www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.1.0/js
3576942
El Quijote - Capítulo 3 - ver ahora reproducir video 46.55 min
Transcripción completa

Y muy honrada.

Oh, que engañado he vivido hasta aquí,

pues en verdad pensé que era castillo, y no malo.

Pero yo no puedo contravenir las reglas de los caballeros andantes,

que jamás pagaron posada alguna, ni ninguna otra cosa.

¿Que no quieres pagar? ¡Ahora vas a pagar!

¿Qué es esto? ¡Vamos con él!

¡Dejadme! ¡Dejadme!

¡Don Quijote! ¡Señor don Quijote!

Vámonos, Sancho.

Mi único deseo, Sancho amigo, es que el sabio que escribe...

...esta historia preste atención a que por estos parajes...

...abundan fantasmas y gentes del otro mundo.

Y por eso es harto difícil combatirlos.

Aunque bien pensado, eso hace más meritoria nuestra empresa.

Yo creo que lo mejor y más acertado sería volvernos al pueblo,..

...dejándonos de andar de la ceca a la Meca.

Qué poco sabes, Sancho, de lances de caballería.

Calla y ten paciencia.

Que día vendrá en que veas por tus ojos...

....cuán honroso es andar en este ejercicio.

No, no, si así debe ser.

Pero yo sólo entiendo que desde que somos caballeros andantes,...

..jamás hemos vencido en una batalla.

Todo son palos y más palos. Una oreja rota...

¡Detente, Sancho! ¿Qué pasa ahora, señor?

Contempla lo que se nos viene por ahí de frente.

Este es el día, ¡oh, Sancho!,...

...en que se ha de mostrar el valor de mi brazo.

Y hacer tales obras que queden en el libro de la historia...

...por todos los siglos.

¿Ves aquella polvareda que sube al cielo y oscurece la vista?

Pues habría que estar ciego para no ver lo que ahí se esconde.

Y fíjate en ella, amigo Sancho.

Pues está cuajada de un copiosísimo ejército...

...de diversas e innumerables gentes que por allí vienen.

A esa cuenta, dos deben ser,...

...porque de esta parte se levanta otra polvareda semejante.

También debe ser de muchas personas y soldados.

Sí, y hasta traen ovejas.

Hasta aquí llegan sus balidos. ¿Qué haremos nosotros?

¿Qué? Favorecer y ayudar a los que lo necesitan.

Porque has de saber, Sancho, que aquel ejército...

...lo guía el famoso emperador Ali Fanfarón,...

...señor de la grande ínsula de Trapobana.

Y aquel otro que marcha a mis espaldas...

...es el de su enemigo, Pentapolín del Arremangado Brazo.

Que así lo llaman porque entra en las batallas con el brazo desnudo.

Y por qué se quieren mal estos señores.

Quiérense mal porque Ali Fanfarón es un furibundo pagano...

...y está enamorado de la hija de Pentapolín que es cristiana.

Y no se la quiere dar sino abjura de su falso profeta y se convierte.

¡Por mis barbas, si no hace muy bien Pentapolín!

Y yo le he de ayudar en cuanto pudiere.

En eso haces muy bien, Sancho,...

...porque para entrar en semejantes batallas no hace falta...

...haber sido armado caballero. Sígueme.

Contempla con tus propios ojos los caballeros que militan...

...en el bando del emperador de Trapobana.

Y que se nos acercan por esta parte.

Balidos.

Y por esta parte contraria cabalgan ya los seguidores...

...de Pentapolín del Arremangado Brazo.

Aquel caballero de las armas gualdas,...

...el que trae en el escudo un león coronado y rendido...

...a los pies de una doncella, es el valeroso Laurcalco,...

...señor de la Puente de Plata.

El otro, el de las armas de las flores de oro,...

...que tiene en el escudo tres coronas de plata en fondo azul,...

...es el temido Micocolembo, gran duque de Quirocia.

El de los miembros giganteos que está a su derecha...

...es el nunca medroso Brandabarbarán de Boliche,...

...señor de las tres Arabias, que viene con aquel cuero de serpiente.

Y tiene por escudo una puerta, que según es fama,...

...es la del templo que derribó Sansón.

Pero vuelve los ojos a esta otra parte...

...y verás al frente de este otro ejército...

...al siempre vencedor y jamás vencido Timonel de Carcajona,...

...príncipe de la nueva Vizcaya, que trae las armas partidas...

...en cuarteles azules, blancos, verdes y amarillos.

Y en el escudo un león de oro en campo leonado,...

...con un mote que dice: "miu".

Que es el principio del nombre de su dama, la sin par Miulina.

Hija del duque Alfeñiquén del Algarve.

El otro, el que carga oprime los lomos de aquella yegua,...

...es un caballero novel, de nación francés, Pierres Papin,...

...señor de las valorías de Utrique.

El otro, el que bate las ijadas de aquella pintada yegua...

...y que trae las armas de las campanillas azules,...

...es el poderoso duque de Nerbia. Espartafilardo del Bosque,...

...que tiene por empresa en el escudo una esparraguera.

Con un lema en castellano que dice:

"rastrea mi suerte".

Todo debe ser encantamiento, como los fantasmas de la venta.

¿Pero qué dices, Sancho?

¿No oyes el relinchar de los caballos,...

...el tocar de los clarines y el ruido de los atambores?

Don Quijote creer oír tambores.

¡Retírate y déjame solo,...

...que yo me basto para dar la victoria a Pentapolín!

¡Vuélvase, señor Don Quijote, que son ovejas y carneros!

¡Desdichado de mí!

¡Desdichado el padre que me engendró!

¡Pero si no hay gigantes ni caballeros!

Ni tampoco gatos ni armas ni escudos ni campanillas azules.

Señor Don Quijote... Señor Don Quijote, ¿dónde está?

Ah.

(SE QUEJA) ¡Ah, ah!

Sancho,...

...esto es cosa del ladrón del sabio maligno,...

...que me persigue, que ha convertido...

...los escuadrones del ejército en manadas de ovejas,...

...envidioso de la gloria que yo había de alcanzar...

...en esta batalla. ¡Aaaah!

Sancho, haz una cosa, por tu vida, para que veas...

...que es verdad lo que te digo:

síguelos, síguelos y verás como, en alejándose de aquí,...

...dejan de ser corderos y se convierten...

...en caballeros y hombres de armas.

Sancho. ¿Eh, señor?

Mira cuántos dientes y muelas me faltan,...

...que parece que no me ha quedado ninguno.

¿Cuántas muelas solía tener...

...vuestra merced en esta parte?

Cuatro. Amén de la del juicio.

Todas muy enteras y muy sanas.

¡Ah! ¿Cuántas dice?

Digo que cuatro, si no eran cinco.

En toda mi vida se me ha caído muela ni diente alguno. ¡Ah!

Pues en la parte de abajo no tiene vuestra merced...

A ver...

Más de dos y media.

Mejor quisiera yo que me hubieran derribado un brazo,...

...que no fuera el de la espada,...

...que mucho más de estimar es un diente que un diamante.

A ver...

Y aquí arriba... Bueno.

Aquí arriba, ni media ni ninguna,...

...está rasa como la palma de la mano.

Tranquilo, señor.

En las alforjas tengo unas sillas.

¡Señor! ¡Me han robado!

Me faltan las alforjas. ¡Maldita sea mi suerte!

Ahora mismo me vuelvo a mi tierra, de la que no debí salir,...

...aunque me falte el salario y aún el gobierno...

...de la maldita ínsula.

Vamos, señor. ¿Dices que te faltan las alforjas?

Sí que me faltan, señor.

De ese modo no tenemos qué comer. No, señor.

Vámonos, Sancho.

A pesar de todo,...

...mejor me comería yo una hogaza de pan...

...y dos sardinas arenques.

Sube a tu jumento, Sancho el Bueno, que Dios,...

...que es proveedor de todas las cosas,...

...no nos ha de faltar,...

...pues no descuida ni a los mosquitos del aire...

...ni a los gusanillos de la tierra...

...ni a los renacuajos del agua.

Y es tan piadoso que hace salir el sol...

...sobre buenos y malos y caer la lluvia...

...sobre los justos e injustos.

Más valdría vuestra merced para predicador...

...que para caballero andante.

De todo sabían y han de saber los caballeros andantes, Sancho.

Que nunca la lanza embotó la pluma ni la pluma la lanza.

Ya va siendo hora de encontrar dónde alojarnos esta noche.

Y quiera Dios que no haya mantas ni manteadores...

...ni fantasmas ni moros...

Pídeselo tú a Dios, hijo, y guía por donde quisieres,...

...que dejo a tu elección el lugar donde alojarnos.

Cantos religiosos.

¡Deteneos, quienquiera que seáis!

Y dadme cuenta de dónde venís,...

...a dónde vais...

...y qué lleváis en esa litera.

Porque si habéis fecho u os ficieron algún desaguisado,...

...conviene que yo lo sepa...

...para castigar el mal que ficisteis...

...o que os ficieron.

-Llevamos prisa y no podemos detenernos...

...a dar tantas respuestas. ¡Responded a lo que os pregunto...

...o si no conmigo sois todos en batalla!

Espantos, fantasmas,...

...gente del otro mundo...

-Dejad tranquila a la gente de paz, fill de puta.

Que el sabio que escribe esta historia...

...tome buena cuenta del mucho peligro...

...que esta aventura encierra, por ser ellos...

...gente del otro mundo y estar yo en ayunas.

¡Aprestaos a rendir cuentas a mi lanza!

Rendíos, que si no muerto sois.

-Le suplico, si es caballero cristiano,...

...que no me mate. Sería un sacrilegio.

¿Qué sacrilegio, Satanás? -Soy clérigo, señor,...

...igual que mis compañeros.

Pues... ¿Qué os ha traído hasta aquí siendo hombre de Iglesia?

-Mi desventura.

¿Y a quién traéis en esa litera?

-Es un caballero muy importante que murió en Baeza.

Lo llevamos a Segovia para enterrarle.

¿Quién le mató?

-Dios, por medio de una enfermedad.

Os ruego que me perdonéis, pero con tanto luto...

...parecíais cosa mala y del otro mundo.

Id con vuestros venerables compañeros.

Y pedidles perdón de mi parte por el agravio.

Y si queréis saber quién fue el caballero...

...que les puso en fuga,...

...¡sabed que es el famoso Don Quijote de la Mancha!

Por otro nombre, el Caballero de la Triste Figura.

Dime, Sancho,...

...¿qué te movió a llamarme Caballero de la Triste Figura?

Se lo voy a decir.

Porque le estaba mirando a la luz de las antorchas...

...y tiene vuestra merced desde hace poco...

...la más mala figura que jamás he visto.

Sin duda el sabio que escribe la historia de mis hazañas...

...habrá querido que tome un sobrenombre,...

...como el Caballero de la Ardiente Espada...

...o el del Unicornio o el del Ave Fénix...

O el de la muerte.

Y te habrá puesto en el pensamiento el que me llamases...

...el Caballero de la Triste Figura.

Así pienso llamarme de ahora en adelante.

La desgracia de no tener qué beber es la peor de todas.

El viento a través de la rueda.

¡Señor Don Quijote!

¡Venga, señor Don Quijote!

¡Sancho!

¿Dónde estás, Sancho?

¡Aquí, señor Don Quijote, aquí!

¡Espérame!

No tengas miedo.

Yo soy aquel para quien están guardados los peligros...

...y las grandes fazañas,...

...y los valerosos fechos.

¡Señor!

¡Señor!

Las tinieblas de esta noche,...

...el confuso estruendo de estos árboles,...

...el tenebroso ruido del agua,...

...que se derrumba desde los altos montes de la Luna.

Truenos. ¡Y este ruido!

Todo esto infundiría miedo al mismo Marte,...

...pero a mí me acrecienta el ánimo.

¡Señor Don Quijote!

¿Dónde está? ¿Dónde?

Truenos.

Señor, ¡ay!

El corazón me revienta en el pecho...

...con el deseo de acometer esta aventura.

Queda con Dios, Sancho, y espérame aquí hasta tres días.

No, no, señor. Salí de mi tierra,...

...dejé hijos y mujer y en pago, ¿me quiere dejar solo?

Si no volviere, irás al Toboso...

...y le dirás a la señora mía Dulcinea que morí.

Aprieta la cincha de Rocinante.

Por Dios se lo pido, señor, no me haga esto.

¡Haz lo que te digo!

Truenos.

Ah, ah... ¡Oh!

¿Qué rumor es ese, Sancho?

No lo sé, mi señor.

Alguna nueva aventura debe ser.

O desventura.

Paréceme, Sancho, que tienes mucho miedo.

¿En qué lo nota vuestra merced?

Que ahora, más que nunca, hueles, y no a ámbar.

Retírate dos o tres pasos.

Apostaré a que piensa vuestra merced...

...que echo de mi cuerpo alguna cosa que no debo.

Peor es meneallo.

¿Has terminado?

Sí.

Pero... Déjelo, al menos, para mañana.

Parece que ya falta poco para que amanezca.

Quédate aquí.

Yo daré la vuelta pronto, vivo o muerto.

Vamos, Rocinante, vamos, vamos, Rocinante.

Anda, caballo, vamos. Vamos, Rocinante, vamos.

Mire, señor, mire. Rocinante está encantado.

Y no se puede mover. Está encantado.

Calla, Sancho, calla.

Cuando así ocurre,...

...es que el sabio Frestón interviene en las cosas humanas.

Ten calma, que de peores aventuras hemos salido.

Y puesto que es así,...

...esperaré a que ría el alba,...

...aunque yo llore su tardanza.

¿Eh? Pero si es una rueda de batán.

"¡Yo soy aquel para quien me están guardados los peligros...

...y las grandes batallas...

...y los valerosos fechos.

Todo eso infundiría miedo al mismo Marte.

Pero a mí me acrecienta el ánimo".

¡Señor! ¡Señor!

Queda advertido de aquí en adelante de una cosa.

Que te abstengas en el hablar demasiado conmigo.

En los infinitos libros de caballería que he leído,...

...jamás he visto que ningún escudero hablase tanto...

...con su señor como tú.

Eso está muy bien, pero yo querría saber...

...cuánto ganaba un escudero de caballero andante,...

...si se contrataban por meses o por días, como peones.

No me parece que los tales escuderos estuvieran a salario,...

...sino a beneficios.

Pero no te desasosiegues, Sancho.

Te he señalado una paga en el testamento cerrado...

...que he dejado en casa, por lo que pudiera suceder.

Sancho amigo,...

...anoche, se nos cerró una puerta a la aventura...

...y ahora se nos abre de par en par una mucho más grande.

Si no me engaño, por allí viene alguien...

...cabalgando un hermoso caballo...

...y ese alguien trae consigo el yelmo de Mambrino.

Mire bien, vuestra merced, lo que dice y mejor, lo que hace.

No sea que se engañe.

¿Pero cómo me puedo engañar en lo que digo, traidor?

¿No ves ese caballero que viene sobre un caballo...

...rucio rodado y trae consigo un yelmo de oro?

Lo que yo veo y columbro es...

...un hombre sobre un asno...

...y una cosa que relumbra. ¡Pues ese es el yelmo de Mambrino!

Gran batalla va a ser esta...

...para que pongamos las cosas en su sitio.

¡Oh, señora mía, Dulcinea,...

...flor de la fermosura!

¡Socorred a este, vuestro rendido caballero!

¡Defiéndete, desgraciado y mala criatura!

Y entrégame lo que con toda razón se me debe.

-¿Pero qué hace este loco?

¡So!

Por Dios que la bacía es buena.

Bien valdrá al menos... un real de a ocho.

Sin duda que el pagano cuya medida se hizo esta celada...

...debía tener una cabeza grandísima.

Sancho ríe.

De qué te ríes, Sancho.

No, me río de la cabeza que tenía el pagano.

Talmente parece... parece una bacía de barbero.

Y qué haremos de este caballo, rucio rodado,...

...que más parece asno pardo.

No acostumbro a despojar a los que venzo.

Ni es uso de la caballería quitar el caballo...

...y dejar a pie al vencido.

Así que deja a este asno o caballo o lo que quieras que sea.

Verdaderamente son estrechas las reglas de caballería.

¿Podría, al menos, trocar los aparejos?

¿Sabes lo que imagino, Sancho?

Que alguien apurado de dinero le quito un trozo...

...a este valiosísimo yelmo.

Y por eso tiene ese aspecto de bacía,...

...como tú muy bien dices.

Vámonos, Sancho.

¡So!

Esa es una cadena de galeotes, señor. No vaya a pensar otra cosa.

Es gente mala, muy mala, que va a remar a los barcos del rey.

Y no quiera imaginarse que ni son viudas ni doncellas ni gigantes...

...ni huérfanos desvalidos. No, no, no, no.

Es gente forzada del rey que va a galeras.

¿Cómo gente forzada? ¿Van a la fuerza?

¿Y no por su voluntad? Así es.

Es decir, la voluntad no es suya del todo pero...

Esto encaja perfectamente en la ejecución de mi oficio.

¡Liberar a los cautivos y socorrer a los miserables!

Tenga en cuenta, vuestra merced, que la justicia que es el rey,...

...los ha castigado en pena a sus delitos.

Ruego a vuestra merced, hombre de bien y servidor del rey,...

...se sirva a informarme inmediatamente...

...por qué causas lleva a esta gente de tan mala manera.

-Puede vuestra merced preguntárselo a ellos.

Estas son gentes que disfrutan contando sus maldades.

Así lo haré.

Decidme, buen mozo, por qué pecado vais aquí.

-Por enamorado, señor. Ah.

Si por enamorado le llevan a uno encadenado,...

...hace tiempo que debiera yo estar lleno de cadenas.

-Es un enamorado de lo ajeno, señor.

¿Y este? -Este va por ser cantor.

Algunas veces no hay nada peor que cantar.

Le sometieron a tortura y cantó ser cuatrero, señor.

Ah. ¿Pero por cantar también se va a galeras?

-A este hombre honrado le cayeron 4 años por tratante de cuerpos.

-Tratante de putas, por ser alcahuete.

-Nunca pensé que hubiera mal en ello.

Mi intención era que todo el mundo disfrutara sin riñas y sin penas.

Tome, buen hombre.

Y vos, por qué va con tantas cadenas.

-Tenga cuidado, señor.

Este hombre tiene tantos delitos que va a galeras de por vida.

-No estaría yo aquí si hubiera tenido dinero...

...dinero para comprar a un juez,...

...como se suele hacer en estos reinos.

-Habla con más respeto, Ginesillo.

-¡Ginés y no Ginesillo!

¡Te vas a enterar algún día de quién es Ginés de Pasamonte!

Lleva las manos atadas, que al menos pueda soltar la lengua.

-Vamos, Ginés, no te detengas y ahorra el aliento.

Por todo lo que he oído, hermanos carísimos,...

...he sacado en limpio...

...que vais aquí de muy mala gana.

Y muy contra vuestra voluntad.

Dios me arrojó al mundo...

...para defender a los menesterosos y oprimidos.

Ruego pues a los señores guardianes,...

...sean servidos de desataros...

...y dejaros ir en paz.

¡No se puede hacer esclavos...

...a los que Dios y la naturaleza hicieron libres!

Pido esto con mansedumbre y sosiego.

Pero sabed que si de buen grado no lo ficieseis,...

...¡el valor de un caballero,...

...de un solo caballero facerá que lo fagáis por la fuerza!

-¡No os detengáis, vamos! -¡Vamos!

-¡Vamos!

-¿Pero qué hace este loco?

-No busquéis tres pies al gato. Vos sois el gato y el villano.

¡Está será batalla memorable!

¡Quietos!

Disparo.

¡Sancho!

¡Sancho, hermano, acércate!

-Abridme vos.

Vámonos de aquí, hay que esconderse.

Los guardias avisarán a la Sta. Hermandad.

Sancho, yo sé lo que hay que hacer ahora.

Hermanos, acercaos.

Acercaos. Venid, buena gente.

¡Venid y escuchadme!

De bien nacidos es agradecer los beneficios que se reciben.

Y es mi voluntad que cargados con esas cadenas...

...que os quité del cuello...

...vayáis a la ciudad del Toboso, os presentéis...

...ante mi señora Dulcinea...

...y le contéis las famosas fazañas que ha fecho...

...este su Caballero de la Triste Figura.

-No podemos ir juntos por los caminos...

...sin que nos prenda la Santa Hermandad.

Eso lo podéis entender, señor.

Pero podemos hacer otra cosa.

Si quiere, vuestra merced, podemos rezar unos credos...

...o unas ave marías.

(RÍEN)

-¿Cuántas queréis? ¿Doce? ¿Catorce?

Pedir que vayamos a ver a la tal Dulcinea...

...es como pedirle a vuestra merced...

...que se quite ese orinal que lleva en la cabeza.

Risas. Pues voto a tal,...

...don Ginesillo o don hijo de puta o como os llaméis.

Vais a ir con el rabo entre las piernas...

...y cargado con esas cadenas.

-¡Eh, a por ellos! ¡Atrás!

¡Eh! Pero ¿qué hacéis?

(GRITAN)

Ay, ay...

Socorredme, señor.

Enderécese, señor.

Señor, señor...

(GRITA) ¡Rucio!

(TRISTE) Mi Rucio...

Eras... el alivio de mis cargas...

Y la alegría de mi casa.

Y también, por qué no decirlo, la envidia de mis vecinos.

Se lo han llevado.

(LLORA) Se lo han llevado.

(LLORA) Más valiera que me quitaran un brazo...

...o un hijo mío.

Señor, señor... No encuentro a mi Rucio.

No lo encuentro.

Consuélate, Sancho, que eso tiene fácil remedio.

Yo haré que en mi casa te den tres pollinos...

...por el que has perdido. Gracias, señor.

Gracias. Y ahora hay que irse de aquí porque pueden volver.

Y si no la Santa Hermandad nos perseguirá...

...por haberlos liberado.

No tengas prisa, Sancho, o pensarán que huimos.

Hay que apresurarse, señor, para la Santa Hermandad no hay...

...caballeros andantes. ¡No me repliques más, Sancho!

Ganas me dan de esperar aquí a que vuelvan...

...y enfrentarse de nuevo a ellos.

¡O a la Santa Hermandad!

¡O todos juntos!

¡O a las doce tribus de Israel!

¡Y a los siete majaderos!

¡Y a Cástor, y a Pólux!

Y a todos los hermanos y hermandades que hay en el mundo.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 3

El Quijote - Capítulo 3

20 abr 2016

Don Quijote lucha contra las ovejas pensando que son ejércitos, tambien detiene un cortejo funerario de un noble pensando que son endemoniados. Sancho Panza se atemoriza en el episodio de la rueda de batanes y encuentran una cuerda de cautivos a los que Don Quijote libera.


Histórico de emisiones:
12/02/1992

ver más sobre "El Quijote - Capítulo 3" ver menos sobre "El Quijote - Capítulo 3"

Los últimos 18 programas de El Quijote

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios