www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.10.1/js
3510944
Para todos los públicos Escarabajo verde - Recuento al amanecer - Ver ahora
Transcripción completa

Espacios naturales y zonas húmedas como esta del Delta del Llobregat,

en Barcelona, son claves para la biofauna.

Por eso se protegen.

Habéis acertado, empieza "El escarabajo verde".

(Música)

A priori, alguien podría pensar que residir en una zona

que goza de algún tipo de protección para la fauna es complicado.

Hemos querido ver si esto es así y por eso nos hemos acercado

hasta Villafáfila, en Zamora, cuyas lagunas son reserva natural

y acogen a miles de aves.

Las lagunas de Villafáfila son refugio invernal de miles

de miles de aves que viven habitualmente en el norte de Europa.

El pueblo de Villafáfila ha encontrado un medio de vida

en el turismo que va a a ver las aves de esta reserva.

Hicimos madrugar al periodista de este programa

para que saliera a contar aves.

Aunque bueno, también le dio tiempo de comprobar el modo de vida

de los vecinos de Villafáfila y su relación con la reserva.

(Música)

En las lagunas de Villafáfila cada día 15 se madruga.

Vamos a empezar, como todos los meses vamos a censar el ganso,

grulla, agapito y gaviota. Eduardo.

-El recuento de diciembre da la cifra de ánsares que han bajado

a invernar.

Como la cifra varía, se admiten apuestas.

Luego se lleva, el que más cerca esté sin pasarse.

(Música)

Cuando clarea, los observadores ya están ojo avizor.

Los graznidos alertan de que el vuelo ya ha empezado.

Van a contar las aves que abandonan los lagunas

para buscar comida.

Hola, ¿qué tal?

-Voy a quedarme aquí contigo para echarte una mano.

-Vale vale, se agradece.

Porque aquí va a haber tarea hoy.

(Graznidos)

Mira, ahí salen otros pocos.

18, son 18.

Cincuenta. Pueden ser 48.

¿Tú pusiste un número alto en la porra?

Ya estás de dos en dos.

-Cuando los gansos levantan, Villafáfila ya está en marcha.

(Gallo)

Venga, vamos.

Desde que tengo uso de razón, en casa.

Por lo menos, sabemos lo que comemos.

Antes aquí se mataba mucho cerdo y ahora, no se, muy pocos.

La gente joven o no quiere o no sabe.

Empiezas a pelarlo, a abrirlo y ese día le dejas que se enfríe

porque en caliente no me gusta y lo dejo para día siguiente.

Al día siguiente, lo desarmo, lo picamos.

Al día siguiente, hacemos el salchichón

y al día siguiente, los chorizos.

Y si bien el tiempo bien, pues nada.

Que se conserven y después a esperar otro año.

Tengo los animales no por el capricho de tenerlos

sino porque...

que si no tengo animales, ni hago matanza ni nada.

No tengo animales como tenía antes, ahora tengo dos cerdas.

No tengo más.

(Música)

Villafáfila ha cambiado pero mucho.

Ha bajado muchísimo.

Sobre todo de 10 años para acá ha pegado, población,

ya nacen menos niños, no hay nuevos matrimonios,

muy pocos, los que hay, se van de aquí.

-La vida que he tenido yo en el campo ha sido dura.

No se lo recomiendo yo a ninguno.

-Se levanta por la mañana a dar paseos como yo.

Echo a las dos cerdas que tengo y a los perros que tengo.

Y a coger con otro compañero la bicicleta

y a marchar por ahí.

Hasta mediodía.

Y por la tarde juegas la partida y la misma operación.

No tienes otra cosa que hacer.

(CANTA)

Cuestión de verano, luego Villafáfila luego es un pueblo

que acoge a la juventud y le gusta volver.

-Me encuentro feliz aquí.

-Y de los pueblos que hay alrededor, es un buen pueblo.

-Es de lo mejor que hay por aquí.

Pero está mermando a pasos muy agigantados.

(Música)

En Villafáfila, la gente vuela, como las aves.

Solo quedan 540 vecinos y la paradoja es que,

a mayor calidad de vida, menos habitantes.

Les salva ser la entrada principal a la reserva de las Lagunas.

La población invernal desciende anualmente a 10, 12 personas.

Como dato, quiero reseñar que en estos cuatro años

ha nacido, precisamente en este año, en el 2015 un niño,

que se ha empadronado aquí y sus padres viven aquí.

Villafáfila sobrevive porque se ha adaptado al turismo

ornitológico que le aporta la reserva natural.

Las lagunas tiene mucha importancia principalmente porque se nos conoce

en toda España y en toda Europa.

El tema medioambiental cada vez tiene más trascendencia

y se nos conoce.

Luego, nos aporta 41 000 visitas anuales

y nos deja unos recursos que, en épocas de crisis

y que hay poco trabajo, compaginamos

y puede ser uno de los objetivos a fijar población,

sobre todo joven, en el medio rural.

(Música)

(Walkie Talkie)

"Se entiende que la bandada que acaba de pasar

encima del pueblo es vuestro. Cambio".

Afirmativo, ese bando es nuestro, ya lo anotamos nosotros.

"De acuerdo, cambio y corto".

-Mariano Rodríguez lleva 30 años trabajando en las lagunas.

Como director de la reserva, participa en el recuento mensual

de aves.

-28 cucharas.

Estas aves pasan la noche en el agua para evitar ataques de depredadores,

como lobos o zorros.

-Lo que tratamos es de contar los animales que abandonan

la laguna después de haber tenido una noche tranquila

y salen a comer fuera de las lagunas.

Esos son determinadas especies, la gaviota, los gansos,

grullas, son animales que duermen en la laguna y comen fuera.

-¿Cómo contabilizáis estas aves que van y vienen?

A cada equipo de censo le toca contar los animales

que pasan por encima de su lado.

Los vértices son sitios bien diferenciados.

Cuentas todo lo que sale.

Luego, para las especies que no abandonan la laguna,

lagunas como esta, como la salina grande,

que es muy amplia, se divide en varios sectores

y se van contando con telescopio, animal a animal,

todos los que hay dentro.

-100 zarcetas, un cuchara, dos blancos.

-100 zarcetas comunes, un cuchara, dos blancos.

-15 cucharas más. -15 cucharas más.

-Diez azulones. -Diez azulones más.

¿Y podéis afinar cuándo las aves empiezan a volar?

-Hasta 200 se puede contar de uno en uno.

A partir de 200 tienes que empezar a contar de 5 en 5 o de 10 en 10.

Por eso, la gente que interviene en los censos,

tiene que ser gente especializada.

Generalmente se les repite la gente en los mismos sitios

porque ya saben muy bien los límites para poder hablar

con el otro compañero, ese bando es tuyo o es mío.

Entonces, la fiabilidad es bastante alta.

-¿Entonces, dejamos de contar en la carretera de Otero?

-Sí, básicamente. Ya no hay salida, no hay bichos.

Censamos lo censado nosotros y se cierra el tema.

-Vale, de acuerdo. Recibido. Cambio y corto.

-En esta tierra de contrastes, las aves tanto se pueden

contemplar como cazar.

(Música)

Pues ahora, Nerea, a esperar a ver si nos entran.

¡Míralos!

Vamos, Nerea. Que con esta niebla,

no podemos estar de caza.

Días como hoy, con niebla, por la ley de caza

son días de fortuna y está prohibido cazar.

No tenemos la visibilidad, no tenemos seguridad

para poder hacer disparos y no se permite cazar

y hoy no hemos podido cazar.

(Música)

Hay menos cazadores que había antaño.

La gente sale menos, hay menos caza

que había antaño. Es una pena.

Porque es un deporte bastante sano,

estás en la naturaleza y no por cazar,

perjudicas la naturaleza, es así de sencillo.

Antes había más gente joven cazando que ahora.

Ahora cada día, pues pocos.

Nerea y de su edad, creo que es la única

que le guste la caza y que salga con cazadores.

-A los jóvenes, pues sí. No tenemos otra cosa que hacer.

-El permiso de armas hasta los 14 años en menores

no se puede sacar. Tienes la edad mínima

para poder acceder al permiso de armas es 14 años

y tiene que ir supervisado por un mayor de edad con permiso.

Empecé cazando con galgo, no me gustaba.

Es cazar mano sobre mano hasta que salta la liebre,

soltar los galgos y de poder a poder.

Si puede el galgo con la liebre, pues bien y si no,

a seguir intentándolo.

-Ahí es donde está la cama, coño. -Estamos dando la vuelta por ahí,

por la linde.

Lo ha dicho, sigue hasta la lindera. -Es verdad.

-Hay más gente joven que caza con galgo que con escopeta,

yo pienso que principalmente porque es más fácil

cazar con galgo, no tienes que hacer tanto papeleo,

sacar permisos ni hacer examen para sacar el permiso,

que con galgos.

Nosotros vamos a probar ahora que está levantada

a ver si echamos a algún conejo por los daños en las tierras y...

a ver si podemos. -A ver si acabáis con todos.

Bueno, que se os dé bien. -Hasta luego.

(Disparos)

(Música)

La casa del parque destila un gran fervor por las aves.

Vienen grupos escolares y de turistas para que los expertos les cuenten

porqué estos animales llegan hasta aquí.

Cuando en el norte de Europa nieva y se quedan sin comida,

los ánsares hacen largos trayectos hasta estas lagunas.

-Cuando se trasladan hasta Villafáfila, los gansos

vienen desde el norte de Europa, que son tres mil y pico kilómetros,

esos km se van haciendo paulatinamente,

etapas cortitas, en un día pueden volar 100 km o ciento y pico,

pero si las necesidades son urgentes de marchar

pueden volar en una jornada 800 km o 1000 prácticamente,

sin ningún problema, en una noche.

El que vengan aquí a Villafáfila durante el invierno

tiene dos motivos principales, uno, es el agua,

que es donde van a descansar por la noche,

donde se van a proteger de los depredadores,

donde tienen mejor temperatura, pero el otro motivo

son las más de 30 000 Ha de secano que tenemos alrededor

de las lagunas en esta reserva, que es donde pueden comer.

Durante el día, un grupo de gansos lo que hace es, salir de la laguna

en cuanto amanece y ponerse a pastar.

Como si fuera un rebaño de ovejas, pasan el día completo

pastando verde en las praderas o comiendo brote de trigo,

de cebada y a última hora de la tarde,

regresan de nuevo a la laguna para estar protegidos

y descansar a gusto.

Los gansos eligen dormir en la laguna

porque los cambios de temperatura por la noche en el agua

siempre son más paulatinos que fuera.

Cuando en el ambiente exterior, a lo mejor tenemos

dos o tres grados bajo cero, el agua todavía no se ha congelado

porque, como decía, esos cambios de temperatura van más despacio,

los gansos se juntan entre ellos en el agua,

mantienen la temperatura y hacen que estén más a gusto

dentro del agua que fuera.

(Música)

La fiesta de "las comadres" es que nos reunimos las mujeres.

Desayunan juntas, comen juntas, cenan juntas,

es pasar un día de amigas.

-Hacemos las orejas juntas.

(Música)

El jueves anterior los chicos celebran la fiesta de los compadres,

que es lo mismo, pero de chicos.

(Música)

En Villafáfila hay mucha fe y la Semana Santa

en Villafáfila se vive.

Semana Santa en Villafáfila es una pasada.

Es que no hay palabras para decirlo.

Una semana muy intensa. El pueblo se llena.

Es cuando más gente hay en el pueblo durante todo el año.

-Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu nombre.

Venga a nosotros tu reino.

-Empieza el Domingo de Ramos con una subasta de los santos,

que luego van a desfilar.

-Y subastan. ¿Cuánto por este santo, cuánto por esta Virgen?

Muy bonito.

Uno dice: "100 euros". Otro dice: "105".

El otro: "120".

-San Juan. -Un euro.

-Un euro por San Juan.

-La gente paga por llevar los pasos de Semana Santa.

-Se pican, se pican.

-300 euros por Jesús.

350.

-400. -400 euros.

-Van pidiendo, van pidiendo y sí, sí.

-Se han llegado a pagar 1700 euros por llevarla.

-Sí, sí.

-1650 euros por Jesús.

1700.

(Aplausos)

Los encierros nos encantan.

Los encierros...

Lo pasas, disfrutas...

Vas con el todoterreno, los caballos, las motos...

Lo vives.

Y un toro, corres detrás de un toro...

A mí me encanta.

-La verdad es que es muy bonito.

Pasas un día de amigos con la gente. -Tu peña.

-Aquí los Greenpeace no vengan. -No, no, no.

-Los antitaurinos, de momento, no nos han mareado.

Porque los tratamos muy bien a los toros.

Ellos corren por el campo libremente.

En el pueblo como en ningún lado.

Acercarse a las aves es más complicado

que arrimarse a los toros.

Estas tan grandes viven siempre aquí porque, por su peso,

solo vuelan distancias cortas.

En las lagunas de Villafáfila,

hay la mayor concentración mundial de avutardas.

La avutarda suele estar en la reserva, en la periferia.

Está todo el año aquí.

Está en esta zona porque es muy escasa en vegetación

y necesita espacios abiertos.

Se le protege mucho con el tema de la alimentación,

se le hacen cultivos específicos para ella,

como la alfalfa, la colza, las vezas.

Y tiene unas épocas más vistosas, como es la primavera,

el celo en los machos.

El plumaje es un poco distinto al resto del año.

Es un ave que la gente le tiene mucho aprecio.

Lo tienen en consideración.

(Música)

Explorando Villafáfila, no parece que viva pegada a la reserva.

La economía se centra en la agricultura y la ganadería.

En el pueblo hay actividad.

La paulatina desaparición de la matanza del cerdo doméstica

trajo la creación de un obrador familiar

que elabora embutidos siguiendo la receta casera de toda la vida.

Es la única fábrica de Villafáfila.

Las palomas huyen cuando perciben a los humanos.

Los palomares empiezan a ser una reliquia.

Aquí les echamos de comer.

Con los pichones se cocina el plato típico de esta tierra de campos.

Unos ajos picaditos, la guindilla, que se ve ahí.

Florentina es una experimentada cocinera.

En su mesón se cuecen muchas recetas zamoranas.

Entre ellas, el pichón estofado.

Antes en las casas se comía pichón.

Me acuerdo de mis padres, que por San Isidro o San Roque,

el pichón no faltaba.

Otra cosa era que nos las comiéramos.

Siempre decíamos: "Siempre hace pichones".

Se hacía el pichón.

Y hoy en día hay a mucha gente que le gusta el pichón.

Aquí en el pueblo, ¿eh?

-Hombre, el pichón famoso. Pichón castellano.

Después de observar las aves, los visitantes las pueden saborear.

Qué sabroso.

-¡Vamos!

-¡Vamos arriba, Villafáfila!

El rock'n'roll en Villafáfila,

la verdad que fuimos un pueblo muy rockero.

Quedamos cuatro, pero creo que todavía el rock lo llevamos.

(CANTAN) "Se fueron los buenos tiempos.

La juventud ya se escapó.

papá ha muerto arruinado, el dinero se esfumó".

La vida me ha llevado otra vez...

a venir a mi casa, a mis raíces,

y orgulloso de estar en mi casa.

Hay que echar un par de pelotas para decir: "Me voy al pueblo otra vez".

"Dolores se llamaba Lola...".

-Aquí en Villafáfila para la juventud no hay futuro.

"Pues sin dinero en esta tierra.

¡Ay Dolores, ay mujer!

Fuiste la niña de azul, ahora eres la vieja verde".

La casa se pasa de padres a hijos.

La gente que ha seguido...

Hay gente muy cazadora.

Tenemos la reserva,

pero aparte de la reserva, también tenemos nuestras aficiones.

Una de ellas es la caza.

Soy ecologista, me gusta la naturaleza.

De hecho, vivo en un pueblo que es naturaleza pura y dura.

Sí me siento ecologista, me gusta la naturaleza.

Yo creo que en Villafáfila siempre ha respetado

el tema de las lagunas, porque es algo nuestro.

Creo que se pueden haber hecho muchas cosas.

Donde, incluso para la juventud,

nos hubiera dado algún puesto de trabajo

o un aliciente para podernos quedar aquí.

Al estar aquí, a lo mejor no lo vemos como otra gente que viene de fuera.

Ves las avutardas, los ánsares, los gansos...

Estás acostumbrado a verlo todos los días,

entonces a lo mejor no lo apreciamos tanto

como alguien que pueda venir de fuera.

Pero claro que lo apreciamos, hombre.

Es nuestro, es nuestra tierra, nuestras raíces.

-5309.

Ya tenemos ganador de la porra

y conocemos los gansos que invernan en las lagunas.

Después de haber llegado a 40 000 aves,

que en esta época contemos cinco o seis mil,

es preocupante.

La población mundial de ánsares sigue creciendo,

pero evitan el largo viaje de Escandinavia a España.

Últimamente, los gansos pasan el invierno en Holanda.

Al nevar menos, encuentran comida en los campos de allí

y se ahorran muchas horas de vuelo.

¿Eso tiene que ver con el cambio climático?

Probablemente sí, porque hay otras especies que están subiendo

especies más meridionales suben hacia arriba y se incrementa,

en las poblaciones más norteñas, como son los ánsares,

están desapareciendo.

¿Es compatible la preservación de las especies

por un lado de la reserva y por el otro cazarlas?

Es claramente compatible.

Al cazador se le ha demonizado demasiado.

Es decir, la realidad es que es un elemento más.

Un elemento que en esta reserva es necesario.

Si el ánsar, el ganso, es la principal...

El principal atractivo de esta reserva,

¿peligra el futuro de esta reserva?

No, no, no.

Esta reserva tiene muchos valores, aparte del ánsar.

Simplemente se está produciendo un cambio.

Un cambio en el cual unas especies se benefician

y otras salen perjudicadas.

Al atardecer y con el estómago lleno,

los gansos regresan a las lagunas.

El espectáculo de los ánsares va tocando a su fin.

El escenario de Villafáfila está preparado para que admiremos

a sus otros protagonistas.

El comportamiento de las aves es una prueba más

de que el cambio climático no es ninguna tontería.

El calentamiento global está destruyendo los ciclos naturales,

y si no actuamos decididamente, las consecuencias serán muy graves.

Nosotros, además de eso, estamos decididos a traeros

un nuevo programa la semana próxima.

Mientras tanto, recordad que estamos en Facebook y en Twitter,

@marioescarabajo, y que nos podéis encontrar en Spotify,

Instagram y en nuestra web.

Nos vemos en La 2 en siete días. No faltéis, que pasamos lista.

(Música créditos)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Recuento al amanecer

Escarabajo verde - Recuento al amanecer

04 mar 2016

El pueblo de Villafáfila ha encontrado un medio de vida en el turismo que va a observar las aves de esta reserva natural. Sin embargo, en Villafáfila tanto el número de habitantes como el de ánsares decrecen año tras año.

ver más sobre "Escarabajo verde - Recuento al amanecer" ver menos sobre "Escarabajo verde - Recuento al amanecer"

Los últimos 523 programas de El escarabajo verde

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
Recomendaciones de usuarios