www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5475036
Para todos los públicos El cazador de cerebros - Educación basada en evidencias - ver ahora
Transcripción completa

Exámenes, ¿sí o no? Deberes, ¿sí o no?

Os voy a preguntar cosas. (RÍE)

¿Cómo era la primera escuela?

¿Qué os gusta de vuestro cole?

¿Cómo serán las escuelas en el futuro?

Exámenes, ¿sí o no? Deberes, ¿sí o no?

Amigos, ¿sí o no?

Vamos a hablar de la educación basada en evidencias

en "El cazador de cerebros".

Te esperamos. (RÍE)

"Si estás viendo esto, es que eres una mente inquieta.

Ya somos dos.

Me llamo Pere Estupinyà y quiero investigar

cómo la ciencia intenta solucionar problemas globales,

explicarnos cómo funciona el mundo y hacernos más felices.

Y, para ello, busco cerebros que estén en la mismísima frontera

del conocimiento para que nos cuenten lo que saben.

Bienvenidos."

Vaya lío.

En temas de educación, cada uno dice la suya,

expertos y pseudoexpertos.

A mí me han invitado a escuelas a explicar cómo educar sobre ciencia.

Qué sé yo de cómo educar sobre ciencia.

Genero más ruido que otra cosa.

¿Podría la ciencia,

igual que mide si un fármaco funciona mejor que otro,

medir qué estrategias educativas son más eficientes?

Porque funcionar, funcionan todas.

"La letra con sangre entra", funciona,

pero genera niños con menos creatividad.

El ejemplo contrario, darles muchísima libertad,

también funciona,

pero quizás tienen luego otras carencias.

Realmente sería muy interesante poder evaluar

qué puede aportar el método científico a la educación.

Va, Eva, vamos a la guardería, pero hoy con una sorpresita. (RÍE)

"Aprendemos durante toda la vida, pero, en los primeros años,

el cerebro se está formando, establece conexiones neuronales,

madura en ciertas áreas...

Teniendo en cuenta este desarrollo cerebral,

quizás unas actividades son mejores que otras.

O en lugar de enseñar algo a los dos años,

es preferible esperar a los tres.

¿Puede la neurociencia aconsejarnos sobre educación?"

"Eva, vine".

¿Por qué no me hace caso? Tiene que aprender a hacerte caso.

¿Y cómo logro que me haga caso?

Por el sistema de recompensa. ¿Le tengo que dar premios?

Pero el premio puede ser una sonrisa, puede ser un abrazo.

O sea, no tiene que ser un premio en metálico.

¿Qué es esto? -Un pimiento.

Pero eso... -¿Un pimiento?

¡Muy bien! Listo, ¿eh?

¿Ves? "Muy bien" es una recompensa. Ajá.

-Es loco...

-El aprendizaje mejor son con emociones positivas,

con alegría, con cosas que nos gustan...

Desgraciadamente, el siguiente mejor es con cosas negativas.

Ah... O sea, un castigo

nos hace aprender más que nada, que que no ha sucedido nada.

Cada vez sabemos más de cómo funciona el cerebro humano

y la cosa es que lo aprovechemos para el trabajo en el aula.

Sí. Es tan sencillo como eso.

"Se ha abusado un poco del término 'neuroeducación',

pero sí aporta nociones muy importantes.

La principal: las emociones.

El cerebro aprende y consolida mejor lo que más le emociona.

Por tanto, debemos diseñar aulas, actividades y contenidos

de manera que emocionen positivamente al alumno.

Este es el mensaje fundamental."

A los 2 años, ya tenemos el 80 % del cerebro adulto,

y durante el primer año, el 60 % de las calorías

de lo que comemos va destinado a formar el cerebro.

Ostras. Entonces, es un proceso clave

porque vamos a poner las bases de muchas cosas.

Y aprender, a nivel neurocientífico, ¿qué es?

Tenemos neuronas que se van organizando en circuitos,

y esos circuitos permiten, vamos a decir,

un trocito de memoria, de pensamiento.

Y luego todo eso lo integramos entre sí.

Vamos a utilizar cosas sorprendentes, como, por ejemplo, nuestros sueños,

para pensar escenarios que podrían suceder.

Ya no solo es mi experiencia de lo que he vivido,

sino también otras cosas que quizá podría haber vivido

y que el cerebro construye durante los sueños.

Sabiendo todo lo que sabéis de neurociencia,

de cómo se desarrolla el cerebro de un niño,

¿a nivel educativo qué cosas tenemos que hacer

a cada edad?

Los más pequeñitos tienen que comer bien

porque si decimos que es una época donde están usando

prácticamente todo lo que consumen para formar el cerebro,

necesitas esa alimentación.

Segundo a ese aspecto,

somos una especie muy social,

y la interacción con nuestros padres es clave.

Entonces, ese aspecto de cariño.

Tercero, lo que llamamos un ambiente enriquecido.

¿Qué es? Que estén con otros niños, con otros familiares,

que vayan al parque...

El juego es fundamental para el desarrollo cerebral.

En el juego ponemos a punto muchas de las capacidades

de compartir, de explorar,

de la información de la parte motriz, mil cosas.

Ostras, qué bichos.

Eva, cuidado con estos, ¿eh? (RÍE)

"Eva, vine. Vine.

Un elefant. Mira, un elefant".

(LOS NIÑOS RÍEN)

En 2010, un estudio del MIT monitoreó la actividad cerebral

de varios estudiantes en diferentes momentos del día y vio que,

atendiendo a una clase magistral de estas de 60 minutos,

la actividad era la misma que mirando la tele.

Y es que esta idea de clases pasivas,

una después de otra,

no es eficiente.

Tienen que ser interactivas, por proyectos...

De alguna forma, emocionar.

Un concepto, quizás no para niños,

pero sí para estudiantes un poco mayores,

muy revolucionario, es el concepto de clases invertidas

o "flipped classrooms".

En lugar de impartir la clase en el aula

y hacer deberes después en casa,

el profesor se puede prácticamente grabar su clase,

colgarla "on-line",

verla el alumno cuando le dé la gana y acudir a la clase a practicar,

a hacer los deberes.

Y esto parece que está teniendo muchísimo resultado.

Y algunos profesores estaréis diciendo:

"Le pones un nombre sofisticado, pero esto no es tan nuevo".

Tú estudiaste Historia de la Educación

en estas mismas mesas.

Es lo que más perspectiva me ha dado en Ciencias de la Educación.

A veces, se dice que el mundo ha cambiado de manera radical,

pero que las clases, los pupitres, las pizarras, la educación,

está casi igual ahora que hace 200 años.

¿Hay algo de cierto en esto?

Bueno, en cierta medida, casi como hace 6.000.

(RÍE) Ya en Mesopotamia, hace 6.000 años, 4.000 a. C.,

ya existían unas escuelas que tenían un director,

un jefe de estudios,

se le llamaba el padre de la casa de las tablillas,

profesores,

aulas con 20, 30, 40 alumnos sentados en disposición matricial

e incluso había lo que llamaban los hermanos mayores,

que eran una especie de profesorado en prácticas de la época.

O sea, que en ese sentido, bastante más que 200 años.

Y con esta perspectiva histórica, ¿cuándo entra el método científico?

Podríamos decir que con fuerza a finales del s. XIX,

principios del s. XX.

Sobre todo, cuando aparece la psicología

y el estudio de la conducta de un modo sistemático,

la educación vuelve la mirada a la psicología y dice:

"Nos va a dar las claves".

Y luego resulta que no fue tan así. (RÍE)

Y hoy por hoy tenemos otro gran "boom",

que es el de la neurociencia. Sí.

También miramos a la neurociencia esperando que el estudio del cerebro

nos dé las claves de la educación,

y más bien nos está confirmando intuiciones o conocimientos

que ya teníamos de atrás.

Incluso usar los métodos científicos o los métodos de la ciencia

para crecer, para avanzar en la pedagogía,

es algo que cada día se utiliza más,

que se trata de utilizar métodos que dejen de lado

nuestros sesgos cognitivos, por ejemplo,

para que no te bases en el "a mí me funciona".

En educación, uno de los grandes aportes

del método científico fue lo que llamamos

el autocumplimiento de la profecía, la profecía autocumplida.

En los años 60, unos psicólogos cogieron a un grupo de 300 alumnos

de inteligencia muy similar,

pero hicieron creer a los profesores

que algunos eran mucho más inteligentes que otros.

Un año después, los resultados académicos

de los supuestamente más inteligentes eran mucho mejores.

Esto se llamó el efecto Pigmalión

o de profecía autocumplida

y se utilizó para indicar

que las expectativas que tenemos modulan realmente lo que hacemos.

Pero también sirvió para ver que la implicación del profesor

es fundamental en los resultados del alumno.

En la pedagogía que emana de Maria Montessori,

que tiene mucho que ver con lo que ella heredó

de Pestalozzi y de Froebel,

que son grandes teóricos del siglo XVIII, XIX,

todo su corpus de desarrollo está prácticamente integrado

en lo que es la educación infantil, la que estudiamos tú y yo,

tampoco hace falta irse a ayer a las aulas de infantil.

Las pedagogías Waldorf tienen una base

un poco menos fundamentada,

menos anclada en la historia de la educación,

menos científica y, en ese sentido, más discutible.

Al profesor, pedirle que esté al día de la literatura científica

también es complejo.

A nivel más de sistema, ¿cómo se debe actuar?

¿Cómo ponemos en práctica todo esto? (RÍEN)

Con una formación inicial y permanente

que sea exclusivamente basada en conocimiento científico.

Que le demos unas pautas y unas bases que tengan un rigor.

(ASIENTE)

No se trata de seleccionarlo por ellos,

pero sí darles las herramientas

para que puedan elegir las fuentes adecuadas

y no irse a fuentes que son pura pseudociencia, por ejemplo.

(ASIENTE)

"Fátima nos ha dado una de las claves del programa:

aprender a aprender a enseñar.

(RIENDO) Suena complicado,

pero hay herramientas basadas en evidencias para conseguirlo

e incluso sensores para seguir las reacciones de los alumnos

y así aplicar mejoras en las lecciones.

Se acabó el dormirse en clase.

Tener en cuenta la ciencia para diseñar estrategias educativas

es un trabajo aún en desarrollo.

Pero ya se han identificado algunas actuaciones

de éxito educativo,

como las que recoge el proyecto europeo INCLUD-ED

y que conoceremos en la comunidad de aprendizaje

Joaquim Ruyra,

un ejemplo convertido en escuela milagro.

¿Y qué son los edumitos?

No anticipemos tanto.

Antes, salgamos al patio con Marta Ferrero."

Timbre

Tú investigas científicamente la educación, ¿no?

Sí. Yo creo que estamos acostumbrados a escuchar hablar de investigación

en campos como la física, la química o la medicina,

pero en educación también se puede hacer

investigación rigurosa.

La ciencia también aporta datos para hacer un diagnóstico.

¿Cómo es la educación en España? ¿Cómo estamos? ¿Cuál es el panorama?

Pues como en todos los lugares, yo creo que hay luces y sombras, ¿no?

Instituciones como la OCDE nos premian

por la autonomía que tienen los centros,

por ejemplo. Ajá.

Por el alto número de niños escolarizados

en etapa de infantil. Bien.

El buen clima que perciben los estudiantes

en los centros educativos españoles.

Pero también nos llaman un poco la atención, por ejemplo,

sobre la gran repetición que hay entre los estudiantes,

sobre todo en secundaria,

el alto abandono escolar,

que, aunque ha mejorado, sigue habiendo en nuestro país

y es un tema preocupante.

"Aprobamos en algunas asignaturas y suspendemos en otras,

así que vamos a hacer un experimento.

Imaginemos un aula convencional, sus pupitres, sus alumnos

y su maestra.

Pongámonos constructivos.

¿Qué podemos mejorar, según la ciencia?"

Horario.

Algo que sí es seguro es, por ejemplo,

en los adolescentes,

que tienen unos ciclos circadianos de sueño

más tardíos en el día,

les vendría mucho mejor comenzar las clases

un poquito más tarde, que no madrugaran tanto.

Deberes.

¿Muchos deberes, pocos deberes, ninguna tarea fuera de la escuela?

Pues se habla de la regla de los diez minutos.

En primero de primaria,

lo más recomendable es que no estén más de diez minutos.

En segundo, 20 minutos. En tercero, 30 minutos.

En la ESO se aconseja una hora diaria, más o menos.

Y ya en bachillerato, podrían estar hasta dos horas.

Exámenes.

La evaluación tiene claramente un impacto positivo

en los estudiantes.

Mucho más que otras estrategias que intuitivamente

nos podrían parecer muy buenas, como el repaso,

leer varias veces lo que se ha aprendido

o el subrayado.

Es una pena que muchas veces se asocie la evaluación

con calificar, con clasificar a los alumnos,

porque la evaluación, además,

sirve para producir aprendizaje en estos.

Yo recuerdo mis clases muy pasivas.

Ahora hay como mucha interactividad, mucho trabajo en equipo...

¿Es mejor así? Sí es cierto que cada vez hay

más estudios sobre el impacto del aprendizaje cooperativo,

que puede ser muy positivo para el alumno,

pero tiene que cumplir una serie de requisitos,

de habilidades,

para que ese trabajo en equipo sea fructífero.

(GRITA)

Tecnología en el aula.

Hace muy poquito salió un estudio, por ejemplo,

en el que hablaban del impacto de la tecnología

en la comprensión lectora.

Y, curiosamente, salía un resultado muy claro

de que el papel es superior a la pantalla

en cuanto a comprensión lectora.

Práctica distribuida.

Es mucho más eficaz distribuir esas sesiones prácticas

en varias sesiones

que hacerlo todo concentrado en una vez.

Lo de las inteligencias múltiples...

También hay controversia en eso, ¿no?

No se puede decir que usar o aplicar las inteligencias múltiples

en el aula mejore la forma de aprender de los niños.

Y, sin embargo, se usa muchísimo. En nuestro país es un furor.

De momento, aplicar la ciencia a la educación

nos está dando muchos "dependes", y es normal,

porque cada niño y cada entorno son circunstancias diferentes,

pero no por eso debemos rechazar tener una educación

al menos guiada por las evidencias porque, además, empieza a haberlas.

A nivel europeo, hay un proyecto llamado INCLUD-ED

que habla de seis estrategias

que realmente mejoran los resultados de la educación.

Han participado 14 países europeos

y el coordinador ha sido Ramón Flecha,

que defiende el modelo de comunidades de aprendizaje.

"Quedamos con él en el humilde barrio de La Florida,

en Hospitalet de Llobregat,

para conocer los secretos de la escuela milagro."

Y este éxito es por unas actuaciones determinadas, ¿no?

Sí. Las actuaciones de éxito

que están dentro del proyecto comunidades de aprendizaje.

En muy distintos tipos de contextos

dan las mayores mejoras de resultados.

Y esto, que es por lo que estamos contigo,

lo habéis demostrado empíricamente.

Que trabajar de esta manera realmente da mejores resultados

que trabajar de otra.

Sí. Con las evaluaciones que se les hacen

en diferentes países a estas escuelas dan esas mejoras,

que nosotros enviamos

a evaluación en revistas científicas,

incluyendo Cambridge, etc., y las aprueban.

Ajá... Será algo complejo, imagino,

pero ¿cómo se puede medir el éxito educativo?

Imagino que no son solo las notas. No, claro.

No son solo las notas que ponen dentro de los colegios.

También son los test de conocimientos que hacen las administraciones.

Pero también son las pruebas que dentro de los centros hacemos

en cuanto a disminución de conflictos,

mejora emocional,

más felicidad de los niños y de sus familias...

Es muy interesante lo de que estas actuaciones son exitosas

en muchos lugares,

incluidos barrios muy humildes como este, ¿no?

Por supuesto.

Y, además, la introducción de las familias

a ayudar dentro de la escuela

hace que también cambien los domicilios.

Por lo tanto, a partir de ahí, también cambian los barrios,

por pobres que sean.

"El Joaquim Ruyra es una escuela de primaria

con un 92 % de alumnos de 30 nacionalidades diferentes

que desde hace diez años se regula como comunidad de aprendizaje.

En 2009, el 50 % de los alumnos del Joaquim Ruyra

estaban en Lengua muy por debajo de la media catalana.

Pero en 2017, superaron todas las expectativas

y los resultados estuvieron por encima de la media.

¿Cómo lo han conseguido?

Aplicando las actuaciones de éxito basadas en evidencias científicas.

Es decir, grupos interactivos,

tertulias dialógicas,

formación de familiares,

participación educativa de la comunidad,

modelo dialógico de prevención y solución de conflictos

y formación dialógica del profesorado.

En España, ya están en funcionamiento

225 comunidades de aprendizaje

en prácticamente todas las comunidades autónomas."

En esta clase están haciendo grupos interactivos de Matemáticas.

Es decir, los alumnos, todos los chicos y las chicas,

se dividen en cuatro grupos.

Cada actividad se desarrolla en un total de 20 minutos.

Por eso tienen un crono que les ayuda a gestionar el tiempo.

Y cada actividad pertenece a una dimensión diferente.

Hay niños que están resolviendo actividades de geometría;

otros, de numeración; otros, resolución de problemas...

Todo es trabajo en grupo.

-Es mucho más eficiente este modelo, lo demuestran todas las evaluaciones,

por ejemplo, externas, de las pruebas de diagnóstico.

Logran mejores resultados que en escuelas privadas de élite.

Este concepto es muy importante porque,

y creo que es uno de los mitos de la educación,

ir separando a los buenos

para que se desarrollen más entre ellos...

-Es un error. ...es un error.

-Así nunca serán excelentes.

Y está demostrado que es un error. -Está demostrado.

Hace muchos años que está demostrado que la segregación,

la partición por niveles de competencia,

es un error. Sí.

-Pero no solo es un error para los más atrasados,

así los adelantados nunca serán brillantes,

porque les quitamos el principal recurso,

que expliquen matemáticas a otros con más dificultades,

que es como más se desarrolla la inteligencia.

Hace años que está demostrado, pero se continúa haciendo.

-Sí. -Exactamente.

Esto...

Reconozco que cuando entré en clase, pensé:

"Qué desorden, qué cachondeo",

pero luego veías a los alumnos implicadísimos,

trabajando en equipo, muy concentrados,

ignorando las cámaras y lo que pasaba a su alrededor,

en una clase de mates

que es muy diferente a las clases de mates que yo había tenido.

Y es importante, pero yo sí aprendí matemáticas.

Pero quizá solo aprendí matemáticas.

No aprendí a trabajar en equipo, a tener más creatividad, a exponer,

y esto es lo que se dice de que la escuela

no debe enseñar solo conocimientos,

sino también competencias y habilidades.

Siempre explicamos que comunidades de aprendizaje,

el proyecto en el que nos enclavamos, no es una metodología,

pero sí que es una manera de organizar el aula.

No solo están los alumnos y los maestros,

sino que tenemos voluntarios de todo tipo.

Tenemos familiares, exalumnos,

tenemos profesores jubilados, tenemos vecinos del barrio...

Es una escuela que está abierta todas las horas del día,

donde la gente viene a hacer formación propia,

la gente viene a participar de las aulas,

viene a participar de comisiones

donde se decide lo importante de un centro,

porque entendemos que la escuela forma parte del barrio

y que los niños y las niñas escolarizados son del barrio.

¿En qué es diferente esta escuela o estas clases

de otros colegios?

Trabajamos en grupos interactivos.

-Porque así aprendes de los demás.

-Somos de muchos países y podemos aprender unos de otros.

-Y podemos aprender muchas diferentes religiones.

-Nuestra escuela es un pequeño mundo.

-Alumnos del año pasado de sexto vienen del instituto para ayudarnos.

¿Tenéis exámenes? (TODOS) Sí.

¿Y deberes? -Deberes...

-Deberes tenemos cada día.

¿Y utilizáis tecnología?

Tablets, ordenadores. (TODOS) Sí.

-Utilizamos robots, tablets, ordenador...

-Aquí no hay nadie que se quede solo.

-Nunca dejamos atrás a nadie. Ese es nuestro lema.

¿Cuál es vuestro lema? Bueno, me lo acabo de inventar.

-(RÍEN) -No sé cuál es nuestro lema.

No dejamos a nadie atrás. Ah, muy bien. Muy bien.

"Las evidencias ponen al descubierto los mitos falsos en educación

o edumitos.

Hay muchos, como que solo usamos el 10 % del cerebro

o el efecto Mozart

o los estilos de aprendizaje.

Pero también hay otros más de organización.

Por ejemplo, separar a alumnos por diferentes niveles es peor.

O que el nivel educativo de los padres

determine los resultados de los hijos.

Y, por último, no todas las innovaciones educativas

tienen por qué ser efectivas."

Un profesor que nos esté escuchando, ¿cómo puede él...?

Igual debería hacerlo el director del centro,

pero él, si tiene interés,

¿cómo puede saber si una estrategia determinada

es un edumito o es una realidad?

Tiene varias formas.

La principal, pero aún no estamos acostumbrados en España,

es mirar las revistas científicas.

Ahora, si no tiene eso, lo que tiene que hacer

es ver cuáles son las escuelas en España

que están mejorando los resultados.

Y ahí verá cuáles son las actuaciones educativas de éxito

que están generando esos resultados.

Y, luego, también otra fórmula es decir:

"Bueno, me voy a la Consejería,

la dirección de educación de la Comisión Europea,

que me está haciendo una maleta para mí, para mis recursos.

Voy a ver qué pone".

Y ahí también tiene las actuaciones de éxito.

Pero si ese profesor que nos está escuchando,

o profesora,

todavía no las conoce, no es por culpa suya.

Es porque en la formación del profesorado inicial y permanente

se han ocultado esas evidencias

porque los negocios de los edumitos no funcionarían.

Flecha menciona un punto que mencionan todos los entrevistados,

y es que hay mucho "bluf" y mucha gente opinando.

Además, la idea de que la educación está fatal y tiene que cambiarse

puede ser falsa, interesada, porque esto crea una necesidad

y se pueden vender más herramientas.

A los profesores se les tiene que empoderar,

no dándoles recetas, sino aprendiendo a cocinar,

para que ellos puedan adaptar toda esta teoría,

que es muy útil,

a las necesidades particulares de su aula.

Este es un tema delicado, porque una de tus líneas de trabajo

es la formación de profesores. Sí.

Algunas veces se lee que una manera de mejorar la educación de los niños

es mejorar la educación y las capacidades de los profesores.

Efectivamente. No se les forma en dónde buscar,

dónde hay fuentes de información rigurosas

basadas en la ciencia.

Tampoco en cómo leer un estudio científico,

en cómo diferenciar un trabajo de investigación

que está bien hecho de otro que no.

Y todos estos ingredientes les impiden beneficiarse

de lo que dice la ciencia en materia educativa.

La autoridad educativa debe estar en la figura del maestro.

Él tiene que ser capaz de justificar lo que hace

y cuándo lo hace

desde la evidencia o desde la propia experiencia

siempre y cuando sea una experiencia reflexionada.

Guiada por la investigación educativa

lo que va a garantizar

es que lo que se hace en las aulas sea riguroso.

Y la figura del maestro ahí es fundamental.

"No hemos hablado de tecnología e inteligencia artificial

porque es un tema inabarcable.

Pero veamos un ejemplo de cómo la tecnología puede proporcionarle

herramientas al profesor para saber qué pasa en clase,

para poder intervenir, motivar y ayudar cuando haga falta.

Hasta ahora hemos visto cómo podemos aplicar la ciencia

en nuestras aulas."

Vayamos un poquito ahora hacia el futuro de la educación.

Habrá mil factores, pero uno es el uso inteligente

de la tecnología, como el que hacen aquí.

Se está hablando mucho de "smart cities", "smart phones"...

Y aulas inteligentes también, ¿no? Eso es.

Aulas que uno se imagina, no solo con muchas pantallas,

también con muchos sensores que permiten entender qué pasa,

cuáles son las actividades que hacen los alumnos,

cuáles son sus acciones,

y que pueden dar indicadores al profesor

para mejorar aquello que pasa en el aula,

para intervenir, para regular la actividad.

Cuando se enseña física de la computación,

que involucra microcontroladores, sensores, programación y diseño,

el aprendizaje se convierte en todo un reto,

porque es necesario combinar todas estas cosas

en un proyecto final.

En esta actividad, intentamos investigar

cuál es la mejor manera de enseñar este proceso.

-Por ejemplo, ayer hicimos experimentos

con un único escritorio grande.

Hoy tenemos tres.

Y comparamos qué es mejor para el estado emocional,

si una mesa grande o tres pequeñas.

Lo llamamos multimodelo.

Se trata de algo que no puede conseguirse solo

con las observaciones de profesor, ni con muchos observadores,

porque es difícil ver quién habla más,

qué dice cada uno y por qué alguien no habla, etc.

Por eso usamos todos estos sensores.

Suena a exceso de tecnología, pero lo hacemos porque sabemos

que los profesores no lo pueden cubrir todo.

Fíjate que cuando hablamos de la tecnología y del futuro

siempre pensamos cómo de factibles son estas cosas que nos imaginamos.

Hay muchas cosas que ya son factibles y habría que aprovecharlas,

pero también hay muchas cosas que tenemos que entender

cómo pueden llegar a ser factibles y hasta qué punto son deseables.

Aquí hay investigación por hacer en el ámbito de la tecnología,

en la relación de la tecnología con la pedagogía,

pero también en aspectos relacionados con el ámbito ético,

el ámbito de regulación, cómo se capturan los datos,

cómo se hace la gestión de estos datos,

de quién es la propiedad,

la transparencia en la recogida de datos.

Y una aceptación de ser monitorizados

porque esto nos puede ser muy positivo

de cara a nuestro propio aprendizaje.

Sobre eso también hay que trabajar,

pero para ser convincentes, para que seamos creíbles

en cuanto a la potencialidad de las tecnologías en el aula,

tenemos que conseguir tener las mejores evidencias posibles

para demostrar que, efectivamente, la tecnología puede ser de ayuda.

"Sin duda, la tecnología irá aportando

cada vez más ventajas a la enseñanza.

Pero si algo hemos visto en este programa

es que de ninguna manera debe hacerlo

a costa de las emociones,

de la interacción entre alumnos y su entorno,

de cierta guía científica

y de los grandes profesores."

# Salimos del colegio # y me las di de profesor.

# Improvisé un examen, # miré al retrovisor.

# El huevo, la gallina, # pregunté qué fue primero.

# El niño dijo: "El pollo", # así de claro.

# Olé, sus huevos.

# Ojo en el recreo.

# Pórtate bien.

# Habrá quien quiera darte # una lección.

# Tú olvídale.

# Al salir de la ciudad, # quise hablarle del comienzo.

# No de Adán y Eva, # sino del espacio inmenso. #

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Educación basada en evidencias

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

El cazador de cerebros - Educación basada en evidencias

30 dic 2019

¿Cómo mejorar la educación? ¿Cómo disminuir el fracaso escolar? El debate sobre la educación se basa en opiniones y no en evidencias científicas. Nadie dejaría que un hospital realice tratamientos que no estén avalados por la comunidad científica internacional, pero esto sí se permite en educación.

ver más sobre "El cazador de cerebros - Educación basada en evidencias" ver menos sobre "El cazador de cerebros - Educación basada en evidencias"
Programas completos (39)
Clips

Los últimos 80 programas de El cazador de cerebros

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios