www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
3824695
Para todos los públicos El escarabajo verde - Alas de luz - ver ahora
Transcripción completa

4Subtitulado de TVE.

Hace relativamente pocos años,

lo de salir a buscar mariposas era un juego para muchos niños.

Hoy, la mayoría, han cambiado el cazamariposas

por videoconsolas o móviles,

pero es que, además, cada vez, hay menos mariposas.

¡Habéis acertado!

Empieza "El Escarabajo verde".

Los lepidópteros o mariposas

son los segundos en la lista de seres vivos

con mayor número de especies descritas.

Más de 150 mil.

De ellas, unas 4.800 vuelan en España.

Aunque somos el el país con mayor biodiversidad de Europa,

desconocemos buena parte de nuestra fauna,

especialmente la invertebrada.

En España, llevamos apenas 20 años de investigación entomológica,

poco tiempo si nos comparamos con otros países como Reino Unido,

que lleva monitorizando y censando mariposas desde 1978.

La mayor parte de esta labor la realizan de forma voluntaria

entomólogos y aficionados.

En este tiempo, se ha documentado

un declive alarmante de las mariposas de nuestro hábitat,

hasta el 40 % de caída de poblaciones en espacios forestales,

la mayoría a causa de la desaparición de un paisaje rural tradicional,

un mosaico paisajístico complejo que se ha alterado

por el incremento de la agricultura intensiva

y el urbanismo en las zonas.

Cazamariposas en ristre,

lanzamos a la periodista del programa Ana G. Wonham

a buscar lepidópteros por Aranjuez y por Picos de Europa.

No sabemos, quién revoloteó más,

pero fue suficiente como para realizar este documental.

Dice una leyenda

que todos los insectos se guían por la luz de la luna.

Es el llamado fototropismo positivo.

Imantados hacia cualquier luz,

creen que una farola, una bombilla o un fluorescente,

les permiten mecer sus alas por igual,

y volar en línea recta.

Las mariposas, tanto diurnas como nocturnas,

son el segundo orden de los seres vivos

en número de especies descritas.

Más de 150 mil, que hacen de su conocimiento

un auténtico reto para entomólogos y botánicos.

Toda especie amenazada endémica o la mas común de las mortales

debe su supervivencia a sus plantas nutricias.

Flores y fragancias que ordenan su vuelo seductor

para culminar la polarización.

Pero ahora, más del 40 % de nuestras mariposas han perdido el rumbo.

A escasos 50 kilómetros de la metrópoli de Madrid,

Aranjuez es una auténtico oasis y paraíso de las mariposas.

Junto a esta laguna artificial creada por Carlos III,

cigüeñuelas, garzas y fochas son testigos mudos

de la actividad de una gran diversidad de insectos

en la vegetación lacustre.

La reserva natural El Regajal-Mar de Ontígola,

debe su protección medioambiental

a la conservación de estos lepidópteros.

La actividad humana está muy próxima,

pero aquí vuelan un tercio de las 4.800 especies

de las mariposas de toda España.

Y desde 1979, es un espacio considerado 5 prioridad mundial

en conservación de estos lepidópteros.

70 variedades que aquí, son peculiares,

son las más pequeñas que existen.

Precisamente la mariposa también es el emblema del Regajal y su bodega.

Esta reserva natural madrileña es una finca de 400 hectáreas,

de titularidad privada.

Daniel García Pita, su propietario,

dedica 70 de ellas al cultivo de la vid y el olivo,

al enoturismo y, sobre todo,

a la preservación de sus valores ambientales.

No dudó en construir bajo tierra el lagar, sus barricas,

y desviar el acceso principal

para respetar 2 grandes ejemplares de Coscoja.

Desarrolla un cultivo sostenible,

que cuida las cepas y realiza las podas

acordes a determinadas fases lunares.

Como las mariposas, tan lunáticas.

Tal vez por ello, no sea tan extraño encontrarnos

un verdadero monumento plástico a este lepidóptero.

Una gran escultura que saluda al visitante.

Los jardines y vegas de la Real Villa de Aranjuez,

fueron reclamo para entomólogos y botánicos

desde mediados del siglo XVIII.

Y el tren de la fresa era una suerte de cordón umbilical

que los Borbones trazaron

para mejorar las comunicaciones con su cazadero real.

Mariano de la Paz Grael y Laureano Pérez Arcas

fueron los pioneros de las investigaciones

del fierro del Regajal.

Con la irrupción del ferrocarril,

empezaron a llegar los grandes entomólogos europeos,

Laufer, Kort o Chapman, entre otros.

Esos escritos y bocetos de campo,

ya documentaron el minúsculo tamaño,

la coloración poco viva y el vuelo a escasos 10 centímetros

de algunas especies.

El paisaje de yeso icástico de Aranjuez, casi desértico,

era un laboratorio natural.

Una de las paradas obligadas de los entomólogos de hace 2 siglos,

era el Jardín del Príncipe,

una de tantas joyas botánicas de la Corona de Aranjuez.

Incluía variedades autóctonas como el madroño,

y otras plantas traídas de ultramar, como el almez.

Plantas nutricias en jardines de agua.

Entonces, José Luis, lo que te trajo a Aranjuez

para tu investigación universitaria fue eso,

que había plantas nutricias de mariposas.

Yo realmente no sabía muy bien lo de las plantas nutricias

ni sabía demasiado cuando yo vine aquí.

Yo quería hacer un estudio de ecología

y las mariposas me servían

como me podían haber servido los delfines.

Pero como en Aranjuez no hay delfines, pues...

En el río Tajo todavía no.... En el Mar de Ontígola....

Yo vine al Mar de Ontígola, decía ¿qué será eso?

Luego, ya séqué es lo que es...

Un sitio interesante, pero que de mar tiene poco.

Pero esa zona más o menos llana, tenía otro reto científico,

y es hasta qué punto la actividad humana,

el uso del territorio, genera teselas de paisaje

y en qué medida esas teselas albergan una fauna diferente.

Al final, lo que se demostró era que es una zona extremadamente rica,

y con unas sutiles vinculaciones.

Y las plantas nutricias luego ya las fui aprendiendo con el tiempo.

Por aquí han pasado los mejores entomólogos del mundo,

estamos en un jardín emblemático, como es el Jardín del Príncipe,

el primer jardín botánico de Europa

donde se aclimataban las plantas que se traían de las Indias,

de las Américas por las expediciones españolas.

¿Cuántas especies de mariposas hay ya documentadas

en vuestro trabajo de investigación conjunta?

Vamos a ver: una cosa es hacer un catálogo

o un inventario de mariposas, y que dentro de su complejidad,

es posiblemente lo más fácil,

y otra cosa es hacer ver los ciclos biológicos,

es decir, coger en sus estados inmaduros, y ver lo que comen,

cuales son sus plantas nutricias,

criarlas en cautividad y ver todos sus hábitos,

hacer un seguimiento de lo que es el cambio de fases,

porque hay orugas que cambian totalmente de color,

orugas que son muy parecidas y dan especies muy diferentes.

Luego hay otra singularidad, que algunas especies,

cuya biología más o menos estaba documentada en centro de Europa

y en más, esas especies están aquí, pero aquí comen otra cosa.

Son las mismas especies,

pero el concepto biológico de especie queda un poco desdibujado,

porque no es un concepto morfológico,

aquí es un concepto más bien ecológico,

y debo decir que son poblaciones bien distintas,

y luego hay otras cuestiones que son las adaptaciones

que se pueden ver claramente en la zona de yeso y demás,

que son las adaptaciones a las condiciones de semidesierto,

es decir, aliméntate y reprodúcete mientras puedas,

porque... después qué sabemos lo que puede suceder.

Tienen fases de resistencia, casi indefinidas.

En el entorno de Aranjuez

hay más especies botánicas que en toda Suecia, por ejemplo.

Os voy a llevar a que veáis dos plantas

de las que se alimentan las orugas de dos especies de mariposas

de las más bellas que tenemos en España.

¿Qué tiempo de vida tienen estas mariposas?

Hombre, los adultos unas cuentas semanas.

Las larvas, probablemente también unas cuantas semanas

y luego la mayor parte del tiempo

lo pasarán en fase de pupa o de crisálida.

Eso de que las mariposas vuelan un día no es verdad...

No, eso es verdad en algunos otros insectos,

en los efemerópteros o cachipollas.

Ese es el nombre de esos efemerópteros o efímeras.

Normalmente nosotros, los seres humanos,

concebimos la vida a nuestro criterio, somos herederos de Platón,

el hombre como medida de todas las cosas.

Cómo es, si es grande o pequeño,

en función del tamaño de las personas.

Pero para un insecto, el mundo es muy distinto.

Son pequeños y lo que a nosotros nos parece una barrera salvable,

para ellos puede no serlo.

Lo que a nosotros nos parece que una Coscoja, que es un matojo,

un arbusto, incluso un matorral,

para un insecto puede ser un bosque.

La finca del Regajal también hace imán para los investigadores.

Como Elia, que está haciendo su máster sobre mariposas

en la universidad Autónoma de Madrid.

Hola, Elia, ¿qué tal?

Bueno, hoy solo cayeron 3 mariposas nada más.

No me extraña, porque hoy hace mucho calor y además, hay viento.

¿Y sobre qué estás investigando, Elia?

Estoy marcando las mariposas a un lado y al otro de la carretera,

para saber si cruzan o la carretera es una barrera para ellas.

Esta finca caliza de monte bajo está atravesada por la A-4

a su paso por Aranjuez y Ontígola.

Una autovía en los límites geográficos de Madrid y Toledo.

¿Cuántas llevas marcadas?

Llevo marcadas 470

y de momento no he encontrado ninguna al otro lado.

¿Y recapturas dentro del mismo lado?

Sí, siempre de la misma zona.

¿Cuál es tu tesis, tú que quieres demostrar en tu investigación?

Quiero demostrar si la carretera va a impedir

que las mariposas crucen al otro lado, es decir,

que haya flujo de mariposas de uno a otro lado.

Porque, entonces, las poblaciones se iban a separar.

Entonces, no hay flujo genético.

Hace ya casi una década, el Rigajal inauguró un Mariposario.

Un centro de investigación y cría de orugas

para poder completar los ciclos biológicos.

Se cultivaban más de 100 especies de plantas nutricias.

Vegetación autóctona que constituía un verdadero islote nectarífero

para evitar la pérdida de biodiversidad.

Una vez más, los recortes se lo llevaron por delante.

Vamos a pasar a lo que fue el laboratorio de entomología

y el mariposario donde pretendíamos hacer una serie de investigaciones,

donde las hemos hecho y donde queremos proyectar para el futuro

una serie de proyectos.

¿Cuánto tiempo lleva esto cerrado?

Cuatro o cinco años.

Uno de los proyectos iniciales que teníamos

es el que corresponde a una especie que es un licénido,

el más grande de la Península Ibérica.

un licénido es una mariposita azul,

para su familia es relativamente grande,

y tiene unos colores azules muy bonitos, es muy linda.

La podéis ver aquí, es el Plebejus hespericus...

¿La tienes tú?

Yo creo que no debe estar,

porque normalmente esa especie no estaba aquí.

Es parecida a estas pero come cosas distintas, es una especie diferente.

Uno de los impulsores de este jardín entomológico de Aranjuez

es un científico sabio: Carlos Gómez de Izpurua.

Este octogenario lleva más de 50 años

estudiando las mariposas.

Desde la sociedad de Ciencias de Aranzadi

hasta su investigación de campo en el Pirineo navarro,

y el control de plagas en Euzkadi.

Sus últimas investigaciones de ciclos biológicos

las hizo en Aranjuez y Doñana.

Es una autoridad mundial sobre mariposas.

Cría orugas en su casa de El Escorial

y publica sin parar sobre etología y amenaza del cambio climático.

Porque tiene características muy interesantes

respecto a su morfología.

Aquí tienes una... Aquí, otra....

Fíjate bien que solo tiene un par de patas abdominales

y uno...par anal.

Pero ahí arriba, si te fijas bien, comprobarás como tiene

los 3 pares de patas de cinco segmentos recogidas.

¿Y qué es lo que come?

En este momento es el Convolvulus arvensis.

Lo tengo aquí en agua, y con un poco de raíz, y hasta florece en casa.

¿Y tú también haces trueque, tú también mandas orugas?

No, yo mando un libro.

Trabajar con mariposas y orugas es un trabajo a largo plazo, ¿no?

Son proyectos de muchos años...

Siempre, siempre... Mucho tiempo.

Llevo 55 años con ellos y lo que quedará para los demás.

Otra cosa es encontrarse un proyecto

para ver que nos está pasando con el aumento de la temperatura

estudiando la biocenosis.

La tierra, la planta y el insecto que cohabitan en un mismo lugar.

Y la búsqueda más bonita de un investigador y de un científico.

Encontrar las especies.

Sí... pero yo no soy taxónomo...

Siempre depende del taxónomo.

A mí me gusta más la labor de campo,

que se ve la efectividad del trabajo, se ve al momento.

¿Y verla por primera vez? ¡Hombre, claro! Eso es lo bonito.

De las llanuras de caliza y yeso de Aranjuez

nuestras cámaras trepan a Posada de Valdeón y el Valle de Caín,

en el corazón de los Picos de Europa leoneses.

Un paisaje alpino con plantas nutricias

de un clima húmedo y cantábrico.

El trabajo de campo con mariposas por estos lares,

se basa en capturas con trampas de luz y transectos.

Aquí nuestros multicolores insectos

vuelan desde una altura de 500 metros a más de 2.000.

Nuestros protagonistas los llevan siguiendo más de 8 años.

Hola, ¿cómo váis? Hola, aquí, trabajando un poquito.

¿En qué andáis?

Vamos a ver si muestreamos mariposas nocturnas aquí en Cordiñanes.

Llevo vuestro libro, ¿eh? Muy bien... bien.

Ha sido un gran esfuerzo...

La verdad que sí, ha sido un poco por cabezonería, pero bueno,

nosotros veíamos que en las publicaciones que había

no se sabía casi nada sobre la provincia de León,

salvo aquí en Picos de Europa y un poco en Babia,

y dijimos por qué no hacer un libro sabiendo donde vuela cada mariposa,

y eso es lo que tratamos de plasmar.

Aquí ves fichas de cada especie, con mapa de distribución.

Han sido 8 años de muestreo de campo, o 7 y pico y uno de maquetación,

y preparación del libro,

y después la guerra que da distribuirlo y demás.

Y conseguir el dinero para publicarlo...

Ha sido una especie de Crowdfunding pero de "andar por casa".

¿Ah, sí? Sí, porque los padrinos están aquí...

Alprincipio.

Lo hicimos con padrinos de mariposas.

Tenemos 161 especies en la provincia de León,

y la gente que quería nos apadrinaba una mariposa, por 50 euros,

nos adelantaba el dinero, que es la compra del libro,

porque luego le dábamos un libro,

y cuando conseguimos apadrinar todas,

pusimos David y yo un poco más de dinero a mayores

y pudimos editar el libro.

Bueno, fenomenal.... ¿qué vais a hacer ahora?

Ahora estamos intentado hacer algo parecido con nocturnas,

lo que pasa es que eso va a llevar mucho más tiempo,

porque las nocturnas, las trampas que se ponen para las nocturnas,

tienen un radio de acción bastante corto.

En este caso, de unos 20 metros.

Más o menos se van a sentir atraídas

si pasan 20 metros cerca de la trampa.

Básicamente, es un taburete, para que queda la trampa más elevada,

que se vea un poco más desde fuera,

un cubo, y es un típica trampa de embudo, que se llama.

Tenemos un cajón, con un tubo de luz negra de 8 vatios,

unas placas de metacrilato, y esto, alimentado con una batería,

te vas al monte, la dejas enchufada y te puedes ir a casa.

Por la noche, las mariposas se ven atraídas por la luz,

pegan en las placas de metacrilato y caen hacia el embudo.

Entonces es muy fácil que entren, pero no pueden salir.

Por la mañana, vienes a primera hora, cuando sale el sol,

revisas las trampas y ves las especies que tenemos,

las vas apuntando,

las que no las puedes dejar en el campo

y las que te tengas que llevar, te las llevas.

Esto es casero totalmente.

-Sí, el estudio de las mariposas en España es 99 por ciento amateur,

es decir, gente como David y como yo,

que nos gusta, y es nuestra afición,

y vamos muestreando como has visto en el libro

para saber qué es lo que tenemos,

lo primero que hay que hacer

es conocer el patrimonio natural local, de tu zona.

Y poco a poco, se va conociendo.

Sois biólogos y entomólogos también.

Sí, somos biólogos y especializados en entomología,

sobre todo en mariposas.

En mariposas. Sí, en mariposas.

Vamos a comprobar... ¿Os ayudo?

Si quieres llevar las hueveras y las sábanas...¡Estupendo!

Los lepidópteros son una fuente de proteínas esencial

para numerosos depredadores:

arañas, chinches, mantis, moscas, avispas, escarabajos, murciélagos

e incluso anfibios y reptiles.

Con estas trampas artesanales de luz nuestros investigadores

quieren muestrear las especies nocturnas o heterópteros

en un espacio a salvo de sus potenciales enemigos.

¿Esto para qué?

Pues porque hemos notado

que da mucho más efecto cuando tienen una sábana blanca cerca,

porque eso refleja cierta luz, por lo tanto vienen más mariposas.

Si además ponemos hueveras por fuera,

van a venir, se van a quedar tranquilas en las hueveras...

Una especie de refugio.

Sí, piensa que hay muchas mariposas que tienen un vuelo muy débil,

hay otras que vienen muy deprisa, y chocan y entran muy bien.

Sin embargo, hay algunos grupos que vuelan muy despacito,

entonces chocan y no caen, les da tiempo a reponerse,

pero se posan por los alrededores.

Estoy seguro y David también, de que el día de mañana,

dentro de unos cuantos años,

tendrá la misma protección e importancia una mariposa

que el lince o el oso pardo o el urogallo cantábrico.

Félix y David saben que,

de las 4.800 especies de mariposas que vuelan en España,

tan solo 243 son diurnas.

Toca adaptarse al medio y al horario vampírico de estos heterópteros.

Y ¿qué mejor que dormir al raso?

Acampados en el Valle de Caín,

muy cerquita de la trampa de luz.

Y, literalmente, es una sábana blanca extendida

con 3 bombillas de llamada de luz blanca.

Estamos en el Parque Nacional de Picos de Europa.

Y la guardería autoriza el uso del generador de 3.000 vatios

para alimentar las fuentes de luz.

Y también, como no, la acampada de estos jóvenes entomólogos

que llevan ya cientos de noches en blanco para apurar los muestreos.

La explosión de mariposas nocturnas de León

se plasma ante nuestras cámaras.

Esta guionista que les habla asiste, extasiada,

al vuelo mágico e hipnotizador de esas polillas.

Cientos de mariposas al tiempo,

algunas con coloración críptica, para camuflarse de sus depredadores.

Otras tratan de imitar físicamente a los objetos de su entorno,

como hojas secas y ramas.

Una noche de descubrimientos científicos,

consulta taxionómica y apuntes de campo.

Incluso la guardería del Parque Nacional colabora

de forma entusiasta.

Y esto, ¿qué hacéis, os lo lleváis a casa?

Estos ya son más complicados.

Esto ya es para nota.

Entonces hay que, en casa, ya no solo con guías,

si no, muchas veces, una vez disecados, hay que cortar el abdomen,

mirarle lo que se llama estudio de la genitalia,

de su armadura genital,

y eso, claro, en campo no se puede hacer,

necesitas una lupa.

Y éste todavía es un poco grande,

pero el que acaba de coger Félix es...

En muchas ocasiones hay que estirarlos, montarlos bien,

y enviarlos a especialistas

o por lo menos mandar imágenes de microscopio a especialistas,

porque hay algunas familias muy complicadas

que en España están totalmente sin estudiar.

Llevamos 40 especies ya identificadas

y nos hemos llevado como otras 15 especies

que no sabemos lo que son todavía.

¿Y nuevas para León?

Nuevas para León, que sepamos seguro, van 3.

De momento, van 3.

Para una noche, que haces una trampa, está muy bien.

Existe un proyecto europeo

de monitoreo de población de mariposas.

Una red de puntos estratégicos de paso y vuelo de estos lepidópteros.

Se llama el BMS, Butterfly Monitoring Scheme,

y en España apenas hay 100 lugares de control,

la mayoría en Cataluña.

En Castilla y León, apenas llevan un par de años registrando datos

de índice de abundancia en muestreos de día.

La mayor parte del trabajo de campo lo hacen voluntarios

con cazamariposas en mano, y un cuaderno de apuntes.

No hace falta realmente mucho más,

aparte de un conocimiento exhaustivo de entomología, taxonomía,

capacidad de observación y buena memoria.

En ocasiones, se recurre a trampas de hormonas

para atraer a ciertos ejemplares.

En el Parque Nacional de Picos de Europa

se descubren especies nuevas en León cada día

y el primer paso para su publicación científica

es el transepto y la captura controlada.

Los transeptos aquí transcurren por crestas y neveros perpetuos.

Incluso en el mes de julio.

Es muy difícil resistirse a colaborar en el muestreo.

Ser una voluntaria más.

Con la asesoría adecuada, hasta una neófita apasionada por las mariposas

puede hacerlo.

Mira a ver cuál es, venid por aquí...

-Ésa es una Sofía.. -¡Ah!, vale.

¿Qué tal, Fernando?

Muy bien, aquí, terminando el índice kilométrico de abundancia

que hemos hecho hoy en Picos,

y la verdad es que estamos en el mejor mes,

muchísimas mariposas... ¿Qué resultados tienes?

Buenos, tengo que terminar de contar,

pero van a haber salido tranquilamente

más de 150/200 ejemplares, en poco más de 600 metros.

Es una buena abundancia,

el protocolo estándar comienza en marzo

y termina en septiembre,

se hacen 30 salidas, una cada semana,

siempre el mismo recorrido,

y siempre realizadas por el mismo censador,

para que los datos pueden ser comparables.

Tú piensa que las mariposas diurnas, como bien te ha dicho Fernando,

es a través de transeptos, de día.

Las nocturnas hay varias formas de muestrearlas.

Por ejemplo, David y yo, cuando empezamos a muestrear,

íbamos faroleando por los pueblos... ¿Faroleando?

Sí, íbamos a los pueblos, mirábamos en las farolas,

y las mariposas acudían, se posaban en las fachadas

y contábamos las especies que había.

Ahora la cosa la hemos ido mejorando un poco, evolucionando,

y va todo a base de trampeos con fuentes luminosas controladas.

El seguimiento de mariposas, aunque parezca una cosa así como preparada

para científicos o biólogos,

es algo que está al alcance de todas las personas.

En el Reino Unido, participan miles de personas

en estos programas de seguimiento.

Hay que tener una mínima formación en el tema de las mariposas,

que es algo relativamente fácil,

si trabajas siempre en la misma zona,

una guía de aves, y un cazamariposas, algo muy sencillo.

Pero, ¿las contáis de una en una?

Las contamos de una en una, sí,

evidentemente, cuando andamos por un paisaje como éste,

no cuentas las mariposas que tienes a cien metros ni a cincuenta.

Siempre el recorrido lleva lo que es una banda determinada, es decir,

tú cuentas las mariposas que tienes 2 metros y medio a tu mano derecha,

2 metros y medio a tu mano izquierda,

y 5 metros por delante.

Si conocemos lo que vuela en un determinado transepto

y su índice de abundancia,

sabremos si nuestro ecosistema goza de buena salud.

Las mariposas son la mejor herramienta para la conservación.

Son taxón imprescindible

para evaluar la diversidad total de una área,

pues su sensibilidad a los cambios ambientales

está bien documentada.

Si perdemos el 40 % de nuestras mariposas de pradera,

la cadena trófica y la polinización explosiva estarán en riesgo.

La misma protección que se puede hacer

para conservar un insecto, un lepidóptero,

es conservar la fenología de su planta nutricia

como es, o como era.

Tal vez no sea tan mal negocio reabrir el mariposario del Regajal.

Un jardín entomológico y verdadero espacio de compensación ecológica.

¿Cómo podríamos conservar la riqueza del sur de Europa?

Criando, investigando y contando una a una,

a nuestras diminutas mariposas.

Estas polinizadoras, ampliamente repartidas por el planeta,

son buenas indicadoras de la salud de nuestro ecosistema

por su sensibilidad frente a los cambios ambientales.

Como vosotros sois también sensibles

a todo lo que afecta a nuestro planeta,

y por eso la semana próxima

seguiréis para ver un nuevo "Escarabajo"

que os estamos preparando.

Mientras tanto, recordad que estamos en Facebook y también en Twitter:

y que tenemos una weeb donde nos podéis encontrar.

Recordad, aquí en la 2, en 7 días,

no faltéis, os echaremos de menos.

  • Alas de luz

El escarabajo verde - Alas de luz

09 dic 2016

Los lepidópteros o mariposas, tanto diurnas como nocturnas, son el segundo orden de los seres vivos en número de especies descritas.

Histórico de emisiones:
10/10/2014

ver más sobre "El escarabajo verde - Alas de luz" ver menos sobre "El escarabajo verde - Alas de luz"

Los últimos 540 programas de El escarabajo verde

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios