www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3320478
No recomendado para menores de 12 años El mundo de Carlos - Capítulo 6 - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Acaba con los comuneros,

persigue la decapitación pero él, internamente,

está viendo que eso no se acaba ahí.

-Lado humano de unos tipos que apostaron por un sueño

y no lo consiguieron.

-Ayer era día de pelear como caballero.

Hoy, de morir como cristiano.

-Rompe la historia tradicional de Castilla también,

la decapitación de Padilla, Bravo y Maldonado.

-Son esas grandes emociones

que, en algún momento, todos los actores queremos encarar.

-Apretar las tuercas de la emoción

todo lo posible.

(Música emotiva)

(Música cabecera)

Lo bueno de las series históricas es que llegas y dices,

Padilla, murió decapitado.

Bueno, a ver, ¿en cuál muero? En el sexto.

Venga, ya está. Así nos pasaba a todos.

-Para la secuencia de la ejecución de los comuneros,

decidimos sacar elementos del cuadro famoso de Gisbert

y montamos el patíbulo... En el cuadro lo ves por detrás.

-Tercera, marca C.

-Y marca en D.

-Son manifestaciones del s. XIX del romanticismo.

Esas visiones románticas de cosas que han ocurrido siglos antes.

-¿Cuándo mueres?

Todos los actores: "No, yo muero en el 7". "Yo en el 6".

"Llega mi muerte, pero me quedan por grabar algunas secuencias".

Vale.

-La manera más baja de morir era el ahorcamiento.

Esos eran los ladrones.

A los asesinos, a la gente del pueblo bajo.

Una vez que pasabas a la nobleza,

se te cortaba la cabeza porque era la manera más noble de morir.

-No están al frente de esta revolución

como en otras revoluciones que están ocurriendo entonces en Europa.

Al frente de al revolución no están toneleros o tal,

aquí son de aldeas urbanas.

Por eso es una revolución tan peligrosa.

-Los grandes señores no quieren presentar batalla

a los comuneros en sus propiedades.

Temen que sean asoladas como represalia.

-Mayor es el compromiso de los rebeldes con su causa

que la lealtad de los nobles hacia su rey.

-La nobleza castellana, temerosa del caos,

decide apoyar o reclamar la ayuda de...

del rey, de Carlos.

-¿Habéis pensado qué hacer con los bienes incautados a los comuneros?

Necesitáis satisfacer a los nobles.

-El punto de vista de Carlos

era un problema más.

Un problema en el que había dejado a cargo

a Adriano y a gente de su confianza y con una consigna que era aplastarlos.

-Prometedles indemnizaciones cuando acaben con la rebelión.

Gracias.

Hubo gente que abandonó, hubo hidalgos

que abandonaron al bando comunero

y se pasaron al bando imperial

tan pronto como vieron que empezaban las gravísimas disensiones

y que la rebelión

se iba convirtiendo cada vez más en un movimiento popular extremo.

-Traidor o no, la pérdida de Tordesillas ha sembrado el desánimo.

Y hay voces que abogan por negociar con los nobles.

-Llegar tan lejos para acabar humillados.

-No es momento de arrepentimientos,

sino de pelear con más fiereza contra el enemigo.

María es una mujer en un mundo de hombres, está haciendo política,

guerra, esto no es común. Y siempre está apoyándoles

y diciendo que no pierdan la esperanza, la fe y el ánimo.

Con lo cual, seguimos a la guerra.

-A mí me emociona mucho la secuencia en la que ella va a verlos.

Se han refugiado en una especie de bodega.

Están perdiendo la guerra, están fatal.

-Se grabó en Talamanca de Jarama,

una localización espectacular con unas bodegas impresionantes.

-Llega con el pelo suelto, como nunca la has visto.

Siempre la has visto como una señora aristócrata de Toledo,

con sus tocados y sus recogidos.

-Ahí me pasó algo muy bonito,

algo que no había descubierto sobre mi personaje, la culpa.

El momento en el que María ve a dónde ha llevado

todo esto.

Que miles y miles de hombres, con familias, han perdido la vida

por esta causa. -Pero hay un final

de esa secuencia que es una despedida porque

nunca más van a volver a verse.

-La llama de la rebelión

no debe apagarse en las ciudades que todavía son leales.

Y en Toledo respetan tanto como a mí.

-Fue una escena muy emotiva.

De las que recordaré toda mi vida.

En el fondo de su alma

saben que, posiblemente, sea la última vez que se vuelvan a ver.

-Prometedme que volveremos a vernos.

-Fue la última vez que se vieron. Al día siguiente mataron a su marido.

-Ni la misma muerte podrá impedirlo.

-Me emociona mucho porque me parece que hacen un trabajo brutal

y los ves despedirse con lágrimas en los ojos

y, de repente, eso hace como ¡boom!

María, no podré resistir mucho tiempo.

La carta es una despedida.

La caída, en desgracia, de Juan Padilla

es por un error al intentar salvar a María Padilla.

-Si sus cálculos son ciertos, las fuerzas realistas nos superan.

-¡Es mi esposa, Maldonado!

¿Qué haríais en mi lugar?

Creo que no ocurrió así.

Pero es muy bonito y nos permite ir más dentro del personaje histórico

para contar sus pasiones humanas más allá de los hechos históricos

que acontecieron.

Tiene una secuencia sobre un puente romano

que entras con el caballo, lo miras.

"Me caigo ahora, 5 metros, me puede pasar cualquier cosa".

Pero no tuve miedo en ningún momento.

Y el caballo es un figura.

Oía "Motor" y le tenías que frenar un poco.

"Acción", salía disparado

y, cuando veía la cámara, se paraba en marcaje.

Un actor maravilloso, le faltaba decir mis frases solamente.

"Señora, si vuestra pena no me lastimara más que mi muerte,

yo me tuviera por bienaventurado".

-El capítulo termina con María Pacheco recibiendo esa carta

escrita por su marido, donde dice que va a ser ejecutado.

-"Quisiera tener más tiempo para escribiros algunas cosas

para vuestro consuelo".

-Irene me agradeció que le dejaran unos auriculares

para que escuchara la voz real leyendo la carta y, de repente,

escuchar su voz diciendo esas palabras

la mató y no podía contenerse. No podía contener las lágrimas.

-Fue maravilloso y es una carta maravillosa.

Creo que es un buen final de capítulo.

-Hay momentos muy... que nos da esta serie,

que es el momento del "tableau vivant".

El momento en el que recreas

un cuadro famoso, como hacemos en el último plano del capítulo.

Es un cuadro que está en el Prado, "María Pacheco después de Villalar",

de Borrás y Mompó,

dices, no, vamos a hacerlo igual o tal igual como podamos.

-Intentas hasta copiar el espacio físico,

las entradas de luz, la dirección de la luz.

Y, obviamente, los personajes.

(Música emotiva)

Busqué rápidamente en Google la imagen del retrato.

Y lo vi y dije: "Sí".

"Me veo".

Sí que te recuerda un poco a Carlos V,

aunque no tenga el prognatismo de la mandíbula.

-Un color de la piel blanco,

una fisionomía

un poco Habsburgo.

Ver que, realmente, hay una coherencia en la elección

y que, a nivel físico, es un primer paso para empezar a imaginar.

Hacer un castin de estas características

en un bombón.

-¿Cuál ha sido nuestro punto de partida?

Nuestro punto de partida ha sido,

en cada uno de los personajes que aparecen en la serie,

más de 80,

encontrarles un retrato.

Y, a partir del retrato, empezar a viajar alrededor.

-Es verdad que sacamos estas fotitos primero.

Pero no para ser estrictos,

sino que el actor nos hiciera imaginar.

-El hábito no hace al monje, pero en este caso sí era así.

Todo el mundo que me veía se quedaba como diciendo:

"¡Martín Lutero!"

-En algunos casos hay similitud.

En otros, no la hay en absoluto.

Pero sí que ha sido el camino.

-Las cualidades que buscábamos,

claramente, eran actores con una apariencia épica.

-Una mezcla entre actores conocidos y desconocidos.

(Música)

Me dijeron que me dejara la barba,

así que estuve dos meses con una barba así, bien frondosa.

Y con esa barba yo creo que sí me parecía.

-Nos parecemos bastante.

Ahora, te puedo decir que las chicas son más guapas.

Las actuales que las antiguas.

-Nos gustó especialmente que hubiera muchas mujeres.

Además, que dirimen asuntos importantes,

que no son las mujeres de.

-Creo que lo importante es lo que sale de dentro hacia fuera.

Eso es lo que más te acerca al personaje.

Bueno, algún parecido.

Algún parecido en tez, tez pálida, ojos también así más claros.

-Todo el mundo se imaginaba este personaje como una mujer morena,

fuerte y de ojos negros.

Y yo soy todo lo contrario.

-Isabel de Portugal tenía que ser un bellezón.

Y más bellezón que Blanca...

Es la reina hoy en día en ese sentido.

-A Blanca tampoco el hicimos castin, nos entrevistamos con ella

y vimos que podía ser la pareja perfecta para Carlos.

-"Muchos vi de gran pesar, pero este suma todos los dolores".

(Música suave)

Padre...

-Isabel es un personaje fundamental

al que tenemos que ir construyendo a poquitos.

Y este capítulo, nuevamente, nos da la posibilidad de hacerlo.

-Para mí era una de las primeras tomas de contacto con esta serie,

entonces, tenía un poco de miedo.

Trabajar con Tamar o trabajar con Marina,

fue muy muy importante.

-Aquí vamos a ver una Isabel

mucho más en crisis

porque se tambalea ese sueño que presentamos en el capítulo 3,

"Seré al emperatriz o no seré nada",

se ve puesto en riesgo por las decisiones de su hermano

y los intereses de Leonor. -No lloréis más.

-Nosotros contamos que Juan se ha enamorado de ella

y nos metemos en el género que tanto nos gusta, el melodrama romántico.

-Espero que lo que voy a decir os alivie vuestro dolor.

-Isabel, evidentemente, no lo ve con buenos ojos.

Quiere que eso acabe ya por dos motivos.

Porque es, moralmente, incorrecto.

Y porque hace peligrar seriamente su futuro.

De hecho, es por eso que no pueden estar juntos.

Prometedme...

que no os casaréis...

Antes de que Isabel se case con el emperador.

-Lo prometo, padre.

Es un personaje trágico, su vida me parece una tragedia enorme.

La historia que se cuenta aquí comienza con una promesa

que va a suponer una...

una losa muy grande.

-¡Faltaréis a la promesa que hicisteis a nuestro padre

en su lecho de muerte solo para meteros en la cama con su viuda!

-Se ve en la situación de hacerlo mejor por su hermana,

de cumplir la promesa que le hizo a su padre y, a la vez.

hay algo incontrolable, que es lo que le pasa con Leonor.

-¿Lo amáis?

Llegaré a amarlo.

Sé que lo haré. Sin duda, mi hermano y vos

haréis un buen trato con vuestra unión.

Pero no a mi costa.

-A partir de ahora, empieza un conflicto para Leonor.

Se imagina que va a ser relegada a ser una figura de cambio

para que Carlos siga

estabilizando su poder a través de matrimonios.

La casarán con otro

para poner así una pata más del imperio en otro lado.

Se multiplican los frentes que debo atender.

A mis días les faltan horas.

Me pregunto si tendré tiempo para sofocar tantos fuegos.

En ese bastísimo imperio todo el tiempo hay focos de conflicto.

-En su calidad de emperador,

Carlos se ve muy presionado por el papa, por Roma,

para que meta en cintura a Lutero

y cercene la herejía de raíz.

Voy a impulsar la convocatoria de un concilio.

Allí él y otros muchos podrán exponer sus ideas.

Pero con una condición,

debe retractarse de sus escritos, tal y como reclama el papa.

Y él considera que la Iglesia necesita una reforma,

pero tiene que hacerse bajo unas normas y unos parámetros

y sin ofender al papa.

Podría ordenar prender a Lutero hoy mismo.

Y tendríais que entregarlo.

Sin embargo, quiero darle una última oportunidad.

Lo van a poner en una situación muy delicada porque se va a dar cuenta

que, al final, va a ser prisionero de su palabra.

Por un lado, tiene que mantener contentos a los príncipes alemanes,

pero, por otro lado, no puede descuidar

la figura del papa y de Roma.

¿Os retractáis?

-Necesito tiempo para responderos.

-Vos, que usáis con tanta facilidad las palabras,

¿necesitáis tiempo para responder con un sí o un no?

-Quisiera...

meditar mi respuesta.

Tenéis un día.

Lutero tiene toda una serie de príncipes

y de gente que le sigue, que le apoya,

y que están interesados en que él no se retracte.

-La pujanza del protestantismo

viene de la defensa de Lutero

y viene más, no como una cuestión de fe,

ni como una cuestión de diferencias dentro de la Iglesia,

sino diferencias dentro del poder territorial.

Nadie, excepto Dios, ha de juzgaros.

¿No es lo que sugerís en vuestros escritos?

-Cada hombre tiene en sus manos la salvación de su alma.

Ni el papa ni la Iglesia de Roma

pueden mediar entre el creyente y Dios.

-Entonces, si tenéis fe en lo que escribís,

nada debéis temer.

-Él es el gran beneficiado de la herejía de Lutero.

-Puede simbolizar la independencia de Alemania

y la independencia económica de un montón de principados.

Espero que hayáis meditado bien vuestra respuesta.

No quiero,

ni puedo, retractarme.

Porque sería ir contra mi conciencia y la palabra de Dios.

Que Dios me ayude. -Carlos se está encontrando

con un hombre muy convencido de una serie de cosas

y que le va a complicar muchísimo la vida.

-Con la paradoja de que comparte

muchas de las críticas que él hace a la Iglesia católica.

Se ve como en un estado de equilibrismo

que le ocasionará muchos quebraderos de cabeza.

Es uno de los grandes temas de la vida de Carlos

que no va a poder sofocar.

Un emperador, no de un imperio, sino de un imperio sacro,

tiene un papel fundamental de defensa de la religión.

De vicario.

Cuando Lutero, no solo rompe la bula papal,

sino que, además, no se retracta,

este hereje ha pasado la línea que va de la religión

hacia la política.

Tenéis un salvoconducto para salir de la ciudad.

Después se decidirá vuestra suerte.

Nos inventamos que Chièvres intenta acabar con Lutero.

-El momento del ataque.

Ves que te viene un soldado que te ha estado protegiendo

y se le gira la bola,

tiene en su cabeza la orden de que te tiene que matar

y viene hacia ti, con la espada.

-En el último momento, reciben unos flechazos

que los dejan K.O.

Los flechazos están añadidos digitalmente.

Porque en el original esta flecha...

que vemos aquí, no existía.

Se tiran la suelo sin nada

y nosotros metemos la flecha que les impacta, les sale la sangre

y caen con la flecha clavada.

-El especialista ponía cara de: "Ahora me estoy muriendo".

Era como muy absurdo todo.

-Hay muchas escenas en las que tenemos que matar al muerto.

Suena redundante, pero es esto. Los actores que se mueven un poquito,

no acaban de estar totalmente quietos.

-En esta en concreto, el muerto está más vivo que nosotros.

Primero tenemos que congelar la parte que no queremos que se vea

y ponerla encima del muerto para sustituirlo.

-Fantástico el resultado final

pero, como propuesta, es de las secuencias más divertidas.

-Hay un falso secuestro de Lutero apresado por Federico de Sajonia,

eso sí es histórico, eso es real.

-Os dije que nada debíais temer.

-Fue realmente el principio de guerras de religión

que duraron muchísimo tiempo y muy sangrientas.

-En mitad de este proceso a Chiévres

le da una pulmonía y se muere.

Y en la ficción la muerte es por otra razón.

No muy alejada de la que pudo haber sido.

Ahí hay una pequeña licencia por parte de los guionistas

que es muy comprensible dada la trayectoria del personaje.

(GRITA)

Hasta ahí puedo decir, porque yo después de eso

ya no me he enterado de nada más.

-Es un ensayo.

-Lamento vuestra pérdida.

Me alegra volver a veros a pesar de las circunstancias.

En Flandes conoció a una noble,

Johanna Van der Gheest.

Confío en que pronto me permitáis disfrutar de vuestra compañía.

Y tuvo una relación de la que salió un hijo.

Así lo procuraré.

No sabremos nunca cuántas amantes tuvo Carlos.

Vos aún no habéis gozado de mi compañía.

Pero no se caracterizaba por ser un rey especialmente fogoso

en cuanto a tener muchas relaciones conocidas y muchos bastardos.

He decidido atacar al emperador por varios frentes.

Navarra, donde Albrecht entrará con apoyo.

-En este episodio comienza el conflicto armado que va a mantener

ocupado y preocupado a Carlos durante casi toda su vida.

-Francia nos ataca.

-La casa de Valois y la casa de Austria

estaban constantemente con estos tres espacios

que son el Franco Condado...

-He previsto que contraataque desde Alemania

y Nápoles hacia Milán.

-Milán es el centro de Europa.

Quien domine Milán domina Europa.

-Por eso reforzaré nuestra presencia en Italia.

-Y luego Nápoles.

-La cuestión es que nos ha sorprendido.

No podemos atender tantos frentes al mismo tiempo.

Nápoles es la fortaleza, es la muralla

del Mediterráneo occidental.

Debemos reorganizar nuestras fuerzas.

Y eso llevará un tiempo que no tenemos.

Yo creo que Francisco ahí se siente todavía poderoso.

Y se la quiere devolver e ir a la guerra.

Sabed que yo mismo me pondré

al frente de mis ejércitos en Luxemburgo.

Primero Lutero.

Después iré al encuentro de Francisco

al frente de mi ejército.

Y yo iré con vos.

Va haciendo el paso hacia ser adulto.

Por nada del mundo me perdería la derrota de ese francés arrogante.

Aquí hay una unión con Fernando.

Alteza, tenemos la oportunidad de ganar la guerra

con una única batalla.

Podríamos capturar al mismísimo emperador.

-Esperaremos.

Esa decisión le va a costar que Carlos consiga huir.

Lo más prudente sería replegarnos y esperar refuerzos.

Pretendéis que rehúya la batalla. Os pido que la aplacéis

hasta igualar nuestras fuerzas con las del francés.

Pero se le va a quedar la espina de no haber entrado en combate.

Carlos se retira.

¿Estáis seguro?

-Partió al frente de una nutrida escolta.

Siente que en ese ideal de caballero

un rey tiene que estar en primera línea.

Permaneced en la retaguardia.

¿Qué clase de emperador haría eso?

Uno astuto, majestad.

Y en esa guerra no puede ser.

Vuestro hijo ha hecho un daño irreparable a Francia.

Ha dejado escapar al emperador.

-Y a partir de ahí toda la guerra

va a ser un poco desastre para Francisco.

Maldito bastardo.

¡Maldito sea mil veces!

-Y así se pasan medio siglo, así se estuvo medio siglo.

Después de la Noche Triste,

que es el periodo de retirada de Cortés de Tenochtitlán,

él medita cómo volver otra vez sobre la capital.

Finalmente, pasado un año,

es cuando tiene lugar el ataque final.

Aquí hay un elemento de tecnología

y sorpresa que es de capital importancia

pero también la incapacidad de saber cómo organizarse

contra una infantería armada con armas de fuego.

-Cara habéis vendido vuestra derrota.

Y bien la ha pagado vuestro pueblo con sangre.

-No quería imponerse por la fuerza, él quería gobernar

a través de otra persona,

a través de alguien que tuviera la fidelidad del pueblo.

-Habéis vencido.

Coged vuestro cuchillo y matadme aquí mismo, es lo justo.

Pasa varios años en cautiverio.

Cortés lo lleva con él adonde va,

pero siempre en cautiverio, un poco como trofeo.

-Habéis luchado con bravura.

No merecéis morir.

-Entonces lo utiliza

para que a través de él reine en Tenochtitlán.

-Sois mi prisionero,

pero recibiréis un trato digno de vuestra posición.

-Cuauhtémoc no es Moctezuma y no se cree tanto las profecías.

Y se le rebela y no quiere obedecerle evidentemente.

-Los hombres se preguntan a qué esperáis para obligarle a hablar.

-No atormentaré a quien ha luchado con bravura

para amasar nuestra codicia.

-El tesoro no aparece, no ha aparecido nunca.

-Piensan que vos conocéis el paradero del tesoro.

pues os creen compinchado con Cuauhtémoc.

La ambición mueve muchas cosas

y a estos personajes los movía profundamente.

Las rebeliones internas pues claro que las hubo también.

De hecho intentaron matarlo y también era lógico.

Iba un grupo de gente como el propio Hernán Cortés dice:

"Son gente de un carácter fuerte y como tal lo demuestran".

Entonces estaba rodeado de gente donde él se imponía

por su propio carisma y por quizá ser todavía más...

Tener un carácter más duro que ninguno de ellos.

Os lo ruego, decidme dónde escondéis el tesoro.

Si lo decís, haré que dejéis de penar vos y vuestro pueblo.

-Y ponemos a Cortés en esa situación de aceptar cosas que le cuestan.

Cómo no es capaz de soportar la primera tortura a Cuauhtémoc,

lo hacen andar sobre brasas.

Él no tiene estómago para eso,

no quiere ese tratamiento, y se ve forzado porque sus hombres

cada vez están más revolucionados, han atentado contra su vida...

Se ve forzado a esa situación, pero tiene esa posición incómoda:

"No me gusta lo que tengo que hacer, pero tengo que hacerlo".

-Otra vez.

-Las sesiones de tortura... bueno.

Fueron bastante divertidas.

Yo me preocupé por momentos...

¡Ah! -¡Hablad!

-Pero no hay manera de conseguir de él lo que queremos,

lo cual nos hace sentir admiración por los principios de este tipo.

-Vuestra tozudez nos está poniendo en aprietos a los dos. ¿No lo veis?

Yo creo que la lección que quiso dar Hernán Cortés

a los rebeldes aztecas fue quizá excesiva.

El hecho de pasear a Cuauhtémoc por todo México,

como si fuese su propio cautivo, el príncipe cautivo,

eso a cualquier pueblo, evidentemente le toca el orgullo, ¿no?

(Música)

¡Quien levante su espada contra mí o alguno de los míos, morirá!

En la web de "Carlos" nos hemos propuesto dar la máxima difusión

a la serie, por eso cada lunes actualizamos nuestros contenidos.

Esta semana podemos ver un reportaje en el analizamos la figura de Carlos.

Hemos querido saber por qué no caía demasiado bien en Castilla,

y hemos encontrado motivos, en clave de humor,

en los que contamos a los seguidores de la serie

qué le pasaba a Carlos para no ganarse al pueblo.

-El capítulo 6 acaba con la ejecución de los líderes comuneros,

Padilla, Bravo y Maldonado,

y con María Pacheco recibiendo esta noticia.

¿Qué pasará con María Pacheco? No es ejecutada,

pero tendrá un final muy trágico y muy desgraciado,

que se verá en el siguiente capítulo.

Os animo a verlo y a descubrir cómo será el desenlace y el final

de esta gran mujer, la Leona de Castilla.

Veo que tenéis valor presentándoos aquí, cuando el emperador

ha puesto precio a vuestra cabeza. Solo busco refugio.

-Roma me comunica

que he sido elegido papa.

Recibe con mucha sorpresa su nombramiento como papa.

-Parece que vuestro pupilo, el emperador,

amenaza con ajusticiar a monseñor Acuña.

-Carlos se encargó personalmente de que mataran a Antonio Acuña,

aunque fuera excomulgado.

-Yo me opongo, le digo que lo piense varias veces.

-Leonor regresará como estipulan las capitulaciones.

Para Carlos,

eso es un descoloque absoluto.

¿Vais a permitir que regrese?

Llevo al heredero al trono en mi vientre.

Quiere ser reina, por eso se quiere quedar en Portugal.

El rey Juan no desea renunciar a vuestra amistad.

Mucho podemos lograr de él ahora. Esposad a la infanta Isabel.

-La aspiración de una mujer en una familia real no es casarse por amor.

-¿Ha ocurrido algo a mi esposo?

-Aquí sugieren que tiene otra mujer. -No lo quiere creer.

-¡Don Hernán Cortés es nombrado gobernador de la Nueva España!

-En este momento, Hernán Cortés está absolutamente subido a la parra.

-Francia ha contraatacado en el Milanesado.

-Era la guerra, estábamos sucios, pringados de sangre, con armaduras,

veníamos de pelear, claro. -Me estáis proponiendo una traición.

-Vuestra esposa está muy enferma. -Francisco es rey gracias a Claudia.

-El cristianísimo rey de Francia está preocupado.

Mi señor teme que con este nuevo papa, esta amistad...

(ESCRIBE) "Me equivoqué sentándome en el sillón de Pedro".

Adriano claudicará.

-Parto a Italia con mis hombres. Quiero saber si cuento con vos.

-Por supuesto, alteza.

Atacaremos a Francia por tres frentes.

Tropas del condestable vienen hacia aquí, pero contra nosotros.

Voy a enviar un emisario a Portugal.

Yo también tengo una propuesta que hacer al rey Juan.

(Música créditos)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 6

El mundo de Carlos V - Capítulo 6

12 oct 2015

Programa especial documental sobre la serie Carlos Rey Emperador y su época histórica.

ver más sobre "El mundo de Carlos V - Capítulo 6" ver menos sobre "El mundo de Carlos V - Capítulo 6"
Programas completos (22)

Los últimos 25 programas de El mundo de Carlos

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios