Los bosques han tenido un papel fundamental en el desarrollo de la historia natural, social y económica de España, desde los tiempos más remotos hasta la actualidad. Esta serie documental quiere concienciar a la opinión pública de la importancia de estos ecosistemas.

Serie emitida en "La aventura del saber".

3820262 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
El bosque protector - Bosques de la guerra - ver ahora
Transcripción completa

La tranquilidad de estos bosques no da idea

del terrible infierno bélico que se desató en este lugar

hace aproximadamente un siglo.

(Música)

Ubicada en el norte de Francia, en la región de Lorena,

Verdún fue el escenario de una de las batallas más encarnizadas

de la I Guerra Mundial.

(Música)

Entre el 21 de febrero y el 19 de diciembre de 1916

los ejércitos francés y alemán se enfrentaron en una lucha sin cuartel

que puso de manifiesto el poder destructivo de la guerra industrial.

(Música)

Tan solo el primer día de la batalla,

se calcula que en 1400 piezas de artillería

dispararon un millón de obuses

que se podían oír a 100 kilómetros de distancia.

(Música)

La batalla se saldó con 260 000 muertos

y medio millón de heridos.

(Música)

Algunos miles de ellos descansan en los pies de este monumento.

Otros, sepultados para siempre por el fango del campo de la batalla,

yacen bajo las raíces de los árboles,

junto a toneladas de munición y chatarra militar.

(Música)

Tampoco se salvaron edificios históricos,

como la colegiata del siglo IX de Saint Germain,

situada en Montfaucon de Argonne, que quedó prácticamente destruida.

Sus paredes guardan las cicatrices indelebles de la guerra.

Los bosques del norte de Francia son un buen ejemplo

de los efectos de la garra sobre el paisaje,

pero también de la capacidad de recuperación de la naturaleza.

Desde Francia a Vietnam, pasando por Liberia e Irak,

en este capítulo mostraremos los efectos

de los conflictos bélicos en el medio ambiente, en general,

y en los bosques en particular.

Nos adentramos en los bosques de la guerra.

El 28 de julio de 1914, un mes después del asesinato

del archiduque Francisco Fernando de Austria

y la crisis de Sarajevo,

la declaración de guerra de Austria-Hungría a Serbia

pone en marcha el juego de alianzas,

que daría lugar a la I Guerra Mundial.

(Explosiones)

En agosto de 1914, Alemania invade Francia,

esperando vencer en poco tiempo.

Sin embargo, a partir de 1915,

las operaciones bélicas del frente occidental se estancan.

(Cañonazos)

Los combatientes se atrincheran para defender sus posiciones,

y refugiarse del mortífero fuego de artillería.

El resultado fue la construcción de una inmensa red

de trincheras y refugios, desde el mar del Norte, hasta Suiza.

Los soldados comenzaron a vivir y luchar en estos húmedos agujeros,

infestados de ratas, al tiempo que cada uno de los bandos

intentaba encontrar la manera de sobrepasar las líneas enemigas.

La construcción y mantenimiento de esta enorme red de fortificaciones,

requería de ingentes cantidades de madera.

Mientras el Ejército francés reforzaba las trincheras

a bases de postes y madera entrelazada,

los alemanes utilizaban hormigón, con el consiguiente gasto de madera

para los encofrados.

(Música)

Los bosques próximos a las zonas de combate

fueron intensamente explotados por ambos ejércitos.

La falta de mano de obra para los trabajos forestales

se tornó en un serio problema.

(Música)

Para aprovisionar a los Ejércitos se usaron brigadas de prisioneros,

y se importaron trabajadores de diversas nacionalidades,

como Canadá, o Portugal.

(Música)

En las zonas del frente occidental,

donde los combates fueron más intensos,

las ciudades y el paisaje quedaron completamente arrasados.

(Música)

La línea del frente se convirtió en un inmenso lodazal,

sembrado de cadáveres, restos de maquinaria, minas,

y toneladas de restos de munición sin explotar.

(Música)

Los productos tóxicos de los obuses, y el plomo de la munición

envenenaron el agua y el suelo.

Tras la Guerra, el Gobierno francés expropió las fincas,

y dividió el terreno en zonas clasificadas

según la gravedad de la devastación.

Las zonas más afectadas quedaron dentro de lo que se llamó Zona Roja.

Se trataba de un territorio de unas 100 000 hectáreas,

repartido por varios departamentos, donde se evacuó a la población,

y se prohibieron las actividades agrícolas,

a causa de la gran cantidad de explosivos y munición química

que había quedado dispersa por un suelo muy contaminado.

(Música)

La dificultad de remover de manera efectiva la munición sin explotar,

hizo que se optase por crear un bosque artificial,

que cubriese los antiguos campos de batalla.

En 1923, el Estado confía a la Administración Forestal

la gestión de las zonas expropiadas.

En ocho años, se plantaron 36 millones de árboles:

un 60 % de coníferas, y un 40 % de frondosas.

Aunque el uso del suelo en esta zona era eminentemente agrícola,

tras más de 80 años de repoblaciones y selvicultura,

hoy los bosques tapizan el antiguo frente de la I Guerra Mundial.

(Música)

Por toda la zona podemos ver las cicatrices de la batalla.

(Música)

Quizás una de las más llamativas sean los grandes cráteres

dejados por las explosiones controladas realizadas

por los Ejércitos francés y británico sobre el alemán.

(Música)

Tras varios meses excavando larguísimas galerías,

se ubicaban hasta 60 toneladas de dinamita

bajo la vertical de las posiciones alemanas.

(Música)

La detonación producía el hundimiento del terreno,

y con él, el enterramiento de hombres y maquinaria militar.

(Explosión)

Las fotografías aéreas de la zona nos muestran los cráteres

de más de 50 m de diámetro, rodeados por un bosque

que parece no desear colonizarlos, aunque se trata de una decisión

de la Organización Nacional de Bosques de Francia,

que los mantiene sin vegetación en memoria de los combatientes.

(Música)

Los cementerios de los caídos en combate, rodeados por el bosque,

nos recuerdan el siniestro origen de esta espesura.

(Música)

Aunque ya se permite la selvicultura y la caza,

aún hoy los hongos y la vegetación presentan cantidades de arsénico

10 000 veces superiores a las normales.

Probablemente, pasarán varios siglos hasta que sean eliminados

de manera natural los metales pesados, cobre, plomo, zinc,

y sobre todo, el arsénico y el perclorato de amonio,

utilizados en los detonadores de los obuses,

y para que los acuíferos y el suelo vuelvan a ser seguros.

Otros materiales no degradables, como el mercurio,

seguirán contaminando más tiempo, probablemente, para siempre.

(Música)

Muchos de los que lucharon en la I Guerra Mundial,

creyeron que iba a ser la última de todas las guerras,

pero 20 años después, la catástrofe volvió a asolar Europa,

generando más de 50 millones de muertos.

(Música)

(Explosión)

El uso de armas atómicas en Hiroshima y Nagasaki,

borró a miles de civiles del mapa en un instante,

con sus consiguientes secuelas.

El mundo que surgió tras la paz

quedó dividido en dos bloques geopolíticos enfrentados,

y armados con arsenales atómicos.

(Música)

Las luchas de emancipación de las colonias, y la Guerra Fría,

multiplicaron el número de conflictos en lugares boscosos

de Asia, África y Latinoamérica.

(Música)

La guerra de Vietnam

fue el conflicto más característico de este período.

(Helicópteros)

En esta guerra el bosque jugó un papel esencial,

ya que daba cobertura a la guerrilla.

(Música)

El napalm hizo arder la jungla, y miles de toneladas de bombas

arrasaron pueblos y ciudades.

(Música)

Para eliminar la protección de la vegetación, y destruir

los cultivos que daban sustento a los combatientes enemigos,

el Ejército americano roció las selvas de Vietnam, Laos y Camboya

durante 10 años con unos 80 millones de litros de pesticidas.

El más utilizado fue el conocido como agente naranja,

una mezcla de dos herbicidas hormonales,

uno de los cuales estaba contaminado,

con un compuesto de dioxina extremadamente tóxico.

Años después, se ha comprobado su carácter carcinógeno,

asociado a sarcomas, enfermedad de Hodgkin,

leucemia y enfermedades hereditarias,

que no solo ha padecido la población local,

sino los propios soldados americanos que manipularon el herbicida.

Según el Gobierno vietnamita, el 20 % de la superficie forestal,

unos dos millones de personas, y 30 000 localidades,

pudieron verse afectadas por los efectos de los productos químicos

arrojados sobre el país.

(Música)

Muchos bosques y campos fueron arrasados,

y la población rural, privada de sustento,

fue obligada a migrar a las ciudades.

(Música)

A la destrucción causada por la guerra,

se le sumó una intensa explotación del bosque,

asociada al posterior desarrollo económico del país,

que castigó duramente los ricos bosques primarios vietnamitas.

El Gobierno vietnamita ha tenido mucho empeño

en borrar esas huellas trágicas de la guerra.

En las áreas de manglar del Mekong, por ejemplo,

se ha conseguido relativamente bien, aunque el mangle ha sido sustituido

por palmera acuática, pero en estos bosques del interior, de montaña,

la cosa ha sido mucho más difícil.

Cuando empezaron a plantar árboles de los que componían el bosque inicial,

se dieron cuenta de que aquello no podía crecer,

bajo el inclemente sol del trópico, esos árboles jóvenes se quemaban.

Son árboles que en condiciones normales

solo se reproducen a la sombra de árboles mayores.

Después de probar varios años, se decidió introducir

árboles de otras zonas tropicales, de crecimiento rápido y heliófilos,

amantes del sol, básicamente acacias, eucaliptos,

u otros árboles de este estilo, y una vez que se consiguió

esa cubierta de árboles que sí son capaces de soportar esas condiciones,

al tiempo se estaba trabajando en la eliminación de las hierbas invasoras,

a la sombra de las acacias, de los eucaliptos,

empezó a plantarse arbolado autóctono.

Un arbolado autóctono que poco a poco, ahora sí, ha empezado a crecer,

e incluso se ha ido observando cómo en los últimos años

está recuperándose la avifauna, están llegando animales

que demuestran que el bosque empieza a recuperar

sus funciones ambientales, aunque hay un daño irreversible,

el bosque está lleno de ratas, de roedores, urbanos,

que demuestran una degradación de todo el conjunto,

y hay un buen número de especies que han desaparecido,

probablemente de forma irreversible.

Aunque después de la Guerra Fría

el número de conflictos tendió a disminuir,

muchos de ellos se enquistaron, y se hicieron endémicos.

(Música)

Una de las consecuencias de la guerra

son los desplazamientos masivos de la población,

a veces, por largos períodos de tiempo.

La llegada de un gran número de personas,

como puede ser un desplazamiento masivo de refugiados,

como vimos en las crisis de los años 90,

es indudable que tiene un impacto ecológico, sobre el medio ambiente,

entre los recursos hídricos, también en los bosques,

porque puede haber competencia por recursos naturales como la leña,

el agua, también la agricultura, aspectos en los que hay que trabajar

de manera previa desde que estalla un conflicto,

desde que empiezan a llegar esos refugiados, al planificar,

y luego, también durante la fase más estable.

El 2014, el número de personas

desplazadas por la guerra fue de 59 millones.

Estos movimientos masivos de población pueden suponer

un factor de presión para los bosques, ya que muchas veces,

sin ayuda, los refugiados se ven obligados a vivir sobre el terreno.

El caos de Ruanda con la matanza en el año 94, creo recordar,

hubo 750 000 ruandeses que huyendo de la guerra, cruzaron la frontera

del Congo, y se refugiaron en el Parque Nacional de Virunga.

Esa gente necesitaba cocinar, calentarse, llevaba su ganado,

y produjeron un impacto esas personas gravísimo

en uno de los mayores santuarios de la Tierra, de medio natural.

En ese momento, incluso pensar en biodiversidad,

y hablar de la conservación de los gorilas de la niebla,

plantea problemas éticos, cuando la gente está muriendo de hambre,

y cuando la gente está sufriendo esa situación.

Pero, lo cierto es que se produce un impacto gravísimo,

que después acaba repercutiendo en la misma sociedad,

que pierde capacidad de recuperación.

A principios de los 90, en Malaui, se cortaron 20 000 hectáreas

de bosque al año para abastecer a los refugiados mozambiqueños.

En la República Democrática del Congo,

71 km² del Parque Nacional de Virunga

fueron completamente deforestados.

En 1996, la región de Kagera, en Tanzania,

acogió a más de 600 000 refugiados

procedentes de la guerra de Burundi y Ruanda.

Los campamentos consumían al día unas 1200 toneladas de leña.

De los 570 km² de bosque afectado,

167 fueron gravemente deforestados.

(Música)

Además de ser el escenario de combates o refugio,

el bosque en sí mismo puede ser el método para subvencionar la guerra.

(Música)

A finales de los 80, Liberia entró en una sucesión

de guerras civiles que se contagiaron a Sierra Leona,

y que dieron lugar a una de las peores catástrofes humanitarias

de finales del siglo XX.

La guerra civil causó unos 150 000 muertos,

miles de desplazados,

y acuñó el término "madera de guerra".

(Música)

Charles Taylor, exoficial de las Fuerzas Armadas de Liberia,

derrocó y mató al anterior gobernante, Samuel Doe.

El ejército de Charles Taylor se financiaba

con el tráfico de armas a Sierra Leona,

que eran pagadas con los famosos diamantes de sangre,

exportados a Europa desde el puerto de Monrovia.

(Música)

El embargo a los diamantes impuesto por la ONU

llevó a Taylor a recurrir a los recursos del bosque.

(Música)

De 1998 al año 2000, la producción de madera

pasó de 157 000 m³, a 934 000,

el 40 % de los bosques del país estaba en explotación.

(Música)

Hasta el embargo de 2003,

la madera explotada por compañías sin escrúpulos era exportada

principalmente a mercados de Francia, Italia y Turquía.

(Música)

Finalmente, en julio de 2003,

se dictaminó un embargo de madera de los puertos de Liberia.

No obstante, la guerra civil terminó antes de que se pudiese hacer

una plena valoración de los efectos de las sanciones.

(Música)

Tras su exilio en Nigeria, Taylor fue condenado

por el tribunal Penal Internacional,

por crímenes contra la humanidad, en 2013.

Por desgracia, las tendencias iniciadas durante la guerra

han continuado en los años posteriores.

En total, desde 1990 a 2010, Liberia ha perdido alrededor

del 12 % de su superficie forestal,

dilapidando un valioso recurso para su futuro.

La destrucción de la economía, la corrupción,

y la necesidad de obtener divisas de manera rápida,

hace que sea muy difícil para los países en desarrollo

que han atravesado conflictos bélicos,

evitar la sobreexplotación de los recursos.

Uno de los principales problemas a los que se enfrenta actualmente

el comercio internacional de productos forestales,

es la lucha contra la madera ilegal,

que es aquella que no cumple con los requisitos básicos del comercio,

el respeto y el cumplimiento de las leyes, los derechos de propiedad,

los permisos y las licencias de corta, el pago de tasas e impuestos,

el respeto a los espacios naturales protegidos, entre otras cosas.

Además, en los países que están en guerra,

con frecuencia esta madera financia los conflictos.

Por eso, la mayor parte de los países desarrollados del mundo

luchan actualmente con intensidad contra esta lacra.

La Unión Europea no es una excepción, también ha aprobado en julio de 2010

una ley que prohíbe la importación de madera ilegal en su territorio,

lo que obliga a sus empresas madereras

a garantizar la trazabilidad de los recursos desde el origen.

Todavía no hay datos sobre el cumplimiento de esta normativa,

creemos que puede ser eficaz, y dar buenos resultados a corto plazo.

Por su importancia geoestratégica, la abundancia de petróleo,

y otras muchas y complejas razones, Oriente Próximo y Oriente Medio

han sido una de las regiones más convulsas del planeta.

Irak, Afganistán y Siria,

se encuentran actualmente desgarrados por la guerra.

Irak era uno de los países más prósperos de la región,

pero tras la guerra con Irán, la guerra del Golfo, el embargo

y la invasión de la coalición liderada por EE. UU. en 2003,

el país se encuentra completamente desestructurado.

Además de los miles de fallecidos y la destrucción de infraestructuras,

el medio ambiente del país ha sido gravemente dañado.

(Música)

El incendio de pozos de petróleo durante la primera guerra del Golfo

lanzó una nube de partículas tóxicas que afectó a las zonas costeras

y envenenó los acuíferos kuwaitíes.

(Música)

Los cientos de toneladas de bombas, y el uso de uranio empobrecido

en los blindajes de los tanques y en las municiones perforantes,

han esparcido toneladas de restos tóxicos por todo el país.

(Música)

Las marismas mesopotámicas que se extienden en la confluencia

de los ríos Tigris y Éufrates,

son uno de los escasos puntos húmedos del árido territorio.

Actualmente se han vuelto a inundar,

y se han comenzado los trabajos de restauración.

Solo el tiempo dirá si finalmente la paz vuelve algún día a Irak,

y si estas bellas marismas, donde un día se creyó

que podría haber estado el jardín del Edén,

volverán a recuperar su antiguo esplendor.

(Música)

De vuelta a Francia, entre los bosques artificiales

generados tras la I Guerra Mundial,

el silencio roto por algún pajarillo es el testimonio vivo

de un pasado reciente de destrucción y muerte.

(Música)

Esta fábrica de cemento del Ejército alemán,

rodeada de tupidos bosques, encierra en las paredes de sus edificios

cientos de recuerdos de soldados y oficiales que protagonizaron

una de las páginas más tristes de la historia de la humanidad.

(Música)

Los restos de las viejas trincheras francesas y alemanas,

guardianes de historias sin contar, siguen zigzagueando

por un suelo contaminado, cubierto por un bosque artificial, protector,

que tardará siglos en recuperarse.

(Música)

Una vez terminada la guerra, las prioridades se centran

en atender las necesidades de la población,

la historia ha puesto de manifiesto que nunca miramos al bosque,

dejando que se recupere con su único fiel aliado, el tiempo.

A veces actuaciones forestales como las realizadas aquí, en Verdún,

sin duda facilitan su recuperación.

Estos bosques, que durante la I Guerra Mundial

albergaron los frentes de los Ejércitos francés y alemán,

y que le sirvieron a ambos de ocultación y cobijo,

e incluso de emboscada, hoy, un siglo después,

desarrollan otro papel que nunca debieron perder,

su papel de bosque protector.

(Música créditos)

El bosque protector - Bosques de la guerra

28:04 04 dic 2016

En este capítulo reflexionaremos sobre los efectos de la guerra en un medio del que nadie habla tras los conflictos, el bosque. Escenarios, Verdún y los efectos del fuego de artillería, Vietnam y el uso masivo de herbicidas contaminados con dioxina, Liberia, y finalmente la primera guerra del Golfo.

En este capítulo reflexionaremos sobre los efectos de la guerra en un medio del que nadie habla tras los conflictos, el bosque. Escenarios, Verdún y los efectos del fuego de artillería, Vietnam y el uso masivo de herbicidas contaminados con dioxina, Liberia, y finalmente la primera guerra del Golfo.

ver más sobre "El bosque protector - Bosques de la guerra" ver menos sobre "El bosque protector - Bosques de la guerra"
Xcerrar

Añadir comentario ↓

  1. xxx

    Sin salir de España podían hablar del mismo tema. La guerra civil española.

    05 mar 2017

Los últimos 46 documentales de El bosque protector

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Elanio azul

    Elanio azul

    25:53 pasado sábado

    25:53 pasado sábado En este capítulo veremos cuáles han sido los factores que le han permitido al bosque colonizar los terrenos agrícolas del sur de la península, que podrían amenazar su permanencia y cómo la comunidad de científicos se preocupa por conocer más sobre su ecología. Histórico de emisiones: 06/11/2016 05/02/2017 29/03/2018

  • Poblet

    Poblet

    26:10 15 sep 2018

    26:10 15 sep 2018 La espesura de este bello paraje catalán guarda una interesante historia forestal y cómo los trabajos iniciados a principios del S. XX , supieron recuperar el valor ecológico del bosque de Poblet. Histórico de emisiones: 23/10/2016 29/01/2017

  • Choperas

    Choperas

    25:37 08 sep 2018

    25:37 08 sep 2018 En este capítulo nos trasladaremos a la cuenca del Duero para descubrir los secretos del cultivo del chopo, la populicultura y su industria asociada. Histórico de emisiones: 16/10/2016

  • Las villuercas

    Las villuercas

    25:20 01 sep 2018

    25:20 01 sep 2018 En este capítulo nos adentramos en la comarca de las Villuercas- Ibores y Jara para explorar sus hábitats. La relación del hombre en los montes y entender por qué es necesario garantizar su conservación. Histórico de emisiones: 09/10/2016 15/01/2017

  • Torrente Enseu

    Torrente Enseu

    23:36 25 ago 2018

    23:36 25 ago 2018 Geri de la Sal es un pueblo leridano bañado por las aguas del Noguera- Pallaresa que mantiene una historia con los montes que le rodean. Mostraremos de qué manera el torrente Enseu se convirtió en una pesadilla y cómo una singular reestructuración hidrológico-forestal, mitigó sus crecidas. Histórico de emisiones: 02/10/2016 08/01/2017

  • 24:41 19 ago 2018 Desaparecida hace años de la península Ibérica, se está desarrollando un proyecto para recuperarla en el litoral andaluz. En dicho proyecto colaboran organismos alemanes y la fundación española MIGRES. Histórico de emisiones: 28/08/2016

  • 25:54 11 ago 2018 En la región de Murcia se encuentran Tetraclinis Articulata. En este capítulo se muestra la relación de este árbol con el hombre, cuáles han sido las causas que le han llevado a su situación actual y qué amenazas se ciernen sobre él. Su historia comienza en la ciudad marroquí de Essaouira. Histórico de emisiones: 08/02/2014 18/09/2016 25/12/2017

  • 19:45 10 ago 2018 La introducción del Arruí en Sierra Espuña, está lleno de controversia. Se describe cómo llegó hasta aquí, cómo ha evolucionado y cómo se gestiona para que su población sea un recurso cinegético compatible con los recursos cinegéticos de la zona. Histórico de emisiones: 01/02/2014 11/09/2016 18/12/2016

  • 19:14 11 dic 2016 La llegada en el s. XVI de la patata y el maíz propiciaron el declive de la castaña como alimento humano y por tanto la extensión ocupada por este árbol. Nos adentraremos en lso castañares españoles y conoceremos su problemática y también su aporttación a la economía del s. XX Histórico de emisiones: 28/08/2016

  • Bosques de la guerra

    Bosques de la guerra

    28:04 04 dic 2016

    28:04 04 dic 2016 En este capítulo reflexionaremos sobre los efectos de la guerra en un medio del que nadie habla tras los conflictos, el bosque. Escenarios, Verdún y los efectos del fuego de artillería, Vietnam y el uso masivo de herbicidas contaminados con dioxina, Liberia, y finalmente la primera guerra del Golfo.

  • 32:42 04 dic 2016 Desaparecida hace años de la península Ibérica, se está desarrollando un proyecto para recuperarla en el litoral andaluz. En dicho proyecto colaboran organismos alemanes y la fundación española MIGRES. Histórico de emisiones: 18/01/2014 04/09/2016

  • Bosques de piedra

    Bosques de piedra

    24:24 20 nov 2016

    24:24 20 nov 2016 En este capítulo se realizará un viaje en el tiempo a través de uno de los bosques de coníferas más antiguos, a los que hemos denominado Bosques de Piedra.

  • Incendios forestales

    Incendios forestales

    26:18 13 nov 2016

    26:18 13 nov 2016 Las especiales características climatológicas de la Península Ibérica ha hecho de ella que sus habitantes tengan una cultura acostumbrada al fuego. Histórico de emisiones: 29/12/2012

  • 24:12 14 ago 2016 La comarca del Marquesado de Zenete, en Sierra Nevada, en el documental se describe la recuperación del bosque a mediados del s.XX en un terreno prácticamente esquilmado por el hombre. Histórico de emisiones: 11/01/2014

  • 25:35 07 ago 2016 En este capítulo se muestra el pasado, presente y futuro de la industria de la resina. Una industria que ha constituido un claro ejemplo entre aprovechamiento y conservación del bosque. Histórico de emisiones: 04/01/2014

  • 22:22 24 jul 2016 Entre 1968 y 1973 tuvo lugar en el Sahel una de las sequías más importantes del siglo XX. Afectó a 6 millones de habitantes de la región y a 25 millones de cabezas de ganado, provocando la muerte de alrededor de 100.000 personas y hasta un 40% de pérdidas en el ganado. Esta sequía, con sus ramificaciones sociales y políticas, sirvió para elevar la desertificación al nivel de "problema global". En este capítulo mostraremos de qué manera afecta la desertificación a nuestro planeta y en especial a nuestro país. Histórico de emisiones: 17/12/2011 24/12/2012

  • Biomasa forestal

    Biomasa forestal

    24:41 17 jul 2016

    24:41 17 jul 2016 El cambio climático es una preocupación a nivel mundial. En el escenario internacional se suceden los esfuerzos por intentar alcanzar acuerdos de cooperación a nivel global que puedan dar pie a una estrategia coordinada para la reducción de los gases responsables de la alteración del clima. Las energías renovables son una pieza clave para la construcción de un sistema de producción más respetuoso con los ecosistemas del planeta. En este capítulo vamos a analizar las características de una de esas fuentes de energía, la biomasa forestal, así como las perspectivas de futuro que esta tiene en nuestro país

  • Restauración de hábitat

    Restauración de hábitat

    29:05 10 jul 2016

    29:05 10 jul 2016 Durante cientos de años el hombre ha modificado tan sustancialmente el bosque ibérico, que lo que vemos hoy, dista mucho de lo que en su día fue una extensa alfombra de vegetación. A veces la transformación fue tan radical, que sólo quedan algunos árboles centenarios y otras los bosques permanecen, pero muy fragmentados y alterados. Estas transformaciones de paisaje siempre han sido acompañadas de la correspondiente pérdida de fauna asociada. En este capítulo mostramos, de qué manera el hombre está intentando recuperar algunos rincones singulares de la geografía española para que puedan albergar de nuevo una fauna, que en muchas ocasiones resulta única. Histórico de emisiones: 23/12/2012 22/03/2014

  • Cambio climático

    Cambio climático

    28:51 03 jul 2016

    28:51 03 jul 2016 En este capítulo, desde el inmenso laboratorio natural de la Antártida, a más de 12000 km de distancia de la Península Ibérica, mostraremos cómo podría influir el cambio climático en los bosques ibéricos. Histórico de emisiones: 26/11/2011 15/03/2014

  • 24:54 26 jun 2016 Los pinares de silvestre de la Sierra de Guadarrama, son sin duda unos de los mejores bosques de esta especie en la Península Ibérica. Sus fustes rectos y la calidad de sus maderas han hecho que estos pinos sean muy utilizados desde hace siglos, para carpintería y construcción. En este capítulo se muestra de qué manera el hombre ha intervenido en las dos grandes masas de pinares que se encuentran a ambos lados de Peñalara, Valsaín, en la vertiente segoviana, y el Pinar de los Belgas en la madrileña y veremos cómo mediante una gestión adecuada han llegado hasta nuestros días. Histórico de emisiones: 19/11/2011 22/12/2012 08/03/2014

Mostrando 1 de 3 Ver más