"El documental de La 2" es un espacio que La 2 reserva para la excelencia. En él se seleccionan los mejores trabajos del ámbito nacional e internacional para este espacio y se combinan documentales actuales con aquellos que han hecho historia

3279346 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.9.0/js
El documental - Trenes extremos: Los trenes de hielo de Siberia  - Ver ahora
Transcripción completa

Esto raya la tortura.

Son los viajes en tren más épicos y extremos del planeta.

Es como si me hubieran clavado un picahielos en el estómago.

Atraviesan los entornos más inhóspitos del mundo.

Ningún tren ha llegado más al norte que éste.

Superando inmensos desafíos técnicos Gracias a Dios que tenéis este tren.

Estos trenes son un vínculo vital con las comunidades más remotas.

Esta gente vive al borde de las vías del tren,

es su único medio de transporte.

Son la base de la economía de algunas regiones.

En mi vida había visto tantos pepinos juntos.

Y hasta cambian el curso de la historia.

Si el país se siente unido es gracias a esta línea.

Son los trenes más extremos del mundo.

TRENES EXTREMOS.

El Transiberiano es la red ferroviaria más conocida de Rusia

que atraviesa Siberia de este a oeste

pero no es la línea más extrema de Rusia.

Me propongo viajar al corazón del Círculo Polar Ártico

en una de las vías férreas más septentrionales del mundo.

Lo voy a hacer en invierno

con temperaturas de 50 grados bajo cero o menos.

Deseadme suerte, bienvenidos Trenes Extremos, Siberia.

Aparte de ser el país más grande del mundo,

Rusia cuenta con las mayores reservas de gas del mundo

principalmente en el remoto Ártico siberiano.

Se accede a los yacimientos de gas

a través de una de las líneas de tren más al norte del mundo

pero falta un ramal que conecte el este y el oeste.

Actualmente, Rusia está tomando medidas para cubrir esa laguna

en uno de los entornos más inhóspitos del mundo.

Curiosamente la nueve red cubrirá el mismo recorrido

que una línea de tren abandonada

construida en tiempos de la Unión Soviética

antes de que se descubrieran los yacimientos de gas

por lo presos de los campos de trabajo de Stalin.

Mi viaje al Ártico comienza en la antigua capital de Siberia

dónde cogeré un tren que me llevará al mayor yacimiento de gas de Rusia

en Urengoy a 1.200 kilómetros al norte.

Allí veré cómo consiguen arrancar los trenes cisterna.

Allí está el gas, esos hombres se dedican a extraerlo.

Los trenes de pasajeros normales no van más allá de Novy Urengoy.

Proseguiré mi viaje hasta Nadym a 240 km al oeste

a bordo de una línea de trenes de mercancías,

es decir, que viajaré en mi propio tren privado.

Stalin se planteó construir una red ferroviaria

que atravesase el Ártico y nunca llegó a verla acabada.

Ahora se hará realidad por una razón diferente, el gas.

En la actualidad,

la única forma de salvar los 400 km de línea en Nadym

de la ciudad de Labytnangi

es recorriendo en Todoterreno una peligrosa carretera de hielo

que sólo está abierta en invierno.

De camino visitaré una zona remota cuyos único habitantes

son unos nómadas que crían renos y se los comen crudos.

Es más llevadero con un poco de Vodka.

En Obskaya me embarcaré en la última etapa de mi viaje

hasta el yacimiento de gas de Bovanenkovo

a 560 km. al norte por encima del Círculo Polar Ártico,

es el lugar más al norte del mundo al que se puede acceder en tren.

Para que los yacimientos de gas puedan abastecer el país

esta línea tiene que poder funcionar durante todo el año,

éste es el más extremo de todos los trenes extremos.

LOS TRENES DE HIELO DE SIBERIA.

Mi viaje al Ártico ruso comienza a más de 1.600 km. al sur,

en la antigua capital histórica de Siberia, Tobolsk.

En el siglo XVIII esta era la seda del Gobierno

de la inmensa región de Siberia

con una increíble extensión de 8.000 km. al este

y más de 1.600 km al norte en dirección al Ártico.

Justo enfrente del Kremlin de Tobolsk

y de la catedral de Santa Sofía

encontramos un vestigio mucho más siniestro del pasado, la cárcel.

Bajo el reinado de los Zares

cientos de disidentes políticos eran exiliados a Siberia todos los años,

muchos de ellos eran encarcelados aquí.

Tras la revolución comunista el exilio de presos políticos

y otros criminales a Siberia

continúo a lo largo del siglo XX.

Millones de individuos fueron condenados a trabajos forzados

o fueron a parar al gulag.

Desde cárceles como éstas los presos del gulag

eran enviados por toda Siberia y obligados a trabajar en las minas

pero también en grandes proyectos de infraestructuras

como la construcción del llamado "Ferrocarril de la muerte de Stalin"

en el Ártico.

Sin embargo, la línea que voy a tomar para ir al Ártico

es más moderna.

Se terminó de construir a principio de los años 80

tras descubrir cantidades ingentes de gas y petróleo

en el extremo norte del país.

Mi tren llega a la 1:38 lo cuál es un poco lioso

porque en los horarios pone que llega a las 11:38.

Por lo visto,

en Rusia todos los trenes se rigen por el horario de Moscú

estén dónde estén.

Es un dato importante en un país que cubre nueve husos horarios,

si quieres evitar perder el tren o morir congelado mientras lo esperas.

Aquí llega,

es el tren que me va a llevar a las nieves del Ártico.

¿Estaré preparado? No sé.

Ya veremos.

Mi tren llega desde Moscú a más de 2.500 km de distancia

y ha tardado un día y medio en llegar hasta aquí.

En comparación,

las cerca de 24 horas que me llevará mi viaje al norte parecen pan comido

Vamos allá, tercera clase asiento 40.

Madre mía, menudo olor, es como si se hubiese muerte alguien.

No lo descarto.

Aquí es.

Empezamos bien.

Hemos llegado a tiempo para coger nuestro primer tren.

Desde Tobolsk me dirijo hacia los confines del Círculo Ártico

a 1.200 km al norte

dónde se encuentra la última parada de la línea de pasajeros

en Novy Urengoy.

Casi todos los pasajeros del tren van a trabajar a los yacimientos,

vienen de todos los rincones de Rusia

atraídos por los altos salarios que pagan por trabajar

en las condiciones más inhóspitas sobre la tierra.

¿Qué temperatura suele hacer? Puede llegar a 50 grados bajo cero

pero lo normal es que haga este frío.

Yo ya he trabajado a 50 grados bajo cero y no he tenido ningún problema.

Los rusos no os andáis con chiquitas,

no sé si podrían pagarme lo suficiente

como para trabajar en esas condiciones.

Siento un gran respeto por vosotros.

Hoy la temperatura exterior es de 20 bajo cero

pero es fácil de olvidar ya que dentro del tren

hace una temperatura de lo más agradable.

El sistema de calefacción es muy eficaz

pero no es de última generación.

¿Así es cómo calentáis el tren?

Usamos carbón para calentar los vagones,

mira lo bien que arde.

Hasta cuando estamos a 50 bajo cero en el tren siempre hace calor.

Es sencillo, no ocupa demasiado espacio

y consigue mantener caliente el tren

Es un sistema anticuado y tradicional pero que funciona.

Os mantiene calentitos. Así es nuestra Rusia,

una nación muy fuerte industrializada.

Mientras el tren hace una breve parada en mitad de ninguna parte

la encargada tiene que atender a otras obligaciones.

Voy a tomar un poco de aire y así me hago una idea del frío que hace,

debo decir que bastante.

¿Por qué soy el único aquí fuera?

Anda, carámbanos.

Si no quitas el hielo se puede atascar la maquinaria.

Hay que quitar la nieve y el hielo para que no se peguen las ruedas.

Esos carámbanos pueden ser un peligro.

El tren puede funcionar incluso a 40 bajo cero

pero hay que despejar el tren de conducción porque sino se congela.

¿No te congelas? Hace mucho frío. ¿Te ayudo a entrar en calor?

Aunque haga 50 bajo cero

cuando dos personas se abrazan deja de hacer frío.

Lo mejor de los abrazos es que recibes más de lo que das.

Mientras el tren prosigue su viaje hacia los yacimientos del norte

nos cruzamos con un par de trenes de pasajeros

y un montón de trenes cisterna cargados de gas condensado

que se dirigen hacia el sur para abastecer la industria rusa

y numerosas economías del resto de Europa.

Los pasajeros también tenemos que repostar,

por el camino el tren efectúa varias paradas lo bastante largas

como para que los viajeros como yo podamos comprar comida casera barata

en los andenes.

Fijaos, ese pollo tiene una pinta deliciosa.

Hay muchísima más variedad de lo que pensaba.

Esa empanadilla tiene muy buena pinta

y una salchicha.

Con un montón de patatas.

¿Esto de aquí? Venga, por qué no.

Listos.

A cenar, pero antes vamos a por Vodka.

Cuando te ponen delante un plato de comida caliente

apetece comer cuánto antes, antes de que se enfríe.

Cuando te sirven una botella enorme de cerveza

apetece beber antes de que se recaliente.

No he encontrado vodka pero sí un poco de cerveza rusa.

A ver qué tal está.

Se supone que estamos en un programa sobre trenes extremos

y yo aquí comiendo un pollo delicioso y bebiendo cerveza rosa.

Lo cierto es que las cosas se van a poner más duras en el norte,

es la calma que procede a la tormenta y voy a disfrutarla.

Efectivamente, como era de esperar, el clima empieza a empeorar.

A medida que nos adentramos en la noche

se desata una tormenta de nieve.

Supongo que debería prepararme para ir a la cama,

lo mejor de este asiento es que también es una cama.

Colgamos esto aquí

pero si bebo la suficiente cerveza me dormiré de todas maneras.

No se pueden apagar las luces en un vagón de 50 personas,

debería haberme traído un antifaz y tapones para los oídos.

A primera hora de la mañana según nos acercamos a los yacimientos

y el destino final del tren,

el tiempo se va despejando

pero la tormenta de anoche ha dejado una profunda capa de nieve.

Lo conseguí, los yacimientos de gas.

Sí que hace fresquito.

Estamos en una zona muy sensible,

si tenemos en cuenta que las tres cuartas partes del PIB del país

proceden del gas y del petróleo

y que aquí se encuentran los yacimientos,

tiene sentido que te exijan tener uno de estos.

Es un salvoconducto aunque no parece más que un pedazo de papel

pero sin él te pueden arrestar si te encuentran aquí

y lleva entre dos o tres meses conseguirlo.

Situada a tan sólo unos pocos kilómetros al sur

del Círculo Polar Ártico,

Novy Urengoy es hoy una ciudad con una población de 100.000 habitantes

pero antes de que se descubriese el gas en la región no vivía nadie,

no había ni una aldea.

Es una ciudad tan nueva que el primer tren

no llegó hasta 1982 en tiempos de la Unión Soviética.

Es precioso.

Y está muy bien conservado.

Me encantaría quedarme y seguir contemplándolo

pero hace un frío que pela.

Vosotros no os dais cuenta pero ahora mismo

debemos estar a 20 grados bajo cero.

No siento las puntas de los dedos y me duele la cara,

tengo que taparme más.

Actualmente, Rusia posee las mayores reservas de gas del mundo

por valor de varios millones de dólares.

A raíz de ello, el Ártico ruso se ha transformado por completo.

Todo comenzó aquí, a las afueras de Novy Urengoy en 1966

cuando apareció en mitad de la nada lo que terminaría siendo

uno de los mayores yacimientos de gas del mundo.

Ya voy abrigado como Dios manda y me encuentro más a gusto;

llevo ropa térmica de píes a cabeza,

botas y pantalones impermeables, una chaqueta extra,

tres pares de guantes, una braga de cuello,

un pasamontañas en el bolsillo y me he bajado las orejeras.

Cuando se empezaron a investigar los recursos potenciales de aquí

a principio de los años 60,

fue aquí dónde la primera prospección exploratoria

dio con un océano de gas.

No es de extrañar que lo celebraran por todo lo alto.

Para la Unión Soviética este enorme yacimiento

no tardaría en cobrar una importancia económica decisiva.

Hoy, 50 años más tarde, sigue siendo clave para la Rusia contemporánea.

Más del 90% del gas ruso viene de esta región

y aunque es trasportado a través de una red de gasoductos,

la red ferroviaria también tiene una importancia vital

para la economía rusa

ya que permite trasportar gas condensado.

Hay numerosos puntos como este en Novy Urengoy

dónde vienen a repostar los camiones cisternas.

Ahora están preparando el tren, lavando los camiones cisterna

antes de llenarlos de gas condensado.

Luego, éste se transformará en combustible

que es cómo llega a vosotros.

Como en esta zona nieva mucho

los trenes quitanieves tienen que trabajar 24 horas al día

sólo para despejar las vías

y permitir el tránsito de los trenes que transportan el gas.

Mejor apartarse, fijaos en las cuchillas de este armatoste.

La nevada le ha pasado factura al tren,

se ha roto una pieza del quitanieves por el peso de la nieve

y ahora tienen que repararla.

Parece que esta goma se está cayendo a pedazos,

tienen que desmontarla y remplazarla.

Es muy difícil hacer cualquier cosa en la nieve,

con el frío que hace se te entumecen las manos.

Con estos guantes no se pueden usar bien las manos

pero si te los quitas se te entumecen.

Está desmontando la goma.

La mayoría de la vía puede despejarse con el quitanieves

pero hay puntos en los que podría dañarse

por lo que usan los tractores hasta cierto punto

y luego hacen el resto a mano.

Si esto ya parece un trabajo duro con buen tiempo

tiene que ser durísimo hacerlo en estas condiciones tan extremas.

Para que os hagáis una idea de lo difícil que es

mantener estos trenes en circulación

esta operación tiene que llevarse a cabo cada vez que nieva.

Estoy congelado, se me caerá la nariz.

Soy un flojeras pero para ti esto es el pan de cada día.

Tu no tienes frío, ¿verdad?

Cuando trabajas no pasas frío,

pasas frío cuándo estás de pié sin hacer nada.

Sólo los vagos tienen frío, yo no soy vago, tengo frío.

No le falta razón.

Una vez despejadas las vías

los trenes cisternas ya pueden dirigirse hacia el sur

con su valioso cargamento de gas condensado.

En la actualidad,

los trenes cisternas tienen que pasar por Tobolsk

para descender al sur desde Novy Urengoy

y llegar a los mercados industriales de Moscú y Europa occidental,

pero una vez construido el ramal entre Nadym y Labytnamgi

el trayecto a Moscú será más corto, rápido y barato.

Por el momento,

apenas se utiliza la vía muerta entre Novy Urengoy y Nadym.

No hay trenes de pasajeros y sólo circula un tren de mercancías al día

pero es hacia dónde me dirijo yo

y para que pueda pararme por el camino

he recibido un trato especial.

Para la siguiente etapa de mi viaje dispongo de mi propio tren privado,

¿qué os parece?

Desde Novy Urengoy voy a recorrer cerca de 240 km hasta Nadym

dónde termina la línea actual.

Está previsto construir una nueva línea que partiendo de Nadym

seguirá el itinerario de la red iniciado por Stalin en los 50

y que enlazará por fin con la línea procedente de Labytnangi,

de esta manera, esta vía inacabada y desierta

no tardará en convertirse en un concurrido enlace con el Ártico

atestado de trenes cisternas cargados de gas.

Me lo explica Sergei Krabel de la Compañía Ferroviaria de Yamal

que está a cargo del mantenimiento de este tramo de la línea.

¿Este es el famoso ferrocarril de la muerte de Stalin

que construyeron los presos del gulag?

Ahora mismo estamos viajando de la antigua red ferroviaria de Stalin,

por desgracia, en tiempos de la Unión Soviética no llegó a terminarse.

En la época de Stalin se usaba la red ferroviaria con fines militares,

es decir, para el transporte de cargamento militar.

Pero la actual reconstrucción está ligada al desarrollo económico.

Stalin se planteó construir una red ferroviaria que atravesase el Ártico

y nunca llegó a verla acabada

y ahora está a punto de hacerse realidad por una razón muy diferente

el gas.

A unos pocos kilómetros del final de la línea en Nadym,

Sergei detiene el tren para enseñarme el punto

en el que la línea abandonada de Stalin se separa de la actual

en dirección Labytnangi.

Este tramo seguirá siendo una vía muerta y no se terminará de construir

la nueva vía se construirá siguiendo el trazado

de la antigua ruta de Stalin.

Así será posible acceder a Moscú a través de Nadym.

La bifurcación dónde el futuro se cruza con el pasado,

de esta manera el Ártico estará abierto al oeste del país

y el sueño de Stalin se hará realidad.

La idea es comenzar las obras a finales de este año

y continuar el tramo que conduce hasta el puente

que ya está en construcción.

Es increíble pensar que dentro de unos pocos años

va a ver un montón de trenes recorriendo esta ruta.

El viaducto en construcción a las afueras de Nadym

por el que podrán circular trenes y automóviles

es una clara señal de la voluntad de las autoridades rusas

de construir cuánto antes un enlace ferroviario entre Nadym y Salejard.

Además de proporcionar una ruta más corta para los trenes cisterna,

la nueva red ferroviaria ayudará a desarrollar esta remota región.

Antes de que se descubrieran los yacimientos de gas,

Nadym era una pequeña aldea,

hoy es una ciudad de unos 50.000 habitantes.

Entre Nadym y Salejard,

otra ciudad de dimensiones equivalentes a 370 km al oeste,

no hay línea de tren, ni carreteras ni asentamientos de ningún tipo.

Estos bloques de vivienda son el último rastro de civilización

en una extensión de más de 300 km.

En esa dirección no hay ni una solo aldea.

Fijaos en este avión que acaba de aterrizar,

este inmenso desierto que acaba de sobrevolar

es el territorio que quería surcar Stalin con su red ferroviaria.

Para viajar por este remoto paraje

siguiendo la ruta del ferrocarril ideado por Stalin,

la misma que seguirá el nuevo tren,

me reúno con un historiador local.

Badim, ¿qué tal?

¿Listo para la aventura? Sí, me muero de ganas.

¿Has conducido alguna vez por una carretera de hielo?

No.

¿Te apetece? Venga, por qué no.

Ya puestos, vivamos la aventura hasta el final.

Mientras no se construya una nueva línea de tren procedente de Nadym

sólo es posible recorrer esta remota región en invierno

conduciendo sobre el suelo helado.

Para llegar a Salejard y Labytnangi desde Nadym

hay que recorrer unos 370 km a través de un desierto de hielo.

No es un viaje que se pueda hacer de una sentada

por cuestiones de seguridad.

Antes de ir a ver el ferrocarril de Stalin

vamos a pasar la noche con unos amigos de Badim.

-Hola, Geiko.

El que no haya asentamientos permanentes en esta región

no quiere decir que esté inhabitada,

es un bastión de los Nenets,

una de las últimas tribus de nómadas de Europa.

Hay decenas de miles de Nenets viviendo en pequeños campamentos

en su migración por estas tierras inhóspitas

con sus inmensas manadas de renos.

Es asombroso, mirad eso.

Menos mal que el campamento no quedaba muy lejos de la carretera

Cada grupo familiar de Nenets se instala en un lugar concreto

antes de retomar su ruta en busca de nuevos pactos para sus renos.

Hola, Iván.

¿Estás saltando?

Para darnos la bienvenida a su campamento a la manera tradicional,

nuestros generosos anfitriones sacrifican uno de sus renos.

Me encanta comer carne

pero esta es la parte en la que prefiero no pensar.

No creo que esté bien matar a un ser vivo.

Los Nenets estrangulan al reno porque es la forma más compasiva e indolora.

Está buscando aire pero pronto habrá acabado todo.

Nos dará de comer a todos.

Han desarrollado un método científico para despellejarlo

preservando la piel en las mejores condiciones posibles.

Toda su ropa está hecha de piel de reno

y sus tiendas también

por lo que es importante obtener piezas de buen tamaño.

Para los Nenets las partes mas deliciosas del reno

son los riñones y el hígado.

Esto es el hígado.

Pensé que lo cocinarían un poco pero ellos lo comen tal cuál.

Me está costando.

Estoy esperando el vodka, ya comeré luego.

Yo también agradecería un trago ahora mismo.

Primero esto y luego esto.

Es mucho más llevadero con un poco de vodka.

¿No me digas que os bebéis la sangre?

Sí.

¡Dios mío! Quién me mandaría preguntar.

Vamos allá, salud.

Qué salada está, es como beber sal pura.

Al caer la noche bajan las temperaturas,

nos dirigimos a las tiendas para entrar en calor y acostarnos.

Madre mía, me estáis malcriando.

Qué calentito se está,

en mitad de la nada envuelto en unas nieves de reno,

esto es vida.

Me siento como un rey.

Voy a dormir bien esta noche.

Nuestros anfitriones se levantan temprano para buscar pastos

para sus renos durante el día

mientras nosotros proseguimos nuestro viaje

por la ruta del ferrocarril inacabado de Stalin.

A medida que avanzamos por nuestra carretera helada

vamos avistando una serie de puentes ferroviarios en ruinas.

Son vestigios de la línea que atravesó este remoto paisaje

a principio de los años 50.

¿Por qué quiso Stalin construir una línea aquí?

Por aquel entonces no se habían descubierto los yacimientos de gas.

Había dos motivos principalmente;

el primero era económico,

el norte tenía que desarrollarse y no era posible sin el ferrocarril.

Y el segundo, por razones de estrategia militar.

En 1945 comienza la era atómica

y querían construir bases militares navales y aéreas en la región polar

y para ello había que construir un ferrocarril.

Me has dejado helado, nunca mejor dicho.

En este tramo del llamado ferrocarril de la muerte,

el vestigio mejor preservado de lo ocurrido aquí

a finales de los años 40 y principio de los 50

durante la era del gulag comunista,

es el campo de trabajo número 93.

Es una nieve muy profunda así que cogeremos la moto de nieve,

vamos a sacarla del remolque.

Éste era uno de los cerca de 150 campos

repartidos a lo largo de la vía férrea

de una extensión de unos 1.300 km.

En pleno apogeo de la construcción del ferrocarril

estos campos albergaron un total de 80.000 presos.

Ten cuidado es nieve profunda, te puedes torcer un tobillo.

Vamos a entrar en la cocina por la ventana.

Aquí es dónde cocinaban para los presos

en esos grandes contenedores.

Está congelado, qué cazuelas más grandes.

¿A cuánta gente daban de comer aquí?

Calculo que habría unos 300 presos en este campo.

¿Estaban bien alimentados?

No se morían de hambre pero la comida era muy sencilla.

Nos dirigimos a los barracones dónde dormían los presos.

De los cerca de 300 internos de este campo

y los más de 80.000 que trabajaron en la región en el ferrocarril,

sólo un pequeño porcentaje eran criminales reincidentes.

Más de la mitad habían sido condenados por delitos menores

como robar una barra de pan,

un delito castigado con dos o más años de trabajos forzados.

A parte de ellos,

casi una cuarta parte de los presos eran los "enemigos del pueblo",

es decir, disidentes acusados de crímenes políticos

contra el régimen comunista.

Esta cruz está puesta en homenaje a los que construyeron el ferrocarril.

Stalin quiso construir su red ferroviaria en un tiempo récord

por lo que los presos que no trabajan lo bastante duro

o infringían el reglamento del campo

terminaban en las celdas de castigo.

¿Es la cárcel dentro de la cárcel?

Un infierno dentro de otro infierno.

Más te valía no acabar aquí, hace un frío que pela.

Ahora estamos a 25 grados bajo cero y ni siquiera es el mínimo.

Sé que pueden alcanzarse temperaturas de 60 bajo cero,

hay una ventana abierta ahí, ¿cómo hacían para no morirse de frío?

Había un cristal en la ventana y había una estufa

o sea que les entraba aire caliente.

Aunque hacía frío nunca hacía tanto como para que los presos se murieran,

no querían matar a los presos ya que los necesitaban

para construir el ferrocarril.

Finalmente, la línea de tren de Stalin no vería nunca la luz.

Tras su muerte en 1953,

el nuevo gobierno soviético dejó la línea a medias

ya que no le veía mucho sentido a construir un ferrocarril

en un páramo prácticamente deshabitado.

Mira estos vestigios.

Está completamente en ruinas.

Estas vías rotas son una metáfora de los sueños rotos de Stalin, ¿no?

Cuando lo ves tan de cerca

te das cuenta de lo que supuso construir el ferrocarril,

colocar cada clavo

y no puedo dejar de pensar que hoy que hace bueno

estamos a 24 grados bajo cero.

Hace muchísimo frío,

imaginad cómo sería trabajar aquí en pleno invierno.

Es terrible pensar en todo ese trabajo,

todo ese sufrimiento que no sirvió para nada.

Ahora que mi viaje toca a su fin

me aterra pensar que los cerca de 80.000 presos

que estaban trabajando aquí cuándo se abandonó,

no eran más que un pequeño porcentaje

de los millones de personas

que fueron recluidas en campos de trabajo por toda Siberia

bajo el reinado de Stalin.

Tras recorrer más de 300 km de desierto helado,

la carretera nos devuelve a la civilización moderna

en la ciudad de Salejard,

cuenta con cerca de 40.000 habitantes.

Es el punto más al norte en el que he estado de momento

situado encima del Círculo Polar Ártico.

Estoy seguro que lo tradicional es celebrar que cruzas la línea

y sino pues me inventó la tradición.

Ya me ha subido la temperatura cinco grados.

Ahora no estoy en el Círculo Ártico, ahora sí.

Ahora no estoy en el Círculo Ártico, ahora sí.

Estoy de broma.

De todas las barreras naturales que se interponen en el recorrido

de la nueva línea a Moscú,

el mayor reto que ha tenido que superar la construcción

es el río que atraviesa Salejard con su más de un kilómetro de ancho

y que está congelado la mitad del año.

Una vez se haya construido el puente dentro de unos años

el sueño de Stalin se hará por fin realidad

ya que al otro lado del río hay una estación de tren en Labytnangi.

Aquí es dónde comienza de nuevo la red ferroviaria existente

y se pueden coger trenes de pasajeros hasta Moscú.

No pienso volver a casa aún,

para la última etapa de mi viaje voy a dirigirme más al norte,

adentrándome cientos de kilómetros en el Círculo Ártico

en la línea de tren más al norte del mundo.

Es por allí.

Al final de la carretera de Labytnangi

se encuentra la ciudad de Obskaya

que es el punto de partida de una nueva línea de tren

con destino al yacimiento de Bovanenkovo.

Esta red ferroviaria es gestionada por Gazprom

que controla cerca del 90% de las reservas de gas de Rusia

convirtiéndola en la mayor empresa de gas del mundo.

Antes de embarcarme tengo que pasar por un control de seguridad

para registrar mis maletas y cachearme.

Hola. Hola, su pasaporte.

Todas las semanas Gazprom destina tres trenes de pasajeros

al yacimiento de gas de la península de Yamal,

y como todos los tripulantes del tren van allí a trabajar

resulta que está prohibido llevar alcohol.

Deje eso en la cinta y pase por el arco.

¿Vodka, whisky, alcohol?

Vodka. No está permitido el alcohol.

Adiós.

Maldita sea.

Entiendo que el alcohol esté prohibido por razones de seguridad

pero tenía muchas ganas de celebrar como se merece

la llegada a la estación de tren más al norte del mundo,

tendré que buscarme otra cosa con qué celebrarlo.

Cuánto lujo.

Es normal, es propiedad de una de las compañías más ricas del mundo.

Es calentito y agradable.

Este será mi hogar durante las próximas 26 horas.

Desde Obskaya, el tren recorre otros 560 km en dirección al norte,

más allá del Círculo Ártico,

nos llevará todo un día llegar al final del trayecto

en el yacimiento de gas de Bovanenkovo.

Buenos días.

Mirad eso.

¿Seguro que estoy despierto?

Tengo la sensación de que estoy soñando,

es rarísimo.

No hay un sólo árbol a la vista.

Había oído hablar de esto pero jamás había visto nada igual.

Hielo puro hasta dónde alcanza la vista y nada más.

Kilómetro tras kilómetro, hora tras hora,

mucho más allá del límite forestal,

proseguimos nuestro viaje en este paisaje surrealista y casi inmutable

Es agradable estar a cielo abierto

pero empiezas a echar de menos algo qué mirar.

A ver si llegamos pronto a una estación

y podemos ver algo, lo que sea.

No me imagino lo duro que debió ser construir aquí una vía férrea

y mantener operativo un tren durante todo el año.

Estos trenes no sólo trasladan a los trabajadores,

sino todos los materiales de construcción de todo

porque aquí no hay un alma.

Aunque sorprendentemente unos kilómetros más adelante

el tren se cruza con seres vivos, unos renos.

Hay miles de renos atravesando el paisaje.

Mira cuántos allí y allí.

Todo el mundo está saliendo de su compartimento para sacar fotos

voy a hacer lo mismo.

Me preguntaba por qué sonaba la bocina,

era para decidles; "apartar o vamos a arrollaros".

Mira qué criaturas más preciosas, increíble.

Naturalmente, estos renos conviven con unos ganaderos nómadas

que llevan la vida más apartada del mundo moderno

que se pueda imaginar.

Viendo este entorno tan basto, gélido, inhóspito y glacial

parece mentira que los Nenets hayan escogido vivir aquí.

El tren será extremo pero esa gente es súper extrema.

Mis compañeros de viaje en los yacimientos de gas

viven en apartamentos con calefacción central,

aunque para ser justos ellos también tienen que ser duros de pelar

para venir a trabajar aquí en pleno invierno

en estas condiciones climáticas.

Tendrías que venir cuándo hace 50 grados bajo cero

o cuando no se puede ver nada por la niebla.

Los rusos no le tenemos miedo a nada y menos al frío.

Me he comprado un gorro con unas orejeras que se bajan

pero aquí todo el mundo me ha dicho que hay que dejarlas levantadas

y así pareces más duro. Sí.

Aunque se os congelen las orejas no os bajáis las orejeras.

Los rusos sois gente dura y curtida,

¿ni siquiera tenéis un poco de frío con la temperatura que hace?

Si tienes frío haces unas flexiones.

¿Hacéis ejercicio para entrar en calor?

Todo es posible para un ruso.

Los rusos son igual de extremos que sus trenes,

supongo que hay que serlo para venir a los desiertos helados.

¡Qué puesta de sol más bonita!

Es cómo navegar en un mar de nieve e hielo.

Me siento muy afortunado por haber podido hacer este viaje.

También he tenido suerte con el tiempo,

me imaginaba que al llegar tan al norte no se vería nada por la niebla

Debemos estar a punto de llegar

porque el tren llega nada más caer la noche.

Y pensar que no existe ningún tren que llegue tan al norte como éste,

estoy a bordo de él.

No está nada mal.

¡Qué ganas de llegar!

Al caer la noche el tren se aproxima a su destino,

el inmenso yacimiento de gas de Bovanenkovo

dónde concluye mi viaje.

Misión cumplida.

Lo hemos conseguido, el final de la línea.

Es increíble pensar hasta qué punto el descubrimiento del gas

ha transformado el Ártico ruso.

Gracias a ello,

la red ferroviaria de la región está en constante expansión,

y el sueño de Stalin de construir un ferrocarril así

está a punto de hacerse realidad.

Mi sueño era simplemente

alcanzar el punto más al norte del mundo accesible en tren

y aquí estoy.

Creo que ha llegado el momento de celebrarlo.

Puede que no tenga mi botella de vodka pero aún me queda esto.

Os prometo que es agua.

¡Salud!

El documental - Trenes extremos: Los trenes de hielo de Siberia

49:37 20 abr 2017

Viajar en tren al corazón del Círculo Polar Ártico en invierno, es una misión extrema en una de las vías férreas más septentrionales del mundo, donde la temperatura puede descender hasta cincuenta grados bajo cero o más.

Contenido disponible hasta el 27 de abril de 2017.

Histórico de emisiones:
11/09/2015
19/02/2016

Viajar en tren al corazón del Círculo Polar Ártico en invierno, es una misión extrema en una de las vías férreas más septentrionales del mundo, donde la temperatura puede descender hasta cincuenta grados bajo cero o más.

Contenido disponible hasta el 27 de abril de 2017.

Histórico de emisiones:
11/09/2015
19/02/2016

ver más sobre "El documental - Trenes extremos: Los trenes de hielo de Siberia" ver menos sobre "El documental - Trenes extremos: Los trenes de hielo de Siberia"

Los últimos 136 documentales de El documental

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 49:37 pasado jueves Viajar en tren al corazón del Círculo Polar Ártico en invierno, es una misión extrema en una de las vías férreas más septentrionales del mundo, donde la temperatura puede descender hasta cincuenta grados bajo cero o más. Contenido disponible hasta el 27 de abril de 2017. Histórico de emisiones: 11/09/2015 19/02/2016

  • Spanish Western

    Spanish Western

    56:09 06 ene 2017

    56:09 06 ene 2017 Documental de corte sociológico sobre el impacto de los rodajes de películas en la España de los 60 y 70, que modificó el "modus vivendi" en la comarca de Almería. Histórico de emisiones: 08/06/2016

  • El Papa Luna

    El Papa Luna

    57:38 30 dic 2016

    57:38 30 dic 2016 La película documental recoge en clave de "Thriller", parte del robo del supuesto cráneo del "Papa Luna" en el palacio de los condes de Arguillo de Sabiñan, en abril del 2000, difundiendo por otro lado la figura del aragonés más controvertido y relevante de los siglos XIV Y XV.

  • 50:47 28 dic 2016 Programa sobre el Canal de Panamá.

  • Bugarach

    Bugarach

    55:15 19 dic 2016

    55:15 19 dic 2016 Cinco personajes se enfrentan a un supuesto fín del mundo en Bugarach, un pequeño pueblo del sur de Francia y único lugar en la tierra que resistirá las llamas del apocalípsis. Una fábula en forma de comedia existencialista sobre la crísis espiritual de Occidente.  

  • 1:35:59 18 dic 2016 Cinco personajes se enfrentan a un supuesto fín del mundo en Bugarach, un pequeño pueblo del sur de Francia y único lugar en la tierra que resistirá las llamas del apocalípsis. Una fábula en forma de comedia existencialista sobre la crísis espiritual de Occidente.

  • 53:59 18 nov 2016 El documental analiza concretamente la evolución del Teatro chino de Manolita Chen y su incidencia en el musical de la época, junto con la actuación de la censura. Histórico de emisiones: 09/11/2012 24/05/2013 08/01/2016

  • 58:59 12 nov 2016 Mostrar al gran público de una forma amena la importancia que ha tenido en el desarrollo industrial y económico de España el diseño. Se realizar un recorrido cronológico y explicativo del diseño en España desde los años 60 hasta la actualidad.

  • 50:30 11 sep 2016 Documental divulgativo que hace un recorrido por la filmografía de Pedro Almodóvar a través de sus musas: las mujeres que aparecen en sus películas.

  • Las mujeres de Cervantes

    Las mujeres de Cervantes

    1:01:13 05 jun 2016

    1:01:13 05 jun 2016 Documental sobre las mujeres que han formado parte de la vida del autor de "El Quijote", y que tanta influencia tuvieron en su obra literaria. Leonor de Torreblanca, abuela de Cervantes, su tía María de Cervantes, su madre Leonor de Cortinas, sus hermanas Luisa, Andrea y Magdalena, su esposa Catalina de Salazar y su hija Isabel son algunas de las mujeres de su entorno familiar y amoroso que aparecerán en este trabajo. Además de los personajes literarios de Mariana, Dorotea y Dulcinea. Un estudio en Coslada, la Casa de Cervantes en Esquivias, el Palacio del Infantado de Guadalajara, La Puebla de Montalbán, Colmenar de Oreja y Chinchón son algunos de los lugares que el equipo de realización ha utilizado para grabar este documental con mezcla de ficción. Contenido disponible hasta el 14 de mayo de 2066

  • 52:35 01 jun 2016 Documental que trata sobre el tráfico de residuos electrónicos a nivel internacional Contenido disponible hasta el 30 de mayo de 2064.

  • No todo es vigilia

    No todo es vigilia

    55:29 29 may 2016

    55:29 29 may 2016 El documental relata la historia de Antonio y Felisa, un matrimonio que llevan más de sesenta años juntos, su frágil estado de salud les impide cuidarse mutuamente. La posibilidad de dejar la vida en manos ajenas y perder la independencia aparece en el horizonte como una amenaza. Contenido disponible hasta el 30 de noviembre de 2064.

  • 52:19 22 may 2016 Documental que narra la historia más reciente del Teatro del Liceo. Contenido disponible hasta el 30 de agosto de 2065

  • Barça Dreams

    Barça Dreams

    59:28 18 may 2016

    59:28 18 may 2016 El documental narra la historia desconocida para muchos del Barça y la importancia del Club de Fútbol para la sociedad de la época. Contenido disponible hasta el 29 de marzo de 2065

  • 57:26 25 mar 2016 El documental analiza a través de quienes compartieron su vida y su obra, la biografía y el legado de un hombre dedicado a los más débiles en la India. Histórico de emisiones: 09/01/2014 03/08/2014

Mostrando 1 de 10 Ver más