www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.0.0/js
3581041
El Quijote - Capítulo 5 - ver ahora reproducir video 01h 00 min
Transcripción completa

No durará mucho vuestro desconsuelo.

Os ruego, señora, que me digáis cuáles,...

...cuántas y quiénes son las personas...

...de quiénes os tengo que tomar debida venganza.

Decidme vuestra cuita.

-Lástimas, desgracias...

Amores y traiciones.

La cosa es que mi reino ha sido invadido por un hombre.

Quiero decir por un gigante traidor y lascivo.

Él quería casarse conmigo.

Pero ¿cómo puedo yo casarme con un gigante?

Y ahora he decidido encomendarme al señor Don Quijote,...

...porque nada más desembarcar en Osuna oí contar...

...grandes hazañas suyas.

¿Cómo pudo, vuestra merced, desembarcar en Osuna,...

...señora mía, si no es puerto de mar?

-Debe querer decir que el primer puerto...

...donde oyó hablar de Don Quijote fue en Osuna...

...tras desembarcar en Málaga? -Eso quise decir.

Señor Don Quijote,...

...si el caballero que venza al gigante se quiere...

...casar conmigo, debo darle posesión de reino y de mi persona.

¿No te lo dije yo, Sancho?

¡Ya tenemos un reino para mandar...

...y una reina para casarnos!

Pues anda que está mal la reina.

¡Toma ya, para el puto que no se casara!

Vamos, se me revuelven las pulgas en la cama.

Deja mi señora y reina que le bese la mano.

Yo juro ir con vos, valerosa señora, al fin del mundo.

Y cortarle la cabeza a vuestro enemigo.

Pero después... no es posible que me case;...

...aunque fuese con el Ave Fénix.

Pero ¿cómo le dice eso?

Mi señora Dulcinea no es más hermosa ni la mitad, señor.

La verdad es que no le llega ni a la suela del zapato.

¿Por qué no se casa vuestra merced con esta reina...

...y luego se junta con Dulcinea?

Reyes amancebados ha habido muchos.

Cómo osas poner tu lengua en la hermosura...

...de Dulcinea, fill de puta desagradecido.

Si no en la hermosura no me entremeto...

...que nunca he visto a Dulcinea. ¿Eh?

¡Ah, no, traidor!

¿Y no acabas de entregarle un recado de mi parte?

Es que no la he visto tan de cerca...

...que pueda haber notado despacio su cara y su cuerpo.

¿Qué le dijiste? ¿Qué te respondió?

¿Qué cara puso al ver mi carta?

¿Quién te la copió? Por partes.

Cuando la vi estaba cribando trigo en la era.

¿No estaba ensartando perlas...

...o bordando con hilo de oro?

No, señor, estaba en el corral dando de comer a los cerdos.

Y cuando le iba a dar la carta me dijo: "ponla sobre ese saco".

Eso lo hizo... para leerla después y recrearse en su lectura.

Y cuando estabas con ella, ¿no notaste un aroma...

...como de reina de Saba?

¿Una fragancia aromática y un no sé qué de bueno...

...y un tufillo... un tufillo como si estuvieras...

...en la tienda de un especiero?

Pues no, señor, no. Lo que sentí fue un olor...

...algo hombruno, que con el mucho ejercicio...

...estaba sudada y como correosa.

¿Qué estás diciendo? Eh...

¡Bellaco!

¿Sabes lo que pienso, Sancho?

¡Que has debido ir al Toboso por lo aires!

Porque en tres días has ido y venido.

¡Y de aquí al Toboso hay más de 30 leguas!

Seguramente un sabio amigo te debió llevar...

...en volandillas sin que tú lo sintieses.

No pudo ser otro que el sabio que escribe esta historia.

¿Qué respondes a eso, Sancho?

Mire vuestra merced allí. (SILBA)

Me parece que aquel es mi burro.

¡El que me robaron! ¡Rucio!

¡Yo no entiendo de burros!

Eh...

¡Ese es mi burro! ¡Sí, es mi burro! ¡Rucio!

¡Rucio! ¡Devuélveme mi burro!

¡Es mi burro! ¡Rucio!

¿Eh?

Ven, Rucio, ven.

¡Sancho, hijo!

¡Ya voy!

¡Ginesillo!

¿Dónde te has metido, Rucio de mis ojos?

(LLORA) Compañero.

-Es un honor para nosotros tener de nuevo...

...a tan gran caballero andante en esta casa.

Bienvenidos, señores, y trataremos de servirles...

...lo mejor que podamos. Está bien.

Pero mejor será que nos aderece a mí y a esta princesa...

...unos lechos mejores que los de la otra vez.

-De príncipe lo tendrá vuestra grandeza...

...que viene que tan buena compañía.

Pasen.

-¡Vaya, tiene aquí también a don Felixmarte de Hircania!

-Lea, lea, vuestra merced lo que hizo don Felixmarte.

¡Que de un revés, partió a cinco gigantes por la cintura!

Y otra vez, arremetió contra un ejército de 1 500 000 soldados.

¡Los desbarató a todos!

-Estas lecturas son perniciosas para vos y los vuestros.

-Yo no leo. Porque no aprendí a leer.

Me lo sé de memoria.

-¡Están llenos de disparates y mentiras!

-¿Ah, sí? ¿Acaso es un disparate lo que le pasó a don Felixmarte,...

...que le salió de lo más profundo de la corriente de un río...

...una serpiente enorme; se arrojó sobre ella,...

...se puso sobre sus espaldas...

...y le apretó la garganta con tanta fuerza,...

...que la serpiente se volvió al río hacia lo más hondo...

...llevando tras de sí al pobre don Felixmarte...

...que no la podía soltar?

¿Es un disparate?

Así luchaban los caballeros.

Como, por ejemplo, el Caballero de la Espada.

A quien un mago le había dejado sin armas en un desierto...

...y tuvo que agarrar a un fiero león por la garganta.

Y se enzarzó con él en una pelea tan descomunal...

...que duró varios días con sus noches.

O lo que le ocurrió a Orlando, que en su ira...

...cazaba y descuartizaba a toros, cabras, jabalíes...

...y hombres, si se le ponían por delante...

...o intentaban oponérsele.

Los pastores veían como horror cómo aplastaba sus rebaños.

Y huían despavoridos para no ser víctimas de su furor.

Y también recorría los bosques a grandes saltos,...

...arrancando de cuajo con sus fuertes brazos pinos...

¡Carmadón!

¡Nabor el negro!

¡Oh! ¡Cartaduque!

¡Furibundo!

¡Rutillón! ¡Rociferno!

¡Caliacán de la Cueva Oscura!

¡Calpatraf!

¡Arrastronio el Bravo!

¡Fredemán!

¡Anfeón!

¡Luciferno de la Boca Negra!

¡Señora, señora!

¡Vive Dios, vive Dios, princesa!

¡Que mi señor ya ha matado a vuestro gigante!

Sí, sí. Ha atajado la cabeza como si fuera un nabo.

-No puede ser, el gigante está a dos mil leguas de aquí.

No, no, no, no, aún quedan más.

Ayuden a mi amo en la pelea.

Está dando unas cuchilladas grandísimas, ¡así, así!

¡Así!

Yo... yo vi correr la sangre por el suelo...

...y vi la cabeza cortada. ¡Grandísima!

Como un pellejo de vino.

-¡Enemigo de Dios! ¡Ladrón! ¡Ladrón!

¿Pero qué has hecho? ¡Has derramado el vino de los pellejos!

¡Ladrón! ¡Ladrón!

¡Maldita sea la hora en que entraste en esta venta!

Así vea yo derramada tu sangre.

Como no encuentre la cabeza,...

...el condado se va a deshacer como la sal en el agua.

Todo en esta casa es encantamiento.

-¿Hay sitio en la venta?

-Siempre hay un buen sitio para quien quiera pagar.

-¡Luscinda!

No hay sitio en la venta.

-¿Qué quieres? ¿Quién eres tú?

-Sólo soy un pobre loco.

-Esa voz es de Cardenio.

-¡Fernando!

-¡Dorotea! -¡Ah!

-Luscinda.

-Cardenio. -¡Luscinda!

-Si no es mía, no será para nadie. -¡Déjales!

¡No puedes ser de Luscinda porque eres mío!

Y Luscinda no puede ser tuya porque es de Cardenio.

-Venciste, hermosa Dorotea.

Venciste.

Y puesto que Luscinda encontró lo que quería,...

...justo es que yo quiera lo que encuentro.

¿Amigos?

-Yo lloro de contento.

-Yo lloro porque la infanta se ha cambiado en señora particular...

...y el gigante en don Fernando. -Como en los libros.

Oh, tú, sol, que ya estás ensillando...

...tus caballos para madrugar y correr a ver a mi señora,...

...te suplico que la saludes de mi parte.

Pero cuidado con besarla en el rostro...

...porque te daré tan furioso como enamorado.

-¡Es mi bacía!

¡A mí la justicia!

¡Devuélveme la albarda y la bacía! ¡Son mías, ladrón!

Yo no soy un ladrón.

Esta bacía la ganó en buena guerra mi señor Don Quijote.

-¡Esa bacía es mía! ¡Por Dios que es mía!

¡No, señor, es mía y muy mía!

-¡Dámela! ¡Es mía!

¡La bacía es mía! ¡Dámela! ¡No!

(GRITAN)

Gritos.

Sancho, hijo.

Muestra el yelmo que este hombre dice ser bacía.

No bastará con su palabra, señor.

Haz lo que te mando.

No todas las cosas en este castillo han de ser de encantamiento.

Vean vuestras mercedes el error en que está este hombre.

Llama bacía a la que fue, es y será el yelmo de Mambrino.

Cuando hemos recibido golpes y pedradas,...

...ese baciyelmo...

...ha defendido muy bien la cabeza de mi señor.

-Yo también soy barbero desde hace más de 20 años.

Sé muy bien lo que es una bacía y lo que es un yelmo.

Vamos, que digo que esto es un yelmo.

Aunque no entero. -Así es.

-Muy cierto. -Sí, señor.

-Vuestra merced se burla o tiene vacíos...

...los aposentos de la cabeza.

Yo estoy más lleno que jamás lo estuvo...

...la hija de puta que os parió.

-¡Quieto, quieto!

(GRITAN)

¡Sancho, mi lanza!

Gritos.

¡Óiganme todos!

¡Ténganse todos si todos quieren quedar con vida!

Oh, tú, reina de mis pensamientos, princesa manchega,...

...te ruego que perdones que esta gente tan principal...

...y yo mismo nos matemos por tan pequeño motivo,...

...que si bacía, que si yelmo...

Pero bastará...

...para que vuelva la paz...

...que todos reconozcan que esto...

...¡es yelmo y sólo yelmo! (TODOS GRITAN)

(RELINCHA)

-Decidme, señor, ese hombre que está ahí,...

...¿es uno al que se conoce por el nombre de Don Quijote...

...o algo parecido?

-Ese es el que buscáis.

-¡Paso a la justicia! ¡Dejad paso!

Es el mandamiento de que se prenda...

...a este salteador de caminos. ¿Yo salteador?

-¡Favor a la Santa Hermandad!

-Es él.

Escuchad, gente soez y mal nacida,...

...¿saltear caminos llamáis a libertar a los encadenados,...

...soltar a los presos y remediar a los miserables?

Vosotros sí que sois ladrones, salteadores de caminos,...

...con la licencia de la Santa Hermandad.

¿No sabéis que los caballeros andantes...

...no tienen responsabilidad alguna,...

...así maten a dos ó 200 personas?

¿Quién fue el ignorante que ignoró? -Puede haber otra forma...

...de acabar con esto, si usted está de acuerdo...

...en que se haga de manera secreta.

Parece, preciosa y alta doncella, que nuestra estancia...

...en este castillo es ya sin provecho...

...y podría sernos tan dañosa que algún día lo lamentaseis.

-No tengo más voluntad que la vuestra, señor caballero.

Disponed según vuestro talante.

¿No saben que la única ley de un caballero es su espada?

¿Qué caballero hubo que pagara impuesto alguno?

Es más,...

...¿qué rey no les sentó a su mesa?

¿Qué doncella no se enamoró de él?

-Con cuidado, con cuidado. Bien.

A los caballeros encantados...

...los suelen llevar por los aires,...

...o en una nube parda, o en un carro de fuego,...

...o sobre un hipogrifo o alguna bestia semejante,...

...pero que me lleven en un carro de bueyes.

Vuestra merced no va encantado, sino trastornado.

Trastornado y tonto.

Porque estos dos que vienen aquí son el cura y el barbero.

Habrán tomado esa apariencia...

...para que yo vacile en mi entendimiento.

Yo le voy a probar que no está encantado.

¿Le han entrado a vuestra merced ganas de...?

Cómo le diría. ¿Qué dices, Sancho?

Que si tiene ganas de hacer aguas.

Ah, sí, sí.

Y aún las tengo.

Y no voy del todo limpio.

Cogido le tengo, cogido le tengo.

Los que están encantados ni comen, ni beben, ni nada.

Si vuestra merced ha hecho de vientre, es que no lo está.

Tiene que salir de la jaula.

Señor cura.

Sería conveniente que mi señor saliera de la jaula...

...porque si no, no irá tan limpio como requiere la decencia.

-Entiendo lo que me dices, Sancho.

Pero temo que, viéndose libre, volverá a hacer una de las suyas.

-Claro que si él da su palabra de caballero.

Yo me hago fiador de su fuga.

Cuando se va como yo, no se tiene libertad...

...para hacer de su persona lo que quisiere.

Pero bien pueden soltarme porque si no,...

...no dejaré de fatigarles el aliento.

-¿Me da vuestra merced su palabra de caballero...

...de que no intentará escaparse?

Sí la doy. -Soltadle.

¿Pero es posible, señor,...

...que se le haya echado tanto a perder el juicio?

¿Es posible que crea que es un caballero andante?

¿Y que va encantado? -Pero si son todos una invención.

Si nunca han existido.

Desde que estoy de caballero andante,...

...soy valiente, comedido,...

...liberal, bien criado,...

...generoso, cortés, atrevido,...

...blando, paciente...

...y por el valor de mi brazo, pienso verme algún día...

...rey de algún reino.

Así podré mostrar mi agradecimiento...

...a este pobre Sancho Panza, que es el hombre más bueno.

Trompetas.

¡El doloroso son de la trompeta nos llama a una nueva aventura!

¿Adónde va, señor?

Tambores.

Trompetas.

¡Eh, vosotros!

(TODOS LLAMAN A DON QUIJOTE)

¿No ve que va contra la fe católica?

¡Eh, vosotros!

Escuchad lo que quiero deciros.

Os ordeno que, al punto, dejéis libre a esa hermosa señora,...

...cuyas lágrimas muestran que vais contra su voluntad...

...y que algún desaguisado le habéis hecho.

(RÍEN)

(RÍEN)

Que el sabio que escribe esta historia dé fe...

...que un solo caballero...

...se ha enfrentado a más de 200 ó 300.

(BALBUCEA)

-Le has matado. -Sólo es un loco.

-Vete, escóndete.

¡Señor, señor, señor!

¡Señor!

Honra de tu linaje,...

...honor y gloria de la Mancha,...

...flor de la caballería,...

...¿es posible que así hayas acabado?

Si tú faltas, el mundo se quedará lleno de malhechores.

¡Habéis matado al mejor de los amos!

Por sólo ocho meses de servicio,...

...me tenía dada la mejor ínsula que haya rodeada de agua.

El que de vos vive ausente, dulcísima Dulcinea del Toboso,...

...a mayores miserias que estas está sujeto.

¡Llevadme al carro encantado!

No estoy para ir sobre Rocinante.

Dejemos pasar, Sancho,...

...el mal influjo de las estrellas.

En la aldea, señor,...

...podemos preparar otra salida que nos sea de más provecho.

-¡Señor Barbero!

¡Señor Barbero!

¡Maese Nicolás!

¡Señor Barbero!

(GRITA) ¡Maese Nicolás!

El arriero arrea a las bestias.

(LOS CHIQUILLOS) ¡Loco!

¡Loco, loco! ¡Quijano está loco!

¡Loco, loco!

(TODOS) Loco, loco... -¡Loco Quijano!

Loco... -¡Loco Quijano!

-¡Loco, loco, loco!

¡Loco, loco, loco!

Quijano, loco... ¡Loco, loco!

Loco, loco, loco...

-¡Cómo viene!

Ay, cómo viene.

-¡Malditas sean las caballerías!

¡Maldito se Amadís...

...y maldita sea la madre que lo trajo al mundo!

No creáis que vengo derrotado por ningún otro caballero...

...sino por el sabio enemigo que me persigue.

Y al que pienso descubrir por mucho que se disfrace.

-¡Marido!

¿Viene bueno el asno?

Mejor que su amo.

-¿Me has traído... los trajes que me prometiste?

¿Y los zapatos para los hijos?

Vente.

No hay nada mejor en el mundo...

...que ser escudero de un caballero buscador de aventura.

Bien es verdad que de ciento que se encuentra,...

...99 salen mal.

De todas maneras...

...es hermoso el viajar por...

...selvas nunca vistas.

Y atravesar montes.

Y conocer princesas.

Y te alojas en ventas y castillos...

...sin tener que pagar ni un maravedí.

Ven, mujer.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 5

El Quijote - Capítulo 5

22 abr 2016

Don Quijote decide ayudar a Dorotea a recuperar su reino y lucha contra los pellejos de vino creyendo que son gigantes. La Santa Hermandad detiene a Don Quijote y, con la complicidad del cura y el barbero, le mandan engañado a su pueblo.

Histórico de emisiones:
26/02/1992

ver más sobre "El Quijote - Capítulo 5" ver menos sobre "El Quijote - Capítulo 5"

Los últimos 18 programas de El Quijote

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios