www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4387718
Para todos los públicos El escarabajo verde - El legado del profesor Margalef - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

El doctor Margalef era una persona extraordinaria.

Era un sabio.

El doctor Margalef, como científico, era brillante.

Y como persona, honrada, honesta, generosa...

Y muy trabajador.

Margalef en 17 ocasiones, que conozca,

hay especies que llevan su nombre.

Aun ahora, cuando buscamos a científicos...

...de prestigio del país, solamente salen tres.

Que son Severo Ochoa,

Santiago Ramón y Cajal y Ramón Margalef.

(Música)

Al profesor Ramón Margalef le tocó investigar

cuando la ciencia en España estaba poco cotizada.

Por su buen hacer se convirtió

en uno de los máximos ecólogos mundiales.

En 1967, hace 50 años,

el científico Ramón Margalef ganaba la cátedra de Ecología

de la Universitat de Barcelona, la primera que se creaba en España.

La ecología, podríamos decir,

es un estudio científico razonado y razonable

de la vida de los organismos.

Pero no de los organismos tomados separadamente,

sino en conjunto.

Es decir, la forma como los distintos organismos

forman, se organizan, en la cubierta viva del planeta.

Simplemente.

(Música)

De eso que han visto en las pantallas de sus televisores,

del plancton, de la sopa nutritiva del mar

depende en gran manera el porvenir de la humanidad del futuro.

Cuando Félix Rodríguez de la Fuente empezaba a divulgar la ciencia

por televisión,

el profesor Margalef ya había convertido

el estudio del plancton y de las aguas marinas

en una de sus grandes especialidades.

(Bocina de barco)

-"Se me hace difícil controlar las emociones, Antoni.

Por fin llegamos a nuestra base.

Es la una de la madrugada

y hace casi 20 años que estuve aquí por última vez.

Se me acumulan los recuerdos".

La reconocida oceanógrafa Josefina Castellví

fue compañera de investigaciones de Margalef.

La inspiración del profesor la llevó a dirigir

la primera base científica española en la Antártida.

"Pasábamos horas y horas en ese laboratorio.

¿Recuerdas cómo aislábamos las bacterias

en el agua y en los sedimentos marinos?

Necesitábamos investigar, queríamos crecer.

Demostrar a la comunidad internacional

que éramos dignos de entrar en el Tratado Antártico".

En este sencillo laboratorio, en una base muy precaria,

empezó a investigar la expedición española.

Con la doctora Castellví compartimos los momentos duros y emocionantes

de sus primeras expediciones.

El antiguo laboratorio antártico

está ahora en CosmoCaixa, en Barcelona.

Este es el laboratorio donde trabajábamos

y fijábamos las muestras.

No todo se podía hacer aquí.

Es decir, que hay muestras que se congelaban

y se llevaban a Barcelona tal cual.

Al principio Margalef tenía mucha ilusión de ir a la Antártida.

Desde hace años, cuando nosotros no teníamos ninguna posibilidad

de ir a la Antártida.

Es difícil ir a la Antártida.

¿Margalef seguía sus trabajos, sus investigaciones en la Antártida?

Margalef seguía todo el grupo de trabajos

que se hacían en cada campaña.

Con lo cual, Margalef no fue a la Antártida

pero su alma estaba en la Antártida.

Luego coincidió con que él se puso enfermo

y, entonces, ya dijo que mejor fueran sus alumnos a la Antártida.

¿Qué le debe la ciencia a Ramón Margalef?

A Ramón Margalef se le debe todo.

Todo lo que tenga que ver con el agua.

Y con una particularidad: su generosidad.

Margalef era generoso.

La cátedra de Margalef fue muy merecida, realmente.

Muy merecida. Además, costó mucho.

Porque no había modelo de ecología

en la universidad, no existía la ecología.

¿Margalef creó escuela?

Margalef creó escuela. Y una muy buena escuela.

No solamente de que él está en la pizarra

y los alumnos sentados fuera, sino que todos están juntos.

Y ha tenido una expansión tan grande.

No solamente en España.

Vete a cualquier lugar de...

Yo qué sé, de la India, de donde sea, y habla de Margalef.

Esto ya plantea de entrada un problema bastante interesante.

Que en unas áreas el valor medio es más alto

y en otras es más bajo.

Si deseamos hacer una abstracción

y tener idea de cuál es el motivo básico de distribución

tenemos que imaginar un modelo

dentro del cual quepan todos estos transectos

hechos en distintas direcciones.

(Música)

Joandomènec Ros dice que se convirtió en ecólogo marino

por la influencia de Margalef.

Comenzó como alumno,

siguió como profesor de su departamento.

Y, finalmente, le sustituyó en la cátedra de Ecología

de la Universitat de Barcelona.

¿Por qué se creó aquí la primera cátedra de Ecología

en la universidad española?

Sí.

Había algunos botánicos, algún zoólogo,

que hacían sus pinitos en ecología.

Pero el único ecólogo que merecía este nombre era Margalef.

El tribunal que juzgó esa cátedra

entendió que solo Margalef reunía las condiciones.

Margalef estaba afincado en Barcelona y la cátedra se quedó aquí.

Se dice que la cátedra a lo mejor se creó

precisamente para que no se marchara a EE.UU.

Seguramente esa fue la razón.

Margalef rechazó más de una vez

ofrecimientos que le hacían universidades americanas

para que se incorporara a ellas, para que trabajara allí.

Tenía ya cuatro hijos, la esposa en Barcelona,

y siempre lo rechazó.

¿Y cuál es la principal aportación científica del profesor Margalef?

Fue dar a la ecología una pátina...

Que no es solo pátina, sino un fundamento,

informático, estadístico, matemático,

que hasta entonces no tenía.

Destacó muchísimo en el estudio del plancton,

tanto de las aguas dulces como de las marinas.

Y fue el primero, seguramente, que indicó que el plancton

no es una especie de sopa desorganizada

de organismos microscópicos que están en el agua,

sino que tienen sus apetencias ecológicas,

se organizan en poblaciones que siguen unas pautas determinadas.

(Música)

El archipiélago de las islas Medas en la Costa Brava

es una de las reservas de flora y fauna marítimas

más importantes del Mediterráneo.

Ramón Margalef hizo la primera descripción

de las especies de las islas.

El primer paso para la posterior declaración de las Medas

como El Parque Natural Marítimo-Terrestre.

Bernat Hereu representa la tercera generación de investigadores

que siguen el legado de Margalef.

¿Ha cambiado mucho este mar

desde las épocas en que Margalef comenzó a investigar?

Yo creo que sí, han cambiado algunas cosas.

Básicamente, la afluencia de gente.

En los años 70 el turismo era una cosa...

Ahora se han desarrollado diferentes aspectos.

Ha evolucionado mucho el tema del buceo, las embarcaciones.

Y hay muchas más actividades, hay mucha más gente.

Entonces, es mucho más difícil gestionar estos espacios

para conservarlo.

Margalef ya identificó estas islas

como un buen laboratorio para trabajar.

Son unas islas con diferentes orientaciones,

con muchos ambientes, con una gran diversidad.

Entonces, lo que provocó esto,

todos sus estudios, el seguimiento, y los estudios posteriores

es que se concentran gran cantidad de trabajos científicos

en este espacio, relativamente muy pequeño.

Y ha hecho de este punto uno de los referentes mundiales

a nivel de investigación marina.

(Música)

Primero hacemos el seguimiento, el control.

Solamente la monitorización.

Vamos siguiendo cómo evolucionan las poblaciones naturalmente

a lo largo del tiempo, siempre dentro y fuera de la reserva.

Yo hice mi tesis, por ejemplo,

intentando entender la dinámica de las poblaciones de erizos.

Cómo es el reclutamiento, cómo crecen, quién se los come,

qué tasas de depredación sufren,

cómo afectan estos herbívoros a las comunidades algales...

(Música)

¿Y el Mediterráneo está bien o peligra?

Tiene algunos problemas serios.

Pero bueno, si lo cuidamos un poco entre todos

todavía lo podemos conservar bastante.

Mire, aquí tengo... Esto no es solo de España.

Es un carnet que distribuye la FAO o la UNESCO.

"Salvemos los mares".

Los mares no necesitan de la humanidad para salvarse.

Son unas pretensiones excesivas.

Esto sirve de excusa para formar estos organismos internacionales

que realmente no dan golpe.

(Aplausos)

De España he recibido muchas distinciones.

El Premio Ramón y Cajal.

Pues no sé, de academias...

He recibido premios menores, eso sí es verdad.

Lo que ocurre es que me han hecho poco caso.

Eso es otra cosa.

El mayor galardón de Margalef es el Premio Huntsman

de investigación en ciencias marítimas

por sus trabajos en biología marina.

Al Premio Huntsman se le considera el Premio Nobel del mar.

(Música)

Desde 2004, la Generalitat de Catalunya

concede el Premio Internacional Ramón Margalef de ecología.

El investigador Josep Peñuelas es el único español

y segundo europeo que lo ha recibido.

Llegamos al Centro de Investigación de Ecología Terrestre, CREAF,

donde trabaja este influyente científico.

¿Josep Peñuelas? Hola, buenos días. ¿Cómo estamos?

¿Conoció usted al profesor Margalef?

Sí, no solo lo conocí, fuimos al final amigos también.

Fui mi profesor, me dirigió la tesis.

Y luego fui compañero de departamento

y de él aprendí toda la ecología que sabía en ese tiempo

y la que sé incluso ahora.

¿Y cómo era el doctor Margalef?

El doctor Margalef era una persona extraordinaria.

Era un sabio.

Con todas las características que caracterizan ese término.

Además, era una persona sencilla, de conocimientos extraordinarios

tanto desde el punto de vista de la naturaleza...

Era un gran naturalista.

Pero, además, era muy buen físico, químico y matemático.

Era capaz de sintetizar todo lo que ocurre en la naturaleza

en una simple fórmula.

-Si la Tierra tiene una temperatura "T",

lo que entra es una función de la radiación solar

donde la "T", si entra, entraría con una potencia cero.

Y la salida es una función de "T" a la cuarta potencia.

Todos sabéis que la emisión es una potencia elevada de otra.

Los que tenemos más de 50 años podemos recordar

cómo vivíamos las primaveras y cómo las vivimos ahora.

Y veríamos que nuestras primaveras están avanzadas

y nuestros otoños llegan más tarde.

Fíjate, las imágenes nos muestran cómo llega la primavera

en las zonas septentrionales.

Cada vez más septentrionales, llega más tarde.

Llegan después el verano, todo verde.

Y a partir del verano veremos cómo va descendiendo ese verde

empezando por las zonas septentrionales.

Y este latido anual y su frecuencia

es el tema que nos inspiró el profesor Margalef

hace 30 o 40 años.

(Música)

Los discípulos de Margalef como Peñuelas

estudian ideas que él ya apuntó.

Por ejemplo, el ciclo de vida de los organismos terrestres.

La vida de estos árboles caducifolios como este roble,

estamos a mediado de noviembre,

y a pesar de esto sigue verde, como veis aquí.

Cuando hace 30 o 40 años perdían las hojas.

Es decir, que el otoño está tardando mucho más en llegar

que hace 30 o 40 años.

Entre una o dos semanas más.

¿Y este proceso también ocurre en primavera?

Sí, mucho más acentuado, mucho más claro aún.

En primavera a los caducifolios, en estos momentos,

sacan sus hojas entre dos y tres semanas antes

que hace 30 o 40 años.

Pero esto es muy importante

porque tienen mucho más tiempo de estar activas estas plantas.

Y al estar activas tienen mucho más tiempo

de absorber dióxido de carbono.

Y al hacer eso, nos han ayudado a que tengamos un mundo

menos rico en la atmósfera en dióxido de carbono

y un mundo menos caliente de lo que sería

si no hubiese sido porque estas hojas salen antes y caen después.

Pero, normalmente, cuando hablamos de estos ciclos que se alteran

pensamos que es negativo.

El mundo es mucho más verde ahora que hace 30 o 40 años.

Pero esto tiene un límite.

Tenemos unos síntomas bastantes claros

de que el mundo biológico, la biosfera,

está llegando a su límite de capacidad de crecimiento

de la absorción del dióxido de carbono.

Y esto, de nuevo, nos llama a que seamos aún más rigurosos

en el cambio de vida que debemos hacer los humanos en este planeta.

En el cambio de usos de energía.

Entonces, el profesor Margalef se adelantó en muchas cosas.

Sí, era un hombre muy adelantado a su tiempo.

De hecho, creo que no hemos avanzado mucho desde que él nos dejó.

Pero yo creo que aún hay mucha inspiración en su legado

que nos permitirá avanzar mucho más en ecología que hasta ahora.

No sabemos adónde vamos a parar.

Pero para que estos efectos se manifiesten,

probablemente no es cuestión muy inmediata.

No es cuestión de dos o tres años.

Todas estas fluctuaciones del clima

entran dentro de los esquemas generales.

Y mi estima es que si eso se manifiesta

será en tres generaciones.

Un poquito más allá de nuestros nietos.

Claro, la responsabilidad hay que mostrarla desde ahora.

(Música)

En la biblioteca de la facultad de Biología

de la Universitat de Barcelona quedamos con Célia Marrasé,

investigadora del Instituto de Ciencias del Mar

y nuera de Margalef.

Reconoce que se apasionó por la ecología

gracias a las clases del singular profesor.

¿Cómo eran las clases del doctor Margalef?

Bueno, no era un buen orador.

Era un poco disperso y un poco caótico.

Este tipo de clases eran difíciles de seguir

si tú querías sacar unos apuntes bonitos y correctos.

Entonces, yo lo mejor que pensaba que se podía hacer

es ir a clase, relajarse, escucharlo,

recibir su entusiasmo y su conocimiento

y luego, si tenía dudas, los libros estaban.

Porque el doctor Margalef hizo mucha producción.

El doctor Margalef escribió muchos libros

y muchos artículos científicos en revistas de alto impacto.

Aquí hay un pequeño...

Porque aquí están recogidos los libros.

Faltarían todas las publicaciones de revistas.

Pero bueno, los dos libros que los estudiantes utilizaban

para sus clases o prepararse los exámenes

eran, sobre todo, estos libros, "Ecología".

¿Y estos libros se tradujeron a diferentes idiomas?

Estos dos libros no se tradujeron.

Se tradujeron otros pero estos no.

Y, en parte, yo creo que es por la densidad que tenía.

Este es del año 1968.

Cuando todavía es más poco frecuente que se dominara el idioma inglés,

el doctor Margalef escribió este libro,

"Perspectivas en ecología", "Perspectives in Ecological Theory".

Después de muchos años se tradujo al castellano.

Pero este libro todavía se usa como referencia

de conceptos fundamentales de la ecología.

Ramón Margalef es uno de los expertos

más productivos y más citados en trabajos científicos de ecología.

Una parte de su fondo está depositado

en la biblioteca de la facultad de Biología

de la Universitat de Barcelona.

Es una época en la que no había ordenadores.

Todo esto se recogía a mano

y luego se dibujaba en papel milimetrado.

Deben estar por aquí los dibujos.

Y pasado a papel de cebolla para su posterior publicación.

El doctor Margalef, de haber tenido ordenador,

hubiera tenido una producción todavía superior.

Seguro, hubiera sido mucho mayor.

Piensa que ahora todo esto se podría hacer en ordenador,

los dibujos, con las herramientas que hay hoy en día,

pues serían mucho más fáciles.

E incluso la publicación.

Porque todo el proceso de enviar un artículo a revisar,

se hacía por correo ordinario y ahora se hace por Internet.

-Realmente, ser profesor universitario

le hace vivir a uno en un estado de semifrustración permanente.

Y por otra parte, el convivir diariamente con la juventud

le hace vivir también en un estado de esperanza permanente.

La esperanza y la frustración yo creo que son dos características

de los problemas ecológicos generales y especialmente los de energía.

(Música)

Narcís Prat ha dedicado su vida a estudiar los organismos

que viven en las aguas dulces.

Este catedrático de ecología

fue uno de los primeros discípulos de Margalef.

El profesor Prat nos conduce a un lugar

que Margalef frecuentaba: el río Llobregat.

¿En qué le influyó más el doctor Margalef?

-El doctor Margalef influía tanto por su conocimiento

como por su carácter.

Era una persona muy abierta que siempre se hacía preguntas

y era muy generoso en dar sus ideas.

Siempre nos decía que teníamos que dejar el ordenador,

que teníamos que dejar los números e ir al campo.

Decía: "Para un naturalista, cuando ya no sabe qué hacer,

y ya no lo tiene muy claro, tiene que ir al campo,

pegarse la cabeza contra un tronco para ver que el tronco existe

y que no es solamente un modelo en el ordenador".

Gracias.

En relación a Margalef,

y también desde la primera vez que yo vine aquí en el año 1979,

el río ha mejorado mucho.

En el año 79, por ejemplo no hubiera puesto la mano en el río.

Porque el aspecto era fatal, llevábamos guantes por si acaso.

El río ha mejorado mucho, por suerte. Le falta un poco, pero ha mejorado.

Nosotros ahora repetiremos lo que hacía Margalef hace 65 años.

Interponemos la red en la corriente y levantamos una piedra.

Entonces, todos los organismos que están debajo de la piedra

y los de arriba, los lavamos un poco.

Los lavamos un poco, así.

Algunos organismos se han quedado aquí.

Entonces, ahora va saliendo el agua.

Y cuando tengamos el agua bastante salida, abriremos por aquí.

Y en la bandeja nos saldrá todo lo que hemos encontrado.

¡Mira! ¡Hemos encontrado una anguila!

Sí. ¡Increíble!

¿No es habitual? No.

¿Y esto qué señala?

Esto señala que ha mejorado un poco la calidad del agua.

El problema básico de los ríos es el oxígeno.

Si no hay oxígeno los animales no respiran.

Las depuradores lo que hacen es poner oxígeno en el río

y esto ha mejorado mucho desde la época de Margalef.

Mira, acércate.

Estos serían colores de calidad intermedia.

Ahora hemos levantado una piedra en un lugar sin corriente.

Y tenemos el color negro. Esto indica que aquí falta oxígeno.

Y aquí, si ves, hay un bicho de color rojo.

Es un gusano.

Este es un indicador de agua muy contaminada.

¿El doctor Margalef era muy crítico?

Sí bueno, el profesor Margalef era crítico siempre.

Tanto para los muy conservadores y no querían hacer nada,

y los criticaba de inmovilistas, que había que hacer más cosas.

Como por el otro lado, con los ecologistas especialmente,

cuando sus ideas eran demasiado extremas

y, por lo tanto, también les decía que tenían que hacer un ejercicio

de pensar un poco más.

Usted conoció a Margalef, ¿cree que se le ha hecho justicia?

¿Se le ha reconocido su labor?

La labor de Margalef fue reconocida, especialmente en los años 80 y 90.

Aunque él siempre decía que le hubiera gustado

que se le reconociera un poco antes,

porque estos méritos a veces llevan aparejados un poco de dinero

y a él le hubiera ido muy bien cuando era joven.

Decía: "Me hubiera gustado tener estos premios cuando era más joven

porque así habría tenido posibilidades de hacer más trabajo".

Es posible que si yo me hubiera dejado manipular,

quizá hubiera tenido más recursos,

pero no creo que hubiera sido más feliz.

La facultad de Biología de la Universitat de Barcelona

ha dedicado un edificio al profesor Margalef.

Allí el investigador del CSIC Josep Maria Gili

nos cuenta que haberle conocido

fue una de las grandes experiencias de su vida profesional.

En la recreación del que fuera despacho de Margalef

Gili desgrana cómo la ciencia ha reconocido simbólicamente

al primer catedrático de ecología de España.

Al doctor Margalef le han puesto el nombre

a especies que se han recogido en todas partes del mundo.

Son especies que han descubierto otros científicos

y que llevan su nombre.

¿Nos puede mostrar especies que lleven el nombre de Margalef?

Esta especie la tenemos aquí.

Es una especie de medusa del Atlántico Sur.

Se llama margalefia intermedia.

Otra especie es un crustáceo de aguas dulces.

Se llama mocturus margalefi.

También se reconoció por la enorme contribución

que hizo Margalef en su tiempo a la ecología de aguas dulces.

Tenemos otra especie muy curiosa. La tenemos aquí.

Se llama stephos margalefi.

Es un copépodo que tiene, como mucho, un milímetro de tamaño.

Y se le reconoció por el enorme papel

que había tenido en el conocimiento del plancton.

El plancton marino en este caso.

Aquí tenemos al hemimysis margalefi.

Especie que vive encerrada en las cuevas durante el día,

y por la noche sale fuera a cazar.

Fue muy curioso, cuando decidimos ponerle el nombre de Margalef

es porque su actividad también era de noche.

Y porque él nunca paraba, no sabíamos si realmente dormía.

Creo que sí.

Una especie hiperactiva durante el día y la noche,

qué mejor que dedicársela a él.

Margalef, en 17 ocasiones, que conozca,

hay especies que llevan su nombre.

Esto es el mejor reconocimiento de las ciencias naturales

a un científico.

(Música)

El problema más grave es la humanidad.

Claro.

Y no lo digo en broma.

Muchas veces, los problemas de maltratar la naturaleza

vienen de que nos maltratamos mutuamente.

Es decir, si tratáramos mejor a nuestros hermanos,

trataríamos mejor a la naturaleza también.

Hay una misma raíz de los problemas.

(Música créditos)

  • El legado del profesor Margalef

El escarabajo verde - El legado del profesor Margalef

22 dic 2017

Ramon Margalef (Barcelona 1919 - 2004) fue el primer catedrático de ecología de nuestro país hace justo 50 años.

ver más sobre "El escarabajo verde - El legado del profesor Margalef" ver menos sobre "El escarabajo verde - El legado del profesor Margalef"

Los últimos 544 programas de El escarabajo verde

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Luis Fernando López Gutiérrez

    Si los hombres tratáramos mejor a nuestros semejantes, trataríamos mejor a la naturaleza, naturalmente todo tiene una raíz : Padre de la limno-ecología : Ramón Margalef, en paz descanse, 1919-2004 +

    27 dic 2017