Donde comen dos La 1

Donde comen dos

Viernes a las 23.15 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5167379
Para todos los públicos Donde comen dos - Castilla La Mancha - ver ahora
Transcripción completa

# Juan Manuel Montilla, acá el Langui.

# Rapero, actor, personaje de sección.

# Me lo dice aquí el querido profesor,

# con la carrera de Magisterio y su Concha de Plata.

# Los Premios Goya no son de hojalata.

# Pues espera que te diga esta historia de qué trata.

# Soy de Pan Bendito, un barrio con mucha miga.

# Las estrellas Michelin es lo que más a mí me tira.

# Sé chaval que tú eres más de... A ver.

# ...bocata de fuagrás, rebañar y el cuchareo.

# Sí. Por eso hay que pactar

# qué visitar, tendencias y vanguardia o cultura popular.

# Un día para mí, otro día tuyo entero.

# Un día para lujo. Otro, para zampar puchero.

# Donde comen cuatro, comen dos,

# por dos comemos este y yo.

# Cada uno, cada uno a su manera,

# desde el fino tenedor a la cuchara de madera.

# Pablo Pineda y Langui se recorren el mundo de tranquis,

# compartiendo y degustando.

# Esperemos que en su casa lo estén disfrutando. #

Qué alegría,

qué contento estoy, Pablo. ¿Verdad?

Tenía ganas de hacer este viaje. Y yo.

Yo elijo restaurante, elijo donde dormir...

elijo los lugares que visitar... Perfecto.

Como el movimiento me escasea, Ya.

no tengo facilidad de movimiento, pues me gusta la velocidad.

Nos está esperando Pepe. ¿El de MasterChef?

Pepe Rodríguez, el de MasterChef. Qué bueno.

Nos va a invitar

a su restaurante. No sé si nos va a invitar o tendremos que pagar.

Jose, ponlo en velocidad crucero.

y cuando quieras, destapa la capota,

que nos dé la brisa de oreja a oreja.

Qué sensación de libertad. # Libre,...

# ...como el sol cuando amanece yo soy libre... #

Pero bueno, esto no es El Bohío.

La experiencia Michelin empieza mucho antes

de entrar en el restaurante. ¿Ah, sí?

Hay que ofrecer nuestra mejor versión.

¿Has visto cómo llevas la patilla derecha?

Ya estamos niquelados para irnos al Bohío.

Sí, señor. ¿Eh? Ya verás cuando nos vea Pepe.

Creíamos que íbamos a ir a mesa puesta,

y Pepito nos puso a trabajar. Nos llevo al mercado y todo.

Pablo, ¿qué te parece? Esto es de lujo.

Aquí compro todas las mañanas, frutería, pescadería.

¿Sabes limpiarlo? ¿Lo limpias tú?

A veces, pero me cuesta mucho. No.

Me han dicho que eres un señorito,

que solo alternas restaurantes de postín.

Soy un sibaritas.

Demasiado fino el hombre.

¿Limpiamos pescado?

Parece que le estás peinando.

Fuerte, fuerte.

Dale. ¿Lo agarro yo?

Lo agarro. Y de la cola para arriba.

Ay, ay, dale ahí. Bien, bien.

Vamos limpiando un poco. Pablito, cuidado.

Estamos limpiando. Un poco cabrito, ¿no, Pepito?

(RÍE)

Señora, ya sabe, tenemos pescadilla rica, fresca.

Rodaballo hermoso.

Menos mal que sabe rapear, porque lo que es vender,...

este no vende ni las quisquillas.

Las sardinitas estupendas. Recién traídas.

De Málaga.

Esto va a bajar la venta.

Y cuando pensaba que iba a catar esas delicatesen en El Bohío,

nada, otra paradita.

Vamos a por un poco de pan. Sí, que a Pablo le gusta el moje.

¿Es panero? Muy panero.

Uy.

El mejor sitio. Me encanta.

Aleluya la masa madre.

¿Qué tal? Ay, por Dios.

¿Te emocionas? ¿Conoces a Francisco o es el por el pan?

Es por el pan.

(RÍEN)

Como vamos al Bohío. Va a haber callos.

Este.

Oh... Pan bendito.

Pan Bendito. Pan Bendito.

Para cenar no llega el pan.

Pero ¿no veníamos a comer?

Se nota la calidad, se nota. ¿Os vais a quedar con hambre?

Aquí estamos. Venís a un sitio serio, El Bohío.

Estrella Michelin, no te digo más.

Lo que le gusta al Langui, las estrellitas.

Antes de yantar, o sea, de jalar, hay que practicar.

Estamos en la cocina de El Bohío. Madre mía.

Vais a hacer el postre, yo no voy a currar nada.

E un postre de dos sabores, limón y wasabi.

De un bocado, de un bocado.

Bueno, bueno, va saliendo.

(RÍE)

(RÍE)

¿Queda claro? Sí.

A ver si es verdad. ¡Sí, chef!

(RÍEN)

Lo echamos aquí. Qué espumoso.

Ahí, ahí.

Frénale.

Bueno...

No lo veo, señores, no lo veo.

No lo veo. Esto parece fácil.

Cinco minutos y subimos los brazos.

(RÍE)

¿Y si os sentáis

y coméis tranquilamente? Deseaba que me lo dijeras.

Yo también. ¿Tú también?

Vamos a comenzar con los aperitivos de bienvenida.

Un merengue de ensaladilla rusa

con crujiente de pulpo especiado.

Sopa de boquerones.

Ensalada de gambas.

Un crujiente de ternera. Qué aproveche.

Te quería llevar a comer hidrógeno sobre lecho de aire,

pero creo que es un poco fuerte, así que,

hemos elegido El Bohío, porque tiene su estrella Michelin,

pero conservando lo tradicional,

y tú que eres tan tradicional... Vamos poco a poco.

Hala.

Gazpacho de aceitunas,

almendras y sopa de hierbas. Comed las aceitunas de una en una.

Están rellenas de gazpacho.

Pablo, es que esto es como un orgasmo.

Escabeche de perdiz y carabineros.

Espero que os guste. Perdiz con carabineros.

La Mancha con el mar.

Escucha, no tienes fin. No paras de engullir.

Anda que tú, tampoco te quedas corto.

Pepito de queso, cebolla, aceituna negra y tomate.

Tenéis predilección por la aceituna.

Estamos en una tierra de olivos y de aceitunas.

El sumiller de la Fuente. ¡De la Fuente!

(RIENDO) "De la Fuente".

Ahora, o se me riega o me quedo menguado.

Roble...

sin barnizar, creo.

Un poco de ciervo, manzana y un poco de mojo también.

Me encanta mezclar lo salado con lo dulce.

Gloria bendita.

Oh...

Y vamos a terminar con un clásico de la casa, callos.

El pan, para el moje moje.

Mojar aquí todo lo que podáis, que lo siguiente ya es el postre.

No lo puedo evitar.

Teniendo pan

y este caldito, ¿quién no moja un poquito?

Nos estamos poniendo finos.

Nos estamos poniendo finos filipinos.

(RÍE)

Tengo un par de amigos ahí fuera que les gustaría acompañaros.

¡Hombre!

¿Qué pasa?

Qué ilusión. Guapa.

¿Qué pasa, Pablo? Qué ilusión.

Ay... ¿Qué tal?

Campeón. Ole, vamos.

Has cocinado un cosa para nosotros. -Claro.

-Esto no lo veo todos los días.

-No lo he hecho yo, lo han hecho ellos.

-Lo prefiero, me quedo más tranquila.

-Mira, Samantha,

este postre de wasabi y limón que está perfecto, lo ha hecho Pablo.

Este que parece que se ha caído, lo ha hecho el Langui.

Eso de caerse a los lados, viene muy de mí.

Está muy acostumbrado.

-¡Ah! -Bueno, terminamos

con limón y wasabi, solo dos sabores.

Lo han preparado ellos.

Refrescante y para después de una comida copiosa.

Leváis tres horas. Ya está bien. No os cansáis.

-Hmm. Qué rica la mezcla de wasabi.

Te quiero hacer una pregunta.

¿A mí? Dale. Sí.

Cuando el médico te dijo que era Síndrome de Down,

que nacería con Síndrome de Down, ¿qué se te pasó por la cabeza?

Lo supe ya nacido.

Cuando nació. Yo no lo sabía. Era un bebé monísimo.

Con mofletes, por eso le llamábamos Roscón.

Le llamamos Roscón porque no venía con sorpresa,

no sabíamos que tenía Síndrome de Down.

Una sorpresa que, al principio,

porque lo has habrás oído de 1000 personas,

te sientes la persona más, vamos...

"¿Por qué me tiene que pasar esto a mí?".

Nadie cree que te va a tocar la discapacidad.

Crees que es lo peor del mundo.

Y luego te das cuenta de que esto es un premio.

-Hola, soy yo.

(RÍEN)

-¿Eres bueno? -Sí.

-¿Nos vas a contar tu vida? -Yo, malo.

-¿Eres malo? -Sí.

# Cuando te digo chino, chino, chino, chino del alma,

# tú me contestas, chinito de amor. #

-Es algo que te hace la vida más alegre, más feliz, más humano...

No sé, ves la vida de otra manera.

¿Y al resto de la familia, tus padres...?

Nos ha unido, todos están pendientes de él,

todos quieren saber dónde está, todos quieren estar con Roscón.

¿Y cómo va en el cole? ¿Qué tal las notas, Roscón?

-Bien. -¿Sí? ¿Sacas buenas notas?

-(ASIENTE)

-Le cuesta leer,

le cuesta articular,... Articular.

...como a la madre. Es verdad que los Down

tenemos la macroglosia, ¿no? Esa lengua

grande, enorme,

que ocupa media boca. Y tenemos

avanzar la lengua y vocalizar, ¿no?

Ejercitar, ¿no?

¿Tienes muchos amigos?

David. -David.

-Lucas. -Lucas.

Pablo, ¿cuántos hermanos tienes?

Soy el menor de cuatro. El menor de cuatro.

Él es el tercero.

Tiene otro detrás.

Creo que los hermanos están para darnos caña.

Para darnos caña y espabilarnos.

Fundamental.

Creo que los que nacen como hijo único, hablamos de los Down,

es peor.

La estimulación que tiene este niño en una casa no la tiene nadie.

¿Qué canción te sabes? ¿Puedes cantar una canción?

¿Cuál?

-# No hay manera...

-# No puedo estar sin ti. ...sin ti.

-# No hay manera... #

-¡Muy bien! ¡Un aplauso para Roscón!

¡Bien!

Hombre, te estaba yo esperando. Vale, vale, vale.

Señores, yo creo que esto se merece un brindis, ¿no?

Muchas gracias, Pepe.

Gracias por haber venido a Illescas a verme.

Gracias por la compañía de Samantha y de Roscón, ¿no?

-Aquí no podemos faltar, ¿eh?

Vamos a brindar, nunca mejor dicho, por la normalización.

Eso es. Y donde comen dos...

Comen más. -Vamos.

Salud, familia. Salud.

Salud. Salud.

¿Adónde me has traído?

¿Eh?

¿Adónde me has traído? ¿No querías bajar la comida?

Y tanto.

Cuando me dijo de bajar la comida, pensé que era un paseo,

no que me iba a tirar por una tirolina.

(RÍE)

Pablete, el brazo rígido, como si fuera un jilguero el que se agarra.

Sí. Agárrate.

No temas, Pablo, que ya estoy aquí.

Ya, ya.

Espera, que voy, que me han cambiado el arnés.

Vale, tranquilo.

Despacio. Espera, ¿eh?

¿Qué, cómo lo ves?

¿Yo? ¿Te lo digo? Que eres un cabrón.

Pablo, la sensación de volar. Mira.

¿La sensación de volar? Cuidado.

Va a volar tu padre.

Chaval, escúchame, no te digo nada, desde aquí impresiona.

Siempre he sido muy "echao" "p'alante".

Muy valentón, decidido.

Para mí, la tirolina era pan comido.

¿Lo tengo bien cogido o no? Claro que sí, joder.

"Que no me preocupe, que no me preocupe", pero me tiro yo.

Pablo, no empujes, ¿eh?

Venga. No, venga...

Escucha, no empujes, ¿eh, Pablete?

Asegúrame todo otra vez, venga. A ver.

Como dicen en mi tierra: "Tenía más miedo que siete viejas".

Pablo. Qué "jodío", te va a tirar.

Pablo, en serio. Solo hago este gesto.

Que no te tira.

Te lo digo en serio.

Que no te voy a empujar.

Yo te cuido y te quiero. No soy tan cabrón como tú.

De verdad... Da miedo. Espérate.

Todo está homologado.

Yo estaba homologado y mira cómo nací.

(RÍE)

¿Estás bien? Sí, tío.

¿Listo? Venga, va.

Espera, ¿está todo bien asegurado? Todo perfecto.

¿Estás seguro, Diego? Seguro 100 por 100.

Chacho, que tengo dos hijos.

Y que me gusta mucho la vida. Claro.

Tú me estás dando la razón como a los tontos, ¿no?

Que no, joder, que estás asegurado.

Pablo, como no te tires tú, verás, ¿eh?

-Venga, Langui. -¿Listo? Cuando tú me digas.

Venga, por tu raza. ¿Listo? Vamos.

No lo pienses.

Madre, madre, por mi Liber.

Hale, chacho.

Mira, como un piquero.

Eh, he perdido una playera.

¡La playera!

Chacho, que he perdido la playera.

Pero que son unas Jordan.

Ay, ay, ay, ay.

Ay, ay, ay, ay.

He perdido una playera.

He perdido unas Jordan.

¿Qué has perdido?

Están buscando.

No me digas, tío.

¿Qué haces con el vino, pájaro?

Aquí estamos. Tú no te has tirado, chaval.

No.

No, no, ya te veo que no. Con olivas, vino y con mi moto.

Sí, sí.

Maremoto, mira, que he perdido el zapato.

Aquí está.

Si es que te tengo que comer la cara, chaval.

Bueno, ¿y cuándo te tiras tú?

¿Yo? Mira,...

hoy no, mañana.

(RÍE)

Esto es Casa Elena.

Este restaurante va más allá de la comida.

Sensaciones, que es lo que buscamos.

Si me cogéis del hombro, pasamos en fila india.

Despacito, por favor.

Ya casi estamos.

Si palpáis un poquito, veréis que tenéis

dos copas. Una va a ser para el agua,

y otra va a ser para la primera bebida.

No veo nada. ¿Qué me has puesto?

Aquí tienes. Un poco de champán, ¿no?

Lo tienes que adivinar.

¿Que se te ha caído?

Aunque parezca fácil con las gafas,

tampoco se ve demasiado bien. Gastáis mucho en bebida, ¿no?

Un poquito.

Espumoso está, desde luego. Te lo dejo aquí,

justo debajo de la copa de vino.

Aquí. ¿Vale?

Sí. Langui.

Perdóname, Pablo.

Te estoy calando. Te vas a tener que cambiar luego.

Unos consejos nos vendrían bien. Eres único, ¿eh?

Va a venir una amiga mía que está muy acostumbrada a esto.

María José. -Hola, ¿qué tal?

Muy bien. Buenas noches.

Buenas noches. Me he traído a un amigo.

A Pablo Pineda. Qué bien.

Hola. ¿Qué tal?

¿Cómo estás? Tenemos problemas,

porque no estamos acostumbrados a no tener visión,

a no ver nada, y mucho menos comiendo.

A ver, yo soy ciega total, como veis,

soy ciega de nacimiento.

Entonces, lo primero que se tiene que hacer es,

poned ambas manos a los lados de la mesa

y, luego las vais deslizando, juntándolas,

y vais como haciendo un barrido, pero deslizando,

o sea, al aire nunca.

Uy, se ha ido la luz.

Anda. Otra vez.

¿Cómo os sentís sin ver nada?

Uy, otra vez a oscuras.

Habíamos dicho de afuera a dentro, ¿verdad?

Sí, es desde afuera en ambos lados,

de afuera a dentro.

Mira, ya he palpado mi agua.

Imaginaros... Veis la forma.

Imaginaros los cubiertos que os están poniendo.

Deslizad de ambos lados. Aquí me han puesto algo.

¿Qué te han puesto?

Ya está. ¿Qué hay?

Cuchara. Una cuchara.

Efectivamente. ¿Ya lo tienes, Pablo?

Yo sí.

Hay un plato y se están mezclando

los ingredientes.

Pablo es un tío que se adapta al medio

de una forma increíble.

A ver qué hay aquí.

Uh. ¿A ver?

Yo... El sabor, además es algo que me gusta mucho,

y la textura es de puerro. Sí, sí que es.

¡Ay! Bueno.

¡Ay!

Una copa.

Porque no has deslizado. No tengo retentiva.

Yo quiero al Langui lejos.

Te quiero pedir disculpas... Tranquilo.

...por mi torpeza. Te empapé.

Ya. Me empapé, empapé. Como el jugador, te empapé.

Ah, como Mbappé. Mbappé.

(RÍEN)

Tengo una ventaja.

¿Cuál, Pablo? ¿Cuál?

Me sé adaptar. Cuando estoy en casa de mi hermano,

si está durmiendo, no enciendo ninguna luz,

con lo cual, voy al baño

sin luz. Y cuando te quieres dar cuenta,

has meado en todos los sitios menos en el retrete.

Llego, enciendo la luz del baño, meo,

apago y vuelvo a la cama.

Y luego se levanta tu hermano descalzo, y dice:

"¿Se ha salido el agua por algún lado?".

(RÍE)

Oh, oh.

César, no me has dejado cubiertos otra vez.

-A tu derecha. -Explora.

¡Explora!

Qué difícil es ser invidente, oye.

¿Verdad? Y cuando te acostumbras a tu discapacidad,

lo difícil que es cambiarte luego.

¿Verdad? Y más cuando tienes

tus mañas ya cogidas. Claro.

Al final te vas acostumbrando, Hierbabuena.

no queda otra, por que si no ves, a tientas,

te levantas y avanzas.

Que con alegría, esfuerzo, detalles e ilusión, donde come uno

comen dos y comen tres. Vamos a hacer un brindis.

Hacemos un brindis por que la comida no solo entra por los ojos.

Fuerte. Choquemos, chicos.

Pablo, pedazo de día, ¿eh?

Comer en El Bohío, hemos conocido a Roscón...

No te creas que vas a dormir en una pensión de media estrella, ¿eh?

Vas a dormir en un hotel de ciencia ficción.

Oh... Sí, tú mira para arriba.

Es por aquí, pero espera, que está lleno de piedras.

Me cago en la mar. ¿Qué pasa?

Fuerte, Pablo.

Corre, corre, el pedernal. Espera. Escucha.

(RÍE)

Va. Ahí, Pablo.

Estamos haciendo demasiado surco. Tienes que subir.

En qué hora, macho.

Abajo. ¿Ahí?

Ese, ese, ese. Cuando yo te diga.

Sí. Venga, una, levanta, dos...

Ya está, ya lo tenemos, Pablo. Sí.

Valiente.

Bueno, Pablo,

te he traído aquí, fuera de la contaminación lumínica y acústica,

porque vamos a dormir en una habitación burbuja.

Fíjate, qué cosas.

Sin cortinas, sin muros de por medio...

Sin nada. para poder ver las estrellas,

el cinturón de Orión... Casiopea...

y su raza entera.

Mira lo que hay ahí.

¿Qué hay? Un catalejo.

¿Ves? Aquí la gente viene a mirar las estrellas.

Sí, seguro.

Aquí se viene a lo que se viene, déjate de chorradas.

Mira qué me he traído.

¿El qué? Mira lo que me he traído.

Es algo que no puede faltar en mi maleta.

¿El qué? Pablete...

¿Eso qué es?

Para darme friegas.

Para darme...

¿Para dar qué?

A mí, por la noche... Es algo que llevo de hace tiempo.

¿Ah, sí?

Me gusta.

Para no estar yo rascándome con los dedos o con las uñas,

como me da masajes,

me masajeo yo.

Como te vea en mitad de la noche

tumbado haciendo así, tío... No me digas.

El pijama está aquí.

Es un pijama como el de Harry Potter y la piedra filosofal.

(RÍE)

En cada hotel es un mundo, ¿por qué?, porque tengo mis mañas.

Yo tengo en casa mi butaquita,

que ya me he acoplado perfectamente a ella

para quitarme las cosas medianamente rápido.

Llegas a un hotel y tienen una silla,

en otro hotel tienen un sofá muy bajito,

en otro la cama muy alta, pero no tiene sofá para cambiarte...

Entonces, las paso canutas.

Pues el bajo de la cama me va a hacer a mí el apaño...

¿Has visto?

Tú te puedes acostar, cenar, acostar...

Y dormir. Y dormir.

Y yo puede que esté por la segunda pata del pantalón.

Cosas de la vida.

No hay nada como buscarse las mañas, chiquillo.

¿Quieres tener familia o qué?

Me gustaría.

Pero es difícil. Yo quiero estar en el mercado.

De hecho, estás en el mercado.

No lo creas. Mírame a mí, cualquiera diría:

"¿voy a estar yo con este cuerpo escombro?".

"Mira lo que le ha costado cambiarse,

se cae y le cuesta levantarse".

Y al final,

encuentras a una pareja, a una persona

que todo eso lo ve lo más bonito del mundo.

Y donde tú ves defectos, ella ve virtud.

Ahí está el tema. Qué problema.

Tú le preguntas a una chica qué virtudes tiene el Síndrome de Down,

y no te lo sabe decir.

Qué alegría, ¿eh?

Ese momento del día, cuando llegas

y te tumbas en tu cama y gozas, ¿verdad?

Te admiro mucho, tío.

Esto nos va a unir.

Te voy a conocer, me vas a meter toda la inyección de "power",

porque estando contigo, todo el tiempo es: "power", "power".

Bueno, llega mi día.

Me lo pones difícil, sofisticado amigo.

Pero eso sí, tengo la tradición como aliado, cuidadín.

¿Te gusta el dulce?

Uy, uy, qué alegría, qué olor.

¿Has visto qué olor? Estamos en un sitio tradicional.

El mazapán viene de tiempos inmemoriales.

Sale en "Las mil y una noches".

Hola, Pablo. ¿Qué tal, cómo estás?

Muy bien. Te presento a Langui.

Hola, Ana. Hola, Langui.

Tengo una cosa para vosotros, sabía que vendríais,

para daros buena suerte en el programa.

Qué bonito, qué alegría.

Gracias. De nada.

Vamos a ir al obrador y vamos a jugar

con el dulce, con el mazapán.

Mazapán viene del árabe,

que es un recipiente donde se pone la almendra.

Vamos a entrar en el obrador. Qué bueno.

Buenos días.

(TODOS) Buenos días. Somos los nuevos.

Venimos en prácticas, no queremos favoritismos.

Constantino, el maestro de obrador. ¿Qué tal?

Os va a enseñar a hacer una anguila.

Una anguila de mazapán. La anguila de mazapán.

Langui-la. Te he visto muy rápido.

(RÍEN)

El mazapán es una pasta que está hecha con azúcar, almendra y miel.

Tiene que tener más de un 50% de almendra, aquí tenemos un 57.

Tienes una pinta de... ¿De qué?

De preparador de mazapán, pero total.

Para hacerte figuras y ponerlas en el mercado.

Él lo hace fácil.

Pero él lleva 30 años haciéndolo.

Va con algo de ventaja. Pablo, adelante.

Suave, suavecito.

# Suave, suavecito... Un poquito... #

Ana, ¿qué es lo más curioso que os han pedido en forma de mazapán?

En forma de mazapán hemos hecho sofás.

(AMBOS) ¿Sofás? -Sí.

Tenemos un record Guinness, una figura de un Quijote.

Es de dos metros y 59 centímetros y es record Guinness.

Tengo algo para ti. ¿Qué me has preparado?

Un auténtico y genuino pepito. Hala.

Increíble. Pero esto es el Pepiman.

(RÍE)

Yo me comía los pepitos en el recreo, no de mazapán,

pero de crema y de chocolate. Me gustaban más de crema.

¿Cómo meto esto en la mochila? Toma, Pablo.

Ahí, ahí.

Lan y Pineda se fusionan.

Espera, espera, como si hubieran dado el recreo.

¿Vale? Sí.

Tú no hacías pellas, ¿no? No.

En la vida, ¿no?

Nunca, jamás.

(RÍEN)

Hay que volver a clase. Hay que volver a clase.

(RÍE)

Haciendo mazapán me he visto muy a gusto.

Ahí, con la manga... Y yo ahí...

La vestimenta te quedaba a lo Ratatouille.

Ratatouille.

Al malo de Ratatouille. Vaya por Dios.

Tú me quieres refinar, ¿verdad?

Un poquito. Pues yo te voy a culturizar.

Sí.

Y ya que estamos en Castilla-La Mancha,

voy a llamar a un auténtico erudito

en el idioma manchego,

a don Julio Pérez Portero,

que hizo el auténtico diccionario tomellosero.

¿Qué os parece si nos abrochamos

unos cuantos absolutos para quedar

fenomenal?

Pero no os paséis, que si no luego no vais a rebinar bien, ¡eh?

Claro.

Absoluto, absolutamente, porque lleva absoluto el vino, ¿no?

Claro.

Y "rebinar" es pensar. Porque rebinar,

según la Real Academia, es darle vueltas a la tierra.

Entonces, darle vueltas a la cabeza, es rebinar.

Estos palabros que ustedes tienen

los entienden solo en Tomelloso, ¿no?

La inmensa mayoría no son localismos,

son de ámbito de la región nuestra, de La Mancha, manchegos.

¿Le pregunto a cualquiera de la barra del bar

por un palabro de esos y puede saberlo?

Sí. Vamos a probar.

Perdón. Tócale en el hombre.

Perdone. ¿Qué?

Hombre. Pero bueno, Languiterio.

Bueno, Motismo. ¿Qué haces, Motismo?

¿Qué haces aquí?

Pablo, un abrazo.

Qué honor.

Mira, hablando de palabros... Estaba con la oreja puesta

y estaba pillando, y cuando has dicho abrochar, también ensotar.

El ensotamiento es, por lo bajini.

Por la regañé. Exactamente.

Por la "jeró".

Te lo doblas,

y cuando se dan cuenta, no hay nada en el plato.

Cuando tiran a buscarte, estás en Andorra.

¿Sabes lo que te quiero decir?

Tú siempre has sido un defensor de los palabros.

El verbo, querido Langui, y tú, además, que eres un poeta,

por mucho que lo quieras disimular, eres un poeta del verbo,

sabes que las palabras están vivas. Pablo, están vivas.

Lo sé. Las palabras están vivas.

Y él utiliza en su rap,

utiliza mucho palabro,

porque él es un alfarero del lenguaje.

Picadura de mosquito. ¿Eh?

(RÍEN) -Qué bueno.

Y palabras con la gastronomía, que tengan que ver

a la hora de comer, a la hora de limpiarte el hocico o yo qué sé.

En mi pueblo hay una palabra que no la he escuchado nunca,

que es localismo total, que a la servilleta se le llama "parella".

¿"Parella"? "Parella".

Que yo no sé de dónde vendrá.

¿Será una palabra árabe? Por ejemplo,

y esto ya son localismos quizás, pero en mi tierra,

cuando uno es tacaño, manifiestamente agarrado, tacaño,

pezuñero, pezuñero,

cuando ya es muy, muy, muy agarrado,

muy pezuñero, se le llama "rangüero".

"Rangüero". "Rangüero",

que hacen grandes capitales de fortuna, no por lo que ganan,

sino por lo que no gastan. No, lo que no gastan,

si no tienen que... El que no salga de aquí, eso cría.

¿Entiendes lo que te quiero decir?

Eso de no moverlo... Igual que cuando levantas una piedra

y hay moho, el dinero, si lo tienes quieto, eso cría.

-¿Sabéis qué os digo?

"Hurre". Que me voy.

-"Hurre", hasta luego. "Hurre".

"Hurre".

-¿Sabes qué quiere decir "hurre", no?

¿"Hurre"? Cuando por ejemplo

tú estás hablando con alguien y estás harto ya le dices:

"Hurre" de aquí, que normalmente va acompañado

con una patada,

en vez de así, así.

Es casi un "tuso".

¿Qué quiere decir cuando dices "pregonao"?

"Pregonao" es una persona que hablan de ella en las esquinas.

Que han hablado de él en voz alta.

Claro. "El tío tal no sé qué", delante de 10 o 12, claro.

Lo único que viaja más rápido que la luz, Pablo, es el rumor.

¿Y por qué no comprobamos el rumor de todos estos vocablos,

a ver si es verdad que hacemos una "remember me..."

Pero ¿tú qué te piensas, que la gente no conoce?

Vamos a hacer la prueba, ¿no? Venga, va.

-Caballero. -Sí, buenos días.

-¿Le importaría decirme si sabe...

qué es la palabra "censo"?

-Censo, sí, según a qué se refiera.

-Le doy dos opciones, bueno tres.

Guapo,... desaliñado

o trozo de pan.

-Yo iría más por desaliñado. -Censo, ¿ves?

-Dejado de la mano... dejado de la mano de Dios.

-Usted es de aquí, ¿no? -Sí, soy manchego.

-¿De aquí o de los alrededores? -De los alrededores.

-¿Qué alrededores? -De unos alrededores...

que si sí que si no. -Pero si tú eres de Tomelloso,

si te he visto por la plaza. Vente, Pablo.

Muchas gracias.

De nada.

¿Qué significa la palabra "galgo"?

¿Galgo? Le doy tres opciones:

delgado, pulgoso

y goloso. Hombre, goloso.

Es goloso.

-¿Sabe lo que significa "mascao"?

Charco. Opción dos: sombrero inglés,

y opción tres: charlatán.

-Yo creo que la tres, charlatán. -Charlatán.

Charlatán, si es que te voy a dar así...

Te voy a dar por charlatán. Y por listillo.

Y por listillo incluso, Pablo.

Siempre has llevado

Castilla-La Mancha al más allá.

Por eso te hicieron hijo predilecto yo creo también, ¿no?

Bueno, pues...

Yo tengo la gran fortuna de ser un enamorado de mi tierra

y de haber tenido el lujo de poder tener ese altavoz

o ese escaparate para contar cosas:

toda la cultura, toda la maravillosa cultura,

la retranca maravillosa,

todo ese mundo quevedesco cervantino que tiene Castilla-La Mancha.

Pues ha sido un gustazo, haber pasado este ratito.

El placer ha sido mío. ¿Y qué te voy a decir, so "avanto"?

Que... vos vamos viendo, ¿vale? Venga.

¿"Avanto"? ¿Qué significa "avanto"?

Pues no lo sé, yo creo que quería decir algo bueno.

Mota me ha dicho "avanto". "Avanto".

Te lo puedo confesar ahora. Ahora.

Te decía que eras "atontao".

Y ahora me estás llamando tú "atontao"?

No.

Bueno, estamos en la gran ciudad medieval por antonomasia:

Toledo.

Sí ya he notado que estamos en Toledo, por los adoquines.

Bueno, forman parte del encanto.

No hay pueblo medieval sin adoquines.

Cómo se nota que has estudiado Magisterio, querido maestro.

A mí se me quedó la retentiva en octavo de EGB.

¿Ah, sí? Y no me volvió.

Vaya. Soy más de acción que de teoría.

En la Edad Media también había mucha acción.

¿Sí? Se peleaban, se batían en duelo.

Es verdad. Se daban matarile.

Pero además una cosa brutal.

¿Aquí me has traído?

De espadas va la cosa, ¿no? Sí, sí.

Vas a conocer el accesorio imprescindible

para todo buen caballero.

Os voy a enseñar cómo se hace una espada.

Estoy haciendo una punta para una espada.

Como has venido sin guantes para ayudarme,

yo te voy a dejar unos para que cojas el martillo y la espada

y que no te roce en las manos. Esta es una hoja de espada,

y le falta la punta, que no la tiene. Hay que calentarla,

la metemos en la fragua, la muevo y mira.

¡Hala! Qué bueno.

Y sale el volcán.

¿Vamos a machacar nosotros? Sí, eso pretendo.

Mira, ya, mira cómo está, qué dulcecito.

Esto vienes y ahora venimos aquí... Tócalo con la mano.

No, no.

Dale.

Ahí, ahí, Pablo, bien.

Para. Mariano, te va a dejar la punta

como un céntimo de euro.

(RÍE)

Ya está la punta. Ahora esto se deja así

y luego hay que igualarlo con las piedras.

Ahora vamos a ver cómo se hace la empuñadura.

Primero, esto es una pieza, hay que limarla.

Venga, toma, a ver si me lo haces.

Mariano, ¿cuál es la hoja más antigua que tenéis aquí?

Pues ahora mismo, una que tengo de 1700.

Muy bien, muy bien, Pablo, muy bien.

Venga. Cómo te va a quedar tu espadita.

Luego, una vez limado esto...

Madre mía.

¿Eso has hecho tú? Eso lo he hecho yo.

Bueno, entonces, a ver nuestra espada,

¿qué le queda a nuestra espada? Esta espada, cogemos la hoja

que hemos estado puliendo allí... y se mete aquí.

Le hacemos luego un puño de madera.

¿Siempre tiene que ser de madera?

Debe ser de madera, porque si fuera metálico, repercutiría

y te rompería los huesos al chocar dos metales.

¿qué te ha pasado aquí? Te has rebanado los dedos.

No, me los he espachurrado.

Me los he espachurrado. Fabricando, ¿no?

Sí, haciendo floretes de esgrima, ya ves tú, floretes para competición,

que no tienen corte, no tienen punta ni nada, pues me quedé así.

Esto hace la friolera ya de 40 años.

O sea, que ya estás acostumbrado, vaya.

Claro, hasta me saco los mocos con ellos.

(RÍEN)

Bueno, qué bien nos ha quedado la espadita, ¿no? ¿Cómo la ves?

Ya está preparada para forrarle el puñito con unos alambres.

Tu primera espada. Mi primera espada.

Si parte un mazapán, prueba superada.

Sí, claro.

Venga, vamos a partir el mazapán. Quítalo todo de aquí,

que es peligroso. Cuidado, cuidado, cuidado.

Joder, qué espadón. Yo nunca había tenido una cosa

tan larga entre las manos. Ah, pues yo sí.

¿Sí? Sí.

No, no, no, no, no. Hay que agarrar eso.

Yo no metía la mano, que te rebana los otros dedos.

Como si fuera un hacha.

Fuerte.

Que te has cargado el reloj. Calla, que no se han dado cuenta.

Te vas a cargar la mesa. Ya está.

(RÍE)

Y a degustar, ¿no? Oh, oh.

Coge un poquito. Sí, coge un poquito.

Sí, claro, ¿por qué no? ¿Bueno?

Parece que es de Toledo.

Muchas gracias, que siga usted fabricando espadas.

Vamos a seguir nuestro camino.

Ay, ese medievo, con esos ideales caballerescos,

esas espadas relucientes y esas bellas doncellas.

Qué castillaco.

Sí, es del siglo XV. Equis uve.

El cual ha sufrido varias reformas, claro.

Hombre, obvio.

Algún muro que otro. Claro.

Tirado algún tabique que otro. Sí, sí.

El paso del gotelé al alisado de paredes. Sanear.

Bueno, ¿y a qué me has traído aquí?

Oye, ¿tú no querías acción? Sí.

Pues te vas a enterar.

Bienvenidos al Castillo Belmonte.

Muchas gracias. Gracias.

¿Queréis conocer este deporte?

Podéis ver las armas. Es de acero.

Yo no soy muy amigo de las armas,

pero en esta ocasión vamos a hacer una excepción.

Esto es un deporte reglado. Las armaduras son de acero,

como rigor histórico. Estas en concreto son del siglo XIV.

Está repleta de acero tanto por delante como por detrás.

¿Y en verano, debe hacer un calor tremendo, no?

En verano sufrimos muchísimo, pero se suele cortar

en mayo hasta septiembre.

Si queréis probar, os pongo unas armaduras y para dentro.

¿Nos vas a enfundar armaduras?

Oye.

Que yo en tu día me comporté como un chico muy obediente,

hice todo lo que me dijiste.

O sea, que ahora mismo te vas a poner la armadura.

Espera, espera, espera, espera. Eso hace mucho daño, ¿no?

Sí, al principio solo, luego entra bien.

¿Vale? Un segundo.

Yo puedo caer a plomo ahora mismo con la cabeza para delante.

¿Te doy un golpe para que sientas lo que es?

Y luego te lo doy yo a ti. Venga.

(RÍE)

Espérate, coño, pero bueno. ¿Has visto?

Pablo, menéame el cuello. Espera.

Espera, espera, no le des la espada, chico.

Escucha, que me puede meter el este por el ojo.

Toma. Toma, toma.

¿Nos puedes enseñar algunas técnicas?

Sí, pero tiene que ser dentro de la liza.

Yo, como llevo mi scooter... Ese caballo no está homologado, ¿eh?

Lo digo para que me pongas un... ¿Una lanza?

Una lanza. Algo haremos.

Pablo, toma, agárrame esto un momento, Pablo, ven.

Dime. Agárrame.

Que te...

Bueno, nos vas a enseñar un par de golpes, ¿no?

Para poder sobrevivir por lo menos en la Edad Media.

Eso vamos a hacer. Venga.

¿Cómo paras el escudo?

Madre, cuidado. ¿Qué te parece?

Con mi amigo no te metas, que te embisto.

Eh, eh, relájate. Cuidadito.

Relaja. Oye, que me vas a...

Oye, la moto, no te digo nada...

(RÍE) Cúbrete.

Con la maza.

Más fuerte. Bien ahí, bien ahí.

Más fuerte. Vamos, Pablito.

Con el escudo. Vamos.

Ahí está, protégete la cabeza, Pablo, la cabeza.

Bien, bien, Pablo.

Vamos, que te vienes arriba.

¡Duro!

Vale. Bien, tío.

Chicos, yo creo que estáis preparados para esto.

Os voy a poner con Adriancito, un chiquitín, ¿vale?

Ay, por Dios. Adriancito, hijo.

Si está crecido el Adriancito.

Escúchame, tú vas con armadura, a mí es que me tira de sisa

la armadura, pero prepárate.

La que te va a caer.

La que te va a caer, amigo. Ya te digo.

Ya verás tú. Mira, mira, Adriancito.

(HABLAN A LA VEZ)

-Por el rey. -Ole.

Esas viandas medievales,... ese zarajo,...

ese morteruelo.

Uy, ese cordero,... esa caldereta.

Ay, por favor.

Nos ha cogido el miedo cuando hemos visto Adriancito.

Tú no te preocupes.

Coño, como que me has recolocado.

(RÍEN)

Chicos, tomad este pepito de Santo Tomé.

Es un pepito XXL medieval.

Podríamos brindar, ¿no? ¡Hombre!

-Salud. -Dame una copa.

Pues donde comen dos... Comen muchos más.

¡Salud medieval! -(TODOS) ¡Salud!

A ver, Langui, tú conmigo no te tienes que hacer el rapero duro,

yo sé perfectamente que echas muchísimo de menos a tus niños.

Que no, que no, que yo te los regalo para ti.

¿Para mí? Que no, que es broma.

(Suena el teléfono)

¡Hola! ¡Hola!

"Hola". ¿Qué tal, pequeños?

Madre mía, la cantidad de sitios que estamos conociendo.

Sí. Bueno,

estamos en Castilla-La Mancha. Hemos comido en el Bohío,

restaurante estrella Michelin, Hugo.

Madre, con lo que te gusta a ti.

"¿Te ha gustado?". Sí.

Increíble.

Hemos estado en una lucha medieval.

Sí, sí, sí, con espadas, con escudos.

No veas como se daban de mamporros.

Digo: "Madre, si está Juanmita aquí, lo flipa".

-"Ya he hecho los deberes". ¿Ya has hecho los deberes?

Muy bien.

Chicos, ¿echáis mucho de menos a vuestro padre?

-"Sí".

No mintáis, no mintáis a Pablo. (RÍE)

Bueno, pequeños, os quiero mucho.

Venga, adiós. Un besito, chao.

Adiós. "Adiós".

Adiós.

-"Te quiero". Y yo a vosotros.

Bueno, Pablete. Ay, qué ilusión.

¿Te has emocionado? Joder.

Ven aquí que te como la cara, me cago en la madre que te parió.

(Besos)

Cago en la mar, no me llores ahora, coño.

Con lo que me cuesta a mí coger el sueño cada noche,

y aquí Pitufo dormilón, que a la mínima se echa una cabezadita.

¿Hola?

Hola.

Hola. Pablo.

Si fueras un animal, Sí.

¿cuál te gustaría ser? Ya hemos llegado.

¿Adónde? Hemos llegado a Cincinnati.

Yo sería un buen perro.

Es entrar en el coche... y me duermo.

Y después del subidón de azúcar... Yo creo que sería una gaviota.

Padre, cómo haces el mimo, ¿no?

Y aquí tenemos a Pablo, colocándose el arnés.

Inseparables. Eso es.

La gaviota y el perro.

(LADRA)

Da impresión, son 20 segundos de bajada

a casi 40-50 kilómetros por hora.

Ni Lance Armstrong en sus mejores momentos.

# ¿Cómo tengo el cigüeñal, cómo tengo el cigüeñal? #

¿Qué haces? Eso no es cantar, eso es berrear, tío.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Castilla La Mancha

Donde comen dos - Castilla La Mancha

26 abr 2019

En el estreno, Langui y Pablo visitarán Castilla la Mancha: comerán en el Bohío, restaurante de Pepe Rodríguez y compartirán el postre con Samantha Vallejo-Nágera y su hijo Roscón. También tendrán tiempo para montar en tirolina en Toledo y allí compartirán unas carcamusas con José Mota. Dormirán en un hotel burbuja, forjarán una espada toledana y la usarán en un combate de Bohur en Belmonte; y elaborarán mazapanes en Toledo.

ver más sobre "Donde comen dos - Castilla La Mancha" ver menos sobre "Donde comen dos - Castilla La Mancha"
Programas completos (8)

Los últimos 8 programas de Donde comen dos

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Galicia Completo 50:28 48% 21 jun 2019
    Galicia 21 jun 2019 Langui y Pablo viajan a Galicia para visitar a Lucía Freitas, y comparten mesa con el actor Manuel Manquiña. A esta tierra llegan como auténticos vikingos y protagonizan un desembarco en Cato...
  • Guipúzcoa Completo 48:59 45% 14 jun 2019
    Guipúzcoa 14 jun 2019 Langui y Pablo Pineda se encuentran con el chef Martín Berasategui; comparten mantel con el actor Karra Elejalde; e incluso intentan ser los “perfectos vascos” practican pelota y deportes rural...
  • Málaga Completo 49:14 48% 31 may 2019
    Málaga 31 may 2019 Langui y Pablo se encaminan hacia el sur de España, en concreto a Málaga, Allí comerán en el restaurante de Dani García, que será el encargado de guiarles por los secreto...
  • Madrid Completo 49:02 51% 24 may 2019
    Madrid 24 may 2019 Langui y Pablo visitan el restaurante del Casino de Paco Roncero en la capital. Allí compartirán mesa con la embajadora de Polonia. Madrid les ofrecerá muchas actividades, entre ellas: comer ...
  • Valencia Completo 49:56 43% 17 may 2019
    Valencia 17 may 2019 Langui y Pablo visitan la Comunidad Valenciana. Allí les espera el chef Quique Dacosta que regenta el restaurante que lleva su nombre en Denia. Compartirán mesa con Pau Arenós, un crít...
  • Roma Completo 48:09 46% 10 may 2019
    Roma 10 may 2019 Langui y Pablo salen de España, nada más y nada menos que a Roma. Comerán en el restaurante Metamorfosi con Lorenzo Milá. Aprenderán a comportarse como el perfecto italiano y a ...
  • Extremadura Completo 49:11 56% 03 may 2019
    Extremadura 03 may 2019 En esta ocasión Langui y Pablo visitarán el restaurante Atrio en Cáceres acompañados por Pablo Carbonell, y de paso darán una vuelta por Extremadura. Allí, montará...
  • Castilla La Mancha Completo 48:44 51% 26 abr 2019
    Castilla La Mancha 26 abr 2019 En el estreno, Langui y Pablo visitarán Castilla la Mancha: comerán en el Bohío, restaurante de Pepe Rodríguez y compartirán el postre con Samantha Vallejo-Nágera y su hi...

Añadir comentario ↓

  1. Ana Barrera

    Qué gran programa!!! Divertido, tierno, entretenido...mi familia y yo los estamos viendo todos, no nos perdemos ni uno. Me encantan Pablo y Langui, son geniales. Consiguen transmitir y emocionar. Gracias por un programa así, hacía falta!!

    17 jun 2019
  2. Karin

    Me acabo de ver todos los capitulos, los dos son unicos y geniales, tienen mucha complicidad y son divertidos, transmiten mucho...Son ejemplos de superacion.

    09 jun 2019
  3. Diego

    Me encantó el primer programa pero no puedo ver el resto porque no va el audio en ningún vídeo de la web,me podríais ayudar. Langui y Pablo son unos cracks

    28 may 2019
  4. Diego

    No puedo escuchar nada en ningún vídeo de tve.es,me podriais ayudar.Me encanto el primer programa pero no puedo ver el resto porque no va el audio,Lángui y Pablo son unos cracks

    28 may 2019
  5. Moni

    ojala el programa dure muchas temporadas, es una inyección de positivismo y buen humor adoro a los dos y los sigo desde hace años, no se quien decidió contratarlos para el programa pero acertó de pleno, en un mundo tan difícil ellos relucen como estrellas para animar a otras personas a valorar lo que tienen y a darse cuenta de que las limitaciones nos las imponemos nosotros mismos, un ejemplo para todos y les deseo todo lo mejor con el programa , no me perderé ni un capitulo

    24 may 2019
  6. Paola

    Feliz son unos grandes.seguire viendo su programa..cada lugar que muestran y cada visión de la vida .....son unos ejemplos

    20 may 2019
  7. Iza

    Excelente programa, me encanta! Felicitaciones a Pablo y Langui! No me los voy a perder!!! Pablo tuve el gusto de conocerte en tu última visita a Chile, te admiro un montón! Saludos desde Chile!

    14 may 2019
  8. Ana

    Me encanta! Sois geniales!!!

    12 may 2019
  9. Almudena

    Sois un ejemplo a seguir ojalá hubiera muchas personas como vosotros besos para los dos

    11 may 2019
  10. Andrea Bartolacci

    Son todo aquellos que está bien ! Los admiro muchísimo. Beso a ambos desde Argentina ! Pablo vos sabes lo que te quiero ¿

    04 may 2019