www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.14.0/js
4642609
Para todos los públicos El escarabajo verde - El Bierzo, un delicado paraíso - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Cuando Dios acabó de hacer la creación, dijo:

"¿Y ahora qué pongo aquí? Voy a poner un trocito del paraíso".

Y fue y puso El Bierzo.

El Bierzo es una olla geológica rodeada

de una cadena de montañas de 2000 m de altura

en la que se ha puesto a cocer unas cuantas chimeneas.

Todo eso ha estado produciendo durante décadas

un acumulado, un acumulado de polvo, de sustancias tóxicas

que están ahí, están en los pulmones de los bercianos

que están en la Tierra.

Yo creo que deberíamos pensar un poco

en volver a ese Bierzo originario que era el Bierzo de nuestros abuelos

donde el aire era limpio y se podía respirar de una manera natural.

(Música)

Valentín Carrera es un periodista que nos va a guiar

en un recorrido ambiental por su comarca leonesa de El Bierzo.

(Música)

Nos encontramos preparando un reportaje

sobre el antiguo tren minero, la Vía de la Antracita.

Esto es una herencia del modelo industrial de la minería,

que en El Bierzo funcionó durante décadas.

Por este tren circularon toneladas de carbón,

pero, ahora mismo, está cerrado,

y no solo está cerrado, sino que está completamente abandonado.

Este es uno más de los muchos restos de la herencia envenenada

que el modelo industrial del siglo XIX

está dejando por todo el Bierzo.

(Música)

Alguien se ha llevado el beneficio y nos ha quedado esta herencia

que yo creo que es terrible,

porque pesa sobre las espaldas de todos los bercianos.

Valentín Carrera escribe sobre medio ambiente y ecología.

Tiene un blog propio, columnas en periódicos

y varios libros sobre El Bierzo.

(Música)

Ha recorrido la comarca de punta a punta,

a caballo, en familia y hasta en globo.

Valentín, tú eres un periodista especializado en ecología.

Sí, soy un periodista especializado en ecología

vocacionalmente y por compromiso con la naturaleza,

con el mundo en el que vivimos.

¿Por qué te ha llegado a preocupar tanto

el tema ecológico?

Yo escribo de ecología desde hace más de 30 años.

Mi primer libro era "Robinson en El Bierzo"

y era un libro ecologista.

Pero hace un año y medio estuve en la Antártida,

en un viaje como cronista, como periodista

y tomé conciencia

de la gravedad de cuidar el planeta

en el que vivimos, que es nuestra casa común.

Y luego ha influido también en los últimos tiempos

una circunstancia personal.

El tener una hija con leucemia

me ha hecho reflexionar mucho sobre qué tipo de vida tenemos,

sobre qué tipo de costumbres, de salud, de qué nos alimentamos,

qué aire respiramos.

(Música)

El Bierzo es Patrimonio de la Humanidad por partida doble.

(Música)

La UNESCO preserva el Camino de Santiago.

Cada año cruzan esta comarca fronteriza con Galicia

miles de peregrinos.

(Música)

Y El Bierzo goza de otro singular Patrimonio de la Humanidad.

Voy a tratar de enseñarte un lugar mágico de El Bierzo

que, si Spielberg lo hubiera conocido,

habría hecho aquí la película "ET".

Es un paisaje lunar que es el fruto de una catástrofe,

de un destrozo ecológico, de un modelo de minería

que, por desgracia, en El Bierzo, 2000 años después,

se sigue practicando todavía.

(Música)

Las Médulas es

uno de los monumentos naturales más emblemáticos de El Bierzo.

Un lugar muy especial, aunque, en realidad,

es una mina de oro abandonada.

(Música)

Esto es lo que queda después de la explotación romana.

De alguna manera, es como una especie de mina a cielo abierto

de hace 2000 años.

Un desastre ecológico del tiempo de los romanos,

aunque el tiempo lo haya convertido en una ruina romántica

de una gran belleza, pero que no deja de ser

el resultado de una explotación a cielo abierto,

de una explotación colonial.

¿Se ha seguido repitiendo este modelo aquí, en El Bierzo?

Yo creo que sí, que el sistema de explotación,

el considerar El Bierzo como una colonia

se sigue produciendo.

Se ha producido en la minería, se ha producido en la pizarra,

se sigue produciendo de nuevo en las cementeras,

ahora se plantea con la biomasa, es decir,

alguien que quiere explotar El Bierzo,

llevarse la riqueza y llevarse el máximo beneficio

y dejarnos aquí un rastro de contaminación,

un rastro de destrozo del paisaje y un rostro también de pobreza.

(Música)

Estamos en Tremor, que es una de las zonas emblemáticas

de la minería de El Bierzo.

Aquí hay una gran actividad, más de mil trabajadores en la mina,

hoy completamente cerrada, no hay nada.

Vamos a ver las consecuencias de un cierre desordenado,

de un cierre mal hecho de la mina

como ha dejado una catástrofe ecológica.

En Tremor nos recibe el alcalde pedáneo.

Víctor Castro estaba muy preocupado por las consecuencias ambientales

del final de la mina Casares, abandonada desde hace cinco años.

La mina de Tremor muestra lo que el tiempo se llevó.

(Música)

¿Y ahora esta mina está cerrada?

Sí, sí, lógicamente está cerrada, está abandonada,

no está cerrada, está abandonada.

¿Es diferente? Claro.

Porque tú, cuando haces un cierre ordenado,

recuperas todos los materiales

que puedan ser peligrosos, contaminantes y demás

y entonces se cierra la mina como tal.

(Música)

La mina abandonada es una calamidad.

Arroja agua inmunda al arroyo cercano.

Esta agua que tiene este color, ¿por qué es?

Por el contacto con el hierro y otro tipo de materiales,

gomas y demás que, bueno, corrompen el agua,

la pudren y sale con este color que nosotros decimos cerruñoso.

Si hubieran liberado, vaciado de la mina

todos esos componentes, el hierro,

tuberías de PVC, de plásticos y demás, esto no pasaría.

El carbón está en la montaña.

Al jurar dentro de la montaña, todo ese agua, lógicamente,

al estar bajo tierra, ese agua se va decantando

y cuando está la mina en actividad,

ese agua se achica por medio de bombas

y se saca, se extrae por tuberías canalizadas y para arriba.

Cuando el arroyo poluto que baja de la mina

se mezcla con el río,

las aguas del Tremor se enturbian durante varios kilómetros.

Las plantas del río, si sacas un primer plano de todo el río

en varios cientos de metros, incluso kilómetros,

no verás, la fauna no sé.

Yo las truchas tienen un color ya igual que el agua.

Y ese pescado, yo no me atrevería a comer una trucha de esas.

Ahora, no verás una hierba,

eso sí que en todo el caudal del río no verás una hierba

entre las piedras.

En la otra parte del río, ahí ves musgo, líquenes.

-¿Habéis denunciado el delito ecológico en el juzgado?

¿Cómo se persigue eso?

-Se ha denunciado, lo que pasa que esto lleva todo unos pasos.

Se ha denunciado a través del medio ambiente,

al Servicio de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León,

se ha denunciado ante la Confederación,

que le afecta el río,

que eso lo lleva la Comisaría de Aguas de Ponferrada,

que está ahí, se ha denunciado, han venido aquí.

Hemos denunciado ante el SEPRONA.

De momento, estamos esperando.

-El Bierzo aparece reiteradamente en todas las estadísticas

como una de las zonas

más contaminadas de toda la Península Ibérica

y como una de las zonas con mayor índice de enfermedades pulmonares

y cánceres.

¿La gente de El Bierzo es consciente de la problemática que tiene?

Yo creo que no toda,

en El Bierzo no todo el mundo es consciente de este problema.

Y que piensa que si hay una fábrica que da 20 puestos de trabajo

o 100 puestos de trabajo,

pues qué bien.

Yo creo que no podemos actuar con mentalidad cortoplacista,

que la salida al problema del paro tiene que ser otra,

no es una empresa que contamine.

Yo creo que esa falta de consciencia tiene que ver también

con el despoblamiento.

El Bierzo tiene ahora mismo una población muy envejecida.

La gente más joven y más dinámica se ha ido fuera

en busca de otros trabajos.

Ahora están retornando alguna gente

al mundo del campo, al mundo de la agricultura.

Bueno, quizás ese sea el camino de retorno.

(Música)

En el siglo XX, a principios, en 1918,

viene un ingeniero vasco, Julio Lazúrtegui,

y trae en la cabeza un proyecto

que es una nueva Vizcaya en El Bierzo.

(Música)

Para aprovechar el carbón de El Bierzo,

se construyeron dos centrales térmicas

que durante años han producido electricidad

para el norte de España.

De las dos térmicas de El Bierzo,

ya solo funciona y a bajo rendimiento

la planta Compostilla II, donde trabajan 200 personas.

Las centrales térmicas que consumen carbón son muy contaminantes.

Emiten CO2, el principal gas de efecto invernadero.

(Música)

Y para refrigerarlas, se levantó el embalse de Bárcena.

(NODO) "El pantano de Bárcena y la central térmica de Compostilla,

en Ponferrada, pertenecen a la Empresa Nacional de Electricidad

del Instituto Nacional de Industria.

Las obras de construcción del pantano van muy adelantadas

y de las instalaciones ya realizadas y de los proyectos inmediatos

recibe amplias explicaciones el generalísimo

en su recorrido por estos lugares".

-El embalse de Bárcena es muy importante

en el ecosistema de El Bierzo.

Primero, porque de aquí sale el agua potable

de una gran parte de la población de la comarca.

Toda la ciudad de Ponferrada bebe de este embalse.

También los regadíos de las huertas bercianas.

Además, la central térmica tiene una captación

de alto volumen de agua.

La nueva planta de biomasa que se pretende instalar aquí, en Cubillos,

haría lo mismo.

Ha pedido permiso para hacer una captación voluminosa de agua

y devolverla a una temperatura superior al pantano.

Y eso podría crear un grave problema ecológico.

(Música)

Bueno, nos vamos a acercar ahora a ver

la cementera del Cosmos aquí, en Toral de los Vados,

en el corazón de El Bierzo.

Una fábrica de cementos tradicional que ahora esta planteándose

una actividad nueva.

(Música)

La cementera Cosmos lleva un siglo en El Bierzo

y en ella trabajan 150 personas.

La comarca vivió resignadamente

la habitual contaminación de ceniza de la cementera

hasta que los bercianos se sublevaron.

En 2011, miles de personas se manifestaron en Ponferrada

cuando la planta solicitó autorización

para utilizar como combustible residuos urbanos y domésticos.

Los ecologistas denunciaron aquel proyecto de incineración

y los tribunales lo paralizaron.

(Música)

La cementera de Toral de los Vados

ha cambiado de propiedad.

Ahora pertenece a la multinacional brasileña Votorantim,

que ha vuelto a solicitar autorización

para utilizar residuos como combustible.

¿Tiene la instalación ya preparada

para utilizar neumáticos como combustible?

Nosotros, ahora mismo, hemos solicitado

la autorización a la administración

para poder utilizar esos neumáticos como combustible.

La instalación sí la tenemos toda preparada,

porque en nuestro proceso el horno es el mismo, no varía nada,

y tenemos una nave que utilizamos actualmente

para alimentar biomasa

y que sustituiríamos la biomasa

por los neumáticos fuera de uso troceados.

Al final, si les autorizan esta quema de neumáticos,

¿qué combustibles van a utilizar? ¿100 % de neumáticos?

Nosotros ya solo pedimos autorización para utilizar

hasta un 30 % máximo de neumáticos.

Nuestra idea es seguir utilizando como combustible principal el coque,

retirarlo y meter hasta máximo un 30 % de neumáticos.

Desde el inicio de la crisis, las cementeras trabajan mucho menos.

Y pasan temporadas con el horno apagado.

Cuando funciona, es un infierno, que alcanza los 1400° necesarios

para que la materia prima se transforme en cemento.

Para ello, precisan quemar mucho coque de petróleo,

un combustible muy contaminante.

La Junta de Castilla y León debe autorizar

la incineración de neumáticos en Cosmos.

Los ecologistas están alarmados.

Son una voz muy importante de la ecología de El Bierzo.

-El problema que nos preocupa es que transformen

lo que es una instalación para fabricar cemento

en una incineradora.

Eso es un problema para nuestra comarca

por la situación que tenemos.

Es una olla tectónica rodeado de montañas

y va a generar un problema de contaminación,

que ya sufrimos, porque hay otras industrias,

y, además, hay una economía importante en El Bierzo,

que es la economía que tiene que ver con el sector agroalimentario,

y el tema de la salud, que también hay estudios importantes

que lo relacionan con la contaminación que sufrimos.

¿Qué clase de efectos sobre la salud puede tener

esta incineración de neumáticos?

Por estudios que manejamos,

se relaciona con diferentes tipos de cáncer

en relación a los compuestos que se generan en la combustión,

en este caso, de los neumáticos.

Entonces, no es una instalación que esté preparada

para incinerar residuos.

Es una instalación que ha sido preparada

para fabricar cemento, ¿no?

¿Ustedes están en contra de la cementera?

Nosotros no estamos en contra de la cementera, en absoluto.

Nuestro objetivo es que no se incineren residuos en El Bierzo.

-La quema de neumáticos como combustible está muy criticada,

está muy puesta en cuestión,

porque contamina, puede perjudicar para la salud

de la gente que vive alrededor de la planta.

-Eso no es cierto.

El que utilicemos un combustible u otro,

porque nosotros no es que vayamos a utilizar más combustible,

vayamos a quemar neumáticos.

Dejamos de utilizar coque de petróleo para utilizar neumáticos.

Es decir, nosotros,

nuestro nivel de emisiones no cambia absolutamente nada.

Es exactamente lo mismo.

Utilizan un combustible que otro.

Según el Observatorio de la Sostenibilidad,

después de las centrales térmicas,

las cementeras son el sector industrial

que emite más gases de efecto invernadero en España.

Aquí tenemos una de las bodegas emblemáticas de El Bierzo,

en el Valle de Corullón, que es un microclima especial, fantástico

y aquí vamos a poder ver cómo la viticultura,

los vinos de El Bierzo están siendo una palanca de desarrollo

con una proyección internacional cada día más importante

y de qué manera la quema de neumáticos en la cementera

puede afectar al desarrollo y al futuro de este sector

tan importante para la economía de El Bierzo.

Las viñas de El Bierzo son laboriosas

y, además, antiguas.

Producen menos vino, pero de gran calidad.

En los últimos años, las bodegas bercianas se han doblado

y dan trabajo directo a mil personas

y a los pequeños viticultores que las proveen de uva.

La viticultura se está convirtiendo en el motor económico de la comarca.

Te presento a Ricardo Palacios,

es una de las personas que más saben de los vinos de El Bierzo

y es vocal del Consejo Regulador de la Denominación de Origen

Vinos de El Bierzo.

¿Por qué se instalaron sus bodegas aquí, en El Bierzo?

Aquí, los vinos que se pueden hacer son vinos más frescos,

más atlánticos, como muy elegantes, muy finos,

que ahora tenemos la suerte que son los que están de moda.

Estamos ahí luchando por ese tipo de vinos.

(Música)

Este grupo de vinateros procedentes de todos los continentes

visitan las bodegas de El Bierzo.

Quieren conocer más de cerca este vino

que ya se exporta a Europa y a América.

(Música)

Hemos leído que la Denominación de Origen Vinos de El Bierzo

está muy alarmada por la posible incineración de neumáticos

aquí, en la cementera.

Evidentemente, es muy preocupante

que la industria contaminante, que ya existe en El Bierzo

y ya coexistimos de alguna manera,

porque, por ejemplo, las viñas...

Nosotros tenemos viñas que tienen 120 años.

Casi es la misma época en la que se creó Cosmos,

que lleva ciento y pico también.

Hemos convivido, mejor o peor, digamos,

pero haciendo buenos vinos e intentando desarrollar

la industria agroalimentaria, pero ahora resulta

que estas industrias que vienen contaminan todavía más.

¿En qué sentido puede afectar la quema de neumáticos, de residuos,

a las viñas?

La gente es muy sensible, sobre todo, en el extranjero es muy sensible

a zonas contaminadas.

Nosotros vendemos mucho en exportación,

nos cuesta mucho como pequeña zona desarrollar una imagen de calidad

y, claro, si esa imagen de calidad está afectada

porque es una zona muy contaminante,

es un poco como que va en contra de la industria agroalimentaria.

La incineración de neumáticos y de biomasa

muestra la pugna de El Bierzo por reorientar su futuro.

¿Qué modelo económico plantearías para El Bierzo?

Nosotros creemos que sería un modelo de desarrollo limpio

y en esto incluimos todo el sector agroalimentario,

nos gustaría también que se fuera produciendo

una transformación también hacia la agricultura ecológica

y generar industrias de desarrollo sostenible

relacionadas con las industrias renovables

y que pueda haber cambios.

Nos gustaría, digamos, ser referencia en el mundo de lo verde,

porque ya tenemos siete sellos de calidad.

Posiblemente, no hay ninguna comarca en Europa

que tenga siete sellos de calidad agroalimentaria

y claro como no podemos poner en tela de juicio

procesos contaminantes como pueda ser la incineración en El Bierzo.

(Música)

Ahora, vamos a visitar Canedo.

Es un rincón muy especial de El Bierzo,

donde hay un modelo de trabajo de agricultura,

de desarrollo turístico, sostenible, limpio,

yo creo que podría ser un modelo del futuro,

de un futuro limpio y ecológico para El Bierzo.

(Música)

El Palacio de Canedo es la apuesta de un berciano

visionario y testarudo.

Cuando más me dicen una cosa que me dicen que no va a funcionar,

yo entonces es cuando digo: "Hecho, va a funcionar".

José Luis Prada, Prada a tope,

ha implantado un modelo sostenible en sus propiedades.

Su reputado complejo hotelero es un pequeño Bierzo ideal.

Vende los productos agrícolas que cultiva

y que manufactura de principio a fin.

¿Cómo ve usted El Bierzo?

El Bierzo en sí mismo, desde siempre, fue una región bellísima.

Entonces, en sí mismo, es un espectáculo.

Encima, su clima se adecua

para implantar lo que quieras.

Aquí se da de todo.

¿Se ha cuidado El Bierzo ambientalmente?

No, no.

Es una lección que tenemos pendiente.

¿Qué cosas le disgustan de El Bierzo, ambientalmente?

Lo que no me gusta es la dejadez, la bulla

y la inoperancia de la propia gente de El Bierzo.

El Bierzo en sí mismo ahí está.

Lo que hay que hacer es cuidarlo.

Aquí se vivió del carbón increíble,

pero el carbón ¿sabes lo que da? Mierda.

El carbón da riqueza del presente inmediato

y se vive de él, pero después, no queda nada.

Lo único que queda es deterioro brutal.

Y siempre el empresario que ganó dinero con el carbón

se lo ha llevado fuera.

El 98 %.

Si tuviera una conciencia de verdad, lo reinvierte aquí

o más fuera para quitar los escombros que deja.

Es un mundo que no creo que se recupere. Te lo digo.

En un vehículo eléctrico nos pasea por su pequeño Bierzo.

Las fincas están cuidadas hasta el detalle.

Las viñas ecológicas son el jardín del palacio.

Prada, el francotirador sostenible, está alcanzando su penúltimo sueño.

Teníamos un terreno para hacer una viña,

ya me cabreé y dije: "Ahora vamos a plantar árboles

para que la gente vea, los chavales vean".

Y tenemos un terreno de 85 000 metros.

Ahora mismo hay 5500 árboles de acebos, de encinos,

de arces, hayas, fresnos, robles,

castaños, alcornoques, abedules,

de... Todo.

¿Para qué? Para, primero, lo paso muy bien, las paso putas,

primero, para pagarlo,

pero es una satisfacción ver cómo, de alguna manera,

los chavales de los colegios van y lo ven.

Algo en el fondo creo que dejaremos esa impronta

para que vuelva una vez la gente a la tierra.

¿Qué futuro le ven a El Bierzo?

El futuro de El Bierzo es que los bercianos

tienen que considerar que están en un sitio privilegiado,

pero que tienen que aportar mucho, diez veces más de lo que aportan.

Pero no aportar dinero ni nada,

aportar sentimiento, aportar amor por tu tierra

y cuidarla para que tus hijos puedan después

disfrutar de ese pequeño esfuerzo, nada más.

Es que somos de un egoísmo exacerbado.

Así no se progresa.

Y lo digo, y al que le guste, bien,

y al que no...

Que lo asuma si quiere y si no...

-Yo creo que la sensibilidad ecologista

se me despierta, primero, paseando por El Bierzo con mis padres,

que me llevan de excursión

siendo niño, siendo adolescente muchas veces,

y me ha acompañado, por ejemplo muy recientemente,

en un viaje a la Antártida

como cronista de la Expedición Científica Española.

Conviviendo con los científicos que me transmitían

sus trabajos de investigación,

¿Cómo los pingüinos son la alerta temprana de la contaminación.

Cuando detectan ya en la de sangre de los pingüinos

restos de mercurio o de metales pesados.

Eso te hace pensar:

¿Cómo es posible que llegue el mercurio a la Antártida?

Llega porque, al final, el planeta es una casa común

y eso me hace pensar en que el problema no es en El Bierzo,

el problema es el planeta global.

Y eso es un poco la reflexión final.

No puede haber un Bierzo sostenible si no hay un planeta sostenible.

Y este es el gran reto para esta generación

y para las que vengan.

(Música créditos)

  • El Bierzo, un delicado paraíso

El escarabajo verde - El Bierzo, un delicado paraíso

22 jun 2018

El periodista y ecologista Valentín Carrera nos guía en un recorrido ambiental por la castigada comarca leonesa del Bierzo. El Bierzo es una preciosa comarca hostigada desde hace años por la polución de carbón, de centrales térmicas y de una cementera.

ver más sobre "El escarabajo verde - El Bierzo, un delicado paraíso" ver menos sobre "El escarabajo verde - El Bierzo, un delicado paraíso"

Los últimos 561 programas de El escarabajo verde

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Manolo Marqués

    La incineración es uno de los métodos de tratamiento de residuos tóxicos más contaminantes que existen Sirve para deshacerse de unos residuos, pero genera otros. Está demostrado científicamente que tiene un gran impacto sobre la salud humana. Habrá gente a la que le da igual respirar e ingerir dioxinas, metales pesados y otros contaminantes tóxicos, pero yo no quiero para mí, ni para mi familia, ni para mis conciudadanos, estar sometido a sustancias nocivas, carcinógenas ni mtágenas para que otros se lucren a costa de nuestra salud y nuestro bienestar. El desempleo no puede nunca justificar que nos tengamos que tragar toda la mierda de esas industrias en beneficio de algunos empresarios a los que El Bierzo les importa bien poco. Es decir, de "alarma social nada". Tenemos que luchar por nuestra salud y bienestar, sin escatimar esfuerzos. Ánimo, perseverancia y fuerza en la lucha, por un Bierzo libre de contaminantes y libre de políticos que toleren la implantación de estas industrias en detrimento de la salud de los ciudadanos que quieren disfrutar con salud de este paraíso natural que se nos ha concedido. Manolo Bembibre

    28 jun 2018
  2. Mfc

    Esto es un acoso y derribo en toda regla. ¿Pero no se dan cuenta de la alarma social que generan y la mala imagen que dan al Bierzo? Llevamos 50años compartiendo industrias (según ellos contaminantes) y agricultura, resultado: 7 sellos de calidad. Uno de ellos, los que mas protestan, EL VINO con una D.O. ¿Quien paga a estos 4 para que sin fuego, incineren El Bierzo y lo conviertan en cenizas ecológicas? Quiero un Bierzo limpio, claro que sí, pero quiero un Bierzo con riqueza laboral, económica y desde luego SANO. Lo que estáis haciendo vosotros 4 es Apología de la Ignorancia, y eso Señores, es lo que más daño nos hace. Investigo quien es el que capitanes esta encarnizada lucha contra el Bierzo y me encuentro con que este señor, Berciano asentado en Santiago de Compostela, se erige como salvador del Bierzo tras un grupo denominado Bierzo Aire Limpio, para atacar a la Cementera Cosmos y para que no se vea el ensañamiento directo, les da un repasito a Forestalia, Compostilla II. Pues nada, como esta es mi opinión, ahora que cada cual haga uso de la suya y pongamos a El Bierzo donde se merece y no donde 4 pretenden. Un saludo y suerte en la vida.... Espero que esta vez lo publiquen

    27 jun 2018
  3. Angela

    Ojalá de verdad tomemos conciencia de las consecuencias que tiene la industria contaminante. Más allá del CO2, no hay que olvidarse de los metales pesados, los derivados de azufre y los NOx que emiten estas industrias y que son las que afectan directamente nuestra salud. Hay mil opciones para crear trabajo de calidad y sostenible... pero vamos a la cola de Europa en muchas cosas.

    26 jun 2018
  4. Crisma

    Que triste, siempre se antepone el dinero a la salud. Sin salud solo queda la muerte, y es lo que estamos haciendo con El Bierzo. Además de que se podría impulsar economicamente la zona con alternativas más respetuosas con nuestra salud y nuestra tierra.Es más, esas deberían ser las únicas alternativas que se deberían permitir.

    25 jun 2018
  5. Jaime Alija

    La configuración geológica y su situación geográfica agravan y diferencian la situación respecto a otras zonas.

    23 jun 2018
  6. Robert-ndd

    Este reportaje es de broma no? En Francia y Alemania está lleno de cementeras que emplean residuos como combustible al lado de las vides de champagne, y no pasa absolutamente nada. Aquí la tv pública se dedica a generar alarma social Y dar una imágen del bierzo que espanta a cualquiera.

    22 jun 2018