www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5238003
Para todos los públicos El escarabajo verde - 7 hab/Km2 - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por Accesibilidad TVE.

Estos pueblos tienes que desaparecer por fuerza.

Ni se quedan maestros,

no hay niños porque los han hecho desaparecer.

Porque les han puesto el caramelo en la ciudad a la gente joven,

se han ido a vivir allí

y luego su patrimonio lo tienen aquí trabajando.

Cogen su coche y se van a vivir allí y aquí ya ves...

Aquí verás este grupo y no encontrarás gente joven ya.

Fíjate que porvenir en un pueblo.

-Eso sí que es verdad.

(NO-DO) Sequedad y aridez.

Existía en España una extensa comarca que se mostraba al viajero

como un desolado desierto.

Comprendía tierras de Zaragoza y de Huesca.

Sobre esta zona aragonesa parecía pesar una maldición bíblica,

sus cultivos misérrimos acusaban la falta de agua,

el martirio de la sequía que un año tras otro

esparcía la desolación y la tristeza por sus campos resecos.

Esto ya no es tierras abandonadas,

o sea, unas tierras que yo creo que eran...

Pues que no se cultivaban para nada porque no había agua,

era todo de secano.

Prácticamente era un desierto,

sin regadío ni nada

tú me dirás, ni pájaros había.

No tenían vida.

Y cuando...

Pues hicieron un embalse en la montaña,

con el agua que recogen de la parte que nosotros somos,

esta tierra se hizo regadío

y cuando se hizo regadío, pues entonces decidirían

el gobierno hacer el pueblo.

Y con el pueblo llegó el agua, o sea, fue a la vez,

fue cultivar los tierras...

Porque claro, habrá que vivir de algo

pues entonces con la tierra de regadío

pues ya se podía vivir un poco mejor y...

Y se empezó a vivir así aquí.

(NO-DO) Se hicieron pueblos, iglesias,

locales de reunión, mercados...

Todo lo necesario para una vida sana, ilusionada,

de los futuros pobladores de la comarca.

Se buscó al hombre.

Entre aquellos desilusionados pero llenos de fe en sí mismos

y dispuestos a todo está el hombre.

Ha solicitado un puesto de color.

Sabe que no sabe y es mucho saber,

pero está dispuesto a todo, a agotarse trabajando.

Está dispuesto a aprender, a comprender,

su voluntad es firme, quiere sobrevivir.

Mi padre, un día, nos dijo:

"Hemos solicitado irnos a vivir a un pueblo,

a unos pueblos que han construido el Instituto Nacional de Colonización

¿Pero bueno, y eso qué es? Pues unos pueblos nuevos

que es para gente que se quiere ir de donde vive".

Aquí... Aquí veníamos de todos los pueblos de la provincia y de Teruel.

También vinieron gente que aún están.

Y de Zaragoza.

Vinimos de todas las partes.

Claro, todo el mundo íbamos a lo que nos daban.

Ibas a ver si podías mejorar.

Porque salir de tu casa de toda la vida

e irte a un sitio que no conocías nada

y aquí nada más había mosquitos que era enorme lo de los mosquitos.

(NO-DO) El Instituto Nacional de Colonización

va convirtiendo en realidades el anhelo secular de Los Monegros

de ver sus campos baldíos convertido en tierras fértiles.

A la preparación y nivelación del suelo

suceden otras fases donde equipos y máquinas

actúan incasablemente.

Como un anciano.

"Bernardino, dicen, porque no...

"Porque no solicitas un lote, que te daremos un lote".

El ingeniero, Sancho.

Un lote es diez hectáreas de tierra.

Y daban una vaca...

Una yegua...

Una mula, un carro...

Todo lo que se necesita para la agricultura.

Y luego las cosechas, de momento, nos las quedábamos

pero teníamos que dar un tanto al año.

Y ya...

Ya cogimos el lote y así sucesivamente todos.

De unos de aquí de otros de allá...

Y aquí estamos.

(NO-DO) El gozo de los campos fecundados

se refleja en los nuevos pueblos cuidados, limpios y sanos,

construidos por el Instituto Nacional de Colonización.

Aquí se desarrolla también una vida activa y bien ordenada

donde se atiende a todas las necesidades de los habitantes,

y muy en especial a las exigencias espirituales y culturales.

No había ni luz, no había ni agua por las casa,

pues lo pasamos mal, no había nada, las casas peladas.

Ni una nevera ni nada, a lavar a las acequias.

Que con lo que sacábamos de los lotes

pagamos ahí, a ellos.

Se iba amortizando,

pero en largos años.

Un período de 50 años.

Muchos se fueron, ¿eh?

Bueno, muchos, pero algunos se fueron,

después de estar aquí.

Pues se creían que llegar aquí y hala...

Y no, había que trabajar.

(NO-DO) Los servicios cooperativos del Instituto

fomentan la unión y el logro en común.

-Pues había una cooperativa aquí que tenía tractores.

Y esos tractores tenían unos chóferes también,

pues del pueblo o de otro pueblo y ya te labraba los campos.

Ya empezaba un poco la modernización ya lo labraban con aquellos tractores

o había gente, pues yo que sé, que a lo mejor tenía un hijo

y ese hijo pues ya cogía un tractor de aquellos.

Y ya empezaron a....

A cultivar las tierras con esos tractores

porque en las casas no teníamos tractores aún.

Como ve usted, es un tractor que debe de tener por lo menos

yo creo que de 55 a 60 años.

Y trabajemos por todos los pueblos

haciendo todas las tierras que estaban sin nivelar.

Desde trabajar con mulas,

a trabajar con esto es como...

Sí, entonces un tractor tenía una categoría

que parece que era un piloto de aviación.

Fuimos a las fiestas de San Juan de Flumen,

que es un pueblo de colonización y allí en la plaza

nos hicimos la foto con los dos hijos,

José Manuel y Yolanda.

Bueno, pues este es el tractor que hemos visto.

Y este soy yo y este es mi hijo José Manuel.

Y nos hicimos una foto por hacerla.

En contar a los hijos y los nietos

yo les digo lo que era la vida entonces.

Era dura

y lo hacíamos todo a mano.

Yo me acuerdo de que mi padre se montaba en el carro con el macho

y se iba al campo, que no está muy cerca,

y se iba por la mañana, pues igual se llevaba casi una hora para ir.

Y venía y traía tres pacas, tres fajos grandes.

Quiero decir que pasaban la mañana

para tres fajos de alfalfa que traían pues para...

Para comer los animales que había en casa.

Y así, y para regar pues todo el día y toda la noche.

Pues era dura la vida, era bastante dura.

Mucho más que ahora.

Ahora no se trabaja.

Ahora en el campo no se trabaja,

se trabaja pero no de la manera que se hacía entonces.

Entonces era duro, ahora no.

Ahora lo hace cualquiera eso.

Hala pues... -Vámonos.

-Hemos hecho la prueba, ¿no?

Estamos en un proceso actualmente que los GPS,

las siembras variables, todo el tema de la tecnificación

está llegando y está ayudando mucho

tanto a la agricultura como a la ganadería.

Ahora esto ha cambiado tanto

que ahora ya casi casi da gusto de ser agricultor.

Las cosas claras.

En vez ir a regar de noche todas las noches

con la aguada a no ir, a regar con el móvil...

La diferencia es que ellos lo trabajaron...

Tuvieron que trabajar mucho...

Ahora el trabajo ya está hecho.

Porque ya cada uno tiene su parcela, tiene su lote...

Ante se trabajaba con el burro ahora tenemos tractores,

antes había que ir a regar cada tres horas

por acequia y ahora...

Pues eso, tenemos los aspersores, tenemos los ordenadores...

Pues con darte la "vuelteta", que se dice por aquí,

ya está el trabajo hecho.

(NO-DO) Y bruscamente, como un amanecer de vida

surgió potente el ánimo esforzado, la eterna manera de ser,

el espíritu creador.

Se pensó que si en otros tiempos España fue grande

a través del agua de los mares,

podría volver a serlo por el agua de sus ríos.

Se estudió la forma de embalsar el agua tan desperdiciada,

de transformar las tierras para ser regadas a voluntad

y crear riqueza para un mayor bienestar del hombre.

Aquí no había regadío.

Poco a poco, por zonas ponían las canaletas

en la estación también

había dos, dos empresas muy fuertes que hacía las canaletas

y de ahí íbamos sacando y poniendo las canaletas

y pagando los riegos, como buenamente se podía.

Teníamos moto y con la moto íbamos a recoger el agua al campo.

Ahora ya van con coches con calefacción,

con todo pero entonces no, con la moto íbamos a recoger el agua.

Y día y noche, regar, hala.

Comunidad de regantes "Santa Ana", ¿dígame?

Vale...

Bueno, pues ya...

Sí, de acuerdo, ya te tomo nota

y ya te diré otro día que puedes regar, ¿vale?

Con la llegada del agua a Los Monegros

ha supuesto una mejora en la vida de las personas,

un conocimiento, una tecnificación, un estudio constante,

un verse superado día a día, porque las nuevas tecnificaciones

y las nuevas investigaciones

trae consigo un mayor desarrollo en los pueblos

y la gente tiene que estar mucho mejor preparada,

no cabe ninguna duda.

Ahora tienes que se está criando de todo,

de todo.

Hasta guisantes.

De la llegada del agua a la actualidad

ha cambiado radicalmente el sistema productivo agrario.

Antiguamente solo se producía, aquellos cultivos cerealistas

trigo y cebada, prácticamente para la subsistencia.

Al legar el agua, los cultivos verdes que se llaman,

como la alfalfa, el maíz, el girasol, todo tipo de hierbas,

se empezaron a incrementar.

Del secano se vive bastante peor

pues ya que no tienes asegurada la pluviometría que eso es

el elemento principal de cualquier agricultura

entonces, por muy bien que tus labores estén hechas

pues si no llueve no llueve.

Monegro sur está pendiente de que se acaben las obras

de la puesta en marcha del regadío,

unas obras que se lleva esperando muchísimo tiempo,

desde nuestros abuelos, padres

y ahora pues mi generación y la venidera

y que bueno, pues que tiene...

un período de caducidad

porque en los pueblos cada día se va quedando menos gente.

Y entonces, habrá un momento que no habrá gente para llevar a cabo

estos riegos.

(NO-DO) Hace honor a su buena tradición aragonesa

y a su buen rendimiento económico la remolacha azucarera.

La fertilidad que significa bienestar y alegría

optima cosecha ha venido con el agua.

El mundo rural, la mujer siempre ha sido importante,

ha trabajado mucho ahí.

Lo que pasa que a lo mejor no se tenía en consideración

porque no estaba bien visto, de alguna manera decir:

"Mira fulana, mira mengana que lleva el tractor

o va a dar de comer a los cochinos".

La mujer era para estar en casa, atender al hombre,

atender la casa, atender los niños y a parte si hacia falta,

era ayudar al marido al campo o lo que hiciera falta.

O sea, el que se veía más era el hombre

que era el que iba al campo y el que iba a todo,

el trabajo de la mujer se quedaba más escondido.

Ahora ya se empieza a ver, o sea, yo veo mujeres con el tractor

y veo más mujeres que tiene granjas y...

Sí, ahora yo lo empiezo a notar más.

Creo que es muy importante la mujer en el mundo rural.

Porque, yo por ejemplo, si no hubiera querido vivir aquí

pues no tendríamos hoy lo que tenemos, o sea,

viviríamos en Huesca porque tenemos piso,

y yo creo, pues hubiera ido mi marido a trabajar a lo que hubiera sido

y ya está, pero si yo quería quedarme aquí a vivir

pues ya formamos aquí la familia y aquí vivimos.

Pues a mí los recuerdos me vienen que estábamos

cincuenta niños y cincuenta niñas,

o cuarenta y pico casi cincuenta, imagínate la plaza con cien críos.

Pues había un ambiente que bueno, todos correr por ahí,

por recreos... Bueno había un ambiente que para qué.

Nosotros, en nuestra generación,

hemos conocido que ahí están las escuelas,

30 y 35 críos en la escuela en este pueblo,

poca cantidad porque es pequeño, ¿no?

Pero fíjate a no haber nada ahora.

Fíjate qué cambio.

-Un pueblo en cuanto cierran la escuela,

ya es una cosa perdida.

-Y teneos el bar... -El día que se fue la última maestra

yo lloré.

Hombre, ahora estamos... Vamos a menos.

Porque al no haber trabajos pera los jóvenes

pues entonces es un porvenir porque aquí no tienen vida.

Cada vez ves el pueblo que hay menos gente,

la gente es muy mayor, el camino al cementerio es habitual

pero no...

Los nacimientos son muy pocos porque la gente joven no se queda.

Sobre todo el agricultor que tiene disponibilidad de tierras de regadío

le es más fácil quedarse a vivir en su pueblo.

Si no estuviera el regadío ¿estaría?

Pues yo creo que a lo mejor no.

Ahora luego ni cura, aquí.

Porque aún hay alguno que cree en Dios.

Y me parece muy bien correctamente que vayan a la iglesia

y recen un rosario, pero ahora ni cura.

¿Qué hacemos nosotros solos?

-¿Y para qué quieres al cura si van dos o tres mujeres?

-Pues por eso mismo, pero si hubiera personal

habría gente que iría.

Claro.

-Pues hombre, sí. -Si estuviera poblado...

-En Huesca va mucho la gente a misa. -Si estuviera poblado

pues iría la gente pero al no haber gente, ¿qué pasa?

Si yo fuera cura tampoco vendría.

La despoblación de Los Monegros, en este momento,

pues no cabe duda, donde hay los pueblos de regadíos,

está sobre ocho, nueve habitantes por kilómetro cuadrado,

mientras los pueblos que son de secano puro y duro

pues está entorno

a los tres habitantes por kilómetros cuadrados,

prácticamente un desierto demográfico.

Hoy por hoy gracias al agua

se está gestionando una cabaña ganadera importante,

esa producción agrícola está transformándose en piensos

para la cabaña ganadera, con lo cual,

estamos generando un valor añadido en el territorio

y está ayudando a eliminar la despoblación.

Aquí te pones enfermo

y te jodes, en una palabra.

¿Sabes? Si tienes que adquirir un medicamento

tienes que coger el coche y marchar a 15 kilómetros.

¿Qué se podría mejorar en Los Monegros?

Pues servicios,

traer igual algo de industria,

para que Los Monegros igual se volviera a repoblar...

¿Gente que quisiera venir?

Sí que habría pero trabajo...

Si hubiera algo para poder volver la gente aquí, algo,

como por ejemplo, cualquier industria,

un matadero cerca.

Cerca me comprendes, en Sariñena, por ejemplo.

Porque cuantos en la ciudad harán 20 kilómetros para ir al trabajo,

pues a Sariñena se podría ir pero es que no hacen nada por nada.

Mi hijo es agricultor

y pues porque estudió y hace un trabajo por la mañana.

Pero si no pues...

Pues con la agricultura no viviría.

Entonces, claro, ¿qué pasa?

Pues que hay gente que opta por otras cosas.

Hace falta comprar un tractor muy grande,

hace falta tener herramientas muy grandes que valen mucho dinero

y... pues es que...

Si el padre es agricultor y sigue, pues bueno, aún,

que ya tiene un tractor, ya se lo cambia por uno más grande

pero empezar hoy agricultores...

Cero.

Y más tienen que comprar ya tierra, ya eso ni te lo cuento,

si tienen que comprar tierra y tractor,

no hay agricultor que empiece, podrá empezar a ponerse una tienda,

o un bar, pero agricultor ya te digo yo que no.

Hola, cariño. ¿Qué tal el cole?

-Muy bien. -Muy bien.

Adiós, Tere, hasta mañana.

De primero sopa.

Yo tengo dos hijas

y después de la formación académica o universitaria que tenga que hacer

yo seré el primer que les anime a vivir en nuestros pueblos

y a trabajar en este oficio, la agricultura y la ganadería,

que es un oficio maravilloso.

La gente joven ahora ya ya está pensado de otra manera,

muy diferente, es que igual tiene de restauran el otro

y que en Huesca a lo mejor ¿qué?

Qué no tiene faena.

Al pueblo.

Yo creo que sí, yo creo que vendrá al pueblo.

Pronto.

Pues que dentro de la gravedad vivimos felices

porque estamos habituados a esto.

Libres sin que nadie nos empuje para ningún lado

y ya está.

-La tranquilidad, sí.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • 7 hab/Km2

El escarabajo verde - 7 hab/Km2

24 may 2019

El Escarabajo Verde viaja hasta Los Monegros para realizar un retrato intimista de la evolución de este territorio en el último siglo. Para ello, contará con una decena de testimonios de vecinos que hablarán del pasado, pero también de los cambios vividos y las demandas de futuro. Todo ello, con el fantasma de la despoblación al acecho. Imágenes de archivo hilarán sus historias y evidenciarán los contrastes entre el antes y el ahora

ver más sobre "El escarabajo verde - 7 hab/Km2" ver menos sobre "El escarabajo verde - 7 hab/Km2"
Programas completos (372)
Clips

Los últimos 598 programas de El escarabajo verde

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios