www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3257749
El hombre y la Tierra (Fauna ibérica) - El buitre leonado, 1 - ver ahora
Transcripción completa

Seguramente, las escenas que acaban de ver les habrán impresionado.

Pero, en la vida de los buitres, esto es frecuente.

No hemos buscado algo fuerte que pueda llamar su atención...

...hacia la vida de esta ave carroñera española.

Pretendemos más bien responder a preguntas que se le ocurren...

...a cualquier curioso de los animales de la fauna ibérica.

¿Cómo se las arreglan los buitres para encontrar las carroñas?

¿Qué va a pasar con ellos ahora que dicen que ya no se abandonan...

...los cadáveres de los animales de labor al aire libre?

¿Qué hay de esos comederos o refugios para rapaces...

...que hemos oído que se inauguran? ¿Son realmente eficaces?

A esta y a otras preguntas nos gustaría responder...

...con las imágenes de este capítulo de la serie "El hombre y la Tierra".

Para ello, hemos pasado más de dos años en el campo tras los buitres.

Les hemos seguido principalmente con la larga vista...

...de nuestros teleobjetivos.

De esa manera, podemos responder a algunas de las preguntas...

...que seguramente le interesan a usted...

...para proteger mejor a los buitres españoles.

Para explicarnos el primero de los misterios,...

...vamos a olvidar por unos momentos a los buitres leonados...

...y nos vamos a fijar en el esquema cromático de un pariente suyo:

el alimoche.

Si observamos detenidamente, vemos que es negro en el borde alar,...

...blanco en el centro del cuerpo y amarillo el rostro.

Hubiera resultado difícil obtener una combinación más fanérica,...

...es decir, más llamativa,...

...que se vea mejor tanto en vuelo como en tierra.

Cuando un animal resulta llamativo...

...es que tiene algún interés para llamar la atención de los demás.

¿Cuál puede ser el interés del pequeño,...

...ágil y prospector alimoche?

Lo vamos a ver muy pronto.

Cuando un pastor abandona el cadáver de una res...

...en las primeras horas de la mañana,...

...el primero de los comensales es, generalmente, el alimoche.

Prudentemente, el buitre africano,...

...porque este es un carroñero que pasa en la península Ibérica...

...la primavera y el verano,...

...llega hasta el cadáver de la oveja.

Se percata primero de que no hay nada peligroso...

...en los alrededores.

Después se dispone a iniciar el festín.

Pero el festín del alimoche resulta siempre muy exiguo...

...porque su pico alargado y débil...

...únicamente puede desgarrar los tejidos blandos.

El alimoche solo se alimentará en la región inguinal,...

...en las mamas, en los ojos y en el hocico de la res.

Sin el concurso de un pico fuerte, auxiliar,...

...el alimoche prácticamente no podría comer ni sobrevivir.

Por esta razón, al alimoche le interesa mucho...

...que le vean los buitres leonados,...

...que tienen precisamente el pico fuerte que a él le falta.

Por esta razón, de la misma manera que el alimoche...

...prospecta desde la primera hora y es llamativo,...

...el cuervo carnicero o cuervo común,...

...otro colaborador espontáneo de los buitres,...

...es también muy llamativo aunque su plumaje sea negro.

Se puede ser negro, pavonado y ser llamativo.

Porque la técnica de los heliógrafos,...

...de los espejos que lanzan destellos al espacio,...

...que ha sido empleada ya por el hombre...

...desde tiempos prehistóricos, es la que pone en juego el cuervo.

Cuando el cuervo encuentra una carroña,...

...una res muerta, se mueve como el alimoche, en su torno.

Y de su plumaje brillante, especular,...

...escapan los destellos que llegan altos, muy altos en el cielo.

Las precauciones y los temores que tanto los cuervos...

...como los alimoches tienen al acercarse a la presa...

...son los que les obligan a moverse y a lanzar al espacio...

...los destellos de su plumaje.

El cuervo tiene...

...el mismo problema que el alimoche.

Su pico no es lo suficientemente fuerte como para desgarrar.

Por eso come únicamente los ojos,...

...en las regiones inguinales y anales...

...y en los belfos de las reses.

Los cuervos, lo mismo que los alimoches, son muy activos.

Pocos minutos después de salir el Sol,...

...ya están en torno a las carroñas.

Y esperarán durante horas hasta que su mensaje llegue lejos,...

...hasta que vengan los buitres,...

...que son los aliados que les permitirán acceder...

...al interior de los tejidos, a las vísceras, al alimento...

...que atesoran los cadáveres de los animales de ganadería o de labor.

En sus esfuerzos por romper el pellejo,...

...no cesan de moverse en torno a la res...

...estos semáforos vivientes, estas aves fanéricas...

...que constituyen aquel legendario olfato de los buitres...

...que se decía que podían aventar,...

...oler desde muy lejos el olor de los animales muertos.

Ciertamente, no es así. Los buitres ven.

Pero no ven la carroña, ven a las urracas, a las cornejas,...

...a las grajillas, a los cuervos y a los alimoches.

A todos sus espontáneos e interesados aliados.

Pero retrocedamos nuevamente en el tiempo.

Volvamos a la gran colonia de los buitres leonados.

Abandonemos muy lejos, en la llanura,...

...a los cuervos y a los alimoches.

Los buitres leonados, parsimoniosamente, se desperezan.

Abren las alas para que se seque...

...el rocío de la noche depositado en ellas.

En el gran tajo,...

...en la garganta tallada por el paso milenario del río,...

...en el paredón de la cordillera, reina absoluta tranquilidad.

Parece como si allí no hubieran pasado la noche...

...100, 200 ó 300 buitres leonados.

Cual pétreos centinelas se limitan a mirar.

Y nosotros aprovechamos su quietud...

...para estudiar las formas de su cuerpo.

Su plumaje escamoso, apretado,...

...que les libra de los imperativos meteorológicos...

...y les permite flotar en el espacio.

Su pico acerado, ganchudo,...

...capaz de romper el pellejo de los animales más grandes.

Su vista penetrante,...

...siempre alerta.

Puede ver tan lejos en el espacio...

...como seguramente no lo hace animal alguno.

Lentamente, cuando los primeros rayos del sol...

...calientan las paredes calizas de la cárcava,...

...un buitre explorador se lanza al aire.

Es un prospector de térmicas.

Está averiguando de alguna manera si se elevan ya...

...las poderosas columnas de aire caliente que les permitirán...

...ganar las altas cotas del espacio.

Tienen, los buitres leonados,...

...un instinto especial para detectar las térmicas.

De la misma manera que los aviones planeadores,...

...no pueden ganar altura sin el concurso...

...de estas bolsas de aire caliente.

Cuando algo diga a los buitres leonados que hay térmicas,...

...se lanzarán al espacio...

...como si hubieran recibido un mensaje imperativo.

Uno tras otro,...

...gran parte de los individuos de la colonia,...

...batiendo las alas pesadamente, buscan las columnas térmicas.

Se piensa que la elección de los lugares de sus colonias...

...está precisamente en función de la abundancia...

...de estas corrientes aéreas ascendentes.

Apenas han ganado 50 ó 60 metros de altura,...

...los buitres flotan ya como planeadores.

Gracias a la adecuada proporción que existe...

...entre la superficie de sus alas y el peso de sus cuerpos,...

...pueden permitirse el lujo de flotar...

...sin aparente esfuerzo.

A los pocos minutos...

...de haber abandonado el tajo donde han pasado la noche,...

...los buitres se encuentran ya a 500, a 750,...

...a 1000 ó a 2500 metros de altura.

Debajo ha quedado la cárcava, los córvidos.

Las escuadras de los buitres prospectores se van a distribuir...

...sobre el páramo o sobre la montaña que vigilan.

En aparente desorden, unos se van hacia la derecha;...

...otros, hacia la izquierda; otros, al frente.

Pero no todos los buitres se han ido a la búsqueda de carroñas.

Una buena parte de los efectivos de la comunidad...

...permanece soleándose...

...en las cornisas o cerca de las crías...

...cuando se trata de individuos reproductores.

¿Cómo se las arreglan...

...para dividir el trabajo?

¿Cómo saben los que deben partir por la mañana a buscar cadáveres...

...o los que deben quedarse en la colonia?

Se piensa que es un problema de hambre.

Los últimos que comieron tienen aún restos en el buche...

...y no tienen necesidad de prospectar.

Los hambrientos no dejan de vigilar un metro cuadrado...

...de su área de influencia.

Van a la búsqueda...

...de los destellos que lanza el cuervo pavonado...

...o del mensaje heliográfico que lanza el alimoche en la llanura.

Desde 500 ó 1000 metros de altura...

...se ve muy bien el reflector del cuervo.

Y mucho mejor con el sol oblicuo de las primeras horas del día.

Teóricamente,...

...siempre habrá un buitre dominando el lugar...

...donde se encuentra el cuervo, la urraca, la corneja o el alimoche.

Y este buitre, a su vez, es contemplado...

...por el que va delante, detrás, a su derecha y a su izquierda.

Cuando este buitre ciña las alas y despega el tren de aterrizaje,...

...el mensaje de su descenso, de uno en otro buitre,...

...recorrerá 20, 30, 40, 60 kilómetros.

Llegará hasta el corazón de la colonia.

Cuando lo que podríamos llamar los buitres batidores...

...llegan al cadáver de la res,...

...se muestran lentos y sumamente cautos...

...antes de iniciar el festín.

Parece como si esperaran a que se les fueran añadiendo...

...el resto de los prospectores.

Se está estudiando con todo detenimiento...

...la conducta del buitre ante el festín.

¿Cuál es el primer buitre que empieza a comer?

¿Un individuo dominante?

¿Un individuo muy hambriento?

Lo cierto es que el resto de los buitres esperan como una señal.

Esperan quizá a que llegue un buitre de mucha experiencia...

...que va a dar a entender a los demás...

...que se puede comer sin peligro.

Este parece el individuo.

Pero ya ha llegado el mensaje ansiado hasta la colonia.

La vista poderosa de uno de los buitres que permanecía en la roca...

...ha descubierto el vuelo de los primeros prospectores.

El vuelo que se dirige exactamente hacia un lugar.

El vuelo que no es en círculos para dejarse mecer por las térmicas,...

...sino que apunta...

...hacia una dirección concreta.

Este es el mensaje, esta es la alarma...

...que pondrá en marcha al resto de los efectivos...

...de la comunidad de los buitres leonados.

Ahora no van a volar ya como los primeros prospectores...

...buscando primero altitud.

Se dirigen en línea recta con pesados golpes de ala...

...hacia el lugar donde sus compañeros...

...están dando fin seguramente a la res hallada.

Y así descubrimos nosotros,...

...queridos amigos, gracias a tres largos años de trabajo,...

...la respuesta a nuestra primera pregunta:

¿Cómo encuentran los buitres las carroñas?

No es gracias...

...a un olfato portentoso, como se venía diciendo en tantas regiones.

Los buitres son prácticamente anósmicos.

No huelen.

Es merced a la vista penetrante.

Es merced a la organización perfecta...

...en la sociedad vulturina.

Es gracias a la colaboración con los prospectores más pequeños...

...y mejor distribuidos: los córvidos y los alimoches.

Y de este modo, con una precisión...

...aparentemente inexplicable,...

...como por arte de magia,...

...cada vez que el cadáver de una res era abandonado...

...en un rincón cualquiera de los campos de España,...

...llegaban los buitres comunes o leonados...

...y limpiaban aquel rincón de carroñas y pestilencias.

En este aspecto,...

...la función benefactora de los buitres resulta clarísima.

Para nosotros, no presenta ya misterio alguno...

...el hecho, la estrategia de cómo los buitres comunes...

...encontraban las carroñas en los campos.

Son extraordinariamente meticulosos,...

...los buitres leonados, en la limpieza de los restos.

Esperan pacientemente los cuervos,...

...que ahora reciben el premio a su labor prospectora.

Porque todas la piltrafillas que quedan entre la hierba,...

...la carne pegada al hueso, las partes de la res...

...que el pico incisivo del buitre no puede conquistar,...

...son el postre.

Es el premio del cuervo carnicero o del alimoche.

Y aquí, amigos míos,...

...cerramos nuevamente el ciclo.

Empezábamos con los alados prospectores...

...que, al amanecer, recorrían el campo en busca de reses muertas.

Terminamos con ellos,...

...que reciben la justa compensación.

Resulta complejísima...

...la cadena de los animales que se nutren con las proteínas muertas.

Hay toda una comunidad de insectos...

...en cuya descripción no vamos a entrar nosotros,...

...pero que tienen extraordinaria importancia...

...como desintegradores de lo poco que dejan los grandes necrófagos.

No falta ni siquiera una mariposa.

Para poner, si quieren, una nota poética...

...en los últimos instantes de los tejidos...

...del que fue un animal viviente.

Pero ya se encuentra pocas veces en los campos de España...

...la firma del buitre leonado.

La pluma voladora que, con la muda, cayó...

...en el lugar de la carroñada.

Nosotros vamos a regresar...

...a la colonia de los buitres leonados.

Concretamente, al refugio de rapaces...

...de Montejo de la Vega de la Serrezuela, en Segovia,...

...donde hemos trabajado durante más de dos años...

...gracias a la gentileza de Adena.

Ahora, cuando todos los componentes de la comunidad vulturina...

...se encuentran lejos, en el páramo,...

...dando fin a su festín,...

...vamos nosotros a estudiar...

...cómo se reparten estos animales comunitarios...

...las posibilidades de albergue en las rocas.

Evidentemente,...

...comenzamos por los polluelos...

...que se quedaron solos mientras sus padres se nutrían.

Nos iremos después a otra zona de las rocas,...

...donde hay unos individuos adultos...

...que quizá por estar satisfechos no abandonaron la colonia.

Y vemos que los primeros en regresar van precisamente...

...a la zona donde estaban aquellos individuos adultos.

Se posan muy cerca unos de otros.

Sin aparentes querellas.

Su distancia es mínima, casi casi se tocan.

Parece como si sintieran el gusto por el gregarismo.

Parece que disfrutan en estas sociedades apretadas...

...donde hay unos territorios minimísimos para cada individuo.

Todos estos buitres...

...constituyen lo que se llama, en etología,...

...el club de los solteros.

Son individuos inmaduros, de menos de cuatro o cinco años.

O son, permítasenos la extrapolación,...

...viudos.

Son buitres que, por alguna razón, no se encuentran criando.

Han perdido la pareja.

Todos ellos célibes fisiológicos.

Se llevan perfectamente,...

...son los primeros en marcharse y los primeros en regresar.

Pero la mayor parte del roquedo...

...es propiedad de los buitres adultos,...

...de los individuos que están en pleno periodo reproductor.

Para reproducirse, los buitres necesitan cornisas amplias.

Orientadas, generalmente, a mediodía.

Y bastante separadas unas de otras.

Ahí únicamente las parejas y los polluelos...

...entran en contacto.

No se permite el hacinamiento.

Así como los buitres leonados son sumamente gregarios...

...si no tienen necesidades reproductoras,...

...resultan muy intolerantes en las áreas de cría.

Esta larga panorámica sobre un paredón calizo...

...lleno de cornisas y de grutas nos muestra perfectamente...

...las distancias de separación entre unos y otros nidos.

Y nos va a mostrar también que los buitres reproductores son...

...más agresivos que los célibes.

De alguna manera,...

...precisan mayores territorios para su permanencia.

El hombre y la Tierra (Fauna ibérica) - El buitre leonado, 1

24 ago 2015

Ave carroñera de estepa y montaña, el buitre leonado vio acrecentadas sus posibilidades ecológicas en la Península Ibérica a medida que la desforestación histórica iba creando espacios desnudos, aptos para el vuelo de prospección del necrófago alado.

Histórico de emisiones: 

07/01/1977

11/07/2012

ver más sobre "El hombre y la Tierra (Fauna ibérica) - El buitre leonado, 1" ver menos sobre "El hombre y la Tierra (Fauna ibérica) - El buitre leonado, 1"
Programas completos (120)
Clips

Los últimos 182 programas de El hombre y la Tierra

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos