www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.10.1/js
1086789

El escarabajo verde - Alerta atómica - documental

29 abr 2011

Ante la expansión internacional de la energía nuclear, tanto para usos civiles como militares, el documental Alerta atómica ofrece una visión en profundidad de las cuestiones estratégicas relacionadas con la energía nuclear y sus riesgos en la esfera internacional, como los problemas de salud pública, el tratamiento de los residuos radiactivos, así como el riesgo medioambiental y las tensiones políticas.

Tras La batalla de Chernóbil, que fue galardonada con el Premio Italia en 2006, el prestigioso director Thomas Johnson nos guía en un viaje al corazón de la tecnología nuclear, a través del modo en que se gestiona, sus riesgos para el mundo y cómo hemos llegado a esta situación.

Alerta atómica es el documental incluido dentro del programa especial de El escarabajo verde dedicado a la energía nuclear.

ver más sobre "El escarabajo verde - Alerta atómica - documental" ver menos sobre "El escarabajo verde - Alerta atómica - documental"

Los últimos 523 programas de El escarabajo verde

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. machaverde

    Felicitar a El Escarabajo verde y en general a los otros programas de la 2 (Documentos TV, La Noche Temática) por los documentales rigurosos e independientes que sobre la energía nuclear han programado estos días de la catástrofe de Fukushima, cuando tan bruscamente ha resurgido el "debate nuclear". Mientras otros medios han fomentado la confusión, la manipulación o la desinformación sobre este tema, quizá en muchos casos presionados por la industria nuclear, estos otros programas han sabido, valientemente, cumplir su labor. Ejemplo pues de lo que debe ser la información y la televisión, en las antípodas de la "telemierda" que habitualmente relacionamos con la televisión hoy en día y que tantos seguidores tiene.

    01 may 2011
  2. edalia

    No está muy claro que la energía nuclear (comercialmente disponible) sea más barata que otras alternativas. Los elevadísimos costes de inversión iniciales y la incertidumbre del tiempo de puesta en marcha, de 5 a 10 años, o más, suele introducir demasiadas dudas de su rentabilidad sin un precio de energía predecible y suficientemente alto para recuperar la inversión, el alto riesgo inicial penaliza el encontrar inversores privados interesados, y que sólo sean financiables con avales de los Estados con los impuestos de los contribuyentes. Es decir, sólo se construyen centrales en Estados con la Energía en régimen de Monopolio, o si la Empresa es de tirularidad pública y tiene un interés secundario a la rentabilidad. El mercado da la espalda a la nuclear.

    30 abr 2011
  3. javier.martin

    Tremendamente interesante. Algunas reflexiones tras verlo - La tecnología está ahí disponible. Es y será utilizada por unos u otros paises (u organizaciones). Ya sea con fines civiles o militares. Considero imposible poner a los paises de acuerdo de prescindir de este tipo de tecnología. - Es fundamental el confinamiento de las partículas radiactivas en todo momento, pero es necesario asumir que se han producido y se producirán accidentes que liberen particulas, y que eventualmente llegen a la cadena trófica afectando a nivel mundial. - La vida de las particulas radiactivas es muy larga (hasta miles de años), y durante ese tiempo se producen cambios políticos y sociales que pueden invalidar cualquier tipo de plan de confinamiento. Mi conclusión: Aunque este tipo de energía es barata desde el punto de vista económico frente a otras alternativas, puede resultar muy cara cuando se produce un accidente. La probabilidad de que se produzca uno es baja, pero ya hemos sufrido media docena en espacio de sesenta años a pesar de las crecientes medidas se seguridad. Ya nadie asevera que esta tecnología es segura. Cada vez que no es posible contener las particulas radiactivas, hay problemas de salud en mas o menos personas. Hay que hacerse a la idea de que vamos a tener que vivir en un mundo con radiación para muchas generaciones venideras y que, aunque no va a ser posible que el mundo se olvide de la tecnología, conviene hacer todo lo posible por reducir su uso.

    30 abr 2011