Televisión Española estrena 'El Greco, alma y luz universales', una serie documental que recorre su trayectoria personal y artística, desde sus inicios en Grecia, hasta su muerte en Toledo. El serial, compuesto de seis capítulos, está dirigido por Miguel de los Santos y cuenta con las voces de los actores Antonio Medina y Manuel Galiana.

'El Greco, alma y luz universales' se compone de seis capítulos. ‘Camino hacia la eternidad’ será el primero de ellos, donde se buscará desvelar los enigmas del pintor, y su constante lucha interior por captar la esencia humana en un instante; ‘Las brumas de la memoria’, un recorrido por sus inicios en Creta y, posteriormente, en Italia, cuna del Renacimiento; ‘La Italia soñada’, que repasa la vida de El Greco en Roma, donde conocerá a algunos españoles que le hablarán de El Escorial, un proyecto de Felipe II; ‘Destino español’ mostrará la importancia de la ciudad de Toledo en la vida del pintor, donde conoció a su amor, Jerónima de las Cuevas, con la que tuvo su único hijo, Jorge Manuel; ‘La Gloria’, que es la que alcanzará después de pintar ‘El entierro del señor de Orgaz’; y el último, ‘La inmortalidad’, que muestra el momento en el que El Greco se consagra como uno de los mejores pintores de la historia, cuando crea su obra cumbre, ‘Asunción de Ovalle’, poco antes de morir.

Cada uno de ellos contará con los testimonios de los principales expertos nacionales e internacionales en la vida y obra de Doménikos Theotokópoulos: catedráticos y profesores de universidades de España, Creta o Florencia; historiadores; expertos en arte; autoridades religiosas; y otras personalidades, como Gonzalo Crespí de Valdaura, actual Conde de Orgaz.

2862174 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.11.0/js
 El Greco, alma y luz universales - Las brumas de la memoria - Ver ahora
Transcripción completa

La técnica del Greco es una de las cosas

que más particularizan al pintor y por la que más proyección

ha tenido... para la posteridad, ¿no? -Y además,

él va a estar siempre preocupado por esos valores pictóricos.

Sin duda, por eso va a entusiasmar a los pintores de la modernidad.

-Su personalidad es tan fuerte y tan peculiar

que es muy difícil pensar en él como un pintor griego, italiano

o español. Es el Greco y punto.

(Música)

¿Qué llevó al autor de estos cuadros a pintar

de un modo tan diferente al resto de pintores de su época?

¿Por qué las figuras son tan alargadas,

las sombras tan tenebrosas, tan misteriosa la luz?

¿Buscaba pintar almas en lugar de cuerpos?

¿Fue un loco?

¿Un hereje?

¿Padecía algún efecto visual?

Acompáñenos en un viaje fascinante tras los pasos del Greco.

Su tiempo, sus enigmas y, sobre todo,

su luz universal.

(Música)

(HABLAN EN INGLÉS)

El Greco es, siempre lo hemos definido

como uno de los cinco magníficos de la pintura antigua española.

El tema es que casi todas sus obras y, por supuesto, las más importantes

están en colecciones públicas, bien en museos o en fundaciones,

y esas obras no tienen circulación.

-Bueno, el récord de precio en una subasta del Greco

fue obtenido por un cuadro que se vendió el año pasado

en Londres y llegó a algo más de nueve millones de libras.

-El que un Greco salga a subasta o que se tenga en venta privada,

siempre va a ser un gran acontecimiento.

De ahí, que su revalorización sea siempre creciente.

-Ese es el récord en una subasta, pero no sabemos qué precios

han sido pagados en ventas privadas por este artista.

Y es bastante posible que haya habido cuadros

por los que se hayan pagado cifras superiores.

Acabó casi pobre y fue rápidamente olvidado tras su muerte.

Pero dos siglos y medio después, a finales del XIX,

fue redescubierto por las vanguardias del arte.

El Greco fue descubierto, por artistas y por historiadores,

a finales del siglo XIX, tanto nacionales como extranjeros.

Pero los extranjeros tuvieron mucho que ver

y fueron muy importantes.

-No solamente es una recuperación a nivel teórico,

también la mirada de los pintores tuvo mucha responsabilidad

en recoger al Greco, especialmente, desde la vanguardia

del expresionismo alemán.

-El Greco, de alguna forma, va a resolver problemas de la pintura

que, en algún caso, todavía ni se habían pensado.

Siempre pienso que el Greco es el primer artista

que emplea técnica de impresionismo.

Pero ¿cómo empezó todo?

¿Cómo llegó este griego españolizado

a convertirse en uno de los pintores más célebres de todos los tiempos?

¿Cómo llegó a ser... el Greco?

(Olas)

El Greco...

Cómo me gusta ese nombre que me liga a mis orígenes.

El espacio y el tiempo no tienen ya valor para mí.

Aquí empieza mi relato.

Todo se hace ahora más claro.

Creta...

Esta es la tierra que me vio nacer.

El radiante sol mediterráneo, que alumbró mis primeros pasos.

El cielo y el mar, que formaron el paisaje

de mi infancia y de mi juventud.

Desde el primer momento de su formación, en Creta,

el Greco ya tiene fuentes orientativas venecianas,

a través de grabados... Porque, realmente en ese momento,

Creta era una república... Pertenecía a la República Veneciana.

-Los aristócratas venecianos son muy abiertos

frente a la cultura griega. Aprenden un griego muy bueno.

Y tenemos una vida en el mundo del teatro, de la poesía,

muy importante. Con este bilingüismo, que caracteriza también la pintura.

En ese marco histórico y cultural,

nació, en 1541, el niño al que hoy conocemos como el Greco.

A caballo entre oriente y occidente, entre la fe católica y la ortodoxa.

El joven Greco aprende, se forma, crece como artista.

Pero su pequeña isla no le basta.

En Creta me formé.

Aprendí.

Crecí como artista.

Pero mi pequeña isla no me bastaba.

Necesitaba más.

La técnica del Greco es una técnica que ya se nota

en sus primeros iconos. En ellos, empieza a meter

capas un poco más transparentes, movimiento un poquito mayor

a sus figuras... Cosa que ningún pintor de iconos lo hace.

(Música)

Creta, una tierra en la que la mitología

se hacía realidad y en la que se mezclan

todas las rutas que cruzaban el Mare Nostrum.

Para un artista, buen sitio donde nacer.

Aunque los historiadores no se ponen de acuerdo

sobre el lugar exacto de la isla en que el Greco vio la primera luz.

(Música)

Los estudios sobre el Greco serios empiezan al inicio del siglo XX.

Sobre todo en España, con Manuel Bartolomé Cossío,

que pensó que estaría muy bien investigar en la misma Greta,

alrededor de 1900. Si había aquí gente de la familia,

si el nombre continuaba...

Los investigadores que visitaron Creta se encontraron

con un tal Leonidas Theotokis, de un pueblo llamado Fodele,

no lejos de la capital, Heraclión.

Creyeron que ese apellido, Theotokis,

era el mismo que Theotocópuli. Y ese error ha alimentado,

desde entonces, el mito sobre el origen del Greco en Fodele.

No yo mismo sé el punto exacto donde nací.

Soy cretense.

Baste con esto.

(Música sacra)

También hay dudas sobre la fe original del Greco.

¿Ortodoxa o católica?

Los indicios son tan fuertes que podemos decir que es seguro.

Que la familia original era ortodoxa.

(REZA EN GRIEGO)

Muchos estudiosos, la mayoría griegos,

sostienen que el Greco nació ortodoxo

y se mantuvo en esa fe durante toda su vida.

Una cuestión nada trivial en España,

defensora a ultranza del catolicismo.

(Cantos)

Mucho tiempo después, en Toledo,

algunos de mis cuadros fueron rechazados

por no ser fieles a la doctrina de la Iglesia de Roma.

Por convicción o por conveniencia,

el Greco cambió de credo cuando se trasladó a Venecia.

En aquel momento, para un pintor ortodoxo,

era imposible hacer carrera en Italia.

(Viento)

Doménikos no fue el primero en llegar al hogar de sus padres.

Tuvo un hermano, diez años mayor, llamado Manusso

El hermano mayor del pintor era Manusso

y desempeñaba una función burocrática bastante importante,

dentro de la Administración veneciana de Creta.

Es decir, le correspondía cobrar los impuestos que pagaba Creta

por la gestión de la República.

Un cargo también muy delicado que, en un momento dado,

Manusso no desempeñó del todo correctamente,

terminando en la cárcel.

De hecho, es posible que el Greco se apoyara también en alguien

que le recomendó su hermano.

Entre Manusso y Doménikos hubo una curiosa relación de protección.

En aquellos primeros años, Doménikos estuvo bajo su amparo.

Sobre todo cuando, en 1556, murió su padre.

El muchacho solo tenía 15 años y estaba en plena educación.

Pero tiempo después, instalado ya en Toledo,

las tornas cambiaron.

Y tuve que ser yo el que acudiera a su auxilio

cuando, acuciado por las deudas que dejó en Venecia, buscó mi ayuda

y la protección de mi fama.

En mi casa murió en 1604.

No fue solo su hermano el que recibiría ayuda.

Doménikos se convirtió en un mediador

de cuantos griegos visitaban Toledo.

Un joven sastre griego, de Atenas, que vivía en España, en Madrid,

fue acusado de practicar el rito musulmán

y Doménikos Theotokópoulos fue el traductor.

Aún falta para Toledo.

Son tantos los recuerdos de Creta.

Debo volver a mi juventud.

Aquellos años vividos en la isla, cuando mis ilusiones se cifraban

en aprender pintura y convertir este arte en mi modo de vida.

En ciertos documentos, se mencionan las familias de Manusso

y, quizá, de Doménikos. Pero nada se sabe a ciencia cierta

sobre si estuvo o no casado en Creta.

Lo que sí se sabe es que abandonó solo la isla

para no volver jamás.

Desde mi lejanía, me asombra cómo biógrafos y estudiosos

discuten los hechos de mi vida sin lograr ponerse de acuerdo.

Ni siquiera yo soy capaz de concretar esos datos

que se me antojan triviales.

(Música)

Su aprendizaje en Creta no pudo ser fácil.

El panorama artístico de la isla estaba dominado

por la pintura bizantina.

Muy bella, pero... encorsetada, rígida.

Doménikos necesitaba más.

Ansiaba abrirse a un mundo diferente,

donde su obra fuera hija de sus sentimientos, de sus sueños,

de sus quimeras...

El hecho indiscutible es que este pintor,

que de alguna manera ya había triunfado en Creta

con 25 o 26 años, decidió cambiarlo todo.

Llegar a Venecia, relacionarse con los mejores maestros

y, si fuese posible, llegar a ser tan bueno como ellos.

-En términos pictóricos, Venecia era, sin duda ninguna,

la escuela más atractiva para un pintor

que, por lo poquito que sabemos de él en Creta,

le interesaba tanto la pintura de la mejor tradición bizantina,

pero, al mismo tiempo, dejó señas de identidad de su interés

por lo veneciano.

-Y suponemos que el artista tenía esa idea de salir de la isla

e ir hasta... Venecia. Tenemos la información de que una pintura

fue vendida en una lotería con un precio muy alto

para la época. Lo que significa que el artista fue reconocido

y tenía un nombre importante.

En Creta, quedaron sus primeras obras.

Muchas están hoy perdidas o ignoradas.

El cuadro que rifó en la lotería fue "La Pasión de Nuestro Señor".

Necesitaba dinero para marcharse.

Son años entre brumas.

Todavía no era el pintor inconfundible y genial

que hoy conocemos como el Greco, tan solo era un muchacho

llamado Doménikos Theotokópoulos.

El Greco, después de tener una formación como pintor bizantino

y alcanzar el grado de maestro-pintor con lo que ello significaba,

decide trasladarse a la metrópolis a la que pertenecía Creta

en ese momento y con la que tenía estrechos vínculos.

Debemos imaginarnos, una vez que conocemos toda su trayectoria,

que le impulsó, sobre todo, un interés personal,

una curiosidad por ahondar en el conocimiento de lo que era

entonces una de las escuelas más potentes y más innovadoras

dentro de la pintura italiana, que era la escuela veneciana.

-Le hace falta dar el paso entre Creta y Venecia.

Contactar directamente con los pintores a los que él

aspiraba, a poder seguir los pasos de ellos,

como son Tiziano, Tintoretto, los Bassano...

Lo que es la pintura veneciana, que tanta influencia tuvo

no solo para el Greco, sino para toda la pintura española

a través de los tiempos.

(Gaviotas)

El Greco ni tan siquiera conocía el nombre de su meta toledana.

Era inmensamente feliz en Venecia. Paseando por sus canales

o cruzando bajo los enigmáticos "sotopòrtegos",

mientras veía los barcos cargados de riquezas que daban su poder

a la serenísima República.

Un mundo fantástico para un joven en busca de maestros

que lo llevaran a la fama y a la gloria.

Cuando llegó a Venecia, el Greco se encontraría

con unos talleres de pintura muy activos y de gran prestigio.

Indudablemente, el taller de Tiziano.

Sin duda alguna, el de Tintoretto. Ciertamente, el de Pablo el Veronés.

Y también el de un pintor que procedía de la provincia,

pero que empezaba a despuntar en Venecia, es decir,

Giacomo da Ponte, Jacopo Bassano.

Tuve algunos de los mejores maestros.

Creo que uno de ellos fue Bassano.

En su taller, coincidí con un joven español

llamado Pedro de Orrente.

No puedo asegurarlo, pero me gusta pensar que es cierto.

Me agrada soñar que ambos hablábamos de nuestras inquietudes

y de una, para mí, desconocida España.

¡Son mis sueños! ¡Y puedo mandar en ellos!

La decisión de Doménikos Theotokópoulos

de trasladarse de Creta a Venecia fue determinada por el deseo.

La voluntad de poder acceder, visitar, aprender en el marco de este

o de aquel o de todos estos talleres.

Doménikos recaló junto al gran maestro Tiziano.

Quién le hubiera dicho entonces que sus nombres estarían juntos

en la historia del arte, de igual a igual.

Doménikos era solo un joven candiota que prometía mucho.

Esta alabanza de la pluma de Tiziano fue su primer gran triunfo.

Se lo decía al rey de España, Felipe II.

No cabe duda de que para el Greco el traslado significara esto.

Inicialmente, se entrenaba copiando grabados.

Luego, veía a los maestros.

Veía las obras directamente.

Veía cómo trabajaban aquellos y, repito, con toda seguridad

se trató de Tiziano. Si bien desconocemos qué cargo

tuviese en el taller de Tiziano, pero llegó a conocerle.

Todo esto se aplica también a Tintoretto.

La experiencia directa de la pintura hizo que diera

un paso adelante extraordinario, donde permanecía siempre

su esencia bizantina, es decir, esa visión del color y de la luz.

Cómo aprendí de Tiziano.

Toda la magia del color y la riqueza de las composiciones

pronto no tuvieron para mí secretos.

Para el Greco, si no hay luz, no hay color;

si no hay color, no hay pintura. Entonces, esa forma de ir metiendo

la luz dentro para que luego, a través de esas capas

por transparencia que aplica, pueda salir la luz hacia el exterior.

Aquellos rojos de mi maestro se me clavaron en el alma.

Con ellos, elaboré los míos propios. Desde el rosa fuerte

hasta el rabioso grito de vida de la túnica de Cristo

en "La expulsión de los mercaderes del templo"

o en "La oración del huerto".

La paleta del Greco, única,

es, sobre todo, hija de sus circunstancias.

Pero sería ingenuo no reconocer la impronta de Tiziano.

De sus años en Venecia, dejó muestras esplendorosas.

Realmente, el tríptico es un montaje en madera y que conserva, incluso,

los enganches originales entre las tablas.

Y está bastante bien conservado. Algún problema ha tenido,

pero está bastante bien conservado. El color ha ganado en colorido

porque lo vemos representado muy mal. El color es una maravilla,

con respecto a Creta. Desde mi punto de vista,

lo hace en Italia. Es un paso abismal dentro de la técnica del pintor.

Se ve que ya ha estado en contacto, no solo con los venecianos,

sino que ha visto imágenes y otras cuestiones de la obra romana.

Tiene claramente influencia, por ejemplo,

en la tabla de la derecha, de la creación,

de la expulsión de Adán y Eva del paraíso,

pues tiene la rotundidad de los desnudos femeninos

que son de influencia miguelangelesca.

Hay una escena en la que me recreo,

la Anunciación del arcángel Gabriel a María.

La repetí tantas veces a lo largo de mi vida,

que bien se puede entender esta tan solo analizando

las diferentes versiones que hice del sagrado anuncio.

Sobre el políptico de Módena, el Greco lo pintó aún aferrado

a una composición en tríptico en la que sacó a relucir

sus viejos recuerdos bizantinos, mezclándolos con unas perspectivas

hijas de su nueva formación italiana.

Venecia también se le quedó pequeña.

Su siguiente etapa fue... Florencia.

Cómo iba a dejar de lado las obras de los grandes genios.

Debía ir allí para admirar las maravillas

del Trecento y el Quattrocento. Seguir las huellas de Miguel Ángel,

Rafael y Botticelli, el Renacimiento en estado puro.

Un pintor como el Greco o un gran pintor...

están formándose, están absorbiendo todo lo que los grandes

les pueden aportar. Por eso, su técnica se compone de una serie...

lo que le va interesando de cada uno lo va acumulando

dentro de ese proceso de aprendizaje.

Que luego desembocará en España en la genialidad

de sus grandes obras pictóricas.

Yo no sabía entonces que en la Corte española,

una monja inquieta y andariega, de nombre Teresa,

escribía su grito de perfección:

"Vivo sin vivir en mí".

Algo así me estaba acometiendo.

Un deseo de algo más, desconocido, pero intuido

que me obligaba a proseguir mi peregrinación artística.

Tampoco Florencia fue un destino definitivo.

Tras su paso por ella, ya maduro, tenía que reanudar su marcha.

Había ya apresado el color y las grandes escenografías

realizadas aún en pequeños formatos, tan distintos a los que emplearía

más tarde. Ahora, necesitaba la luz,

la sombra,

el misterio de lo dudoso,

las bases de un arte nuevo, que más tarde

se llamaría... Barroco.

La magia de mi arte es que pintando Renacimiento, Manierismo y Barroco

soy un artista imposible de encasillar.

No es vanagloria decir que fui tan original y curioso

que tuve mis propias reglas de juego

y creé mi propio mundo.

(Música)

El Greco, alma y luz universales - Las brumas de la memoria

25:52 16 nov 2014

 En este capítulo se aborda la búsqueda del Greco por avanzar en el camino hacia su  propia expresión artística desde Creta hasta la escuela de Venecia con Tiziano, pasando por la etapa florentina.

 En este capítulo se aborda la búsqueda del Greco por avanzar en el camino hacia su  propia expresión artística desde Creta hasta la escuela de Venecia con Tiziano, pasando por la etapa florentina.

ver más sobre "El Greco, alma y luz universales - Las brumas de la memoria" ver menos sobre "El Greco, alma y luz universales - Las brumas de la memoria"

Los últimos 7 documentales de El Greco, alma y luz universales

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • La Gloria

    La Gloria

    26:30 14 dic 2014

    26:30 14 dic 2014 El tiempo del Greco se acaba, antes de morir pintará su obra cumbre. Atrás  dejará el canon clásico y veremos el Greco al desnudo, sin más verdad que la de su pintura, en la que se funde el alma humana como nadie lo había hecho nunca.

  • 26:32 07 dic 2014 En este episodio se nos muestra la gloria que hará inmortal al Greco, El entierro del Conde Orgaz. Todo ello unido al logro de la perfección esética y simbólica perseguida durante años  desembocará paradójicamente en su declive frente al ascenso de su hijo como pintor y arquitecto, sobre el maestro.

  • Destino español

    Destino español

    26:32 30 nov 2014

    26:32 30 nov 2014 En esta ocasión El Greco encontrará en Toledo una nueva patria, además de mujer e hijo, pero su carácter se irá agriando debido a que no ha conseguido convencer de su talento artístico a la corte de Felipe II; su espíritu aún permanecerá en Italia durante largo tiempo. 

  • La Italia soñada

    La Italia soñada

    26:47 23 nov 2014

    26:47 23 nov 2014 Adiós a Creta, Venecia, Florencia; el Greco llega a Roma con la idea de esablecerse, pero no contento con sus logros vuelve a España. Felipe II le hará un encargo en el Escorial pero su pintura será rechazada por el rey y el Greco nunca se presentará en la corte ni para ver el montaje de su obra. 

  • Las brumas de la memoria

    Las brumas de la memoria

    25:52 16 nov 2014

    25:52 16 nov 2014  En este capítulo se aborda la búsqueda del Greco por avanzar en el camino hacia su  propia expresión artística desde Creta hasta la escuela de Venecia con Tiziano, pasando por la etapa florentina.

  • Camino hacia la eternidad

    Camino hacia la eternidad

    26:04 09 nov 2014

    26:04 09 nov 2014 'El Greco, alma y luz universales' repasa la vida y obra del pintor del Renacimiento, recorriendo los escenarios reales de su vida y las exposiciones que conmemoran el centenario para dar respuesta a los enigmas que aún se mantienen en torno a El Greco.En este primer capítulo, 'Camino hacia la eternidad' se busca desvelar los enigmas del pintor, y su constante lucha interior por captar la esencia humana en un instante.

  • 6:01 06 nov 2014 La 2 de TVE se une a los actos conmemorativos celebrados este año con motivo del cuarto centenario de la muerte de El Greco con el estreno, el domingo 9 de noviembre a las 14.30 h, de una serie documental que se adentra en su vida y obra.  El Greco, alma y luz universales se compone de seis capítulos rodados en 4K y con cámaras de cine digital. Mira ya un adelanto exclusivo de la serie. 

Mostrando 1 de 1