Dirigido por: Manuel Sánchez Pereira

El espacio ''Documentos TV'' es uno de los programas más prestigiosos de TVE. Estrenado en 1986, se ha caracterizado durante todo este tiempo por tratar en profundidad tanto temas de actualidad como procesos sociales e históricos de mayor duración temporal.

Documentos TV se estreno en Televisión Española el 29 de abril de 1986 con un reportaje sobre el Rey Juan Carlos. Hoy, casi 25 años después, los cambios experimentados por el periodismo no han impedido que el programa siga siendo un espacio privilegiado donde disfrutar de lo mejor del mercado documental.

Contacto

Escriba al programa Documentos TV: doctv@rtve.es

3191698 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.0.0/js
Para todos los públicos Documentos TV - El machismo que no se ve   - Ver ahora
Transcripción completa

Principios del siglo XXI en España

Una media de 70 mujeres al año son asesinadas por sus parejas.

Las estadísticas oficiales dicen

que un 12,5 % de las mujeres mayores de 16 años

sufre violencia física o sexual

y que una de cada cuatro adolescentes

padece violencia sicológica.

¿Por qué? una buena parte de los adolescentes y jóvenes

que ha crecido en la igualdad de derechos para hombres y mujeres

no identifica las conductas machistas.

Qué peso tienen aún los estereotipos de género

o el mito del amor romántico.

Cómo se está resolviendo la división sexual del trabajo.

¿Quién está asumiendo la responsabilidad

de las tareas domésticas y los cuidados

¿Qué tipo de machismo nos queda?

Es un machismo que no se ve, o que quizá no sabemos ver...

El machismo se ve en cada día y en cada momento,

en cada lugar y en cada esquina.

Lo que ocurre es que no lo identificamos como machismo.

Hemos aprendido a vivir, a convivir con él,

y solamente cuestionamos determinadas expresiones

cuando consideramos, en este momento, que son excesivas.

Lo que hoy cuestionamos sin ninguna duda

hace unos años era completamente normal.

En nuestro país, formando parte de Europa,

por lo tanto de Occidente,

las libertades elementales y básicas

de las ciudadanas, están aseguradas.

Otra cosa es que en el terreno de las costumbres

todavía no estén impedidas actividades, maneras de juzgar,

modos de presentarse,

intromisiones constantes

en la libertad y en la vida de las mujeres.

Los significados y los sentimientos, las emociones,

son aspectos mucho más difíciles de cambiar.

Y por lo tanto cuando nos sorprendemos

de que los adolescentes actuales reproduzcan

ese tipo de estereotipos y de relaciones

quizá es que somos demasiado optimistas

con el que ya hemos cambiado.

Es una sociedad machista pero no una sociedad

que afirme ni en las leyes ni en las ideas

que los hombres son superiores a las mujeres.

Entonces cómo es machista esta sociedad.

Me gustaría poner algún ejemplo.

Es machista o sexista porque es una sociedad

que se vuelca en formar de manera distinta a los niños y a las niñas.

Y esto lo hace con la esperanza, con la certeza

de que luego vayan a ocupar funciones distintas en la sociedad

y vayan a dar sentidos distintos a sus vidas.

Cuando analizamos qué pasa y cómo vive la población

y qué pasa en la vida cotidiana

nos damos cuenta y las evidencias empíricas todas nos indican lo mismo

que existe desigualdad entre los hombres y las mujeres

y por lo tanto esta desigualdad

lo que nos sitúa es en un contexto de seudoigualdad.

Hay una igualdad de discurso pero no de práctica.

Es un tema importante,

habría que hablarlo más y concienciar a la gente

para que no pasase tanto.

Pero, no sé, los profes no lo hablan,

solo lo hablan cuando vienen a hacer charlas o conferencias.

Para sostener una sociedad desigual

tienes que utilizar la violencia.

La violencia en sentido amplio, no solo la violencia física.

A veces la violencia no es física

sino que es otro tipo de violencia.

Funcionaría de la siguiente forma, en este triángulo o pirámide,

siempre de menor a mayor intensidad.

En la base tenemos las ideas.

Qué ideas son las que sustentan esta estructura de poder y de violencia.

-Creerse más que la mujer.

-Creerse más que la mujer, más listo, más fuerte, más inteligente,

¿eso qué idea es, cómo se llama?

-La idea machista.

-Machista, machismo.

Es la ideología que sustenta esta estructura de poder y de violencia

donde un grupo ejerce el dominio sobre el otro grupo

Yo al ser jugador de fútbol aquí en mi ciudad,

cuando te arbitra una chica, una chica árbitro, lo ves raro.

Y tus compañeros lo ven todo raro.

Y el público se mete con ella.

Cuando hay un fallo, los insultos...

Tú estás jugando y lo escuchas, a los padres decir

“mujer tenías que ser”, cosas de estas.

Los que tenemos un poco más de cabeza,

que ya somos un poco más maduros, nos enfrentamos a los padres,

diciendo “oye, por favor, que estamos jugando,

que está haciendo su trabajo”

y le damos la mano como si fuera un árbitro normal y corriente.

Lo que hay gente que es muy cerrada

y que no, que la mujer tiene que estar,

que no puede jugar a fútbol, no puede ser árbitro

y no puede hacer las cosas de los hombres.

-Seguimos, violencia psicológica.

Eres tonta, no sirves para nada, mira cómo vas vestida,

fíjate con quién sales,

enséñame el móvil a ver qué te dicen tus amigos o tus amigas

¿os suenas estas cosas? -Sí

Entre los adolescentes, este tipo de violencia psicológica

funciona a través del control.

Yo hace mucho tiempo estuve con una pareja que a mí esa pareja

no me tenía mucho respeto y eso.

Estuve tres años pues intentando alejarme de él

pero no podía, siempre venía conmigo o me buscaba.

Cuando yo mejor estaba siempre me buscaba.

Y mi madre se enteró de cómo yo estaba, estaba mal,

y mi madre vino y me dijo "deja de ir con él,

y yo no quería porque le quería demasiado,

pero fui a psicólogos y todo, y los psicólogos me ayudaron.

Los celos dicen que son una prueba de amor pero eso lo veo como ya...

A lo mejor un celo de no vayas con ella porque sabemos cómo es,

si sé que te puede llevar por otro camino y eso...

yo eso lo veo una prueba de amor pero celos de “dónde estás,

con quién estás, por qué, por qué no te has venido conmigo,

yo eso ya no lo veo de amor, eso lo veo de egoísta.

No hay que ser celoso, celoso.

Uy, has mirao, uy que te han mirao...

Pero algunas veces pues, sin querer, de dentro se te escapa,

de decir “qué haces”.

Porque yo sí lo reconozco que soy un poco celoso,

por celos, por miedo a perderla y ya está.

Dónde acaba la influencia saludable,

la influencia legítima en una relación de intimidad

y dónde empieza la violencia de género.

Es difícil de precisar.

Sobre todo, porque hemos transmitido una idea del amor

que se crea hace 200 años que es la idea del amor romántico.

La idea del amor romántico tiene algunos elementos maravillosos

que podemos conservar,

como por ejemplo que el amor es importante,

que en el amor te tienes que fijar en aspectos profundos de la persona.

Perfectamente, esas ideas son compatibles con la salud

y con la igualdad.

Pero hay otras ideas que no lo son.

Por ejemplo, “quien bien te quiere te hará llorar”

No, quien bien te quiere no te hace llorar, te hace sentirte bien.

Otra idea muy peligrosa:

por amor hay que estar dispuesto a darlo todo.

¿Incluso soportar la violencia?

No.

Por el contrario tendríamos que transmitirles

que amor y violencia son incompatibles,

como reconoce actualmente nuestro código penal.

Es la idea el mito del amor romántico

que está construida sobre una referencia cultural.

Los celos, que son el argumento principal para actuar de ese modo,

los celos no son amor, los celos son control,

el amor es confianza y la confianza significa

que cada una de las personas se muestre tal y como es en la relación

y a partir de ahí interaccionar.

Pero esa idea de que yo tengo que controlarte

y que tú me tienes que controlar o decidir por mí

porque eso es demostración de amor es una construcción cultural.

Nos venden mucho en los medios de comunicación

y en los productos culturales que amar es sufrir.

Y lo que queremos es desmontar esa asociación tan perversa

entre amor y sufrimiento.

Por ejemplo desmontar ideas como...

“los que más se pelean son los que más se desean”.

También esa idea de que...

“quien bien te quiere te hará llorar”.

Son justificaciones a procesos de dominación,

basados en la violencia,

que de alguna manera no nos están ayudando en nada.

Nos juntamos para hablar del amor romántico,

para desmontarlo, para analizarlo,

y hacemos un doble trabajo en el ámbito político y social,

y también en el ámbito personal.

En las charlillas que doy hablo de la Cenicienta.

La mujer estaba ahí sometida a una explotación laboral.

Podríamos llamarlo así...

Porque decía que estaba cansada de limpiar chimeneas y tal...

Y la tipa, en vez de decir: bueno, ahí os quedáis, yo me voy,

me alquilo un piso con las amigas, me busco un trabajo,

estudio algo para ver si puedo mejorar, en fin...

Pero lo que Cenicienta decide es esperar al príncipe azul y la salve

y le solucione la vida y le resuelva sus problemas,

que es muy cómodo.

El mito de la media naranja creo que es uno de los mitos

que más daño nos ha hecho a nosotras, a las mujeres.

Esta idea de que tiene que haber alguien, aunque sea en Japón,

que se complemente con nosotras a la perfección, como una cremallera.

Todos los productos culturales nos siguen vendiendo la idea

de que el amor es la salvación

y también es la solución a todos tus problemas.

Por ejemplo Cenicienta, ¿no?

Cenicienta lo que hace es esperar,

esperar a que alguien le resuelva la vida,

esperar a que alguien la saque de ese pozo.

Se nos sigue mandando esta idea

de que si esperas,

si tienes paciencia y te mantienes guapa,

alguien te puede salvar.

De alguna manera esos mensajes calan mucho en nosotras,

porque nos lo venden con una música muy bonita,

con actrices muy guapas

y con personajes que se rinden ante el amor.

Violencia física.

No solo hay hombres que se creen en el derecho,

se sienten superiores a las mujeres,

ya les va bien que en esta sociedad

pues ellas tengan menos oportunidades,

ejercen el control o la violencia psicológica sobre ellas,

sino que incluso se creen en el derecho de maltratarlas físicamente

cuando ellos lo consideran.

-La violencia física que viene por parte del hombre hacia la mujer

es para tener el control,

para hacer que esa mujer le respete, o algo así...

Porque tú tienes una idea de lo que es ser hombre y vivir en pareja,

y como entiendes que ella vale menos que tú,

no la vas a respetar,

puedes llegar incluso a maltratarla, para mantenerla,

para que no se vaya más allá de lo que...

-En este aspecto de la violencia física, si una mujer pega al hombre

ya no se ve tan... es como bueno, algo habrá hecho ese hombre...

-Sí bueno, el problema...

Sí, siempre sale el tema.

Qué pasa con las mujeres que pegan a hombres.

Las mujeres, la violencia que acostumbran a ejercer

es más de tipo psicológico que físico,

porque entre otras cosas no tienen tanta fortaleza.

Hay casos.

Puede haber algún caso de que alguna mujer haya maltratado a un hombre.

Pero según las estadísticas, el 98% de los casos

es una violencia que ejercen los hombres hacia las mujeres.

Hay un 2% de esta violencia femenina hacia los hombres, pero es un 2%.

Para que os hagáis una idea en 10 años,

desde 2004 al 2014

en España, no estoy hablando de un país lejano, estoy hablando de éste,

datos oficiales, porque hay gente que dice que es mucho más,

aproximadamente, número arriba y número abajo,

700 mujeres han sido asesinadas por sus parejas o ex parejas.

-Recuerdo un caso

al terminar una conferencia se me acerca una mujer mayor

y me agradece que fuera a ese lugar a dar la conferencia

y de pronto se queda así como un poco insegura y me dice:

no vaya a pensar usted que yo he venido aquí

porque mi marido me maltrata.

No, no, yo no pienso nada.

No, no, es que quiero que quede muy claro

que yo he venido aquí porque a mí este tema me interesa mucho,

a mí, mi marido nunca me ha puesto la mano encima.

Y me dice: claro, que yo tampoco le he dado motivo.

Luego si un hombre maltrata a su mujer y a su pareja

es porque ella ha hecho algo

que merece esa corrección violenta.

Todavía en la sociedad, pesa mucho, esa referencia

sobre lo que la mujer hace o deja de hacer.

Yo tengo varias escenas en las que suelo interpretar

el papel de hombre dominante,

de machista que no llega a agredir

pero se nota claramente su dominación a la mujer.

Desde las escenas pequeñas de micromachismo

a otras en las que llego a justificar

que porqué no se puede levantar el tono de voz en una discusión,

o porqué no le voy a poder mirar el móvil...

o porqué no voy a poder controlar a sus amigos si tengo celos de ellos...

Pero qué problema hay con que yo sea el que mande.

Si ella no sabe cómo hacer las cosas, tendré que enseñarle ¿no?

A veces, sube el tono de voz para decirme algunas cosas,

y yo sé que no está bien pero que... Algo habré hecho mal ¿no?

Es normal que si algo no le gusta que se enfade.

Eso nos pasa a todos.

Las parejas se pelean.

Y eso no significa que se quieran menos.

Y si alguien dice lo contrario, miente.

Y por qué no se puede levantar el tono de voz en una discusión.

Yo no grito realmente.

Es mi naturaleza, soy un hombre.

No le digo nada a mi familia. Ni a mis amigos.

Porque aunque pretendan ayudarme no paran de presionarme

y eso me incomoda.

-Ya le he dicho una y otra vez

que los problemas tenemos que solucionarnos entre nosotros.

-Los demás no tienen porqué entrometerse.

Tiene que ser así.

(ES LO NORMAL)

Empieza desde lo más elemental,

desde un gesto, una mirada, un silencio,

cosas que, poco a poco, es como una bola de nieve,

poco a poco, poco a poco.

Y entonces llega la tragedia.

Y entonces la tragedia es lo que se nos muestra.

Cuando ya ocurre la tragedia

O cuando nos damos cuenta de que nuestra amiga ha pasado por todo eso

porque es que llega a un punto que es que ya es demasiado evidente.

Pero bueno, y detrás de todo eso qué hay.

Hay mucha trayectoria que se debe mostrar, se debe conocer

para poder tratarla.

Tengo muchas inquietudes, muchas ideas,

veo las noticias

y construyo mi propia opinión y luego digo:

y esto a quién se lo cuento.

Y entonces, te encuentras con iniciativas así

y la verdad es que es genial

porque encuentras a gente joven como tú,

madura, dispuesta a hablar y a hacerlo todo,

además como se hace, muy ameno, desde el humor,

desde el teatro, desde el arte...

-Luz de ensayo por favor...

La primera figura que marcamos en la escena musical está aquí.

-A mí no me repliques

A mí no me repliques,

y la coges, pero no la zarandees tanto

es que tú haces una cosa... una cosa rara aquí...

Es muy difícil meterse en el papel de una persona que maltrata,

sobre todo cuando yo soy un chaval muy tranquilo,

que no tengo carácter, y me cuesta mucho pero...

me pongo en la situación de decir qué haría yo

si tuviera esa personalidad tan déspota,

tan de llegar a ese nivel.

-Tú vas sobrao.

A mí no me repliques.

Es esto: a mí no me repliques.

Y cuando llegues al final

que no sé cuál es la frase que dices al final

la vuelves a coger y no antes.

Una, la coges.

Y la última frase, la segunda, la tiras

-Vale... Cariño no entiendo porque...

-Cariño. Párate, toma aire.

Cariño, no entiendo porqué hemos tenido que pasar a ver a esa gente.

-Es que son mis amigos.

-Son tus compañeros de clase,

a los que hace mucho que no ves

y que ni siquiera te llaman para preguntar cómo estás.

-Pero es que yo quería verle.

-Cariño, no puede ser que siempre hagas lo que a ti te dé la gana.

-Pero Luis si siempre hacemos lo que tú dices-

-A mí no me repliques.

Además me he dado cuenta de cómo te miraba ese amigo tuyo.

-¡¿Quién?!

-No te hagas la tonta.

Al final todas sois iguales.

Os gusta tontear con todos los tíos.

-Pero qué estás diciendo.

-Digo que sois unas zorras.

-Luis, te estás pasando.

-¿Soy yo el que se está pasando?

¿Me vas a decir tú lo que está bien y lo que está mal?

¡Tú no sabes nada!

¡Tú no sirves para nada!

Es bastante bonito porque además de hacer nosotros,

de protagonizar las escenas

también hemos sido nosotros las que las hemos creado.

Los estudiantes comiendo juntos y comentando escenas

Vamos a ver si me sé yo el de Gabino.

Quien empieza hablando ¿tu?

-Cual, ¿el de que me pide matrimonio?

-Ah, ese...

-Cariño, ¿quieres casarte conmigo?

-Pero qué haces, ¿cómo va a pedir una mujer matrimonio a un hombre?

-Uy es verdad, qué tontería, cómo he podido pensar eso...

-Aunque mira, ya que estoy aprovecho:

cariño, ¿quieres casarte conmigo?

-Uy sí, cariño, por supuesto, tú sí que eres un hombre.

-Es decir, nosotros hemos hecho improvisaciones

y a partir de ahí el director las ha ido creando sobre el papel.

Y ya nosotros pues les hemos dado forma

le hemos dado nuestra personalidad.

Le hemos aportado nosotros lo que veíamos más conveniente.

Un día llegamos, no sentamos.

¿Sabéis lo que es el micromachismo?

Nos quedamos algunos... qué es eso...

Empezamos a comentarlo

y la verdad, dijimos todos,

es que la verdad, todos tenemos ejemplos, de micromachismos,

de nuestra vida cotidiana, de nuestras amistades,

de nuestros familiares teníamos ejemplos...

- Dame, dame, que ya me encargo yo.

- Claro, ¿piensas que lo haga yo?

- Desde luego que no, ¡no serías capaz!

Cuando salimos a las discotecas las chicas y vemos esas ofertas de:

venga, chicas y copas gratis,

pero chicos 10 euros para entrar a una discoteca.

Pues bueno eso es un poco raro,

si tú no tienes que pagar para entrar y consumir un producto

es que el producto eres tú realmente...

-¡¿Pero cómo vas a pagar tu?!

- (todos) Camarero, la cuenta por favor

Vas por la calle, por ejemplo,

y cualquier hombre pues te “chista”:

¡ey, qué, pa donde vas!

Cosas así, a mí realmente, me molestan.

No me agradan son cosas que...

- Tiene usted muchas posibilidades de sufrir acoso laboral.

- Bueno, es lo normal ¿no?

- Pues allí está su oficina, puede empezar hoy mismo

- ¡Adelante!

Los chistes también degeneran.

¡La mujer! ¡Cómo van a conducir bien las mujeres!

¡Las mujeres conducen muy mal!

Siempre esos tópicos,

que tan bien tenemos inculcados hoy en día, han hecho mucho daño,

realmente no somos capaces de salir de ahí.

-He aprendido y me he dado cuenta de lo realmente asumido que está

el machismo y el dominio sobre la mujer,

pero por parte de los dos,

por parte del hombre y de la mujer.

- Yo he limpiado toda la casa, he fregado los platos

he hecho la compra...

- Vale, sí, sí. Pero ¿y la comida...?

- Enseguida te la preparo

- A gracias, cariño. - Te quiero.

- Y yo a ti.

.Son muchos detalles, muchas palabras, que se nos escapa

y no debería ser así.

-Las nuevas generaciones son las que tendríamos que cambiar esto.

Bien, empezamos, sin música y luego lo marcamos todo con la música ¿vale?

-Los micromachismos están ahí

y son aceptados por la mayoría de nosotros

como algo normal y cotidiano,

algo a lo que no le damos importancia

-No nos damos cuenta.

-No lo vemos.

-O no queremos verlos.

-Y sin embargo, muchas parejas conviven con ellos.

-Se aceptan estas conductas.

-Y lo que es claramente un abuso por parte del hombre

acaba siendo normal

-Incluso romántico.

-Perfecto e ideal.

-¿De verdad, quiero seguir así con mi pareja?

Yo creo que lo que sucede con los micromachismos,

o lo que nosotros hemos llamado micromachismos

es que son situaciones muchas veces tan asumidas

que a nosotras mismas nos cuesta darnos cuenta

de que eso que nos sucede es algo importante,

es algo grave, es algo que quizá merece la pena ser compartido,

o ser contado.

Nos llegan muchísimos casos de hostigamiento callejero

en diferentes grados,

desde piropos, comentarios, persecuciones callejeras,

episodios mucho más graves.

Pero eso llega muchísimo,

y luego también muchísimas quejas por la imagen de las mujeres

en la publicidad.

Hay muchísima gente que se queja

de cómo se siguen reflejando roles muy antiguos,

modelos en que el hombre lleva la voz cantante

y las mujeres son un mero objeto

o la mujer parece que forma parte del atrezo,

más que un actor principal.

Este es el primer tuit que llegó

para denunciar los mensajes que había en la ropa.

La ropa de niño estaba identificada con un mensaje

de “ser inteligente como papá”

y la ropa de niña era “ser guapa como mamá”.

Muchísima gente se enfadó,

muchísima gente mostró su descontento.

Y al final Hipercor anunció a las pocas horas que retiraba esa ropa.

Sí, creo que es un éxito.

El ver la presión, también, de la gente

que se puede hacer a través del blog, a través de la cuenta de twitter,

para que las empresas se den cuenta de que al final

esto tiene una repercusión, ¿no?

Vete a una juguetería.

Cuando veas todos los juguetes bélicos, de guerra,

porque son pistolas, son espadas,

son robots, son monstruos... para los niños.

Balones de fútbol, disfraces de fútbol...

Para la niñas, muñecas sexualizadas, híper sexualizadas,

cocinitas, más muñecas, todo rosa, para ellos todo azul.

Pero esto ¿qué es?

Esto es decir: vamos a fabricar niños de una manera y niñas de otra.

Y esto es lo que podemos llamar que es una sociedad sexista.

Porque está determinando las capacidades, los comportamientos

y las elecciones de personas según su sexo.

Les está encaminando: tú por aquí y tú por allá.

No hace falta ser pedagoga para saber que el juego es determinante

para aprender normas y valores para los niños y las niñas

en toda sociedad.

Desde pequeño te enseñan que las niñas con rosita princesa

y los niños más lucha ¿sabes?

Como que lo niños tienen que ser más fuerte y las mujeres más flojillas

con las princesas y los amores...

-Y por ejemplo, a una niña pequeña,

A un niño pequeño le dices: ay, qué fuerte eres, no sé qué.

Pero a una niña no le dices ay, qué fuerte.

Le dices, ay que guapa, pareces una princesa, no se les dice lo mismo

Los padres, ya por ideología de tiempos atrás,

los padres trasmiten esa idea a los hijos, creo yo.

En mayor o menor cantidad pero...

-Los padres, en la escuela, en los medios de comunicación,

en la religión,

hay un montón de sitios donde esas ideas se van trasmitiendo.

Si mi hijo quiere jugar a la comba o a hacer baile,

o mi hija jugar a fútbol yo le voy a apoyar porque es mi hija,

y tengo que ayudarla a que...

que no se sienta inferior ni superior a nadie.

Una niña puede llorar,

un niño puede pegar y enfadarse.

Y estas expectativas se convierten en una segunda piel,

que no vemos,

no somos conscientes de esta segunda piel,

se ha creado...

a través de todos los escenarios, de todas las interacciones,

que forman ya parte de lo que somos,

de lo que somos psicológicamente, de lo que somos socialmente,

pero también de lo que somos biológicamente.

Y además se convierten muchas veces en expectativas

que se cumplen automáticamente.

Si un niño cree que no puede jugar con muñecas,

que no puede cuidar a personas,

que no puede atender a su hijo cuando es un bebé,

aunque inicialmente no tuviera ningún fundamento biológico ni psicológico,

esa expectativa, esa profecía acaba haciéndose realidad.

Es una construcción cultural

que nos moldea como sujetos

en un proceso básicamente inconsciente

en los primeros años de nuestra vida.

Y por lo tanto nuestra personalidad, formada en este marco cultural,

tiene margen de cambio, sí,

pero no es un cambio ni tan evidente, ni tan automático, ni tan racional,

y aquí creo que muchas veces

está el límite de las políticas de género y de feminismo,

porque damos a entender que si yo mando un mensaje

y la gente lo entiende racionalmente

ya acabará la problemática.

Si yo te digo: esto es maltrato, no lo hagas.

Pensaré, bueno, la gente lo entenderá y lo cambiará,

pero la cosa no va así.

Porque muchas veces los significados,

nuestros deseos, lo que nos apetece, lo que nos pone,

está en gran parte marcado por estos deseos inconscientes

que se escapan de la racionalidad.

De alguna forma, las personas somos mucho más que hombre, mujer,

heterosexual, lesbiana, gay, trans...

Somos seres únicos, singulares,

pero como seres sociales necesitamos abrazar una categoría

que dé sentido

y que a poder ser esté reconocida socialmente.

Pero al final, las personas somos mucho más.

Y en este sentido podríamos afirmar que de hecho

la misma expectativa y exigencia de reproducir

la identidad de hombre y de mujer es una forma de violencia,

porque de las muchas formas de sentir, de expresarnos, de desear,

de estar en el mundo,

nos limitan a encajarnos en una caja o en otra.

En vez de poder explorar

nuestra forma única de estar en el mundo.

Los estereotipos, en realidad estamos hablando de los estereotipos.

No lo que nos gustaría que fuera,

si no qué estereotipos hay

sobre lo que es ser un hombre o sobre ser una mujer.

-Trabajar...

-¿En casa o fuera?

-Las dos.

-Qué más.

-Ocuparnos de los niños.

-Ocuparse de los niños...

-Cocinar y limpiar

-Cocinar, limpiar... ser hacendosa ¿no?

Qué más...

-Ser alta, delgada y guapa...

-Ser guapa y delgada... la belleza...

Chicos, ¿qué es un hombre de verdad?

No lo que a mi me gustaría ser.

¿qué es lo que se valora como hombre?

-Pues un hombre que respeta a las mujeres,

que les ayuda, que las comprende.

Vale, esto está bien, es estupendo,

pero en nuestra sociedad tú crees

que eso es lo que más se valora de ser un hombre.

-Depende

-En la sociedad yo creo lo que más se valora de un hombre es

que sea fuerte, no llorar por ejemplo,

-Fuerte, no llorar...

No sé, yo a eso... a mí me da igual lo que digan,

porque yo tengo miedo como todo el mundo a algunas cosas,

y algunas veces pues lloro como todo el mundo,

yo creo que eso siempre se ha dicho pero eso no es realidad,

todo el mundo llora, vamos, eso seguro...

-Sí que he visto “3 metros sobre el cielo”,

he visto “Crepúsculo”, todo eso...

Pero más que nada mejor no contarlo

porque como lo cuentes a tus amigos que has ido con la novia

o con una amiga a verlo ya te tratan como el marica, ¿sabes?

¿Qué haces viendo eso tío, no sé qué?

Y te meten la cruz ya en clase, y dirán:

ah pues este, mira, vio el otro día esto

y se puso a llorar en el cine viendo esta peli

y como lo cuentes ya, date por perdío ya,

porque ya no te tienen respeto ni nada igual.

-Qué ocurre cuando alguien hace cosas que no encajan con su vestido...

rosa o azul,

por ejemplo cuando una chica juega al fútbol...

La marginan o qué le dicen...

-Lesbiana, marimacho

-Cuando yo tenía vuestra edad,

hablar de sexo o tener muchas novias era como...

el rey de la fiesta ¿no?

El don Juan, el que... era el líder del grupo, ¿sí o no?

-Ya ves.

Pero si una chica está con muchos chicos es una... puta

-Exacto, la misma cosa, el ligar, o el sexo

para unos tiene un valor en positivo

y para otras tiene un valor en negativo.

También eso es problema de las dos partes,

porque también entre ellas se dicen cosas así.

-Sí, claro, entre nosotros mismos, nos limitamos.

Si alguien no se comporta como se espera

el mismo grupo te va a machacar.

Eso es como funciona esta socialización o este esquema.

Yo miro a todo el mundo y todos vamos igual,

con los pantalones justos, el pelo largo y una camiseta ajustada

Todos vamos igual.

No puedes cambiarlo, sería muy difícil cambiarlo.

Si a lo mejor yo quiero ponerme unos pantalones anchos

me los podría poner una vez

pero ya no, porque te pueden hacer llorar de lo que te pueden decir,

te pueden hacer daño.

Yo no me siento fuerte para cambiar una cosa.

Yo sola no.

A lo mejor con otras personas poniéndonos de acuerdo pues sí,

pero yo sola no puedo.

Ser hombre y mujer, al final lo que es, es serun ideal.

Un ideal marcado culturalmente

que intentamos alcanzar, pero nunca llegamos.

A partir de nuestras características sexuales

se nos atribuye que tenemos que identificarnos y comportarnos

según unos determinados estereotipos.

Pero de alguna forma nunca llegamos a habitar completamente este género.

Porque siempre está en riesgo.

Siempre puede haber un movimiento de mano, un deseo,

un sueño erótico, que de repente

trastoque nuestra idea de lo que se supone que deberíamos ser,

saber hacer o desear, por ejemplo.

Vamos a hacer un ejercicio para visibilizar en este grupo

qué tipo de chicas,

que tipo de chicos hay.

Aquí hay una línea continua que va hacia el otro extremo,

que estaría aquí, que estaría la mujer no tradicional,

que es lo contrario de aquella,

y aquí no os quiero dar ninguna pista,

quiero que penséis vosotros, qué significa estar aquí.

Cuando queráis...

Bueno, dónde estarían vuestras madres.

Poneros dónde estaría vuestra madre.

-Aquí...

-Ha cambiado un poquito. No mucho pero ha cambiado un poquito.

Ponte, ponte.

Y vuestras abuelas, hacer un mix entre vuestra abuelas,

a ver donde...

-Mi abuela aquí...

-Vale, antes, hablábamos de la perspectiva histórica.

Vuestras madres ya han hecho un cambio respecto a las suyas,

pero vosotras hacéis otro más.

Pues eso es lo importante a ver.

Ahora poneros en vuestra posición.

A nivel histórico vemos cómo las mujeres,

ya no quieren este papel de mujer tradicional,

ama de casa, exclusivamente.

El problema es que muchos chicos están buscando todavía esto.

Mujer que ya no está.

Y aquí es donde vienen los problemas.

Buscas una mujer que ya no existe,

porque ellas están ahí.

Entonces, ahora vamos a preguntar por qué os habéis puesto aquí...

-No sé, es que quiero tener cosas de aquí y cosas de allí.

Es que no quiero ser solo una cosa.

-Vale, tú buscas un equilibrio, me parece bien...

Cuando acabéis los estudios, qué querréis hacer,

quedaros en casa o trabajar.

-Trabajar

-La mayoría. ¿Y por qué queréis trabajar?

-Para ganar un sueldo.

-¿Solo por un sueldo?

-Para que no te tengan que mantener

-Yo quiero ser una mujer independiente

yno tener que depender de nadie,

poder trabajar por mi misma y pagarme mis cosas,

que no tenga que tener un marido que trabaje

para mantenernos a mí y a mis hijos.

Yo lo que creo es que el viaje es hacia empoderarse,

conquistar el poder, el poder significa...

no es el poder real, que también, sino el poder de uno mismo,

el poder decidir por una misma,

poder decir aquí estoy yo,

esto es lo que yo quiero hacer en mi vida.

Y si tú quieres acompañarme, sea quien sea,

pues bien, ser una persona independiente y autónoma...

Qué está ocurriendo, que las chicas están cambiando,

las chicas jóvenes están cambiando y cuando se encuentran con hombres

con los que la situación se traduce en violencia, en control,

en algo incómodo,

en algo que no satisface sus expectativas,

pues dejan la relación.

Y es lo que estamos viendo,

que hay un incremento incluso de la violencia.

Hemos pasado de 2006, con la macro encuesta que se hizo,

que eran cuatrocientos mil casos al año,

a más de setecientos mil con la macro encuesta de 2015.

Y esa situación se está potenciando incluso en la gente más joven

¿por qué?

Pues porque ser hombre fundamentalmente es no ser mujer.

No está muy bien definido qué es ser hombre

y la identidad por contraste ha jugado mucho a favor

de la identidad masculina.

Porque si ser hombre ya no es ser como tú

y tú ya no eres como eras,

qué soy yo ahora.

Y si encima todo ese cambio se traduce en que te pareces más

a lo que yo considero que tengo que ser

todavía me pierdo más,

entonces hay una desorientación en muchos chicos.

Y cómo lo están resolviendo algunos de ellos,

pues retrocediendo sobre posiciones seguras,

como marcaba la tradición, la costumbre,

como ha señalado el tiempo,

y en esa posición más retrógrada, más anterior,

recurrir más a la violencia,

intentar controlar la situación,

someter a la chica a su dictado, a su criterio,

a través de la violencia.

Los chicos, lo mismo.

Qué mentiroso.

-Aquí están diciendo que mentiros.

-¿Cambiaríais a alguien?

¿A quién?

-Al Javi.

A él, al de la chaqueta gris.

Y el Dani también

-Vale, vamos a ver si ellos están de acuerdo o no...

Él no sabe porqué lo ponen aquí.

¿Tú por qué crees que te ponen aquí?

-No sé, han dicho porque soy machista pero no lo soy.

-¿Y porqué decís que es machista?

Porque siempre dice: las mujeres a fregar y cosas de esas.

-Y ¿es así o no?

-Algunas veces sí, pero de broma...

-De broma...

-Bueno pero las bromas tú sabes que a veces construyen realidades ¿no?

¿Os molesta que os digan eso?

-Sí

-Bueno, pues igual hoy has aprendido algo:

que les molesta que le digan eso.

Igual a partir de ahora no lo vuelves a hacer ¿no?

-Yo me he puesto aquí

porque de lo que has dicho que tiene que ser un hombre, por ejemplo,

fuerte, no llorar, trabajar,

ganar dinero, yo por ejemplo, pues esos aspectos, pues los quiero tener.

Pero otros, por ejemplo, tener que mantener a tu mujer

y que te tienen que hacer ella todo, pues eso no.

Yo creo que estáis dando pasos,

quizá más lentos que ellas, creo yo, esa es mi opinión,

pero también damos pasos los chicos...

-En mi casa yo creo que hay mucha democracia, y todo,

incluso yo sé cocinar, y sé hacer cosas que hacen las mujeres...

-Yo no me he puesto ni en el medio tampoco,

pero tampoco no en la forma no tradicional

porque yo creo que ir demasiado hacia allá, un poco... da miedo,

es que no sé cómo explicarlo,

que puedes llegar a ser un poco tonto...

-Tonto ¿por qué?

-Que te tomen el pelo o algo, yo qué sé...

Bueno, a veces nos da miedo salirnos del esquema.

Por tanto es importante en este viaje de los hombres

hacia la corresponsabilidad

y hacia la capacidad de conectar con sus emociones.

Eso es lo que tenéis que hacer, desde mi punto de vista.

No es que los hombres no tengamos emociones,

tenemos emociones igual que ellas, lo que pasa es que

no está bien visto expresarlas ¿no?

Lo que me impactó fue que todas las mujeres se fueron

a la no tradicional y los hombres también.

Y en realidad hay hombres que hacemos chistes,

y me incluyo porque es normal, todo el mundo lo hacemos,

y siempre haces el típico chiste no, aunque no tiene ninguna gracia...

Me gustó ver cómo los niños de mi clase

pensaban que no eran machistas

cuando en verdad tienen un poco de machismo.

Las parejas tienen que encontrarse.

Y es muy difícil, hay muchas mujeres

que no quieren ser cuidadoras,

y que quieren en exclusiva digamos, que quieren compaginar

el ser trabajadoras y cuidadoras por igual,

pero tienen que poder encontrar a un hombre

que también tenga esa actitud.

Esa actitud y esa posibilidad.

Porque a veces a lo mejor tiene las actitudes pero lo tiene muy difícil,

tienen que enfrentarse, tiene que ser hombres muy proactivos,

con un carácter muy fuerte,

porque se van a tener que enfrentar a la familia, a los amigos,

a los compañeros de trabajo y a los jefes,

aparte de que se tienen que enfrentar a todo lo que es la cultura

lo que le está marcando la política,

lo que le está marcando los medios de comunicación, todo,

todo le está marcando que él,

en el fondo lo que tiene que ser es un proveedor

y lo que tiene que hacer es cuidar pero, así, circunstancialmente,

ocasionalmente, ayudar a la madre.

Decíais antes, la mayoría, que yo quería trabajar y ganar dinero

también como ellas,

pero si solo trabajamos quién se encarga de cuidar a los niños.

-A lo mejor no hay niños

Bueno, puede que no haya niños,

pero en el caso hipotético que haya niños...

-Mi madre por ejemplo toda la vida ha trabajado

y después de la guardería,

por las tardes, cuando mi madre aun trabajaba

me ha cuidado mi abuelo, mi tía, mi...

-Claro, los abuelos hacen a veces ese papel...

-Yo creo que se deberían repartir los roles que tienen cada uno en la vida,

cuando uno trabaja pues el otro cuida al niño o niña.

Mi madre siempre ha trabajado, y mi padre también,

y yo siempre he estado con mis abuelos,

cuando era pequeño,

y cuando llegaban mis padres pues me iba con ellos a mi casa.

-O sea, que la mayoría, lo que estáis diciendo

es que los abuelos han suplido un poco ese rol de cuidador.

Pero creéis que os han cuidado igual padres que madres...

a ver las chicas.

-A mí no, porque mi madre me ha cuidado más

y mi padre siempre estaba trabajando.

Hay canguros también, pero para eso hay que trabajar,

tienes que trabajar, pagas al canguro

que se ocupe de los niños...

-Pero después, cuando el niño crezca

no has tenido tanto vínculo con tu hijo,

no habrás crecido con tu hijo...

-Eso es lo que yo quería preguntar,

ese vínculo, ¿lo echáis de menos?

-Bueno, depende...

Mi madre siempre ha trabajado más que mi padre

y yo tengo muchísimos más vínculo con mi madre que con mi padre.

-Vale, en tu caso es al revés.

Pero no es lo habitual, ¿o sí?

Casi todas las familias tienen dificultades

para organizar los cuidados.

Creo que ahí lo que ocurre es que entre que hay algunas razones

que aparentemente pueden ser objetivas

como que normalmente los salarios suelen ser mayores,

entre que hay, algunas ciertas...

no sé cómo llamarlo, improntas de género, de “tú lo haces mejor”,

ese tipo de cosas,

al final acaba minándose poco a poco

el cierto grado de equilibrio que se había podido alcanzar

y se va decantando en relativamente poco tiempo

a una situación que sería parecida a la de nuestros padres,

por simplificar, no.

Y a partir de ahí ser normaliza otra vez todo,

porque además muchas cosas de la vida cotidiana están organizadas

para que las mujeres cuidéis

y entonces pues no pasa nada.

Entonces al final es un círculo vicioso

que la única forma de romperlo

es desde mi punto de vista

romper claramente esa visión de indisponibilidad

que se tiene en las empresas de las mujeres.

Y la única forma de romperla,

y además se puede hacer con una legislación relativamente sencilla,

es cambiar los esquemas de los permisos.

Y hacer que los permisos sean iguales.

Porque no hay ninguna razón para que no lo sean, ninguna.

Y en ese caso,

las empresas, los empresarios, quien contrata vería

que hombres y mujeres estamos igual de disponibles o de indisponibles

en ese periodo de tiempo.

Y también en la cultura de los hombres nos tenemos que dedicar

pues por ejemplo a ir al pediatra cuando hay que ir.

Yo lo hago un poco de forma intencionada.

Digo en el trabajo: tengo que ir al pediatra.

Aunque casi ningún hombre lo dice.

No lo digo con orgullo.

Lo digo porque hay que cambiar las cosas.

Si no, parece que los hombres nunca llevamos al pediatra,

y vamos, pero no lo decimos,

porque pensamos que eso, y no lo pensamos con desacierto,

que eso nos va a hacer vernos más indisponibles en el trabajo.

Entonces, hay que cambiar esas cosas.

Hasta que no revisemos esta división sexual del trabajo,

hasta que no se redistribuyan,

hasta que no haya corresponsabilidad de trabajos

persistirán las desigualdades de género y persistirá el machismo,

por qué, porque la división sexual del trabajo se construye

en una estructura de valores

que lo que hace es prestigiar

el trabajo remunerado

y desprestigiar el trabajo doméstico y el trabajo de cuidados.

Las últimas estadísticas a nivel europeo de carga total de trabajo

nos dicen que en el caso de...

de las personas que trabajan a jornada completa,

hombres y mujeres, la carga total de trabajo, es decir,

sumar a la jornada completa el trabajo,

el tiempo dedicado al trabajo doméstico

y el tiempo dedicado a trabajo de cuidados,

en el caso de las mujeres alcanza las 70 horas a la semana

y en el caso de los hombres no llega a las 60.

Por lo tanto estamos hablando

de una diferencia de unas 10 horas semanales de trabajo.

De ahí la importancia del tiempo, de los usos del tiempo

cuando hablamos de desigualdades de género.

¿Por qué?

El tener la casa en la cabeza

y estar presente en el trabajo remunerado es esta doble presencia,

hay dos presencias

que simultáneamente forman parte de esta experiencia femenina

en la vida cotidiana.

Todo esto es dinámico.

Si cambia una ley.

De repente hacen un permiso de paternidad para los hombres

de cuatro meses,

la cosa se va a reducir, que no, que vamos en retroceso,

que las políticas de género retroceden, pues la cosa se va...

Yo soy optimista.

Yo veo la sociedad en la que yo fui adolescente

y la comparo con la sociedad de ahora y es menos machista;

en algunas cosas, quizá en otras sí.

Claro que hemos avanzado, claro que tendemos hacia la igualdad,

claro que el papel de la mujer en nuestra sociedad

cada vez está más presente en la esfera pública.

Pero, evidentemente,

las evidencias muestran que todavía hay mucha desigualdad,

que todavía hay mucho machismo.

Que el machismo igual, porque no es políticamente correcto,

no es tan visible pero funciona de manera más invisible,

los micromachismos, cómo los hombres nos socializamos

y hacemos del poder parte de nuestras vidas.

Y eso lo reproducimos en nuestro entorno y en nuestras circunstancias.

-Cariño, que están llamando -Voy

-Cariño, abre o qué... -Puedes salir tú...

-No puedo, estoy ocupado

No se puede ocultar eso, hay que mostrar lo que está pasando.

Hay maltrato, hay agresión, psicológica y física,

hay un claro dominio.

Pero visto eso,

vamos a intentar bajo la clave de humor, mediante la risa,

mediante la exageración de los personajes,

enfocar el mensaje de lo peor a lo mejor, o sea,

buscando un poco esa progresión lineal,

que de lo peor al final quede en lo mejor

y ellos salgan del teatro con buen sabor de boca...

-Pero cariño, que están llamando...

-No, no se preocupe, ya hemos entrado nosotras

-Pero oiga, cómo han entrado ustedes en mi casa

-¡Error! -Qué pasa aquí

-Según los datos que tenemos aquí,

usted comparte este piso con Paloma Rodríguez.

-Sí, ¿y qué?

-Pues que este no es SU piso. Es VUESTRO piso

-Bueno, es una manera de hablar -¡Incorrecta manera de hablar!

-Está bien, cómo han entrado ustedes en NUESTRO piso

-Por la puerta

-Pero Paloma, otra vez te has dejado la puerta abierta...

-Pero si el último en entrar fuiste tú...

-¡Error! Nuevamente se equivoca.

A las primeras de cambio culpa a su pareja,

cuando realmente ha sido usted el que dejó la puerta abierta

-Pero vamos a ver... ¿ustedes quiénes son?

-Agencia Los Buenos Tratos

-Pero explíquenme, por favor, qué es esto de los buenos tratos

-Algo que por lo visto usted está dejando de lado.

Se trata de buscar la igualdad en la pareja de la manera más honesta

y respetuosa posible.

-Tome aquí tiene un pack con posibles cosas que necesitará

-¿un pack? -Veamos, ¿sabe usted cocinar?

-Pues me lo temía, aquí tiene una sartén

-¿Sabe poner la lavadora? ¿tampoco? Pues tome

-¿Sabe planchar la ropa? ¿Tampoco? Pues vaya practicando...

-Y aquí tiene un delantal

para que no se manche mientras está ocupado en las tareas.

-Está bien, creo que tienen razón,

no puedo dar la espalda a los buenos tratos, trataré de hacerlo mejor...

Pero no porque me lo digan ustedes, es porque te quiero a ti cariño.

-Ese es mi hombre... -Muy bien...

-Ah, pero imagino qué esto me costará algo ¿no?

-¡Error! Todo esto es completamente gratis.

-Sí, eso es lo mejor de todo,

que los buenos tratos ¡no cuestan nada!

Yo me siento satisfecho de dirigir y lleva a cabo este trabajo.

El mensaje es, son, los buenos tratos.

Es el nombre de la campaña y es sobre lo que queremos hablar.

En principio planteamos una serie de situaciones que se dan,

que forman parte desgraciadamente hoy día de la sociedad,

pero el mensaje siempre va dirigido, al final de la obra,

es los que trasmitimos, hacia el optimismo,

hacia el mensaje positivo, los buenos tratos,

y tratarse por igual.

¡¡Bravo!!

Gracias a estos talleres,

estamos viendo como los adolescentes, la gente joven,

están aprendiendo a reconocer situaciones de violencia

que si no son violencias físicas, no es un golpe,

tampoco son buenos tratos,

entonces gracias a este trabajo están aprendiendo a reconocerlos,

a detectarlos y a combatirlos de alguna forma.

¿Resolverlo? No lo sé,

las cifras se repiten cada año,

de mujeres asesinadas por violencia machista, al menos en España,

y nosotros somos un grano de arena en el desierto

pero entendemos que lo que estamos haciendo se está haciendo bien,

vemos el trabajo que hacen los jóvenes,

vemos cómo hablan, cómo debaten

y vemos luego las reacciones de los adolescentes

que observan como público

lo que está ocurriendo en el escenario

y vemos que hay una comunicación y una emoción grande.

Y ahí es donde nos dirigimos.

Nuestra sociedad hoy quiere erradicar el machismo, el sexismo

y la violencia de género,

lo quiere profundamente.

Pero con frecuencia no es consciente de la profundidad del cambio,

de la dificultad del cambio.

Hay una contradicción,

hay una tensión muy fuerte entre lo que queremos ser

y lo que somos.

Lo que queremos ser es muy importante

porque tenemos la capacidad, de dirigirnos a ello,

de crear cultura,

que los medios de comunicación informen, de que las familias hablen,

de que las escuelas estructuren actividades,

de que la administración les premie,

les dé los recursos necesarios para ello,

de que la adolescencia se rebele para cambiar

y realmente ser iguales en oportunidades, en derechos,

en capacidades.

Pero esto cuesta más de lo que nos creemos.

Si la democracia no viene de serie, la igualdad tampoco.

Son actitudes éticas que hay que aprender.

Si nadie te las enseña, si en tu familia no las ves,

si tu grupo de edad no las comparte,

si los medios de comunicación no te disuaden.

Si la política no te obliga a enfrentarte a la igualdad,

tenderás a reproducir lo que ves como tópico

en los lugares en que te mueves.

Una conducta malvada, mala, no se disuade fácilmente.

Hay que estar muy atento y desde muchas esquinas,

en donde esa conducta se produce disuadirla.

Si toda la sociedad no se pone a disuadir una conducta

obviamente la conducta se da.

Incluso cuando están sumamente disuadidas se dan.

El asesinato está en todos los códigos penales

y no por ello deja de producirse.

Se tienen que hacer cambios importantes en la educación,

se tienen que hacer cambios importantes en todo el sistema.

Evidentemente esto no se cambia de un día para otro,

por eso hablamos que el machismo

deriva del sistema patriarcal en el que vivimos

y sin cambiar este sistema

es difícil que podamos cambiar estos machismos diarios,

con los que nos enfrentamos cada día.

Yo pienso que en este momento estamos en regresión,

con lo cual tenemos mucho más trabajo ahora, quizá, que hace 10 años,

las mujeres.

Con lo cual es importante, no bajar la guardia,

y sobre todo educar,

y fijaros sobre todo en lo que hay ahora con los jóvenes,

con las parejas jóvenes otra vez...

¡Sin las mujeres no hay revolución!

El feminismo es la tradición radicada en la modernidad

que afirma que ningún sexo ha de tener privilegio sobre otro.

Ni pertenecer al sexo femenino debe significar

ninguna merma en los derechos, en las libertades

ni en las oportunidades de un ser humano.

Esto es que el sexo no tiene que castigar a un ser humano

a minoría de edad en ningún aspecto de su vida.

El feminismo llama a los hombres.

El feminismo es verdad que ha trabajado mucho,

porque es verdad que lo primero que tiene que hacer el feminismo

es corregir la desigualdad

y enfrentarse desde la posición individual a todo lo que es social,

lo privado y lo personal es político y tienen un componente social,

pero el feminismo, como dicen las feministas americanas

es quien más confía en los hombres, porque piensa que pueden cambiar.

Yo me considero feminista

Sin feminismo no habrá igualdad y sin feminismo no habrá revolución.

El descubrimiento de la súperbacteria NDM1 en muestras de agua de Delhi

a puesto en guardia a las autoridades sanitarias.

El centro para...

La prevención de enfermedades advierte

de una súperbacteria muy peligrosa.

Una bacteria letal de pesadilla.

La noticia cayó como una bomba, no lo esperábamos.

Se les llama súperbacterias

y son organismos resistentes a los antibióticos convencionales.

Han saltado de los hospitales al medio ambiente.

Y los expertos estadounidenses calculan que cada año

infectan a unos dos millones de personas.

Y causan la muerte de más de 20.000.

Los médicos fueron muy sinceros,

me dijeron que era muy probable que la infección no desapareciera.

¿Nunca? -Sí.

No hay demasiados ensayos clínicos sobre el tratamiento de esta bacteria

no hay nada publicado.

Eran como unas cinco bacterias

y dijeron que todas esas infecciones eran resistentes a los antibióticos.

Cuanto más usamos los antibióticos con los pacientes,

cuanto más los introducimos en el entorno,

más oportunidades hay de que esas bacterias se vuelvan resistentes.

Entonces en los 90 y a principios de este siglo,

empezamos a ver bacterias resistentes

contra las cuales no teníamos gran cosa o nada.

No se estaba desarrollando nada para tratarlas.

La resistencia generalizada a los antibióticos actuales

y la renuncia de las farmacéuticas

a generar medicamentos eficaces contra las súperbacterias,

por motivos de rentabilidad,

plantean la duda sobre si los Gobiernos están preparados

para afrontar este grave problema de salud pública.

Algunos dicen que la investigación sobre antibióticos

se está agotando.

Yo diría que algo peor. -¿En serio?

Creo que está terriblemente cerca de ser una sequía.

Una de las mayores catástrofes de nuestra época.

Eso significa que hemos llegado al final de la practica médica

con medicamentos.

"Una bacteria de pesadilla",

la próxima semana en Documentos TV.

Documentos TV - El machismo que no se ve

57:15 23 nov 2015

Reportaje producido íntegramente por TVE que trata de dar visibilidad al machismo que, aunque camuflado, sigue presente en nuestra cultura, en los medios de comunicación o en las relaciones familiares, laborales y sociales. Las estadísticas oficiales dicen que un 12,5% de las mujeres mayores de 16 años sufre violencia física o sexual. Y que una de cada cuatro adolescentes padece violencia psicológica. El documental cuestiona por qué una buena parte de los adolescentes y jóvenes que ha crecido en la igualdad de derechos para hombres y mujeres no identifica las conductas machistas.

Documentos TV aborda el machismo cotidiano de la España de principios de siglo XXI, de la mano de un taller de teatro para estudiantes, de la universidad de Málaga y de la charla-taller, en un instituto de secundaria en El Prat de Llobregat. Un machismo, que según las personas expertas que participan en el documental, sigue firmemente apoyado en los estereotipos sexistas, en la división sexual del trabajo o en el mito del amor romántico. 

Histórico de emisiones:
29/06/2015

Reportaje producido íntegramente por TVE que trata de dar visibilidad al machismo que, aunque camuflado, sigue presente en nuestra cultura, en los medios de comunicación o en las relaciones familiares, laborales y sociales. Las estadísticas oficiales dicen que un 12,5% de las mujeres mayores de 16 años sufre violencia física o sexual. Y que una de cada cuatro adolescentes padece violencia psicológica. El documental cuestiona por qué una buena parte de los adolescentes y jóvenes que ha crecido en la igualdad de derechos para hombres y mujeres no identifica las conductas machistas.

Documentos TV aborda el machismo cotidiano de la España de principios de siglo XXI, de la mano de un taller de teatro para estudiantes, de la universidad de Málaga y de la charla-taller, en un instituto de secundaria en El Prat de Llobregat. Un machismo, que según las personas expertas que participan en el documental, sigue firmemente apoyado en los estereotipos sexistas, en la división sexual del trabajo o en el mito del amor romántico. 

Histórico de emisiones:
29/06/2015

ver más sobre "Documentos TV - El machismo que no se ve " ver menos sobre "Documentos TV - El machismo que no se ve "
Xcerrar

Añadir comentario ↓

  1. Carla

    Ya está bien de tantos micromachismos, lo cierto es que está muy presente en nuestras vidas. Las mujeres no deberíamos encomendarnos a la mano de fatima (que por cierto es un símbolo cuyo origen es muy machista) para evitar violencia de género.

    11 mar 2016
  2. juan casas

    Bien

    15 feb 2016
  3. Sebastiana

    El terrible aumento de los feminicidios que se está dando en los últimos meses es una muestra contundente de que, tal y como denuncian las propias organizaciones feministas, las medidas que se aplican para acabar con la violencia machista son insuficientes. Sin embargo se sigue recortando el presupuesto destinado a programas para la Igualdad y contra la Violencia de Género. Mientras tanto, la mayoría de las mujeres (y no solo me refiero a la dependientas de catalogo Zara) ignoran este dato.

    27 nov 2015
  4. Vero

    Excelente trabajo! por desgracia quedan muchos machistas camuflados, lo mejor será educar a nuestros niños desde muy pequeños en la igualdad, colaboración y respeto.

    26 nov 2015
  5. decoracion zen

    Y para cuando una ley o una modificación de las que hay ahora mismo respecto a la violencia de genero?? Es decir admito que la gran mayoría son casos en los que es el hombre el agresor....pero....y que ocurre cuando es la mujer la agresora??? No tenemos la misma protección ni somos iguales ante la ley...y eso debería cambiar...hay muchos hombres que sufren esto.... El machismo es algo despectivo....por que cuando una mujer dice que es feminista es algo que se supone se debe considerar bueno??? pero hasta donde vamos a llegar.....

    26 nov 2015
  6. Dolores

    ¿Qué pasa son ese micrófono de pértiga que se mete en plano cuándo hablan los chicos? me encanta el trabajo, pero estas cosas habría que pulirlas, le tengo mucho cariño a la televisión pública, sobre todo la 2. Son tiempos difíciles para todos pero, por favor, intentad hacerlo lo mejor que podáis.

    25 nov 2015
  7. MLLM

    Enhorabuena. Muy interesante y documentado, que muestra reflexiones, estudios y formas de trabajar muy acertadas.

    25 nov 2015
  8. Xergi

    Madre, el siguiente el de la década, las asesinadas, 700. Si quiere dar datos que los de pero de verdad, esa década son 641, porque para un lado encoge de gusto y para el otro engorda. Mi no saber, su negocio fallar

    24 nov 2015
  9. Xergi

    Minuto 13, primer fallo gordo con lo datos ya de mano.... la violencia es simétrica y bidireccional, el que quiera que haga una búsqueda en google y le añades pareja a esas dos palabras y despejas dudas. Nada de 98% y 2% Lo anterior, tonterías pseudo intelectuales, habla una de datos empíricos y eso es algo que le falta a la ideologia de genero, que las ciencias biológicas estén de acuerdo con sus patochadas.

    24 nov 2015
  10. Marina

    No entiendo por qué siempre se usa el ejemplo de Cenicienta como mujer sumisa. Cenicienta fue una rebelde!!! No se quedó esperando al príncipe. Desobedeció los mandatos que le impusieron, hizo lo que le vino en gana, dejó su zapato (símbolo sexual) al paso del príncipe, y a consecuencia de eso, el príncipe se enamoró de ella.

    11 jul 2015

Los últimos 473 documentales de Documentos TV

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • El descrédito

    El descrédito

    57:05 pasado lunes

    57:05 pasado lunes "Pagar, pagar y pagar. Preguntas cuánto te queda y te sigue quedando la misma cuota, entonces ¿qué estoy pagando?" Es el testimonio de un afectado por este tipo de créditos fáciles, que como él, miles de personas han contratado con empresas financieras en los últimos años. Una peligrosa dinámica de endeudamiento descontrolado y abusivo, alimentada en muchos casos por las propias entidades prestatarias, como denuncia "El descrédito". Pedir un crédito no tiene por qué resultar una mala praxis. De hecho, el préstamo es una herramienta más en el funcionamiento de la economía de las familias, las empresas y los estados. Sin embargo, puede convertirse en un problema cuando se ha contratado sin necesidad real o no puede afrontarse su pago. Contenido disponible hasta el 9 de agosto de 2016. Histórico de emisiones: 18/04/2016

  • 58:46 24 jun 2016 Documentos TV dedico un programa especial al análisis del proyecto olímpico para Barcelona. ¿Cómo se pensó y diseñó la ciudad del fuutro? Años antes de que se celebraran los juegos olímpicos, diferentes protagonistas analizan las ideas y proyectos sobre el futuro de la ciudad condal y la organización de los juegos. El publicista Salvador Pedreño, el Alcalde de Barcelona, Pascual Maragall, el arquitectom Ignasi Sola Morales, Rafael Tous, Juan Antonio Samaranch ….analizan las posibilidades de la candidatura olímpica para Barcelona 1992. Fecha de emisión: 24/06/1986  

  • Supervivientes

    Supervivientes

    53:09 23 may 2016

    53:09 23 may 2016 Diez personas se suicidan en España, cada día. El suicidio es ya la primera causa de muerte no natural en nuestro país con casi cuatro mil fallecimientos al año, según las últimas cifras oficiales. Los familiares de las personas que se quitan la vida arrastran el estigma, la culpa y la vergüenza por estas muertes, que continúan siendo un tabú para una sociedad con prejuicios.

  • 1:30:16 02 may 2016 "Documentos TV" empezó a emitirse el mismo día que conocíamos el desastre de Chernóbil, en estos 30 años hemos emitido más de 1300 documentales de actualidad e investigación. analizamos estos 30 años con expertos como Sami Nair, Fernando Savater, Valentín Fuster, Rosa María Calaf y Manuel Castells.

  • Hoy no he bebido

    Hoy no he bebido

    57:44 21 dic 2015

    57:44 21 dic 2015 Alcohólicos Anónimos (AA) celebra su 80 aniversario, conmemorando el día que uno de sus fundadores, el médico estadounidense Bob Smith, tomó su último trago. La ayuda mutua es la esencia de la comunidad que forman en todo el mundo alcohólicos anónimos. Son más de 2 millones de miembros activos y ofrece un programa de recuperación del alcoholismo conocido como 12 pasos.

  • Las edades del sida

    Las edades del sida

    55:00 30 nov 2015

    55:00 30 nov 2015 Con motivo de la celebración del Día Mundial de la lucha contra el sida, el 1 de diciembre, Documentos TV estrena 'Las edades del sida', una producción íntegra de TVE que muestra que los nuevos tratamientos y la cronificación de la enfermedad han provocado una relajación en la prevención. En España cada año se dan 4.000 nuevos diagnósticos de infección por VIH, la mayoría en hombres, menores de 30 años, que tienen sexo con hombres. Mucho han cambiado las cosas en las más de tres décadas transcurridas desde que se inició la epidemia de sida en el mundo, cuando el diagnóstico era una sentencia de muerte. Ahora, los nuevos tratamientos permiten una esperanza de vida muy similar a la del resto de la población, aunque es peligroso bajar la guardia. Los especialistas coinciden en reclamar más educación sobre enfermedades de transmisión sexual, entre las que se encuentra el vih, desde las edades más tempranas, en la escuela. Y también la elaboración de programas preventivos específicos dirigidos a los hombres que tienen sexo con hombres.

  • El machismo que no se ve

    El machismo que no se ve

    57:15 23 nov 2015

    57:15 23 nov 2015 Reportaje producido íntegramente por TVE que trata de dar visibilidad al machismo que, aunque camuflado, sigue presente en nuestra cultura, en los medios de comunicación o en las relaciones familiares, laborales y sociales. Las estadísticas oficiales dicen que un 12,5% de las mujeres mayores de 16 años sufre violencia física o sexual. Y que una de cada cuatro adolescentes padece violencia psicológica. El documental cuestiona por qué una buena parte de los adolescentes y jóvenes que ha crecido en la igualdad de derechos para hombres y mujeres no identifica las conductas machistas. Documentos TV aborda el machismo cotidiano de la España de principios de siglo XXI, de la mano de un taller de teatro para estudiantes, de la universidad de Málaga y de la charla-taller, en un instituto de secundaria en El Prat de Llobregat. Un machismo, que según las personas expertas que participan en el documental, sigue firmemente apoyado en los estereotipos sexistas, en la división sexual del trabajo o en el mito del amor romántico.  Histórico de emisiones: 29/06/2015

  • El peso de la vida

    El peso de la vida

    57:13 28 sep 2015

    57:13 28 sep 2015 Una cuarta parte de las personas que desarrollan anorexia o bulimia se convierten en enfermos crónicos que pueden arrastrar la enfermedad el resto de su vida. Afecta a un 6% de la población joven y la bulimia tiene el doble de incidencia de la anorexia.Los trastornos alimentarios son mucho más que una moda o una enfermedad nutricional, constituyen una enfermedad psiquiátrica, clasificada como tal en el manual de trastornos mentales. Además, tienen un alto riesgo de cronificación, una cuarta parte de quienes los padecen puede mantener los síntomas durante muchos años o, incluso, el resto de su vida.En los trastornos de conducta alimentaria el porcentaje de mortalidad está en torno al 8 o 10%, el más alto dentro de las enfermedades psiquiátricas. Para prevenirlas hay que plantear tratamientos de entre 4 ó 5 años con el fin de hacer un seguimiento prolongado.Documentos TV hace un acercamiento a un mundo de miedos ocultos, de soledad y de profundo dolor en el que el peso y la delgadez extrema son sólo la punta del iceberg de una enfermedad mental que causa estragos en quienes la sufren y en sus familias, especialmente en el caso de los crónicos. 

  • Del podio al olvido

    Del podio al olvido

    58:47 13 sep 2015

    58:47 13 sep 2015 Documental que reflexiona sobre las secuelas psíquicas, físicas y económicas de la retirada de los deportistas que se dedicaron durante años a la alta competición. Una visión sobre el lado menos conocido tras el éxito deportivo 

  • Los colores del jamón

    Los colores del jamón

    56:49 15 dic 2014

    56:49 15 dic 2014 El jamón ibérico es un producto emblemático en la gastronomía española y actualmente está inmerso en una intensa transformación del sector. Hay nuevos códigos para diferenciar productos y calidades.

  • Gente sin casa

    Gente sin casa

    48:44 08 dic 2014

    48:44 08 dic 2014 El estallido de la burbuja especulativa financiera en el sector inmobiliario y los excesos urbanísticos han dejado un gran número de viviendas por terminar o por vender pero también ha supuesto una crisis habitacional.Seis años después del estallido de la burbuja, la crisis económica ha provocado una media de un 25% de desempleo y que muchas familias, al no poder hacer frente a los pagos de la hipoteca o el alquiler, hayan perdido su casa. Esto sucede en medio de una gran paradoja: mientras hay gente desahuciada que no tienen una alternativa de alojamiento asequible, las viviendas vacías se cuentan por millones.Según estima el Instituto Nacional de Estadística tras una encuesta realizada en 2011, en España hay casi tres millones y medio de casas vacías. Y por lo que informa el Banco de España, unas 40.000 familias perdieron su vivienda principal en 2013. En los países vecinos europeos, existen desde hace tiempo normativas que penalizan las casas vacías pero en España solo recientemente algunas leyes de vivienda autonómicas contemplan esa posibilidad. Por ejemplo, la ley de vivienda catalana aprobada en 2007 prevé la realización de un censo de vivienda vacía y que se tomen medidas sobre las viviendas que llevan más de dos años desocupadas sin justificación.La Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) ha emprendido varias campañas contra la vivienda vacía en las ciudades donde hay una gran demanda insatisfecha de alquiler social. “Es incomprensible que la gente esté en la calle, esté sin casa, y las casas estén vacías solo para especular,” declara Alicia Gómez, miembro la PAH en la ciudad de Terrassa, que ha sido el primer ayuntamiento en intervenir.Debido a la escasez de vivienda a precios asequibles, la SAREB, conocida popularmente como el banco malo, ha recibido constantes reclamaciones para que ponga a disposición parte de su parque de viviendas en régimen de alquiler social bajo el argumento de que está participada con capital del Estado. En 2012, cuando fue creada por el Gobierno para comercializar los activos problemáticos procedentes de las entidades financieras recapitalizadas con dinero público, adquirió 89.000 viviendas, muchas de ellas llevaban vacías varios años. Tras un convenio con la Generalitat de Cataluña, la SAREB ha terminado por ceder en julio de 2014 y de forma temporal 600 pisos a la administración catalana.  

  • 53:03 01 dic 2014 Documentos TV retrata las secuelas del estallido de la burbuja inmobiliaria, donde se acumulan proyectos urbanísticos inacabados, millones de viviendas desocupadas y familias desahuciadas sin alternativa habitacional.Esqueletos de hormigón, viviendas abandonadas o desvalijadas, desmontes, terrenos urbanizados y sin construir, calles asfaltadas y rotondas por las que no pasa nadie, grandes zonas residenciales y nuevas ciudades, en parte habitadas, donde faltan servicios. El paisaje post burbuja muestra cientos -nadie ofrece un dato oficial- de urbanizaciones a medias, muchas alejadas de los cascos urbanos, en mitad de la nada.http://lab.rtve.es/montelab/

  • Asuntos falsificados

    Asuntos falsificados

    53:11 29 jun 2014

    53:11 29 jun 2014  Tráfico de drogas, blanqueo de dinero, trata de seres humanos, extorsión...estas actividades de grupos criminales internacionales están relacionadas con el comercio de mercancías falsificadas. Un negocio que supera los 200.000 millones de euros al año. Los intentos de control en puertos y aeropuertos, desborda a los servicios aduaneros y a las fuerzas de seguridad.

  • El sexo sentido

    El sexo sentido

    56:42 15 jun 2014

    56:42 15 jun 2014 Son niños y niñas que desde su primera infancia manifiestan ser del sexo contrario al que dice su cuerpo y sorprenden a sus familias por la firmeza con que defienden su identidad. La sociedad española ha cambiado y las familias de estos menores escuchan a sus hijos y, la mayor parte de ellas, los apoyan e intentan que su vida no sea un infierno. Hay muchos obstáculos que salvar porque los protocolos existentes van dirigidos solo a los transexuales adultos. Más información y contenidos extra sobre EL SEXO SENTIDO 

  • Ojo con tus datos

    Ojo con tus datos

    55:33 29 dic 2013

    55:33 29 dic 2013 Documental producido por TVE que aborda la privacidad y el tratamiento de los datos personales en la red. El número de reclamaciones aumenta año tras año y cada vez son más los ciudadanos españoles y europeos que se preocupan por este asunto. Este trabajo intenta abrirnos los ojos ante los nuevos retos que enfrenta hoy la sociedad digital. Documentos TV ha charlado con numerosos expertos en las TIC, la seguridad y el derecho tecnológico, que aportan algunas claves para comprender la importancia que tienen nuestros datos para las grandes empresas de Internet. También ha hablado con miembros de Pantallas Amigas, una organización que promueve el uso seguro y responsable de la red entre la infancia y la adolescencia.    El documental 'Ojo con tus datos' aborda además cuestiones íntimamente relacionadas como el derecho al olvido o el rastro digital. Mario Costeja es un ciudadano que lleva años luchando contra Google para que elimine una información concerniente a una deuda del pasado. Su solicitud, al igual que otras 200, ha sido amparada por la Agencia Española de Protección de Datos. 

Mostrando 1 de 32 Ver más