Presentado por: Félix Rodríguez de la Fuente Dirigido por: Félix Rodríguez de la Fuente

Recuperamos a uno de los más importantes protagonistas de la historia de la televisión en nuestro país: Félix Rodríguez de la Fuente, legendario naturalista que falleció hace 32 años en Alaska, el 14 de marzo de 1980, mientras realizaba uno de sus documentales sobre fauna y naturaleza.

Más información en nuestro especial "30 años sin Félix".

3258968
cerrar cerrar

Subtítulos de El hombre y la Tierra (Fauna ibérica) - Las aves esteparias 1

La avutarda, la más grande de las aves voladoras,... ...podría ser considerada... ...como la reina de las aves esteparias. Para encontrar las últimas poblaciones estables... ...de esta especie ornítica,... ...habría que ir a las estepas que ocupan ambas Castillas,... ...Extremadura y Andalucía. Hemos de hacer notar que las llamadas estepas españolas... ...no son tales estepas. En realidad son estepas cerealistas o antropógenas,... ...ya que en épocas anteriores estuvieron ocupadas por bosques,... ...generalmente de encinas. Nos hemos permitido hablar de aves esteparias... ...refiriéndonos en efecto... ...a estas estepas españolas que, a diferencia de las asiáticas,... ...han sido creadas por siglos y siglos... ...de desbroce, de quema y de pastoreo. En estas estepas cerealistas,... ...las avutardas... ...y las otras aves esteparias... ...se ciñen al decurso de las gramíneas... ...a lo largo de las estaciones. En pleno invierno, en bandadas indiscriminadas,... ...en las que se juntan los machos, las hembras y los subadultos,... ...las avutardas pasan la mala estación. Tan pronto como barruntan la primavera,... ...comienzan a separarse los machos y las hembras adultas por un lado... ...y los juveniles por otro. Se forman entonces agrupaciones... ...según el sexo y la edad de las avutardas. Podemos aquí hacer notar... ...que una avutarda no es adulta hasta los seis años,... ...que los machos... ...se distinguen... ...por unos bigotes a los lados de la comisura del pico,... ...y que por esto se llaman barbones. Y que estos machos que vemos volar llegan... ...a los 16 o 17 kilos de peso. En pleno mes de abril, la llanura de Tierra de Campos,... ...en la que se destacan los pueblos y las aldeas que lentamente... ...fueron sustituyendo el bosque por el trigal,... ...comienza el ciclo reproductor de la avutarda. Los distintos ecosistemas que componen la estepa cerealista,... ...como las cortaduras fluviales y las lomas, los bosques isla,... ...escuchan el canto agresivo de la codorniz recién llegada. Pía La música de las alondras se intensifica más que nunca. Y los grupos de avutardas, divididos por edades,... ...toman posesión de los lugares ancestrales,... ...de las arenas, donde tendrá lugar... ...la gran fiesta del amor. Los clanes juveniles... ...se sitúan generalmente... ...en las márgenes de estos mosaicos... ...donde se aparean las avutardas. Los adultos se van a situar... ...en las partes más altas y llamativas,... ...donde su plumaje conspicuo... ...será descubierto por las hembras... ...desde muy lejos. Se destacan también... ...los machos en vuelo. En solitario o acompañados ya de las hembras adultas... ...que llevan hacia sus arenas. Los grupos juveniles no dejan de contemplar estas escenas. A veces es otro el espectáculo que contemplan. El ataque fulminante del otro rey de la estepa: el halcón peregrino. Aprovecha precisamente las terreras o cortaduras fluviales... ...para situar el nido en paredones inaccesibles. Los pollos, en este caso de poco más de una semana de edad,... ...esperan tranquilamente la llegada de sus progenitores... ...con la presa en las garras. Hemos tenido el privilegio... ...de situar las cámaras muy cerca de un nido de halcón peregrino... ...con objeto de que los dos personajes... ...más destacados en la estepa, la avutarda y el halcón,... ...tengan el necesario protagonismo... ...en nuestra descripción cinematográfica. Vuela el macho del halcón mientras la hembra... ...alimenta a los pequeños. Jamás, ni un solo minuto, estarán desatendidos los retoños. Se describe a los halcones peregrinos como aves... ...estrictamente ornitófagas,... ...es decir, comedoras de otras aves... ...que capturan por su propio esfuerzo. En este sentido son factores importantísimos... ...en el equilibrio ecológico de la población ornítica de la estepa. Hemos descubierto, sin embargo, y esta es una nota... ...inédita, que en determinadas circunstancias... ...los halcones peregrinos también pueden consumir... ...pequeños lagomorfos como conejos. Terminada la ceba... ...con el pájaro que el halcón transportaba,... ...se va a la despensa que tiene... ...en un rincón de la repisa de la terrera. Y en la despensa, amigos míos,... ...atesoraba la parte trasera de un conejo pequeño. Es esta una de las pocas observaciones que se han hecho... ...de un halcón peregrino alimentándose con un mamífero. En cualquier caso, podemos observar nítidamente... ...que la hembra come de la presa con la que alimenta a los pequeños. Tiene mucho cuidado de no introducir en su pico... ...partes duras que pudieran dificultar su ingestión o digestión. Y es únicamente la hembra, y nunca el macho,... ...la que se ocupa de alimentar a los retoños. Y ahora descubrimos nosotros... ...la razón por la que nuestros halcones peregrinos cazan conejos. Al pie mismo de su nido... ...abundan las terreras donde viven estos lagomorfos... ...que con la mixomatosis se transforman en presas facilísimas. Contemplando el mimo... ...con que la hembra del halcón alimenta a sus polluelos,... ...puede que la imagen que muchos tienen de las aves de presa... ...cambie favorablemente. En el mundo de la naturaleza... ...pocos animales cuidan a sus retoños... ...con tanto mimo y vigilancia como las aves de presa. Mientras la hembra despedaza la pieza recién cobrada,... ...el macho no deja de hacer guardia para descubrir a un enemigo... ...o para lanzarse al ataque... ...de una nueva y presunta víctima. Inmediatamente después... ...de terminar la ceba, saciados los pollos,... ...la hembra buscará un posadero o atalaya en la cortadura... ...desde la que montará la guardia. Solo entonces el macho se dirigirá a la estepa cerealista... ...para seguir cazando. Volvemos nosotros a las jóvenes avutardas. Poco motivadas... ...aún por el celo,... ...si se aproximan a los perímetros nupciales,... ...se dedican a pastar tranquilamente... ...cual si transcurriera el invierno. Y aprovechamos para comentar... ...que las avutardas son básicamente omnívoras. Durante el invierno y la primavera... ...comen sobre todo granos y brotes herbáceos. En el verano, cuando tiene lugar la crianza... ...de los pequeños y la muda de la pluma,... ...se hacen entomófagas,... ...es decir, se alimentan básicamente de insectos. Pero hay... ...otras aves en la cortadura ocupada por los halcones... ...que son muy abundantes en las estepas cerealistas. Nos referimos... ...a las palomas bravías. Fueron evidentemente introducidas en estos predios por el hombre,... ...que las ha criado... ...desde la colonización... ...islámica en los palomares redondos de amor. Descienden de una especie que anida en los roquedos marinos... ...de nombre científico "Columba livia". En la estepa cerealista constituyen... ...la base alimentaria del halcón peregrino. Hemos constatado que esta especie... ...llega a atraer al nido... ...hasta un 60%... ...o un 70% de palomas bravías... ...comparadas con el total de presas... ...que capturan durante la reproducción. Tras el llamativo vuelo nupcial, el macho de la paloma bravía... ...aporta una ramita la nido. Estas aves pueden vivir en apretadas comunidades. Y encuentran... ...el alimento en los granos que ocupan las estepa cerealista. Para dar caza a las velocísimas palomas bravías,... ...colaboran el macho y la hembra del halcón peregrino. Este suele atacar desde enormes alturas. Basta generalmente un golpe para que la paloma quede aturdida. Y la hembra del halcón, que lo ha observado todo, sale... ...para preparar la presa y transportarla al nido. Durante la reproducción... ...el macho del halcón no hace más que cazar... ...para contribuir a la alimentación de los pollos y de la hembra. Dormitan... ...entre tanto los polluelos. Y ya está la madre de camino con otras pieza para alimentarlos. La colonia de palomas bravías,... ...situada frente a la cortadura de los halcones, expectativa,... ...ha contemplado la llegada del halcón. Este es un espectáculo... ...cotidiano para ellas, saben muy bien... ...que raramente cazan cerca de la cortadura. El teatro de sus operaciones suele ser la estepa abierta. Existe por otra parte un equilibrio finísimo... ...entre el estatus reproductor de las palomas... ...y el de los halcones. Nunca estas rapaces exterminarán a sus presuntas presas. Es más, sin su contribución las palomas bravías... ...llegarían a ser una auténtica plaga. Crecen por lo tanto... ...los pichones de las palomas... ...al mismo tiempo que los pollos del peregrino. Mientras la cámara de nuestro excelente operador... ...nos deleita con estos primeros planos,... ...comentamos que en los halcones... ...la hembra es mucho más grande y fornida que el macho. Piensan los ornitólogos... ...que esta diferencia de tamaño que va... ...desde los 500 gramos del macho a los 800 de la hembra,... ...se debe... ...al reparto del trabajo. Para romper los huesos de las presas,... ...para despedazar sus carnes, defender el nido,... ...la hembra ha de ser más grande y vigorosa. Para cazar el macho ha tenido que hacerse... ...más ligero. En cualquier caso, gracias a esta insólita diferencia de tamaño,... ...macho y hembra de halcón peregrino cubren un espectro... ...más amplio: desde las pequeñas alondras... ...a los grandes sisones. Terminada la ceba, tanto en el palomar como en el nido,... ...es momento del reposo. Dedican los pequeños halcones peregrino... ...el 80% de su tiempo en estos días al sueño. Hay otros habitantes en la cortadura que constituyen... ...un ecosistema típico de la estepa: las grajillas, cada día en aumento. Y no dejan de inquietar a los halcones peregrinos,... ...que temen sus tendencias al latrocinio de huevos y polluelos. El macho,... ...más ligero, trata de expulsar de la zona de cría... ...a enemigos de no gran porte. Como el milano negro. Estos combates aéreos son espectaculares. Solo en caso de que se complique la pelea,... ...la hembra, el peso fuerte, ayudará a su consorte. Comprobamos que el ataque combinado de una pareja de halcones... ...puede expulsar de su territorio... ...incluso a las águilas reales y a las imperiales. Sabemos que están perfectamente... ...defendidos... ...y que son los príncipes de la estepa. La pareja de polluelos del halcón,... ...a quienes resta un mes en el nido,... ...dormitan tranquilamente. A medida que se alarga el fotoperiodo,... ...es decir, la duración de los días en la primavera,... ...el grupo de avutardas juveniles... ...que hemos seguido cerca del bosquete isla,... ...va a sufrir profundos cambios en su conducta. Una buena mañana comenzarán los pavoneos. Los jóvenes machos hincharán los sacos gulares que aumentan... ...el volumen del cuello. Y mientras las hembras se arreglan las plumas,... ...tratarán de llamar su atención transformándose... ...en inmensas flores vivientes. Cruzarán el cielo por esos días los grandes machos,... ...que se llevan una hembra hacia las arenas. La diferencia de tamaño entre ambos se aprecia bien. 16 kilos para los machos... ...y 5 o 6 para las hembras. Pero ya a los dos o tres años de edad,... ...más pequeños, estos jóvenes machos... ...inician las ruedas tan características de las avutardas. Toda la anatomía del ave se transforma. El cuello abultado, las plumas rémiges... ...secundarias vueltas,... ...así como las timoneras, con objeto de llamar la atención. Se transforman en auténticos semáforos vivientes,... ...visibles en la estepa... ...a muchos kilómetros de distancia. Comienzan también los primeros escarceos amorosos... ...en las avutardas juveniles... ...que, muchas veces, tienen, más bien, el aspecto de una batalla. El macho más grande, dominante en rango social... ...en el grupo de los juveniles,... ...quiere imponer su jerarquía sobre la hembra, más pequeña e inerme. Pero no solamente en las avutardas se deja sentir... ...el estímulo amoroso de la primavera. Las codornices,... ...llegadas de África hace pocas semanas,... ...se entregan también con pasión a sus propias bodas. Todo va a cambiar drásticamente... ...en el apacible mundo de las avutardas. Aún no han descubierto nuestras cámaras... ...a los poderosos barbones adultos,... ...que ocupan la parte más alta e inaccesible del teso. Pero muy pronto los verán ustedes en plena parada nupcial. No puede falta, como cada mañana, el espectáculo... ...del halcón cazando en el cielo. Nosotros, gracias a la cámara de alta velocidad,... ...rodando a 120 imágenes por segundo,... ...podemos observar la secuencia ralentizada. La presa, como casi siempre, una paloma. La técnica de caza, como casi siempre,... ...el impacto en pleno vuelo. Ha podido comprobarse, amigos de la fauna ibérica,... ...que los halcones peregrinos se abaten sobre sus presas... ...a más de 300 km por hora. Rodadas estas imágenes a velocidad normal,... ...hubieran sido como un flash prácticamente imperceptible. Pero no tenemos por qué repetir... ...que los halcones cazan para alimentar a sus polluelos. Que son factores esencialísimos... ...en el mantenimiento del equilibrio ecológico... ...de la fauna ornítica de la estepa. Y, por ello,... ...están protegidos por la ley en todas las épocas del año... ...y en todo nuestro territorio nacional. Con tres semanas de edad,... ...el aspecto de los polluelos ha cambiado completamente. Las incipientes plumas se mezclan ya... ...con el plumón. Tan heterogénea vestidura... ...contribuye a mimetizar... ...a los pollos más bulliciosos del halcón peregrino... ...en el claroscuro de la repisa de la terrera. Y el macho, como siempre, montando guardia... ...para el ataque a presuntos enemigos o para cazar otra presa. Los halcones peregrinos son aves raras ya en todo el mundo. Su población ha disminuido de una manera dramática... ...como consecuencia del uso indiscriminado de pesticidas... ...en la agricultura. El DDT se acumula en la grasa... ...y en las gónadas de los halcones y transforma... ...a estas prodigiosas criaturas en una especie prácticamente estéril. Se altera el metabolismo del calcio y se fracturan con el simple peso... ...de la madre que incuba las cáscaras de los huevos. Prácticamente, no nace un polluelo de halcón peregrino... ...en aquellas poblaciones contaminadas por DDT. Importantísima razón esta... ...para que consideremos los españoles como un auténtico... ...tesoro faunístico al último reducto de nuestros famosos... ...halcones bajaríes o peregrinos mediterráneos. Los cernícalos, también de la familia de las falcónidas,... ...primos de los halcones peregrinos,... ...ubican el nido no lejos... ...de su gran pariente. El macho y la hembra contemplaban a sus pequeños. Ahora son contemplados desde el aire por su madre. Los cernícalos pueden hacer su puesta... ...en los mismo lugares que los halcones. Generalmente, sus nidadas son más numerosas. Hasta cinco o seis pollos contra cuatro como máximo de los halcones. Como siempre, terminada la ceba,... ...la hembra se irá a su posadero habitual... ...con objeto de vigilar y de erradicar... ...la presencia de cualquier presunto enemigo. Aún han de permanecer en el nido los jóvenes halcones peregrinos... ...dos semanas más. Durante ellas, cambiará el aspecto de su plumaje. Pero, amigos míos, van a pasar muchas cosas... ...en la población ornítica de la fauna esteparia. Serán, precisamente, el tema del próximo capítulo que dedicamos... ...a las aves esteparias.

El hombre y la Tierra (Fauna ibérica) - Las aves esteparias 1

30:52 25 ago 2015

En la estepa castellana, generada por la acción del hombre, realmente estepas cerealistas, pervive una importantísima comunidad ornítica, en la que destacan las avutardas, sisones, alcaravenes, gangas, ortegas, aguiluchos y halcones peregrinos.

Histórico de emisiones: 

27/04/1979

12/07/2012

En la estepa castellana, generada por la acción del hombre, realmente estepas cerealistas, pervive una importantísima comunidad ornítica, en la que destacan las avutardas, sisones, alcaravenes, gangas, ortegas, aguiluchos y halcones peregrinos.

Histórico de emisiones: 

27/04/1979

12/07/2012

ver más sobre "El hombre y la Tierra (Fauna ibérica) - Las aves esteparias 1" ver menos sobre "El hombre y la Tierra (Fauna ibérica) - Las aves esteparias 1"

Los últimos 189 documentales de El hombre y la Tierra

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • El cormorán

    El cormorán

    26:17 pasado lunes

    26:17 pasado lunes En este capítulo, el 'amigo de los animales' sigue las actividades subacuáticas y las aventuras de un pequeño cormorán salvado de las aguas al caer de su nido.                                         Histórico de emisiones:14/04/197819/07/2012

  • El juego de la caza, 2

    El juego de la caza, 2

    32:32 pasado lunes

    32:32 pasado lunes Entre los carnívoros más agresivos se encuentran los mustélidos como el turón. Cuando los jóvenes turones son capaces de salir de su guarida, se entregan al juego, que reproduce los movimientos que más tardeusarán para cazar.                            Histórico de emisiones:03/03/1978  19/07/2012

  • El juego de la caza, 1

    El juego de la caza, 1

    26:10 pasado viernes

    26:10 pasado viernes Entre los carnívoros más agresivos se encuentran los mustélidos como el turón. Cuando los jóvenes turones son capaces de salir de su guarida, se entregan al juego, que reproduce los movimientos que más tarde usarán para cazar. Histórico de emisiones: 24/02/197818/07/2012 

  • Los flamencos

    Los flamencos

    24:05 pasado viernes

    24:05 pasado viernes Difícilmente puede contemplarse un ave, a la vez más sugestiva y extraña que el flamenco. En estos ejemplares se aúnan caracteres de las cigüeñas, de las garzas y de los patos. Histórico de emisiones: 23/05/198118/07/2012 

  • El cazador social

    El cazador social

    25:32 pasado jueves

    25:32 pasado jueves El cazador social es otro de los capítulos de Félix Rodríguez de la Fuente dedicado al lobo. Un depredador que vive y actúa en el seno de grupos bien jerarquizados. Histórico de emisiones: 23/11/197817/07/2012

  • Águila imperial, 2

    Águila imperial, 2

    30:44 pasado jueves

    30:44 pasado jueves Una de las rapaces más bellas y escasas del mundo es el águila imperial, que tiene en la Península Ibérica su último refugio. Se estima, según el último censo elaborado por el Ministerio de Medio Ambiente, que hay 250 parejas de estas rapaces en la península ibérica, que habitan, mayoritariamente, el cuadrante suroccidental de la península. Histótico de emisiones: 07/07/197817/07/2012

  • Águila imperial, 1

    Águila imperial, 1

    28:40 pasado miércoles

    28:40 pasado miércoles Una de las rapaces más bellas y escasas del mundo es el águila imperial, que tienen en la Península Ibérica su último refugio. Se estima, según el último censo elaborado por el Ministerio de Medio Ambiente, que hay 250 parejas de estas rapaces en la península ibérica, que habitan, mayoritariamente, el cuadrante suroccidental de la península... Histórico de emisiones: 30/06/197816/07/2012

  • Las aves esteparias 3

    Las aves esteparias 3

    30:44 pasado miércoles

    30:44 pasado miércoles En la estepa castellana, generada por la acción del hombre, realmente estepas cerealistas, pervive una importantísima comunidad ornítica, en la que destacan las avutardas, sisones, alcaravenes, gangas, ortegas, aguiluchos y halcones peregrinos. Histórico de emisiones: 11/05/197916/07/2012

  • Las aves esteparias 2

    Las aves esteparias 2

    24:59 25 ago 2015

    24:59 25 ago 2015 En la estepa castellana, generada por la acción del hombre, realmente estepas cerealistas, pervive una importantísima comunidad ornítica, en la que destacan las avutardas, sisones, alcaravenes, gangas, ortegas, aguiluchos y halcones peregrinos.Histórico de emisiones: 04/05/197912/07/2012

  • Las aves esteparias 1

    Las aves esteparias 1

    30:52 25 ago 2015

    30:52 25 ago 2015 En la estepa castellana, generada por la acción del hombre, realmente estepas cerealistas, pervive una importantísima comunidad ornítica, en la que destacan las avutardas, sisones, alcaravenes, gangas, ortegas, aguiluchos y halcones peregrinos.Histórico de emisiones: 27/04/197912/07/2012

  • El buitre leonado, 2

    El buitre leonado, 2

    28:14 24 ago 2015

    28:14 24 ago 2015 Ave carroñera de estepa y montaña, el buitre leonado vio acrecentadas sus posibilidades ecológicas en la Península Ibérica a medida que la desforestación histórica iba creando espacios desnudos, aptos para el vuelo de prospección del necrófago alado.Histórico de emisiones: 14/01/197711/07/2012

  • El buitre leonado, 1

    El buitre leonado, 1

    29:49 24 ago 2015

    29:49 24 ago 2015 Ave carroñera de estepa y montaña, el buitre leonado vio acrecentadas sus posibilidades ecológicas en la Península Ibérica a medida que la desforestación histórica iba creando espacios desnudos, aptos para el vuelo de prospección del necrófago alado.Histórico de emisiones: 07/01/197711/07/2012

  • 28:10 21 ago 2015 En este capítulo, podemos ver cómo las marismas del Guadalquivir comienzan su ciclo biológico con las primeras lluvias de otoño. Aquí encuentra refugio a lo largo del año especies migradoras europeas y africanas: patos, gansos, garzas, garcillas, espátulas. avocetas, pagazas.... nidifican y crían en estas marismas. Aquí mismo cría el águila imperial en Abril y en el estío se suceden las paradas nupciales del gamo                                                               Histórico de emisiones: 23/03/197910/07/2012

  • 28:04 21 ago 2015 En este capítulo, podemos ver cómo las marismas del Guadalquivir comienzan su ciclo biológico con las primeras lluvias de otoño. Aquí encuentra refugio a lo largo del año especies migradoras europeas y africanas: patos, gansos, garzas, garcillas, espátulas. avocetas, pagazas.... nidifican y crían en estas marismas. Aquí mismo cría el águila imperial en Abril y en el estío se suceden las paradas nupciales del gamo                                                          Histórico de emisiones: 23/03/197910/07/2012 

  • 29:37 20 ago 2015 Podemos ver cómo las marismas del Guadalquivir comienzan su ciclo biológico con las primeras lluvias de otoño. Aquí encuentran refugio a lo largo del año especies migradoras europeas y africanas: patos, gansos, garzas, garcillas, espátulas, avocetas, pagazas... nidifican y crían en estas marismas. Aquí mismo cría el águila imperial en abril y en el estío se suceden las paradas nupciales del gamo.                                                                                                             Histórico de emisiones:09/03/1979  09/07/2012    

Mostrando 1 de 13 Ver más