www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.11.0/js
4239965
No recomendado para menores de 12 años El Ministerio del Tiempo - T3 - Capítulo 29: "Tiempo de conquista" -   ver ahora
Transcripción completa

El principal problema ahora es "Viridiana";

debe proyectarse en el festival de Cannes.

¿De verdad vamos a permitir una infamia como esta?

Yo lo que quiero es estrenar mi "Viridiana" de una puta vez, coño.

No me dejé la piel por defender la religión verdadera

para acabar colaborando con el demonio.

Para, para.

Me declaro objetor de conciencia.

Mario... ¿Cómo has sabido que estaba aquí?

¿Quién era ese? Mi marido.

Pere Folch... ha muerto. (OFF) (SALVADOR) Creía que...

que vendía la copia del libro de las puertas

a los hijos de Padilla...

Vendió la copia del libro al Ángel Exterminador.

Mi pasado. Ese soy yo.

Te gustan las revistas guarras, ¿no?

Prefiero chicas de verdad, pero no me hacen ni puto caso.

Yo no estoy enferma, ¡cabrón!

A mi este título no me gusta nada, este...

¿"La Guerra de las galaxias"? No me gusta nada, no.

Lo vamos a llamar "La vía láctea", ¿qué le parece?

Lo que usted pida, don Luis.

Eres la única persona de este Ministerio

que ha sido reclutada dos veces.

Salvador se ha saltado todas las reglas contigo.

"Estoy muerta".

"¿Y por qué no me lo ha contado antes?".

¡Por favor, no! ¡Ah! ¡Ah!

Usted me recuerda a alguien.

No. Lo dudo.

¡Que tengo 14! ¡14!

Propongo su aprobación.

Por don Luis Buñuel. Claro que sí, por don Luis.

Pitaluga ha fallado. Hay que activar el plan B.

-He venido a sacarte. Quiero que cuando me muera y me recuerdes...

te acuerdes de este momento.

¡Era él!

¡Arcabuceros!

(MUCHOS HOMBRES) ¡Ah!

-¡Fuego!

¡Castellanos, atacad!

(Disparo)

¡Acabad con estos bastardos!

¡Que no quede ni uno vivo!

(Disparo)

¡Ah!

(EN MAYA)

(Gritos de pánico)

¡Exterminad a estas bestias!

¡No dejéis que huyan a la selva!

(Disparos)

(Disparo)

¿Qué hacéis vos aquí?

Esperar a que me rescaten.

Pero a cambio, soy testigo de una matanza.

-No son personas, son animales.

Apartaos si queréis volver conmigo.

-Luchad conmigo si sois hombre.

Cuánto tiempo sin veros.

¿Nos conocemos?

Claro que sí.

Soy Gonzalo Guerrero.

Y a partir de ahora, me recordaréis siempre.

¡Ah! ¡Ah! ¡Ah!

"Un momento, que yo me entere".

¿Un maya hablando español?

Es que era español.

Concretamente de Palos de la Frontera.

Siempre deseé que solo fuera una leyenda.

No, forma parte de nuestra historia, y de la de América.

Un poquito de organización. ¿De quién estamos hablando?

un soldado español que se convirtió en cacique maya.

Marchaos y no volváis jamás.

("Ministerio del Tiempo")

(SALVADOR) Guerrero y Aguilar naufragaron en Yucatán

unos años antes, en 1511.

Fueron apresados por los mayas y retenidos como esclavos.

cuando Hernán Cortés intentó liberarlos amigablemente,

consiguió su objetivo a medias.

Guerrero prefirió quedarse, pero Aguilar se fue con Cortés

y su figura resultó esencial para la Conquista de México.

¿Esencial? ¿Esencial por qué?

Pues porque durante su cautiverio, Aguilar aprendió maya,

y cuando volvió con Cortés le sirvió de traductor

Sin su dominio del idioma, Cortés no habría conseguido nada.

Por su parte, Guerrero se convirtió en un maya más

y llegó a ser el líder de sus ejércitos.

¿Y nosotros qué pintamos en todo esto?

Según nuestros informes,

Aguilar no acudió a la llamada de Cortés.

Está... Desaparecido.

Por eso deben viajar a 1518, a la isla de Cozumel,

y averiguar lo que ha ocurrido.

Al menos en esa fecha, tenemos la certeza de que estaba vivo.

¿Cuándo partimos? Ahora mismo.

Tengo ganas de darle su merecido a ese traidor de Guerrero.

Tranquilo. Tranquilo, Alonso.

Guerrero también es importante para la historia.

Es el símbolo del mestizaje.

Deben encontrar a Aguilar y ponerle a salvo.

Eso es todo.

¿Le pasa algo, Pacino?

¿Eh? Bueno, a ver, eh...

Es que había comprado, eh...

entradas para esta tarde, para... para mi época,

que toca Leño, ya sabe...

Maneras de vivir.

Y era por si podíamos ir mañana a buscar al fraile. Por la tarde.

Ay, madre mía.

¿Usted qué cree?

(Leño "Maneras de vivir")

700 calas de la entrada tiradas a la basura. Yo alucino, vecino.

Pues a mí pocas misiones me han hecho tanta ilusión como esta.

Mi abuelo fue a las Indias en aquella época.

Mi padre me contaba sus hazañas.

Yo me alisté en los Tercios por él.

No, si aquí cada uno a lo suyo.

Vaya la estocada me han dado, ¿eh?

Sin esa vacuna no durarías ni tres días en el Yucatán.

Es una zona infestada de bichos peligrosos

y mosquitos como aviones.

Por no hablar de los animales salvajes

y de las tribus que practicaban el canibalismo.

¿Y no hay gorilas sodomizadores?

Lo digo para que la fiesta sea completita...

En el destino os espera Bernal Díaz del Castillo,

agente del Ministerio. Pensé que sería Gil Pérez.

Está de permiso. Le debíamos vacaciones.

Pero no os preocupéis porque Bernal os explicará exactamente

cómo llegar al poblado maya. Mayas. Odio a esos caníbales.

Por fin de acuerdo en algo. No exageremos.

No todos comen carne humana.

Y las que lo hacen es por religión.

Ah, si no es personal, me quedo mucho más tranquilo.

¿Por qué nunca nos tocan misiones "tranquis"?

No sé, ir al balneario de La Toja,

evitar que Alfonso XIII se atragante con un centollo...

No sé, por ejemplo. Lo hicimos. Engordé tres kilos.

Si entonces hubiera tenido que viajar a las Indias,

habría tenido un problema. No te entiendo.

Ya me entenderás.

Suerte. Gracias.

Ahora lo entiendo. No te jode.

¡Dame la mano, coño!

No os quejéis. He visto sitios mucho peores.

(HOMBRE) Bienvenidos a la isla de Cozumel.

Soy Bernal Díaz del Castillo.

Ahora la prioridad es sacar a Aguilar del poblado.

Sabemos que, históricamente,

eso puede precipitar el encuentro con Cortés, pero...

no tenemos otra opción.

Muy bien. ¿Cómo llegamos hasta allí?

He marcado en el GPS de vuestros móviles la ruta que debéis seguir.

Pero esto debe de estar mal. Aquí solamente hay mar.

Es que... solamente hay mar.

¿Y no sería más fácil entrar por esta otra playa,

que está más cerca del poblado? No.

De ninguna manera. Esa zona está vigilada.

que os tenéis que hacer pasar por náufragos.

No será difícil hacernos pasar por náufragos.

¿De verdad tenemos que ir en ese trasto?

¿Qué esperabais, una lancha a motor?

¿Acaso no habéis remado nunca?

En el Retiro.

Madre del amor hermoso...

Que Dios os ayude.

Seguro.

Pobre Lucía...

Dio el Libro de las Puertas a los nuevos comuneros

porque creía que podía cambiar la historia.

Y acabó en manos de los reaccionarios

del Ángel Exterminador...

Y con ello nos trajo 1000 problemas.

No lo sabía.

Y bastantes problemas tuvo ella.

No debe de ser fácil, sabiendo que tu madre te abandonó.

¿Lola abandonó a su hija?

Sí.

Luego tuvo mala conciencia

y acabó contratándola cuando tenía 20 años.

La convirtió en su mano derecha en su negocio de antigüedades.

Acabó siendo su amiga y...

Y terminó contándole toda la verdad.

Ajá.

Y con el tiempo... Lucía la perdonó.

Hasta logró asumir lo inasumible: ser mayor que tu propia madre.

Ahora lo que no asume es su pérdida.

Supongo que mientras la humanidad exista,

habrá cosas que no cambiarán.

Como el dolor por perder a tu madre.

Sí.

Y ahora, que se cree que me ha vuelto a encontrar,

quiere ser ella mi madre.

No, no lo permitas.

Lola, te voy a dar un consejo.

Aunque el tiempo y este Ministerio se vengan abajo,

tú vive tu vida.

(Notificación de móvil)

(Notificaciones de móvil)

(Notificaciones de móvil)

(HOMBRE) ¿Qué es?

(Notificación de móvil)

(Vibración de móvil)

(Vibración de móvil)

(HOMBRE) Igual, ¿no? -Ajá.

Nada bueno.

Lo saben todo de nosotros,

de nuestras familias,

de nuestro pasado...

Alguno de los Hijos de Padilla conoce bien este ministerio.

Hay que proteger a los que están en el punto de mira.

Sí. Ya he dado la orden.

No servirá de nada.

Lo siento, pero creo que los que más a salvo están son ellos.

¿Y por qué piensas eso?

Porque saben que inmediatamente los protegeríamos.

Ellos siempre actúan por sorpresa.

Los que salen en esas fotos son... simples señuelos.

Trabajé en la resistencia francesa y es el mismo método.

Igual que la operación Mince Meat.

La estrategia del engaño.

Los Hijos de Padilla se organizan en células independientes,

y esas células solo se comunican entre sí

a través de sus superiores.

Pere Folch era uno de ellos. Por eso quieren recuperarlo.

Pues está más muerto que la música yeyé.

Esa es la mala noticia. La buena es que no lo saben.

(Móvil)

(SUSURRA) Localice la llamada.

Sí, hemos recibido su mensaje.

(MARTA) "Perdone que hayamos "hackeado" sus ordenadores".

Así compartimos memes y podemos partirnos de risa juntos.

Lo dudo. Tienen 24 horas para entregarnos

"a Pere Folch".

"Si no lo hacen, uno de sus seres queridos morirá".

Es muy poco tiempo. Necesito hablar con mis superiores.

No diga tonterías.

Usted hace y deshace como le viene en gana.

Conozco muy bien cómo funciona el Ministerio.

-"¿Marta Sañudo?".

24 horas.

Esta noche les diré el lugar de entrega.

-"Oiga, ¿y no podríamos hablar con...?".

Ya le he di... Oiga. Oiga.

Ha colgado.

Joder, no ha dado tiempo a localizar la llamada.

Ahí es.

Qué paisaje tan hermoso.

Qué mal tenía que estar la cosa en España

para que se vinieran para acá, ¿eh?

Madre mía.

¿Qué pasa?

Pensando en Guerrero todo el rato, ¿no?

Renegar de tu país, de tu religión, de tu rey...

No puedo comprenderlo. Ah, ¿no? ¿Y eso?

Los españoles trajimos a las Indias la civilización,

trajimos a Dios.

¿Y él renuncia a todo eso para caminar desnudo por la selva?

Bueno, bueno, que aquí ya tenían sus dioses, ¿eh?

Y nosotros, además de la civilización,

trajimos enfermedades, les hicimos currar como mulas

y les robamos el oro. Me avergüenza compartir patria

con quienes no la respeta.

El imperio más grande del mundo, donde jamás se ponía el sol.

A ver, solo te digo que te pongas en el lugar de los conquistados.

Imagínate que entra un maya en tu casa

y te dice lo que tienes que hacer y cómo.

Los indios estaban tan tranquilos. ¿Tranquilos?

¡Se comían los unos a los otros!

Nosotros teníamos la Inquisición, que no era la juerga padre.

Mejor dejamos de discutir. Así ahorraremos fuerzas.

(CHISTA DESPECTIVAMENTE)

"Pater Noster, qui es in caelis,

sanctificetur nomen Tuum".

"Adveniat Regnum Tuum...".

-¿No os cansaréis nunca de esa letanía?

"Fiat voluntas tu,

sicut in caelo et in terra...". -Fuera hay mujeres

que os harían mucho más feliz que vuestro Dios.

¿Mi Dios?

¿Acaso ya no es el vuestro?

¿Dónde estaba vuestro Dios

cuando a nuestros compañeros se los comieron vivos?

¿Eh?

¿Dónde estaba Dios entonces?

¿Dónde estaba cuando esos españoles

mataron a la mitad de las mujeres y niños de esta aldea?

¿Creéis que yo no tengo dudas?

Yo estaba dispuesto a dar mi vida por ellos.

Pues id y tratad con ellos... Es lo que están esperando.

No quieren saber del Dios verdadero.

-¿Los haría más felices conocerlo?

"Credo in Deum Patrem Omnipotentem,

"creatorem caeli et terrae...". -Seguid rezando...

Y si Dios habla con vos, preguntadle por qué permite

que se mate a tanta gente en su nombre.

..."visibilium omnium et invisibilium".

"Credo et in unum Dominum Iesum".

"Credo... Credo et in...".

Dios mío...

dame fuerzas para comprender.

Dame fuerzas para seguir vivo, por favor.

(SUSURRA) Por lo menos sabemos que está vivo.

Vivo y puteado.

Vamos a entrar a por él ahora mismo.

¿Que entremos ahí por la cara? ¿Por qué no?

Porque son más que nosotros, joder.

Aparte, el plan era pasar por náufragos.

Me niego a ser el desayuno

Entramos, pero por la noche. Por la noche, por la noche...

Será más difícil orientarse.

Aquí te la sacas a mear y te la pica una tarántula, joder.

¿Qué pasa? Esto antes no pasaba.

Amelia ordenaba y nosotros obedecíamos.

La echo de menos.

Yo también.

Está bien. Haremos como vos decís.

Entraremos a por Aguilar por la noche.

Ahora vamos a descansar un rato.

¿Está convencido de lo que va a hacer?

Sí.

Nunca aceptarán que Pere Folch murió de un infarto.

Dirán que le torturamos hasta la muerte y le convertirán en mártir.

Prefiero que piensen que sigue vivo y que nunca negociaré con ellos.

Pero asesinarán a alguien de los nuestros.

No podemos proteger a todas las familias

de los agentes del Ministerio. -¿Cree que no lo sé, Ernesto?

¿Cree que no lo sé?

Aquí solo negociamos la entrega de las armas del enemigo.

Luego pediría el indulto para esos fanáticos

con tal de que no muera nadie más.

Por la paz total, negocio lo que sea.

Pero chantajes, ni uno.

Yo estoy de acuerdo.

Y yo.

Está bien. Cuente con mi apoyo.

Gracias.

(Móvil)

Sí.

No hay trato.

Nosotros no negociamos con terroristas.

¡No somos terroristas! -"Pere Folch"

intentó matar a Alfonso XII,

Sagasta y a su consejo de ministros en Comillas

"y a los que trabajaban en la casa".

¿Cómo llamamos a eso, papiroflexia?

¿Sabe lo que supone su respuesta?

Por supuesto.

No esté tan seguro, se lo aconsejo.

La suerte está echada.

Terroristas. Nos ha llamado terroristas.

Y eso lo dice quien dirige un ministerio

que protege a gobiernos asesinos.

¿Y qué esperabas?

Quien cobra del poder, solo vive para servirlo.

Tienes razón. Y mañana pagará por ello.

¿No te he dicho que esperaras fuera?

Es que tengo hambre.

Toma. Aquí tienes tu cena.

¿Puedo comerme los cacahuetes?

Claro que puedes... Salvador.

Está despejado.

(CHISTA) No habléis, y seguidnos.

Está despejado de cojones.

Será mejor que no luchéis. Fuera os esperan más hombres armados.

Sucio traidor.

No habléis así a quien os acaba de perdonar la vida.

Seguidme. ¿Adónde?

Pronto lo sabréis.

¿Nos vais a tener aquí?

Quita la manita, hombre.

Nos vais a tener aquí encerrados, como si fuéramos animales?

¿Qué esperabais, un palacio?

Este aparato diabólico, ¿qué es?

Una brújula.

Alemana. "Pesao" es, coño.

¿Y esto?

Unas lentes.

¿También son alemanas?

Es que allí hay más industria.

Los esconderé por vuestro bien.

El chamán se pone muy nervioso cuando ve algo desconocido.

Descansad.

Yo puedo quebrar esto.

Sí, y nos están esperando fuera los de Palacagüina.

Mira, mejor te relajas, Alonso, mejor te relajas.

No entiendo nada de lo que decís,

pero supongo que será una de vuestras chanzas.

¿No podéis parar ni un minuto? ¡No!

¡Porque tengo miedo!

No tendría que estar aquí, soy del siglo XX.

Además, a mí Hernán Cortés ¡me la suda!

Que tendría que estar muy aburrido en su pueblo para liar la que lio.

Tendría que estar escuchando a Rosendo,

y no aquí, rodeado de tíos con taparrabos,

¡que encima me quieren comer!

¡Joder! ¡Joder!

Será mejor que descanséis un rato.

¿Has dormido algo?

No quiero que me maten mientras estoy dormido.

Cuando me llegue la hora, quiero mirar a la muerte cara a cara.

Y llevarme a más de uno por delante.

Y si puede ser a Guerrero, mejor.

Muy bien, pero te recuerdo que no podemos matarle.

Cuando vos decís que "os la suda",

queréis decir que os da igual, ¿no?

Pues... sí.

Pues si a vos os la suda Hernán Cortés,

a mí me la suda Guerrero.

Anda, mira,

hablando del rey de Cancún...

¿Habéis dormido bien?

Hombre, he estado en sitios mejores.

Y yo he estado en sitios peores.

¿Cómo os llamáis?

Ya empezamos con el interrogatorio.

¿Cómo os llamáis?

Méndez. Jesús Méndez.

¿Y vos?

Alonso de Entrerríos.

¿No seréis familiar del capitán Gaspar de Entrerríos?

¿Por qué queréis saberlo?

Por saber si sois tan buen soldado como él.

Y tan carnicero.

Luché con él en Nápoles, junto al Gran Capitán.

¿Combatisteis con don Gonzalo?

Más de 1 vez y de 100.

¿Qué os trae por aquí?

La nao en la que viajábamos chocó contra estas costas.

Solo hemos sobrevivimos nosotros dos, y...

encontramos el poblado por casualidad.

¿Y qué hacíais con Jerónimo?

Pensamos que él conocía el camino de vuelta.

Mentís.

¿Qué vais a hacer con nosotros ahora?

En total son 21 agentes desaparecidos

o dados por muertos sin haber encontrado los cuerpos.

¿Puedo? Sí, claro.

(SUSPIRA)

Vamos a ver, necesito saber cuáles eran los contactos

de esos agentes en su época,

si los tenían con el Ministerio de 1981, donde trabajaba Marta,

qué hacían en su tiempo libre...

¡Pues lo vuelven a hacer!

Esto es una emergenc...

(ERNESTO) Salvador... ¿Qué le pasa?

(TOSE)

Salvador, ¿se encuentra bien? ¿Qué le pasa?

Salvador... Madre mía. Salvador.

Me ahogo. -Vamos, intente respirar.

¿Qué le pasa al niño? (SALVADOR RESPIRA AGITADO)

Yo que sé.

Niño, despierta.

Vamos, Salvador, coja aire. No dejemos que cierre la boca.

(MARTA) Despierta.

¡Avise a Angustias! ¡Angustias!

Está lleno de manchas rojas.

Despierta. -¿Qué coño le pasa?

¡Despierta! Salvador.

Ábrele la boca. ¡Angustias!

Vamos, Salvador. Venga. Angustias, un médico, urgente.

Gracias.

¿Qué esperabais, que os dejase morir de hambre?

No, no lo digo por eso,

sino por habernos sacado de la jaula.

Seguro que es una trampa.

Pronto podréis salir de aquí.

He conseguido que el cacique me lo prometa.

¿Cómo?

Le he dicho que sois como Jerónimo y como yo, unos náufragos.

Que no sois peligrosos.

¿Cómo llegasteis hasta aquí?

Hace unos cuantos años.

Hace tiempo que perdí la cuenta.

"El barco en el que viajábamos Jerónimo y yo naufragó".

"Parecía que nos estaban esperando".

"Al principio pensábamos que venían a ayudarnos".

Quizá hubiese sido mejor morir ahogados...

(Música tribal)

(HABLA EN OTRO IDIOMA)

-¡Ah, ah!

(GUERRERO) "Nuestros compañeros les sirvieron de cena".

-¡Ah!

(GUERRERO) "Los mataron".

"Los desangraron como si fueran gorrinos".

Nosotros decidimos que no seríamos su desayuno

y conseguimos escapar hasta aquí.

Al principio pensábamos que éramos hombres muertos,

pero esta tribu se contentó con hacernos sus esclavos.

Sois sus presos, no cantéis victoria.

Os equivocáis.

Si nos hubieran querido matar, ya lo hubiesen hecho.

No todos son iguales.

Cada tribu tiene sus costumbres y sus ritos.

Muchas veces combaten entre ellos.

-Permiso.

-Jerónimo. Disculpa que no te haya invitado a comer,

pero no quería interrumpir tus rezos.

Tengo mucho que rezar, por mí y por vos.

¿Cómo os ganasteis el favor del cacique?

Que parece que hacéis buenas migas.

Vaya tela.

Me tiré al rio para que no se lo comiera un caimán.

Como agradecimiento, Balam me concedió la libertad.

Más adelante, Entrerríos y otros soldados españoles

vinieron a atacar la aldea.

"Conseguí expulsarlos".

¡Ah!

Marchaos y no volváis jamás.

"Como siguiente agradecimiento",

Balam me concedió que me casara con su hija.

¿Y vos?

También me liberaron.

Guerrero lo exigió.

¿Y por qué no huisteis?

No tengo adónde ir.

¿Qué haces?

Tenemos que seguir presionando.

¿Con una foto de un crío a punto de morirse?

Si no hacemos nada, se va a morir.

Diremos que hemos sido nosotros, por no soltar a Folch.

Es un niño.

Si lo dejamos morir, nos ponemos a su nivel.

Íbamos a matarlo igual si no nos dan a Folch.

Y se niegan a negociar.

Las negociaciones son como acaban, no como empiezan.

Piensa, una vez en tu vida.

Iban a entregarnos a Folch en cuanto vieran al niño.

Pero si lo ven en estas condiciones...

Con todos mis respetos, Marta,

tú mandas.

Sin ti, nuestro movimiento probablemente no existiría.

Pero no te ablandes ahora.

Mírale.

No veas al niño.

Ve al monstruo en el que se convertirá después.

Los síntomas son los propios de la alergia al cacahuete.

¿Cómo va a comer cacahuetes siendo alérgico?

No los toma. Ni guisantes ni lentejas...

Nada que produzca alergias cruzadas con los cacahuetes.

Entonces, nada tiene sentido. -¿Por qué?

Su reacción es como si hubiera comido en grandes cantidades.

Y lo más raro es que le inyectamos adrenalina y mejora,

pero rápidamente vuelve a empeorar.

No había visto nada igual.

Lo siento, pero... más no podemos hacer.

Vuelvo en unos minutos.

No entiendo nada, no tiene lógica.

Sí la tiene.

Dice que ha tomado algo a lo que es alérgico en grandes cantidades,

y no lo ha hecho. Claro que no.

Si fuera un niño...

no tendría que ser una gran cantidad.

El enfermo no es este Salvador.

Es él, pero de niño.

Ese era el objetivo de los Hijos de Padilla,

no la gente de la que enviaron fotos.

Y no mejora porque no están medicando al Salvador niño.

Exacto. Debemos averiguar

cuándo le secuestraron, si antes o después de ser adoptado.

Si no, los padres adoptivos habrían puesto una denuncia.

(ANGUSTIAS) ¡Lo tengo!

Según estos papeles, Salvador fue adoptado el 25 de abril de 1956.

Pero no por la familia Martí Blanch,

sino por un tal... Andrés Román.

Y ahora viene lo bueno...

Marta Sañudo.

No le importa decir el nombre por el que la conocemos.

Está muy segura de lo que hace.

Es una prueba de fuerza.

Angustias, avise al ministerio de 1956.

La foto la tienen de la alarma anterior.

Que envíen informes de niños ingresados en hospitales.

Vamos, Lola. Ernesto, Ernesto, espera.

¿Te acompaño yo?

No.

No creo que sea el momento más indicado

para que el Ministerio se quede sin mando.

"Okay". Bien.

¿Vamos?

No pienso hacerlo.

No pienso enseñar a pelear a esos animales.

¿Por qué no?

Os estoy dando la libertad. No.

La libertad no se da. La libertad se toma.

Pensadlo, os lo ruego.

¡He dicho que no, pardiez!

¿Acaso saben esos salvajes lo que es el honor?

¿Eh? ¿Por qué luchan? Por sobrevivir.

¿Os parece poco?

Todo ser humano que viene al mundo nace con honor y con vergüenza.

No les faltéis al respeto.

No puedo entender por qué les enseñáis a pelear.

Cada dos por tres, tribus caníbales vienen a atacarnos

para utilizarnos como despensa.

Es lo mínimo que puedo hacer por ellos.

Y...

Y cuando los nuestros vuelvan a estas tierras, ¿qué?

¿También vais a luchar contra ellos?

Espero que no vuelvan.

Los he perdonado la vida una vez;

no lo haré dos veces.

No, no, no. Basta ya. Ya está bien, por favor. No.

No. No, no, basta ya, por favor. No.

Por Dios, Guerrero, por Dios.

Que vos habéis estado en los Tercios...

Perdí mi juventud luchando en Nápoles.

¿Y para qué?

¿Para que el rey Fernando pudiera pintarse otro castillo

en su escudo de armas? También se lucha por honor.

El honor y la fama es para el rey y sus generales.

A los soldados, como vos y como yo, solo nos queda el olvido.

Y el hambre.

¿Por qué creéis que vine aquí?

Nadie se acordará de nosotros, Alonso.

Nadie.

(JERÓNIMO) No, basta, por favor.

No, basta, basta, no.

¡No! La comida es sagrada, ¿me oyes?

(HABLA EN OTRO IDIOMA)

-¡Eh!

¡A mí no me toques, fiera salvaje!

(Fuera, golpe seco, gritos)

Le van a matar.

¡Le van a matar! ¡Ah!

¡Alonso!

Si lo hacéis, os matarán.

Yo también me llevaré a más de uno por delante.

¡Ah!

Espere, espere que lo acabe de entender.

Entonces, ¿sus identidades eran falsas?

Eso creemos.

Son gente experta en falsificaciones y en robo de niños.

Disculpe la indiscreción, inspector...

pero ¿por qué le acompaña una monja?

Ha ocurrido algo parecido en el hospicio donde trabaja

y vio a los sospechosos.

Ella fue quien nos llamó aviándonos del problema.

Yo hice la llamada.

Bien, cuéntenos cómo eran.

Ella era alta, delgada y con el pelo rubio.

Ya. ¿Y él? -Moreno,

ancho de espaldas.

Recuerdo que tenía una cicatriz en la mejilla.

Me dijo que era de la Guerra.

(SALVADOR) Necesito saber

cuáles eran los contactos de estos agentes en su época.

Es él.

De acuerdo. Muchas gracias.

Espero que encuentren a Salvador y lo traigan.

Lo haremos, esté seguro. Gracias.

El de la cicatriz estaba en la lista de Irene.

Es uno de los agentes desaparecidos.

Puede ser casualidad.

¿Comunero, compañero de Marta y con una cicatriz?

Tres coincidencias son más

que una casualidad. -Vamos.

Quién me iba a decir que iba a morir en el siglo XVI,

en plena conquista de América...

¿Y cómo pensabais que ibais a morir?

Pues... apuñalado por un yonqui

en San Blas o en el Pozo del Tío Raimundo, en mi época.

Yo jamás pienso en esas cosas.

Si lo hiciera, ya estaría muerto.

Cuando abran la jaula, nos abalanzamos sobre ellos.

Ya está todo solucionado.

(Música tribal)

Ah. Muy bonitos los... los dibujitos.

Muy bien. Ajá.

Es dulce, como el mazapán.

Que nos liberen ya es extraño, pero que nos inviten a cenar...

El mérito es de Alonso.

¿Mío?

Luchasteis por salvar a uno de los vuestros...

y a quien perdonasteis la vida es el hijo de Balam.

Aquí la nobleza se valora.

(EN MAYA)

¿Eso qué es, que parece moco?

Lo llaman la bebida de los dioses.

Lo sacan de una planta, el agave.

Decidle que prefiero probarlo mañana.

(GUERRERO, EN MAYA)

¿Qué dice?

Dice que os lo bebáis.

Está rico, ¿eh?

Muy bueno. Está muy bueno.

No, será mejor que uno de los dos mantenga la cabeza despejada.

Bebe un poquito, anda.

(SORBE)

Oh...

Asqueroso.

No, no, no. No, hombre, no...

¿Cómo se dice "gracias"?

"Dyos bo'otik".

"Dyos bo'otik". "Dyos bo'otik".

Oh.

¿Y eso? ¿Eso se come?

Pues no se comía, ¿eh? No, no, no.

Dale una caladita.

Una caladita, hombre, solo para probar.

Venga.

Yo no sé cómo podéis convivir con estas costumbres.

Son muy generosos.

(Risas)

Si respetáis sus costumbres, se vuelven locos de alegría.

No me arrepiento de querer quedarme.

Pero entiendo que os queráis marchar.

Mañana os acompañaremos a la playa.

para que podáis volver los tres.

¿Cómo que los tres?

Habéis venido a por Aguilar, ¿no?

Me lo esperaba desde que dejé libres a los que nos atacaron.

Y no me extraña.

La información es muy importante en toda guerra.

Y tener a alguien que hable maya, vale su peso en oro.

Tanto como el que hemos venido a buscar en estas tierras.

Pero no entiendo por qué le dejáis marchar.

Se convertirá en un enemigo. Es posible.

Pero es un buen hombre que salvó muchas vidas, y tiene dudas.

Muchas dudas que le están matando.

¿Quién sabe?

Lo mismo convence a esos brutos

de que hay que tratar mejor a los indios.

¿Y...

cómo convencisteis al cacique?

No ha sido fácil.

Os quería como guerreros.

Pues gracias.

Y su hijo quería sacrificaros a sus dioses.

Pues muchas gracias.

¿Quién os envía?

Si os lo dijéramos no lo creeríais.

Sabía que no era una brújula alemana.

Pero las lentes me las quedo yo.

¿Por qué nos dejáis escapar?

Alonso, aunque nos separen muchas cosas,

no soy el salvaje que creéis.

Ni ellos tampoco.

"Poliuhqui, poliuhqui".

"Poliuhqui". "Poliuhqui".

Y cuando lo son, no lo son más que nosotros, lo juro.

(SALVADOR, VOZ DÉBIL) Agua, por favor.

Gracias.

De nada.

Me voy a morir, ¿verdad?

No. Te vas a poner bien, ya verás.

¿Sabes que he cantado dos gordos de la lotería?

Doy suerte a los demás.

Pero yo nunca la he tenido.

Y ahora...

Y ahora que por fin encuentro...

unos padres...

¡Bienvenido!

-Gracias.

Soy Bernal del Castillo.

Buen trabajo.

Nosotros nos encargaremos del resto.

Ha llegado un emisario de Cortés para recogerle.

Muy curioso, por cierto. ¿El qué?

El capitán que manda la comitiva se apellida como vos.

¿El capitán Entrerríos? ¿Le conocéis?

No, no, no, solo he oído hablar de él.

(HOMBRE) (RÍE)

Si llego a saber que hay tanta mujer desnuda

hubiera venido antes.

¡A mi mujer no he conseguido verle ni la rodilla!

¿Y ese colgante?

Me lo regaló mi madre antes de venir a las Indias.

Vuestra madre debe de ser rica, cuando os regala colgantes de oro.

Aguilar, ¿no queréis comer algo?

No, muchas gracias, no tengo hambre.

Venía a decir que me retiro a descansar.

Espero que no me guardéis rencor por episodios pasados.

No, capitán.

Los dos compartimos la misma fe; eso es lo importante.

¡Bien dicho!

Lástima que Guerrero no piense lo mismo.

Bueno...

Creo que yo también me voy a retirar, como Aguilar.

¿Conocíais a Aguilar y a Guerrero?

Había oído hablar de ellos.

Y cuando fuimos a rescatarlos,

Guerrero me lo pagó dejándome marcado para toda la vida.

Al principio no le reconocí.

Me pareció como todos los indios.

Pero cuando me habló en cristiano y me dijo su nombre...

No me lo podía creer.

Ese hombre era un gran arcabucero.

Peleó conmigo.

No sé cómo puede renegar así de su fe.

Yo pienso lo mismo.

Antes me habéis dicho que os habían hablado de mí.

¿Qué os dijeron?

Que erais valiente,

osado,

"audaz...".

Y muy atrevido.

Era el mejor soldado de Castilla.

Cuando sea mayor, quiero ser un soldado como él.

¿Cómo murió?

Luchando como un héroe por la gloria de su rey y por la cruz.

Fue en las Indias,

llevando la fe cristiana a esos salvajes.

Y que vinisteis a este confín del mundo para ganar la gloria.

(Zumbido de insecto)

Quien os dijo eso os mintió.

Yo vine aquí por el dinero.

Quiero encontrar un sitio rico en oro,

conseguir una concesión real y hacerme encomendero.

¿Y vuestra familia?

Están mejor sin mí.

Recibirán su dinero.

Pero ¿no los echaréis de menos? No.

Este sitio está lleno de mujeres más apetecibles que mi esposa.

Y además no ponen cara de mártir cuando fornicas con ellas.

(CARRASPEA) ¿No tenéis hijos?

Os veo muy interesado en mi familia.

Solo preguntaba.

Que ellos hagan su vida, como yo he hecho la mía.

Entonces,

cuando consigáis la encomienda, dejaréis de servir al Rey.

Llevo años queriendo hacerlo.

Mirad, Alonso,

aquí solo sacamos dinero con el pillaje.

No hay ningún honor en eso.

Ni vergüenza en los que nos gobiernan.

Nos mandan aquí a matar o morir,

a cambio de nada.

¿Entendéis?

Antes Me habéis dicho que os hubiera encantado luchar a mi lado.

Nada me gustaría más.

"Sí, buenas noticias".

Salvador ha empezado a mejorar.

Han llevado al niño a un hospital. Toma nota.

Buen trabajo.

Dime. Espera... dime.

Gracias, compañero.

Mi abuelo es un hideputa.

con balcones a la calle.

Aguilar ya me ha contado cómo se las gasta.

Y no solo eso.

Nuestro Bernal no es el verdadero Bernal.

No os entiendo.

Es un impostor. Así es.

Dios quiso que conociera a ese gran soldado

una noche en una taberna de Écija.

¿Estáis seguro?

Yo aún no había tomado los hábitos y bebimos toda la noche.

No paró de contarme sus hazañas.

Me llegó a decir que viajaba por el tiempo... (RÍE)

En plena borrachera.

Me reí mucho con sus locuras, mucho.

¿Qué hacemos con Guerrero?

Hay que ayudarle, por favor.

Yo no comulgo sus ideas, pero él me salvó la vida.

No podemos dejar que Entrerríos se vengue de él.

Si pudiéramos avisarle...

Llegarán antes las tropas en barcas que vosotros en canoa.

No podemos pedir refuerzos. Estamos solos, Alonso.

Están en la consulta tres. -Gracias.

Buenas tardes. Por favor, ¿la habitación de Salvador Martí?

Es un niño, debe de estar ingresado recientemente.

Voy a mirar...

¿Salvador Martí? -Sí.

Lo siento, como Salvador Martí no me aparece nadie.

Busque, por favor, por Salvador Román.

¿Por qué lo has hecho?

Porque odio las injusticias.

Por eso ayudé a fundar los nuevos Hijos de Padilla.

Lo siento, pero tengo que hacerlo.

El Gran Consejo lo ha decidido.

¿Luego le matarás a él?

Sí.

¿Puedo despedirme?

Definitivamente, has perdido la cabeza.

Rápido.

Quién podría decir que vas a ser mi peor enemigo...

(Disparo)

¿Qué pasa?

Que seguimos vivos.

Adiós.

¡Vamos, corre, vamos!

¡Eso es, por España!

¡Y por sus majestades los reyes!

Vamos.

Guerrero no debe morir, bien lo sabéis.

Tranquilo. Tengo controlado a Entrerríos.

No hay nadie.

Han debido de huir al oírnos llegar.

Y no se oye nada. Mala señal.

Entonces, ¿qué? ¿Nos vamos? ¡No!

Tenemos una misión que cumplir.

Y yo tengo una cuenta que saldar.

Registradlo todo.

(GUERRERO) ¡Marchaos y os perdonaré la vida!

¿Vos me vais a perdonar la vida a mí?

Pasar tanto tiempo entre estos salvajes

ha hecho que se os reblandezca el seso.

Os dije que no volvierais.

Ya sabéis que soy testarudo.

Y más cuando hay por medio un hideputa como vos.

No os lo diré más.

Marchaos.

-¿Qué hacemos?

¿Los mandamos con Dios, Nuestro Señor?

Dejadlos y yo lucharé con vos.

Si vencéis, podréis hacer lo que queráis con el pueblo.

Si venzo yo, os marchareis.

(CHISTA)

-El rey me recompensará por llevarle vuestra cabeza.

Y yo os devolveré el favor.

¡Viva Dios inmortal!

(Disparo)

¡Quietos!

¡Que no dispare nadie!

Demasiado tarde.

¿De verdad creéis que era necesario?

(GUERRERO) Sabéis que sí.

Volverán más.

Los estaremos esperando.

Tengo que hacer honor a mi apellido.

¿Nunca habéis pensado en volver?

Miradme.

¿Os imaginas que regreso así a Palos?

¿Está dispuesta a colaborar? -¿Marta? No, no creo.

Tiempo al tiempo. Alonso y Pacino esperan fuera.

Ah, no quiero que Pacino sepa que tenemos a Marta.

¿Entendido? Sí.

Hágalos pasar.

¿Qué le pasa en la cara, jefe?

No, nada, no.

Que... Que he estado demasiado al sol y no...

Eh... Una cosa...

Eh... ¿Qué pasó al final con el verdadero Bernal?

Mandé a Gil Pérez con una patrulla; le encontraron.

Se pondrá bien.

Y Guerrero, ¿cómo murió?

Lideró la lucha contra los españoles durante 20 años,

hasta que recibió un arcabuzazo.

Murió el hombre, pero nació el mito.

¿Y ese colgante que lleva?

Eh... Un regalo.

Ajá.

Sabe que no se pueden traer cosas del pasado.

Son las reglas. Ya, ya lo sé.

Ah, también recuperé esto... en medio de la batalla.

Ajá, muy bien.

Tranquilo, esto va para el Museo de América.

Muy bien.

A cambio...

David Bowie en el Calderón... ¿en el 87?

Puerta 590. Ah, y lleven paraguas.

Llovió más que cuando enterraron a Zafra.

Muchísimas gracias, ¿eh? ¿Puedo ir con él?

Son los 80...

Ay... ¿Quieren dejarme a solas con Alonso, por favor?

Por supuesto.

Ese concierto a mí me mola. Tranqui, tranqui.

Quiero que vea algo.

Aquí dice que su abuelo murió en 1518,

en plena conquista.

No ha cambiado la historia.

Ni debe considerarse culpable.

Gracias.

Pero ahora no estoy pensando en eso.

(DE NIÑO) "Padre, contadme cómo era el abuelo".

Era un hombre valiente,

audaz,

osado...

y muy atrevido.

Era el mejor soldado de Castilla.

Yo, cuando sea mayor, voy a ser un soldado como él.

¿Dónde está Pere Folch?

Me alegra que seas nuestra compañera.

Eso seguro que se lo dices a todas.

Tiene hasta mañana para mostrarnos cómo viajar al futuro.

si no lo hace, aténgase a las consecuencias.

¿Han terminado de cargar los bidones de energía desintegradora?

Sí, señor. La tripulación nos espera en la nave sideral.

Que esperen.

¿Los Ángeles del Tiempo?

Bueno, sí, somos algo así... ¿Y vos?

Soy el Papa Benedicto XIII.

El rabino me contó que vendríais.

Abraham Levi.

El creador del Libro de las Puertas.

Guardad este libro bajo llave, os lo ruego.

Por el bien de la humanidad,

no permitáis que sus páginas vean la luz.

¿Y este galimatías? No entiendo nada.

Son simples algoritmos, así se viaja en el tiempo, claro.

Este...

La verdad, no tengo ni puta idea de lo que digo.

(SALVADOR) Su padre fue ejecutado el 28 de mayo de ese mismo año,

por poner una bomba en plena calle. -Mi padre no lo hizo.

Nuestro objetivo es proteger a los débiles, no asesinarlos.

¿Por eso intentó liberarle?

(HOMBRE) Juro proteger al papa y a...

Son caballeros templarios. ¡Intrusos!

-Espías del rey francés. ¡Matadlos!

Hermoso día para morir.

Desde luego, para dar ánimos eres la hostia.

Bonito día para machacar a esos cabrones.

(Graznidos)

  • T3 - Capítulo 29: "Tiempo de conquista"

El Ministerio del Tiempo - T3 - Capítulo 29: "Tiempo de conquista"

25 sep 2017

Contenido disponible hasta el 1 de noviembre de 2017.

Apresado por los mayas, Jerónimo de Aguilar fue rescatado por Hernán Cortés. Su conocimiento del idioma nativo fue clave para la conquista de México. Sin embargo, llegan noticias al Ministerio de su desaparición. Pacino y Alonso viajan al pasado, en plena conquista de América, para encontrarle. El principal sospechoso es su compañero de prisión, el onubense Gonzalo Guerrero. ¿Las razones? Su conversión a la cultura maya hasta el punto de, según cuenta la Historia, convertirse en cacique. Pronto se darán cuenta de que las cosas no son tan simples como parecían.

Mientras tanto, en el Ministerio se recibe una amenaza de los Hijos de Padilla: o sueltan a Pere Folch, líder detenido en Comillas tras atentar contra Alfonso XII, o atentarán contra familiares de agentes del Ministerio.

ver más sobre "El Ministerio del Tiempo - T3 - Capítulo 29: "Tiempo de conquista"" ver menos sobre "El Ministerio del Tiempo - T3 - Capítulo 29: "Tiempo de conquista""
Programas completos (32)
Clips

Los últimos 551 programas de El Ministerio del Tiempo

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios