Donde comen dos La 1

Donde comen dos

Viernes a las 23.15 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5194278
Para todos los públicos Donde comen dos - Roma - ver ahora
Transcripción completa

# Juan Manuel Montilla, acá el Langui.

# Rapero, actor, personaje de sección.

# Me lo dice aquí el querido profesor,

# con la carrera de Magisterio y su Concha de Plata.

# Los Premios Goya no son de hojalata.

# Pues espera que te diga esta historia de qué trata.

# Soy de Pan Bendito, un barrio con mucha miga.

# Las estrellas Michelin es lo que más a mí me tira.

# Sé, chaval, que tú eres más de... A ver.

# ...bocata de fuagrás, rebañar y el cuchareo.

# Sí. Por eso hay que pactar

# qué visitar, tendencias y vanguardia o cultura popular.

# Un día para mí, otro día tuyo entero.

# Un día para lujo... Otro, para zampar puchero.

# Donde comen cuatro, comen dos,

# por dos comemos este y yo.

# Cada uno, cada uno a su manera,

# desde el fino tenedor a la cuchara de madera.

# Pablo Pineda y Langui se recorren el mundo de tranquis,

# compartiendo y degustando.

# Esperemos que en su casa lo estén disfrutando. #

Está buena, ¿eh?

¿Verdad? Con lo que ha costado, como para no estarlo.

Yo te dije que quería comer algo italiano.

Pero somos de hacer las cosas bien. Ahí.

Y a lo grande. Como el Coliseo.

Ya que estamos aquí...

Estamos juntos los dos,

¿nos quedamos, no?

Claro. Así que pégale el último bocado,

que viene la cuadriga.

Pues venga.

Madre mía, ¿esto es una cuadriga? Esto es una minicuadriga.

Vamos.

(HABLA EN ITALIANO)

(HABLA EN ITALIANO)

Escucha, ¿cómo se te daba a ti el Tetris?

Normalito, ¿por?

Porque vas a tenerme que encajar las piernas como fichas de Tetris.

Ay, Dios mío. Amigo.

Si fueras menos "vintage".

Hay que venir a Roma así.

Amplio no es. Pero es típico.

¿Cómo lo haces tú? ¿Se te da bien el Tetris?

Bueno, a ver. Echa el asiento para delante.

¿Cómo lo hacemos? Mete esta pierna.

Imagínate que estás en la última pantalla del Tetris,

te vas a pasar el juego y lo tienes ya difícil.

Y tienes que meter la pieza en el hueco.

Pesas mucho, Langui. Venga, métela.

Pesas mucho. El tobillo, Pablo.

Entra tú primero.

Qué chiquitino es esto. Esto...

Colega, vamos a ir un poco apretados, ¿eh?

Sí.

(HABLAN EN ITALIANO)

Le he dicho que vayamos al Foro.

Al foro filatélico, ¿no?

No.

Aquí, la banda sonora la pongo yo,

amigo. ¿Sí?

Música clásica típica italiana.

DJ Pineda. (RÍE)

Es música clásica italiana.

Cada momento sugiere una canción.

# Felicidad, es una viaje lejano, mano con mano, la felicidad.

# Felicidad, es una viaje lejano, mano con mano, la felicidad. #

(CANTA EN ITALIANO)

Es que, te vas de la taranta. (RÍE)

Fíjate.

(CANTAN EN ITALIANO)

# Para hacer bien el amor hay que venir al sur.

# Lo importante es que lo hagas con quien quieras tú... #

(TARAREA)

# ...se hace más fuerte para enamorar. #

Ole.

Nos hemos vuelto a inventar la letra.

Te digo una cosa,

todas son de amor. Todas.

Eres un DJ muy amoroso.

Estamos en la Ciudad Eterna y hay que cantar al amor.

(HABLA EN ITALIANO)

Pues a "bajarsi", ¿no? A "bajarsi".

A "bajarsi".

Si me queréis, bajaros.

(HABLA EN ITALIANO)

(HABLA EN ITALIANO)

Se me queda el "tobillino" "encajaduni".

Bueno, Langhi, la Plaza de España. "Piazza di Spagna".

¿Qué te parece?

¿Qué qué me parece? Sí.

A bote pronto,

135 escalones inaccesible, chaval.

Tú no te preocupes, ¿eh? Esto es del siglo XVIII,

en aquella época,

ni ascensores, ni montacargas, ni la madre que...

¿Tú me ves a mí cara de frustrado?

¿No estarás pensando en lo que yo estoy pensando, no?

Hacer historia en un sitio histórico.

Que Dios nos pille confesados.

Vas muy rápido.

Te espero aquí.

Dándote el solecito, ¿no? Venga, va.

Escúchame, 135 escalones no son nada para mí.

¿Ah, no? Te lo voy a demostrar.

"Sorry. It's okay".

Un poco más, va.

Eso es, sigue. Ay, Dios mío.

Venga, va.

¿Y cómo lo hacían los discapacitados?

Eso digo yo.

Los tiraban por los escalones.

Directamente rodando, ¿no?

Rodando.

En aquella época, la brutalidad... Dame la mano.

Arriba.

¿Has visto, Pablo?

Con tu ayuda soy capaz de todo.

Sí, señor. Agárrate a mí. Tranqui, tranqui.

Voy a tu rebufo. Sí, sí.

Como en el ciclismo.

Voy pegado a tu rueda para que me cortes el viento.

Sí.

Si quieres, lo dejamos aquí. No, no.

¿No?

Los 135 me los subo yo.

Enteritos. Qué tío, de verdad.

Tu afán de superación, tu tenacidad...

¡Ah!

Espera, que me acerco.

Ven aquí, vamos subiendo.

Una, dos y...

Una, dos y... Vamos.

No te embales. Seguimos, ¿eh?

Venga, dale.

Cógete a mí.

Eres mi entrenador. Cógete a mí si quieres.

No, tranqui, tranqui.

Venga, va.

Uy. Chico, qué empujones.

¡Venga, Langui, vamos!

¿Cuántos llevaré? No lo sé.

De 135 hemos subido solo eso.

¿Te digo cuántos llevo? ¿Cuántos?

80 escalinatas ya.

80 ya, ¿no? 80 escalones llevo ya, Pablo.

¿80? Mira para abajo.

Que los he contado. Venga, va, vámonos.

Tú tranquilo, ni mires lo que hay abajo,

ni pienses en lo que queda, nada, para arriba.

Ahí, como el mascarón de proa.

Vamos que nos vamos.

Venga, que ya queda menos.

Si te vieran tus hijos...

y tu mujer.

Si te ve mi madre, no veas.

Hay que ver lo orgullosos que estamos.

Piensa en tus hijos, en lo orgullosos que estarán.

A mis hijos les da igual que yo suba escaleras,...

¿Tú crees?

...sino que qué regalo les voy a llevar de Roma.

(RÍE)

Ahí. Venga, venga,

que tengo más ganas de escalones.

Cuando empiezo, quiero acabar, y luego más y más.

Hombre, cuando se acaben, ya...

Buscamos otras escaleras para subir,

que tiene que haber muchas más en Roma.

Como el chiste de Lázaro.

¿Cuál? Levántate y anda. No,

que anduvo chalado, pero anduvo.

Me estás llamando chalado, ¿no? No.

La tenacidad, la perseverancia... Ahí.

...el esfuerzo,... También.

...el confiar en uno mismo, todo eso,...

Ahí.

...es lo que hace a las personas superarse.

Sí, sí. Chaval, mira.

Ole.

¿Dónde estábamos hace un ratito?

Allá abajo. ¿Y dónde estamos?

A la mitad. Más o menos.

Entonces, ¿qué?

Contigo soy capaz de todo.

¿Sabes lo que pasa, Pablo? ¿Qué?

Que a medida que voy subiendo,

voy teniendo diferentes sensaciones.

Y siempre me pasa cada vez que me supero ante una barrera así.

Eh... La sensación de...

la recompensa de haberme esforzado, de conseguirlo,

de bien conmigo mismo,

pero luego,

la impotencia...

de a lo que nos enfrentamos muchísimas personas.

Porque yo...

he dejado el scooter y subir,

como pueda, agarrándome, mordiendo,

arrastrándome como una lagartija, lo que sea.

Dejando una zona de confort, y decir: "Aquí estoy yo".

Pero el tío que llega y no se puede levantar de su silla

y no puede acceder donde los demás pueden acceder con facilidad,

eso me genera una impotencia

tremenda, tío. Me hace ponerme de mala leche.

Y al mismo tiempo, me entran fuerzas para superar

y cagarme en la madre que parió a quien no es capaz

de poner esto accesible... Dame la mano.

...para que los demás puedan subir.

Pues sí. A mí me pasa exactamente igual,

¿eh?

Sube. Espera, espera.

Espérate.

Espera, no tires mucho, Pablo, que me puedo caer.

Sí, sí.

Este es un tramo difícil, ¿sabes por qué?

¿Por qué?

Porque me da un poco de vértigo y porque está muy alzado.

Pero con maña, con fuerza y confiando en mi amigo,

que no me va a dejar,... Tirado.

conseguimos llegar a la cumbre mundial.

¿Dónde está la frustración ahora? Ahí abajo.

¿Y la dignidad? Allí arriba.

Pues vamos a por ella. Venga, vamos.

Vamos, vamos, vamos, vamos.

Vamos, vamos.

Cuando quieras paramos. Aquí no se para, Pablo.

Yo no conozco la palabra parar.

¿Y la palabra sufrimiento?

Cien escalones. Nos quedan 35.

Ánimo.

Vamos, vamos.

Qué tío.

Sube.

Uy, que me caigo.

Venga, vamos.

Después el episodio de las escaleras,...

empecé a sentirme como observados.

¿Por qué será?

(Música)

Mira, mira.

¿A ver?

Fíjate. Mira, mira

ese gacho, qué porte tiene. ¿Has visto?

Qué expresivos son.

Sí, sí. Si les atas las manos, se quedan mudos.

(RÍEN)

Hacía falta integrarnos.

Qué "fashion".

Pareces a Marcello Mastroianni. Y tú, Puff Daddy.

¿Salimos? Venga.

Va.

Y después de vestir como italianos,

tocaba oler como auténticos italianos.

Como en un anuncio.

Cien menús del día.

Sí al nitrógeno. Sí a mojar pan.

Sí al nigiri.

Sí al puchero.

Sí a las esferificaciones.

Sí al torrezno.

Sí a la deconstrucción.

Sí a la recena.

Sí al minimalismo.

Sí a la fusión.

(HABLA EN ITALIANO)

La actualidad nos lleva a Roma,

donde el Langui y Pablo Pineda continúan con su particular viaje.

Nos informa desde la capital italiana, Lorenzo Milá.

-¿Qué tal? Desde el centro de Roma les saludamos

delante de uno de los restaurantes

más conocidos, de más calidad, el restaurante Metamorfosi,

con una estrella Michelin.

Y estamos aquí porque, hoy vienen a comer,

no una, sino dos estrellas españolas en este caso,

Pablo Pineda y el Langui. Luego se lo contamos.

Desde Roma, de momento es todo. Lorenzo Milá.

Eso tiene que ser algo internacional.

¿Cortamos?

Hola, España.

Hola, mamá. No me seas cateto.

Déjame que sea yo mismo, hombre.

Pero bueno, Langui. Lorenzo.

Pablo. Pero bueno.

Habéis salido en el telediario.

Qué fuerte.

Con lo que le gusta salir en la tele.

¿Y donde comen dos comen tres?

En este caso, donde comen dos, come Lorenzo Milá.

(RÍE)

Yo no tengo la posibilidad de comer aquí todos los días.

Vienes conmigo. Genial.

Y conmigo.

(Música italiana)

Roy. Langui.

¿Cómo estás? Bien.

Bienvenidos, ¿eh?

Gracias.

Sé que estaban viajando por Roma. Me encanta tenerlos aquí.

Qué bien suena eso. Qué bien suena, de verdad.

Qué bien suena, digo yo que me he colado.

-Perfecto.

¿Comenzamos? Deseando estamos.

(Música italiana)

Vamos a hacer un menú que les he preparado,

donde todo nace de una emoción,

de un proyecto, de una idea,

de una sensación que yo quiero llevar a la mesa.

Quiero emocionar a las personas con mi comida.

Esa es mi intención. Vamos a ver si podemos hacerlo con ustedes.

¿Quién nos iba a decir que estaríamos en Roma comiendo

con Lorenzo Milanetti?

Esto es increíble.

Parece que estamos metidos,... Que estamos viendo el telediario

y nos hemos incrustado en él.

Mira. Hombre.

Anda, mira.

Qué chulo.

Llegamos con el primer plato.

Es un atún rojo crudo

con un "mix" de más 20 hierbas aromáticas,

una hoja de acelga recubierta de una masa de maíz.

Se parece un poco al taco mexicano.

Me recuerda a mi niñez, es una emoción que me lleva

al comer con la mano.

Mi mamá siempre me regañaba

porque me encantaba coger la comida con la mano y comerla con la mano.

Que disfruten. Muchas gracias.

Hoja de acelga. Increíble.

La acelga no me gustaba de pequeño,

la verdura no me gustaba de pequeño.

A mí tampoco.

Hay una anécdota, de pequeño,

ahora que recordamos la infancia,

no podía ni oler los higaditos.

Y cada vez que ponían higaditos, detrás del sofá...

Cogía los higaditos y los lanzaba detrás del sofá.

Los higaditos se quedaban secos

y cuando mi madre movía el sofá para hacer limpieza,

pues decía...

Como teníamos la ventana al lado.

"¿Quién tirará piedras, tío?".

Hasta que un día me cazó echando los higaditos,

y dijo: "Amigo, ya sé yo quién tiraba las piedras aquí".

Mira qué maravilla.

-El plato se llama anti pasta.

Para Italia, es una cosa "guau".

Es una concentración de mar,

donde nace todo un concepto,

que es la cocina futurista.

Uno de los puntos de la cocina futurista

era, el quitar la pasta,

la pasta al pueblo italiano.

Dije: "¿Cómo vas a hacer eso?".

Entonces, quise jugar sobre eso. Qué sacrilegio.

Un sacrilegio, la palabra justa.

Vamos a jugar sobre eso, manteniendo la textura,

el gusto y la forma,

y crear una nueva pasta.

El concepto es: futuro.

Es como quitarle a España a Lorenzo Milá desde el Vaticano

retrasmitiendo.

¿Cómo ves tú el futuro, Lorenzo? Pues mira,

hemos dejado de escucharnos, de escuchar al que opina distinto.

Solo escuchamos al que opina como tú.

Es un camino peligroso. ¿Por miedo,

por insensatez, por...

Por muchas cosas, Langui. ...orgullo?

Yo creo que las cosas hay que cambiarlas con más tranquilidad.

Con menos tensión. Sí.

Si todos ponemos nuestro granito de arena, haremos un futuro mejor

como ha hecho Roy con este plato,

consiguiendo la majestuosidad. Sí, sí. Espectacular.

Lo tengo.

¿Qué tienes?

Es como, es como que sabe todo español.

La tortilla de patata.

(RÍEN)

Es verdad. Claro.

No lo había pensado yo antes.

Pues sí. Y las croquetas.

Y ahora podemos entrar en otro debate,

¿le quitamos a la tortilla la cebolla o se la ponemos?

¿Con cebolla o sin cebolla? A mí me gusta...

El gran debate español.

-Risotto opercolato.

Opercolato quiere decir cerrado.

Este plato lo hicimos con el concepto para descubrir,

emocionarnos en el descubrimiento.

El concepto de este plato es la emoción de la primera vez.

Puf... Ahora,...

Gianpiero pondrá la crema de queso de cabra...

-No es un papel para taparlo, se come.

-Es un papel de hongos.

Buen provecho. Hay que quererte, macho.

-La primera vez.

Es curiosísimo esto.

Pam, rompes y descubres.

Recuerdo la primer vez que le hablé a una cámara de televisión,

me quedé...

bloqueado, porque una cámara de televisión

es el objetivo negro que te mira y no te ayuda nada.

Lo que tú no hagas, él tampoco.

Te mira fríamente, quieto siempre.

Y me acuerdo que me quedé muerto. Paralizado, ¿no?

Yo recuerdo mis primeras conferencias,

yo estaba tan tranquilo.

La gente se quedaba...

¿Cómo este macaco viene a dar conferencias con Síndrome de Down?

Increíble.

A ver con qué nos sorprendes con el postre.

Aquí tenemos "jutsu"

almendras y manzanilla.

Esto es una contaminación de culturas entre Japón, Italia...

Yo tengo que excavar dentro y buscar, a buscar las emociones

dentro del plato.

¿Qué buscáis vosotros?

Yo no busco ni la fama ni la notoriedad, no.

Yo busco, como he dicho antes,

un mundo mejor.

A pesar de eso, Pablo, ¿qué buscas?

Hombre, yo también busco una pareja, las cosas como son.

(RÍE)

Es muy importante,

porque creo que ya tengo una cierta edad,

casi 45 años ya.

Se te pasa el arroz. Se me paso seguro.

Si es que ya no está pasado, esa es otra.

Ya socarrat.

Si está socarrat el arroz. Ya se ha pasado.

Es una búsqueda difícil.

Porque creo... Difícil y que tú eres un exigente.

Que me parece bien. Cuanto menos busques,

Mejor. ...más cerca estás.

Me alegra que os haya gustado este sitio.

Me ha encantado. ¿Has visto, amigo?

Cada vez te acercas más a mi terrero.

Te acercas más a mi lado. A ver, esto...

A mí me ha sorprendido.

Yo soy de los tuyos.

Quiero corresponderos de alguna manera.

En fin, quedarme cómodo.

Mira lo que tengo yo aquí, tengo una sorpresita.

Hay alguien aquí en Roma

muy especial que quiere veros.

El sello del Vaticano.

¿Qué dices? Abre, abre.

El sello del Vaticano.

Sí.

¿Qué dice?

Bueno, y después de comer, a ver una peliculita.

Hay que ver, Langui, la idea que tienes tan literal de ir al cine.

Guau.

Pablo, ¿dónde estamos?

En Cinecittà. Qué perspicaz eres.

Estando en Roma, no podíamos dejar de visitar Cinecittà,

esta exhibición del Hollywood europeo.

Hoy, nosotros vamos a revisitar

el cine desde la incursión. Sí, señor.

¿En qué género nunca se ha visto actores con discapacidad?

¿En el género del oeste?

Cuando me vi en aquel decorado,

me sentí Clint Eastwood en la película

El bueno, el feo y el Langui.

(Música del oeste)

¿Un sheriff con Síndrome de Down? Nunca lo había visto.

¿Y un cuatrero con parálisis cerebral?

En este pueblo solo cabe una persona con discapacidad.

En eso estoy de acuerdo contigo.

Que decida el revólver. Eso mismo digo yo.

¿Cómo te sientes? Como un auténtico romano.

¿Verdad? A lo clásico, como soy yo.

Nunca hubiéramos salido en una película de romanos,

como mucho, como leprosos. Yo daría el pego.

Yo podría ser un senador, incluso un emperador.

¿Tú sabes lo que es sentir la responsabilidad

de un auténtico emperador?

Ciudadanos de Roma, escuchad al mejor de nuestros hombres,

el triunfador de la campaña de Hispania,

¡Paulos Pinedis!

Pueblo de Roma,

no quiero un imperio con barreras, quiero un imperio, sí,

pero un imperio inclusivo, de personas libres

y diversas.

¡Ave, Paulus!

Y además, pan y circo.

Sobre todo pan, mucho pan.

¡Ave, Paulus!

Oficial, ¿hay señales de sonar?

Ninguna, capitán.

Nadie viene al rescate. No queda aire ni tiempo.

Este es el final.

El mar será nuestra fosa.

Moriremos como marinos. Capitán,

ha sido un verdadero placer servir sobre su mando.

¿Alguna última orden capitán? Sí. Descanse.

Y deme un abrazo.

La verdad es que en el abrazo, amigo,

aunque estuviéramos interpretando, te emocionaste.

Porque yo note el hombro húmedo. Eso era una filtración.

Yo quería que Langui conociera a mis compadres italianos.

(RÍE)

(Música italiana)

Uh, cómo huele a pizza, Pablo.

Uh. Cómo te gusta, ¿eh?

Madre mía. Hola, buenas.

Hola.

(HABLAN EN ITALIANO)

Hablan italiano, pero qué bien que se entiende el idioma.

Sobre todo, cuando la que te lo dice es una madre.

¿Es la dueña del restaurante?

(HABLAN EN ITALIANO)

¿Y cómo es la historia?

(HABLA EN ITALIANO)

Estoy en mi terreno.

Totalmente. Totalmente.

¿Necesitáis a uno más?

(CANTAN EN ITALIANO)

Son exigentes ¿eh, Pablo? Sí, sí.

Muy bien, qué técnica. A mí me ha gustado.

No la entierres, no.

Dale la vuelta. Vamos, Pablo, confío en ti.

¡Ole!

Ese es mi Pablo.

(HABLAN EN ITALIANO)

Yo, mucho italiano no sé,

pero me di cuenta que esta gente italiana

se estaba choteando de nosotros. Comunicación no verbal.

Desde luego, estos son más duros que el jurado de MasterChef.

Al aire. (HABLA EN ITALIANO)

(CANTA)

Cuidado, chicos, veniros para acá, que nos cae en la cabeza.

Venga, Pablo. Una, dos,

(HABLA EN ITALIANO)

Para arriba, arriba.

Dos... Venga, arriba.

Madre, increíble, Pablo.

Cuando ya vi el tomate,

la mozzarella...

Ay, es que se me olvidaba hasta la técnica.

Te lo querías comer sin meterlo en la leña.

Sin nada.

(HABLA EN ITALIANO)

¿Te gusta trabajar aquí?

(HABLAN EN ITALIANO)

¿Cuál es el secreto para hacer una buena pizza?

(HABLA EN ITALIANO) El agua de Roma.

Qué pena que este restaurante no esté en Madrid o en España.

En Madrid, porque yo vivo en Madrid,

si no, estaría todos los días. Y yo.

No solo por las pizzas, sino por el personal.

Totalmente.

Son pizzas inclusivas, Pablo.

(HABLA EN ITALIANO)

(HABLA EN ITALIANO)

Venga, venga.

Me va a dar con la pala. Mira, chaval.

(HABLAN EN ITALIANO)

El orgullo de España estaba en juego, Pablo.

¿La tiraste a propósito?

Obvio.

La madre que te hizo.

(Música)

Ser... o no ser.

Hay que ver la matraca que nos han dado

con lo que es de ellos y con lo que no lo es.

Mira, el ideal romano,

un tío alto, esbelto,

majestuoso... ¿Quién, esos dos?

No, hombre, no, la estatua. Claro.

Desde entonces, los cánones han cambiado.

Todo cuerpo es bello.

¿Adónde quieres llegar?

Te he traído el modelo que te prometí.

Muy bien. ¿Modelo?

Sí. ¿Modelo?

Sí, modelo.

"¿Vamos?". ¿Qué?

¿Me tengo que poner ahí, me vais a dibujar?

Claro. ¿Con estas pintas, en chándal?

(HABLA EN ITALIANO)

¿A cambiarme?

¿Qué ropa me vais a poner? No.

Ropa ninguna,

es todo lo contrario.

¿Qué?

Bueno, llegados a este punto,

quiero que me dibujéis sin contemplaciones,

tal y como soy de retorcido.

Pablo. Dime.

Tú me conoces bien, ¿eh?

No te preocupes, que soy quien mejor te conoce.

Esmérate.

Así, en pelota picada.

Como todo un verdadero profesional.

Los chicos nunca habían tenido nada tan difícil que dibujar.

¿Verdad? Pura vanguardia, amigo.

Pero vanguardia... Retorcimiento puro y duro.

Qué difícil es pintar ese cuerpo que tienes, hijo.

Si llega a ser cubista.

Vamos ya el Pablo Picasso de Málaga.

(RÍE)

Tengo unas ganas de ver un trazo.

Langui, tú no te muevas, a ver si te voy pillando

la expresión.

Pablo. ¿Sí?

¿Cómo me ves desde ahí?

La verdad es que viéndote en pelota picada...

¿Qué pasa?

Tienes unas proporciones muy chulas.

Langui,

creo que al final, todos tenemos algo bello,

hermoso.

Te has mostrado ahí con dos bemoles a que te pinchen.

Eso es orgullo.

Desde que me dijeron que tenía los andares más bonitos del mundo,

que eso me lo dijo Rocío,

creo que colaboró mucho

a quitarme el complejo total.

Ese es el verdadero amor.

(HABLAN EN ITALIANO)

(HABLAN EN ITALIANO)

Pues allá que voy.

Bueno, qué intriga.

Uy, pero qué técnica, ¿no?

Me gusta.

Fíjate, me has clavado, ¿eh?

La posición de la mano, los pinreles...

Bueno, me has echado un poco entrado en kilos, ¿eh?

Yo me veo más delgado, ¿no?

Bueno, qué intriga.

Me reconcomía la curiosidad por ver tu cuadro.

¿Sí? Sí.

Me intrigaba ver qué te había inspirado para dibujarme,

cómo me habías plasmado.

Bueno, bueno, Pablo,

amigo mío, esto me lo tienes que explicar.

¿Qué te parece? Es increíble.

No es por que no lo entienda, ¿eh?

Pero me veo perfectamente.

Y las piernas y todo. ¿Has visto qué piernas?

Aquí hay mucho más. Sí.

Te lo voy a explicar bien. Explícamelo, amigo.

Este cuadro no es solamente un cuadro de una persona,

esto es una alegoría.

Es todo lo que rodea a esa persona.

Tienes una mirada muy profunda, muy reflexiva,

como la que tienes tú.

Tus hijos.

Tu mujer.

Y tu perro, Bonilla.

Y, luego, algo...

Tu barrio, Pan Bendito.

Con ese arte que tienen los panbenditeños.

Y como no, tus dos pilares, la educación

de los padres

y la educación de los hijos.

Diversidad y deporte, igual a valores, lo que tú haces.

Un abrazo. Ven aquí, tío.

De pintor... a modelo.

A modelo.

Humildemente.

Dalí. (RÍE)

Pues sí, amigo Pablo, me has clavado.

Cubismo puro y duro.

Uy.

El cachete es tu forma de firmar, ¿no?

Es mi firma.

Cuando Pablo os diga que vais a probar la comida italiana,

preguntadle qué parte.

Hombre, solo era la pasta.

Solo, ¿no?

¿Cuántos tipos de pasta hay? Espagueti, macarrones,

los ñoquis... Los ñoquis, muy bien.

Pero ¿a qué no sabes salir de ahí?

El rigatoni...

Estás copiando, que te he visto. Quítate uno.

Ah, y también entra dentro de la pasta, la lasaña.

Ah, bueno, claro. Cuidadito con la lasaña.

(HABLA EN ITALIANO)

Un plato de espaguetis.

Espérate, no vayas tan rápido.

Aquí lo que queremos es todo.

"¿Todo?".

¿Cómo todo?

(HABLA EN ITALIANO)

¿Qué parte de "todo" no has entendido?

¿Cómo vamos a comer 30 tipos de pasta?

"Todo".

(RESOPLA)

(HABLA EN ITALIANO)

Esto ha sido algo ligerito. ¿Ligerito?

Sí, superligero. Es para calentar motores.

Esto es pura dieta mediterránea.

Esto no engorda.

Es bueno hasta para el corazón.

Así te corren a ti las arterias, ¿no?

Me corren estupendamente.

(Canción de "Figaro")

(SUSPIRA)

(HABLA EN ITALIANO)

"Buen provecho".

¿Estás ya? Te han entrado sudores, ¿no?

Se te ha venido el pelo para atrás. Un poco.

Cuatro, cinco...

Aquí hay siete.

Ya quedan menos.

(HABLA EN ITALIANO)

Yo no quiero más. A ver cómo está esto.

¿Quieres un ñoqui?

Espera... que respire. ¿Que respires?

(Canción de "Figaro")

¿Más? Yo no.

(HABLA EN ITALIANO)

¿"Bibi"? Estoy yo para tomarme un "bibi".

(HABLA EN ITALIANO) Bueno.

Veinte y nueve y 30.

Último round.

No puedo, desisto.

No tengo el cuerpo para...

reubicarme.

Viva Italia.

La verdad, Langui,

reconocerás que hemos comido como un papa de los de antes.

Pues vamos a contárselo. Vamos.

Buah, mira, la Plaza de San Pedro. Estás gozando.

Eje de la cristiandad

de este mundo....

bien.

En directo merma un poco. La tele lo hace más grande.

¿O es la sensación? No, no.

Cuando entres, te va a impresionar.

Y, además, vamos a ver al papa.

¿Cuántas veces has visto a un Jefe de Estado?

Este es jefe de Estado, más jefe de la Iglesia.

O sea, tela.

¿Sabes lo que le vas a preguntar a Francisco?

Tranquilo, estás muy nervioso.

Vas a tener a Francisco delante tuya, al mismísimo papa.

No te preocupes, que con el papa tengo muy buen trato.

Si es la primera vez que le vas a conocer.

Pregúntale algo importante.

Que no me presiones. Eres muy pesado.

¿Qué, a que ya hueles a santidad?

Pues sí, pero yo creo que ha sido al pasar esta línea.

Claro. A ver,

esto es la línea que divide

Italia, detrás tuya, delante, el estado Vaticano.

Si damos para atrás,...

otro olor. Otro olor totalmente distinto.

Sí, sí. A ver...

Lo noto, lo noto.

Me está entrando un nerviosismo... ¿Verdad?

Esto es un momento único. Lo voy a vivir contigo, colega.

Ya estamos en otro estado.

(Suenan las campanas)

¿Ya sabes lo que le vas a preguntar o qué?

Sí, más o menos, le estoy dando una vueltecita.

No te veo nervioso en ningún momento.

¿Por qué?

Porque vas a estar delante del líder.

Sí. Una institución de hace...

2000 años o más.

Lo vas a tener delante.

Pero es una persona humana.

Pero es un pontífice, es el más de los más, la mano derecha de Cristo.

Ya lo sé. Por así decirlo.

No me presiones.

Pues dímelo a mí, adelántame algo.

Dame tiempo. Tú céntrate en tu película.

¿Le gustará?

Yo creo que sí. Además, sale él.

Bueno, sale el papa. Claro, el papa.

Yo estoy más nervioso que tú, chaval.

Además, el nombre, "Que baje Dios y lo vea".

Vamos, le tiene que encantar, hombre.

Mira, la ventana. Mira, Pablo.

Desde ahí sale el pontífice a saludar.

Y hace la bendición. (HABLA EN ITALIANO)

Por lo que tengo entendido, este papa no ha querido dormir ahí.

No ha querido que esa sea fuera su alcoba. Lo veía muy lujoso.

¿Será bendita ese agua?

Seguro que hasta te cura.

Difícil curarme a mí ya.

Vamos por este lado, que cuando viene el papa de la audiencia,

Viene ahí.

¿Cómo lo sabes? ¿Tienes información privilegiada?

Por la tele. Yo veo la tele y me fijo.

Claro. ¿Y cómo viene el papa?

En la moto papal. Como la mía.

Claro que sí.

Pues le echaré una carrerita.

Hombre, seguro que su motillo es más lenta.

(Canción de "Aleluya")

Yo flipé, la verdad Sí.

Cómo hiciste el quiebro, nos colocamos en el sitio justo...

por donde iba a pasar el papa.

Ahí está todo muy bien medido.

Tú tenías información privilegiada. (RÍE)

Pablo, que el papa está aquí.

Pablo, que está ahí. Tranquilo, tranquilo.

Momento único que vamos a vivir juntos.

Impresionante.

Más allá de ser creyente o no ser creyente,

es una experiencia, ¿eh?

Pero vamos...

Una pedazo de experiencia.

Que está aquí ya.

Vamos allá. Qué nervios, ¿no?

Un poquito.

¿Qué le vas a preguntar, tío? (RÍE)

Hemos venido a verle con Juan Manuel y con Pablo,

ellos presentan un programa en RTVE sobre la discapacidad.

Ellos son los presentadores. Francisco.

-Muy bien. ¿Cómo estamos, bien?

Aquí Pablo, que es un figura. ¿De qué parte de España son?

Madrid y Málaga. ¿De Málaga vos?

Le he traído un rosario de mi madre, a ver si lo puede bendecir.

Por mi madre, lo que haga falta. Ole.

A mi madre le va a hacer mucha ilusión, es muy creyente.

Y una luchadora, como la de Pablo.

Y le traigo una película de regalo. Ah, es verdad.

"Que baje Dios y lo vea".

Ah, sí. Sí.

Aquí salen diferentes actores españoles, y yo.

"Que baje Dios... Sí.

...y lo vea".

Pablo tiene una pregunta que hacerle.

No me quiere decir la pregunta.

Le tengo intrigado. Me tiene intrigado.

A usted, como argentino,

¿qué le gusta comer, cosas pequeñitas

o cosas de peso? Asado.

De cuchara. "Asado".

Lo sabía. Es como tú.

A mí el asado me encanta.

Yo estuve en Argentina varias veces.

¿Ah, sí? Sí.

Asado y mate.

¿Cómo? Y mate.

Santo padre, la gastronomía tiene mucho peso en el programa.

Él es más sibarita, le gusta comer en restaurantes Michelin,

y a Pablo le gusta más la grasa. Soy más de grasa, de asado.

Cada ciudad que visitan, uno elige un restaurante y el otro elige otro.

Qué bueno. Gracias.

Recen por mí.

¿Para cuándo un Síndrome de Down papa?

Pues lo haría muy bien. Muchas gracias.

Y yo cardenal. (RÍE)

Langui, tío, reconócelo,

que entraste como un renegado

Y saliste más suave que un arcángel.

Hombre, es que es el papa.

El papa. El papa.

Quieras o no, impresiona.

Hola, chicos. "Papá".

-"Papá. "¿Qué tal?".

Muy bien, en Roma.

"En Roma. ¿Con el papa Francisco?".

Le hemos visto. Sí.

"¿Al papa?". Al papa.

Al mismísimo papa.

Le hemos saludado, nos ha dado la mano.

"¿Ha dicho algo de lo de 'Que baje Dios y lo vea'?".

Sí, le he dado la película.

"¿Se ha sentido identificado?".

(RÍEN)

Hemos viajado en el tiempo.

"¿Cómo?".

En el tiempo.

Sí.

Ha sido emperador...

Y las escaleras.

Bueno, he subido la escalinata más grande que hay aquí en Roma.

135 peldaños.

"¿No había una cuestecilla para subirla con la moto?".

Qué va. Andando.

Roma no es muy accesible.

Tenéis un padre más duro que el hierro forjado.

-"Mi padre el mejor".

-"Un besini". "Un besini".

"Arrivederci". "Arrivederci".

"Arrivederci". Ser buenos.

Aquí estamos, en Roma, con el mejor equipo que me he buscado.

El mejor cámara, el Langui, el mejor sonidista, Pablo.

Yo no sé cómo "furula" esto.

Hombre, yo pensaba que...

¿Y este perrito? ¿Perrito?

Gracias, mami. Hasta luego, adiós.

Dice que coma ligero, pero...

Dónde me he metido.

Donde comen dos...

(Música latina)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Roma

Donde comen dos - Roma

10 may 2019

Langui y Pablo salen de España, nada más y nada menos que a Roma. Comerán en el restaurante Metamorfosi con Lorenzo Milá. Aprenderán a comportarse como el perfecto italiano y a hacer pizza en un restaurante regentado por personas con síndrome de Down. Langui posará desnudo en una escuela de pintura.

ver más sobre "Donde comen dos - Roma" ver menos sobre "Donde comen dos - Roma"
Programas completos (8)

Los últimos 8 programas de Donde comen dos

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Galicia Completo 50:28 48% 21 jun 2019
    Galicia 21 jun 2019 Langui y Pablo viajan a Galicia para visitar a Lucía Freitas, y comparten mesa con el actor Manuel Manquiña. A esta tierra llegan como auténticos vikingos y protagonizan un desembarco en Cato...
  • Guipúzcoa Completo 48:59 45% 14 jun 2019
    Guipúzcoa 14 jun 2019 Langui y Pablo Pineda se encuentran con el chef Martín Berasategui; comparten mantel con el actor Karra Elejalde; e incluso intentan ser los “perfectos vascos” practican pelota y deportes rural...
  • Málaga Completo 49:14 48% 31 may 2019
    Málaga 31 may 2019 Langui y Pablo se encaminan hacia el sur de España, en concreto a Málaga, Allí comerán en el restaurante de Dani García, que será el encargado de guiarles por los secreto...
  • Madrid Completo 49:02 51% 24 may 2019
    Madrid 24 may 2019 Langui y Pablo visitan el restaurante del Casino de Paco Roncero en la capital. Allí compartirán mesa con la embajadora de Polonia. Madrid les ofrecerá muchas actividades, entre ellas: comer ...
  • Valencia Completo 49:56 43% 17 may 2019
    Valencia 17 may 2019 Langui y Pablo visitan la Comunidad Valenciana. Allí les espera el chef Quique Dacosta que regenta el restaurante que lleva su nombre en Denia. Compartirán mesa con Pau Arenós, un crít...
  • Roma Completo 48:09 46% 10 may 2019
    Roma 10 may 2019 Langui y Pablo salen de España, nada más y nada menos que a Roma. Comerán en el restaurante Metamorfosi con Lorenzo Milá. Aprenderán a comportarse como el perfecto italiano y a ...
  • Extremadura Completo 49:11 56% 03 may 2019
    Extremadura 03 may 2019 En esta ocasión Langui y Pablo visitarán el restaurante Atrio en Cáceres acompañados por Pablo Carbonell, y de paso darán una vuelta por Extremadura. Allí, montará...
  • Castilla La Mancha Completo 48:44 51% 26 abr 2019
    Castilla La Mancha 26 abr 2019 En el estreno, Langui y Pablo visitarán Castilla la Mancha: comerán en el Bohío, restaurante de Pepe Rodríguez y compartirán el postre con Samantha Vallejo-Nágera y su hi...

Añadir comentario ↓

  1. Sanise

    Me siento totalmente identificada con Langui cuando sube las escaleras.Estoy en su misma situación y tengo.las mismos sentimientos de superación e impotencia cuando subo escaleras.Me encanta el programa y ellos dos.Enhorabuena!! Ojalá disfrutemos de sus aventuras durante mucho tiempo.

    21 may 2019
  2. Sebas

    Enganchado a "Donde comen dos", vaya personajes más increíbles, mira que lo pongo para echarle un ojillo sólamente y termino tragándomelo entero, enhorabuena por el programa, hay comida en abundancia, humor, ternura y sobre todo nos hace ver la realidad de las personas, lo duro que es para algunos el día a día que para otros tenemos la suerte de que sea insignificante esas barreras. Enseña mucho, un programa para aprender valores, hoy día tan olvidados.

    21 may 2019
  3. Jonatan

    Inevitablemente tuve que visionar "Que baje dios y lo vea" Raccione igual que a cada programa, entre conmocion, risa y ternura. Os como al cara....

    14 may 2019
  4. Raúl Márquez Sanchez-Seco

    Más programas de este tipo tenían que hacer Sois dos personas para quitarse el sombrero

    12 may 2019
  5. Francisco

    Enhorabuena por el programa. Una vez más me ha encantado

    12 may 2019
  6. JOSÉ JAVIER

    OTRO PROGRAMA Y OTRA ENHORABUENA...MUCHAS GRACIAS POR HABERLO HECHO

    11 may 2019