Dirigido por: Manuel Sánchez Pereira

El espacio ''Documentos TV'' es uno de los programas más prestigiosos de TVE. Estrenado en 1986, se ha caracterizado durante todo este tiempo por tratar en profundidad tanto temas de actualidad como procesos sociales e históricos de mayor duración temporal.

Documentos TV se estreno en Televisión Española el 29 de abril de 1986 con un reportaje sobre el Rey Juan Carlos. Hoy, casi 25 años después, los cambios experimentados por el periodismo no han impedido que el programa siga siendo un espacio privilegiado donde disfrutar de lo mejor del mercado documental.

Contacto

Escriba al programa Documentos TV: doctv@rtve.es

3303698 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.10.1/js
No recomendado para menores de 12 años Documentos TV - El peso de la vida - Ver ahora
Transcripción completa

Te sientes el patito feo, sin serlo realmente,

pero tú empiezas a sentirlo cuando eres,

cuando realmente empiezas a sentir el problema ya te ha enganchado.

Fue en el colegio privado cuando se me acrecentó mucho más

el nivel de exigencia, todavía me sentía muy inferior a mis compañeras,

todo se agravó más

y es ahí cuando empecé a utilizar la comida al 100%.

A los 11 años no tenía propósito de adelgazar ni nada de esto,

solo que no me gustaba físicamente porque en el colegio

pues el bullying no ayudaba

y también los rasgos de ser diferente tampoco ayudaba.

Yo pensaba al principio

que era solo el tema del cuerpo por la obsesión

que yo tenía por adelgazar,

pero bueno, lo que se ve es solo la punta del iceberg, digamos.

Esto es una enfermedad y es mental,

por lo que se tienen que encargar profesionales,

y a mí me gustaría dejar claro, que no es una moda,

no es algo de lo que te puedas deshacer.

Es seguir, seguir y perder peso, quitar comida,

empiezas quitando los hidratos de carbono, cierto tipo de carne,

los dulces, pero es que al final, qué me quedaba?

Más que ver dejar de comer a un hijo,

lo que más impacta a un padre es ver la pena que tiene en el alma,

no era feliz.

No es de niñas tontas ni de niños tontos,

es una enfermedad seria y es una enfermedad psiquiátrica

y no se está tomando como tal, se está tomando como ‘bueno,

ya se le pasará, es la edad’ no, no es la edad, es la vida.

Soy Alejandro López, tengo 37 años,

soy triatleta y nadador de ultrafondo

y hace cerca de 20 años que sufro bulimia nerviosa.

Tu vida entra en un bucle porque tú tienes muchísima ansiedad de comer

pero no te puedes permitir el comer, entonces conforme comes, te purgas

y lo echas fuera, lo vomitas y esa sensación de vacío

te hace volver otra vez a comer y no te puedes permitir

que esa comida que tú ingieres se quede ahí porque tu cambia, mueres.

Yo pertenezco al club de natación RC7,

que somos nadadores de aguas abiertas y solemos entrenar tanto en piscina,

como en mar.

En mar solemos ir, prácticamente, todos los fines de semana

cuando el mar nos lo permite, es una natación diferente

porque es una natación en aguas abiertas donde disfrutamos

del deporte que más nos gusta en el medio que más nos gusta, también.

Cuando empiezas a destacar en el deporte,

empiezas a ser una persona que es admirada por los demás,

ves que eso es como la gallina de los huevos de oro,

dices ‘si yo cambio físicamente, cambio mi dieta, cambio mi cuerpo,

a la gente le va a gustar y me va a aceptar, sí o sí,

porque yo no voy a necesitar hacer nada

para que la gente me acepte y me quiera’.

Y empiezas a restringir alimentos que contienen un alto poder calórico

y grasas y destierras prácticamente el 80% de los alimentos.

Y el 20% que te permites comerlos, te los comes de una manera estricta

y de una manera casi religiosa, vamos.

Pero claro, esto te genera unas ganas de comer y una ansiedad muy grande

y que, claro, entonces surgen los atracones y surgen los vómitos.

Y vuelves a comer y vuelves a vomitar y así hasta 9 y 10 veces al día.

La bulimia es un trastorno primo hermano de la anorexia nerviosa

que conforma los trastornos de la conducta alimentaria

y que se caracteriza sobre todo por la presencia del atracón,

por un abuso de gran cantidad de comida en poco tiempo.

Siempre ha tenido el doble de incidencia que la anorexia,

estamos hablando que en población entre 14 y 21 años

hablaríamos de un 2% de bulimia frente a un 1% de anorexia.

Una característica de la bulimia es que utiliza muchísimo el cuerpo

para valorarse para valorarse a sí misma

y los atracones se acompañan de un gran sentimiento de culpa.

El deporte lo utilizaba a nivel emocional, sobre todo,

y a nivel de control del cuerpo y a nivel de relacionarme

y de seguir teniendo un estatus alto a nivel deportivo.

Yo he llegado a entrenar, no sé, cerca de 7 horas al día.

Hacer dobles sesiones y hacer triples sesiones.

Mañana, medio día y noche con las diferentes disciplinas.

A todas las competiciones de la temporada, ahí estabas tú,

el primero, porque eso te ayudaba a tí a sentirte

mucho más valorado por la gente, mucho más valorado por ti también,

decías ves? Mi vida no es una mierda, soy muy bueno nadando,

mi vida es magnífica.

Vivía en un pánico.

El miedo es algo que te paraliza pero también te pone alerta

y te ayuda a poder seguir adelante.

El miedo es lo que te hace correr a más velocidad, nadar a más velocidad,

aguantar más tiempo o soportar más dolor.

A mí me costó mucho darme cuenta del problema que tenía.

Sí es verdad que veía su delgadez, además claro,

es lo que tiene la natación, que te ves sin ropa y sin nada,

con lo cual no puedes ocultar nada, no?

Cuando nosotros terminábamos la clase que teníamos de natación,

él seguía siempre un poco más,

luego incluso se ponía a hacer abdominales

y la verdad es que era, te llamaba la atención.

Llegas a cosas impensables, cosas muy duras, muy duras.

Comer de cualquier lado, robar, evidentemente,

porque la bulimia se caracteriza por comer compulsivamente

mucha cantidad de comida.

Y llega un momento en que robas en los supermercados

y comes de la basura.

Da lo mismo si no tienes un aseo para vomitar, da lo mismo,

puedes vomitar en mochilas, en bolsas, en donde sea.

Todos estos excesos que haces de comer,

de vomitar compulsivamente y muchas veces al día

trae unas consecuencias físicas graves.

Las que me han llegado ya?

Es un deterioro muy fuerte de la dentadura,

problemas en las articulaciones, en los huesos, las uñas de los pies,

en el pelo, caída de pelo, problemas en la piel,

tengo también problemas en el esófago, tengo el esófago quemado.

Tiras por ahí, pero llega un momento que no te sirve,

que la sociedad te exige otra cosa y tú no puedes ir a un trabajo

y decir ‘pues mira, yo soy químico

pero tengo unas abdominales fantásticas

y además hago el 100 en 59 segundos’.

Vale y químico eres, si?

Hay pacientes que llevan muchísimos años con este trastorno

y que han aprendido a vivir con él,

entonces una vez son conscientes de su dificultad,

son conscientes de su enfermedad,

tienen que empezar a hacer cambios y tienen que empezar otra vez a vivir

pero sin esa enfermedad que muchas veces se ha entrelazado

en su identidad y eso a las personas nos es muy terrorífico,

quedarnos sin identidad.

Álex empezó con el problema alrededor de los, cuando él tenía 15 años.

Yo soy la hermana mayor, yo tenía 16 años y mi hermano pequeño tenía 11.

El alcance para la familia de una enfermedad como esta yo creo

que es devastador, deja unas secuelas a cada miembro de una manera u otra,

pasamos todos por anorexia y pasamos todos por una bulimia,

en el caso de Álex fue complicada con bulimia,

con hurto y con muchas otras cosas, violencia.

He intentado salir de esto al menos cuatro veces,

he estado internado en unidades psiquiátricas,

donde te cuidan a nivel nutricional, a nivel corporal,

cuando llegas a un cierto peso, que hay en tablas,

piensan que estas curado o si no curado, por lo menos,

que no te pueden mantener ahí dentro, no?

Era un monstruo, yo le tenía muchísimo miedo porque lo que él,

su comportamiento en casa çera un comportamiento violento,

estaba siempre enfadado consigo mismo, con mis padres, pegaba,

rompía muebles cuando le daban los ataques de ansiedad,

entonces los peores momentos eran casi todos.

La forma de pedir ayuda en estos casos fue en mi primera crisis

fue intentar suicidarme que fue sin duda una pedida de ayuda

cuando tenía unos 25 años.

Yo ahora que soy madre lo entiendo,

una madre como vive ese terror de que un hijo se te pueda suicidar,

mi madre vivía sumida en la enfermedad igual que él,

al final yo no sé quien estaba más enferma si él o ella.

Es como si hubieras entrado en coma, un coma profundo,

cuando tienes 14, 15, 16 años y no te despiertas hasta que tienes 37.

0:10:07 Pierdes amigos, pierdes trabajo, pierdes salud, y a mí,

desgraciadamente, me ha quitado a mis padres también

porque no los he vivido como tendría que haberlos vivido,

no he disfrutado de ellos y desgraciadamente el cáncer

se los ha llevado y no he podido disfrutarlos.

Me llamo Natalia Simón, soy licenciada en Química, tengo 42 años,

soy la mayor de 4 hermanos, llevo casi 30 años enferma

por anorexia nerviosa restrictiva.

La comida es algo que tú puedes utilizar y puedes controlar,

entonces claro el ser consciente de eso, a veces es a la primera,

ojalá sea a la primera, y a veces,

como en mi caso, pues ha sido después de 30 años.

Duro, es duro reconocerlo porque, cuando ves un poco tu pasado,

y dices cuánto tiempo he perdido, dices para qué, no?.

Cuando entré en el piso terapéutico tenía toda vida desmontada,

no tenía trabajo, no tenía amigos,

además todavía continuaba teniendo un carácter arisco

y se me ocurrió buscar por internet grupos de montaña.

A través de ellos he empezado a socializarme mucho más

y a conocer a otras personas en un medio que no es mi entorno habitual.

En mi caso yo he pasado las diferentes etapas de la vida

metida en un hospital,

entonces no he podido vivir la misma vida que han vivido ellos.

Si miro atrás y miro mis inicios,

yo recuerdo que una de mis compañeras con la que me llevaba muy bien

hacía gimnasia rítmica, tenía un físico que yo admiraba mucho

y me cogí ahí, entonces es cuando relacioné comida porque me veía

que a veces comía y no me engordaba,

eso fue calando en mí y ahí es donde desembocó todo.

Realmente cuando la sociedad nos ve únicamente ve un cuerpo,

un cuerpo y la comida,

y realmente todas aquellas personas

que piensan que ese es realmente el problema

están totalmente equivocadas, esto es la consecuencia del problema,

no es la causa del problema porque si no,

esa persona dándole de comer ya estaría solucionado el problema

y el problema no se soluciona dándole de comer.

La anorexia es un trastorno mental caracterizado por un miedo intenso

a ganar peso incluso a convertirse en obeso

para ello la paciente restringe alimentos, puede llegar al ayuno.

El hecho de ir exigiéndote cada vez pesar menos, pesar menos,

pues no porque quieras ser la persona más delgada, sino porque, bueno,

igual que quieres sacar un 10 en un examen,

te exiges cada vez más pesar menos,

esto es lo que te llena a ti como persona.

Está claro que los humanos, las personas,

ejercen un control más o menos sobre sus hábitos alimentarios,

es decir un control sobre su peso de alguna forma,

y eso es una actividad sana,

lo que ocurre con estos pacientes es que esta actividad

de control de peso se hace excesiva,

se hace exagerada y se hace el centro de su vida.

Lo que te decían ‘esto son tonterías, esto son caprichos,

esto es porque vosotros... le dierais dos bofetones bien dadas,

la pusierais firme’, la ponías firme pero el corazón te podía más que...

yo era muchas veces la que me ponía firme,

unas veces con buenas palabras,

una vez para comerse media empanadilla estuvimos 90 minutos.

Un tratamiento aislado desde una orientación específica

no va a funcionar nunca.

Lo que se necesita es un tratamiento interdisciplinar,

es decir un equipo en el que participen profesionales

con diferentes especialidades psiquiatras, médicos, psicólogos,

nutricionistas, endocrinos, educadores sociales.

El peor momento de mi vida en el que me exigí tanto a mí que me daba

hasta miedo beber y no bebía,

llegué a pasar a comer una manzana por la noche

y luego ya incluso me negaba a comer una manzana por la noche.

Y aún así me sentía insatisfecha,

veía que me estaba muriendo y no era capaz de ponerme nada en la boca.

Hubo que sacarla sedada,

en ambulancia y a los dos días de estar allí me llama el médico

y me dice que está en cuidados intensivos

porque se le paraban los riñones.

Estando ya en urgencias hubo que ponerle dos bolsas de sangre

porque ya el médico nos dijo media hora tarde... Y llegó allí in extremis.

Luego la tuvieron que tener en una habitación sola, atada,

porque se sacaba las sondas.

Aquello fue muy duro, para ella y para nosotros.

Es muy duro ver que te estás muriendo y que no puedes hacer nada ante ello,

nadie lo sabe más que la persona que se ha podido encontrar

en la misma situación no?, de ser consciente que se te va la vida

y que la solución está por comer algo, no?

y por hacer caso a los que están a tu alrededor, pero eso,

ni en los momentos más críticos, eres capaz de verlo.

El trastorno alimentario no es una enfermedad nutricional,

no es un tema de moda, es un trastorno emocional,

es un trastorno psiquiátrico, es un trastorno mental,

clasificado como tal en el manual de los trastornos mentales.

Es una enfermedad grave con un gran riesgo de cronificación.

Cuando estás en un peso ya no te digo normalizado,

pero lo que decimos nosotros un poco más de chicha, claro,

ya te ves gorda.

Había recuperado un peso bastante bueno, con 52 kilos,

teniendo en cuenta que hace 1’73, pero un buen día una amiga mía

le dijo ‘Ay Natalia que bien estás, que guapa que te veo’, ya estuvo,

a partir de aquí, que era primavera, vino otra vez la debacle.

La anorexia y la bulimia, sobre todo las de tipo crónico,

tiene un efecto absolutamente devastador en las familias

y son enfermedades que erosionan muchísimo, muchas veces la familia

ha perdido la esperanza, sobre todo la esperanza en los tratamientos,

y muchas veces son incapaces de aceptar que aquella paciente

va a tener una enfermedad crónica.

Mi hermana como provocaba a mi padre todos los días

y claro mi padre no entendía nada de todo esto, mis padres no entendía,

nadie lo entendíamos porque era una cosa que no se había escuchado aun

cuando mi hermana empezó

y entonces a mí lo que me dolía cómo trataba a mis padres.

Se resintió el padre tampoco lo entendía,

cogió una depresión muy fuerte, tuvo que dejar su trabajo.

Han estado sufriendo siempre y aún siguen sufriendo

y yo soy consciente de que si mi hermana no hubiera tenido esto,

mis padres se les vería mucho más jóvenes,

se les vería mucha más vitalidad y hubieran podido disfrutar

un poco más de su vida que yo sé que no la han disfrutado.

Ella parecía, pobrecita como es la que está enferma

con la anorexia es la víctima, y la víctima éramos los demás.

Esto solo lo sabe la familia que lo pasa lo duro que es,

porque es una enfermedad que se la promociona ella misma

y que si ella no tiene ayuda no logra superarla porque es su mente,

lleva el enemigo dentro y encima las 24 horas del día.

El gasto, yo calculo que, desde el inicio hasta ahora,

llevaremos entre 25 y 26 millones de las antiguas pesetas.

Es que los tratamientos privados son caros.

Me llamo Lali, tengo 29 años, estoy embarazada de 6 meses

y estoy en recuperación por una anorexia nerviosa.

Cuando me enteré de que estaba embarazada,

mi primer pensamiento fue ‘voy a coger peso’.

Los miedos intento llevarlos fuera,

necesito que se vayan de mi mente porque si no, volveré a recaer.

Yo creo que esto me va a ayudar muchísimo porque ahora voy a pensar

mucho menos en el tema de la comida para dedicarme al bebé,

y es algo más bonito pensar en mi hija que pensar en la comida,

en un dieta, en unas cosas que no.

Siempre pienso en lo bueno,

porque desde el minuto que yo sé que estoy embarazada

es mi responsabilidad, cuidar del bebé,

que se desarrolle bien dentro y fuera, de enseñarle a comer

cuando salga eso lo va a necesitar y va a necesitar alimentarse bien.

Es un trozo de mí y de mi recuperación.

Hace 4 años si me dices ‘vas a tener una niña’, te digo que es mentira,

porque digo es que si no otra persona,

que encima ella lo necesita todo.

Yo soy auxiliar de enfermería, ahora mismo estoy de baja por el embarazo

y es una ironía a lo que yo me dedico, porque yo tengo

que cuidar a los demás, tengo que darles de comer y muchas veces

cuando yo me ponía a darle de comer a una persona,

ya fuese un anciano o un contando esto a esta persona

si yo no me lo creo, yo no como.

Para llegar a estar como estuve y perder ese peso,

las barbaridades que llegué a hacer eran increíbles.

Empiezas, sí, quitándote comida,

poquito, poquito... pero es que también son laxantes,

llegué a contar 10 laxantes diarios, muchísima agua, aprendí a vomitar.

Para irme a trabajar yo me podía levantar y tomar dos paracetamol

con una coca cola, y decía ‘así aguanto’.

Yo para ver que estaba mal e iniciar el proceso de recuperación

tuve que volver a casa de mis padres, volver a vivir con ellos.

Gracias a los psicólogos y la enfermera que llevaban años

y que yo decía ‘vale si quiero cumplir mi sueño,

quiero volver a estudiar, quiero ir a Madrid a vivir,

que era mi sueño de siempre, así no me puedo ir, así no me veo capaz.

Y ahí es cuando dije ‘Ya’.

Ahora un cambio muy grande es el cocinar,

el manipular alimentos que eso antes era impensable,

he estado 5 ó 6 años sin cocinar y ahora disfruto,

no es que me guste mucho la cocina,

pero sí disfruto el tema de ‘me apetece esto y me lo voy a hacer yo’

En mi relación de pareja en realidad la anorexia nerviosa

no ha afectado mucho,

pero no ha afectado porque no dejo yo tampoco que afecte y sí,

él lo respeta mucho, eso es muy importante,

que respete que yo tengo que comer 5 veces al día,

que yo tengo mi forma de comer, es muy importante,

no quiero que afecte esto nunca.

Pienso que se puede fastidiar toda la relación por culpa de este trastorno.

La veo muy, muy fuerte mentalmente, bueno,

con el embarazo la poca medicación que tomaba se la han retirado

y duerme casi mejor que yo, así que, está muy relajada.

Yo la veo muy bien.

No, yo no he pensado nunca tirar la borda todo el esfuerzo que hice,

ya por mí misma, porque me he visto muy mal,

y me dice mucha gente ‘olvida’, pero es que no quiero olvidar.

Yo pienso que si olvido es cuando puedo recaer,

porque ya me explicaron que esta enfermedad se duerme, no desaparece.

Bueno Lali, cuéntame.

Pues nada, estoy un poco desolada por el tema de que he estado

en la ginecóloga y en la matrona y me han dicho que he cogido

una barbaridad de kilos. Me he pasado mucho tiempo llorando.

Pero tú no les habías advertido que no te informaran sobre el peso?.

Si, ya se lo advertí pero ellas dicen que es necesario,

que se hace con todas y que conmigo también.

Entonces te voy a dar una nota contando exactamente

por qué yo pienso que no te tienen que decir el peso,

que es el tema de la obsesividad con el cuerpo, con la comida

y con acercarte al riesgo de hacer síntomas,

ahora que estás comiendo bien, de acuerdo?

Este tipo de seguimientos son necesarios porque el mundo occidental

el 1% de los embarazos cursa con trastorno de alimentación

y en general hay que diagnosticar el trastorno con mucho cuidado

porque quizá más tengan que ser tratadas como embarazos de riesgo.

Tengo una hija de 9 años que ha estado ingresada

durante un mes aproximadamente en el hospital

en donde le han tratado una anorexia nerviosa restrictiva.

No dejó de comer al 100% nunca pero sí que comía raciones mínimas,

puede ser una cucharada de puré y tres trocitos de carne.

Se negaba incluso a ingerir líquidos, el agua tampoco la bebía.

Puede ser aproximadamente que perdiera 10 kilos, fácilmente.

Es una niña que cree en los reyes magos,

es una niña que incluso ingresada en el hospital

recibió la visita del ratoncito Pérez

y por otra parte se está enfrentando a una enfermedad que lo normal

es que empiece a manifestarse en la adolescencia.

Ha habido un cambio en el perfil epidemiológico

de los trastornos de alimentación, un adelanto en la edad de inicio,

esto ha significado a nivel terapéutico

y de tratamiento que venimos recibiendo,

cada vez con más frecuencia, casos de niñas más jóvenes,

niñas incluso en edad escolar,

estamos hablando de anorexias que aparecen a la edad de 9, 10, 11 años.

La tasa de ingresos en menores de 12 años se ha triplicado

en los últimos 5 años.

Esta historia empezó en nuestro caso en verano,

yo empecé a detectar ya comportamiento,

por ejemplo es una niña que le encanta ir a la piscina,

pero era salir del agua e inmediatamente

tenía que cubrirse con la toalla,

inmediatamente teníamos que ir al vestuario a vestirnos.

A medida que iba dejando de comer empezó a verse reflejada en ella

la tristeza, el agotamiento, la pena.

Es muy difícil entenderlo y es duro.

Estamos ante patologías de muy difícil entendimiento.

Yo creo que muchas veces en los grupos de padres,

yo les digo a los padres, "mire, no me interesa la causa,

porque son tantas, que lo que nos interesa es que el paciente

empiece a ir bien y tenga la capacidad de planificar

y estructurar su vida.

En cuanto a la etiología o las causas relacionadas

con la aparición de los trastornos de alimentación,

podemos decir que ante una vulnerabilidad genética,

que parece demostrada, se unirían una serie de factores

que facilitarían la expresión de esta vulnerabilidad genética

a padecer el trastorno de alimentación.

Hay un sentimiento también de miedo,

porque te das cuenta de que tú solo

no puedes luchar contra la enfermedad,

ni puedes ayudar tú solo a tu hija, necesitas la ayuda de especialistas.

Estamos en el lado más amable porque, primero estamos con niños

que, tienen más plasticidad neuronal, cerebral, de todo tipo,

pero estamos también en lo más duro porque podemos pensar

que, si lo hacemos mal, estos niños pueden quedarse en una situación,

nosotros a veces tememos la palabra, crónico.

La idea fundamental es que si estos pacientes se cogen a tiempo

y se tratan, el pronóstico tiene que ser bueno.

Esto es un camino que acaba de empezar

y que tenemos por delante mucha andadura,

pero estamos en el sitio adecuado, con los profesionales adecuados.

Te ayudan, ayudan al enfermo, ayudan a los padres

y es algo que yo estoy convencida que podremos conseguir con éxito.

El cambio más importante que podemos destacar en los últimos años

es ese, precisamente, es la posibilidad de cambiar

el pronóstico de la enfermedad

a través de la mejora en el diagnóstico y en el tratamiento.

Yo salgo tres veces por semana del colegio para ir al centro,

mi madre me lleva en coche hasta allí

y allí ya como.

Después de eso, nos vamos a la terapia,

también hay días que hacemos deberes, que estudiamos,

en una hora libre que tenemos de aula

Yo empecé, primero yo pensaba que comiendo sano

y restringiendo comidas como bollerías o chucherías,

que no sería nada malo,

que no estaba haciendo nada del otro mundo,

pero después ya fue comer un poco menos,

después ya pasé a restringir algunas ingestas

y después ya llegué al punto de obsesionarme tanto

que lo poco que comía al día acababa vomitándolo.

Yo soy Marta, tengo 14 años, estoy en 3 de la ESO

y estoy en un tratamiento por anorexia purgativa.

Pues realmente en este año de enfermedad he perdido...,

bueno, un año de vida porque tener una anorexia no es vivir,

no vives como una adolescente, como tenía que haber vivido yo

Si eres infeliz, lo vas a ser igual,

y ese es el concepto que yo tenía que aprender,

me pensaba que con el peso se arreglaría todo,

que era un comodín para ser feliz.

Yo consulté páginas web más que nada

porque hay algunas páginas muy específicas

que realmente te dan muy malos consejos.

Hay algunas que te explican cómo vomitar,

te explica la postura en la que te tienes que poner,

te explican por qué tienes que estar en una anorexia,

que la delgadez es lo ideal para esta sociedad.

A mí estas páginas me influenciaron bastante

porque te explican cómo esconderte de tus padres,

consejos para que tus padres no te pillen.

Prácticamente, el 25% de los adolescentes

había visitado algún tipo de página o blog que hacía alusión

a información de este tipo de trastornos alimentarios.

Buscando en concreto páginas que directamente hagan proliferación

o que hagan apología de la enfermedad como una forma de vida,

un estilo de vida,

y en ningún momento expliquen que se trata de una enfermedad,

encontramos, en pocos segundos, en 20 segundos,

encontramos 6 millones de entradas.

El problema que tenemos a la hora de actuar

es que al existir un vacío legal

en el cual todas estas páginas que hacen apología,

tanto de la anorexia como de la bulimia,

no está recogido en ningún texto legal,

nuestra capacidad de intervenir o de actuar es escasa o nula.

Necesitamos que en algún texto venga recogido

que estas conductas son perseguibles.

Yo pedí ayuda a mis padres

cuando la situación vi que se me escapaba de las manos,

cuando eso, cuando fui consciente de que lo que estaba haciendo

no era lo que haría una persona normal para bajar de peso.

Nosotros notábamos que el carácter estaba cambiando.

Ella era más reservada, la veíamos más triste,

pero le vas echando culpa a la adolescencia,

a que van cambiando el carácter por la adolescencia.

No detectamos ningún síntoma, no conocíamos la enfermedad

y sí veíamos que hacía mucho deporte, excesivo deporte,

que se preocupaba mucho por las notas, que era muy perfeccionista,

pero ni llegamos a pensar en que estaba enferma, que tenía anorexia.

Ella al principio, ella decía que vomitaba,

que ella comía y que iba al baño y vomitaba,

y yo le decía, pero ¿cuándo? Porque yo no había notado nada.

Cuando te ocurre, es lo primero que te viene a la cabeza,

¿en qué hemos fallado?

Nos ha servido el centro en que los viernes hacen terapias de padres

y allí te explican qué es la anorexia, la bulimia,

cómo se produce y te quitan la idea de la cabeza.

La primera idea es esa, qué he hecho mal y por qué ella sí y otro no.

Yo estuve ingresada desde septiembre, creo, hasta enero,

y la verdad, la primera semana que estás allí es bastante dura

porque no puedes comunicarte con nadie del exterior,

no puedes ni recibir cartas, ni llamadas, ni visitas.

Pasar a estar 24 horas vigilada

porque, claro, allí la primera semana no puedes hacer deporte,

tienes que estar siempre sentado, te vigilan a la hora de comer siempre,

tienes que ir al lavabo vigilada también

y es algo que realmente choca.

Y cuando lleva dos semanas dentro, me dejan ir a verla

y me dice "papá, sácame de aquí".

Ese fue muy duro, es cuando le dices que no puede salir,

que se ha de quedar allí.

Cuando la dejas que la ves bien, dices bueno, te vienes,

pero cuando tiene esas fases,

esos momentos en que ella ya no quiere estar allí

y la tienes que dejar porque no hay más remedio

y si la dejas llorando, pues te vienes tú llorando

y pensando que no haga nada, que pase la noche bien.

La misma enfermedad da unas características de manipulación

y de mentiras, que también hay que tener muy en cuenta

y eso se transmite en todos los aspectos dentro del tratamiento.

No pueden ir solas por la casa,

no pueden ir solas para prevenir que no vomiten en algún rinconcito,

que no hagan cosas que se puedan dañar,

estamos hablando también del tema de las autolesiones.

Las autolesiones en esta enfermedad también son habituales

y hay que tener mucho ojo para vigilar a las pacientes

para que no hagan este tipo de conductas.

Yo me hacía daño en los brazos y las piernas

porque cuando me autolesionaba,

toda mi atención se centraba en el dolor físico.

Muchas veces lo hacía también como modo de autocastigo

por, no sé, a veces, cuando pensaba que había comido demasiado o algo,

me hacía daño en forma de autocastigo

La teníamos muy controlada porque siempre estaba acompañada con alguien

y, dormir, dormía con su hermana,

pero siempre había algún momento en que, cuando ella se encontraba mal,

pues se hacía lo de las lesiones, lo de las autolesiones.

Yo creo que a mi familia esta situación les ha provocado

mucha tristeza y mucha impotencia

porque, claro, ellos no pueden hacer nada,

porque realmente sólo te pueden ayudar profesionales.

Es la mejor del mundo, para nosotros.

Los efectos de la enfermedad en la familia

yo creo que depende de la misma familia,

creo que si la familia está estructurada y está unida,

acaba uniéndoles más.

En nuestro caso, ha habido unidad, nos hemos apoyado todos,

los hijos mayores igual y yo creo que hemos salido reforzados

Hemos tenido mucho apoyo con ellos, porque están muy unidos a nosotros

y nos han ayudado todo lo que se ha podido.

En cuanto a la familia, la verdad es que hemos tenido mucha suerte.

Se podría decir que en esto siempre hay dos vías,

que son la restricción de comida

y sobre todo, en mi caso, quemar sobradamente esa cantidad de comida

con deporte compulsivo a todas horas.

Estoy hablado de deporte compulsivo como que no podía estar sentado

como hace una persona normal.

Estaba sentado, me sentía inactivo y me ponía a hacer abdominales

levantándome de la silla o trotecitos, si estaba andando.

Me llamo Miguel Pascual Torres, tengo 17 años,

estoy en 1 de bachillerato

y estoy en tratamiento por anorexia atlética restrictiva.

Yo había estado delgado y la gente me decía que tenía abdominales,

pero me obsesionaba, me obsesioné y quería más y más y más

y realmente no existe un objetivo,

simplemente lo que hacía era por miedo a perderlo.

Mi vida se basaba en contar cada caloría que ingería

y quemarlas con deporte, con deporte compulsivo a todas horas.

Es mucho más frecuente en mujeres que en varones,

las proporciones estarían 9 mujeres frente a un hombre.

En términos generales, podríamos decir que en la edad adolescente,

estarían afectados de un trastorno, específicamente de anorexia nerviosa

o síndromes clínicos cuasi completos una de cada 200 adolescentes,

es una cifra importante.

Me encerraba en el baño y me ponía a hacer flexiones,

abdominales, gimnasia sueca,

pero hubo un punto que fue cuando dije esto no es normal,

llegué a hacerme 6 horas de deporte compulsivo un día.

Yo pesaba 65 kilos y me gustaba mi cuerpo,

pero llegué a pesar alrededor de cuarenta y pocos kilos, 42, 41.

Lo primero que se le notó fue en el carácter,

empezó a estar triste, empezó a dejar de salir con sus amigos,

empezó a... llegó un momento que parecía que le daba todo igual.

Es que incluso es eso, el oír a tu propio hijo que ha intentado,

porque una de las veces intentó quitarse del medio.

Gracias a dios, recuperó tal, pero sí que intentó quitarse,

y las otras veces, como dice su padre,

pues eso, de cruzar la calle sin mirar, que le daba todo igual,

que es muy duro oír a tu propio hijo que le daba igual morirse.

Es algo que te consume.

Yo, por ejemplo, cuando estaba en las últimas,

sabía y veía que estaba muy bajo de peso, que no estaba bien,

que daba en ocasiones miedo de cómo estaba,

pero pese a verlo, quieres seguir.

Lo que nunca te puedes imaginar es que tu hijo,

mientras estamos durmiendo,

él está haciendo por la noche deporte compulsivo.

Lo que jamás te puedes imaginar

es que mientras tu hijo está en el cuarto de baño,

se ponía las manos a ambos lados del wáter

y estaba haciendo flexiones, ponía las piernas rectas y subía y bajaba,

eso es lo que jamás te puede imaginar.

Porque ellos mienten muy bien y saben ocultarlo muy bien

porque les interesa, son auténticos actores en ese sentido

y tu por más vuelta que le das al asunto

porque piensas hay algo malo, yo sé que pasa algo

y tú sabes que pasa algo, pero a ver, no vomita.

Contabilizaba las calorías que había ingerido,

se hacía su película de cuánto podría ser en flexiones,

abdominales, dominadas o lo que sea y prácticamente eso,

intentaba que hubiera un saldo negativo siempre.

La autocombustión de su cuerpo había llegado a un punto

que ya no solo estaba consumiendo sus propios músculos,

sino que había empezado a consumir el propio músculo del corazón.

En principio eran 40 pulsaciones,

que luego, luego por la noche en el hospital bajaba a 32, 31, 29.

Yo estuve ingresado 56 días

y mucha gente, yo no sé cómo se lo tomará,

pero para mí, yo lo considero una de las temporadas más felices de mi vida

por descubrir la vida,

por descubrir que no tenía que hacer todo ese castigo que me hacía,

que no me tenía que hacer todo ese daño que me hacía.

Tenía que estar acostado boca arriba, no podía cruzar los pies,

no podía cruzar las manos.

Porque cruzando los pies puede hacer fuerza y seguir haciendo ejercicio.

El ingreso hospitalario en general, el objetivo principal,

va a ser restaurar el estado nutricional,

el estado físico,

e iniciar el tratamiento de todos los aspectos psicopatológicos

del miedo a engordar, de los trastornos de imagen corporal,

el estado de ánimo, etc.

Es que a nosotros nos llegaron a decir que a lo mejor unos días más,

unas semana más, hubiera sido nefasto, hubiera podido morir.

Podría haberse producido un fallo cardiaco.

Exactamente.

Desde que Miguel salió del hospital,

tiene unas pautas de alimentación muy estrictas,

tiene una dieta muy exhaustiva.

Él come 5 veces al día y el menú está totalmente pautado,

hasta el agua está pautada.

Realmente, él puede beber un vaso de agua cada x tiempo en cada comida,

pero no puede beber ahora 3 vasos porque me muero de sed.

Lo primero que tuvimos que comprar cuando salimos del hospital

fue una báscula, porque todo va pesado gramo a gramo.

Hay mamás y hay papás que han tenido que dejar sus trabajos

porque no pueden asistir a las terapias,

porque no les da tiempo a cocinar porque son cosas,...

Esto requiere mucha, mucha dedicación.

Esto pues, ¿hasta cuándo? No se sabe, depende de cómo vaya Miguel.

Depende del tiempo.

Todos los lunes voy a terapias al Niño Jesús con mi padre

y la verdad es que, porque yo tengo terapias primero

y después entra él para que le digan cómo me tienen que tratar y todo eso.

A mí, el ir a terapias, es un refuerzo muy grande,

porque me reafirma todas las ideas verdaderas que he descubierto,

que son normales, y el ir a terapias, me hace sentirme mejor.

Me llamo María, tengo 30 años,

llevo ingresada en este centro 2 meses,

a causa de una anorexia restrictiva desde hace 19 años.

Yo he ingresado aquí voluntariamente,

pero he ingresado también lo digo, soy consciente,

porque sabía que me moría.

Con una lesión bastante grave de corazón

y una lesión que tengo bastante grave en la vejiga, un síndrome de Hinman,

que no volveré a recuperar la vejiga,

ni podré volver a orinar por mí misma, nunca más.

Es muy duro, me ha costado mucho asimilarlo porque no es fácil,

no es fácil el tener que autosondarme yo a mí misma cinco veces diarias.

En trastornos de conducta alimentaria,

el porcentaje de mortalidad está en torno al 8-10 %, en general.

Sí que es cierto, que hay más mortalidad asociada a anorexia

que en bulimia, porque en anorexia no hablamos solamente de suicidio,

sino de complicaciones médicas asociadas a la enfermedad.

Sólo conozco la vida con la anorexia,

no conozco la vida sin anorexia, no la conozco.

Sí considero que esta vez voy a salir

porque las otras veces no es que no haya querido salir,

es que nunca lo he intentado, nunca he querido curarme,

esa es la auténtica realidad.

Los tratamientos para este tipo de trastorno son largos

porque la frecuencia de recaídas es muy importante,

la manera de prevenirlas, por tanto, son tratamientos de entre 4 o 5 años

con este fin, con el fin de controlar al paciente,

hacerle un seguimiento y prevenir recaídas.

El ingreso aquí fue la mayor felicidad que pude dar,

mi padre me dejó aquí, llorando,

pero yo ese día le dije a mi padre

"esto es lo que debería haber hecho hace muchos años, que no hice",

alégrate por mí y no llores.

Este hospital es privado.

Evidentemente, yo no me lo puedo costear,

me lo paga mi familia,

y sí, aproximadamente son unos 6.000E mensuales,

más algún extra que viene por medicación

o porque me tienen que llevar algún acompañante

porque no puedo ir sola a ningún sitio.

No hay por desgracia ninguna ayuda para este tipo de enfermedades,

no las hay, y las mutuas este tipo de enfermedades no las cubre,

y si las cubre, te cubre un poquito, como muchos 30 días.

De acuerdo, yo tengo una enfermedad mental,

porque la anorexia es una enfermedad mental,

pero tiene otros cuidados diferentes que puede tener,

sin faltar al respeto a nadie, un esquizofrénico,

que también es otra enfermedad mental.

Pero una persona con esquizofrenia no necesita que la acompañen al baño,

una persona con anorexia sí necesita que la acompañen al baño.

Conclusión, a mí no me vale de nada que me ingresen en un psiquiátrico.

Vamos a enfocar un poco la terapia de hoy

en hablar un poco de las causas del trastorno alimentario.

Hay un tema del que se habla más a nivel social,

que es el tema de las tallas, de los modelos,

de todos esos referentes que tenéis y a mí me gustaría saber,

empezando por ti, Jackie,

en qué medida eso os ha afectado o ha contribuido

a que tengáis un problema en la alimentación.

A mí me ha influenciado el prototipo básico de una modelo,

que si es delgada, alta, guapa de cara,

y luego pues lo asociaba a un novio perfecto, bueno perfecto,

un novio guapo y tal, y a que la vida le iba bien.

Físicamente iba bajando, ya me centré más en las tallas,

pero básicamente era por las novias de los futbolistas y tal.

Me llamo Jacqueline, tengo 18 años, vengo de Madrid

y estoy ingresada por segunda vez a través de una recaída de anorexia.

Yo creo que la base de estar enferma es estar sola,

pero la diferencia de cuando tienes anorexia

es que no te sientes sola, porque te dedicas a algo, ocupa tu tiempo algo,

es más fácil pensar cómo me voy a librar de la cena,

que este me ha insultado o me ha pegado.

Una recaída se llega sin darte cuenta del todo,

se empieza por pequeñas cosas,

empiezo pensamientos de esto puede engordar de nuevo,

joder, esto me da miedo, esto me cuesta, me pongo muy nerviosa,

me veo mal, mira como estoy, dios, la gente qué va a pensar.

Y luego, ya empiezas la comida, uff no quiero comer

o no quiero comer porque estoy llena, estoy cansada, me voy a dormir

y luego ya la recaída, en la recaída ya ahí hasta una manzana ya dices no,

no puedo, llega tal punto que no puedes ni beber agua.

No hace falta suicidarme, ¿sabes? Dejas de comer y ya.

Si atendemos sólo a intentos autolíticos,

el porcentaje es altísimo,

lo que pasa que muchísimos intentos evidentemente no son finalistas,

no acaban en una muerte,

pero sí que hay una gran población de pacientes,

un gran porcentaje de intentos fallidos.

Es que ese es el problema, que no existe un hasta donde,

no existe un tope.

Bajas un poco, llega la parte en la que te ves fantástica,

y toda tu vida es perfecta, perfecta como una famosa,

perfecta como la de los libros, perfecta como tú quieras llamarla,

queda tu vida perfecta.

¿Qué pasa? Que te entra el miedo. Vale, si paro, ¿qué pasa?

El principal factor de riesgo para los trastornos alimentarios

es la dieta, el hacer dieta,

pero a la vez es un factor de riesgo muy poco específico.

Eso significa que muchas de las personas

que van a comenzar una dieta,

la mayoría, la gran mayoría no van a hacer nunca

un trastorno de alimentación,

pero sin embargo, lo que sí está claro

es que todos los que tienen diagnosticado

un trastorno de alimentación,

comenzaron con esta conducta de dieta restrictiva.

Ese momento en el que te enfrentas a tu peor enemigo

y te ponen un plato, y lo miras y dices puf,

recuerdas como te ves, te empiezas a agobiar,

dices no voy a poder, eso no.

Yo ahora pues, a ver, al estar en el tratamiento, tengo más apoyo,

al tener a mis compañeras, al tener a los psicólogos,

a los psiquiatras, enfermería.

Si a mí me sentaran delante de un plato sola en una habitación,

me deprimiría, me pondría a llorar, porque estoy sola, enfrentándome yo.

Tengo apoyo,

tengo gente que me recuerda que hay una vida más allá de eso,

se necesita que alguien te recuerde que tú eres capaz.

La economía influye mucho en una recuperación.

El tratamiento en sí a mi familia le cuesta 500E

con la ayuda del seguro escolar,

sin el seguro escolar pues más de mil euros.

El problema es que el seguro escolar son dos años

y ya solo me quedan 4 meses.

Y básicamente, sin seguro escolar,

este tratamiento no lo pueden permitir mis padres.

No necesitar tener que adelgazar, tener que restringir,

tener que necesitar esa droga de alivio,

si no necesito la anorexia, ya está, ya para mí eso es curarme.

Mirando más allá de un espejo o más allá de una talla o lo que sea.

Ver que merece la pena vivir.

Chicos, vamos a empezar con 4 de 200, lo impares a crol

y los pares a estilo, ¿vale?

Con 10 segunditos de descanso.

La recaída no la barajo,

puede llegar, pero no la barajo,

porque si la barajo, la doy como opción.

Puede llegar un tropezón pero no es más fuerte el que no se tropieza,

sino el que más veces se levanta.

La última vez que vomité hace ya más de 6 meses

porque desde que ingresé esta última vez

vi la poca utilidad que tenían los atracones y los vómitos.

Descubrí que la vida se puede afrontar sin necesidad de eso.

Yo pienso muchas veces que este cuerpo

es el que viene asociado a esta cabeza.

La cabeza me gusta, mi cabeza me gusta.

Si intento cambiar el cuerpo, cambiaré la cabeza

y la cabeza cambiada no me gusta.

Es espectacular cómo está, dio resultado el que se internase,

saliera desde él para decir "bueno, yo tengo un problema y voy a por él",

y es lo que ha hecho ahora.

Es volver a empezar, volver a conocernos.

Yo de mi hermano no sé ni cuál es su color favorito

ni qué le gusta, ni nada.

Yo no sé quien es Álex, entonces ahora es como empezar,

empezar una relación.

Pero claro, no es empezar una relación en un libro vacío,

es empezar una relación con un libro escrito.

Con el nacimiento de Lara, he cerrado un episodio de 10 años en mi vida,

pero para siempre y muy duro, muy duro,

que no me gustaría que se repitiera ni en ella ni en nadie.

Yo soy de un pueblo de Tarragona, Coma Ruga, y allí residen mis padres.

Voy allí y paso el día con ellos,

también es una manera de que ellos se sientan tranquilos por verte,

por ver que estás bien.

El hecho de enfrentarme con la verdadera Natalia,

con una persona de 42 años, una persona madura, responsable.

No puedo evitar que tengo el cuerpo que tengo,

no lo puedo cambiar, que cambiarlo es ir contra natura

y que, lógicamente, me tengo que ver gorda,

porque yo no he estado nunca así.

Sabemos que ella está atendida,

y bueno, sabemos, también nos han dicho,

que la curación no la va a tener,

la única cosa que ahora se está tratando

es que ella pueda vivir dignamente, que pueda trabajar,

que reconozca su enfermedad y que luche contra ella

y que pueda hacer una vida normal y digna.

-Y ahora puedo decir que no tengo la felicidad plena,

pero que soy feliz, soy feliz.

Y no porque mi vida sea todo maravilloso,

pero al menos vivo, y eso para mí ya es importante.

¿Alguna vez se ha preguntado de quién son las montañas,

los bosques o los edificios históricos que visitamos?

¿De quién es Grecia? -De los mercados.

Todos los países del mundo tienen los mismos dueños.

Este patrimonio forma parte de la historia, la cultura

y la identidad colectiva de los pueblos.

Sin embargo, en estos tiempos de crisis financiera,

buena parte de propiedades estatales europeas

están pasando a manos privadas.

Descubrimos en internet que las montañas estaban en venta.

Había varios posibles compradores.

Uno de ellos, una gran compañía de software alemana.

Buscamos propiedades que esperamos que se hayan depreciado

por determinadas circunstancias,

pero que siguen teniendo un gran potencial

por el valor intrínseco de la propiedad.

En esta obsesión neoliberal por la economía,

parece que hay que ponerle a todo una etiqueta con un precio,

todo está en venta.

El Coliseo no se puede vender.

No puedes vender algo que no pertenece a nadie,

sino que es de todos.

La política de puertas giratorias

que da entrada en las grandes corporaciones

a los responsables de la privatización

de propiedades públicas

arroja serias duras sobre la legitimidad de estos procesos.

La idea de que nuestro patrimonio natural,

una parte tan vital de la identidad de este país,

iba a venderse para pagar las deudas de juego de los banqueros,

era totalmente inaceptable.

¿Pero es la crisis económica europea la verdadera razón?

¿O es sólo la escusa para vender patrimonio propiedad del estado?

El día que todo pase a ser propiedad de uno solo,

la comunidad empezará a perder la memoria.

Si vendieran la Acrópolis, ¿qué razón para vivir nos quedaría?

"Europa en venta", la próxima semana en Documentos TV.

Documentos TV - El peso de la vida

57:13 28 sep 2015

Una cuarta parte de las personas que desarrollan anorexia o bulimia se convierten en enfermos crónicos que pueden arrastrar la enfermedad el resto de su vida. Afecta a un 6% de la población joven y la bulimia tiene el doble de incidencia de la anorexia.

Los trastornos alimentarios son mucho más que una moda o una enfermedad nutricional, constituyen una enfermedad psiquiátrica, clasificada como tal en el manual de trastornos mentales. Además, tienen un alto riesgo de cronificación, una cuarta parte de quienes los padecen puede mantener los síntomas durante muchos años o, incluso, el resto de su vida.

En los trastornos de conducta alimentaria el porcentaje de mortalidad está en torno al 8 o 10%, el más alto dentro de las enfermedades psiquiátricas. Para prevenirlas hay que plantear tratamientos de entre 4 ó 5 años con el fin de hacer un seguimiento prolongado.

Documentos TV hace un acercamiento a un mundo de miedos ocultos, de soledad y de profundo dolor en el que el peso y la delgadez extrema son sólo la punta del iceberg de una enfermedad mental que causa estragos en quienes la sufren y en sus familias, especialmente en el caso de los crónicos.

 

Una cuarta parte de las personas que desarrollan anorexia o bulimia se convierten en enfermos crónicos que pueden arrastrar la enfermedad el resto de su vida. Afecta a un 6% de la población joven y la bulimia tiene el doble de incidencia de la anorexia.

Los trastornos alimentarios son mucho más que una moda o una enfermedad nutricional, constituyen una enfermedad psiquiátrica, clasificada como tal en el manual de trastornos mentales. Además, tienen un alto riesgo de cronificación, una cuarta parte de quienes los padecen puede mantener los síntomas durante muchos años o, incluso, el resto de su vida.

En los trastornos de conducta alimentaria el porcentaje de mortalidad está en torno al 8 o 10%, el más alto dentro de las enfermedades psiquiátricas. Para prevenirlas hay que plantear tratamientos de entre 4 ó 5 años con el fin de hacer un seguimiento prolongado.

Documentos TV hace un acercamiento a un mundo de miedos ocultos, de soledad y de profundo dolor en el que el peso y la delgadez extrema son sólo la punta del iceberg de una enfermedad mental que causa estragos en quienes la sufren y en sus familias, especialmente en el caso de los crónicos.

 

ver más sobre "Documentos TV - El peso de la vida" ver menos sobre "Documentos TV - El peso de la vida"
Xcerrar

Añadir comentario ↓

  1. sofia100

    Interesante documental, es muy importante la información para que todo el mundo aprenda a tener una buena alimentación Dieta natural del plátano Las dietas son fundamentales para bajar de peso.

    19 may 2017
  2. Vicenta

    Debería de haber un programa televisivo en la 1 con este tipo de documentales. Es excelente. Hay multitud de trastornos alimenticios y no se tiene constancia del enorme peligro de la mayoría de ellos.

    17 may 2017
  3. Miriam

    Buen documental, creo que es muy importante que tengamos en cuenta que ahora consumimos muchas más calorías de las que necesitamos. Si queremos mejorar debemos aprender a contar y saber cuantas calorías consumimos. En la época paleolítica los hombres consumían muy poca comida y andaban mucho todos los días. Llevaban a cabo una dieta paleo en a que lo primordial era la carne y estaban sanos y delgados porque no consumían las harinas que se consumen hoy en día con toda la bolleria industrial.

    21 mar 2017
  4. Smithd571

    Fckin awesome things here. I am very glad to see your article. Thanks a lot and i'm looking forward to contact you. Will you please drop me a mail? aakccaddafefbdaf

    02 oct 2016
  5. Carlos

    Muy interesante el documental. La verdad es que es complicado mantener un equilibrio entre dieta y ejercicio, y más si no tienes ayuda de profesionales. Es importante tener una serie de hábitos en nuestra vida cotidiana que nos ayuden a ello. Es un poco cultural. También existen ciertos suplementos dietéticos que pueden contribuir, como la l-carnitina, que no deberíamos desdeñar. Toda ayuda es buena cuando se trata de nuestra salud.

    15 sep 2016
  6. Javier Lopez

    Buen documental, lastimosamente el perder peso se ha convertido en el problema de los que padecemos de sobrepeso, ojala habría un tratamiento mágico que de repente nos haría perder el peso ganado y después ya no nos deje volver a ganarlo. Pero en fin, afortunadamente el problema del sobrepeso es tratable si las personas de verdad nos empeñamos en perderlos y a la larga no es recurrente como la dermatitisatopicaweb.com, o alguna otra enfermedad que vuelve periódicamente.

    29 may 2016
  7. Ana Guzman

    Buenisimo el documental, ojalá se hicieran más así, de verdad! Desde hace ya tiempo siempre estoy muy atenta a todo el tema de la alimentación, qué comemos y no tirar absolutamente nada, aprovecharlo todo. Me interesa bajar de peso pero siempre dentro de un límite y con cabeza.

    23 mar 2016
  8. Carlos Plata

    Excelente documental. Es impresionante vivir en un mundo en el que la gran mayoría de los países hay personas muriendo por hambre secundaria a la pobreza, mientras en los países "ricos" cada vez abundan más los trastornos de la alimentación secundarios a problemas psicológicos - psiquiátricos. Lo comentamos mucho en el blog de Nutrición Comeconsalud.com: Bulimia, diagnóstico y tratamiento

    09 mar 2016
  9. Rodrigo

    Muy buen documental. Sin duda uno de los problemas que golpean a las sociedades occidentales. Creo que hay dos factores que condicionan la elevada tasa de obesidad infantil y adulta que hay: la enorme cantidad de azúcar que ingerimos y la irresponsabilidad por parte de los padres. Además de esto, tendemos a movernos mucho menos de lo que deberíamos. Nuestra vida es mucho más sedentaria que hace unas décadas. Todo el día sentados delante de un ordenador. Salimos de la oficina, directos para casa, y al día siguiente vuelta a la rutina. Los niños, por otro lado, meriendan y comen bastante mal. Azúcar y más azúcar. El mejor ahorro para la sanidad es prever enfermedades, y dos herramientas muy útiles son el ejercicio y una dieta equilibrada... Nosotros lo vemos así en Entreno Cruzado. Si hoy no tienes tiempo para el deporte, deberás tenerlo en el futuro para las enfermedades.

    07 mar 2016
  10. Avatar de JoseMi JoseMi

    Está demostrado que un buen plan de entrenamiento deportivo junto a una alimentación adecuada, incluyendo suplementos deportivos y dietéticos, como proteínas, antioxidantes, vitaminas, etc. reduce la gravedad y prevalencia de los transtornos alimentarios. Para saber mas, pulsad sobre el siguiente enlace: Suplementos deportivos y dietéticos para el deporte: cuales funcionan y cuales no.

    03 mar 2016

Los últimos 538 documentales de Documentos TV

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Cuando los elefantes luchan

    Cuando los elefantes luchan

    54:09 pasado martes

    54:09 pasado martes Impresionante documental, en el que se hace un recorrido por la sangrienta historia de Congo, desde finales del siglo XIX hasta hoy, a causa de sus codiciados recursos mineros, valorados en cientos de miles de millones de dólares. Informes internacionales denuncian, que los líderes congoleños han vendido concesiones mineras, mediante contratos opacos, con los que habrían robado al pueblo miles de millones de dólares en ingresos públicos. La pobreza, la explotación y la muerte persisten en la actualidad en un país, que ha tenido la maldición de albergar las mayores reservas del mundo de minerales, como el cobalto o el coltán, imprescindibles para sostener la potente industria armamentística y tecnológica global. Desde que en 1996 comenzara la guerra, impulsada por Occidente a través de los dictadores impuestos, estas riquezas han ayudado a financiar uno de los conflictos armados más mortíferos desde la II Guerra Mundial. Cinco millones de congoleños han muerto, en el afán de gobiernos y multinacionales por conseguir importantes beneficios. En 2001, el día en que Sony lanzó la Play Station2 y ganó 250 millones, un millón setecientas mil personas murieron en el Congo a causa de la guerra. Contenido disponible hasta el 9 de agosto de 2017. Histórico de emisiones: 27/06/2016

  • Amor, miedo y vacunas

    Amor, miedo y vacunas

    1:02:02 18 jul 2017

    1:02:02 18 jul 2017 Enfermedades casi erradicadas hace 40 años por las vacunas como la tosferina y el sarampión están resurgiendo en la sociedad occidental, por el descenso en la protección inmunológica de la población que desconfía por los casos de reacciones atípicas. ‘Amor, miedo y vacunas' presenta de forma clara y con rigor científico, la compleja situación en que se encuentra la sociedad ante las vacunas. A pesar de la desconfianza social, provocada por fallos en las vacunas, el colectivo médico aconseja la inmunización total, debido a que los beneficios superan claramente a los riesgos. Contenido disponible hasta el 2 de agosto de 2017. Histórico de emisiones: 20/06/2016

  • 1:00:03 04 jul 2017 La digitalización del mundo físico y los algoritmos se han situado en el centro de nuestro estilo de vida. La novedad ya no es que cada persona lleve uno o dos dispositivos conectados, ahora los objetos también se conectan entre sí. Una producción propia de RTVE que muestra cómo los actos cotidianos se convierten en datos digitales cuyo control es una de las grandes batallas de nuestro tiempo. El desarrollo de algoritmos, fórmulas informáticas que predicen nuestro comportamiento, nos acerca a un mundo de decisiones tomadas por la inteligencia artificial. Histórico de emisiones: 31/01/2017

  • Voces contra el silencio

    Voces contra el silencio

    54:20 30 may 2017

    54:20 30 may 2017 En España se denuncian tres violaciones al día y una agresión sexual cada hora. La violencia sexual que denuncian las mujeres es la punta del iceberg de un problema que sufren a diario miles de ellas. Muchas mujeres se rebelan contra el silencio que mantiene oculta, en demasiadas ocasiones, esta clase de violencia.

  • 54:20 30 may 2017 En España se denuncian tres violaciones al día y una agresión sexual cada hora. La violencia sexual que denuncian las mujeres es la punta del iceberg de un problema que sufren a diario miles de ellas. Muchas mujeres se rebelan contra el silencio que mantiene oculta, en demasiadas ocasiones, esta clase de violencia.  

  • 7:05 29 may 2017 En España se denuncian tres violaciones al día y una agresión sexual cada hora. Diez mujeres nos cuentan en primera persona cómo fueron acosadas, violadas o agredidas sexualmente. Sus testimonios forman parte del documental ‘Voces contra el silencio’, un reportaje producido por el programa de TVE Documentos TV. La violencia sexual que denuncian las mujeres es la punta del iceberg de un problema que sufren a diario miles de ellas. Toda la información en www.rtve.es/vocescontraelsilencio

  • 2:21 29 may 2017 “Se nos olvida que las agresiones sexuales no son solo los violaciones. La realidad es que todos los hombres tiene una cultura patriarcal y se les ha educado como hombres y han ejercido en un momento determinado, violencia más sutil más invisible, más aparentemente pequeñita sobre la mujer que tienen al lado”, explica Erick Pescador, sociólogo, sexólogo, psicoterapeuta, y experto en temas de género que participa con su testimonio en el programa ‘Voces contra el silencio’, un documental producido por el programa de TVE Documentos TV. El experto analiza la cultura patriarcal y el rol del hombre ante un problema que sufren las mujeres y que afecta a la mitad de la población. En España se denuncian tres violaciones al día y una agresión sexual cada hora. Toda la información en www.rtve.es/vocescontraelsilencio

  • 3:16 29 may 2017 “Tenemos que visibilizar que la violencia sexual que sufrimos las mujeres tiene que ver con una cultura que es machista y que está desde que nacemos otorgándonos unos roles, asociándonos unos estereotipo y dándoles un valor diferente frente a los hombres”, explica Sonia Cruz Coronado, psicóloga Fundación ASPACIA y coordinadora CIMASCAM. Denuncia la falta de sensibilización en la sociedad ante los delitos de índole sexual. Su testimonio forma parte del documental ‘Voces contra el silencio’, un reportaje producido por el programa de TVE Documentos TV. La violencia sexual que denuncian las mujeres es la punta del iceberg de un problema que sufren a diario miles de ellas. Toda la información en www.rtve.es/vocescontraelsilencio

  • Que tiemble el camino

    Que tiemble el camino

    58:03 13 dic 2016

    58:03 13 dic 2016 Un grupo de enfermos de párkinson de distintos puntos de España, se enfrentan al reto del Camino de Santiago en 6 etapas y 108 kilómetros.

  • 52:59 25 oct 2016 El aumento de las agresiones a parejas homosexuales en Madrid nos lleva a abordar la Homofobia que sufre el colectivo LGTB. La violencia física de la que son víctimas los homosexuales puede ser la punta del iceberg de una homofobia no siempre reconocida

  • Las edades del sida

    Las edades del sida

    55:00 13 sep 2016

    55:00 13 sep 2016 Documental que muestra que los nuevos tratamientos y la cronificación de la enfermedad han provocado una relajación en la prevención. En España cada año se dan 4.000 nuevos diagnósticos de infección por VIH, la mayoría en hombres, menores de 30 años, que tienen sexo con hombres. Mucho han cambiado las cosas en las más de tres décadas transcurridas desde que se inició la epidemia de sida en el mundo, cuando el diagnóstico era una sentencia de muerte. Ahora, los nuevos tratamientos permiten una esperanza de vida muy similar a la del resto de la población, aunque es peligroso bajar la guardia. Los especialistas coinciden en reclamar más educación sobre enfermedades de transmisión sexual, entre las que se encuentra el vih, desde las edades más tempranas, en la escuela. Y también la elaboración de programas preventivos específicos dirigidos a los hombres que tienen sexo con hombres. Histórico de emisiones: 30/11/2015 

  • Del podio al olvido

    Del podio al olvido

    58:47 08 ago 2016

    58:47 08 ago 2016 Documental que reflexiona sobre las secuelas psíquicas, físicas y económicas de la retirada de los deportistas que se dedicaron durante años a la alta competición. Una visión sobre el lado menos conocido tras el éxito deportivo

  • 58:46 24 jun 2016 Documentos TV dedico un programa especial al análisis del proyecto olímpico para Barcelona. ¿Cómo se pensó y diseñó la ciudad del fuutro? Años antes de que se celebraran los juegos olímpicos, diferentes protagonistas analizan las ideas y proyectos sobre el futuro de la ciudad condal y la organización de los juegos. El publicista Salvador Pedreño, el Alcalde de Barcelona, Pascual Maragall, el arquitectom Ignasi Sola Morales, Rafael Tous, Juan Antonio Samaranch ….analizan las posibilidades de la candidatura olímpica para Barcelona 1992. Fecha de emisión: 24/06/1986  

  • Supervivientes

    Supervivientes

    53:09 23 may 2016

    53:09 23 may 2016 Diez personas se suicidan en España, cada día. El suicidio es ya la primera causa de muerte no natural en nuestro país con casi cuatro mil fallecimientos al año, según las últimas cifras oficiales. Los familiares de las personas que se quitan la vida arrastran el estigma, la culpa y la vergüenza por estas muertes, que continúan siendo un tabú para una sociedad con prejuicios.

  • 1:30:16 02 may 2016 "Documentos TV" empezó a emitirse el mismo día que conocíamos el desastre de Chernóbil, en estos 30 años hemos emitido más de 1300 documentales de actualidad e investigación. analizamos estos 30 años con expertos como Sami Nair, Fernando Savater, Valentín Fuster, Rosa María Calaf y Manuel Castells.

Mostrando 1 de 36 Ver más