Presentado por: Félix Rodríguez de la Fuente Dirigido por: Félix Rodríguez de la Fuente

Recuperamos a uno de los más importantes protagonistas de la historia de la televisión en nuestro país: Félix Rodríguez de la Fuente, legendario naturalista que falleció hace 32 años en Alaska, el 14 de marzo de 1980, mientras realizaba uno de sus documentales sobre fauna y naturaleza.

Más información en nuestro especial "30 años sin Félix".

3277478 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.11.0/js
El hombre y la Tierra (Fauna ibérica) - Al borde de la extinción, 2 - Ver ahora
Transcripción completa

Dejamos nosotros la arena nupcial de los osos...

...y nos vamos al alto pinar...

...sobrevolado por el joven del águila perdicero.

Habrá abandonado el nido el polluelo...

...en los primeros días de mayo.

A mediados de junio, emancipado ya, trata de cazar por sí mismo.

Y sobrevuela precisamente...

...el secreto rincón donde la osa está acariciando a sus esbardos.

Poco debe temer el plantígrado...

...del águila perdicera.

No obstante, no dejará de observar a la rapaz...

...y de proteger a sus pequeños.

Las perdiceras,...

...relativamente frecuentes en el Cantábrico y en el Pirineo,...

...son sumamente ágiles y cazadoras.

Pueden, incluso, actuar en el bosque relativamente espeso.

Dos o tres veces al día se tiende la osa...

...para que puedan amamantarse los oseznos.

Acto también de características remotamente humanas.

Mientras se amamantan,...

...los oseznos emiten un ronroneo...

...que recuerda el fragor de una gran colmena...

...o el sonido de un lejano motor.

Pero, bajo las alas...

...del águila perdicera,...

...en el bosque templado de los primeros días del verano,...

...otras especies tratan de sacar adelante a sus tiernas familias.

Me refiero, amigos míos, a los polluelos del urogallo,...

...del gran gallo del bosque.

En este caso, conducidos por la prudente gallina,...

...están alimentándose profusamente...

...con los brotes de las gramíneas, con las primeras frutillas,...

...con insectos y cualquier otro invertebrado...

...que se ponga al alcance de sus picos.

Hacen en esta época los urogallos vida básicamente terrestre.

E ingieren gran cantidad de proteínas...

...que contribuyen a la muda del plumaje de los adultos...

...y al crecimiento de los jóvenes.

Resulta absolutamente invisible para los urogallos...

...el águila perdicera, que está muy alta,...

...por encima de las copas.

Nosotros podemos comprobar el gran apetito...

...de estos animales durante el verano,...

...cuando los alimentos...

...pueden ser encontrados en las praderas y en el sotobosque.

Ha descubierto la hembra del urogallo a la altiva rapaz.

La inmovilidad de toda la familia...

...parece ser la respuesta...

...a la presencia del depredador.

El increíble picado del águila perdicera ha sido infructuoso.

Bien refugiados los urogallos bajo el sotobosque,...

...han resultado prácticamente inaprehensibles.

Tardan poco en recuperarse de esos sobresaltos las aves fitófagas.

En caso contario, su existencia...

...resultaría prácticamente imposible.

Patrullan infatigablemente los quebrantahuesos...

...durante estos primeros días del verano...

...para sacar adelante a sus pollos,...

...necesitados de abundante alimentación.

No dejarán de visitar los rompederos,...

...donde se acumulan restos de huesos de toda suerte.

Observados...

...por los osos,...

...pueden llevarse columnas vertebrales y huesos largos...

...de los miembros de ovejas, corderos...

...e incluso de animales salvajes.

Este nicho ecológico del quebrantahuesos,...

...es decir, esta capacidad para buscar,...

...encontrar y alimentarse con aquellas sustancias animales...

...que prácticamente no son empleadas por ave alguna,...

...concede a esta especie características insólitas.

Puede tener a su alcance...

...el cadáver fresco de una oveja u otra res.

Esperará pacientemente a que los buitres...

...descarnen el esqueleto.

Incluso a que el sol y la intemperie...

...dejen en cierto modo "fesandés"...

...los restos que transportará la rapaz al nido...

...para alimentar a su pequeño.

Entretanto...

...la osa, seguida de sus tres esbardos,...

...que deben andar a los ocho meses por los 15 o 20 kilos de peso,...

...recorre todo el valle...

...para que los pequeños, que maman dos o tres veces al día,...

...puedan completar su dieta láctea con toda clase...

...de sustancias vegetales y animales.

Se funden las nieves...

...y la chorrera constituye una cortina...

...delante del nido del quebrantahuesos.

La ceba del polluelo...

...no puede ser más delicada.

El pico increíblemente fuerte del quebrantahuesos...

...arranca los últimos pellejos,...

...los tendones coráceos, para ir alimentando al pequeño.

Y los osos suelen frecuentar las orillas de los ríos de montaña.

En ellos encuentran crustáceos,...

...ranas, moluscos,...

...y toda suerte de vegetales, que complementan...

...su dieta, ampliamente omnívora.

El osezno,...

...que aprende a ser pescador,...

...poco miedo le proporciona al desmán de los Pirineos.

Clarísimo e increíblemente ágil en el agua,...

...este mamífero habrá de ponerse a salvo cuando actúe la osa,...

...con sus conocimientos y sus zarpas, entre los pedregales...

...que protegen al antiguo y pequeño mamífero.

Han comprobado los especialistas que los osos comen prácticamente...

...durante todo el día.

En este aspecto,...

...al ampliar de una manera trascendental su dieta...

...alimentaria, al hacerse tan omnívoros como el hombre,...

...los osos pueden mantener...

...su raro equilibrio ecológico,...

...es decir, almacenar grasas...

...en grandes cantidades...

...durante la primavera, el verano y el otoño, para vivir...

...a sus expensas en un plácido sueño...

...durante los meses del invierno.

Ningún depredador exclusivo...

...ha llegado a esta capacidad de hibernación.

A veces,...

...osas erráticas...

...que han perdido a sus hijos o no han criado esa temporada...

...pueden penetrar...

...en los amplios territorios de 15 a 30 km cuadrados...

...de las osas que sacan adelante a su familia.

Durante el resto del año no es difícil que se solapen...

...los territorios de distintos osos.

En las épocas nupciales coinciden distintos ejemplares...

...en las mismas arenas o picaderos.

Sin embargo, cuando las osas crían...

...a los esbardos,...

...y a medida que estos son más delicados y pequeños,...

...resultan más intransigentes en la defensa de sus territorios.

Pero mientras la osa recién llegada va penetrando...

...en el feudo familiar, podemos ver cómo los oseznos...

...comen vegetales de toda suerte.

Quizá...

...el gran triunfo evolutivo de los osos haya sido este,...

...que carnívoros...

...de origen,...

...pertenecientes al grupo de los poderosos...

...depredadores, sin embargo...

...han conseguido que la base de su alimentación...

...la constituyan los vegetales.

No deja de vigilar constante y permanentemente la prudente osa...

...a sus pequeños.

Como estos animales...

...pueden criar hasta los 30 años,...

...una madura o vieja osa atesora tal experiencia...

...que difícilmente perderá...

...o pondrá en peligro a un esbardo.

Olfatea...

...con codicia mamá osa...

...los efluvios que le llegan del corzo que ramonea en el robledal.

Aprovechamos...

...la oportunidad para comentar que no por omnívoros...

...han dejado los osos pardos de ser depredadores.

Si el corzo estuviera impedido o se pusiera a su alcance,...

...no dudaría la osa en atacarle en un rapidísimo "sprint",...

...que poco tiene que hacer...

...en caso de competir con un corzo libre y sano.

Va penetrando la osa invasora en el territorio de la familia.

La reacción de la propietaria no se va a hacer esperar.

Seriamente advertida...

...de que aquel es un territorio prohibido,...

...la osa invasora se irá lejos.

Utilizando zarpas y colmillos,...

...no es rara la ocasión en que una osa, en defensa de su territorio,...

...ha dado muerte a otra.

Siguiendo el vuelo del quebrantahuesos...

...sobre el bosque pirenaico,...

...vamos a descubrir un nuevo nido.

Quizá sea esta la oportunidad adecuada para decir...

...que actualmente en todo el Pirineo...

...ha podido constatarse...

...que hay 21 parejas de quebrantahuesos...

...en la vertiente española...

...y 12 en la vertiente francesa.

Pese a encontrarse este carroñero al borde de la extinción,...

...la población pirenaica es tan densa como lo permiten...

...las condiciones orográficas...

...y, sobre todo, antropógenas del actual Pirineo.

Aquí,...

...sin una acción directa del hombre,...

...sin una persecución que ha sido la causante...

...de la práctica desaparición del quebrantahuesos...

...la población podría perpetuarse...

...durante muchos años.

Es muy frecuente...

...que el macho vuele en las inmediaciones del nido...

...mientras la hembra alimenta al pequeño.

Y nuestras observaciones nos llevan a confirmar...

...que ambos se turnan en la alimentación de los jóvenes.

Estos, ya en el mes de agosto,...

...con cuatro meses de permanencia en el nido,...

...ostentan un plumaje casi terminado.

Salta a la vista la diferencia de coloración...

...entre el pardo de los pollos...

...y el precioso color gris azulado en el dorso de los adultos.

Su blanca cabeza, tan llamativa en vuelo,...

...debe ser...

...un semáforo territorial.

Efectivamente, estas aves,...

...contrariamente a los buitres leonados,...

...carroñeros comunitarios, defienden sus territorios.

Entrado el mes de agosto, los jóvenes quebrantahuesos,...

...únicos descendientes para cada nido,...

...se posan ya en las cornisas inmediatas a estos.

Son muy perezosos para emprender el vuelo.

Hacen constantes ejercicios estimulados por la brisa.

Pero no se lanzan al espacio hasta que sus jóvenes alas...

...sean capaces de llevarles perfectamente por los aires.

En estos apostaderos eventuales, les alimentan sus padres.

Pero harán todo cuanto les sea posible...

...los progenitores de los quebrantahuesos...

...para empujarles hacia el espacio.

Se limitan...

...a darles unas picadas...

...y tratan de llamar su atención...

...con sus vuelos sostenidos.

Flotando sobre la brisa del valle,...

...el quebrantahuesos trata de impulsar a su pequeño...

...para que abandone la cornisa...

...y lo siga a la búsqueda de carroña.

Llegado el mes de septiembre,...

...no queda ya un solo pollo en el nido.

Todos...

...acompañan durante unas semanas a los padres.

Después, emprenden una existencia errática muy poco conocida.

Y que, en buena medida,...

...parece ser la causa de la rarefacción de la especie.

Pero en el mes de septiembre, aparecen ya las nieblas.

Y no es infrecuente...

...que caigan las primeras nevadas en el alto Pirineo.

Entonces, todos los animales de la cordillera...

...han de arreglárselas para encontrar alimento suficiente.

La presencia de una carroña...

...atrae a todos los carroñeros alados.

El alimoche,...

...en vísperas de emprender su viaje migratorio hacia África,...

...ha sido el primero en descubrir el cadáver.

Vienen después...

...los cuervos y los buitres leonados.

Suspendidos del ventarrón, van descendiendo sobre la carroña.

Todo es observado por el quebrantahuesos.

Ha sido esta, amigos míos,...

...una de esa rarísimas ocasiones...

...en las que se puede comprobar cinematográficamente...

...la mecánica en la llegada de los distintos carroñeros...

...al cadáver de una res.

Primero, el alimoche.

Después, los cuervos.

Luego, los buitres leonados despedazan...

...en unos minutos el cuerpo de la víctima.

No dejan de hostigar los cuervos a los buitres leonados.

El quebrantahuesos espera pacientemente...

...a que descarnen el esqueleto de la res.

Van congregándose los carroñeros sobre el festín.

Pero no descenderá el quebrantahuesos.

Ha de esperar...

...esta especializada ave de presa...

...a que queden huesos sueltos en el teatro de las operaciones.

Entonces, ingrávido, desciende.

Toma el hueso con el pico y lo pasa a las garras.

Y, raudo, se dirigirá hacia el rompedero...

...donde, si el resto es demasiado grande,...

...lo lanzará contra una piedra.

Luchan, entretanto, los buitres leonados.

En medio de la tormenta otoñal,...

...desafiando el aguacero,...

...prácticamente disuelta su silueta en el aguanieve,...

...podemos contemplar al bellísimo y raro quebrantahuesos...

...evolucionando sobre el rompedero.

Lleva suspendida en una garra la cabeza de una res.

Posiblemente, de un cordero.

Evoluciona diestramente...

...a pesar de las terribles condiciones atmosféricas.

Y, con aparente capricho,...

...abandona el cráneo descarnado del cordero...

...para coger un espinazo.

Como símbolo del salvaje Pirineo,...

...como imagen de lo que fue...

...y de lo que deberá ser esta hermosa cordillera,...

...se pierde en el paisaje de otoño...

...el bellísimo quebrantahuesos.

El invierno, amigos, será tema para el próximo capítulo.

El hombre y la Tierra (Fauna ibérica) - Al borde de la extinción, 2

26:07 09 sep 2015

En tierras pirenaicas, importantes especies de fauna autóctona como el oso han sido víctimas de la depredación humana; otras, como el urogallo, han sido muy afectadas por cambios climatológicos. 

Histórico de emisiones: 

30/11/1979

01/08/2012

En tierras pirenaicas, importantes especies de fauna autóctona como el oso han sido víctimas de la depredación humana; otras, como el urogallo, han sido muy afectadas por cambios climatológicos. 

Histórico de emisiones: 

30/11/1979

01/08/2012

ver más sobre "El hombre y la Tierra (Fauna ibérica) - Al borde de la extinción, 2" ver menos sobre "El hombre y la Tierra (Fauna ibérica) - Al borde de la extinción, 2"