www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.0.0/js
3013194
No recomendado para menores de 12 años El Ministerio del Tiempo - T1 - Capítulo 1: El tiempo es el que es - Ver ahora
Transcripción completa

(Relinchos)

(Graznidos)

(Relinchos)

(Murmullos)

(HOMBRE) (TOSE)

Atacasteis antes de tiempo.

¿Por qué lo hicisteis?

Porque vos lo ordenasteis.

¿Tenéis testigos de lo que decís?

Si los muertos pudieran hablar, los tendría.

Mentís.

Mentís.

¡Mentís!

Yo nunca miento.

¡Prendedlo!

Todos han muerto por vos.

Todos.

(MUJER) (SOLLOZA)

¿Por qué lo atacaste? Era tu superior.

Como si es San Pedro.

A veces un hombre ha de hacer lo que ha de hacer.

Maldito orgullo.

Por él mañana tu capitán estará en su cama y tú en la horca.

Pues de la horca colgará un hombre con honor

y en su cama estará un mamarracho.

(LLORA)

No llores, Blanca.

He tenido una buena vida.

He luchado por mi patria.

He amado.

He visto mundo. No tengo quejas.

Quiero que hagas una cosa por mí.

Lo que sea.

Sigue tu vida.

No mires atrás.

Alonso.

¿Cómo puedes pedirme algo así?

No.

(Puerta abriéndose)

No, por favor, no.

Olvídame, te lo ruego.

No va a ser fácil.

¿Sois Alonso de Entrerríos?

Perdéis el tiempo, padre.

Lo que tenga que hablar con Dios se lo diré mañana en persona.

No vengo a confesaros.

Vengo a sacaros de aquí, si aceptáis mi oferta.

¿Queréis trabajar para un despacho secreto de la Corona?

¿Espiar?

Algo así.

Trabajos especiales en sitios extraños.

Estaréis muerto para todos, incluida Blanca, vuestra esposa.

Debéis de ser muy poderoso.

Con lo que les gustan las ejecuciones,

me extraña que anulen esta. No la anularán.

Tendrán su ejecución.

¿Quién es?

A todos los efectos...

vos.

¿Puedo quedarme a ver el espectáculo?

No tenemos tiempo.

¿Qué es eso? Vámonos.

(HOMBRE) Por lo tanto, niego la influencia de autor alguno

sobre la obra de Lope de Vega,

gloria de las letras españolas.

El primero bebe de fuentes profanas

y Lope en las raíces más profundas de nuestra fe.

Dígame, señorita.

Perdón, la influencia de "Orlando furioso" en Lope es clara,

la locura relacionada con el amor. Tonterías.

Rodamonte o el propio Orlando son tomados como modelo.

¿Me deja continuar con la clase?

El Siglo de Oro muestra la gloria de nuestra literatura,

representada en Calderón, Lope

o el grandioso "El Quijote" de Cervantes;

una literatura...

¿La conozco?

Sígueme.

¿Quién es usted?

Alguien que sabe lo mucho que vales.

¿Me puede explicar de qué trata todo esto?

Soy Irene Larra.

Quería conocer a una de las primeras universitarias del país.

¿Es usted periodista?

Algo parecido.

Cuéntame.

¿Qué te dijo tu madre cuando le dijiste que querías estudiar?

Que había perdido el juicio.

¿Y tus amigas?

Más o menos lo mismo.

Con ellas solo se puede hablar de maridos, hijos o la moda de París.

Es difícil encontrar a una mujer para hablar de cosas importantes.

Pues vaya aburrimiento, ¿no?

A veces pienso que las mujeres somos nuestras peores enemigas,

pero eso tiene que cambiar.

En un futuro las mujeres harán las mismas cosas que los hombres.

Estoy segura.

¿Brindamos por ello?

Si nos viera mi madre...

Está empeñada en buscarme marido. Y tú no quieres.

Yo no necesito a un hombre.

Pues no sabes la alegría que me das.

No lo necesito, pero el caso es que me gustan.

En fin.

A ver si esto te interesa más.

¿Eso qué es?

(Tono de llamada)

Tu mundo se te queda pequeño, querida,

y eso sí lo podemos solucionar.

Angustias,

pásame con el jefe, reina.

(HOMBRE) Hola. Ponme una caña.

Deberías comer algo, Julianillo. No tengo hambre.

¿Vas a hacer algo este puente?

He organizado una fiestuqui en casa guapa, guapa.

Mis suegros se llevan a los niños

y hemos pensado en llamar a unos amigos.

Y amigas. Vente. Te va a molar.

Gracias, pero tengo otros planes.

¿Otros planes? ¿Cuáles? Venir aquí, ¿no?

Pasas más horas en este bar que en tu casa.

(RADIO) "Calle González Abarca, 22.

Acudan las unidades disponibles". Vamos.

No me jodas, Julián. Terminamos turno en diez minutos.

Estamos a tomar por saco.

(Toses)

(Sirena de emergencias)

¿Algún herido? -Han salido todos.

Queda alguien dentro.

Julián, ¿qué haces?

(Sirenas de bomberos)

Queda gente dentro. Que están aquí ya los bomberos, tío.

¡Julián!

¡Julián!

¡Aquí! ¡Lo he encontrado!

Esto no puede seguir así, jefe.

Tarde o temprano tenía que pasar algo.

Los compañeros ya no quieren trabajar con él.

Es que es un peligro,

para los demás y para sí mismo.

(Máquina de monitorización)

Después de lo de su mujer ya no es el mismo.

¿Y quién lo sería?

Puta suerte has tenido, chaval.

(Máquina de monitorización)

(Sirenas de emergencias)

No insistas.

No se abre.

Orden del médico.

¿Creen que voy a tirarme o qué?

Hemos recibido una queja del cuerpo de bomberos.

Varios de sus hombres se jugaron la vida

porque tú desobedeciste una orden del superior al cargo.

Porque quedaba gente dentro. Solo estabas tú, Julián.

No es la primera vez.

Tus compañeros dicen que salir contigo

es como ir con un terrorista suicida.

Mira, da igual. Yo sé lo que vi.

Estás fuera de servicio hasta nueva orden.

Necesitas hablar con un especialista.

Tómatelo como unas vacaciones.

¿No hacías fotografías?

Pues hazlas.

Ya no.

(Timbre de la puerta)

(Golpes en la puerta)

(Timbre de la puerta)

Yo los conozco de algo.

Venimos a hablar de lo que vio en el incendio.

Del hospital, ¿no?

Pues sí que se han dado prisa en mandar a los loqueros.

Supongo que ya sabrán todo sobre mí.

Enfermero de urgencias muy valorado por sus superiores,

felicitado por Protección Civil por su actuación en el 11-M,

casado con su novia Maite,

fallecida hace tres años en accidente de tráfico.

El causante se dio a la fuga. ¿Es ella?

Desde entonces, sufre depresión con tendencias autodestructivas,

pero se niega a ser tratado.

Si ya lo saben todo, ¿qué quieren?

Háblenos de lo que vio en el incendio.

Dijo que vio a un tipo inconsciente

vestido como un soldado de Napoleón.

¿Qué más da, si no me creen?

Vosotros no sois psiquiatras.

¿Le importaría acompañarnos?

(Timbre)

(Apertura de cerrojos)

Tranquilo, aún no lo has visto todo.

¿Nuevo? -Sí.

Nos espera el subsecretario.

Por aquí.

Es él.

¿Qué venía, de una fiesta de disfraces?

(VOZ MASCULINA) No.

De 1808.

¿Julián Martínez?

Salvador Martín. Encantado de conocerlo.

No sé si estoy en condiciones de decir lo mismo.

Dicen que viene de 1808.

¿Y se ha conservado así de bien

desde hace dos siglos? No.

Murió anteanoche por inhalación de humo.

Creemos que vino de 1808 como mucho 24 horas antes.

Ahora sabemos que no lo hizo solo.

Encontramos este mapa entre sus ropas.

-Quizá las marcas indiquen por qué vinieron del siglo XIX.

Un momento. ¿Esto qué es?

¿Una broma o algún nuevo método psicológico de mierda o qué?

Venga conmigo.

Le enseñaré algo.

Diez horas más al mes y nos acortan el sueldo.

Ganas dan de volverse al siglo XVI.

Todos los gobiernos tienen secretos.

El nuestro tiene solo uno, pero es muy antiguo.

Buenos días. -Buenos días.

Nuestro secreto es este ministerio.

¿Y qué ministerio es este?

El Ministerio del Tiempo.

Sígame.

Tenga cuidado, no se resbale.

La caída es impresionante.

Aquí trabajan funcionarios españoles de distintas épocas

con la misión de que la historia no cambie.

Nuestros funcionarios viajan a la época

donde se ha producido una alteración del tiempo y la corrigen.

Por aquí. Ya.

O sea, que la máquina del tiempo existe y además es española.

Pero ¿cómo va a existir la máquina del tiempo?

Por favor, no diga tonterías.

La máquina del tiempo no existe.

Lo que existe son las puertas del tiempo.

(Martillazos)

Vamos.

El origen del Ministerio se remonta a los Reyes Católicos.

Un rabino judío, a cambio de no ser expulsado,

les reveló el secreto de una red de puertas

que conectaban con el pasado de los reinos españoles.

La historia no es muy edificante.

El rabino no fue expulsado, pero...

la Inquisición lo quemó por brujo.

(CHISTA)

Velázquez siempre se retrasa.

Estas puertas están bajo el control del Ministerio,

son las oficiales, pero hay otras clandestinas.

Los tipos del incendio. Ajá.

Hay quienes quieren trastocar el tiempo en su beneficio

y eso podría ser terrible.

¿Imagina que los romanos tuvieran acceso a las ametralladoras

o que Al Qaeda pudiera conectar con móvil?

Ahora puedo imaginarme cualquier cosa.

¿Se puede viajar al futuro?

No. El tiempo es el que es.

Entonces, al poder viajar al pasado,

¿se podría mejorar nuestro presente?

Eso sería peligroso.

Nuestra historia puede que no sea la mejor posible,

pero podía ser peor.

Por eso necesitamos su ayuda.

Dos hombres del siglo XIX andan sueltos por Madrid,

no sabemos en busca de qué,

y usted es el único que los ha visto.

Tenía poco pelo, así, como con entradas,

y...

ojos saltones

y los labios así... finos.

El otro... tenía los ojos grandes,

la mandíbula así, como cuadrada,

y...

No recuerdo más. Lo siento.

Ajá. ¿Suficiente, Diego? -Despreocupaos, subsecretario.

-Bien.

Empezaremos la búsqueda de inmediato.

Usted, Julián, se incorpora mañana.

¿Me incorporo mañana dónde? Aquí.

Bienvenido al Ministerio del Tiempo.

No. A ver, no... no puede ser.

Lo siento, pero es imposible.

Verá, su examen psicológico especifica claramente

que no está capacitado para seguir como enfermero.

Aún no me han hecho las pruebas.

Aquí están.

Lea.

(LEE) "Debido a sus tendencias autodestructivas,

es un peligro para sí mismo y los que lo rodean,

por lo que se aconseja...

que interne en un centro especializado".

¿Quién ha escrito esto? Yo.

Verá, a menudo las cosas no son como queremos.

Y usted lo sabe bien, ¿no?

No vive la vida que le gustaría vivir

ni con quien le gustaría vivirla.

Nosotros le ofrecemos otra,

poco común, sí,

pero otra.

Entonces, o trabajo para ustedes... O ingresa en un psiquiátrico.

-Aquí tenéis. -Gracias.

Son ellos.

Son exactamente ellos.

Es muy bueno.

No va a ser bueno el "jodío", es Velázquez.

Es increíble.

(ACENTO FRANCÉS) He luchado en Austerlitz,

he cruzado los Alpes nevados y el desierto de Egipto

y nunca tuve tanto miedo como ahora.

(Tráfico intenso, sirenas)

-¿Qué pasa? ¿Te conozco de algo? -No, no, no.

Ruego me disculpe, caballero.

¿Sabe de algún sitio donde podamos encontrar libros?

En la librería.

Disculpe.

¿Disponen de algún volumen

que trate un conflicto entre Francia y España

allá por 1808?

"Guerra de la Independencia". Historia. En la segunda planta.

¿"Guerra de la Independencia"?

Mal empezamos.

(Pasos acercándose)

No, gracias. Pues deberías probarla.

Ya no hay naranjas así.

Nos las traen de una huerta valenciana de 1887.

Luego en casa.

No se saca del Ministerio nada de otra época.

-Los primeros días son los peores.

Uno se acaba acostumbrando, ¿no, Irene?

Yo vi el cielo abierto. Mujer y nacida en 1930,

¿a qué podía aspirar? ¿1930?

Mi abuela es de ese año

y tú aparentas... Menos de los que tengo.

Yo me incorporé como viuda de funcionario al morir mi Ramón.

¿Y cuándo fue eso? En la Guerra.

En la Civil. No, hijo, en la de Cuba.

A ver, si vienen de tan lejos... Ya.

¿Cómo puedo aparentar 50 años cuando tengo más de 100?

Por las puertas no pasa el tiempo.

Si no, ¿cómo iba a estar esta naranja tan fresca,

si es más vieja que yo? A ver,

a Velázquez lo recluté hace dos años, en 1634.

Pisó el Ministerio por primera vez en 2013, con 35 años.

Ahora tiene 37, en 1636 y en 2015. Tu vida es tu vida.

Vas de una época a otra, pero envejeces como cualquiera.

Ajá. El Ministerio no es la pócima

de la eterna juventud. Ojalá lo fuera.

Somos simples funcionarios, no superhéroes.

Pero al poder viajar al pasado, podrían saber...

qué fue de sus vidas y...

y cómo murieron.

Yo no lo sé ni quiero saberlo.

Eso se lo dejo a los famosos que salen en los libros de Historia.

Ahí está el jefe con los nuevos.

Julián, voy a presentarle a sus nuevos compañeros.

Hoy es mi día de suerte,

primero conozco a Velázquez y ahora al Capitán Alatriste.

Vuestra merced me confunde con otro.

Don Julián Martínez, la señorita Emilia Folch.

Encantado.

(CARRASPEA)

Don Alonso de Entrerríos.

Bueno, yo los dejo para que se vayan conociendo, ¿eh?

Señor, ¿puedo haceros una pregunta?

¿Quién es ese Alatriste con el que todos me confunden aquí?

¿Estás seguro de ponerlos juntos?

Son muy distintos. -Ahí está la gracia.

Alonso es un veterano de los Tercios de Flandes,

es el soldado perfecto.

Lo pones ante un marine cuerpo a cuerpo con solo un cuchillo

y no le dura ni medio minuto.

Le costará trabajar con mujeres. Sus valores son antiguos,

pero tiene su lado bueno.

Su sentido del honor y de la palabra ya no se encuentran.

Y es un patriota.

Amelia sin embargo es el cerebro.

Es moderna, inteligente... Ve lo que los demás no ven.

De haber nacido en el siglo XXI sería lo que quisiera.

Ahora tiene esa posibilidad.

Si en este país todos fueran nobles como Alonso y avanzados como Amelia,

otro gallo nos cantaría.

-No es de ellos de quien dudo.

¿Julián?

No tiene nada que perder y eso también tiene su lado bueno.

Además, alguien que trabaja en Urgencias en Madrid hoy en día...

es un salvoconducto para cualquier viaje al pasado.

Seis años de guerra.

Y la perdimos.

Pero ¿cómo es posible?

Yo organicé el mejor ejército de la historia.

Después perdimos en Rusia.

Y en todas partes.

Oh, escucha lo que dijo Napoleón:

"La culpa de todo fue de esa maldita guerra española".

Hay que volver.

(Alarma de robo)

Son ellos.

Mi padre me llevó a un teatro en París.

Proyectaban imágenes, pero esto...

Vamos a la librería.

Señorita Folch, señor De Entrerríos,

es hora de que conozcan el siglo XXI.

Me cago en la leche. ¿Qué pasa, imbécil?

Será gilipollas el tío...

Joder.

(Tráfico intenso, cláxones)

Ya hemos llegado.

No sabes nada de lo que cuentan esos libros, claro.

En el Ministerio hay biblioteca e Internet.

¿"Inter" qué? A ver cómo le explicas eso.

Aprenden rápido. El problema es que se enganchan a las redes sociales.

Se han llevado libros relacionados con la Guerra de la Independencia.

Uno de ellos hablaba con acento francés.

Quieren saber qué pasó antes de que pase

y adelantarse a los acontecimientos.

Como en la primera de "Terminator", ¿no?

¿Quieren impedir que España gane la Guerra de la Independencia?

Exacto. ¿Se imaginan lo que pasaría si lo consiguieran?

Perdonen vuestras mercedes,

¿qué independencia? La nuestra.

¿El imperio español luchando por su independencia?

Hombre, imperio, imperio...

Dos siglos después de usted nos invadió Francia.

No, no puede ser.

El mundo era nuestro.

¿Ahora somos soberanos o rendimos pleitesía?

Sí, al Banco Central Europeo.

Volvemos al Ministerio.

Va a ser una masacre para nada. Francia perderá la Guerra

y solo será el principio del fin del sueño revolucionario.

Nadie gana. Vosotros perderéis todo

y nosotros volveremos al absolutismo, a la oscuridad.

Tranquilo, "mon amie".

Nada de eso tiene por qué ocurrir.

Para eso hemos venido a este siglo.

(TV) "Mátalo, tío, mátalo".

Qué vergüenza, Dios mío. Tranquila, me pasa lo mismo.

En cuanto cambio de época se me descontrola la regla.

Pero está prohibido sacar cosas de otra época del Ministerio.

Tú te llevas unos cuantos y si alguien te dice algo, me lo mandas.

Te explico cómo se pone esto.

Estamos localizando por la zona. Pueden volver a sus casas.

Mañana, reunión a las 10:00.

En ese caso, señores.

¿Alatriste y ella viven aquí ahora? No.

Cada uno vive en su tiempo

y en su casa. -Alonso no.

Tuvo que dejar Sevilla.

Cierto, ahora vive en Madrid, a 100 metros de aquí,

pero seguro que llega antes andando al siglo XVI

que usted en metro a su casa.

(VOZ FEMENINA) Amelia, la cena está servida.

Ya voy, madre.

¿Lo lees todos los días desde el 96?

Pero si ganasteis la Liga el año pasado.

Ya, pero es que aquel partido lo vi con mi padre, que en paz descanse.

¿Qué pasa? ¿Eres del Atleti? No, no me gusta el fútbol.

Pero me acuerdo de ese día como si fuera ayer.

Para mí sí que fue ayer.

O mañana.

Hay una puerta, ¿eh?, la 58, que da directamente

a los servicios del Galerías Preciados de Callao

Pues a las 10:00 de la mañana de aquel día, que era...

Sábado. Sábado, exacto.

Desde entonces, cada vez que tengo un mal día

en el trabajo o en casa o volvemos a perder con el Madrid,

cojo el petate, puerta 58...

y hale, al estadio.

40 veces he visto el partido y cada vez me lo paso mejor.

(Pasos bajando escaleras)

(Moto alejándose)

(Tráfico intenso)

¿Qué le pongo? Un cortado.

(Máquina de expreso funcionando)

¿Qué desea la señorita?

Un café con leche en vaso corto de café.

-Muy bien.

Gracias.

¿Qué tal? Hola.

¿Es para mí?

Felicidades.

Gracias.

¿Es...?

¿Qué es? Mira a ver.

Pero, tío, cómo te has pasado.

Oh. Oh.

Ten cuidado que está cargada.

Una foto juntos, venga. Venga.

A ver.

Ahí va.

Como tuviera que estar esperando a que tú te decidieras...

-¿Todo bien, jefe?

Todo bien. Todo bien, gracias.

¿Cuánto es? ¿Un cortado? Poco dinero.

80 pesetas.

(Sirena policial)

(ACENTO FRANCÉS) ¡Socorro! ¡Socorro!

-¡Llama a un SAMUR!

¿Qué ha hecho?

El plan era quitarles las armas, no matarlos.

-Según el informe forense los municipales fueron abatidos

por disparo de arma de coleccionista.

¿De mil ochocientos y poco? Ajá.

Es uno de ellos. ¿Él?

Murió por un disparo de un arma de la Policía Municipal.

¿Se defendieron?

No había pólvora en los dedos de los policías

y un arma había desaparecido.

Probablemente el que la robó disparó contra su compañero

y huyó. ¿A su época?

Señores, señorita,

este es su primer trabajo en el Ministerio.

Deben ir a 1808.

Puerta 21.

-Deben localizar la puerta clandestina

e impedir que esa arma robada pueda cambiar el curso de la historia.

¿Cornejo? Te envío dos hombres y una mujer.

Ropa de principios del siglo XIX. Avisa a Antoñita de peluquería.

La señal pertenecerá al sitio donde está la puerta que eligieron

para venir al siglo XXI. Toma.

¿Por qué le dais el mapa a ella? Porque está al mando.

¿Cómo, una mujer? Esto es de locos.

Pero ¿cuál es el plan?

Somos españoles, ¿no?

Improvisen.

Por el amor de Dios, parezco mi abuela.

Eso decimos todos en nuestra primera misión.

No estoy preparada. También lo decimos todos

en nuestra primera misión. Alonso, acompáñeme.

Te veo muy tranquilo para ser tu primer viaje.

Si necesitáis algo, el número está en la agenda. Toma.

¿Hay cobertura en el siglo XIX? Con esto sí.

Marcas el número, almohadilla y la fecha a la que llamas.

Hora, asterisco, día, asterisco, mes, asterisco, año, almohadilla.

¿Tiene cámara? Y juegos.

Pero no lo uses cuando cruces una puerta porque se vuelve loco

y de vez en cuando se bloquea. ¿Y qué hago?

Apagas y enciendes.

Os estará esperando un funcionario, Carrasco.

Dale este sobre.

Suerte.

(Ladridos)

¡Ay!

(Ladridos y relinchos)

¿Todo bien?

Las veces que le habré dicho al Ministerio que pongan escalera.

Cualquier día tendremos un disgusto.

¿Carrasco?

Tenemos que llegar...

aquí.

La fonda del Oso. No está lejos, ¿eh?

A caballo llegáis en media hora.

No pretenderéis que la dama monte a caballo.

Yo sé montar a caballo. Pues lo siento, pero yo no.

¿No sabéis montar a caballo?

Pues para ir andando sí está un poco lejos.

Tome, esto es para usted.

Venga, al hipódromo.

Pero... ¿cómo que nos quitan la extra de Navidad?

Pero ¿esto qué es?

(Ladridos)

(Graznidos)

Por aquí ya han pasado los franceses.

Esto en mi época sería impensable.

Si cumplimos con nuestra misión, Francia no ganará esta guerra, ¿no?

¡Pues vamos!

Pero ¿adónde va este tipo tan rápido?

¿Más vino?

(Murmullo)

Deberíamos pedir habitaciones.

No puede ser, siempre tienes el mismo problema.

¿Tiene alojamiento? Me queda una alcoba y un chiscón.

La alcoba para usted y su mujer y el chiscón para su criado.

De acuerdo.

Necesito sus nombres.

Me obligan.

Amelia Folch.

Alonso de Entrerríos.

Curro Jiménez.

Tomen algo mientras les preparan los cuartos.

(HABLAN EN FRANCÉS)

Tener que aguantar esto de unos extranjeros...

Ante todo no hay que llamar la atención.

Les dejo esto para matar el rato.

(CONTESTA EN FRANCÉS)

Ahora vuelvo, "monsieur", que tengo...

Cuando una dama dice "no", es no aquí y en París.

¿Eso es no llamar la atención?

Dos franceses son muy pocos para un español.

Aquí morimos.

Dos para dos me parece más justo.

Si le parece bien, claro.

Será un honor.

Este hombre ha pegado a una dama y va a pagar por ello.

No hará falta. Ya me ocupo yo.

(HABLA EN FRANCÉS)

(Disparo de cámara)

Alonso de Entrerríos.

Para serviros.

Eusebio Castañeda.

Igualmente.

Es él, el tipo que vi en el incendio.

Mi mejor tinto, don Curro.

Invita la casa. Muchas gracias.

¿Qué pasa?

Yo he visto antes a ese hombre.

Pero ¿cómo puede ser, si no nazco hasta dentro de 50 años?

Ha dicho que es Eusebio Castañeda.

¿Estás segura de que es él?

Sí, lo estoy.

(SUSPIRA)

¿Qué ocurre? ¿En qué estás pensando?

En Benito.

Era un buen hombre.

Sí, una gran pérdida.

Pero en la guerra mueren muchos hombres.

Quizá demasiados.

Debimos entrar en la alcoba del francés mientras estaba abajo.

Mañana mejor, cuando salga. Tendremos más tiempo.

Es la que manda.

Me retiro a mis aposentos.

Con Dios. Buenas noches.

Buenas noches.

(Suelo de madera crujiendo)

Tranquilo, que no te hace falta el puñal.

Pero ¿qué hacéis aquí, señora?

Me encanta cómo hablas,

como un caballero de los de antes.

La Virgen, qué ardor.

¿Tanto tiempo hace que no estás con una mujer?

Siglos.

Si me viera mi madre durmiendo con un hombre le daba un aire.

Vas a dormir como a cuatro metros de un hombre.

Te debo de parecer muy antigua.

Naciste un siglo antes que yo, ya me dirás.

Pues soy muy moderna, no te creas.

Soy la única mujer en la universidad y sigo soltera.

A mi edad todas mis amigas están casadas y con hijos.

¿Y tú, estás casado?

Lo estuve.

Murió.

Lo siento.

No pasa nada.

La vida es muy extraña.

Hace unos días pensaba que nada merecía la pena,

y cuando me obligaron a trabajar en el Ministerio...

creí que era una locura.

No fuiste el único.

Sin embargo ahora sé que me ha dado la vida.

Buenas noches. Buenas noches.

(Canto del gallo)

Sé cuáles son los aposentos del francés.

Thibault se llama. Es un alto mando de los invasores.

Ella es su amante, lo que parece.

Dolores de Villamejor,

una aristócrata que vivía en las Indias.

¿Las Indias? ¿Qué es eso? América.

Tiene a su disposición una alcoba todo el año,

la ocupe o no la ocupe.

Y de todo eso te has enterado esta noche.

Mientras otros duermen, yo me dedico a servir a la patria.

Espero que dejases a la patria satisfecha,

porque necesito a tu amiga para entrar en la alcoba del francés.

Vale, usted a lo suyo

y yo, ya que estoy, voy a hacerle la cama.

Que... no es que quiera meter las narices donde no me importa, ¿eh?,

pero ¿qué busca?

Una puerta.

Pues aquí no hay más puerta que por la que hemos entrado.

Ya.

Qué libro más raro.

Es que es francés.

Yo es que no sé leer. Las letras nada más.

¿Para qué? Total...

Para fregar y tener hijos...

Es él.

(VOZ FRANCESA MASCULINA FUERA)

Ojito, que hay moros en la costa.

Me ha visto en la cantina. ¿Qué hago?

Pero dale brío, que no tenemos todo el día.

Hale, ya ha venido el "monsieur" y nos ha pillado aquí.

Perdone, "monsieur", que la nueva no se entera de "na".

Anda, dale "to" tieso "p'al" pasillo.

(SUSURRA) Es "el Empecinado".

¿Quién?

Tú sí sabes quién es, ¿no?

Sí, sí. Cuéntaselo tú mejor.

Él fue... Es...

Será el que entendió cómo combatir a los franceses,

no con una guerra convencional, sino de guerrilla.

El ejército francés es muy superior,

así que en vez de en batallas, lo pelea en todas partes,

sin avisar, no lo deja respirar. Ataca y se va rápidamente.

O sea, que el francés sabe que en un futuro

"el Empecinado" organizará la guerrilla

y quiere cargárselo antes. Exacto.

De verdad, deberías ver la primera de "Terminator".

Tenemos que hablar con él.

¿La puedo ayudar en algo, señorita?

Necesito hablar con usted. ¿Podemos salir unos minutos fuera?

Le digo que se equivoca. Mi nombre es Eusebio Castañeda.

Es Juan Martín Díez el Empecinado. Y corre un grave peligro.

Insisto. Me confunden.

Sé perfectamente quién es usted.

Sé que combatió en el Rosellón,

que vive en el pueblo de su esposa, que se levantó contra el invasor

cuando soldados franceses violaron a una chica,

que Goya le hizo un retrato.

¿Quién me hizo qué?

Es que igual Goya no lo ha pintado todavía.

Lo importante es que su vida corre peligro.

Déjeme que les haga una pregunta. ¿Son ustedes españoles?

Por supuesto que soy español, como el que más.

Entonces sabrán que la vida de todos corre peligro, no solo la mía.

Pero puede que ganemos esta guerra pronto.

Muy pronto.

Tengo una cita a la que no puedo faltar.

Si me disculpan.

Tranquila, no le quitaré ojo.

Buenos días, don Eusebio. -Buenos días.

¿De quién es ese cuarto?

De doña Lola, la marquesa.

(Disparo)

Disparos.

Ruego me disculpe, "monsieur",

pero no domino estas armas modernas.

(Disparo)

Yo sí.

Lola, Lola. Esa arpía os ha vendido.

Es una patriota.

Me dijo que...

(Ruidos en la habitación)

(Mujer, grito ahogado con mordaza)

Se enteró de que quería hablar con Juan.

¿Está muerto? No, pero está muy mal.

Necesita un médico.

De mi época.

Lleváoslo a nuestra alcoba.

Yo me encargo de ella.

Deberían haber dado señales de vida. Cálmate, que va a ir todo bien.

(Móvil)

Son ellos.

¿Qué ocurre? ¿Sabe quién es "el Empecinado"?

Claro. Pues aquí lo tengo,

con herida de bala de una pistola que se fabricará en 200 años.

¿Puede traerlo? No. Ha perdido mucha sangre.

No aguanta el trayecto en carro hasta la puerta.

Activa un dispositivo UVI al 1808.

¿Ha caído uno de los nuestros? No, uno del XIX.

Sin tarjeta sanitaria.

Hecho.

(Golpes en la puerta)

Soy el doctor Morales. ¿Situación?

Herida de bala con orificio de salida.

No parecen afectados órganos vitales. Ha perdido mucha sangre.

¿Consciente? Ve bien. Delira.

Muy bien. Ya nos ocupamos nosotros.

Tranquilo, sale de esta.

Por vos, no por mí.

(Golpes en la puerta)

¿Está bien Lola?

Dice que sí, pero prefiero que la veas.

Le he dicho que eres médico.

Ojalá te oyera mi madre.

(Marcación de móvil)

(Señal de llamada)

(LOLA) (SUSURRA) Ha habido un problema.

Ahora no puedo hablar más.

Seguro.

Ya no puede ser.

Tengo que salir de aquí.

Te lo puedo explicar.

¿Cómo?

Julián. Julián.

Lola no es quien dice ser.

Aquí está.

Yo he estado aquí antes.

En 2015. Y en 2015 estamos.

Quedaos aquí hasta que vengan del Ministerio a recogeros.

Vestidos así no podéis ir por la calle.

¿Y la puerta? Hay que sellarla.

De la puerta ya me encargo yo.

O el móvil se inventó antes de lo que yo creía

o esa mujer viaja en el tiempo como nosotros.

Va ser más bien lo segundo.

Ernesto, que venga Velázquez.

Necesitamos un retrato robot para los funcionarios.

Tengo una foto aquí en el móvil. Vaya.

Veo que has retomado viejas aficiones.

Lola.

¿La conocen?

Lola Mendieta. Creíamos que había muerto

en una misión en las Guerras Carlistas.

¿Qué pretendía?

Dinero, es evidente.

Le vendió el secreto a los franceses.

"El Empecinado" antes de desmayarse

nos dijo de que fue a avisarlo de que huyera.

Que se hagan copias de esta foto y se envíen a todas las oficinas.

Muy bien.

-Señores.

Buen trabajo.

¿Os puedo preguntar por la salud del que dicen "el Empecinado"?

Está recuperándose en un hospital.

¿Y no se da cuenta de que no está en 1808?

No, la mitad del tiempo está sedado.

Además en el hospital hay una zona solo para nosotros

y nadie sabe lo que pasa allí.

¿En qué hospital se puede hacer eso?

En el 12 de Octubre.

Por eso siempre hay zonas cerradas por obras.

Se va a salvar y echará a los franceses de suelo español.

¿No es así? Sí.

Su rey estará orgulloso de él.

¿Por qué ponéis esa cara?

Su rey lo mandó ejecutar,

a él y a muchos otros que lucharon por España.

¿En vuestra época aún se lee

"El cantar del mío Cid"? Claro.

Nada ha cambiado desde entonces.

Dios, qué buen vasallo si hubiera buen señor.

Oye.

¿Hay alguna lista de las puertas y adónde lleva cada una?

El listín. Va cambiando cada semana.

También hay una aplicación para móvil muy útil,

porque no hay que hacer cálculos.

El tiempo pasa aquí y en el pasado, en cada puerta,

cada día, cada minuto.

Quédatelo. Yo me apaño con el de Ernesto.

Gracias.

¿Qué hacéis aquí?

No podéis volver aquí con ella. Dejadme en paz, anda.

Vais a venir con nosotros

y vais a venir de buen grado.

Es mejor que ella no se entere y lo sabes, ¿verdad?

Estáis loco.

¿Y si os hubierais encontrado con vos?

Imposible. Esa noche estaba de guardia.

Fue una mala noche y la mañana siguiente no fue mejor.

Discutí con Maite.

En fin.

¿Cuándo murió tu esposa?

Mañana, 23 de octubre de 2012, poco antes de mediodía.

Atropellada por un coche.

Yo estaba con la ambulancia por la zona.

Es más,

fui el primero en llegar a socorrerla.

No entiendo.

¿Por qué no puedo avisarla?

Todos tenemos que morir.

Esa mañana discutimos y no volvimos a hablarnos nunca.

15 años juntos y lo último que hicimos fue gritarnos.

No es justo, joder.

(Móvil)

(Móvil)

Sí, mujer, ya voy para casa,

en cuanto eche de aquí a unos pesados.

Julián.

El artilugio ese que te dio Irene...

¿Estáis locos?

(Móvil)

(Móvil)

(Móvil)

(Móvil)

¿Sí?

¿Diga?

¿Diga?

Maite.

Ah, Julián. ¿Desde qué número llamas?

Nos lo han dado para la ambulancia. Lo pasan por centralita.

Oye, que...

que me perdones por lo de esta mañana, ¿vale?

Joder, es que...

Me repatea la habilidad que tienes para darle la vuelta a las cosas.

¿Julián?

¿Me oyes?

¿Me oyes?

Julián.

Te quiero, Maite.

Te quiero más que a nada en este mundo.

¿Sabes? A veces...

A veces uno lo da por sobreentendido y...

por lo que sea no lo dice, pero...

quiero que no se te olvide, Maite.

Que no se te olvide nunca.

Tú y yo tendríamos que discutir más a menudo.

¿Dónde estás?

Se oye mucho jaleo. En la Gran Vía.

Oye, ¿no estarás comprando nada para mí?

Habíamos quedado en que este aniversario nada de regalos.

Tranquila, nada de regalos.

Lope de Vega no va en el San Juan. ¿Y eso qué quiere decir?

Morirá antes de lo que dicen los libros.

Deben ir a Lisboa a 1588. Piensen que apenas tenía 26 años

y toda su obra por escribir.

-Necesitamos encontrar a Lope y reubicarlo.

Quédate preñada. Quédate preñada y a ver cómo lo explicas.

No, que el padre es Lope de Vega.

(Ladridos)

(HABLA EN FRANCÉS)

Llamada urgente del Ministerio. Repito, llamada urgente.

¿Preparados?

-Tienen que impedir que España entre en la Segunda Guerra Mundial.

Necesitaremos refuerzos.

-¿Qué queréis, Abraham? -Protección para mi familia.

A cambio os ofrezco el libro de las puertas.

-La reina prometió que lo protegería,

a él y a su familia.

Cinco días, ni uno más.

Al día siguiente, este ministerio dejará de ser un secreto.

¿Y qué vamos a hacer?

(SALVADOR) Deben viajar a 1491 para salvar al rabino de la hoguera.

¡Marrano!

Qué ambientazo.

Así no tendrán nada que reclamarnos.

Fijaos. No puede ser.

Pues lo parece.

...que ahora deben ustedes hallar, el recibo del "Guernica".

Es un cuadro de Picasso, quizá sea el más importante del siglo XX.

Puerta 864.

Según nuestros datos, la valija llegará a Madrid mañana a la mañana,

al Madrid de 1981, claro.

(LOLA) El Ministerio os tiene engañados, Amelia.

¿Preservar el pasado?

(ERNESTO) He arriesgado mi vida más veces que tú por este Ministerio.

¿Sabe qué es lo que más me molesta en esta vida?

Que me tomen por tonto.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • T1 - Capítulo 1: El tiempo es el que es

El Ministerio del Tiempo - T1 - Capítulo 1: El tiempo es el que es

24 feb 2015

Para evitar que los franceses cambien la Historia, tal y como la conocemos, el Ministerio envía en una misión a una patrulla formada por miembros recién reclutados.

ver más sobre "El Ministerio del Tiempo - T1 - Capítulo 1: El tiempo es el que es" ver menos sobre "El Ministerio del Tiempo - T1 - Capítulo 1: El tiempo es el que es"

Los últimos 400 programas de El Ministerio del Tiempo

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Juan José Ortiz

    Una serie excelente. Espero con ansiedad la tercera temporada.

    04 jul 2016
  2. diego

    Irene acosando sexualmente desde el episodio 1 no me parece que haga gran favor en promover la igualdad, ...a no ser que sea rebajarse a una igualdad en conductas indeseables.

    17 jun 2016
  3. Claudia

    Desde Chile no se puede ver casi nada. De este serie nada

    25 may 2016
  4. Ansaro

    Ojo spoiler capitulo 1. Trago con el razonamiento de Carmen sobre que no se puede viajar al futuro con respecto a 2015 pero si hasta él. Aunque yo personalmente tampoco lo entendí así. Pero, si el tiempo pasa de continuo para todas las puertas...¿como ha podido ir 40 veces a ver el partido de fútbol del atlethic y el real el guardia?

    04 may 2016
  5. Patricia

    Hola tienen problemas con la página? No se pueden ver.

    04 may 2016
  6. mar

    Ole ole todos los protagonistas! Fantastico Julian, deliciosa Amelia, inmenso Alonso ( es nuestro favorito) y sensacional Pacino. Seguid adelante!!

    30 mar 2016
  7. Inés

    Hola me gustaría empezar a ver los capítulos desde la primera temporada, pero sólo se ven los de la segunda. Los de la primera tienen el audio pero se me queda congelada la imagen de portada...

    29 mar 2016
  8. Javier538

    Imposible verlo, me pasa la publicidad del comienzo pero nunca reproduce el capítulo, una lástima!

    26 mar 2016
  9. fanministericaisa

    me encanta el ministerio del tiempo lo sigo me gusta ver desde el 1º camitulo hasta el mas anunciado mi camitulo faborito es el 4

    25 mar 2016
  10. Irene Mrozek

    Hola. Estoy queriendo arrancar a ver la serie desde el capitulo 1 de la temporada 1 y solo me aparecen las promociones de la web. Saben como puedo mirar los capitulos??

    19 mar 2016