El debate de La 1 La 1

El debate de La 1

MIércoles a las 00.15 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.8.0/js
3873618
Para todos los públicos El debate de La 1 - 18/01/17 - ver ahora
Transcripción completa

¿Va a cumplir Donald Trump todas las polémicas promesas que ha hecho?

¿Cómo va a cerrar sus frentes con China o México?

En los próximos minutos estaremos en todos esos lugares.

Empieza "El debate".

(Música)

(Música)

(HABLA EN INGLÉS)

Tener las mejores relaciones con los Estados Unidos.

(HABLA EN FRANCÉS)

(HABLA EN INGLÉS)

(Música)

(HABLA EN INGLÉS)

(HABLA EN INGLÉS)

Se presentó como un outsider.

Amenazaba con hacer saltar por los aires el partido republicano

si conseguía...

Vio como sus rivales iban cayendo ante un partido estupefacto

y que no sabía cómo parar el ciclón. Y no lo consiguió.

La candidatura demócrata fuera de mejor gancho.

¿Qué nos espera ahora?

No responde José Antonio Gurpegui, Antonio Camuñas,

Alana Moshery, Ron y Aledo,

Enric Juliana y Ketty Agarat.

Y también sumaremos la voz de Al Goodman.

Lo primero, nos vamos a Washington.

Quedan menos de 24 horas para que se abra una nueva etapa

con más incógnitas que nunca. El centro de la capita cesta brindado.

El 20 de enero va a ser un día histórico.

Carlos Franganillo, buenas noches.

-Buenas noches. Empiezan los actos con una ofrenda floral

y un concierto en la principal avenida de Washington.

La atención va a estar centrada en lo que ocurra el próximo viernes.

En torno a las 17:30 empezará la toma de posesión

con Donald Trump jugando el cargo en la escalinata del Capitolio

en Washington y más tarde pronunciando el discurso

de investidura antes de comenzar el desfile, en torno a las 21:00,

hora peninsular, hacia la Casa Blanca.

En las últimas semanas y los últimos días ha insistido

que desde el primer día quiere empezar a tomar

medidas. Muchas estarán centradas en echar abajo alguna de las piezas

fundamentales delegado político de Barack Obama,

una de ellas la reforma sanitaria de 2010.

Lo que veremos el próximo viernes es simbólico de la polarización

de Estados Unidos. Más de 50 congresistas han dicho

que van a boicotear el acto de investidura de Donald Trump

y no van a asistir a ese acto de investidura.

La tensión es máxima

para las fuerzas de seguridad y también para las instituciones.

Hemos asistido a una escalada verbal entre Obama y su sucesor

que no recordaba más en ningún otro traspaso.

Nos muestra una sociedad con una gran brecha en estos momentos.

Una gran división que no nace de la campaña electoral

y de la victoria de Donald Trump, sino de muchos años

atrás. Así lo indican muchos estudios sociológicos que señalan

que esa brecha y ese partidismo no ha dejado de aumentar.

Hay un índice que refleja la percepción de los votantes

hacia la presidencia Obama y la percepción

de los demócratas hacia esa

presidencia. No ha pasado en las seis últimas décadas que hubiera

una diferencia tan grande como la que existe en este momento.

Una de las medidas, la reforma sanitaria de 2010,

han sido divisibles en Estados Unidos.

Ha incorporado a millones de estadounidenses

al mercado de seguros médicos privados pero ha tenido

gran oposición en gran parte de la sociedad,

casi la mitad de la sociedad estadounidense.

Esa división en Estados Unidos ha aumentado

en estos últimos años. En los últimos meses hemos visto

una campaña electoral atípica, dura y en las últimas semanas

y desde noviembre es un proceso de transición atípico

y rodeado de escándalos de los servicios de espionaje

contra Rusia diciendo que Moscú había llevado ciberataques

contra el Partido Demócrata o campañas de propaganda

para llevarle a la Casa Blanca.

Desde los estamentos políticos se filtraban dosieres

que podían hacer daño a Donald Trump vinculándole al espionaje ruso

y diciendo que había material comprometedor contra él.

Una transición y una campaña atípicas y sin precedentes

en la historia reciente. Esto es el inicio de una presidencia típica

y para la que no hay precedentes por la figura que representa Trump.

Habrá que esperar y ver si cumple lo que ha dicho

o si sigue amoldando el discurso a las circunstancias y a la realidad.

-La democracia puede debilitarse

mando hay miedo así que nosotros, como ciudadanos,

debemos permanecer vigilantes contra la agresión externa.

Debemos protegernos contra el debilitamiento de los valores

que nos hacen ser quien somos.

-El día 20 va a ser un día muy especial.

Muy bonito. Va a venir mucha gente porque hay un movimiento

que no ha visto del mundo antes jamás y que no esperaba mucha gente,

ni siquiera las encuestas lo atisbaron.

¿Llevará a cabo Trump todas las polémicas promesas

o seguirá ese adagio de que la campaña es en verso

y el gobierno en prosa?

Me ha llamado la atención Carlos Franganillo porque ha utilizado

repetidamente la palabra atípico. Aquí será todo atípico. Existe una

incertidumbre en no saber qué es lo que va a ocurrir

con Donald Trump.

Las palabras que decía el propio Donald Trump,

referente las encuestas, que se equivocaron,

cualquier predicción que podamos hacer,

tanto a favor como en contra de su política,

corremos, seriamente, el riesgo de equivocarnos.

Pero tenemos la base de las promesas.

Dudo que pueda llevarlas a cabo tal y cómo las ha expresado.

El pre y post Trump en Estados Unidos y en el resto del mundo

será más importante que el pre y post Obama.

Los cambios eran más radicales.

Habrá más sorpresas o ejecutará simplemente las llevadas a cabo.

Yo no conozco ni un solo presidente que haya cumplido

todas sus promesas.

¿De Estados Unidos o en general?

Nos ceñimos a Estados Unidos.

Sería una sorpresa que pudiera cumplir todas las promesas.

Hay muchos factores que el mismo no puede controlar.

Sorpresas las habrá.

Entre las que genera él, las que los medios ayudan a generar

y esa correlación que se retroalimenta vemos

que no tiene casi fin..., supongo que habrá muchas sorpresas.

Coincido con José Antonio en el sentido de que el cambio

pre y post Trump va a ser muy notable.

El mundo ya ha cambiado de una forma muy notable, entre otras cosas,

derivado por las consecuencias de Barack Obama.

-Siempre es difícil cumplir las promesas.

Nadie lo hace, pero lo que hemos aprendido en los últimos días

va muy en serio con las promesas de la campaña

que sigue repitiendo, no solo en Twitter,

sino en las ruedas de prensa.

Obama ha dicho que puede tener su agenda pero es el mundo quien

pone la agenda. Eso es lo que no sabemos.

Parece que el norte de Corea puede dar bastante guerra

en los primeros meses. Habrá sorpresas y creo que él va a seguir

intentando cumplir esas promesas.

Desde que ganó las elecciones no ha rebajado el tono.

Otro ejemplo de que es atípico es que un presidente, cuando gana,

tiene un perfil bajo.

En todos los que ganó estuvo allí y prometió

y volvió a reprender su agenda.

Quiere cumplir toda su agenda y todas sus promesas.

Tendrá sus obstáculos y toros que torear,

pero está decidido a hacer todo lo posible.

-En algunos aspectos de su oferta económica, en los primeros meses,

intentará llevar a cabo algunas de sus propuestas,

sobre todo las referidas a la bajada de impuestos

y algunas otras regulaciones.

Veo más complicado el desarrollo real de la política proteccionista,

pero hay un aspecto que va a cumplir y que forma parte del programa,

aunque no sean las propuestas de gobierno.

Trump representa un estilo distinto y rompedor,

me atrevería decir rupturista,

en lo que se refiere a la forma y el estilo en el ejercicio del poder

de la primera potencia del mundo.

Esto tiene una importancia política, ideológica,

cultural e incluso diría civilizatoria,

equivalente al problema económico.

En este aspecto va a perseverar,

porque estas semanas lo han indicado claramente.

Quienes creían que este hombre se iba a convertir en otro,

al menos desde el punto de vista de lenguaje, formas y modales,

no va a ser así.

-La forma es importante.

La política como reality va a continuar.

La política espectáculo va a ser su seña de identidad

si lo ha dejado clarísimo, en contra de lo que todo el mundo decía.

No va a atemperar su ánimo. Otra cosa diferente es el fondo.

Ahí sí que tengo más dudas,

si se cumplirán las amenazas con China, con México...

No lo tengo claro, más que nada porque el clímax

de este relato ha tocado techo antes de comenzar.

Tenemos, sin haber tomado posesión, amenazas, o advertencias

por parte de dos potencias mundiales de declaraciones de guerra.

Atempérese los ánimos, señor Trump,

porque hace declaración de guerra por parte de Francia y China.

O rectificado le rectifican.

Parece que también se deja asesorar

por un reducido grupo de fieles. De ellos puede depender

que la presidencia le modere o la radicalice.

Con una amplia nómina de millonarios

y sin experiencia política será el gabinete más rico

de la historia de Estados Unidos.

Ross el nuevo responsable de comercio.

Un banquero multimillonario, se hará cargo del tesoro y planea eliminar

las medidas de Obama.

En exterior hay un empresario petrolero próximo a Putin.

Otro de los pilares del gobierno es un responsable de defensa

apodado perro loco en su época de marine.

Se ha desmarcado a recuperar las torturas en los interrogatorios.

Ha situado a tres hombres de perfil duro al frente de la CIA,

seguridad y justicia.

Departamento que dirigirá el criticado por sus ideas

antimigratorias, contrario al aborto y al matrimonio homosexual.

De los 21 hombres designados hay una mayoría aplastante

de hombres blancos. Cuatro mujeres, un afroamericano y ningún hispano.

Otro de los nombramientos es uno de los principales asesores

del presidente.

Trump no convence a la mayoría.

Es el presidente electo peor valorado de los últimos 20 años.

Esos son los hombres del presidente.

¿Qué podemos deducir de esta etapa?

Creo que faltó un colaborador muy cercano e importante,

desde marzo de 2016 era su consejero en relaciones internacionales

y ahora será su asesor en seguridad nacional.

Era el director de la CIA del pentágono.

Es el hombre que asesora en política internacional.

Es un gabinete muy amplio de personas que siguen

la filosofía de Trump y su ideología.

El teniente general Flynn hace guiños hacia Rusia.

Otro de los hombres es amigo de Putin.

El marine es una leyenda dentro de los ámbitos militares

y es un hombre admirado por todos los militares.

Es un pensador de estrategia extraordinario.

Esos perfiles son los que van a moderar a Trump o a radicalizar.

-Creo que están en sintonía.

-En general son hombres.

Hay muy pocas mujeres.

Un hombre negro.

Es un grupo muy poco diverso.

Está dominado por multimillonarios.

Son gente que no sabemos, realmente, de donde viene su ideología.

Algunos republicanos de toda la vida,

que puede ser que moderen,

pero normalmente son bastante conservadores

y me parece que se queda más en manos de los republicanos

en el congreso si quieren moderarle, pero su gabinete

no tiene tanta pinta de ejercer de...

Ahora hablaremos de los republicanos en el congreso

y en el Senado.

Coincido en lo que ha dicho acerca del gabinete.

El gabinete, realmente,

es una serie de puestos claves como Secretaría de Estado,

fiscal general, en fin,

los ejes del ambiente presidencial y cuenta poco.

No es un rol parecido a lo que podíamos llamar aquí los ministros.

No coincido con Alana,

y casi con nadie, en el hecho de que haya poca diversidad.

Lo que hay que tener es diversidad de ideas, no cuotas de nada.

No entiendo que sea obligatorio tener a gente de determinado

sexo o de determinado color de piel.

Tienes a la gente que estimas que es importante tener

y crees que son los mejores para el puesto.

Ese argumento no me satisface demasiado.

No significa nada para mí.

El segundo tema es todavía peor, en sentido de que la indicación

de que son todos multimillonarios, yo, que no soy multimillonario,

o me afecta que lo sean.

Es más, me da garantía.

Es gente que tiene una trayectoria y se ha hecho un porvenir,

que no tiene necesidad alguna. Los políticos americanos,

en ese sentido, casi ninguno, hay pocos casos de corrupción.

De presidentes, ninguno,

pero a cualquier otro nivel son pocos los escándalos

de Estados Unidos, comparados con los que tenemos aquí.

-Al hilo de lo que estás diciendo, comparto que las cuotas

tampoco me interesan mucho,

pero desde el punto de vista analítico no me...

-Siempre cae al lado de los hombres sino de las mujeres.

-Hombre, en el caso de Trump, casi mejor.

-No ha habido corrupciones de llevarse dinero,

pero si de otra índole política importantes.

Efectivamente, y en eso coincidimos los tres,

el gabinete no le va a parar porque tampoco tiene tanta influencia.

Tiene un círculo de confianza en el que estaría su yerno

y su jefe de gabinete, los que le van a asesorar,

y lo que harán los republicanos con él.

Y el que preside el comité nacional republicano...

Me ha llamado la atención que en su gabinete no tiene mucha gente...

Tiene algunos, pero ese cordón umbilical

que va a necesitar tener con la cámara de representantes...

Lo tiene con el vicepresidente, pero no está fortalecido.

Él, a fin de cuentas, no es un republicano al uso.

La clave de su legislatura será lo que harán los republicanos con él.

Los republicanos están viendo a ver qué pasa y, según actué el,

actuará...

-Decía Alana que son hombres.

Yo soy mujer y comparto esa visión.

No soy defensora de las cuotas ni en términos de mujeres

y hombres ni de hispanos o personas negras. No.

Hay que elegir el gabinete de los mejores.

Cada uno en su campo.

Por eso mi crítica hacia el gabinete es que no creo, a botepronto,

que haya elegido a los mejores. No es cuestión de cuotas,

sino que ha escogido a los más polémicos en su campo.

Alguien que es apodado Perro Loco en el terreno de la defensa te apunta

la política de la provocación y el dinamitar de Donald Trump.

Esa es la crítica que tenemos que hacer y no en términos de cuotas

o representación de colectivos.

-Ha creado un grupo de combate.

Su propósito es efectuar una política de carácter rupturista.

Para romper hay que pelear y combatir.

Para combatir e que tener grupos de combate.

Él ha creado un grupo de combate.

Combate para proyectar con fuerza sus ideas en la opinión

pública americana e internacional y para combatir en el Congreso

y en el Senado, donde tendrá mucha pelea política porque no solo

los demócratas sino el partido republicano...

Ese será el punto clave.

Sobre la cuestión que se ha planteado en el debate,

me gustaría expresar mi acuerdo con Alana.

La cuestión de la mujer en todo el mundo es clave.

Es cuestión de civilización clave.

Algunos de los grandes conflictos hoy en el mundo que tienen que ver

con la relación entre hombres y mujeres.

No hay que frivolizar sobre eso.

Este grupo de combate, lo que dice,

es que sitúa las prioridades en otro punto.

-No es frivolizar el no estar a favor de la política de cuotas.

No me parece frívolo.

Me parece que es centrar la cuestión en otro prisma.

-Durante la campaña electoral,

y podemos dar por entendido que se dicen cosas

que luego hay que borrar, pero hubo algunas cosas no muy interesantes.

-Habéis hablado cuotas pero yo he hablado de que hay pocas mujeres.

Sabemos que hay muchas mujeres con talento.

-Eso nadie lo duda.

-Una de las características de Trump lo largo de la campaña,

y de su biografía, es que está en contra de lo políticamente correcto.

-Esto de políticamente correcto hay que discutirlo.

Estamos en batallas de civilización en estos momentos

y el lenguaje es fundamental. El nombre que le das a cada cosa...

Una relación equitativa entre hombres y mujeres

no es políticamente correcto. Es justicia.

No me interesa esta palabra.

Ha quedado claro que las cuotas no son la prioridad de Trump

y que tampoco es amigo de lo políticamente correcto.

Es corresponsal de la CNN, buenas noches.

Nos contaba Almudena Ariza el perfil de los hombres de presidente.

El grupo ha contado mucho.

Es un gabinete de perfil muy conservador

y con varias personas con grandes fortunas.

Hay que tener en cuenta que los votantes para Trump

eran personas humildes y de bajo sueldo que piensan

que han sido dejados fuera del sistema y hay muchos en el gabinete,

hombres o mujeres, que son muy ricos.

Vamos a ver cómo se desarrolla.

Pero varios designados para secretarios

han discrepado con el presidente Trump.

El exgeneral de defensa ha indicado una mano más firme con Rusia

y ser más amigo de la OTAN,

en contra de lo que hemos escuchado de Trump, pero estoy de acuerdo

en que dudo que este gabinete actuara como un freno.

Más bien, han sido seleccionados para llevar a cabo las políticas

del nuevo presidente.

Va a convivir con un congreso que le nominó.

Y de los 100 senadores encontramos a 52 republicanos

frente a 46 demócratas y dos independientes.

Lo pueden ver ahora mismo en la pantalla.

Los republicanos tienen mayoría en el congreso en las dos cámaras

y será el partido del que se sirvió Trump,

el único que pueda controlar sus políticas. ¿Lo va a hacer?

-Lo podría hacer, pero va a ser difícil.

Tienen un control amplio en la cámara de representantes

y una ventaja más estrecha frente a los demócratas.

Esto indica que seis o siete se ponen al lado de los independientes

y pueden para la Trump en un tema concreto.

Un tema al rojo vivo es de rogar la ley que dio cobertura médica

a miles de personas.

Según un nuevo estudio dice que podrían perder

la cobertura médica 18 millones de norteamericanos.

Es un posible problema.

Si empiezan a ver que están sufriendo políticamente

en cada una de sus distritos habrá un desmarque rápidamente.

Le iba a preguntar por un des marqué extremo.

En caso de extremos tienen la posibilidad de destituir

a un presidente. ¿Es posible que piensen en llevarla a cabo

para desmarcarse de su candidato?

Hay muchos comentarios en los que dicen que Trump

no va a durar los cuatro años.

Hay casas de apuestas que dicen que dimitió sufre una destitución,

pero hay que recordar que está empezando sus posibles conflictos

de intereses con sus propios negocios frente

a su cargo de presidente o si mete la pata

y daña la seguridad nacional.

Tendría que ser una cosa flagrante, como el caso de Nixon,

cuando violó la ley y perdió rápidamente el apoyo del congreso y,

ante el inminente voto para destituirle,

decidió dimitir, pero no tenemos ninguna cosa semejante con Trump.

Muchas gracias por estar en "El debate".

El último intento de "impeachment" fue con Bill Clinton.

¿Hasta dónde controlar al Congreso? ¿Es posible un

"impeachment"?

Acabamos de asistir a un proceso de "impeachment"

antes de tomar posesión.

El otro día, todo el mundo se quedó con la superficie

de las prostitutas de Moscú y ese no era el tema de fondo.

La fondo era la reunión del consejero legal de Trump en Praga

con agentes soviéticos y gente próxima al ámbito de Putin.

Eso estaba destinado a ser un elemento que acabara

con su presidencia y se lanzó justo antes

de que fuera a llevar a cabo esta rueda de prensa.

Por eso sale tan enfadado,

ataca a las agencias, a la CIA, el FBI,

y no da la palabra al medio de comunicación que había estado

todo el día bombeando esa información.

Estamos hablando de agencias gubernamentales.

En el "impeachment" necesita...

Con eso ya estaba exponiendo...

Pero al final, que también salió desapercibido,

quien supervisa las 19 agencias, que no depende de Obama como el CIA,

salió a negar el fundamento de esas informaciones

y a pedir disculpas públicas a Trump.

Vamos a asistir a ese tipo de cosas, a mi juicio,

de forma habitual.

Es la primera vez que se pronuncia la palabra "impeachment"

antes de que sea presidente.

"Impeachment" son palabras muy serias,

pero el control de republicanos lo he adelantado en cierta forma.

Los republicanos están expectantes para ver qué es lo que

hace Donald Trump.

Se ha hablado del Obamacare.

Ahora ha vuelto a radicalizar su postura y lo ha vuelto a tumbar.

No tenemos claro qué es lo que va a hacer.

Yo creo que no le van a permitir, lo primero,

será atípico porque no es un presidente

que esté respaldado por las dos cámaras mayoritariamente,

pero están expectantes para ver qué hace, pero no le van a permitir

en medidas económicas o de seguridad llevar a cabo

lo que dice que va a hacer.

-Es importante saber cómo funciona un "impeachment".

Tiene que empezar desde la cámara de representantes.

Obama tenía las dos cámaras. Y luego, normalmente, cambia.

Quieren que haya un gobierno mezclado.

Hay que empezar un "impeachment" en la cámara de representantes,

que esta dominado por el partido republicano

--está

y Trump es su presidente.

Ellos tienen muchas ganas de que tenga éxito,

aunque no estén de acuerdo en todo. Puede ser que haya algo muy grave,

tendría que ser algo que amenacé sus propias reelecciones

y puede ser que no haya otra opción, como en el caso de Nixon,

pero ellos tienen que votarlo y después pasar al Senado

y hacen un tribunal.

No es si es legal o no, es si deciden que quieren hacer

el "impeachment" o no.

Es muy difícil que salga.

Está reservado a causas de traición,

soborno u otros delitos graves y faltas.

Esos son los únicos argumentos con los que puede

comenzar un "impeachment", que es un proceso político.

Todo es posible, pero lo veo improbable.

Estoy hablando como un analista de inteligencia.

Y buen conocedor del partido republicano.

Creo que es improbable. Tiene que ser un crimen garrafal y abierto

y que no haya ninguna duda sobre ese crimen, como el de Nixon.

Intentaron hacerlo con Clinton a finales de los 90

con Bill Clinton y Monica Lewinsky y no pudieron.

-La cámara votó que sí y el Senado que no.

Solo se podría si su partido se pone en su contra.

Es más fácil que pase en el cenado,

porque la minoría republicana es pequeña.

Siempre están los "neocones" que están en contra de Trump,

pero la cámara le va a proteger.

Las cámaras con mayoría republicana le van a proteger o...

Ha refundado el partido republicano.

La gente de la América profunda votó por él

y votó con ánimo, ilusión y energía terrible.

Si yo voy a votar en contra de Trump me estoy suicidando.

Sé que me gente la va a coger conmigo.

-La clave es esa.

A refundado el partido republicano...

en contra de la cúpula republicana. Es, como recordaba Antonio,

quien ha filtrado las relaciones de Trump con prostitutas rusas.

El clímax ya lo hemos alcanzado.

Pero que se esté hablando de "impeachment"

ya te da la tónica de lo que será la era Trump.

No descartaría esa posibilidad.

La cúpula del partido republicano es la que intentó

revocar su candidatura.

En caso de que se produjera un "impeachment", esto no cambia nada.

Quien asumiría la batuta, o el bastón de mando,

es el gobierno, acabamos de ver el tono del gobierno que ha nombrado.

-Cambiaría todo.

-Supone una derrota política y moral,

pero las personas que están al mando del país siguen siendo las mismas.

Son nombradas a imagen y semejanza de Donald Trump.

-Si entra Mike Pence puede re nombrar su gabinete.

-Es ponerse con una bola de cristal.

Todo esta cargado de incertidumbres.

Lo veo difícil.

Entre otras cosas porque se meterá "impeachment"

a un presidente someter al país en una fase de debilitamiento

y eso no se hace como aquel que va a tomar el autobús.

Han de ocurrir cosas muy graves para que ese procedimiento

se ponga en marcha y han de concurrir circunstancias políticas

que estimulen a los representantes

del congreso y del Senado para hacer eso. Dudo que se vaya a producir.

La cuestión será ver,

teniendo en cuenta que cuando hablamos del partido republicano

no hablamos de un partido español, sino de un partido distinto,

que funciona de una manera distinta,

y que bajo el mismo nombre a lo largo de su historia,

como con el demócrata,

han sido cosas distintas y han representado cosas distintas,

si se va produciendo, en la práctica, una coalición

entre el presidente y el partido.

Esa es la cuestión que habrá que ver. Si se produce esa coalición

que tenga elementos contradictorios, pero que la convergencia

supere las contradicciones.

Se ha abierto un frente con Palestina diciendo

que moverá la embajada a Jerusalén

y con China.

No parece que sean fáciles las relaciones entre las dos potencias.

Pekín cree que Trump agrede la realidad de una sola China

cuando intenta con la presidenta de Taiwán.

Y las declaraciones del nuevo secretario de Estado cuando dijo

que a China había que imponerle la entrada

y poner un pie en los islotes del mar meridional.

China dijo que quizá ambas partes se deberían preparar

para una confrontación militar en la zona.

Más suaves están siendo las contestaciones

de los portavoces del gobierno.

Esperan que la política de confrontación cambie cuando

tome posesión y la nota la lanzan los analistas económicos que,

aunque haya dicho que subirá los aranceles,

saben ambas partes que tienen intereses económicos

que les conviene preservar.

-Se podría decir que en Israel y Benjamin Netanyahu

esperan como agua de mayo el día que Donald Trump tome su posesión.

Después de los reveses sufridos por Israel en los foros,

en especial contra los enfrentamientos judíos,

a mandado el mensaje de que cambiará

cuando llegue a la Casa Blanca.

Algunos medios han especulado con que su yerno, al ser judío,

podría ser el próximo enviado para el acuerdo de paz.

Y Estados Unidos trasladará su embajada a Jerusalén.

El presidente ha dicho que obstaculizaría las negociaciones

y podría desencadenar más violencia.

Los 70 países, el pasado fin de semana en la conferencia de París,

han pedido a Trump...

Dos avispero sistólicos.

Dos avispero históricos.

Nixon hizo una cosa brillante en los 70.

Separó entre la China Comunista y la Unión Soviética

e hizo unas maniobras extraordinarias.

Yo no me preocupo por Rusia.

La confrontación va a ser entre China y Estados Unidos.

Y creo que Taiwán va a ser la moneda de cambio.

Quien va a presionar a China.

Creo que quieren renegociar los tratados de libre comercio

y las empresas americanas que van a China a fabricar

y tener algo para negociar y darle la posición de fuerza para negociar.

Creo que va a ser Taiwán.

Mientras menos cooperen conmigo, China,

más voy a conocerá Taiwán y más voy a invitar a la presidenta

a la Casa Blanca.

-Una cosa que no me gustaría dejar pasar es que esto se produce

porque ninguna presidencia empieza de cero.

Todas dependen de la anterior y en ninguna parte

intenta ser lo contrario de la anterior.

Obama estaba condicionado por la política militarista

de Bush y un antiamericanismo importante.

El Premio Nobel de la paz es inexplicable,

pero quizá le condicionó.

Él hace una política de dejación de los ejes norteamericanos

de poder tradicional y que propician el crecimiento de Rusia,

quien convierte a un actor internacional de primer orden,

mejor dicho, la vuelta a la escena de Rusia vuelve

por la dejación de Estados Unidos ante Crimea y...

En plena presidencia de Obama los chinos expulsaron

del mar de China al portaaviones Reagan

y los chinos han ido creciendo y hay un momento en el que tiene

que llegar un señor y, primero, en temas comerciales

están jugando con ventaja

y tiene muy asustados a sus vecinos.

El afán expansionista y de control de los pasos marítimos

claves en todo el mar del sur de China...

China está muy crecida.

Es un presidente que viene a decir: un poco de calma

y vamos a empezar a jugar la partida de nuevo.

Eso no es culpa de Trump, es culpa de Obama.

-Es muy interesante lo que ha dicho de comparar

a Trump con Nixon.

Nixon era un presidente de relaciones nacionales.

Era muy bueno.

El resto de presidentes republicanos eran multilateral listas

y trabajaban con el resto del mundo y las instituciones internacionales.

Bush hijo es quien cambió esta tradición

y era muy unilateral lista.

Es lo que estamos viendo estos días de Trump.

En todas sus declaraciones y en ruedas de prensa,

es que primero está América

y hay que hacer lo que nos da la gana y los demás no tanto.

No hay que preocuparse por lo que quiere el resto del mundo.

Empezar a meterse con el tema de la China única

es algo que llevamos años dejando

y China está feliz porque quiere quitar de este tratado transpacífico

y de comercio libre que hace falta hacer para poner las normas

antes de China. China está feliz.

Por un lado les están enfadando y por otro lado están felices.

Ese movimiento de la embajada, hasta qué punto es...

Clinton y Bush hijo lo amenazaban pero no lo hicieron.

¿Es decisión lógica o es...?

Separar a China de la Unión Soviética,

y un libro que habría que repasar, "El tablero mundial",

es un libro de lectura obligatoria para entender el enfoque

y la doctrina norteamericana en el mundo.

Hay un continente que no es Europa, que empieza en Lisboa

y acaba en "Vladybustok".

Es Eurasia.

Ahora podría ser que se invirtió es en los papeles,

pero en lugar de ir a Pekín

se va a Moscú.

Esto para los europeos es importante.

Uno de los precios a pagar por ello puede ser

el incentivo a los movimientos disgregado eres de la Unión Europea.

-El problema es que en Europa estamos en tierra de nadie.

Luego hablamos de Europa.

Cuando Nixon visita China,

China le dispensa un recibimiento de jefe de Estado

y al mismo nivel que un jefe de Estado.

Quisiera puntualizar que es fundamental para lo que pueda

ocurrir con lo que se ha dicho aquí, que no acabo de estar de acuerdo,

y es que no creo que los republicanos tengan tantas ganas

de que Donald Trump tenga éxito.

Tienen ganas, pero no excesivas ganas.

Como te decía, hay un grupo, encabezado por John McCain,

y fue beligerante,

y no creo que votarán con tanto entusiasmo a favor de Donald Trump.

Creo que votaban más en contra de algo que a favor.

Estamos hablando de los frentes abiertos de Trump

y otro es con su primer socio comercial, con Europa.

La Torre Trump es paso de los euroescépticos.

Se ha celebrado la salida del Reino Unido.

El "brexit" para terminar siendo una gran cosa.

--va a

La gente no quiere tener a otra gente que viene y destruye su país.

Aplaude el "brexit" de una Unión Europea que respirando

para contener su indignación.

Ha aplaudido el "brexit", como ya hizo durante la campaña electoral

y ha dicho que otros partidos seguirán.

Ha hecho reproches a la OTAN, la que ha tachado de obsoleta.

Se teme un cambio en las relaciones comerciales y económicas

y se da por muerto ya el Tratado de Libre Comercio que negocian.

Lo confirma su amenaza de los elevados aranceles

a los vehículos que no se fabriquen en el país.

Las relaciones han sido comedidos.

Alemania ha dicho que hay inquietudes en la alianza atlántica

y el de Francia,

que la mejor respuesta es paciencia.

-A medida que Donald Trump vaya conociendo la Unión Europea

y la OTAN desde dentro y participando en sus trabajos

espero que cambie de opinión. Vamos a esperar.

¿Cómo va a afectar a la Unión Europea la llegada de Trump?

En el Congreso de los Diputados,

¿se dice algo?

Escuchábamos al ministro de Exteriores

decir que espera que cambien algo.

Está echando sal en la herida de Europa.

Parte de lo que dice Trump, como político populista que es,

es cierto. El fondo de la cuestión es cierta.

Cuando ataca la burocracia europea, el modelo obsoleto de la OTAN

y de la Comisión Europea o del Parlamento,

hay un fondo que tiene razón.

El problema es que nunca lo debería decir un presidente

de la primera potencia mundial, pero pasa lo mismo que con China.

En cuanto a la disputa de esos territorios,

hay una parte que se ha anexionado China

y Trump viene a abrir un debate que nadie ha dado hasta el momento.

Desde ese punto de vista no se puede criticar a Trump.

La debilidad europea es la burocracia y el modelo obsoleto.

Esta aireando las vergüenzas de los políticos europeos.

Está aireando las vergüenzas de los políticos europeos.

¿Un cambio en la administración norteamericana

de este calado tiene consecuencias?

Ha demostrado ser un gran motor de progreso de bienestar.

El problema es que nos encontramos en un contexto mundial de repliegue.

En la mayoría de los países.

El comercio internacional ha ido decayendo y nunca se ha recuperado

desde la crisis de 2008, y la crisis ha tenido consecuencias importantes

en las clases medias de las sociedades desarrolladas.

Las clases medias han acusado ese deterioro

y esa pérdida de poder adquisitivo y todo el contexto mundial

se ha replegado. El populismo ha ido surgiendo en todos los países

de los que hablamos normalmente y Trump viene en un momento

en el que eso es parte del debate.

-No creo que el poder adquisitivo de las clases medias

se vaya a incrementar con el proteccionismo.

Lo apostillo.

-Yo creo que donde se juega ese tema seriamente es en la innovación.

La carta que debería tener en la manga, si no la tiene ya,

es la innovación.

Solo el poder repatriar las inmensas bolsas

de beneficio económico de las grandes multinacionales

tecnológicas con tasas impositivas más bajas,

que no regresan por los impuestos que tienen,

indicaría una infusión...

Estados Unidos tiene muchos elementos para seguir creciendo.

¿Cómo nos afecta?

Muy mal en todos los escenarios.

¿Por las políticas?

Porque tenemos un esquema europeo que, en buena medida,

ha hecho crisis y no tenemos una conciencia de defensa propia.

Ni como países ni como Unión Europea.

-No somos unión política. Es una unión económica.

-No hay política exterior común. Estamos como pollo sin cabeza.

-Bien parados, estoy de acuerdo, no vamos a salir.

El Tratado de Libre Comercio que Obama tenía la intención

de que se hubiera firmado antes de que terminara su mandato,

antes del verano se hablaba de haber si para noviembre...,

era imposible a todas luces.

Podemos ponerlo en el frigorífico porque no ocurrirá.

-Ha sido una pena.

-Y la pérdida de poderío económico de la comunidad europea

respecto a Estados Unidos ha ocurrido con Obama también.

En las relaciones hay que tener en cuenta el tema de "brexit"

y de Inglaterra.

En la entrevista dijo que el "brexit" le parecía una buena cosa

y ha dicho que firmará un convenio y que será una de las primeras medidas

económicas para un acuerdo con gran Bretaña.

No ha dicho ninguno respecto a Europa.

-Tendrá una relación de políticas bilaterales.

¿Es el divide y vencerás clásico?

-Es un cambio absoluto.

De las cosas que ha estado diciendo esta semana,

las que más me ha llamado la atención,

es el torpedo que ha lanzado contra la canciller alemana.

Tienen elecciones en octubre

donde hay un vivo debate social sobre si se ha hecho bien

o se ha hecho mal aceptar un número elevado de refugiados

provinientes de Siria

y donde es posible que las elecciones alemanas giren

en torno a este eje. El presidente electo dice que se ha equivocado.

Ha dicho que admiraba a Merkel...

Es la primera vez que un presidente de los Estados Unidos

lanza un torpedo contra los gobernantes alemanes.

¿Tenemos que temer algo?

Hay una afinidad ideológica entre el líder del "brexit"...

Una vez que ganó Trump, quien fue a felicitarlo, fue el primero.

Eso es una demostración de afinidad ideológica.

Es la misma que tiene él con Hungría.

La tendrá con Putin.

Es la misma afinidad con Alemania

o con Vox en España y con diferentes líderes.

-Maduro ha hablado bien de Donald Trump.

¿Es una afinidad ideológica?

-Tienen una visión global similar.

-Son intereses compartidos más que ideología.

-Con Vox no hay afinidad ideológica.

Defienden el libre mercado,

no levantamiento de muros para poner trabas...

-Santiago Abascal me dice que admira mucho a Trump.

-Hemos visto por los dos lados del Atlántico

que los demócratas han utilizado muy bien la inmigración

y los tratados de comercio libre.

El tratado de comercio libre transatlántico es una pena

y ha sido muy fácil. Es difícil explicar esos tratados.

Son técnicos, son aburridos, no es sexy hablar de ellos,

pero cuando dices que has perdido tu trabajo por culpa de esos tratados

es peligroso para Trump, el "brexit" y otros países que lo utilizan.

Este tratado podría ayudar a gente de los pequeños negocios

para poder hacer negocio entre Europa y Estados Unidos.

No es solo para las grandes empresas, pero se entiende muy poco.

-Hay una dejación de los políticos europeos terrible

y un activismo mundial intenso para crear esa imagen

de que el tratado era negativo.

La mano dura que Trump quiere potenciar con México

le ha abierto un frente más.

Aquí son tajantes.

El presidente ha dicho que México no pagará el muro.

En su última rueda de prensa, Donald Trump dijo que iban a avanzar

el dinero pero que lo reembolsar y a México a través de un pago

o de impuestos. Se preguntan si serían sobre las remesas

de los inmigrantes o de las compañías que fabrican aquí.

Se sabe que en el Congreso han empezado las gestiones

para una primera partida en abril. Ya hay un muro de 1000 km en una

frontera de 3000.

Cayó como una bomba la noticia de que Ford retiraba

su proyecto de San Luis Potosí.

General Motors o BMW han dicho que van a continuar,

pero Chrysler ha dicho que dependerá del gravamen

de Donald Trump.

El Tratado de Libre Comercio que se firmó en 1994

llegó a procurar 2 billones de empleos para México

pero 7 millones para Estados Unidos.

-México, de alguna forma, o de formas distintas,

nos va a devolver el dinero del muro y eso va a ocurrir.

Con el impuesto o con pago directo.

Esto será menos probable, pero será así.

Digo que vamos a construir el muro. Acuérdense de esto.

-Es evidente que tenemos algunas diferencias

con el próximo gobierno de Estados Unidos,

con el tema de un muro que México, por supuesto, no pagará.

Un pulso que no es entre iguales.

Esto me da cierta pena.

México no es un enemigo.

México se ha estabilizado de viniendo en el estado

número 51 de Estados Unidos.

Ha sido un gran acuerdo para México.

Tiene sus ventajas para Estados Unidos y le va a tocar

pagar el pato. Es curioso cómo se ha agrandado la polémica.

No sabía que había 1000 km de muro.

-Sí, existe.

-Yo no lo sabía.

Están hablando de esa barbaridad, pero ya hay 1000 km.

Los factores demagógicos han jugado en una y otra dirección.

A mí, lo que me desespera, es que no sabe hilar dos frases seguidas.

Dice una cosa, la repite, dice que tiene razón,

pero lo deja claro.

El tema es que todo lo que ha dicho lo ha dicho clarísimo

y ha llegado a la gente.

Ha dicho que los países cuentan y que las fronteras cuentan,

que la inmigración que entra en el país cuenta,

que no es lo mismo una inmigración que otra,

y las clases medias cuentan.

Son mensajes muy claves y básicos y extraordinariamente mal expresados,

en términos de articulación dialéctica,

pero con un enorme seguimiento. Esa es mi impresión en cuanto a México.

Como tú has dicho, no es enemigo. Le va a tocar lo que le toque.

Son mensajes televisivos, concisos y potentes.

-Son simples.

Su campaña política nunca fue dirigida a San Francisco

o Nueva York

sino para los trabajadores del centro.

La gente cree que es muy difícil que Trump levante este muro

y dice que es imposible pero no creo que sea tan difícil,

porque ya existe un muro.

No es de cemento, no es la muralla china,

pero hay 16 000 agentes patrullando la frontera.

Hay guarda nacional también y varios cientos de personas patrullando

con sensores y detectores de sonido y movimiento.

No va a empezar desde la nada.

Va a empezar construyendo algo que ya está allí.

Hay dos maneras en las que puede sacar dinero.

20 000 000 000 000 000 que todos los años los mexicanos legales

o ilegales envían a México de vuelta y puede hacer como hizo Oklahoma.

Oklahoma carga un impuesto

de un 1 %. Puede ser que esos 20 mil millones sean un impuesto.

Y renegociar NAFTA y ver cómo puede sacar con otros impuestos

y otros tratados de libre comercio el dinero para el muro.

Eso es más difícil.

-Tardaría más.

Las dudas son el cómo.

A mí me interesan dos aspectos,

si será a través de remesas de inmigrantes...

Su política de comunicaciones sangrante y atacando al país vecino,

pero que lo haga en Twitter...

Ataca en los medios de comunicación y en Twitter. Me llama la atención.

¿Quién va a pagar el muro?

El muro es un símbolo.

La imagen que quiere explicar es que la relación entre México

y Estados Unidos en los próximos años no sea tan favorable a México.

-También hay implicaciones para Cuba.

-México es el país con mayor fuerza del área latinoamericana.

Esto nos incumbe muchísimo a los españoles.

Son muchísimos los intereses de España en México.

Todo lo que ocurra allí interesa España.

Es un reto importante para la política exterior española.

-Lo más sorprendente de esta campaña es como lo ha empezado.

Insultando a los mexicanos.

Nosotros, en California vivimos muy de cerca,

y el muro siempre parecido más simbólico que otra cosa,

pero si puede ganar la Casa Blanca sin gran parte

del voto hispano, que parecía que no era posible,

lo ha hecho a través del voto blanco y más hombre que mujer,

pero este miedo del otro sigue siendo muy importante

y están esas dos Américas.

Tengo que reconocer que como una mujer de una ciudad

como San Francisco y con educación universitaria no entiendo

a la gente del medio del país y que vive de otra manera.

Eso asusta bastante.

-Respecto al muro, y es un tema que en el instituto Franklin

estamos trabajando sobre ello,

soy el único, con otro compañero,

que piensa que si que lo va a construir.

Lo va a hacer porque se mueve por gestos y por imágenes, por impactos.

El tema del muro se ha convertido, desde el principio de la campaña,

en una de sus banderas.

Una de sus banderas es cumplir lo que dice.

La más visible, incluso físicamente,

será construir el muro.

Si no construye el muro es que no era capaz de hacer lo que dijo

que iba a hacer.

-Lo hará, si hace falta, de cartón piedra.

-Pero México no lo va a pagar.

-Eso será más complicado.

Habrá algún tipo de impuesto sobre las remesas, como se mencionaba,

y puede que sea un tema importante.

¿El americano medio va a mejorar con las políticas económicas

de Trump de traer puestos de trabajo?

Yo tengo mis dudas.

Yo sí creo que hay otro tema que cumplirá, la bajada de impuestos,

estoy convencido, y ha condicionado el voto de muchas personas,

pero el ciudadano medio norteamericano

no va a salir beneficiado.

Estados Unidos no es un país de productores, es de consumidores.

En ese matiz pueda radicar parte de lo que sea el fracaso

para las clases medias.

-A la larga no te sé decir,

pero yo creo que de entrada va a beneficiar a las clases medias.

Estamos viendo los frentes abiertos que tiene Trump con México,

Unión Europea, China y Palestina.

Hay un país con el que se prevé que mejoren las relaciones.

China tendrá más respeto por nuestro país cuando yo lidere.

Si le gusta Donald Trump es un activo y no un pasivo

porque tenemos una relación horrible con Rusia.

Rusia puede ayudarnos a luchar contra Isis,

que por cierto, es difícil.

Han demostrado su admiración en sus declaraciones públicas.

¿En qué se puede concretar ese giro?

-Es todavía demasiado pronto para saberlo pero tienen claro

que hace falta empezar a hablar y, a partir de ahí, construir puentes.

El portavoz del presidente Putin ha sido muy claro y ha dicho

que será imposible ponerse de acuerdo en todos los asuntos,

pero que solo hablando se podrá encontrar una salida

a las situaciones difíciles.

Mano tendida al diálogo por parte del presidente Putin

como de Donald Trump.

Se contrapone a esta última etapa de Barack Obama en la que

hemos vivido los peores momentos en las relaciones entre Washington

y Moscú desde el final de la Guerra Fría.

Los dos países han chocado en varios asuntos,

en internacional sobre todo, en la crisis de Ucrania y de Siria.

Habrá que ver qué medidas toman en estos asuntos porque,

lo que parece claro, es que quien no va a mover ficha es Moscú.

Lo que ha cambiado es el tono.

Aquí se espera pasar página cuanto antes a la época de Barack Obama

y se espera como agua de mayo la llegada de Donald Trump.

Ayer, sin ir más lejos, acusaban a la administración de Barack Obama

de intentar deslegitimar el triunfo electoral de Donald Trump

con esa situación de supuestos informes que involucraban

a Donald Trump en asuntos turbios

como unas supuestas citas con prostitutas en Moscú.

Putin ha sido muy gráfico y ha dicho, textualmente,

que quienes intentan deslegitimar a Trump

con esos informes son peores que las prostitutas.

¿Es positiva una colaboración más cercana entre Estados Unidos

y Rusia o nos debe preocupar su sintonía?

-Vamos a ver, pero es curioso.

Es muy distinto lo que hemos visto con los republicanos en el pasado.

Es bastante distinto a su partido.

Han sido los de la Guerra Fría y han seguido con esta línea.

Ronnie dijo en su debate que Rusia era nuestro peor enemigo.

Si podemos tener una mejor relación con Rusia,

en principio, eso está bien,

pero da la impresión de que nos están engañando.

Que nos está engañando Estados Unidos. Que Trump está diciendo lo

que dice Putin. Que será una marioneta.

Yo creo que no tanto, pero es un peligro.

-A priori, que haya buena relación entre cualquier

presidente de Estados Unidos y cualquier presidente ruso, a priori,

es una cosa buena y positiva.

El problema es a costa de qué se produce eso con qué intención

se produce esa aproximación.

Fue llamativo en la rueda de prensa, si se puede llamar así,

la condescendencia que tuvo en todo momento con Rusia

y los ataques que hizo hacia China, que no desaprovechó

el momento de atacar a China. Lo mismo con los correos electrónicos

que con los temas de comercio.

A priori, no es malo.

La pregunta es por qué esa buena relación. Si es por Daesh,

por Ucrania... Y qué papel jugará Europa.

-¿Existiría esa relación con Rusia si Europa hubiera hecho sus deberes

y tuviera conciencia de la necesidad de su propia defensa?

-Clinton decía que la relación de Estados Unidos

con la OTAN iba a cambiar.

-Hillary Clinton y Bill Clinton y George Bush.

Lo han dicho exquisitamente.

Estados Unidos no puede seguir costeando eternamente

la seguridad del continente europeo porque tienen otras prioridades.

-No acabo de estar muy de acuerdo contigo cuando decías que Obama

ha hecho vejación de los intereses internacionales.

(HABLAN A LA VEZ)

-No quieren una relación buena entre Europa y Estados Unidos.

-Europa ha sido un espectador ilustrado.

Obama no ha hecho nada que haya tenido que ver con Europa.

Hizo un discurso precioso en el muro de Berlín

y no ha vuelto a intervenir en nada cuando ocurrían cosas importantes

y vino a despedirse con otro discurso magnífico porque,

como orador, es magnífico.

Pero que se haya firmado un alto el fuego en Siria

sin estar Estados Unidos es inaudito.

-Si Estados Unidos y Europa quieren seguir con OTAN

y con esas relaciones y ese orden mundial...

(HABLAN A LA VEZ)

-Hay que contextualizar la política exterior de Obama.

La presencia norteamericana sido menor que lo que ha sido con Bush,

pero eso iba dentro del programa electoral de Obama

y de los recortes.

-Pero hay que diferenciar entre el qué y el cómo.

En el programa de Obama estaba la retirada de las tropas de Irak.

Esto de la defensa del objetivo final deseado y el cálculo,

que no provoques un problema mayor que el que se había creado

en un inicio, el inicio es determinante en el auge

del Estado islámico actual.

Que Europa ha mirado para otro lado...

Un elemento más para el debate.

La buena relación entre Putin y Trump, ¿por qué?

-Es por ideología.

La misma afinidad de Hungría con Putin, la de Berlusconi con Putin,

la misma de Trump con Putin.

Tienen la misma visión mundial.

Un dato más.

Antes de abandonar la Casa Blanca Obama ha sancionado a Rusia

por el espionaje a los demócratas.

Las CIA le acusa de hackear correos electrónicos y mensajes

y filtrarlos a Wikileaks y otras organizaciones para que los públicas

y filtrarlos a Wikileaks y otras organizaciones

para que los publicasen.

Creo que fue Rusia, pero pienso que nos perjudícase.

Sabe que se perdieron nombres y todo lo saqueado.

No hicieron algo al respecto y eso fue algo extraordinario

que hizo probablemente China.

No es el primer choque.

Da credibilidad al informe de un ese espía británico

y ha dicho que tiene material para chantajearlo, como sus finanzas,

vida privadas e incluso un vídeo sexual con prostitutas.

Trump dice que son noticias falsas y acusa a la CIA

de filtrar el informe.

Y Putin ha salido a defender al presidente estadounidense.

Ha cursado a los agentes de ser, leo textualmente,

peores que las prostitutas.

-Lo hacían lo dice que ese reporte es cierto.

La CIA dice que un ex-MI6...

Hay una compañía que quiere sacar trapos sucios.

Este señor subcontrata a fuentes anónimas en Moscú

subcontratan a sus fuentes anónimas.

Y ellos son los que dicen lo de las prostitutas.

La CIA dijo que en el pasado habían trabajado bien con el británico.

Dicen que es confiable.

Están hablando de él, no del reporte.

A mí me parece una cosa desesperada.

Cuando tienes un informe secreto y clasificado

y nos tomamos meses en ponerlo junto,

después pasa por un proceso largo de de clasificación

para quitar lo sensitivo y poder presentárselo al público.

Esto se hizo en unas semanas. Yo creo que es

Obama, junto con el director de la CIA, y le pidió...

-Se llama prevaricación.

Es guerra sucia.

(HABLAN A LA VEZ)

Es lo mismo que las armas de destrucción masiva de George Bush.

-Yo creo que ha sido un movimiento a la desesperada también.

(HABLAN A LA VEZ)

-Esto está desmentido por el jefe de la oficina de inteligencia nacional.

Ese no depende de Obama.

Es un organismo independiente y controlar las 19 agencias

de inteligencia que operan.

Es un intento de manchar...

Es un último intento de que se está enganchando vivo.

El insulto de Putin era para Obama, no para los funcionarios

que van a trabajar.

-La cuestión de la relación con Rusia, el cambio de eje,

es una cosa espectacular y de consecuencias extraordinarias

en las relaciones internacionales.

Son cosas que afectan Europa directamente.

Si la relación cambia, cambia la relación con Rusia. Es automático.

Aquí hay un punto clave, que es Ucrania.

Es un punto clave de la relación.

Yo diría que en primer lugar Ucrania.

Por su posición geográfica, es la rótula de la relación.

Ucrania alentó desde Estados Unidos, Alemania y Polonia una revuelta

contra el gobierno de aquel momento, que era relativamente filorruso

para cambiar la dirección del país.

La respuesta rusa fue la ocupación de Ucrania y la apertura

de una guerra civil en Ucrania.

Han muerto millares de personas.

La cuestión que se va a poner en primer lugar

es que dirección toma Ucrania y esto afecta a toda Europa del este.

Y tiene como segundo escalón el futuro de los países bálticos.

-Yo creo que incluso da igual si ese informe es verdad o no.

Lo que sabemos es que Trump está feliz y quiere una Europa

que no esté unida y que se vaya separando.

Rusia está financiando

a los partidos de la ultraderecha en Europa.

Sabemos que han intentado ayudar.

Trump quiere caos entre la coalición transatlántica.

Quiere que no esté unido Estados Unidos ni Europa,

que no hagamos tratados ni estemos trabajando así ampliar

y mejorar el orden mundial.

El quiere que ellos tengan más influencia en el mundo

y es así de sencillo.

Si queremos estar juntos y cuidar esta alianza

o si queremos que el mundo esté en manos de Rusia y China.

-El asunto es que mucha gente en Estados Unidos dice que,

por muchas razones, han visto en la victoria de trampa

la victoria de Pat Buchanan.

Falló en los 90.

Ahora ha ganado. Le tomó 25 años pero ven en Trump a Pat Buchanan.

Es la vieja derecha.

Obama quería hacer cruzadas democráticas por el mundo.

No es un John McCain que ve a Rusia como el demonio,

comunista y Guerra Fría.

No es un progre estilo Obama.

Pat Buchanan escribió un artículo y siempre ha defendido mucho a Rusia.

Ha escrito montones de artículos viendo que la OTAN

y Estados Unidos han metido el dedo en el ojo a Rusia.

Lo que van a hacer es imponer en gobernar con esa política

de Pat Buchanan.

-No sé de qué lado está Dios, pero la pregunta es de qué lado

va a estar el papa.

El papa encabeza la rama principal de los cristianos.

No se puede hablar alegremente de que los cristianos están aquí o allí

porque él representa.

No sabemos dónde está Dios,

pero veamos donde está el papa.

Empezábamos con varios interrogantes

y acabamos con casi más.

Entramos en una nueva etapa de la historia. Esto será una nueva era.

Y con incertidumbres muy grandes.

De momento, no tenemos ninguna respuesta absolutamente a nada.

Las iremos teniendo y se las iremos contando en TVE

y en "El debate de La 1".

Hasta aquí este espacio de reflexión.

Hemos escuchado las voces de 14 personas que más saben

sobre los desafíos de trampa a menos de 40 horas de que tome posesión.

Queda la más importante como la suya.

Queda la más importante, la suya.

Gracias por su atención y buenas noches.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • El debate de La 1 - 18/01/17

El debate de La 1 - 18/01/17

18 ene 2017

A horas de que Donald Trump asuma la presidencia de EE UU, El Debate de La 1 analiza su figura y sus planes desde Madrid, Washington, Nueva York, Pekín, Jerusalén, México, Bruselas y Moscú. ¿Va a cumplir todas las polémicas promesas que ha hecho? ¿Cómo va a cerrar sus frentes de los últimos días con China, Próximo Oriente, la Unión Europea y México? ¿Le dejará su partido llegar al final de su presidencia?

El programa contará con Antonio Camuñas, expresidente de la Cámara de Comercio de Estados Unidos; Roniel Aledo, exanalista de la CIA; Al Goodman, excorresponsal de la CNN; José Antonio Gurpegui, catedrático de Estudios Americanos del Instituto Franklin, Alana Moceri, profesora de Relaciones Internacionales de la UEM; y los periodistas Enric Juliana, director de La Vanguardia en Madrid, y Ketty Garat.

ver más sobre "El debate de La 1 - 18/01/17" ver menos sobre "El debate de La 1 - 18/01/17"

Los últimos 494 programas de El debate de La 1

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos