Serie documental sobre el Canal de Castilla. Cuatro capítulos con una duración de 55 minutos cada uno en los que se recorre los aspectos históricos, económicos, culturales y medioambientales de esta obra de ingeniería.

Seria documental realizada por la productora Sateco Documentalia y contarán con el conocido actor Manuel Galiana como narrador y presentador.
Cuenta con imágenes de los museos y edificios culturales situados en las localidades cercanas al Canal, así como de los espacios turísticos habilitados y también con entrevistas que aportan detalles históricos, como Ernesto Escapa y Raúl Guerra Garrido.

3121790 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.11.0/js
El Canal de Castilla - Capítulo 4 - Ver ahora
Transcripción completa

Estamos de nuevo ante la imponente esclusa triple del serrón.

En el término municipal de Grijota, en Palencia.

Hemos vuelto a éste enigmático lugar

porque aquí se produce la bifurcación

de los distintos ramales del canal de Castilla.

Aquí llegamos al finalizar nuestro proyecto,

por el canal del norte;

de aquí partimos para hacer la ruta del canal de Campos,

y desde aquí, también comienza el recorrido

que nos va a llevar hasta la ciudad de Valladolid

tras rebasar 18 esclusas

a lo largo de los 54 kilómetros

por donde discurren las aguas del canal del sur,

en el canal de Castilla.

El Serrón que toma sus aguas del Ramal de Campos,

llegó a tener a mediados del siglo XIX hasta seis fábricas,

y fue uno de los puntos neurálgicos

de la industria harinera palentina.

En la parte alta,

junto a las esclusas 25, 26 y 27,

aún quedan restos de la fábrica de harinas,

almacenes y viviendas

que dan muestra de la actividad que tuvo este lugar.

Desde la triple esclusa de El Serrón

podemos llegar sin abandonar el camino de Sirga, hasta Grijona.

Aquí nos encontramos con dos magníficas esclusas ovaladas:

la 28 y la 29.

Hasta luego.

Esta vieja fábrica de harinas,

otro testigo solitario

de la ferviente actividad industrial

que se forjó en las riberas del Canal,

ha sido bautizada con el nombre de Casa del Agua.

Es un proyecto complejo y fascinante

que pretendió convertir este antiguo caserón

en un lugar de encuentro

para artistas plásticos de todo el mundo.

La idea de...

yo no sé explicar como surgen las ideas, surgen.

Y lo que sí recuerdo que,

como en la génesis de esa idea estaba la luz;

la luz que atravesaba

y era tamizada por las gotas del agua

y surcaba cada uno de los patios interiores del edificio,

y regresaba otra vez al canal.

De ahí el nombre de la Casa de Agua ¿eh? como hecha de agua;

agua que cogía del canal y que devolvía al canal,

y no solo fue fábrica de harina este edificio, estas ruinas.

También fue fábrica de luz.

Ya llegó a tener una turbina.

La pequeña hidroeléctrica.

Una pequeña hidroeléctrica, claro.

Eso, me hizo pensar, en que esto podía ser un edificio autosufiente.

Como lo son los artistas en definitiva

Y además, llenito de artistas de diferentes nacionalidades:

pintores, escultores, escritores, actores

de diferentes países

que residirían aquí entre tres meses y un año.

Pero eso sería magnífico para Castilla.

¿No hay forma de poder levantar el proyecto?

Probablemente sí.

Todo ese impulso... tan tremendo de aquél momento

ponerle ahora es fácil que pueda resultar;

si resultó entonces, como no va a resultar ahora.

Yo creo que tiene un grado de sensatez,

y sería algo...

un foco de atracción, total.

Un lugar de retiro, trabajo y discusión

que alimente la creación artística

como el propio Canal nutre la meseta castellana.

Antes de llegar a la falda del Monte Viejo,

en el término municipal de Viñalta

nos detenemos en la esclusa 30,

con su fábrica de harinas del mismo nombre

y adaptada a los nuevos tiempos,

aún en funcionamiento.

¿Qué se pesca aquí? Pues lo que se pueda.

Aquí se pesca algún barbo que otro,

bogas, alguna trucha.

¿Bajan hasta aquí?

Suben, mejor dicho.

¿El agua está limpia para eso?

Sí, si este agua es muy buena.

Este agua viene del Pisuerga, está limpia.

Aquí no está contaminada.

Y cangrejos ¿no hay?

También cangrejos hay muchos.

Pero ya es muy difícil,

hasta que no empiece la veda no se puede pescar.

¿Hace mucho que viene usted aquí? Cincuenta y cinco años.

Es una afición de verdad. Entonces salía mucho barbo.

Venían a comer el trigo a la fábrica,

y veníamos aquí mucha gente de Palencia.

Sí, si es lo que hacemos ahora,

recién jubilado y qué... ¿Dónde pescamos? claro.

Bueno, Juan muchas gracias no quiero distraerle de su afición.

No, no estoy apurando las últimas.

Voy a seguir camino que voy hasta Vinalta.

Aquí, en Viñalta,

donde encontramos las esclusas 31 y 32,

además de las harineras;

hubo una extraordinaria fábrica de papel

que ponía en el mercado,

miles de resmas al año.

Desde aquí,

siguiendo la sirga del único afluente del Canal,

un ramalillo de apenas un kilómetro de longitud,

llegamos a la Dársena de Palencia.

Durante los siglos XVII y XVIII,

gracias a la construcción del Canal de Castilla,

y en torno a él y a su Dársena,

Palencia desarrolló una gran actividad industrial y comercial,

convirtiéndose, en una de las ciudades más importantes del país.

Mientras el Canal estuvo abierto al tráfico naviero,

esta Dársena rectangular, fue sin duda,

uno de los centros neurálgicos del comercio castellano.

Los grandes almacenes que la franquean,

y que en su día generaron un importante trasiego de mercancías

hoy han sido reconvertidos en talleres de oficios

y establecimientos hosteleros.

El Canal aunque tuvo unos años de un gran apogeo,

pues, va a disminuir su importancia

y a mediados del siglo XX,

pues desaparece prácticamente esa utilidad.

Hemos visto también que a lo largo del Canal

hay muchas fábricas,

que fueron en su tiempo fábricas de harina

o de otros oficios ¿no?

Y en relación con todas estas fábricas de harina

hay un personaje popular: María la Cascaja.

Sí, María la Cascaja fue la protagonista,

y la activista del motín del pan,

que se dio en Palencia, en 1865

Ya había habido otros motines, por ahí, en otras ciudades

de Castilla y León.

Pero bueno, aquí fue muy virulento

porque esta mujer consiguió

que... cierto público se soliviantara

contra el precio del pan que había subido excesivamente.

La subida del precio del pan origina un movimiento popular de protesta

Exactamente.

Se había tratado con el ayuntamiento, también con los panaderos,

pero ellos decían que tenían un precio de harina determinado,

y entonces fue cuando decidieron ir a los harineros

pero no a tratar con ellos o a negociar con ellos,

sino que prendieron varias fábricas de harina

de los alrededores de Palencia.

Y alguna de ellas estaba a la orilla del Canal.

¿La prendieron fuego?

La prendieron fuego y la destruyeron totalmente.

Quemaron aquéllas fábricas

Y ¿qué consecuencias tuvo aquello para María la Cascaja?

Pues para María la Cascaja y algunos otros unas consecuencias fatales

porque fueron condenados a muerte y ejecutados.

¿Fueron ejecutados?

Sí, si además es que mataron también dentro del motín

a uno de los fabricantes,

con lo cual pues los delitos se habían acumulado.

Lo que hace el hambre ¿eh?

Claro... en aquéllos momentos,

el pan a veces en muchas familias era casi el único alimento.

Y sin ello, no era hambre, era auténtica hambruna.

Y la humanidad no escarmienta.

Millones de seres humanos mueren de hambre.

Así fue, así fue.

Y ¿cómo fue ajusticiada, María la Cascaja?

que se le dio garrote o...

Pues sí, entonces era normal darle garrote

porque era el procedimiento normal en aquélla época;

en el siglo XIX se daba garrote vil.

Quien quiera que llegue por primera vez a Palencia,

se ve inevitablemente sorprendido,

por esta imponente escultura elevada sobre un cerro

llamada, El Cristo del Otero.

Esta representación de Cristo de 20 metros de altura,

es la más alta de Europa.

Se construyó en el año 1931,

según un proyecto del escultor Victorio Macho,

hijo de esta ciudad,

y enterrado por expresa voluntad

en la ermita de Santa María del Otero

situada a los pies del monumento.

Palencia fue capital y sede de la corte visigoda.

Antes había sido poblada por romanos y celtíberos vocceos.

El nombre de la ciudad tiene origen indoeuropeo.

En los primeros años del siglo XI,

Alfonso VII de Castilla, le concedió fueros propios

e impulsó la creación de la universidad de Palencia,

primera universidad de la historia de España.

La ciudad presenta hoy,

un ambiente tranquilo que poco tiene que ver

con el de las grandes urbes metropolitanas.

Soportales, galerías,

madera y sillería

nos transportan al corazón de la arquitectura castellana.

Desde la calle Mayor,

verdadera espina dorsal de la ciudad

llegamos hasta la Plaza Mayor,

un magnífico porticado del siglo XVII construido

para albergar las ferias y los mercados.

El monumento al escultor Alonso Berruguete,

en el centro de la Plaza

también es obra de Victorio Macho.

Aquí encontramos la Casa Consistorial,

una construcción neoclásica del siglo XIX,

y que inaugurada en 1878 alberga el Ayuntamiento.

La arquitectura civil cobró un fuerte impulso

desde la desamortización hasta bien entrado el siglo XX.

Cuenta con edificios singulares

como el edificio de Correos y Telégrafos

de corte neorrenacentista, en la plaza del León.

El colegio de Villandrando de 1911,

rematado por un friso de cerámica vidriada, de Daniel de Zuloaga,

que representa a su fundadora, la vizcondesa de Villandrando.

O como el Palacio de la Diputación,

edificio neoplateresco inaugurado en 1914.

El devenir de sus calles

con sus modernos establecimientos,

contrasta con la vetusta densidad de los monumentos sacros,

legado de su pasado como ciudad conventual y eclesiástica.

El monasterio de las Claras

dedicado a Santa Clara,

con su rica portada que da acceso al templo gótico

de finales del siglo XIV.

Junto a él...

la ermita de San Lázaro

que fue en su origen un hospital para leprosos.

Este templo,

de estilo ojival primitivo es la iglesia de San Miguel.

Fue construido en el siglo XII,

y su torre tardorrománica,

es uno de los iconos más representativos de la ciudad.

Bueno, según la tradición,

Rodrigo Díaz de Vivar, El Cid,

desposó aquí a doña Jimena.

Y posiblemente, la boda, los banquetes se celebraron aquí,

a las orillas del río Carrión.

Hoy es un parque maravilloso.

Muy cerca del edificio del seminario

encontramos la iglesia de Nuestra Señora de la Calle,

templo del siglo XVI,

declarado monumento nacional en 1982.

La iglesia, anteriormente de San Lorenzo,

está hoy dedicada...

a la Virgen de la Calle, patrona de la ciudad.

En la plaza de la Inmaculada,

situada en el barrio antiguo de la ciudad,

donde todavía resuena el eco de la Palencia medieval,

se alza la catedral.

La bella desconocida,

como se ha dado en llamar a esta fantástica catedral gótica,

está dedicada al patrón de la ciudad, San Antolín,

cuya efemérides se celebra el día 2 de septiembre.

En este mismo lugar hubo antes una iglesia románica,

y antes aún, una visigoda.

Su aspecto externo es austero.

A pesar de los pináculos,

las balaustradas,

y las gárgolas, que la adornan.

En esta fachada meridional

encontramos flanqueando la torre dos puertas.

Aquella se la conoce como la de los príncipes,

pues según la tradición, en 1388

entró por ella el príncipe Enrique el Doliente,

que luego sería el rey de Castilla

para casarse siendo aún niño, con Catalina de Lancaster

Y la del obispo,

adornada con blasones y esculturas

de profetas, santos y apóstoles.

Y la puerta de San Juan o de los reyes,

en el lado septentrional.

San Antolín es una de las catedrales más grandes de España.

Tiene planta de cruz latina

y tres naves con bóvedas estrelladas,

trazadas según el modelo de la de Burgos.

Esta grandiosa catedral gótica

está compuesta por siete capillas absidales

que configuran su amplia y elegante girola.

La luz, en este espacio de dimensiones poco frecuentes

en templos de la misma época,

penetra a través de sus ventanales calados

y las vidrieras policromadas.

La capilla mayor alberga un retablo plateresco

con tallas de Felipe Vigarny,

tablas de Juan de Flandes,

y un Calvario de Juan de Valmaseda.

En la capilla del Sagrario se conservan los restos de doña Urraca;

segunda hija de Alfonso VII y reina de Navarra.

El retablo de la capilla de San Cosme y San Damián

muestra representado este peculiar milagro de los santos médicos

en el que a un hombre blanco

le han trasplantado la pierna de un hombre negro.

En la misma capilla,

frente al púlpito renacentista,

una escalera plateresca nos da acceso

a la cueva de San Antolín;

una cripta que muestra los restos de los templos

sobre los que se erigió la actual catedral.

La sala capitular y el claustro

forman el museo catedralicio

donde se expone, entre otras obras,

este San Sebastián, de El Greco.

Conocido como La Casa de El Cordón,

este edificio renacentista del siglo XVI

ha sido rehabilitado para albergar el museo arqueológico de Palencia.

Haciendo un gran alarde

de uso de la arquitectura contemporánea,

Luis Arranz, en los años 80

prepara este extraordinario edificio

a base de hormigón y cristal

en torno a una rotonda que inunda de luz cenital

el resto del espacio museístico.

Está concebido en tres plantas.

El sótano dedicado a la Prehistoria,

la planta baja dedicada a la romanización,

y la planta primera a la Edad Media.

El gran momento de la protehistoria

en la provincia de Palencia

está representado por el mundo vacceo

y que tiene en Palencia una de sus ciudades más importantes:

la antigua Pallantia.

Del tesoro, tenemos aquí prácticamente al completo

el que se llama tesoro de las filipenses,

por haber aparecido durante la obra

de este colegio de la ciudad de Palencia.

Pero además de las joyas de oro y plata,

la necrópolis de palenzuela

ha proporcionado también una serie de ajuares cerámicos

que se ponían como ofrendas

en las tumbas de los difuntos,

por no emplear las que todavía tenían un uso en la vida práctica,

en la vida diaria.

Pasamos a continuación, al mundo riquísimo romano

en la provincia de Palencia

con algunas de las mejores colecciones, por ejemplo, de vidrios

y alcanza su apogeo con este par de bustos de mármol

aparecidos en una villa romana en Becerril de Campos.

El que estaba manejando la máquina se dio cuenta de que aparecían

dos esculturas que recogió y que se llevó con él.

Son dos bustos maravillosos de un hombre y una mujer

del siglo II después de C. de la época de Antonino

y dentro del mundo romano

una joya extraordinaria del museo

es el mosaico de Océano y las Nereidas;

representa en el centro a la cabeza de Océanos con las barbas de algas,

en la cabeza lleva pinzas de patas de cangrejos

y tiene además, un valor apotropaico.

Es decir, de defensa frente al mal de ojo.

Y por otra parte, propicia la riqueza y defiende frente a la desgracia.

Hay otras piezas como por ejemplo los sarcófagos

que vienen de la desamortización de alguna serie de monasterios

en los que se efigia la muerte de un caballero,

y se ve alrededor cómo las familias están llorándole,

cómo se celebran los funerales,

y como al final el alma del caballero acaba despidiéndose del cuerpo.

Hay otros sarcófagos en la misma planta como este

procedente de Santa María de Bedebibre

también con escena de la muerte de un noble

o este medieval, con una escena de lucha

entre caballeros de Santa María de la Vega,

ambos del siglo XIII.

La riqueza arquitectónica y artística de Palencia

es inagotable.

Pero tenemos que continuar nuestro viaje

en busca de las aguas del Canal.

Que nos llevan a Villamuriel.

A lo lejos, desde el camino de sirga

ya divisamos la torre y el cimborrio de su iglesia

de Santa María la mayor

cuya construcción medieval comenzó a finales del siglo XII.

El Canal está integrado en el casco urbano.

Nos detenemos ante la esclusa 33 y la fábrica de harinas

antes de degustar la típica gastronomía palentina.

Hoy, ¿qué hemos comido aquí? que sabía también.

Muchas gracias.

Ha sido un placer recibiros.

Bueno, yo creo que habéis degustado platos muy típicos de...

de la zona de Tierra de Campos,

de Castilla y más concreto de Palencia.

No ha podido faltar la famosa menestra.

Menestra la de Palencia.

Y hago un inciso: la de Palencia.

La menestra palentina si que tiene fama.

Es una menestra hecha con mucho cariño,

muy despacito, sobre todo.

Se guisa verdura por verdura, por separado,

se reboza, se guisa cada una por separado.

La menestra está en casi todos los restaurantes de Palencia,

pero cada uno le da un puntito especial a ese plato.

Sí, si es cierto.

Cada maestrillo tiene su librillo,

pero es cierto que la menestra se abre a muchos tipos de cocineros.

Cada uno tiene su detalle.

De la vuestra doy fe de que está exquisita.

Luego, habéis degustado también el lechazo.

El lechazo churro es el rey de la gastronomía castellana

y más concreto de zona de Tierra de Campos.

El lechazo churro es una raza exclusiva de esta zona

y la verdad es que nos preciamos de hacerlo

como muy poca gente lo sabe hacer

que es en horno de leña,

con agua y con sal, nada más.

Un horno de leña espectacular que tenemos arriba

en el que con su tiempo debido,

con su buena leña de encina

y con su buena mano de asador

sale un buen producto.

No se lo pierdan, por favor.

Es una delicia.

Y de postre...

hemos comido una tarta de manzana especial.

Es un postre casero,

lo elaboramos aquí,

como todos los postres nuestros

y la base es la manzana.

Una manzana golden

que se deja pochar bien tranquilita

y luego, con un hojaldre casero se rellena y se mete al horno,

para emplatar con un poquito chocolate caliente,

un cordoncito de caramelo líquido,

y a degustar.

Continuamos aguas abajo por el camino de sirga

Estamos en el Soto de Albures.

Ante el impresionante salto de las esclusas 34, 35 y 36.

La 34 fue construida en 1804 y es por tanto de forma oval.

Pero las obras se detuvieron

y no se reanudaron hasta 1831

en que una empresa privada

construyó la 35 y la 36 ya de forma rectangular.

Cuando el canal perdió su condición de navegable,

las compuertas fueron sustituidas por alzas fijas de cemento.

Soto Alburez ofrece al viajero este privilegiado lugar

para el descanso y para reponer fuerzas

en la parte alta de las esclusas.

Junto a la que fue la casa del encargado.

Nos desviamos ligeramente de la ribera del Canal

para visitar Baños de Cerrato.

Aquí, situada en un paraje llano de la vega del río Pisuerga,

aún permanece en pie la basílica de San Juan de Baños.

Joya visigótica mandada construir por Recesvinto en el año 611.

Restaurada y modificada en varias ocasiones

es el edificio más significativo de la arquitectura religiosa

del reino de los visigodos.

En el interior,

ocho capiteles corintios sobre columnas de mármol

soportan los arcos de separación de las naves.

Seis de ellos están esculpidos según la tradición romana corintia.

El presbiterio es de época visigoda

aunque la cubierta a dos aguas y el muro que la sostiene

han sido levantados posteriormente.

Se dice que las aguas de ésta fuente

situada muy cerca de la basílica

y conocida como de Recesvinto,

devolvieron la salud al monarca,

aunque del manantial conocido de tiempos remotos

siempre brotaron aguas saludables.

Camino de Dueñas y a escasos cinco kilómetros

encontramos el monasterio de San Isidro,

también conocido como La Trapa.

Pues desde 1891 está habitado por monjes trapenses.

El monasterio conserva de su pasado medieval

parte de la fachada principal de su iglesia monacal

de origen románico, del siglo XI.

Regresamos al Canal,

y ya en Dueñas, rodeada de buena arboleda

y junto a La Estrella de Castilla,

una harinera clásica de cinco pisos

encontramos la esclusa 37.

Otro lugar ideal para el descanso.

Declarada conjunto histórico artístico en 1967,

Dueñas es un municipio de origen vacceo.

Durante la Edad Media,

Dueñas destacó como enclave artesano y monacal.

En uno de sus palacios, el de los condes de Buendía

residieron los que más tarde se convirtieron en los reyes Católicos

y en este mismo lugar,

el rey Fernando contrajo matrimonio

con Germana de Foix, su sobrina.

Su iglesia románico-gótica

conserva dos ábsides de los tres originales que tuvo.

Al castillo de Dueñas se lo llevó el viento,

bueno el viento y las obras de la construcción del Canal

y de las bodegas y de otros edificios;

quiero decir, que se llevaron las piezas del castillo

pues para hacer otras cosillas.

Bueno, un trasplante, ¿no?

Y de la antigua muralla que protegía la villa

sólo se conserva este torreón

conocido como 'Ojo de la Virgen'

porque arriba en el torreón

está instalada la capilla de la Virgen de los Remedios

y Onecha

que es la patrona de las fiestas de la villa.

La provincia de Valladolid es conocida en todo el mundo

por sus famosos vinos.

Una de sus cinco denominaciones de origen, la de Cigales,

se encuentra en estas tierras.

Los viñedos en Dueñas nos hablan de bodegas centenarias,

una vocación, que en muchos casos,

se va transmitiendo de padres a hijos.

Del agua que nos da la vida

al vino que nos ayuda a disfrutarla.

Este es el lagar antiguo de 1887.

¿Y estas vigas?

Esta es la forma de prensado antiguo

Por allí se descargaba la uva por las ventanas,

y todo este espacio se llenaba de uva.

Ahí se ponían unos tablones

y aquí, a medida que la piedra se quedaba suspendida en el aire

gracias a este husillo, que es como un tornillo,

Lo que hacía era bajar la viga en el otro extremo.

De esa forma se iba prensando.

O sea, que esa piedra enorme.

Sí, se iba moviendo...

y por ahí bajaba...

Sí, así era como iban prensando y bajaba el mosto por gravedad

al resto de la bodega.

Para mí esto siempre es... la cámara mágica.

Aquí es donde el vino duerme tranquilo.

Reposa, mejora.

Se hace mayorcito.

Desde cuando datan estas cuevas.

Pues seguramente de origen medieval.

Aunque que pertenezcan a la familia, pues que sepamos, desde 1736.

Y ahora, contigo de la mano estas bodegas

tendrán otra actividad más moderna, ¿hay innovaciones?

Pues a mí me gusta respetar el carácter tradicional,

pero quizá como aportación,

pues en la elaboración de vinos tintos que antes no se hacían

porque sólo se elaboraba el vino rosado.

en frotopos del tipo de bodega de la Denominación de Origen

y en los vinos tintos, sobre todo,

para aprovechar nuestros viñedos más viejos.

¿Ha triunfado el tiento igual que el clarete?

Sí, está triunfando.

Nos acercamos a Valladolid

es nuestro recorrido por el histórico Canal.

Esta es la esclusa 38.

Al fondo todavía se divisa la esclusa 37.

Y a partir de aquí,

el Canal trascurre prácticamente en paralelo,

donde el río Pisuerga.

Pero... pasa esta carretera por aquí

y contamina el ruido del agua.

Yo preferiría escuchar solamente el ruido del agua

sin que se metiera por medio los coches, los camiones,

seguir este bucólico paseo por estas aguas.

A ocho kilómetros de Dueñas nos encontramos la esclusa número 39

Desde aquí, a través del puente que cruza la carretera

llegaremos a Trigueros del Valle.

El castillo de Trigueros, ahora en ruinas

fue baluarte de los señores Robles y Guevara.

Fue capturado por el ejército de Antonio Acuña,

obispo de Zamora

y líder de una milicia insurgente formada por sacerdotes exaltados

en pro de la causa popular

durante la guerra de las comunidades de Castilla.

En el recorrido de Palencia a Valladolid,

el Canal sigue transcurriendo paralelo a la carretera.

Es el tramo más urbano.

Y a ambos lados se levantan un buen número de fábricas

casas rurales y hospederías

con una amplia oferta turística

basada fundamentalmente en la cultura del vino.

Nos han hablado del sueño del general

y pasado Trigueros,

en Valoria la Buena,

nos interesamos por ese sueño.

El general era mi tío abuelo.

Él soñó que un día aquí habría algo

un modesto restaurante, un hotel,

y mira, treinta años después, de que él comprara la casa,

y cien años después de que la comprara mi bisabuelo,

pues abrió las puertas la hospedería.

Lo más importante que tiene es su historia.

Empezó en el siglo X,

después sobre esa hospedería

se construyó un castillo calatravo fundado por templarios,

que estuvieron aquí hasta el siglo XV.

Y ya a finales del XVII,

unas décadas antes de que se construyera el Canal,

se hizo la penúltima transformación

transformando este castillo en un precioso palacio

con tres escudos blasonados

que es muy parecido a la fisonomía actual

Tratamos de resaltar

aquí a unos pocos metros del Canal

todos los productos de la zona.

Toda nuestra idea es que ese arte, esa cultura, esa gastronomía,

tenga el hilo conductor del vino.

Muy cerca ya de Valladolid,

nos sorprende este leguario, a un lado de la sirga,

que nos marca la distancia que falta para llegar,

pero...

a Medina de Rioseco.

Curiosamente, final del Ramal de Campos.

Y no del que ahora nos encontramos.

Seguro que encontraremos la explicación.

La esclusa número 40 también de planta rectangular,

construida entre 1831 y 1836,

convive con la restaurada Casa del Esclusero

y con estas ruinas de lo que un día fuera una harinera

cuya fachada, aún se mantiene en pie.

Los altos cortados y el páramo de Almilarejos

término municipal al que pertenece,

nos llevan al puente de Palazuelos.

Dejando a un lado este monasterio cisterciense de estilo románico,

llegamos a Cabezón del Pisuerga.

Aquí apareció en 1880 un caballero francés,

Claudio Napoleón Boffard,

que con ese nombre, pues no podía por menos que hacer algo importante.

Claudio Napoleón Boffard vino por España

en el año 1880, en el siglo XIX

y fundó la primera industria quesera en España.

Y durante muchos años, durante los 80 del siglo XIX,

pues Boffard fue el único fabricante de quesos a nivel industrial.

Este escudo llama mucho la atención, esto es un escudo real.

Sí, este es el escudo real de Alfonso XII.

Un par de años después de llegar a España

solicitó al rey Alfonso XII

el título de proveedor de la casa real.

Porque hasta ese momento todavía existía

el título de proveedor de la casa real.

¿Cómo llegamos a este queso de oveja?

Pues mira, a raíz de la Guerra Civil española

y la época de posguerra

se prohibió fabricar quesos con leche de vaca.

Nosotros decidimos venir a esta zona del Canal de Castilla

al lado de Valladolid,

y elaborar un queso con leche de oveja,

porque esta zona es una zona de ganadería de oveja.

Nueve kilómetros más adelante la esclusa 41.

Su molino rectangular que previamente fue serrería

de estructura de madera, cerrado con sillares de piedra,

aún se conserva en buen estado.

Y ya, en Valladolid, ajardinada la 42.

La esclusa 42 es la última del Ramal del Sur.

Y por tanto, es la última que visitaremos

en nuestro viaje por el Canal.

Su estructura de piedra

es la única que conserva las antiguas compuertas de hierro.

El edificio pertenece

a la Confederación Hidrográfica del Duero.

Desde allí, se centraliza

toda la información sobre el Canal.

En su momento cuando se hizo por primera vez,

cuando se hizo el canal,

fue una fábrica de harinas,

luego fue una fábrica de luz en el lago del Canal

que daba energía eléctrica para los talleres del Canal.

Y ahora por fin,

en esta última rehabilitación que hemos hecho

alberga el centro de control de cuenca,

de toda la cuenca del Duero.

Felipe II encomendó la construcción de la plaza Mayor de Valladolid

al arquitecto Juan de Salamanca.

Valladolid fue capital del Reino

y sede de las Cortes Generales

hasta que la Corte se trasladó a Madrid en 1560.

Aquí se casaron los Reyes Católicos,

nació Felipe II,

murió Cristóbal Colón,

aquí vivió y escribió parte de su obra 'El Quijote'

Miguel de Cervantes,

y de aquí sale un Francisco Umbral

y mi querido don Miguel Delibes

maestro indiscutible de la lengua castellana.

Y, precisamente en esta plaza y en sus calles

sitúa la acción de su novela 'El hereje'.

Y en el salón de actos de este Ayuntamiento,

la ciudad de Valladolid,

le otorgó su último homenaje

de respeto y admiración

y de gran cariño.

Y entre ese Ayuntamiento y el histórico teatro Zorrilla,

magníficamente remodelado,

uno de los más bonitos de España;

por lo menos a mí es uno de los que más me gusta,

la estatua, del fundador de la ciudad,

el conde Ansúrez,

a quien el rey Alfonso VI le otorgó la pequeña aldea

que entonces era Valladolid.

No muy lejos de la plaza Mayor,

este magnífico edificio

uno de los más antiguos de la ciudad

alberga la sede central de la universidad.

A mi espalda, el palacio de Santa Cruz

mandado levantar por el cardenal Mendoza,

el tercer rey.

Ya sabemos: primero Isabel, luego Fernando

y tercero el cardenal Mendoza.

Que lo concibe como un colegio mayor

donde iban a estudiar y residir estudiantes pobres

pero dotados de talento.

Estos eran seleccionados con rigurosas pruebas de exámenes

pero aquí funcionó este colegio mayor, fue un ejemplo.

Se inauguró en 1491.

Y es el primer edificio español,

con elementos renacentistas.

Estos balcones que se ven ahora, claro, no son de entonces;

Esto ya es obra del arquitecto, Ventura Rodríguez.

En la portada, sobre el balcón principal

se hallan el escudo de los Reyes Católicos

y el de la familia fundadora: Mendoza y Figueroa.

La estantería barroca de su biblioteca atesora

obras impresas desde el siglo XV

y algunas excepcionalmente notables como:

el Beato miniado por Beco

un códice fechado en el año 970.

Antes de abandonar el colegio visitamos en la capilla

situada en la planta baja,

este Cristo de la Luz

de Gregorio Fernández,

fechado en 1621.

En la plaza de la Universidad

se alza el edificio de la primitiva universidad de Valladolid

con su preciosa fachada barroca.

Se levantó en el siglo XVIII

y su decoración,

que abunda en símbolos y alegorías académicas

es obra de la familia Tomé.

En el centro, el escudo de la universidad

con el árbol de la ciencia y la tiara,

emblema de su carácter pontificio.

A dos pasos de la antigua universidad

encontramos la catedral de Nuestra Señora de la Asunción,

también sede episcopal de la archidiócesis.

La catedral de Valladolid fue encargada por Felipe II,

en 1572

el arquitecto elegido para realizar el proyecto

fue Juan de Herrera

quien inició las obras en 1582.

Sus tres naves permiten calibrar

la ambición y maestría de Herrera

pero, la lentitud en las obras

y la falta de recursos materiales

frustraron el plan inicial.

Y la catedral quedó inconclusa.

Tal y como hoy la conocemos.

La realización de este retablo

considerado una de las grandes obras de Juan de Juni

estuvo detenida durante cuatro años

debido al pleito que interpuso contra él

el escultor Francisco Giralte.

Dedicado a Santa María,

presenta escenas de la virgen y de Cristo.

El museo diocesano y catedralicio,

inaugurado en 1965,

se encuentra en el interior de la catedral.

Alberga más de 450 piezas.

Entre ellas,

'El llanto sobre el Cristo muerto' de Francisco de la Maza.

'La custodia' de Juan de Arce.

y este 'Ecce homo' de Gregorio Fernández.

Pieza significativas dentro del arte Barroco español

De la plaza de Zorrilla parte Campo Grande.

Un bellísimo parque del centro de la ciudad,

trata del siglo XIX,

y está dotado de estanque,

con su patitos, tortugas, pececitos;

y luego tiene rincones románticos, para qué contarles... muchísimos

porque todo el jardín da la sensación de selva umbría;

son grandiosos los árboles que aquí hay.

Meterse en un rinconcito de esos

y cuando menos se lo espera aparece un pavo real

despliega todo su plumaje y uno queda deslumbrado.

¿Cómo puede hacer la naturaleza una cosa así?

Parece que está hecho de diseño ¿no?

La naturaleza ella solita, Shuuu, el plumaje de un pavo real.

Campo Grande,

rincones románticos,

bancos para sentarse...

y pensar.

Antes de visitar el museo nacional Colegio de San Gregorio,

pasamos por la Casa del Sol.

Un edificio construido en la primera mitad del siglo XVI

y que posee una bella portada plateresca

rematada por el escudo nobiliario del conde de Gondimar,

bajo un sol de cara redonda.

Y muy cerca de la Casa del Sol

está el Colegio de San Gregorio.

Un magnífico ejemplo de gótico hispano-flamenco.

Fue construido entre los años 1484 y 1496

a instancias de fray Alonso de Burgos,

confesor de Isabel la Católica.

Se dedicó este hermosísimo palacio

a la enseñanza de la teología.

Y en el estudio de estas disciplinas se mantuvo

hasta la desamortización en el siglo XIX.

Esta hermosa escalera renacentista

da acceso al primer piso

del bellísimo patio.

Formado por un claustro de planta cuadrada,

representa una de las joyas de estilo hispano-flamenco.

En la escalera vemos el escudo de fray Alonso de Burgos

con la flor de Lys símbolo de la pureza

y el techo muestra un magnífico artesonado mudéjar del siglo XVI.

Las arquerías del piso superior

están decoradas mediante calados pretiles de tracería gótica

y cortinas que reabrirse

originan arcos entre los que juguetean niños.

'El santo entierro'

fue encargado por fray Antonio de Guevara,

ilustre franciscano cronista de Carlos V

y obispo de Mondoñedo,

a Juan de Juni.

Que consigue una obra

de marcado carácter teatral.

Si se fijan ustedes,

todas esas figuras en movimiento,

nos están indicando una acción teatral

con la figura central de Cristo yacente,

una figura realmente colosal.

El conjunto se destinó

a la capilla funeraria que fray Antonio

tenía en el desaparecido convento de San Francisco, de Valladolid.

después de la desamortización

pasó a conservarse aquí.

Y pasamos...

a la sillería de San Benito el Real.

Los Reyes Católicos

impulsaron una reforma de la orden benedictina

y a tal fin se crea una congregación

que reúne a las casas más importantes de Castilla y Aragón.

Siendo su sede central,

el convento de San Benito el Real, de Valladolid

Para celebrar las reuniones a capítulo

se decide hacer una sillería,

para costear esa sillería era un proyecto caro,

se decide que cada monasterio se costease su propio sitial,

desde Nájera dirige todo el montaje de esta sillería

y se logra este conjunto,

que nos deja realmente asombrados, ¿no?

¡Que belleza tan grande!

Podemos observar cómo en la parte de arriba está el escudo

que representa al monasterio,

la advocación bajo la que está puesta ese monasterio,

el nombre del abad que se sienta en ese sitial

y sólo hay una nota que se distingue de las demás.

Y es el sitial, del fondo, policromado,

que es el que corresponde

al abad de San Benito el Real de Valladolid como autoridad.

Realmente es que...

muchas palabras no hay,

decir, que es un asombro, una joya,

Nos trasladamos a la Dársena

integrada por completo en el casco urbano.

Esta Dársena tuvo una apabullante actividad comercial

con el trasiego de barcazas,

cargando cereales, mantas, pieles, o harinas.

Esta casa que vemos aquí era el almacén

donde se realizaban esas cargas y descargas.

Todavía vemos las argollas, donde se amarraban las barcazas.

Le falta una pérgola que ha desaparecido con el tiempo.

Eso cubría un poquito a las barcas para protegerlas del sol.

Mas allá, vemos todavía, algunas de las grúas que se utilizaban.

Aquí, en el puerto del Canal

que más lejos está del ansiado mar santanderino

existían también talleres y un astillero

para la reparación de las barcazas.

Bueno, pues este es el último enclave

del Canal del Sur.

Hemos llegado al final de nuestro viaje

por la Ruta del Canal de Castilla.

A lo largo de sus más de 300 kilómetros hemos atravesado

cerca de 50 pueblos,

distribuidos en tres provincias diferentes:

Palencia, Burgos y Valladolid

y desde luego,

nos hemos empapado de cultura castellana

a través de un viaje apasionante

por la historia,

el arte, y la naturaleza

que ha colmado sobradamente nuestras expectativas.

Subtitulación realizada por: María Sánchez Grano de Oro.

El Canal de Castilla - Capítulo 4

51:41 07 may 2017

Durante el Ramal del sur, viajaremos desde "El Serrón hasta Valladolid" donde concluiremos el acercamiento al recorrido del Canal de Castilla que hoy ha sido recuperado como uso turístico.

Histórico de emisiones:
28/09/2012
14/05/2013
04/01/2015
09/05/2015
05/01/2017

Durante el Ramal del sur, viajaremos desde "El Serrón hasta Valladolid" donde concluiremos el acercamiento al recorrido del Canal de Castilla que hoy ha sido recuperado como uso turístico.

Histórico de emisiones:
28/09/2012
14/05/2013
04/01/2015
09/05/2015
05/01/2017

ver más sobre "El Canal de Castilla - Capítulo 4" ver menos sobre "El Canal de Castilla - Capítulo 4"

Los últimos 4 documentales de El Canal de Castilla

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Capítulo 4

    Capítulo 4

    51:41 07 may 2017

    51:41 07 may 2017 Durante el Ramal del sur, viajaremos desde "El Serrón hasta Valladolid" donde concluiremos el acercamiento al recorrido del Canal de Castilla que hoy ha sido recuperado como uso turístico. Histórico de emisiones: 28/09/2012 14/05/2013 04/01/2015 09/05/2015 05/01/2017

  • Capítulo 3

    Capítulo 3

    55:13 30 abr 2017

    55:13 30 abr 2017 Abordaremos en esta ruta por el Canal de Castilla el ramal de la zona centro-oeste de Castilla y León desde Campos de Calahorra de Ribasa a Medina de Rioseco. Histórico de emisiones: 27/09/2012 10/05/2013 03/01/2015 02/05/2015 04/01/2017

  • Capítulo 2

    Capítulo 2

    57:08 23 abr 2017

    57:08 23 abr 2017 En este capítulo de la ruta por el ramal de norte, iremos desde Alar del Rey a Calahorra de Ribas. El aprovechamiento industrial del canal fue muy importante; a lo largo del recorrido se estableció una fábrica de curtidos a la inglesa de gran influencia. Fromista estará presente en nuestro camino. Histórico de emisiones: 26/09/2012 09/05/2013 28/12/2014 25/04/2015 03/01/2017

  • Capítulo 1

    Capítulo 1

    52:03 16 abr 2017

    52:03 16 abr 2017 El primer capítulo de la serie incluye la preparación de todos los supuestos que incluía el proyecto del Canal de Castilla, en lo relativo a todos sus ramales, incluido el aprovechamiento de uso industrial que de él se hizo en su momento, incluidos los inicios de las obras en Calahorra de Ribas. Histórico de emisiones: 25/09/2012 08/05/2013 27/12/2014 18/04/2015 02/01/2017

Mostrando 1 de 1