www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4767579
No recomendado para menores de 16 años El Continental - Capítulo 3 - ver ahora
Transcripción completa

Todo lo que me queda es la parte de la empresa que heredé de mi padre.

Voy a buscar al responsable.

No te interesa empezar una guerra.

Mira, mis trabajadores quieren su indemnización, se han enterado

de que esta casa es lo único que tengo.

Al final te vas a hacer el rey del pueblo.

A partir de ahora,

os olvidáis de mí, no quiero problemas ni contigo, ni con tu tío.

Para ganar tienes que ser consciente de cómo te ven los demás.

Lo que sienten ellos cuando se acercan a ti.

Guardamos esta pequeña remesa de morfina cuando hicimos la reforma

del local, así que el pedido, llegará a tiempo.

Lo que hay que conseguir es una nueva manera de distribuirla.

Tengo algo que proponerte.

¿Ser tu socia?

¿Esto lo haces por mí? o por impresionarla a ella?

Esto lo hago por mí.

¡Vaya, ya me había hecho ilusiones!

¿Con qué? Dormir en tus sábanas.

¿Es este El Continental? Sí, ¿puedo ayudaros?

Vienen conmigo.

Estamos pensando en la posibilidad de abrir un salón de baile.

¡Bienvenidos a casa!

El dinero del seguro, hay que repartirlo con nuestra gente.

Las chicas nos ayudarán con la distribución.

Nos acaban de anular la mitad de los pedidos del mes que viene.

¿Y de dónde cojones saca el dinero?

Eso es que tiene la morfina en la calle.

Pasa y siéntate, Ramón.

Dile a papá, por qué hemos venido.

El señor tiene un problema y tú tienes que ayudarle papá.

¿Qué es eso? ¿De dónde ha salido? Morfina.

Tendrán que venir a comisaría a declarar.

Serán solo unas preguntas.

¿Sabes cuál es tu problema Baena? Que deberías follar más.

Adiós Andrés.

¡Por aquí!

(JADEA)

¡No!

¡No!

(GRITA)

Tengo que ver a Baena.

(JADEA)

¡Baena!

(Picaporte)

¡Baena, abre!

¡Eh! ¡No me miréis tanto que sois muy chicos!

(Picaporte)

¡Baena!

¡Ya va! ¡Tanto ruido...!

¿Qué pasa, quién eres tú?

Maribel. Trabajo en la casa de...

¡Ya...! ¡Ya sé quién eres! ¿Qué quieres?

El Rubio está destrozando la casa.

¿Quién?

El Rubio, ha venido con dos amigos a celebrar no sé qué cosa

y están destrozándolo todo. Diles...

que se larguen antes de que yo vaya para allá.

Y que paguen a las chicas y todos los desperfectos.

Ya lo hemos intentado y no hacen caso.

Ricardo... ven aquí.

¡Ricardo! No quiero repetirte las cosas tres veces.

Tienes que hacerme un recado.

Vigila...

¡Fuera!

¡Ricardo! ¡No, Ricardo!

¡Ricardo!

(Música jazz animada)

(GRITA)

Hola. Ven acá.

¡Rubio!

(RÍE)

¿Qué quieres?

Tengo un mensaje.

¿Qué pasa? -Que tiene un mensaje.

¿De quién? De Baena.

(RÍE) De Baena... ¿Y qué quiere ese cabrón?

Ven, ven. Tráelo, tráelo.

El local es suyo.

¿Y...? Paga lo que debes y te marches.

¿Y si no?

¿Qué, eh?

¡Rubio! ¡Ricardo!

¡Tienes que pagar lo que has roto!

Anda, déjalo. Que solamente es un niño.

Tienen huevos estos ratas, ¿eh? -Venga, haz el favor. Ven.

¿Cómo te llamas? Ricardo León.

¿Ricardo? Ven aquí Ricardo, ven.

¡No le toques ni un pelo! -No, no. No.

Lo estoy mirando. -Shh.

No, ven.

Ven aquí Ricardo, ven más.

Ven aquí, cojones. Ven aquí, hostia.

Suéltame. -Ven, coño, ven.

¿Qué decías?

No te tengo miedo. ¿Algo más?

Dame el dinero y te largas.

Rubio, suéltalo ya. Suéltalo.

Me vendría muy bien uno como estos para los recados.

Venga, tira...

La próxima dile a tu padre que te compre un arma.

Yo no tengo padre...

(CHISTA)

¡Ricardo!

No volváis por aquí, eh. -¡Ricardo! ¡Ricardo!

¡Sin vergüenzas! -Somos ricos. ¡Vamos, ayúdame!

¡Cerdos! No os quiero volver a ver.

¡Ricardo! ¡Vamos ayúdame!

¿Qué te pasa? Ven cariño ven. Ya está.

Ricardo.

Ya está, ya se han ido. Mira, se han ido.

Ricardo, vamos, ayúdame.

Ya estoy aquí, ya está...

Toma, esto es lo que te pertenece.

No podemos ir a partes iguales... Tú no cogiste nada.

Dámelo todo.

Dame el dinero.

¿Confías en mí?

Guárdalo todo.

¡Oye niños!

¿Sabéis por aquí a una tal Maribel? Que tiene un bar.

Sí. Sí.

¿Allí? Gracias...

Oye... ¿No sois muy chicos para tener ese dinero?

¿Tú nos ves pequeños?

Mira el niño... perdone usted caballero.

Bueno, pues nada. Ya me invitarás a algo.

Que me quedo por aquí, Adiós.

¿Y qué hacemos ahora?

Ser grandes... tenemos que ser grandes.

Me parece bien. Anda...

(Música country lenta)

Señora, ¿qué le ocurre?

¿Necesita usted algo?

(GLORIA LLORA)

¡Gloria!

(TARTAMUDEA) ¿Estás bien? ¿Qué ha pasado?

(TARTAMUDEA) ¿Y Alfonso?

Gloria, ¿y Alfonso?

Me lo han matado.

¿Qué ha pasado? (GLORIA LLORA)

Alfonso... Mi Alfonso...

¿Dónde? ¿Dónde?

(GLORIA HIPA)

Don Alfonso... ¿Dónde está don Alfonso?

¿Qué ha pasado?

¿Y mi padre?

Andrea... ¿Dónde está mi padre?

(GLORIA BALBUCEA)

Nos sacaron de la carretera... nos sacaron de la carretera...

Andrea... Pero... ¿y por qué?

Por todo... por todo, Andrea. Por todo...

(GLORIA GRITA)

Dios mío perdóname...

(Sintonía)

Perico, ¿qué va a pasar con todo esto?

No sé...

Es una desgracia.

Me voy a quedar sin trabajo ¿verdad?

Alfonso era como un padre para mí.

Ay... ay perdóname. Es que...

Es que yo no tengo a nadie.

Sólo te tengo a ti.

Yo tampoco tengo mucha gente...

Me tengo que ir. -Sí...

Perico.

Yo estaré pensando en ti.

(Música triste)

("Still" - Cate Song)

Lo único que me da pena es que no estés aquí para lo que viene.

Porque va a ser muy divertido...

Buen viaje cabrón.

Es tuyo eh.

No llores...

A él no le gustaba ver llorar a nadie.

(SUSPIRA)

Gloria, vamos reina, vamos... -Ya voy...

(GLORIA LLORA)

Gracias...

Todo el mundo quiere darte el pésame.

Sácame a toda esta gente de aquí...

Señores, muchas gracias por venir,

pero tenemos quedescansar. Gracias.

Perdone.

No conocía a su padre, pero me han dicho que era muy buena persona.

La acompaño en el sentimiento.

¿Puedo ayudarle en algo?

Me llamo Juan León de Baena.

Mire, necesito hablar con usted un momento.

A ser posible en privado.

¿Tiene que ser ahora? Es muy importante.

Acompáñeme... Gracias.

Quizás no es el momento adecuado, pero tiene usted local precioso.

(TARTAMUDEA) Gloria... Gloria... Tengo que hablar contigo.

¿De qué? -Nada... No te preocupes.

¿Qué pasa?

(CHISTA) ¡Ey!

¿Qué pasa?

Entra...

Ya está, ya está.

(TARTAMUDEA) Señoras, tenemos un problema...

No quiero que piense que soy... No hace falta que me trate de usted.

Gracias. Igualmente.

Decía que no quiero que pienses que soy un maleducado por venir a hablar

contigo en un día... ¿Lo dice por venir a comprar

el local cuando acabo de enterrar a mi padre?

¿Pero cómo se atreve?

Hijo de la gran puta... Déjame a salir Lisette.

Por aquí no vas a salir. -Déjame salir.

Déjame salir. -Escúchame.

No vas a salir. ¿Qué tú quieres? ¿Que es hombre te remate?

Que nos mate a todos... ¿Eso es lo que tú quieres?

Venga Gloria, Gloria... Ya está, ¿vale?

¿Tú también?

Tranquilízate eh...

No montes un escándalo, por favor.

Que os estoy diciendo que los que nos sacaron

de la carretera trabajan para ese hijo de puta.

Mira, déjame ver

si aún queda gente y si no, sales.

Venga... -Vale, vale...

Me voy a dar el puto gusto de matar a ese hijo de la gran puta...

Dame ese cuchillo... -Que me sueltes, que lo mato.

Tranquila

Tienes que dejar que esa niña llore la muerte de su padre, coño.

Siento mucho lo que le ha pasado a tu padre.

Pero lamentablemente, los negocios...

no guardan luto.

Échale un vistazo a esta cifra. Es una buena cantidad.

(GLORIA LLORA)

Me ha quedado claro...

Deme dos días para pensarlo.

¿Dos días?

¿También tengo que decidirlo ahora?

Haga el favor de guardar respeto.

Ya se ha marchado todo el mundo. Vamos a cerrar.

Piénsatelo, Andrea.

Gracias por todo.

(TARTAMUDEA) ¿Qué quiere?

Supongo que lo mejor para todos, Perico...

¿Sí?

¿Qué? ¿Qué te ha dicho?

Venía a hacerme una oferta para quedarse con el local.

Ese cabrón...

Le habrás dicho que no, ¿no?

Andrea, me preocupa que te metas en un lío.

Esa gente no es buena, no...

La gente que mató a tu padre trabaja para él.

Perico, por favor... Perico...

No, no, no... Andrea... -Andrea...

¡Déjame! ¡Déjame! -Es peligroso.

Andrea, por favor. Es muy peligroso.

Si tanto te preocupo, empieza por contarme por qué ha muerto mi padre.

Morfina en polvo cristalino.

Ricardo me propuso reclutar a las chicas para distribuirla...

Lo hacíamos sin llamar la atención.

Las chicas salían del local como cualquier otro cliente

pero en realidad transportaban la mercancía.

Era un canal perfecto de distribución del que nadie sospechaba.

Supongo que Baena no sabía el cómo, pero sí el dónde

Y por eso se llevó a Andrés...

y a tu padre.

¿Tú estabas metida en esto?

Gloria no lo hizo con mala intención.

Aceptó para ganar dinero rápido y sacaros de aquí.

¿Ricardo montó todo esto por dinero?

Por venganza...

¿Venganza?

Baena es el tío de Ricardo.

En algunos círculos se conoce su historia.

Llevan años intentando destruirse el uno al otro.

¿Y qué tenía que ver mi padre en todo esto?

Tu padre no quiso contarte la verdad de por qué Ricardo

se quiso quedar con el negocio.

¿Y te crees que ahora la necesito?

Ya es tarde...

Llevas razón.

Llego tarde.

Pero fue por ti, Andrea.

Ricardo se quiso quedar con el negocio por ti.

Esa noche te vio, subió a la habitación...

¡Basta!

¿No querías saber la verdad?

Sólo te estoy intentando hacerte consciente...

Sólo eso.

Ahora tendrás que aprender a vivir sabiendo que ha muerto por tu culpa.

Igual que yo tendré que asumir, después de enterarme

cuando ya es tarde,

de que ese cabrón se hizo socio de mi padre por mí,

¡Déjame! -¿Dónde vas?

¡Déjame!

(GLORIA LLORA)

(Gritos)

Habla.

Solo repetí información.

No sabía que iba a matar a ese hombre...

Y no tengo nada que ver con la muerte de Andrés...

Te lo juro. Te lo juro por mi hija. Te lo juro.

(GRITA)

Yo no sabía que esto iba a pasar.

Baena me dijo que lo hacía por el local.

Baena solo piensa en el puto local, quiere comprarlo.

Me importa una mierda lo que quiera Baena.

¿Quién mató a Andrés?

Baena.

Lo mató Baena.

Pero no me pidas que haga nada. Porque matará a mi familia...

Matará a mi familia...

Vamos a hacerle un regalito a tu hija.

Acaba tú con esto.

Sé un hombre, y acábalo tú.

(JADEA)

De noche el cordero te va a sentar como una patada en el estomago.

¿Y quién te ha pedido opinión?

La puta se ha salvado, y mira que lo dejé bien claro.

Consiguió salir del lago,

pero voy a ocuparme de ella.

A lo mejor no hace ni falta.

Si ella sabe lo que le conviene, se va a quitar del medio ella sola.

Y si no, ya veremos.

¿Le va a comprar el local?

Si no quiere morir de hambre, tendrá que venderlo ¿no?

¿Y Ricardo? Ya aparecerá por algún lado.

Y si alguno de sus hombres se pone en medio de tu camino, lo apartas.

Ya verás cómo sin ingresos extras

tendrá que subir el precio del alcohol.

Y sin Andrés.

Te dije que no lo matarais.

Un error. Ya se lo expliqué, jefe.

No quiero ni un solo error más.

Me queda muy claro, jefe. No volverá a pasar.

Largo.

(Disparos)

(GLORIA GRITA)

¡Hijo de puta! ¡Asesino!

(GLORIA JADEA) ¡No la matéis!

¡Te voy a matar hijo de puta! ¡Hijo de puta!

Vamos.

(Música de tensión)

¡Eh, parad! ¿Qué es esto de tratar así a una mujer?

¿Te han hecho mucho daño?

(SUSURRA) Te voy a matar... ¿Eh?

(SUSURRA) Te voy a matar... ¿Te voy a matar...?

Te voy a matar...

¿Cuántas veces habré escuchado en mi vida eso de "te voy a matar"?

Dios mío... Traedla, por favor.

(Música de tensión)

Perdón. No quería molestar.

Pasa. No molestas...

¿Necesitas algo?

Gracias, estaremos bien.

He pasado por ello, y sé cómo te sientes...

Bueno, cualquier cosa aquí nos tiene.

¿Venderá El Continental?

Corren pronto las noticias.

Perdón... Se lo oímos a Gloria y... Todavía no sé lo que voy a hacer.

Sé que ahora mismo nada le puede servir de consuelo

pero quiero que sepa que al menos para nosotras esto nos ha salvado

y aunque yo no me sienta orgullosa... ¿qué pasa?

¡Ayúdame! ¿Pero, qué pasa?

Las balas.

Mi amor, quédate aquí. Todo está bien, ¿vale? No bajes.

Avísala, dile que quiero hablar con ella.

No quiere ver a nadie.

¡Perico! ¡Andrea!

¿Estás loca?

¡Vengo a hablar contigo!

No tengo nada que hablar contigo.

(LISETTE) No, niña, no. Niña, no.

¡Andrea, para, por favor!

Andrea por favor, por favor...

Escúchame, por favor.

No quiero más muertos aquí, no...

¿Cómo te atreves a venir aquí?

Siento lo de tu padre.

Tú no sientes nada.

Has jugado con nuestra familia.

Te has aprovechado de un hombre inocente.

No quería hacerle daño, Andrea.

Llegas tarde, acabo de enterrarlo...

Yo no he tenido nada que ver con eso.

(LISETTE) Por favor...

No, no, no. Tuviste que hacerte su socio...

Tuviste que subir aquel maldito día...

Y volvería a hacerlo.

Así que haz lo que tengas que hacer.

No le hagas daño, Andrea.

Hazle caso a tu hermanito mija, por favor, hazle caso a tu hermanito.

Por favor.

Fuera de aquí. ¡Fuera de aquí!

¡Y no te atrevas a volver!

Ay, ay, ay.

¿Mi amor?

Mi amor, ¿estás bien?

Ricardo es mi amigo...

No quiero que le hagas daño, Andrea.

Tranquilo...

¿Me lo prometes?

Te lo prometo.

(Música clásica)

(Golpe)

Ven conmigo, vamos.

Vamos, venga. Por ahí.

(Música country lenta)

(GRITA) -Gloria, ¿qué haces aquí?

(CHISTA)

Tranquila, tranquila. -Vamos. Corre.

Vamos, por favor, por favor...

(GLORIA JADEA)

¿Estás bien? (GLORIA GIME)

Hace mucho que no vienes por aquí, ¿no?

Sí.

Necesitaba hacer algo sola...

Necesitaba hacer algo... -Ya...

Esa gente no se anda con tonterías, Gloria.

Y no puedes presentarte allí sola...

No me importa ya nada.

Lo han matado por mi culpa, Rosa.

No, Gloria, no.

(GLORIA LLORA) No ha sido por tu culpa.

Tú no tienes la culpa de la guerra que se traen entre ellos.

¿Cómo sabes tú eso?

¿Qué hacías tú allí a esas horas, Rosa? ¿Eh?

Estaba preocupada.

Me dijeron que te habías ido y...

Ya nos conocemos, sé del carácter que tienes.

Sabía que no te ibas a quedar de brazos cruzados.

Ah, qué lista eres ¿no?

Eres muy lista...

Belladona.

Te irá muy bien para el dolor.

Gracias...

¿Conoces mucho tú a Baena, no?

¿Qué? -Como todas.

¿Como todas? -¡Sí, como todas!

Ya... -Y yo muy poco, la verdad.

(TARTAMUDEA) Tranquila... Saldremos de ésta.

Tienes que ayudarme, Perico.

Tenemos mucho que hacer y no he pegado ojo.

Andrea...

(TARTAMUDEA) Andrea, no es malo que te desahogues.

No es momento...

(TARTAMUDEA) ¿Y qué se hace en estos momentos?

Pensar...

Tengo que ordenar las cosas para tomar decisiones.

Buenos días. Buenos días.

Tómate un café, hija. Gracias.

(TARTAMUDEA) No quiero que te enfades,

pero deberías hablar con Ricardo.

¿En serio?

Él levanto el negocio... ¡Traficando con droga!

Mi padre está muerto por su culpa.

Gloria dijo que fue Baena.

¿Vas a vender el local?

Tengo que cuidar de mi hermano...

Sí...

Mi padre debió decirme la verdad.

Pero... Ya lo sé Perico, ya lo sé.

Lo hizo para protegerme, pero al final me dejó sola.

Chicas, quiero saber la verdad.

A partir de ahora no quiero más mentiras

ni que se me oculten más cosas.

Nosotras aprendemos a ver, oír y callar.

Quien habla, pierde. Ya sabes.

Vamos a poner esto en orden. Vamos a abrir mañana.

(TARTAMUDEA) ¿Abrir? No nos puede ver necesitados.

Así podré negociar la venta y sacar una oferta mejor que la que ofrece.

¿Pero estás segura, mi niña?

Yo no tengo cuerpo todavía sin tu padre.

Y eso que era un hombre muy difícil.

Si difícil, pero con un gran corazón.

Perico, ayúdame, a ver qué necesitamos.

Ay, como abra, se va a armar un cirio...

¿Vamos abrir sin Ricardo?

Al final me vas a enfadar.

¡No, no, no, no, no!

¿Qué pasa?

(Risas)

Chicas. Chicas...

(TARTAMUDEA) No tenían dónde quedarse...

Pensaba contártelo.

No teníamos dónde ir. Pero si nos echa...

No es su culpa.

Si es un problema que estemos aquí, yo al menos me voy...

Lo siento.

Estáis en casa.

Y aprovechando que estáis aquí, podríais ayudarme.

¿Cobrando? Todo a su tiempo.

De momento, no viviendo en la calle.

(Música country lenta)

(RAMIRO) ¡Cúbrete! ¡Cúbrete!

Vamos, hostia.

Golpea, hostia. ¿A qué esperas? Vamos, venga arriba.

Hay que traer a gente de fuera.

Estos tienen miedo, no están acostumbrados.

Pues háblate con peque.

Te di mi palabra de que te iba a ayudar,

pero si no corre la moneda, tengo que subir el precio del alcohol.

Nadie puede mantener estos precios. Ramiro.

Ese es mi trabajo ¿de acuerdo?

¿Tú de dónde eres? Logroño.

Pues te quiero por aquí. Ricardo.

Mañana te busco.

¿Fuiste a hablar con ella? No era el mejor momento.

Chicos, esto tiene que estar dentro. Abajo.

No quiero llevarte la contraria, jefe, pero no tendremos más dinero

si no distribuimos morfina ya.

¿Eres contable ahora? Sabes que no sé ni multiplicar.

Pensemos juntos, si hace falta, por ti robo un banco.

No te aísles, sé que lo que nos está pasando es una mierda.

Seguimos siendo familia. Gracias por recordármelo.

Hay que pensar en frío. Hay que recuperar el negocio.

Si hace falta yo hablo con ella. Déjalo...

Hay poco tiempo y las deudas... Te estoy diciendo que lo dejes.

No lo pagues conmigo ahora...

¡Chano!

Si te pones tú los guantes, montamos aquí un ring de boxeo

y se acaba antes la selección.

¿Qué?

¡Dale! ¡Dale, coño dale!

¡Que me quiero pegar unos puñetazos! ¡Que me quiero pegar unos puñetazos!

¡Vamos! ¡Me quiero pegar unos puñetazos!

¡Vamos coño! ¡Vamos!

(TARTAMUDEA) ¿Dónde está Ricardo?

¿Qué quieres?

(TARTAMUDEA) Vengo a traerle un mensaje.

Espera aquí...

(FRANCISCO) Ya, vale.

(FRANCISCO TOSE)

Eh..

(CHISTA) Eh. -¿Qué?

¿Cómo está Julieta?

(TARTAMUDEA) Ella está bien. Tranquilo.

Dale recuerdos de mi parte.

Ahora con esto de El Continental, igual la despiden ¿no?

(TARTAMUDEA) Pues mira, no lo sé.

Pero no te preocupes, que estará bien.

¡Eh!

(CHISTA)

¿Te has acostado con ella?

¿Qué? ¿Qué?

Eh, no te pases, tío.

¡Eh! Quietos, hace falta gente arriba.

¿Tú qué haces aquí, Perico?

Adiós.

¿Y Andrea? ¿Está bien?

(Música country)

(SILBA)

¿Esto es tuyo?

Sí. No quiero nada tuyo en mi casa.

Aprendí de mi madre que no hay que fiarse

de quien quiere algo de ti.

Así que yo ni te debo ni quiero nada tuyo.

Espero que opines lo mismo de mí.

No te atrevas a volver por allí.

Andrea.

¿Qué quieres?

Tu tío me hizo una oferta por el local.

Si puedes superarla, házmelo saber.

Baena mató a tu padre. Lo sé.

Y también sé de quién es la culpa.

A mi padre nunca le gustó que hablase demasiado con clientes.

Tampoco que fumase en público.

(Música country animada)

(SUSPIRA)

¿Cómo está, comisario? -Muy bien.

Hemos analizado el cuerpo de Alfonso Abascal.

Murió por impacto de bala.

Es posible, en los caminos hay mucha delincuencia,

sabe usted que... -Sí, sí.

¿Qué piensa hacer? ¿Sospecha de alguien?

Bueno, estamos investigando, pero lo más probable es

que cometieran el crimen y se dieran a la fuga.

No hay pruebas y... -Siempre es probable y nunca es así.

Déjelo en mis manos, comisario. -Hmmm...

¿Y qué hay de la morfina?

¿Qué morfina?

¿Tengo que explicarle lo que ocurre en su distrito?

Hay rumores de que se distribuye morfina a gran escala

en las últimas semanas y que tiene que ver con Ricardo León.

Bueno, usted mismo dirigió personalmente una redada

y no encontró más que pequeñas dosis.

Manténgame informado.

A sus órdenes.

¿Qué tal Baena?

¿Y usted es...?

Antonio Montesinos, nuevo jefe de policía del distrito.

A sus órdenes.

Se lleva bien con él, ¿verdad?

Intento mantener una relación cordial ya que es lo más prudente.

Ya... -Ahora, está pendiente

de ampliar el negocio. -¿En El Continental?

Una pena que haya muerto su dueño.

Yo ya le digo que el de ahora está pendiente de ampliar...

Sí, seguir vendiendo alcohol de forma clandestina

sin que la policía lo impida.

Si creen que yo no soy el más indicado para el puesto,

no tengo ningún... -No, no, no, tranquilo, Ramón.

Conozco a Baena desde hace tiempo, somos viejos amigos.

No se lo tome como un ataque.

Gracias por la información.

Puede marcharse.

A sus órdenes.

Está claro, ¿no? -Dale tiempo.

Caerá por su propio peso.

A partir de ahora, me encargo yo.

Todo tuyo, pero no quiero líos.

Vamos.

(Conversaciones lejanas)

Estas sí que quedaron buenísimas.

No tenemos mucho tiempo. Uy, Dios mío...

(TARTAMUDEA) ¿Qué te ha pasado?

Tranquila, el tiempo lo cura.

Te estábamos esperando. Andrea...

He venido a despedirme. Sin ti no podré hacerlo igual.

Si quieres que te perdone, la única manera es estando aquí.

(JULIETA CANTA)

(Aplausos)

Ay, Dios mío, Gloria, ¿qué te ha pasado?

Estoy bien, no pasa nada. Necesito que prestéis atención.

Probablemente no sea la mejor para enfrentarme a esto.

Al menos, no pensé que tuviese que hacerlo tan pronto.

Pero si estáis conmigo, sé que podré hacerlo.

Por eso os he reunido.

(Gritos)

¡Va, va!

¡Venga, peque! -¡Vamos, dale!

(Gritos)

(Jaleo)

(GRITA)

He tomado la decisión de seguir adelante

y convertir El Continental en lo que siempre quiso mi padre.

Un local de referencia.

No sabes qué alegría me das porque no sabría qué hacer

sin todo esto. -¿Todo volverá a ser como antes?

¿Y eso es para todos?

Sí, para todos.

Desde aquí, tenemos que controlar la ciudad.

Necesito que vosotras, si queréis formar parte de esta familia,

sigáis conquistando a los hombres.

Pero no por dinero.

Por información.

¿Quieres probar? -¡Vamos, jefe!

Te vendrá bien descargar.

¿No queda nadie más ya? Esta gente no vale, jefe.

(RAMIRO) Con este no puedo ni yo. (CHANO) ¿Vamos o qué?

Vamos. (RAMIRO) Vamos, hostia.

(CHANO) Seguro, ¿no? (RAMIRO) Vamos ahí, vamos ahí.

Qué va, jefe, qué va.

No quiero hacerte daño. No, ahora vamos.

Quiero ser prudente.

Mi padre tuvo que asociarse porque se encapricharon conmigo.

Si lo hubiese sabido, hubiese actuado de otra forma.

Aprendamos de los errores.

(CHANO) No quiero hacerte daño. Vamos.

Que no quiero hacerte daño No haberme llamado.

Que no quiero hacerte daño. Vamos.

(GIME)

Vamos, peque, venga. Venga, peque.

Vamos. No quiero hacerte daño.

(GIME)

(GRITA)

Si alguien no se siente con fuerzas para seguirme,

se podrá ir ahora. ¿Y Ricardo?

Porque, al final, a Baena no se lo vendes.

El local estaba a nombre de Andrés.

Muerto el perro, se acabó la rabia.

A partir de ahora, aquí solo mando yo.

Por nosotros.

(Música jazz animada)

(Gemidos y gritos)

Eso ha debido de doler...

(Jadeos)

(GRITA)

Vamos a dejarlo, que nos hacemos daño.

(CHISTA)

(AMBOS JADEAN)

¿Te has acojonado o qué?

Después de calentarme, ¿te vas a rajar?

No es el momento.

Si tuvieras valor, habrías matado a Baena y estarían vivos.

Déjalo ya, Chano, por ahí no. -Llevamos mucho sin saber dónde ir.

Hay que echarle cojones o vamos a acabar todos muertos.

¿Qué vas a hacer, jefe? ¿Qué vas a hacer?

Ahora vamos a empezar, tenemos mucho que hacer.

Mi niña, yo quería decir... Esperad en la cocina.

Ahora veremos qué podemos hacer.

Vale.

¿Dónde me instalo?

Sube arriba a descansar.

Ricardo, tranquilo. Eh, que soy yo.

¡Quién es el siguiente! (CHANO) Si me hubieses dejado,

le habría dado un tiro a Baena y nuestros hermanos estarían aquí.

¡Chano que lo dejes ya! (CHANO) ¿Dónde están Pablo y Andrés?

¡Todo es culpa tuya! Échale cojones de una puta vez.

¿Qué pasa, nadie se atreve, hostias?

(MARCELO) ¿Puedo probar? (RAMIRO)¡Vamos!

Sí, se admiten apuestas.

¡Cinco por Chano! -Tres por el forastero.

Va, venga, dejadle pasar. Vamos, fuera.

(RAMIRO) Vamos, ahí.

(CHANO) ¡Ven aquí, ven, no te vayas! ¡Échale cojones!

¡Hemos estado a tu lado toda la puta vida, mataríamos por ti!

¿No somos una puta familia? (JULIÁN) Chano, que te calmes ya.

Ven, no me dejes tirado, me cago en Dios, hijo de puta.

(CHANO JADEA)

(Música de tensión)

(Gritos y gemidos)

(JULIÁN) ¡Ricardo, Ricardo, Ricardo!

¡Ricardo, que es peque! ¡Ricardo, coño!

¡Ricardo!

Ya, ya...

Tranquilos, ¿eh?

(Música rock)

Sentaos.

Otra vez.

Otra vez, arriba.

Hay que mantener las formas, sentaos bien.

¿Qué estás haciendo?

No, que parece que van a dar un banquete.

Y nosotras, ¿qué?

¿Te han pedido que prepares comida? A mí no.

A mí tampoco, esto no me huele bien.

Ellas son muchas, ¿se van a quedar a vivir aquí o no?

Eso parece...

Pero a mí no me preguntes, que no quiero líos.

(TARTAMUDEA) Los codos fuera de la mesa.

Señoritas, tenemos delante un servicio completo.

Eso, para mí, significa otra cosa.

Espalda recta, cabeza alta.

¿Alguna de vosotras sabe para qué sirve cada cubierto?

(TARTAMUDEA) Siempre lo utilizamos de afuera para dentro.

(CARRASPEA)

¿Todo bien? Sí, sí, sí.

Yo aprendí un poco de esta mierda,

es lo que tiene juntarse con la alta alcurnia.

Tendréis que empezar a dejar de usar ese lenguaje.

Va a ser difícil después de tantos años.

Fuera de El Continental, haced lo que os plazca,

pero aquí hay que mantener las formas.

Encontraréis los cubiertos por orden de uso,

de más lejos a más cerca del plato. Entremeses, primer plato,

segundo plato y postre.

El cubierto hay que cogerlo lo más alejado de la punta posible.

Con delicadeza. Cogemos el tenedor para pinchar

y con el cuchillo, cortamos.

Prueben, señoritas.

Bien. -Pero si están comiendo aire.

Pues muy bien.

Sería el colmo que tuviéramos que guisar para ellas, ¿no?

Seguimos, los codos abajo.

Oye, tenemos que poner nuestras reglas.

No podemos permitir que se nos...

Chicas, ¿nos podéis preparar algo de comer?

Ay, justamente de eso te queríamos hablar.

Falta género, hay que comprar.

(Golpes)

Ya.

(JADEA)

Si utilizaras esa rabia para pelear, tendrías posibilidades.

¿Cómo estás? (JADEA)

¿Qué vamos a hacer, Ricardo?

Sabes que te aprecio, pero necesitamos una solución.

Mis hombres siguen trabajando en el laboratorio de morfina.

Falta encontrar la forma de distribuirla de nuevo.

Quizás no tengamos muchos para pelear,

pero conozco a unos cuantos que se la jugarían

llevándola de un lado a otro. Bien.

Pues habla con ellos. Sí.

(SUSPIRA)

No te preocupes, algún porcentaje se llevarán.

Encárgate de que no sepan lo que están haciendo.

¿Cómo mantendrás a raya a Baena? Vete.

(Música country lenta)

Me encanta, este para mí. -¡No!

(Música country lenta)

A ver, chicas...

Vale.

(TARTAMUDEA) ¿Cómo estás? -Está regular, Perico.

Quédate un rato con él y tráemela, yo me llevo esto.

¿Estás triste?

No sé qué estoy haciendo, Perico.

Echo mucho de menos a mi padre, pero...

tengo que hacerme la fuerte.

No tienes por qué hacerlo, Andrea.

¿No?

Tú sabes que...

que lo eres todo para mí, ¿no?

Y alguien más, ¿no?

Cuando quieras, me cuentas. Venga.

(TARTAMUDEA) Vende, Andrea.

No quiero que te pase nada y con ese dinero, podríais vivir

tú y Jesús. ¿Y dejarlo todo?

¿A vosotros?

Venga, que tenemos mucho que hacer.

¿Y si no sale bien? Todo saldrá bien, Perico.

No hay que tener miedo.

Pero... -Perdón, no quiero interrumpir.

Tranquila. Te quería agradecer por acogerme,

Yo vine sin nada... Perico me lo ha contado.

No me agradezcas nada.

Además, no encontraríamos una voz como la tuya, ¿verdad?

Jamás.

Si no llega a ser por Perico...

María, ¿no vienes?

(Música country lenta)

¿Qué tal tu hija? Bien.

Necesitamos la licencia, Ramón.

No quiero más problemas, Ricardo. Pero veré qué puedo hacer.

Te buscas la vida,

pero hay que convertir esto en un local de apuestas.

¿Qué clase de apuestas? ¿Boxeo?

Venga, a trabajar, venga.

¿Qué te ha dicho?

No me ha dicho nada.

Pero conseguirá la licencia, no te preocupes.

Tú ten todo esto preparado.

Claro, claro, además, Ramiro está por la labor,

y enseguida correrá la voz, pero jefe...

hay que buscar un buen contable, porque yo, de números no...

Ricardo.

¿Qué?

¿Qué pasa?

¿Puedo hacerte una pregunta?

¿Cómo vamos a superar lo de Andrés?

Pues haciendo algo muy difícil.

Utilizando antes esta...

que esta.

Pues...

Me parece muy buena idea.

Porque sigues pegando como un niño chico, mira.

No me has hecho nada. No me has hecho nada.

¿Adónde vas?

Si no vuelvo, seguid con el plan. ¿Qué está pasando, jefe?

Estad preparados.

Enhorabuena, señoritas.

Aprendéis muy rápido.

Uf, estoy llenísima, ¿eh? Estaba todo buenísimo, chicas.

¿Sí? Pues no se acostumbren, ¿eh?

Que esto habrá que ganárselo, así que esta noche, las esperamos

en la cocina para que nos echen una mano.

Está hablando en serio. -Sí, bromitas las justas.

Chicas, ¿estáis seguras de que os queréis quedar?

(TARTAMUDEA) Pues venga, que hay que prepararse.

Abrimos puertas en un rato.

¿Dónde vas?

Vuelvo en un rato, necesito que me dé un poco el aire.

Cuidadito con lo que haces.

¿Ha llegado lo que te pedí?

¡Hola!

Traigo noticias para Baena.

Ven conmigo. -No, dale tú el mensaje.

¿Qué mensaje?

La niña dice que se queda.

Ha cambiado de opinión y abre el local esta noche.

¿Y la morfina? La quemó delante de tu sobrino.

Hasta ahí puedo decir. -¿Y qué hacemos, jefe?

Poner a nuestros hombres a la puerta del local

para que no entre nadie y llama a Ramón.

¿Y mi dinero?

El próximo día te pago el doble.

Vete.

Todavía me duele el golpe que me diste.

Mátala, mami.

Coge la pistola.

Cógela.

Hazlo.

Hazlo o sales de mi casa ahora mismo.

Nunca debí haber entrado.

Un día, una de estas balas va a ser para ti.

Avisada quedas.

¡Tengo hambre!

Dos.

Pues aquí lo tienes todo.

¿Cómo lo has conseguido?

¿También tengo que contártelo?

Yo no soy muy hábil con todo esto.

Ya...

Pero yo te voy a enseñar, vas a aprender muy rápido.

¿Sabes usarlas?

Perfectamente.

¿Quién te enseñó?

Mi madre. Venga, que hay mucho que hacer.

¿Estás segura? ¿Tenemos otra alternativa?

Esa es una Luger, siente el peso.

Mira, y una Colt, más ligera.

(Llaman a la puerta)

Abre tú.

(Cargador)

¿Hay una fiesta?

No, mi amor, solo vamos a abrir.

¿Puedo bajar contigo? No.

Ven, quiero que prometas algo. ¿El qué?

Que te vas a quedar en tu cuarto y no vas a salir a no ser

que yo venga y te lo diga.

Vale. ¿Vale?

Te quiero. Y yo.

No quiero un solo herido, avisados quedáis.

¿Pero, tú estás seguro de todo esto, Baena?

Sí, asegúrate de que nadie pasa por el local esta noche.

No quiero un solo lío.

El comisario está con la mosca detrás de la oreja.

Si hicieras tu trabajo, no pasarían estas cosas.

Está bien, pero nada de sangre y nada de heridos.

¡Vamos, vamos!

Limítate a acatar mis órdenes.

¿Todo listo?

Todo listo. ¿Y Perico?

En la cocina. -Estoy aquí.

Vamos a abrir ya.

¿Y entonces? ¿Quieres que...? ¡Niña!

Pero si no hay nada listo para darle a los clientes.

Vamos, vamos. -Yo, a fin de cuentas, me alegro.

Descansa y tómate algo. -Lo bien que me viene.

Estoy agotada.

Así que nada... -Nada, nada.

Pues nada, mijo, buenas noches. -Venga.

Hola, Fracisco. -Hola.

Qué vacío está esto. ¿Soy el primero?

(TARTAMUDEA) ¿Qué quieres? -Que dejes en paz a mi novia.

(TARTAMUDEA) Mira, no es un buen día, ¿vale?

Márchate. -No me iré sin hablar con Julieta.

Vale, pues espera aquí. -A ver, o me dejas pasar o paso.

Mira, te he dicho... -Que me dejes en paz.

¡Julieta! ¡Juli...! ¿Qué haces? ¿Qué haces?

¡Julieta! Fuera de aquí.

¿Qué está pasando aquí?

¿Qué haces aquí? Francisco, te dije que me dejaras ir.

No me voy hasta que no hable con Julieta.

Será mejor que te lo lleves.

Vamos, vamos. ¡Vámonos!

Julieta...

¿Estás bien?

Francisco, no tengo tiempo.

A ver, lo único que quiero es verte.

Eres importante para mí, lo sabes. -No me vengas con esas ahora.

Hemos hecho muy mal en venir a la ciudad.

Dios mío, ya están aquí. -¿Qué pasa?

¿Lo del pueblo, qué? Si casi me dejo la vida.

Para... -Disculpe, pero trabajo ahí.

¿Qué pasa aquí?

Que ella trabaja ahí. -Quieta.

Largo. -¿Por qué la empujas? Trabaja ahí.

Vale, perdón, ya nos vamos. Vamos.

¿Qué pasa? -Vámonos.

¿Qué está pasando? -Francisco.

Disculpe, no pueden pasar.

Dé la vuelta. -Vamos al Continental.

El Continental está cerrado. Márchense.

¿No me ha oído?

(Música de tensión)

Está claro que no se pueden hacer las cosas por las buenas.

(TARTAMUDEA) Disculpen.

Bienvenidos.

Llega justo a tiempo para su reserva.

¿Estás bien, muchacho?

(TARTAMUDEA) Sí, nada, un pequeño percance.

Vengan conmigo.

(PERICO) Por aquí.

(Música de tensión)

Pasen.

Les estábamos esperando.

¡Buenas noches!

Si lo llego a saber, venimos antes.

(Silbidos)

(GLORIA) Pajarito...

Vas a pagar por lo que le hiciste al hombre al que amaba.

Esto no es muy amigable.

¿Y qué esperaba el asesino de mi padre?

Un momento...

¿Tú y cuántas más como tú...?

Chicas...

(Música country animada)

Jefe, me la cargo.

(GRITA)

¿Me vais a matar?

Sería tan fácil...

Mis hombres están en la puerta. Tus hombres están controlados.

No van a entrar.

¿Qué queréis?

Termina lo que empezaste.

¿No querías perdón?

Pues venga la muerte de mi padre y de tu amigo.

(Música de tensión)

Mátalo.

¿Vas a matar a tu tío?

(Ruido fuerte)

¡Avisad a un médico!

¡Un médico!

¡Alto, policía!

¡Ay! -¡Coño, Lisette!

Quiero ver a Baena. Baja el arma.

Tú te callas y te sientas.

Fuera de mi casa.

(CARRASPEA)

Te queremos de contable en la empresa.

Pero pensé que lo habíais leído y que ya no...

No creo que tú puedas ir a ningún lado.

Baena y la policía saben dónde está la morfina.

Te buscan.

En esta casa no queremos gitanos.

Quita la sonrisita que te pego un tiro que te dejo tieso.

Tengo una hija.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 3

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

El Continental - Capítulo 3

01 oct 2018

La venganza contra Ricardo León (Alex García) y sus negocios ha teñido de sangre no sólo a sus hombres. El mundo de Andrea (Michelle Jenner) también se va a venir abajo.

ver más sobre "El Continental - Capítulo 3" ver menos sobre "El Continental - Capítulo 3"
Programas completos (10)
Clips

Los últimos 80 programas de El Continental

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Rodrigo Jesús Campos

    Una gran serie, de buena factura tanto actoral como en la parte técnica. Con un elenco de grandes actores. Lamentablemente el público en España no valora semejante producción en la que secundarios son grandes actores. Triste porque la hayan suspendido. Un abrazo a todos los que han realizado esta producción de ficción no valorada por su público. Soy un chileno en España que aplaude este proyecto. Felicitaciones. Triste que se esté dependiendo del people meter y no de la calidad.

    12 dic 2018
  2. Alfonso Calderon

    Ya pararon de pasarla ? Yo la veo en California

    28 nov 2018
  3. Alfonso Calderon

    No estamos viendola en estados unidos que sucede?

    28 nov 2018
  4. Virginia

    A mi me gusta, tiene sus fallos como cualquier serie pero entretenie que es de lo que se trata. Éxito

    06 oct 2018
  5. Javier

    Está espectacular muy entretenido!!! Éxitos

    05 oct 2018
  6. Ana

    No se escucha , pueden subir el volumen . Gracias

    04 oct 2018
  7. Ines

    A alguien se le puede ocurrir que la cantante del bar lo haga en inglés en aquella época. Y tanto, tanto malo junto...madre mía!!

    02 oct 2018