www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
3631293
Para todos los públicos Economía de bolsillo - E-comerce - ver ahora
Transcripción completa

Hoy hablaremos de emociones, de sueños, de retos, de impaciencia,

de seducción, de visión de futuro. Hablaremos de esto y de mucho más:

de la reacción en cadena que se activa

al comprar por internet.

¿Quieres ver la economía de un modo sencillo?

Es más fácil de lo que crees. Ya verás. Todo está conectado.

Todo está enlazado. Todo empieza aquí.

(Voz en inglés)

(Sintonía "Economía de bolsillo")

A finales del siglo XIX,

algunas empresas en EE. UU., como Montgomery Ward o Sears,

empezaron a vender productos por catálogo.

Esto permitía a los consumidores ver las fotos de los artículos

desde casa. Revolucionó el mercado.

Desde ese momento, estas empresas

podían llegar a segmentos de población

inalcanzables hasta la fecha.

"La venta por catálogo

tomó mayor impulso con las tarjetas de crédito.

Los compradores podían escoger los productos

en la tranquilidad del hogar,

sin la asistencia o presión de un vendedor.

Además, se establecía una relación de mayor anonimato

entre el cliente y el vendedor. El sistema

se hizo tan popular, que últimamente,

un catálogo ha sido el libro con más tirada del mundo.

En 2015 se imprimieron más de 200 millones de ejemplares de este".

Por supuesto, ya no hace falta tenerlo físicamente en casa.

Internet ha sustituido al papel,

al igual que el comercio electrónico a la venta por catálogo.

Vamos a ir a una tienda

para ver las ventajas y desventajas de la compra presencial.

(HABLA EN LENGUA EXTRANJERA)

94, 94.

Según cómo, venir aquí

puede ser tan pesado como una mudanza.

Buscar productos con nombres extraterrestres,

como GRUNDTAL, EXPEDIT, INGOLF, HEMSTA,

BILKIN, SNOIG, HALLVIKEN...

Hacer cola, empujar carros...

EKERO, STANKRIPA, URSULA,

STRANDMON. ¿Quién no tiene un mueble de esta marca sueca en su casa?

Cuando por fin logras montarlo, eres feliz.

Pero ¿qué ha sucedido antes?

("My Time Outside The Womb")

Esto es simplemente

a nivel geométrico. En la era digital,

la distancia más corta entre dos puntos es esta.

Hoy podemos comprar cualquier cosa desde cualquier lugar con esto.

Con un solo clic podemos hacer una transferencia,

comprar vuelos, ropa,

comida... Vamos a ver cómo funciona todo esto.

Qué sucede en horas o minutos

para que todo pueda estar en mi casa.

(Música)

(Milky Chance "Stolen Dance")

(Wolfmother "Cosmic Egg")

¿Cómo está el comercio electrónico

en España ahora? A ver:

España... tiene varias características.

Primero, es un mercado

que no es maduro todavía,

lo cual por un lado es bueno, porque está en crecimiento.

De hecho, creo que España es el país que más crece en Europa

a nivel de comercio electrónico, ¿vale?

Y somos el cuarto mercado europeo a nivel de facturación.

Sin embargo, es verdad que hay todavía mucha diferencia

entre los tres primeros de Europa,

que son UK, Alemania y Francia,

y España, ¿vale?

Para hacernos una idea, creo que...

Inglaterra estará...

sobre los 100 000 millones de euros de facturación.

Alemania, sobre los 70 000 millones.

Francia, un poco más de 50 000.

Y España estará, a finales de 2014,

sobre los 16 000 millones de facturación.

¿A qué se debe esa diferencia?

Yo creo que lo que más daño hizo

al e-commerce en España

fue la existencia de un tópico muy potente durante años.

Ese tópico era

que a los consumidores españoles

no les gustaba comprar online, porque tenían miedo.

Miedo de dejar tu tarjeta en internet,

miedo de comprar eso en un sitio desconocido,

que tenían la cultura de la calle, que querían tocar el producto.

Pero realmente nos hemos dado cuenta

que este tópico era totalmente falso,

y que el miedo al final no está en el lado del consumidor,

sino en el lado de los comercios.

"De hecho, por parte de los consumidores

se han conseguido grandes progresos en los últimos años.

Incluso por los más reacios al uso de internet.

Si a alguien se ha acusado

de tener miedo es a la gente mayor.

La tecnología es una barrera de acceso

que genera desconfianza en gente de edad avanzada.

Pero las cosas están cambiando. Hemos venido

a una clase de informática

para jubilados para ver cómo se las arreglan".

Comprar a mí no me gusta.

O sea, puedo llegar a hacer la compra del super.

Es falta de confianza en mí misma,

que sepa yo lo que quiero.

Para mí es un medio correcto,

seguro, y yo nunca he tenido problemas.

Disfruto más yendo a una tienda,

viéndolo, probándomelo y comprándome que por internet.

Me da miedo si tengo que dar

la cuenta bancaria, o lo que sea.

En alguna no me gusta que me pidan un código particular,

y en estas normalmente,

como no conozca muy bien la página,

como no conozca al proveedor, las desestimo.

Lo que sí que he hecho ha sido encargar reservas de hotel.

Si luego cuando no me gusta, lo has de devolver, es un lío. No.

Yo, a la vieja usanza.

Cada vez más gente quiere abrir un comercio electrónico,

pero muchos cometen un error: van demasiado deprisa.

Por eso te doy un consejo: tómatelo con calma.

Si quieres abrir un comercio electrónico, piensa en grande,

pero hazlo paso a paso.

"Lo primero que debes hacer es gratis. Consiste

en sentarse y pensar. Parece una tontería,

pero es fundamental tenerlo muy claro, porque rectificar

te puede salir caro.

Piensa bien qué tipo de negocio quieres crear.

Dale las vueltas que haga falta. Pregúntate qué quieres vender,

y a quién, y ten presente que para que tenga éxito,

tu producto debe ser fiable, atractivo y simple de utilizar.

Ahora que lo tienes claro,

es momento de diseñar un plan de negocio. Calcula

las ventas necesarias para tener beneficios.

No olvides contemplar todos los costes en tu tienda.

Por ejemplo, el posicionamiento en Google,

las licencias o el hosting. Intenta adelantarte

a posibles imprevistos. Como punto de partida,

deberás responder al menos a estas preguntas. Apunta:

Después de analizar estos puntos,

tendrás una idea general sobre si tu negocio es viable o no.

Si tienes un buen plan de acción,

será más fácil encontrar inversores".

Es hora de poner en práctica tu plan.

Aunque para montar tu tienda online puedes acudir a un experto,

si quieres hacerlo tú mismo,

hay programas de gestión de contenido para crear tiendas

como estos:

"Todas las tiendas online tienen un sistema así,

desde el que controlas todo.

Desde el catálogo de productos hasta tener informes.

Te servirán tanto para crear tu web como para gestionarla.

Tienes muchas opciones,

como Wordpress, Magento, Openshopen o PrestaShop".

Busca la plataforma que más se ajusta a tus necesidades

y ya estarás listo para la aventura.

Para tener éxito en una tienda digital,

como en una tienda física, necesitamos tener buenos productos

y establecer una buena política de precios.

"Ebay, Amazon, Alibaba, son ejemplos

de marketplaces donde hay gran variedad de productos

a los mejores precios".

Al fin y al cabo, son como centros comerciales como este,

en los que puedes encontrar precisamente

esas ofertas.

Estamos en una tienda física,

y todas tiene unas características que logran vender más o menos.

¿Cuáles serían las características que una tienda online debería tener

para vender mucho más?

En una tienda que sea online o física,

la idea es conseguir atraer clientes,

y hacer que vuelvan a comprar. Fidelizarles.

Para lo primero, atraer clientes,

tienes que invertir en marketing online, en este caso,

utilizando los canales de comunicación de internet.

Por ejemplo Google.

Las redes sociales. Es un canal no solo de comunicación,

sino también de venta.

Existen muchos canales de comunicación

y de captación de clientes. Hay que entender el negocio online

como un negocio muy complejo,

donde intervienen muchos actores en la cadena logística.

No solo el que llegue el paquete a casa. Antes de esto

hay muchos pasos, muchos puntos

que hay que hacer bien

para que llegue el producto a las manos del consumidor final.

Y toda esta experiencia de compra,

desde la usabilidad de la web

hasta el transportista que te da el paquete,

es algo que contará

en la valoración del cliente y en sus ganas de volver a comprar.

("Szalone chwile")

8 de cada 10 tiendas online no logran sus objetivos.

Algunas de ellas sí

Hoy estamos en Castelserás, Teruel, para conocer un caso de éxito:

Ricardo Lop vende cosas así.

(Música de piano)

Ricardo, en Castelserás, un pueblecito de Aragón

donde la ganadería

es su fuente de ingresos fundamental, ¿cómo te surge la idea

de crear un comercio electrónico exitoso, como es el tuyo?

Por necesidad. Es fácil.

Debes conocer la herramienta, internet,

que para mí fue una sorpresa, porque no soy aficionado a la tecnología,

y así como la vi en un ordenador,

que estábamos aprendiendo a manejar el correo electrónico,

pues me chocó mucho que decían que tras la pantalla

había no sé cuántos millones de personas conectadas.

Y claro, dices: "Se podrá vender algo, ¿no?".

Y ya, a ver qué podíamos poner. Ya estábamos con la web sin saber

qué pondríamos dentro.

Y bueno, al cabo de varios años,

ya hemos conseguido enviar...

cuchillos, navajas, espadas

y pistolas a todo el mundo.

Vendéis espadas, pistolas, detonadoras.

Sí. No es típico de Teruel.

Aquí es típico el jamón, pero da igual.

Puedes vender de todo.

Siempre lo busca alguien. Y vendes a 100 países, o más.

Sí. 160 o por ahí.

Y enviáis desde aquí. Puede parecer que estamos aislados,

si ves el entorno y eso, pero estamos en el centro del mundo.

Está todo el mundo alrededor, a un clic.

Y la logística cada vez funciona mejor.

Cada vez es más económica.

¿La logística es la clave? Es una parte.

Nuestro problema puede ser el precio,

que fuera de Europa es más elevado,

y muchas ventas se pierden por eso. No más que la competencia.

Pero bueno, si pudiéramos

abaratar esos costes,

sin duda, con las mismas visitas a la web, venderíamos más.

¿Cómo has ido descubriendo los elementos para vender más?

Hay varias: primero, tener claro que no tienes ni idea.

Que no eres el más listo del pueblo. Y a preguntar y a probar.

Entonces,

no tener..., no dar por hecho que la gente tiene tu mismo perfil.

Cada usuario tiene unos gustos

y unas cosas. Cuando vas a poner las cosas en la web de un proveedor,

no debes poner lo que a ti te gusta. Pon lo que se fabrica.

Porque todo se vende. Es importante

la usabilidad de la web.

Que en tu página web sea muy fácil pasar por caja.

Se trata de eso.

Más clics, menos ventas.

De hecho, recibimos pedidos vacíos que luego han pagado,

y nos llaman: "Hice un pedido...".

Ya lo esperábamos, ya. Pero no pasa nada.

No obligas a nada. "Se ha olvidado el teléfono".

"Vaya, ¿es que los sordos no pueden comprar?".

Claro que pueden. Su Visa vale igual que la tuya.

Deja que compren. ¿Para qué quieres el teléfono?

Entonces, no pidas más datos de la cuenta.

Nosotros a los clientes los tratamos lo mejor posible.

Sobre todo cuando hay un problema.

Entonces tienes un cliente cabreado,

con motivos o sin motivos,

pero está cabreado en EE. UU., en Francia

o en Burgos, y lo que hacemos es resolverlo rápidamente,

y ponernos en sus zapatos. Tendrá razón o no,

pero primero atiéndele bien.

Lo que más cabrea no es que no des la razón,

sino que no atiendas. Entonces, las incidencias,

una incidencia bien gestionada, es un comercial en potencia gratuito.

Has solucionado el asunto. Esa persona ya confía en ti.

Ha habido un problema y has dado lo que había que dar.

Pues ese repetirá.

Comprará y lo cascará. El servicio postventa.

Al final, creo que eres el sentido común

del comercio electrónico.

Cuando empecé con la página web, ni yo mismo me aclaraba en ella.

Era consciente que habría gente

igual de torpe que yo con tarjeta Visa.

Hazlo fácil, y sabrá usarlo todo el mundo.

El ejemplo de Ricardo Lop

nos sirve para identificar las claves

que debes tener en cuenta al configurar tu negocio.

Si lo haces bien, disfrutarás de las ventajas que supone

tener bien posicionado tu comercio electrónico.

"La red ofrece a ciertos proveedores

la posibilidad de participar en un mercado interactivo,

en el que los costes de distribución y ventas tienden a cero.

Los productos pueden entregarse de inmediato, sin intermediarios.

Podrás informar más fácilmente a los clientes

sobre los productos de tu empresa,

y proporcionar mejor soporte al cliente,

disponible incluso las 24 horas del día.

El uso de la red reduce errores, tiempo

y sobrecostes en el tratamiento de la información.

Además, es más fácil entrar en mercados nuevos.

Especialmente, en los más lejanos geográficamente.

Podrás mantener una mejor comunicación con tus clientes,

y recibir comentarios

en relación a los productos o servicios de tu empresa.

Si respondes adecuadamente a estos comentarios,

conseguirás una mayor fidelización de los consumidores".

Y no lo olvides:

tu página web es tu escaparate.

Nadie entrará en tu tienda si no es atractiva

y no se localizan fácilmente los productos que vendes.

Diseña una web clara, sencilla y rápida.

Sobre todo rápida, porque está demostrado

que la paciencia no es nuestra mayor virtud.

(Balidos)

Los campos de Castelserás son inspiradores.

Fue aquí donde Ricardo tuvo su brillante idea,

y aquí hoy unas ovejas nos van a explicar a su manera

cómo tener una tienda de éxito. Ya veréis.

Google, Twitter, ven aquí. Ven, ven.

"Para seducir al público, lo primero y más importante

es meterse a Google en el bolsillo. Un e-commerce en España depende

en el 98 por 100 de Google.

La segunda cosa importante es aliarte con un gigante como Amazon.

Porque es una plataforma de compra enorme, y si tus productos

están ahí, es más fácil que te encuentren.

Para salir en los primeros resultados de búsqueda,

puedes hacer varias cosas: tener buen contenido,

colgar en tu web vídeos, textos e imágenes

interesantes. También debes invertir en las redes sociales.

Si las empleas bien, estarás

mejor posicionado y te verán más. Antes de abrir

cualquier e-commerce, se recomienda moverlo en las redes.

Lo que debemos conseguir ahora

es que todas estas estrategias vayan juntas al mismo objetivo,

y con la mayor rapidez posible

para atraer a más compradores en el mínimo tiempo".

(Música)

¿Somos tan impacientes como muestran los datos?

¿Ya nacemos impacientes o es algo aprendido? Buscamos respuesta

a estas preguntas con un experimento

que pondrá a prueba la paciencia de estos niños.

Les hemos ofrecido dos opciones: si quieren, pueden comerse

el caramelo, o bien esperar un rato y recibir dos.

¿Qué pasará?

¿Decidirán lo más lógico y esperarán

o serán más impulsivos?

(Música)

  • E-comerce

Economía de bolsillo - E-comerce

11 jun 2016

El e-commerce es la evolución tecnológica de la venta por catálogo, con ellos las tiendas lograron llegar lejos. Ahora, llegan a todo el mundo. ¿Pero, son todo ventajas en el comercio electrónico? Aprendamos cuáles con las sus ventajas pero también cuales son sus inconvenientes. ¿Nos fiamos?.

ver más sobre "Economía de bolsillo - E-comerce" ver menos sobre "Economía de bolsillo - E-comerce"
Programas completos (15)

Los últimos 30 programas de Economía de bolsillo

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios