Dirigido por: Manuel Sánchez Pereira

El espacio ''Documentos TV'' es uno de los programas más prestigiosos de TVE. Estrenado en 1986, se ha caracterizado durante todo este tiempo por tratar en profundidad tanto temas de actualidad como procesos sociales e históricos de mayor duración temporal.

Documentos TV se estreno en Televisión Española el 29 de abril de 1986 con un reportaje sobre el Rey Juan Carlos. Hoy, casi 25 años después, los cambios experimentados por el periodismo no han impedido que el programa siga siendo un espacio privilegiado donde disfrutar de lo mejor del mercado documental.

Contacto

Escriba al programa Documentos TV: doctv@rtve.es

4350478 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
No recomendado para menores de 12 años Documentos TV - Insomnio - ver ahora
Transcripción completa

Cada noche, los hombres y mujeres de todo el mundo

realizan el mismo ritual:

se acuestan...,

cierran los ojos..., respiran profundamente

y, por último... duermen.

Familiar y misterioso a la vez, el sueño es una necesidad vital

que ocupa un tercio de nuestra existencia.

Pero actualmente, y cada vez con más frecuencia,

dormir está dejando de ser una evidencia.

En Francia, una de cada tres personas padece trastornos del sueño

y una de cada diez sufre insomnio severo.

Accidentes, estrés,

riesgo de obesidad, e incluso cáncer.

Las consecuencias de estas noches demasiado cortas

han resultado ser mucho más graves de lo que pensábamos.

¿Por qué estamos enfermos del sueño?

¿El ritmo desenfrenado de la sociedad moderna

es nefasto para nuestro reloj biológico?,

y, sobre todo, ¿cómo podemos dormir de nuevo profundamente?

Día y noche, en los centros especializados y en los laboratorios,

los neurobiólogos, médicos y psiquiatras

intentan descifrar los misterios de nuestro sueño y sus trastornos,

que convierten nuestras noches en pesadillas.

En 50 años, el tiempo medio de sueño

ha disminuido en una hora y media.

Hoy, por primera vez en su evolución,

el hombre se ha emancipado de su ritmo natural.

De día o de noche, nuestros ciclos de sueño-vigilia

han perdido su sentido.

La causa... el ritmo desenfrenado del trabajo y de las actividades,

las perturbaciones sonoras y las nuevas tecnologías,

que invaden cada vez más nuestras noches.

Damien Léger es el presidente del Instituto Nacional del Sueño

y de la Vigilia. Para este especialista

el problema reside en la percepción del sueño que tiene

la sociedad actual.

Parece que hemos olvidado la importancia del sueño

para el descanso. Es cierto que dormir todos los días

es una obligación, y a mucha gente le gustaría trabajar

cinco días seguidos y dormir solo el fin de semana.

Si consideramos nuestra actividad cada vez mayor en todos los campos,

tanto entre adultos como entre los niños y los adolescentes,

tenemos tendencia a olvidar que necesitamos dormir

siete de cada 24 horas.

Los estudios recientes sobre el impacto de falta de sueño

son inapelables: el sueño se ha convertido

en un importante problema de salud pública.

Tenemos algunas cifras sobre el impacto económico

de los trastornos del sueño; el primero, sin duda, es el insomnio.

Sabemos que el absentismo laboral de los insomnes

es el doble que el de las personas que duermen bien.

A los insomnes les cuesta más asumir las causas de la fatiga,

y cuando tienen una pequeña infección o algo más importante,

se ausentan más que quienes duermen bien.

Recientemente se han empezado a estudiar

las consecuencias económicas de esta enfermedad.

A lo largo de los siglos, el sueño siempre fue un misterio,

y solo hace unas décadas que los neurólogos

comenzaron a vislumbrar sus efectos benéficos.

Durante mucho tiempo se pensó que el sueño

se reducía a la inactividad de nuestro cerebro.

Sin embargo, cuando dormimos, nuestro cerebro

permanece muy activo: ordena, clasifica

y procesa la información del día creando nuevas conexiones

entre las neuronas.

Es por tanto una etapa indispensable en el aprendizaje

y en la memorización.

Pero los beneficios del sueño también se extienden

al resto de nuestros órganos. Durante el descanso

se regeneran e incluso se reparan los daños acumulados

durante el periodo de vigilia.

Después de siete u ocho horas de sueño,

nuestro organismo está preparado, tanto mental como físicamente,

para afrontar un nuevo día.

Una hormona especial toma el control del cerebro

cuando nos dormimos. Se llama melatonina,

también conocida como la hormona del sueño.

Esta molécula está bajo la influencia directa

de la luminosidad exterior.

La retina de nuestros ojos capta los cambios de luz

y envía las señales oportunas al cerebro.

De esa forma, cuando la luz del día disminuye,

fabricamos melatonina en grandes cantidades,

provocando el reposo nocturno de nuestro organismo.

Por la mañana, después de una buena noche de sueño,

la cantidad de melatonina disminuye; es el despertar.

De esa manera, la hormona del sueño

está en el origen de nuestro ritmo biológico.

Pero ese equilibrio puede resultar muy frágil.

Los trabajadores, las personas mayores,

e incluso los adolescentes, absolutamente nadie se salva

de esta nueva clase de problemas.

Cada año, más de 5000 pacientes pasan por consulta en el Hôtel Dieu.

Este servicio dirigido por el profesor Damien Léger,

funciona las 24 horas del día.

Cuando cae la noche, la doctora Alice De Sanctis

visita a los ingresados.

Hola. ¿Cómo está?

-Bien. ¿Bien?

¿Qué problemas tiene cuando duerme? -Me levanto muy cansada;

y sin embargo duermo mucho;

diez o 12 horas. ¿Y tiene la impresión

de que su sueño no es reparador? -Así es.

Vale. Esa señora está aquí esta noche

porque padece una somnolencia excesiva durante el día.

A pesar de que duerme mucho por la noche

se ve obligada a dormir siestas, y tiene problemas de memoria.

-Siempre he sido una gran dormilona pero ahora,

aunque me despierte a las ocho de la mañana,

una hora antes o un par de horas antes del mediodía, me siento muy mal

Buenas noches, señora.

Esta noche se someterá a un análisis completo del sueño.

Para ello tendrá que dormir con sensores

colocados por todo el cuerpo, y otros diez sensores en la cabeza

para registrar su actividad cerebral.

Buenas noches; hasta mañana.

Esta prueba se llama polisomnografía.

Todos los datos que se recogen en directo

en las tres habitaciones del sueño llegan aquí.

Todos los electrodos que hemos colocado

recogen estas, señales, que podemos observar en la pantalla.

Así registramos los movimientos -en color-,

registramos el tono muscular, registramos los ronquidos,

la saturación de oxígeno, la frecuencia cardiaca

y, también los movimientos torácicos y abdominales.

En la pantalla de control

los médicos pueden verificar la calidad del sueño.

Existen diferentes fases durante las cuales el sueño

puede ser más o menos profundo.

Analizamos el electroencefalograma durante toda la noche,

y vemos las diferentes fases del sueño

para saber si sus fases del sueño se producen en proporción correcta;

es decir: una fase de sueño ligero, una fase de sueño profundo...

Cuando todo va bien, esas fases se encadenan unas con otras

conformando un ciclo que se repite

entre cuatro y siete veces cada noche hasta que despertamos.

A la mañana siguiente se estudiarán los registros del sueño.

Para Marie-Françoise Vecchierini,

una de las especialistas en trastornos del sueño

de Hôtel Dieu, el diagnóstico es muy claro.

La característica principal de esta paciente

es, sobre todo, la cantidad de interrupcione;

vemos que hay siete a lo largo de la noche,

y dos, no, tres de ellas, son muy prolongadas,

y hacen que se despierte.

Aquí podemos cómo el tiempo de descanso total

ha sido de cuatro horas 26 minutos,

mientras que ella ha estado en la cama

siete horas y 26 minutos.

Es evidente que esta paciente sufre de insomnio,

igual que otros 12 millones de franceses.

Este síntoma adopta diferentes formas

y puede tener múltiples causas; entre ellas, y de las más frecuentes

está la apnea del sueño.

Es un problema de los comandos respiratorios durante el sueño.

La faringe se puede cerrar durante la inspiración,

y el ronquido es la primera señal de una cadena que va a empeorar.

Algunas personas tienen apneas que duran 30, 40 segundos,

y a veces más.

Las apneas... provocan un despertar brusco,

y es ese despertar lo que salva al enfermo...

porque cuando se despierta vuelve a respirar.

Esas paradas respiratorias, repetidas muchas veces

a lo largo de la noche, impiden al paciente

disfrutar de un sueño profundo y reparador.

La única solución es despejar las vías respiratorias.

Existen diferentes dispositivos;

el más utilizado para las apneas graves

sigue siendo la máscara anti-ronquidos.

Es un aparato inteligente que detecta los momentos

en los que la ventilación disminuye.

En ese momento, el aparato toma aire del ambiente,

que envía bajo presión a las vías respiratorias,

para interrumpir las apneas.

En Francia, solo un 10 % de los casos de apnea

son diagnosticados. Según los especialistas,

15 millones de personas podrían padecer apnea.

Esta enfermedad no es la única causa de los trastornos del sueño.

En sus consultas, los médicos buscan sistemáticamente otras patologías,

como el síndrome de las piernas inquietas,

en el que los pacientes sufren un impulso incontrolable

de mover los miembros inferiores durante la noche.

Pero en más de la mitad de los casos de insomnio grave...

se esconde un paciente con depresión.

Sylvie Royant Parola es la fundadora de la red Morfeo,

que reúne a numerosos especialistas franceses en medicina del sueño.

Sylvie es además psiquiatra y, en su opinión,

el insomnio y la depresión conforman un círculo vicioso.

Hay pacientes que a la larga, en determinadas condiciones de estrés

y con un trastorno agudo del sueño,

manifiestan síntomas de depresión.

Los episodios frecuentes de insomnio

pueden provocar un estado depresivo;

pero también se ha observado lo contrario.

El insomnio en una depresión puede producir episodios de somnolencia,

pero sobre todo interrupciones del sueño nocturno

o un despertar demasiado precoz. Están tan cansados

que apenas pueden mantenerse despiertos.

Buenos días.

El paciente que acude hoy a consulta

presenta todos los síntomas de una depresión;.

Desde hace algunas semanas tiene una baja médica.

Me cuesta mucho dormir. No consigo dormir toda la noche.

Cuando tengo que hacer un esfuerzo puntual...

enseguida me siento muy cansado.

Lo he hablado con mi doctora, y ella me dice que tengo 58 años...

Voy a cumplir 58 años, y ella me dice...

que tengo la energía de un hombre de 70 o 75 años.

Dice que no me desanime,

pero yo estoy deprimido en el sentido médico del término,

no moralmente deprimido. En fin, espero que esto mejore.

Para comprender mejor su enfermedad,

hace algunos días la psiquiatra le dejó un actímetro.

Este pequeño reloj registra las fases del sueño y de vigilia

mediante sensores de movimientos.

Registra la aceleración de los movimientos

por encima de cierto umbral.

Así podemos ver si se si despertó durante la noche.

Por ejemplo, aquí, esta noche, vemos que el paciente

se durmió a las 11.

En pocos clics, se procesa la actividad registrada

a lo largo de varios días.

Vemos que ayer hubo algunos momentos difíciles durante el día:

a las 14 horas y, después, aquí, entre las cuatro y cinco de la tarde.

Parece que le costaba mantenerse despierto.

-Sí, dormí una siesta sobre... las cinco.

Después se durmió tarde, sobre la una de la madrugada;

con un montón de pequeñas interrupciones.

Un sueño un poco agitado.

Gracias a ese registro detallado,

la psiquiatra podrá ajustar la terapia de su paciente

a lo largo de sus visitas. Curar su depresión

es la mejor oportunidad que tiene para volver a dormir bien.

Aunque su recuperación podría tardar algún tiempo, tiene tratamiento.

Solo en ocasiones excepcionales, el insomnio es incurable.

En estas imágenes grabadas en los años 90,

Michael Corke, un profesor de música de 41 años,

acababa de ser ingresado en el Hospital Universitario

de Chicago.

Su estado era de una extraordinaria gravedad:

llevaba más de dos meses y medio durmiendo apenas unos minutos

cada noche y, sufría problemas motrices y alucinaciones.

¿Cuánto tiempo lleva aquí?

¿Aquí?

¿Cuánto? -Dos semanas.

Hasta hacía pocos meses gozaba de buena salud,

como demuestra este video grabado por su familia.

Pero en el hospital, ningún tratamiento resultó eficaz.

Michael Corke padecía una extraña enfermedad genética:

insomnio familiar fatal.

Dos meses y medio después de ingresar en el hospital, falleció

Y después, tres de sus familiares cercanos

murieron a causa de la misma enfermedad.

El gen causante de este insomnio mortal

ha sido aislado en 40 familias de todo el mundo.

Esos son los únicos casos conocidos hasta hoy.

Pero más allá de las numerosas patologías,

es la sociedad en general lo que perturba nuestro sueño.

Una de cada tres personas se queja de que pasa malas noches.

Sin embargo, no todas ellas están enfermas

en el sentido estricto del término, están “desajustadas”

Para Damien Léger,

los principales afectados son los empleados.

Actualmente, el tiempo de sueño de la población es,

por término medio, de unas siete horas durante la semana

y de ocho horas durante el fin de semana.

Pero lo más alarmante es el porcentaje de población

que duerme menos de cinco horas al día,

y eso afecta al 30 % de los jóvenes activos.

El segundo determinante es el tiempo que se dedica al transporte

Cuanto más lejos vivamos, más tiempo dedicaremos durante el día

y menos dormiremos.

Al menos cinco días de la semana,

los trabajadores son arrancados de los brazos de Morfeo.

A lo largo de la jornada tendrán que hacer frente durante ocho horas,

y en muchas ocasiones más horas,

a sus obligaciones profesionales.

Conectados sin cesar a la información

y a los correos electrónicos, incluso en los momentos de descanso,

el trabajo no nos concede ningún respiro.

Después, son las obligaciones familiares,

las tareas cotidianas y también el ocio,

lo que ocupa nuestro tiempo.

Los adultos, pero también los jóvenes;

nadie se salva de la fatiga.

La reducción del tiempo que los jóvenes dedican a dormir

es más preocupante cada día.

Especialmente, en la etapa en la que deberían dormir más,

es decir, entre los 14 y los 16 años,

sabemos que el 50 % de los adolescentes,

y en particular las niñas más que los niños,

tienen déficit de sueño.

Las nuevas tecnologías están muy presentes

en los trastornos del sueño.

Videojuegos, tabletas, ordenadores...

Cada vez hay más pantallas en nuestros dormitorios.

Todas esas distracciones antes de dormir

han demostrado ser muy perjudiciales.

Recomendamos dejar de usar aparatos luminosos

una hora antes de acostarnos. Las pantallas suelen ser muy azules,

lo cual retrasa la secreción de melatonina,

y provoca problemas para conciliar el sueño

y que nos despertemos por la noche.

Todos los días, la televisión o las alarmas de nuestros móviles

invaden un poco más nuestro sueño.

Hasta tal punto que cada año perdemos indefectiblemente

unos valiosos minutos.

Cuando la ciudad empieza a apagarse lentamente

y la mayoría se prepara para dormir,

otros van a trabajar.

Wichem, de 27 años, está a punto de empezar su jornada.

Es encargado de obras en las vías del Metro de París.

¿Qué tal, chicos?

Como él, el 15 % de los trabajadores tienen horario nocturno.

Hoy me he despertado a las dos de la tarde.

Ahora es la una, así que hace 11 horas

que estoy despierto.

Y aún me quedan seis horas por delante.

Permanecer despierto toda la noche,

y también permanecer lo suficientemente alerta,

es un reto cotidiano para Wichem y su equipo.

Entre medianoche y las seis de la mañana,

el riesgo de sufrir un accidente de trabajo

es el doble que durante el día.

Aquí los trenes de mantenimiento circulan sin interrupción.

Pero el mayor peligro sobre todo es

la corriente de alta tensión de las vías.

Este aparato comprueba la ausencia de tensión.

Voy a comprobar si cortada.

Sí. Esto nos confirma que no hay suministro eléctrico.

Vamos a colocar este puente cortocircuitador.

Así, si vuelve la corriente, estaremos protegidos.

Este aparato la corta.

Algunos de sus compañeros trabajan de noche

desde hace pocos meses, y otros desde hace diez años,

pero todos tienen una relación problemática con el sueño.

-Es duro. Cuesta mucho acostumbrarse a trabajar de noche.

-El momento más delicado es cuando la noche termina.

Después hay que mantenerse a base de café.

Hasta la seis y media que salimos funcionamos a base de café.

-Hoy me dormí a las 11 de la mañana.

Desde las 11 hasta... las seis.

Yo no trabajo los fines de semana,

pero me acuesto a las cuatro o cinco de la mañana si todo va bien.

No es fácil, pero no podría acostumbrarme a trabajar de día.

No es un problema de querer o no, creo que mi cuerpo no se adaptaría.

Estoy tan acostumbrado a trabajar de noche desde hace 20 años,

que dudo que pudiera hacerlo.

Como veis, tengo los ojos claros.

Incluso cuando está oscuro, ya no soporto la luz;

me molesta mucho. Me deslumbra.

Yo soy noctámbulo;

no soy nada diurno.

Para el profesor Léger, estos testimonios

no son en absoluto sorprendentes. Los trabajadores nocturnos

están más expuestos a los trastornos del sueño que la mayoría.

La gente que trabaja de noche o tiene cambios de turnos frecuentes

está más expuesta a riesgos médicos importantes,

y tienen más problemas de sueño y de somnolencia.

Por término medio duermen una hora menos.

La jornada termina a las seis y media.

Wichem tardará más de una hora en conciliar el sueño.

Según estudios recientes,

la privación de sueño durante 24 horas

aumenta de forma significativa la hormona del estrés.

La fatiga provoca además ansiedad e irritabilidad;

pero el mayor peligro sigue siendo el déficit de atención.

En Francia, la somnolencia al volante

preocupa a uno de cada tres automovilistas.

La somnolencia multiplica por tres el riesgo de accidentes de tráfico,

y es la causa de cientos de muertes cada año.

Pero el déficit de atención también habría sido la causa

de algunas grandes catástrofes.

El 26 de abril de 1986,

a la una y 26 minutos de la madrugada,

se produjo la explosión de Chernóbil.

Al principio se consideró un desafortunado fallo

en su manipulación, pero posteriores investigaciones

revelaron que los operarios llevaban trabajando

más de 13 horas sin descanso.

Tres años después, el 24 de marzo de 1989,

se hundía el petrolero Exón Valdez,

provocando el vertido de miles de toneladas de hidrocarburos

en las costas de Alaska.

El capitán se había dormido al timón.

Tras aquel desastre ecológico, en Estados Unidos se aprobó una ley

por la cual, las tripulaciones están obligadas a descansar

diez horas al día.

La gestión del cansancio es un auténtico

y complejo rompecabezas. Desde hace décadas,

los investigadores siguen de cerca a quienes intentan doblegar el sueño

En Port-La-Forêt, en Bretaña, Yoann Richomme es uno de ellos.

Este navegante de 31 años participa en regatas

y en travesías transatlánticas en solitario.

En estas últimas puede estar hasta tres semanas

sin pisar tierra firme.

No existe ningún sistema fijo, porque cada regata es diferente.

Los ritmos de cada regata son diferentes.

Generalmente, dormimos entre una y dos horas al día

en las regatas normales, de dos o tres días de duración.

Pero también hay excepciones.

Recuerdo una regata de tres días en la que no pude dormir

absolutamente nada.

Durante las regatas resulta imposible dormir

varias horas seguidas.

Los navegantes deben adaptarse a dormir breves intervalos,

a lo largo del día y de la noche.

En esas condiciones extremas

es indispensable saber aprovechar al máximo

el tiempo de descanso. Las regatas trasatlánticas

son las peores, porque cuando zarpas las condiciones son muy duras.

Por ejemplo, cuando bordeas la costa del cabo de Finisterre,

no puedes dormirte por muy agotado que estés.

-Es una ecuación complicada de resolver.

-Me sorprende que no tengamos...

la oportunidad, la posibilidad de dormir...

más de 50 minutos.

Hoy, Rémy Hurdiel, investigador de la Universidad de Dunkerque

y especialista en medicina del sueño y en la gestión de la vigilia,

acompaña hoy a Yoan.

-Hoy vamos a simular un día de navegación en solitario.

Le hemos pedido a Yoann que vaya a descansar

igual que hace en otras regatas.

Vamos a ver cuánto tiempo tarda en dormirse,

si es que se duerme, y también su capacidad de recuperación.

Rémy Hurdiel lleva tres años estudiando al navegante

para mejorar su rendimiento,

pero también para recoger datos útiles para mejorar los ritmos

de ciertos trabajadores con turnos de noche o alternos.

-Incluso en la vida cotidiana de las personas

que tienen horarios cambiados o duermen poco

es importante dormir una siesta.

Pero una siesta corta, porque con una demasiado larga

el despertar sea aún más problemático.

-Si duerme demasiado profundamente, cuando vuelva al timón tras la siesta

se encontrará en un estado que no es el mejor para un navegante:

se sentirá desorientado y seguirá un poco dormido.

-Y es mejor que eso no pase. Es mejor que no caiga

en un sueño profundo, para que resulte más fácil despertar

y ser más eficiente cuando vuelva a tomar el control del barco.

Todo va bien, capitán.

Para medir la tan temida disminución de la atención al despertar,

Yoann se somete a un test rápidamente.

-Vamos a hacer un test de reacción; un estímulo, una respuesta.

-En la pantalla aparecerá una bolita

y tendrá que responder lo más rápido posible,

presionando la tecla de espacio. La variable que usamos

supera los 500 milisegundos. Se consideran los primeros signos

de la somnolencia. Hoy el resultado es bueno.

El navegante ha descansado lo suficiente

para ponerse de nuevo al timón.

-Ha tenido un sueño muy ligero, sin alcanzar el sueño profundo;

justo lo que buscábamos.

Es lo ideal para un regatista en una competición.

-El sueño tiene un efecto reparador,

a pesar de que no sea verdaderamente profundo.

-¿Has descansado? Sí.

-Has dormido 15 minutos, sin interrupción.

-Administrados de forma óptima. Lo normal.

-Un sueño normal y reparador.

Tres o cuatro cabezadas como esta, en un periodo de 24 horas

permitirían a nuestro navegante mantener el rumbo

durante varios días seguidos.

Pero este ejercicio tiene algunos límites.

Hasta los navegantes mejor preparados

han sufrido algunas alucinaciones provocadas por la falta de sueño.

Yo tuve una durante una travesía que duró demasiado tiempo.

Vi a un tripulante a mi lado, aunque iba yo solo,

y vi a ese tripulante saltar al agua.

Así que, cuando le vi tirarse al agua,

supe que tenía un problema.

Hay que evitar llegar a esos niveles de fatiga.

Yo creo que cuando llegas a ese estado,

es que has permanecido demasiado tiempo sin dormir.

Y hay que prepararse mejor antes.

Hasta hoy, Randy Gardner sigue teniendo el récord

de privación del sueño.

En 1964, este adolescente americano de 17 años,

estuvo 11 días sin cerrar los ojos.

Pero, ¿cuánto tiempo puede estar el ser humano sin dormir?

Nadie lo sabe, porque nunca se volvió a repetir

una experiencia tan prolongada; los científicos

se niegan a llegar tan lejos con los límites de nuestro sueño.

Pero eso no impide que sigan saliendo a la luz

algunos desafíos extremos.

A finales de enero de 2014 en Evreux,

se desarrolló uno de ellos.

Duró seis días y seis noches.

Este hombre acaba de dormir una siesta de 20 minutos,

para recargar al máximo sus pilas.

Michael Micaletti ha dormido solo una hora y 30 minutos

en cuatro días.

Al despertar, sigue estando aturdido.

Bueno, yo...

me siento un poco raro.

El tiempo es diferente para mí ahora.

No sé lo que he dormido.

-¿No lo sabes? No.

Este deportista participa en carreras extremas.

En una de esas carreras llamada “ultra-trail”,

debe recorrer el máximo de kilómetros posible.

Estoy cerca de los 1900.

Aún no he llegado, pero creo que estoy a unos diez kilómetros.

Durante seis días y seis noches, el equipo médico lo vigila de cerca.

Además del esfuerzo físico continuo,

su cuerpo se enfrenta a otra dura prueba.

Está tan privado de sueño que aparece cada vez

con más frecuencia el sueño profundo,

que teóricamente no debería surgir en los primeros 20 minutos.

Es un reflejo de su sufrimiento.

Su organismo privilegia el primer sueño,

el sueño de recuperación física.

Michael Micaletti está siempre buscando mejorar su rendimiento.

Hace dos años, durante su primer intento de batir el récord,

su organismo pagó un alto precio.

Después de seis días y seis noches,

aparece una fase que puede ser de euforia,

pero después aparece la llamada fase depresiva,

en el sentido físico y psicológico del término.

Las consecuencias cuando termina una carrera

pueden durar entre 15 días y tres semanas.

De forma que siempre dejan alguna huella.

Y a largo plazo, puede dar lugar a diferentes patologías.

Desde hace más de una década,

los investigadores actualizan regularmente la larga lista

de enfermedades provocadas por la falta de sueño crónica.

En Lyon, en el centro de investigación en neurociencias,

el equipo dirigido por el doctor Sheng Lin

se interesa por unos efectos que están lejos de ser secundarios.

Los numerosos datos recogidos aquí en animales

han permitido mejorar la comprensión de los mecanismos del sueño

y de las moléculas implicadas en su regulación.

Desde hace 20 años

hemos descubierto sin cesar nuevos neurotransmisores,

implicados en el control de la vigilia;

como son, por ejemplo, la neuroxina y la histamina.

Esas dos moléculas son las responsables

de la regulación precisa del sueño.

Entre esos neurotransmisores, la histamina,

conocida por su implicación en las alergias,

podría estar detrás de toda una cadena de reacciones

en el organismo. Para comprender su función exacta en el sueño,

el doctor Sheng Lin estudia unos ratones

que no producen esa molécula. Esos ratones...

presentan problemas de comportamiento.

Los ratones que tenemos aquí están acostumbrados a su jaula,

pero cuando los ponemos en un entorno nuevo...

vemos que los ratones normales

permanecen despiertos para explorar su nueva jaula.

Investigan y permanecen activos;

mientras que los ratones que carecen de histamina

solo están despiertos unos minutos

y permanecen completamente indiferentes ante su nuevo hábitat.

Y hemos observado que se duermen muy rápido

poco tiempo después de empezar el experimento.

Normalmente, los ratones pasan al menos dos horas

explorando su hábitat. Pero ratones que no producen histamina

se pueden quedar dormidos en cualquier momento;

sufren de narcolepsia.

Sus registros del sueño demuestran que viven

en un estado de somnolencia casi permanente.

Y a la inversa, el exceso de histamina

podría provocar insomnio. Y eso no es todo;

las investigaciones realizadas han sacado a la luz

su implicación en otras patologías.

Recientemente hemos descubierto que el déficit de histamina

también tiene efectos sobre la apnea del sueño,

la narcolepsia y la enfermedad de Parkinson.

Y es muy probable que sea también la causa

de otras enfermedades neurológicas y psicológicas.

Al igual que todas esas patologías, aquellas que afectan a la memoria

también están en el punto de mira de los neurobiólogos.

Es el caso de la enfermedad del Alzheimer

que afecta a millones de ancianos en todo el mundo.

Estudios recientes han demostrado la relación

entre el déficit de sueño y los problemas de memoria.

A pocos pasos de aquí, Laurent Seugnet,

un investigador del equipo del doctor Lin,

estudia esta hipótesis en las moscas.

En su laboratorio de experimentación

utiliza diferentes cepas de moscas, algunas de las cuales son insomnes.

Para comprobar su capacidad para memorizar

diferentes situaciones las introduce en este pequeño dispositivo.

Es un laberinto en forma de T

en el que probamos las moscas individualmente.

Cogemos una mosca, la introducimos en esta jeringa

y la empujamos delicadamente hacia la entrada del laberinto,

que comienza por un largo corredor

que conduce hasta un punto de elección.

Se trata de un punto en el que tiene que elegir

entre la luz y la oscuridad. En condiciones normales,

en el 90 % de las ocasiones, las moscas elegirán la luz.

En la primera prueba todas las moscas, insomnes o no,

se dirigen instintivamente hacia la luz.

Pero en la segunda ocasión,

el investigador introduce en la cámara iluminada

un producto repulsivo. Tras dar algunos pasos,

se espera que las moscas lo eviten.

Cuando sometemos a las moscas salvajes a esta prueba

aprenden muy rápido. Después de 16 pasos por el laberinto

escogen casi siempre la oscuridad.

Por el contrario, las moscas insomnes nunca consiguen buenos resultados,

y siguen eligiendo la luz a pesar de estar asociada

a la señal repulsiva de la quinina.

Eso significa que las moscas privadas de sueño

no pueden recordar que hay un señuelo.

Prueba tras prueba, repiten decenas el mismo error,

sin corregir nunca su recorrido.

Para explicar los resultados obtenidos por las moscas insomnes,

Laurent Seugnet demostró que la expresión de más de 700 genes

se había modificado en comparación con la de sus congéneres normales.

La consecuencia del insomnio en las moscas a un nivel cognitivo

es un déficit de aprendizaje,

tal y como se evidencia en nuestro ensayo.

Igualmente, estas moscas tienen una esperanza de vida mucho más corta

y sufren anomalías, en especial en su metabolismo.

Tienen muchos más lípidos, tienen más grasas en el cuerpo.

Estas investigaciones con animales no son en absoluto anecdóticas.

La mayoría de los mecanismos del sueño en las moscas

o en los ratones, tienen sus equivalentes en el ser humano.

Cuando los resultados sean concluyentes,

se podrán llevar a cabo estudios clínicos con pacientes.

En el hospital de Bron, en las afueras de Lyon,

desde hace tres años se lleva a cabo un ensayo clínico

con adultos jóvenes para determinar la relación

entre el sueño y la obesidad.

Aurore Guyon, una doctoranda del equipo del doctor Sheng Lin,

reparte su tiempo entre el centro de investigación y el hospital.

Lo que hemos observado en los estudios experimentales

es que cuando se restringía el sueño

se producía un aumento en la ingesta de alimentos

que, a menudo, aparecía asociada a un aumento del hambre y del apetito

por alimentos grasos y azucarados.

Estos elementos favorecen el aumento de peso a largo plazo

la obesidad.

Hola, ¿qué tal?

Voy a enseñarte el cuarto donde pasarás la noche.

Este joven con sobrepeso, que participa en el estudio,

va a pasar la noche bajo observación.

Estás en tu casa. Ponte cómodo y enseguida vuelvo.

Tienes que rellenar estos cuestionarios

sobre la calidad de tu sueño. Nuestro propósito es aumentar

su tiempo de sueño, pero si es insomne,

resultará más complicado. Por eso intentamos verificar antes

que el sueño del voluntario tenga de partida un buena calidad,

para tener más posibilidades de incrementar su tiempo de sueño.

Una semana al mes, en su domicilio,

los voluntarios deben acostarse una hora antes de lo que acostumbran

Posteriormente pasan una noche en el hospital

sometidos a una amplia batería de pruebas.

El objetivo es determinar si esas horas extra de sueño

resultan benéficas. Los resultados preliminares

de este estudio nos indican ya que en el segmento comprendido

entre los 18 y los 25 años

es posible prolongar el sueño y reducir así...

la ingesta de alimentos.

Igualmente se produce una disminución del apetito

por los alimentos grasos y dulces.

Por todo ello, se podría utilizar este método

para el tratamiento de la obesidad, controlando la higiene alimentaria

y la práctica deportiva.

Una buena cura de sueño bajo vigilancia médica

podría ser un remedio para la obesidad,

pero también para la diabetes y la hipertensión,

todas ellas enfermedades asociadas al insomnio,

que se han convertido en una plaga para nuestras sociedades.

Para Damien Léger, del Instituto Nacional del Sueño y de la Vigilia,

ciertos efectos del déficit de sueño

siguen sin estar claros; pero las cifras no engañan.

Las mujeres que trabajan de noche

tienen un 50 % más de probabilidades de tener cáncer de mama

que las mujeres que trabajan de día.

Cada día se realizan más estudios,

pero aún queda mucho por hacer para intentar establecer la relación

entre el sueño y el riesgo de cáncer.

La prioridad de los científicos es realizar estudios sobre el sueño,

y desarrollar tratamientos específicos

para cada tipo de trastorno. Porque en la actualidad,

la mayoría de los medicamentos prescritos

se usan de una forma masiva y, a menudo, inadecuada.

La doctora especialista del sueño, Sylvie Royant-Parola,

da la voz de alarma sobre el abuso en la prescripción de somníferos.

Observamos que, efectivamente, se recetan muchísimo a pacientes

de entre 70 y 75 años.

Yo creo que no se deberían prescribir tanto,

porque en realidad los ancianos están en una situación

en la que pueden organizar su tiempo, no tienen que demostrar nada,

especialmente al día siguiente.

No hay ningún problema en que se despierten un poco tarde,

o en que duerman una siesta, y, sin embargo,

vemos que se recetan al 50 o el 55 % de los ancianos.

¡Es una locura!

Además, existen alternativas a los medicamentos,

como respetar un estilo de vida saludable.

Si el problema es más profundo, los pacientes también pueden seguir

terapias conductuales para volver a aprender a dormir profundamente.

En los casos en los que existen pequeños desajustes cotidianos,

se emplea cada vez más la luminoterapia.

Desde hace algunos años este tratamiento,

basado únicamente en la luz, se utiliza en clínicas del sueño.

Se usa en pacientes con un desajuste horario,

“jet-lag”; por ejemplo, trabajadores con turnos de noche

o turnos irregulares: trabajan tres días en horario nocturno

y luego dos durante el día, y su reloj biológico

está completamente desajustado.

Igualmente, la terapia lumínica se puede usar en algunos casos

para tratar el insomnio. La luminoterapia...

es una alternativa a la medicación para algunos pacientes.

En esas sesiones especiales todo el trabajo lo hace

nuestra hormona del sueño, la melatonina.

Se recomienda la luz azul entre las seis

y las ocho de la mañana, cuando nos despertamos

y tenemos demasiada melatonina. Nos ayuda a despertarnos

y sincroniza nuestro reloj biológico;

a acostarnos y a despertarnos regularmente a una hora.

La luz roja la utilizo antes de ir a la cama.

Si me suelo acostar a las diez o a las 11 de la noche,

intentaré acostarme diez o 20 minutos antes

para darme un baño de luz roja naranja,

que ayudará a mi reloj biológico a secretar la famosa melatonina,

que en algunos casos nos falta.

¿Va todo bien? ¿Estás bien?

¿La luz no es demasiado agresiva?

Pero los beneficios de esta técnica

van más allá del tratamiento de los trastornos del sueño.

En París, en este restaurante de moda,

proponen a sus clientes una terapia con luz azul mientras desayunan.

La idea es iluminar la retina con una luz, sin ultravioleta,

que ayuda a detener la secreción de la melatonina.

Es una iniciativa inspirada en los países escandinavos,

en los que, debido a la falta de luminosidad durante el invierno,

necesitan regular la hormona del sueño.

Estas pequeñas gafas que llevo sobre las mías

están pensadas para darnos la energía y la luz

que tanto nos faltan en el comienzo de año

en esta cruel oscuridad parisina.

Los efectos se notarían incluso en nuestro humor.

Me gusta, porque el tiempo no es muy bueno, es bastante gris,

y sí, parece que puede ayudarnos.

Esta lucecita interesa incluso a la industria;

algunos fabricantes de automóviles planean incorporarla

en el interior de sus vehículos. Para un trayecto nocturno,

sería tan eficaz para combatir la somnolencia

como dos tazas de café.

Siete horas es el tiempo mínimo que deberíamos dormir.

Pero, al acortar cada día un poco más

los límites de nuestro sueño, nuestra esperanza de vida...

también se reduce irremediablemente.

Dieciocho horas de vigilia; piensa a qué hora

te despertaste esta mañana y a qué hora te dormirás esta noche.

Para el cerebro es como tener 0,5 gramos de alcohol en sangre;

24 horas sin dormir equivale a un gramo de alcohol en sangre,

en términos de atención y de adaptación.

La falta de sueño nos emborracha un poco más cada día

y nuestro ritmo de vida nos mata lentamente.

¡Pero no es demasiado tarde para despertarse!

En nuestra sociedad en constante mutación,

muchas de estas cuestiones están en el centro de los debates.

En las escuelas no se enseña nada acerca del sueño,

ni siquiera en las escuelas primarias.

Nunca hay clases sobre la fisiología del sueño.

Se habla de la comida, de la digestión,

pero nunca del sueño. Es como si estuviera fuera del mundo,

como si fuera algo insignificante.

-¿Es necesario empezar a las cinco o las seis de la mañana?

-¿Es necesario que existan turnos nocturnos?

-¿Se pueden crear espacios para la siesta?

-Esas son las preguntas importantes.

En China, la siesta es un derecho consagrado en la Constitución.

Aunque aún es un tabú en muchos países,

cada vez hay más grandes empresas que dan un paso al frente

y democratizan las áreas de descanso para sus empleados.

Levantarnos sin alarma y escuchar e las señales de nuestro sueño;

esas pocas medidas podrían ser suficientes

para poner nuestros relojes en hora.

Documentos TV - Insomnio

52:39 05 dic 2017

El sueño es necesario, porque crea nuevas conexiones neuronales y regenera los órganos vitales. Después de siete u ocho horas de sueño, el organismo está preparado física y mentalmente para afrontar un nuevo día. Sin embargo, cada vez con mayor frecuencia, dormir bien se está convirtiendo en toda una pesadilla. En Francia, una de cada tres personas padece trastornos del sueño y uno de cada diez sufre insomnio severo. Y esta falta de horas de sueño es directamente proporcional a la reducción de la esperanza de vida.
Los datos son preocupantes. En cincuenta años, el tiempo medio de sueño ha disminuido en una hora y media. Los ciclos de sueño-vigilia han perdido su sentido. El acelerado ritmo de vida actual, las perturbaciones sonoras, las tabletas, los videojuegos y ordenadores han demostrado ser los mejores aliados del insomnio.
Desde hace más de una década, neurobiólogos, psiquiatras y médicos descifran los misterios de nuestro sueño y sus trastornos. El impacto social del insomnio es brutal. Accidentes, obesidad, diabetes y hasta cáncer son sus consecuencias asociadas. Se trata realmente de un auténtico problema de salud pública.

Contenido disponible hasta el 20 de diciembre de 2017.

El sueño es necesario, porque crea nuevas conexiones neuronales y regenera los órganos vitales. Después de siete u ocho horas de sueño, el organismo está preparado física y mentalmente para afrontar un nuevo día. Sin embargo, cada vez con mayor frecuencia, dormir bien se está convirtiendo en toda una pesadilla. En Francia, una de cada tres personas padece trastornos del sueño y uno de cada diez sufre insomnio severo. Y esta falta de horas de sueño es directamente proporcional a la reducción de la esperanza de vida.
Los datos son preocupantes. En cincuenta años, el tiempo medio de sueño ha disminuido en una hora y media. Los ciclos de sueño-vigilia han perdido su sentido. El acelerado ritmo de vida actual, las perturbaciones sonoras, las tabletas, los videojuegos y ordenadores han demostrado ser los mejores aliados del insomnio.
Desde hace más de una década, neurobiólogos, psiquiatras y médicos descifran los misterios de nuestro sueño y sus trastornos. El impacto social del insomnio es brutal. Accidentes, obesidad, diabetes y hasta cáncer son sus consecuencias asociadas. Se trata realmente de un auténtico problema de salud pública.

Contenido disponible hasta el 20 de diciembre de 2017.

ver más sobre "Documentos TV - Insomnio" ver menos sobre "Documentos TV - Insomnio"

Los últimos 551 documentales de Documentos TV

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • El show de la vivienda

    El show de la vivienda

    54:00 pasado martes

    54:00 pasado martes Desde Japón a Australia, pasando por Estados Unidos y Europa, los altos precios de la vivienda por la fuerte demanda y la falta de iniciativas oficiales para el apoyo a la compra ,están poniendo en riesgo el derecho de acceso a una vivienda. Contenido disponible hasta el 27 de diciembre de 2017.

  • Insomnio

    Insomnio

    52:39 05 dic 2017

    52:39 05 dic 2017 El sueño es necesario, porque crea nuevas conexiones neuronales y regenera los órganos vitales. Después de siete u ocho horas de sueño, el organismo está preparado física y mentalmente para afrontar un nuevo día. Sin embargo, cada vez con mayor frecuencia, dormir bien se está convirtiendo en toda una pesadilla. En Francia, una de cada tres personas padece trastornos del sueño y uno de cada diez sufre insomnio severo. Y esta falta de horas de sueño es directamente proporcional a la reducción de la esperanza de vida. Los datos son preocupantes. En cincuenta años, el tiempo medio de sueño ha disminuido en una hora y media. Los ciclos de sueño-vigilia han perdido su sentido. El acelerado ritmo de vida actual, las perturbaciones sonoras, las tabletas, los videojuegos y ordenadores han demostrado ser los mejores aliados del insomnio. Desde hace más de una década, neurobiólogos, psiquiatras y médicos descifran los misterios de nuestro sueño y sus trastornos. El impacto social del insomnio es brutal. Accidentes, obesidad, diabetes y hasta cáncer son sus consecuencias asociadas. Se trata realmente de un auténtico problema de salud pública. Contenido disponible hasta el 20 de diciembre de 2017.

  • 1:56 18 oct 2017 Es el aceite vegetal más utilizado del mundo del que se consumen más de cuarenta millones de toneladas al año, sin saber siquiera el aspecto que tiene LA ENORME DEMANDA EN EL CONSUMO DEL ACEITE DE PALMA TRANSFORMA EL PAISAJE DEL PLANETA CON GRAVES CONSECUENCIAS El auge de la industria del aceite de palma y su rápida expansión conlleva importantes repercusiones en los países productores y en la salud de los consumidores

  • 1:00:03 04 jul 2017 La digitalización del mundo físico y los algoritmos se han situado en el centro de nuestro estilo de vida. La novedad ya no es que cada persona lleve uno o dos dispositivos conectados, ahora los objetos también se conectan entre sí. Una producción propia de RTVE que muestra cómo los actos cotidianos se convierten en datos digitales cuyo control es una de las grandes batallas de nuestro tiempo. El desarrollo de algoritmos, fórmulas informáticas que predicen nuestro comportamiento, nos acerca a un mundo de decisiones tomadas por la inteligencia artificial. Histórico de emisiones: 31/01/2017

  • Voces contra el silencio

    Voces contra el silencio

    54:20 30 may 2017

    54:20 30 may 2017 En España se denuncian tres violaciones al día y una agresión sexual cada hora. La violencia sexual que denuncian las mujeres es la punta del iceberg de un problema que sufren a diario miles de ellas. Muchas mujeres se rebelan contra el silencio que mantiene oculta, en demasiadas ocasiones, esta clase de violencia.

  • 54:20 30 may 2017 En España se denuncian tres violaciones al día y una agresión sexual cada hora. La violencia sexual que denuncian las mujeres es la punta del iceberg de un problema que sufren a diario miles de ellas. Muchas mujeres se rebelan contra el silencio que mantiene oculta, en demasiadas ocasiones, esta clase de violencia.  

  • 7:05 29 may 2017 En España se denuncian tres violaciones al día y una agresión sexual cada hora. Diez mujeres nos cuentan en primera persona cómo fueron acosadas, violadas o agredidas sexualmente. Sus testimonios forman parte del documental ‘Voces contra el silencio’, un reportaje producido por el programa de TVE Documentos TV. La violencia sexual que denuncian las mujeres es la punta del iceberg de un problema que sufren a diario miles de ellas. Toda la información en www.rtve.es/vocescontraelsilencio

  • 2:21 29 may 2017 “Se nos olvida que las agresiones sexuales no son solo los violaciones. La realidad es que todos los hombres tiene una cultura patriarcal y se les ha educado como hombres y han ejercido en un momento determinado, violencia más sutil más invisible, más aparentemente pequeñita sobre la mujer que tienen al lado”, explica Erick Pescador, sociólogo, sexólogo, psicoterapeuta, y experto en temas de género que participa con su testimonio en el programa ‘Voces contra el silencio’, un documental producido por el programa de TVE Documentos TV. El experto analiza la cultura patriarcal y el rol del hombre ante un problema que sufren las mujeres y que afecta a la mitad de la población. En España se denuncian tres violaciones al día y una agresión sexual cada hora. Toda la información en www.rtve.es/vocescontraelsilencio

  • 3:16 29 may 2017 “Tenemos que visibilizar que la violencia sexual que sufrimos las mujeres tiene que ver con una cultura que es machista y que está desde que nacemos otorgándonos unos roles, asociándonos unos estereotipo y dándoles un valor diferente frente a los hombres”, explica Sonia Cruz Coronado, psicóloga Fundación ASPACIA y coordinadora CIMASCAM. Denuncia la falta de sensibilización en la sociedad ante los delitos de índole sexual. Su testimonio forma parte del documental ‘Voces contra el silencio’, un reportaje producido por el programa de TVE Documentos TV. La violencia sexual que denuncian las mujeres es la punta del iceberg de un problema que sufren a diario miles de ellas. Toda la información en www.rtve.es/vocescontraelsilencio

  • Que tiemble el camino

    Que tiemble el camino

    58:03 13 dic 2016

    58:03 13 dic 2016 Un grupo de enfermos de párkinson de distintos puntos de España, se enfrentan al reto del Camino de Santiago en 6 etapas y 108 kilómetros.

  • 52:59 25 oct 2016 El aumento de las agresiones a parejas homosexuales en Madrid nos lleva a abordar la Homofobia que sufre el colectivo LGTB. La violencia física de la que son víctimas los homosexuales puede ser la punta del iceberg de una homofobia no siempre reconocida

  • Las edades del sida

    Las edades del sida

    55:00 13 sep 2016

    55:00 13 sep 2016 Documental que muestra que los nuevos tratamientos y la cronificación de la enfermedad han provocado una relajación en la prevención. En España cada año se dan 4.000 nuevos diagnósticos de infección por VIH, la mayoría en hombres, menores de 30 años, que tienen sexo con hombres. Mucho han cambiado las cosas en las más de tres décadas transcurridas desde que se inició la epidemia de sida en el mundo, cuando el diagnóstico era una sentencia de muerte. Ahora, los nuevos tratamientos permiten una esperanza de vida muy similar a la del resto de la población, aunque es peligroso bajar la guardia. Los especialistas coinciden en reclamar más educación sobre enfermedades de transmisión sexual, entre las que se encuentra el vih, desde las edades más tempranas, en la escuela. Y también la elaboración de programas preventivos específicos dirigidos a los hombres que tienen sexo con hombres. Histórico de emisiones: 30/11/2015 

  • Del podio al olvido

    Del podio al olvido

    58:47 08 ago 2016

    58:47 08 ago 2016 Documental que reflexiona sobre las secuelas psíquicas, físicas y económicas de la retirada de los deportistas que se dedicaron durante años a la alta competición. Una visión sobre el lado menos conocido tras el éxito deportivo

  • 58:46 24 jun 2016 Documentos TV dedico un programa especial al análisis del proyecto olímpico para Barcelona. ¿Cómo se pensó y diseñó la ciudad del fuutro? Años antes de que se celebraran los juegos olímpicos, diferentes protagonistas analizan las ideas y proyectos sobre el futuro de la ciudad condal y la organización de los juegos. El publicista Salvador Pedreño, el Alcalde de Barcelona, Pascual Maragall, el arquitectom Ignasi Sola Morales, Rafael Tous, Juan Antonio Samaranch ….analizan las posibilidades de la candidatura olímpica para Barcelona 1992. Fecha de emisión: 24/06/1986  

  • Supervivientes

    Supervivientes

    53:09 23 may 2016

    53:09 23 may 2016 Diez personas se suicidan en España, cada día. El suicidio es ya la primera causa de muerte no natural en nuestro país con casi cuatro mil fallecimientos al año, según las últimas cifras oficiales. Los familiares de las personas que se quitan la vida arrastran el estigma, la culpa y la vergüenza por estas muertes, que continúan siendo un tabú para una sociedad con prejuicios.

  • 1:30:16 02 may 2016 "Documentos TV" empezó a emitirse el mismo día que conocíamos el desastre de Chernóbil, en estos 30 años hemos emitido más de 1300 documentales de actualidad e investigación. analizamos estos 30 años con expertos como Sami Nair, Fernando Savater, Valentín Fuster, Rosa María Calaf y Manuel Castells.

  • Hoy no he bebido

    Hoy no he bebido

    57:44 21 dic 2015

    57:44 21 dic 2015 Alcohólicos Anónimos (AA) celebra su 80 aniversario, conmemorando el día que uno de sus fundadores, el médico estadounidense Bob Smith, tomó su último trago. La ayuda mutua es la esencia de la comunidad que forman en todo el mundo alcohólicos anónimos. Son más de 2 millones de miembros activos y ofrece un programa de recuperación del alcoholismo conocido como 12 pasos.

  • El machismo que no se ve

    El machismo que no se ve

    57:15 23 nov 2015

    57:15 23 nov 2015 Reportaje producido íntegramente por TVE que trata de dar visibilidad al machismo que, aunque camuflado, sigue presente en nuestra cultura, en los medios de comunicación o en las relaciones familiares, laborales y sociales. Las estadísticas oficiales dicen que un 12,5% de las mujeres mayores de 16 años sufre violencia física o sexual. Y que una de cada cuatro adolescentes padece violencia psicológica. El documental cuestiona por qué una buena parte de los adolescentes y jóvenes que ha crecido en la igualdad de derechos para hombres y mujeres no identifica las conductas machistas. Documentos TV aborda el machismo cotidiano de la España de principios de siglo XXI, de la mano de un taller de teatro para estudiantes, de la universidad de Málaga y de la charla-taller, en un instituto de secundaria en El Prat de Llobregat. Un machismo, que según las personas expertas que participan en el documental, sigue firmemente apoyado en los estereotipos sexistas, en la división sexual del trabajo o en el mito del amor romántico.  Histórico de emisiones: 29/06/2015

  • El peso de la vida

    El peso de la vida

    57:13 28 sep 2015

    57:13 28 sep 2015 Una cuarta parte de las personas que desarrollan anorexia o bulimia se convierten en enfermos crónicos que pueden arrastrar la enfermedad el resto de su vida. Afecta a un 6% de la población joven y la bulimia tiene el doble de incidencia de la anorexia.Los trastornos alimentarios son mucho más que una moda o una enfermedad nutricional, constituyen una enfermedad psiquiátrica, clasificada como tal en el manual de trastornos mentales. Además, tienen un alto riesgo de cronificación, una cuarta parte de quienes los padecen puede mantener los síntomas durante muchos años o, incluso, el resto de su vida.En los trastornos de conducta alimentaria el porcentaje de mortalidad está en torno al 8 o 10%, el más alto dentro de las enfermedades psiquiátricas. Para prevenirlas hay que plantear tratamientos de entre 4 ó 5 años con el fin de hacer un seguimiento prolongado.Documentos TV hace un acercamiento a un mundo de miedos ocultos, de soledad y de profundo dolor en el que el peso y la delgadez extrema son sólo la punta del iceberg de una enfermedad mental que causa estragos en quienes la sufren y en sus familias, especialmente en el caso de los crónicos. 

  • Los colores del jamón

    Los colores del jamón

    56:49 15 dic 2014

    56:49 15 dic 2014 El jamón ibérico es un producto emblemático en la gastronomía española y actualmente está inmerso en una intensa transformación del sector. Hay nuevos códigos para diferenciar productos y calidades.

Mostrando 1 de 28 Ver más