El Ojo Clínico La 2

El Ojo Clínico

Sábados a las 13.00 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.9.0/js
3798967
Para todos los públicos El ojo clínico - Envejecimiento - ver ahora
Transcripción completa

Toda la vida. Siempre me han gustado los niños.

Siempre he dicho que quería ser madre.

Pero das por hecho de que va a ser así

y cuando de repente decides que quieres ser madre y no puedes

es como que la naturaleza te lleva por donde no quieres ir,

algo que no te has planteado nunca jamás,

y tienes que reordenar las ideas en tu cabeza.

No es que mi cuerpo sea vago y no sepa curarse solo;

es que la medicina está para ayudarnos.

Qué bien que la medicina nos pueda ayudar

en la maternidad o la paternidad.

- Lo bueno es que España, a nivel mundial,

es uno de los países líderes en reproducción.

En el país hay muchos grupos que trabajan muy bien

y hay muchos pacientes de Europa y de otros países,

de otros continentes incluso, que vienen a España a ser tratados

por calidad y precio. Las dos cosas.

- Lucas tardó 25 horas en venir al mundo.

Yo pensaba que nunca iba a llegar.

Pero el día 22 de enero asomó la carita

y la verdad es que es un momento indescriptible.

Es el momento, yo creo, más pleno y más feliz

que puede tener una mujer.

(Sintonía)

Se puede envejecer perfectamente y se debe envejecer perfectamente

sin síntomas. De hecho,

los objetivos de los geriatras actualmente

es conseguir un envejecimiento saludable.

- Se piden milagros, pero hay que dejar siempre muy claro

que los milagros no existen. Somos especialistas médicos,

pero no somos dioses.

Hoy en El Ojo Clínico hablamos del envejecimiento,

de cómo afrontarlo y cómo conseguir una buena calidad de vida.

Los hábitos saludables adquiridos desde jóvenes

y los avances médicos

están consiguiendo retrasar al máximo

los efectos negativos del paso de los años

en nuestro organismo.

El aumento de la esperanza de vida brinda una oportunidad importante

a la sociedad.

Los mayores de hoy emprenden nuevas actividades.

Hacen aportaciones de gran valor a la familia.

Vuelven a estudiar, hacen deporte...

Solo hay un factor que condiciona estas posibilidades:

la salud.

Y en el programa de hoy nos acompañará José María Carrascal,

uno de los periodistas más prestigiosos de España,

que nos va a contar cómo se siente ahora a su edad

y qué hace para envejecer con mayor vigor.

Nuestro personaje histórico, Juan Pablo II, "el papa viajero",

no permitió que la vejez y sus achaques

entorpecieran su camino.

Llegó a hacer nada menos que 101 viajes internacionales,

lo que equivaldría a dar 30 veces la vuelta al mundo.

(Música tranquila)

(NA) La vida, incluso la de los santos,

tiene estas paradojas.

Auténticos atletas, deportistas elegidos,

terminan sus días demolidos por la enfermedad,

por los traumatismos o, sencillamente,

por la propia dureza de su existencia.

Un caso paradigmático es el de Karol Józef Wojtyla,

conocido como "el atleta de Dios", y al que se atribuyó,

en los instantes finales de su existencia,

un calificativo que definía perfectamente

su estado: "el varón de los dolores".

Y es que, en efecto, en su juventud y en su madurez

había sido un superatleta, montañero de largas excursiones,

un polaco fuerte que llegó al papado

en la certeza general de que había pontífice para rato.

De hecho, vivió 85 años,

aunque los últimos 25 fueron un auténtico calvario.

Un calvario santo para él

y también para los médicos que le cuidaron,

que destacaban de él que era un mal paciente,

que se rebelaba contra todas las cautelas clínicas

y que, además, exigía saber

hasta el último detalle de sus dolencias.

Con 25 años, Karol Wojtyla fue atropellado

por un vehículo que no le causó grandes estragos físicos.

Nada tuvo que ver aquel accidente

con el deterioro físico posterior al atentado que sufrió

en la Plaza de San Pedro del Vaticano

el 13 de mayo de 1981, al ser tiroteado

por un radical turco llamado Ali Agca.

Varios disparos impactaron en el abdomen del Papa,

que fue trasladado a la clínica Gemelli,

su "segunda casa", como él la llegó a denominar

tiempo después.

Allí fue intervenido durante largas horas,

y, con mucha suerte,

ninguno de los disparos afectó a la aorta,

ni tampoco a la vena cava.

Volvió, pero apenas se repuso.

Le habían quitado casi 60 centímetros de intestino.

Al poco tiempo regresó al hospital

porque había sido infectado por el citomegalovirus,

un agente, en principio, no demasiado grave,

pero que puede provocar graves consecuencias.

Un poco más tarde, empezaron a notarse en él

los primeros síntomas del párkinson.

Aún en el 92, regresó al Gemelli,

donde le intervinieron de un tumor benigno de colon,

otro deterioro en lo que le quedaba de intestino,

y le quitaron la vesícula biliar.

Los médicos que le trataron,

y que, naturalmente, guardaron un secreto sepulcral,

apreciaron que el Papa estaba cada vez en peor estado.

A partir de aquel momento, Juan Pablo II fue cada vez a menos.

Sufrió dos caídas importantes,

en una de las cuales se fracturó el hombro derecho,

y una fractura más lamentable de fémur

que ya le impidió volver a andar sin bastón.

Sus últimos años fueron agónicos:

artrosis de rodilla, apendicitis,

diversas infecciones urinarias,

una traqueotomía practicada

cuando ya era casi incapaz de articular palabra,

y un proceso febril final que le llevó a morir en 2005.

Sin duda, el gran santo,

el atleta de Dios del siglo XX.

¿Qué factores sociales, culturales y personales

confluyeron en la vida de este gran papa

para que se mantuviera tan activo?

Nuestro historiador, Antonio López Vega,

aporta datos trascendentales de la época

que este papa protagonizó en primera persona.

(Música tranquila)

En el siglo XX hay un pontífice

que comúnmente asociamos con la caída del comunismo.

¿Sabría usted a quién me refiero?

¿Sabría usted qué enfermedad padeció?

- De enfermedad no te puedo decir, pero fue el papa.

Y a mí me encantaba.

- Juan Pablo II fue un papa del siglo XX-XXI.

De enfermedades sufrió párkinson...

- Juan Pablo II fue el papa más querido entre los cristianos.

Para mí también fue muy querido porque me considero creyente.

Pero enfermedades no recuerdo. Creo que murió de anciano,

murió de años. Y es irrepetible.

- Fue papa,

fue polaco,

estuvo en la guerra...

Hizo muchas cosas.

- Juan Pablo II fue el primer papa no italiano en 400 años.

Hombre de extraordinario carisma, accedió al pontificado jovencísimo,

para lo que es la edad habitual de los pontífices.

Atleta, le gustaba hacer deporte,

montañerismo,

esquiaba,

y era un hombre que, por su propia biografía,

humanizó profundamente el pontificado.

Se acercó mucho a los fieles,

como se vio a lo largo de sus viajes,

abrió una nueva tradición en la historia del papado

con esa cantidad de viajes que hizo a lo largo y ancho del planeta,

donde no rehuía, todo lo contrario,

su contacto con los fieles.

Fruto de su...

tradición, su biografía

y su gusto por el teatro en su juventud

en su Polonia natal,

él gustaba mucho de esos grandes espectáculos,

esas grandes reuniones de fieles en esos diferentes viajes pastorales

que realizó a lo largo del pontificado.

Juan Pablo II, en lo político,

es comúnmente asociado a la caída del comunismo

por los historiadores,

porque fruto de la clandestinidad que él había padecido

en su juventud durante su época de sacerdote

y arzobispo en Polonia, en Cracovia,

y fruto de la persecución

a la que vio que eran sometidas diferentes minorías

en su Polonia natal,

cuando accedió al pontificado hizo en términos políticos de esa lucha

frente al régimen comunista uno de sus leitmotivs.

En este sentido asociamos su figura con Ronald Reagan

y con Margaret Thatcher. Eran las tres grandes figuras

de los últimos 20 años del siglo XX,

que contribuyeron de manera decisiva

a la caída de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas.

En lo pastoral,

su figura queda marcada por ser un papa

que releyó el Concilio Vaticano II

tras los años inmediatamente posteriores

a esta reunión conciliar.

Porque si la teología de la liberación había llevado

a una serie de lecturas del catolicismo

y del cristianismo a lo largo y ancho del planeta

en versión de volver a las raíces

más evangélicas, en el sentido de la convivencia

de los primeros cristianos,

Juan Pablo II volvió a alguno de los postulados

teológicos y morales

que habían caracterizado a la iglesia en los siglos

inmediatamente anteriores al Vaticano II.

Con todo, hay que decir

que su amplísima obra como pontífice

en encíclicas, cartas pastorales, etcétera,

abrió muchísimos de los temas que discutió la Iglesia católica

a lo largo de los últimos 30 o 40 años.

Porque hizo encíclicas sobre la cuestión de la sexualidad,

sobre la cuestión de la dignidad de los trabajadores,

la cuestión de la mujer en el mundo contemporáneo,

el papel de los religiosos y los laicos

en el seno de la Iglesia católica

y, por tanto, es una figura clave

no solo en la cuestión religiosa,

teológica y para el mundo y orbe católico,

sino también para la historia de finales del siglo XX.

Cada vez vivimos más y mejor,

¿pero qué consejos nos daban aquí en Televisión Española

hace unos años sobre el envejecimiento?

(NA) En la tele de entonces ya se analizaba el envejecimiento

y se lanzaban mensajes positivos,

como este de Ramón Sánchez Ocaña.

(RA) Sí, vejez, divino tesoro, y no es ninguna ironía.

Es cierto que, en la juventud, la inconsciencia no nos permite

el análisis para poder disfrutarla.

En la madurez estamos agobiados por otros problemas.

No podemos olvidar aquello que decía que "la vida es eso

que va transcurriendo mientras tú te empeñas en hacer otros planes".

Pero, de verdad,

¿no estamos todos deseando llegar a viejos?

(NA) En los espacios de salud de esta casa,

intentaban responder a esta pregunta:

¿Por qué se produce el proceso de envejecimiento?

- El proceso físico del envejecimiento,

aparentemente sencillo,

es algo que nadie ha explicado todavía.

Todas las teorías pueden ser aceptables,

pero no todas dan una explicación global

a ese envejecimiento de las células

o a por qué el ser humano va perdiendo poco a poco

su capacidad de ser.

(NA) Entonces ya se planteaba el aumento de la población mayor

por el aumento de la esperanza de vida,

y se animaba a un envejecimiento activo.

Además se abordaban enfermedades asociadas a la edad,

como el párkinson,

y se planteaba si era posible su prevención.

Así se analizaba en "Más vale prevenir".

(RA) Es excepcional

que una persona que alcance los 80 años

no tenga, cuando menos, algún signo parkinsonoide.

De ahí que la mayor longevidad

o el mayor promedio de vida alcanzado hoy

tienda a originar, cada vez,

un mayor número de parkinsonianos.

(NA) A principios de los 80, también se hablaba de cifras

y se preguntaban cómo aumentarían los casos de párkinson.

- Si aguantáramos hasta los 150 años con vida,

prácticamente la totalidad de nosotros seríamos parkinsonianos.

¿Qué opinan los ciudadanos de la vejez?

¿Cuáles son sus principales achaques o miedos?

El Ojo Clínico ha salido a la calle y esto es lo que nos han contado.

El envejecimiento es un proceso de la vida.

Como quieres vivir,

vas poniendo parchecitos

y sigues viviendo. - (RÍE) Vas tapando los agujeros.

- Si te refieres al envejecimiento celular,

yo creo que un poco es la alimentación,

sobre todo la alimentación que llevamos hoy,

un poco los transgénicos que hay

y la alimentación artificial.

- No sé, supongo que tendrá que ver con células,

con la muerte de células o algo así.

Que no se regeneran las células. Algo así, supongo.

- Lo peor es cuando están solos, yo creo.

Hay algunos que sí que están solos y otros que no y lo llevan mejor.

Pero yo creo que la mayoría de la gente lo lleva mal.

- Que no quieren parecer más viejos de lo que son.

Le da vergüenza a la gente, yo creo, decir su edad real.

Podemos definir el envejecimiento

como el conjunto de modificaciones que aparecen en los seres vivos

como consecuencia del tiempo,

y que suponen una disminución de su capacidad de adaptación

y respuesta a los agentes lesivos.

Como causas del envejecimiento se han propuesto varias.

Por un lado, los radicales libres,

que se generan durante el proceso de producción de energía

en nuestras células.

Estos alteran todos los componentes celulares

y disminuyen su funcionalidad

y su capacidad para producir energía.

Cuando esta disminuye por debajo del umbral,

la célula muere.

Por otro lado, algunos azúcares como la glucosa

pueden interactuar con las proteínas,

los lípidos y el ADN de nuestro organismo,

en una reacción química denominada "glicación".

Este proceso conduce a la acumulación de productos

que, junto a los radicales libres, producen lesiones en las células.

Por último, parece que el envejecimiento

pudiera estar de alguna manera programado genéticamente.

A diferencia de las células cancerosas,

que se multiplican indefinidamente,

las células normales tienen una capacidad para dividirse

limitada.

Esto se ha asociado a los telómeros,

unas pequeñas partes en los extremos de los cromosomas

que se acortan en cada división celular.

Cuando los telómeros alcanzan una talla crítica,

se desencadena la muerte celular.

Hasta cierto punto, la senescencia y la muerte celular

constituyen un mecanismo de defensa,

evitando que células que acumulan daños

puedan proliferar,

dado que estas células dañadas pueden convertirse en tumorales.

Ana, ¿qué más nos puedes contar sobre el envejecimiento?

(Música tranquila)

Es importante señalar

que la población mundial está envejeciendo muy rápidamente.

Entre 2015 y 2050,

la proporción de esta población con más de 60 años de edad

pasará de 900 millones hasta los 2000 millones.

En el caso de España, ese dato es aún mayor.

En el año 2050,

las personas mayores de 65 años serán más del 30%

del total de la población.

Los octogenarios llegarán a superar la cifra de 4 millones.

Algunos estudios internacionales sitúan ya a España

como el país más envejecido del mundo

en el año 2050.

Las dos causas principales:

el aumento de la esperanza de vida y la baja natalidad.

Por eso es fundamental abordar las necesidades

y las expectativas de los mayores:

su atención, el apoyo de las familias

y conseguir una mayor integración fomentando una actitud activa.

Si hay algo que influye, y mucho,

en el rejuvenecimiento de la población,

tanto por fuera como por dentro,

son los avances médicos y quirúrgicos.

Van a escuchar a dos profesionales de la medicina

que tratan ambos aspectos:

una doctora geriatra y una cirujano plástico.

Se puede envejecer perfectamente y se debe envejecer perfectamente

sin síntomas.

De hecho, los objetivos de los geriatras actualmente

es conseguir un envejecimiento saludable.

Por eso, en el caso de que aparezca cualquier síntoma,

por ejemplo desorientación, caídas o mareo,

debe acudirse al médico.

- La cirugía plástica, realmente,

siempre decimos los cirujanos plásticos y estéticos

que es una cuestión de ilusión.

En tanto en cuanto la persona, al operarse,

cumple esa ilusión,

también repercute positivamente en su salud

y en su manera de sentirse, en su bienestar.

- El ejercicio físico es fundamental para envejecer bien.

El ejercicio físico no solo modula el envejecimiento

y hace que envejezcamos mejor,

sino que además previene y favorece

el control de determinadas enfermedades.

El ejercicio recomendable debe ser ejercicio aeróbico,

ejercicio anaeróbico,

ejercicio de equilibrio y estiramientos.

En medicina regenerativa, en ese sentido,

se está trabajando muchísimo en las células madre,

en la terapia celular,

lo que tenemos en enfermedades como el cáncer:

poder llegar a evitar que haya que trasplantar un hígado,

que simplemente con una inyección el hígado se regenere.

- Seguir siempre siendo activo, tener responsabilidades cognitivas

y no ir dejando roles

salvo causas de fuerza mayor.

Otra cosa que también puede mejorar nuestra capacidad cognitiva es

el ejercicio físico.

- Los hábitos de vida son decisivos.

Nosotros siempre decimos que cuando hacemos una cirugía

o hacemos un determinado tratamiento,

ese tratamiento no detiene el tiempo;

continúa el envejecimiento,

continúan todos los factores hormonales, alimentarios, etcétera.

Claro, si la alimentación es adecuada,

si todos los hábitos tóxicos, como puede ser el tabaco,

se reducen o se eliminan,

el resultado de esa cirugía o ese tratamiento

se perpetuará en el tiempo, de tal manera que el paciente

ya no va a estar contento un mes,

sino que va a estar contento muchos años.

- Se piden milagros, pero hay que dejar siempre muy claro

que los milagros no existen,

que somos cirujanos plásticos, somos especialistas médicos,

pero no somos dioses.

- Las enfermedades más características de los ancianos

son aquellas que se ven favorecidas por el envejecimiento,

y, característicamente, estas enfermedades afectan

a la función.

Generalmente son enfermedades no transmisibles,

y con frecuencia se dan varias en el mismo paciente.

- Para ofrecer un tratamiento,

lo más importante es que esté indicado,

es la indicación.

Si no hacemos una buena indicación de un tratamiento

o de una cirugía,

o mezclamos muchos tratamientos

que no conviven correctamente entre sí,

lejos de alcanzar el objetivo, que es el rejuvenecimiento,

lo que podemos hacer es dañar los tejidos

o contribuir a que ese envejecimiento sea peor.

- Una de las cosas que más modula el envejecimiento

y favorece la aparición de enfermedades

es la composición corporal.

Y, por eso, las dos medidas

que han demostrado en investigaciones

que pueden mejorar el envejecimiento

y evitar el desarrollo de enfermedades crónicas

son el ejercicio y la nutrición.

La polifarmacia, especialmente los psicofármacos,

que son los tratamientos que se utilizan

para mejorar los síntomas del sueño,

son uno de los fármacos que producen más efectos secundarios.

Lo primero que recomendaría es que, para controlar el sueño,

hay una serie de medidas no farmacológicas

que son las más efectivas y las primeras a implantar.

Y en caso de no obtener cambios con eso,

siempre es mejor acudir al médico, no medicarse uno mismo.

- Para que un tratamiento sea exitoso,

el principio es la consulta.

Cuando el paciente viene demandando un rejuvenecimiento,

una cirugía facial o una cirugía corporal,

primero tenemos que evaluar al paciente como médicos,

y después ver si lo que nos están demandando

está indicado o no está indicado. Y si está indicado,

qué técnica es la correcta para ese paciente.

No valen todas las técnicas para todos los pacientes.

Hay que individualizar y hay que personalizar

en cada una de las personas que nos consultan.

Personalmente pienso

que la eterna juventud al final está dentro,

está en el corazón,

y está en la forma de ser de la persona.

Prolongar nuestra esperanza de vida en las mejores condiciones posibles.

Esa es la principal meta de María Blasco.

Ella es una de las investigadoras más brillantes

y directora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas.

Su reto es saber cómo funciona

el proceso del envejecimiento celular

y cómo combatirlo.

Por eso, El Ojo Clínico ha estado con ella

para responder a preguntas como esta:

"¿Es la eterna juventud algo inalcanzable?".

(NA) Envejecer es un proceso inevitable

e irreversible.

Pero no necesariamente negativo.

El Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas,

CNIO, intenta retrasarlo

por medio de la investigación del estrés replicativo del ADN.

Pero, ¿en qué consiste el estrés replicativo

y qué relación guarda con el envejecimiento?

- El estrés replicativo es que cuando una célula se va a copiar

y va a hacer otra copia, debe hacer otra copia de su ADN.

Los fallos que surgen durante este proceso

es lo que se conoce como "estrés replicativo".

Esto, como nos tiene que pasar sí o sí,

hace que las células se vayan deteriorando con el tiempo

y hay bases evidentes de que esto es una fuente importante

de por qué envejecemos. (NA) El CNIO trata de identificar

estrategias que limitan los fallos que se producen en nuestro ADN

y que contribuyen al deterioro físico

en las personas mayores.

(Música tranquila)

- Nuestro trabajo se centra en entender qué mecanismos

tienen las células para protegernos de estos problemas

que surgen cuando la célula tiene que copiar su ADN.

Si hay fallos hace que acumules daño más rápido

y envejezcas más rápido.

¿Qué hacemos? Tratar de entender

qué fallos pueden surgir,

qué medicinas podemos aplicar para limitarlo

y estrategias para extender la vida en base a limitar este problema.

(NA) El envejecimiento no es una patología,

sino una etapa más de nuestra vida.

Los telómeros son los extremos de los cromosomas,

los responsables de que la división celular

se produzca regularmente

y de que los grupos celulares duren el tiempo preciso.

- Conforme vamos viviendo,

nuestras células van perdiendo estos telómeros,

hasta que esto resulta en unos telómeros tan cortos

que los tejidos no pueden regenerarse,

y esto produce, en última instancia, que los órganos fallen

y que aparezca la enfermedad. Es una de las rutas moleculares

con evidencia genética sólida

de que son importantes para el envejecimiento.

(NA) Una de las rutas, uno de los procesos principales

por los que envejecemos,

es precisamente por el acortamiento de los telómeros.

- Lo que hemos hecho es evitar que los telómeros se acorten

a la velocidad normal. Hemos reducido

este acortamiento telomérico gracias a...

volver a poner el gen de la telomerasa activo

en células adultas.

Y lo que hemos visto es que estos ratones tienen

un envejecimiento enlentecido, envejecen más tarde,

son jóvenes durante más tiempo;

las patologías asociadas al envejecimiento

se retrasan, incluido el cáncer, aparecen más tarde;

y, como efecto secundario, el único efecto que vemos es

que estos ratones viven más. Tienen una longevidad aumentada.

(NA) La telomerasa es el antídoto que tiene la naturaleza

para evitar este acortamiento de los telómeros,

ya que estos, cuando son muy reducidos,

pueden generar enfermedades.

- En las enfermedades que matan a las personas

en los países desarrollados, quitando las infecciosas,

su causa es el proceso de envejecimiento molecular.

Entonces pensamos que, entendiendo este proceso,

podremos ser capaces de diseñar un nuevo tipo de medicamento,

fármacos que vayan a prevenir la aparición de estas enfermedades

o tratarlas de manera eficiente una vez que aparezcan.

(Música tranquila)

(NA) Este tipo de investigaciones y avances científicos

han contribuido a aumentar considerablemente

la esperanza de vida, pero...

¿merece la pena vivir más?

- Creo que lo que merece la pena es curar las enfermedades.

Hay mucha gente que muere de manera prematura.

A partir de los 40 años empieza a aumentar de manera significativa

el riesgo de muerte por infarto, cáncer,

etcétera.

Y yo creo que esto solo lo podremos evitar,

solo podremos prevenirlo o tratarlo más eficientemente

si entendemos realmente cuáles son los procesos moleculares

que subyacen a que esto ocurra.

Y es el proceso de envejecimiento celular.

Una amplia trayectoria como periodista,

corresponsal en Estados Unidos y Alemania

y escritor. Pero a José María Carrascal

la fama le llegó en 1990,

año en que aceptó presentar un informativo de televisión.

Sus coloridas corbatas se convirtieron

en su seña de identidad.

Han pasado los años y Carrascal ha sabido mantener su vitalidad

y su curiosidad por aprender algo nuevo cada día.

(NA) Fue marino mercante, profesor de español

y traductor hasta dar con su verdadera vocación:

el periodismo.

En 1958, comenzó a trabajar en Alemania

como corresponsal de los diarios "Pueblo" y "Diario de Barcelona".

Ocho años después se trasladó a Nueva York,

ciudad en la que ha sido corresponsal de medios

como "Pueblo", el diario "ABC",

Radio Televisión Española...

Sus corbatas y el informativo de autor

que dirigió y presentó durante nueve años

le hicieron famoso.

José María Carrascal es, sin duda,

uno de los nombres de referencia del periodismo escrito y televisivo.

(Música dinámica)

José María, bienvenido. Bien hallado.

¿Se siente usted un hombre joven en un cuerpo maduro?

(RÍE) No, en absoluto.

Yo creo que cada edad...

hay que gozarla como lo es. Lo decía Marañón:

"De joven hay que hacer locuras; de maduro hay que trabajar".

Cada edad tiene su momento.

No hay nada más absurdo

que un viejo tratando de ser joven

y también, lo estamos viendo, un joven tratando de ser maduro.

En cualquier caso...

Como digo...

A mí, si me dijeran si quiero volver a la juventud diría que no.

No, porque la juventud es una de las edades

más conflictivas y más trágicas, también:

la mayoría de los suicidios son de jóvenes.

Y la edad ya madura o posmadura,

que es en la que estoy yo, pues...

puede ser la mejor de la vida.

Puede ser la mejor de la vida.

Si uno reúne las condiciones, o tiene la suerte de reunirlas,

es la mejor de todas.

Lo malo es que se acaba.

(RÍE) Cuando se acaba, se acaba todo.

Pero bueno, hay que tomarlo como es.

Sigue siendo muy activo. Tremendamente activo.

Repito, cada vez me voy a la cama más tarde.

Ayer, con este endiablado debate, me fui a las cuatro

y a las seis estaba en pie. Ya he escrito la columna de mañana.

No se necesita dormir tanto.

Goza uno de las cosas, es selectivo

y además puede elegir.

El niño no puede elegir, es lo que le dicen los papás.

No sé los niños de ahora.

Pero la juventud,

cuando está en plena actividad laboral,

no puede elegir.

Aquí, ya pasada la barrera del Rubicón,

de la jubilación, puede uno elegir.

Ese es uno de los grandes placeres de la vida:

poder decir "sí" o poder decir "no".

Porque siguiendo activo en su profesión, periodismo,

tiene que mantener muy ágil la creatividad,

la improvisación... Sí, eso es...

Hay que mantenerse ágil en todos los sentidos.

Es una de las claves de la jubilación

de los últimos años.

De la "senectud", como decían los antiguos.

Y el cerebro es un músculo.

(ASIENTE) Si no se ejercita, pobre de ti.

Envejece y dicen

que no sé cuántos miles de neuronas se mueren cada día.

Hay que mantenerlas activas.

Y la mejor forma es manteniendo activo el cerebro

a base de una actividad mental

muy superior a la actividad física.

Y la actividad física también tiene que ser...

Y si uno esa actividad mental puede combinarla

con lo que le ha gustado hacer, con lo que ha hecho,

en mi caso el periodismo y el escribir libros...

Porque estoy sacando un libro cada año,

y ya me han pedido el próximo.

(RÍE) La editorial Espasa ya me ha pedido el próximo.

Es una gozada. Usted ha escrito un libro

que es "Jubilación para dummies". ¿Cuál es la esencia del libro?

(RÍE) Esto fue una broma.

Me he convertido en un experto en jubilación

sin querer. Me venían pidiendo mis memorias.

Ya a mi edad he visto mucho. He visto...

Dios mío, lo que me ha tocado vivir,

ver y ser testigo de...

Y les decía que no.

Le decía a la editorial que no, que no,

insistiendo. Y a la editorial hay que cuidarla.

Inmediatamente después de jubilarme,

cuando había cumplido 69 años,

les dije: "Pero he vivido muchas cosas

y estoy entrando en una nueva etapa de la vida,

que es la jubilación". Y, con gran sorpresa mía,

estoy viendo que tiene muchas posibilidades,

muchas más de las que presentía.

Mientras estaba en Estados Unidos, me había traído unas...

2700 películas antiguas.

Soy un aficionado para la jubilación.

No tengo tiempo de ver ninguna.

Y dijeron: "Bueno, José María,

escribe un libro sobre jubilación".

Escribí "Jubilación: la vida sigue", se titulaba,

en el año 2002 o 2003, no me acuerdo.

Estaba en Nueva York, donde paso la mitad del año,

y me llama David Figueras, que es el que lleva estos libros,

y me dice: "Tienes que escribir otro libro de la jubilación".

"Ya he dicho todo lo que tengo que decir de la jubilación".

"No, llevamos seis ediciones", y tal.

"Bueno, yo os puedo hacer un libro sobre cómo preparar la jubilación".

Porque la jubilación es una etapa

que hay que preparar lo menos 20 años antes de jubilarse

para ser un buen jubilado, para sacar todo el provecho de ella.

Salió el segundo libro de la jubilación

y seis o siete años después

me vienen a pedir que escriba "Jubilación para tontos",

para dummies, y dije "no,

yo ya he dicho todo lo que...".

"No...". Tuvimos un forcejeo bastante grande

en este caso, y me propusieron

que sería un libro en esa colección que tiene...

"Cómo pescar para...". "Cómo cocinar para...".

Que tiene un enorme éxito en Estados Unidos.

Y dijeron: "Te vamos a coger,

de los dos libros que has escrito sobre jubilación,

las claves, lo importante,

y nosotros pediremos a médicos, a fisioterapeutas,

que lo completen".

Dije: "Muy bien, pero yo no intervengo en esto".

Me lo pagaron... (RÍE)

Y me dieron más dinero que por los otros.

Menciona usted que pasa la mitad del tiempo en Nueva York.

¿Es viajar algo importante?

Habíamos vivido en Nueva York mi mujer y yo 25 años,

en el año 66. Volví en el 90.

Y estamos muy ligados a Nueva York. La verdad es que...

Pasamos los otoños y las primaveras en Nueva York

y los inviernos y los veranos aquí, debido al clima.

Nueva York tiene todo menos un buen clima.

Los inviernos son muy crudos, pero los veranos son peores.

Son 40 grados de temperatura

y 98 de humedad.

Aquí...

Se aguanta, como se aguanta todo.

¿Y qué es lo que teme más del envejecimiento?

¿Cómo? ¿Qué es lo que teme más

de hacerse mayor?

¿Cómo se enfrenta a los problemas, a los achaques, al cansancio?

Lo que más afecta es la sensación

de que el tiempo es lo más valioso que hay.

Y el tiempo es lo más valioso que se va.

Cuando uno es joven, no le da sentido al tiempo;

cuando es niño, el tiempo dura...

Los veranos aquellos de la niñez eran eternos.

Y, en cambio, en la vejez te das cuenta...

"Un año más". No, no es un año más.

Es un año menos.

Y entonces quedan tantas cosas por hacer...

No hay que angustiarse por eso. Pero el tiempo...

Hay una frase de Napoleón que lo ilustra muy bien.

Napoleón decía: "Pedidme cualquier cosa

menos tiempo".

Y por eso no tengo móvil.

Me resistí mucho a meterme en...

Bueno, no estoy metido en ninguna historia de internet

ni esas cosas.

Y la televisión la veo muy poco.

Espero que haberle escuchado nos ayude a todos

a tener una vejez tan envidiable como la suya.

Bueno, "envidiable"... Depende, porque...

mi plan de vida no creo que sea muy exportable

para la mayoría de la gente: levantarse a las seis de la mañana

e irse a la cama a las doce y media, y cosas por el estilo.

Pero...

cada uno tiene que hacerse su propia jubilación

y su propia vejez. Lo importante...

Pienso que lo más importante,

lo descubrí bastante tarde, es que los viejos hablamos de...

Hay una frase: "Ya no puedo...".

"Ya no puedo esto, ya no puedo lo otro,

ya no puedo...". No sé,

creo que era Sófocles el que decía:

"Los viejos son unos regruñones".

Hay que darle la vuelta a esa frase.

(ASIENTE) "Todavía puedo...".

"Todavía puedo levantarme por las mañanas".

"Todavía puedo andar". "Todavía puedo...

visitar a...".

Tal vez el mayor problema de la vejez es

que se mueren los amigos. Se mueren los contemporáneos.

Y cuando se muere un amigo,

se muere algo de ti.

Pero bueno, se pueden buscar otros amigos,

otras amistades.

Eso es fundamental: la actitud.

La actitud. Son necesarias...

dos cosas:

que la salud le acompañe en ese sentido...

Lo que le oí a un médico una vez:

"La mejor herencia que puedes recibir de tus padres

son unos buenos genes". (ASIENTE)

Eso es fundamental.

Segundo, una situación económica que te permita hacer...

Hay muchos menos gastos en esta edad.

En esta edad,

los grandes gastos están hechos ya.

El piso... Todo.

Y...

Incluso las cosas...

Me decía Víctor Márquez Reviriego:

"Yo calcetines y calzoncillos ya los tengo todos hasta que muera".

(RÍE) A mí con las corbatas me pasa lo mismo.

Quiero decir...

Eso es importante,

porque si no tener dinero en la juventud

no es ningún drama,

muy pocos hemos tenido el dinero que queríamos tener,

no tener para lo fundamental en la vejez es una tragedia.

O sea, hay que tener para no andar pidiendo

o mendigando... Sí.

Pero, como digo, con una...

exposición económica que te permita hacer

esas cosas elementales de las que hablamos...

Y, por último,

la actitud:

aceptar que esta es otra etapa de la vida

que se va alargando, cada vez es más larga la jubilación,

y que hay infinidad de cosas que hacer.

No hay que fijarse en las que no se pueden hacer.

Ya saben, hay que tener una buena actitud

y salud. Vamos a ver qué tienen que decir

en el debate nuestros médicos de cabecera

sobre cómo conservar desde el punto de vista psicológico

y físico la mejor salud en la vejez.

Adelante, Carlos, con el debate.

(Música dinámica)

Bienvenidos, mejor que nunca, al Ojo Clínico de hoy,

porque empiezo con un buen dato:

82,4 es la esperanza de vida de los españoles.

una cifra solamente superada

por dos regiones orientales: Japón y Hong Kong.

(JO) Sí, así es, Carlos.

Y, además, vamos evolucionando y va aumentando la esperanza de vida

año tras año. Si en los años 80

estaba en torno a 75 años, fíjate cómo a día de hoy

estamos en 82,4.

Esto es un logro histórico y podemos estar orgullosos de esta cifra,

muy por encima, por ejemplo,

de países como Estados Unidos, Reino Unido e incluso Alemania.

O sea, podemos estar muy orgullosos.

(FE) Refleja un poco el éxito de la humanidad:

cómo hemos conseguido ir aumentando progresivamente

nuestra esperanza de vida. Eso en otras especies animales

no se consigue tan fácilmente.

En tiempos, por ejemplo, de algunas de las personas que están

en estas caricaturas fantásticas que tenemos por aquí detrás,

estaba en 30 o 40 años en enfermos

que tampoco tenían grandes patologías,

sino patologías normales. (BA) En esa época,

la mortalidad se debía en gran parte a enfermedades infecciosas.

Hemos mejorado mucho en el tratamiento

y han pasado a ser una causa rara de mortalidad,

al menos en nuestro medio.

¿Cuáles son las claves tópicas

de esta estupenda esperanza de vida?

¿Nuestra dieta mediterránea, tópica también...?

(BA) No hay una sola causa; es un conjunto de causas...

Vosotros, los médicos.

(BA) La mejora en la medicina, los avances en los tratamientos,

en los diagnósticos precoces,

en los programas de detección precoz,

de los que hablábamos en otros programas...

La dieta mediterránea es uno de los clásicos,

que está siendo objeto de muchos estudios médicos.

(FE) Temas de higiene. (BA) Los temas de higiene,

los temas sociales, el apoyo a los mayores...

Bueno,

es un conjunto de cosas. Lo que si bien es verdad

que es un gran éxito

y que cada vez tenemos una esperanza de vida mayor,

con mejor calidad de vida, que ese es el objetivo:

vivir y vivir bien. (FE) No solo llegar sino llegar bien

y con buena calidad de vida, que se está consiguiendo.

(BA) Lo estamos consiguiendo, efectivamente.

Pero el aumento en los últimos años de los mayores de 85 años

ha sido casi de un 50%. O sea que también es verdad

que todo eso conlleva otra serie de cosas,

como el cuidado de los mayores, el tratamiento...

Cada vez viven más, viven mejor,

pero hay que cuidarlos.

Otro dato me decías tú hace un momento.

(JO) Sí, es un poco a colación.

Hay más mayores que niños de 0 a 14 años.

Y esto no es de ahora, ya llevamos muchos años así,

con lo cual ahí van a venir los problemas...

Es decir, se muere más gente de la que nace.

(JO) Sí.

(BA-JO) Hay más mayores que jóvenes.

Y hay, me decías antes de empezar el programa,

ocho millones de españoles que superan los 65 años.

(JO) Sí, ocho millones, y en el 2030

se sumarán dos millones más. Y en una población

en torno a 45-46 millones,

con la inmigración incluida.

Es decir, eso va a acarrear una serie de trastornos...

Está acarreando trastornos sociales...

(BA) Para el 2015 se estima que el 35% de nuestra población

será mayor de 65 años.

Es verdad que, hoy por hoy, los 65 años...

Aunque lo llamamos "tercera edad", la gente de 65 años está estupenda.

La mayoría. Es decir,

¿cuándo uno es viejo?

(BA) Pues hay viejos con... "Viejos",

¿qué entiendes por "viejo"? Yo.

(BA) ¿Solo edad? Yo.

(BA) Porque una cosa es...

Hoy hablamos de la "tercera edad" por encima de 65 años,

que no necesariamente significa

que tengan patología del envejecimiento.

Aunque es a partir de cuando empezamos a hablar.

Pero, cada vez más, eso se está retrasando.

(JO) Claro, de hecho, en mi consulta...

Cuando viene una persona con 65 años,

la considero joven. ¿Con 65 años?

(JO) Sí, la considero joven. Siempre les digo:

"Hasta los 85 años no te consideraré una persona mayor".

(BA) Por encima de la esperanza de vida.

(JO) Soy así de optimista. (BA) (RÍE)

(JO) Y lo suyo es lo que estamos intentando mejorar,

lo hemos hablado, que el envejecimiento sea

un envejecimiento saludable y activo.

De hecho, hay datos del Ministerio de Sanidad

en donde se habla de que, a día de hoy,

la gente mayor de 65 años

está iniciando actividades nuevas.

En torno a un 53% de ellos inician actividades nuevas.

Sin embargo, hace 10 años

iniciaban actividades nuevas un 40% menos,

con lo cual estamos incluso incluyendo actividades,

que es de lo que se trata: que haya una vida activa.

(FE) Decías, Carlos, que con tanta población envejecida

tenemos un problema. No creo que tengamos un problema;

tenemos una oportunidad de adaptarnos.

Me refería a problemas sociales,

problemas de atención, problemas...

(FE) Tenemos un reto para adaptarnos al envejecimiento de la población.

Como comentaba José María,

cada vez se están haciendo más actividades

y se está dando mejor soporte y un mejor cuidado

de las enfermedades propias del envejecimiento.

Y tenemos una especialidad

que en muchos sitios no existe, que es la geriatría.

(JO) Efectivamente, para mí fundamental.

Para mí debería haber geriatría en todos los hospitales de España.

En España hay geriatras, pero no en todos los hospitales.

Quizá la patología no, pero la fisiología sí es distinta.

Hay cambios que manejan muy bien los geriatras.

Y cambios fisiológicos. Bueno, los geriatras

y, por supuesto, los internistas.

Pero sí, hay cambios

en cuanto a la proporción de agua en el organismo,

la proporción de grasa, las proteínas...

(BA) Al final eso lo que conlleva es que tengas que ajustar muy bien

el tratamiento a esas condiciones. Quizá el tratamiento es el mismo,

o el tipo de tratamiento.

Los objetivos, muchas veces, no son los mismos.

Lo que pasa es que, a día de hoy, también nos encontramos

cierto problema en eso,

y es que en casi todos los estudios que están hechos de tratamientos

en hipertensión, diabéticos..., enfermedades propias

de estas edades,

el porcentaje de pacientes por encima de los 80-85 años

es muy escaso.

Estamos extrapolando de pacientes más jóvenes.

Cada vez más, somos conscientes de este problema,

porque son pacientes mucho más frágiles

y más susceptibles de efectos secundarios de tratamientos.

Tenemos que ser más cuidadosos a la hora de hacer los seguimientos.

¿O sea que el envejecimiento no es una patología sino un proceso

inevitable de nuestras vidas? (JO) Sí.

Todos esperamos acabar así.

¿Y qué hacemos para prevenirlo?

(BA) Vuelta a lo de antes:

no se trata de prevenirlo sino de envejecer bien

y con calidad de vida. ¿Cómo?

(BA) No vamos a descubrir ahora nada nuevo:

ejercicio, dieta saludable, evitar alcohol y tabaco...

(JO) Y la actitud, que decía José María Carrascal

en la entrevista con Cristina.

Fundamental la actitud, las ganas... (BA) El apoyo de la familia.

Hay tópicos en los que insistimos en este programa

que a mí me parecen especialmente interesantes.

Por ejemplo: la ingesta de agua.

Me parece que eras tú, Bárbara, la que decía:

"No beban ustedes agua, y agua, y agua,

porque eso no les va a favorecer".

(BA) Siempre hay que tener sentido común.

Es verdad que vamos con el "hay que beber agua";

efectivamente hay que beber agua. Las personas mayores

son muchísimo más susceptibles a una deshidratación,

igual que los niños, que una persona joven,

que regula muchísimo mejor. Además, las personas mayores...

Muchos pierden el reflejo de la sed.

No es como tú que, si estás expuesto al calor

y te deshidratas, vas a tener sed

y vas a reponer esos líquidos.

A las personas mayores hay que ofrecerles,

y muchas veces obligarles. Es típico en las consultas

que vienen y dicen: "Mi madre no bebe".

La señora no tiene sed. Muchas veces, más que agua,

les ofreces zumos, batidos... Cualquier líquido vale,

no solo tiene que ser el agua. Eso por un lado.

Pero luego está el extremo, y vienen con los tres litros.

Y muchas veces el corazón de estos pacientes no está

para manejar tres litros extra de volumen.

Entonces hay que hacer un equilibrio y tener siempre sentido común.

Una cuestión clave:

la prevención del envejecimiento.

¿Se puede prevenir el envejecimiento y sus consecuencias psicológicas?

(FE) Psicológicamente, igual que han comentado

que hay cambios en el cuerpo, el riñón filtra de otra manera

o la tensión sube, el cerebro envejece.

¿Qué cambios hay en el envejecimiento?

Normalmente pierde un poquito de tamaño y de peso.

El cerebro se hace más pequeño. ¿Cuánto pesa un cerebro?

(FE) ¿Cuánto pesa? (TODOS) (RÍEN)

(FE) Pregunta trampa. Dependiendo...

(FE) Depende de si cogemos el de Freud o el mío.

O el tuyo y el mío.

(FE) Lo que sí que es verdad es que este deterioro,

esta pérdida cerebral, influye.

Aparecen trastornos de los ancianos como el deterioro cognitivo,

la demencia... Este tipo de trastornos

que son mucho más frecuentes que en la población general.

A nivel psicológico, otra cosa importante es

el tema del sueño. ¿Duermen menos las personas mayores?

No duermen menos; necesitan las mismas horas de sueño

que un adulto pero el sueño es mucho más superficial.

Entonces la tendencia es a despertarse más.

No tenemos que decir que necesitan dormir menos.

Y lo último sería el tema del ánimo. Hay muchas veces la creencia

de que los ancianos tienen más depresión,

y realmente las tasas de depresión son parecidas a las del adulto.

Pero muchas veces hay personas que arrastraban la depresión

de antes y acaban aumentando la prevalencia.

Lo que sí es importante en el anciano...

es detectar la depresión bien;

sí tiene características distintas. Por ejemplo una.

(FE) Por ejemplo, tienden a estar más apáticos,

a aislarse más...

Más que llorar o estar tristes tiene que ver con eso,

con estar un poco más apagados. Tenemos que estar pendientes

porque, si no, no lo detectamos.

La ventaja es que si lo detectamos a tiempo, se trata y mejora igual,

prácticamente, que en la población general.

La cirugía plástica, el...

adecentamiento físico de la cara, ¿positivo o negativo?

Estas experiencias, investigaciones,

que se están haciendo sobre piel artificial...

¿Cuál es tu opinión, Bárbara? (BA) Lo que se está haciendo

sobre piel artificial no es una cirugía.

La cirugía, decía la doctora García Redondo,

"bien, sin pasarse",

como todo en esta vida, igual que hablábamos antes del agua,

que bien, pero...

Y lo que se está haciendo es un polímero

que es parecido... ¿Qué es un polímero?

(BA) Es un compuesto que tiene varias sustancias,

que es parecido a la silicona, un primo hermano de la silicona,

que lo que hace es una segunda piel transpirable,

o sea que no es un plástico,

biocompatible, que no lo rechaza el organismo.

Crea un film, por así decirlo,

que protege la piel. Parece que la protege

de los rayos UVA, que la mantiene hidratada,

y además mejora estéticamente ciertas cosas,

como las bolsas debajo de los ojos, las manchas...

Es algo experimental a día de hoy.

Es lo primero que se está empezando a hacer.

Sería una alternativa a la cirugía.

La cuestión que se nos plantea es si es mejor, más adecuado,

el tratamiento en un centro especializado

o en nuestro ámbito familiar.

(JO) Lo ideal es que estén en un entorno conocido,

con apoyo familiar, con recursos...

Pero bueno, a veces no se puede,

y entonces es cuando entran en juego las instituciones.

(FE) Hemos hablado de recomendaciones

a tener en cuenta para el envejecimiento,

para las personas mayores. Y, desde luego,

mantener las relaciones sociales es muy importante,

bien sea a nivel familiar o bien sea en algún centro,

en algún centro de día o lugar. Eso es fundamental.

Porque de los tres pilares para prevenir...

No el envejecimiento; envejecer vamos a envejecer todos.

Sino para prevenir...

Envejecemos el primer día que nacemos.

(FE) Exactamente. Para hacer un envejecimiento

lo más sano posible hay que tener recomendaciones físicas,

como hemos dicho: una dieta sana, no fumar, cuidarse...

Es muy importante a nivel cognitivo la estimulación,

es decir, hacer puzles, sudokus,

mantenerse activo, leer... Eso es fundamental.

Y el tercer punto es la cuestión social:

estar en un entorno lo más agradable y adecuado posible.

Es una recomendación ver de nuevo la entrevista que hemos hecho

a José María Carrascal en este programa.

Es un ejemplo de cómo se puede llegar a ser mayor

con todas las facultades perfectamente en su lugar

y, además, con una capacidad de entusiasmo,

de ilusión por la vida, que nos acostumbra a los que...

De verdad,

nos vamos a volver viejos,

vamos a llegar a ser viejos dentro de nada;

vamos a tener la posibilidad de imitarle.

Es, yo creo, todo un ejemplo

que nos servirá a todos.

También a Javier Quero.

(Música animada)

De hipocondríaco, nada.

¡Que cada día me encuentro mejor!

Es que todas las semanas lo digo.

No me importa ya ni cumplir años porque, como dijo alguien,

envejecer es el único medio eficaz que se ha encontrado

para vivir mucho tiempo.

Hoy se habla de la vejez en El Ojo Clínico

y conviene recordar que la vejez es un estado de ánimo

porque, como también dijo Picasso,

"el que es joven, es joven toda la vida".

El referente histórico en el programa de hoy

ha sido Juan Pablo II, "el papa viajero",

¡que dio 30 vueltas al mundo!

Y Paloma Gómez Borrero detrás.

A Juan Pablo II lo recordamos por muchas cosas,

y por una costumbre muy especial,

que es la de besar el suelo

cada vez que se bajaba de un avión.

Yo también lo hago, porque eso de volar está muy bien

pero existe por medio una ley, que es la ley de la gravedad,

que, por cierto, es la única ley que se cumple siempre en España.

Hay una anécdota apócrifa que cuenta que,

en uno de los viajes de Juan Pablo II,

iba con su chófer en el coche

y se empezó a encontrar indispuesto a mitad de camino

hacia la residencia del líder de una nación

al que iba a visitar.

Entonces el Papa, ni corto ni perezoso,

le cambió el sitio al chófer

y el pontífice acabó conduciendo el coche oficial

hasta llegar a la barrera de seguridad,

donde le pararon.

Allí se acercó el guardia de seguridad hacia el coche y,

al ver que venía conduciendo el Papa,

le dijo a su compañero:

"En este coche debe venir Dios,

porque trae de chófer al Papa".

Hay otra anécdota, también apócrifa,

que dice que, en una ocasión, el Papa recibía

a un político español que, al entrar en la sala de audiencias,

entre los nervios, las prisas...,

se resbaló y cayó al suelo.

El Papa, para quitarle importancia a la cosa,

hizo como si no hubiera pasado nada y se limitó a saludar al político,

que en ese momento se estaba levantando del suelo,

en italiano. Y le dijo:

"Buona sera".

Y el político, según se levantaba, dijo:

"Sí, buena cera, pero esto escurre de la leche".

Vaya usted a saber si sería verdad. Anécdotas aparte,

lo de la vejez, que es de lo que va hoy esto,

hay que tomárselo con filosofía.

Y vuelvo a Picasso, para terminar, que decía:

"Cuando me dicen que soy demasiado viejo

para hacer una cosa, procuro hacerla...

enseguida".

Hasta el próximo día.

(Música animada)

Hoy, en El Ojo Clínico, hemos aprendido a madurar

con optimismo;

el paso de los años aporta muchas cosas buenas.

El envejecimiento cronológico es un avance

y, por lo tanto, un desafío.

El reto es mejorar la calidad de vida de los mayores,

que mantengan su actividad y su independencia.

Debemos aprender a envejecer desde niños.

Es fundamental llevar una vida activa y saludable.

No se trata de vivir 100 años a cualquier coste,

sino de prolongar la vida con salud.

En el próximo programa hablaremos del cáncer de próstata,

el más frecuente entre los hombres y del que cada año se diagnostican

unos 27 000 casos en España.

Además contaremos con interesantes testimonios

y especialistas.

Esperamos sus opiniones y sugerencias en Twitter y Facebook.

Y ya saben que pueden seguirnos en la página web rtve.es,

donde encontrarán el blog de nuestros médicos.

Y recuerden: la vida es una buena experiencia

y la experiencia, como decía Jardiel,

es la única enfermedad que no se contagia.

Hasta el próximo programa.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Envejecimiento

El ojo clínico - Envejecimiento

13 nov 2016

Hoy el tema que se aborda en El ojo clínico es el envejecimiento. De la mano de las presentadoras Cristina Torres y Ana Gugel se recorre una etapa que acarrea cambios físicos y emocionales y que nos acompañarán durante toda la vida.

ver más sobre "El ojo clínico - Envejecimiento" ver menos sobre "El ojo clínico - Envejecimiento"

Los últimos 141 programas de El Ojo Clínico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Elisabet

    Los minutos del papa Juan Pablo II se me han hecho un poco largos, aunque es un gran ejemplo de envejecimiento activo por su dedicació devota. Y, de los comentarios de José María Carrascal, aunque él sea reacio al uso de las nuevas tecnologías, hay personas mayores que se interesan y esfuerzan por aprenderlas. No obstante, en global ha sido un buen programa.

    15 nov 2016