"El documental de La 2" es un espacio que La 2 reserva para la excelencia. En él se seleccionan los mejores trabajos del ámbito nacional e internacional para este espacio y se combinan documentales actuales con aquellos que han hecho historia

3628601 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.11.0/js
El documental - Spanish Western - ver ahora
Transcripción completa

¡Estoy en la luna!

Ya, pero también están estos aquí.

Yo no traigo armas, vengo de la tierra.

Yo no sabía que ya estaban ustedes aquí, pero soy inocente, se lo juro.

Soy inocente.

-Pero si esto es Almería, chalao. -¿Almería?

¿Que esto es Almería?

-Claro.

(Disparos)

Se murió solo... Tal vez, tal vez.

-Eso es lo que pasó aquí.

Eso es lo que pasó...

-Se acabó todo.

-Se acaba, se deja y se olvida.

-Mucho fue aquí.

-Me acuerdo...

(Música)

Fuimos a Almería porque todos decían que el paisaje era espléndido.

-Encontrarte con los decorados del oeste,

que parecía que estabas haciendo las películas

que tanto habías visto desde pequeña

y te daban la ilusión de algún día también trabajar en el cine.

-Almería tiene unos escenarios fabulosos.

El desierto de Tabernas lo puedes encontrar en California

o en Nuevo México.

En Europa no se consiguen esos escenarios.

Para el western era ideal, ¿no?

-No solo el paisaje geográfico,

sino yo diría el paisaje humano.

Nos encontramos unos tipos físicamente muy parecidos

a los que más o menos sabíamos que existían en la frontera

entre Estados Unidos y México.

-Los gitanos eran cojonudos

porque podían hacer de mexicanos, de indios, de todo...

y además, casi todos...

No todos, porque también hay mucha leyenda,

pero casi todos eran buenos caballistas.

-El western, que es un género americano por excelencia,

por la historia de Estados Unidos,

conoce una variante en los años 60 llamada "spaghetti western"

que nace en Italia y en las afueras de Barcelona,

la productora construye un poblado western

y ahí se ruedan muchísimos westerns de serie B.

Se ruedan en tres semanas con directores italianos y españoles.

Y cuando el western barcelonés declina,

en Almería surge una continuidad porque los extras en Almería

cobran muy poco.

-Ni teníamos televisión, ni teníamos radio,

ni conocíamos lo que era un postre, ni lo que era una Coca-Cola.

Prácticamente era lo básico y fundamental.

-En aquellos años Almería era prácticamente la penúltima

población española, provincia española

en renta per cápita, donde se sufrían las secuelas

de la Guerra Civil.

Se puede decir.

No es nada en contra de Almería.

Atrasados estábamos.

Era la época de la dictadura.

Había tristeza y una serie de cosas que no nos dábamos cuenta.

En el año 40, de una población estimada

de Almería capital de 40 000 personas,

13 000 vivían en cuevas.

Esos son datos terribles.

(Música)

Estaba la vida fatal, estaba la vida muy mal.

-Nos habíamos quedado un poco desubicados

en un rincón en el sureste español

donde las actividades principales que estaban empezando a decaer,

como la explotación de la uva, que era de vital importancia.

-Fue muy traumático porque originó que muchos miles de almerienses

tuvieran que emigrar a Sudamérica,

tuvieran que emigrar al norte de África.

-Se vivía del cultivo de cereales, de la recogida de palma,

del collo, del esparto, en fin...

De la mina de Rodalquilar.

(Música)

Trabajar en la agricultura con el ganado.

Lo que salía si queríamos vivir.

-Segar.

Coger collo. ¿Sabes lo que es coger collo?

Coger esparto.

-Había poco trabajo.

Estamos volviendo a épocas imperiales.

Ahora también hay poco trabajo.

-Llegamos a Almería. No había nada.

Había cafeterías, pero si pedías un café con leche

te lo daban de leche condensada.

No había leche.

-Veníamos de Madrid, gente de la universidad y tal.

Y yo decía: "Esta gente tan buena,

será terrible esto de que para ser bueno hay que ser pobre".

-La miseria que había. No había más que miseria.

(Música)

Realmente, el cine fue la primera bocanada de aire fresco

de eclosión de Almería de apertura hacia el exterior.

-Eso dio de comer a mucha gente.

Unos porque eran maquilladores, otros porque eran figurantes.

Muchos figurantes.

-Hay escenas en las que tenía que haber 700 personas.

Daba mucho empleo de extras. En definitiva, dinero.

Gente que se estaba dedicando, efectivamente,

a la agricultura y otras cosas, que trabajaba de extras

y trabajó de extras durante varios años.

-En aquellos años, muchísimos de esos almerienses

que vivían en las Chancas, Pescadería,

muchas zonas de pobreza.

Se pegaban tortas por trabajar como extras

en esas películas del año 60-70.

Creó un equipo almeriense que, de alguna manera,

va a trabajar y va a encontrar unas expectativas

con aquel primer cine.

-Tendría yo ocho o nueve años.

Iba yo un día por Pescadería con mi padre,

que íbamos a pescar.

Muchas veces, lo que podíamos comer

era lo que podemos pillar en un momento dado.

Tendría ocho o nueve años.

Estaban rodando por Pescadería,

una película que se llamaba "Ojo por ojo".

Dirigida por André Cayatte y que se estrena en el año 57.

Es esa la película culpable, entre comillas,

de que los paisajes almerienses se conozcan en el mundo entero.

-Todo esto era dinero.

-Y resulta que la mano de obra era muy barata.

-Era todo excesivamente barato. -Porque la peseta no era el dólar.

Y te daban un vasito de vino, te daban una gamba

y un poco de ensaladilla rusa. Casi era una comida.

Te lo daban todo por 0,70 céntimos.

-Aquí es rara la persona de Almería que no haya trabajado en el cine.

-El cine debe muchísimo, el spaghetti western para Almería.

Es un elemento clave para entenderla hoy en día.

Hace falta reivindicarlo.

-Yo trabajaba.

De día en la película y de noche de guarda en un comedor

que tenía ahí. Estaba por las noches de guarda.

-Se dedicaron...

Hubo gente, extras que prácticamente se dedicaron

exclusivamente al cine.

-No es difícil encontrarse figurantes nacionales

que lo manejan con la misma soltura

de aquel legendario Tom Mix de la pantalla.

-Cuando te decían que ibas a rodar al cine,

por vestirte de mexicano, de romano, ibas a ganar más dinero en una semana

que en cuatro meses trabajando en el campo,

evidentemente, era una auténtica revolución.

Una auténtica revolución.

-Recuerdo que mi madre le decía a mi padre

que ganaba el niño más en un día que tú en días trabajando en la mina.

Era algo muy diferencial.

El sueldo mísero que había a lo que las películas iban dejando.

-Ellos ganaban, que tampoco era mucho en aquella época,

eran 300 pesetas al día.

Los teníamos ocho horas.

-No estaba a uno al percatarse de lo que estaban haciendo.

Lo que estaba uno de la alegría ganando los cinco duros.

Estaba uno pendiente a ciertas cosas.

-Yo recuerdo haberme metido en las caravanas

que traían los actores y actrices.

No sabía decir si era un actor u otro.

Te daban una buena propina por comprar el paquetillo de tabaco.

Iba y le llevaba.

Era un medio más de vida para los niños.

Nos vestíamos de mexicanos con un ropa blanca.

El sombrero de palma.

Ahí estábamos todos los días hasta que aparecía una escena.

Hacíamos un poco de todo.

-Señor, excelencia, bienvenido.

¿Buscas una buena cuadra? ¿Una habitación para ti?

¿Necesitas lavarte?

-Demasiado ensayo largo. Iba arriba.

Esa cuesta para abajo.

Tirándole piedras a una mujer. Piedras no, corchos.

Las personas que trabajaban de forma directa en las películas

se convirtieron en auténticos expertos en ese oficio.

En trabajar para el cine.

Y trabajó a muchos.

Pero luego...

Se organizaron las empresas de Madrid.

La gente que llevaba a los caballos.

-De aquí de Madrid iban los jefes de equipo.

El jefe de eléctrico con sus dos eléctricos, maquinista y tal.

Pero luego los demás se cogían de Almería.

Eran profesionales.

Escayolistas, carpinteros.

Allí se formó una serie de profesionales de la industria.

-Hicimos un equipo de especialistas.

Un equipo de especialistas que, los cuales,

éramos de los mejores del mundo.

Estábamos considerados...

Porque trabajábamos y hacíamos de todo.

Coches, caballos, de hartura. Nos pegaban fuego.

Y lo hacíamos bien.

-Aquí tienen ustedes la escena.

Si alguien da más y mejor, le contratarán inmediatamente.

Cuando hablan del cine como si fueran unos que buscan soluciones

siempre se olvidan de que el cine acarrea

montones de puestos de trabajo especializados.

Con profesiones muy serias y que hay que dedicar mucho tiempo.

Y que a su vez, mantienen familias.

A veces dicen: "Bueno, los actores".

Los actores somos minoritarios en el cine,

comparado con sastrería, iluminación,

la parte técnica, producción...

Y todo lo que conlleva decorados, montaje de decorados.

-En un tiempo en el que España en las películas

eran de corte racial o folclórico,

nadie pensaba que iba a acabar haciendo,

salvo que para alguna parodia,

iba a construir un decorado del oeste.

Eso dio trabajo a peones, carpinteros, escayolistas.

-De ahí la proliferación de poblados del oeste

donde, en no más de una docena de años

se rodaron un par de centenares de western.

(Música)

Los desplazamientos a Almería había que hacerlos,

excepto el director los primeros actores,

en un autocar.

Te metías en un autocar.

Las carreteras tampoco eran así. De todo el país en sí.

Eran 12 horas de autocar. Aparecíamos en Almería.

-Desplazarse desde Madrid a Almería era un auténtico infierno.

-Bien, el problema de Almería es que tiene un muy buen clima,

pero le faltan facilidades de acceso.

El lugar es bueno para la gente que trabaja en el cine,

sin embargo, no es tan cómodo como otros lugares de España.

Hoteles había uno, que me parece que era de tres estrellas.

Me parece.

Lo demás eran, prácticamente, pensiones.

De hecho, yo, la primera vez que fui, el hotel estaba lleno absolutamente.

En ese hotel iban desde Sean Connery hasta Brigitte Bardot.

(Música)

A los actores principales y al director

había que ir a buscarlos a Málaga, porque Almería no tenía aeropuerto.

-No existía nada.

El alojamiento... Hubo que buscar cosas particulares.

-Tampoco había apartamentos.

A mí me pusieron un piso de tres habitaciones, cocina y baño.

Almería ha cambiado un 1000 %.

-No solo aquello fue un maná económico para Almería.

Sino que la gente del cine mundial puso a Almería en el mapa.

-Los almerienses se encontraron con que lo mismo hablaban con un alemán,

que con un italiano, que con un inglés,

que con un yanqui.

Eso fue, después de la bomba de Palomares,

lo más importante.

-El pueblo de Palomares tributa a los ministros

un afectuoso recibimiento.

Como parte del programa previsto y para demostrar con el ejemplo

que no existe peligro de radioactividad en esta zona costera,

el ministro señor Fraga Iribarne, el embajador de Estados Unidos,

y el jefe de la región aérea del estrecho,

se dan un buen baño, pues así lo permite el clima,

a pesar del invierno.

El ministro y el embajador nos dicen adiós al salir del agua.

-El cine, dentro de la misma política del franquismo,

tiene un elemento de apertura al exterior,

un elemento, de alguna manera,

de aliviar esa presión ideológica que se le tenía a España.

Hubo una protección y un montón de ayuda en aquellos momentos.

-A cambio de la ayuda estatal que abarca

desde la reducción de impuestos a la concesión de créditos oficiales,

se exige la construcción de instalaciones permanentes

con un mínimo de 400 metros lineales de fachada

adaptables con un promedio de 9 metros de altura.

-Es más.

Creo que, de alguna manera, el régimen fue bastante laxo después

en el momento en que las películas del spaghetti western

entró en unos temas de violencia potentes.

Llegó un momento en el que se entraba en censura.

Había una cierta simpatía porque western

se identifica con lo americano.

Estaba Palomares, Torrejón. Muchas cosas.

Teníamos la herencia de los tiempos Marshall.

(CANTAN)

Podríamos definir o describir la llegada del cine

a la provincia de Almería como una ventanita

por la que entró la modernidad.

-Almería tiene remota historia.

La población actual se despliega en nuevos barrios

con fisonomía de moderna urbe.

El corazón de la ciudad es la Avenida del Generalísimo.

Abundante en comercios, edificios públicos

y recientes construcciones.

-Empezó a haber una infraestructura hotelera,

se inauguró el aeropuerto, el gran hotel.

Almería cambió de la noche a la mañana.

-El jefe del Estado, el generalísimo Franco,

se desplaza a Almería para proceder a inaugurar

el aeropuerto recientemente terminado.

Está situado a 8 km de la ciudad,

tiene una pista de 2400 metros de largo por 45 de ancho.

Lo que permite el aterrizaje de grandes aviones.

-La ciudad, poco a poco,

tuvo que dar esa respuesta desde lo público y desde la iniciativa privada

con la construcción de hoteles.

Los principales hoteles en la provincia de Almería

surgen en este periodo.

-El gran hotel era el que habían desfilado Raquel Well,

Ursula Andress, Anthony Quinn.

-La mínima y primera infraestructura turista y hotelera

y la construcción del aeropuerto, se lo debemos, sin duda, al cine.

-Almería es tierra de cine.

(Música)

Llegaron películas españolas,

películas extranjeras y se derrochaba el dinero.

Dinero que llegaba a muchos aspectos de la provincia.

No solamente a los extras.

Eran las provisiones que se compraban,

las construcciones que se hacían.

Es decir, fue una inyección importante.

-Aquello puso color en Almería capital y Almería provincia.

Había mucha movida en los bares, hoteles.

-Había cantidad de gente que buscaba acabar el rodaje

y tomarse unas copas, moverse...

Los bares estaban siempre llenos.

-Fue quizá relativamente rápido,

pero aquí revolucionó Almería.

-En aquella época,

mi ayudante de cámara hacía ocho películas al año.

En cinco semanas, pero hacía ocho películas al año.

-Era un trasiego continuo de películas.

-Por la noches, cuando terminaban los rodajes

se tenían que juntar los jefes de producción,

los ayudantes de dirección de las películas que se estaban rotando aquí

para ver qué localización iba a usar uno un día,

qué número de caballos necesitaba otros,

que número de extras necesitaban para poder compaginarlo todo,

porque fue un boom en Almería tremendo.

-Y cuando quería rodar un determinado en la rambla,

tenías que desplazar a una persona o dos como guardas

para decir que estábamos nosotros.

Para coger ese sector que te interesaba de la rambla.

-Vinieron de Madrid a hacer una película y cuando se dio cuenta,

llevaban tres o cuatro años sin salir de aquí.

-Yo llegué a ir a Almería a un 3 de enero

y he regresado un 22 de diciembre.

Una película detrás de otra.

-Incluso cuando se venía a Almería solo,

a los pocos meses vino la familia y sus hijos iban a la escuela

aquí en Almería.

Trabajar con extranjeros, ¿no?

Con italianos, franceses, americanos, ingleses.

-Juliano me habla en italiano, Sophie en francés,

Jack en inglés y yo en español.

Entonces preguntaba que cómo se podía hacer eso.

(Música)

Cuando el francés dice "oui", yo sé poquito.

Pero ya estás preparado.

Cuando el inglés dice "yes", sabes que te ha tocado,

comienzas a hablar y fuera.

Pones cara de western, de sheriff, sombrero, purito...

(Música)

Todo el mundo que venía aquí decía que los caballistas españoles

y los especialistas españoles a caballo

eran lo mejor del mundo.

-Toda la gente quería venir de Madrid.

Pero bueno, si ahí hay especialistas.

Os ponéis ahorrar las productoras.

No cobrábamos lo mismo que ellos.

A nosotros nos pagaban por días.

A ellos, cuando venían de Madrid, les pagaban la semana.

Encima en los hoteles y tal.

-Los que llegábamos de Madrid tampoco dábamos todo para que lo aprendieran.

Siempre les dejábamos algo.

A ver si este después nos va a pisar el terreno.

Quiere decir que enseñábamos lo justo para que colaboraran,

pero que con el tiempo no quitaran. Así de claro.

-Cuando había que hacer algo de verdad, de acción,

estaban los de Almería para responder.

-Otra de las cosas que me llamó la atención de Almería

era la luz, que era una de las cosas que más les gustaba a los americanos.

A mí me parecía excesiva.

Tienen excesivos horas de luz y eso hacía

que tuviéramos que trabajar excesivas horas porque había luz siempre.

En Madrid, de Madrid para arriba, enseguida decían

a las 7:00 de la tarde que se iba el sol.

Allí no se va el sol nunca.

El sol es Almería.

-Rodábamos hasta las 8:30 o 9:00 de la tarde.

Con lo cual, se hacían 12 horas.

Por aquella época no se pagaban las horas extras.

-Yo tengo un recuerdo terrible.

Has terminado de rodar, han cortado para comer,

me he quitado las pistolas, me he quitado la chaqueta...

Venga, a rodar.

Ese momento que te vuelven a pegar el bigote,

te vuelves a poner las pistolas encima,

sales al sol, te montas a caballo y a galopar por la rambla,

no se puede explicar. No se puede explicar.

-El western, el género cinematográfico de corte

estadounidense por excelencia, se puede abordar también desde Europa

y ofrecer una mirada que poco a poco se va a ir diferenciando.

-Tiene producciones que salen bien, baratas.

De poca ambición.

-La mayoría tiene unos productos de consumo inmediatos

para verse en cine de barrio, en cine de pueblo.

Venderse rápidamente al exterior.

-Estambul, Tokio, Cairo, pero no iban a Broadway.

Ni a los Campos Elíseos.

Era cine de serie B.

-Además, lo que se pedía.

Que fuera mimético.

Rodar las películas deprisa, que se vendieran deprisa,

y que se proyectaban de prisa.

Los propios cines les pedían películas.

-Las coproducciones que se hacían entonces,

que desde el punto de vista económico eran interesantes,

desde el punto de vista artístico no lo eran.

-Se hizo mucho western que era realmente malo. Muy malo.

Ya recordáis la frase de Leone que decía:

"Usted es el creador de un género. Usted ha creado algo distinto, nuevo.

Usted es el padre".

Solamente es el padre de un montón de hijos de mala madre

que están haciendo un cine muy malo.

-En un western que hago yo es visto para los ojos

de un europeo.

Es mucho más indagador

que soy...

El asunto de que un director tiene que ser y descubrir un país.

-Leone es un poco el padre del spaghetti western

hecho con dignidad.

-Sacó una nueva forma de ver el cine del oeste.

-Quitando a los que aportaban importantes temas

como realización a los italianos y hacer un mundo desconocido

para todos los americanos, que llegan a copiarnos.

-Sí. Eran originales porque tenían un aire distinto

y un concepto insólito.

En comparación con los weterns americanos de esa época

que estaban muy vistos.

Seguían haciendo la misma cosa una y otra vez

y este era un enfoque nuevo y fresco.

-Y 429. -¿Qué te pasa, muchacho?

-Nada, viejo.

Que no me salía la cuenta.

-Ya se veía que habían leído la localización

en el Cabo de Gata.

Decidieron localizar esta zona.

Es el típico pueblo mexicano donde, prácticamente...

el director se encontró todo hecho, no hubo que hacer ningún decorado.

-Claro. Es donde localizó a Leone,

donde localizaron duchas de sal...

Iban todos los italianos.

-Encontraron que había muerto familia,

tanto hijos como maridos y las mujeres que trabajaron de extras

respetó el luto y trabajó con sus ropas de todos los días.

Iban vestidos de negro, del luto por la familia.

-En casi todo nuevo lo que trabajamos con Sergio Leone

era el equipo de Almería.

-Yo hice todas las de Leone. De encargado de caballos, vamos.

Todas.

-Un director muy impulsivo.

En muchos rodajes se cabreaba, se iba.

-Había un sitio muy especial, un paraje,

que es una montaña, una cima,

donde ves todo el desierto de Tabernas.

Y cuando se ponía nervioso mi padre, "Juan, súbeme al cielo".

Subirse al cielo era subirse allí y sentarse un rato,

relajarse y con las mismas, seguir con su trabajo.

Leones modificó los cánones, los códigos,

los rígidos códigos establecidos en el western clásico estadounidense

donde tenemos el referente de John Ford

y en el contexto histórico del Wester,

Sergio Leone esculpe su cine.

Encontramos esos famosos primerísimos primeros planos de los ojos,

y la música de Ennio Morricone.

(Música)

Supone un cambio radical dentro de la composición de bandas sonoras

para ese tipo de películas.

-Tenía que estar la música mientras estabas rodando,

porque todo tenía que ir bien compaginado.

Y la violencia exacerbada. Y ya no solo eso.

Porque violencia hay también en los western clásicos.

La violencia, normalmente, en esas películas,

tiene algún tipo de justificación o de base ética

que permite que, para el protagonista,

el bueno, sea plausible emprenderla.

-Aquí no.

Aquí se convierte casi en un lenguaje,

en una forma de vida.

-Porque habré matado unas 5000 personas.

Yo he muerto 150 veces.

-Eran películas de evasión.

La más descara de más absoluta.

A los 10 minutos de empezar la película,

empezaban a matar individuos. Uno detrás de otro.

Mataron como en 20 minutos unos 45.

-Si entramos en el plano estético, tenemos para hacer una tesis,

por supuesto, la figura estilizada, con ese poncho mítico,

con reminiscencias a los emperadores romanos,

que viste un desconocido por entonces Clint Eastwood.

-Yo fui a por el poncho a Níjar,

para probarle un poncho, había todos iguales,

pero luego le bordaron unas cosas aquí, para que le realzara la cara,

y luego, el capelo, "otro capelo", le ponían un sombrero al Clint Eastwood.

-Clint Eastwood, cuando vino aquí, no había adquirido ninguna fama,

Lee Van Cleef, que era un actor ya conocido, para nosotros suponía...

Eran personas que nos permitían vivir algo mejor

de la miseria en la que estamos viviendo,

y que gracias a eso, tratábamos de agarrarnos como fuera

para seguir viviendo de esa prosperidad que nos daba esta gente.

-Fue una época muy interesante de mi vida,

me gusta mucho la gente de España.

Sobre todo, la gente de la zona de Almería,

y de los alrededores de Madrid.

Todos, interesados en la película, aunque nadie me conocía.

Era un actor totalmente desconocido,

pensaban que se trataba solamente de otra película de bajo presupuesto,

pero resultó ser una de las mejores películas europeas del oeste,

y que marcó el primer éxito de mi carrera.

-No entendían que era una industria,

entendían que eran personas que venían, hacían aquí algo,

dejaban algunos jornales a la gente que lo necesitaba,

y que se marchaban, no entendieron la parte intelectual del tema.

-Íbamos a un sitio que se llamaba Manzanilla,

que era el único sitio así, y tal, donde iban actores americanos,

por ver cómo eran, ¿no? Todos con un vaquero y una...

-Suponía para mí una gran ilusión, porque allí se rodaba a todas horas,

estaban todos los actores que venían de fuera, ¿no?

-Gente alta, guapa, dinámica, divertida, con dinero.

-Los he conocido, he conocido su comportamiento,

he conocido su profesionalidad.

-Tanto una Gina, que era un poquito caprichosa,

o un James Mason, o un Chuck Connors, cualquiera de ellos,

veían que nos estamos moviendo igual que se podían mover en EE. UU.

rodando una película, que había más pobreza en su entorno, por supuesto,

estábamos en España, pero ellos veían que aquello funcionaba muy bien.

-Recuerdo sobre todo con Clint Eastwood,

o con Lee Van Cleef, que me unió una amistad apreciable,

no les oí protestar a ninguno,

o sea que, a la fuerza ahorcan.

Es como cuando yo me he tenido que vestir de romano a 6° bajo cero

en la presa del Atazar, un caballo murió de pulmonía,

los actores somos más duros.

-Las grandes estrellas, en el momento que rodaban,

era cuando les daba el sol, el resto, estaban con su caravana,

con su agüita fresquita, y rodeados de facilidades, lógicamente.

-No era nada raro una película donde los americanos tenían roulottes,

y los españoles no, o tenían una para todos.

(PIENSA) "Madre de Dios, la de polvo que me he comido yo

en las ramblas de Almería".

-Los americanos, era muy raro que no montaran a caballo.

Lee Marvin montaba mejor que el que le habíamos puesto de doble,

y no quería que le doblaran.

Le pasaba igual a Clint Eastwood, eran tíos que montaban a caballo,

casi todos ellos procedían de especialistas.

-Con Lee Van Cleef, terminaba el rodaje,

se iba tomándose un ginger-ale en el coche,

mientras Clint Eastwood se iba haciendo deporte,

y comentaba: "¿Cómo es posible que un tío,

con lo bien que se está en el coche, vaya haciendo deporte?".

-El cigarrillo se lo pusieron con vista,

porque él no pronunciaba bien el idioma.

No hablaba más que el inglés, y cerrado.

-Antes solo se me conocía en los EE. UU., en Inglaterra, en Australia,

y en algunos otros países por las series de televisión que había hecho,

pero no se me conocía en absoluto como actor en películas importantes,

hasta que hice esas películas.

-Lo hicimos nosotros aquí actor,

y el cigarrillo, le iba cortando,

para que te hiciera como una especie de cigarrera, aquí, manchado,

para que luego en el doblaje de los idiomas,

las frases que él decía,

que cayeran simpático, "Oye, es que me has...".

(HABLA EN INGLÉS)

-Y hoy, Clint Eastwood, que para mí es uno de los mejores actores

que yo he conocido en la historia.

Como actor, y como director.

Para mí, ¿eh?

Es decir, que aquí, por lo visto, se aprende bien.

-Estos personajes estaban interesados en sí mismos,

en contraposición al héroe del western clásico,

que era un buen tipo frente al malo,

y sin que hubiera nada en medio de estos dos arquetipos.

-El western, en fin...

Sobre todo, tal como nos lo ha enseñado Gary Cooper, John Wayne,

eran personajes de una pieza, y no se entraba en problemas morales.

-Tenían mucha más importancia, y eran mucho más largos,

y más importantes los papeles de hombre,

pero sí, sí, todo esto te sirve a lo largo de tu carrera, de tu vida.

-Por ejemplo, en el caso mío, "El precio de un hombre",

estaba basada en una novela americana,

y que tenía características del cine americano del oeste,

no las características del cine que inició Leone.

La novela esta americana era una espléndida novela,

y yo intenté mantenerme dentro de una línea que fuese americana,

y no italiana, porque así era la novela, así lo exigía la novela.

-Yo creo que Eugenio Martín de alguna manera

ha hecho cine de género autor,

se ha convertido en un auténtico autor dentro del cine de género.

-El buen cine de género cada vez se acerca más al cine de autor,

como decía Rilke, "el estilo te denuncia",

pues bien, el estilo de una de estas películas de género,

si es muy bueno, transforma aquella película en una obra de autor.

-Las historias de Romero Marchent siguen esos patrones clásicos,

unas historias dramáticas que contarías en otro tipo de códigos,

que no son el western.

-Desde el punto de vista de guion,

he hecho unas películas que se desarrollan en un sitio.

Jamás me he inventado un western,

siempre me he inventado primero una historia,

con unos personajes de carne y hueso, con un problema humano,

y luego, lo he situado en el western.

-Yo, hace unos días, he estado viendo una película de Romero Marchent,

se llama "Antes llega la muerte", no solo no tiene nada que envidiar,

creo que tiene más calidad,

que incluso las películas grandes, de Sergio Leone.

(Música dramática)

Películas magníficas, además, de movimiento de masas, sorprendente.

A mí nunca me ha sorprendido, porque si vas al Prado,

y ves "Las lanzas", y ves tal, hay una cantidad de pintura interesante,

de movimientos de masas, que es una de las cosas más difíciles

para los directores.

(Música)

-Películas que se ha rodado en Almería la acción, y es maravillosa,

porque hemos tenido la gran suerte de tener los mejores maestros

de la industria, porque tuvieron unos profesores magníficos,

son los que trabajó Bronston,

alguna película americana como "Patton", o tal.

Como director de segunda unidad estuvo Terry Leonard...

De todos estos aprendimos mucho, muchísimo.

Muchísimo, yo, uno de ellos.

-En los efectos especiales de las grandes películas americanas,

sale siempre un angloamericano, que se llamaba Alex Weldon.

La gente fue aprendiendo lo poco que les enseñaba él,

y entre eso, un poquito de ingenio, y una osadía brutal,

se hacían muchas cosas que verdaderamente tenían peligro.

-Allí había un grupo que sabía mucho de eso,

porque era película tras película, y había siempre explosiones,

y había siempre disparos.

-Me tenían que disparar, yo decía "Pero de aquí,

¿seguro que no saldrá una bala?, me da muchísimo miedo,

aunque sea de madera".

Los efectos especiales, con la pólvora y las pistolas,

a mí me daban mucho miedo.

-Tenía que haber una explosión en una estación,

se hizo una primera toma, y fue una explosión muy pequeñita.

Dijo: "No, no, una explosión...".

Y hubo que pagar, en aquella época, como 40 000 pesetas,

que era muchísimo dinero,

para volver a poner el suelo de media estación, que lo volaron.

O sea, que excesivo control, no había.

(Música)

-Muchos actores españoles de segunda fila se ganaban la vida...

Había una confusión del western de frontera,

western americano mexicano.

Había muchas caras españolas que eran aparentemente mexicanas,

y Fernando Sancho era un actor que hizo mucho de mexicano,

con sus bigotes, era el malvado, etc., etc., ¿no?

-Siempre me han llamado para lo mismo, para hacer un mexicano,

el burlón, el borrachín.

-Un caso muy interesante es el de Álvaro de Luna,

Álvaro de Luna, o Sancho Gracia,

pero en Sancho Gracia si que había unos conocimientos previos

de interpretación cuando entra al género.

En el caso de Álvaro de Luna, quizá entra más como especialista,

y más como pequeños papeles, y luego,

se han convertido en actores enormes.

-Bueno, bueno, y Sancho Gracia, era un espectáculo,

él venía de un mundo donde los primeros actores,

los grandes actores, tenían que formar sus sociedades,

para producirse las películas, lo que le ocurre ahora a Banderas,

él ya lo hizo, hace treinta y tantos años,

Sancho fue productor de los "Curro Jiménez", para TVE,

pero fue productor. -¿Quién es usted?

-Curro Jiménez.

Cuando tiro una piedra, no oculto la mano.

-¡Ah!

(Música)

-Porque todos han pasado por el western,

en un western puedes encontrar a Marisa Paredes,

el primer papel de Marisa Paredes fue haciendo de india en un western,

José Luis López Vázquez, José Bódalo, María Isbert, Mónica Randall,

Charo López... porque todos han pasado por el western.

(Música suave)

(Música suave)

-Se murió, solo, tal vez, tal vez.

-Eso es lo que pasó aquí,

eso es lo que pasó aquí.

-Se acabó todo.

-Se acaba, y se deja, y se olvida.

-Creo que es como un trozo de ti.

(Música suave)

-Lo más fácil es pensar que sencillamente

de pronto hubo tal empacho de spaghetti western...

-Desaparece yo creo que porque el género se agota,

pero es que había pasado con el péplum,

y pasa después con cierto terror italiano,

y cierto terror español.

Ocurre también con la comedia sexy, el softcore.

-No existe una causa específica por la que se dejaron

de hacer películas en la provincia, sino que más bien,

responde a un cúmulo de factores diversos, que cada uno,

en un porcentaje diferente, llevaron a esa realidad.

-Decían que eran repetitivos los argumentos,

que se sabía ya de entrada quién era el malo y quién el bueno.

-Pasa de moda, el cine se hace más urbano.

-Almería estaba encasillado en eso, no se buscaban otras localizaciones,

que las hay, y muchas, para hacer otro tipo de cine.

-Y Almería cierra puertas.

-Lo que pasa que también hubo un momento que salió otro boom de cine,

Spielberg, "Tiburón", "Encuentros en la tercera fase".

-Cuando vimos las primeras películas de "La guerra de las galaxias",

sin ir más lejos, muchos dijimos: "Esto va a ser la muerte

del western y del cine de aventura de exteriores".

-Pero mi teoría es que aquellos fusilamientos que hubo

en los últimos tiempos del franquismo, los cinco que fusilaron,

hubo un movimiento muy grande de cortar relaciones con España,

a partir de ese momento, durante una temporada,

hubo muchas menos coproducciones.

-Yo creo que acabó por la competencia de otros países,

en lo tocante al clima,

han surgido platós más o menos naturales en Marruecos o Túnez,

Marruecos es un país estable, la mano de obra es mucho más barata.

-El nivel de vida en la provincia de Almería, y en España,

sube a partir de esa etapa, segunda mitad de los años 70,

y ya a las economías británica, estadounidense,

alemana, francesa, y sobre todo italiana,

ya no le resulta tan rentable como unos años atrás

hacer aquí las películas.

-Yo creo que la globalización ha perjudicado a Almería en ese sentido.

-Ha habido mucha leyenda negra,

de que si se abusó mucho de precios...

-Se crearon, dicen, hasta mafias para organizar

el tema de los extras que tenían que ir a distintos rodajes.

-Se habla de muchísimas cosas, pero también se dice

que la gente que venía de Madrid en las producciones,

era la que alentaba que se hiciera eso.

-También a mucha gente de Almería,

denuncian paisanos que han trabajado en el cine,

y vivieron aquello en primera persona,

que las condiciones de trabajo eran peores,

más negativas que las que encontraban en otros puntos de España,

o en el extranjero.

-Hasta el señor que aparecía como un puntito en mitad del desierto

de la rambla, en medio de la rambla,

parecía un señor como un puntito con un Winchester,

avanzaba, llegaba y decía: "¿Han pagado ustedes el permiso?".

-Tú tenías el permiso,

para pagar donde ibas a rodar, y habías pagado, y tenías el permiso.

-Y a la media hora, tenías un tractor puesto al fondo.

El de producción iba allí, y decía: "Quite el tractor, que lo vemos".

"Yo estoy en mi tierra, y hago lo que quiero".

-"Oiga, ¿quiere usted quitar?...". "No, no lo quito, esta es mi finca".

"Pero mire, que tenemos que ir...". "Que no lo quito".

-Dice "Vale, ¿cuánto?". "Pues tanto" y se iba el tractor.

-Aquí ya, nada más que por pasar por la puerta,

quería ya la gente cobrar.

-Familias que tenían controlados, para imponer incluso

que tenían que contratar a toda la familia, completa,

iban de un sitio a otro, y tenían un modus vivendi muy particular.

Era una actividad muy curiosa.

-Todo esto fue sumando, y fue lo que fue echando a la gente de Almería.

-Ni fuimos el milagro para que toda esta gente maravillosa

viniera y rodara toda su obra aquí,

y tampoco fuimos los culpables de que se dejara de hacer.

-No se les ha sabido tratar, y hacer una industria en Almería,

que lo tenía todo: tenía el paisaje, el clima, la luz, lo tenía todo.

-Lo que no comprendo es cómo el cine español

no ha establecido aquí una industria.

Hace nueve años que vine por primera vez a Almería,

y ahora, veo que todo sigue casi igual.

-Raffaella De Laurentiis, cuando hicimos "Conan",

me dijo "qué pena que aquí, en Almería,

no hayan hecho unos estudios". Efectivamente,

era el sitio idóneo de Europa para hacer unos estudios de cine.

-Sin embargo, han hecho los estudios en capitales

que no han sido nada de cine.

-Luego han ido a hacerlo a Alicante, y claro, ha fracasado totalmente,

porque no es Almería, Almería es que tiene...

Toda la provincia es un plató de cine.

-Y sin embargo, aquí no se ha hecho nada.

-¿Cómo es posible, que después de todo eso,

en la provincia no quedara absolutamente nada?

Ni un pequeño estudio, ni técnicos formados, ni infraestructura

de ningún tipo, salvo unos poblados del oeste olvidados,

que afortunadamente se recuperaron,

para dedicarlos a la industria turística.

(Música tensión)

-El Fort Bravo nos ha costado muchísimo mantenerlo,

lo seguimos manteniendo gracias a las visitas turísticas.

-Compramos esto para hacer cine, para hacer películas, lógicamente,

pero luego venían turistas que querían visitarlo.

(Música)

-Aquí se rodó una película de Henry Fonda,

cuando me ven, se quedan pillados, ¿no?

Porque se creen que están...

viendo la estampa, la imagen de Henry Fonda.

Yo soy yo.

(Música)

-Normalmente suelen visitarse más los poblados,

que monumentos históricos mucho más importantes

que tenemos en Almería, por tanto, son el vestigio,

bajo mi punto de vista, más romántico y hermoso que puede quedar

de aquella etapa del cine.

Especialmente, del western, lógicamente.

(Música)

-El cine tiene una cosa, y es que crea un universo propio.

-Todo el mundo era imprescindible, e importante.

-Cine, vayas a donde vayas, el equipo del cine crea su propio mundo.

-Es una labor familiar, de conjunto, por eso es tan difícil hacerlo, ¿no?

-En Almería se siguen rodando entre 35 y 50 cosas cada año.

-La película, aquí dio vida.

-Aquí puede haber un futuro magnífico.

-Y ojalá hubiera durado mucho tiempo.

-El western sigue. -Es que duró poco.

-Bonita época, muy bonita la época.

-Entrabas, y ya te sentías en el oeste.

-Estamos ahí, Almería siempre está ahí.

(Música melancólica)

(Música triunfal)

(Música créditos)

El documental - Spanish Western

56:09 06 ene 2017

Documental de corte sociológico sobre el impacto de los rodajes de películas en la España de los 60 y 70, que modificó el "modus vivendi" en la comarca de Almería.

Histórico de emisiones:
08/06/2016

Documental de corte sociológico sobre el impacto de los rodajes de películas en la España de los 60 y 70, que modificó el "modus vivendi" en la comarca de Almería.

Histórico de emisiones:
08/06/2016

ver más sobre "El documental - Spanish Western" ver menos sobre "El documental - Spanish Western"
Xcerrar

Los últimos 135 documentales de El documental

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 52:03 pasado jueves Posiblemente la vida es el mayor misterio de la Naturaleza pero, ¿es un fenómeno exclusivo de nuestro planeta?. Los sorprendentes descubrimientos de los últimos años sugieren que las condiciones necesarias para la vida en nuestro sistema solar podrían ser más prevalentes de lo que nunca imaginamos. Contenido disponible hasta el 26 de octubre de 2017.

  • Spanish Western

    Spanish Western

    56:09 06 ene 2017

    56:09 06 ene 2017 Documental de corte sociológico sobre el impacto de los rodajes de películas en la España de los 60 y 70, que modificó el "modus vivendi" en la comarca de Almería. Histórico de emisiones: 08/06/2016

  • 50:47 28 dic 2016 Programa sobre el Canal de Panamá.

  • Bugarach

    Bugarach

    55:15 19 dic 2016

    55:15 19 dic 2016 Cinco personajes se enfrentan a un supuesto fín del mundo en Bugarach, un pequeño pueblo del sur de Francia y único lugar en la tierra que resistirá las llamas del apocalípsis. Una fábula en forma de comedia existencialista sobre la crísis espiritual de Occidente.  

  • 1:35:59 18 dic 2016 Cinco personajes se enfrentan a un supuesto fín del mundo en Bugarach, un pequeño pueblo del sur de Francia y único lugar en la tierra que resistirá las llamas del apocalípsis. Una fábula en forma de comedia existencialista sobre la crísis espiritual de Occidente.

  • 53:59 18 nov 2016 El documental analiza concretamente la evolución del Teatro chino de Manolita Chen y su incidencia en el musical de la época, junto con la actuación de la censura. Histórico de emisiones: 09/11/2012 24/05/2013 08/01/2016

  • 58:59 12 nov 2016 Mostrar al gran público de una forma amena la importancia que ha tenido en el desarrollo industrial y económico de España el diseño. Se realizar un recorrido cronológico y explicativo del diseño en España desde los años 60 hasta la actualidad.

  • 50:30 11 sep 2016 Documental divulgativo que hace un recorrido por la filmografía de Pedro Almodóvar a través de sus musas: las mujeres que aparecen en sus películas.

  • Las mujeres de Cervantes

    Las mujeres de Cervantes

    1:01:13 05 jun 2016

    1:01:13 05 jun 2016 Documental sobre las mujeres que han formado parte de la vida del autor de "El Quijote", y que tanta influencia tuvieron en su obra literaria. Leonor de Torreblanca, abuela de Cervantes, su tía María de Cervantes, su madre Leonor de Cortinas, sus hermanas Luisa, Andrea y Magdalena, su esposa Catalina de Salazar y su hija Isabel son algunas de las mujeres de su entorno familiar y amoroso que aparecerán en este trabajo. Además de los personajes literarios de Mariana, Dorotea y Dulcinea. Un estudio en Coslada, la Casa de Cervantes en Esquivias, el Palacio del Infantado de Guadalajara, La Puebla de Montalbán, Colmenar de Oreja y Chinchón son algunos de los lugares que el equipo de realización ha utilizado para grabar este documental con mezcla de ficción. Contenido disponible hasta el 14 de mayo de 2066

  • No todo es vigilia

    No todo es vigilia

    55:29 29 may 2016

    55:29 29 may 2016 El documental relata la historia de Antonio y Felisa, un matrimonio que llevan más de sesenta años juntos, su frágil estado de salud les impide cuidarse mutuamente. La posibilidad de dejar la vida en manos ajenas y perder la independencia aparece en el horizonte como una amenaza. Contenido disponible hasta el 30 de noviembre de 2064.

  • 52:19 22 may 2016 Documental que narra la historia más reciente del Teatro del Liceo. Contenido disponible hasta el 30 de agosto de 2065

  • Barça Dreams

    Barça Dreams

    59:28 18 may 2016

    59:28 18 may 2016 El documental narra la historia desconocida para muchos del Barça y la importancia del Club de Fútbol para la sociedad de la época. Contenido disponible hasta el 29 de marzo de 2065

  • 57:26 25 mar 2016 El documental analiza a través de quienes compartieron su vida y su obra, la biografía y el legado de un hombre dedicado a los más débiles en la India. Histórico de emisiones: 09/01/2014 03/08/2014

  • 5 días en el Liceo

    5 días en el Liceo

    52:41 07 ago 2015

    52:41 07 ago 2015 Documental sobre el día a día dentro del Liceo de Barcelona, su personal, los oficios artesanales que se llevan a cabo en su interior.                                                                                                                                                                                                                                                                 El Gran Teatro del Liceu es un ente vivo en el que las visitas a los espacios antiguos, los nuevos y los privados, como el Círculo del Liceu, se entrecruzan con escolares que entran en contacto con la ópera por primera vez. Los técnicos hacen posible la función de la noche y otros preparan el siguiente espectáculo. Sin olvidar a los que dan forma a temporadas futuras y a los que tratan de cuadrar números.

  •  #jazzaldia50

    #jazzaldia50

    56:02 03 jul 2015

    56:02 03 jul 2015 Reportaje conmemorativo de los 50 años de existencia del Festival Jazzaldia de San Sebastián. Ofrece un recorrido por la historia del festival y del jazz contemporáneo. Con Chick Corea, Bobby McFerrin, Stanley Clarke, John Scofield, Dee Dee Bridgewater o Mikel Erentxun, entre otros. Con sus 50 ediciones, el Heineken Jazzaldia es el festival más antiguo del país y está también ente los más veteranos de Europa. Todos los grandes nombres del jazz, sin excepción, han pasado por San Sebastián, algunos varias veces. Por eso, el documental no es sólo la historia del Festival, sino la de todo el jazz contemporáneo.

Mostrando 1 de 9 Ver más