La última arquitectura contemporánea española en una serie única de ocho capítulos. Los proyectos más premiados de los últimos años examinados en profundidad por sus autores. Más de treinta arquitectos de prestigio internacional explican los aspectos más relevantes de su obra. Una oportunidad excepcional para conocer al detalle las últimas tendencias de la arquitectura española a través de sus protagonistas.

España sigue siendo un referente de Arquitectura a nivel mundial. La arquitectura contemporánea española de los últimos veinte años es la expresión de un gran colectivo de arquitectos con una creatividad y una identidad propias y una excelencia profesional reconocida que exporta arquitectura a todos los puntos del planeta.

Escuelas, Hospitales, Centros culturales, casas, edificios industriales, Centros de interpretación, Auditorios... son los EDIFICIOS que, agrupados temáticamente, nutren este programa. Todos los proyectos seleccionados son construcciones muy recientes. En algunos se perciben todavía los ecos de una época de bonanza (se gestaron hace más de una década pero terminaron de ejecutarse hace muy poco tiempo), en otros se observa claramente un espíritu mucho más austero que evidencia los profundos cambios que ha sufrido nuestro país en la última década.

4977221 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Edificios - Sanidad a distintas escalas - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

En este lugar donde estamos, como tantos otros, no hay calles.

Es un lugar de la ciudad en que la ciudad ya,

casi, casi es el campo.

Por lo tanto, hay un gran referente que es la autopista,

ese eje que tanto conecta pero que tanto divide también.

Que secciona el territorio en dos.

Hay que pasarlo por puentes.

En un lugar, además, que es este de las entradas a las ciudades,

a las grandes ciudades,

donde hay polígonos industriales, donde es muy heterogéneo.

Normalmente, poco atractivo.

Lo atravesamos sin fijarnos demasiado.

Simplemente, tenemos una resonancia, "Estoy entrando a una ciudad"

y los carteles indicadores dicen: "Centro de la ciudad",

que quieren decir: "Lo bueno está allí",

"No mire esto, todo esto es muy malo".

Yo quería evitar este mensaje del hospital de "mal lugar".

Esto que te dicen todos:

"Qué bonito el hospital de Móstoles, espero no conocerlo nunca".

Con muchísima razón, claro.

Pero la arquitectura tiene este componente

de que es "no evitable".

Si alguien ha situado eso allí,

todo el mundo tiene que convivir con ello,

normalmente, para mal.

A veces, para bien.

Entonces, pusimos mucho interés en que esta integración fuera

en esta doble escala o esta doble relación.

Una, hacia la autopista.

Decir: "Este no es un lugar tan horrible,

aquí se curan las personas. Está bien, no lo mires así"

y luego, ese otro nivel que es más cercano

porque por detrás tenemos lo que es la población de Móstoles,

con casa bajas, más pequeñas,

y que intentamos también, con jardinería,

la jardinería es el gran aliado de los arquitectos,

para ir integrando el campo, porque estamos un poco en el campo,

y que haya esa transición entre la trama urbana de Móstoles

y los edificios estos de autopista,

muy apoyados en el tamaño, en la escala y en la jardinería.

(Música)

Los hospitales tradicionales, me gusta mucho mirar la historia,

son lugares para convalecer.

La medicina no intervenía,

no había prácticamente medicina durante siglos,

el cuerpo se sanaba a sí mismo

y lo que había que hacer era convalecer.

Ahora, en solo un siglo, dos siglos, tenemos unos hospitales muy técnicos,

unos hospitales que, además, operan, es decir, actúan.

Y, a los ojos de un arquitecto,

analizas el hospital diciendo:

"Qué contradicción. Dos mundos tan diferentes".

Uno que opera, que actúa, que interviene,

una intervención.

Dicen los médicos: "Hemos hecho una intervención",

es decir, hemos actuado, hemos...

Y, por otro lado, convalecer, que no interviene nadie,

la naturaleza.

Consiste en tumbarse, sentarse y esperar.

En el uno se actúa y en el otro se espera.

¿Cómo hacerlos compatibles?

Creo que esto es un gran debate.

¿Se pueden hacer compatibles?

En mi opinión, cuando veía los hospitales,

este mundo de operar, de actuar, tan técnico,

terminaba por contaminar en lugar de convalecer.

Y el lugar de convalecer eran lugares también muy técnicos,

con muy poca alegría, muy poca alegría.

Pensamos siempre esto,

por lo menos, lo pensé yo,

"Si pudiéramos hacer compatibles estos dos mundos

sin que uno ofendiera al otro".

Y esto es lo que hemos hecho o lo que hemos intentado hacer.

Por eso, Móstoles es un zócalo, cuadrado, cartesiano, rígido

pero muy tecnificado, donde se opera

y un lugar amable, con naturaleza, curvo, orgánico,

con más oportunidad de luz natural

y de que las personas puedan convalecer.

(Música)

El visitante, en la cultura española,

es una pieza vital

que no lo hay tanto en otras culturas.

Porque en España hay muchísimas visitas

a los hospitales.

Muchísimas.

Personas que van a preguntar todos los días,

a visitar a sus familiares, etcétera.

Esas personas van a recibir el impacto

de dónde están, cómo están tratando a su familiar,

cómo le van a tratar a él, y qué sucede en ese momento dramático

que es la entrada en el hospital en ese vestíbulo.

Lo que hemos intentado en este vestíbulo casi basilical

o basilical de Móstoles es,

a parte de una secuencia de entrada un poco elaborada, es decirles:

"Somos conscientes de que vas

a pasar un momento de tensión muy importante en este lugar"

y queremos aportar esta pequeña alegría

que puede agradecer la arquitectura y nada más,

es muy modesto en sus intenciones.

"Bienvenida". "Sé bienvenido".

(Música)

En España, sol significa calor.

No solamente en los hospitales

hay este desafío que tiene siempre un arquitecto

cuando trabaja en España,

lograr que haya un nivel de iluminación adecuado, agradable

pero que eso no significa, al mismo tiempo, un calor espantoso

que cuesta mucho dinero combatir con frigorías, consumos,

combustibles fósiles, etcétera, etcétera.

Cómo hacerlo requeriría elementos móviles

porque el sol tiene un inconveniente y es que no para de moverse.

Por lo tanto, necesitaríamos elementos móviles,

que siempre los ha habido,

las persianas, las contraventanas, los toldos...

Los subo, los bajo, me adapto.

Pero esto es muy complicado, especialmente en un hospital,

porque es muy costoso de mantenimiento y esta piel,

esta fachada que tiene Móstoles, el hospital,

intenta que las habitaciones tengan mucha luz,

luz regulable,

hay unos elementos de cortinas que nos permiten graduar

pero, al mismo tiempo, que esa luz que entre

no suponga un gasto energético importantísimo

porque también entra mucho calor.

Y vistas.

La vista es una cosa que cansa enseguida.

Tú entras en una habitación, tienes una gran vista, maravillosa,

"Qué gran vista" y un minuto después te has olvidado de la vista.

Está muy bien tener una gran vista

pero también hay que hacer que sea vista forme parte

del ambiente de la habitación durante todo el día,

sin estar demasiado presente.

No puedes convalecer en el vestíbulo de un hotel.

(Música)

Los hospitales son unos artefactos tan tecnificados,

hay tantas cosas importantes dentro que hay que ir montando,

que lo que hace falta es hacer la caja, hacer el interior,

lo antes posible

para que puedan entrar todos los técnicos

y empiecen a instalar máquinas, conductos,

y esto permita estos plazos.

Entonces hacemos un cerramiento, una fachada,

modulada, prefabricada, económica, muy rápida de montar

que tenemos enseguida.

Esto permitió probar y, al mismo tiempo, resolver.

Una vez resuelto este problema constructivo y de plazo,

resolver esto que hablábamos de la protección solar

y las vistas.

Finalmente, la condición simbólica de la arquitectura en este mensaje

que da tener siempre un edificio tan presente sobre la autopista,

de "Aquí estoy yo pero significo esto".

Todo lo intentamos con esta fachada basada en esta tecnología

que además es toda española,

de fabricar piezas de vidrio serigrafiado, curvo y estampado.

-Cuando haces cosas muy especiales, muchas veces,

no hay estándares para ello, no hay documentación,

no hay análisis,

tienes que hacer muchos, muchos estudios

para saber qué es lo que conviene.

En este caso se analizó

qué espesor de vidrio era el necesario

para soportar las cargas de viento,

también lleva una serigrafía.

Esta serigrafía puede hacer que este vidrio

pueda tener un choque térmico.

Se tuvo que hacer un análisis

para ver cómo se comportaba el vidrio frente al choque térmico.

Se estuvo trabajando en la geometría, en las dimensiones.

Nosotros intentábamos que los vidrios no fuesen tan grandes,

ellos, evidentemente, intentaban que los vidrios fuesen muy grandes.

Por ejemplo, la lente,

en un inicio, decíamos que tendría una profundidad

de 10 cm, 15 máximo.

Podíamos imaginarnos 20.

Fue más del doble que eso, al final.

Eso fue por la insistencia de Rafael de la Hoz

en intentar una lente de 45 cm.

Al final, se hizo algo más allá, incluso,

de la primera idea que había tenido el arquitecto.

(Música)

-La Sanidad española tiene un gran prestigio en el mundo.

Esto es de los valores en un país que ahora necesita, especialmente,

tener recursos propios

para posicionarse en el mundo.

Una nación que ya no tiene materias primas, etcétera,

que tiene conocimiento, sabe hacer las cosas bien,

y una Sanidad que tiene un prestigio en el mundo.

Hay que hacerla visible.

Es muy importante hacer las cosas visibles.

Y la arquitectura tiene esta capacidad,

esta cualidad de la arquitectura puede ayudar mucho en esto.

Me gustaría pensar que Móstoles contribuirá en esto.

Es una gran sanidad, con unos grandísimos profesionales,

con un nivel de investigación elevado

y que, igual que nos llaman para hacer el Metro

en lugares de América

y en otros sitios que necesitan hacer Metro,

nos deben llamar para ayudar en esta sanidad elaborada,

tecnificada, muy desarrollada.

Pero hacerla visible es muy importante.

Por lo tanto, este emblema

de "Vean el nivel que nosotros hemos conseguido en sanidad".

¿Es esto un lujo?

No, si no superamos las inversiones que tenemos establecidas,

que es lo que ha hecho Móstoles.

Móstoles ha costado, por metro cuadrado,

lo mismo, incluso algo menos,

que cualquier otro de los hospitales construidos en Madrid.

Esto me gusta mucho recalcarlo.

Hay quién no lo cree pero es así.

(Música)

Yo soy un vago reciclado.

Trabajar, efectivamente, está clarísimo

que es una maldición por un pecado original

y trabajar es algo

que está de moda decir que te apasiona

pero me cuesta.

Por lo tanto, la profesión es un ejercicio duro y cada vez más.

Muchísima competencia,

sigues trabajando como si tuvieras 30 años.

No le veo la gracia.

Sin embargo, la arquitectura me apasiona.

Esta es la parte divertida.

¿Qué es lo que más me gusta?

Sinceramente, la obra de los demás.

Porque es como me lo paso mejor cuando voy a verla,

que no tengo responsabilidad ninguna sobre aquello

y lo disfruto mucho.

Yo envidio mucho a todas esas personas que me dicen:

"Yo soy un arquitecto ocasional frustrado".

"Enhorabuena, estás en la posición ideal".

Ahí es donde me hubiera gustado estar,

disfrutar de la arquitectura, comprenderla, estudiarla,

aprender, ir a ver los edificios, pasarlo bien con ellos,

criticarlos cuando no te gustan

pero la angustia que produce esta profesión

es tan grande que no sé si llega a compensar

con eso que tanto nos critican que es el ego.

Si después de haberlo pasado tan mal, de vez en cuando no dices:

"Esto no quedó...", "Está está un poco aceptable",

no merecería la pena.

Pero no hay tanto ego en la arquitectura,

todo lo contrario.

(Música)

Nos encargaron la realización, la ejecución de un hospital,

de un centro para personas con problemas conductuales,

concretamente, jóvenes con problemas conductuales,

psíquicos conductuales.

Realmente, el centro alojaba a estos enfermos

con deterioro psíquico conductual

pero este centro se había quedado pequeño para ellos.

El programa, básicamente,

era una residencia para estos enfermos,

una residencia y una zona de terapia, de terapia ocupacional.

Lo que pasa es que esa terapia ocupacional

se iba a hacer, posteriormente, en una nueva ampliación

que todavía no está construida.

Mientras tanto, en este centro, se iban a alojar estos enfermos,

iban a vivir, a residir.

Comer, habitar, estar.

Es una estancia para el ocio

y para recuperación de estos enfermos.

Lo que tenía era una residencia con 10 habitaciones individuales

y 8 habitaciones dobles, todas con su baño.

(Música)

La primera conexión con los usuarios, con los pacientes,

con los enfermos psíquicos conductuales,

fue bastante deprimente

porque vimos que no tenían esperanza de vida

y eso no es agradable de ver.

Que personas jóvenes están en esa situación.

Realmente, no fue agradable ponerse a proyectar este edificio.

Sin embargo, con el paso del tiempo, establecimos una conexión,

tanto con la gerencia del centro como con los propios pacientes,

nos encariñamos absolutamente y conectamos de una manera increíble.

De esa manera de conexión salió el concepto del proyecto.

Creo que todo proyecto tiene que tener un concepto previo,

tiene que tener inteligencia detrás

y la inteligencia a este proyecto se la dieron los propios usuarios.

Era muy evidente que la actividad mental del usuario era una actividad

que no era la habitual que estamos acostumbrados a ver.

La actividad mental, tener problemas de conducta,

era diferente según los espacios donde habitaban,

donde estaban alojados durante el día,

y de ahí surgió el concepto del proyecto.

Por eso, estas cubiertas dentadas, con pendientes diversas

y con esa rotundidad formal.

Esa rotundidad formal quiere expresar el concepto

del que habita en ese edificio

y el que habita en ese edificio,

en momentos, está en zonas de descanso,

en sus habitaciones, durmiendo y su actividad mental es menor.

Son cubiertas con una pendiente del 60 %.

En otros momentos, su actividad mental es muy activa,

por ejemplo, por el día,

en el comedor, en las zonas de descanso,

en las zonas de ocio,

y esas cubiertas tuvieron una pendiente final de 240 %.

(Música)

Obviamente, es una piel.

Yo lo defino como un concepto, un color y un material.

Cuando tienes una idea, un concepto, tanto en cuestión de materiales

como un concepto de una idea primaria de la arquitectura,

como ese concepto del color,

esto hay que llevarlo a las últimas consecuencias.

Y esto significa que los elementos ajenos y necesarios

para la arquitectura como los escapes visuales al exterior

o como la entrada de luz natural, en este caso,

cuando teníamos que modelarlo,

cuando necesitábamos ocultar esa entrada de luz natural

por necesidad nocturna,

porque las habitaciones debían estar en la oscuridad,

pues que esa piel, esa piel roja, esa piel de zinc

que daba sentido a todo el concepto edificado,

no sufriera deterioro

y que el concepto final se llevara a las últimas consecuencias.

Por eso esas ventanas, esos portones correderos automáticos,

cuando están cerrados,

evitan el observarlos como unos portones añadidos

y se integran dentro de la piel de todo el edificio.

(Música)

La chapa de zinc patinado, es patinado en rojo,

el zinc ya sabéis que no tiene este color,

pero se optó por darle un color, por patinarlo.

Creo que lo tuvimos muy claro desde el principio.

El rojo, que es un color llamativo, como bien dices,

es un color que también puede dar visibilidad a algo,

que también puede ser algo evidente,

que también puede dar relevancia,

que las personas que observen, que se acerquen a este centro,

no piensen que esto es un lugar maldito,

con prejuicios sociales,

sino que es un lugar donde, realmente,

se está trabajando por la gente para recuperarla

y para integrarla dentro de la sociedad.

Creo que este aspecto de marketing

que antes no tenía lo que llamábamos los manicomios,

creo que es necesario.

Creo que la arquitectura tiene que ser sexy,

tiene que tener algo de swing.

La arquitectura tampoco tenía que ser algo absolutamente escondido

porque estos centros

siempre se han considerado como manicomios,

centros que han tenido prejuicios sociales

y necesitábamos dotarlos de visibilidad,

de visibilidad social.

De que las Hermanas Hospitalarias, que eran las propietarias,

realmente, estuvieran orgullosas, y los propios enfermos, ¿por qué no?

Que también se dan cuenta, estuvieran orgullosos de su centro

y fueran visibles a la sociedad.

Lo de la arquitectura sexy parece una cosa muy cachonda

pero es absolutamente seria.

Creo que el arquitecto y la arquitectura

debe ser atractiva.

La arquitectura es como las personas.

Y, evidentemente, si trabajamos para las personas

tiene mucho que ver con las personas.

¿Qué nos interesa de las personas?

Su carisma, su misterio, su movimiento.

Todo eso debe interesar también en la arquitectura.

¿Cuándo una persona nos interesa? Cuando es más atractiva que guapa.

Para mí, ser atractivo y atraer y provocar,

en cierta medida, es ser sexy.

(Música)

El Centro Municipal de Salud de San Blas

surge de un concurso que presenta

el Organismo Autónomo de "Madrid Salud"

del Ayuntamiento de Madrid

y tiene una particularidad y es que, a la vez,

se convocó la construcción de dos edificios, centros de salud,

en sitios distintos pero con el mismo presupuesto

y el mismo programa.

-El responder de una forma unitaria,

proponer una respuesta para dos solares diferentes,

fue un poco la clave del proyecto.

El cómo resolver, con un solo edificio,

dos requerimientos a dos solares diferentes.

De forma que el edificio se convierte en un ente autónomo.

Es como una especie de prototipo que podrías coger y colocar

en cualquier situación o en cualquier orientación

porque funciona ajeno a sus condiciones de contorno.

-El contexto siempre nos interesa pero en esta ocasión,

esa condición de que tenía que ser un edificio desubicado,

porque pertenecía a dos contextos distintos

o iba a pertenecer a estos dos contextos diferentes,

nos dio pie a que la idea que genera todo el proyecto

y en la que gira todo el programa funcional del centro de salud

fuera la desubicación del contexto.

Por eso es un edificio

con estas características tan singulares,

una fachada muy hermética, sin ventanas al exterior,

todas las relaciones se hacen con el cielo,

con el firmamento.

-Se añadían otras condiciones

de que los edificios estaban en barrios periféricos de Madrid,

no iban a tener vigilancia las 24 horas

sino solamente en el horario diurno.

Al propio Ayuntamiento, en sus condiciones de partida,

estaba una cuestión de seguridad del edificio

o de inviolabilidad del edificio que nos ayudaba a reforzar esa tesis

de poder coger un edificio.

En el fondo, el que tuviera huecos al exterior

condicionaba mucho el contexto.

Cuando uno abre huecos, los abre para mirar a algún sitio

o para captar la luz de una determinada orientación,

entonces, eso lo resolvíamos siempre a base de los patios,

esos 14 patios en los cuales

se permite la ventilación de los interiores,

la iluminación, las vistas cruzadas con las salas de espera.

Es un edificio que respira hacia dentro y hacia arriba

en vez de respirar o de vivir, un poco más,

con sus vistas y con sus orientaciones circundantes.

(Música)

Utilizamos una referencia arquitectónica

de un arquitecto muy, muy famoso, que casi todo el mundo conoce,

incluso fuera de la profesión, que es Le Corbusier.

Él utilizaba mucho la conciliación de contrarios,

que es cómo dos cosas muy diversas

pueden funcionar de manera armónica.

Por un lado, un edificio de hormigón, pesado, hermético, muy rugoso

nos servía como envolvente para un espacio muy ligero

y muy luminoso a través de 14 patios.

Eso funciona muy bien,

lo del yin y el yang, el blanco y el negro.

-Es un poco como una geoda, nos pasa mucho,

cada vez que vamos a visitar el edificio,

tanto los médicos como los propios pacientes dicen

que sorprende mucho porque desde fuera parece un búnker

y cuando entras dentro es como una catedral,

es una cosa muy ligera, lleno de luz.

Esa es la contraposición.

Un exterior que la textura, en el fondo, del hormigón,

lo que viene a reforzar es esa imagen áspera

y de cerrado, de duro y de inexpugnable

y, sin embargo, el interior es poroso, es ligero,

es continuo en sus circulaciones.

(Música)

Las propias ideas de contraposición de contrarios

nos hicieron adoptar un sistema constructivo

basado en muros de hormigón, que se quedaban vistos,

y lo que no era estructural, que no eran muros de hormigón,

se implementaba con vidrio o con el azulejo azul.

Ese mismo azulejo azul producía una serie de reflejos

de las nubes, del cielo, de los pájaros cuando pasan

y, entonces, los patios son muy evidentes

en su posición, en su verticalidad, en la forma de entrar la luz.

En el segundo caso, en Usera,

lo que se hizo fue forrar el edificio con una malla de aluminio dorado

a modo de vestido.

El sistema constructivo era el mismo, muros de hormigón,

en este caso, este hormigón que ensayamos con otra textura,

y los azulejos de los patios se cambiaron a un azulejo blanco

lo cual producía una sensación interior muy diferente.

Los patios pasan más desapercibidos,

es un espacio más isótropo, más diáfano.

En el último caso, en el de Villaverde,

se cambió el sistema constructivo.

Decidimos hacer una construcción más seca,

con estructura metálica,

y estos exteriores que fueran más transparentes.

Para conseguir esa transparencia y esa translucidez,

necesitábamos aligerar la estructura, por eso se cambió

de la estructura de hormigón a la metálica.

(Música)

Los tres edificios, no es que tengan una impronta distinta en la ciudad

o que sean volúmenes distintos.

El volumen, básicamente, es el mismo

pero la respuesta que dan a su entorno físico cercano

es muy preciso

y eso lo hacemos a través de la manipulación de la escala.

Esto se hace utilizando sistemas constructivos distintos

y teniendo unas dimensiones muy precisas

de los materiales que vamos a utilizar.

Entonces, en unos sitios se utiliza, por ejemplo como en San Blas,

se utiliza un encofrado modular de tablilla,

de 90 x 10, muy preciso,

donde todos los cortes están estudiados,

casi como si fuera un traje hecho a sastre.

En otro sitio, se utiliza una malla Deployé,

que es una malla de aluminio dorada que también tiene una modulación

y con unos cortes y unas juntas

que obedecen a una situación distinta a la anterior.

Por último, el de vidrio. Que le pasa exactamente lo mismo.

En este, es mucho más cuidada porque la proximidad es casi literal,

el edificio es como un bloque de manzana

que tiene una acera alrededor,

no tiene tanto espacio exterior como los otros anteriores.

-Es cierto que,

aunque los dos edificios iniciales son iguales en planta,

en su acomodo al solar, con pequeñas variaciones,

sí que dan respuesta a los diferentes condicionantes.

Tanto en el caso de San Blas,

que tiene una calle en el frente bastante importante

y la entrada es muy significativa, frontal.

En caso de Usera, sin embargo, responde a una situación de esquina

y el edificio deja diferentes distancias con respecto a los límites

y en el tercer caso que construimos con la misma planta y programa,

que es el Centro de Salud de Villaverde,

se acomoda al solar exactamente como un guante.

La superficie del solar es la misma planta del edificio,

con lo cual, la proximidad de la acera,

ya no existe un vallado perimetral que separe lo municipal de lo público

sino la proximidad de la acera nos hizo tomar la decisión

de hacer fachadas más transparentes y más tersas

de forma que el tacto de las personas fuera más agradable y más natural.

Es un edificio que, teniendo el mismo programa,

funciona más urbano y crea ciudad.

Con su propia volumetría

marca el límite de lo construido y de lo público,

la calle de las personas.

(Música)

Hacer las cosas diferentes

o tratar de hacer las cosas un paso más allá,

tratar de innovar,

tratar de ser un arquitecto de tu tiempo

siempre conlleva una mayor exposición a la crítica.

Ese es el riesgo que tienen que asumir los políticos

igual que lo asumen muchos otros profesionales.

Uno sabe que se pueden hacer las casas de muchas formas

y hay muchos edificios que la gente no critica

porque directamente no los mira.

Estas apuestas políticas y arquitectónicas

creo que lo que hacen es abrirle los ojos a la sociedad

y darle lo mejor que le podemos dar.

Es intentar, realmente,

darle a los ciudadanos lo mejor que eres capaz de darle.

Buscar los mejores equipos, los más comprometidos,

sabiendo que el resultado, muchas veces,

a lo mejor no está absolutamente testado

o absolutamente contrastado.

Otra cosa es qué tipo de programas se concursan.

Si realmente lo que hay que hacer son más centros de salud

o más colegios o más museos o más auditorios.

Eso ya es una cuestión de programación

y de saber en qué nos queremos gastar nuestros dineros.

(Música)

Edificios - Sanidad a distintas escalas

32:08 09 feb 2019

Tres edificios de diferentes escalas muestran la excelencia profesional alcanzada por la Arquitectura Sanitaria Española en los últimos años. Hospital Rey Juan Carlos, Móstoles, Madrid; Ampliación del Hospital Neuropsiquiátrico Nuestra Señora del Carmen, Zaragoza; CMS Salud San Blas-Usera-Villaverde.

Histórico de emisiones:
13/12/2014

Tres edificios de diferentes escalas muestran la excelencia profesional alcanzada por la Arquitectura Sanitaria Española en los últimos años. Hospital Rey Juan Carlos, Móstoles, Madrid; Ampliación del Hospital Neuropsiquiátrico Nuestra Señora del Carmen, Zaragoza; CMS Salud San Blas-Usera-Villaverde.

Histórico de emisiones:
13/12/2014

ver más sobre "Edificios - Sanidad a distintas escalas " ver menos sobre "Edificios - Sanidad a distintas escalas "

Los últimos 9 documentales de Edificios

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 1:36 11 sep 2019 Turistas y madrileños han acogido con los brazos abiertos la apertura de este hotel, situado en el emblemático Edificio España, tras 10 años cerrado.

  • 28:34 02 mar 2019 Tres contenedores arquitectónicos de calidad que contribuyen a que el visitante conozca, entienda y valore mejor su entorno. Centro de Interpretación de la Agricultura de Navarra, Pamplona; Centro de Visitantes de Ascó, Tarragona; y Espacio Salto del Roldán, Sabayés Huesca. Histórico de emisiones: 27/12/2014

  • Edificios - Colectivos

    Edificios - Colectivos

    31:31 16 feb 2019

    31:31 16 feb 2019 En época de crisis, los colectivos de arquitectura han ofrecido una propuesta cercana a la ciudadanía, socialmente consciente y medioambientalmente sensible. Histórico de emisiones: 20/12/2014

  • 32:08 09 feb 2019 Tres edificios de diferentes escalas muestran la excelencia profesional alcanzada por la Arquitectura Sanitaria Española en los últimos años. Hospital Rey Juan Carlos, Móstoles, Madrid; Ampliación del Hospital Neuropsiquiátrico Nuestra Señora del Carmen, Zaragoza; CMS Salud San Blas-Usera-Villaverde. Histórico de emisiones: 13/12/2014

  • Entre árboles

    Entre árboles

    31:50 26 ene 2019

    31:50 26 ene 2019 Arquitectura contemporánea española. Tres ejemplos de integración entre arquitectura doméstica y naturaleza. Casa Levene, de Eduardo Arroyo; Casa Mo de FRPO; y Casa en Never, Never Land, de Andrés Jaque. Histórico de emisiones: 06/12/2014

  • Educación en contexto

    Educación en contexto

    30:02 19 ene 2019

    30:02 19 ene 2019 Arquitectura contemporánea española. Tres Escuelas que establecen fuertes vínculos con el lugar en el que se implantan. Nacen de las circunstancias del contexto, se integran en él y lo revitalizan. ESCUELA DE LA MILAGROSA en Pamplona, ESCUELA DE DISEÑO de Amposta e IES RAFAL, Alicante. Histórico de emisiones: 29/11/2014

  • Escena mediterránea

    Escena mediterránea

    30:05 12 ene 2019

    30:05 12 ene 2019 Tercer capítulo de la serie Edificios titulado "Escena Mediterránea", que analiza tres Auditorios frente al Mediterráneo: El Auditorio Infanta Elena, en Águilas; el Auditorio de Cartagena, El Batel; y el Auditorio de Teulada-Moraira. Histórico de emisiones: 22/11/2014

  • Tradición contemporánea

    Tradición contemporánea

    30:55 05 ene 2019

    30:55 05 ene 2019 Tres viviendas que se inspiran en la tradición local, en su paisaje y en sus construcciones, mirando al pasado pero sin renunciar al progreso. La Casa para tres hermanas, en Bullas; la Casa 712, en Gualba; y la Casa para un pintor, en Cartagena, son los proyectos elegidos. Histórico de emisiones: 15/11/2014

  • Arquitectura industrial

    Arquitectura industrial

    31:37 29 dic 2018

    31:37 29 dic 2018 Conocemos mejor tres antiguos edificios rehabilitados como Centros culturales. Sus arquitectos explican las claves de la transformación de antiguas instalaciones industriales en edificaciones del siglo XXI. Cineteca Matadero, La Conservera y Medialab-Prado. El antiguo Matadero de Madrid se ha convertido en los últimos años en Centro de Cultura. La transformación arquitectónica de la esquina noroeste del complejo de principios del siglo XX y su reconversión en un Centro de Cine del siglo XXI ha sido obra de los arquitectos José Mª Churtichaga y Cayetana de la Quadra-Salcedo. Su estudio (ch+qs) propuso un concepto basado en el respeto a los elementos que perviven del edificio original, mampostería de piedra y fábrica de ladrillo, y una intervención insólita: un trabajo de cestería realizado entrecruzando mangueras de goma y plástico sobre un esqueleto de barras de acero. La Conservera es un proyecto que ha convertido una antigua fábrica de conservas de Ceutí, Murcia, en un Centro de Arte Contemporáneo. El modelo que adoptaron sus arquitectos, Fernando de Retes y Enrique Nieto, para la reconversión se basa en la estrategia del reciclaje. Por una parte la recuperación de la propia materia de los edificios del complejo conservero. Mampostería, metal, todo lo que se podía mantener o reutilizar, se ha incorporado al proyecto. Y por otra parte, la recuperación de la memoria de los espacios de un importante complejo conservero en el que estuvo implicado prácticamente todo el pueblo de Ceutí. Dos jóvenes arquitectos, María Langarita y Víctor Navarro han transformado una serrería de principios del siglo XX en Medialab, un Laboratorio de cultura ciudadana del siglo XXI. El proyecto plantea un evidente contraste entre el edificio original, que se ha respetado sin intervenciones gracias a su excelente estado de conservación, y lo que los arquitectos llaman, muy gráficamente, "La cosa". Histórico de emisiones: 08/11/2014

Mostrando 1 de 1