www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.11.0/js
3724049
Para todos los públicos El escarabajo verde - Cruceros con muchos humos - ver ahora
Transcripción completa

Barcelona se ha convertido en un exitoso puerto de cruceros.

Unos buques que, supuestamente, regalan felicidad,

pero que también desprenden malos humos.

Habéis acertado.

Empieza "El escarabajo verde".

(Música)

Con los Juegos Olímpicos de 1992, Barcelona empezó a recibir cruceros.

Hoy llegan a la ciudad por mar

2 millones y medio de turistas al año que han convertido Barcelona

en el principal puerto de cruceros del mediterráneo.

Pero como dice el refrán, no hay rosas sin espinas.

Ecologistas y científicos alertan que los humos de estos buques

afectan a la calidad del aire de una ciudad

que incumple sistemáticamente los límites

de contaminación atmosférica fijados por la Unión Europea

y la Organización Mundial de la Salud.

El problema es el combustible que utilizan los barcos.

Se trata de fuel oil pesado.

Uno de los derivados del petróleo menos refinados y más baratos

que emiten dióxido de azufre

y micropartículas dañinas para la salud.

Cuando los cruceros atracan en el puerto,

están obligados a utilizar otro combustible menos contaminante

que es más nocivo que el de los automóviles.

Igual se habría pegado unas vacaciones en el mar, sin embargo,

lo que hizo el periodista del "Escarabajo verde",

Xavier Sitjà, fue esperar pacientemente en el puerto

la llegada del crucero más grande del mundo

para prepararnos el siguiente documental.

(Música)

El crucero más grande del mundo, arriba elegante y silencioso,

presenta sus humos a la ciudad.

Barcelona está de moda.

Ya se ha convertido en el primer puerto de cruceros del mediterráneo.

Este verano, el mayor barco de vacaciones

ha escogido Barcelona como base para su periplo por el mediterráneo.

El Harmony of the Seas, "La armonía de los mares",

es un mundo fue flotante que transporta placer y felicidad.

Pero este coloso boyante provoca también

un considerable impacto ambiental.

Cuando atraca, el crucero prosigue su fogosa actividad.

Los potentes motores siguen funcionando

para alimentar los deseos de los pasajeros

que, durante la escala, permanecen en la nave de los placeres.

Debe ofrecer los mismos servicios que cuando navega

a los pocos pasajeros que, durante la escala,

continúan sus vacaciones en el mar.

Desde tierra, la visión de los cruceros puede ser muy distinta.

María García pertenece a la plataforma

por la calidad del aire en Cataluña.

Barcelona es el primer puerto de Europa en número de cruceros.

Para una ciudad como esta es un motivo para estar contentos, ¿no?

Bueno, esta es la historia de éxito que se muestra a la ciudadanía,

pero que esconde grandes impactos, sobre todo la contaminación.

Estos cruceros están utilizando un combustible

que es el residuo último del refinado del petróleo.

Es el chapapote. Lo más tóxico.

Cuando estos barcos están aquí en el puerto parados

deben contaminar menos, ¿no?

Sí, estos barcos, cuando llegan a puerto desde 2015,

tienen que cambiar el combustible a uno más limpio,

pero que sigue siendo 100 veces más tóxico que el diesel de los coches.

Uno de los atractivos del puerto de Barcelona

es que está pegado a la ciudad, pero esta ventaja comercial

se convierte en un inconveniente

para los barceloneses que viven cerca.

Sobre todo cuando coinciden varios cruceros a la vez

y la brisa envía sus humos hacia dentro.

Los barrios de Ciutat Vella y Sants-Montjuïc

reciben un impacto de los cruceros

que puede afectar seriamente a la salud.

A la alta contaminación urbana,

debe sumar la emisión de partículas de los buques

que puede superar 200 veces a la de una autovía.

Los cruceristas preferidos son los que empiezan

y acaban sus vacaciones en Barcelona.

Representan una cuarta parte del pasaje.

Además de puerto, consumen aeropuerto, hoteles,

restaurantes y tiendas.

Pero la mayoría de cruceros hacen solo una breve escala en Barcelona.

En verano, miles de cruceristas

invaden los barrios turísticos a contrarreloj.

En cuatro horas se dispersan por los monumentos más emblemáticos

de la ciudad.

Hola, buenos días. Buenos días.

Esto es impresionante.

Este es uno de los puntos más concurridos de Barcelona, ¿no?

Efectivamente.

Aquí cada año vienen 50 000 autocares

que traen a más de 2 millones de turistas.

Estamos en uno de los puntos más contaminados de Barcelona.

En Barcelona se dan los picos más altos de contaminación.

Joan Itxaso es portavoz

de la Asociación de Vecinos de la Sagrada Familia.

Un barrio a punto de colapsar.

¿Y los vecinos qué dicen?

Los vecinos están bastante cabreados.

Tienen que entrar en su casa y salir.

En horas punta como esta, hay días que tienen dificultades.

¿Y estas aglomeraciones por el interés turístico

de la Sagrada Familia afectan a los alquileres?

Claro.

Esto ha afectado mucho en el sentido de que se han incrementado

los precios de los locales.

Se han incrementado mucho los precios de las viviendas.

Sean de compra o alquiler. Sobre todo de alquileres.

¿Y los pisos turísticos?

En las comunidades de vecinos hay verdaderos problemas de convivencia

con este tipo de pisos turísticos.

Además, la gran mayoría en el barrio son ilegales.

No están declarados.

No pagan la tasa, etc.

Están implantando las tiendas de souvenirs.

Hay 35 en todo el entorno.

Se están implantando las comidas rápidas.

La pena es que el comercio de proximidad y clásico

está desapareciendo.

¿Cómo convive el comercio tradicional

con este turismo básico en la Sagrada Familia?

Hay que adaptarse un poco.

Antes era un colmado tradicional.

Solamente venían las personas del barrio.

Ahora tenemos una gama de productos para el turista.

Pero este turismo masivo no para aquí.

Tienen su ruta fija. Van directos a su ruta.

Pero sí es cierto que tenemos una gama de productos

para el turista que va solo por su cuenta.

¿El vecindario qué dice de este sistema de turismo que hay aquí?

Bueno, no gusta mucho. Ha sido molesto.

No pueden pasar con los carros. Pero al final se convive.

¿Por qué hay tantas aglomeraciones?

Porque hemos de tener en cuenta que las dos terceras partes

de las personas que vienen a visitar la Sagrada Familia

se quedan fuera, no entran.

Es un turismo que entorpece mucho. Ensucia mucho.

No deja nada.

El día que el gigante navío atracó en Barcelona,

un sonoro comité de bienvenida lo recibió.

La asamblea de barrios por un turismo sostenible protestaba

contra la industria de cruceros.

Entonces vosotros estáis en contra del turismo de cruceros.

No estamos en contra del turismo.

Estamos en contra de un turismo insostenible de masas

que genera enormes impactos sobre las ciudades de acogida.

No podemos poner el beneficio

por encima de la salud de las personas.

Y, sin embargo,

todas las estadísticas hablan de que los cruceros

traen a Barcelona riqueza, puestos de trabajo,

funcionan los restaurantes, los hoteles...

Detrás de estos grandes números de éxito

de que somos el primer puerto a nivel europeo

y de la mediterráneo de cruceristas,

se esconden toda una serie de impactos y costos

que estamos pagando la población.

El tema de contaminación es evidente,

y la salud debe estar por encima de cualquier negocio.

Además, en este caso,

el beneficio se lo está llevando las grandes navieras.

Como estamos viendo, los beneficios no dejan de parar año tras año.

Son empresas globales que además no pagan impuestos.

Aquí podríamos hablar de quién gana y quién pierde,

pero la ciudad se queda con la contaminación,

los residuos y todos los procesos de transformación

asociados a este tipo de turismo masivo.

Nosotros también gozamos de la tráquea del Harmony of the Seas.

Un prodigio que bate todos los récords de la industria naval.

Sus dimensiones son impresionantes.

Dentro nos espera un mundo que flota en otro mundo.

En las profundas entrañas del coloso nos reunimos con Richard Pruitt,

vicepresidente de Royal Caribbean, segunda naviera del mundo.

Recorrer sus 360 m de longitud y sus 20 pisos de altura,

exige energía y tiempo.

Tiempo del que se dispone durante un crucero.

Es como un monumental centro comercial.

Donde pasar muchas horas sin aburrirse

y consumir todo lo que esté al alcance del billete

y del bolsillo.

En este universo flotante puede llegar a convivir 9000 personas.

Para propulsar un crucero de estas dimensiones

se necesitan muchos caballos.

Llega a quemar 150 t de fuel oil pesado al día.

Su producción de dióxido de azufre y partículas es elevadísima.

Sin embargo, en Royal Caribbean, remarcan su compromiso

para recudir el impacto ambiental.

La compañía ha firmado un acuerdo con el fondo mundial

para la naturaleza para reducir sus emisiones.

Justifica que el mayor crucero del mundo necesita fuel oil pesado

incluso en puerto, porque va equipado

con un novedoso sistema que reduce su polución.

Hablamos de ello en un confortable camarote.

Su compañero dice que este es el barco más grande del mundo

y a la vez el más respetuoso con el medio ambiente.

¿Esto casa? ¿Esto es posible?

Hay organizaciones ecologistas que dicen que un barco enorme

como este contamina igual que 5 millones de vehículos

haciendo la misma ruta.

El hecho de que Barcelona sea una ciudad bonita,

pero a la vez contaminada,

¿puede perjudicar la venida de turistas en el futuro

si esto no se llega a controlar?

El investigador del CSIC experto en contaminación atmosférica

nos conduce a la estación desde donde miden la calidad del aire

en Barcelona.

Nos remarca que los sistemas de medición no distinguen

entre cruceros y cargueros.

Este es un sistema de muestreo de partículas en suspensión.

Aquí tenemos un filtro

que ha estado utilizándose durante 24 horas

y este es el filtro que va a utilizarse ahora.

¿Qué os permite saber que esta contaminación procede del barco?

Aquí tenemos trazadores, como el vanadio,

que es un componente que lleva el petróleo,

y se acumula en el residuo de las refinerías,

en este caso en el fuel oil.

Cuando los motores de los barcos queman ese combustible,

emiten vanadio y nosotros,

analizando la concentración que tenemos en este sin filtro

podemos determinar qué cantidad de partículas

nos vienen de esos motores.

¿Esto no puede proceder de otros orígenes?

Hace unos años sí.

En estos momentos, las únicas emisiones de vanadio

son de los motores de los buques.

Pueden ser los del puerto que están atracados,

los que estén esperando,

o los que pasen enfrente de nuestras costas.

En conjunto en total,

¿qué porcentaje de contaminación atmosférica

en la ciudad de Barcelona producen los barcos del puerto?

Como media, alrededor de un 5 o 7 % de las partículas que respiramos

vienen de los buques.

¿Los habitantes de las zonas más cercanas al puerto

tienen que estar más preocupados entonces?

La concentración en los edificios que están próximos al puerto,

obviamente es mucho mayor.

¿No saben cuánto?

No, no hemos hecho nunca ningún estudio.

¿Se imaginan alguna proporción?

No sé, pero puede llegar al 30 % de lo que respiras.

¿Y qué consecuencias tiene para la salud

respirar estos contaminantes? No es mi campo de investigación.

Nuestros colegas los epidemiólogos nos dicen que las partículas

incrementan las muertes prematuras

y agravan enfermedades cardiovasculares, respiratorias

y cerebrovasculares.

Apremiadas por las directivas europeas,

las navieras dan pequeños pasos para disminuir la contaminación.

Algunas compañías como Carnival y Costa Cruceros

ya han encargado buques propulsados con gas natural.

Un combustible menos contaminante.

Pero tuvimos que trasladarnos a Madrid,

porque ni Carnival ni Costa Cruceros

nos quisieron detallar estas innovaciones.

Aquí tiene su sede la asociación internacional de cruceros, CLIA.

Su representante en España atisba las mejoras

que preparan los navieras.

No soy capaz en este momento de discernir cuál es la tecnología

que se va a imponer, y seguramente sea una combinación

de varias de ellas.

Últimamente se habla mucho del gas natural licuado.

Quizá hace unos años se hablaba menos.

También depende, lógicamente, de la disponibilidad

en diferentes áreas geográficas de este combustible,

que no siempre se encuentra en todas las áreas

y que requiere inversiones significativas

por parte de los puertos para ponerlo a disposición de las compañías.

Parece que hay una mayoría de buques que están preparados

para conectar la electricidad cuando están parados en el puerto.

Los cuadros eléctricos de la mayoría de los barcos,

con unas ciertas modificaciones, permitirían esa conexión.

Por otra parte a veces echamos en falta...

es que hay una estandarización de cómo tiene que ser esa conexión.

Lógicamente no es posible que haya barcos

y que tengan que tener media docena de conectores diferentes,

dependiendo del puerto donde se encuentren.

Cada naviera tiene sus intereses.

Royal Caribbean se debe a la legislación de Bahamas.

Bandera de conveniencia con la que navega.

Se limita a los convenios ambientales internacionales.

En general, bastante laxos.

Ustedes tienen en contrato ocho de los cruceros.

¿Alguno de ellos ya se da con gas licuado

o seguirá utilizando fuel pesado, como hasta ahora?

Cada año, la ONG alemana Alianza de protección a la naturaleza

elabora un ranking sobre sostenibilidad

de los nuevos cruceros.

Situado en primer lugar a las nueve horas AIDA y Costa Cruceros

que ya han encargado buques a gas natural con catalizador,

filtro de partículas y toma eléctrica en puerto.

En cambio, clasifica en puestos bajos a las cruceristas lideres.

MSC y Royal Caribbean.

Sigan construyendo buques propulsados con fuel pesado.

¿Para ustedes cuál es la solución para resolver esta contaminación

atmosférica que producen los cruceros?

La medida más sencilla más rápida es que estos cruceros

utilicen un combustible más limpio.

Es lo que se está haciendo en el mar del norte.

Existe una regulación que obliga a utilizar un combustible

que tiene un 0,1 % de azufre, mientras estos cruceros

en el mediterráneo están con un un 3,5 de azufre,

lo que significa que también tienen más partículas,

más óxido de nitrógeno.

Estamos teniendo la regulación de zonas de baja emisión

que no permite que entren cruceros altamente contaminantes.

En el norte de Europa, incluyendo el canal de la Mancha,

es donde hay más tráfico marítimo y se concentran

los principales puertos.

Hay diez donde los buques atracados deben conectarse a la red eléctrica.

El mar Báltico es también área de control de emisiones.

Su principal riesgo es la lluvia ácida y se exige a los buques

un combustible menos contaminante.

¿Qué opinan ustedes de la alternativa del gas natural

como combustible de los cruceros?

Nosotros pedimos que hagan un plan con una regulación

que obligue a los cruceros a que utilicen este tipo de combustible.

Porque la realidad que vemos es que los futuros cruceros

no están yendo a gas.

No están previstos que vayan a gas.

Según datos del ayuntamiento de Barcelona de 2013,

las emisiones de los cruceros en puerto suponen el 1,2 %

de la contaminación por dióxido de nitrógeno.

En los barrios cercanos se dobla.

A pesar de que una ley europea obliga a los cruceros en puerto

a quemar un combustible bajo en azufre,

ninguno lleva un sistema para eliminar partículas.

Los ecologistas, sin embargo, dicen que,

a pesar de utilizar gasoil en puerto,

como los cruceros no utilizan filtros,

de poco sirve, siguen contaminando.

Sí, sí.

Hay una emisión de óxidos de nitrógeno,

óxidos de azufre y partículas de suspensión

por la combustión de los motores de los cruceros y buques, en general.

Esto es así, claro.

Pero insisto.

La contribución que tiene sobre la ciudad,

en relación a otras fuentes de emisión,

no es relevante.

Jordi Biela es el responsable de medio ambiente

del puerto de Barcelona.

El puerto de Barcelona es un puerto de éxito.

La mayoría de compañías de cruceros quieren venir aquí.

¿No sería el momento de exigirles que utilicen energías limpias

cuando están atracados aquí?

El instrumento de bonificar se está viendo que es muy útil.

Es de los pocos instrumentos que dispone la autoridad portuaria

para conseguir reducir estas emisiones.

Eso sería cobrarlos unas tasas más baratas.

Esto sería bonificar las tasas del buque en el puerto.

Claro. Que el buque pague menos por su estancia.

Exactamente.

Actualmente la ley permite una bonificación de hasta el 5 %.

La ley del sistema español.

En otros puertos de Europa y del mundo,

en Estados Unidos, por ejemplo, los puertos tienen rebajas,

bonificaciones del orden del 30, 40 %.

Además de las bonificaciones,

los impuestos que pagan para estar atracados al puerto,

¿qué cambios se pueden hacer a través de los combustibles,

por ejemplo?

El puerto de Barcelona,

gracias a que tenemos la planta de Enagas de almacenamiento

para regasificación, es uno de los puertos del mundo

que está mejor situado para convertirse

en un puerto suministrador de gas natural a los buques.

Esto lo tenemos que aprovechar.

Por otro lado, estudiando las posibilidades

de diferentes fuentes de alimentar electricidad a los buques

para que dejen de utilizar los motores auxiliares

en determinados puntos.

¿En cuánto tiempo podemos esperar a que estas energías limpias

en el aeropuerto de Barcelona puedan estar en funcionamiento

y puedan acabar con esta contaminación?

En cinco años seguro que tendremos buques clientes,

buques que atracan en el puerto de Barcelona,

que serán propulsados por gas natural.

En cinco años.

Ahora bien, ¿cuándo esto será más frecuente?

¿Cuándo habrá un número suficiente de buques de gas natural en el puerto

para que las emisiones en global muestren una significativa reducción?

Probablemente tengamos que esperar 15 o 20 años.

Un puerto genera mucha polución.

Los cargueros son mayoría,

pero cuando atracan emiten menos contaminantes.

Porque su tripulación es pequeña

y sus instalaciones demandan poca energía.

Además los muelles de carga están alejados de los barrios.

Pero en el puerto hay también gran movimiento de camiones.

Tanto de los que trasladan contenedores

como los que dejan la carga en los ferries

que se dirigen a Italia y al norte de África.

La intención de la autoridad portuaria de Barcelona

es que la maquinaria y los camiones del propio puerto

acaben también propulsados por gas natural.

La gran esperanza

es la conexión del puerto con el ferrocarril.

Un proyecto que aparece encarrilado.

Hay quien contempla un horizonte

con soluciones más rápidas y contundentes.

Hay que aplicar una obligatoriedad de tratamiento de las emisiones.

Los barcos, igual que los vehículos diésel,

les obligamos a que tengan un catalizador

y un filtro de partículas y tenían que tener algo así.

Países como Suiza en los buques de sus lagos

lo tienen como obligatorio el tratamiento de las emisiones.

En el caso de los cruceros anegados en el puerto,

¿qué clase de combustibles deberían utilizar para contaminar menos?

El cambio a gas natural necesitará muchos años.

No podemos esperar por la calidad del aire durante tantos años

para que se transformen los buques en gas natural.

Es necesario a la fuerza que se aplique una electrificación

para que, por lo menos, mientras entren al puerto

o estén amarrados, utilicen la electricidad

suministrada por el puerto.

¿Qué importancia tiene la contaminación del puerto

de los cruceros y del resto de buques

sobre la contaminación de la ciudad?

En nuestras ciudades, el problema principal es el tráfico rodado

de la contaminación del aire. Han seguido por la industria.

Después diría que los buques pueden contribuir

entre un siete y 8 % a esta contaminación.

Aunque parezca que no es mucho,

un 7 % en calidad del aire es importante.

La mejora de la calidad del aire es como un puzle.

No hay una ficha que lo resuelva.

Se basa en pequeñas medidas que contribuyen

en una pequeña proporción a esa mejora.

Al final obtenemos un rendimiento bueno en mejora de calidad del aire.

Los cruceros son el sector que crece más rápido

dentro de la industria del turismo de masas.

Pero, a medida que los barcos se hacen más colosales,

empeora la polución que provocan.

La flota y el tamaño de las naves de vacaciones

aumenta desmesuradamente.

Pero la limitación legal de sus emisiones contaminantes

no marcha, precisamente, a velocidad de crucero.

Recientemente, el Parlamento Europeo aprobó una nueva directiva

para que los buques reduzcan el contenido de azufre

de sus combustibles.

Se abre así la puerta a la entrada de nuevos carburantes,

aunque en el transporte marítimo los cambios suelen navegar

a pocos nudos de velocidad.

Sin embargo, en "El escarabajo verde",

navegamos a toda máquina y tenemos listo el programa

de la semana próxima.

Mientras tanto, recordad que estamos en Facebook,

Twitter y que nos puedes encontrar con más contenidos en Instagram,

Spotify y nuestra web.

Nos vemos aquí en La 2.

En siete días, no faltéis. Os echaremos de menos.

(Música créditos)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Cruceros con muchos humos

El escarabajo verde - Cruceros con muchos humos

16 sep 2016

Barcelona se ha convertido en el primer puerto de cruceros del Mediterráneo, pero este éxito comercial arrastra secuelas ambientales. Los humos de los barcos de vacaciones contaminan seriamente los barrios cercanos al puerto y el resto de la ciudad.

En el reportaje “Cruceros con muchos humos”, se aborda la arribada al puerto barcelonés del “Harmony of the seas”, el más grande del mundo. Los cruceros cuando están atracados siguen ofreciendo todos sus servicios a bordo y emiten sin parar gases contaminantes que la brisa envía a la ciudad. Cuando navegan, los cruceros se propulsan con fuel oil pesado que emite dióxido de azufre y micropartículas muy perjudiciales para la salud. A pesar de que en puerto deben quemar un gas oil menos contaminante, es aún más nocivo que el de los automóviles.

Los ecologistas piden que se limite el número de cruceros atracados en Barcelona y que se les obligue a utilizar un combustible no contaminante. La solución sería la conexión eléctrica de los barcos en puerto, pero el puerto barcelonés apuesta por el gas natural del que dispone abundantemente.

ver más sobre "El escarabajo verde - Cruceros con muchos humos" ver menos sobre "El escarabajo verde - Cruceros con muchos humos"
Programas completos (317)

Los últimos 527 programas de El escarabajo verde

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos