www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.9.0/js
4008291
Para todos los públicos El escarabajo verde - Xylella, la bacteria sin remedio - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por Accesibilidad TVE

Los floridos campos de almendros del invierno mallorquín peligran.

Está amenazado por la temida bacteria xylella fastidiosa

que ha entrado silenciosamente en España por las Baleares.

Ataca a trescientas especies de árboles y plantas

que se secan sin que por ahora

los científicos hayan encontrado remedio.

En el sur de Italia tratan de combatirla

desde que la descubrieron hace cuatro años.

Pero en el Salento la sylella sigue devastando olivos centenarios.

Para evitar su expansión la normativa europea es taxativa.

Obliga a arrancar las plantas infectadas y las de alrededor

y prohíbe replantarlas.

En el este de Mallorca nos espera Eduardo Moralejo,

un científico que ha dejado la investigación

pero que vigila preocupado la irrupción de esta bacteria.

Aquí estamos en el epicentro

de la supuestamente sylella

en Mallorca.

Aquí casi todo está muerto

pero aquí hay un árbol que ya está a punto de morirse.

Está intentado brotar pero ya no le queda vida.

Esto es un almendro, si.

Todas las ramas están muertas.

Está brotando como último intento pero bueno ya está...

A este árbol le queda un año o dos.

Este es el epicentro,

de aquí se extendió a prácticamente toda la isla

en menos de diez años

y ahora casi el 70% de los cultivos, de los almendros,

ha desaparecido.

Hace dos años el escarabajo verde estuvo en Italia,

donde se había detectado la sylella por primera vez en Europa.

En el tacón de la bota Italiana el Salento,

los olivos están diezmados por la bacteria.

La UE ha aplicado un protocolo de erradicación

que obliga a arrancar los árboles afectados

y los de 100 metros de alrededor.

Además prohíbe replantarlos.

Agricultores y ecologístas italianos se oponen a que arranque

los olivos centenarios enfermos.

No está muerto.

No, está más vivo que nosotros.

¿Y a usted le duele que le hayan cortado?

Mucho mucho.

Porque usted cree ...

Temen un paisaje devastado que aleje el turismo.

Parte del problema está en el abandono de los olivares,

debido a la poca rentabilidad de la agricultura.

En Mallorca muchos almendrales

dejan entrever la presencia de esta bacteria.

Miquel Serra es técnico agrario de la asociación de agricultores

de Mallorca.

Somos del escarabajo verde.

¿Qué estáis haciendo aquí?

observando esta plantación de almendros bien cuidados.

Esto es típico aquí en Mallorca.

El cultivo del almendro, si, si, si.

Es un cultivo adaptado a la climatología de aquí.

Tolera la sequedad.

¿Pero están en buen estado los almendros en Mallorca?

Almendros, algarrobos, cereales,

son cultivos que casi no pueden defender un precio digno.

Esto sumado a años de sequedad,

al incremento del gasoil,

al envejecimiento de la población agrícola,

ha hecho que este tipo de árboles y cultivos

hayan entrado en una especie de decrepitud avanzada.

Y sostenemos que es uno de los motivos por los cuales

la sylella se ha manifestado.

Este árbol nos sirve como ejemplo.

Desafortunadamente.

Un árbol en situación de abandono.

Es viejo,

estamos hablando de que la mayoría de la población de almendros aquí

tienen setenta, ochenta, noventa años.

Este hace muchos años que no se poda.

¿Y hay muchos almendros como este aquí en la isla?

Hay bastantes plantaciones que están en esta situación.

En este centro de jardinería

se detectó a finales de año la presencia de la bacteria.

Para ellos fue un golpe.

Se presentó a todas las plantas hospedantes

lo primero de todo se eliminaron los cerezos,

y las plantas hospedantes a los quince días

las cortaron, se las llevaron y las quemaron.

El gobierno balear aplicó la erradicación

que ordena la normativa europea.

Destruyó dos mil plantas que podían albergar la bacteria.

Digeron que había unas trescientas variedades

que eran posibles hospedantes de la xylella fastidiosa.

Aquí tenemos el olivo, que es una planta muy típica de aquí

que es potencialmente,

las adelfas, romanís,

el laurel,

rosales, romero,

que es otra planta que también es hospedante.

Las plantas aromáticas,

la mitad que tampoco se podrían vender,

los árboles frutales, en donde empezó el problema.

Empezó con los cerezos.

No son estos, son parecidos a estos.

Y detectaron que tenían un tronco un poco seco

y las hojas con manchas rojas.

¿Y de dónde procedían?

De Tarragona.

En Tarragona se inspeccionaron

todos los cerezos de donde vinieron y no encontraron nada.

Todo viene con control sanitario.

Exactamente.

Hoy en día todo tiene que tener un filtro sanitario.

¿Y se comprobó que estos cerezos traían la xylella?

Al final se comprobó que estos cerezos no eran los portadores.

La xylella fastidiosa está en Mallorca

como mínimo desde el 2000 o antes, ya estaba aquí.

Porque los almendros empezaron a morirse en a partir del dos mil.

Son Carrió está a unos kilómetros del centro de jardinería.

Eduardo Moralejo sostiene que la sylella descubierta

procedía de estos árboles agonizantes.

Años antes había investigado aquí una extraña mortandad de almendros.

En el primer momento pensamos que era algo típico,

hongos de la madera,

pero cuando vimos que la expansión era tan grande

me hizo sospechar que podía ser algo más.

Y después de leer literatura científica

sobre enfermedades de los almendros

sugerí que podía ser sylella.

¿Usted informó a las autoridades de que la sylella podría estar causando

estas muertes?

Yo pensaba que era una pequeña posibilidad,

e informé con una comunicación personal

al compañero que trabajaba en esos temas.

Como no fuimos audaces en ese momento

no le dimos la fuerza suficiente para la hipótesis

de que fuese sylella fastidiosa.

Acompañamos a resposables de sanidad vegetal del gobierno balear

a comprobar la difusión de la bacteria en Mallorca.

Rastrean la sylella en los olivos silvestres

los acebuches, que son una de las plantas más afectadas

y con síntomas más claros.

Ramas secas, brotes secos, hojas secas.

brotes y ramas secas directamente.

Cien gramos son suficientes.

Intento coger con síntomas.

Que tengan hojas secas y verdes.

Con la sylella hay que ser cauteloso.

Las herramientas se deben desinfectar para evitar su transmisión.

Registran el origen de las muestras para confeccionar un mapa

de su expansión.

Las mandan a analizar al laboratorio.

Aquí tenemos muestras de todas las baleares

tenemos aquí estos acebuches

Hay gente que suele asociar esta sintomatología a sylella.

En conjunto, de las muestras que recibimos para analizar sylella

aproximandamente entre un diez a un veinte por ciento de las muestras

son positivas.

Tenemos casos en acebuche, en almendros,

pero fíjate que paradójico.

Las muestras que teóricamente no tenía muchos síntomas

o no tiene síntomas aparentes

es positiva.

En un ciclo bajo es positiva sylella fastidiosa.

Sin embargo esta muestra

que tiene este síntoma que hemos visto muchas veces,

es negativa. No amplifica.

En Mallorca, la fastidiosa se ha localizado en acebuches.

Pero no en olivos bien cultivados.

Se ha detectado pero en olivares no productivos.

En explotaciones que no están bajo un sometimiento

de medidas muy fuertes

es decir, en olivares envejecidos.

¿Abandonados quizá? -Si.

En olivos puramente productores

en ninguno se ha detectado la sylella fastidiosa.

En Ibiza se ha detectado la sylella en olivos.

En la subespecie pauca, la misma que en Italia.

La diferencia es que la mayoría de olivos ibicencos

son ornamentales.

Como estos ya afectados en la necrópolis.

Los investigadores ignoran si la subespecie descubierta

se comportará como la que afecta al olivar italiano.

En cambio los viñedos mallorquines parecen fuera de peligro.

La subespecie de sylella que en EEUU ataca a la vid,

en Mallorca afecta al almendro.

En Baleares se han detectado brotes de tres subespecies de sylella.

Y casi nadie duda que la bacteria lleva tiempo en las islas.

La fecha exacta de la entrada es difícil saber.

Desde el punto de vista técnico se que lleva diez o quince años.

¿Cómo se piensa que pudo entrar?

Lo más probable es que fuera a través de cargamentos de planta ornamental

de estos continentes que señalaba,

Costa Rica y.... el continente americano.

¿Y una vez aquí, cómo se transmite de árbol a árbol?

Mediante dos vectores, los insectos que en pequeñas distancias

son los peores, por así decirlo.

En el caso de Italia el más común es el espumarios,

son tipos de cicadelidos que succionan de una planta

y cuando van a comer de la otra inyectan la bacteria.

Y luego el ser humano que es un vector bastante preocupante

todos los traslados del continente americano a aquí

lógicamente es el ser humano.

Sabéis que el movimiento de plantas es diario, a nivel doméstico

y a nivel profesional.

Controlar puertos ya aeropuertos fue una de las primeras medidas

para prevenir la expansión de la bacteria.

Está prohibido trasladar plantas que puedan albergar la sylella

tanto entre las islas como fuera de ellas.

¿Qué transportaba en estas cajas?

Los controles son habituales en los ferrys hacia la península

y resto de Europa.

¿Cree que la sylella puede haber llegado ya a la península?

Si, cuando me preguntas por ejemplo cuánto tiempo lleva aquí

te he dicho que diez años o quince años...

¿Ustedes creen que en estos veinte años no ha habido movilización

de material vegetal en uno y otro sentido?

Entiendo que en la zona de Levante

las probabilidades de que tengan sylella fastidiosa

son muy elevadas.

La principal sierra de Mallorca la Tramuntana,

está declarada patrimonio de la humanidad por UNESCO.

Encaramándose por ella descubrimos espléndidos olivares

que dibujan un paisaje irrepetible.

Es un enclave privilegiado de la sierra de Tramuntana

Y aquí vemos esta práctica cultural

que a través de miles de años

ha conseguido un terreno salvaje donde no se podía cultivar nada.

Se ha ido domesticando y haciendo posible

gracias a estas bancadas,

poder cultivar un terreno agreste y salvaje.

¿Estos olivos cuántos años tienen?

Es muy difícil datarlos.

Pero desde luego,

por ejemplo este ochocientos o mil años.

¿Y producen todavía? Si, si. Producen.

El presidente de la denominación de origen aceite de mallorca

nos invita.

Hace quince años que se creó esta variedad de aceite

que cada año aumenta su producción.

Es una aceite muy frutado.

Se trata de sacar la frutalidad del aceite

y son aceites muy suaves. No pican ni amargan mucho.

Pero tiene su toque que es lo que tiene que tener el aceite.

La gran pregunta es si esta bacteria afecta al aceite.

Según los estudios que han hecho los técnicos

no hay una posible afectación

solo afecta al árbol.

Es imposible que se note en el producto final.

En la sierra de Tramuntana cuidan con esmero su patrimonio natural.

Pero es un negocio complicado.

En este terreno escalonado las tareas se hacen a mano.

Los olivareros mallorquines saben que la bacteria fastidiosa acecha.

Aunque de momento sea imperceptible.

El verdadero peligro de expansión de la bacteria

está en los olivares abandonados.

Aquí es donde tenemos parte del problema.

Estos acebuches y olivos salvajes

es una cosa totalmente salvaje

ya no es el olivo cuidado, culturizado.

Esto se va comiendo al olivo.

Esta parte salvaje.

El que no esté cuidado y sea un árbol débil

hace que sea más propenso a tener la bacteria

y que se propague a los olivos sanos.

Temen que Europa ordene un protocolo de erradicación contundente

como en Italia.

Lo que pedimos a la comisión europea

es que apliquen protocolos de contención.

Un árbol afectado se corta y se elimina.

Pero el protocolo de erradicación es mucho más radical

implica quitar toda la vegetación

cien metros alrededor...

Contención es lo que hicieron con estos romeros infectados

de sylella fastidiosa.

Protección significa destruir solo las plantas contagiadas,

pero no las de alrededor.

Hola, cómo estamos.

¿Qué tal?

¿Cómo está el tema de la sylella?

Ahora mismo tenemos el setenta por ciento del territorio de las islas

tendría que decir que en un radio de diez kilómetros

tendrías algún positivo.

El 90% en la Isla de Ibiza y el 50% en Menorca.

El gran miedo que hay en la isla es que la UE dictamine

que haya que aplicar un protocolo de erradicación

como en el sur de Italia.

¿Qué pasaría?

Nosotros empezamos con el protocolo de erradicación

en Porto Cristo.

Después vimos era lógico utilizar ese protocolo

cuando ya estaba extendida la plaga

y hacía más de dos años que la tenemos.

Que la zona que se declarado de contención

marcan viente kilómetros.

Nosotros tenemos todo el mar aislados, literalmente.

¿Usted ha estado en Bruselas?

¿Le han dado garantías

de que no se aplicaría el protocolo de erradicación?

El sector agrario, el sector político están de acuerdo en contención.

El Ministerio ha expresado el apoyo a estas políticas de contención.

Y en Europa nos han dicho que entienden que somos insular

que somos diferentes

El temor que hay es que sylella llegue a la Península.

Mi duda es si ha llegado o no ha llegado.

Dirigente de la unión de payeses de Mallorca.

Sus abuelos trabajaban estas tierras de almendros y frutales.

Pero hoy, sin animales, sería imposible salir adelante.

Los campesinos mallorquines lo tienen magro.

Porque la insularidad encarece sus productos

que cuestan más que los llegados de fuera.

Y encima aparece la fastidiosa.

En general los grandes cultivos, las grandes producciones

que tenemos

de almendra, cereales,

siempre compiten en desigualdad

y tienen una rentabilidad casi imposible.

La gente aguanta porque tiene un amor al campo

y quiere mantener la tradición.

Pero muchas veces es a base de perder dinero.

Está abandonando el campo.

Evidentemente la rentabilidad provoca un abandono de tierra

que ya no se cultivan, que se van perdiendo.

Nosotros entendemos que a razón de una mil hectáreas anuales

desaparecen de almendros.

En veinte años han desaparecido unas quince mil hectáreas.

El almendro de secano de Mallorca es viejo y poco rentable.

Se plantó hace más de un siglo cuando otra plaga

la de la filoxera de la vid

arrasó los viñedos europeos.

¿Es una opción que hay para resolver, para contener,

la expansión de la sylella?

Bueno solución a la sylella a corto plazo, no hay.

No tiene remedio a día de hoy.

Pero sí a largo plazo tenemos un papel a desempeñar

para convivir con ella.

Tendremos que ir mirando los agricultores

qué variedades de almendros, higueras, etc.

resisten bien la enfermedad

y nos encargaremos de ir reproduciendo

aquellos que son fuertes y más resisten

pero la sylella se va a quedar como se ha quedado

todo lo que nos ha llegado.

En Mallorca también brota la esperanza.

Los responsables de esta cooperativa

hace tiempo que observaron el problema de los almendros

y tomaron la iniciativa.

Detectamos que había una serie de problemas

se hablaba mucho de hongos de madera.

Observamos una elevada mortandad de árboles.

Yo ahora ya, sabiendo un poco más del tema

me atrevería a decir que aquello era sylella.

Nos pusimos a buscar alternativas de cultivos.

Actuaron como en América

y en este campo experimental plantaron variedades

potencialmente resistentes a la sylella.

Están ensayando nuevas variedades de almendro y regadío.

De este cambio estratégico puede depender

el futuro de las principales empresas agrícolas de Mallorca.

Esta cooperativa agrupa a numerosos agricultores

que cultivan almendros en la isla.

Tener un árbol sano hará frente mejor a la bacteria

que si tenemos un árbol desnutrido

y que podamos combatir al vector que es el que transmite la syrella.

¿Qué piensan de la amenaza de una posible erradicación

de la sylella a base de cortar todo lo afectado?

Mi opinión es que no es lo correcto.

Por parte de la Consejería se ha solicitado

que seamos zona de contención.

Creo que es lo más sensato.

Simplemente porque ya no solamente afecta a nivel paisaje

que sería devastador.

Creo que es mucho más inteligente arracar los árboles afectados.

El futuro de Mallorca depende de cómo se aborde la epidemia.

Cuando el almendro florece llegan turistas a contemplar el paisaje.

Cuando te vas por la carretera,

si te fijas hoy en día lo que hay

es la mitad de los almendros muertos.

Lo que ve el turismo, lo que tenemos hoy en día,

no es agradable.

Es preferible arrancar

todas estas plantas que no están bien

y plantar árboles nuevos.

Hoy en el paisaje mallorquín se observan pocos almendros jóvenes.

La gravedad del problema exige una reacción.

Tenemos un problema y tenemos que solucionarlo.

Pero no depende de solucionarlo por la Administración,

ni por el garden,

depende de todos.

Aquí nadie se libra de nada.

Porque al final es el turismo

que nos da el dinero o la comida para poder comer.

Y si tenemos que conservar Mallorca para el turismo,

es importante que invirtamos

en conservar Mallorca.

El valle de Soller tiene un clima subtropical

ideal para cultivar cítricos.

Unos árboles que, aunque de momento, están sanos,

también pueden contagiarse de sylella.

En invierno esta cooperativa agrícola

se concentra en las preciadas naranjas de soller

que vende sobre todo en Mallorca y en Alemania.

Los extranjeros las compran por internet

tras descubrirlas, haciendo turismo en la isla.

Mikel preside la cooperativa y también la denominación de origen

oliva de Mallorca.

Aquí tenemos la negra y es una aceituna madura

muy dulzona, muy agradable

pruébala.

Tiene muchísimo aceite.

Y está riquísima.

Aquí tenemos las dos variedades

verdes.

La entera y la partida.

En Mallorca hay mucha tradición

porque hay un plato muy típico

el pan con aceite

lleva aceitunas.

La exportamos a Europa en pequeñas cantidades

en tiendas gourmets

Y cada día hay más aceptación.

Disfrutamos del ferrocarril que une Palma de Mallorca y Soller.

Este tren transporta turistas que visitan el valle de los naranjos.

Contemplamos el interior de la isla.

Unas vistas que la bacteria sylella podría arruinar.

¿El paisaje peligra con esta bacteria?

Peligra más por el posible plan de erradicación

que pueda aplicar la Comisión europea

que por la sylella misma.

Un plan de erradicación supondría acabar con prácticamente

todos los árboles de Mallorca,

incluido estos árboles milenarios.

La parte del paisaje, la parte fundamental de la agricultura.

Si este paisaje desaparece, desaparece parte del encanto

que tiene Mallorca.

Y si desaparece parte del encanto

pues evidentemente la economía turística

que es el motor que mueve Mallorca

se vería seriamente afectado.

La xylella fastidiosa campa a sus anchas por las Baleares.

La bacteria ha llegado para quedarse.

Pero en Mallorca se oponen

a la erradicación de plantas infectadas

y las de alrededor

que ordena la normativa europea.

Para conservar su cotizado paisaje

prefieren la solución americana de convivir con la bacteria letal.

Saben que solo los árboles bien cuidados, resistirán.

Oficialmente la sylella está confinada en Baleares.

Pero su presencia en las islas la conduce a la Península.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Xylella, la bacteria sin remedio

El escarabajo verde - Xylella, la bacteria sin remedio

05 may 2017

La Xylella Fastidiosa ha llegado y nadie sabe cómo ha entrado. Esta bacteria ataca a trescientos tipos de árboles y plantas que seca hasta matarlos. Hace unos meses se ha detectado en las islas Baleares, arremete contra almendros y acebuches. No tiene remedio conocido y hay que convivir con ella.

ver más sobre "El escarabajo verde - Xylella, la bacteria sin remedio" ver menos sobre "El escarabajo verde - Xylella, la bacteria sin remedio"

Los últimos 519 programas de El escarabajo verde

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios