Dirigido por: Manuel Sánchez Pereira

El espacio ''Documentos TV'' es uno de los programas más prestigiosos de TVE. Estrenado en 1986, se ha caracterizado durante todo este tiempo por tratar en profundidad tanto temas de actualidad como procesos sociales e históricos de mayor duración temporal.

Documentos TV se estreno en Televisión Española el 29 de abril de 1986 con un reportaje sobre el Rey Juan Carlos. Hoy, casi 25 años después, los cambios experimentados por el periodismo no han impedido que el programa siga siendo un espacio privilegiado donde disfrutar de lo mejor del mercado documental.

Contacto

Escriba al programa Documentos TV: doctv@rtve.es

3985338 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.9.0/js
Para todos los públicos Documentos TV - Francia, el voto extremista - ver ahora
Transcripción completa

Actualmente el Frente Nacional cuenta con el 30% de los votos.

Son siete millones de votantes

que han abandonado los partidos tradicionales,

muchos de ellos lo han hecho recientemente.

A menudo escucho: "Ya hemos probado con el Partido Socialista

y con la Unión por un Movimiento Popular,

ahora hay que probar con el Frente Nacional,

pues bien, yo digo que probarlo es adaptarlo".

¿Cómo son los ciudadanos

que han decidido abandonar los partidos tradicionales?

¿Cuáles son sus esperanzas?

Si una persona quiere cambiar las cosas

y sigue votando a la UMP o al PS creo que no lo tiene claro.

Marine Le Pen tiene el mérito de haber expresado con palabras

lo que está pasando hoy aunque utilice palabras fuertes y duras.

Marine Le Pen se ha deshecho de los fachas, de esos “cabezas rapadas”.

-Sí, ha habido una depuración en el partido.

-No digas depuración.

¿Qué buscan los franceses

que sienten la tentación de votar al Frente Nacional?

La pregunta que hay que hacerse es:

¿Seguimos viviendo en democracia en Francia?

Yo pienso que el pueblo francés es soberano, tiene que decidirlo él.

Las decisiones de Francia se toman en Bruselas o peor aún,

en Berlín o Washington.

Es como si nos avergonzásemos de Francia, de ser franceses.

¿En un mundo conmocionado,

qué revela este voto sobre los miedos y la rabia de los votantes?

Si fracasamos,

el totalitarismo islamista tomará el poder en nuestro país.

La sharía sustituirá a nuestra constitución,

el islam radical remplazará a nuestras leyes,

el burka será impuesto a todas las mujeres.

Pensarán ustedes que todo esto es muy racista, pues no es racista,

no me da miedo decirlo, para mí no es racista.

Marine Le Pen es una mujer de carácter, con un buen discurso.

A su padre, en cambio, no le habría votado bajo ningún concepto,

porque era un facha por así decir.

¿Cómo y por qué se han decidido a dar el paso

unos electores tan comedidos en la mayoría de los casos?

Unos ciudadanos que no responden en absoluto

al perfil característico de los votantes del Frente Nacional,

muchos de ellos han militado en la izquierda durante mucho tiempo.

Tengo 50 años y trabajo en Correos, soy técnico informático.

Soy funcionario así que tengo cierta seguridad de empleo.

Siempre me ha interesado la política, desde que era joven,

porque mi padre estaba afiliado al partido Socialista.

Fue teniente de Alcalde en un municipio de Oise.

Fue delegado Sindical

de la Confederación francesa democrática del trabajo,

cuando trabajaba.

Mi madre era profesora.

Así que en mi familia siempre se hablaba de política.

He militado en la Liga Comunista Revolucionaria de Alain Krivine.

Y en la misma época pertenecí a SOS Racismo,

incluso fui miembro de la ejecutiva nacional,

ya que estaba en el consejo Nacional de la Organización.

Trabajaba en una oficina de SOS Racismo.

Me encargaba de ayudar a los estudiantes

que tenían problemas con la tarjeta de residencia y este tipo de cosas.

No tengo la sensación de haber traicionado mis convicciones.

Creo que sigo estando al lado del pueblo.

Hijo de inmigrante, este músico

tampoco corresponde al perfil de votante del Frente Nacional.

¿Quién soy? Soy un joven de la periferia parisina que hace rap

y se interesa por un montón de cosas.

Crecí en los noventa en Val-de-Marne, en el sur de la periferia de París.

Racismo, discriminación,

el rapero está familiarizado con estos prejuicios.

Llevo toda la vida enfrentándome a la hostilidad de mi entorno.

Vivo en Francia y tengo este color.

Practico una religión muy sospechosa, estoy marcado.

Cuando estoy en una fiesta, por ejemplo, y suena Raï,

música africana o algo del estilo,

todo el mundo me mira directamente y me sonríe con actitud benevolente.

¡Te miran como diciendo: es tu música, ve a bailar!

Es una de las cosas que te hacen comprender que no eres francés

o por lo menos eso es lo que quieren darte a entender.

Creo que en Francia tenemos un gran problema de identidad.

Cuesta mucho sentirse francés.

Todos hemos nacido en Vitry, Choisy, Thiais, Orly, Bobigny, Saint-Denis.

Todos somos franceses.

Quizás fuera este sentimiento de ser un inmigrante al que miran de reojo,

lo que llevó al rapero a luchar en la izquierda durante mucho tiempo.

Yo me sentía más de izquierdas.

En el sentido de que prefería la igualdad

y poner al hombre en el centro de nuestra organización,

en vez de situar el beneficio en el centro.

Sin pensar ni por un momento

que Hollande iba a hacer lo que ha hecho en su mandato.

¿Precisamente, no habría que buscar la atracción

de los electores de izquierda por el Frente Nacional

en la realidad del mandato de Hollande?

¿Y si, para algunos, todo hubiera empezado hace cinco años

con las promesas excesivas del socialista

cuando era candidato al Eliseo?

En un marcado discurso de izquierdas,

ha definido al que ha denominado como “su auténtico adversario”.

No tiene nombre, ni rostro, ni partido y sin embargo gobierna.

El adversario es el mundo de las finanzas.

François Hollande dijo que su enemigo era la economía,

sólo que en cuanto llegó al poder se olvidó de lo que había dicho.

No hay más que ver al ministro de Economía ¿Quién era?

Macron era un banquero de negocios en la Banca Rothshild,

así que para mí estábamos en las mismas.

El Partido Socialista siempre hace lo mismo,

hace una campaña de izquierdas para las elecciones presidenciales,

y luego por detrás la traiciona.

Yo me di cuenta de la traición del Partido Socialista.

El PS que se decía de izquierdas, en realidad no era de izquierdas,

o no era representativo de la gente de izquierdas que le había votado.

Así que pensé: estamos frente a un grave problema.

Soy cirujano plástico y tengo 55 años.

Hace aproximadamente 18 años que ejerzo mi profesión.

Obviamente la izquierda

no es la única responsable del desprestigio de la palabra política.

Yo siempre he votado a la derecha.

A los diferentes partidos que ha habido en la derecha,

he conocido de todo, el RPR, el UDF, ya he perdido la cuenta.

Pero hasta ahora siempre he votado a la derecha. Lo digo sinceramente.

Estos últimos años, la derecha era Nicolas Sarkozy,

el político favorito de los médicos.

El 40% de ellos le votaron. Después, muchos se desilusionaron.

Para mí Nicolas Sarkozy supuso el tiro de gracia.

Yo pensaba que Sarkozy estaba hecho para cambiar las cosas.

Para avanzar, para ir hacia la Francia del siglo XXI.

No os traicionaré, no os mentiré, no os decepcionaré.

Entonces llegó al poder.

Hizo dos o tres cosas al principio de su mandato,

que no llevaron muy lejos.

Y después, se acabó.

Volvimos al movimiento habitual.

Así que al final, no hizo nada.

Yo le había votado,

así que la política de Nicolas Sarkozy me decepcionó profundamente.

Esto se corresponde bastante

con lo que nosotros hemos podido comprobar por nuestro lado,

realizando encuestas desde hace varios años a diferentes públicos.

Voy a resumirlo con esta metáfora. Determinados electores nos han dicho:

“Nos había prometido una hidrolimpiadora eléctrica

y nos dio una pistola de agua.”

En el fondo, el cirujano lionés

lleva mal el juego habitual de la política, hecho de promesas

y palabras reconfortantes.

Sinceramente me molesta que ningún dirigente

diga las cosas con franqueza,

que nadie diga que la situación es mala en Francia.

Bueno sí, el único que se atrevió a decirlo

fue el Señor Fillon en un momento dado. El único.

Estoy a la cabeza de un Estado

que se encuentra en situación de quiebra a nivel financiero.

Estoy a la cabeza de un Estado que desde hace 15 años

padece un déficit crónico.

Estoy a la cabeza de un Estado

que nunca ha votado unos presupuestos equilibrados desde hace 25 años.

Bueno, esto no puede durar.

Todo el mundo lo criticó, era el Primer Ministro.

A partir de entonces se acabó,

fue el único que tuvo el valor de decir que las cosas estaban mal,

y enseguida lo silenciaron.

El médico pasó rápidamente la página Fillon.

Igual que dos de cada diez electores

procedentes de las clases más acomodadas

se inclinó por el Frente Nacional. Eso fue hace un año.

Pensé que tenía que intentar buscar a alguien

que pudiese aportar lo que yo creía que faltaba,

lo que yo deseaba.

Cuando voté al Frente Nacional, no fue algo banal,

para mí fue el primer paso.

Fue un auténtico dilema moral, pero no veía otra salida.

Actualmente en Francia vivimos una situación de indiferencia,

con respecto a la clase política

que va más allá de las fronteras del Frente Nacional.

En la derecha algunos dicen que la derecha

hace una política de izquierda

y en la izquierda algunos dicen

que la izquierda hace una política de derecha.

Y eso le beneficia a Marine Le Pen.

La crisis ha erosionado la confianza de los franceses en los políticos.

En los últimos años, el índice de popularidad de los políticos

no ha salido indemne de ciertos escándalos sonoros.

Dos semanas después de su dimisión, Jérôme Cahuzac ha reconocido

lo que hasta este momento siempre había negado:

poseer una cuenta bancaria en el extranjero,

una cuenta abierta en Suiza y transferida a Singapur en 2009.

Sin decir ni una sola palabra, con una sonrisa.

A las 17 horas Jérôme Cahuzac acaba de confesar su mentira al juez

y se dispone a hacerlo ahora ante todos los franceses.

¿Cahuzac? La persona que se supone que es el jefe,

que se supone que dirige el fisco, los presupuestos, etc...

Y luego resulta que por detrás

está sacando cientos de miles de euros fuera de Francia.

Para mí es un auténtico estafador.

Cuando eres político no puedes jugar con esas cosas.

Y son precisamente esas personas de izquierda las que dicen:

nosotros somos los buenos, los malos son los del Frente Nacional.

Todo lo que asquea de la política

puede ser bueno para el Frente Nacional.

Es evidente, que un caso como el caso Cahuzac,

puede provocar la redistribución de las partes del mercado electoral,

debido a esta corrupción,

haciendo que una parte más grande vaya a la extrema derecha.

No excluyo votar al Frente Nacional en 2017

si eso sirve de correctivo al Partido Socialista.

Sobre todo porque yo creo que el hecho de que el Frente Nacional

esté en el poder permitirá el cambio.

Voto al Frente Nacional porque va a moverse. Muchas cosas van a moverse.

No queda otro remedio.

Yo creo que para recuperar la izquierda

y poder votar por ella más adelante,

para recuperar pues una izquierda fiel a sus valores,

creo que hay darles una buena bofetada.

El chico de los barrios pobres utiliza el voto del Frente Nacional

como un arma que apunta al poder tradicional.

Cada vez son más los que siguen sus pasos

en esta expedición política punitiva.

Me llamo Boris. Soy jubilado de banca.

Llevo cuatro años en casa y me siento feliz de dedicarme a otra actividad.

-Yo soy Eric y estamos juntos desde hace 27 años.

-Nos va muy bien a los dos. Somos felices.

-Totalmente.

-¡Mira qué hermosos son!

-Sí pero los pájaros los van a picar.

-Los pájaros también necesitan comer. No estamos solos.

No hay que ser egoístas. ¡Mira, qué grande!

La pareja compró una propiedad en el norte de Borgoña.

Han abierto una casa rural.

Esta miniatura y aquella podrían ir ahí...

Ahí hemos puesto sí,

pero el problema es que las miniaturas

no se pueden poner en cualquier sitio...

Podemos ponerlas aquí, una a cada lado.

-Yo votaba al centro izquierda, socialista.

-Yo era más de derechas.

-Eso es. Porque creía en ello. -Yo era de la derecha tradicional.

-Ahora nos decantamos por votar a Marine Le Pen.

Pero podemos cambiar.

Si un político destaca en la derecha o si lo hace uno de la izquierda,

por qué no votarle.

-Pero es verdad que ella tiene un discurso diferente.

-Completamente.

Actualmente un sector homosexual se acerca al Frente Nacional.

La aprobación del matrimonio homosexual

no ha ralentizado la tendencia.

Francia ha aprobado el matrimonio gay

y la adopción para las parejas homosexuales.

Los diputados han votado el texto con 331 votos a favor y 225 en contra.

Día de emoción y alegría para quienes llevan años luchando por ello.

Las primeras bodas podrían celebrarse el próximo mes de junio.

Vamos a proceder al matrimonio.

Voy a pediros que os levantéis...

Bienvenida sea la nueva ley.

Por lo menos sirve para dar seguridad a la pareja.

En nombre de la ley, os declaro unidos en matrimonio.

Pero el matrimonio homosexual también ha reavivado la hostilidad

de la franja más conservadora del país.

-El matrimonio ha creado homofobia.

-Ha creado homofobia, ha despertado -Por parte de algunos.

Ha despertado a algunos chiflados.

El libro es divertido. No sabía que iban a darnos uno.

Antes del matrimonio igualitario, algunos se metían con nosotros.

Nos llamaban maricas, maricones.

¡Ya está!

Pero después de aprobar el matrimonio homosexual pasaron a los actos.

La emprendieron con nuestros bienes y casi con nuestras personas.

El 6 de agosto un grupo de jóvenes,

procedentes de familias acomodadas del pueblo,

empezaron a atacarnos lanzándonos proyectiles.

Nos destrozaron el coche.

Rápidamente atamos cabos,

la conclusión fue que lo hicieron únicamente porque éramos dos tíos,

y nada más.

Le mandé una carta certificada al fiscal explicándole los hechos.

La respuesta que recibimos fue una simple ficha técnica

que teníamos que marcar con dos cruces en la gendarmería.

Allí pasaron ampliamente de nosotros.

-La denuncia fue desestimada. -Fue desestimada.

Se habla de homofobia, provocada por la aprobación del matrimonio gay.

Pero qué encontramos si rascamos un poco: impotencia pública,

valores que se desmoronan, inseguridad,

embrutecimiento social como diría el Frente Nacional

y luego están esos ciudadanos

que no son los más desfavorecidos ni los más humillados,

pero que se sienten totalmente desatendidos

por el poder público y por el Estado.

Y entonces piensan: “¿Por quien nos decantamos?”.

-El Frente Nacional quizás pueda establecer una justicia más firme.

Porque yo creo que la justicia está muy deteriorada.

Según algunos estudios de opinión,

hace sólo cinco años la mitad de los homosexuales votaba a la izquierda.

Hoy, una de cada tres parejas gay

declara su preferencia por el Frente Nacional,

que para ellos se ha convertido en un partido como los demás.

Acabo de cumplir 24 años.

Soy comercial de una marca de gran distribución del sector alimentario.

Me paso la mayoría del tiempo de trabajo en el coche.

Fui elegido por los lectores de la revista Têtu, Míster gay 2015.

Es un concurso de belleza

en el que cada mes se elige a un Míster gay y entre ellos,

al representante del año.

Los lectores de la revista Têtu

conocían mi simpatía por el Frente Nacional y evidentemente,

no impidió que me votaran.

La elección de este simpatizante del Frente Nacional lo confirma:

los homosexuales y Marine coquetean.

A menudo se hacen chistes sobre la personalidad de Marine Le Pen.

En el partido circulan chistes en los que se la compara con Dalida,

un icono gay.

Marine Le Pen nos gusta porque es nuestra mamá.

Para los gays también. Representa la seguridad.

Es una mujer segura de sí misma. Cercana a nosotros. Porque escucha.

¿Por qué algunos miembros de la ejecutiva de su partido son gays?

Porque no tiene nada en contra de los gays, al contrario.

Confía en nosotros y nosotros confiamos en ella.

Marine Le Pen no acudió a las manifestaciones

en contra del matrimonio igualitario.

Y también están los casos de homosexuales

en las élites del partido.

Todo esto ha contribuido a que actualmente para un gay

sea más fácil votar a Marine Le Pen que a su padre,

quien a la mínima de cambio soltaba abiertamente declaraciones homófobas.

La homosexualidad no es un delito.

Pero tampoco tiene que ser un valor al que se le dé preferencia,

ya que es obvio que constituye, relativamente,

una anomalía biológica y social.

Una postura anti homosexual

que todavía comparte una parte del nuevo Frente Nacional.

Yo por ejemplo no soy un amante de la homosexualidad.

No es algo que...

Si veo a dos hombres besándose, voy a apartar la mirada,

no me gusta, me da asco.

A las personas que están en el Frente Nacional

y dicen que les dan asco dos hombres juntos,

yo les digo que no tienen cabida en el Frente Nacional.

-¿Cómo consigue el Frente Nacional seducir a homosexuales

y homófobos a la vez?

En el Frente Nacional se puede encontrar de todo.

La gente ya no tiene la relación con la política

que se tenía durante la sociedad industrial.

Entonces la política eran dos bloques monolíticos,

si eras gaullista tenías una visión del mundo y un programa,

si eras comunista tenías otra visión del mundo y otro programa.

Hoy, se hacen ofertas y se coge lo que se quiere.

Y la extrema derecha encabeza este tipo de comportamiento.

Los nuevos partidarios de Marine Le Pen tienen orígenes muy diversos.

Los franceses de origen magrebí siguen siendo una minoría,

solamente un 4 ó 5% votaría al FN.

Pero los últimos estudios de opinión

consideran que un 13% de la comunidad judía

optaría por el Frente Nacional.

Han cambiado las tornas.

Se ve claramente la idea

de que las poblaciones de origen inmigrante son un peligro,

hoy en día el antisemitismo viene de parte de los jóvenes de origen árabe

y no de la extrema derecha que se ha convertido en una protección.

Tanto el electorado gay como el judío,

no tienen mucho peso en la población.

Pero para Marine Le Pen son un botín de guerra,

porque simbólicamente es un electorado

que nadie esperaba que la votase a ella.

Unos son gays...

Otros proceden de la extrema izquierda...

Hay jóvenes de la periferia

y personalidades que vienen de la derecha republicana.

Franceses muy diferentes, unidos por una obsesión común.

Nos vamos a Calais.

Los cien policías que fueron enviados la semana pasada de refuerzo

no han cambiado la situación.

La tensión sigue siendo muy grande.

Se estima que hay 2300 inmigrantes en la zona portuaria.

Me llamo Valérie. Nací en Calais. En una familia obrera.

Trabajo en el comercio.

Creo que acabaré en el comercio, porque es mi vida.

Económicamente tengo dificultades,

igual que otros comerciantes de Calais.

Le hablo de la ciudad de Calais,

porque nosotros estamos pasando dificultades,

nosotros somos los que ayudamos a los inmigrantes.

Desde hace unos quince años,

la ciudad portuaria se ha convertido en un punto muerto

para los refugiados que intentan llegar a Inglaterra.

La crisis migratoria mal gestionada,

tanto por los gobiernos de derecha como por los de izquierda,

ha exasperado a la población.

Aquí, el 50% de los electores votan al Frente Nacional.

Valérie tiene sus esperanzas puestas en él

desde que quebró su último negocio.

Los tres primeros años, trabajé muy bien.

Pero en cuanto vinieron los inmigrantes y se instalaron,

se acabó.

El 19 de enero, lo recuerdo como si fuera ayer, llegué para abrir.

Abrí y cuando fui a encender la luz,

me habían cortado la electricidad y el gas.

Tuve que cerrar.

Mi negocio fue declarado en liquidación judicial.

La restauradora está empeñada en que los refugiados

son los principales responsables de su quiebra.

Desde ahí enfrente,

solo tenían que cruzar la carretera para acceder a mi negocio.

Entre la colada tendida, las tiendas,

que hacen sus necesidades en medio de la naturaleza,

se te quitan las ganas de venir aquí.

Por eso,

en el problema de la inmigración estoy de acuerdo con Marine Le Pen.

La inmigración, todas las encuestas lo demuestran,

es el primer motivo de voto al Frente Nacional.

La gente vota al Frente Nacional contra la inmigración.

Los movimientos migratorios cambian por completo la sociedad

hasta el punto de hacer tambalearse las convicciones másférreas.

Cuando empecé a trabajar en París,

me alejé un poco de la extrema izquierda.

Trabajaba en el distrito 18

y la gente que venía a la oficina de correos

era una población muy difícil socialmente, muchos inmigrantes.

Nos hablaban de una forma que chocaba con mis convicciones antirracistas,

yo era consciente de la diferencia.

Eran personas que cobraban la Renta Mínima de Inserción de la época,

sabíamos que iban a tomarse un trago al lado

y no se molestaban mucho en buscar trabajo.

La imagen negativa de los extranjeros

que este funcionario se hizo,

le llevó a cuestionarse el derecho a la diferencia

que había defendido en su juventud.

No todo lo que le sucede al inmigrante

es por culpa de la sociedad.

Tal vez ellos también tengan su parte de responsabilidad,

por el hecho de que no quieren adaptarse a ciertas cosas.

No es racismo, yo no me considero racista.

Suelen decir que en el Frente Nacional somos racistas,

pero no es eso.

En la Francia del siglo XXI

el racismo primario que proclamaba la superioridad de la raza blanca

se ha convertido en marginal.

El racismo ha cambiado de aspecto.

Eso no significa que ya no tengamos miedo del otro y no lo rechacemos.

Simplemente no lo presentamos como inferior, decimos que es diferente.

Demasiado diferente y el resultado concreto es el mismo.

Quizás las palabras sean menos insultantes

pero sigue habiendo un rechazo a nivel de unos valores

que no se comparten.

-Buenos días, Thierry. -¡Buenos días!

-¿Todo bien? -Sí.

-¡Buenos días Señora! ¿Todo bien? -¡Buenos días!

-Tengo 46 años. Estoy casado. Soy padre de tres hijos.

Soy funcionario y economista. Nací en el Cairo en 1970.

Cuando vine a Francia, a Mulhouse, en octubre de 1978,

salí de una capital egipcia, exuberante, que no dormía nunca,

con 25 millones de habitantes

y llegué a una ciudad pequeña muy limpia, muy tranquila, muy ordenada.

Una ciudad de Alsacia, en el Alto Rin a finales de los setenta.

El contraste era impresionante Era el orden personificado.

Al cumplir los 18 años hice las gestiones necesarias

para pedir la nacionalidad francesas.

Para mí fue casi como un renacer.

Mi nombre egipcio era Hossam, así que lo afrancesé

y en 1990 pasé a llamarme Jean.

Ahora mis antepasados son tanto los faraones como los galos.

Los galos se convirtieron en mis antepasados en el momento

en el que abracé la cultura francesa y me convertí en francés.

El antiguo alumno de la Escuela Nacional de Administración

creció en Francia como extranjero,

los inmigrantes llegaron después que él.

Sólo habla de ellos en términos de gestión contable.

A mediados de los setenta todavía no existía la gran reserva,

entre comillas, de inmigrantes que iba a llegar después.

En el colegio en Mulhouse yo era el único inmigrante de la clase.

Quizás hubiese algún español

y algún portugués que también eran considerados inmigrantes,

pero yo era el único no europeo de la clase.

Hoy hay lugares en donde no hay ni un “francés de pura cepa” en clase.

El alto funcionario ha interiorizado totalmente

el discurso del Frente Nacional.

Nacionalizado francés, sufre un síndrome muy conocido, denominado:

“El último que cierre la puerta”.

Entre el 92 y el 98% de los electores del Frente Nacional,

o lo que es lo mismo casi la totalidad de ellos,

estiman obsesivamente que hay demasiados inmigrantes en Francia.

Si no recibiéramos tanta miseria del mundo en nuestro territorio

seguro que yo llegaría mejor a fin de mes.

A mí me suben los impuestos, ¿Y quién se beneficia de los impuestos?

Los inmigrantes, los extranjeros que llegan de ninguna parte,

que acogemos en nuestro territorio

cuando no tenemos los medios necesarios.

Ese dinero podría beneficiarme a mí, una parte mayor. ¡Ya está!

La creencia es que el inmigrante se beneficia.

Son unas personas que te están jorobando la vida cogiendo tu dinero.

Es la idea de que el Estado se gasta el dinero

en tratar de integrar a las poblaciones de origen inmigrante,

el discurso de “y yo mientras tanto,

hago todo lo que puedo para ganar tres duros a final de mes...”,

porque es cierto que la gente gana tres duros a final de mes,

“ ...y a mí no me dan nada para integrarme”.

Este discurso de “A mí también me gustaría que me integrasen,

yo soy un honesto trabajador que respeta y cumple la ley etc.”

tiene mucha fuerza.

Para los votantes del Frente Nacional,

el extranjero en sí es un problema.

Un fantasma que encarna la competencia desleal en el día a día.

Hace dos años tuve un problema de corazón.

Los bomberos vinieron a buscarme al faro y me llevaron al hospital.

Entonces llegó otra ambulancia con un inmigrante y le atendieron enseguida,

mientras tanto yo tuve que esperar en el box.

Los médicos les atienden, les curan,

van al hospital de Calais y tienen preferencia.

Tal vez aquel día el refugiado estuviera gravemente herido,

pero qué mas da.

Para muchos electores que tienen la mirada puesta en el Frente Nacional,

el concepto de solidaridad cada vez es más vago.

Sentaos.

Soy profesor de geografía e historia, francés y cultura general

desde hace cuatro años. Vivo en Nimes.

En cuatro años

el número de profesores que se inclinan por el Frente Nacional,

se ha duplicado.

En la Educación Nacional, bastión tradicional de la izquierda,

uno de cada diez profesores votaría hoy al partido de Marine Le Pen.

Lo que el Frente Nacional ofrece hoy a los profesores

se corresponde con la realidad que los profesores ven en la práctica.

Es decir, cuando el Frente Nacional propone medidas

para restablecer la autoridad del profesor

se trata de medidas simbólicas muy sencillas.

Cuando el profesor llega hay que levantarse, no es magia.

Os llega porque forma parte de vuestra identidad...

La identidad, una preocupación que resuena en la historia personal

del joven profesor.

Mi abuelo es portugués. Yo no reniego en absoluto de Portugal.

Sólo que en ningún momento me siento portugués.

En la final de la copa de Europa que jugaron Portugal y Francia

yo no iba con Portugal, iba con Francia.

Profesar culto a algo del pasado, es una fabricación...

Yo estoy a favor de la asimilación.

Es decir, después de llegar a Francia hay que cumplir al cien por cien

unas condiciones para demostrar que se quiere ser francés.

¡Al cien por cien! El idioma, hay que saber hablar francés.

No digo que haya que saberse el subjuntivo, pero sí hablar francés.

Aquí se habla francés, no se habla árabe, ni ruso, ni inglés,

se habla francés.

Hablar el idioma,

un requisito indispensable que tranquiliza al joven profesor.

Pero no lo suficiente como para calmar su temor más profundo.

Los que tienen doble nacionalidad, por ejemplo.

Si hay una guerra entre Francia y su país de origen

¿Qué país eligen? ¿Francia? Para nada.

Habrá una especie de guerra civil.

Va a haber varias guerras civiles por todas partes,

y se transformarán en una guerra y habrá que luchar.

El sentimiento de una Francia en guerra

empezó a extenderse por todo el país hace dos años.

Hoy Francia vive el horror.

Esta mañana, un comando de al menos dos hombres muy organizados,

altamente armados,

ha llevado a cabo un atentado sangriento en pleno corazón de París.

El objetivo de los terroristas ha sido la sede

del semanario satírico Charlie-Hebdo.

La situación dio un vuelco total, fue como un terremoto.

Me impactó mucho. Me dio mucho miedo.

Yo creo que fue un detonante para todos.

En aquel momento había inmigrantes al lado de mi casa.

Pensé que íbamos a acabar todos igual.

Íbamos a empezar a pagar el laxismo de nuestro gobierno.

Pero también nuestro propia laxitud, en términos de inmigración,

de seguridad, de control de fronteras, de todas estas cosas.

Unos cincuenta yihadistas franceses

que actualmente están en Siria e Irak son originarios de Nimes,

ciudad en la que el joven profesor está convencido de vivir

en estado de sitio.

En Nimes, no se ejerce ningún control sobre territorios

en los que puede desarrollarse el terrorismo.

Como no hay ningún control se desarrolla la inmigración,

se desarrolla el adoctrinamiento religioso

y como consecuencia el terrorismo, los terroristas.

Desde 2015 el tema del terrorismo

pone un rostro muy concreto y realista

a los vaticinios de apocalipsis

que hizo el Frente Nacional sobre la inmigración,

de una forma muy clara.

Es paradójico, porque sabemos muy bien

que una parte de los yihadistas son nacionales,

si bien es cierto que provienen de la inmigración,

son de confesión musulmana,

así que es evidente que se cumplen los diagnósticos del Frente Nacional.

Así que para muchos, el nuevo enemigo es claramente el islam

que amenaza los valores de la República.

Algunas personas que han leído el Corán

me han dicho que todo lo que está escrito en el Corán, sucede.

El terrorismo está escrito en el Corán.

Pero yo no lo he leído nunca, así que no puedo afirmarlo.

Fantasmas, rumores disparatados,

para algunos franceses existen innumerables enemigos.

Sobre todo, porque el país está bajo la autoridad

de otro importante adversario: los tecnócratas de Bruselas.

Reino Unido abandona la Unión Europea,

la frase copa los titulares de todo el mundo desde esta mañana.

43 años después de su adhesión,

Gran Bretaña ha tomado la decisión histórica de decir no a una aventura

que nació con la ambición de ser un ideal común.

Honestamente, creo que cuando se construyó Europa era una gran idea,

una idea hermosa.

Después se suprimieron las fronteras y ahora,

con toda la problemática de migraciones

a gran escala que tenemos, no se puede realizar ningún control.

Estos votantes presentan una característica

y es la demanda de protección.

Básicamente es la idea de cerrar las puertas, cerrar las ventanas,

cerrar las fronteras y quedarnos nosotros,

como en el mito de la edad de oro.

Según los últimos sondeos,

tres cuartos de los votantes del Frente Nacional

estarían a favor de la salida de la Unión Europea.

Creen que las fronteras del viejo continente son coladores.

Y a veces, al viajar al extranjero este sentimiento se ve reforzado.

Acabo de regresar de mis vacaciones en Estados Unidos,

he estado un mes.

Me ha impactado la cantidad de controles que hay en las fronteras,

en las aduanas, en el aeropuerto.

No entiendo cómo en nuestro país, en Francia que es un país grande,

no se controla quién llega a su territorio,

cuándo, para qué y cuándo va a marcharse.

Me cabrea lo que está sucediendo.

Para los votantes del Frente Nacional

Europa es una puerta abierta para los inmigrantes,

Europa supone la pérdida de la identidad francesa

y por último Europa significa la pérdida de la soberanía nacional.

Siempre hemos sido un gran país.

En todos los sentidos del término.

Siempre hemos sido un país importante,

un país que tiene una posición.

Un país cuya voz cuenta en el mundo.

No necesitamos estar bajo la tutela de nadie.

¿Entonces, qué hacemos?

A la espera de la gran noche soberanista,

de un Brexit a la francesa,

los nuevos partidarios del voto al Frente Nacional

han vuelto a poner de moda un viejo eslogan: patriotismo.

Tengo la impresión de que nos avergonzamos de Francia,

de ser franceses.

Pensamos que Francia hoy no vale nada.

Existe ese sentimiento, claro que existe.

Necesitamos que se produzca la unión nacional de todos los patriotas,

con buena voluntad, para que Francia se vuelva a levantar,

porque si no va a desaparecer.

Votar al Frente Nacional es votar a Francia.

Pienso que entre todos debemos hacer Francia.

Los nuevos votantes somos unos patriotas que aman Francia,

la auténtica, y no la denigran.

El término patriota tiene unas connotaciones más positivas

que nacional o nacionalismo.

El patriotismo es un valor positivo.

Así que son patriotas, se consideran los auténticos franceses.

Da igual de dónde vengan, que sean ricos o pobres,

son patriotas y esta cualidad supera toda contradicción.

Creo que el concepto de izquierda y derecha está obsoleto.

Hay que construir el debate, concienciar a la gente.

Ahora el auténtico debate surge entre los partidarios de la globalización

que venden a Francia y quienes creen en la patria y en la nación,

en un Estado-nación.

Para muchos franceses esta desavenencia

ilustra el panorama político, lo que la gente vive, dicen:

“Como pueden ver, la izquierda y la derecha

hacen ahora la misma política, están a las órdenes de Bruselas”.

Es fundamental proteger a la nación de la inmigración,

de la globalización, para recuperar sus términos,

y el único partido que puede garantizar esto,

el único que se ha dado cuenta de las cosas y las dice,

es el Frente Nacional.

Lo que hace tan seductor al Frente Nacional

para sus nuevos partidarios, es el discurso.

Pero acercarse mucho al partido supone enfrentarse a otra realidad.

Me atendió un responsable del partido que fue la primera barrera,

fue como una bofetada,

me hizo algunas preguntas y me dio su opinión, me soltó:

“¡Creo que ya hay demasiados homosexuales en el Frente Nacional!”.

Para mí, fue el primer golpe. No me lo esperaba.

Era una falta de respecto hacia mí, como homosexual.

Luego me hizo otra pregunta y me dijo:

“De todas formas, los árabes...” textualmente me dijo:

“Árabes, musulmanes, también hay demasiados”.

Desgraciadamente, hoy esa minoría de racistas y homófobos

ocupan puestos importantes en el seno del Frente Nacional,

forman parte de la ejecutiva. Creo que es un verdadero problema.

El exmodelo gay votó por primera vez al Frente Nacional en 2015.

Hoy, ha perdido la ilusión por un partido

que ahora tiene el poder en el punto de mira.

Donald Trump contra todo pronóstico sucederá a Barack Obama.

Tras la elección,

Marine Le Pen ha roto su silencio ante esta buena noticia,

a seis meses de las elecciones presidenciales.

Cuando Marine Le Pen llegó a la cabeza del Frente Nacional

despertó mi interés.

Pero no me precipité.

La observé, la escuché.

Sopesé los pros y los contras y en 2015 me decidí a dar el paso.

El antiguo alumno de la Escuela Nacional de Administración,

de origen egipcio

no se ha contentado con votar al Frente Nacional en las urnas.

Sin ser miembro del partido, se ha convertido en unos meses

en un experto al que escuchan en el seno de la maquinaria frontista.

Llegué a la convicción íntima de que Marine Le Pen era sincera,

que quería realmente el poder y por último,

era la única que encarnaba lo que yo quiero para Francia.

Marine Le Pen y su entorno, de verdad quieren llegar al poder.

Dicho esto, todavía no están en él.

Siguen produciendo miedo,

aunque la imagen del Frente Nacional se haya suavizado

con respecto a la que tenía con su padre.

Más de la mitad de las personas encuestadas,

un 56% en el último sondeo,

considera que este partido sigue siendo un peligro para la democracia.

Los recién llegados son consientes de ello.

Pero los más convencidos ni se inmutan ante el riesgo

que supondría para la paz social la llegada del Frente Nacional.

Todo lo contrario.

Si Marine Le Pen fuera elegida Presidenta de la República,

creo que pasarían muchas cosas...

Desgraciadamente, en Francia habría muchos follones...

No podríamos evitar que se desencadenasen algunos movimientos

más o menos insurrectos.

Ciudades en llamas como sucedió en 2005.

Pero estamos en un Estado de derecho,...

Creo que es una mujer de principios y tiene fuerza,

así que impondría la autoridad.

Habría que acabar con los disturbios mediante el orden republicano.

Sin fallar, sin ceder.

¿Hasta dónde se impondrá la tentación autoritaria,

este deseo de “volcar la mesa”?

La única certeza,

es que la demonización sistemática del Frente Nacional

no tiene efecto sobre esta parte de los votantes.

Quiero que escuche algo y lo comente.

Si por desgracia se aplicara el programa del Frente Nacional,

sería la decadencia del país, una crisis permanente.

Los trabajadores, los obreros,

la clase media se verían afectados por la crisis

que provocaría el programa del Frente Nacional.

¿Quiere meter miedo a los franceses?

Sí, es eso. Quiere meter miedo a los franceses.

Crear miedo.

Va a provocar una guerra civil en Francia.

Es insultar por insultar. Es indecente.

Simplemente les digo a los votantes del Frente Nacional

que lejos de arreglar los problemas de Francia...

-¡Es Sarko!

...está “alborotando el gallinero” como se suele decir.

No por querer que no haya nadie al volante del coche, el piloto se baja.

La Sra. Le Pen no puede mantener a Francia

al nivel de las grandes potencias mundiales,

con un discurso plagado de errores en el plano económico

y en el plano social.

Su voluntad de aislar a Francia acabará en drama.

Él sí que es un drama.

La elección de lo peor es la peor elección.

Tengo la impresión de estar escuchando a un cómico

que en realidad es un payaso.

Creo que no está en situación de dar lecciones de moral.

Está intentando defender sus intereses. ¿Pero él, qué ha hecho?

A pesar del miedo, la rabia,

todas sus diferencias y sus contradicciones,

los nuevos votantes del Frente Nacional son cambiantes,

imprevisibles.

Todo cambio es posible.

En el momento de preparar el voto, en el secreto de la cabina,

seguro que algunos dudan.

Aunque tengo mis esperanzas puestas en una persona en la que creo,

tengo mis reservas.

¿Estaré dando un giro a la historia, al país,

hacia una historia que no quiero?

Quizás no vote en las elecciones de 2017.

Porque a día de hoy, Marine Le Pen me convence

pero la estructura de su partido no tanto.

Nosotros votaremos al Frente Nacional.

Si no es al Frente Nacional, a Macron.

Macron encarna la unidad entre la derecha y la izquierda.

Si Mélenchon se presenta, será mi candidato favorito.

Me olvidaré del Frente Nacional.

Mi voto a Marine Le Pen es por descarte.

Soy una trabajadora, estoy y estaré siempre en esta categoría.

Mélenchon nos defiende, incluso a nivel económico.

Hoy en Francia se puede oscilar

entre la extrema derecha y la izquierda radical,

entre el voto nacionalista y el partidario de la globalización,

e incluso dudar entre votar o no.

¿Qué hará el Frente Nacional

para conservar a unos votantes tan escurridizos,

para mantener una concentración tan heterogénea?

¿Podrá escapar Marine Le Pen a la ley de contrarios

el día de las elecciones?

Lo que mantiene unidos al obrero

venido a menos de la cuenca minera del Paso de Calais

y al jubilado relativamente acomodado de Fréjus,

no son los intereses de clase social

ya que no tienen nada que ver el uno con el otro.

Lo que les mantiene juntos es la visión de Francia,

las amenazas que sienten,

ya sean debidas a los fenómenos migratorios

o la denuncia de cierta élite global, eso es lo que les mantiene juntos.

Más allá de las próximas elecciones

Marine Le Pen ya ha conseguido beneficiarse

de las angustias de los franceses que han perdido sus referencias.

¿Pero estarán dispuestos a ir hacia lo desconocido

cuando llegue el momento?

Documentos TV - Francia, el voto extremista

52:18 18 abr 2017

Europa mira con inquietud la próxima cita electoral francesa. Mientras las encuestas pronostican el ascenso de Marine Le Pen y su partido el frente nacional, millones de ciudadanos de toda condición han decidido dar la espalda a los partidos tradicionales.

Contenido disponible hasta el 3 de mayo de 2017.

Europa mira con inquietud la próxima cita electoral francesa. Mientras las encuestas pronostican el ascenso de Marine Le Pen y su partido el frente nacional, millones de ciudadanos de toda condición han decidido dar la espalda a los partidos tradicionales.

Contenido disponible hasta el 3 de mayo de 2017.

ver más sobre "Documentos TV - Francia, el voto extremista" ver menos sobre "Documentos TV - Francia, el voto extremista"

Los últimos 510 documentales de Documentos TV

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 52:30 pasado martes Lapsus de memoria, citas olvidadas, objetos extraviados o nombres irrecuperables son algunas de las señales de que el Alzheimer está atacando al cerebro. Una enfermedad progresiva e incurable y el tipo de demencia más común, que destruye la habilidad de funcionar, de pensar y borra todos los recuerdos de la vida de la persona que lo padece. En Estados Unidos, cinco millones de personas están afectadas por esta cruel enfermedad, pero según la Asociación de Alzheimer, para 2050 la cifra puede duplicarse, debido al envejecimiento de la generación del “baby boom”. La necesidad urgente de encontrar un tratamiento exitoso está impulsando una carrera contrarreloj entre los investigadores. Sólo en Estados Unidos existen unos veinte fármacos en ensayo. Menos del 1% de esos medicamentos testados han sido aprobados y ninguno puede parar la enfermedad. El documental aborda las últimas teorías y ensayos clínicos. Contenido disponible hasta el 10 de mayo de 2017.

  • 52:18 18 abr 2017 Europa mira con inquietud la próxima cita electoral francesa. Mientras las encuestas pronostican el ascenso de Marine Le Pen y su partido el frente nacional, millones de ciudadanos de toda condición han decidido dar la espalda a los partidos tradicionales. Contenido disponible hasta el 3 de mayo de 2017.

  • 1:00:03 31 ene 2017 La digitalización del mundo físico y los algoritmos se han situado en el centro de nuestro estilo de vida. La novedad ya no es que cada persona lleve uno o dos dispositivos conectados, ahora los objetos también se conectan entre sí. Una producción propia de RTVE que muestra cómo los actos cotidianos se convierten en datos digitales cuyo control es una de las grandes batallas de nuestro tiempo. El desarrollo de algoritmos, fórmulas informáticas que predicen nuestro comportamiento, nos acerca a un mundo de decisiones tomadas por la inteligencia artificial.

  • Que tiemble el camino

    Que tiemble el camino

    58:03 13 dic 2016

    58:03 13 dic 2016 Un grupo de enfermos de párkinson de distintos puntos de España, se enfrentan al reto del Camino de Santiago en 6 etapas y 108 kilómetros.

  • 52:59 25 oct 2016 El aumento de las agresiones a parejas homosexuales en Madrid nos lleva a abordar la Homofobia que sufre el colectivo LGTB. La violencia física de la que son víctimas los homosexuales puede ser la punta del iceberg de una homofobia no siempre reconocida

  • Las edades del sida

    Las edades del sida

    55:00 13 sep 2016

    55:00 13 sep 2016 Documental que muestra que los nuevos tratamientos y la cronificación de la enfermedad han provocado una relajación en la prevención. En España cada año se dan 4.000 nuevos diagnósticos de infección por VIH, la mayoría en hombres, menores de 30 años, que tienen sexo con hombres. Mucho han cambiado las cosas en las más de tres décadas transcurridas desde que se inició la epidemia de sida en el mundo, cuando el diagnóstico era una sentencia de muerte. Ahora, los nuevos tratamientos permiten una esperanza de vida muy similar a la del resto de la población, aunque es peligroso bajar la guardia. Los especialistas coinciden en reclamar más educación sobre enfermedades de transmisión sexual, entre las que se encuentra el vih, desde las edades más tempranas, en la escuela. Y también la elaboración de programas preventivos específicos dirigidos a los hombres que tienen sexo con hombres. Histórico de emisiones: 30/11/2015 

  • Del podio al olvido

    Del podio al olvido

    58:47 08 ago 2016

    58:47 08 ago 2016 Documental que reflexiona sobre las secuelas psíquicas, físicas y económicas de la retirada de los deportistas que se dedicaron durante años a la alta competición. Una visión sobre el lado menos conocido tras el éxito deportivo

  • 58:46 24 jun 2016 Documentos TV dedico un programa especial al análisis del proyecto olímpico para Barcelona. ¿Cómo se pensó y diseñó la ciudad del fuutro? Años antes de que se celebraran los juegos olímpicos, diferentes protagonistas analizan las ideas y proyectos sobre el futuro de la ciudad condal y la organización de los juegos. El publicista Salvador Pedreño, el Alcalde de Barcelona, Pascual Maragall, el arquitectom Ignasi Sola Morales, Rafael Tous, Juan Antonio Samaranch ….analizan las posibilidades de la candidatura olímpica para Barcelona 1992. Fecha de emisión: 24/06/1986  

  • Supervivientes

    Supervivientes

    53:09 23 may 2016

    53:09 23 may 2016 Diez personas se suicidan en España, cada día. El suicidio es ya la primera causa de muerte no natural en nuestro país con casi cuatro mil fallecimientos al año, según las últimas cifras oficiales. Los familiares de las personas que se quitan la vida arrastran el estigma, la culpa y la vergüenza por estas muertes, que continúan siendo un tabú para una sociedad con prejuicios.

  • 1:30:16 02 may 2016 "Documentos TV" empezó a emitirse el mismo día que conocíamos el desastre de Chernóbil, en estos 30 años hemos emitido más de 1300 documentales de actualidad e investigación. analizamos estos 30 años con expertos como Sami Nair, Fernando Savater, Valentín Fuster, Rosa María Calaf y Manuel Castells.

  • Hoy no he bebido

    Hoy no he bebido

    57:44 21 dic 2015

    57:44 21 dic 2015 Alcohólicos Anónimos (AA) celebra su 80 aniversario, conmemorando el día que uno de sus fundadores, el médico estadounidense Bob Smith, tomó su último trago. La ayuda mutua es la esencia de la comunidad que forman en todo el mundo alcohólicos anónimos. Son más de 2 millones de miembros activos y ofrece un programa de recuperación del alcoholismo conocido como 12 pasos.

  • El machismo que no se ve

    El machismo que no se ve

    57:15 23 nov 2015

    57:15 23 nov 2015 Reportaje producido íntegramente por TVE que trata de dar visibilidad al machismo que, aunque camuflado, sigue presente en nuestra cultura, en los medios de comunicación o en las relaciones familiares, laborales y sociales. Las estadísticas oficiales dicen que un 12,5% de las mujeres mayores de 16 años sufre violencia física o sexual. Y que una de cada cuatro adolescentes padece violencia psicológica. El documental cuestiona por qué una buena parte de los adolescentes y jóvenes que ha crecido en la igualdad de derechos para hombres y mujeres no identifica las conductas machistas. Documentos TV aborda el machismo cotidiano de la España de principios de siglo XXI, de la mano de un taller de teatro para estudiantes, de la universidad de Málaga y de la charla-taller, en un instituto de secundaria en El Prat de Llobregat. Un machismo, que según las personas expertas que participan en el documental, sigue firmemente apoyado en los estereotipos sexistas, en la división sexual del trabajo o en el mito del amor romántico.  Histórico de emisiones: 29/06/2015

  • El peso de la vida

    El peso de la vida

    57:13 28 sep 2015

    57:13 28 sep 2015 Una cuarta parte de las personas que desarrollan anorexia o bulimia se convierten en enfermos crónicos que pueden arrastrar la enfermedad el resto de su vida. Afecta a un 6% de la población joven y la bulimia tiene el doble de incidencia de la anorexia.Los trastornos alimentarios son mucho más que una moda o una enfermedad nutricional, constituyen una enfermedad psiquiátrica, clasificada como tal en el manual de trastornos mentales. Además, tienen un alto riesgo de cronificación, una cuarta parte de quienes los padecen puede mantener los síntomas durante muchos años o, incluso, el resto de su vida.En los trastornos de conducta alimentaria el porcentaje de mortalidad está en torno al 8 o 10%, el más alto dentro de las enfermedades psiquiátricas. Para prevenirlas hay que plantear tratamientos de entre 4 ó 5 años con el fin de hacer un seguimiento prolongado.Documentos TV hace un acercamiento a un mundo de miedos ocultos, de soledad y de profundo dolor en el que el peso y la delgadez extrema son sólo la punta del iceberg de una enfermedad mental que causa estragos en quienes la sufren y en sus familias, especialmente en el caso de los crónicos. 

  • Los colores del jamón

    Los colores del jamón

    56:49 15 dic 2014

    56:49 15 dic 2014 El jamón ibérico es un producto emblemático en la gastronomía española y actualmente está inmerso en una intensa transformación del sector. Hay nuevos códigos para diferenciar productos y calidades.

  • Gente sin casa

    Gente sin casa

    48:44 08 dic 2014

    48:44 08 dic 2014 El estallido de la burbuja especulativa financiera en el sector inmobiliario y los excesos urbanísticos han dejado un gran número de viviendas por terminar o por vender pero también ha supuesto una crisis habitacional.Seis años después del estallido de la burbuja, la crisis económica ha provocado una media de un 25% de desempleo y que muchas familias, al no poder hacer frente a los pagos de la hipoteca o el alquiler, hayan perdido su casa. Esto sucede en medio de una gran paradoja: mientras hay gente desahuciada que no tienen una alternativa de alojamiento asequible, las viviendas vacías se cuentan por millones.Según estima el Instituto Nacional de Estadística tras una encuesta realizada en 2011, en España hay casi tres millones y medio de casas vacías. Y por lo que informa el Banco de España, unas 40.000 familias perdieron su vivienda principal en 2013. En los países vecinos europeos, existen desde hace tiempo normativas que penalizan las casas vacías pero en España solo recientemente algunas leyes de vivienda autonómicas contemplan esa posibilidad. Por ejemplo, la ley de vivienda catalana aprobada en 2007 prevé la realización de un censo de vivienda vacía y que se tomen medidas sobre las viviendas que llevan más de dos años desocupadas sin justificación.La Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) ha emprendido varias campañas contra la vivienda vacía en las ciudades donde hay una gran demanda insatisfecha de alquiler social. “Es incomprensible que la gente esté en la calle, esté sin casa, y las casas estén vacías solo para especular,” declara Alicia Gómez, miembro la PAH en la ciudad de Terrassa, que ha sido el primer ayuntamiento en intervenir.Debido a la escasez de vivienda a precios asequibles, la SAREB, conocida popularmente como el banco malo, ha recibido constantes reclamaciones para que ponga a disposición parte de su parque de viviendas en régimen de alquiler social bajo el argumento de que está participada con capital del Estado. En 2012, cuando fue creada por el Gobierno para comercializar los activos problemáticos procedentes de las entidades financieras recapitalizadas con dinero público, adquirió 89.000 viviendas, muchas de ellas llevaban vacías varios años. Tras un convenio con la Generalitat de Cataluña, la SAREB ha terminado por ceder en julio de 2014 y de forma temporal 600 pisos a la administración catalana.  

Mostrando 1 de 34 Ver más