuestro chef,

y amigo mío, Diego Ferrer.

Y es que Espido es una conversadora extraordinaria.

Sin darnos cuenta ha transcurrido toda la mañana.

Y podríamos seguir con mil historias,

como alguna que me atañe particularmente".

El culto a los bosques tiene un hombre verde, "The Green Man" inglés.

(ASIENTE) O tienen un espíritu protector.

EL "Basajaun" era precisamente eso,

era un hombre fuerte, fornido,

a veces llevaba una estaca,

se le representaba con el cabello y la barba larga,

a veces se identificaba con el padre Dios o con el padre Cielo.

Al mismo tiempo que Amalur estaba considerada la Madre Tierra.

Y habitaba por aquí, era el protector de quienes venían

y de quienes lo respetaban.

Luego se han hecho muchas conexiones y se han contado muchas historias.

Pero viendo todo esto alrededor,

¿no tienes la sensación de que está vivo?

De que hay algo más que nosotros y los árboles.

Y nos ha ofrecido un regalo.

¡Ah! ¿A ver?

Pues esto es una seta...

Seta llamada Lengua de vaca o Lengua de gato.

Que es una seta comestible,

que vamos a llevar a Diego para que haga su plato.

La parte del himenóforo... Por aquí parece la lengua del gato.

Por la parte de arriba no tanto.

Tiene unos dientecitos,

"acúleos" se llaman técnicamente.

"Acúleos". "Acúleos" o "hydnos".

El género se llama "Hydnum".

Es una seta que tiene una textura muy curiosa.

Un poco como harinosa. La carne espaciada.

Está muy húmeda porque ha llovido,

pero es seca.

Y un pie macizo, una carne interesante de sabor.

¿Consistente? Muy consistente.

Tiene pinta.

En platos en general, y en croquetas, por cierto,

está muy rica porque tiene un pelín de amargor al final.

"Seta con múltiples aplicaciones en la cocina,

aunque los ejemplares adultos amargan.

Para evitar ese regusto se recomienda coger ejemplares jóvenes,

tirar el agua en el que se cuezan

y retirar los pequeños aguijones que hay en su himeneo,

es decir, debajo del sombrero.

De hecho, estos aguijones son los que le dan el aspecto

de una lengua de vaca y de ahí su nombre común.

Es fácil encontrarlas formando hileras de varios metros

o agrupadas en corros de brujas.

Una de las principales entradas a la Selva de Irati es Orbaizeta,

un municipio en el que la abundancia de madera y de minas de hierro

hizo que en el siglo XVIII se levantase aquí

una fábrica de municiones.

Estuvo operativa cien años, en los que vio varias guerras,

como la de la Independencia y las Carlistas.

Por eso era un objetivo militar habitual

y sufrió varios ataques franceses.

Hoy las ruinas de esta fábrica de municiones

son una joya de la arquitectura industrial del siglo XVIII".

¿Producían armas y municiones, las dos cosas?

-Armas. Digo armas siempre la hemos llamado la "fábrica de armas",

pero en realidad nunca se han hecho armas.

Se ha hecho munición

de guerra, de cañón.

Y principalmente para la Guerra de la Independencia,

para las guerras de América.

Imagino que viviría mucha gente al borde de toda la producción,

¿y al final qué pasó? ¿Hubo despoblados?

¿Sois familia los que habéis quedado aquí?

En realidad conozco a muy pocas personas.

Ahora me vienen a la cabeza dos

que puedan ser descendientes de gente que ha trabajado aquí.

Porque esto fue construido... El pueblo, Orbaizeta, está a 5 km.

Era un pueblo que se dedicaba a la ganadería.

Esto fue como una colonia, fue un recinto militar.

Estuvo amurallado. Y la mano de obra se trajo de donde se pudo.

Seguramente también de aquí.

Había gente de Orbaizeta que trabajaba aquí.

"Entre historia y leyendas,

nos encaminamos a la cocina que nos acompaña en cada programa.

Llegamos a Aribe, donde nos espera Diego".

Ya estamos en la cocina. ¿Qué habéis traído?

Aparte de nuestro buen humor,

hemos traído alguna variedad de setas.

A ver qué encuentras y qué te vale.

Pues hoy vamos a hacer con esta seta

dejarla sin el tallo y sin la parte de la espora

porque vamos a hacer el pichón con membrillo, en su jugo,

con las nueces garrapiñadas

y un poquito de micromezclum por encima de él.

Vamos a marcarlo. Qué bueno.

Y vamos a tener que hacer el despiece del pichón entero.

Yo llevo el delantal... Trae un cuchillo.

...porque llevo mucho tiempo, pero te voy a hacer de guía.

Vamos a cortarle las alitas

que lo vamos a reservar para un jugo.

Y vamos a hacerle un corte por aquí,

como si fuese el pollo cuando lo separas de los cuartos.

Y con esto haremos un jugo

y el resto de la pechuga con la carcasa,

lo vamos a sellar con mantequilla clarificada,

que ya hemos hecho también.

Yo rasparía esto, el pie tampoco se va a aprovechar,

y aprovechamos la carne del sombrero.

Genial. Y así lo hacemos a la plancha.

Ahora vamos a marcar el pichón. ¡Uf, cuidado!

Vamos a encender el fuego.

¿Qué son, pichones de cría?

Son pichones de cría, exactamente.

Son de aquí, de la zona.

Los maté con 30 días, 450 gramos más o menos.

Y es una alimentación bastante natural.

Pues vamos a poner un poquito de sal también.

Dos cosas que me han llamado la atención:

una, salar antes de llevar a la sartén.

Y otra que emplees mantequilla.

Se supone que es más saludable el aceite,

pero tú estás empleando mantequilla, ¿por qué?

Es un sabor que le va a aportar muchas cualidades al pichón.

Luego vamos a terminar de cocinarlo regándolo por encima

para que selle perfectamente

y penetre ese sabor lácteo de la mantequilla en el pichón.

Y lo salamos porque, como lo vamos a sellar,

aparte de la piel... Se quedará ya...

Eso. Luego la parte cuando deshuesemos

la sazonaremos con sal en escamas. Muy bien.

Bueno, Espido, ¿tú cocinas habitualmente?

Me gusta mucho cocinar,

cuando tengo tiempo y sobre todo cuando tengo invitados.

Intento... No me gusta nada comer comida procesada.

Tengo, como todo el mundo, ya a mi edad,

mis especialidades.

Eso está muy bien.

Aparte de los elfos y las brujas,

¿el tema de setas te sugeriría algo?

Yo creo que parte de las tramas

de ciencia ficción tienen que volver a encontrar ahí el universo.

Encontrar el origen de los males y la solución de las enfermedades

y demás en lo esencial. En lo que tenemos cerca.

siguen siendo misteriosas en muchas cosas.

Lo son en apariencia.

¿A quién se le ocurre diseñar una seta?

Lo son por el conocimiento que necesitas

para distinguir lo bueno de lo malo.

Son metáforas de las personas y de su interior.

Y crecen en cualquier sitio.

Mira qué cosa, ¿eh?

Vamos a meter el cuchillo suavemente.

Vamos a coger la media cabeza de ajos

Vamos a dejar que vaya cogiendo un poco de aroma esa grasa.

Y vamos a ir integrando todo esto.

Mira el ajito cómo está de rico. Ay, sí, sí.

Me pirra el ajo, además.

Pero mira cómo dora con la mantequilla.

¿Se nota? Nada que ver.

Es muy curiosa. Esto huele muy rico además.

La grasa de la mantequilla... Esto está brutal.

Y ahora, cuando esto reduzca, lo cubrimos de agua y listo.

Muy bien.

¿Sabes? De lo más complicado de escribir, los olores,

esto que está surgiendo ahora... Sí.

Por eso, "El perfume", la novela de Patrick Süskind

porque de pronto captaba cosas que todos habíamos sentido,

pero ¿cómo describir este olor

de hierbas aromáticas, el pichón

y de fondo está el ajo y de fondo está la mantequilla.

Ahora vamos a cubrirlo con el agua.

Venga, voy. Echa bien.

Hasta cubrir. Hasta cubrir, exactamente.

Sin miedo, ¿no? Eso es. Perfecto.

Ahora vamos a dejarlo que esto hierba unos 20 o 25 minutos.

Suavecito. Que suelte toda la esencia.

Y luego ese caldo ya

lo vamos a colar, a reducir hasta el punto que queramos...

Incorporamos aquí. Lo ligamos y listo.

Vamos a hacer ahora la seta y el pichón.

Perfecto.

¿Cómo corto la seta?

Yo la dejaría entera, Vicente. Vale.

¡Es grande! La idea que me gustaría hacer es

que debajo de la pechuga, así cortadita en cabalgada,

esté la seta entera.

Huele fenomenal.

Estupendo, sí, sí, sí. Impresionante.

Entre el jugo de la mantequilla y el pichón...

Sí, sí. Descomunal.

Lo voy a sacar para que no se nos pase más.

Y vamos a ir rápidamente con la seta.

Y arreglar el jugo del pichón.

Tú los dedos los tienes de amianto.

Yo lo que hago es no apretar para no quemarme.

Vamos a marcar la seta.

Están fresquitas, ¿eh?

Sí, están estupendas. ¡Bueno, y tan frescas!

Vamos a coger un cacito...

Y vamos a tapar luego los muslos.

Que ya están cocinados.

Todo esto lo deshechas salvo los muslos.

Exactamente.

Lo voy a aparcar aquí.

Vamos a dejarlo para que vaya reduciendo.

Que levante, lo ligo y lo pongo a punto de sal y ya está.

Pues vamos allá.

El jugo por aquí.

Las setas.

Y ahora vamos a ir metiendo por aquí...

Mira qué monería, por favor.

Si quieres, ve poniendo un poco de sal Maldon.

Vale... No hemos sazonado

más que la parte de la piel. Era lo que te iba a decir.

Luego la salsa le va aportar...

Le va aportar, pero yo metería aún así un poquito de...

Vale. De Maldon.

Si no se nos va a quedar...

Fijaos en el punto de la pechuga que parece una carne roja.

A pesar de que no tiene esa grasa que tiene una ternera.

Me gusta mucho el toque del membrillo.

Bueno, esto no es caza, pero casi como si lo fuera, ¿no?

Casi casi. En muchos sentidos.

Vamos a meterle el toque de la textura.

Y seguimos en el otoño anclados, ¿vale?

Seguimos aportando un toque de color otoñal.

Y es la nuez garrapiñada.

Esto ya lo tenemos. Muy bien.

El plato.

Vicente, tú tienes por ahí los cubiertos.

Que nuestra invitada de hoy no dé su veredicto.

Espero que seas benévola con nosotros.

Que parte de este resultado eres tú también.

Así que...

O sea, soy juez y parte. Exactamente.

Eso no vale. Para meter presión y que seas buena.

Con nosotros.

¿Cómo lo ves? Hum...

Estás siendo sincera, nos tienes en ascuas.

Has puesto una cara al principio y luego en silencio...

Como se espera de mí que sea poética y tal...

Mira, está de muerte, eso lo primero.

Lo siguiente,

hay una diferencia muy grande entre cómo se deslíe

el membrillo, que es otro tipo de carne,

por eso se le llama carne de membrillo,

a lo crujiente de la nuez caramelizada.

Pero el dulce va contrastando muy bien.

Sí, sí. Un gran trabajo en equipo.

Riquísimo. Soberbio.

Y, Espido, voy a echarme un bocado. Por favor.

Muchas gracias por tu trabajo. Al contrario.

Me importa lo que tú opines.

Pero coincide, ¿no? Sí.

Pues ya está. Coincidimos.

Sí, está riquísimo.

Pues nada, un placer.

El día ha sido impactante.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Programa 2

El señor de los bosques - Programa 2

19 nov 2017

El micólogo nos descubre los secretos del bosque; sus setas, los frutos y su vegetación. En este capítulo nos acompaña la escritora Spido Freyre con la que descubriremos la Selva de Irati.

ver más sobre "El señor de los bosques - Programa 2 " ver menos sobre "El señor de los bosques - Programa 2 "

Los últimos 26 programas de El señor de los bosques

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios