Presentado por: Eduardo La plaza Dirigido por: Eduardo La plaza

Magazine sobre ecología y medio ambiente, que se centra en las relaciones que el hombre establece con su entorno. Desde una perspectiva divulgativa, el programa analiza un tema de actualidad del medio ambiente y emite un reportaje al respecto.

Reemisiones: Domingo a las 13.00 horas y martes a las 09.00 horas, en La 2

2860237 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos  El escarabajo verde - Contamina tú que ya pagamos nosotros - Ver ahora
Transcripción completa

Esta planta depuradora, donde estamos,

potabiliza el agua de parte de los 4 millones de habitantes

de Barcelona.

Hoy os hablaremos de ríos contaminados.

Habéis acertado, empieza "El escarabajo verde".

La Administración se gastó más de 100 millones

en desalinizar el agua del río Llobregat,

que se contamina por unas minas de potasa curso arriba.

No es un caso único.

En Tarragona pasa algo similar con el Ebro.

Varias administraciones limpian la contaminación que una gran empresa

química vertió en el Ebro durante más de un siglo.

En ambos casos la empresa privada contaminó

el medio y la Administración pagó la mayoría de la limpieza.

Es decir, empresas que contaminan mientras los ciudadanos pagan

la limpieza con sus impuestos.

El periodista del programa Xavier Sitjà

ha remontado los ríos Ebro y Llobregat

para explicar lo que nos cuesta sanearlos.

A 70 kilómetros de Barcelona crecen singulares montañas. Unas colinas

artificiales que ya se confunden con el paisaje original.

Nadie puede asegurar si algún día desaparecerán.

Estos ancianos pasan sus últimos años en una residencia.

Les quedan pocas ambiciones, pero a esa edad aún quedan inconformistas.

Sebastiá, ingeniero aeronáutico y abogado, dedica su tiempo

a luchar por el Medio Ambiente.

En su improvisado bufete, con una abogada amiga, combate

a un gigante multinacional.

A sus 91 años,

¿cuál sería su principal ilusión en este momento?

¿En este momento?

Es que, especialmente,

conservemos el espacio que tenemos.

Ya no el aéreo ni el espacial,

sino nuestro propio espacio ambiental.

Y en esto es necesaria una lucha prodigiosa.

Y en este campo es donde se tiene que luchar

desesperadamente.

¿Qué persigue usted? ¿Cuál es su objetivo?

Acometer esta obra de restaurar esta montaña

de escombros.

Este es...

el objetivo final, en estos momentos, de mi vida.

La sentencia que usted ganó,

Sí... ¿Qué dice?

Queda ajustado a derecho, a derecho, el que se haga

un plan de restauración sobre el Cogulló.

El Cogulló. La montaña de sal.

La montaña de sal.

Un plan de restauración.

Y que se establezca una fianza suficiente

para responder que se hará esta restauración.

Y esto en el plazo de dos meses.

Y estamos en un plazo de tres años.

Usted también llegó a reclamar a la Unión Europea.

Sí. ¿Y por qué?

Por esto que le explico.

Porque la justicia española,

aun teniendo ganas de administrar justicia,

no puede obrar con rapidez.

Y así como esto ha durado cinco años para llegar a tener una sentencia,

pasarán cinco años más

para llegar a tener una solución

de ejecución, y yo no puedo vivir tanto tiempo.

Por las rutas de los planetas,

rumbo a las estrellas y a las galaxias,

llega hasta vosotros...

Estradé fue guionista de TVE, escritor y un gran divulgador

de la aventura espacial.

Ahora concentra su energía en desmontar la montaña de sal

que hace unos años se interpuso en su paisaje.

Estradé lamenta la permisividad del gobierno catalán.

Estamos en mi casa.

Mi casa. ¿Por qué decide luchar

contra la montaña de sal? Bueno.

Cuando encima de la montaña natural del Cogulló,

que es esta con árboles,

empezaba a nacer una montaña artificial que parecía un monstruo,

desde aquí, un ballenato.

En la vida cotidiana, además

del paisaje, ¿tiene otros efectos la sal?

Las emisiones del aire son más o menos tóxicas.

¿Cómo se demuestra?

Las barandas se oxidan. Los bajos de los coches,

ahí también tienen poca duración.

¿Eh? Y otros efectos.

Por culpa de estos residuos mineros

tenemos que proveer a todo el Llobregat y a Cardona

de una serie de depuradoras

que no alcanzan. Incluso no alcanzan.

Pero esta escombrera pertenece a una mina que da puestos de trabajo.

¿Cómo se puede resolver eso?

Creando más puestos de trabajo.

Creando más puestos justamente haciendo su plan de restauración.

El plan

de restauración es quitar toda esta montaña.

¿Usted cree

que podrá ver cómo esta montaña

baja? Yo no. No.

Yo no podré verlo. No.

¿Cómo bajar? Cuidado.

Tenía que verse. Las sentencias que hay

exigen que desde ahora

empiece a bajar el nivel de la montaña

a base de quitar residuo.

En lugar de esto, la Generalitat hizo una resolución

autorizando que creciese 30 metros más.

De forma que no veremos que esto desaparece.

Al llegar a Sallent, la mina nos impacta.

En esta y otras localidades cercanas está el único

yacimiento de potasa en España. Las minas

pasaron por varias manos.

Desde hace 16 años son de Iberpotash,

filial del gigante israelí ICL.

La comarca está volcada en la actividad minera,

que emplea a mucha gente.

Extraen silvinita, un mineral del que obtienen sal

para deshelar carreteras, y sobre todo potasa,

un fertilizante muy usado en agricultura.

Iberpotash prevé

desmantelar esta planta,

pero no queda claro qué pasará

con la montaña de sal que desde los años 70 crece sin parar.

Cada día se vuelcan aquí miles de toneladas de sal y barro

por la extracción de silvinita.

Al extraer la potasa

sobra una parte del mineral. Exacto.

El mineral no es 100 por 100 puro.

Tiene un 30 por 100 de potasa. El resto es sal y se sube aquí.

Podemos decir

que es una montaña de residuos. No.

Esto es un recurso, no es un residuo.

Es un depósito salino, un almacén provisional de sal

en tanto en cuanto la comercialicemos.

Pero incluso la Unión Europea habla de residuos.

No habla de recursos.

Para nosotros esto es un recurso. Es una riqueza de país.

Cuando empecemos a comercializar esta sal de la montaña,

se crearán empleos,

se creará una comercialización que es una riqueza

de todo el país. ¿Y por qué

no lo hacen ya? En este momento

se está planteando empezar a hacerlo.

Y lo que hacemos ahora

es gestionar medioambientalmente esta instalación.

Muy recientemente la Unión Europea advirtió a España

de que en esta explotación se incumple la normativa

y se pone en riesgo la salud pública.

En ese tema no puedo entrar porque no lo conozco.

Esta sal,

este residuo, recurso para ustedes,

¿qué consecuencias tiene para el entorno?

Contrariamente a lo que pudiera parecer, y algunas opiniones,

este depósito salino está gestionado medioambientalmente,

tal como os enseñaremos, con medidas preventivas.

Canales perimetrales,

presas en los torrentes,

pozos de captación, etcétera,

que hace que recojamos

todo el agua que genera la montaña y la mande al colector de salmueras.

Ya, pero en todo caso, ¿no produce clase alguna

de salinización en ríos cercanos,

como el Llobregat? Ustedes pueden ver

que el impacto superficial es inexistente.

Bosques frondosos, caldos de cultivo.

Si esta sal se transmitiera al territorio,

aquí no habría nada.

Iberpotash prepara un proyecto para duplicar la extracción

de potasa en el yacimiento de Sallent.

Los restos de sal se multiplicarán, y la montaña

seguirá creciendo.

Los empresarios vinculados a las minas

lo ven como una oportunidad para la comarca.

¿Qué opinan de esta montaña,

esta escombrera, esta montaña de sal que tienen en Sallent?

Bueno, seguramente...

Seguramente tampoco nos gustaría tenerla.

Pero hay un proyecto para resolverlo.

¿Cómo se resuelve esto? Con una fábrica de sal.

Con una fábrica de sal.

La única manera que hay para reducir esta montaña,

ese recurso salino, es transformar la actual sal

en una sal de alta calidad

que sea materia prima para la industria química.

Entonces, lo que está haciendo

la empresa aquí es un proyecto.

Que al mismo tiempo que contribuye

a hacer desaparecer la montaña,

va a crear unas condiciones para que esta zona

sea un pueblo que atraiga a la industria química.

Ya, haciendo sonar las campanas,

esto puede ser Tarragona dos.

Antiguamente, esta zona era conocida

como la perla de El Llobregat.

Los ecologistas de Prou Sal!, Basta de Sal,

nos quieren mostrar la huella de la mina.

¿Han influido mucho las minas en la vida de Sallent?

Muchísimo.

Sallent sería otra cosa sin minas.

Desde hace más de 100 años existen en Sallent minas de potasa.

Y desde vuestro punto de vista,

¿las minas han traído ventajas, inconvenientes?

Es evidente que han traído ventajas sobre todo en puestos de trabajo.

Pero también trajo inconvenientes.

Por ejemplo, un fantasmagórico barrio

que sufrió las consecuencias de crecer sobre la mina.

Aquí vivían 500 vecinos.

¿Y qué pasó?

Pues pasó

que en la explotación

se originó un pozo, el llamado

pozo Enrique, que es un agujero que está aquí debajo.

Entonces, este pozo,

en lugar de taparlo con material,

pues hicieron una chapuza

con agua.

Y es un pozo que no se ha podido... no se ha cerrado.

Y ha ido creando subsidencias

y cada vez creando hundimientos en este barrio,

hasta el punto de tener que abandonarse.

Y las 500 familias tuvieron que marchar.

¿Quién ha pagado

este gasto? Lo hemos pagado entre todos.

¿A través de qué? A través de nuestros impuestos.

Es decir, una parte la ha sufragado el Estado

y la otra la Comunidad.

Pero han sido 100 millones de euros pagados entre todos.

Este disparate creado

por la empresa.

¿Ustedes están en contra de la mina?

En contra no. Estamos en contra de esta forma de trabajar.

Y precisamente, contra lo que dice la empresa,

si trabajaran bien, sería un trabajo que duraría.

Sería lo que llamamos sostenible.

Los ecologistas nos cuentan otra de las cicatrices de la minería.

Agua potable.

Esta fuente es un reflejo de lo que pasó en el pueblo.

Antes se cogía el agua de pozos

que había. Esos pozos quedaron salinizados.

Se tuvo que coger el agua del río.

Pero hubo un día que también el río se salinizó.

Ya el agua no era buena. Lo que se tiene que hacer ahora

es coger el agua del río, pero mucho más arriba.

Más arriba, donde el agua

ya es buena y no está salinizada.

Todo esto se ha pagado con dinero público.

Y nadie, ninguna empresa, ha asumido responsabilidades.

Llegamos a un punto donde la montaña de sal escupe sus aguas.

Está muy salada, ¿no? -Está muy salada.

>>>< (← $(← P4,-Q¥’÷Ȭ¹’♪÷¹¹µ¥’¹¼((*(4,-♪’½±½¹½¥½¥±°((>>>>>>>>>>>>><­ (← (←(LP4,-♪’±’¹¥¹♪¹’¹¼½µ¼ FABst$omba de agua..-Hay un contenedor,mba de agua...FABstdY,los efectos( (sobre el8FABst4ce

que se desperdicia? -Bueno, lo que hace esta sal

es salinizar... Salinizar el río.

Aquí vemos un ejemplo más en este contenedor

de un agua salada que va directamente al río

y que una empresa ganó el último año

76 millones de euros limpios,

pues utiliza una chapuza como esta para

intentar recoger el agua salada que, la verdad,

como es tan chapucera, no lo consigue

y el agua salada va directamente hacia el río.

¿Y esta agua que va a parar a Llobregat tiene

otros efectos mayores? -Sí, por supuesto,

hablamos del segundo río más importante de Cataluña

que abastece Barcelona y todo su área metropolitana.

Esto son más de cuatro millones de habitantes y, con esta sal,

lo que implica es que sea muy difícil potabilizar

esta agua, muy difícil y muy caro

y lo acabamos pagando entre todos. ¿Ha habido inversiones

muy importantes para evitar que esta agua salinizada

afecte al área metropolitana?

-La Generalitat se ha gastado más de 100 millones de euros

de nuestros impuestos para construir plantas desaladoras

para desalar, no el mar, sino un río.

¿Tiene justificación esta montaña aquí?

-Bueno, tiene justificación en el capitalismo salvaje

donde una empresa se lleva todos los beneficios

y las pérdidas las paga la administración, es decir,

nosotros, nuestros impuestos. La culpa no la tiene solo

las empresas que han estado aquí, sino también la administración

que lo ha permitido y lo ha tolerado.

Vamos a la Generalitat, la administración responsable

tanto de autorizar la explotación minera de Sallent,

como de la calidad del agua del río Llobregat.

Nos recibe el secretario de Medio Ambiente y Sostenibilidad.

La Generalitat acaba de anunciar que en 2017

la montaña de vertidos de sal tiene que acabarse, no puede...

-No puede crecer. No puede crecer más.

-Acabarse no se acabará, desgraciadamente.

Pero hay una sentencia de 2013 del Tribunal Superior

que ya dice que tendría que haber pasado esto,

¿por qué se ha tardado tanto en tomar esta decisión?

-La sentencia no ha sido firme

hasta hace unos pocos meses.

¿Eh? La Unión Europea, en la advertencia

que acaba de hacer a la Administración

española y catalana sobre este caso,

insinúa la complicidad entre la Generalitat y la empresa.

La Administración catalana no ha obligado a la empresa

a tomar las medidas correctoras necesarias.

-Este es el argumento

que se ha recibido de la Unión Europea,

y nuestro punto de vista es que hemos trabajado

en el sentido de preservar la calidad ambiental.

Porque el abogado Sebastià Estradé, que ha hecho varias demandas

que está ganando, se queja de la permisividad

de la Administración catalana con la empresa Iberpotash.

-Bueno, esta es su opinión yo ya digo que debo defender...

¿No han sido permisivos? -A mi juicio no.

A 200 km de Sallent esta Flix.

Por su buena comunicación ferroviaria,

esta población fue escogida a finales del siglo XIX

por una empresa alemana para instalar

la primera industria química en España.

El Ebro, entonces navegable,

permitía transportar el carbón y el ignito de las minas cercanas,

producir electricidad y también verter en él

los restos industriales.

Durante décadas, ninguna norma prohibió verter en los ríos,

pero con las nuevas leyes ambientales,

la audiencia de Tarragona declaró a la empresa Escros

responsable civil subsidiaria del saneamiento de

las riberas y fangos del río Ebro.

Ercros no nos ha concedido ninguna entrevista a cámara,

pero por escrito ha insistido en que la justicia

solo la considera responsable

por los vertidos realizados entre 1988 y 93,

cuando incumplió la Nueva Normativa de Depuración

de Vertidos Industriales en España.

Legal e ilegal, la contaminación vertida

por Ercros en el Ebro es enorme,

tanto que el Gobierno español pidió ayuda a la Unión Europea

para acometer la limpieza del fondo del río.

De los trabajos se encarga la empresa pública Acuamed,

del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente.

Con tantos años vertiendo, ¿qué es lo que encontramos aquí?

-Nosotros vamos a descontaminar lodos contaminados

por radionucleidos, lodos contaminamos

por organoclorados y lodos contaminados

por metales pesados, principalmente mercurio.

¿Son restos realmente peligrosos?

-Vamos a ver, de toda la producción,

o sea, de todas las toneladas que nosotros vamos a sacar,

eh, de todo ese residuo, el proyecto estima

que únicamente entre un 15 y un 20%

es residuo peligroso.

¿Y eso cómo se financia? ¿Cómo se paga esta limpieza

de la contaminación del río Ebro?

-Bueno, el proyecto está financiado en un 70% por la Unión Europea

y el 30% por el Ministerio de Agricultura,

Alimentación y Medio Ambiente.

Los lodos del río se separan,

se analizan y se depositan en un almacén donde se tratan.

Los restos con mercurio se aíslan en cápsulas

de microcemento y, los que tienen alguna radiactividad,

se mandan a un vertedero especial.

El resto de lodos, ya descontaminados,

van a este vertedero que se clausurará una vez

acabe la limpieza del Ebro.

-Los vertederos, generalmente, tienen una vida útil

de 20, 30 años, este vertedero únicamente

está ejecutado para la fase de lo que dure nuestra obra,

o sea, dos, dos años y medio. Se acopiarán todos los lodos aquí

y se clausurará el vertedero finalmente.

De la contaminación del Ebro también hablamos

con el representante del Gobierno catalán.

El caso de Flix, Ercros, eh... También contaminando el río Ebro,

también es una situación parecida a esta

donde la Administración tiene que poner dinero

para apaliar los efectos de... De una actividad....

Ah... Puramente empresarial.

-Es cierto lo que usted dice, pero también es cierto

lo que ahora yo le diré, es decir,

la gran masa que hay en aquella zona

se hizo cuando se podía... Se podía hacer.

¿Que el sentido común decía que fuera una barbaridad?

No se lo negaré a usted, ¿no? No se lo negaré a usted,

sobre todo mirándolo a ojos ahora, ¿no?

Como lo vemos ahora, ¿no? Pero en la práctica,

desde el punto de vista del ciudadano,

hay unas empresas, las que sean, que contaminan

y una administración que tiene que hacerse cargo

de lo que han provocado.

-Eh, sí, sí, sí, podríamos decir que en parte...

En parte sí. ¿Y esto no sería negligencia

de la Administración, haber permitido que ocurriera?

-Si las empresas que contaminan, contaminan por encima

de lo que están autorizadas, sí, si no, no.

Marta Pujadas ha investigado esta contaminación del Ebro,

en su tesis doctoral para el Instituto de Ciencia

y Tecnología Ambientales, ha calculado la inversión pública

para descontaminar los vertidos de Ercros.

¿Cuánto calcula que habrá costado descontaminar esta parte del Ebro?

-Estamos hablando de un proyecto de 167 millones de euros.

Ahora, si consideramos también otras obras complementarias

que se han tenido que realizar, podríamos llegar a hablar

de una cifra de unos 224 millones de euros aproximadamente.

¿Y qué parte pone la empresa que ha contaminado el río?

-Actualmente, la empresa solo tiene la obligación

de poner alrededor de unos mueve millones de euros

para lo que es la descontaminación el embalse.

¿Y la Administración no tiene fuerza para exigir a la empresa

que ha contaminado que se haga cargo de la restauración?

-Existe una cierta permisividad por parte de esta Administración

hacia la empresa que, aun sabiendo que estaba contraviniendo

algunas de los requisitos legales,

especialmente en el caso de vertidos;

nunca se le ha reclamado realmente a la empresa

que pusiera medidas para evitarlo.

¿Es posible de cumplir esta normativa europea,

este concepto de que quien contamina, paga?

-Ah, es posible cumplirlo, pero es difícil,

tal como tenemos montado actualmente el sistema.

Porque la importancia que todavía tienen

las empresas, en este caso, las empresas químicas,

la fuerza que tienen de condicionar

nuestro sistema económico, hace que este principio

que les obliga a cambiar muchos de sus parámetros

de funcionamiento, pues no sea lo efectivo que tendría que ser.

En Flix las cosas están cambiando, una reserva natural contribuye

a elevar la estima por el medio ambiente

que la influencia de la industria química

había casi anulado.

La reserva natural ha reintroducido el interés por el medio ambiente

que Flix tanto necesitaba.

Aquí los escolares conocen la naturaleza de cerca

y aprenden a conservarla.

(Griterío) ¿Cómo se explica que

una zona industrial y agrícola como en la que estamos

se haya conservado esta zona todavía virgen?

-Debido al cambio socioeconómico que representó el establecimiento

de la industria química en Flix, esto cambió.

La gente se dedica a la industria, abandona el campo

y, a diferencia de lo que sucede en la mayor parte

de espacios naturales de nuestro país,

la presión humana sobre esta zona disminuye

y el río recupera lo que era suyo.

Por lo tanto, estamos en una zona con una diversidad

y con una extensión de humedad que sería la que deberían tener

las orillas del Ebro en su tramo final.

En Flix, mientras la empresa química vertía

los deshechos industriales al Ebro,

la corriente los arrastraba río abajo hasta el mar.

-En aquellos momentos, las grandes avenidas

y el flujo constante de agua lo que hacía es que

buena parte de esos productos

se fuesen río abajo, ¿no? A partir de un determinado momento,

se construye el embalse de Flix,

que está a poco más de 500 metros aguas abajo de este complejo

y que está destinado a producir electricidad

precisamente para él, ¿no?

Pero eso ya hace un efecto de retención.

Si esa contaminación está quieta aquí,

¿no afecta al resto del río?

-No estamos hablando, porque a veces la gente

tiene la percepción de que, cuando se habla de contaminación

es de productos que se disuelven en el agua, ¿no?

Aquí estamos hablando de productos que son metales pesados,

organoclorados, productos que no son solubles;

y que se acumulan en el particulado,

con los sedimentos que hay en la zona.

¿Se ha notado ya el efecto de esta descontaminación?

-Bueno, de hecho, se puede ver y se visualiza muy bien cómo,

desde que se construye el recinto que aísla

completamente la zona donde están los residuos vertidos

y donde están depositados.

Y, desde que no hay contacto entre esas dos masas de agua,

ya se han visto que todos los niveles de contaminantes

aguas abajo han disminuido.

(Pitadas y vocerío) Hoy en Flix, Ercros tiene

un peso laboral menor.

La fábrica que daba vida a la población llegó

a tener 1500 trabajadores,

tras la drástica reducción de plantilla del año pasado,

emplea solo a un centenar de personas.

Ahora, los vecinos de Flix vuelven su mirada hacia el Ebro.

¿Flix ha vivido de espaldas al río?

-El hecho de que en las últimas décadas

se hubiese vivido más de espaldas al río

tiene que ver con el fin de la navegación fluvial

por la construcción de los grandes embalses

que cierran esa autopista de comunicación

que era el Ebro hasta entonces. Con la apertura de la reserva

natural, ¿la visión de la gente de Flix sobre el río

y su entorno y su medio ambiente cambió?

-Eh, yo creo que contribuimos un poco a eso, ¿no?

Es decir, la zona era marginal, ¿no?

Y, de hecho, teníamos muy poca autoestima

respecto a lo que era el río y, realmente, el hecho

de que ahí se ha desarrollado una actividad de conservación

con una actividad económica a su alrededor importante,

la gente, evidentemente, ha cambiado esa visión

y ahora ya lo ven también como un potencial.

Los casos de Flix y Sallent son ejemplos de algunos

destrozos ambientales privados

que acaba restituyendo la Administración Pública.

Al principio fundacional de la Unión Europea

de "quien contamina, paga" le queda todavía

mucho camino por recorrer.

El caso de estas dos empresas que se lavan las manos

tras afectar al medio ambiente no es único.

En el 98, una multinacional sueca vertió lodos tóxicos

en Aznalcóllar y fue la Administración la encargada

de descontaminar. A día de hoy, muchos se preguntan

por qué deberán ser los consumidores de gas

quienes compensen a la empresa explotadora

de la plataforma de almacenamiento de gas Castor

por la suspensión de sus trabajos.

Por nuestra parte, no suspenderemos ningún trabajo.

En la semana próxima os acercamos otro "Escarabajo verde".

Recordad, estamos en Facebook y en Twitter, @marioescarabajo.

Que tenemos una web en rtve.es y que también podéis ver

nuestras fotos en Instagram. Nos vemos aquí, en La 2,

en siete días. No faltéis, que os echaremos de menos.

El escarabajo verde - Contamina tú que ya pagamos nosotros

30:37 14 nov 2014

El Escarabajo verde trata esta semana de empresas privadas que contaminan el medio ambiente y al final la administración pública debe hacerse cargo del coste de la limpieza. Se trata de una mina en Sallent, Barcelona, y una química en Flix, Tarragona, que han contaminado los ríos de su entorno.

 

El Escarabajo verde trata esta semana de empresas privadas que contaminan el medio ambiente y al final la administración pública debe hacerse cargo del coste de la limpieza. Se trata de una mina en Sallent, Barcelona, y una química en Flix, Tarragona, que han contaminado los ríos de su entorno.

 

ver más sobre "El escarabajo verde - Contamina tú que ya pagamos nosotros" ver menos sobre "El escarabajo verde - Contamina tú que ya pagamos nosotros"

Los últimos 574 documentales de El escarabajo verde

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Sedentarios

    Sedentarios

    27:54 pasado viernes

    27:54 pasado viernes Un sendero es un signo civilizatorio, una conquista sobre la naturaleza, y por ellos hay gente de paso, pero también está la gente que lo promueve, lo diseña, lo marca y mantiene. La gente que permanece.

  • 27:35 09 nov 2018 Corriendo mayores o menores riesgos, existe un tipo de activismo ecologista y de defensa de los derechos animales que se la juega cada vez que pone en marcha una protesta, una reivindicación o la simple recopilación de información para denunciar irregularidades medioambientales

  • 25:47 02 nov 2018 Existe una forma de luchar a favor de la protección de la naturaleza y la biodiversidad del planeta que exige un compromiso personal más allá de toda duda. Hemos hablado con voluntarios de diversas organizaciones para que nos cuenten el por qué de estas estrategias más beligerantes y, desde luego, también más comprometidas tanto para estas entidades como para sus propios activistas.

  • Un negocio bestial

    Un negocio bestial

    27:31 26 oct 2018

    27:31 26 oct 2018 El pasado julio, "El escarabajo verde" presenció una operación en la que el Seprona de la Guardia civil confiscó serpientes y varanos protegidos entre los que había el primer dragón de Komodo decomisado en Europa. España es el principal destino mundial de pieles de reptil ilegales que la industria de curtidos transforma clandestinamente en piezas de vestir. Y desde Marruecos también entran macacos de Berbería que pasan de vivir libres en la cordillera del Atlas a mascotas en hogares europeos.

  • Sedientos de verde

    Sedientos de verde

    27:54 19 oct 2018

    27:54 19 oct 2018 Cada vez más gente vive en grandes ciudades. Nuestro estilo de vida nos ha alejado de la naturaleza, pero parece que por mucho que nos distanciemos, necesitamos tenerla cerca. En este reportaje nos preguntamos el porqué de esta necesidad, qué consecuencias tiene sobre nosotros y cómo hacemos compatible vida urbana y naturaleza. Este es posiblemente el reto más importante que tienen que afrontar las ciudades hoy en día. Visitamos una capital, Vitoria-Gasteiz, que es referente en ello, y otras, como Barcelona y L’Hospitalet, que por sus características tienen más dificultades. Los propios ciudadanos son conscientes de la importancia del verde y tratan de mantener el contacto con la naturaleza. Algunos expertos nos ayudarán a entender qué efectos puede tener sobre nuestra salud.

  • Observadores del mar

    Observadores del mar

    28:37 12 oct 2018

    28:37 12 oct 2018 Tres cuartas partes del planeta las ocupa el mar. Si miras con detalle, con más detalle, descubrirás un mundo sorprendente, lleno de vida. Los científicos intentan comprender cómo funcionan los ecosistemas marinos para mejorar su salud.

  • Observadores del mar

    Observadores del mar

    00:44 08 oct 2018

    00:44 08 oct 2018 Con los avances en al acceso a la información y su democratización las observaciones de la ciudadanía son cada vez más importante para la ciencia. Cualquier persona puede colaborar con la comunidad científica participando en una plataforma de ciencia ciudadana que recopila observaciones y experiencias sobre el mar. En este reportaje realizamos un homenaje a todos esos ciudadanos enamorados del mar que con sus observaciones contribuyen a construir el edificio de la ciencia.

  • La aldea gala

    La aldea gala

    27:29 05 oct 2018

    27:29 05 oct 2018 "La aldea gala" es una historia de transición energética y economía circular.

  • La aldea Gala - Avance

    La aldea Gala - Avance

    1:25 01 oct 2018

    1:25 01 oct 2018 A finales del año 2017, la Fundación Zero Waste Europe se fijó en un municipio de apenas 7.250 habitantes de la Comunidad de Madrid: El Boalo. Para premiarlo. A contracorriente de la gestión de residuos de la mayor parte de nuestro territorio, este reducto cercano a La Pedriza cumple con los estándares de residuo cero. Gracias a la puesta en marcha de un innovador programa de gestión sostenible en el que se han volcado los vecinos

  • 34:19 28 sep 2018 Llevamos años esforzándonos por abandonar la naturaleza, por dejar atrás los poblados por los que merodeaban leones o elefantes ¿Hemos conseguido llegar a la cima del mundo civilizado. Y ahora que estamos aquí, anhelamos la vida salvaje.  

  • 29:16 21 sep 2018 En el segundo episodio de la trilogía 'Salvajes" explicamos cuál es la herencia del bucardo de los Pirineos, un animal que ha pasado a la historia.

  • 50:12 14 sep 2018 Viajamos hasta Rumania para seguir el rastro del bisonte europeo, un animal desaparecido de las praderas europeas y que gracias al éxito de los programas de cría en cautividad se está liberando en la naturaleza acompañado de medidas que deberían generar nuevas oportunidades económicas para la población local. En el continente europeo, toma fuerte la idea de volver a hacer salvaje una naturaleza que percibimos acosada. Pero ¿cómo será esta naturaleza futura? ¿Qué significará la misma palabra salvaje? ¿Ejerceremos un tutelaje continuo sobre la fauna salvaje en su hábitat? En El Escarabajo Verde hemos abordado estas cuestiones en una trilogía. Tres trabajos complementarios que suministran enfoques diferentes alrededor de esta cuestión. El primero que presentamos es “Los bisontes de Rumanía”.

  • 1:16 04 sep 2018 Viajamos hasta Rumania para seguir el rastro del bisonte europeo, un animal desaparecido de las praderas europeas y que gracias al éxito de los programas de cría en cautividad se está liberando en la naturaleza acompañado de medidas que deberían generar nuevas oportunidades económicas para la población local. En el continente europeo, toma fuerte la idea de volver a hacer salvaje una naturaleza que percibimos acosada. Pero ¿cómo será esta naturaleza futura? ¿Qué significará la misma palabra salvaje? ¿Ejerceremos un tutelaje continuo sobre la fauna salvaje en su hábitat? En El Escarabajo Verde hemos abordado estas cuestiones en una trilogía. Tres trabajos complementarios que suministran enfoques diferentes alrededor de esta cuestión. El primero que presentamos es “Los bisontes de Rumanía”. Un reportaje de Marisol Soto Romero y Eduardo Laplaza Imagen y Sonido: Ilde Urban y Jordi Sánchez Piloto dron: Octavian Ionescu Edición: Marta Blanch, Jordi Gonell y Enric Ferrés Sonorización: Esther Pastor Ambientación musical: Jaume Albert Productora: Amaya Plaza

  • 25:50 22 jun 2018 El periodista y ecologista Valentín Carrera nos guía en un recorrido ambiental por la castigada comarca leonesa del Bierzo. El Bierzo es una preciosa comarca hostigada desde hace años por la polución de carbón, de centrales térmicas y de una cementera.

  • El árbol de mi calle

    El árbol de mi calle

    27:10 15 jun 2018

    27:10 15 jun 2018 ¿Te has fijado en el árbol que tienes en la puerta de casa? ¿Sabes de qué especie es, cuánto tiempo lleva ahí, si alguien lo cuida o cómo le va la vida? Los árboles que plantamos en el asfalto, en la calle, son claves para la calidad de la vida urbana. ¿Con qué criterio se plantan?. "El árbol de mi calle" se fija en los árboles viarios de Barcelona, una de las ciudades mediterráneas con más arbolado en la vía pública, y cuenta la historia de alguno de ellos a través de sus vecinos. Histórico de emisiones: 15/09/2017

  • 28:48 08 jun 2018 La biodiversidad y el buen estado de conservación de las aguas del Mar de las Calmas en la isla de El Hierro han convertido esta zona en la principal candidata a convertirse en el primer parque nacional marino de España.

  • 27:32 25 may 2018 Con motivo del 30 aniversario de la presencia española en el continente antártico, El Escarabajo Verde viaja hasta este continente a bordo del BIO Herpérides. En este primer capítulo seremos testigos del día a día de las dos bases españolas y de la calidad y cantidad de la investigación científica en esta zona de la Península Antártica. Histórico de emisiones: 12/05/2017

  • El buen observador

    El buen observador

    26:57 18 may 2018

    26:57 18 may 2018 El clima de la Tierra ha cambiado desde siempre pero en el último siglo ha sufrido alteraciones sin precedentes. Aunque los expertos anotan estos cambios, también lo hacen voluntarios interesados por la naturaleza. Este reportaje quiere rendir homenaje a estas personas anónimas que dedican parte de su tiempo a lo que se llama "ciencia ciudadana" a partir del retrato de una de ellas, Josep Borrell.

  • Agua plastificada

    Agua plastificada

    26:45 11 may 2018

    26:45 11 may 2018 El agua mineral envasada está muy presente en nuestra vida: en España compramos cada día diez millones de botellas. Beber es preciso, pero millones de envases de plástico abandonados contaminan el planeta y pueden afectar a nuestra salud. El agua plastificada se impone al agua corriente, pero crece la conciencia de volver a consumir agua del grifo. En España, cada día, treinta millones de envases acaban en calles, montes y finalmente en el mar. Miquel Roset, de la organización Retorna promueve el regreso al antiguo sistema de pagar en la tienda por cada envase que compramos, con lo cual cada botella de plástico, vidrio o lata de aluminio adquiere un valor y no se tira o desperdicia. Es el sistema de depósito, devolución y retorno de envases (SDDR) gracias al que en Alemania recuperan casi el noventa por ciento de las botellas y latas de bebidas que consumen. En "Agua plastificada" también se evalúan los efectos para la salud del agua envasada en plástico.

  • Fotografiando el pasado

    Fotografiando el pasado

    27:56 04 may 2018

    27:56 04 may 2018 Desde el comienzo de los tiempos la humanidad ha observado el firmamento y se ha hecho miles de preguntas. Para explicar lo que no somos capaces de tocar, primero surgieron los mitos, después las religiones y finalmente la ciencia. Hoy hacemos lo mismo que el nombre del Neolítico, sólo que ahora además de mirar el cielo, también lo podemos fotografiar.

Mostrando 1 de 29 Ver más