Dirigido por: Manuel Sánchez Pereira

El espacio ''Documentos TV'' es uno de los programas más prestigiosos de TVE. Estrenado en 1986, se ha caracterizado durante todo este tiempo por tratar en profundidad tanto temas de actualidad como procesos sociales e históricos de mayor duración temporal.

Documentos TV se estreno en Televisión Española el 29 de abril de 1986 con un reportaje sobre el Rey Juan Carlos. Hoy, casi 25 años después, los cambios experimentados por el periodismo no han impedido que el programa siga siendo un espacio privilegiado donde disfrutar de lo mejor del mercado documental.

Contacto

Escriba al programa Documentos TV: doctv@rtve.es

4247431 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.11.0/js
No recomendado para menores de 12 años Documentos TV - El hombre que vio demasiado - ver ahora
Transcripción completa

Sonido de sirenas.

Hola compadre. -Don Enrique, ¿buenos días?

Sus periódicos. -Gracias, ¿eh?,

-A usted. Hasta luego.

Hice una gran colección de fotos de puros carros chocados.

Esta fue la primera cámara que tuve.

Yo tenía nueva años, iba a cumplir 10.

Mi papá vendía estas cámaras.

Cuando cambió de negocio me regaló esta camarita.

Mi hermana con su marido tenían un cine, en el cine Roxy.

Entonces yo podía entrar gratis, luego entraba a la dulcería

metía mis dulces y todo y me ponía a ver la película.

y veía yo películas, me gustaban mucho las de acción.

Yo me llevaba la cámara al cine y retrataba la pantalla,

porque se veía un choque o se veía un incendio.

(Diálogos de la película) Oiga patrón, mire no más que choque.

¡Sí, hombre! ¡que bárbaro!

Que por ahí me nació hacerme fotógrafo de accidentes.

Compraba yo los periódicos desde niño, y veía yo un choque,

que ocurrió en cualquier lado de la ciudad y ya iba yo en camión.

Ahí donde fue el accidente, el carro ahí estaba, lo retrataba yo.

Estaba como muy pendiente donde había accidentes.

Yo iba en la primaria, a la escuela pues era yo un niño.

En vez de estar jugando con pelotas y balones, jugaba con mí cámara.

Incluso en el restaurante que tenía mi papá

estaba a media cuadra la delegación policiaca número 7.

Y ahí comían el Ministerio Público,

el juez calificador y las autoridades de la delegación

y yo cuando estaba ahí les enseñaba mis fotos.

Entonces el Ministerio Público y el juez, como conocían a mis papás,

dicen: "vente a la delegación y tomas fotos ahí,

te vamos a dar permiso para que hagas más tu colección".

Entonces iba todos los días, antes de ir a la escuela, con mi camarita

y me dejaban retratar los presos, los carros chocados.

Entonces ya era reportero según yo y según ellos.

Entonces ellos lo agarraban entre broma

y detenían a la persona que había matado alguien

y le tomaba fotos.

Habían asesinado a una persona, dos tipos se pelearon con él

y le pusieron el cuello en la orilla del ferrocarril,

pasó el ferrocarril y lo dejó sin cabeza.

Cuando llegué a la delegación a saludar al Ministerio Público,

me dice: "ve a retratar un cadáver que llegó"

Y cuando entro, el que cuida la morgue de la delegación,

la había agarrado de los cabellos y la levantó, ¡la cabeza!

Fue mi primer foto de un cadáver que yo tomé.

Yo tenía más o menos, le calculo, nueve años u ocho. Quizá menos.

Yo salí hasta corriendo de miedo de ver un muerto,

no en la película sino en vivo.

¡adelante!

¡vamos!

Incluso en un accidente que ocurrió ahí por San Cosme, ahí empezó todo.

Llegó un fotógrafo del periódico La Prensa, Antonio Velázquez,

y me vio tomando fotos de un choque

y él llegó a tomar fotos del choque para su periódico.

Y me preguntó que porque estaba tomando fotos,

digo: "no, las guardo, las colecciono".

Le interesó y me dice: "venme a ver" y le llevé fotos y le gustaron.

Dice: "¿quieres irte conmigo a trabajar?,

pide permiso a tu casa, que nunca lo pedí, y te vas conmigo

Me llevaba mi camarita y nos íbamos a trabajar

todo lo que era nota policiaca.

Al parecer un 4Z1, un 4Z1.

Al parecer 4 muertos, multihomicidio.

¿Izquierda? -Si

¿De aquí hasta dónde? -Pasando el CCH a la derecha.

Adelante Rojo.

(Llorando, sonido de cámaras y radios de policías al fondo)

¡Metro!, ¡el Metro!,

¡el Metro! ¡el Metro!

Yo tenía un cliente, de esos señores de poder.

Y siempre venía y me decía: "Oiga, compró La Prensa". Y le digo: "Sí".

Entonces él traía otro periódico y metía en medio y empezaba a leer.

Porque, no le gustaba que lo viera la gente viendo el periódico.

O sea, de muertos, de accidentes,

o sea, con la cabeza toda destrozada,

con un pie por allá, la mano cercenada.

Ese tipo de imágenes si ayuda a vender mucho,

la gente le gusta ver eso, el muerto ¿qué pasó? ¿cómo pasó? ¿adónde?

Y de repente ponen unas muchachonas muy bonitas, casi encueradas.

Y mucha gente "Oiga, ya compró La Prensa ahora?" y digo:

"si, aquí está, mírela!" "deje ver a quien pusieron ahora" y ahí están.

Si hay un accidente la prensa lo saca,

ahora ya no, ahora ya son varios periódicos los que lo sacan,

pero con más imágenes más crudas.

No más reales, más crudas,

porque yo siento que mueven a la persona

de modo que se le vea donde hay más sangre.

Descuartizados, o quemados, o colgados,

o destazados, o todo picados.

Bueno, una cosa exagerada.

En la penitenciaría retrataba a una persona que asesinó a otra.

Cuando íbamos al juez retrataba a la víctima,

luego nos íbamos a la Delegación Policiaca y retrataba el arma.

Hacia todo el rompecabezas para la información completa,

me di cuenta de eso, y yo llegaba muy rápido a los accidentes,

trataba que en una foto se viera todo lo que juntaban en muchas fotos.

Y sin querer ya fue mi profesión, pero no era mi idea, ni estudie,

no fui a la escuela de fotografía o para aprender periodismo.

Todo fue casual.

Pero me han preguntado que si me considero ¿fotógrafo?,

no me considero fotógrafo.

¿Periodista? Pues tampoco. Periodista para mí es el que escribe.

Entonces,no sé. Me quedaban las fotos que le gustaban a todos.

Púes yo digo que... que por suerte de las ranas.

Tengo una colección de ranas, porque primero,

tenía una que la traía en la bolsa cuando me iba a trabajar,

para que me diera suerte y también pudiera lograr una buena foto.

Por lo regular el fotógrafo toma la foto a un carro volteado,

pero yo lo tomaba de más lejos para que se viera el público

que es muy importante y le da más vida a la foto.

Hay gente que va de metiche y gente que va de mirona

y hay gente que... morbosamente.

Antes la gente se acercaba y ayuda

yo cuando acudía al accidente estaban cientos de gentes ahí.

Que casi ni el accidente se veía de tanta gente.

Íbamos a cualquier accidente había muchísima gente, le gusta eso .

Ir a balaceras, en lugar de que la gente corra,

va hacia la balacera.

O sea dice uno, la gente va a correr y no, al contrario.

Pero como coincidencia cuando tomaba la fotografía,

tengo fotos donde están docenas y docenas de gente,

todos viendo la cámara.

Posaba, se puede decir.

Todos quieren salir, todos quieren figurar,

todos quieren verse en el periódico.

Cincuenta años tomando fotos en cosas muy peligrosas, ¿no?

Se estaba incendiando una empresa, una fábrica.

Y yo me metí, entré por esta puerta para tomar más fotografías.

y cuando estaba tomando fotografías se derrumba esta estructura de acero.

Y nos cayó encima a cinco bomberos y a mí, yo quedé entre los fierros

y los aceros del techo de la fábrica, seis horas sepultado.

Y luego me ven salir sano y salvo, no tenía nada.

Lo único que tenía era sucia la ropa.

Muchas heridas. Inclusive aquí tengo una en el brazo. Mire.

Y estas seis costillas me las rompí.

Me rompo esta costilla de aquí. Esta la tengo partida así de separada.

Si me preguntan, ¿cuántos años tienes?,

me acuerdo de que los gatos tienen siete vidas.

Contando las 19 veces que estuve apunto de morir,

por 7 vidas de los gatos, les digo que tengo 133 años.

Mi papá fue un hombre que trabajó mucho tiempo, muchas horas al día.

Llegaba muy noche y a lo mejor ya estábamos dormidas,

y en la mañana cuando nos íbamos a la escuela ya no estaba.

Él es ordenado, exageradamente ordenado, meticuloso.

Tenía su ropa preparada en las noches por si le hablaban en la madrugada.

se vestía en un segundo y ya estaba la ambulancia afuera esperándolo.

Y a veces quería dormirse hasta vestido para ahorrarse segundos.

Yo, desde los 12 años que lo vi en la Cruz Roja,

recuerdo como iba vestido. No se me olvida.

Traía un cuello de tortuga, un traje gris y siempre su tic,

este, siempre, siempre.

No sé que sentía, si miedo, o no sé que tenía acá.

Se acostumbra uno en el periódico a estar así.

Inclusive subí seis veces al Popocatépetl

a accidentes de montañistas y aéreos de traje,

hasta arriba y llegaba yo con el pantalón roto, pero mi modo.

¡Bye!

Bueno, este era un domingo, diez de la mañana,

unos novios decidieron ir aquí a Chapultepec

para pasarse el día de los novios.

En treinta días se casaban y él llevaba 50 pesos, era lo que llevaba.

Entran al bosque de Chapultepec va donde alquilan las lanchas.

Les salen dos tipos con cuchillo, ampones y le dicen:

"dame lo que traigas o te matamos".

Entonces él no quiso entregarles el dinerito

iba con su novia para divertirse y se negó a entregárselos

y entre los dos lo mataron a cuchilladas.

Entonces él quedó muerto en el pasto, aquí, y su novia cuando yo llegué,

estaba llorando junto al cadáver de su novio que iba a ser su esposo.

La primera vez que vi esta fotografía

fue en el piso de Enrique en Ciudad de México.

Estaba en la portada del diario "La prensa".

La composición me parece increíble, parece un cuadro religioso,

todos miran alacámara, pero ninguno tiene una expresión de horror.

Parece que Enrique los hubiera parado para que posaran,

pero les aseguro que no, le empujaron para pasar.

Puede que tomara esta foto, y tal vez otra más, y ya.

La tengo colgada en mi cocina en Nueva York.

Y cuando la gente la ve, se acerca para observarla

y lo primero que hacen es pegar un respingo y decir:

"Madre mía, ¿cómo puedes tener esto colgado en la cocina?"

Pero siempre que vuelven, van a mirarla.

Esa es la reacción natural de la gente ante este tipo de imágenes.

O sea, fue un grito muy desgarrador.

Cuando escuché la voz de la mamá de Melania

y empezó a gritar: "¡Mi hija!, ¡Mi hija!".

Fue cuando nos dimos cuenta que había metido su mano en el molino.

Estoy aquí atrás, nada más se ve mi rostro.

Y la única forma de poder ayudar fue en, este... en quitar el cabezal,

empezar a cargar a la niña primero fue, ¿adónde la llevábamos?

¿A la Cruz Verde? O a cualquier asistencia.

Al siguiente día del accidente, yo vi la foto en el periódico La Prensa.

Eh, la labor del reportero es sacar un buen reportaje,

aunque nos duela a nosotros, aunque no sea el momento,

ni quiera uno que salga ese dramatismo en el periódico.

Muchos de eso viven, de andar lucrando con el dolor ajeno.

O sea, el dolor ajeno puede ser no nada más esto,

sino un accidente automovilístico, un, o sea, un incendio.

Quisiéramos no sentir ese sufrimiento,

como que no fuera público sino guardarnos ese sufrimiento.

Porque, sí perdura, sí perdura ese dolor.

Una cita de Oscar Wilde dice;

que se conoce a un país por sus cárceles.

Creo que se conoce a un país por sus noticias el enfoque que se les da.

las noticias mexicanas son, históricamente, graficas y morbosas

más aún que las de la prensa amarilla estadounidense,

la del Nueva York de los años cuarenta, por ejemplo.

Algunos de los periodistas con los que conté,

para preparar mi película, Nightcrawler,

cuando captan imágenes muy gráficas o violentas

no pueden venderlas en EEUU, pero sí en México.

Creo que nosotros intentamos vivir conforme a un ideal,

un ideal falso, claro está, porque no queremos ver nada negativo,

nada que afecte de forma negativa a nuestra sociedad o nuestra cultura.

Y eso se ve cuando Estados Unidos entra en guerra.

Históricamente, nunca se han mostrado los muertos en combate.

-En México sucede algo curioso.

Hay mucha información de la violencia que se genera aquí,

sale al extranjero,

y depronto la gente cree en el extranjero

que vivimos prácticamente con el cuchillo en la boca

y un arma escondida entre la ropa.

De pronto, hay otros países que no,

su violencia no la publicitan.

Las políticas de los medios no se permiten,

si no quiero llamarlo autocensura,

es una línea editorial que les marca no mostrar esa información.

Pero si no soltamos esa información también vivimos en el engaño

y engañamos a los de afuera.

-Creo que en cierto modo,

ese rechazo de las imágenes violentas y muy gráficas,

forma parte de la idiosincrasia de los Estados Unidos.

En comparación con México,

esa excitación no tiene nada que ver,

Eso hace plantearme que probablemente hay Mitinides en todos los países,

y que no solo son un reflejo de sí mismos,

sino del país en el que trabajan.

-Todos los periódicos compra a diario.

Recorta lo que más le interesa y hace álbumes por secciones,

de narcos, de ahora marchas.

Álbum terrorismo España.

Álbum terrorismo mundial.

Bombas en Londres.

Guerra Israel-Palestina.

Y esto es Irak. Tengo uno, dos...

tres álbumes de Irak.

Por ejemplo los del 9/11 de Nueva York,

pues quizá hubiera estado yo ahí.

O me hubiera gustado estar trabajando ese terrorismo que hubo allá.

Pero tengo álbumes de todo.

Yo creo que si tengo, fácil, unos 700 álbumes bien guardados.

¡Ya!

-Tengo la de la mujer que ha sufrido un accidente horrible.

Está muerta, y creo que hay una cierta belleza

en esa imagen del horror.

Me resulta difícil explicarle a la gente

por qué me parece bonita esta imagen.

Es un conflicto, la verdad.

-Hay gente que le espanta,

pero hay gente que lo ve como si fuera arte

a pesar de que es una persona que murió.

-¿Cómo puedes tener una fotografía de una mujer desconocida

que se ha partido por la mitad en un accidente de tráfico?

Es una buena pregunta.

Yo estaba de guardia en la Cruz Roja.

Entonces hablan que chocó un camión que traía dos pipas de gas.

Todo normal, los bomberos tratando de tapar que ya no saliera el gas

y llega un fotógrafo del periódico, del mío. Y me dice:

"Oye, este, ¿te subes tú o me subo yo a aquella azotea a tomar fotos?

Digo, "pues como tu quieras". "Pues súbete tú. Yo me quedo aquí".

Ya me subí a una azotea a tomar fotos,

donde se ven cientos de gentes,

la pipa saliendo el gas.

Y de repente, sale el humo del gas pero como nube.

Yo lo estaba viendo, estaba tomando fotos.

Entonces veo que la gente se cae desmayada.

Dije, "bueno pues que... no, pues ya se puso horrible esto".

Trato de bajarme con mi cámara

y a la hora que bajo la escalera de tres pisos del edificio...

Y oigo: "¡Ay!" de miles de gentes. Y me quedé así... No me podía mover.

Y se me vino a la mente, toda, toda mi vida.

Esto es un poquito antes que explote.

Toda esta gente murió. Toda esta gente.

No me podía mover del susto, del miedo,

de terror de que fuera a caerse el edificio o algo.

Salía la gente de las casas gritando y yo me bajé corriendo también.

Salgo a la calle y me encuentro al portero prendido así

como si fuera una tea humana.

Y volteo y veo a toda la gente que se arrancaba la ropa

y se revolcaba en el piso para apagarse las llamas.

Y voy tomando fotos. Se me acabó hasta el rollo.

Entonces yo corrí a la esquina y el chofer de la ambulancia

y los dos socorristas, estaban quemados.

Y luego empecé a meter, yo solo, gente quemada, pero ya sin ropa.

Y empecé a llenarla de puros niños.

A dos de ellos los agarré del cinturón

que era lo único que traían, todo se les había quemado,

la ropa, se la habían arrancado.

Los subí a la ambulancia.

Se llenó la ambulancia,

entonces yo quise manejar la ambulancia para alejarnos

porque podía explotar la otra pipa.

Pero me temblaba todo el cuerpo, las piernas.

Y me acuerdo que llegó corriendo uno

que era chofer voluntario de la Cruz Roja y le digo:

"Llévate la ambulancia y vámonos de aquí".

Se subió él y yo me fui colgado en la puerta de atrás.

Yo creo que traíamos más de 15 personas quemadas. Horribles.

Total murieron 115 personas, más de 1500 quemados.

Y en la noche, sí ya me puse a llorar toda la noche

yme quería yo salir de mi trabajo.

Ya dije, "¡No,ya no!, aquí me salvé también de milagro".

Yo me subía desde niño a los carros de bomberos,

a las ambulancias, a las patrullas,

entonces un día se me ocurrió comprar uno

porque yo me subía a los carros igualitos y luego otro y otro.

Y ya cuando volteé ya tenía, ya era colección.

Por ejemplo, este es un policía de Nigeria,

este es un bombero mexicano.

Este es un bombero americano.

-¿Cuándo se daría cuenta? ¿Cuándo vería que era un fotógrafo artístico?

Y no solo es cuestión de que se convirtiera en un artista,

de que se considerara que su trabajo es artístico,

porque él estaba trabajando, no tenía una finalidad artística.

Tenía que tomar decisiones muy rápido para no perder el momento.

Estoy aquí, delante de un montón de fotografías,

entre las que hay varias de Enrique.

Creo que no nos entiende;

que no le estamos preguntando lo que hay que preguntarle.

Que nos mira pensando:

"¿Qué hacen estos intelectuales o aspirantes a intelectuales

preguntándome eso?".

Creo que él lo tiene en la cabeza, que hay todo un mundo en su mente

en el que no somos capaces de adentrarnos.

-Los neoyorquinos creen que ya lo han visto todo,

pero pienso que esta exposición va a ser impactante

porque no es el tipo de fotografía que están acostumbrados a ver.

-He trabajado con estas imágenes durante un año, un día tras otro.

Las he visto tantas veces

que ya no me causan la misma impresión que al principio.

Salvo la del accidente de avión. Esa no me gusta mirarla,

porque es el tipo de avión en el que podría haber ido yo.

Me podría pasar a mí. Así que esa foto no me gusta nada.

-Cuando uno piensa en la fotografía, a cualquier nivel,

ya sea una celebración, un cumpleaños,

un sitio en el que ha estado,

siempre es algo agradable, un recuerdo entrañable.

Pero sus imágenes son el origen de un mal recuerdo,

de algo que la gente se va a tirar toda la vida intentando olvidar.

Todas esas personas habían empezado el día como un día normal.

Se habrían tomado el café del desayuno, como cualquier otro día.

No son condenados caminando hacia su funesto destino.

Reflejan lo azaroso de la existencia,

algo que conecta a esas personas contigo y conmigo. Aquí y ahora.

Hoy mismo.

-La vida es sumamente frágil.

Vivimos en una burbuja que va rodando por la calle,

rodeada de cristales rotos,

y su brillo nos hace creer que no se va a romper.

Pero en el fondo sabemos que puede pasar en cualquier momento.

La sociedad civilizada está pensada para hacernos olvidar

que somos mortales.

Pero todos sabemos la verdad,

y cuando se nos planta delante es cuando pensamos:

"Eso sí que es real, más que lo que vivo todos los días".

-Donde yo trabajaba uno de los dueños un día me dijo:

"¿Cómo tu papá puede dormir con todo lo que ha visto?".

Y le dije: "O sea, a alguien le tocaba hacer eso.

No creo que el que limpia el drenaje profundo

le guste entrar al drenaje profundo a limpiarlo,

pero en este mundo, alguien tiene una misión".

-Alguien lo tenía que hacer, si no era yo, era otro fotógrafo.

Y hay que tener mucho carácter, y mucha paciencia y mucho...

pues para poder tomar esas fotografías hay que ser muy especial.

Porque luego llegaba yo a un accidente y había noventa,

ciento diez personas muertas,

unos accidentes horribles.

Ya cuando me iba yo a dormir llegué a soñar muchas veces

con el mismo accidente que había yo ido.

-Llega un momento en que pierdes sensibilidad,

pero la coraza ya la traes desde el principio.

Porque desde el principio puedes decir "no le entro a esto",

y desde el principio puedes decir "no me gusta",

pero le sigues y le sigues.

Y de pronto, lo que viste, como en mi caso,

no lo involucras en el plano familiar.

En mi casa yo no converso sobre los asuntos que cubrí en la noche.

-Me acostumbré tanto y era todos los días y todo el día

y sí... sí extraño andar en eso.

Un día soñé un incendio y cuando desperté y me fui a trabajar,

a mediodía ocurre un incendio y voy

y era exactamente el incendio que yo había visto en mi sueño.

Me dicen: "¿Cómo cuántos cadáveres viste en tu vida?",

digo "Pues yo creo que haría el Popocatéptl", así les contesto,

no sé que decirles.

Es que era todos los días, todos los días.

Siempre ha habido todo lo que está ocurriendo,

pero no tan fuerte como ahora.

Pero era más raro, por ejemplo,

había un asalto a un banco y era uno cada año;

había secuestros, había también uno o dos cada año.

Era muy diferente, era como...

Había mucho crimen por ejemplo, pasional.

O de gente que se peleaba en la cantina,

de eso sí había mucho crimen.

No los crímenes ahora tan sangrientos.

Y era otro tipo de pelea, digamos, era un cuchillo y un tiro,

y ahora pues los mutilan.

Apriétale como te dije, ahí toma la foto. ¡Así!, ¡Eso!

Tómame, fuerte. A ver vamos a ver cómo quedó la foto.

Vamos a ver como quedó la foto.

Si se publicara todo lo que ocurre, no sé a donde iríamos todos a vivir.

Es otro mundo.

Y sabemos uno que otro que pase y nos espantamos.

Este. A ver la patrulla.

Uno está tomando fotografías, toma lo que está sucediendo.

Nada más que en algunas ocasiones,

al otro día no ve las fotografías publicadas.

Pero es precisamente por eso,

para que la gente no sufra tanto ni el país.

Igual me pasó a mí toda la vida.

Había muchas cosas que las veíamos pero no las veíamos publicadas.

Y ahorita que está peor la cosa,

más vale que no nos enteremos de tanta cosa que está ocurriendo.

Yo estoy de acuerdo que no se sepa tanto.

Te da miedo.

Otra, otra pregunta.

Me lo planteé en firme cuando tuve a mi segunda hija,

a los 26.

Firmé para convertirme en madre subrogada,

cuando ella tenía solo seis semanas.

-Me costó mucho aceptar que no podría ser madre biológica.

Me costó aceptarlo con el corazón, no con la cabeza.

Inseminaciones artificiales, embriones congelados,

madres subrogadas,

son los milagros médicos que permiten hoy día

tener hijos a las parejas infértiles.

Yo di a luz a mi bebé subrogado en julio, fue niño.

Ahora estoy en el proceso de intentar darle un hermanito.

A pesar de que muchos países disponen ya de legislaciones

sobre la maternidad subrogada,

las cuestiones éticas,

suscitan todavía múltiples debates,

dependiendo de las variadas sensibilidades sociales.

La gestación subrogada está estigmatizada.

-Creo que a todas las madres intencionales,

les invade una pena al preguntarse,

por qué ellas no han podido quedarse embarazadas,

a pesar de intentarlo.

-Uno no tiene derecho a tener un hijo, nadie lo tiene.

Y me preocupa el lenguaje y la retórica de la reproducción,

porque escuchamos a mucha gente hablar de sus derechos.

Tengo derecho a... No, te lo estás apropiando.

¿Quién te lo ha concedido?

-Creo que la gestación subrogada con dinero de por medio,

convierte todo el proceso en una transacción comercial.

Prácticamente es una cosificación.

-Acudir a países tercermundistas, sí es una explotación.

En Canadá, que cuenta con una de las legislaciones más avanzadas,

se regula la gratuidad de la gestación subrogada.

Muchas mujeres optan por altruismo a ayudar a parejas sin descendencia.

-Muy bien.

-Chicos, muchas gracias por haberme elegido a mí.

Gracias por haberme permitido formar parte de esto

y gracias por dejarme ser

la primera persona en abrazarla en este mundo.

¡Es increíble!

Es lo más maravilloso que he hecho.

Y no mucha gente puede decir que ha hecho lo que he hecho yo.

Puedo decir que he creado una familia.

"En vientre ajeno", la próxima semana, en Documentos TV.

Subtitulación realizada por Maika López y Teresa García.

Documentos TV - El hombre que vio demasiado

53:19 03 oct 2017

Enrique Metinides ha fotografiado, durante 50 años, los acontecimientos más sombríos de la actualidad mejicana. La prensa de sucesos lo mimó por el toque cinematográfico que imprimía a sus dramáticas instantáneas. 'El hombre que vio demasiado' brinda un homenaje a este profesional que supo como nadie retratar la actualidad mexicana más desgarradora.

Contenido disponible hasta el 18 de octubre de 2017.

Enrique Metinides ha fotografiado, durante 50 años, los acontecimientos más sombríos de la actualidad mejicana. La prensa de sucesos lo mimó por el toque cinematográfico que imprimía a sus dramáticas instantáneas. 'El hombre que vio demasiado' brinda un homenaje a este profesional que supo como nadie retratar la actualidad mexicana más desgarradora.

Contenido disponible hasta el 18 de octubre de 2017.

ver más sobre "Documentos TV - El hombre que vio demasiado" ver menos sobre "Documentos TV - El hombre que vio demasiado"

Los últimos 543 documentales de Documentos TV

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • En vientre ajeno

    En vientre ajeno

    52:12 pasado martes

    52:12 pasado martes En Canadá, que cuenta con una de las legislaciones más avanzadas se regula la gratuidad de la gestación subrogada. Muchas mujeres optan por altruismo a ayudar a parejas sin descendencia. "En vientre ajeno" da voz a todas y cada una de las diferentes sensibilidades que origina la maternidad subrogada, tanto en los países más avanzados como en los más pobres, porque la gestación subrogada mueve miles de millones de dólares al año. De hecho, los expertos afirman, que el aumento del coste de esta práctica en Estados Unidos, fue una de las razones por la que las parejas viajaran a Méjico, La India o Tailandia, en busca de opciones más asequibles. Entre regulaciones y vacíos legales, la gestación subrogada ha aumentado en la última década, un 400%. El debate está servido. Contenido disponible hasta el 25 de octubre de 2017.

  • 53:19 03 oct 2017 Enrique Metinides ha fotografiado, durante 50 años, los acontecimientos más sombríos de la actualidad mejicana. La prensa de sucesos lo mimó por el toque cinematográfico que imprimía a sus dramáticas instantáneas. 'El hombre que vio demasiado' brinda un homenaje a este profesional que supo como nadie retratar la actualidad mexicana más desgarradora. Contenido disponible hasta el 18 de octubre de 2017.

  • 1:00:03 04 jul 2017 La digitalización del mundo físico y los algoritmos se han situado en el centro de nuestro estilo de vida. La novedad ya no es que cada persona lleve uno o dos dispositivos conectados, ahora los objetos también se conectan entre sí. Una producción propia de RTVE que muestra cómo los actos cotidianos se convierten en datos digitales cuyo control es una de las grandes batallas de nuestro tiempo. El desarrollo de algoritmos, fórmulas informáticas que predicen nuestro comportamiento, nos acerca a un mundo de decisiones tomadas por la inteligencia artificial. Histórico de emisiones: 31/01/2017

  • Voces contra el silencio

    Voces contra el silencio

    54:20 30 may 2017

    54:20 30 may 2017 En España se denuncian tres violaciones al día y una agresión sexual cada hora. La violencia sexual que denuncian las mujeres es la punta del iceberg de un problema que sufren a diario miles de ellas. Muchas mujeres se rebelan contra el silencio que mantiene oculta, en demasiadas ocasiones, esta clase de violencia.

  • 54:20 30 may 2017 En España se denuncian tres violaciones al día y una agresión sexual cada hora. La violencia sexual que denuncian las mujeres es la punta del iceberg de un problema que sufren a diario miles de ellas. Muchas mujeres se rebelan contra el silencio que mantiene oculta, en demasiadas ocasiones, esta clase de violencia.  

  • 7:05 29 may 2017 En España se denuncian tres violaciones al día y una agresión sexual cada hora. Diez mujeres nos cuentan en primera persona cómo fueron acosadas, violadas o agredidas sexualmente. Sus testimonios forman parte del documental ‘Voces contra el silencio’, un reportaje producido por el programa de TVE Documentos TV. La violencia sexual que denuncian las mujeres es la punta del iceberg de un problema que sufren a diario miles de ellas. Toda la información en www.rtve.es/vocescontraelsilencio

  • 2:21 29 may 2017 “Se nos olvida que las agresiones sexuales no son solo los violaciones. La realidad es que todos los hombres tiene una cultura patriarcal y se les ha educado como hombres y han ejercido en un momento determinado, violencia más sutil más invisible, más aparentemente pequeñita sobre la mujer que tienen al lado”, explica Erick Pescador, sociólogo, sexólogo, psicoterapeuta, y experto en temas de género que participa con su testimonio en el programa ‘Voces contra el silencio’, un documental producido por el programa de TVE Documentos TV. El experto analiza la cultura patriarcal y el rol del hombre ante un problema que sufren las mujeres y que afecta a la mitad de la población. En España se denuncian tres violaciones al día y una agresión sexual cada hora. Toda la información en www.rtve.es/vocescontraelsilencio

  • 3:16 29 may 2017 “Tenemos que visibilizar que la violencia sexual que sufrimos las mujeres tiene que ver con una cultura que es machista y que está desde que nacemos otorgándonos unos roles, asociándonos unos estereotipo y dándoles un valor diferente frente a los hombres”, explica Sonia Cruz Coronado, psicóloga Fundación ASPACIA y coordinadora CIMASCAM. Denuncia la falta de sensibilización en la sociedad ante los delitos de índole sexual. Su testimonio forma parte del documental ‘Voces contra el silencio’, un reportaje producido por el programa de TVE Documentos TV. La violencia sexual que denuncian las mujeres es la punta del iceberg de un problema que sufren a diario miles de ellas. Toda la información en www.rtve.es/vocescontraelsilencio

  • Que tiemble el camino

    Que tiemble el camino

    58:03 13 dic 2016

    58:03 13 dic 2016 Un grupo de enfermos de párkinson de distintos puntos de España, se enfrentan al reto del Camino de Santiago en 6 etapas y 108 kilómetros.

  • 52:59 25 oct 2016 El aumento de las agresiones a parejas homosexuales en Madrid nos lleva a abordar la Homofobia que sufre el colectivo LGTB. La violencia física de la que son víctimas los homosexuales puede ser la punta del iceberg de una homofobia no siempre reconocida

  • Las edades del sida

    Las edades del sida

    55:00 13 sep 2016

    55:00 13 sep 2016 Documental que muestra que los nuevos tratamientos y la cronificación de la enfermedad han provocado una relajación en la prevención. En España cada año se dan 4.000 nuevos diagnósticos de infección por VIH, la mayoría en hombres, menores de 30 años, que tienen sexo con hombres. Mucho han cambiado las cosas en las más de tres décadas transcurridas desde que se inició la epidemia de sida en el mundo, cuando el diagnóstico era una sentencia de muerte. Ahora, los nuevos tratamientos permiten una esperanza de vida muy similar a la del resto de la población, aunque es peligroso bajar la guardia. Los especialistas coinciden en reclamar más educación sobre enfermedades de transmisión sexual, entre las que se encuentra el vih, desde las edades más tempranas, en la escuela. Y también la elaboración de programas preventivos específicos dirigidos a los hombres que tienen sexo con hombres. Histórico de emisiones: 30/11/2015 

  • Del podio al olvido

    Del podio al olvido

    58:47 08 ago 2016

    58:47 08 ago 2016 Documental que reflexiona sobre las secuelas psíquicas, físicas y económicas de la retirada de los deportistas que se dedicaron durante años a la alta competición. Una visión sobre el lado menos conocido tras el éxito deportivo

  • 58:46 24 jun 2016 Documentos TV dedico un programa especial al análisis del proyecto olímpico para Barcelona. ¿Cómo se pensó y diseñó la ciudad del fuutro? Años antes de que se celebraran los juegos olímpicos, diferentes protagonistas analizan las ideas y proyectos sobre el futuro de la ciudad condal y la organización de los juegos. El publicista Salvador Pedreño, el Alcalde de Barcelona, Pascual Maragall, el arquitectom Ignasi Sola Morales, Rafael Tous, Juan Antonio Samaranch ….analizan las posibilidades de la candidatura olímpica para Barcelona 1992. Fecha de emisión: 24/06/1986  

  • Supervivientes

    Supervivientes

    53:09 23 may 2016

    53:09 23 may 2016 Diez personas se suicidan en España, cada día. El suicidio es ya la primera causa de muerte no natural en nuestro país con casi cuatro mil fallecimientos al año, según las últimas cifras oficiales. Los familiares de las personas que se quitan la vida arrastran el estigma, la culpa y la vergüenza por estas muertes, que continúan siendo un tabú para una sociedad con prejuicios.

  • 1:30:16 02 may 2016 "Documentos TV" empezó a emitirse el mismo día que conocíamos el desastre de Chernóbil, en estos 30 años hemos emitido más de 1300 documentales de actualidad e investigación. analizamos estos 30 años con expertos como Sami Nair, Fernando Savater, Valentín Fuster, Rosa María Calaf y Manuel Castells.

Mostrando 1 de 37 Ver más